Page 1

>> SONIDO.

La Papaya Dada toca su chicha radioactiva. >> 5

Ecuador, domingo 19 de enero de 2014

Nº 850

>> CONCIERTO.

Di Blasio rinde culto al cine con >> 7 su piano.

www.lahora.com.ec

Foto: Carolina Peñafiel.

Cosecha no termina Juan Pablo Castro Rodas presenta ‘Los años perdidos’, su cuarta obra en un año.

2-3


2

protagonista

Castro da cuenta de ‘Los años perdidos’ Faustino Alcázar se desenvuelve entre el pasado y el presente, mientras aguarda la llegada de su asesino, en medio de sus manías por los números, sus visitas médicas donde el Dr. Kronz y sus reuniones –de infaltables copas- con Frank y Ortiz. Si bien pareciera estar acompañado, la soledad lo carcome: ésta lo encarcela con los barrotes de los recuerdos de sus años estudiantiles por Lisboa, donde se enamora de Sofía, su rentera, y entabla amistad con el cálido mexicano Margarito. Estos personajes son los que entrega Juan Pablo Castro Rodas en su reciente novela ‘Los años perdidos’, publicada por Alfaguara, que se presenta de manera oficial el 23 de enero en Libri Mundi (19:30). Sobre la obra, la cuarta publicada por el autor en menos de un año -antes lanzó ‘Carnívoro’ (novela), ‘Miss Frankenstein’ (cuentos) y ‘Los invitados’ (teatro)- conversó con Artes. Cuando se termina de leer el libro queda la sensación de que no se pierden unos años, sino toda la vida. Faustino se enfrasca en el pasado y su presente es intranquilo. ¿Obsesionarse por lo que pasó hace que no se disfrute el ahora?

La memoria en los seres humanos es una trampa a la que no renunciamos conscientemente, sobre todo, cuando en el pasado existen sucesos que no se han resuelto y aparecen como fantasmas. Todos los seres humanos tenemos algo del pasado que se vuelve una sombra. Faustino, en el pasado, en una ciudad brumosa como Lisboa, va construyendo su presente, lo que se convertirá en el pasado de su futuro y, aunque no tenga consciencia absoluta de lo que está haciendo, sí tiene cierto grado de certeza de que lo que sucede en ese momento va a convertirse en el futuro en una suerte de cárcel de la memoria. Multifacético. Se desempeña como catedrático. Es candidato a doctor en Literatura Latinoamericana.

Ecuador, domingo 19 de enero de 2014

Las dificultades aparecen en el presente cuando no se enfrentan los problemas del

novela

pasado. Faustino no encara ningún problema, salvo cuando se enfrenta a su padre. ¿Considera que Faustino se convierte en una persona minusválida de sus actos?

Es interesante topar el pasado del padre, porque quería plantear esa relación perversa que suele darse entre padres e hijos: de ellos somos, de ellos venimos, nos nutrimos, pero, también, ellos nos van asesinando lentamente. Este personaje quise que encarne cierta idea de la desolación, del vacío, de la mediocridad. Un personaje, a la final, es la metáfora del país en el que habita, del tiempo, y nosotros somos, en buena medida, una sociedad de la mediocridad, del desamparo, del rencor, y este personaje encarna todo esto. Sólo en su infancia pasada, dentro de una tercera temporalidad en la novela, como efecto fantástico, Faustino enfrenta al padre y quiere dar cuenta de una relación tormentosa. Pero, si te fijas, toda la novela está construida desde juegos de la simulación. Entonces, se puede también dudar de que el personaje haya enfrentado al padre y sólo sea su deseo de haber hecho algo fundamental que, finalmente, nunca se realiza. Faustino, sin afán pedagógico, enseña que no se puede vivir en el pasado, pero también deja claro que no se puede perder la memoria. Él es muy irónico con el presente político, por ejemplo, y deja ver que la memoria es la que podría evitar ciertos aconteceres. ¿No hay que olvidarse del pasado, hay que sólo dosificarlo?

En principio, la literatura y el arte no tienen una labor didáctica, pero sí logran construir sentidos, edificios estéticos, que pueden sensibilizar a los lectores. Creo que la literatura es un acto político en sí mismo. Si bien no es proselitista, es política porque reordena el cauce aparentemente normal de las cosas. La literatura perfora la realidad y eso involucra un


protagonista

Ecuador, domingo 19 de enero de 2014 acto político. Dentro de esta novela, quise tratar a estos elementos, efectivamente, desde la ironía. Toda la novela es un gran juego irónico, que permite cuestionar la realidad desde el humor negro. Intenté darle un telón de fondo al personaje, configurar una atmósfera, donde se vean algunos signos de nuestra época como el miedo, la persecución, los delirios de grandeza… Una época que nos afecta a todos y que los escritores damos cuenta de ello en el entramado de la obra literaria, porque una novela puede ser la ventana de lo que uno vive en la actualidad. Juan Pablo Castro coincide mucho con Faustino Alcázar: son docentes, viven en Santa Clara, han viajado. La diferencia está en que Ud. no sería un escritor fracasado. ¿Qué opina al respecto?

