Page 1

1969-1970 RAFAEL

FÁBREGAS ROMAGUERA (Q.E.D)

“Considero que es mi obligación mantenerme activo en esta gran organización y colaborar en todo lo que este a mi alcance”

D

urante el ano de mi presidencia se llevaron a cabo numerosas gestiones encaminadas a lograr los siguientes objetivos principales: mejorar la imagen de la Cámara de Comercio de Puerto Rico en la comunidad puertorriquefia; estrechar las relaciones de la Cámara con el Gobierno y sus agencias y corporaciones públicas; aunar esfuerzos e intensificar los contactos y comunicaci6n con otras organizaciones similares ala nuestra, especialmente con la Asociación de Industriales de Puerto Rico; promover con mayor efectividad la expansión del comercio exterior; y velar por el desarrollo y mantenimiento de un mejor clima industrial para impulsar el desarrollo económico y crear nuevos empleos.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1969-1970 Rafael Fábregas Romaguera

Uno de los proyectos más importantes y de relevancia para el futuro y estabilidad de nuestra organización fue la preparación de las “Normas y Política” de la Cámara sobre asuntos de vital importancia para el país y guía para los programas y actividades. En estas normas se cubrieron áreas tan importantes como la industrialización, la agricultura y la transportación. La Junta de Directores y el Comité de Normas, bajo la presidencia del Sr. Héctor Ledesma, trabajaron en estrecha colaboración en el estudio y preparación de estas normas, que fueron consideradas y aprobadas en la Asamblea Anual de Socios celebrada en junio de 1970. Como parte de nuestra contribución a la solución del problema de desempleo y subempleo de nuestra fuerza trabajadora, la Cámara de Comercio y la Asociación de Industriales de Puerto Rico unieron sus esfuerzos al organizar una corporación con fines no lucrativos, “Puerto Rico Jobs, Inc.”. Presentamos durante el año nuestros puntos de vista sobre: el propuesto aumento sobre las tarifas del agua y servicio de al-

cantarillado; el proyecto de Reglamento de la Administración de Servicios al Consumidor para regular anuncios y practicas engañosas del Comercio; y las enmiendas al Reglamento de la Junta de Salario Mínimo de Puerto Rico, definiendo los términos “Administrador”, “Ejecutivo” y “Profesional”.

Francisco Bueso y Max Brall, formó un “staff’ competente y trabajador.

Luego de mi Presidencia asumieron el liderato de la Cámara los señores Ledesma y Manuel Morales Dávila quienes impulsaron los proyectos y actividades no completados durante los años 68-69 y 69-70. Todos Otra de las actividades de estos factores facilitaron la importancia llevadas a cabo continuidad y éxito de dichas durante el año fue la prepara- actividades. ción y presentación formal del “Programa Legislativo de la Trabajamos durante el año 69Cámara de Comercio” para el 70 en estrecha colaboración año 1970. Varias de nuestras con otras organizaciones, tales ideas fueron convertidas en como la Asociación de Productos proyectos legislativos y algunas, de Puerto Rico, el Better Business Bureau, la Asociación de Ejecutifinalmente, en ley. vos de Ventas y Mercadeo, las CáEl personal ejecutivo, asi como maras de Comercio de Ponce, el subscribiente, los Vicepre- Mayagüez y Río Piedras y el sidentes y Presidentes de co- Centro Unido de Detallistas, mités participaron en actos entre otras. profesionales, sociales, culturales y de interés para el co- Finalmente deseo consigmercio a nombre de nuestra nar en esta memoria lo muorganización. Habia trabajado cho que aprendí durante el como presidente (1968-69) año que serví como Presien estrecha colaboración con dente de la Cámara, y, soel entonces presidente, el Sr. bre todo, de la importancia Frank Ballester Q.E.P.D. En del desarrollo humano en ese año reclutamos al Lcdo. cualquier organización. Rafael Rivera Rodríguez, que, conjuntamente con los señores

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1970-1971 HÉCTOR

LEDESMA “Al terminar mi año como Presidente de nuestra Cámara encontré que, aunque se había hecho un esfuerzo extraordinario, quedaba mucho por hacer. Me causó gran satisfacción ver que mis sucesores en la Presidencia terminaron muchos de los proyectos que dejamos pendientes y los llevaron a cabo con el mismo interés como si fueran de ellos.”

E

n el 1947 había comenzado a trabajar como mensajero en el Banco Popular donde conocí a una persona que ejerció una influencia muy significativa en mi desarrollo personal y profesional y que fue mi jefe, mi amigo, mi consejero y mi modelo durante el resto de mi vida. Ese ser humano tan extraordinario, que se llamó Rafael Carrión, Jr., me volvió a brindar la oportunidad de regresar al Banco Popular, donde permanecí hasta mi retiro en el 1991. Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1970-1971 Héctor Ledesma

En el 1958 regresé a Puerto Rico con mi familia despues de haber vivido en New York por mas de diez años. Durante ese período muy importante de mi vida adquirí unos conocimientos muy valiosos que me dieron una perspectiva amplia del mundo de los negocios y de los cambios significativos que se avecinaban y que tendrían un impacto directo sobre el desarrollo económico y social de los Estados Unidos y del mundo a nivel global. Mi trabajo en la División Internacional del Chemical Bank me brindo una visión de la importancia de los negocios internacionales y la forma en que este patrón pudiera afectar el desarrollo futuro de Puerto Rico. Por haber estado fuera de Puerto Rico durante un período muy importante en nuestro desarrollo económico y social consideré necesario integrarme nuevamente a la comunidad. Tratando de encontrar un vehículo que me facilitara esa labor identifiqué a la Cámara de Comercio como la organización idónea para facilitarme esa misión. Logré que el banco me designara su representante y me convertí en un socio muy activo en todas las actividades de la Cámara. De esta forma me familiaricé con todo lo que

estaba pasando en Puerto Rico y adquirí unos conocimientos muy valiosos y unos buenos amigos con los que he mantenido una sincera amistad. Dos de ellos fueron factores decisivos en mi desarrollo dentro de la Cámara, los compañeros ExPresidentes Rafael Fabregas y Manuel Morales Dávila. No recuerdo claramente como logré llegar a la presidencia de la Cámara ya que el proceso era muy distinto al que tenemos hoy en día. En el 1970 me encontré presidiendo esta extraordinaria organización y desde el primer momento me encontré rodeado de un grupo interno de apoyo de gran capacidad bajo el liderato de Paco Bueso, que era el Director Ejecutivo en esa época. Un factor muy importante en mi vida ha sido la bondad de Nuestro Señor, que siempre ha puesto a mi lado a personas que se han interesado en mi y se han salido de su camino para ayudarme. Paco era uno de los líderes cuando ingresé en los Niños Escuchas a los doce años y me ayudó mucho a formarme como un ciudadano útil. El encontrarmelo en la Cámara me facilitó las cosas grandemente y en muchas ocasiones me deje lIevar de su intuición y experiencia. Así logré llevar a cabo mi labor mas efectivamente.

Nuestro plan de trabajo ese año se concentró en analizar detenidamente el funcionamiento interno de la Cámara, la calidad de los servicios a nuestros socios, la estructura administrativa, las necesidades de personal y facilidades físicas y sus programas. Al así hacerlo tratamos de definir unas metas a corto y a más largo plazo que guiaran nuestra organización en el futuro. Se llevó a cabo una revisión de nuestros estatutos, los cuales recomendamos se reexaminaran continuamente. Por primera vez se creó el Comité de Normas, bajo el liderato de Manuel Morales Dávila y, después de muchas horas de trabajo y estudio se redactaron unas normas que expresaban claramente la posición de la Cámara en once áreas de vital importancia para la comunidad puertorriqueña. Otra gestión importante fue la iniciativa de la Cámara en llevar a feliz término la apelación del “Cave Fornaris” ante el Tribunal Supremo de los Estados Unidos logrando la revocación de una decisión del Tribunal de Circuito de Boston que declaraba inconstitucional la ley 75 de 1964 que regulaba las relaciones entre distribuidores y representantes de fábricas y sus principales en el exterior. Esta

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1970-1971 Héctor Ledesma

ley, que inicialmente se aprobó por la iniciativa de la Cámara continúa sirviendo a muchos de nuestros empresarios actualmente. En el campo de la transportación aérea la Cámara compareció ante la Junta de Aeronáutica Civil en Washington para apoyar la fusión entre Transcaribbean Airlines y American Airlines. En este caso recibí una valiosa enseñanza de mi mentor, el Sr. Carrión Jr., ya que en ese momento el Banco Popular financiaba una línea aérea local que se encontraba en serias dificultades financieras. La entrada de American Airlines podia afectar adversamente el destino de dicha linea. Al comentar este asunto con el Sr. Carrión, Jr., este me indicó que yo tenía que actuar como Presidente de la Cámara, por el bien de Puerto Rico, y que el actuaria como Presidente del Popular, para salvaguardar la posición del Banco. Al enfrentarnos a las posibles enmiendas a la Ley de Bebidas Alcohólicas de Puerto Rico, la Cámara utilizó el mecanismo de celebrar vistas públicas para ofrecer un foro objetivo a las personas interesadas. Basándose en los resultados de ese proceso, la Cámara endosó que se permitieran embarques

a granel a los Estados Unidos y propuso enmiendas encaminadas a proteger la imagen de calidad, el buen nombre y prestigio de nuestros rones.

efectiva con la Administración de Servicios al Consumidor y con el Departamento de Comercio y así se eliminó el ambiente hostil que comenzaba a percibirse entre el comercio y La Camara continuo descar- el gobierno. gando su responsabilidad participando en programas dirigi- Al terminar mi año como Predos a brindar oportunidades de sidente de nuestra Cámara enempleo a nuestra gente joven, contré que, aunque se había particularmente a aquellos hecho un esfuerzo extraordinagrupos marginados de nuestra rio, quedaba mucho por hacer. población. También se estable- Me causó gran satisfacción ver cieron contactos con la Uni- que mis sucesores en la Presiversidad de Puerto Rico y otras dencia terminaron muchos de universidades para buscar nue- los proyectos que dejamos penvas oportunidades de colabo- dientes y los llevaron a cabo ración recíproca entre los cen- con el mismo interés como si tros de enseñanza superior y la fueran de ellos. Cámara. Anticipando el crecimiento de nuestros negocios Siento un gran agradecimieninternacionales, se nombró un to por la oportunidad que me hombre joven de gran capaci- brindaron mis companeros en dad e iniciativa para dirigir el la Cámara de desarrollarme en primer Comité de Comercio el plano personal y profesional. Exterior. Esta fue una forma La experiencia y los contactos efectiva de reclutar a Manuel personales que logré fueron Morales López, quien años mas un factor muy importante en tarde presidio la Cámara. mi trabajo en el Banco Popular. Considero que es mi obligaPor reconocer que las relacio- ción mantenerme activo en nes con el Gobierno eran de esta gran organización y colaprimordial importancia en la borar en todo lo que este a mi misión de la Cámara, se logra- alcance. Mi mayor placer es ron una serie de diálogos muy sentirme útil para así poder haproductivos con varias agen- cer abonos parciales a esa gran cias del Gobierno. Por ser el deuda de afecto y cariño que 1971 el Año del Consumidor tengo con nuestra Cámara. se estableció una relación muy

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1971-1972 MANUEL

MORALES DÁVILA

E

I panorama socioeconómico de Puerto Rico al asumir yo la presidencia de la Cámara de Comercio “La labor que se llevó a cabo de Puerto Rico incluía factores tan importantes durante el año de mi como la inflación, el desempleo, excesivos controles gupresidencia solo se hizo posible bernamentales y una gran inestabilidad en el ambiente por la colaboración y ayuda laboral y social. Puerto Rico tuvo que confrontar la coneficaz de la Junta de Directores gelación de precios y salarios decretada por el Presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon. y de los empleados de la Institución.” En el ámbito de las relaciones obrero-patronales existía una gran inestabilidad con amenazas de violencia en varios conflictos laborales. Otra situación que requería Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1971-1972 Manuel Morales Dávila

esfuerzos conjuntos del sector privado y el sector público era la proliferación de invasiones de terreno. Tambien existian problemas en la transportación marítima y en la transportación terrestre. En este cuadro de realidades la función de la Cámara de Comercio de Puerto Rico adquirió relieves de mayor significado en términos de su activa participación en la toma de decisiones sobre política pública y sobre el papel de la empresa privada en el desarrollo integral del país. La Cámara de Comercio de Puerto Rico se convirtió en un centro de información y orientación para todo el sector empresarial sobre la aplicación de lo que se denominó como Fase I y Fase II de los Decretos Presidenciales para afrontar la inflación. Al reconocer la necesidad de re-adiestrar al trabajador para que pudiera adaptarse a los cambios económicos estructurales que experimentaba la Isla, la Cámara de Comercio de Puerto Rico desempeñó una función de primer orden en la organización y desarrollo del Programa “Federal Jobs, Inc.” como entidad subsidiaria de la Cámara. Mediante este programa se continuo

participando activamente en el adiestramiento de personas que se encontraban en desventaja económica y educativa. Además, durante el 1971-72 la Cámara colaboró con los programas contra la pobreza que dirigía el sector público bajo la Ley de Oportunidades Económicas, para lo cual designamos un representante ante la Junta Administrativa del Programa de Acción Comunal.

informe sobre el desarrollo de facilidades portuarias y en una evaluación de los reglamentos de la Autoridad de los Puertos aplicables a carga en demora. Ante el anuncio de una huelga en el frente portuario comparecimos ante el Comité de Estudio Sobre Paros Marítimos designado por el Gobernador y ofrecimos una serie de recomendaciones para reducir el impacto adverso de la huelga decretada por 15 días en el frente portuario. La Cámara compareció ante la Comisión de Servicio Público para oponerse a una solicitud de aumento en fletes y cambios en las zonas, radicadas por la Hermandad de Camioneros del Norte, logrando, asi, reducir la magnitud de los aumentos propuestos. La lentitud en el pago a los suplidores del Gobierno fue otro de los problemas recurrentes a los que la Cámara le volvió a dedicar su atención durante el año, mediante reuniones con los Consultores del Departamento de Hacienda, hasta lograr un nuevo sistema de pago.

