__MAIN_TEXT__

Page 1

n DIRECTORA GENERAL: CARMEN LIRA SAADE n DIRECTOR: RAYMUNDO CÁRDENAS VARGAS n ZACATECAS, ZACATECAS l AÑO 14 l NÚMERO 5743 l LUNES 25 DE MAYO DE 2020

13 PESOS ■ FOTOS: ANDRÉS SÁNCHEZ, MIGUEL ÁNGEL NÚÑEZ Y LA JORNADA

¡Gracias!


2

LUNES 25 DE MAYO DE 2020

Un merecido agradecimiento al personal sanitario y esencial sta semana que concluyó, Amnistía Internacional dio a conocer los resultados de una investigación sobre las condiciones en que desempeña sus labores el personal sanitario en el continente americano durante la pandemia causada por el SARSCoV-2. El informe “El costo de curar: los derechos de personas trabajadoras de la salud en las Américas durante el Covid-19 y más”, allá recoge testimonios directos e indirectos de personal de limpieza de hospitales y residencias de personas mayores, personal médico y de enfermería, auxiliares de enfermería, personal subalterno de hospitales y especialistas en epidemiología, y concluye que éstos “trabajan a menudo en condiciones inseguras con equipos de protección insuficientes y se arriesgan a sufrir represalias de las autoridades o los empleadores si denuncian su situación, mientras en algunos casos han sufrido incluso amenazas de muerte

y ataques físicos”. En el caso de México, la organización de defensa de los derechos humanos señala deficiencias en la provisión de equipos adecuados de protección personal (EPP), posibles fallas en el diagnóstico de personas con síntomas clínicos de Covid-19, falta de sensibilidad de los superiores en los hospitales para procesar las inquietudes de sus subalternos, entre otros problemas. En cambio, reconoce el papel central que la Secretaría de Salud y el presidente Andrés Manuel López Obrador han dado a la labor del personal médico y de enfermería, así como su rápida acción ante las agresiones físicas perpetradas contra el personal sanitario en distintos puntos del país. A lo largo de la pandemia que México y Zacatecas afrontan, se han presentado denuncias recurrentes en centros hospitalarios respecto de la carencia o deficiencia de los equipos de protección personal, un problema grave en tanto contar con estos suministros es fundamental para prote-

ger las vidas de quienes se encuentran en primera línea de combate contra la pandemia. Si se consideran los esfuerzos de las autoridades estatales y federales para adquirir estos materiales, ya sea en el mercado abierto o mediante convenios con otras naciones –rubro en el que cabe destacar el puente aéreo establecido con China y la gestión ante Donald Trump para adquirir en Estados Unidos ventiladores mecánicos, pese a que su exportación estaba temporalmente suspendida–, habría que buscar el primer origen de estos reclamos en un problema de distribución. A su vez, las causas de este problema podrían responder a errores logísticos, desorganización o casos puntuales de acaparamiento interno en algunos centros hospitalarios. Una última causa de malestar entre el personal sanitario podría atribuirse a la falta de una comunicación adecuada al momento de asignar los distintos tipos de EPP, pues aunque todo el personal

sanitario debe recibir estos insumos, sus especificaciones varían de acuerdo con el grado de exposición y riesgo de quien los usará. Por si fuera poco, otro reto que debe de superar el personal de salud es la incertidumbre por falta de garantías laborales una vez que concluya la contingencia sanitaria y de ahí la importancia de que se haga el esfuerzo por parte del Gobierno Federal para basificar a miles de profesionales de la salud que, sin duda, ayudarían a mejorar la ínfima calidad de nuestro sistema de salud. Así pues, la presente editorial pretende no sólo dar a conocer las dificultades, sino también rendir un pequeño homenaje y agradecimiento a quienes han estado en la primera y en las diversas filas de actividades esenciales durante la presente contingencia sanitaria y que hace llevadero el confinamiento que obliga una circunstancia extraordinaria como la que estamos viviendo. ¡Muchas gracias!

VACUNAS CONTRA COVID-19 DEBEN SER BIENES PÚBLICOS: OMS

DIRECTORA GENERAL Carmen Lira Saade

DIRECTOR

Raymundo Cárdenas Vargas direccion.ljz@gmail.com

JEFATURA DE REDACCIÓN Hugo Zendejas Montaño redaccion.ljz@gmail.com

JEFATURA DE INFORMACIÓN Carlos Alberto Navarrete Ortiz informacion.ljz@gmail.com

JEFATURA VERSIÓN DIGITAL Araceli Rodarte Solórzano informacionweb.ljz@gmail.com

EDITORES

Laura Alejandra Dávila Sánchez

ARTE Y DISEÑO

Sandra Andrade Enrique Martínez Becerra Roberto Castruita Reyes arteydiseno.ljz@gmail.com

SISTEMAS

Irving Castruita Reyes sistemas.ljz@gmail.com

COORDINACIONES ADMINISTRACIÓN Fátima Rodarte Ortiz admon.ljz@gmail.com

PUBLICIDAD Y VENTAS

Marleth Geraldine Pinedo Domínguez publicidadyventas.ljz@gmail.com

DISTRIBUCIÓN

Juan Carlos González González distribucion.ljz@gmail.com

Teléfono y Fax:

01 492 9237440 / 41

Página Web:

www. ljz.mx www.facebook.com/LaJornadaZacatecas Twitter: @lajornadazac

Publicación diaria de Información para la Democracia, S.A. de C.V., bajo licencia otorgada por Demos, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V. Av. Universidad 323 Col. Hidráulica, C.P. 98068 Zacatecas, Zac. Licitud de título 14404 del 25/03/09 y de contenido 11977 del 25/03/09, otorgados por la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaría de Gobernación Reserva al uso exclusivo del título La Jornada Zacatecas No. 04–2009–111314472400–101, del 13 de noviembre de 2009, otorgado por la Dirección General de Reserva de Derechos de Autor, INDAUTOR/SEP.

GINEBRA. La Organización Mundial de la Salud (OMS) reiteró que las vacunas contra la COVID-19 deben ser reconocidas como bienes públicos para todo el mundo y que todos los países deben contribuir. “No podemos evitar que los patógenos y los gérmenes crucen nuestras fronteras. Es por eso que estas vacunas tienen que ser reconocidas como protección para todo el mundo”, dijo en una rueda de prensa en Ginebra Katherine O’ Brien, directora del Departamento de Inmunización, Vacunas y Productos Biológicos, quien reiteró que las vacunas contra la COVID-19 tienen que ser reconocidas como “bienes de salud pública mundial” ■ FOTO: LA JORNADA

Distribuido e Impreso por Información para la Democracia, S.A. de C.V. Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta publicación, por cualquier medio, sin permiso expreso de los editores.


LUNES 25 DE MAYO DE 2020

3

■ FOTOS: ANDRÉS SÁNCHEZ

VIDA EN TIEMPOS DE COVID-19


4 SOCIEDAD Y JUSTICIA ALEJANDRO ORTEGA NERI

“Fue un cambio de vida total, desde la ansiedad que hay que saber manejar por el miedo a contagiarse, desde los cambios en el estilo de vida: levantarse, llegar al hospital, cambiarse con todo el equipo de protección y entrar con una buena cara y actitud a atender a los pacientes que están aislados y ayudarles a recuperase”. Así describe sus días desde que llegó la pandemia de Covid-19 a la entidad, el neumólogo Roberto Ibarra Infante, quien es el encargado y primer contacto de atención para pacientes contagiados en el Hospital General de Zona (HGZ) número 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Zacatecas. Un médico que a pesar de su juventud, no es la primera pandemia a la que se enfrenta, pues le tocó vivir en 2019 la de Influenza AH1N1 y que gracias a sus maestros, asegura, hoy tiene algo más de aptitudes para enfrentar esta situación, aunque reconoce que nadie estaba preparado. El papel de Ibarra Infante en estos días es vital. El personal de salud se ha convertido en el sector más esencial durante la pandemia que está azotando a México. Él, como primer contacto con pacientes contagiados, indica el manejo que hay que darles y ver si es conveniente la ventilación mecánica invasiva, que explica, es conectar al paciente al ventilador y mientras se revisa el avance de los estudios de sangre. ¿Ha sentido miedo? Pregunto. “Claro, el que te diga que no, está mintiendo. Realmente es algo nuevo a lo que nos estamos enfrentando y más que nada que no hay un trata-

• LUNES 25 DE MAYO DE 2020

“El que diga que no tiene miedo está mintiendo, es algo nuevo a lo que nos estamos enfrentando”

Los médicos somos seres humanos normales y esto nos ha pegado por igual: Ibarra Infante “Me tocó diagnosticar al primer paciente de Coronavirus aquí en el estado. Es una situación que causa ansiedad, pero que te hace aprender e intentar mejorar”

Roberto Ibarra Infante, neumólogo en el Hospital General de Zona (HGZ) número 1 del IMSS ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

miento estandarizado a nivel mundial, no hay nada que la evidencia nos diga que funciona, entonces el miedo es inherente a esta situación y de cierta forma es inherente al actuar médico en muchas situaciones. Entonces tenemos que adaptarnos por el bien

de los pacientes, de nuestros compañeros. Tenemos que adaptarnos rápidamente y ser resilientes”, responde. “En lo personal me tocó un caso de mucho aprendizaje. Me tocó diagnosticar al primer paciente de Coronavirus aquí en el estado. Es una

situación que causa ansiedad, pero que te hace aprender y te hace intentar mejorar y estar al día con todos los avances que se están llevando a cabo a nivel mundial. Diario hay 30 o 40 artículos que nos hablan del manejo en este tipo de pacientes”.