Faustino representa lo que no quisiera ser en el futuro. En el Ecuador considero que ningún escritor lleva el rótulo del éxito. El éxito, al parecer, se mide por la consagración internacional y las ventas que se generen: algo que no tenemos. Claro que esta realidad es una cualidad más que un defecto. Nuestra marginalidad debería permitirnos una literatura más libre, alejada de los parámetros contemporáneos que se rigen por la moda. Desde esa libertad podríamos ser más osados. El personaje no sólo habla del fracaso del no publicar, sino del fracaso de la vida misma. Su proyecto está metaforizado en el escribir, pero son sus actos diarios los que le conllevan al fracaso. Puede que no exista el rótulo de ‘escritor exitoso’, pero sí el de ‘buen escritor’, ¿cree que Ud. porta este último?

Eso lo debería decir la crítica y el lector.

co en nuestro país. Los críticos literarios son como Faustino, les gusta evadir sus responsabilidades…

Un profesor chileno decía que, en estricto sentido, existen novelas, no literatura. Que la literatura aparece cuando llega un crítico y las organiza, que las convierte en las representantes de una época y de un territorio, y como aquí estamos muy desorganizados. El presente de la novela se desarrolla en Santa Clara, ¿cuánto ayuda el entorno para escribir?

Uno escribe sobre lo que conoce, lo que vive y lo que imagina. Esta novela busca fusionar estos elementos. Una novela siempre es un monstruo, un Frankenstein, creado por pedazos de tu vida y de las que observas. A este personaje lo ubiqué en este barrio para aprovechar las circunstancias sensoriales de mi vida cotidiana. Por otra parte está Lisboa, de la cual traza una cartografía impresionante. ¿Cómo se aproximó a ella?

Viví tres meses en Lisboa, hace seis años, y eso me ayudó a describir la ciudad. También, como nos enseña Houellebecq: uno se nutre de los elementos de la tecnología. Hay que entender que, en principio, la lite-

Una novela puede ser la ventana de lo que uno vive en la actualidad”. La literatura te soluciona lo que no puedes hacer en la vida real”.

ratura es un artificio. Entonces, el acto de una investigación hiperreal, que es lo que brinda Internet, lo que hace es dialogar con esa circunstancia del artificio. Entre los recuerdos y un pequeño diálogo con la tecnología pude escribir sobre Lisboa. Lo que sí no considero ético es el escribir sobre un sitio que no conozco: nunca hubiese escrito sobre Lisboa sin conocer sus aromas y texturas. Josef Kronz, personaje de Javier Vásconez, aparece en ‘Los años perdidos’ y tranza una gran amistad con Faustino. En la realidad, Vásconez es vecino suyo, ¿ustedes tienen una relación como la de sus personajes?

Nosotros tenemos una relación de amistad, que supera el ser vecinos; pero nunca nos consultamos nada de lo que escribimos. Él fue uno de los lectores fundamentales del libro, pero lo leyó ya terminado y ahí se sorprendió de que aparezca el Dr. Kronz. Como lector, tomé a este personaje porque alguna vez me sentí seducido, y lo usurpé para crear un diálogo, un campo común entre dos novelas de distinta generación. Por otro lado, también está presente Ortiz, un personaje fundamental en la obra de Juan Pablo Castro. ¿Puede entenderse a Ortiz como la materialización de esa ‘voz propia’?

Es interesante esa lectura, porque si algo tengo de constante en mi obra es la búsqueda de abordar el tema de la individualidad. Los registros literarios han sido muy diferentes. Mi primer Ortiz no es el mismo que el de ahora. Ortiz pasa de una novela a otra, va saltando como si no quisiera desaparecer. Eso, como conciencia literaria y como la búsqueda de la propia voz, permi-

Y también Ud. desde un ejercicio de autoevaluación…

Creo que estoy entrando a una edad madura de la escritura. La frontera de los 40 años de edad te da dos grandes condiciones. Primero, la consciencia del acto de la escritura, el entender el trabajo metódico y minucioso de la palabra, que rebasa el delirio de la creación inicial; esa consciencia no la tuve en el inicio y la fui conquistando en el tiempo, en mi caso durante 20 años. El segundo elemento fundamental es la búsqueda de una voz propia. Siempre se rinde culto a los escritores que uno lee y esta práctica es más recurrente cuando se comienza, pero con el tiempo uno quiere encontrar su voz, definitivamente. La consciencia de escritura y la voz propia son las que te permiten medirte en el ring de la literatura. Dentro de ese ring, ¿cuál es su peso?

