Christus 2023 - Revista oficial de la Semana Santa de Salamanca

Page 1

12 16 20 22 27 32 38 44 46 50

Agenda institucional

Vuelta a la normalidad

Amable Diego

Una escultura para la historia

Carlos García Carbayo

Un alcalde pregonero

Alfonso Barco

Esencia cofrade en imagen

Música mística

Coro del Cristo de la Liberación

Relevo en el Yacente

Alcántara deja la presidencia

Hermandad Universitaria

Historia de un momento clave

Jesús de la Promesa

Una hermandad que sigue viva

Jesús Flagelado

Cumbre artística y de fe

El prendimiento

El legado de Damián Villar

4 CHRISTUS | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II
SUMARIO

53 60 65 66 71 76 79 84 91 98

Amor de madre

Consuelo mariano

Julián Lanzarote

Interés turístico internacional

Siervo de Yahveh

Poema de Paulino Fernández

Casi 30 años de azul

María Teresa, Tomás y una foto

Hábito y mortaja

La tradición del Nazareno

Juan Canseco

De Sevilla a Salamanca

Devoción en la piel

Tatuajes cofrades

Nuestra Señora de las Angustias

Recupera su policromía

José Ladislao Herrera

Intensa vivencia de pasión

Mirada al recuerdo

Reflexión de Justino Sanchón

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 5

Siendo como es la «historia maestra para la vida» –al menos para el pensamiento humilde tradicional, que huye de la ideología soberbia y prometeica del progresismo, tanto exaltado como moderado, es decir, el que abre camino como el que consolida– nos hace ver cuánta lucha y persecución han sufrido las Hermandades desde los albores de la modernidad. Las luces del XVIII –veamos por caso la política de Carlos III– pronto se trocaron en rayos afilados de persecución contra el 'oscurantismo' que veían encarnado, de manera especial, en las hermandades y cofradías. No menos virulenta, aunque en otro tenor, fue la persecución en el siglo XIX, en el que tomaron cuerpo político esas luces racionalistas y ateizantes. De igual manera, el modernismo católico, que ha ido venciendo al catolicismo puro y tradicional, en su época de lucha y consolidación no ha sido más tierno con las cofradías.

Sin embargo, para pasmo del observador, hoy las hermandades, sobre todo las de Semana Santa, son aceptadas por el 'mundo' y sus poderes y, además, bendecidas por la oficialidad católica (aunque tenga sus problemas caseros con el clero más 'progre') ¿Y esto cómo puede ser? ¿Qué es lo que ha pasado?

Vayamos por partes. ¿Por qué eran perseguidas las Hermandades por los ilustrados y los liberales? Muy sencillo. Para endiosar al todopoderoso Estado había que 'racionalizar' la religión, para que dejara de ser el elemento fundente y vector axial de la sociedad. El poder de Dios estorba al poder del mundo en la ingeniería social que se empezaba a tramar. Las hermandades, la vida religiosa y la Compañía de Jesús eran tres instituciones que doblegar para conseguir este fin. Una secularización que no consiente límites de ningún tipo en su libertad, y menos en el orden moral, habiendo conseguido hoy el dogma de la 'autodeterminación individual' como 'sacramento' indiscutible.

Consumado el 'Estado liberal' y abierta la grieta interna dentro de la Iglesia con el modernismo, el oficialismo católico opta por el 'jansenismo político', es decir, por una pretendida 'purificación' de la religión para 'ser más evangélica', abandonando todo el aparato político, dejando aparcada la misión de la sacralización social del reinado de Cristo y aceptando una 'sana secularización'.

Hoy las hermandades, sobre todo las poderosas, reciben el aplauso del Estado laico e incluso hasta subvenciones, por su 'servicio cultural' (turístico) y obtienen la bendición eclesial oficialista por un no sé qué de difícil interpretación. Lo cual significa, desde el argumento negativo, que las cofradías no siguen la estela de sus 'mártires', sino que se han refundado en una espiritualidad (no religión) cultural y turística... ¿Y qué se deduce? Pues que si las Hermandades recordaran que Dios existe y que no todo está permitido, así como si éstas fueran un recordatorio de la misión tradicional de la Iglesia de la implantación del reinado social de Cristo... otro gallo cantaría, tanto dentro como fuera del corral. «No ladran, quizá es porque no cabalgamos», retocando el apócrifo cervantino. ¿Será que los sabuesos callados nos deben poner en guardia? Al menos, pensemos y oremos para evitar la vacuidad. ¿No?

P. ENRIQUE MORA GONZÁLEZ, O. DE M. Director espiritual Hermandad del Despojado

Redacción

Dirección: Antonio Penela Pérez

Dirección de Contenido y Coordinación: Francisco Gómez Bueno

Coordinación Comercial: Mercedes Maíllo

Consejo de Redacción: Junta de Semana Santa Francisco Hernández Mateo Fernando Pérez Pena

Portada: “Grande”, Manuel López Martín

Diseño, Maquetación e Impresión: Globalia Artes Gráficas y Distribución

Depósito Legal: D.L. S. 259-2000

6 CHRISTUS | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II EDITORIAL

Presidente de la Junta de Semana Santa FRANCISCO HERNÁNDEZ MATEO

Compromiso unión e IDENTIDAD

Queridos amigos: Un nuevo número de la revista Christus nos anuncia, un año más, la llegada de nuestra Semana Santa. Llegamos hasta aquí con una Cuaresma llena de actos y actividades, es por ello que os doy la enhorabuena por seguir fomentando la fe en Cristo Resucitado.

Este año celebramos el XX aniversario de la declaración de nuestra Semana Santa como celebración de Interés Turístico Internacional. Efemérides que no debemos pasar por alto, pues estos días de Pasión nuestra ciudad bulle, llena de turistas que vienen a conocer nuestra expresión pública de fe, también declarada Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial. El sector servicios de nuestra ciudad se beneficia de ello en estos tiempos tan delicados por los que estamos pasando. Por ello os animo a que desarrolléis nuestras procesiones con seriedad, compromiso, unión y sin perder nuestra identidad influenciados por modas actuales. La Junta de Semana Santa seguirá trabajando por el bien de nuestras Cofradías, Hermandades y Congregaciones y por la religiosidad popular en este mundo tan innovador y novedoso en el que vivimos, seremos la punta de lanza de esta tradición centenaria.

Deseo tener un cariñoso recuerdo para tres personas que fueron pregoneros de nuestra Semana Santa y lamentablemente nos dejaron el pasado año: el abogado Alberto Estella Goytre; el sacerdote Antonio Romo Pedraz; y el canónigo emérito de la SIB Catedral y antiguo delegado Episcopal para las Cofradías, Daniel Sánchez y Sánchez. Desde estas líneas ruego a Dios los tenga en su Gloria y descansen en paz.

Cofrade, hermano, congregante, muestra lo mejor de ti y llénate de amor hacia Jesús para manifestar en nuestra Salamanca que creemos en Cristo Resucitado.

Feliz Semana Santa.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 7

Obispo de Salamanca

D. JOSÉ LUIS RETANA

UNIÓN de HERMANOS

Ante todo, permitidme unas palabras de felicitación por mantener viva esta revista semanasantera después de tantos años. Merecéis nuestro reconocimiento, valoración y apoyo sincero. Espero que sigáis adelante con la misma calidad que hasta ahora.

Quiero acentuar el hecho de que sois “cofradía”, es decir, reunión de hermanos. Favorecer la fraternidad debe ser el primero de vuestros objetivos. Etimológicamente, cofradía significa “unión de hermanos”. Pero no basta con decir que somos hermanos, sino que hay que recordar siempre esa unidad “fundacional” que nos marca como tales.

Hace pocas semanas el Papa os decía: “Mirando el ejemplo de María estamos llamados a llevar esa fraternidad a todos los rincones de la sociedad. Ustedes están presentes en diferentes realidades eclesiales en vuestra diócesis, de esa manera colaboran para que la Iglesia sea ante todo casa, familia, lugar de acogida y de amor, en la que todos, especialmente los pobres y marginados, puedan sentirse parte y jamás verse excluidos ni rechazados. Viviendo de este modo la fraternidad se convierte en misión, que interpela y no deja indiferentes, pues el amor mutuo que sale y se dirige hacia los demás es nuestra carta de presentación. Así, incluso los que no tienen fe, podrán decir aquel elogio de Tertuliano: «Miren cómo se aman» (Apologeticum, 39: PL I, 471)”.

Vivir de esta manera, como hermanos unidos, supone esfuerzo y renuncia, pero les aseguro que merece la pena, porque es un signo ante la sociedad que siempre está dividida, no es moda de ahora, siempre estuvo y es un pecado social dividirnos. Por eso toda manifestación de hermandad, de solidaridad, ayuda. Los animo en su tarea para que sean signo ante el mundo de esa fraternidad que viene de Dios. Como estamos en pleno Año Jubilar Teresiano, os recuerdo unas palabras de Santa Teresa que sirven para favorecer la vida comunitaria. Ella pone como base la humildad. Y luego lo explica: “La humildad verdadera no viene con alboroto, ni desosiega el alma, ni la oscurece, ni da sequedad; antes la regala, y es todo al revés; con quietud, con suavidad, con luz”. Esta humildad espero yo de vosotros en vuestras tareas cofrades.

Puesto que vuestra cofradía penitencial está centrada en la Semana Santa, os invito a que participéis fielmente en el misterio pascual tal como lo celebra la liturgia. Antes de salir a las calles en los desfiles procesionales, espero y deseo que ha yáis participado en los div ersos cultos del misterio pascual. Termino con un sincero agradecimiento a todos y cada uno de vosotros por todo lo que estáis trabajando en vuestras cofradías. Que Dios os lo pague y que la madre, María Santísima, os acompañe siempre y sobre todo en los momentos más difíciles de vuestra vida.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 9

Director de La 8 Salamanca y EsRadioSalamanca

ANTONIO PENELA PÉREZ

Más en DIRECTO que NUNCA

Queridas y queridos cofrades: es un orgullo para mí poder saludarles desde estas páginas a las puertas de una nueva Semana Santa. La revista que tienen en su mano es fruto, un año más, de un intenso trabajo de muchos meses, posible gracias a la estrecha colaboración de La 8 de Salamanca y la Junta de Semana Santa de Salamanca. Un año, por otra parte, lleno de dificultades añadidas que, ya lo ven en estas páginas, no nos han logrado vencer. Por eso, antes de nada, nuestra gratitud a las empresas, instituciones y colaboradores que han hecho posible la edición de este número.

Que, además, no es un número más. Es el número de la esperada vuelta a la total normalidad tras el triste paréntesis de la pandemia y cuya presentación marca como es habitual para La 8 el inicio del sprint final en los preparativos de la Semana Santa.

Somos conscientes de nuestra enorme responsabilidad social -somos la ventana para que miles de salmantinos de fuera y de dentro de la ciudad y la provincia se acerquen a nuestras procesiones- y nos esforzamos por estar a la altura.

Para ello, este año mantendremos una amplísima programación especial que recogerá los momentos más destacados de todas y cada una de nuestras salidas penitenciales. Afortunadamente, las nuevas tecnologías nos dan facilidades y, tras la buena acogida de la propuesta que estrenamos en 2022, volveremos a optar por unas retransmisiones que recogerán las mejores imágenes a pie de calle, multiplicando los puntos de vista. Queridas y queridos cofrades: es un esfuerzo técnico y humano que sin ustedes no tendría sentido. Lo mismo que esta revista Christus que está hecha un año más por y para todos ustedes. Muy buena Semana Santa.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 11

Una INTENSA ACTIVIDAD de vuelta a la NORMALIDAD

Tras los años de alteración del ritmo institucional con los distintos grados de alarma sanitaria, en los últimos meses la Junta de Semana Santa de Salamanca recuperaba la total normalidad con una intensa agenda institucional. Prueba de ello era la habitual apertura del curso cofrade en Castilla y León con la reunión del resto de juntas de Semana Santa de la comunidad en Medina de Rioseco.

La Dirección General de Turismo, dependiente de la Consejería de Cultura, coordinaba este encuentro, que tuvo continuidad en la siguiente cita en Medina del Campo y que sirve para coordinar y poner en común criterios de promoción cultural y turística de las Semanas Santas de las nueve provincias. En este sentido, los responsables de la junta lamentaban el olvido sufrido durante los últimos años en cuanto a su presencia en las principales citas turísticas, un problema cuya resolución comenzaba este 2023.

Además, durante el último fin de semana de septiembre de 2022 se celebraba en León el trigésimo tercer Encuentro Nacional de Cofradías, que contaba con la presencia de más de 550 participantes llegados desde todos los puntos de España. Entre los puntos destacados de la cita, una exposición fotográfica sobre la Semana Santa de León, la inauguración del monumento dedicado por la ciudad de León a sus cofradías o ponencias de sumo interés, pero por encima de todo la espectacular procesión Magna que sirvió en la tarde de sábado para mostrar al mundo lo mejor del modo de vivir la Pasión en la ciudad, llena de tradiciones hondamente asentadas y de una personalidad muy marcada.

Tras la procesión, una eucaristía en la Pulchra leonina, presidida por el obispo de la Diócesis y una comida de confraternización, servían como clausura a una cita marcada por una magnífica organización y resultado satisfactorio y en la que también se proclamaba a la ciudad de Granada como sede del próximo encuentro nacional.

12 CHRISTUS | Revista Oficial de la
| MMXXIII | ED. XXIX | EP. II Agenda
Semana Santa de Salamanca
1. Via Crucis de la Junta de Semana Santa con la imagen de Jesús Nazareno. 2. Reunión de las Juntas de Semana Santa de Castilla y León.
1 2 3
3. Encuentro Nacional de Cofradías celebrado en León.

Ya en el año 2023, la Semana Santa de Salamanca se convertía en la gran protagonista de la promoción turística de la ciudad, coincidiendo con el vigésimo aniversario de su declaración como cita de interés turístico internacional. Las procesiones salmantinas eran el gran argumento de la presencia de la ciudad en la Feria Internacional de Turismo de Madrid, FITUR.

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, la teniente de Alcalde, Ana Suárez, y el concejal de Turismo, Fernando Castaño, arropaban una presentación en la que se subrayaba el perfecto binomio conseguido entre la ciudad y sus hermandades para permitir a los salmantinos y visitantes vivir una experiencia verdaderamente única al paso de las tallas y cofrades por un entorno verdaderamente irrepetible.

Era también el argumento remarcado por la presencia institucional de la Junta de Semana Santa de Salamanca, en la que se remarcaba –ante los representantes de compañías y operadores turísticos y del propio presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco–, que la Pasión salmantina es única por su conjunción de religiosidad, valor artístico y calles monumentales.

La presentación también incluía la proyección de un vídeo promocional con una sucesión de detalles, momentos y escenas que explicitan los muchos motivos para la declaración de máximo interés turístico.

La actividad aceleraba como es habitual con la cercanía de la Semana Santa y acogía como acto destacado el hermanamiento entre la Junta de Semana Santa de Salamanca y la Junta Pro Semana Santa de Benavente. Un encuentro celebrado en la iglesia de San Pablo, sede de la Congregación de Nuestro Padre Jesús Divino Redentor Rescatado y Nuestra Señora de las Angustias en el que el presidente de la junta benaventana, Paulino Galván Morán, firmó el protocolo con la Junta de Semana Santa de Salamanca en presencia del alcalde de la localidad zamorana, Luciano Huelga.

Antesala de un gran número de actividades culturales y religiosas que hablan de la vuelta a la normalidad, entre las que volvió a destacar el multitudinario viacrucis promovido por la Junta con la imagen esta vez de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 13 POR
FRANCISCO HERNÁNDEZ MATEO FERNANDO PÉREZ PENA
4 5
4. Presentación de la Semana Santa de Salamanca en FITUR. 5. Acto de hermanamiento con la Junta Pro Semana Santa de Benavente.