Ansiedad. Eso fue lo primero que sintió el neumólogo al atender al primer paciente con Covid en Zacatecas. Pero después catalizó el sentimiento en la necesidad de saber cómo ayudarlo porque además era médico. “Ese sentimiento te hace tratar de ayudarlo y cuando yo lo vi estaba en una situación moderadamente grave, entonces lo primero que intenté hacer es establecer el protocolo para poder ayudarlo de una manera más oportuna”. El ser el primer contacto de los pacientes contagiados con el virus, ha hecho que el neumólogo lleve casi dos meses aislado de su familia, con quienes se comunica por medios electrónicos en lo que considera una nueva forma de vida, pues no quiere poner en riesgo a nadie. “Los médicos, como todas las personas, somos seres humanos normales y esta situación, como a todos, nos ha pegado por igual, nada más que a diferencia de las otras personas nosotros estamos en contacto directo”. Esto, en un año más será anecdótico, pero más que salir de la pandemia, advierte, se va a tener que aprender a vivir con el virus.


LUNES 25 DE MAYO DE 2020

ace siete años, el 24 de mayo de 2013, murió Arnoldo Martínez Verdugo, desgraciadamente todavía no ha aparecido el historiador o el politólogo que emprenda un estudio biográfico de Martínez Verdugo, cuyo papel democratizador está en la línea del eurocomunismo impulsado principalmente por Enrico Berlinguer, a quien pudimos escuchar durante la inauguración del XIX Congreso nacional del PCM. Bajo la dirección de Arnoldo, la izquierda en México inició un proceso de reflexión que la llevó a impulsar decididamente la renovación del socialismo revolucionario y la transición democrática de México. Frente al dogmatismo marxista se hizo la crítica a las intervenciones del ejército de la URSS en Checoslovaquia y Afganistán, así como a los principios del autoritarismo en el mundo comunista: la dictadura del proletariado fue sustituida por el poder obrero democrático y el centralismo democrático por procedimientos participativos para la toma de decisiones. Y frente al nacionalismo revolucionario autoritario, el PCM y los partidos que le sucedieron se convirtieron en la palanca que hizo posible la trancisión gradual del régimen de partido casi único hacia el pluralismo y la alternancia en el poder. Arnoldo Martínez Verdugo supo abandonar las viejas estructuras del dogmatismo para lograr el registro

Las fusiones de las izquierdas y las causas de la cultura política desigual Raymundo Cárdenas Hernández electoral del PCM (que todavía hoy utiliza el PRD), y convertirse en el candidato a la Presidencia que en 1982 logró convocar a cientos de miles de personas en un gran mitin en el Zócalo; el denominado Zócalo rojo que consolidó la convicción de que el cambio era posible por la vía pacífica. Todavía conservo mi credencial, firmada por Arnoldo en 1976, de militante del partido, y recuerdo la primera vez que participé en una reunión del Comité Central donde el dirigente destacó la importancia de los debates de ideas en las luchas electorales. Gracias a Arnoldo comprendimos que la lucha democrática en México tendría que ser acompañada de principios y propuestas programáticas que reflejaran las aspiraciones de las clases populares, y que para ello la formación política era fundamental. Visto en perspectiva podemos apreciar la excepcionalidad del pro-

ceso que provocó en la izquierda mexicana una mutación democrática. Es evidente que la clave de esta transformación se encuentra en Arnoldo Martínez Verdugo, el líder político que, desde la estructura burocrática del PCM logró provocar un giro extraordinario en las distintas expresiones de la izquierda, encabezando una década de debates intensos y fusiones sucesivas para formar el Partido Socialista Unificado de México (PSUM), el Partido Mexicano Socialista (PMS) y continuó en 1988 con la integración del Frente Democrático Nacional, que respaldó la candidatura presidencial de Cuauhtémoc Cárdenas, culminando en 1989 con la constitución del Partido de la Revolución Democrática (PRD). Debido a ello, cuando el PRI se fracturó en 1987, la corriente encabezada por Cuauhtémoc Cárdenas encontró en la izquierda independiente buenas

condiciones para desarrollarse, en especial una cultura política que ha sido condición fundamental para mantener la competitividad electoral que hoy se expresa en Morena. Es muy importante destacar el hecho de que los intensos debates, primero entre las distintas izquierdas y después con el cardenismo (nacionalismo revolucionario), propiciaron la claridad política necesaria para determinar que el propósito fundamental de las izquierdas unidas sería la derrota del grupo neoliberal que condujo al país desde 1982 y el cambio hacia un neo keynesianismo. Eso estaba claro desde la fundación del PRD y eso está claro hoy en Morena. Lamentablemente, la cultura política del país ha sido victima del hecho de que tanto el PRI como el PAN fueron conducidos gradualmente hacia el cogobierno neoliberal desde 1982, sin llevar a cabo un debate franco y claro con la

5

participación de sus militancias, de manera que imperceptiblemente ambos partidos perdieron su esencia: el PRI dejó de ser nacionalista revolucionario y el PAN dejó de referirse a la doctrina socialcristiana. Ambos completaron su tránsito al neoliberalismo cuando firmaron el Pacto por México en diciembre de 2012 al inicio del gobierno de Enrique Peña Nieto, pero la mayoría de sus bases no tienen claridad sobre sus propuestas alrededor de los grandes problemas del país. Esa es la razón de que las distintas oposiciones recurran frecuentemente a los insultos contra el Presidente de la República, a la deformación de sus expresiones verbales y escritas, o a las mentiras más descabelladas como la de que AMLO y Morena llevan al país al comunismo estatista, sin considerar que esa modalidad desapareció junto con la URSS hace ya tres décadas. La propuesta del actual líder del partido de que el INEGI midiera la riqueza patrimonial en México, cuestión que ocurre en la mayor parte de los países, fue manipulada para difundir con alarma que el gobierno allanaría los domicilios. O el caso del saludo en 8 segundos de AMLO con la madre del “Chapo Guzmán” en un evento público con decenas de testigos, fue convertido en la prueba de un acuerdo del Presidente con el cártel de Sinaloa, sin considerar que esa afirmación queda desmentida con el congelamiento de las cuentas bancarias de esa organización por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP.


6 SOCIEDAD Y JUSTICIA HUGO ZENDEJAS MONTAÑO

Geovanna Martínez González, enfermera de traslado del Hospital General de Zona (HGZ) número 1 del IMSS, afirma que con la contingencia sanitaria por el Covid-19 se aprendió a valorar más el trabajo que realiza el personal de enfermería y reforzaron el compañerismo. Al respecto, reconoce el trabajo que realizan los trabajadores de higiene, seguridad, enfermería, médicos, laboratoristas, administrativos, porque todos cubren una gran función en este hospital. Considera que en la atención a los enfermos, el médico es el cerebro, porque es el que revisa y ordena un tratamiento, pero las enfermeras y enfermeros son el corazón, ya que están en contacto con los pacientes, saben sus nombres y en ocasiones nacen amistades, pero deben aprender a trazar una línea entre el trabajo y la familia, “aprender a soltar y no aferrarte”. Derivado de la contingencia por el Covid-19, señala, han cambiado mucho los protocolos de seguridad y todo el personal debe acatarlos, por ejemplo, ahora es obligatorio el gafete de identificación al ingresar y salir del nosocomio; la revisión es apoyada por elementos de la Guardia Nacional. Aunque ya había protocolos, las medidas de higiene aumentaron y se sumaron nuevas

• LUNES 25 DE MAYO DE 2020

“El cubreboca es una barrera, simplemente al portarlo no muestro quién soy”

Con la contingencia se aprendió a valorar más el trabajo del personal de enfermería: Geovanna Martínez reglas, ya que el cuarto piso del nosocomio se destinó para la atención a pacientes con Covid-19. Su labor consiste en el traslado de pacientes a tercer nivel, es decir, que presentan padecimientos de alta complejidad diagnóstica y de tratamiento, a través de una o varias especialidades médicas, por lo que necesitan estudios en otros hospitales de Torreón, Guadalajara o la capital del país. Y no descarta que en esta contingencia en cualquier momento le toque acompañar el traslado de un paciente con Covid-19. Dice que compró material de higiene, como gel antibacterial, toallitas sanitizantes, para su uso personal. También porta dos uniformes, uno de los cuales utiliza en su trabajo y otro al retornar a su casa, para mayor seguridad. Comenta que le ha tocado estar cerca de enfermos de Coronavirus y como protocolo actualmente se maneja que todo paciente es sospechoso de tener este virus hasta que se compruebe que es negativo. Opina que el cubreboca es

Geovanna Martínez González, enfermera de traslado del Hospital General de Zona (HGZ) número 1 del IMSS ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

una barrera, “simplemente al portarlo no estoy mostrando mi cara, no muestro quién soy, en casa hasta el más pequeño tiene su cubreboca, es difícil decirle a un niño que tiene que usarlo”. Reconoce que han tenido apoyo en el HGZ, desde restaurantes pequeños hasta franquicias reconocidas, que les han llevado alimentos. Dice que sí se han presentado casos de discriminación o agresiones en contra de sus compañeros, por ello, durante

la pandemia, sólo sale al trabajo y regresa a casa. Recientemente le tocó ir a una tienda cercana a su hogar, donde la encargada, quien sabe que es enfermera, no la dejó comprar todo lo que necesitaba, lo que sintió como discriminación. Todos tenemos miedo, es una enfermedad nueva, nos ha afectado a todos porque tenemos familia, llegamos a casa, mis papás tienen enfermedades crónico-degenerativas. Yo me arriesgo al salir, al entrar a mi casa arriesgo a mi familia.