La transportación marítima fue otra de las áreas a las que le dedicamos especial atención. Por la importancia que tiene para Puerto Rico el que los costos de operación de las empresas se mantengan a niveles competitivos, nuestra organización intervino como opositora en los procedimientos ante la Comisión Marítima Federal relacionados con la petición de aumentos en fletes marítimos radicado por las principales compañías navieras. La Cámara compareció tambien ante la Comisión Marítima Federal para oponerse a la aprobación permanente de la entidad conocida como Puerto Rico Ocean Service Association (PROSA), que se dedicaba al cobro de cargos También abogamos por un por demora por el uso de furgo- nuevo estacionamiento en el nes. Se trabajó, ademas, en un Viejo San Juan como parte de

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1971-1972 Manuel Morales Dávila

nuestro interes por la revitali- de la importancia de esta inzación de las áreas comerciales dustria, para reconocer a los tradicionales. empleados sobresalientes del sector y comenzó campañas La Cámara trabajó estrecha- de orientación para crear la mente con el prograrna de Fo- debida imagen de Puerto Rico mento Industrial participando como un lugar hospitalario y en el Comité Consultivo de amistoso para los visitantes. Fomento, designado por su administrador, y contribuyendo a La Cámara se expresó públicaestablecer nuevas guías ge- mente y brindó orientación sonerales para el programa de bre: el sobrecargo arancelario desarrollo industrial. a las importaciones del extranjero; la posterior devaluación Como parte de su participación del dó1ar y sus efectos sobre en el proceso legislativo, la la economía de Puerto Rico; la Cámara de Comercio de Puerto necesidad de mantener un sisRico le dio especial atención tema flexible en la fijación de al proyecto del Senado que Salario Mínimo Federal; la toprohibía a los patronos el re- tal exclusión de Puerto Rico de emplazo de obreros en huelga, la Segunda Fase del Programa por un lado, y, por otro, reco- de Controles Económicos del mendamos la rotulación de los Presidente Nixon; las invasioproductos hechos en Puerto nes de terrenos que afectaron Rico con un sello distintivo. al país durante el año; y, en También respaldamos legisla- varias ocasiones, nos expresación para ampliar la protección mos en torno al empleo de la que Ie brinda la Ley Num. 75 violencia durante los estados de 1964 a los representan- huelgarios que afectaron la Isla tes de fábrica y nos opusimos y recabamos la concesión de a una medida que ampliaba poderes de ley al estado para drásticamente los poderes de ordenar el regreso al trabajo la Administración de Servicios de obreros en huelga cuando al Consumidor (DACO) para se viesen afectados industrias y controlar los precios. servicios públicos vitales.

tales como: el Embajador de España en Estados Unidos, el Administrador de Fomento Económico, el Secretario de Comercio, el Ex-Secretario de Hacienda y Secretario de Justicia, el Director Ejecutivo de la Compañía de Turismo, el Presidente de la Junta de Planificación y el Administrador de la Junta de Calidad Ambiental. Entre las actividades mas sobresalientes y concurridas del año figuraron: la ceremonia que se llevó a cabo para presentar el sello de correo que se utilizó para conmemorar el 450 Aniversario de la Ciudad de San Juan, a la cual asistieron más de 500 personas; y el Homenaje a la Mujer Puertorriqueña, que se celebró por primera vez, siendo oradora del acto la Sra. Argentina S. Hills, Presidenta de las Empresas El Mundo y de la Fundación Ángel Ramos.

En el área del comercio exterior mantuvimos comunicación contínua con los cónsules de España, Venezuela, Francia, Colombia, Alemania Occidental y República Dominicana; y se llevó a cabo la conferencia EI Comité de Turismo, por su Se ofrecieron almuerzos men- del Gobernador para Fomento parte, propulsó la creación de suales de orientación a los so- de las Exportaciones. Las grandes lemas para crear conciencia cios con oradores invitados cualidades del Expresidente

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1971-1972 Manuel Morales Dávila

“La Cámara de Comercio de Puerto Rico se convirtió en un centro de información y orientación para todo el sector empresarial sobre la aplicación de lo que se denominó como Fase I y Fase II de los Decretos Presidenciales para afrontar la inflación. inmediato, el compañero Hector Ledesma, jugaron un papel decisivo en el éxito de la referida conferencia en la que diéz comites de trabajo, constituidos por empresarios, servidores públicos y representantes del sector laboral, presentaron más de 100 recomendaciones. Iniciamos tambien durante el 1970-71 un servicio de arbitraje para dirimir controversias entre socios. Ingresó como nuevo socio la Cámara de Comercio de Ponce. También se logró el ingreso de la Cámara de Comercio de Puerto Rico en Estados Unidos y la Asociación de Estudiantes de Gerencia de la Universidad de Puerto Rico. Se crearon los premios anuales de Ciudadano del Año y Periodista del Año, en adición al premio tradicional de Hombre de Negocios del Año. En el ámbito interno se enmendaron los Estatutos para instituir la posición de Presidente Electo y se revisaron las Normas Generales para añadir y actualizar temas tales como: salario mínimo, transportación marítima,

terrestre y aérea, planificación y uso de terrenos, problemas del consumidor y calidad ambiental. Una de las emociones mas conmovedoras durante el año fue cuando comparecí al Capitolio en Washington a la toma de posesión del primer puertorriqueño electo a ese augusto recinto, el compatriota Hernan Badillo. Tambien fue un momento histórico, que conceptuo como uno de los mas preciados, mi comparecencia a la inauguración del Centro de Exhibiciones y Mercadeo ubicado en el rascacielos Two Penn Plaza, frente al Madison Square Garden en Nueva York. La labor que se llevó a cabo durante el año de mi presidencia solo se hizo posible por la colaboración y ayuda eficaz de la Junta de Directores y de los empleados de la institución. A todos ellos les agradeceré siempre el genuino esfuerzo por alcanzar metas de servicio valioso a la empresa privada y a la comunidad en general.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1972-1973 RAÚL

BUXEDA Q.E.D

“Nuestra Institución ha estado siempre a la vanguardia del progreso y debe seguir estandolo. El deber nos llama y no debemos rehuirlo, ni este año 1972-73 ni nunca”.

D

urante el año 1972-1973, la Cámara de Comercio de Puerto Rico lidió con diferentes problemas y situaciones especiales como resultado de un cambio de Gobierno, con todas sus implicaciones, y una nueva política gubernamental sobre el control de precios. A manera de resumen global del año podriamos calificar el mismo como un período durante el cual la Cámara asumió el liderazgo en varios asuntos de interés general, tales como el salario mínimo, los fletes marítimos, el control de precios y el adiestramiento de socios.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1972-1973 Raúl Buxeda

Si fueramos a resumir los logros principales que alcanzamos durante el ano 1972-73, podriamos esbozarlos en los siguientes aspectos: mayor participación de la Cámara en la discusión pública sobre asuntos de interés general, apoyándonos en las decisiones del Comité Ejecutivo y la Junta de Directores; mejoras en los servicios a los socios a traves de seminarios, estudios técnicos y reuniones de trabajo para discutir asuntos específicos; celebración de encuestas de opinión pública entre los socios para determinar sus preferencias y decisiones sobre los servicios que deben recibir de la Cámara y sobre otros asuntos vitales; reconocimiento del liderazgo que ejerce la Cámara por parte de toda la comunidad puertorriqueña; aumento en la participación de los socios en los comités permanentes; mayor colaboración de la Prensa, Radio y Televisión en la divulgación de noticias relacionadas con nuestra labor; y el incremento de los ingresos a través de un aumento de cuotas que facilitó la presentación de más y mejores servicios a los socios y a la comunidad en general.

Comercio de Puerto Rico continue fortaleciendo su estructura administrativa para llevar a cabo el trabajo técnico y administrativo necesario para brindar a los socios mejores servicios y mayor participación en asuntos vitales de la comunidad. Es urgente e inaplazable, a mi juicio, que la Cámara de Comercio de Puerto Rico sea, cada vez en mayor grado, el centro principal de estudios, análisis y proyecciones sobre todos los aspectos principales de la economía de Puerto Rico, muy especialmente en la redefinición del concepto de libre empresa. Esto último demanda agresividad, iniciativa y creatividad. Deseo recalcar que el sistema de libre competencia del Mercado o la lIamada libre empresa no puede defenderse sin el uso de técnicas y medios de avanzada, tanto desde el punto de vista profesional como social.

Es imperativo que la Cámara se involucre activamente en toda obra que sea de beneficio al progreso cívico, socioeconómico y cultural de nuestro pueblo. La dinámica social de nuestro Considero que es de vital im- tiempo no permite la existenportancia que la Cámara de cia de entidades encerradas en

si mismas. Hay que compartir la responsabilidad cívica en constante esfuerzo de servicio. Esta es la manera mas honrosa de cumplir la misión que nos hemos impuesto en beneficio de toda la comunidad, la cual a su vez produce las metas colectivas e individuales a las que todos aspiramos. Al revisar mi año de presidencia deseo hacer constar mi mas profundo agradecimiento al presidente electo, a los Ex-Presidentes, a la Junta de Directores, al Comité Ejecutivo, a los Comités Permanentes, a todos los socios y al cuerpo administrativo de la Cámara por toda la valiosa cooperación que me brindaron durante mi incumbencia. Mi gratitud a todos es tan inolvidable en mi vida como la provechosa experiencia de haberles servido durante ese año en la honrosa posición de la presidencia. Les exhorto a continuar aportando lo mejor de nuestras capacidades para el crecimiento cualitativo y cuantitativo de nuestra Cámara de Comercio de Puerto Rico, que es hoy por hoy una de las organizaciones mas importantes del país. Es propio señalar que esta Cámara de Comercio, conjuntamente con 21 asociaciones afiliadas representa a aproxi-

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1972-1973 Raúl Buxeda

madamente 9,200 hombres de modo como un Plano Regulanegocio de todos los sectores dor o una guía general de trabajo continuo, no solo para la económicos del país. Junta de Directores del año Al inicio de nuestra gestión 1972-73, sino también para presidencial nuestras palabras las futuras directivas de varios finales en el Programa de Ac- años por delante. Lo imporción que elaboramos fueron las tante es revitalizar y renovar siguientes, que todavía tienen la Cámara de Comercio para gran vigencia: “Estamos ple- responder al reto implacable namente conscientes de que el de los tiempos que exigente Programa de Acción que pro- cada vez mas impulso y vigor ponemos llevar a cabo es muy en el servicio a la comunidad ambicioso. No pretendemos en forma integral. Nuestra insrealizarlo en el breve lapso de titución ha estado siempre a la doce meses. Invitamos a todos vanguardia del progreso y debe los compañeros socios y a los seguir estandolo. El deber nos que ingresen a nuestra Insti- llama y no debemos rehuirlo, tución a considerarlo en cierto ni este año 1972-73 ni nunca”.

Estoy convencido de que el futuro tiene deparado para nuestra Cámara un papel cada vez mas relevante ante los retos del cambio social acelerado que vive Puerto Rico. La responsabilidad de enfrentarnos a ese reto es de todos por igual, sin brechas de generaciones ni barreras de especie alguna. No podemos darle a Puerto Rico ni a nuestra Cámara de Comercio menos de lo que ellos esperan de nosotros, que es el máximo de nuestras posibilidades de servicio.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1973-1974 HERMINIO

FERNÁNDEZ TORRECILLAS, Q.E.D

“...uno de los principales proyectos del año fue la organización de un Comité para el mejoramiento de las relaciones obrero-patronales...”

A

l momento de iniciar nuestra gestión presidencial teniamos la percepción de que Puerto Rico atravesaba por una grave crisis laboral, particularmente en el sector gubernamental. También, entendiamos que la Cámara de Comercio de Puerto Rico tenía que reforzar su liderazgo como portavoz del sector empresarial. Considerabamos en aquel momento que una de las prioridades principales era la integración de esfuerzos entre empresa privada, gobierno y comunidad para fortalecer el desarrollo del comercio, la industria y los servicios, especialmente en el área de las exportaciones. Era necesario

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1973-1974 Herminio Fernández Torrecillas

también evitar la creciente intervención gubernamental en actividades que debian ser iniciativa del sector privado.

temas tan variados y complejos como la propuesta creación de la Autoridad de Navieras, las enmiendas a la Ley de Contribuciones sobre Ingresos, la propuesta compra de la Telefónica por parte del Gobierno, la diferenciación de arbitrios entre la cerveza importada y la nativa, los incentivos a pequeños comerciantes, el desarrollo del turismo, el fomento de las exportaciones, y la Ley Núm. 75 de Representación de Fábricas, entre otras medidas relacionadas con la economía en general. Otras iniciativas originadas durante el año incluyeron el inicio de los Certificados de Origen para beneficio de los exportadores y la planificación de un estudio sobre el usa de crédito mediante aportaciones de distintas empresas sin costo alguno para la Cámara de Comercio de Puerto Rico.