SEMANA SANTA a pie de CALLE

La Semana Santa de Salaman ca mul ti plica su vi s ibi lidad es t os días. Quien es d esee n a proximar se a la Pas ión tienen una gran p ue rta de entrada en d os prop ues t as de calle: la tradicional colocac ión de vi nilos co n la hi storia de l as co fra días sa lman ti n as en la Rúa , a la que se une la exposición conformada por grandes cubos en la plaza del Liceo Cada cara de estos cu b os es tá protagonizada por una de l as imágen es tit ulares sa lman ti n as. L as fotografí as de Fe rn ando Pérez Pena aportan dis ti nt os ángulos de ca da una de l as ta llas, además de inform ac ión so bre su co fra dí a , el dí a que procesiona o su au tor.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 15
16
CHRISTUS | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II

AMABLE DIEGO HACE INMORTAL EL ALMA COFRADE

Hay res pon sabi lidad es que deben de p esa r tonelad as . A no ser que se tenga una sonrisa por bandera y el buen h ace r avalado por añ os de trayec toria artís tica. Ni más ni men os que aportar a la ciudad un símbolo de su alma cofrade. Allá fue Amable Diego. Dibujos y dibujos d es pués en co ntró el ca mino El monumento a la Semana Santa de Salamanca en el vigésimo aniversario de su declaración de interés internacional tenía que ser un ca pirote co n ca pa y cirio , co mo los que veía en su n iñ ez . Ah í , dice , se reflejan tod as l as co fra días. Y, para h ace rlo i nm ortal , qu é mejor que el bri ll o del ace ro.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 17 POR PACO GÓMEZ FOTOGRAFÍAS FERNANDO PÉREZ PENA

Un día le llamó el alcalde, Carlos García Carbayo, y le dijo: vamos a hacer un monumento a la Semana Santa de Salamanca y queremos que lo hagas tú. Amable Diego se lo tomó con calma. Ni un encargo de esas características alteró el pulso del eterno dibujante y grabador. Cogió la plumilla y empezó por donde siempre: “lo primero es dibujar la anatomía, luego le vas añadiendo cosas, pero ese movimiento del cuerpo desnudo ya siempre se va a quedar ahí, lo demás es matemáticas”, afirma. Las matemáticas hicieron que el realismo naturalista fuera encajando en prismas y aristas. “Lo único que me dijo el alcalde era que quería algo que no se hubiera hecho nunca”,

recuerda. “Me puse a pensar y tuve claro que tenía que ser uno de aquellos capirotes que me llevaba a ver mi abuela cuando era niño, con su capa y con su cirio, y así fue saliendo”.

Amable Diego ya participó con mayúsculas en otro gran aniversario, los 500 años de la muerte de Teresa de Jesús. Entonces realizó una imagen sorprendente de una santa “de enorme determinación, a la que no pudo vencer ni la Inquisición”. Ahora vuelve a ser protagonista de un momento histórico que asume tranquilo, desde su radical libertad creativa, y con la certeza de haber cumplido el encargo: “es algo que no se ha visto nunca y que va a ofrecer

una imagen sorprendente con el brillo y los reflejos de la piedra de Villamayor. Aquí está toda la Semana Santa. Toda Salamanca”.

18 CHRISTUS | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II
Amable Diego
“Recordé los capirotes con capa y cirio que me llevaba a ver mi abuela”
ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 19

“El INCONFORMISMO y la valentía de los COFRADES es una HONRA para TODOS los salmantinos”

El pregón se ha convertido en la gran puesta de largo de la Semana Santa de Salamanca Un espacio solemne como el Teatro Liceo, en el que la ciudad vive sus ceremonias más relevantes, acoge una disertación de vivencias, emociones y sentimientos. Este año, la responsabilidad recae en el alcalde, Carlos García Carbayo. La Junta de Semana Santa agradece así la estrecha colaboración mantenida durante su mandato para engrandecer el ciclo procesional y su promoción y mejorar el día a día de las hermandades. El alcalde anuncia un pregón lleno de compromiso.

El nombramiento como pregonero le supuso una emoción que no pudo disimular.

Este alcalde tiene una relación muy estrecha con la Junta de Semana Santa. He acudido a presenciar varios pregones y he comprobado la importancia que los cofrades otorgan a este acto, al que visten de la mayor solemnidad. Que hayan confiado en mí es un honor que agradezco encarecidamente. Supone, además, la posibilidad de contar en primera persona a los salmantinos mis vivencias junto a los cofrades, la forma en que viven su religiosidad, la emoción, los nervios y la alegría de salir a la calle a dar testimonio de su fe.

¿En qué línea encuadra su pregón? Hablaré de lo que ha sido la Semana Santa de mi infancia y de mi familia y a partir de ahí voy a pregonar la Se-

mana Santa desde el corazón, con naturalidad, con mucho cariño, de forma llana y aprovechando los momentos íntimos que los cofrades me han brindado al abrirme la puerta de sus templos.

¿El pregón de un cofrade de acera? Un cofrade de acera y un cofrade de templo, a la vez. En la calle, la de Salamanca es la mejor Semana Santa del mundo, porque ninguna se desarrolla en un marco así. La ciudad patrimonio de la humanidad con mayor continuidad monumental. Pero en el interior de los templos, antes de salir, o cuando el tiempo ha impedido procesionar, se palpa mucho mejor la emoción, los sentimientos, la energía y la determinación de los cofrades, también la decepción si la lluvia impide salir. Esta parte emocional y sentimental es para mí lo más interesante.

Un pregón con mucho factor humano, entonces.

Es necesario que el pregonero se retrate y exprese su posición sobre cuestiones relacionadas con la Pasión. Lanzaré algunas re flexiones acerca de la educación, la solidaridad, la fe, la labor de las cofradías, la participación, nuestras tradiciones… Creo que tiene cabida en un pregón reflexionar acerca de cuestiones que son importantes para nuestra sociedad. Quiero trasladar a los cofrades un mensaje de confianza en su creatividad, en su inconformismo y en su valentía, que nos honran a todos los salmantinos.

Pregonará una Semana Santa de vuelta a la total normalidad tras años difíciles ¿Qué hemos aprendido?

La Semana Santa transmite fortaleza. La Junta y las cofradías no se quedaron

20 CHRISTUS | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II Pregón 2023 FOTOGRAFÍA PABLO DE LA PEÑA

de brazos cruzados durante la pandemia, sino que se reinventaron y programaron actos culturales que otorgaron visibilidad y presencia, preparándose para el momento de mejora de las condiciones. El coraje, las ganas y la ilusión de las cofradías han convertido a la pandemia en un mero paréntesis, doloroso por la pérdida de seres queridos, pero al fin estamos en un nuevo punto de partida, con mayor fuerza si cabe. Y de eso se van a beneficiar tanto los propios cofrades como los salmantinos en general y quienes nos visiten en estas fechas.

La Junta de Semana Santa señala en los motivos de su nombramiento que es una forma de agradecer el trabajo desempeñado en beneficio de las cofradías por su Ayuntamiento ¿Cuál es la clave de ese buen entendimiento?

El respeto, la lealtad, la sinceridad y el trato cercano. Da gusto hablar con

la Junta de Semana Santa y las cofradías porque son muy meticulosas, entregadas, sensatas y tratan con mucho mimo todas las cuestiones y necesidades. Trabajan con mucha seriedad, que es la forma en que a mí me gusta trabajar, y es muy fácil entenderse cuando todo se aborda desde el rigor.

Sorprendieron sus palabras en la entrega del premio al ganador del cartel solicitando un acto más solemne para esa cita. ¿Le falta a la Semana Santa creerse lo importante que es?

El programa que ha diseñado la Junta de Semana Santa para conmemorar el vigésimo aniversario de la declaración de interés turístico internacional incide en esa necesidad de dar una mayor difusión a nuestras procesiones. Se trata de tener una mayor presencia en la sociedad, donde encaja también esa escultura de Amable Diego. Por eso

creo que el acto de presentación del cartel de la Semana Santa merece un sitio especial, como es el Teatro Liceo, porque es una expresión artística de mucha calidad y los salmantinos deben tener la oportunidad de admirarla.

El cartel es la punta de lanza de la promoción turística de la Semana Santa, ¿cómo se recibe esta propuesta en las grandes ferias? Con mucha atención e incluso emoción. Son imágenes que transmiten espectacularidad, riqueza patrimonial, compromiso de los cofrades, seguimiento masivo de los salmantinos… Es una gran presentación de Salamanca.

¿Lo veremos algún día incorporándose como cofrade?

Como alcalde sería injusto elegir a una cofradía por encima de otra, estoy con todas ellas. Me siento muy cercano a todos los cofrades. /F.G.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 21
Carlos García Carbayo, en su despacho en el Ayuntamiento de Salamanca.

Ganador cartel Semana Santa

ALFONSO BARCO

“La calle TOSTADO SINTETIZA cómo veo la SEMANA SANTA ”

¿Qué tenía esta foto de especial para presentarla al concurso?

Pues es curioso, porque estuve dudando hasta el final si presentarla o no. Elegimos cinco en total y esta estuvo a punto de quedarse fuera, porque me parecía quizá demasiado sencilla. Al final le dimos una oportunidad y nos ha dado una gran alegría.

¿Qué recuerda del momento de hacerla?

Andábamos Javier y yo con la salida del Yacente. Lo habíamos visto desde la Catedral y habíamos pensando acompañar a la procesión hasta Tostado, porque es una calle que nos gusta mucho. Tiene recogimiento, tiene un ambiente austero y tiene oscuridad. Ahí siempre hay opción de hacer muy buenas fotos. Sintetiza cómo yo veo la Semana Santa de Salamanca.

¿Cuál es esa esencia que se resume en ella?

La esencia se puede ver en un hábito, en un capirote, en un momento de silencio. Para mí la Semana Santa de Salamanca puede ser la Vera Cruz en silencio el Lunes Santo, o la vuelta de esta procesión del Yacente, cuando ya no hay nadie por la calle. La expectación tan enorme que se vive en la salida de la Soledad. La devoción que va detrás del Rescatado. Esa es la Semana Santa que hemos vivido y la que siento más propia. Eso no quita que ahora se hayan introducido también otras formas de vivirla, que a mí no son las que más me gustan para Salamanca, pero que también tienen su interés, su devoción y su vistosidad.

Aquell a n oc he es taba recogiendo la co mpr a que había ido a h ace r co n su mujer al su pe rm erca do De repente, al móvi l le e mp iezan a ll egar mensajes de felicitación. Así que le pr egunta a su hij o , Javi er, qu é p ue de haber p asa do . La res p ues ta es que ha ganado el co ncu r so de fotografía para el ca rtel de la Semana Santa 202 3 . Lo ha h ec ho co n una foto “t otalmente Alfon so Bar co ” , co n la que rep it e éx it o tr as l as edicion es de 200 7 y 2014 .

22 CHRISTUS | Revista Oficial de
| MMXXIII | ED. XXIX | EP. II
la Semana Santa de Salamanca
POR
FOTOGRAFÍAS PABLO DE LA PEÑA
ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 23

Javier Barco es hijo de Alfonso y compañero inseparable de su padre en la pasión fotográfica en escenas nocturnas, conciertos y, por supuesto, la Semana Santa. Cuando su padre hizo la foto del cartel él andaba a pocos pasos. De aquella noche, esperaba buenos resultados.

“Mi padre es muy paciente para poder captar cosas interesantes y además busca momentos que no son usuales. Es verdad que hay al final una serie de hitos que todos los fotógrafos pueden ir buscando, porque tienen mucha fuerza. Y entonces tú puedes estar ahí, esperando cuándo va a pasar eso, y de repente ver a mi padre mirando en otra dirección, a otro sitio que nadie había mirado. Y por eso suceden estas cosas que pasan en las fotos de mi padre.

La captada aquella madrugada de Miércoles Santo en la calle Tostado es “muy simple, muy austera, muy recogida, muy de Alfonso Barco”. Una foto que demuestra que “además del manejo técnico en la oscuridad es un fotógrafo de ir a contracorriente”.

De momento, Alfonso y Javier seguirán formando tándem, aunque cada uno desarrollando su propio estilo. “A mí me atrae más la fotografía de calle”.

24 CHRISTUS | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II (Izquierda) Alfonso y Javier Barco, en varios momentos de la conversación. (Derecha) Imagen tomada desde el Palacio de Monterrey por Alfonso Barco de la salida de Jesús Despojado el Domingo de Ramos. (Abajo) Padre e hijo, una dupla que comparte una gran pasión por la fotografía.

¿Dónde nace la afición de Alfonso Barco por la foto cofrade?

Cuando yo entro en la Hermandad de la Soledad teníamos un amigo que hacía diapositivas y a mí me empieza a picar ahí el gusanillo. En el año 1994 me regalan entre mi madre y mi novia entonces, hoy mi mujer, la primera cámara y me fijé ese objetivo: el año que viene hago fotos yo también de la Semana Santa. Y así fue.

Con el paso de los años va haciendo un camino muy propio, en busca del instante.

Sí, ese suele ser el objetivo. Buscas un momento muy particular, que se sale un poco de lo normal, con unas condiciones de luz, de color, que pueden ser únicas. Aunque siempre una cosa es lo que buscas y otra lo que encuentras. En una procesión en la calle tú no controlas nada, todo lo que pasa a tu alrededor es incontrolable. Puedes ir buscando una idea muy concreta y de repente se te cruza un señor y ya no tienes foto.

¿Y ahí la magia de esta pasión?

Es una afición que te entra y que ya no te puedes quitar. Además vas pensando cosas, ideas que quieres hacer, aunque siempre abierto a las ocasiones que se presentan. Eso exige que estés muy concentrado, porque te puedes perder esa confluencia mágica en cualquier momento y luego te vas para casa rumiando que vaya foto que te has perdido.

¿Se nota cuando una foto da en el clavo?

A veces sí. Empiezas diciendo: Javi, mira lo que tengo. En la propia cámara miras si tiene enfoque, si está bien ajustada y luego ya la ves en el ordenador después. Pasa que en ocasiones en grande ya no te dice nada. Y otras, al contrario, que no te han parecido gran cosa y en el ordenador te dices: pues tiene más chicha de la que creía.

Este cartel rompe una larga línea de fotos en blanco y negro. Sí, es cierto que en los últimos años está primando el blanco y negro. Yo soy más de color, aunque tampoco estoy radicalizado en un sentido o en otro. La tecnología ahora nos ha facilitado el trabajo con muchas cuestiones y una de ellas es esta y lo que tenemos que hacer es aprovecharlo para ver lo que le va más a cada imagen. Esta foto tiene un color muy matizado y en lo que se nota que es muy nuestra es que es una imagen de fotógrafo nocturno. En escenarios de poca luz, nos movemos como pez en el agua.

¿Cuántas fotos se hacen en una Semana Santa?

Unas mil, que no son muchas. Si lo comparas con cuando íbamos con carrete sí, lógicamente. Pero en realidad repartidas entre todas las procesiones no son tantas.

Todas menos una, porque de la Soledad no hay fotos… ¿echa de menos la cámara cuando se viste de cofrade?

Si cuando me coloco la túnica de la Hermandad de la Soledad echara de menos la cámara es que a lo mejor había llegado el momento de dejar de lado la túnica. No, ahí tienes que estar a lo que estás, a formar parte de una procesión. Es verdad que se te van los ojos a tus compañeros a veces, ves qué andan haciendo… aunque por encima de todo antes que iba debajo del paso y ahora que voy en la fila lo que más me llama la atención es la mirada de la gente, las caras de emoción, los sentimientos que vas viendo a tu paso.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 25

que

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 27 BLANCA LLORENS POR PACO GÓMEZ FOTOGRAFÍA PABLO DE LA PEÑA
«La MÚSICA
ACOMPAÑA al CRISTO de la LIBERACIÓN crea una ATMÓSFERA MÍSTICA»

En 1988 la Semana Santa de Salamanca acogía por primera vez una de las procesiones más singulares de todo su ciclo. Presentada como un “entierro charro” dieciochesco, el Santísimo Cristo de la Liberación era acompañado por varias docenas de hermanas ataviadas con el traje de luto ventioseno y de hermanos con el hábito ceremonial con cola albercano. “Todo era especial y la música no podía ser una excepción”, explica Blanca Lorena Llorens, directora del coro.

Así que junto al Cristo no iría una banda, sino un coro ataviado con há-

bito cisterciense interpretando una serie de motetes cada vez que el paso hiciera un descanso. “Es una manera de acompañar al Cristo, cada vez que para, nosotros cantamos, es una forma de sentir que nunca está solo”. Los motetes son composiciones para cuatro voces a capela. Palestrina, Gombert o Tomás Luis de Victoria son algunos de los autores que se incluyen en la selección musical que marca la procesión de cada Viernes Santo.