Cumplo protocolos, al llegar me baño, lavo mi ropa aparte. Al terminar el confinamiento voluntario, opina que todas las personas van a tener medidas de higiene más estrictas, vamos a seguir con el margen de la sana distancia, quizás valoremos más el cuidado de la salud, de nosotros de nuestras familias. Me ha ayudado a valorar más mi trabajo, antes lo hacíamos más cotidiano, ahora salimos a trabajar con la incertidumbre si estamos enfrentamos lo más fuerte por los contagios de Covid-19. “Algo que he extrañado es visitar a mi familia, somos muy allegados, dejar pasar fechas especiales, como el Día de la Madre”, dice. Cumplió 6 meses de casada y considera que es difícil no abrazar a su esposo, quien la recoge en su vehículo a la salida del trabajo. También se ha privado de los abrazos de sus sobrinos, Lucía y Fernando, de 4 y 2 años, respectivamente. “Salir a respirar, sin cubreboca, creo que será algo de lo que haré primero cuando terminé la contingencia, quitarme esa barrera”, enfatizó.


LUNES 25 DE MAYO DE 2020

7


8 SOCIEDAD Y JUSTICIA

• LUNES 25 DE MAYO DE 2020

En esta contingencia ha sido más complicado llevar a cabo nuestro trabajo: paramédico “Ha sido difícil, vivo mis sus abuelos maternos, quienes padecen diabetes e hipertensión, he tenido que tomar medidas de precaución estrictas”: Mitzi Alejandra Pacheco ■ “He llegado a considerar retirarme temporalmente del trabajo, pero no lo hice porque esta profesión es necesaria hoy más que nunca” ■

ALEJANDRA FÉLIX

Mitzi Alejandra Pacheco es enfermera de profesión, tiene 7 años desempeñándose como paramédico en la Cruz Roja Mexicana en el estado de Zacatecas, es una mujer joven que cumple dos funciones dentro de la institución, por las mañanas es parte del personal remunerado y su trabajo es estar alerta de los controles, pero tres veces a la semana, por las noches, es parte del personal voluntario que se dedica a atender las emergencias y llamados que surgen en esas horas. Mencionó que en esta contingencia ha sido más complicado llevar a cabo su trabajo. La contingencia por el Covid-19 cambió muchas cosas en la manera en que realizan su trabajo, pues estuvieron recibiendo llamados en los que las personas mentían o no daban información completa y por ende ponían a los paramédicos en riesgo, sin embargo, Mitzi comentó que no han tenido que atender algún caso de Coronavirus, pero deben tener precaución al momento de realizar un traslado, pues al llegar al hospital les han tenido que advertir y alejar por estar tratando con un caso de esta índole. Para ella ha sido especialmente difícil, pues vive con sus abuelos maternos que además de ser de la tercera edad, padecen de enfermedades como diabetes e hipertensión que han sido

Mitzi Alejandra Pacheco, enfermera de profesión y tiene 7 años como paramédico en la Cruz Roja Mexicana ■ FOTOS: ANDRÉS SÁNCHEZ

de las más ligadas a vulnerabilidad ante el virus, por ello, ha tenido que tomar medidas de precaución estrictas, incluso llegando a considerar el retirarse temporalmente de su trabajo, pero no lo hizo, porque esta profesión es necesaria

hoy más que nunca. Su familia es un tema sensible para ella, pues a pesar de tomar medidas como ir y regresar de su trabajo con ropa de civil, dejando

y lavando su uniforme en la institución, además de evitar abrazar y saludar a su familia al llegar a casa, pues tenía que bañarse y despojarse de todo lo que estuviera en riesgo de contaminación antes de poder hacer cualquier cosa con sus seres queridos. Ha sido una temporada complicada para ella, más que ponerse en riesgo ella, ha tenido que poner en riesgo a sus seres queridos y ver que hay un gran sector de la sociedad que no toma esta enfermedad en serio, lo que le ha generado todo tipo de emociones como tristeza e impotencia. “No son mentiras, nadie lo inventó”, comentó sobre esta situación, y por mucho que no se quiera, sabe que se puede volver a repetir. Su sector ha tenido que ver la contingencia a los ojos y aunque tengan miedo y se sientan vulnerables, las personas como Mitzi Alejandra han tenido que dejar esos sentimientos de lado y seguir dando la batalla. Tiene compañeros que por sus edades o sus problemas de salud no han podido seguir adelante en su trabajo, pero se sienten preparados para dar atención a algún caso que lo requiera. La Cruz Roja en Zacatecas tiene el material necesario, han designado una ambulancia para ello y tienen una cápsula para traslado de infectados de Covid-19, además de tener equipo preventivo para los paramédicos, les han dado capacitaciones y pláticas para apoyarlos en estos momentos, también tienen apoyo psicológico, pero aún con todo esto, se ha tenido que enfrentar al rechazo y las malas miradas de las personas cuando camina con su uniforme de personal de salud, esto también ha sido un golpe no sólo para ella, sino para todos sus compañeros. El trabajo que tiene que hacer es necesario y a pesar de todas los obstáculos y el miedo que puedan sentir, tienen que seguir adelante y no han podido mantenerse a salvo para poder mantener al resto de la población a salvo, no sólo del Covid-19, sino de todos los males y accidentes que puedan suceder.


LUNES 25 DE MAYO DE 2020

ALEJANDRO ORTEGA NERI

“Desafortunadamente sí se ha visto mucho temor en la gente, mucha desconfianza. Ya no se arriman igual al camión por todo lo que traemos, somos un foco de infección. Es muy feo decirlo pero la gente sí se ha retirado al tirar la basura, la gente no sé si este almacenando su basura o no quieren salir”. Quien habla es Lucio Herrera Ríos, chofer de un camión del departamento de limpia del ayuntamiento capitalino donde trabaja desde hace 26 años y que ahora, en plena pandemia del nuevo Coronavirus (Covid-19), no ha podido parar debido a lo esencial de su trabajo, aún y cuando forme parte de un sector vulnerable y sumamente expuesto al contagio por los desechos que recogen día a día. En lo alto de la colonia La Toma de Zacatecas y bajo un sol abrasador, Lucio al lado del 482, su camión, y en compañía de Martín, Heriberto y Juan Carlos, sus compañeros, reconoce que en un día normal de su vida lo más difícil es levantarse, porque tiene que hacerlo a las 5 de la mañana para estar a las 7 al volante del camión que debe estar listo y fuera de la pensión a esa hora, para luego comenzar a recorrer entre seis o siete calles y recoger la basura de al menos 600 personas. Pero ahora con la pandemia las cosas han cambiado un poco, como dice, ha notado el temor a la gente al paso del camión y muchos no salen a tirar la basura tanto que los lunes, que es cuando

9

Lucio es chofer de un camión del departamento de limpia en la capital desde hace 26 años

Soy esencial; si no les recojo la basura ponen en peligro a su familia: Herrera Afirma no tener miedo al Covid-19 porque siempre está expuesto a todo tipo de infecciones ■ “Lo más difícil es levantarse”; tiene que hacerlo a las 5 de la mañana para estar listo a las 7 ■

más recolectan, apenas hacen medio viaje. “Y en mi vida personal sí me ha afectado bastante porque no puedo ver a mis nietos ni a mis hijos porque se están resguardando dentro de su casa. Sí nos ha afectado, sí nos ha pegado con tubo, tanto en el trabajo como en lo personal. Nos ha creado buen conflicto”, lamenta. Sin embargo, confiesa que no ha tenido miedo porque siempre está expuesto a todo tipo de infecciones: “afortunadamente, por lo mismo hemos creado anticuerpos” dice, para agregar que el alcalde Ulises Mejía Haro sí se ha preocupado por los trabajadores. “De hecho, ahorita mismo nos dio una despensa”, dice señalando al interior de la cabina del 482. Además, les han dado cubrebocas, overoles, botas y googles. “Pero si los uso qué tal que se me acaban”, bromea. Pero al final reconoce que no se los ponen porque para ellos es incómodo trabajar con esas medidas de seguridad, aún y sabiendo que si se

Lucio no ha podido parar sus labores debido a lo esencial de su trabajo, aún y cuando forme parte de un sector vulnerable ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

infectan bailarían “con la más fea”. Luego de la jornada, cuyo horario es incierto salvo la hora de entrada, Lucio regresa a casa y trata, en la medida de lo posible de seguir los protocolos de sanidad. “No te miento, tenemos una botellita de gel, preparamos a lo mexicano una pócima con agua

cloro y jabón para rociar. Llego, me lavo las manos, me siento a comer y es lo que nosotros llevamos como protocolo, junto con mi esposa que también es trabajadora del departamento de limpia”, ambos pues, trabajadores esenciales en este momento. “Mira carnalito, soy esencial

porque si la pandemia está tan fuerte y si no les recojo la basura, tienes más foco de infección en tu casa, tienes en peligro latente a toda tu familia. Que es lo que nos están diciendo, quédate en casa, al quedarte en casa estás produciendo basura, al estar consumiendo y almacenando basura, como los cubrebocas que son desechables, los tienes que echar en una bolsa aparte para que no se expanda más la pandemia y tienes por fuerza que esperar al señor de la basura para que se la lleve”. Pero es lamentable, a decir de Lucio, que la gente no siga las recomendaciones, que no separe los desechos como los cubrebocas y que no rocié de cloro las bolsas para que ellos tengan menos riesgo de contagio. Incluso, señala que los dejan encima de los botes sin protección. “No hacemos caso, la televisión, la radio, les está diciendo a las personas que no salgan de casa, que aparten la basura, pero te lo digo, somos mexicanos y nos vale madre”.