Partiendo de esas premisas uno de los principales proyectos del año fue la organización de un Comité para el mejoramiento de las relaciones obrero-patronales, integrado por empresarios, líderes sindicales y representantes de entidades cívicas, religiosas y profesionales de la comunidad. Este grupo llevo a cabo un estudio y rindió un informe sobre el panorama de las relaciones obrero-patronales y la conveniencia de armonizar los intereses de todas las partes para evitar y minimizar los conflictos huelgarios que afectaban negativamente el desarrollo económico del país. Este Comité propuso la creación de una Junta de Conciliación como organismo separado del La Cámara de Comercio de Departamento del Trabajo. Puerto Rico dedicó gran parte Durante el 1973-74 se intensi- de sus esfuerzos de ese año a ficó 1a participación de la Cá- convencer al Gobierno de que mara de Comercio en el pro- había sido un error la creación ceso legislativo. Se sometieron del Almacen de Línea Commemoriales escritos y/o verba- pleta como una entidad guberles a las principales comisiones namental que se iba a dedicar a de la Cámara de Representan- competir con el sector privado tes y del Senado, sobre más de en la importación y distribu68 anteproyectos de ley con ción de productos alimenticios

y otros artículos. En esa dirección se hicieron numerosos planteamientos al Gobernador, al Departamento de Comercio y a otros organismos gubernamentales. Otra labor de especial relevancia durante el año fue la intervención de la Cámara de Comercio de Puerto Rico como entidad conciliatoria en las huelgas de taxis, de la Autoridad de Fuentes Fluviales y de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, entre otras. La Cámara de Comercio de Puerto Rico se mantuvo en una continua gestión ante el Departamento de Asuntos del Consumidor para que se eliminaran los controles de precios que se habian establecido en la venta de numerosos articulos de uso y consumo. Por otro lado, la Institución estuvo representada por su Presidente y otros empresarios en la Feria de Barcelona y en una misión comercial que viajó a España, integrada por empresarios del comercio y de la manufactura. El Presidente de la CCPR obtuvo una medalla de plata por su labor durante la Feria de Barcelona. A nivel administrativo se creó la plaza de Vicepresidente Ejecutivo,

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1973-1974 Herminio Fernández Torrecillas

“...una de las prioridades principales era la integración de esfuerzos entre empresa privada, gobierno y comunidad para fortalecer el desarrollo del comercio, la industria y los servicios, especialmente en el área de las exportaciones. Era necesario también evitar la creciente intervención gubernamental en actividades que debian ser iniciativa del sector privado.” se intensificaron los esfuerzos para reorganizar la estructura administrativa y se firmó el primer contrato para brindar a los empleados los beneficios de un seguro medico hospitalario. Como parte del objetivo de estimular la mayor participación de los socios de distintos sectores de la Isla, la Junta de Directores celebró reuniones en Ponce, Mayagüez, Guayama y Arecibo.

batir el crimen, incluyendo participación en una marcha contra el crimen y en comparecencias del Presidente ante Clubes de Leones, Rotarios y agrupaciones femeninas.

Cuando finalizamos nuestro año dejamos una serie de recomendaciones y proyecciones que incluían: tener una mayor participación y liderato en el análisis y solución de problemas que conciernen al progreso integral de Puerto Rico; crear La Cámara se unió a distintas cinco oficinas regionales en entidades cívicas en la acción ciudades principales de la Isla; comunal para prevenir y com- lograr una mayor militancia de

los socios en la labor de comités; crear un mecanismo para levantar fondos a utilizarse en el desarrollo y construcción de mejoras en la estructura física de la sede, especialmente en la terraza y el salón de actividades; continuar fortaleciendo el cuerpo administrativo y técnico de la Institución para poder brindar más y mejores servicios a los socios y a la comunidad; e iniciar un programa seminal de televisión sobre noticias y comentarios relacionados con la CCPR y la economía del país en general.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1974-1975 ALFONSO

VALDÉS HIJO

E

I mallete presidencial de la Cámara de Comercio es un símbolo representativo de los mejores valores de la democracia y de la cultura de nuestro país en “Sin lugar a dudas logramos el objetivo de estimular la su preservación y enriquecimiento a través de la gestión productividad, la dedicación civicoprofesional que lleva a cabo la Cámara de Comercio. y el esfuerzo de todos los Al recibir el mallete entendí que recibía el caudal de aporpuertorriqueños.” taciones de mis predecesores. A los 26 años pensé cuán difícil sería suceder a personas como Don Jorge Bird, Don Frank Ballester, Don Justo Pastor Rivera y a mi apreciado Don Manuel Morales, por mencionar algunos. Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1974-1975 Alfonso Valdés, Hijo

Sin lugar a dudas la Fé en nuestro Señor, el respaldo y los consejos de mi querídisimo padre y amigo, el excelente trabajo desempeñado por la Junta de Directores y los 25 comités funcionales y, sobre todo, la labor titánica del equipo de trabajo de la Cámara de Comercio, dirigido habilmente por ese noble ser, Lcdo. Rafael Rivera, permitieron que fuera un año de logros.

de artículos y se estableció la Autoridad de las Navieras. La Cámara se opuso tenazmente a los primeros dos asuntos.

Contrastó ese período con el presente que, luego de 1a teoría de privatización ideada por Phillip Kotler, de la Universidad de Northwestern en Evanton, Illinois, y del libro “Reinventing Government”, de Osborne y Gaebler, el gobierno intenta reducir su tamaFue un año a lo largo del cual ño y privatizar muchas de sus pudimos compartir alegrías y funciones. sinsabores, resultados lógicos de una institución floreciente. La labor realizada durante el Al igual que ahora, 1a lucha 1974-75 comprobó una vez contra el crimen crecía enor- mas la pujanza de la Cámara memente debido a la ola de cri- como leal servidor de los objeminalidad que azotaba a nues- tivos principales del desarrollo tro país. Tópicos importantes, comercial y de todo lo que siga1 igual que ahora, eran la nifica progreso socioeconómireforma contributiva, la revi- co y civico-cultural de Puertalización de la agricultura y el to Rico. Basta señalar que el fomento del comercio exterior marco de acción de nuestras con el Caribe. actividades incluyó gestiones sobre legislación federal y estaPor estar inmersos en una eco- tal, salario mínimo, control de nomía sujeta a cambios, en precios, transportación marítiaquel entonces el gobierno ma, relaciones obrero-patronapretendía entrar en el campo les y la participación en todos de la empresa privada para co- los Talleres de la Comunidad rregir supuestas deficiencias: establecidos por el gobernador se creó el Almacen General de de Puerto Rico. Línea Completa, se estableció la Orden P-15 de DACO que Atendimos misiones comerciacontrolaba los precios de miles les y nuestros socios participa-

ron en misiones comerciales al exterior. Se organizó Expo-Cámara en Mayagüez, nombramos representantes regionales en toda la Isla, celebramos la Semana de la Mujer y lanzamos la campaña de orientación a la comunidad “Pon Más De Tu Parte”, uno de los proyectos de mas impacto que llevamos a cabo. Esta campaña de orientación en la prensa, radio y televisión rindió incalculables beneficios a la imagen de nuestra Institución. Sin lugar a dudas logramos el objetivo de estimular la productividad, la dedicación y el esfuerzo de todos los puertorriqueños. Comparecieron ante nuestra Junta de Directores el Sr. Teodoro Moscoso, Presidente de la Autoridad de Navieras, y el Sr. Salvador Rodríguez Aponte, primer prcsidente de la Telefónica de Puerto Rico. Invitamos a nuestras reuniones-almuerzos mensuales a funcionarios como el Secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor, eI Director Ejecutivo de la Autoridad de las Navieras, el Rector del Recinto Universitario de Río Piedras, el Embajador de Estados Unidos en la República Dominicana, el Alcalde de San Juan, el Secretario de Hacienda, eI Secretario de Comercio y el Director Ejecutivo

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1974-1975 Alfonso Valdés, Hijo

de la Compañía de Fomento de vo con miras a incrementar los Turismo. servicios a los socios con la mayor especialización posible. La La enseñanza principal de mi Cámara debe continuar su paraño como Presidente de la ticipación en asuntos de la coCámara de Comercio de Puerto munidad de manera que actúe Rico es la riqueza espiritual que cada vez mas como institución se deriva del cumplimiento del representativa de la iniciativa deber y la necesidad de que en privada en todos los órdenes de Puerto Rico reforcemos en la 1a vida económica, comercial, mente y en el corazón de los industrial y civico-cultural de niños, jóvenes y adultos la nor- nuestro país. ma de conducta de que hay que esforzase al máximo en el cum- Es importante que sigamos plimiento del deber, sin esperar siendo pioneros en nuevas otra recompensa que no sea la ideas, programas y proyecdel auténtico crecimiento espi- tos de acción gubernamental. ritual, emocional e intelectual. Hasta la fecha hemos responLas prioridades de la agenda dido a los retos y exigencias de trabajo futuro de la Cámara de nuestro tiempo y debemos deben dirigirse principalmen- contar siempre con todos los te hacia el fortalecimiento del factores para ajustar nuestra personal técnico-administrati- labor a los dramáticos cambios

que se avecinan al entrar en el próximo siglo. No debemos ser defensores ni opositores de nadie, excepto en caso que ataquemos todo aquello que sea enemigo real de la democracia y del verdadero progreso de Puerto Rico y que propulsemos todo lo que sea favorable para nuestra democracia y nuestro progreso. No debemos olvidar que el mundo de hoy exige una constante revision espiritual, emocional e intellectual en cada ser humano para cumplir a cabalidad la misión individual y colectiva de nuestra epoca. Sólo así haremos honor a nuestra historia como organización líder de ayer, de hoy y de mañana para el bien a Puerto Rico.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1975-1976 MANOLÍN

FERNÁNDEZ A

l tomar posesión como presidente de la Cámara de Comercio en 1975 indiqué que el lema de trabajo para el año presidencial había de ser Unidad, Participación, Esfuerzo y Superación.

“Unidad Participación Esfuerzo y Superación”

En el panorama mundial hacía poco tiempo que el Presidente Nixon había derogado el “gold standard” (patrón de oro) y esto ocasionó unos cambios fundamentales en las reglas internacionales de cambio y valorización de monedas. A esto se le añadió e1 establecimiento del Cartel de productores de petróleo. Con el subsiguiente control de la producción, el precio del preciado oro negro subió drásticamente en poco tiempo causando una recession y un caos económico global.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1975-1976 Manolín Fernández

En Puerto Rico, aún dentro de ese marco económico, el gobierno decide comprar la Compañía Telefónica, expropiar las Navieras y emitir un plan de control de precios a ser administrado por DACO. Dentro de este escenario es que asumí la presidencia. Inmediatamente se establecieron 32 comités funcionales que reunieron a más de 275 socios para desarrollar y ejecutar el plan de trabajo que nos habíamos propuesto.

tonces, contaba con 100 de las compañías más importantes de Estados Unidos con negocios en Puerto Rico. A dicha reunión de trabajo cumbre asistieron el Secretario de Hacienda, el Presidente del Banco de Fomento, el Administrador del Fomento Económico, el Secretario dc Comercio y varios de los pasados presidentes. Entre otros asuntos, se lograron las bases para los incentivos que se establecieron bajo la Sección 936 dcl código de rentas internas. Este encuenEvaluamos y estudiamos en tro inició unas relaciones con una u otra forma más de I50 esta entidad tan importante que proyectos de Ley que afecta- todavía se mantienen. ban directa o indirectamente el desarrollo de los negocios en Celebramos por primera vez Puerto Rico. Entre los proyec- ese año una reunión de nuestra tos principales sobre los cuales Junta de Directores en la sede comparecimos a vistas públicas oficial de la Cámara de Comerante la Asamblea Legislativa fi- cio e Industria de la República guraron los relacionados con la Dominicana en 1a capital de Amnistía Contributiva, las en- ese país. Como resultado de esa miendas a la Ley de Cierre, la reunión se creó el Comité de autorización a la Compañía de Enlace Dominico-Boricua. ParFomento Industrial para garan- ticipamos, además, en la Feria tizar préstamos y obligaciones Internacional de Muestras de con fines industriales, la exen- Barcelona, ocasión que aproveción del pago de contribuciones chamos para reunirnos con el sobre la propiedad inmueble a Ministro de Industria y Comerdueños de edificaciones restau- cio de España, Señor Cerón radas o reconstruidas en las zo- Ayuso, y promover los rones nas históricas de Puerto Rico y las de Puerto Rico y realizar otros enmiendas a la Ley de Control de intercambios comerciales. Por Alquileres, entre otros. otro lado, la Cámara convocó a un número de asociaciones emPor primera vez en la historia de presariales a una reunión para la Cámara organizamos 23 una unificar esfuerzos contra las reunión conjuntamente con los propuestas de DACO en tordirectores de la Cámara de Co- no al control de precios. Como mercio de Puerto Rico en Esta- resultado de las serias objeciodos Unidos y que, en aquel en- nes del sector empresarial, bajo

el firme liderato de la Cámara, DACO decidió hacer grandes enmiendas al proyecto. Este es, posiblemente, uno de los mayores logros de la Cámara en el curso de ese año y una gran victoria para las empresas con negocios en Puerto Rico. También presentamos una ponencia durante las vistas públicas celebradas por el Consejo Financiero sobre el Estudio del Comité Tobin gracias al trabajo especial de un Comité AdHoc sobre dicho Informe. Esta ponencia sobre el Informe Tobin fue ampliamente difundida, especialmente por televisión, y tuvo una magnifIca acogida. Al recordar ese año de trabajo como presidente de la Cámara tengo un gran agradecimiento a mi mentor, Herminio Fernández Torrecilla, que me reclutó para la presidencia, a Alfonso Valdés, hijo, que me incluyó en muchas de sus actividades, y a Aníbal Arsuaga, que en paz descanse, que me acompañó y asistió durante mi presidencia. Para el Lcdo. Rafael Rivera, Sixto Toro, Héctor Alejandro, Lcdo. José Reyes, Frank Becerra, que en paz descanse, y a todo el equipo de trabajo de nuestra organización, mi admiración y respeto. Gracias a todos pudimos llevar a cabo los objetivos, programas y planes que nos propusimos para cumplir con nuestro lema de trabajo: Unidad, Participación, Esfuerzo y Superación.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1976-1977 ANÍBAL L.

ARSUAGA “Le imprimimos un nuevo enfoque a la campaña de nuevos socios a base de visitas a edificios de oficinas en el área metropolitana y, como resultado de ella, logramos iniciar en una sola actividad un total de 56 nuevos socios.”