“Son piezas clásicas, de un repertorio muy escogido, en una procesión sobria y de recogimiento como la nues-

28 CHRISTUS | Revista Oficial de
|
| ED.
| EP. II
la Semana Santa de Salamanca
MMXXIII
XXIX
“Siempre notamos el calor y el respeto del público y eso es conmovedor ”

tra, de luto, y nosotros sentimos que con la música vamos también construyendo algo especial, se va creando una atmósfera mística”, señala Blanca. El coro siempre lo componen exactamente dieciséis voces. “Son los hábitos que tenemos, no hay otra razón”, reconoce la directora, que además subraya que “nunca me han faltado personas para el coro, todo lo contrario, a veces alguien se ha tenido que quedar fuera porque no teníamos más hábitos”. Son voces con mucha experiencia en el ámbito vocal. “Cantar en la calle, normal-

mente con mucho frío, es muy difícil, tenemos que ser un grupo experto y cohesionado”.

Para todos, explica Blanca, “acompañar a nuestro Cristo es un orgullo, porque sientes además esa sensación de estar participando en algo muy emotivo y muy distinto de lo que son otras formas de vivir la Semana Santa”.

La procesión del Cristo de la Liberación fue cambiando de horario y de recorrido. Modificaciones que quizá la hayan ido haciendo más conocida y con ella todas sus peculiaridades

en la vestimenta, el patrimonio artístico creado por Vicente Cid y Jerónimo Prieto y su acompañamiento musical. “Sentimos que durante mucho tiempo hemos sido los grandes desconocidos de la Semana Santa de Salamanca, pero en los últimos años eso está cambiando, cada vez hay más personas que nos acompañan en la procesión y también notamos que muchos van junto a nosotros para oírnos cantar cada vez que hay una parada”. “Notamos el calor y el respeto del público y eso es conmovedor”, afirma la directora.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 29
El coro que acompaña al Cristo de la Liberación entona un motete en la calle Tavira / Fotografía: Delfín Romo

REELECCIONES tras la PANDEMIA

La pandemia su p uso un frenazo en la Semana Santa y la vi da de l as co fra días .

Algunas vieron interrumpidos sus calendarios mientras otras sí pudieron esquivar lo peor de las restricciones. No obstante, los últimos meses se han sucedido las convocatorias a renovación de cargos en numerosas hermandades y, con más o menos novedades en las juntas, la mayoría ha optado por la reelección. Alicia García co n ti núa al frente de la He rm andad del Vía Cr uc is , Eufemio D osu na en el Cristo de la Ag onía , Jos é Luis Pérez en la He rm andad del Per dó n , Carl os Vi ce nte en Jes ús Am ig o de l os Niños, Emilio Sánchez Tabe rn ero en Jes ús Resca tado y Manuel González en Amor y Paz.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 31
FOTOGRAFÍA ADRIÁN PRIETO CECILIO

Histórico RELEVO 30 años después

Roberto Sánchez asume la responsabilidad de hermano mayor en la cofradía del Yacente. Se cierra así la histórica etapa en el cargo de Julián Alcántara

32 CHRISTUS | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II

Julián Alcántara ha permanecido exactamente treinta años como hermano mayor de la Real Cofradía Penitencial del Cristo Yacente de la Misericordia y de la Agonía Redentora. Un nombre clave de la época contemporánea de la Semana Santa salmantina que hacía tiempo había decidido dar un paso atrás y dejar la máxima responsabilidad en otras manos. “Llevaba ya bastantes años pensando en esto y había preparado mi salida: tenía tan claro que ya no tenía que seguir al frente que no hice el curso obligatorio de la Diócesis para estar en un cargo de dirección en

una junta de Gobierno. Era una forma de obligarme, por si me arrepentía al final”, bromea Alcántara.

“El sustituto ya lo teníamos todos muy claro, Roberto estaba suficientemente capacitado para esta responsabilidad y lo suyo es que hubiéramos dado el paso antes, pero llegó la pandemia”. Julián confiesa que “no me parecía que fuera una forma de irse de la anterior junta haber dejado a la procesión en casa y le pregunté directamente a Roberto si él tenía alguna prisa, me dijo que no y por suerte en 2022 pudimos vivir nuestra salida y así podíamos también de alguna forma

irnos con la cabeza alta, porque todo salió bastante bien para los condicionantes que todos tuvimos”.

“Yo le dije que por mi parte no sintiera ninguna presión, que marcáramos los tiempos con los que todos estuviéramos cómodos”, ratifica Roberto Sánchez. “A mí me había propuesto formar parte de la junta de Gobierno en su día precisamente con el objetivo de formarme junto a ellos para darles el relevo en un futuro y eso es lo que ha pasado. Pero yo no tenía ninguna prisa y aquella vez que hablamos sobre el momento de hacerlo le dije a Julián que estuviera tranquilo, que cuando él lo decidiera, yo estaría ahí para dar el paso, no había una fecha de caducidad”.

Tres décadas como hermano mayor y desde la fundación presente en la junta de Gobierno (en la que sigue con un cargo que califica de “simbólico”), Julián Alcántara echa la vista atrás y reconoce que ha habido momentos de todo tipo.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 33
“Roberto está sobradamente capacitado para desempeñar este puesto”
POR
PACO GÓMEZ
FOTOGRAFÍAS
PABLO DE LA PEÑA

Relevo en el Yacente

Abrir camino en una cofradía, resolver el problema de los titulares, con la incorporación del Cristo de la Agonía Redentora y los problemas para la realización del Cristo Yacente, forman parte de una etapa ardua. “Tuvimos unos inicios difíciles y hubo una transición de poder en aquellos años muy complicada, pero mi objetivo siempre fue salir de ahí con una cofradía bien cimentada, que pudiera ir creciendo poco a poco y sobre todo que pudiera consolidarse, que es lo más difícil casi siempre”, destaca Alcántara.

Para él, Roberto “tiene seguramente más fácil las cuestiones de gobierno de nuestra cofradía, porque todo está más o menos ordenado, pero lo tiene mucho más difícil en el resto, porque ahora vivimos un momento en el que el ambiente espiritual es contrario a muchas de nuestras tradiciones cristianas y para capear eso él y esta

nueva junta van, y vamos, a tener que trabajar mucho”.

“Lo complicado es saber encontrar cuál es nuestro mensaje y nuestro hueco para llegar a la sociedad y es verdad que hay determinados estamentos abiertamente beligerantes

contra las tradiciones cristianas, pero creo que también hay mucha gente que está esperando de nosotros una cierta respuesta”, explica Roberto. “No podemos trasladar la imagen de que las cofradías nos dedicamos a organizar una procesión y nada más. Nos empuja un compromiso espiritual, de valores y muy especialmente en materia de caridad. Ese es el gran reto”. Nuevos tiempos y nuevas formas de hacer, seguramente. Julián Alcántara hace dos encargos a Roberto: uno es precisamente que no permita que se identifique cofradía con procesión y otro que no caiga en sus mismos errores. “Hazlo mejor que lo he hecho yo, pero no hagas aquello que yo sé que he podido hacer mal, sobre todo en lo que se refiere a las formas. Soy muy temperamental y es posible que en alguna ocasión mi forma de comunicarme haya sido muy dura, quizá

34 CHRISTUS | Revista Oficial
|
| ED. XXIX | EP. II
de la Semana Santa de Salamanca
MMXXIII
“Nos hemos propuesto intensificar el aspecto caritativo y recuperar cultos ”

(Página anterior): Julián Alcántara y Roberto Sánchez, en la capilla del Cristo Yacente de la Misericordia en la Catedral Nueva de Salamanca.

(En esta página): El Cristo de la Agonía Redentora transita por la Compañía en su camino de regreso a la Catedral en las primeras horas del Jueves Santo. La imagen cumplirá en 2025 quinientos años.

no la adecuada. Por suerte, Roberto es más tranquilo y sosegado”.

El nuevo hermano mayor descarta, sin embargo, que su llegada suponga cambios “radicales” en la cofradía. “Cada uno tendrá su manera de hacer las cosas, pero no va a haber una revolución. Sí nos hemos propuesto intensificar ese aspecto caritativo y también tratar de reforzar los lazos entre los cofrades, recuperar las misas mensuales puede ser una buena idea”.

En cuanto a la procesión, Roberto Sánchez subraya que la de la Real

Cofradía es “una procesión estéticamente muy asentada y en el que hay muy poco que tocar, porque todo está bastante logrado y conseguido”. Habrá detalles, como la incorporación de nuevos faldones bordados en los dos pasos o la posibilidad de retirar las ánforas del Cristo de la Agonía Redentora. “Mi idea es que pueda acabar saliendo sin ellas, pero tampoco va a ser algo traumático”.

Ahora la pregunta para Julián es si se ve alguna vez viendo la procesión que ha organizado durante tantos años desde la acera. “En absoluto. Yo creo que si eres un cofrade comprometido solo hay dos motivos para no estar en tu procesión, una enfermedad o que ya no puedas participar porque la edad u otro motivo incapacitante no te lo permita. De momento no estoy en eso, pero si llegara el caso me veo más siguiendo la procesión por televisión que en la acera”.

La pregunta para Roberto es dónde se ve él en nueve años si puede agotar el tiempo máximo de permanencia en el cargo (las normas diocesanas fijan un máximo de diez años y la Real Cofradía elige sus juntas por periodos de tres años) y su meta de momento es “ser capaz de haber conservado todo lo bueno que hace la cofradía, respetar sus costumbres y tradiciones y haber enriquecido en la medida de lo posible los cultos”.

El hermano mayor recuerda que “veníamos de una tendencia muy positiva a partir de los años 2016 y 2017 en los que la cofradía tenía una enorme pujanza y un ritmo muy bueno de expansión, pero la pandemia nos ha parado ese crecimiento y recuperar otra vez esa dinámica tiene que ser uno de los grandes desafíos”. Además, está el quinto centenario del Cristo de la Agonía Redentora, que la cofradía espera celebrar en 2025. “Es una imagen única de nuestro patrimonio que merece un programa extraordinario y aunque la datación no está establecida del todo, se concuerda en que podría ser en torno a 1525, que es la fecha que tomaremos para nuestra celebración”.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 35

CUENTA LO QUE FUIMOS marcha para un aniversario

La Banda de Música de Piedrahíta tiene desde hace tiempo la responsabilidad de acompañar a una de las procesiones más intensamente identificadas con el silencio. Por ello, su director, Mario Vercher, escoge un repertorio absolutamente fúnebre y discreto cada Martes Santo. Con motivo del 75 aniversario, el hermano mayor de la Universitaria, Rubén Zazo, buscó con el músico la manera de introducir una innovación y la idea fue una marcha peculiar, cuenta lo que fuimos. Se trata de una composición realizada inicialmente para la escena final de la película Alatriste (2006) por Roque Baños, que finalmente fue descartada en el montaje. Vercher explica que es “una auténtica marcha de Semana Santa” que “encaja perfectamente en el sentido de la procesión”. Al fin y al cabo, fue compuesta para acompañar la escena del trágico final del héroe revertiano.

“Es una música de mucho recogimiento, que retoma melodías que ya están en una marcha pura como es El sepulcro, también de Roque Baños, pero también tiene instantes de apoteosis”. Por eso, Vercher afirma que “aunque se plantea para el aniversario, creo que se va a quedar como parte importante de la procesión”.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 37
FOTOGRAFÍA PABLO DE LA PEÑA

JUAN BORREGO

FOTOGRAFÍA

ÁNGEL ESTEBAN

(Filmoteca Castilla y León)

PARA QUE LA LUZ HABLE DENTRO

« Hermanos , p ara que la verdad h able den t ro , p ara que la l uz t ras p ase la in tel igencia , p ara que la sabidur ía em pape el corazón: ¿Prome t éis el más absoluto si lencio desde es te momen to h as ta la conc l usión de es te ac to?»

«¿Prome t éis en t regar t oda vues t ra in tel igencia a la medi t ación , aj enos a cuan to ocurra en la calle ?»

«¿Prome t éis vivir es ta p rocesión con au t én t ico sen t ido de p eni t encia ?»

«Si as í lo h acéis que el Santísimo Cris to de la Luz y Nues t ra Señora Madre de la Sabidur ía os lo p remien y, si no, os lo demanden»

38 CHRISTUS | Revista Oficial de
| MMXXIII | ED. XXIX | EP. II
la Semana Santa de Salamanca
POR
ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 39
40
CHRISTUS | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II

La Semana Santa de Salamanca tiene entre sus virtudes su carácter heterogéneo, en el que conviven sin ninguna fricción un gran número de maneras de vivir la religiosidad, de las más austeras y recogidas a las más multitudinarias. Dentro de este gran valor y con la dificultad de resaltar un solo instante por encima de todos los demás, a menudo se viene señalando la procesión del Martes Santo de la Hermandad Universitaria como una sublimación de todo lo que puede significar ese modo de vivir la semana de Pasión “en salmantino”.

De manera particular, se destaca la promesa del silencio que se realiza en el Patio de Escuelas. Ante la fachada rica del Estudio y en presencia de los hermanos, que depositan momentáneamente en el suelo las bastas cruces que portan durante todo el recorrido, se forma durante unos minutos un sencillo bosque de humildad en contraste con el oro de la portada que crea un escenario sobrecogedor en el que todos los asistentes tienen la sensación de estar viviendo algo único. Es un momento que tiene el sabor de lo antiguo, de lo más ancestral, revestido con la solemnidad de una universidad más que ocho veces centenaria, y sin embargo, es relativamente reciente si se tiene en cuenta que hablamos de una Semana Santa que hunde sus raíces en lo medieval.

Un acto completamente acabado, de cerrada perfección, llamado a repetirse a perpetuidad pero que forma parte de la Semana Santa como tal solo desde el año 1978 y, como sucede con algunos hallazgos felices, por casualidad.

La Hermandad Universitaria se ha fundado en 1948, hace ahora 75 años, y lo ha hecho con la abierta intención de subrayar los rasgos de mayor austeridad y penitencia en el marco de una Semana Santa salmantina en la que han comenzado a aparecer ciertos “folclorismos” de los que se quiere huir.

Miembro de su primera Junta de Gobierno es Juan Iglesias Santos, quien desde 1943 ostentaba la cátedra de Derecho Romano en la Universidad de Salamanca, institución en la que cursó sus estudios jurídicos y a la que regresó tras alcanzar el grado de catedrático en Oviedo. Iglesias (uno de los más relevantes autores contemporáneos en pensamiento jurídico, lo que le valió en el año 2000 el Premio Castilla y León y en el año 2001 el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales)

compuso para la primera procesión de la hermandad una solemne fórmula para que los cofrades pudieran ofrecer como sacrificio su silencio al Cristo de la Luz y Nuestra Señora de la Sabiduría.

Pero el eminente romanista ha pensado la oración para la intimidad de los hermanos, justo en el momento previo a iniciar su recorrido desde la Clerecía, la iglesia del Espíritu Santo, donde los fundadores establecieron su sede canónica desde el comienzo. Pero los avatares de la Hermandad Universitaria iban a contribuir a sacar del templo este acto tan intenso y emotivo. En la década de los 60 comienza una lenta decadencia de la procesión del Martes que llevaría a su junta en 1970 a tomar la dolorosa decisión de no celebrar la procesión, por falta de hermanos, ofreciendo como consuelo un Vía Crucis por las calles cercanas a su templo acompañando a la imagen del Cristo de la Luz, portada sin andas por unos pocos hermanos.

La procesión regresaría en 1978. Ese año volvían a salir los hermanos con sus hábitos negros y sus pesadas cruces acompañando de nuevo al Crucificado y su Madre. Pero en ese momento la Clerecía se encuentra en obras y es imposible realizar la oración de silencio en su interior. Ante estas circunstancias, se decide celebrar la promesa en el exterior, en el Patio de Escuelas, engrandecida por el coro de la Universidad Pontificia. Se acaba de crear una de las imágenes más universales de la Semana Santa de Salamanca.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 41
El profesor Iglesias Santos piensa en una oración para ser pronunciada por los hermanos en la intimidad de la Clerecía, antes de la procesión
(Página anterior) Imagen actual de la promesa del silencio en el Patio de Escuelas / Pablo de la Peña. (En esta página) Juan Iglesias Santos durante su estancia en la Universidad de Salamanca.

75 aniversario Hermandad Universitaria

La Hermandad Universitaria nace como contestación a un momento de expansión algo descontrolada de las cofradías salmantinas, con intención de asentar un carácter marcadamente penitencial y austero. Su primera procesión, hace 75 años, se realiza gracias a la ayuda de la Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad, que le prestaría el primer paso sobre el que se colocaron dos imágenes custodiadas en el interior de la Clerecía aunque nunca habían formado conjunto previamente.

María Madre de la Sabiduría es una figura de altar que, de hecho, no tenía policromada la parte posterior. Las guías de los primeros años 50 especulan con la posibilidad de que sea obra de Salvador Carmona, atribución que no se corresponde con los estilemas propios de una dolorosa de finales del siglo XVI o muy principios del XVII. Hoy se considera que podría formar parte de un retablo de la desaparecida iglesia de San Pelayo (derribada en 1617).