Fíjate que los boxeadores nunca suben de peso, no arrancan como pluma y luego son semipesados; por ahí varían un poco, en fin, se mantienen. Ahí es donde creo que debería llegar el gran réferi: el crítico literario, tan enigmático y fantasmagóri-

3 te evidenciar los procesos de mutación que vivimos todos los seres humanos. Las canciones de Amalia Rodrigues son constantes. ¿La escuchaba mientras escribía?

La volví a escuchar. La tenía en el recuerdo de Lisboa. Su música sintetiza las emociones del pasado, me permite recordar.

En medio de las manías, en los episodios esquizoides de Faustino aparecen las reflexiones más profundas. ¿La locura es una herramienta de la lucidez? ¿Hay que también saber dosificar la locura?

Pienso que eso es una conquista que se consigue desde la mitad del libro hacia adelante. Es decir, no tenía conciencia total, en el inicio, de cómo este personaje iba a ir jugando con su doble. A medida de que me daba cuenta de su obsesión por los números, de sus divagaciones intelectuales y psíquicas, profundicé en esa idea de que por más normales que nos veamos, en lo interno, todos poseemos esos fantasmas de la anormalidad. Desde allí surge la reflexión. Con esa dosificación de la locura, como bien la calificas, creo que se puede plantear: ¿Qué es la normalidad? Entra broma y verdad, muchos aseguran que el mejor trabajo debe ser director de cine porno. Faustino y sus amigos intentan dar vida ese proyecto. ¿Por lo menos con la literatura Ud. cumple aquello?

Eso te da la prueba –dice dibujando una sonrisa picaresca- de que la literatura te soluciona lo que no puedes hacer en la vida real. Catedrático, candidato a un doctorado, lector, viajero: ése es Juan Pablo Castro. ¿De dónde saca tiempo para escribir?

El tiempo es una realidad moldeable; aunque parece un animal salvaje, se lo puede domar. En efecto, en Ecuador resulta difícil dedicarse en su totalidad a la escritura, por lo que se debe realizar una serie de actividades. Tengo un método de escritura que me permite concentrar y aprovechar los fragmentos de tiempo que me quedan entre una y otra actividad. Por supuesto que hay temporadas donde madrugo y trabajo, pero este método aleatorio me permite adecuarme a distintas circunstancias.

PERFIL Escritor y catedrático ecuatoriano (Cuenca, 1971). Licenciado en Comunicación Social, máster en °Literatura y candidato a un doctorado en Literatura Latinoamericana. Es autor del poemario ‘El camino del gris’; las novelas ‘Ortiz’, ‘La estética de la gordura’, ‘La noche japonesa’, ‘Las niñas del alba’, ‘Carnívoro’; el libro de cuentos ‘Miss Frankenstein’; el libro de teatro ‘Los invitados’, y el ensayo ‘Las mujeres malas’. Sus artículos han sido publicados en distintas revistas.

Para cerrar, hace poco lanzó ‘Los invitados’, un libro de teatro. ¿Por qué arriesgarse a publicar una obra del género menos rentable en ventas?

En la Feria del Libro (Quito), el editor, Yanko Molina, decía que ‘apostar por el teatro es una cosa delirante’. Justamente, ese delirio es lo que me motivó. (DVD) ddelatorre@lahora.com.ec


4

galería

Ecuador, domingo 19 de enero de 2014

TOME NOTA La exposición estará abierta hasta el 6 de febrero en Arte Actual (La Pradera E7-174 y Almagro, en Quito), de lunes a viernes de 09:00 a 18:00 (entrada libre).

COnjunto. El colectivo ecuatoriano Sumak-Ruray presenta la instalación ‘Inti watana kuna/Ukuman ritushpa. Participan: Yauri Muenala, Manai Kowii, Raúl Chugchilán, Daniel Guasamín y José Luis Macas.

‘Volviendo al punto de partida’, Sandra Monterroso.