10 SOCIEDAD Y JUSTICIA ALEJANDRA FÉLIX

A pesar de que la ciudad ha tenido una disminución en la afluencia de personas que la transitan, esta sigue teniendo que mantenerse limpia y presentable, en especial durante una contingencia en la que la limpieza juega un rol tan importante, es por esto que las personas como María Elena Rodríguez, quien es parte del Departamento de Limpia de Zacatecas, han tenido que seguir trabajando, aunque han cambiado varias cosas en la manera en que lo hacen durante la crisis sanitaria que se generó por el Covid-19. Ella trabaja desde las 7 de la mañana todos los días y su labor es mantener la ciudad limpia, por lo que tiene que recorrer sus calles todo el día y barrerlas, pero durante esta temporada han aprendido a hacer más con menos, ya que el Departamento de Limpia tuvo que dejar a mucho de su personal en sus casas, por ejemplo, madres de familia, o quienes sufren alguna enfermedad crónica, para mantenerles a salvo durante estos tiempos. María Elena ha tenido que tomar medidas para disminuir el riesgo de infectarse y al mismo tiempo seguir cumpliendo su labor, ella es una mujer de más de 50 años, por lo que es de suma importancia que use cubreboca en casi todo momento y al respecto comenta que para llegar

• LUNES 25 DE MAYO DE 2020

En el Departamento de Limpia hemos aprendido a hacer más con menos en la pandemia: Elena Rodríguez “Todo el mundo está en su derecho de creer o no en el Covid-19, pero no por sus creencias tienen derecho de poner en riesgo al resto de las personas” ■ “He aprendido a vivir con esta situación, la comparo con el momento en el que se recibe la noticia de que se padece de diabetes” ■

a su trabajo tiene que usar este equipo de protección, además de sus guantes, ya que aún hay muchas personas que no se protegen porque no creen en la enfermedad, pero para ella es importante estar segura y no poner en riesgo a su familia tampoco. El departamento recibió algunas pláticas y capacitaciones para que aprendieran a cuidarse durante la contingencia, además de que les dieron su equipo de protección, por lo que para ella no ha sido una situación que le genere pánico, pues ha aprendido a vivir con esta situación, llegando a compararla con el momento en el que se recibe la noticia de que padece de diabetes. Uno no puede entrar en pánico, tiene que aprender a cuidarse y a seguir viviendo a pesar de este padecimiento, pero sí ha tenido que ayudar a sus compañeros a sobrellevar esta situación. María Elena se siente segura en su entorno, también apren-

María Elena Rodríguez, trabajadora del Departamento de Limpia de la capital de Zacatecas ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

dió a mantener a sus familiares a salvo. Ella vive con su nieto, quien trabaja como jardinero y de manera constante le ha tenido que recordar que es necesario mantener las precauciones en todo momento, aunque también han instalado un pequeño filtro sanitario en su hogar, donde dejan sus zapatos de trabajo para no infectar el resto de su casa. También dijo algo que todo el mundo está en su derecho de creer o no en la veracidad del Covid-19, pero no por sus creencias tienen derecho de poner en riesgo al resto de las personas, por lo que es importante que todos se cuiden, en especial por respeto a las personas como ella que debido a su trabajo no han podido mantenerse a salvo dentro de sus hogares, por lo que le pide que se cuiden a ellos y al resto de la sociedad, pues en sus años de vida, ella nunca había experimentado una situación que paralice a todo el mundo.


LUNES 25 DE MAYO DE 2020 •

“La distribución de gas es fundamental para que las familias puedan estar confinadas”

Tenemos que salir adelante y buscar el pan de cada día, pese a la contingencia: Fabián Inguanzo “Mi trabajo es recorrer calle por calle, atender pedidos de oficina, y cuando se entra a las casas hay que tomar las medidas de seguridad como uso del cubreboca, lavarse las manos”

MARTÍN CATALÁN LERMA

Luego de dos meses de contingencia sanitaria por la pandemia del Covid-19, un sector de la población ha tenido la posibilidad de confinarse por completo y trabajar desde su casa, pero hay trabajadores que, a pesar del riesgo, deben salir a las calles. Es el caso de Fabián Inguanzo Hurtado, quien se dedica a la repartición de gas LP: “tenemos que salir adelante y buscar el pan de cada día”. Entre las actividades esenciales que se han permitido durante la contingencia sanitaria está la compra-venta de productos básicos, pero la distribución de gas es fundamental para que las familias puedan estar confinadas, sin necesidad de salir a la calle. “Me da mucho gusto participar con las personas, tengo un trabajo que es esencial, apoyando a las personas con este servicio día a día. El gas es un producto esencial en los hogares”, expresó Fabián. La distribución de cilindros de gas la realiza en una ruta foránea, es decir, en municipios circunvecinos de la capital del estado, y su horario es entre las 7 de la mañana y las 4 de la tarde. “Mi trabajo es recorrer calle por calle, atender pedidos de oficina, y cuando se entra a las casas hay que tomar las medidas de seguridad como uso del cubreboca, lavarse las manos, entre otros”, expuso.

“En estas semanas de contingencia me he sentido tranquilo y sin miedo de contagiarme; solamente he seguido las indicaciones para protegerme lo necesario” En este contexto en el que muchas personas han perdido su trabajo, dijo estar contento por mantener su trabajo, además que es importante porque el gas es esencial para que las familias cocinen, por ejemplo. “Me siento contento porque tene-

Fabián Inguanzo Hurtado, repartidor de cilindros de gas ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

mos trabajo y me da gusto que las personas hagan su cuarentena. Habemos personas que tenemos que trabajar, que tenemos que llevar los produc-

tos”, comentó Fabián. También expresó que en estas semanas de contingencia se ha sentido tranquilo y sin miedo de contagiarse,

SOCIEDAD Y JUSTICIA

11

para lo cual solamente ha seguido las indicaciones para protegerse lo necesario. En ese sentido, diariamente reparte gas LP, en promedio, entre cinco y 10 familias. Reiteró que su familia y él dependen de su trabajo, por lo que, en comparación con muchas personas que pueden trabajar desde su casa, para él es necesario salir a la calle, puesto que no hay otra opción. Sin embargo, reiteró que se siente contento por brindar un servicio que es esencial e importante para la población, ya que el gas es esencial para que las familias preparen su comida durante este periodo en el que deben estar en casa.