A

l acercarse el momento final de mi incumbencia como Presidente de nuestra Institución, comparecí ante la Asamblea Anual para

ofrecer un recuento de la labor realizada durante el año 1976-77. Las características principales de la gestión llevada a cabo durante los últimos 12 meses reflejan un esfuerzo especial de mejorar en todo lo posible el servicio que le rendimos a la comunidad puertorriqueña en general y a nuestros compañeros socios en particular.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1976-1977 Aníbal L. Arsuaga

Las actividades principales del año incluyeron, entre otras, el inicio y continuidad de un programa de televisión que se trasmite cada dos sábados por el Canal 4, bajo el título de “ACTUALIDADES”. En ese programa hemos logrado la participación de funcionarios gubernamentales y líderes empresariales, vinculados a temas de especial importancia en la realidad puertorriqueña, tales como el control de precios y la filosofía de nuestra Institución sobre el mismo, los planes para la exploración de yacimientos petrolíferos, la crisis energética y sus posibles soluciones, la importancia de la industria del seguro, la problemática de la industria de la construcción, el desarrollo industrial y los nuevos enfoques que se están delineando sobre la exención contributiva, el problema del precio del café, el fomento de las exportaciones, la función social de la empresa privada y otros asuntos de especial importancia para todos los sectores de la comunidad puertorriqueña.

afiliarse a nuestra Institución. Como resultado de esta tendencia, organizamos el Consejo Asesor de Asociaciones Afiliadas, como organismo que esperamos pueda convertirse en el futuro cercano en un instrumento eficaz de participación de distintos grupos profesionales en los trabajos de la Cámara. También consideramos que este Consejo Asesor puede hacer una valiosa aportación para que nuestra entidad se exprese públicamente a nombre de toda la comunidad empresarial de Puerto Rico, en asuntos relacionados con todos los aspectos de la economía y el desarrollo social de nuestro país. En nuestra primera reunión mensual celebramos un foro sobre los problemas que afectan a la industria de la construcción, en el cual participaron los líderes de las principales asociaciones profesionales en esta industria. Otro aspecto relevante en nuestra labor durante el año 10 constituye nuestra comparecencia ante los Comités de Programas de los dos partidos principales del país, en los cuales sometimos recomendaciones específicas sobre distintos pronunciamientos que atañen directamente al mundo de los negocios.

Durante la pasada campaña eleccionaria auspiciamos, a través del Canal 6, una serie de programas sobre los debates de los candidatos a gobernador, como un servicio público de orientación al pueblo de En diferentes ocasiones planteamos, Puerto Rico. ante el Departamento de Asuntos del Consumidor, nuestros puntos Es digno de mencionarse el de vista sobre la política pública en hecho de que durante el año torno al control de precios y sobre 1976-77 continuó registrándose la promulgación de reglamentos o un notable interés entre enmiendas relacionados con esta asociaciones empresariales por esfera de acción gubernamental.

Considero que a través del diálogo sereno y racional logramos posponer indefinidamente la aplicación del Reglamento 43 de DACO, a un mayor número de artículos de uso y consumo. Dicho diálogo ha contribuido a un mayor grado de confianza hacia el hombre de negocios por parte del referido Departamento. En otras gestiones con agencias gubernamentales, participamos activamente en los esfuerzos para evitar aumentos sustanciales en los fletes marítimos, en los cargos por uso de los muelles de la Autoridad de los Puertos y por mantener el sistema flexible de salarios mínimos federales aplicables a Puerto Rico. También se hicieron planteamientos al Departamento de Obras Públicas y la Superintendencia de la Policía sobre la falta de sincronización en los semáforos de las avenidas principales del área metropolitana, así como ante otras agencias gubernamentales relacionadas con distintas fases de nuestro desarrollo socioeconómico. Durante las vistas públicas celebradas por la Junta de Planificación, en torno al Reglamento sobre el Plan de Uso de Terrenos, sometimos nuestras recomendaciones con miras a estimular la formulación de una política pública que ayude efectivamente a desarrollar normas adecuadas para la zonificación y uso de terrenos con fines gubernamentales, agrícolas e industriales, especialmente mediante la creación de

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1976-1977 Aníbal L. Arsuaga

incentivos para la industria de la construcción, el desarrollo del turismo y el programa de industrialización. Con la ayuda eficaz de un comité de ciudadanos y representantes de negocios del Viejo San Juan, llevamos a cabo un estudio sobre las necesidades de nuevas áreas de estacionamiento en el casco de la Capital. Como resultado de esta labor, se sometió un informe al Alcalde Hernán Padilla, con recomendaciones específicas sobre varias alternativas viables para el desarrollo de nuevos centros de estacionamiento en San Juan.

hombres de negocios necesitan la mayor protección posible contra esta práctica indeseable. Durante los últimos seis meses del 1976, la Cámara de Comercio desempeñó con el mayor entusiasmo su misión en el Consejo Asesor Laboral del Gobernador; aunque debemos señalar que al reorganizarse este grupo recientemente no se incluyó representación alguna de la Cámara de Comercio de Puerto Rico. Colaboramos intensamente en el desarrollo de un estudio sobre productividad, encomendado a la firma Clapp & Mayne, por el Consejo Asesor Laboral del Gobernador. Entendemos que este tipo de estudio es de gran significado para orientar la política pública y la iniciativa privada en el futuro desarrollo económico de Puerto Rico.

Comparecimos por primera vez ante la Agencia de Protección Ambiental Federal, mediante testimonio escrito, sobre los efectos perjudiciales a la industria licorera del país de requisitos imprácticos que se le han exigido Durante el periodo de este informe, recientemente. logramos ampliar y mejorar algunos servicios a los socios, En nuestro interés de rendirle incluyendo una mayor frecuencia el mejor servicio a nuestros y más amplia información en el socios, participamos como “Buzón Legislativo”, reformas “amicus curiae”, ante el Tribunal en la estructura del “Maritime Supremo de los Estados Unidos, Register” para ofrecer más datos para lograr la vigencia de la Regla estadísticos sobre importaciones 56 sobre Embargo Preventivo marítimas; también hemos para el cobro de deudas. En este introducido cambios en la caso se logró nuestro objetivo a Revista “Comercio y Producción” través de un alegato en respaldo y hemos ampliado el suministro del establecimiento de las de copias de leyes, proyectos de mencionadas reglas. Expresamos leyes y reglamentos a los socios. nuestra opinión ante las Participamos activamente autoridades de la Rama Ejecutiva en numerosas vistas sobre y la Rama Legislativa a favor de Decretos Mandatorios de que no se redujeran los cargos la Junta de Salario Mínimo bancarios por cheques sin fondos, local y comparecimos ante los por entender que las empresas y funcionarios del Departamento

del Trabajo Federal con relación a los trabajos de comités y aplicabilidad de salarios mínimos federales. Durante el año intensificamos nuestra labor sobre asuntos legislativos, compareciendo en 17 ocasiones ante diferentes comisiones del Senado y de la Cámara de Representantes, en torno a proyectos de especial interés para el sector empresarial y para nuestros socios. Entre los proyectos más significativos con los cuales bregamos en una u otra forma se pueden mencionar las enmiendas para fortalecer la Ley 75, sobre representantes de fábricas, las normas gubernamentales para concederle preferencia a los productores, manufactureros y distribuidores locales en las compras del gobierno, la propuesta reorganización de la Rama Ejecutiva, enmiendas a la Ley de Cierre, una propuesta reglamentación del horario de empresas que expenden bebidas alcohólicas al público, la colegiación de Técnicos de Refrigeración y la derogación parcial del arbitrio del 6.6%. El programa de seminarios constituyó uno de los factores mas sobresalientes del año con un total de 15 seminarios, entre los cuales se destacaron los temas de Administración de Empresas en Época de Inflación; la Disponibilidad, Trámites y Utilización de Fondos Federales; Legislación Laboral; Medidas para Evitar Robos en las Tiendas; Legislación y Reglamentos

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1976-1977 Aníbal L. Arsuaga

Federales sobre Crédito al Consumidor; Servicios de la Industria del Seguro; Ley sobre Seguridad y Salud Ocupacional; Legislación Contributiva; Uso de Computadoras en los Negocios; Mejoramiento Secretarial; Caudales Relictos; Impacto de los Fondas de la Sección 936 del Código de Rentas Internas Federal y otros. Por la iniciativa del Comité de Seguros y mediante la aportación de una compañía de esta industria, se llevó a cabo un estudio sobre el impacto de esta actividad en la economía del país y las proyecciones futuras de la misma en beneficio de nuestro desarrollo económico. Es justo señalar que, durante el periodo que cubre este informe, se destacaron por su continua y eficiente labor, además del Comité de Seguros, los siguientes Comités; Política de Precios, Asuntos Contributivos y Política Fiscal, Nuevos Socios, Fomento de Comercio Exterior, Publicaciones, Comunicaciones y Publicidad, Expocámara, Educación y Desarrollo Gerencial, Actividades, Remodelación del Edificio y el Comité Ad-Hoc de Fondos Federales. El Comité de Convención se ha hecho acreedor a un reconocimiento especial por su arduo y eficiente trabajo durante el transcurso de todo el año, en el empeño de lograr el mejor programa de Convención que pueda presentarse a todos ustedes y a los visitantes de países extranjeros que participan en esta reunión anual.

En el aspecto de Relaciones con la Comunidad, logramos fortalecer nuestros lazos de comunicación y colaboración con numerosas entidades profesionales, cívicas y culturales, tales como: la Universidad de Puerto Rico, la Universidad Central de Bayamón, el Programa de Empresarios Juveniles (Junior Achievement), el Cuerpo Consular Acreditado en Puerto Rico y representantes de otras organizaciones que contribuyen efectivamente al progreso de nuestro País.

Méjico, República Dominicana y colaboramos en la organización de un seminario de la Comunidad Comercial del Caribe (CARICOM). Igualmente, trabajamos en la creación del Comité Empresarial Puerto Rico-Méjico, en coordinación con el Instituto Mejicano de Exportaciones. Además, estuvimos representados en la Feria Internacional de Muestras de Barcelona el verano pasado y estaremos representados nuevamente este año. Por otro lado, participamos directamente Durante el año se llevaron a en el comité seleccionador del cabo varias conferencias de Exportador del Año. prensa y se distribuyeron más de 35 comunicados. También El Departamento de Servicios se celebraron entrevistas Contra la Adicción otorgó a la especiales con diversos medios Cámara de Comercio de Puerto de comunicación y se prepararon Rico una placa de reconocimiento reportajes sobre temas específicos; por 1a campaña de orientación a petición de los medios por a la comunidad titulada “Pon primera vez celebramos este año Más De Tu Parte”. Estuvimos una Cena de Acción de Gracias representados en varias reuniones y Homenaje a los socios de 25 de la agrupación. Futuros Líderes años o más. Esta idea puede ser del Comercio y brindamos la base de futuras actividades que nuestra cooperación a los Clubes sirvan para incrementar nuestra de Leones, en su campaña para matrícula y para compartir recaudar fondos pro monumento celebraciones especiales entre al inmortal pelotero Boricua socios y familiares. Le ofrecimos Roberto Clemente. También nuestro respaldo y endoso a Ia colaboramos estrechamente con Alianza Nacional de Hombres el programa de Hogares Crea de Negocios (National Alliance y asistimos a varias actividades for Businessmen), en su campaña de esta institución durante el anual para obtener ayuda de las año. Dirigimos un agasajo a empresas establecidas en Puerto varios periodistas del extranjero Rico. con oficinas en Washington y Nueva York que visitaron la En la fase de Fomento del Isla para observar la realidad Comercio Exterior, atendimos puertorriqueña. Durante grupos y visitas de Japón, el segundo semestre de este Taiwan, Argentina, Costa Rica, año, celebramos reuniones

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1976-1977 Aníbal L. Arsuaga

de intercambio con varios funcionarios de la nueva administración y realizamos numerosas gestiones ante agencias gubernamentales y ante la Asamblea Legislativa, en torno a las enmiendas propuestas.

de Relacionistas Profesionales, en una de sus reuniones mensuales. Este Presidente tuvo la oportunidad de hablar ante diferentes organizaciones, tales como la Asociación Interamericana de Hombres de Empresa, la Asociación de Le imprimimos un nuevo enfoque Agentes de Seguros de Vida a la campaña de nuevos socios a y otras. base de visitas a edificios de oficinas en el área metropolitana y, como En nuestras reuniones mensuales, resultado de ella, logramos iniciar tuvimos la oportunidad de en una sola actividad un total de escuchar los mensajes especiales 56 nuevos socios. Al igual que en del Embajador de Inglaterra años anteriores, seleccionamos en Estados Unidos, Sir Peter las Damas Sobresalientes del Ramsbotham; del Secretario de Año y celebramos la Semana Hacienda, Julio Cesar Pérez; de la Mujer Puertorriqueña, del Presidente del Centro con una magnífica acogida por Dominicano para el Fomento parte de todos los sectores de la de las Exportaciones, Fernando comunidad. Esta actividad se ha Periche Vidal y de otras convertido en una tradición que personalidades locales y del ayuda a fortalecer nuestra imagen exterior, como parte del programa como institución profesional que de la promoción en la aplicación trasciende las fronteras de un del arbitrio del 6.6%. sector particular para incorporarse al quehacer cívico-cultural de Para la promoción de esta nuestro País. Durante la Semana Convención Anual, organizamos de la Prensa nos reunimos con una misión especial a Centro la directiva y matrícula de la América que visitó Costa Sociedad de Mujeres Periodistas, Rica, Honduras, EI Salvador, en una actividad que contribuyó Guatemala y Nicaragua. Con a fortalecer las relaciones el mismo propósito visitamos de nuestra Cámara con este la República Dominicana. importante sector. A principios Entre los proyectos especiales de nuestro término presidencial más significativos del año. Es hicimos reconocimiento a la preciso destacar el proyecto de Asociación de Radiodifusores de remodelación de nuestro edificio, Puerto Rico por sus esfuerzos en cuya primera etapa se completó beneficio del progreso general hace varias semanas y cuya etapa del país. También acogimos en final se espera terminal para fines nuestro recinto a la Asociación de junio próximo. En este caso el

objetivo es el de ofrecer a nuestros socios, amigos y relacionados las mayores comodidades posibles para actividades y reuniones, a la vez que proveer un ambiente más adecuado para llevar a cabo la labor administrativa de nuestra Institución. Este Presidente tuvo el honor de ser seleccionado como el Hombre de Pequeños Negocios del Ano de 1976, lo cual consideramos como un reconocimiento a todos los empresarios y hombres de negocios que forman parte de nuestra Institución. Deseo aprovechar esta oportunidad para señalar que la experiencia de presidir esta Cámara de Comercio de Puerto Rico es, sin lugar a dudas, interesante, compleja y a veces agotadora; pero repleta de momentos de gran satisfacción y de lecciones de gran valor. Mi reconocimiento más sincero y fraternal es para los compañeros de la Junta de Directores, los Comités Funcionales, la matrícula en general y las entidades y personas de la comunidad, que tanto me ayudaron a cumplir mi jornada a tiempo completo en la Cámara. Durante estos 12 meses que han transcurrido, traté por todos los medios de cumplir mi jornada a tiempo parcial en mi negocio, con la gran ayuda que siempre recibí de todo el grupo de trabajo de la Cámara, al cual también le agradezco muy de veras su colaboración.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1977-1978 MANUEL

MORALES, HIJO “Agradezco a todos los que ofrecieron de su tiempo y conocimientos para que lograra lo que entiendo fue un año productivo y que ayudó a convertirme en un mejor ser humano.”

