Issuu on Google+

Técnicas y recursos para la expresión oral Aunque en el transcurso de los juegos, actividades y situaciones de la vida cotidiana van a producirse multitud de ocasiones propicias para trabajar el lenguaje verbal, de forma global e integrada en el desarrollo de las experiencias infantiles, puede resultar útil disponer de algunas propuestas para realizar algunas actividades específicas con el lenguaje. Pueden sernos de utilidad, en primer lugar, para comprobar en qué medida estamos incluyendo esos contenidos específicos del lenguaje en el marco de otras actividades y experiencias de carácter más global y más o menos espontáneas. También pueden servirnos para proponer algunas de estas actividades de manera intencionada, de forma aislada o incluyéndolas en el desarrollo de situaciones y juegos más amplios. Es importante, antes de pasar al listado de actividades, hacer una observación de carácter metodológico y didáctico. La práctica de estas actividades de forma discreta, con una intensidad razonable y siempre con un desarrollo lúdico, puede contribuir a realizar una tarea preventiva con los niños en lo que al desarrollo del lenguaje se refiere. Se trata de aprovechar estas sugerencias de actividades con el lenguaje para incluirlas en juegos y actividades de carácter más global, buscando siempre un elemento motivador y vincularlos, en la medida de lo posible, a la vida práctica de los niños. También existe otra razón por la que puede ser importante incorporar este tipo de propuestas en las actividades a realizar con los niños. Probablemente si la experiencia comunicativa y verbal de todos los niños fuese suficientemente rica y amplia en sus ambientes familiares y sociales más próximos, no sería necesario incluir estas actividades con el lenguaje, planteadas de manera intencionada, en el desarrollo de las actividades escolares, pero no siempre es así. De manera que estas actividades pueden tener no sólo un efecto preventivo, sino también compensador de las desigualdades en el desarrollo lingüístico. Orientaciones didácticas para desarrollar el lenguaje con niños de 0-3 años

o Apoyar de manera natural con comunicación y lenguaje todas y cada una de las situaciones de la vida diaria (de relación, juego y actividad).

o Promover de manera intencional situaciones y experiencias en las que el lenguaje verbal sea un vehículo importante de expresión y comunicación.

o Manifestar actitudes de atención y escucha hacia las iniciativas comunicativas de los niños. o Desarrollar la capacidad de atención y escucha de los niños hacia las situaciones comunicativas.

o Favorecer y promover la iniciativa y el interés por utilizar el lenguaje verbal como medio de comunicación eficaz con los demás.

o Ofrecer un modelo lingüístico correcto, rico y adaptado a las posibilidades de los niños. ¿A través de qué recursos podemos desarrollar todo eso?

1. Apoyando con comunicación y lenguaje todas las situaciones de la vida cotidiana. 2. Utilizando juegos con alto contenido comunicativo y verbal (material de tradición oral, cuentos, canciones…). 3. Organizando algunas actividades dirigidas y funcionales con el lenguaje. 4. Respondiendo a las iniciativas comunicativas y verbales de los niños. Orientaciones didácticas para desarrollar el lenguaje con niños de 3-6 años Además de seguir apoyando con comunicación y lenguaje las diferentes situaciones de la vida diaria (relación, juego y actividad), se trata de ir promoviendo y orientando otras situaciones de comunicación y lenguaje más estructuradas, aumentando progresivamente la complejidad y adecuación del lenguaje utilizado. De esta manera, la intervención educativa irá en la línea de:

1


o Apoyar con el lenguaje las diferentes situaciones de la vida diaria, planteando o o o

progresivamente mayor adecuación en la utilización del lenguaje verbal tanto en la comprensión como en al expresión. Enriquecer y adecuar el uso del lenguaje a los requerimientos de las diferentes situaciones comunicativas (diálogo, conversación, narración, preguntas, respuestas…). Utilizar el lenguaje como medio de relación, comunicación, intercambio y construcción compartida con los demás y en especial con los otros niños. Valorar y disfrutar de las diferentes posibilidades que ofrece el lenguaje en la expresión, comprensión, reproducción e invención de cuentos, canciones, poesías…