12

LUNES 25 DE MAYO DE 2020

os comunicados para el regreso al trabajo de las secretarías de Salud, de Trabajo y del IMSS, se dirigen a los empresarios, no a los sindicatos ni a los trabajadores, haciendo a un lado la Ley Federal del Trabajo y los artículos 1 y 123 de la Constitución, que prevén la Comisión Mixta de Higiene y Seguridad en cada centro de trabajo, ya que consideran el trabajo, la vida y la salud como derechos humanos indivisibles, universales y exentos de discriminación. El regreso al trabajo previsto por el gobierno debe ser bajo la estricta aplicación de las normas preventivas y obligatorias, establecidas por la Secretaría de Salud en el Diario Oficial de la Federación del 14 de mayo de 2020. Toda vez que el contagio del Covid-19 no ha casado, solo disminuirá en junio, por lo cual la emergencia sigue amenazando. Y primero es cuidar la vida y la salud de las y los trabajadores, de base y confianza, antes que nada. La bilateralidad o diálogo obrero-patronal sanitario hoy es clave, pues nadie conoce mejor que ellos el trabajo, sus condiciones y los riesgos que se presentan que puedan afectar la salud y la seguridad. La aplicación de las normas se debe realizar con responsabilidad, en armonía entre trabajadores y patrones, en la Comisión Mixta de Higiene y Seguridad de cada centro de trabajo, prevista en el artículo 509 y siguientes y la supervisión en el 510 de la Ley Federal del Trabajo, ya que la Comisión Mixta es obligatoria en todos los ámbitos laborales, sean de empleados públicos federales, estatales y municipales. Las normas de la Secretaría de abíamos suspendido temporalmente las antologías, idea que surgió para seleccionar textos o parte de ellos, que con motivo de la pandemia han escrito varios pensadores. Diversas llamadas me solicitaron continuar con el esquema hasta agotar los documentos que tuvo a bien hacerme llegar el académico y universitario Rodolfo García Zamora, por lo que va la continuación de antología con el número tres. Monólogo del virus. Acallad queridos humanos todas vuestras ridículas exhortaciones a la guerra. Apartad todos los deseos de venganza que dirigís contra mí. Extinguid el halo de terror con el cual rodeáis mi nombre. Nosotros, los virus, desde el fondo bacteriano del mundo, somos el verdadero continuum de la vida sobre la tierra. Sin nosotros, nadie habría visto jamás la luz del día, tampoco la primera célula. Somos vuestros ancestros, del mismo modo que lo son piedras y algas más aún que los propios simios. Estamos por todas partes donde vosotros os encontráis, también allí donde ni siquiera llegáis… dejad de decir que yo soy quien os mata. No estáis muriendo por mi acción sobre vuestra esfera, sino por la ausencia de cuidado de vuestros semejantes. Si no hubierais sido tan rapaces entre vosotros como lo habéis sido con todo lo que vive sobre este planeta, tendríais suficientes camas, enfermeras y respiradores para sobrevivir a los estragos que yo provoco en vuestros pulmones. Si no almacenaseis a vuestros ancianos en los morideros y a vuestra gente sana en madrigueras de hormigón armado no estaríais así… los más honestos de entre vosotros lo saben bien: yo no tengo otro cómplice que vuestra organización social, vuestra estúpida fijación con la gran escala y la economía vuestro fanatismo por el sistema. Dejad entonces de insultarme, de acusarme, de perseguirme; de paralizaos ante mí. ¡Ved como hago trabar la lengua y el espíritu de vuestros gobernantes! ¡Ved como les hago mostrarse en su real condición de miserables y arrogantes mercachifles con todo esto! ¡Ved como se delatan de improviso superfluos

El regreso al trabajo y la Comisión Mixta de Seguridad e Higiene Oscar Alzaga Salud indican: Uno. Se deben establecer protocolos (reglas) sanitarias, antes de volver al trabajo, de estricto cumplimiento. Dos. Establecer la seguridad sanitaria en el ambiente laboral. Tres. Se readecuarán los espacios y los procesos productivos del trabajo de cada área. Cuatro. Habrán filtros de ingreso, sanitización (desinfección) e higiene del espacio laboral. Cinco. El retorno laboral será por etapas o “semáforos” de estricto cumplimiento, son los tiempos de las actividades. La Comisión Mixta es obligatoria y complementaría de la inspección de las secretarías de Salud, Economía, Trabajo y del IMSS, porque solas esas instituciones no alcanzarían todo el país y las miles de empresas, de modo sistemático y cotidiano como se requiere. Hoy la Comisión Mixta es indispensable para ambas partes y, como señala la Ley: con o sin sindicatos se deben formar la Comisión en cada centro de trabajo. Los protocolos son las normas basadas en el Diario Oficial.

La nueva normalidad es vivir y trabajar con el Covid-19; o sea, con altos riesgo de higiene y seguridad, consecuentemente las medidas para evitar contagios deben ser preventivas, para evitar los daños. Sí con riesgos bajos a la salud y a la vida de los trabajadores se debe constituir la Comisión Mixta, en cada centro laboral, con mayor razón cuando se enfrenta una emergencia como la del Covid-19. Lo cual no limita que opere la supervisión institucional, al contrario: la refuerza y complementa. El acuerdo bilateral entre obrero y patrón será la base de una mejor convivencia laboral, de mutua solidaridad. Es claro para la mayoría que vivimos ante una emergencia grave, como son las causas de fuerza mayor de la naturaleza, como los sismos, los terremotos, inundaciones, volcanes en erupción, etc. Justo los tiempos en que la solidaridad y la ayuda mutua son indispensables. La nueva normalidad nos reclama protegernos todos en el trabajo, pero no de modo aislado, sino protegernos unos a otros y de

Miscelánea

Pandemia: Antología. Monólogo del virus* *Anónimo. Publicado en Lundi matin 21 de marzo, 2020 Aquiles González Navarro o mejor, nocivos! Vosotros no sois para ellos más que los soportes de la reproducción de su sistema, incluso, menos que esclavos. Hasta al plancton se le trata mejor. Gracias a mí durante un tiempo indefinido no trabajareis más, vuestros hijos no irán a la escuela y, no obstante, esto será todo lo contrario a unas vacaciones. Las semanas que vienen van a ser terribles, agobiantes y crueles. Las puertas de la muerte estarán abiertas de par en par. Yo soy la más catastrófica producción de la devastación productiva que es la economía. Vengo a aniquilar a los nihilistas… es una civilización y no a vosotros a quien vengo a enterrar. Aquellos que quieran vivir deberán proveerse de nuevos hábitos que les serán propios… cuidad de vuestros amigos y de vuestros amores, repensad con ellos, soberanamente, una forma de vida justa. Formad grupos en torno a una buena manera de vivir; escuchaos mutuamente, y yo no podré nada contra vosotros. Esto es un llamamiento a la atención, no al retorno masivo de la disciplina. No es una condena de toda la despreocupación pero si de toda negligencia. ¿Qué más puedo recordaros para insistir en que la salud está en cada gesto? Que todo, sobre todo la ligereza, se encuentra en lo más ínfimo.

He tenido que rendirme a la evidencia: la humanidad sólo se hace las preguntas que ya no puede no hacerse. La economía o la vida* *Anónimo. Publicado en Lundi matin. 30 de marzo de 2020 No todo es falso en los comunicados oficiales. En medio de tantas mentiras desconcertantes, a veces incluso los corazones de los gobernantes se encuentran visiblemente encogidos, y es entonces cuando detallan como están sufriendo la economía. A los ancianos se les está dejando ahogarse en casa para que no entren en las estadísticas del ministerio, u obstaculicen en los hospitales, sin duda… ciertamente, la gente perece en todas partes por problemas de insuficiencia respiratoria, pero no hay que dejar que la economía se quede sin oxígeno. Así que aquí estamos en la encrucijada: o salvamos la economía o nos salvamos a nosotros mismos; o salimos de la economía o nos dejamos alistar en el gran ejército de la sombra de los pre-sacrificados; la misma retórica de la época de 1914-1918 no deja absolutamente ninguna duda sobre este punto. Es la economía o la vida.

común acuerdo. Nos reclama una nueva conciencia personal y social a la altura de los más altos valores humanos y de las circunstancias. Sí en la calle, el mercado y el transporte debemos tomar precauciones de sana distancia que eviten el contagio y propagación del Covid-19, con mayor razón debe ser en el trabajo, donde pasamos más tiempo y las labores son la fuente de nuestro empleo e ingreso económico. La nueva normalidad reclama instituciones responsables y funcionarios honestos, que eviten la simulación, la corrupción y la complicidad. Son tiempos espaciales de esfuerzo personal y social, de cambio en el país. De que los trabajadores revivan sus sindicatos y la solidaridad real que caracteriza las organizaciones independientes y responsables en esta hora decisiva. En ciertas ramas de la industria, servicios y comercio, los riesgos de trabajo son mayores y cotidianos, como en la minería -de profundidad o a cielo abierto, con o sin plantas metalúrgicas o siderúrgicas-, que los hace solidarios entre ellos por naturaleza; afirman que en el trabajo con alto riesgo no hay grupos sindicales ni división, ni obreros de base o confianza, solo solidaridad y apoyos mutuos, la mayoría son iguales y compañeros, sensibles y se ven semejantes a sí mismos. Los mineros tienen amplia trayectoria histórica de luchas, tragedias y triunfos. Otras actividades son similares, como la construcción de grandes obras, la pesca en alta mar y labores en temperaturas extremas, etc., que también reclaman una nueva conciencia laboral y social en estos tiempos de excepción del Covid-19, otra sensibilidad y solidaridad. Y como estamos tratando con una religión, estamos tratando con un sisma los estados de emergencia decretados en todas partes, la extensión infinita de medidas policiales y de control de la población ya en vigor, la eliminación de todos los límites de la explotación, la decisión soberana de a quien se deja vivir y a quien se deja morir, la apología desinhibida de la gubernamentalidad china no apuntan ahora a “la salvación del pueblo” sino a preparar el terreno para una sangrienta “vuelta a la normalidad”, o más bien a la instauración de una normalidad aún más anómica que la que prevalecía en el mundo anterior. Ahora es el momento de arrebatarle a las industrias de la enfermedad y a los especialistas en “salud pública” la definición de nuestra salud. Ahora es el momento de establecer redes de ayuda mutua, suministro y autoproducción que nos permitirán evitar sucumbir al chantaje de la dependencia que buscara duplicar nuestra esclavitud. Ahora debemos dilucidar la vida que queremos, lo que esta vida requiere que construyamos y destruyamos, con quien queremos vivir y con quien ya no queremos vivir. Y que nos traiga sin cuidado que los dirigentes se armen para la guerra contra nosotros. Nada de “vivir juntos” junto con los que nos dejan morir. No habremos tenido ninguna protección al precio de nuestra sumisión; el contrato social ha muerto. Ahora nos toca a nosotros inventar otra cosa. Los gobernantes actuales saben muy bien que, en el día del desconfinamiento, no tendremos otro deseo de ver como se les caen las cabezas, y por eso harán todo lo posible para evitar que llegue ese día, para difractar, controlar y aplazar la salida del confinamiento. Es una fechoría extorsionar los beneficios usuarios, el amor al dinero es aborrecible; caminan con más seguridad por los senderos de la virtud y la sabiduría quienes se preocupan menos por el mañana. Una vez más volveremos a estimar más los fines que los medios, y a preferir los bueno y lo útil. Honraremos a quienes nos enseñan a acoger el momento presente de forma más virtuosa y buena, la gente exquisita que sabe disfrutar de las cosas inmediatamente, los lirios del campo que no tejen ni hilan” (Keynes).