Estalla el régimen del arte Hay que atravesar un muro derse) sobre: “¿quién y desde para llegar a los ‘Estados de ex- dónde se legitima el arte?, ¿qué cepción’. Hay que bordear una significa ser contemporáneo?, pared para reconocernos con la ¿qué función se le atribuye al rete otredad desde una propuesta desde las culturas indígenas?”, conceptual, para identificarnos tal como manifiesta la curaduría desde la simbología primigenia de la muestra. “La modernidad tuvo de nuestros ancestros. su espacio y auge en lo urArte Actual es el espa- El Dato bano. ¿No será acaso que cio donde artistas guatedesde lo rural se produce maltecos y ecuatorianos ‘Estados de presentan el resultado de excepción’ es un lo contemporáneo”, dice poliéinvestigaciones y estéti- proyecto drico de investi- Pablo José Ramírez, uno cas trabajadas desde lo gación atravesa- de los curadores, entre indo por la properiférico, desde lo rural, ducción de una quiriendo y contestando a un proyec- la vez. donde el arte se construye obra, to expositivo itiEs así que aparece este desde el rito y la memoria, nerante, la publide un muro de bloques que da así como desde el cuestio- cación libro y un trabajo cinematográfico. la bienvenida, el cual innamiento de la historia. comoda el ingreso de los ‘Estados de excepción’, visitantes. La obra, trabaque parte desde Guatemala y se asienta en Ecuador, re- jada por el guatemalteco Fernancoge 21 piezas contemporáneas, do Poyón, evidencia la perturbadonde la instalación y el video ción de atravesar una frontera. se convierten en canales de diá- El mismo autor trabaja ‘In situ’, logos para preguntarse (respon- un mapa delirante que replantea

Artistas

Participantes de la muestra Calel ° Edgar Poyón ° Fernando Santillana ° Guillermo Luis Dardón ° José Míguez ° José Chavajay ° Manuel Pérez ° Nora Morales ° Norman Josué Morales ° Reyes Monterroso ° Sandra Ramírez ° Sergio ° Colectivo Sumak – Ruray

‘Organización territorial’, Norman Morales.

cómo unificar al mundo. También está la propuesta de Nora Pérez, ‘Extensiones’, un par de zapatos, bien lustrados, a los que se les ha aumentado unos 30 centímetros de tacón. Con esto, teniendo como aliada a la ironía, la artista critica el estándar de la talla, sobre todo enfocándose en el mundo de las pasarelas, donde la altura pesa.

Entre las obras destaca la instalación trabajada por el colectivo ecuatoriano Sumak-Ruray, donde los elementos de la Tierra se codifican dentro de un lenguaje estético, que reincorpora a la geometría andina y a la simbología ancestral para reinterpretar al mundo. (DVD) ddelatorre@lahora.com.ec

‘Extensiones’, Nora Pérez.


Ecuador, domingo 19 de enero de 2014

5

promotores

Presentación. En el Parque Bicentenario, durante las últimas Fiestas de Quito. (Foto: Lucía Romero)

Estudio. Parte de la banda trabajando en sus siguientes promocionales. La bomba es un ritmo que están incluyendo.

España saborea la Papaya Dada Todo está listo para que la ‘chicha radioac- Así suenan tiva’ explote en los pies de quienes ha- El público sonríe, aplaude, baila sin recebitan en España. No falta nada para que lo, goza: simplemente, pachanguea. Ése es la sonoridad de la banda ecuatoriana la el escenario que provoca esta agrupación Papaya Dada contagie a las caderas del en sus presentaciones, como lo demuespúblico y los ponga a bailar. tran sus participaciones en las Ferias proEsta agrupación, que fusiona al funk, al gramadas por las Fiestas de Quito, donde jazz, al pop, la cumbia, a lo andino y a la Papaya se ha transformado en la infaltable chicha, lleva su propues- El Dato un infaltable ingrediente en los últa a la Feria Internacional de Turistimos tres años. mo en España (Fitur), donde particiNo sorprende que su ‘chicha Esta agrupación parán del 20 al 27 de enero. radioactiva’ haya contagiado hascuenta con un publica“Es un honor representar al país… álbum do: ‘Variaciones ta al propio cantautor chileno Alsobre desdiLa música es la bandera de identidad berto Plaza, con quien interpretan chas’. de los pueblos… Con el sonido nos ‘Apostemos que me caso’, el popureconocemos y queremos que toda lar albazo que suena y se mira con nuestra gente que está allá se ponga a bai- energía en YouTube. lar”, expresa Andrés López, percusionista “El Ministerio de Cultura trabaja el tema de la Papaya, quien considera que la música de las ‘Antologías Musicales Ecuatorianas’, “conserva una memoria esencial”. ahí aparece ese proyecto del ‘Uno por Uno’, Justamente, la propuesta de los 10 in- donde un músico internacional canta temas tegrantes de la banda radica “en la bús- nacionales (Ecuador) con artistas del país. queda de una identidad a través de los so- Nosotros fuimos invitados a participar con nidos”, tal como indica Esteban Portugal, Plaza en su disco ‘La mitad de mi mundo’, director musical y líder de la agrupación. que forma parte de la iniciativa del MinisteEste viaje, esperado pero no programa- rio”, expone Andrés. do, es un buen augurio de lo planificado “Fue una experiencia increíble. Alpor la Papaya Dada, pues entre sus pro- berto (Plaza) mantiene su esencia, canta yectos está el realizar una gira por Euro- como él lo sabe hacer, pero lo rico fue que pa, la misma que “está por buen camino, lo hizo a nuestro ritmo. Él se acomodó a pero faltan ultimar cosas porque hacer lo que nosotros hacemos musicalmente, una gira representa muchos esfuerzos”, y eso es un honor”, comparte Alejandro explica Esteban. Erazo, cantante de la Papaya.