El Cristo de la Luz es un crucificado de impresionante calidad del que en el momento de fundar la hermandad tampoco se conoce su autor. En los años posteriores se atribuye a Pedro López de Reinaldo, quién posiblemente habría trabajado en el ensamblaje del retablo, pero no en la imagen titular. En 2006, formó parte de las Edades del Hombre celebradas en Ciudad Rodrigo. Gracias a los estudios desarrollados para el catálogo de la muestra se

pudo adscribir con total seguridad a la gubia de Esteban de Rueda, el sensacional imaginero toresano con activo taller en Salamanca, y fechar su realización en torno al año 1620.

Dos imágenes de diferente época y mano que, sin embargo, adquieren sobre el paso una fusión perfecta como síntesis del Stabat Mater al pie de la cruz.

Su estética armonía se subrayaría desde 1949 al contar con su propio paso procesional. Realizado en valiosa madera de nogal, incluye en las esquinas las representaciones de los santos patronos de las cuatro facultades fundadoras del Estudio: San Lucas (Medicina), San Raimundo de Peñafort (Derecho), San Isidoro (Filosofía y Letras) y San Alberto Magno (Ciencias). También ese año Andrés López ha tallado una nueva cruz para el Cristo de la Luz, simulando un leño.

Es la imagen definitoria de la solemne procesión del Martes Santo, sumada a la decisión de imponer a sus hermanos (en un principio solo hombres y desde 1978 también mujeres) una túnica negra, de la tela más pobre del momento, sin capa ni capuchón, con verdugo, y con características sandalias de esparto. En el centro del hábito, un emblema hexagonal con el Crismón (XP) superpuesto sobre la M de María y sobre el color de la facultad a la que pertenezca cada hermano.

42 CHRISTUS | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II
El Cristo de la Luz y María Madre de la Sabiduría componen un conjunto de perfecta armonía, a pesar de que son tallas de distinta mano y época

(Página 42): Nunca entró en la Plaza Mayor de Salamanca la procesión del Martes, aunque no siempre tuvo el actual recorrido. Aquí, pasando por la Isla de la Rúa / Ángel Esteban. Filmoteca de Castilla y León.

(Página 43, arriba): La procesión es recibida por el rector en el Patio de Escuelas. Aún no se ha reformado el lienzo izquierdo de la plaza y hay rejas rodeando la escultura de Fray Luis / Ángel Esteban. Filmoteca de Castilla y León.

(Página 43, abajo): Impresionante imagen de los hermanos con sus cruces de regreso a la Clerecía por la calle Compañía / Fernando Pérez Pena.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 43

POR TAMARA NAVARRO

FOTOGRAFÍAS

PABLO DE LA PEÑA

MIRIAM LABRADOR

En un momento de resurgimiento de la Semana Santa en los años 40 del siglo XX se busca reforzar la ordenación procesional dedicando un día a cada una de las siete palabras de Jesús. Así, tras el perdón del Domingo de Ramos llegaría la promesa del Lunes Santo. En ese momento, no había ninguna imagen que pudiera cumplir esa función, por lo que se recurre a un gran crucificado que se custodia en la sacristía del convento de San Esteban. En febrero de 1948, en torno a esta imagen, se funda, como filial de la Dominicana, una nueva cofradía.

JESÚS de la PROMESA una HERMANDAD que sigue VIVA

Su primera procesión se celebraría esa misma Semana Santa. La Hermandad recurre a Damián Villar, que había realizado para ella ya la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Pasión, para que acometa las restauraciones de urgencia necesarias. El pintor Arístides Mateos, ‘Corín’, se encarga de la policromía. Acompañarán la imagen nazarenos con túnicas y capirotes blancos, con cinto de soga de esparto y que portan una cruz de algo más de 1,50 metros, de color blanco y con un relieve en bronce del crucificado.

La procesión parte a las diez y media de la noche desde el convento de San Esteban. Sube por San Pablo hasta Poeta Iglesias pero no entra en la Plaza Mayor, ya que sigue por Quintana, Corrillo, Meléndez y la Rúa hasta iniciar en Palominos el regreso al templo. Con el tiempo, se irán introduciendo modificaciones, fundamentalmente para incluir el paso por el Puente Romano como uno de los hitos principales del recorrido.

La Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús de la Promesa buscaba hacer de la procesión del Lunes Santo una cita con el Rosario. Los nazarenos iban rezando las estaciones y llegó a contar con otras cuatro imágenes para representar los cinco misterios dolorosos, rezo que se centralizaba en un acto en la Plaza Mayor.

Última procesión en 1974

La procesión vive un lento declive que lleva en primer lugar a reducir el número de pasos a dos: Jesús de la Promesa y Jesús de la Pasión y a adelantar la hora de salida a las ocho y media de la tarde. También se fija un mínimo de 50 nazarenos para poder salir en procesión, ya en la crisis de los años 70. Efectivamente, en 1975 el número de hermanos en San Esteban no alcanza esa cifra por lo que se decide no salir aquel Lunes. Se comunica poco después al Obispado la suspensión de la salida penitencial, sin fecha específica, aunque la hermandad no fue disuelta. En el año 2016, la Hermandad Dominicana decide reintroducir el culto a Jesús de la Promesa con una meditación sobre las Cinco Llagas.

44 CHRISTUS | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II
Efeméride

Jesús de la Promesa presenta un gesto conmovedor de dolor. Su advocación plasma en su boca entreabierta el momento en el que promete el paraíso al buen ladrón.

No hay en el convento dominico ninguna documentación sobre la autoría o procedencia del crucificado de su sacristía. Aunque el lugar preeminente en una casa tan llena de tesoros artísticos hace suponer que saldría de un taller prestigioso en el siglo XVII.

El acto de meditación sobre las Cinco Llagas de Jesús (manos, pies y costado) cuenta con participación de representantes de las cofradías y la vida religiosa salmantina. Antes de la pandemia, la imagen protagonizaba una breve procesión por el impresionante claustro dominico.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 45

Una HERMANDAD fundada para el SEÑOR de la COLUMNA

Jesús Flagelado se incorporó a la Semana Santa de Salamanca en 1913, pero no fue hasta 1948 cuando contó con su propia cofradía

46 CHRISTUS | Revista Oficial de la
de
| MMXXIII | ED. XXIX | EP. II
Semana Santa
Salamanca
POR
CARLOS TABERNERO
Espectacular conjunto realizado por Salvador Carmona, formado por la imagen principal y los “cuatro niños de Pasión”, a su paso por la calle de la Rúa.

Luis Salvador Carmona es uno de los nombres escritos en oro en el parnaso artístico español. Aprendió de los mejores (Gregorio Fernández que había realizado el retablo de la iglesia de su pueblo natal, Nava del Rey, y Juan Villabrille y Ron, su maestro) para alcanzar una perfección reservada a muy pocos. En 1760, Carmona expone en la Real Academia de San Fernando una imagen realizada para Salamanca: “merecieron general aplauso de los concurrentes y aprovación de los profesores e inteligentes, fueron una ymagen de Christo Nuestro Señor que después de haver recibido los azotes estaba en acción de ir a ponerse la túnica, con tan tierno y expresivo afecto que compadecía a quantos la miraban, la qual está colocada con quatro Niños de Pasión, también de su mano, que le sirven de adorno” (Compendio de la Vida y Obras de Salvador Carmona, Archivo de la Real Academia de San Fernando, 1775).

Un encargo de los jesuitas para su sacristía del Espíritu Santo, donde ocuparía un lugar destacado en una hornacina de espejo realizada por García de Quiñones. Era un mensaje para el sacerdote: piensa al revestirte en Jesús. Un prodigio artístico cargado de sentido y fe que permaneció al margen de la Semana Santa hasta el año 1913. Fue cuando el obispo Valdés media para que la Vera Cruz pueda sacar en procesión, el Jueves Santo, al “Señor de la columna de la Clerecía”.

Gaspar Jiménez Repila, abad de la Real Capilla de San Marcos, a quien pertenece la imagen, no pone trabas y se crea la Sección de la Flagelación dentro de la Vera Cruz. Serán en su mayoría dependientes del comercio salmantino. Mariano Rodríguez Galván se hace cargo de los gastos de los hábitos, de color morado y cíngulo amarillo, con una cruz blanca en el capirote.

En 1915 la sección pasa al Viernes Santo, donde permanecerá durante décadas, con distintos vaivenes, hasta que en 1945, en el seno de las Congregaciones Marianas surge la idea de crear una cofradía propia, que solo podrá configurarse en 1948, con el impulso de 44 comerciantes, aceptando ser filial de la Vera Cruz y teniendo como sede su capilla.

Así celebró esta nueva hermandad su primera procesión el Lunes Santo de 1949 junto a la de Jesús de la Promesa, saliendo ese mismo Viernes Santo igualmente en la procesión general.

Arriba: Carta de la Vera Cruz aceptando la fundación, como filial, de la nueva cofradía en 1948.

Abajo: Procesión del año 1913 captada por Venancio Gombau desde el balcón de su estudio en la calle Prior (la imagen no va acompañada de los ángeles de Carmona, sino de los de la Vera Cruz).

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII |
|
47
Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca
CHRISTUS

El Señor de la Columna

En esta página: Imagen de la procesión del 18 de abril de 1938, en plena Guerra Civil / Biblioteca Nacional.

(Página 48, arriba): Primera procesión con las nuevas andas de la Hermandad de Jesús Flagelado (posteriormente se añadirían banzos exteriores).

(Página 48, abajo): Jesús Flagelado y los Niños de Pasión en la hornacina de espejo en la antigua sacristía del Espíritu Santo.

Al año siguiente, los impulsores deciden cambiar el rumbo y solicitar su consideración de cofradía independiente de la Vera Cruz. Algo que supondrá un enorme esfuerzo económico, entre otras cosas al tener que devolver los hábitos de las primeras procesiones a su antigua hermandad matriz.

Eso obliga a que solo se acepte el ingreso de nuevos hermanos si pueden costearse ellos el hábito o a imponer que solo carguen el paso aquellos que acepten hacerlo gratis. También se realizan rifas y sorteos (de trajes de caballero, entre otros) con el fin de recaudar fondos. En 1951 se incorporan dos elementos clave: las medallas, encargadas a la casa Juan Fer de Madrid, y las características hebillas de plata, realizadas por Emilio Sánchez, al precio de 8 pesetas cada una.

El año siguiente se pueden estrenar las andas propias, realizadas en los Talleres Merchán con un precio de 4 675 pesetas. El hábito queda conformado definitivamente con la decisión de incorporar la capa, en 1956, y unificar los capirotes y fajines en color eminencia, en 1959.

En 1967, la hermandad sale de la procesión general del Santo Entierro (que conserva un momento iconográfico

similar, Los Azotes de Alejando Carnicero) y se traslada al Miércoles Santo ante las crecientes dificultades de la Hermandad de Excombatientes para conformar su procesión. La extinción definitiva de la procesión con la imagen del Cristo de las Batallas hará que en 1972 por primera vez celebre en solitario su salida en Miércoles, situación que se ha mantenido hasta la actualidad.

Con una reconocible seriedad y prudencia, la hermandad se estabiliza y logra atravesar la crisis de la Transición. En su repunte tiene mucho que ver la decisión de aceptar a la mujer en 1987, anticipando la incorporación de la imagen de José Miguel Sánchez Peña, Nuestra Señora de las Lágrimas (previa votación de su advocación con Nuestra Señora del Consuelo como alternativa), en la procesión del Miércoles Santo de 1992.

Una hermandad pionera en el año 1959 en la creación de una Sección de Caridad, sin la que hoy es imposible entender la Semana Santa salmantina y que, además, tiene la inmensa responsabilidad de rendir culto y preservar (en 1998 acometió una restauración ejecutada por Isabel Pantaleón por valor de 500 000 pesetas) una de las cumbres del arte español.

48 CHRISTUS | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II
En 1967 deja el Santo Entierro para trasladarse al Miércoles Santo, día en el que procesiona en solitario desde 1972
ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 49

EL PRENDIMIENTO, el gran legado de DAMIÁN VILLAR

POR

JAVIER MUÑIZ

FOTOGRAFÍAS

LORENZO RODRÍGUEZ (arriba)

FERNANDO PÉREZ PENA (derecha)

Entre las novedades de la Semana

Santa de hace 75 años destaca el estreno simultáneo de dos de los grandes conjuntos de la Seráfica Hermandad de Nazarenos del Santísimo

Cristo de la Agonía: Nuestro Padre Jesús ante Pilato y Nuestro Padre Jesús en su Prendimiento. El primero es obra del bejarano González Macías (autor también del Santo Entierro para el Nazareno) y el segundo salió de la gubia de Damián Villar y acaso sea su mayor legado.

De Villar se ha dicho que labró las mejores manos de su tiempo. Tenía

30 años cuando recibió el encargo de este conjunto, llamado a sustituir el paso previo de Ángel Canto. Se impuso Villar en un concurso público con una propuesta llamada en un principio El beso de Judas. En su ejecución, roza la excelencia en dos de las tallas: N.P. Jesús y San Pedro. Contrasta la belleza serena de Jesús con la tensión contenida de Pedro, prefigurando el golpe de espada. La falta de cofrades privó a la ciudad de esta joya única entre 1965 y 1986, cuando se reincorporó definitivamente a la procesión del Jueves Santo.

50 CHRISTUS | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II
ED.
II |
51
XXIX | EP.
MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS

AMOR de MADRE

La ce lebr ac ión de l os misteri os de la Pas ión no se en ti ende sin una potente ver ti ente femenina No hay Semana Santa sin María. Soledad, Esperanza, Amargura son algunas de l as advocac ion es en una lista de dolor osas que s igue cr ec iendo en número y devoc ión.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 53
FOTOGRAFÍA MANUEL LÓPEZ

Amor de Madre

POR

LYDIA BARTOLOMÉ

FOTOGRAFÍAS

ROSA GONZÁLEZ

FERNANDO PÉREZ PEÑA

PILAR PÉREZ

La devoción popular no se resigna a otorgar a María un papel secundario en ningún momento de la vida de Jesús. Un hecho particularmente intenso ante la pasión, muerte y resurrección. Desde los primeros momentos de esta expresión de religiosidad, María accedió a un permanente protagonismo, como corresponde a una Madre de todos. Su presencia constante en el calvario junto al Crucificado pronto se trasladó a devociones en solitario con la descripción de Dolorosa a la que se unirían luego Soledad o Esperanza como principales advocaciones.

En Salamanca, la Virgen de los Dolores de la Vera Cruz, (Nuestra Señora de las Angustias en su nombre inicial) es una de las mejores realizaciones imagineras de comienzos del siglo XVIII y fue también una de las mayores devociones marianas de la ciudad. La Soledad contó desde el siglo XVII con su propia cofradía que fue evolucionando hasta incorporar a comienzos de los 40 la sensacional imagen de Benlliure, mientras que la Esperanza salmantina cobró forma a raíz de la fundación de la Hermandad Dominicana, primero con la talla de González Macías (1945, hoy en Peñaranda) y después con la definitiva de Damián Villar, desde el Viernes Santo de 1952.

En ese momento, en Salamanca ya procesionaba con el Cristo de la Agonía la Dolorosa de Soriano Montagut (1940), una de las grandes aportaciones del siglo XX a esta iconografía.

(Página 54): María Santísima de Gracia y Amparo, la última dolorosa salmantina. (Página 55. Columna central): María Santísima del Dulce Nombre, presentada en 2021. (Página 55. Columna derecha): María Santísima de la Caridad y del Consuelo, realizada en 2013.
54
CHRISTUS | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II

Pero la presencia mariana no ha cesado de crecer desde esas incorporaciones hasta hoy. A medida que la entrada de la mujer iba enriqueciendo todas las cofradías salmantinas, comenzaban también a incorporarse nuevas dolorosas multiplicando sus advocaciones. Es el caso de María Nuestra Madre, una imagen completamente atípica en este grupo, obra de Hipólito Pérez Calvo.

Ese momento de expansión deja también la llegada de Nuestra Señora del Silencio, obra de Enrique Orejudo, para acompañar al Cristo de la Vela en la procesión del Sábado desde Jesús Obrero. También Nuestra Señora de la Amargura se incorpora en 1991 a la Semana Santa. Es la advocación que recibe la imagen mariana que acompaña en el calvario al Cristo de los Doctrinos para conformar desde ese momento la procesión del Lunes Santo de la Vera Cruz.