L

os años 1976 al 1978, cuando ocupé los cargos de Presidente Electo y Presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Rico, fueron de cambios y retos. Fueron años que presentaron oportunidades para unos y dificultades para otros. Algunos sectores económicos mostraban firme recuperación del serio impacto que significó el embargo petrolero de 1973-1974 y de la estrechez económica que resultó de aquel evento. Otros sectores, como refinerías, petroquímicas, construcción, no encontraban manera eficiente ni efectiva de salir de una difícil encrucijada económica

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1977-1978 Manuel Morales, Hijo

Carlos Romero Barceló y Jimmy Carter resultaron vencedores sobre Rafael Hernández Colón y Gerald Ford en el evento electoral de noviembre de 1976. En ambos gobiernos se vislumbraban nuevos enfoques y cambios. En enero de 1977 el Lcdo. Carlos Romero Barceló comenzó su primer término como Gobernador de Puerto Rico. Entre los temas principales para el sector privado y la Cámara de Comercio en relación a la recién adoptada plataforma de Gobierno, se presentaban dos importantes cambios en la manera de hacer negocios en la Isla: los cambios a la Ley de Incentivos Industriales de Puerto Rico y la implantación del salario mínimo federal. Cada presidente atiende asuntos administrativos, presupuestarios, cívicos, legislativos, gubernamentales, económicos, sociales y otros relacionados con su incumbencia. Igualmente, cada presidente desarrolla un programa personal con el cual aporta al desarrollo institucional de nuestra Cámara de Comercio de Puerto Rico. Comencé mi presidencia con tres objetivos: crear un Consejo Asesor Económico, desarrollar un libro sobre la historia del comercio en Puerto Rico y realizar

un simposio sobre la realidad contemporánea en Puerto Rico. Pude lograr los primeros dos. El tercero pudiera ser un objetivo para un futuro presidente. La creación de un Consejo de Asesores Económicos surgió de la necesidad de atender los retos institucionales que se presentaban ante la comunidad empresarial. Los cambios a la Ley de Incentivos y la adopción del salario mínimo federal en Puerto Rico serían areas de particular importancia durante mi presidencia. La Cámara tenía que atender los mismos aportando responsablemente. Distinguidos economistas ofrecieron su interés, tiempo y conocimientos para dar vida al Consejo. Una vez constituido, nos reunimos regularmente en las oficinas del recién designado Administrador de Fomento Económico, Lcdo. Manuel Dubón, para ofrecerle una gama de experiencias y conocimientos profesionales para el desarrollo económico de Puerto Rico. El Consejo continuó sus trabajos preparando las ponencias, escritos y proyectos de legislación que fueron necesarios para atender los cambios estructurales a nuestro sistema económico. Entre éstos estuvo la presentación al Sub-

comité de Recursos Humanos del Senado Federal, en ocasion de nuestra visita en agosto de 1977 a la capital federal, para atender la adopción del salario mínimo federal en Puerto Rico. Acompañado por el Lcdo. Rafael Rivera Rodríguez y los economistas Hugh Barton, Nelson Famadas y Héctor Alejandro, era la primera vez, desde 1938, que un Presidente de la Cámara de Comercio viajaba a Washington, D.C. en funciones oficiales. El libro sobre la historia del comercio en Puerto Rico era de particular importancia para mí pues entendía que la pujanza y el desarrollo del sector comerciar de la Isla no recibía su debido reconocimiento. El distinguido economista Dr. Gilberto Cabrera, miembro del Consejo Asesor Económico, compartió la importancia del asunto, mostró el liderato necesario y presentó los recursos que la Cámara no le pudo facilitar para hacer realidad el libro La Historia del Comercio en Puerto Rico, publicado por la Editorial de la Universidad de Puerto Rico en 1979. Mi interés en lograr un simposio sobre la realidad contemporánea en Puerto Rico era el de atender, dentro de un marco

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1977-1978 Manuel Morales, Hijo

referencial inter-disciplinario, el tema de nuestra existencia puertorriqueña. Los participantes serían de todas las ideologías políticas, sociales y económicas, así como pensadores e intelectuales cuyo legado no es ampliamente conocido por la comunidad en general Razones presupuestarias y de tiempo impidieron que el simposio aportara a un entendimiento de la dinámica puertorriqueña. De particular satisfacción fue planificar y dirigir la primera misión comercial de servicios profesionales que tuvo Puerto Rico. Fui a la República Dominicana en marzo de 1978 y obtuvimos unos

$600,000 en ventas, importante cantidad hace 18 años. El Departamento de Comercio Federal reconoció los méritos de la Cámara al otorgar el distintivo “Star”, el premio “ExportAward”, que se recibiera unos años antes. La experiencia fue extraordinaria. Agradezco a todos los que ofrecieron de su tiempo y conocimientos para que lograra lo que entiendo fue un año productivo y que ayudó a convertirme en un mejor ser humano. Al personal administrativo de la Cámara, con el cual trabajé durante aquellos años: Don Paco, Rafi, Tito, Joe, Héctor, Gloria, Carmen, Socki, Nilka, Guillermo y otros: a mi

Comité de Campaña, en particular a Edgardo Rubén Martínez: a mi Junta de Directores, en particular a Manuel Garrido. A Héctor Ledesma, quien me ofreció en 1970 la oportunidad de presidir un Comité; a Manolín Fernández, con quien aprendí los detalles de una campaña para la presidencia; a Don Aníbal Arsuaga, Q.E.D. mi maestro para el año de presidencia; a Eddie Rovira Sánchez, Q.E.D. quien ofreció su sabiduría a un presidente con sólo treinta y dos años de edad; y a don Manuel Morales Dávila, quien siempre ha estado presente.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1978-1979 EDUARDO

ROVIRA SÁNCHEZ “A todas y cada una de estas instituciones y personas les exhorto mantenerse y fortalecer su lazos de comunicación y colaboración con nuestra Cámara de Comercio de Puerto Rico, porque nuestra Institución no sólo necesita y merece el respaldo de todos, sino que también trata de reciprocar con su esfuerzo la ayuda que recibe para cumplir su misión en bien de Puerto Rico.”

A

l completarse los 12 meses de mi término presidencial, me place cumplir con el requisito estatutario de rendirle a ustedes un informe de la labor que hemos llevado a cabo, todos juntos, durante el período del 1978-79. Los aspectos principales de la labor que hemos llevado a cabo a través de la Junta de Directores, los Comités Funcionales, el grupo administrativo de nuestra Institución

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1978-1979 Eduardo Rovira Sánchez

y de las responsabilidades encomendadas a este servidor, incluyen una activa participación en el proceso legislativo, el intercambio democrático de ideas y reuniones con agencias y funcionarios del Gobierno de Puerto Rico, de Estados Unidos y de las administraciones municipales y el esfuerzo cada vez mayor por ampliar y mejorar los servicios a nuestros socios, el envolvimiento y la relación continua con diferentes organizaciones de todos los sectores de la comunidad, y el estudio y análisis de distintos problemas de especial interés para el adecuado desarrollo de los negocios y del crecimiento socioeconómico de nuestro país. Durante el año concentramos nuestros recursos fiscales, técnicos y humanos en la brega con temas tan vitales como el mejoramiento de las relaciones con el Gobierno, sin menoscabo de nuestra independencia de criterio; las negociaciones del Gobierno de Estados Unidos ante el organismo de comercio internacional conocido como “General Agreement on Trade Tariffs” y los planteamientos necesarios para evitar efectos perjudiciales en la economía de

Puerto Rico como resultado de los nuevos aranceles aduaneros para la importación de Estados Unidos del ron de Puerto Rico y otras áreas del Caribe, así como los productos de la industria de textiles: la propuesta sindicalización de empleados públicos; los estudios que llevó a cabo la comisión nombrada por el Gobernador para la Reorganización de la Rama Ejecutiva; las gestiones relacionadas con las resoluciones aprobadas por nuestra pasada Asamblea Anual; comparecencias ante la Junta de Salario Mínimo local; la búsqueda de cambios necesarios a la ley y el reglamento del arbitrio del 6.6%; los factores relacionados con el sistema de controles de precios; importancia de que los sorteos extraordinarios de la Lotería no se lleven a cabo en fechas que afecten el movimiento normal del comercio, especialmente en temporadas como Navidad, Día de los Padres, etc.; orientación e información a los socios sobre asuntos significativos para el desarrollo de los negocios; envolvimiento en las actividades con la comunidad que contribuyan a realzar la responsabilidad

social del sector empresarial de Puerto Rico, etc. Acción ante la Legislatura En el ámbito legislativo comparecimos por escrito y oralmente ante distintas comisiones de la Cámara de Representantes y del Senado, para expresar la posición de nuestra entidad sobre más de 20 proyectos de ley de gran importancia para el sector privado de la economía. En tales comparecencias nos expresamos sobre legislación relacionada con la práctica de cobros; seguros de cuentas en ventas a plazos de bienes muebles; la propuesta reglamentación sobre casas prefabricadas; el propuesto control de la proliferación de negocios de una misma rama; el tema del desarrollo de restaurantes de comida rápida (fast food); sobre la propuesta reglamentación del registro de marcas de fábricas, marcas de servicios y nombres comerciales; la reglamentación de vendedores y ventas ambulantes; enmiendas a la ley de préstamos personales pequeños; concesión de crédito a los contribuyentes

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1978-1979 Eduardo Rovira Sánchez

por arbitrios pagados sobre mercancía exenta; rotulación de productos textiles; definición del delito de hurto de mercancía en establecimientos de ventas al detal (shoplifting); subsidio a los intereses de hipotecas hasta un máximo de 3,000 unidades de vivienda en años fiscales 1979, 1980 y 1981; extensión a Puerto Rico de la garantía que se concede en Estados Unidos a compradores de enseres domésticos, artículos de uso, vehículos de motor, etc.; asignación de fondos al Centro Unido de Detallistas para ayudar en los gastos del Tercer Congreso Internacional del Comercio Detallista; enmiendas a la Ley de Cierre; reglamentación de la práctica de contabilidad pública; reglamentación de la profesión de bienes raíces; eliminación del ajuste de 7¢ por libra de azúcar refinada impuesto por DACO en 1975 e imposición de un arbitrio de 7¢ por libra de azúcar refinada producida o importada; propuesta unificación de todas las actividades relacionadas con la fijación de tasas máximas de interés y cargos por financiamiento en un solo organismo; enmiendas a la Ley de Impuestos sobre Artículos de Uso y Consumo,

para eximir a los bloques producidos o utilizados en la industria de la construcción local y la rotulación de envases de aluminio con mensajes especiales. Labor de la Junta de Directores y Comités

Las ideas y recomendaciones sometidas a la Asamblea Legislativa fueron producto de las deliberaciones de la Junta de Directores, del Comité Ejecutivo y de los Comités Funcionales. Es oportuno mencionar que tanto la Junta de Directores como el Comité Ejecutivo incrementaron su efectiva participación en las decisiones de nuestra entidad, por lo cual es un privilegio para mí reconocer y agradecer las valiosas aportaciones de ambos organismos directivos. Durante la Convención Anual entregamos placas de reconocimiento a los presidentes de los comités que más sobresalieron en la agenda de trabajo del año, aunque es justo indicar que hubo también una gran colaboración de otros comités funcionales. Los comités que más se destacaron fueron los siguientes: Detallistas, Mayoristas, Seguros,

Resoluciones, Nuevos Socios, Asuntos del Consumidor, Seminarios, Comercio Exterior, Relaciones Obrero-Patronales, Transportación, Reevaluación de Cuotas, Derramas, Finanzas, y por supuesto el Comité de Convención Anual que logró elaborar un magnífico programa de actividades. En lo que respecta al Comité de Derramas creado con el propósito de saldar la deuda por concepto de ln remodelación del edificio de nuestra entidad, deseo felicitar calurosamente a mi amigo Walter Fournier por la magnífica labor que viene realizando como presidente de ese comité. Hago una exhortación especial para que no quede un solo compañero sin hacer su aportación a este fondo, de modo que logremos el objetivo de mantener nuestra solidez financiera para continuar ampliando la base de servicios a toda la matrícula. Igualmente importante para el desarrollo de nuestra Institución lo será el respaldo que se le brinde a la Junta Directiva y al amigo Pete Currás en sus encomiables esfuerzos para reevaluar el sistema de cuotas anuales, a fin de que estas sean mas equitativas, respondan a criterios objetivos y permitan recaudar los recursos necesarios

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1978-1979 Eduardo Rovira Sánchez

para ofrecer los servicios que demandan y necesitan todos ustedes, los socios de esta Cámara de Comercio de Puerto Rico. Además de felicitar al amigo Currás por su labor como presidente del Comité de Revisión de Cuotas, debo felicitarlo por sus gestiones como presidente del Comité de Normas y Reglamento. Resultado Resoluciones Asamblea Anterior