Papaya Dada Integrantes

Portugal, dirección musical y baby bass. ° Esteban Erazo, voz. ° Alejandro Segovia, saxo tenor. ° Sebastián Rubio, saxo alto. ° Gandy Enríquez, clarinete. ° Andrés Fonseca, trompeta. ° Fabián Nenger, trombón. ° David ‘El negro’ Minda, congas. ° Diego López, batería y timbal. ° Andrés ° José Pinos, ingeniero de sonido.

Alegría. Un payasito y su tambor es parte de la Papaya. Él sintetiza a la banda de pueblo sobre el escenario. (Foto: Lucía Romero)

Proyección

Esta versión de ‘Apostemos que me caso’ es también el primer promocional del reciente proyecto musical del grupo. “Hasta concebir un disco estamos trabajando una serie de temas para compartirlos como promocionales”, manifiesta Esteban, quien adelanta que está prácticamente listo otro tema y unos tres más están terminándose de ‘cocinar’. “El próximo tema que sonará en las redes es ‘Al lado mío’ (aparecería en aproximadamente un mes), donde tenemos el

privilegio de compartir con un ícono de nuestra música, la voz de Don Medardo, el gran Gustavo Velásquez”, detalla Esteban. Él también explica que para sortear la falta de inversión en la industria musical, van creando plataformas que apuesten por proyectos como el de la Papaya. Así nace la disquera Divino Niño, “una respuesta ante la incredulidad e inseguridad de no arriesgarse por la música nacional”. (DVD) ddedelatorre@lahora.com.ec


6

biblioteca

Una voz desgarradora

OSWALDO PAZ Y MIÑO J. •

He leído ‘Ictus’, el pequeño libro -de doliente poesía- que ha escrito Rocío Soria. Definidos por el título, los versos son el recorrido que la autora hace de un episodio que ha marcado su vida, desde la muerte de un ser querido, que no ha dejado de arroparle, de vibrarle, de recordarle su ausencia, pero también su presencia. Procesé ‘Ictus’ con parsimonia, con interés, con angustia. Y es que la poesía, cuando está bien escrita, contagia con la sustancia natural con la que se la ha tallado y mi espíritu ha presentido, en los versos de Rocío, horas de sudor frío, de impaciencia silente, de expectativa traumática, de impotencia contenida, de dolor, de todo aquello que nos agobia. ¿Qué pasa por la mente y el alma cuando enfrentamos a la enfermedad, a la agonía de alguien que nos es cercano? Poco podemos hacer; salvo llorar, a escondidas. Maldecir entre sueños y fingir que somos fuertes ante el naufragio total

Datos de la autora Rocío Soria R.

° Nació en Quito, 1979. Realizó estudios

en la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Central del Ecuador. Ha publicado los poemarios ‘Huella Conceptual’, con el que obtuvo el Segundo Premio en el Concurso de Poesía organizado por el Departamento de Cultura de la Universidad Central del Ecuador (2003), y ‘El cuerpo del hijo’. Entre sus múltiples reconocimietientos destaca el Primer Premio Concurso del Libro y de la Rosa organizado por la Unesco y la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (2006).

Los mÁS VENDIDOS ecuador

° El héroe discreto, Mario Vargas Llosa (Alfaguara). ° Bajo la misma estrella, John Green (Nube de tinta). Dan Brown (Planeta). ° Inferno, ° Cincuenta sombras de Grey, E. L. James (Grijalbo). Fuente: Libri Mundi

de quien lentamente se hunde en el mar de la muerte… De quien naufraga definitivamente para abandonar del yugo de la vida. Los versos de ‘Ictus’ son una explosión liberadora, el cierre de un capítulo, el orgasmo del dolor, el aldabonazo necesario para entender el fin.