LUNES 25 DE MAYO DE 2020

13


14

LUNES 25 DE MAYO DE 2020


LUNES 25 DE MAYO DE 2020

SCARLETT LLAMAS

“Yo pienso que sí debemos sentirlo (el miedo) por todo lo que está sucediendo”, afirmó Yolanda Ramírez Galván, policía de proximidad en la capital, quien agregó que pocas personas conocen o están al tanto de la situación y los contagios o defunciones que se están dando por la actual pandemia. A pesar de que “es bonito y pesado ser policía, y más ahorita en esta pandemia que estamos viviendo”, la uniformada concedió que “es un poquito estresante, más que nada porque no hemos generado conciencia aún con las personas que deben de permanecer en sus domicilios”. Aunque no toda la población esté acatando las medidas preventivas, las fuerzas policiales ahora portan en las patrullas los trajes de bioseguridad para atender casos que sean confirmados o sospechosos de Covid-19. Además, deben hacer uso forzoso de accesorios para prevenir el contagio de Coronavirus, como lo son cubrebocas, lentes y guantes, además de un chaleco donde portan jabón líquido, gel antibacterial para uso personal, y cubrebocas extra para repartir a la población que se encuentre en las calles sin protección. A estos últimos también se les hace la recomendación de volver a sus casas si no están realizando alguna acción esencial, aunque “no por el hecho de que no se vea o no tengamos un caso cercano, no creamos que no existe, claro que existe”. Durante la última fase de la pandemia, cada unidad regala unos 20 o 30 cubrebocas por turno, tanto

15

Cuando no tengas que salir de casa, no salgas, cuídate tú y cuídanos a nosotros: policía “Hay gente que sinceramente no le interesa su vida, pero a mí sí me interesa la mía, y me interesa llegar con bien a mi casa”: Yolanda Ramírez Galván

Yolanda Ramírez Galván, policía de proximidad en la capital ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

diurno como nocturno, “así como hay gente que labora de día, también hay gente que trabaja en las no-

ches. Nosotros estamos protegiendo a compañeros de la policía auxiliar, que son los veladores”, proporcio-

nando todos los insumos mencionados previamente. Ramírez hizo un llamado a la

población de que “cuando no tengas que salir de casa, no salgas; cuídate tú y cuidamos a nosotros, porque si nosotros no estamos bien, la ciudadanía tampoco va a estar bien”. La súplica, además de hacerla por el cuidado de la población, también lo hace por el propio: “hay gente que sinceramente no le interesa su vida, pero a mí sí me interesa la mía, y me interesa llegar con bien a mi casa”. Asimismo, recalcó que lo más difícil de trabajar durante la pandemia “ha sido ver que compañeros empiecen con pequeños síntomas de Covid-19”, pues se genera una preocupación por la persona y de la posibilidad de dispersión del virus, “no nos preocupamos tanto por el contagio, nos preocupamos por la persona”. Por último, señaló que “nosotros no sabemos qué tanto podemos llevar virus y bacterias a nuestras casas, y sí es miedo”, pero ese miedo se transforma en la satisfacción de servir. Aun así, sumado a las acciones de prevención tomadas en el trabajo, la uniformada, “en la puerta de mi casa tengo un tapete sanitizador; limpio mis botas y las dejo en la puerta de la casa y así directivo a bañar, las medidas ahora, no están de más”.


16

LUNES 25 DE MAYO DE 2020


LUNES 25 DE MAYO DE 2020

SCARLETT LLAMAS

Según Margarita Ortiz, comerciante de distintos tianguis, ha bajado un poco la venta porque la gente “está temerosa”; aunque las personas siguen saliendo a hacer sus comprar, cuando ven mucha gente en algún puesto no se acercan. Aseguró, además, que las ventas dependen del tipo de mercancía que se maneje “a nosotros en la fruta nos ha bajado muy poco, gracias a Dios, pero he comentado con otros, los que venden ropa, los que venden zapatos, juguetes y eso, y ahí sí como que está muy preocupante”. Es decir, los productos considerados como esenciales mantienen en su mayoría sus ventas, y aquellos no esenciales se han visto más perjudicados. La clientela que más ha bajado, según Ortiz, es la de edades avanzadas; ahora las compras de estos son realizadas por hijos o conocidos de las personas, pero ellos no se exponen. Entre las preocupaciones principales de la entrevistada está lo económico, pues “nos habían dicho que iban a cerrar los tianguis que teníamos que poner mucho de nuestra parte”. Esto es, acatando las medidas que eviten posibilidades de contagios, “estamos acatando las órdenes de ellos, usando cubrebocas y gel antibacterial; muy pocos compañeros son los que no acatan las órdenes”. Sin embargo, es debido a estos últimos que surgen sus temores, “nos comentaba uno de nuestros jefes que a la mejor por uno de ellos nos cerraban los tianguis”. Al respecto comentó que, “no

17

Margarita, propietaria de un local, temía por el cierre de su negocio al inicio de la pandemia

“Las ventas de productos esenciales en el tianguis se mantienen estables” ■

Ha obedecido las órdenes de prevención de las autoridades; pero algunos clientes no las siguen

“Hay que hacer las cosas como nos dicen y tener confianza y no pasa nada”, asegura la comerciante ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

es justo; si los quieren suspender, pues que los suspendan”, dando a entender que sólo quienes no sigan

indicaciones sean amonestados, pues “nosotros tenemos tres hijos adolescentes, y los tres ya están en la

carrera, y nosotros no tenemos otra entrada de dinero más que aquí (el tianguis)”.

Sobre su experiencia laborando durante la contingencia, afirmó que “al principio sí sentía miedo”, sobre todo por la información proporcionada por su hija en torno al Coronavirus, sin embargo, ella cree que “hay que hacer las cosas como nos dicen y tener confianza y no pasa nada”. Y sus temores principalmente serían “enfermarnos, sobre todo y, como le decía, al principio teníamos miedo que nos quitaran el tianguis”. En cuanto a las medidas tomadas por los clientes, reconoció que “lo que es en Tres Cruces, casi la mayoría usa su guante, trae su cubrebocas y son muy precavidas, porque traen su bolsita con feria y traen su alcohol para desinfectar; ahí es donde veo que acatan más las órdenes”. Mas en su experiencia “en otros lugares, como el tianguis del Alma Obrera, tianguis del ETE, como que ya se enfadaron o muchas personas dicen que esto de la enfermedad no es verdad”. Por su parte gobierno proporciona insumos cuando es necesario, con cubrebocas y gel antibacterial para los comerciantes y clientes que lo necesiten.


18

LUNES 25 DE MAYO DE 2020

La Utopía en el Hogar (9)

Código Político

El escenario de la comunicación social

Jorge Humberto De Haro Duarte

Juan Gómez

Director general de Pórtico Online

e la periferia al centro observamos los cambios de la comunicación social y de la comunicación presidencial que hoy nos ha tocado vivir y registrar, en una etapa de la vida política y social del país, que avanza riesgosamente hacia la división y la confrontación como nunca antes habíamos experimentado. La comunicación social de los gobiernos en general, tanto priistas como panistas, estuvo normada por la bolsa presupuestal asignada cada año a la publicidad oficial, aunque el reparto del financiamiento público siempre se caracterizó por la discrecionalidad y la opacidad en los criterios de distribución. Más de 70 años de gobiernos priistas trazaron las líneas de la política de comunicación social para medios electrónicos y escritos en el país, al amparo de la connivencia entre poder y prensa. A mediados de los años setentas emerge y se fortalece un sector crítico al poder en la prensa mexicana cuyo germen anidó en Excélsior “El periódico de la vida nacional” y que después de la ruptura y el éxodo, se formarían otros medios de comunicación como Proceso, UnoMásUno y La Jornada, los más representativos. La confrontación entre el presidente Luis Echeverría Álvarez y el grupo de periodistas en Excélsior que encabezaba Don Julio Scherer García, solo es parte de un episodio que siempre ha acompañado las relaciones medios-poder en México. El poder presidencial de los gobiernos priistas se caracterizó por el sometimiento por la fuerza y el dinero de la prensa mexicana. El binomio intimidación y dinero, siempre fue la fórmula para condicionar las relaciones con los medios de comunicación. A la ruptura de Excélsior siguió la confrontación en Proceso cuando el presidente José López Portillo dijo “No pago para que me peguen”, refiriéndose a la línea crítica de la revista en contra de su gobierno y a la contratación de publicidad oficial. Esa es la mentalidad, hasta este momento, que ha prevalecido en el gobierno de la