Un año después, la Hermandad de Jesús Flagelado también aporta una dolorosa a la ciudad, bajo el nombre de Nuestra Señora de las Lágrimas, obra que José Miguel Sánchez Peña había realizado en 1977. Ninguna de estas tres dolorosas irá con palio. Tras todos estos cambios, se vivió un momento de cierta transición hasta que volvieron a producirse importantes entradas iconográficas asociadas a este momento mariano. La Hermandad de Jesús Despojado lleva a cabo la primera incorporación en el siglo XXI, con María Santísima de la Caridad y del Consuelo, obra mayúscula

de Francisco Romero Zafra realizada en 2013 y que procesiona el Domingo de Ramos desde 2018. En este caso, se opta por un palio de característico color azul. Un modelo de dolorosa claramente andaluz, marcado por la suavidad del modelado y que desataba una inmensa devoción popular. En 2021, la Cofradía penitencial del Rosario presenta a María Santísima del Dulce Nombre, obra de otro de los genios de la imaginería contemporánea, Navarro Arteaga. El sevillano introduce un nuevo concepto de dolorosa marcado por un sufrimiento maduro y emotivo. Aún no hay fecha para su salida en procesión junto a San Juan Evangelista, algo que sí ha hecho ya la última incorporación mariana a través de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Perdón. María Santísima de Gracia y Amparo es obra del también hispalense Juan Manuel Montaño y presenta a la Virgen en soledad junto a la cruz de la que pende el sudario tras el descendimiento.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 55
En la última década, la Semana Santa de Salamanca ha vivido un momento de llegada de nuevas imágenes de dolorosas solo comparable a los años 90 con la incorporación masiva de la mujer

Itinerarios e imágenes la ilusión del ESTRENO

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 57 FOTOGRAFÍAS LORENZO RODRÍGUEZ Semana Santa 2022

Pocas cosas hacen más feliz al ser humano que el estreno. Lo dice Carlos Marzal y es muy cierto En Salamanca, en la Semana Santa de 2022 pudimos ser doblemente felices: por el regreso de la normalidad a nuestras procesiones y por el estreno en la calle de itinerarios e imágenes que engrandecen una vivencia en continua evolución. Por fin podía salir desde San Esteban Jesús de la Redención, la Hermandad del Perdón hacía su recorrido por primera vez d es de la Catedral y Nues tro Padre Jes ús del Vía Cr uc is en co ntraba tam bién en la SE O la solución a sus problemas históricos para fijar un punto de cabecera.

Era un día de sol y temperatura agradable. Sonaban a gloria las cornetas y tambores de la Santísima Trinidad de Palencia. Refulgía la fachada de San Esteban en una tarde de primavera y apoteosis. Al fin, tras infinidad de contratiempos y gracias al inmenso esfuerzo y determinación de un grupo de hermanos salía por primera vez en estación de penitencia la Cofradía Penitencial del Rosario. Agolpados en el atrio de los Dominicos, cientos de personas eran cons-

cientes de estar viviendo un Sábado de Pasión para la historia. 9 de abril de 2022. Empezaba, por fin, la andadura de la Archicofradía en la Semana Santa de Salamanca.

Expectación por ver en la calle unas túnicas hasta ahora desconocidas en la ciudad. Lino blanco y un capirote de 110 centímetros. El más alto, como símbolo de ascetismo y recogimiento. El mismo rasgo que remarca la cola enrollada en el brazo. Sandalias de cuero, ancho cinturón

de esparto. Seriedad y compromiso arropando a Nuestro Padre Jesús de la Redención.

Y en un caminar igualmente serio, a costal, de frente y sin alardes, Nuestro Padre Jesús de la Redención. Una obra de Navarro Arteaga (2015) que ya se encuentra entre las mayores realizaciones del patrimonio procesional salmantino. De los Dominicos a la Catedral sentando la primera piedra de lo que un día será el gran conjunto de la Santa Cena.

58 CHRISTUS | Revista Oficial de la
de
| MMXXIII | ED. XXIX | EP. II
Semana Santa
Salamanca
POR
JOSÉ G. TREVÍN

(Foto de la izquierda): Nuestro Padre Jesús de la Redención en su primera estación de penitencia ante una multitud en la plaza del Concilio de Trento.

(Arriba): Nuestro Padre Jesús del Vía Crucis en su nuevo itinerario por el centro de la ciudad, con el Palacio de Monterrey al fondo.

(Abajo): El majestuoso Cristo del Perdón inicia su recorrido desde la Puerta del Obispo de la Catedral Nueva / Foto: Rosa González.

No menos histórico era el Domingo de Ramos. Tras una multitudinaria salida de la Hermandad de Jesús Amigo de los Niños por la mañana y unos minutos antes de compartir la calle con la Hermandad de Jesús Despojado, en un nuevo horario, iniciando la tarde, salía por primera vez en su historia de la Catedral la procesión de Jesús del Perdón. La marcha definitiva de las madres del convento de las Bernardas y otras dificultades empujaron a la hermandad a decidir abandonar su recorrido más habitual por el barrio de su antigua sede y llevar a cabo una brillante salida por el corazón histórico de la ciudad teniendo como punto de llegaba el convento. El nuevo itinerario permitía admirar aún más los valores del impresionante Cristo del Perdón, uno de los grandes crucificados realizados por Bernardo Pérez de Robles para la ciudad en el siglo XVII.

Había, además, otros dos hitos históricos: la primera salida en procesión de María Santísima de Gracia y Amparo y el desarrollo del acto del indulto, esta vez a un hombre condenado a tres meses de cárcel por conducir sin carné, ante la sede de los juzgados de Colón y con una notable presencia de público.

El Jueves Santo llegaban más novedades con la salida de la procesión del Cristo de la Agonía desde la Purísima y, antes, a las cinco y cuarto de la tarde, con el vibrante recorrido de la Hermandad del Vía Crucis desde la Catedral a San Juan de Mata. La hermandad de San Bernardo unía así los dos puntos universitarios (Escuelas Mayores y el Campus Unamuno) en un trazado de fe y monumentalidad que no omitió el emotivo paso por el Hospital de la Santísima Trinidad para rezar junto a enfermos y mayores en lo que sigue siendo uno de los momentos de espiritualidad más intensa de los días de Pasión.

ED.
XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 59
60 CHRISTUS |
|
Entrevista
Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX
EP. II

JULIÁN LANZAROTE

Alcalde en el momento de la declaración de Interés Internacional

Muy poco tiempo después de haber conseguido la declaración de Interés Turístico Nacional y en plena resaca de los fastos de la Capitalidad Cultural Europea, en 2003 Salamanca obtenía la declaración de Interés Internacional para su Semana Santa. Julián Lanzarote era entonces alcalde de la ciudad y el impulsor de la candidatura a una declaración que, veinte años después, considera el gran revulsivo contemporáneo de la pasión salmantina.

La declaración de Interés Turístico Internacional supuso hace ahora veinte años el reconocimiento a la Semana Santa como una de las grandes del país. ¿Requirió mucho esfuerzo para aquel Ayuntamiento?

Le encargué el estudio previo a Javier Blázquez, que es el que más sabe de Semana Santa. Yo comprendía que a lo mejor desde la imaginería no podíamos competir con Valladolid o Zamora, en el sentido de esos grandes conjuntos, pero que sí había algo que nos diferenciaba que era el entorno y que teníamos que incidir en ello. Fue como con la candidatura a

la Capitalidad Cultural, que peleábamos con otros más favoritos, como Valencia, Barcelona y Granada. Decidimos insistir en lo que los demás ni tenían ni tendrán nunca: ni la calle de la Compañía, ni la Plaza Mayor más bella del mundo, ni el escenario sobrecogedor de la plaza de Anaya. La famosa pasión y piedra.

Y la apuesta salió bien Al final, como ocurrió en el 2002, nos conseguimos colar por ahí. Supimos subrayar lo que había que subrayar y no todo el mundo lo entendió. Me llegaban cartas de Valladolid o de Zamora, de cofrades, diciéndome que cuánto habíamos pagado, que a quién habíamos sobornado, porque nuestra Semana Santa no lo merecía. Cosas de un país de envidiosos.

Algunos de fuera no lo entendían, ¿y desde Salamanca se entendió que el Ayuntamiento se volcara con esto? Es que es una declaración que solo tiene aspectos positivos para la ciudad. Para el sector hostelero es fundamental. Además que el Ayuntamiento tampoco se metía en cuestiones religiosas, se subrayaba su aspecto de “espectáculo”, de puesta en escena única. Luego hay quién se queda ahí y quién va más allá desde su vivencia. Pero además es que esta declaración es una carta de presentación magnífica. Poco después de aquello le sacamos un dinero al Banco Europeo de Inversiones que nos permitió arreglar el centro histórico y uno de los argumentos fue que la Semana Santa pasaba por allí.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 61
“Estar entre las grandes Semanas Santas sólo tiene aspectos positivos para la ciudad”

Entre lo más tangible como este crédito del Banco Europeo y lo más intangible, ¿cuál es el balance que puede hacerse de lo que ha supuesto la declaración para Salamanca estas dos décadas?

Yo creo que es indiscutible que a la ciudad le vino muy bien desde cualquier punto de vista. Es verdad que ahora ya hay muchas otras Semanas Santas más que lo han conseguido, y ese puede ser otro debate. Pero en ese momento, en el año 2003, que tu Semana Santa estuviera ahí con las más grandes, con Sevilla, con Málaga, con Zamora… era un sello muy exclusivo. Para la gente de fuera eso nos metió en una nueva dimensión. De personas que cuando se enteraran por algún medio de esa declaración se dijeran, pues mira, no sabía yo que en Salamanca tenían una gran Semana Santa. Y seguramente se pudieran decidir por eso a venir y luego aquí se encontraran con nuestra ciudad tan maravillosa. Por eso decimos que fue un espaldarazo tremendo, aunque económicamente no se pueda cuantificar

¿Y qué cree que supuso para los salmantinos? Pues creo que por encima de todo conseguir esa declaración fue como un título más de los que nos hemos ido ganando con el tiempo. Y, particularmente para los cofrades, también un orgullo.

Si empezaba a haber más miradas pendientes tendría que hacerse también un esfuerzo mayor por estar a la altura Se trabajó mucho entre todos. Se había priorizado la restauración de los pasos. Ahí se hizo un esfuerzo muy importante de la mano de la Junta de Castilla y León para que todo estuviera en perfecto estado de revista. También se apostó por nuevas imágenes. Se hizo un esfuerzo muy grande para ir ganando en esos aspectos que se podían mejorar, a juicio de las propias cofradías. Todos los salmantinos, a través del presupuesto municipal, apoyaron a la Hermandad del Vía Crucis, a la Hermandad de Jesús Amigo de los Niños o la Hermandad de Jesús Despojado con sus nuevos pasos.

¿Cómo era la relación del alcalde Lanzarote con el mundo cofrade?

Fue cordial porque todo el trabajo que se hacía se desarrollaba siempre de la mano de las propias cofradías. La restauración de pasos, por ejemplo, a mí me decían las necesidades que había y se trataba de apoyar. Ellos tenían la última palabra y la suerte es que siempre ha habido muy buena gente al frente de las cofradías.

62 CHRISTUS | Revista Oficial de
| MMXXIII | ED. XXIX | EP. II
la Semana Santa de Salamanca
Julián Lanzarote
POR PACO GÓMEZ FOTOGRAFÍAS PABLO DE LA PEÑA
“Una de las espinas que tengo clavadas es no haber podido hacer como alcalde un museo moderno de la Semana Santa”

Aunque algún roce también habría...

En general todo fue muy cordial. Yo alguna vez tuve que mediar en alguna cosa, como cuando don Braulio no quería que la Vera Cruz sacara a la Dolorosa el Viernes de Dolores. Se nos criticó también que el Ayuntamiento hiciera un cartel propio de la Semana Santa por la declaración de Interés Internacional, pero eso era porque todavía no se había instituido el cartel oficial con la Junta de Semana Santa, que es la línea que sigue hasta hoy. Bueno, alguno también criticaba que la corporación se fuera en el Ayuntamiento de la procesión del Santo Entierro…

Y aunque no fuera en su etapa como alcalde, poco después se disolvía la procesión general del Viernes Santo

Ya en mi época empezaron a plantearse las reivindicaciones por la Vera Cruz para recuperar esa procesión, aunque entonces el obispo no las atendió. Luego sí y ni entonces ni ahora se ha entendido muy bien en la ciudad. Creo que se podía haber hecho mejor, salvando un poco los egos de la gente, pero es muy complicado porque todo el mundo tiene parte de razón.

Lo que sí intentó hacer Julián Lanzarote fue un Museo de Semana Santa

Sí y es una de las espinas que tengo clavadas de mi etapa como alcalde. Tenía pensado como lugar la iglesia nueva del Arrabal, con su fresco magnífico de Genaro de Nó. Tengo todavía en casa un proyecto que encargué para hacerlo, algo distinto, algo con enganche para la gente joven.

¿Cuál era la propuesta?

Un museo moderno y muy tecnológico. No era guardar “cacharros”. No queríamos tener allí estandartes o hábitos, sino algo muy interactivo con algunas cosas muy buenas de la Semana Santa que andan por ahí repartidas y, como sabíamos todos los problemas de titularidad de muchas de las imágenes de nuestras cofradías, pensábamos hacer reproducciones de algunas de las mejores obras que tenemos. Habíamos hablado con Eduardo Capa para ello, reproducciones milimétricas para ver todos los detalles de esos pasos magníficos.

¿Y qué pasó?

Era muy caro y no conseguimos los fondos extraordinarios para hacerlo.

¿Cuál es ahora su relación con la Semana Santa?

Soy un cofrade más. Mi pasión es el Nazareno, que yo creo que es el paso más bello. En 2022 por fin volví a salir en procesión el Viernes y cuando empezó a entrar el paso en San Julián me pegué una llorera impresionante.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 63

SIERVO DE YAHVEH

En la populosa iglesia Frente a Ti, entregados, Tus humildes hermanos Sus oraciones presentan:

“Tú, Verbo encarnado, De Yahveh siervo sufriente, Que en oblación silente Por mí te has inmolado.

Y con tu mirar clemente, De Gloria transfigurado, Desde tu patíbulo urbano Me acoges amorosamente;

Porque este relapso por Ti salvado, Es esa descarriada oveja

A la que buscas y encuentras Y devuelves con Tu ganado.

Con el riesgo de que duerma, Al no saber día ni hora: Asísteme sin demora Santísimo Cristo de la Vela”.

FOTOGRAFÍA

FERNANDO PÉREZ PENA

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 65 PAULINO FERNÁNDEZ CALLES

Una foto, una casualidad y casi 30 AÑOS DE AZUL

María Teresa y Tomás, una vida familiar tejida en torno a la Vera Cruz

El destino se teje con casualidades, algunas sorprendentes. Si se creyera en la predestinación, aquí podría estar un buen argumento a favor. El Domingo de Ramos de 1995, dos niños, María Teresa y Tomás, salían en procesión con su cofradía, la Vera Cruz. La madre de Teresa, María Elisa, tomó una foto de su hija en la fila, quien

sonreía con su palma y su capirote sujeto en el brazo izquierdo. Pero dos puestos por delante caminaba Tomás, totalmente ajeno al momento. Muchos años después, en un viejo álbum familiar localizó en casa de su suegra esa foto: “anda, ¡pero si ese soy yo!”. “Me acuerdo perfectamente del momento de esa foto, porque era mi

primera procesión con la Vera Cruz”, explica Tomás. “Todavía era muy frecuente salir con el laurel que se había bendecido en la misa de ramos. Recuerdo que las señoras te iban pidiendo durante la procesión que le dieras un poco de laurel y al final volví a la iglesia casi solo ya con la rama, sin una hoja”.

66 CHRISTUS | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II

Tomás había llegado con su familia tras el traslado laboral de su padre a Salamanca a finales de 1993 y se apuntó a la Vera Cruz en febrero de 1995. En ese momento, María Teresa ya llevaba un tiempo como cofrade. “Llevaba muchos años pidiendo entrar, quería ser una de los niños de azul que llevaban las cruces negras y al final mis padres pensaron que si lo pedía tanto tiempo eso es que lo quería de verdad y me dejaron entrar en la Vera Cruz”.

Así que con mayor antigüedad que Tomás –“¡bien que me lo reboza!”– un día sus pasos comienzan a cruzarse con los del que será su futuro marido. La entrada de Tomás había sido un tanto rocambolesca. “Vi un anuncio en La Gaceta que pedía hermanos para la Vera Cruz, llamamos unas cuantas veces y solo salía el contestador de una tapicería (la de Pepe Caraset), al final me decidí a dejar mis datos, me llamaron y me hice cofrade”.