Poema 27 “ hay una música precisa para morir un lugar para cada cosa una nota precisa una rima Un trago de vino una voz que hace las veces de acorde un libro un poema una palabra que empuña la pértiga y se hunde en la carne”. (Pág. 39) La muerte es una verdad que quienes llegan a ella nunca lograrán conocer. El poeta Antonio Gala opina: “La muerte tiene nuestra sangre, es de nuestra familia. Para mí es un viejo pariente que vive fuera y ha anunciado, una vez y otra vez, su vuelta a casa. Sorprende, más que su venida, que no haya llegado. Por temporadas, nos olvidamos de él; otras lo echamos casi de menos, con el remordimiento que nos provoca el olvido. Quizá un día, de pronto, nos decidamos nosotros mismos a ir en busca del lejano pariente, a tocar su puerta”. ‘Ictus’ es poesía afligida y rebelde. Letras que he sentido desfalleciente, gimiente. Palabras escritas con el agotamiento que trae el dolor amoroso, que ha sido desatendido en todas las oraciones. Éstas son el último recurso del que es consciente del final ajeno. Larga se hace

Ecuador, domingo 19 de enero de 2014

° Y las montañas hablaron, Khaled Hosseini (Salamandra). ° El héroe discreto, Mario Vargas Llosa (Alfaguara). ° Bajo la misma estrella, John Green (Nube de Tinta). °Hush, Hush, Becca Fitzpatrick (Ediciones B). Fuente: Mr. Books

ARGENTINA

la noche mirando el padecimiento de alguien amado. Poema 33 “sentada al pie lo ve morir qué más se puede hacer frente a la muerte sino presenciarla rezar si acaso aunque ciertas tardes ella se contente con ficcionar recalentar la esperanza rumiar la felicidad hacer bolas con la lengua y escupir”. (Pág. 45) Hay desgarraduras provocadas por ‘dos verdades’ en las cuarenta y siete páginas de ‘Ictus’, obra poética fresca de Rocío Soria, publicada por El Ángel Editor en noviembre de 2013. La lectura siempre es un acto de amor, que proclama la vida, que la pone cara a la muerte, que se atreve con ella, hasta el último instante. Usted no espere tanto, que nunca se sabe cuándo. Lea ‘Ictus’ a tiempo y recuerde lo que decía Cioran: “Nos olvidamos del cuerpo, pero el cuerpo no nos olvida. ¡Maldita sea la memoria de los órganos!”. opymj2008@gmail.com

° Y las montañas hablaron, Khaled Hosseini (Salamandra). ° Cincuenta sombras de Grey, E. L. James (Grijalbo). ° Los años de peregrinación del chico sin color, Haruki Murakami (Tusquets). ° Inferno, Dan Brown (Planeta). Fuente: Grupo ILHSA

colombia

° Pa que se acabe la vaina, William Ospina

(Planeta). ° Jota, caballo y rey, Daniel Samper (Alfaguara). ° El juego de Ripper, Isabel Allende (Random House). ° Y las montañas hablaron, Khaled Hosseini (Océano). Fuente: Librería Nacional

españa

°La triste historia de tu cuerpo sobre el mío, Marwan Abu - Tahoun Recio (Autor-Editor). ° Melocotón loco, Megan Maxwell (Planeta). ° La ladrona de libros, Markus Zusak (Debolsillo). ° En la orilla, Rafel Chirbes (Anagrama). Fuente: Casa del Libro

méxico

° Los juegos del hambre 3: Sinsajo, Suzanne Collins (Océano). ° Bajo la misma estrella, John Green (Nube de Tinta). ° El héroe discreto, Mario Vargas Llosa (Alfaguara). ° Los juegos del hambre (saga), Susanne Collins (Océano). Fuente: Librería Gandhi

Nota: Listado de libros de ficción de EFE, excepto Ecuador.

Vitrina de libros EL ESCRITOR

Pedro Isaac Barreiro Para la escritora Violeta Luna, este libro representa un extenso relato de profunda intensidad erótica. “De un erotismo que rebasa y transgrede el plan real para evadirse irradiando sublimidad y asombro. Nicolás y María Eternidad se fusionan en una trama original de un amor idealizado, imposible, que dura eternamente pero que tiene que claudicar según la lógica de la ternura”, opina Luna. NOVEL EDITORES

ESTE PERRO MUNDO

Ruth Bazante Chiriboga Trece cuentos componen esta obra que, como indica María Eugenia Contreras, invitan al disfrute y a la reflexión. Estos relatos “poseen una trama perfectamente tejida que aborda con preciosa precisión la problemática social y las diferentes facetas de la condición humana… Juega con la ternura, el amor, la lealtad, el buen humor, la fantasía, los sueños, la esperanza, el fino erotismo”, escribe Contreras sobre el libro. CCE

Director (e): Francisco Vivanco Riofrío Editor: Agustín Garcells Cordón Redactor: Damián de la Torre Ayora Diseño: María Leonor Oviedo Guillermo Sánchez Composición electrónica: Pantone Impresiones Edita: Editorial Minotauro S.A. Correspondencia: Planta Diario La Hora Av. Galo Plaza N62-08 y Nazaret Fax: 247-6085 casilla 17-17-243 CCI cul­tu­ra­@la­ho­ra­.co­m.ec Quito, Ecuador


Ecuador, domingo 19 de enero de 2014

novedades

Di Blasio vuelve con un show renovado El reconocido pianista argentino Raúl Di Blasio (1949) llega nuevamente a Ecuador. En esta ocasión trae ‘Sinfónico de Película’, un espectáculo donde se rinde homenaje al cine, incluyendo lo mejor de su repertorio. Junto a él está su orquesta, con más de 30 músicos en escena, quienes crean una atmósfera única a través de los sonidos. Previo a su visita para su concierto en Quito, en el Teatro Nacional de la Casa de la Cultura Ecuatoriana el 25 de enero, a las 20:30, el artista compartió unas palabras acerca de su nuevo show y lo que se viene para el 2014. ¿Qué traerá el nuevo espectáculo de Di Blasio a Quito?