El Comité de Resoluciones llevó a cabo una intensa labor para cumplir el mandato de la Asamblea Anual con relación a todas las resoluciones aprobadas el año pasado. También examinó todos los acuerdos adoptados en asambleas anteriores para determinar las que aún mantienen actualidad. Como resultado de ambos enfoques, el Comité celebró numerosas entrevistas con funcionarios gubernamentales y con diferentes líderes de la comunidad para lograr los objetivos establecidos en todas y cada una de las resoluciones. Considero que este método de encomiable iniciativa debe convertirse en un procedimiento continuo después de cada Asamblea Anual. A manera de ejemplo

deseo mencionar que en los trabajos relacionados con las distintas resoluciones se incluyeron tales asuntos como: los Juegos Panamericanos, la Ley 75 sobre Representantes de Fábricas, recomendaciones al Fondo del Seguro del Estado, el proyecto de sindicalización de empleados públicos y diversas gestiones por comunicaciones escritas al Gobernador, al Director Ejecutivo de la Autoridad de las Fuentes Fluviales, al Superintendente de la Policía, al Secretario del Trabajo, a Director de la Compañía de Fomento de Turismo, al Secretario de Comercio y al Administrador de la Administración de Fomento Económico. Además, se hizo labor encaminada a lograr, por vía legislativa, una reducción sustancial de las contribuciones sobre ingresos individuales y corporativas, así como para permitir la radicación de planillas separadas por esposo y esposa, como manera de crear incentivos mayores para el esfuerzo individual y para la atracción de nueva operaciones industriales y comerciales en Puerto Rico. El Comité de Resoluciones ha recogido las ideas de varios

socios y ha originado, dentro de su propio seno, los textos de varias resoluciones a considerarse en esta Asamblea Anual, que cubren muchos de los temas de mayor impacto en el presente y el futuro de nuestro país, tales como la conveniencia y deseabilidad de nombrar un comité Ad-Hoc de la Cámara de Comercio de Puerto Rico para analizar el informe final de la Secretaria de Comercio de Estados Unidos sobre la Economía de Puerto Rico y el impacto del mismo en el desarrollo económico y social de la Isla; la necesidad de aunar esfuerzos para combatir la criminalidad; expresar preocupación sobre los requisitos ambientales que imponen cargas onerosas a las empresas; promover la deducción en las contribuciones sobre ingresos por aportaciones para planes de pensiones privados; insistir en la conveniencia del pago por cheques; expresar preocupación sobre la política de salarios mínimos federales; y hacer nuevamente un llamado a los líderes políticos para mantener un clima de cordura, serenidad, moderación y racionalidad durante la próxima campaña electoral.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1978-1979 Eduardo Rovira Sánchez

Fletes Terrestres

Un aspecto muy importante de las gestiones de la Cámara de Comercio de Puerto Rico durante el presente año fiscal lo constituyó nuestra intervención ante la Comisión de Servicio Público, en la petición de aumento de fletes en el servicio de carga por la vía terrestre que radicó el pasado año la Hermandad de Camioneros del Norte. Aún cuando el aumento de 49% originalmente solicitado por la Hermandad de Camioneros, se redujo a 17% como resultado de nuestra intervención, en estrecha colaboración con la Asociación de Industriales de Puerto Rico, es inaceptable para la Cámara de Comercio el procedimiento y la metodología que se viene utilizando al presente para determinar la razonabilidad y justificación de una petición de aumento de fletes. Actualmente no se están llevando a cabo los estudios y el análisis ponderado que se requiere en estos asuntos para proteger el interés público. Ello nos motivó a llevar el caso a los Tribunales del país, con el fin de que se logre una depuración en los procedimientos, de manera que nuestro esfuerzo finalmente redunde en beneficio del

comercio, la industria y el propio Servicios a los Socios consumidor puertorriqueño. Como parte de los servicios a los socios y a toda la Jornada de Trabajo y comunidad empresarial, se Garantías Mínimas llevaron a cabo 17 seminarios La Cámara de Comercio con la asistencia de más de 500 continuó durante el año su personas, incluyendo socios y lucha para que eliminen las no socios, y abarcando áreas de garantías mínimas de 40 horas adiestramiento sobre distintas a la semana que se le requiere fases de la función gerencial, actualmente al Comercio al técnica y profesional en los Detal en el pago a empleados negocios. En otras actividades a jornada parcial. Sobre el dirigidas a los socios y a otros particular, nos reunimos con el empresarios figuran: ExpoSecretario del Trabajo y como Cámara en Plaza las Américas, resultado de dicha reunión Expo-Feria en Plaza Carolina esperamos que esta norma y Expo-Cámara del Oeste, liberalice en bien del comercio en las cuales participaron numerosas firmas comerciales, y del propio trabajador. industriales y de servicios. En lo que respecta a la definición También se llevaron a cabo de jornada o día de trabajo, se seis reuniones-almuerzo de continuaron los trámites de matrícula con la presentación una acción ante los Tribunales de diferentes personalidades de de Puerto Rico para que se la comunidad como oradores aclare la definición y todo invitados, quienes ofrecieron lo relativo al pago de horas mensajes de gran actualidad extras y para que se subsanen para nuestros socios y para toda los errores de interpretación la comunidad puertorriqueña. que han caracterizado las determinaciones administrativas Como resultado de varios en esta materia. Es estos días procesos de cambio que se intervenimos en una vista pública iniciaron hace algún tiempo, celebrada por el Departamento se logró introducir en la del Trabajo de Puerto Rico revista bimestral Comercio & para definir, mediante nueva Producción un nuevo enfoque reglamentación, el día y semana en formato y contenido con resultados positivos en de trabajo.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1978-1979 Eduardo Rovira Sánchez

la reacción de lectores y anunciantes. En materia de información directa a los socios se utiliza con mayor frecuencia y efectividad, la publicación denominada Buzón Legislativo, que también ha recibido elogios de muchos de nuestros socios. Por otro lado, los detalles principales de planes, proyectos y actividades se divulgaron entre la matrícula a través del boletín Notigrama, el cual ha tenido una favorable acogida desde sus comienzos. El proyecto “Maritime Register” continúa brindando un resumen mensual de estadísticas de importaciones por la vía marítima y ha servido de base para noticias y comentarios en algunos diarios del país. En este caso los constantes aumentos en costas de operación nos han obligado a solicitar donativos especiales de los suscriptores de esta publicación especializada, y también nos han forzado a aumentar la tarifa de suscripción, a fin de mantener su regularidad, ya que constituye una fuente muy útil para la planificación de estrategias de mercadeo en el comercio local. Es muy importante que encontremos una fórmula satisfactoria para garantizar la solvencia económica de esta publicación

a través del aumento en suscriptores y otras medidas efectivas que sean justas para todas las partes.

Es importante señalar que, además de todos los tópicos que hemos denominado servicios a los socios, no debe olvidarse que prácticamente todo lo que se incluye en este informe, así como toda la labor que lleva a cabo la Cámara de Comercio de Puerto Rico, constituye directa e indirectamente un volumen de servicios a los socios, a la vez que ayudamos a impulsar el desarrollo de los negocios en general y el crecimiento de nuestra economía. Comercio Exterior Este año, al igual que en ocasiones anteriores, le hemos brindado especial atención al fomento de las exportaciones mediante la ingente tarea de nuestro Comité de Comercio Exterior. Es preciso subrayar que todos los que integramos el sector privado de la economía de Puerto Rico no podemos pasar por alto que la expansión de exportaciones es cada vez mas esencial para el verdadero progreso de Puerto Rico. Por esa razón hemos respaldado todo tipo de gestiones para

ayudar a expandir los mercados exteriores de los productos de Puerto Rico. En este empeño hemos participado durante el año en el viaje a España del Gobernador y otros funcionarios de su Gobierno acompañados por varios representantes de la empresa privada, entre los cuales participó este Presidente. También estuvimos representados en varias misiones comerciales al exterior, incluyendo viajes a Islas Bahamas, al Ecuador, a varias islas del Caribe y a la República Dominicana. Por otra parte, atendimos visitas de misiones comerciales de España, El Salvador, y representantes de distintos países de Centro y Sur América, El Caribe, Europa, Estados Unidos y Canadá. Nos hemos mantenido activos en el Comité Empresarial MexicoPuerto Rico, que celebró más sesiones de trabajo en nuestras oficinas en San Juan. También hemos recibido invitación para formar parte del Confederación Iberoamericana de Cámaras de Comercio y del Organismo Internacional sobre Arbitraje Comercial Hemos estrechado lazos con la Cámara de Comercio de Estados Unidos y con la Cámara de Comercio de Puerto

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1978-1979 Eduardo Rovira Sánchez

Rico en Estados Unidos a través de diferentes medios. Nuestro servicio de Certificados de Origen a todos los exportadores se ha convertido en un programa de creciente pujanza y nuestro Comité de Comercio Exterior se mantiene alerta a nuevas rumbos encaminados al logro de los más altos niveles posibles en las exportaciones de Puerto Rico. Es interesante anotar que es cada vez mayor el nivel de llamadas telefónicas, visitas y peticiones escritas de representantes de negocios en Estados Unidos y en otros países, que interesan promover nuevas empresas en Puerto Rico o establecer relaciones con empresarios locales. En vista de que la transportación aérea, marítima y terrestre constituye un factor primordial en nuestras líneas de abastecimiento y en nuestros objetivos de exportaciones, hemos estado bien activos en todo lo que concierne a las leyes, reglamentos y normas sobre fletes. Como resultado de este interés llevamos a cabo gestiones en Washington sobre la Ley Murphy, ya en vigor, y nos hemos mantenido en comunicación con la Oficina del Comisionado Residente en la Capital Federal y con las

agencias federales que trabajan dedicada al Mes de la con estas actividades. Industria en la cual otorgamos placas de reconocimiento al Relaciones con la Presidente de la Asociación de Comunidad Industriales, Danol Morales, al Presidente de la Asociación Como una prueba de la imagen de Productos de Puerto Rico, favorable de nuestra Institución José Ballester, y al Presidente y su creciente prestigio en y Gerente General de la Ponce la comunidad recibimos Candy, Rafael J. Pou, por y aceptamos la invitación sus valiosas aportaciones en a ser coauspiciadores, el desarrollo industrial del conjuntamente con la país. Los almuerzos de socios Asociación de Industriales y fueron precisamente una de la Asociación de Productos las actividades que decidimos de Puerto Rico, en un nuevo reanudar durante el año directorio del comercio, la 1978-79 como un servicio a industria y los servicios a la comunidad y a los socios de distribuirse en Puerto Rico y en esta Cámara. Estados Unidos, probablemente el próximo mes de agosto. Este Estrechamos lazos de nuevo catálogo de todas las colaboración con nuestras fases de los negocios, conocido Asociaciones Afiliadas y con como CATIN, se desarrolla otras instituciones afines bajo la coordinación técnica tales como el Better Business de ITT Western Hemisphere Bureau, el Departamento Directories, Inc. de Comercio de Puerto Rico, el Departamento de Este año nos unimos a la Comercio de los Estados celebración de la Semana Unidos, la Administración de de la Mujer Puertorriqueña Pequeños Negocios Federal, la organizada por la Comisión Pro Administración de Fomento Derechos de la Mujer y logramos, Económico, el Centro a mi juicio, un mayor impacto Unido de Detallistas y otras en la publicidad y agasajo a organizaciones. las Damas Sobresalientes del Año. Además, llevamos a En el aspecto cívico-profesional, cabo una reunión-almuerzo colaboramos con la Asociación

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1978-1979 Eduardo Rovira Sánchez

Nacional de Secretarias, rendimos un tribute especial a la Asociación de Radiodifusores durante el Mes de la Radio, colaboramos con la Asociación de Productores de Ron y la Asociación Internacional de Estudiantes de Ciencias Económicas y Comerciales (AIESEC). También nos acercamos al Comité del Gobernador Pro Empleo del Lisiado y al Capítulo de Puerto Rico y al Capítulo de Puerto Rico de “Rehabilitation International”. Es digno de mencionar el hecho de que los medios de comunicación social nos brindaron gran ayuda y respaldo, especialmente las secciones de negocios de los diarios del país. La estación de televisión WAPA-TV nos ofreció, por tercer año consecutivo, el tiempo de servicio público para trasmitir el programa ACTUALIDADES, en el cual entrevistamos a

diferentes personalidades del gobierno y de la empresa privada sobre asuntos de interés para toda la comunidad. En el nivel municipal colaboramos con el Municipio de San Juan en lo relativo al Plan de Desarrollo del Sector Comercial de Río Piedras y los proyectos sobre estacionamiento en el Viejo San Juan y sobre desarrollo turístico. Nuevos Socios

El Comité de Nuevos Socios logró el ingreso de 80 nuevos socios y el Comité de Retención de Socios, de reciente creación, dio sus primeros pasos para comenzar una fuerte campaña de recuperación y retención de matrícula, lo cual constituye un buen augurio para la estabilidad y crecimiento de nuestra Institución.

Al terminar la encomienda que ustedes me hicieron en la pasada Convención Anual, siento la urgencia espiritual de agradecer a todos los compañeros socios, a todo el personal de la Cámara y a las instituciones y líderes gubernamentales, empresariales, cívicas, religiosas, culturales y sociales por todo lo que me han permitido aprender y tratar de hacer. A todas y cada una de estas instituciones y personas les exhorto mantenerse y fortalecer su lazos de comunicación y colaboración con nuestra Cámara de Comercio de Puerto Rico, porque nuestra Institución no sólo necesita y merece el respaldo de todos, sino que también trata de reciprocar con su esfuerzo la ayuda que recibe para cumplir su misión en bien de Puerto Rico.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1979-1980 PETE

CURRÁS

L

os años 1976 al 1978, cuando ocupé los cargos de Presidente Electo y Presidente de la Cámara de “...llamé a Walter Fournier y Comercio de Puerto Rico, fueron de cambios y en una servilleta escribimos un pacto en el que estipulabamos retos. Fueron años que presentaron oportunidades para que lo más importante era la unos y dificultades para otros. Algunos sectores econóInstitución y que, no importara micos mostraban firme recuperación del serio impacto quien ganara, nosotros compro- que significó el embargo petrolero de 1973-1974 y de la metíamos a continuar sirviendo estrechez económica que resultó de aquel evento. Otros a la Cámara sin desligarnos sectores, como refinerías, petroquímicas, construcción, no encontraban manera eficiente ni efectiva de salir de por haber perdido.” una difícil encrucijada económica