Ni los padres de María Teresa ni los de Tomás formaban parte de la Vera Cruz, aunque en sus casas sí había cierta tradición semanasantera. “A los dos nos llamaron la atención las procesiones de los cofrades de azul y el ambientillo de montar los pasos y así nos fuimos enganchando”. El caso es que han pasado casi 30 años de aquella foto casual y muchas cosas han cambiado. Entre ellas, que en 2012 Teresa y Tomás se casaron. “Nos conocíamos de coincidir por la cofradía, de vernos en las procesiones, en las misas, también en las reuniones, porque los dos íbamos desde muy jóvenes a las asambleas”. Teresa estudió Biología y Tomás Medicina, “empezamos a coincidir más por el campus, a pararnos a hablar, sobre todo cuando se acercaba la Semana Santa y, bueno, la cosa se nos fue complicando un poco…”.

(Izquierda): Tomás y María Teresa posan a la puerta de la Vera Cruz, con dos de sus hijos.

(Derecha): Foto tomada por María Elisa Sánchez-Tabernero, madre de Teresa, el domingo de Ramos de 1995 cuando Tomás y Teresa no se conocían.

Empieza la historia de una nueva familia “muy azul”. Teresa y Tomás son padres de tres hijos y aunque ellos se mantienen con una participación muy activa en la Vera Cruz decidieron no “apuntar nada más nacer” a sus hijos, sino esperar a que ellos mostraran interés por la cofradía. La benjamina, apenas una recién nacida aún, todavía no tiene edad para ello, pero Tomás (8 años) y Elisa (5 años) ya han pedido inequívocamente a sus padres ser también ‘azules’. Los dos estrenaron orgullosamente su condición en la procesión extraordinaria de La Inmaculada el pasado mes de mayo.

Empieza una nueva página de esta historia. “Ojalá Dios nos dé salud para poder vivir todos juntos muchos años más dentro de la Vera Cruz” y, proyectando al futuro, la familia tiene claro con qué sueña “nos gustaría que en treinta años nuestra capilla pudiera abrir al culto todos los días y que la cofradía estuviera muy consolidada no sé si con muchos cofrades más que los que hay ahora, pero sí que todos fuésemos vivos y muy activos”.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 67
POR ELENA HERNÁNDEZ FOTOGRAFÍA PABLO DE LA PEÑA

Magdalena Marcos llegó h ace 35 añ os a la He rm andad de Jes ús Am igo de los Niños . Fue casi por casualidad, porque ella iba en rea lidad a apuntar a d os de sus niet os. Se quedó y esa d ec isión ca m bió su vi da.

MAGDALENA, la ILUSIÓN de una niña

Di ce que sie mpr e le ll amó la atención la Semana Santa. Fo rm ar parte de e ll a era un vi ejo sue ño , pero nun ca se dio . “Con l os n iños p eque ñ os, co n l as cir cu nstanci as que había entonces, no era fácil”, recuerda. Así que, cua ndo todo es taba un p oco más tran qu ilo , Magdalena d ec idió dar se la sati sf acc ión de apuntar a d os de sus niet os a ‘L a Bo rr i qu i ll a’. “Ya que no pudo se r en su momento , p ues ahora qu iero cumplir co n es ta il us ión” Pero r esu ltó que qu ien la atendió era una an tigua m aes tra de sus hijos en el cole gio del ba rr io de San Jos é. Le pidió que se que dara a “ec har una mano” y as í f ue. De aque l dí a no solo salieron co mo he rm an os de Jes ús Am igo de l os Niños aquellos d os niet os, sino también e ll a misma . Se iniciaba una tradición familiar que aca baría por crea r una de l as más i mp ortant es sa g as familiar es en la co fra dí a , la de “los Barbero”.

68
CHRISTUS | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II
FOTOGRAFÍAS
PABLO DE LA PEÑA

En cuanto se acerca la Semana Santa, es fácil identificar la casa de Magdalena en el barrio de San J osé de Salamanca. El ajetreo de hábitos de varias cofradías que se desenvuelven, se lavan y se secan al sol a la espera del día grande, la delata. La suya es una de esas casas en las que se vive con intensidad la pasión de lo cofrade. Pero no siempre fue así. Formar parte de este mundo era algo que Magdalena siempre quiso, pero la oportunidad le llegó cuando menos lo esperaba. Aquel día que se vio de repente como un miembro más de la Hermandad de Jesús Amigo de los Niños era el inicio de un largo recorrido.

“Tengo esa ilusión de poderlos apuntar a la hermandad, si me dejáis lo hago y me ocupo yo de todo”, fue la forma en la que Magdalena convenció a los padres de dos de sus nietos para incorporarlos a ‘La Borriquilla’. Le dijeron que sí y tras ella llegaron un montón de cofrades más. Hoy en Amigo de los Niños la saga de los

Barbero la forman Magdalena, tres de sus hijos, seis nietos y dos bisnietos. Además, dos cuñados de su hijo forman parte del turno de carga de la Sagrada Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén. Todo ha sido por ella. “Todos han ido llegando por mí, porque desde que vieron la emoción con la que yo vivía todo esto, se han ido enganchando. Como ocurrió con mi marido, que me acompañó en la hermandad hasta que falleció, igual que uno de mis hijos”.

Así han pasado ni más ni menos que 35 años. Tres décadas y media en la que han ocurrido muchas cosas, además del crecimiento en número de la familia. “Me acuerdo de esos primeros hábitos tan bastos que me alquilaba don Primo, luego los otros hábitos mucho mejores que han ido ya viniendo y que mantienen esa característica tan singular de hechuras a lo hebreo”.

Y el cambio del paso. “A mí el Señor actual me gusta y me parece que tiene mucho mérito artístico, que a

lo mejor no tenía aquella Borriquilla de cuando entré en la hermandad, pero aquella siempre será más mía, porque la devoción que despertaba por esa dulzura y esa sencillez era única”.

Recuerda con emoción el día que acompañó a la antigua imagen en la procesión extraordinaria por su aniversario. “Para aquel día estrené una mantilla blanca”.

Los Domingos de Ramos en la presidencia de la procesión, las horas y horas de trabajo en la Catedral, la preparación de las palmas… son momentos que se suman, que se entremezclan en el recuerdo de la andadura de una mujer singular, con vocación de concordia ‒ “a mí las polémicas nunca me han gustado, yo solo estoy en los sitios para aportar y ayudar”‒ y cabeza de una de las dinastías imprescindibles en la Semana Santa de Salamanca. Un ejemplo de lo contagiosa que puede ser, felizmente, la ilusión de una niña. /F.G.

ED.
69
XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS
Magdalena posa ante la Puerta de Ramos con dos de sus hijas y una nieta.

HÁBITO Y MORTAJA

La Congregación de Jesús Nazareno tiene en su túnica un auténtico tesoro Una prenda que n os ll eva dir ec tamente a la es pir itua lidad pr opia del s ig lo X VII y que, co n muy p ocas vari ac ion es, n os ha ll egado h as ta hoy env ue lta en su ca r ac terís ti co terciopelo morado. Una iden ti dad en la procesión y, para m uc h os, at ue ndo en la hora fi nal.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 71

El Estatuto de la la Ilustre y Venerable Congregación de Jesús Nazareno aprobado en el año 1865 señala en el apartado correspondiente a las obligaciones y oficios: “concurrir en la tarde del Viernes Santo a la Junta general y vestir la túnica de holandilla orada, capillo de lo mismo, soga de esparto al cuello, corona de espinas, media de lana negra, zapato de lazo pequeño, de becerro o paño, para que con la debida decencia y compostura acompañen con luz encendida a Nuestro Padre Jesús”. Son palabras grabadas en el tiempo y que todavía hoy permiten seguir el

rastro de una de las túnicas más particulares de la Semana Santa de Salamanca y con unas connotaciones espirituales más profundas. La túnica de los congregantes de Jesús Nazareno entronca directamente con la tradición barroca salmantina, fosilizada en un uso sostenido a través de los años con muy pocas modificaciones, y a la vez refuerza el hondo sentido penitencial cofrade, al otorgar tradicionalmente a esta túnica también la función de mortaja. Ciertamente, la tradición de la túnica de nazareno va más allá en el tiempo. En 1688, cuando se desarrolla la

La cola triangular es uno de los elementos más característicos de la túnica de nazareno (foto página 74), de la que solo prescinden los hermanos de paso y aquellos que portan elementos penitenciales, si bien la identidad del hábito es esencialmente la misma.

72 CHRISTUS |
|
|
II
Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII
ED. XXIX
EP.
POR
No hay ninguna constancia documental que explique en los orígenes de la Congregación el uso funerario de su túnica. Aunque ha llegado hasta hoy como una tradición férreamente asentada en el paso de generaciones
CARLOS
TABERNERO PACO GÓMEZ FOTOGRAFÍAS MANUEL LÓPEZ

primera procesión de la congregación de manera independiente a la de la Vera Cruz, sus hermanos ya portan la túnica morada. Es la que, de hecho, la propia Vera Cruz había utilizado para su tercera procesión, la de “nazarenos”, que se celebraba inicialmente a las cuatro de la mañana del Viernes Santo. La diferencia más notable es que aquella llevaba sobre el capillo una corona de soga, mientras que la Congregación introdujo desde el origen una corona de espinas. Posteriormente, la nueva cofradía consiguió obtener del gobernador eclesiástico el privilegio para el uso exclusivo de la túnica morada en Salamanca en el año 1851. Se defendía así, por lo tanto, una túnica de nazareno que ya era su gran seña de identidad y que hunde sus raíces muy atrás en el tiempo, momentos en los que era habitual que las personas fallecidas se amortajaran con hábitos próximos a su devoción, fundamentalmente de órdenes religiosas como franciscanos o carmelitas.

Seguramente, ese es el origen también de la tradición que envuelve al hábito del Nazareno. En principio, la única de la Semana Santa de Salamanca que cumple esa doble función de túnica procesional y mortaja, si bien se trata de una tradición pasada oralmente a través de las generaciones de cofrades más que de una imposición estatutaria.

“La mayoría de nosotros conocemos a familiares que usaron la túnica como mortaja, mi bisabuelo entre ellos, y también actualmente: mi padre o un tío mío que ha fallecido hace poco han cumplido con esta tradición”, explica el hermano mayor, José María Santiago Guervós. Pero realmente no es posible hacer un rastreo documental del origen de esta condición para la túnica. “En los

libros antiguos, donde hay una regulación muy específica del uso de la túnica y de las cuestiones funerarias de la Congregación, realmente no aparece ninguna alusión a este hecho”, corrobora Vega Villar Gutiérrez de Ceballos, secretaria del Nazareno.

Solo en las dos últimas redacciones de estatutos aparece recogida la cuestión. En los actuales, en 2009, se subraya en el artículo 58: “es costumbre de la Congregación que la túnica que sirvió para identificar al hermano en las manifestaciones públicas de fe durante su vida, sirva para amortajar su cuerpo después de su muerte, vistiéndola para presentarse ante Dios Nuestro Señor”.

La función de la túnica en gran medida es igualar a todos los hermanos sin hacer distinciones de condición económica, edad o género. Solo los niños y los hermanos de paso (foto página 75) carecen del capillo sobre el que el resto de los congregantes portan la corona de espinas.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 73

Hábito y Mortaja

Precisamente, se habla de costumbre ya que no se puede ratificar ningún exhorto estatutario más allá de la propia tradición. María Felisa de Nó Vázquez, archivera y depositaria de la Congregación, destaca que el carácter de la túnica como mortaja tenía que ver con un uso funerario distinto al actual en el que se sabe que los cuerpos eran inhumados directamente y no enterrados en el ataúd. En ese momento el ataúd, caja de muertos o tumba, solo se utilizaba para las honras fúnebres y el traslado del cadáver, pero no para el enterramiento, ya que se reutilizaba. Tal vez por eso, porque una cosa llevaba en la mentalidad de la época aparejada la otra, lo que no es difícil encontrar en los archivos de la Congregación son alusiones constantes a esa caja que se empleaba para la vela y traslado de los hermanos fallecidos.

“Esa caja, recogida como tumba, aparece desde el primer inventario del año 1700 y se repite en todos los de los años siguientes”, señala Vega Villar. Así, junto a otros bienes fundamentales para el funcionamiento de la congregación —faroles del paso, arca grande para la cera, la cruz con la que participa en el Via Crucis, la llave del convento de San Francisco...—, aparece “la túnica que se pone sobre las tumbas”. Es la alusión a la túnica con la que se cubría esa caja donde se depositaba temporalmente el cadáver del hermano fallecido. En 1726 se explica que es un paño bordado con cuatro escudos, que junto a la “corona y soga se pone sobre la tumba” y en el inventario de 1737 se especifica también que esa tumba es “un arca grande de madera de pino (…) que sirve a las honras de los congregantes”.

Unas honras que, según explica la secretaria de la Congregación, vienen recogidas con todo detalle en los estatutos que van adaptándose a las diferentes sedes de la cofradía, desde el convento de San Francisco, luego San Adrián, hasta la actual iglesia de San Julián. A ella se llegó en 1814 y en la concordia firmada con la parroquia se señala que la Congregación se compromete a poner “la cera necesaria según sus acuerdos, en el altar, ciriales y tumba” en los funerales de sus hermanos.

María Felisa de Nó subraya también que desde el comienzo de la congregación la túnica se había convertido en un símbolo de una forma más estricta de vivir los preceptos religiosos en general y en particular la Semana Santa, por lo que su carácter simbólico se reforzaba también al máximo: “se bendice en el momento

74 CHRISTUS | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II

del ingreso del congregante y lo acompañará hasta su tumba, por lo tanto se le debe un respeto como objeto bendecido que es”.

Ese puede ser el motivo, se supone, por el que la Congregación ponía tanto celo en evitar el uso indebido de la túnica. En 1767 aparece la figura de los celadores comisionados por el

Obispado para impedir que los congregantes fueran suplantados en las procesiones por otras personas que se hicieran así pasar por ellos, criados fundamentalmente, a los que es posible que les pagaran. El castigo era ser conducidos ante la justicia real y el hecho podía acabar en una cuantiosa multa.

Hoy las cosas han cambiado, ya que la Congregación del Nazareno tiene “túnicas para alquilar y así se facilita que aquellas personas que entran por primera vez puedan salir en procesión de inmediato o que los niños y adolescentes no tengan que hacerse una para pocos años y que luego ya con el tiempo se hagan la suya definitiva”, explica Vega Villar. Es un cambio “por motivos prácticos”, aunque la Congregación mantiene que “la túnica sigue siendo algo muy personal, al que se le debe todo el respeto y que se debe utilizar solo en la procesión”, subraya la secretaria.

Por eso, siempre ha estado rodeada de un aura casi mística que llevó durante décadas a prohibir, si no de derecho sí de hecho, que los congregantes se hicieran fotos con la túnica puesta. María Felisa de Nó recalca que “entre los mayores de nuestra generación la túnica seguía siendo algo muy importante. Tanto que mi padre siempre viajaba con una bolsa en la maleta en la que estaba la túnica, por si le ocurría algo en ese viaje, para ser amortajado con ella”.

También Vega Villar recuerda cómo su familia conserva de su abuelo —Carlos Gutiérrez de Ceballos, alcalde de Salamanca en los 50— una bolsa de tela con todos los atributos que se colocaron en su velatorio, con la excepción de la túnica que se usó efectivamente como mortaja.

“Hoy hay otra visión en muchos hermanos, que prefieren guardar la túnica como recuerdo, aunque aquí siempre la tradición ha sido heredar la cruz de plata, algo que todos llevamos con mucho orgullo”, concluye José María Guervós.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 75

“Sevilla y Salamanca están UNIDAS por lo ESENCIAL, la FE y la DEVOCIÓN”

Sevilla y Salamanca son dos ciudades unidas por el trazado de la A-66 y, entre otros muchos nexos, por la pasión de muchos de sus habitantes por la Semana Santa. Un gran número de salmantinos viajan al Sur para empaparse de aquel mundo cofrade. Esta es una historia en sentido contrario. Un sevillano que llegó a Salamanca. Despojado y Redención hicieron el resto.