En el último año he logrado desarrollar un proyecto artístico con un concepto que ha tenido una gran acogida en los amantes de la música instrumental. ‘Sinfónico de película’ abarca varios géneros dentro de la música instrumental, desde lo clásico, temas de películas que tanto disfrutan los amantes de ese género, y obviamente mi repertorio pop, que me dio a conocer. ¿En qué se diferencia de otras propuestas?

Sinceramente, de todos los shows o propuestas que he presentado en el pasado reciente, creo que este concepto es el que mayor acogida ha tenido. El ofrecerlo en Ecuador es un alto privilegio ya que el público de Quito es realmente amante de la música instrumental, lo que he tenido oportunidad de comprobarlo en el pasado. ¿Va a interpretar algo ecuatoriano?

Es también un gran honor compartir el escenario con músicos ecuatorianos, para lograr un gran espectáculo. ¿Cuáles son sus propósitos de año nuevo?

Entre mis propósitos este 2014 está el completar y terminar una nueva producción discográfica que espero tener lista y, en consideración a mis amigos seguidores de mi música, para antes del fin del semestre. ¿Cómo ve en la actualidad a la industria musical?

La industria musical está siempre en constante evolución, y la música instru-

Músico. Está considerado como uno de los mejores pianistas del continente.

La música latinoamericana es para mí un idioma que nos une”. mental afortunadamente se mantiene ahí a pesar de los cambios y las ‘nuevas olas’ que surgen. Cuando la música es aceptable pueden pasar todo tipo de géneros nuevos y la música instrumental se mantiene siempre y cuando esté bien hecha. ¿Qué le gusta más del Ecuador? ¿Qué es lo que más recuerda de esta tierra?

Aprecio de Ecuador la calidez de su gente y su manera tan amistosa de recibir al extranjero. Me siento muy a gusto cada vez que tengo la posibilidad de venir. Reitero, creo que el mayor atributo de este país es lo amistoso de su gente. Y, respecto a Quito, aprecio su formación cultural y su afición por la música instrumental. Me siento muy afortunado de saber que el próximo 25

Concierto

Presentación en Quito

° Fecha: 25 de enero ° Hora: 20:30 ° Lugar: Teatro Nacional CCE ° Entradas: VIP $160, Platea $140, Luneta Baja

$100, Luneta alta $80.

(enero) tendré la oportunidad de compartir el escenario con músicos ecuatorianos y tocar y brindar mi espectáculo para un público verdaderamente exigente. ¿Qué de especial y esencial tiene la música latinoamericana?

La música latinoamericana es un lenguaje, un idioma, por decirlo de alguna manera, que nos une, y que tiene una riqueza exquisita, y una variedad sin límites. (CC)

7 ‘Los años del boom’ gana el Premio Gaziel Barcelona, EFE • La obra ‘Los años del boom’, en la que el periodista del diario La Vanguardia Xavi Ayén recrea la eclosión de las letras latinoamericanas y su relación con Barcelona, ha ganado la XIII edición del Premio Gaziel de biografías y memorias. En un comunicado, la fundación RBA, que convoca al galardón junto a la Fundación Conde de Barcelona, informó que el jurado, formado por Borja de Riquer, Màrius Carol, Sergio Vila-Sanjuán, Josep M. Muñoz y Joaquim Palau, decidió premiar por unanimidad a esta obra. ‘Los años del boom’ explica las razones por las cuales Barcelona se convirtió en la capital de la literatura latinoamericana en los años 60’ y 70’. Para explicar si hubo o no un “boom”, quiénes fueron sus componentes y por qué El Dato se rompió, se nutre de entrevistas con Este galardón se convoca con el sus protagonistas, objetivo de cona la recudesde escritores tribuir peración de la como Gabriel Gar- memoria concía Márquez, Mario temporánea catalana y espaVargas Llosa y Jorge ñola. Edwards, así como a agentes literarios como Carmen Balcells. El libro se estructura como un relato en 30 capítulos en el que aparecen estos nombres y otros como Guillermo Cabrera Infante o Carlos Fuentes. La obra analiza elementos como la influencia de la revolución cubana en este “boom”, la creación de un mercado global de la literatura en español a partir del éxito de algunos libros, el papel esencial de agentes como Balcells y reconstruye al mismo tiempo la atmósfera de la Barcelona del tardofranquismo. Ayén (Barcelona, 1969) trabaja en La Vanguardia desde el año 2000 y es autor también de los libros “Memòries d’un espectador” y “Rebeldía de Nobel”, escritos junto a Carles Sentís y Kim Manresa, respectivamente. EFE


8

bambalinas

El cine entre Ohio y Quito

Ecuador, domingo 19 de enero de 2014

Atención. Temas como el grafiti inspiraron a los jóvenes cineastas.