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1979-1980 Pete Currás

No podría narrar mi experiencia como pasado presidente de la Cámara de Comercio sin antes hacer un resumen de mi trayectoria previa en la CCPR. Desde que me uní a la Cámara trabajé en varios comités bajo distintos presidentes. Recuerdo un comité especial al que fui nombrado por el presidente para aquella época, Alfonsito Valdés. Valdés me pidió que reestructurara las revistas Comercio y Producción y Maritime Register encomendándome que dejaran de costarle dinero a la Cámara y que, en su lugar, generaran ingresos. Puse todo mi empeño en lograr el objetivo y de nuestra gestión surgió un Comercio y Producción con un nuevo formato, para lo cual nos hicimos responsables de la totalidad de su producción. En cuanto a Maritime Register, se hicieron los ajustes necesarios para cobrar a tono con lo que realmente representaba esa publicación para muchas industrias. Recuerdo la primera Convención de un fin de semana completo de duración, la cual celebramos en el antiguo Hotel El Conquistador. Para aquel entonces yo era vicepresidente del periódico El Mundo y tuvimos un “hospitality suite”

abierto a todos los participantes. Aquella convención fue memorable; durante la misma corrieron para la presidencia Iván Cabasa y Manolín Fernández y la competencia resultó sumamente reñida e interesante, además de la amplia participación que se generó. Siempre he creído que para la presidencia de la Cámara debe existir competencia con debates enriquecedores. Durante la presidencia de Manolo Morales fungí como secretario de la Junta. Durante ese año dimos un viaje a Washington, a invitación del gobernador Carlos Romero Barceló, para reunirnos con los congresistas. Resultó un evento muy interesante. Franklin Delano, una de las personas allegadas para aquel entonces presidente, Jimmy Carter, nos había ofrecido gestionar una visita a Casa Blanca. Yo lo reté a que no nos llevaran con el “tour” que normalmente le dan a todo el mundo por el frente de la casa y los jardines. Franklin aceptó el reto: logró que entráramos por otra vía, pudimos visitar toda la Casa Blanca y tuvimos la grata experiencia de conocer al Secretario de Estado y al Vicepresidente

Tengo que señalar que, a lo largo de esos años, mis intenciones no eran convertirme en presidente. Aspiré una vez a director sin tener éxito. Sin embargo, al año siguiente volví a aspirar y en mi segundo intento me convertí en uno de los directores que más votos acaparó. Continué trabajando arduamente dentro de los diferentes comités, como el de Convención y otros a los que me asignaron. De esa incursión surgió un sinnúmero de personas que hicieron amistad conmigo y me pidieron que yo corriera como candidato a presidente. Recuerdo que los cité a todos: estaba Manolo Garrido, Efraín Archilla, padre, Franklin Valentín, Edgardo Rubén Martínez, Joe Pons, Pepe H. Rodríguez y muchos otros. En esa reunión yo les planteé que tuvieran presente que yo había nadico en Cuba, que aunque había salido desde temprana edad, esto podia convertirse en algo que pudiera obstaculizar nuestra campaña. Fue para mi sumamente interesante recibir el endose de todo el grupo e inclusive, escuchar a un Efraín Archilla, padre, decirme: “Pete, puedes contar con todas mis amistades independentistas, que van a respaldarte por que te vemos

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1979-1980 Pete Currás

“Agradezco a Vilma Colón que ella lograra que Mueblerías Mendoza auspiciara uno de los lemas de campaña, “Este viernes sé mas social con tu familia”, el cual tuvo gran impacto en el pueblo puertorriqueño. Fue esa empresa la responsable de crear y difundir dicho mensaje.” como un puertorriqueño”. Ese momento fue sumamente halagador, y a la vez inspirador, para iniciar mi campaña. Ese año me tocó competir con Walter Fournier por la presidencia. Fue una candidatura muy reñida. No obstante, no estoy de acuerdo con aquellos que dicen que para ganar hay que hacer una gran inversión de dinero ya que yo solamente gasté alrededor de mil dolares y fue una campaña efectiva. Recuerdo que cuando estabámos esperando el resultado yo llamé a Walter Fournier y en una servilleta escribimos un pacto en el que estipulabamos que lo más importante era la Institución y que, no importara quien ganara, nosotros comprometíamos a continuar sirviendo a la Cámara sin desligarnos por haber perdido. Así fue: Walter Fournier continuo trabajando y yo me comprometí a apoyarlo para el año próximo.

Mi campaña se basó en tres objetivos que esperaba se perpetuaran: la creación de un Concilio de Calidad de Vida. (logramos crear conciencia de la importancia de dicho valor y hoy se habla en todo Puerto Rico de calidad de vida), la creación de un mecanismo para canalizar la participación de todos los presidentes de Comités que cayeron bajo las diferentes vicepresidencias e Institución de la Semana de la Empresa Privada. Me siento sumamente satisfecho de que estos tres proyectos han tenido continuidad y han servido bien a la Cámara y al pueblo de Puerto Rico. Otra experiencia interesante fue la de trabajar con el Comité de Asesores Económicos de la Cámara, instituido por Manuel Morales, y el cual cobró gran importacia durante mi año. Participaron personas de gran renombre, como Batia Barton,

y un sinnúmero de otros reconocidos economistas de Puerto Rico, al igual que personas que desinteresadamente estaban disponibles tan pronto yo los citaba para una reunión. Estos eran los que verdaderamente me educaban en los diferentes campos económicos para así pronunciarme adecuadamente a nombre de la CCPR. Cuando se preside una institución como la nuestra se tiene que incursionar en tantos campos de la industria y del comercio. Uno necesita rodearse de personas que lo puedan orientar a uno para, entonces, poder asumir posiciones informadas de manera responsable. Yo me beneficié de un gran respaldo de toda la Institución. Llegaba a la Cámara temprano en la tarde, luego de realizar mis labores en El Mundo, y en ocasiones estábamos trabajando hasta la una de la madrugada.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1979-1980 Pete Currás

Para aquel entonces la presidencia de la Cámara requería trabajar a tiempo completo; necesitábamos aportar largas horas y desvelos debido a que éramos menos para realizar el mismo trabajo. que se hace en la actualidad Participé en un sinnúmero de foros para presentar proyectos legislativos y gracias a ello se logró un proyecto de ley que la CCPR llevaba cabildeando por mucho tiempo pues ayudaba a los “dealers” de automóviles. El entonces gobernador,

Carlos Romero Barceló, ac- Fue esa empresa la responsable de cedió a firmar la ley durante crear y difundir dicho mensaje. mi entrega de la presidencia a Walter Fournier. Le doy gracias también a todos los que laboraban en la Le agradezco a toda mi Junta Cámara durante mi preside Directores que siempre estu- dencia, en especial al Lcdo. viera dispuesta a decir presente Rafael Rivera, a José Reyes, cuando yo necesité reunirme a Héctor, a Sixto, a Gloria, a para discutir diferentes temas. Socki, a Carmen, al “pequeAgradezco a Vilma Colón que ño gigante” como yo cariñoella lograra que Mueblerías samente llamaba a GuillerMendoza auspiciara uno de los mo, así como a cada uno de lemas de campaña, “Este vier- los que contribuyó con gran nes sé mas social con tu fami- dedicación a la labor que lia”, el cual tuvo gran impacto como equipo de vanguardia en el pueblo puertorriqueño. realizamos

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1980-1981 WALTER

FOURNIER

Q

ue yo entrara a la Cámara de Comercio de Puerto Rico fue motivado en gran parte por dos “Espero que la Cámara siga pasados presidentes; uno que estuvo en funciola trayectoria que tiene hasta ahora; que mantenga nes antes de mi incumbencia, mi gran amigo y magnífica la disciplina de elegir un persona, Don Aníbal Arsuaga, Q.E.D., Y otro gran amigo presidente que en realidad y pasado presidente, Joe Colón.

sirva tres añós: como presidente electo, como presidente, y como pasado presidente.”

Me acerqué a la Cámara para promover la candidatura de Joe Colón en su primer intento para ser presidente de la Cámara frente a Manuel Morales, Hijo, con quien luego desarrollé una relación extraordinaria de gran amistad

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1980-1981 Walter Fournier

y de quien tomé muchos consejos. El fue mi guía en muchas de mis gestiones como presidente. Manuel fue una gran ayuda ya que pude desarrollar gran parte de mi plan de trabajo tomando como base muchos proyectos iniciados por él.

sus organizaciones empresariales, se desarrollaron campañas de motivación y, sobre todo, dimos a conocer lo que es la libre empresa. Nos reunimos con líderes políticos y sometimos más de veinte proyectos legislativos, de los cuales ya algunos son leyes. La derogación de la Ley de Herencia se destaca sobre todas junto a las enmiendas liberalizadoras de lo que hasta entonces era una Ley de Cierre hermética. Se acercaron más las asociaciones afiliadas y el propio gobierno y nosotros reconocimos la vitalidad de la juventud al investir la primera junta de la Cámara de Comercio Juvenil.

Era una época en que la Cámara necesitaba una visión que a la misma vez mantuviera su amor por la libre empresa y por las tradiciones de nuestros antepasados. Al asumir la presidencia presidencia establecí mi plan de trabajo identificando las áreas que más llamaban mi atención y lo nutrí con los asuntos comenzados por otros presidentes cuya ingente labor sirvió de base para identificar Todo esto fue posible por la prioridades. magnífica labor de los presidentes de comités seleccioContaba con menos de 35 años nados. A ellos les debo gran de edad. Sin embargo, otros parte de los logros obtenidos. presidentes, al igual que yo, Tuve la cooperación del Lcdo. asumieron ese importante rol Frank Fournier, quien no sólo con menos edad; esto, no obs- me ayudó en la promoción de tante, no dejó de impresionar- la filosofía empresarial sino que me. Mis deseos de triunfar ante participó arduamente en el Coel reto que significaba ser Pre- mité Organizador de Pequeños sidente de la Cámara me lle- Negocios y aportó en una forma varon a trabajar intensamente extraordinaria a las relaciones para poder realizar los objetivos de la Cámara de Comercio con que identifiqué como vitales. los pequeños comerciantes. Se hicieron muchos viajes, en los cuales le servimos de guía a También tuve ayuda de Ralph países que estaban comenzando Carrión, quien promovió las

relaciones comerciales exteriores y presidió el Comité de Comercio Exterior. Recuerdo nuestro viaje a Ciudad de Méjico con el entonces Presidente del Comité de Méjico Puerto Rico, Ricardo González, quien participó y ayudó de una forma sumamente activa en la agotadora gestión de aquel año como presidente del Comité de Detallistas de la Ley de Cierre. Recuerdo que tuvimos que trabajar arduamente junto a Pedro “Putuco” Purcell, Q.E.D., para poder llegar a conclusiones y lograr hacer la primera gestión importante al promover una enmienda equitativa a dicha ley. Tuve la asistencia del Lcdo. Ernesto Irizarry, quien trabajó intensamente con el Comité de Legislación en más de 20 piezas legislativas. Esta gestión fue ampliamente apoyada por el CPA José R. Lugo, quien presidía en aquel entonces el Comité de Asuntos Contributivos. Su participación activa en materia de contribuciones hoy es historia realizada. La derogación de la Ley de Herencia tuvo su raíz en estos comités. Joe Colón respondió en una forma extraordinaria al amigo y promotor. He entablado una gran amistad y fuertes vínculos

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1980-1981 Walter Fournier

de respeto y admiración con Joe, quien presidió el Comité de Mayoristas y, junto con Cruz Irizarry, otro pasado presidente, batallamos con DACO para lograr paridad. Como Presidente del Comité de Construcción, Eggie Navas ayudó grandemente a que la Cámara participara más activamente en el área de planificación y desarrollo urbano. Muchos de sus postulados hoy día son parte de la política pública del país. En el área del Comité de Relaciones Obrero-Patronales me ayudó muchísimo Manuel Rivera Méndez y, en la Industria de Seguros, mi gran amigo, Esteban Santiago. Manolo Garrido fue Presidente del Comité de Transportación. Desde aquel entonces Manolo mostraba un interés particular en definir el rol de la Cámara de Comercio y la privatización de empresas del gobierno, como Las Navieras. Trabajó incansablemente en un plan maestro que ha ayudado mucho a desarrollar las buenas ideas de presidentes anteriores y posteriores a mí, realizando un servicio de calidad.

Teresita Bagué, incansable, me ayudó a fomentar el deseo de participar en la Cámara y creó el comité de Nuevos Socios y Retención. Mantuvo a la Cámara a la vanguardia y sus consejos eran aquilatados.

cuerdo con gran cariño la participación especial de nuestro pasado presidente, Pedro Purcell, Q.E.D. La labor que llevó a cabo el Comité Especial de la Ley de Cierre fue definitivamente uno de las gestiones más sobresalientes durante mi El Coronel Pedro Negrón di- incumbencia. rigió y lidió con los problemas sociales. Participó y ayudó a fo- Recuerdo los viajes al exterior; mentar en el Comité de Calidad el famoso maletín de Cheo Made Vida y Relaciones Familia- dera en Méjico, la espera en un res unos magníficos programas taxi de Bob Leith en Canadá; que posteriormente ayudaron a las gestiones en Honduras y acrecentar la importancia que Centro América con Atilano tiene el Comité de Calidad de Cordero. Disfrutamos enormeVida hoy día en la Cámara de mente la gran gestión educatiComercio de Puerto Rico. va de lo que es la libre empresa y cómo se puede desarrollar en Angela Weyne logró, junto a la isla caribeña de Santa Lusu Comité de Actividades, una cía. Junto a Nelson Biaggi y memorable Convención que, otros miembros de la delegapor primera vez, extendió el ción de Puerto Rico queríamos área de exhibición y las acti- arrebatarle el eje a Miami para vidades. Se coordinaron unos acercarnos más a Sur y Centro foros de gran importancia con América y a Méjico. He consiparticipantes del extranjero y derado importante mencionar funcionarios de Puerto Rico. las personas que me ayudaron porque, al igual que para otros Juan B. Zamora, presidente del presidentes, la gestión exitosa Comité de Educación y Desa- sólo se puede llevar a cabo derrollo Gerencial, ayudó muchí- legando apropiadamente con la simo en todo el enfoque que la esperanza de ser recompensado Cámara tenía de seminarios y con la ayuda, la dedicación, la foros educativos. Se formaron lealtad y la cooperación que todas comités Ad Hoc bajo nuestro las personas antes mencionadas querido Jorge Camuñas. Re- me brindaron.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1980-1981 Walter Fournier

Lo más importante para mi ha sido la defensa de la libre empresa. El lema de mi presidencia fue “Pon Más de Ti”. Inspirados en él, incrementamos el conocimiento sobre la productividad y promocionamos el esfuerzo para un Puerto Rico mejor. Personalmente tengo otro lema que, de hecho, no es mío sino de mi padre: un refrán que dice que “las cosas siempre se hacen bien aunque salgan mal”.

ra; que mantenga la disciplina de elegir un presidente que en realidad sirva tres añós: como presidente electo, como presidente, y como pasado presidente. No podemos, bajo ninguna circunstancia, dejar de procurar ser el foro más importante y mejor preparado de la empresa privada. Creo que la Cámara de Comercio de Puerto Rico debe mantenerse a la vanguardia y procurar convertirse algún día en lo que, me consta, pensamos Espero que la Cámara siga la y compartimos muchos: que trayectoria que tiene hasta aho- se convierta, como dice el Dr.