Juan Canseco es suboficial del Ejército de Tierra. Llegó a Salamanca en el año 2019 tras salir de la academia y obtener aquí su primer destino como sargento. Es el comienzo de una historia que, a la fuerza, tenía que acabar vinculada a la Semana Santa. “Cuando llegué resulta que una prima mía se casaba y lo hacía con un amigo de Ángel Hernández. Él sabía que a mí me gustaba mucho el mundo semanasantero y me puso en contacto con Ángel, para que conociera lo que se hacía en Jesús Despojado. Acudí a la iglesia de San Sebastián para una felicitación que pronunciaba Ángel y ya decidí quedarme”

Juan es natural de Brenes, cerca de Sevilla. Un “cofrade de cuna” vinculado a la Hermandad de la Vera Cruz y Caridad. “He sido sido hermano, he salido de costalero, hemos fundado una agrupación musical… ahí lo he sido todo y he aprendido todo lo que sé de cofradías, gracias a la suerte de pertenecer a una hermandad fundada en el siglo XV”.

Lo natural en su nuevo destino era involucrarse también en la Semana Santa. “Entrar en Despojado y Cari-

dad fue un compendio de factores. Yo en mi vida diaria necesito una hermandad en la que poder refugiarme, porque mi familia y yo estamos a 500 kilómetros de nuestra casa. Tras ese primer contacto, comencé a interesarme más, vi los dos titulares realizados por Francisco Romero Zafra, que me cautivaron desde el primer momento, me fui enganchando, empecé a ensayar como costalero y enseguida empecé a sentir que había encontrado también una familia en Salamanca”. Desde entonces han pasado muchas cosas en la vida de Juan Canseco. Su familia ha crecido, con la llegada del segundo hijo, ha realizado varias misiones internacionales y también se ha convertido en hermano penitencial de la Archicofradía del Rosario. Mientras, ha seguido conociendo la Semana Santa de Salamanca: “he vivido rosarios, felicitaciones, convivencias de hermandad y he visitado muchas iglesias. Una tradición muy de Sevilla que he mantenido aquí y he descubierto un patrimonio asombroso, no solo en arquitectura, sino también en la propia imaginería”.

76 CHRISTUS | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II
POR FÉLIX RIVAS FOTOGRAFÍA PABLO DE
PEÑA
“Me enorgullece escuchar términos como «chicotá» o «levantá» con acento salmantino, enriquece nuestra Semana Santa”
LA

Primero la pandemia y luego el nacimiento de su segundo hijo —“en la Semana Santa de 2022 decidimos bajar a Sevilla para que mi mujer diera a luz allí”— han ido privando a Juan de participar en la Semana Santa de Salamanca procesional. “Estoy con los dientes muy largos. Esta Semana Santa será la primera que participaré como costalero aquí y luego espero bajar el Jueves y el Viernes para estar con mi hermandad de Brenes”.

Momento de afrontar dos celebraciones unidas por la misma devoción pero separadas por infinidad de detalles. “El estilo castellano ya lo conocía porque he formado parte de la agrupación Virgen de los Reyes y he tocado en varias Semanas Santas. Me resulta muy interesante lo que se vive en el Despojado o en el Rosario, hay un contraste entre lo más tradicional de aquí y todas estas nuevas formas”.

Lo que sí le queda claro es que “lo que ocurre en cuaresma es muy diferente.

En Sevilla es un no parar de conciertos, de besamanos, de celebraciones y aquí todo es un poco más recogido, seguramente por una vivencia más interior. Allí somos unos maestros en llamar al público, en «vender» lo cofrade. Metes a la banda que toca lo que gusta a la gente, entran los costaleros… todo va sumando y elevando la presencia de hermanos lo que permite poder afrontar mejor los grandes cometidos de las cofradías: la evangelización y la caridad”. Tal vez por este motivo su elección en Salamanca estuvo muy clara. “En el Despojado y también el Rosario hay actividad todo el año y eso me gusta. En el caso del Despojado nuestra hermana mayor, Beatriz Dudes, tiene como grandes prioridades la caridad y la introducción de los niños, que vengan y que se sientan en casa y eso es

bueno, porque obviamente ese es el futuro”.

Luego están las particularidades: “En Sevilla hay tantos hermanos que es difícil llegar a conocerse entre todos, aquí el mismo que viste a la Virgen para los cultos es el que hace montaditos en la sede o se va a entregar la recaudación al Banco de Alimentos, es una familia”. También el orgullo por ver cómo evoluciona lo llegado de fuera. “Los capataces que mandan aquí a los costaleros lo hacen muy bien. Claro que es un estilo que se habrá aprendido de allí, pero que ya es de aquí: los costaleros son de aquí, la banda es de aquí y las calles son de aquí, esto ya es totalmente de aquí. Me siento orgulloso de ver ese trabajo y también escuchar términos como «chicotá» o «levantá» con otro acento. Eso es riqueza de la Semana Santa. Al final todos estamos unidos por lo mismo, nuestra fe y nuestra devoción. Todo lo demás es accesorio”.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 77
El sevillano Juan Canseco entró en la Semana Santa salmantina a través del Despojado.

Cuando la DEVOCIÓN se lleva en la PIEL

Cada vez más cofrades deciden grabar en su cuerpo imágenes sagradas. Otra forma de manifestar la fe en la que descata el trabajo de Frank Crespo, autor de tatuajes de sorprendente realismo

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 79

Tatuaje cofrade

Un dí a el te lé fono mó vi l de Franci sco Romero Zafra r ecib e una foto . Un pr imer plano de un es p ec t acu lar tatuaje de Jesús Despojado de Salamanca. El imaginero lo ree nvía a sus am igos en la he rm andad . “Qué bon it o”. También felicita al tatuador. Uno de los dos socios de un pequeño estudio de Sevilla que empieza a ser un lugar de peregrinaje de cofrades que quieren llevar su devoción a flor de piel. Llegan de toda España, también de Salamanca.

FRANK CRESPO TATUADOR

¿Por qué se especializó en el tatuaje cofrade?

No es lo único que hago, en realidad lo mío es el retrato realista, pero eso me llevó a empezar a realizar imágenes de la Semana Santa. Es un mundo que he sentido siempre muy cerca. Soy trianero desde pequeño, porque mi madre me inculcó esos valores. Después, con el tiempo, empecé a dedicarme a esto. El primer tattoo cofrade fue a un amigo. Conviene tener cierta confianza cuando abordas un reto difícil y aquello salió bien y se empezó a extender nuestra fama. Hacemos tatuajes para Sevilla y todo el sur, pero también ha empezado a venir gente de León, de Zamora, y de Salamanca, claro.

80 CHRISTUS | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II
POR VÍCTOR SORIA

Buscan un tatuador que ofrece un r ealismo total en las imágenes Eso es. Yo me centro en el estudio de la pieza y luego trasladarlo a la piel con la máxima perfección. Si hay una gota de sangre, yo la hago igual. No es fácil. Todo tiene su proceso que vas puliendo con el tiempo. Se empieza tomando medidas reales, luego hacemos un montaje en digital de cómo quedaría en la piel y estudiamos la zona. No siempre se puede tatuar todas las zonas. El cuerpo no es un plano en el que pegas una imagen y ya está. Hay hueso, hay musculatura, hay un determinado tono de piel o marcas de edad. Hay que enfrentarse a todo eso y resolverlo.

¿Sabe cuántos tatuajes lleva hechos?

Imposible. Llevamos más de 12 años en nuestro estudio (Hollywood Tattoo) y trabajamos mucho, afortunadamente. Tenemos espera de tres y cuatro meses y no paramos. Nos hemos podido especializar en el realismo en blanco y negro, con sombreado, y es por eso por lo que la gente nos va conociendo. La reproducción fiel y el detallismo. Y hemos encontrado muchos clientes.

El detallismo es también una de las señas de identidad de Romero Zafra como imaginero. Un ejemplo es el Despojado de Salamanca, que ya ha tatuado en varias ocasiones

A Paco Romero Zafra no lo conozco en persona, pero sí nos escribimos mucho. Desde que descubrí su obra me enamoré y siempre le digo que nosotros creemos que el tatuaje es para embellecer el cuerpo y que desde luego cuando tatuamos algo de él eso se consigue. Acabo de hacer una espalda con una de sus vírgenes y es un placer ver el resultado. A mí me gusta hacer los detalles, resaltar los elementos, porque eso es lo que da personalidad a una imagen. Estudio para hacerlo exactamente igual y Romero Zafra no lo pone muy fácil. Pero si él le hace 50 pinchos a una corona de espinas, yo tatúo 50 pinchos.

¿Tatuar este tipo de imágenes tiene alguna diferencia por su sentido emocional respecto a otras?

Hay tatuajes de todo tipo y mucha gente que se tatúa recuerdos, personas fallecidas o cosas muy emotivas aunque no sean religiosas. Pero es verdad que cuando viene un cofrade a tatuarse una imagen conoces historias que son tremendas. Aquí nos pasamos sesiones de seis y siete horas y vas hablando, cogiendo confianza y te van contando cosas. Son historias bonitas y emocionantes, a veces tengo que parar para no ponerme nervioso ante lo que te cuentan, porque te impacta: hay pérdidas, hay promesas que se cumplen… esa complicidad se traduce en un resultado mejor.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 81
Frank Crespo y su socio, Pitu Morales, observan en su estudio el resultado del tatuaje de Jesús Despojado en un cofrade salmantino.

Las imágenes religiosas, a pesar de su minuciosidad y detalles, se suelen hacer en una sesión única que se extiende a lo largo del día. La media de cada uno de estos trabajos ronda las siete horas. La introducción de tecnología digital y nuevas máquinas inalámbricas han facilitado el proceso de forma notable.

Frank Crespo realiza sus tatuajes siempre en blanco y negro y con un esmerado trabajo de sombreado para obtener todos los detalles y conseguir una sensación de verismo. En los últimos doce años ha tatuado decenas de imágenes religiosas de cofradías de Sevilla y de toda España, también de Salamanca.

Gran parte del desafío del tatuador es adaptarse a determinadas partes del cuerpo particularmente difíciles. Huesos y musculatura complican el resultado y requieren la pericia del artista. “Mi objetivo es que me digan al final: pues está mejor de lo que yo creía. Y por suerte eso nos pasa a muy a menudo”.

82 CHRISTUS |
Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II

“Quería un TATUAJE del mejor”

Frank Cres po ha rea lizado h as ta ahora el tat ua je de Jes ús D es pojado de Salaman ca en d os ocasiones. Ángel Hernández fue el primero. Fundador de la hermandad, apostó muy fuerte por la llegada a la ciudad de la obra de Romero Zafra.

Entre el hombro y el codo de su brazo izquierdo, Ángel Hernández muestra con orgullo una perfecta imagen de Jesús Despojado. Para una persona que impulsó la creación de la hermandad y la llegada a Salamanca de la obra de Romero Zafra ese tatuaje no es un motivo cualquiera. “Esta imagen sagrada para mí tiene un significado muy profundo y llevaba un tiempo queriéndomela tatuar”, explica. “Hace tiempo que había visto la obra de Frank Crespo y cuando se cumplió el décimo aniversario de Jesús Despojado me dije que ya era el momento y tenía muy claro que tenía que ser él, Frank, que tenía que hacerme ese tatuaje el mejor”. De hecho, Ángel afirma que “para mí, Frank Crespo es en el mundo del tattoo algo parecido a lo que Romero Zafra significa en el mundo de la imaginería, así que era un cruce de caminos muy natural”. Tras superar algunas dificultades de fecha y también algunos problemas de salud, al fin pudo hacerse el tatuaje. Horas de trabajo y confidencias con un resultado feliz. “Fueron ocho horas, con una pequeña pausa para comernos un bocadillo. Ocho horas con el brazo puesto, sufriendo. Aunque pueda sonar a fanatismo, mientras te lo estás haciendo y estás pensando, reflexionando, también sientes en gran medida que lo que haces es un homenaje al padecimiento de Jesús. Un pequeño sacrificio al lado del que pasó todo ese dolor por salvarte a ti”. Del proceso, Ángel también destaca el particular clima del taller de tatuaje. “Pasas una jornada especial, en la que ves cómo lo que hay allí es una gran familia, porque pasa gente de todo tipo. Estás en un barrio humilde

de Sevilla y ves a personas de toda clase unidas por la devoción y el agradecimiento al trabajo de Frank y de Pitu: saludos, abrazos, te sientes rodeado de gente maravillosa”. El de Jesús Despojado es el quinto tatuaje de Ángel, todos de carácter cofrade. “Cada uno cuenta su historia

y tiene su porqué, pero Jesús Despojado es algo único, por mi biografía personal”, subraya. “Lo quería sentir muy cerca, lo más cerca posible. Sales de la ducha, te estás afeitando, ves en tu brazo a Jesús Despojado y sientes que te acompaña. En las buenas y en las malas”.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 83
FOTOGRAFÍA: PILAR PÉREZ
Entrevista 84
|
CHRISTUS
Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II
Isabel Pantaleón trabaja en su taller en la restauración de Nuestra Señora de las Angustias. Tras la retirada de los repintes, ultima la nueva imagen de la talla.

ANGUSTIAS y DULZURA

Relegada históricamente a un papel muy secundario en la imaginería procesional salmantina, en los últimos años los expertos han comenzado a llamar la atención sobre la calidad de Nuestra Señora de las Angustias. La intensa devoción que despierta en el seno de la Congregación de Jesús Rescatado, que se puede ver en la calle cada Viernes Santo, ha vivido siempre por encima de estas cuestiones materiales. Pero, sin duda, las intervenciones poco afortunadas del pasado habían mantenido ocultas en gran medida sus muchas virtudes artísticas. Las hipótesis de Virginia Albarrán Martín o

de Francisco Javier Casaseca apuntando a la autoría nada menos que de José de Larra Domínguez hicieron que se empezara a mirar de otra forma esta gran Piedad. Ahora, la restauración realizada por Isabel Pantaleón ha sacado a la luz unos colores absolutamente inesperados para su hábito y su túnica. Son tonalidades, explica la restauradora, mucho más adaptadas al estilo preponderante en el tiempo de su realización, siglo XVIII. A la vez, los nuevos azules y morados remarcan la inmensa dulzura de una obra delicada y detallista.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 85
POR
SOFÍA SÁNCHEZ PACO GÓMEZ FOTOGRAFÍAS: PABLO DE LA PEÑA

Nuestra Señora de las Angustias es una de las imágenes de la devoción cada Viernes Santo. Su salida tras los pasos de Jesús Rescatado conforma una de las procesiones de más vivo fervor en la ciudad. Pero la falta de documentación y las intervenciones muy poco afortunadas del pasado han privado hasta ahora de contemplar esta obra en toda su grandeza. La Congregación está inmersa en un minucioso estudio de sus archivos y, a la vez, se decidió a iniciar una restauración valiente que permitiera al devoto de hoy encontrarse con la verdadera imagen de esta Piedad.

La cofradía se puso en manos de la restauradora Isabel Pantaleón, cuidadora por antonomasia del patrimonio de la Semana Santa salmantina, quien comenzó un profundo estudio previo. “Además de los problemas propios de obras que no han sido tocadas en muchos años, nos sorprendía la policromía, que era muy oscura, y empezamos a hacer catas porque este tipo de tonalidades no es propia de una obra de su tiempo. Efectivamente, descubrimos que había otros sustratos anteriores que nos remitían a otros colores”.

“Sorprendía una policromía tan oscura, nada propia de lo que se hacía en su tiempo”
86 CHRISTUS | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II

Así que tras una primera eliminación del polvo superficial y tras el buen resultado de esas catas, se decidió, de mano de la congregación, buscar la policromía original. El resultado deparaba un manto azul mucho más claro que el anterior y en su anverso, además, más pálido y con una tonalidad ligeramente verdosa. Pero el gran cambio lo depara la túnica. Antes tenía un uniforme color carmelita oscuro que ocultaba completamente un delicado morado nazareno, de tonalidad y pincelada mucho más sutil. El cambio

es impactante. 1. Isabel Pantaleón trabaja en su taller en la reintegración cromática final de la restauración. 2 Cata en el hábito que afloró el primitivo color nazareno. 3 El primitivo azul muy oscuro del manto, rodeado por el nuevo color.
1 3 4 2 ED. XXIX | EP. II |
| Revista
|
87
4 La recuperación de la policromía ha respetado la cenefa repintada en 1927.
MMXXIII
Oficial de la Semana Santa de Salamanca
CHRISTUS

Lo primero ante un cambio tan profundo en una obra religiosa es sopesar detenidamente los pros y contras de la intervención. “Cuando estás ante una imagen de devoción, lo artístico no es lo único que prima y el criterio de la restauradora tiene que cotejarse con el de la cofradía, porque no es una pieza de museo, sino algo vivo; aquí estaba claro que la mejora iba a ser muy importante y se decidió eliminar todos esos repintes”, explica Isabel Pantaleón. Para ello, hubo que retirar una gruesa capa de pintura oscura. “Ha habido que ir sacando parte a parte, con disolvente o bisturí y hay zonas que ha costado bastante, en aquella mano de pintura se esmeraron mucho por cubrirlo todo”, ironiza la restauradora. “En ese momento, si había un problema con una policromía se echaba encima otra y ya está. Suponemos que entonces se quiso quitar el color morado por el motivo que fuera, pero se hizo con una pintura muy plana, verdaderamente de calidad escasa”.