¿A través de qué recursos plantear esta intervención? 1. Apoyando cualquier situación con la comunicación y el lenguaje. 2. Respondiendo a las iniciativas comunicativas y verbales de los niños. 3. Promoviendo diferentes situaciones comunicativas y verbales (cuentos, canciones, narraciones, conversaciones, dramatizaciones…). 4. Organizando actividades con el lenguaje (dirigidas, funcionales y de iniciación al lenguaje escrito).

Este documento estará siempre inacabado y siempre será revisable. Pretendemos hacer un listado que tú irás modificando en función de tu propia experiencia. ORGANIZACIÓN FONÉTICA Y FONOLÓGICA

• • • • • • • •

Ejercitar los músculos faciales, con especial atención los bucales, a través de juegos, para obtener una mejor calidad en la producción del sonido: tocamos con nuestra lengua la punta de la nariz, hacemos con ella un recorrido alrededor de los labios, por cada uno de nuestros dientes, por el paladar… inflamos los carrillos, imitamos la boca de un conejo, soplamos una vela, etc. Audición de sonidos o ruidos familiares, tales como objetos de la casa, de la calle o de la escuela, y su identificación, así como de sonidos producidos por distintos animales con diferentes estados de ánimo, onomatopeyas, fórmulas de comunicación: “buenos días, ¡bravo!, ¡atención!, por aquí,…” Descubrir vocablos que empiecen por un sonido determinado, por ejemplo, la R. Juegos de entonación con una sola frase: enunciativa, interrogativa, exclamativa, y con diferentes modulaciones de voz: grave, aguda, bajo, cuchicheo, miedo, alegría. Hablar a través de un tubo largo, un vasito de papel, un megáfono de cartulina, un pañuelo,… Escuchar y reconocer la voz de un compañero que se haya oculto. Producir rimas o reproducirlas. En los momentos de cambio de actividad, al inicio de una rutina, en cualquier ocasión. Inventar y memorizar palabras o rimas. Jugar con retahílas y trabalenguas.

ORGANIZACIÓN SEMÁNTICA

• • •

Establecer campos léxicos cuyo significado guarda una relación de pertenencia a una totalidad más amplia: se trata de reconocer las partes de un todo, ya sea objeto, animal, oficio, idea, por ejemplo: partes de la vivienda o tipos de vivienda. Establecer campos léxicos a partir de los significantes: pueden constituirse familias de palabras o palabras compuestas, por ejemplo, carne, carnicero, carnicería,… Utilizar todo lo que nos rodea para trabajar el léxico, tanto dentro del aula como fuera. Trabajar con todo lo que los niños y las niñas traen de casa, su vestimenta, su merienda,…

2


• • • • •

Jugar a describir a los niños y niñas del grupo: el día de su cumpleaños, jugar a detectives, etc. Hacer el parte meteorológico cada día, recogiéndolo de forma gráfica: día del año, estación, día de la semana, frío o calor, nublado, lluvioso,… Descripción de fotografías familiares, ilustraciones o revistas,… Narración de historias y de poesías.

ORGANIZACIÓN MORFOSINTÁTICA

Trabajar de forma progresiva las distintas estructuras siguiendo un orden ascendente de complejidad: o Y, ni, más,… o Oraciones coordinadas y yuxtapuestas o Oraciones subordinadas usando las partículas porque, que, cuando, si parta que, donde después que, antes que, etc.

BIBLIOGRAFÍA: Elena Gómez Villalba, EDUCACIÓN INFANTIL de Editorial Aljibe. Carmen San Andrés Sánchez, RECURSOS PARA FAVORECER EL DESARROLLO DEL LENGUAJE CON NIÑOS DE 0 A 6 AÑOS. MEC

3


Técnicas y recursos para la expresión oral