República, y que no es ajeno al comportamiento de muchos gobernadores de las entidades federativas. Los gobernantes creen que el dinero público es suyo y no distinguen diferencia entre la comunicación social y la del gobernante en turno. Se asumen como propietarios de la administración gubernamental cuando no han hecho ningún tipo de inversión de su capital personal para la conformación del erario público, que se integra con la recaudación de todos los mexicanos sujetos a la hacienda pública y por los servicios que generan algunas paraestatales. En el poco tiempo que están al frente de la administración pública se asumen como dueños de vidas y haciendas, y creen que todos y todas deben estar a su servicio y respondiendo sumisamente a sus caprichos. Existen dos ejemplos que ilustran puntualmente la mentalidad de los hombres cuando llegan al poder, indistintamente si son de priistas, panistas o morenistas. No hay distingos. El poder no tiene respeto ni toma en cuenta la función social de los medios de comunicación en general. Basta recordar lo que decía el presidente priista Carlos Salinas de Gortari: ni los veo ni los oigo; y lo que respondía Vicente Fox Quezada ante las críticas a su gobierno: yo ya dejé de leer una buena cantidad de periódicos, porque francamente me amargaban un poco el día. Otros presidentes como el priista Enrique Peña Nieto optaron por invertir carretonadas de dinero -igual que los anteriores- a su gobierno en materia de publicidad oficial, buscando con ello posicionar a su administración y evitar las críticas y el desgaste. Nada de eso sucedió. Sin embargo en los últimos días de su administración Peña Nieto canalizó a medios $2,274 millones de pesos. Tan solo 12 anuncios de su despedida sexenal costaron 165,6 millones de pesos. En la autodenominada “Cuarta Trasformación” de la administración lopezobradorista no hay punto de comparación en cuanto a la asignación económica a medios de comunicación, en relación con la administración

de Peña Nieto. De enero a septiembre de 2019 las dependencias gubernamentales del presidente Andrés Manuel López Obrador, han gastado 143 millones 384 mil 278 pesos en publicidad oficial, en tanto que lo ejercido por Enrique Peña Nieto en el mismo período, fue de un mil 923 millones 469 mil 099 pesos. Pero la información contenida en la Secretaría de la Función Pública solo es preliminar y los datos se registran solo hasta el mes de septiembre del año pasado, faltarían tomar en cuentan los gastos publicitarios de la Presidencia de la República y las campañas promocionales que implementó en ese período. Aunque la diferencia es abismal, lo que es un hecho es que hace falta transparencia en el gasto público de la publicidad oficial de la actual administración federal. Pero la relación del actual mandatario con la prensa mexicana es muy clara y está normada por la descalificación personal presidencial: O son fifís y conservadores o aliados de la 4T. El presidente López Obrador redujo sustancialmente la asignación presupuestal al gasto de medios de comunicación para debilitarlos económicamente -aunque él tiene a sus preferidos-, y sumó la descalificación a quienes no comparten o apoyan su estrategia gubernamental. No solo dividió sino que polarizó la relación con la prensa mexicana. Además utiliza a los medios públicos para orquestar la estrategia en contra de la prensa crítica a su gobierno, como es el caso de Notimex que dirige la periodista Sanjuana Martínez. La relación gobierno-prensa fue durante muchos decenios dinero o garrote, pero hoy es ataque y descalificación para el disenso. La sociedad mexicana está más allá de un sexenio y de un hombre, su trascendencia en el tiempo requiere de una prensa libre, profesional e independiente; crítica del poder gubernamental y de los poderes fácticos, pero también que refleje con equilibrio y veracidad, el devenir de la sociedad y de sus actores. Al tiempo. @juangomezac

e cumplen nueve semanas de vivencia de este capítulo de ciencia ficción al que ha sido sometido la especie humana para protegerla de un depredador microscópico que ha seguido haciendo de las suyas a lo largo y ancho de los hemisferios terrestres. Si bien es cierto que el fenómeno pandémico que ha obligado a más de la mitad de la población mundial a aislarse dentro de las paredes de su casa con el temor al bicho en su razonamiento, y con el miedo a lo desconocido por otra parte, la notable disminución de las actividades humanas ha dado como resultado que en estos días se ha respirado un aire más limpio en todos los confines del planeta, muchas criaturas han salido de sus escondites y se han aventurado a curiosear en lugares poblados; las zonas turísticas, otrora paradisiacas han sido visitadas nuevamente por las especies desplazadas como aves, mariposas y marinas por citar algunas que le dan a nuestro planeta un nuevo aspecto de vida y colorido que definitivamente se ha perdido por la presencia de su principal depredador, el ser humano y la peor maldición que alguien le haya podido haber hecho, la aparición de la “civilización y progreso” de la especie, a costa de la vida en general y del planeta en particular. Jamás se esperó que la “conquista” de la naturaleza fuera su asesinato. Ahora el virus revira y con una bofetada microscópica mantiene inerte a la humanidad. Quién lo fuera a decir. Nueve semanas que debieron ser procesadas en un modelo de semi empleo, donde más de la mitad de la población tuvo que seguir trabajando en casa. Parece que la mayoría ha recibido su salario y otros suspiran con la ilusión de que algún día les paguen y otros sufriendo algún tipo de desempleo. Han ocurrido sucesos extraños, como la incordia de ciertas tendencias en la comunicación en general, la proliferación extrema de tecnología, la privación tan alta de actividades de lo que se ha dado en llamar hedonismo; las rutinas derivadas de todos los factores económicos y sociales. El tiempo pasa y no parece que la gente quiera hacer un paréntesis para preguntarse cómo va adaptarse a una realidad diferente. El paso siguiente, la construcción de un futuro que permita la supervivencia de la sociedad y de la especie en armonía con sus semejantes con su vecindario, en la comunidad, en el país y el mundo, teniendo como principio la protección, la preservación y la rehabilitación de la naturaleza. Este período puede seguir aportando buenas ideas que faciliten la claridad de los objetivos a lograr, la inventiva debe sentar sus reales como fundamento de cualquier innovación. Si se cambian las formas de interacción entre los individuos, forzosamente habrá muchos retos que enfrentar y la cooperación parece ser mejor alternativa que la competencia. Solo falta saber si se tienen los requisitos para enfrascarse en una aventura de este tipo. Habrá muchos que se apunten de primera mano, pero es el trabajo educativo de base el que hay que afianzar y lograr en esta forma futura de hacer las cosas. Si se apuesta por un futuro gratificante, forzosamente hay que educar a las personas que se harán cargo de que el futuro exista en el mundo con el ser humano como invitado y no como propietario. Queda poco tiempo para decidir si se sigue conviviendo con la realidad como se conoce hasta hoy, o tomar responsabilidades colectivas que permitan el diseño de un sistema responsable con las necesidades de la gente. Se puede aspirar a formas de vida satisfactoriamente comunitarias y, esperanzadoramente, al tiempo que se vuelvan a sembrar los valores positivos entre los niños y adolescentes, principalmente, se puede ir inhibiendo paulatinamente la proliferación de aquellos que caracterizan a la mala leche, la codicia y la corrupción. Es bueno aprovechar que en el universo del conocimiento hoy día éste está disponible. Existe mucha gente que cree que se puede construir un mundo mejor y desde ahí seguir intentando mejorar a cada día. Si se intentara introducir el conocimiento entre los requisitos de los que rijan el mundo, mucho habrá que mejorar.


LUNES 25 DE MAYO DE 2020 •

Ofrece un servicio exprés de entrega a domicilio de productos de la canasta básica

Mi labor ha sido importante para ayudar a no propagar el Covid-19: Luis Ignacio García Ya tiene más de 150 clientes, principalmente adultos mayores ■ “Mi trabajo es un riesgo porque tengo familia adulta y niños pequeños y al salir me expongo y los expongo, debo tener muchas medidas de protección para evitar contagiarme” ■

MARTÍN CATALÁN LERMA

El confinamiento y la movilidad reducida al mínimo como medidas para evitar la propagación del Covid-19 ha provocado estragos en prácticamente todos los sectores productivos. Sin embargo, para muchas personas como Luis Ignacio García Cuéllar, estudiante de Derecho, “no hay ninguna otra alternativa más que salir a trabajar”. Para obtener ingresos, el joven conduce un automóvil adscrito a la plataforma de Uber, pero ante la poca demanda de usuarios durante la contingencia sanitaria, emprendió la idea de repartir productos de la canasta básica, lo que a su vez ayuda a las personas a no salir de casa. “A partir de que empezó la pandemia decidí dejar de trabajar en el carro por el bajo flujo de usuarios. Junto con mi tío y mi papá, abrí una empresa de entregas exprés, mediante llamadas o correos electrónicos. Me contactan, me dan su lista del mandado y lo llevamos a domicilio. Así empezamos y después se unieron amigos motociclistas que venían de la plataforma Uber Eats y se unieron”. Desde su perspectiva, el serALEJANDRO ORTEGA NERI