Los indicios apuntan a una intervención de 1927, reflejada incluso por una firma en la peana, que había influido mucho en la contemplación de la imagen: “parecía mucho más triste y además le daba una apariencia como de obra de escayola, sin ningún valor, algo que no se corresponde con la realidad. De hecho, con este trabajo lo que se ve es que es una talla muy buena, con muchos detalles que quedaban enmascarados”.

Esa firma en la peana se ha conservado como testigo de la historia de la propia imagen. También se ha decidido mantener la cenefa que recorre

el manto de María. “Con un criterio estricto de restauración lo normal hubiera sido retirar esa cenefa de flores, pero se ha decidido de acuerdo con la Congregación mantenerlo, también como vestigio de aquella intervención pero sobre todo porque para los cofrades sabemos que es un elemento muy emblemático de Nuestra Señora de las Angustias”, afirma Pantaleón. El repinte también había estropeado la contemplación de las rocas sobre

las que se asientan la Madre y el Hijo, creando una masa oscura y uniforme a la que ahora se han reintroducido tonalidades verdosas que le dan mayor profundidad.

Es el gran resultado de un trabajo lento y costoso, con horas de esfuerzo en el taller de restauración que también ha permitido solucionar algunas pequeñas grietas y pérdidas y que enseña otra forma de mirar esta obra emblemática.

88 CHRISTUS | Revista Oficial de
| MMXXIII | ED. XXIX | EP. II
la Semana Santa de Salamanca
“Una obra de devoción no es una pieza de museo, hay que contrastar varios criterios además del artístico. Aquí estaba claro que recuperar el color iba a ser una mejora muy importante”

Una obra de madurez, un posible tributo a la esposa fallecida

El 17 de julio de 1729 fallece Mariana de Churriguera, la mujer del escultor José de Larra Domínguez. El matrimonio se había conocido en 1689, cuando José de Larra trabajaba como aprendiz en Madrid en el taller del hermano mayor de Mariana, José Benito de Churriguera. Con ella tuvo seis hijos, de ellos la mayoría bautizados ya en Salamanca, donde la familia se había mudado a comienzos del siglo XVIII ante las posibilidades laborales para el escultor de la mano de los encargos a sus prestigiosos cuñados.

Mariana de Churriguera es enterrada en los Trinitarios Descalzos (hoy San Pablo), cuyo prior era su director espiritual. Las últimas hipótesis en torno a la Virgen de las Angustias es que pudiera realizarse en los seis años que el escultor sobrevive a su mujer, de la que querrá mantenerse cerca comprando la cercana casa en la calle Caldereros en 1730. Quizá estemos ante una donación a la comunidad para garantizarse la memoria perpetua de Mariana en sus oraciones o tal vez en un trabajo movido por ese dolor de la ausencia en el que permanece de algún modo viva la esencia de su esposa. En todo caso, una obra original y arriesgada llena aún de misterio.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 89
ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 91 JOSÉ LADIS HERRERA Enorme CORAZÓN de COFRADE

Arriba: Ladis en la plaza del Concilio de Trento, cuyo lleno absoluto la madrugada del Viernes Santo le produjo un gran asombro / Foto: Pablo de la Peña

Abajo: En 2022 participaba en la primera salida penitencial del Rosario, acompañando a Jesús de la Redención / Foto: Rosa González

Hay per so n as que no so n de que dar se esperando que p ase n l as cosas , o de co ntentar se co n co nte mp larl as. En vez de eso , trabajan, ayudan en lo que puedan y disfrutan par ticipando . Él se ll ama Jos é Ladisl ao He rr era , pero todo el mundo lo co n oce se nci ll amente co mo Ladis Se d ec idió a dar el p aso de meter se de ll eno en la Semana Santa de Salaman ca h ace algun os añ os y d es de enton ces se ha co nver ti do en uno de esos nombres i mpresc ind ibles para co nstruir el mundo co frade . Hoy distr ib uye su devoción en cinco cofradías, pero en su inmen so co ra zó n hay s itio para m uc h as más. Desde que su familia se trasladó de Frades de la Sierra a Salamanca, Ladis fue encontrando poco a poco el cauce para vivir intensamente su creencia y sus valores. De la mano de José Luis Sánchez Moyano se convertía en un colaborador imprescindible en las celebraciones litúrgicas en la iglesia de San Pedro de Tejares y comenzaba a participar

92 CHRISTUS | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II POR PACO GÓMEZ

en la cofradía de la Virgen de la Salud. Un día le plantearon la posibilidad de vivir también el mundo cofrade a través de la Hermandad de Jesús Despojado y la experiencia “fue maravillosa”.

Curioso, inquieto, incansable, Ladis convive con una discapacidad intelectual que no le impide llevar una vida autónoma. Desde hace casi dos décadas trabaja diariamente en Asprodes, en servicios como la lavandería o el reparto de catering, y por este motivo, se vio obligado a dejar su primera incursión cofrade, al no poder compatibilizar sus obligaciones laborales con el nivel de compromiso que le hubiera gustado.

Pero acabó encontrando la manera de seguir vinculado a la Semana Santa y, además, ser capaz de vivirla más intensamente cada vez. La Archicofradía del Rosario, antes de contar con su rama penitencial, le abrió la puerta y con el tiempo vería dar por fin los primeros pasos de Nuestro Padre Jesús de la Redención.

La Seráfica Hermandad del Cristo de la Agonía, la Hermandad del Cristo del Perdón, la Vera Cruz y la Hermandad Dominicana tienen la suerte de contar con Ladis entre sus filas actualmente.

En 2022 participó por primera vez en la Madrugada, acompañando a Nuestra Señora de la Esperanza. De esa noche de tantas vivencias nuevas destaca lo que le sorprendió que

hubiera “tantísimas personas en las puertas de San Esteban para ver salir la procesión”. Ahí se dio cuenta del significado de la Esperanza para muchos salmantinos.

“En la pandemia eché mucho de menos poder salir con la Dominicana, porque me había apuntado y tenía muchas ganas, pero tuve que esperar hasta el año pasado”, recuerda Ladis. “Aquel año del confinamiento y 2021 me los pasé viendo vídeos de Semana Santa”.

Pero el compromiso con la Semana Santa ha seguido creciendo y en los últimos meses también se ha incorporado a Amor y Paz. “Estuvimos haciendo la marcha a Cabrera con algunos hermanos de esa cofradía y me gustó mucho la experiencia, así que también me he incorporado y espero salir ya este año en la procesión”.

Sus participaciones siempre son a cara descubierta. Portando ciriales, incensarios o navetas. Ni mucho menos por vanidad, sino por fe: “estoy orgulloso de lo que hago y quiero que se sepa que estoy muy contento de participar”.

En ocasiones, Ladis también ejerce de cofrade de acera. Muchas veces con una de sus compañías inseparables, su perrita Dama. “Voy con ella a ver la Soledad, por ejemplo, me gusta mucho esa procesión”. Tampoco falta nunca a la salida del Yacente, porque quiere arropar a su consiliario, su amigo José Luis. Así es Ladis: bondad, lealtad, y un corazón más grande que la Catedral.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 93

MADRE de la ESPERANZA

En tod as l as cu ltur as, soc iedad es y c ivi liz ac ion es, tanto en el ám bit o ind ivi d ua l co mo en el colectivo , h a es tado prese nte la es peranza –y es tá– , co mo don o gr ac ia , para la res istencia ante el mal existente en la vi da de los hombres o para la l uc ha co ntra él. La es peranza ha sido –y es – el la ti r en los moment os de más fragor, inte rn o o exte rn o , y en el dí a a dí a Si n e ll a no se co mp ortan bien la co ngoja , la pena , el to rm ento , la aflicc ión moral … o mil males más –físicos , psí qu icos , em oc ionales y soc iales, entre otros – que ha ll am os en el ca mino. Si n e ll a , no se vive.

94 CHRISTUS | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II

OCTAVIO C. VELASCO

FOTOGRAFÍA: ALFONSO BARCO

Ya Hefesto , entre los griegos , por amor a Pandora , la colocó en la caja, a escondidas, como aliento y bendición y, movidos por este don, los hombres decidieron seguir adelante a pesar de todas las desgracias. Ya no importaba tanto lo mucho que tuvieran que sufrir, la humanidad conser v ar ía siempre la esperan z a en u na v ida mejor, en la que no e x istiera el dolor ni la pena , la gu erra , la enfermedad o la muerte.

Y ya los primeros cristianos creían que la Virgen María, en la gloria celeste, se preocupaba –y se preocupa, así lo creemos – de manera maternal de sus hijos . Po r ello , en toda necesidad, en toda dificultad y cuando la Iglesia ha estado – o está– en peligro , pu dieron –y podemos –invocarla como Madre de Esperanza

María es una figura importante en la historia de la salvación Con su ascensión a la gloria, que también esperamos alcanzar según las promesas de Nuestro Señor Jesucristo –decimos al final de la Salve–, no está fuera y ausente, sino presente en nuestro caminar diario, en nuestras vidas Por su fiat es modelo para cada cual y es ejemplo de todo creyente: “He aquí la esclava del Señor: hágase en mí según tu palabra” (cf Lc 1, 38) Nos propone oír la palabra de Dios, meditarla en el corazón (cf Lc 2, 19) e intentar plasmarla en la vida y en las obras A día de hoy, la sociedad propugna valores contrarios a la humildad y a la disponibilidad para cumplir la voluntad de Dios; sin embargo, los encontramos en María y son centrales en las enseñanzas de Cristo, quien fue humilde Como Madre de Jesucristo, Cabeza de la Iglesia, ella es también Madre de todos los cristianos y de todos los hombres

En cierto modo, como María tuvo una especial cercanía a su Hijo y a su obra salvadora, Ella también participa de su papel de mediador de la gracia. No obstante, no es mediadora en el mismo sentido en que Cristo es mediador, pues Cristo es el ú nico mediador entre Dios y los hom b res (cf 1 Timoteo 2, 5-6) María solo es mediadora en virtud de la mediación de Cristo y por su participación en ella. Somos sus hijos En el evangelio de Juan (cf 19, 25-27) se dice sobre la crucifixión de Jesús: “Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María la mujer de Cleofás y María Magdalena. Jesús, viendo a su madre y al lado, al discípulo predilecto, dice a su madre: “Mujer, ahí tienes a tu hijo” Después dice al discípulo: “Ahí tienes a tu madre”. Juan, el discípulo predilecto, representa a los discípulos de Jesús, a la Iglesia fundada en la cruz, a todos los creyentes María, por su parte, se convierte así en Madre de la Iglesia y de los discípulos de Cristo, en Madre tuya y mía, en Madre nuestra.

La maternidad de María era materia de fe ya en los primeros siglos de nuestra era Nos lo muestra la oración más antigua que conocemos, la célebre Sub tuum praesidium, “Bajo tu amparo” –“Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios; no desprecies nu estras sú plicas en las necesidades , antes b ien líb ranos siempre de todos los peligros, ¡oh Virgen gloriosa y bendita!”– (siglo III)

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 95
POR

Madre de la Esperanza

Para la devoción popular, María es también la Madre Dolorosa, que vemos en numerosas representaciones de la Piedad. La Madre que sostiene en sus brazos al Hijo muerto es una imagen muy humana. De modo que María es Madre y hermana de muchas madres que lloran a sus hijos. Y lo es de los pobres y de los oprimidos, de los atribulados, de los insignificantes, de los que están en las orillas de la vida… y, a la par, de los alegres y llenos de esperanza. El “Acordaos” de San Bernardo refleja muy claramente la advocación a María como Madre de Esperanza: “Acuérdate, oh piadosísima Virgen María, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a tu protección, implorando tu asis-

tencia y reclamando tu socorro, haya sido abandonado de ti. Animado con esta con fi anza, a ti también acudo, ¡oh Madre, Virgen de las vírgenes! Y, aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados, me atrevo a comparecer ante tu presencia soberana. No desoigas mis súplicas, ¡oh Madre de Dios!, antes bien, inclina a ellas tus oídos y dígnate atenderlas favorablemente”.

La oración a María más conocida es el Avemaría. El inicio es el saludo del ángel y la exclamación de Isabel: “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo” (cf. Lc 1, 28). “Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús” (cf. Lc 1, 42). En la segunda parte rogamos su intercesión para alcanzar la vida eterna:

“Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte”. Es decir, oramos a María para que nos ayude a entrar en la gloria eterna, de la que ella ya participa, y para que nos ayude también en el ahora, como Madre de Esperanza.

También en la Salve. La invocamos como “Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra“. A ella “llamamos” y “suspiramos”, la declaramos “abogada nuestra”, le pedimos que “vuelva a nosotros sus ojos misericordiosos” y le rogamos, doblemente, “que nos muestre a Jesús, fruto bendito de su vientre” y que, como “clementísima, piadosa, dulce Virgen María y Santa Madre de Dios, seamos dignos de alcanzar las

96 CHRISTUS | Revista Oficial de la
de Salamanca | MMXXIII | ED. XXIX | EP. II
Semana Santa

(Página anterior): La fila de hermanos de la Esperanza en la procesión de la Hermandad Dominicana cada madrugada de Viernes Santo llena las calles de Salamanca de luz y color verde.

(En esta página): El dulce rostro de Nuestra Señora de la Esperanza (Damián Villar) es la imagen del consuelo para miles de fieles salmantinos.

promesas de nuestro Señor Jesucristo”.

María nos dice que no es ninguna esperanza vacía o vana, no es ninguna ilusión, ninguna proyección de nuestras añoranzas y deseos profundos, sino una realidad en la fe, porque Dios mantiene la fidelidad a su Pueblo, a cada ser humano y a todas sus criaturas. De modo que, a lo largo de los siglos, hemos necesitado –¡y necesitamos!– a María como signo e instrumento de esperanza.

Ello porque, primeramente, “Cristo es el centro de la historia de la humanidad, y también el centro de la historia de todo hombre. A él podemos

referir las alegrías y las esperanzas, las tristezas y las angustias que entretejen nuestra vida. Cuando Jesús es el centro, incluso los momentos más oscuros de nuestra vida se iluminan, y nos da esperanza” (Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, 24-112013, Papa Francisco).

Hoy, en unos tiempos en los que, de alguna manera, hemos perdido la esperanza y nos contentamos con las pequeñeces y las insignificantes alegrías del momento, necesitamos a Nuestra Madre de la Esperanza, que nos dé aliento, nos infunda paciencia y un gran corazón para los más profundos deseos de nuestra alma. Nadie puede vivir sin esperanza. Ningún individuo, ningún pueblo, ninguna comunidad.

Por ello, en el Santo Rosario, al final de las Letanías de Nuestra Señora, además de mostrarle nuestro agradecimiento por su ayuda e intersección en el “ahora y en la hora de nuestra muerte” –que frecuentemente olvidamos– podemos decir juntos:

“Oremos: Te pedimos, Señor, que nosotros, tus siervos, gocemos siempre de salud de alma y cuerpo; y que, por la intersección de santa María, la Virgen, nos libres de las tristezas de este mundo y nos concedas las alegrías del cielo, y te rogamos, junto a Nuestra Madre de la Esperanza, por los parados, los enfermos, los que están solos o abandonados, los desesperanzados, los que no son capaces de entusiasmarse con la vida o de realizarse, los infelices, los que pasan hambre y sed, los enfermos, los que carecen de sanidad o de medicinas, los que sufren por las guerras y los desplazamientos o por cualquier tipo de injusticia que no nos deja caminar esperanzados en la vida. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén. Ave María Purísima, Madre de la Esperanza. Sin pecado concebida”.

ED. XXIX | EP. II | MMXXIII | Revista Oficial de la Semana Santa de Salamanca | CHRISTUS 97
98 CHRISTUS | Revista Oficial de
Semana
de
| MMXXIII | ED. XXIX | EP. II
la
Santa
Salamanca
Issuu converts static files into: digital portfolios, online yearbooks, online catalogs, digital photo albums and more. Sign up and create your flipbook.