Ricardo Segreda • Entre 17 estudiantes de cine, seis levantaron sus manos cuando se les preguntó si tuvieron problemas digestivos con ‘bichos’ en Ecuador. Una de ellas relató cómo, debido a la altura de Quito, se desmayó durante una entrevista. No obstante, con respeto a su experiencia en tierras ecuatorianas, no se arrepintieron de su visita: vuelven a EE.UU. con una nueva perspectiva sobre la vida y el mundo. Habían llegado a Quito bajo la tutela de Frederick Lewis, profesor del departamento de producción de cine y televisión de la Universidad de Ohio, con el fin de estudiar el cine y a los cineastas ecuatorianos. La serie de presentaciones, que tuvo lugar en la Flacso, se inició con ‘Labranza oculta’, de Gabriela Calvache, que relata la historia de los obreros que construyeron Quito. Luego, la directora habló con los jóvenes sobre su propia historia como cineasta. En las semanas que siguieron, los alumnos fueron introducidos al tema del abuso del medio ambiente cuando el director Pocho Álvarez presentó su obra ‘Tóxico Texaco’, mientras que el director Santiago Carcelén presentó una serie de cortometrajes, que mostraron la cultura afroecuatoriana de Esmeraldas y el valle del Chota. A su vez, Pablo Mogrovejo destacó la importancia del fútbol en nuestra sociedad con su película ‘Ecuador vs. el resto del mundo’ y Carla Valencia presentó

Producción. Además de mirar el cine ecuatoriano, tenían la misión de realizar cortometrajes.

‘Abuelos’, su conmovedora exploración Experiencia de las vidas paralelas de sus dos abuelos Para Arielle Busch, la experiencia en -uno en Ecuador y el otro víctima Ecuador ha sido reveladora. Ella, fatal de la persecución política en El Dato estudiante de diseño interactiChile durante los años 70-. Valenvo y producción de video, quedó cia compartió con la audiencia las impresionada por el realismo Durante su exigencias emocionales involucra- estancia de tres visceral de los documentales, así los das en el desarrollo de la película, semanas, como la falta de pretensión de estudiantes que trata de recuerdos dolorosos. extranjeros se los cineastas. Y no le ofendió el involucraron en Sin embargo, la más poderosa la realidad nacio- lenguaje vulgar de los futbolistas al realizar sus en el documental de Mogrovejo, experiencia cinematográfica para nal cortometrajes. los jóvenes fue ‘Con mi corazón en porque lo considera índice de su Yambo’, el aclamado documental autenticidad. de María Fernando Restrepo, que examiEsta es una cualidad que Busch obserna un capítulo oscuro en la reciente histo- vó, igualmente, en la gente local que, al ria del Ecuador. mismo tiempo, es más relajada que la de

los EE.UU. “Esa capacidad de enfrentar los desafíos de la vida con tranquilidad”, dijo Busch, “es algo que quiero llevar conmigo”. La alumna Katie Foglia observó que, a pesar de sus diferentes temas, todos los documentales, con su propia manera, destacan el valor de la familia. También fue impresionada por la calidad profesional de las películas. Sin embargo, además de estudiar cine local, los participantes tuvieron que hacer sus propias obras. El profesor Lewis, quien anteriormente había llevado estudiantes a Malasia y Guyana, les obligó a sus alumnos que en sus tres semanas en el país tenían que realizar cuatro cortometrajes documentales. A pesar de sólo dos meses de investigación y preparación a través de Skype e Internet, la calidad de las películas resultó muy buena. Fueron varios los temas: artistas del grafiti, músicos locales, viviendas en Quito y la comunidad de expatriotas. Sin embargo, uno de los temas que les emocionó, pero que descubrieron sólo en su estancia, fue el de la nueva industria del cine en el país que ha experimentado un auge en la producción de películas aclamadas. El profesor Lewis, por su parte, habló de su tiempo aquí como uno de sus mayores logros e indicó que podría volver para hacer más talleres, lo que añade una dimensión más al fenómeno del cine en Ecuador. rick.segreda@gmail.com


Revista Artes 19 enero 2014  

Revista Artes 19 enero 2014

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you