En los tiempos que corren, de pandemias e infodemias, la labor de los periodistas y reporteros se ha recalcado en su esencialidad para transmitir a la comunidad, noticias e información que puedan ayudar a combatir la incertidumbre y la confusión. El reportero ha formado parte de ese sector que no ha parado y que, expuesto y vulnerable como todos ante este virus, sale a cazar a la noticia para hacerla llegar a aquellos que pudieron quedarse en casa como lo hace todos los días Alonso Chávez Landeros, reportero y conductor del noticiero radiofónico Espacio Abierto. Sentado en una banca bajo la sombra de un árbol, Alonso Chávez Landeros, quien recién terminó una entrevista en el mismo lugar y con su voz un poco sofocada bajo el cubreboca, reconoce que sus días normales han cambiado debido a la contingencia sanitaria y es difícil mantener el mismo esquema de trabajo de salir a la calle a realizar la cobertura noticiosa. Ha cambiado, precisa, porque las actividades se suspendieron y es complicado contactar a las fuentes mediante

Luis Ignacio García Cuéllar, estudiante de Derecho, quien usa un auto adscrito a la plataforma de Uber para realizar su trabajo ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

vicio que ofrece ha sido indispensable en las últimas semanas, porque la mayoría de sus clientes son adultos mayores y de esa manera estos evitan exponerse en la calle. “Mi trabajo es un riesgo por-

que tengo familia adulta y niños pequeños y al salir me expongo yo y los expongo a ello. Entonces debo tener muchas medidas de protección para evitar que me contagie”, expone Luis Ignacio.

Refirió, entonces, que su labor ha sido importante porque ayuda a otras personas para no propagar el Covid-19, además de mantener sus ingresos en este tiempo en el que se redujo el trabajo.

Periodismo, esencial en estos tiempos para tener una sociedad informada y que no caiga en el pánico: Chávez Opina que la llamada “nueva normalidad” se asoma complicada, porque vivimos en una sociedad que muestra sus afectos con saludos, abrazos y “apapachos” ■

llamadas telefónicas. Aunque por disposición propia, como cuidado a su persona y los demás, ha procurado en la medida de lo posible salir menos a trabajar a la calle y privilegiar el contacto vía remota, salvo cuando hay eventos que apremian su presencia en el lugar de la noticia, como manifestaciones y sucesos parecidos. Es entonces cuando hay que salir, pero sin dejar de aplicar las medidas recomendadas como la sana distancia. Chávez Landeros, quien en 2019 fuera reconocido con el Premio Estatal de Periodismo “Sergio Candelas Villalba”, considera que su oficio es esencial en estos momentos en los que debido a la contingencia sanitaria han crecido las especulaciones y los rumores que además se propagan con mucha velocidad a través de

Alonso Chávez Landeros, reportero y conductor del noticiero radiofónico Espacio Abierto ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

las redes sociales. Es por eso, dice, que el periodismo tiene un papel fundamental para aclarar y verificar los datos que se difunden y poder tener una sociedad más informada que no caiga en

el pánico, que no baje la guardia y que no se descuide. “Y sobre todo para que se puedan mantener en casa mientras nosotros les llevamos la información de lo que acontece en el estado sin

SOCIEDAD Y JUSTICIA

19

La iniciativa ha crecido poco a poco y ahora también ya se ofrece el servicio mediante redes sociales, lo que ha generado un mayor alcance al grado de que en este momento ya cuentan con alrededor de 150 clientes que cotidianamente solicitan el reparto de diversos productos básicos. Es decir, se puede repartir una canasta básica o bien comida de restaurantes o establecimientos determinados, e incluso ya elaboraron un catálogo que se muestra a las personas que le solicitan algún servicio en la cona conurbada de Zacatecas-Guadalupe. Al comienzo de la contingencia sanitaria solicitó el apoyo de un programa gubernamental, pero no pudo reunir la totalidad de los requisitos que requerían, tales como tener un RFC, pero debía seguir trabajando para sacar adelante sus gastos. “No hay ninguna otra alternativa más que salir a trabajar”. Luis Ignacio dijo que esta fue la manera en que podía obtener algunos ingresos a pesar del riesgo que conlleva, pero también es una forma de apoyar a las personas para que no salgan de sus casas y se evite la propagación de la pandemia. De su parte, expuso que utiliza varias medidas para protegerse, está el uso de cubreboca, guantes, gel antibacterial y una careta protectora, además de lavarse las manos continuamente, y en caso de que no haya algún servicio, evita salir para no tener contacto con más personas. necesidad de que se expongan”. Al estar entre las líneas frontales de la pandemia mediante la cobertura, el reportero no solamente se expone al contagio sino también al desgaste de la salud mental. En este sentido para Alonso Chávez Landeros ha sido complicado porque está consciente de su vulnerabilidad: “ocurre algo que puede parecer hasta gracioso, que por la mañana te enfermabas, sentías que ya tenías los síntomas y más tarde también te das cuenta que no, que es el pánico, la paranoia que ha perseguido a toda la población, el temor al ser vulnerable”. “Y he tratado de atender la salud mental, emocional, primero informándome con fuentes que permiten tener información veraz. No caer en las especulaciones o en lo que se difunde, porque ahora con la contingencia sobran noticias, pero por fortuna he tenido contacto con especialistas en salud mental quienes también nos han ayudado a sobrellevar esa contingencia para no afectar la salud emocional”. Para Alonso Chávez Landeros la llamada “nueva normalidad” se asoma complicada, porque vivimos en una sociedad que muestra sus afectos con saludos, abrazos y “apapachos”, y según dice, en la nueva normalidad esto ya no será posible porque el temor a ser contagiados va a persistir y eso, lamenta finalmente, “nos va a obligar a cambiar nuestras relaciones sociales y convivencia”.


w

RAYUELA

Personal sanitario, nuestra primera línea de batalla contra el Covid. Lo menos que podemos hacer es respetarlos.

LUNES 25 DE MAYO DE 2020 n DIRECTORA GENERAL: CARMEN LIRA SAADE n DIRECTOR: RAYMUNDO CÁRDENAS VARGAS

SCARLETT LLAMAS

“En el rancho no ha cambiado mucho, de hecho las actividades en los ranchos siguen, porque los animales ni dejan de comer y el campo no deja de tener necesidades” afirmó Ignacio Dávila, ganadero del estado, ante la crisis sanitaria. En los pueblos, la gente que se dedica a la agricultura o ganadería es difícil que dejen de trabajar, mas el problema recae en que el consumo o compra de sus productos; “por ejemplo, la venta de ganado está en sus niveles más bajos de precio”, éste ha bajado entre un 20 y 30 por ciento. Debido a que las empacadoras, que es donde se mata y procesa al ganado, sí dejaron de trabajar, no hay mercado ni ventas justas “el precio se fue abajo, 30 por ciento más barato que lo que se comercializa normalmente”. Incluso quienes producen ganado puro o de calidad es vendido a precios muy bajos o directamente a carnicerías. El sector rescatable sería, nada más, el de procesamiento de lácteos, ya que “es un producto pere-

n

No se han detenido labores en este sector, a pesar de las bajas ventas que se han presentado

Las prioridades del campo no son las mismas que en la ciudad: ganadero El ciclo de siembra inicia en un mes; quienes tienen sistemas de riego ya están en proceso n Hay preocupación por los programas sociales de gobierno que “han ido desapareciendo”

n

cedero; la leche si no la arreglas de un día para otro se echa a perder”. A pesar de la pandemia, agregó, la preparación del campo para sembrar no puede detenerse, por lo que la gente está en proceso de arar sus tierras, para el ciclo de siembra que inicia en un mes; mientras aquello que tienen sistemas de riego ya están en proceso. La principal preocupación de este sector gira más en torno a los programas sociales por parte de gobierno que han ido desapareciendo y a lo económico; “un amigo dijo ‘yo estoy más preocupado por mis

“Los animales no dejan de comer y el campo no deja de tener necesidades”, afirmó el ganadero Ignacio Dávila n FOTO: CORTESÍA

animales que por el pinche virus (sic)’, porque de eso vive, de vender sementales, de vender vaquillas, y si no hay quien le compre a precio justo, ese sí es problema”. Enfatizó en “cómo vamos a salir de la crisis para poder vender nuestro ganado y comercializar los productos, cuáles son las vías y los precios justos”. En este sentido, acusó que “el campo es prioritario, y a mí se me hace que en esta situación lo dejaron al último”, y “no hay apoyos para lo que es agricultura y ganadería, de ningún tipo”.

Ante la contingencia, comentó, la población “como aquí no hemos visto realmente el problema del coronavirus, como no se ha visto la infección, hay gente que no cree” y le atribuyen la situación al gobierno, para quitar apoyos, o a empresas farmacéuticas, para incrementar precios en sus productos. En ese mismo tenor, las personas “andan pa’ arriba y pa’ abajo como si nada”; si bien, después de los primeros contagios las personas acataron las medidas de seguridad, “hace ocho días, haz de cuenta que esto está libre”.

Profile for La Jornada Zacatecas

La Jornada Zacatecas Lunes 25 de Mayo de 2020  

La Jornada Zacatecas Lunes 25 de Mayo de 2020  

Advertisement