Nelson Biaggi, en la “Cámara de Comercio e Industria de Puerto Rico”. Es por eso que se le dio tanta atención durante mi incumbencia a continuar los esfuerzos de pasados presidentes de fortalecer el vínculo con las asociaciones afiliadas, de darles mayor participación y de procurar el continuo insumo de su interés por hacer lo nuestro: defender los derechos de todo empresario.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1981-1982 NELSON

Palpamos el poder que ejerce la Cámara en el quehacer empresarial en Puerto Rico y que, al unir sus esfuerzos con los de las Asociaciones Afiliadas, podemos, conjuntamente, ejercer una influencia notable en defensa de los intereses del empresario puertorriqueño.

BIAGGI M

i predecesor como Presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Rico lo fue el amigo Walter Fournier, quién inyectó a la Institución un toque inspirador de juventud, crecimiento y logros significativos y perdurables. Al tomar las riendas de la Cámaracomprendí que la economía de Puerto Rico se encontraba en dificultades: los recursos económicos federales mermaban a niveles de preocupación; los servicios de energía, agua y otros desmerecían y continuaban aumentando en sus costos a niveles también alarmantes; y se cambiaban las reglas de juego en la actividad comercial, en particular respecto al tiempo concedido para los pagos,

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1981-1982 Nelson Biaggi

dados los intereses tan altos. Conjuntamente con estos males económicos se recrudecía el desempleo, se carecía de liderazgo, se palpaban limitaciones en el crecimiento industrial, se deterioraba el ambiente, aumentaba el crimen, se agudizaba el desasosiego en la familia, se vivía con temor al mañana, aumentaban las preocupaciones educativas y empeoraban las relaciones políticas. Se veía la necesidad imperiosa de que nuestra Cámara trabajara en coordinación con los grupos representativos de la comunidad, incluyendo a políticos y gobernantes. No podíamos gastarnos el lujo del aislamiento de los problemas de esa comunidad y teníamos que motivar al empresario a participar en la arena de los cambios sociales y cívicos. De ahí nace la idea, que luego se hace realidad, de llevar a cabo anualmente un diálogo organizado con las agencias de gobierno siguiendo una agenda preestablecida y que penetrara en los problemas más significativos de la vida puertorriqueña.

consciente de lo difícil que es gobernar en Puerto Rico, por muchísinas razones. Desgraciadamente a usted se le dificulta contar con los mejores talentos de ayuda por las siguientes razones: con la tendencia a cambios en la gobernación cada cuatro años (el pueblo queda tan inconforme que selecciona al otro candidato más por defecto u omisión que por concientización) son pocas las personas que están dispuestas a ceder sus mejores próximos cuatro años al Gobierno para luego quedar sin empleo; por lo menos, temporeramente; la empresa privada provee salarios e incentivos más atractivos y perdurables; y al empleado de Gobierno se le observan sus faltas con vidrio de aumento y, en ocasiones, llevan el defecto a las puertas del hogar. Basándonos en lo anterior, si usted no cuenta con las mejores personas, éstas, obviamente, están en la empresa o práctica privada, que es lo que nosotros representamos. Sin embargo, no hemos venido aquí a quejarnos de la obscuridad sino a alumbrar con 31 velas (Comités) para ayudarle en Vale la pena señalar que al prestar su misión. ¡Y aquí se confirma nuestros respetos al Gobernador el Diálogo con el Gobierno!” durante la visita que hiciera la Junta de Directores tan pronto Temprano en el año, sugerí a quedó ésta constituida, le ex- nuestro Director Ejecutivo, presamos lo siguiente: “Señor Lcdo. Rafael Rivera, que inGobernador, esta Junta está cluyera a los Expresidentes de

la Cámara en toda actividad oficial, estuvieran o no al día en sus cuotas. Interesábamos sus experiencias y talentos para ayudarnos en nuestros quehaceres institucionales y, además, como custodios de la continuidad de los propósitos de nuestra Organización. Por indicación del Presidente Reagan se organizó una reunión de Directores de Cámaras de Comercio de Estados Unidos y las Islas del Caribe con miras a que las primeras ayudaran a las segundas en su desarrollo. La reunión se celcbró en St. Kitts. Santa Lucía reclamó anexión y semanas más tarde solicitó nuestra ayuda en asuntos de turismo y asuntos administrativos. Los compañeros Mike Bursety y John Napoli, hoy fenecido, me acompañaron. Viajamos en el Cessna de Walter Fournier, quien tuvo la amabilidad de cedérnoslo. Al entrar cn las discusiones palpamos que sus ideas estaban en otra órbita. Al solicitar aclaración nos informaron que el Gobierno en Santa Lucía en ese momento era de marcada tendencia marxista y que los negocios habían mermado en un 40 porcicnto. Decidimos olvidar lo de turismo y lo administrativo y nos enfrascamos por día y medio en analizar la estrategia para encauzar los asuntos de Gobierno

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1981-1982 Nelson Biaggi

en defensa de la empresa privada. Ya sabíamos que el Gobierno no poseía empresa alguna y se abastecía de los empresarios. Indujimos a que la Cámara de Comercio de Santa Lucía, conjuntamcnte con toda otra organización de empresarios, declararan una huelga general que forzara al Gobierno a dimitir, lo que se logró en sólo dos meses. No hubo fuego, sólo ideas. Santa Lucía nos debe ésa, pero dio una lección universal en el proceso. Así extiende nuestra Cámara sus fronteras y su misión.

de una Convención en Puerto Rico, aún de grata recordación para todos los asistentes. Desgraciadamente futuras administraciones de nuestra Cámara decidieron desistir de tal asociación. Resulta penoso que al visitar al Gobernador, Hernández Colón a España no contáramos con la relación establecida (y luego deteriorada) de nuestra Cámara con la Cámara de Comercio e Industrias de España. Lo mismo sucedió con la reciente visita del Gobernador Rosselló a Venezuela. Lamentablemente lo que se inició en el 1982 con Para continuar lo iniciado por logros notábles se desvaneció. Walter Fournier en torno a las relaciones con los países del Como recordación del encuenCaribe y de Latinoamérica, tro de las Cámaras de Comerinscribimos a nuestra Cámara cio de Iberoamérica en San en la matrícula de las Cámaras Juan, Puerto Rico, se talló un de Comercio de Iberoamérica, pequeño monumento en graconocida por las siglas AICO. nito verde con dos barcos cruYo había participado con varios zándose, símbolo de AICO, y se representantes del Gobierno en instaló frente a la bahía de San las reuniones en Jamaica en un Juan, en la Placita Dársenas. intento de cooperar con el de- Los dos barcos simbolizan el sarrol1o económico de ese país. intercambio comercial. Durante la incumbencia de nuestra Cámara en AICO asis- Amparado en los conceptos de timos a reuniones y conven- Abraham Lincoln de que “es ciones en España, Colombia, función del Gobierno hacer Venezuela, Perú y Washington. por el hombre o por el grupo de Llegué a ocupar la Primera Vi- hombres lo que ellos no pueden cepresidencia de AICO, lo que hacer bien por ellos mismos, culminó con la celebración pero que no es función del Go-

bierno hacer por ellos lo que ellos sí pueden hacer bien”, así como en la conferencia dictada por Sir James Goldsmith en la Cena Annual del Harvard Business Club en enero de 1982, donde se expusieron todas las razones para que Inglaterra privatizara sus corporaciones públicas, aprovechamos el Primer Diálogo con el Gobierno, celebrado por la Cámara de Comercio en febrero de 1982, para sembrar la semilla de la privatización en Puerto Rico. Ha tardado en germinar pero va en progreso. Hicimos las primeras gestiones para incluir los asuntos de la agricultura y lo agropecuario en la agenda de interés de la Cámara. Luego partipamos en asuntos de pesca, dado el problema de la ciguatoxina que afectaba y aún afecta a la industria pesquera marcadamente. Se celebraron reuniones con representantes del Departamento de Agricultura, de Extensión Agrícola, del Colegio de Agricultura y otros para encauzar nuestro interés en las áreas más necesarias. Celebraliaos una reunión con todo el talento existente en la Isla sobre la ciguatoxina en búsqueda de una solución al problema y ayudar,

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1981-1982 Nelson Biaggi

si posible, a la industria pesquera. quehaceres de sus 90 asociaciones afiliadas. Su nombre de Para los gobiernos de muchos Cámara de Comercio, sin empaíses las actividades producti- bargo, la limita y confunde a tovas para desarrollo de riquezas dos. Convendría, a todas luces, las constituyen, entre otras: la cambiar su nombre a Cámara agricultura, la minería, la pesca, de Comercio y Producción de la industria, la manufactura, el Puerto Rico, tal como se returismo y el comercio exterior. conoce en su revista mensual. Interpretan que el comercio lo- La idea surgió en el 1982 y está cal se nutre de las actividades aún bajo consideración. ya indicadas. De ahí la pobre imagen del comercio ante los Al mirar retrospectivamente gobiernos y los pueblos. Nues- mi presidencia reconozco el tra Cámara rebasa la activi- reto que constituyó dirigir la dad comercial y penetra en los Cámara de Comercio de Puerservicios, en la agricultura, en to Rico. Fue una experiencia la manufactura y en todos los de aprendizaje, de algunos lo-

gros y una que otra frustración. Me dio la oportunidad de conocer y aquilatar a muchos de los compañeros y a muchos de los miembros del personal ejecutivo. Palpamos el poder que ejerce la Cámara en el quehacer empresarial en Puerto Rico y que, al unir sus esfuerzos con los de las Asociaciones Afiliadas, podemos, conjuntamente, ejercer una influencia notable en defensa de los intereses del empresario puertorriqueño. Procuremos que ese poder se mantenga activo y, si es posible, se incremente.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1982-1983 JOSÉ R.

COLÓN

C

omencé mi presidencia en la Cámara de Comercio de Puerto Rico en junio de 1982. Carlos Romero Barceló, del Partido Nuevo Progresista, era el goMi más grande satisfacción bernador de Puerto Rico y en la legislatura existía una durante ese año y, particularmente, al final de mayoría, tanto en el Senado como en la Cámara de mi mensaje a la matrícula el Representantes, del Partido Popular Democrático.

sábado 11 de junio de 1983, El alza alarmante del petróleo había afectado adversafue haber aportado a un mente la economía. En consecuencia, existía un gran ni¡Puerto Rico Adelante! vel de desempleo y los intereses bancarios sobrepasaban el 15%. Se escogió el lema “Puerto Rico Adelante”. En Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1982-1983 José R. Colón

esa dirección dirigirnos nuestro trabajo del año otorgándole prioridad a los problemas de los quince comités funcionales que nombré en la Cámara. En estos comités estaban representados todos los sectores, muchos de los cuales consolidarnos en varios comités. Por ejemplo, se consolidó Banca, Finanzas y Contribuciones en un comité. En la labor realizada durante el año sobresalió el Taller de Trabajo con el Gobierno, celebrado en noviembre de 1982, y el Foro Legislativo, celebrado en febrero de 1983. En el Taller de Trabajo con el Gobierno lograrnos la asistencia de representantes de más de 25 agencias, incluyendo los secretarios principales del gabinete, los jefes de departamentos y de corporaciones públicas y del Gobernador. En esa actividad, los comités funcionales de la Cámara sometieron planteamientos específicos, al igual que recomendaciones viables para la solución de los mismos. En el Foro Legislativo se logró la participación de más de 25 legisladores, incluyendo los presidentes del Senado y de la Cámara de Representantes y presidentes de Comisiones de ambos cuerpos legislativos.

Entre los logros sobresalientes de esas gestiones figuran la Ley de Herencia, que se enmendó eximiendo el pago de contribuciones hasta $600,000 por persona, la Enmienda a la Ley de Cierre, los Incentivos Contributivos a las Industrias de Servicios, la Nueva Ley de Incentivos Turísticos, el Análisis Legislativo sobre el uso de fondos 936, y el endoso al proyecto sobre hurto de mercancía (“Shoplifting”), entre otros. De especial interés fue la idea del crédito contributivo para la creación de nuevos empleos. Tanto la Cámara de Representantes como el Senado radicaron un Proyecto de Ley concediendo hasta un máximo de $5,000 de crédito contributivo por cada Nuevo empleo generado durante el año. Aunque el Gobernador de ese entonces vetó el proyecto, trece años mas tarde, en marzo de 1996, se radicó y se aprobó un proyecto parecido.

Entre otras actividades relevantes del año se destacaron: la primera Conferencia de Calidad de Vida, con la participación del Secretario de Justicia y del Secretario de Salud; el Seminario de la Empresa Privada, que incluyó presentaciones nuestras en varias escuelas públicas y privadas; la participación de nuestra Cámara de Comercio como anfitriona de la Novena Asamblea de la AICO (Cámaras de Comercio de Iberoamérica), celebrada en San Juan en noviembre de 1982 con representación de 17 países; el reconocimiento a 140 socios con 25 años o más como miembros de nuestra institución; nuestras experiencias en Washington, DC, donde dialogamos con más de 16 Congresistas y sus ayudantes, sobre las enmiendas congresionales a la Sección 936 del Código de Rentas Internas Federal, con miras a minimizar los efectos adversos a la economía de Puerto 39 Rico; y nuestra participación en el Foro del Desarrollo del Caribe en Quebec, Canadá, al cual asistimos invitados por el gobierno de dicho país.

Se celebraron durante el año doce reuniones-almuerzos de socios durante los cuales se presentaron foros, paneles y oradores para cubrir temas de Al celebrar nuestra septuagégran interés para los diferentes sima convención y nuestros sectores de nuestra Cámara. 70 años de vida se estableció

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1982-1983 José R. Colón

la modalidad de dedicarle los viernes de la convención a nuestros pasados presidentes, creándose posteriormente el Consejo de Ex-Presidentes.

empleos. Para el 1995 se espera que haya 28.5 millones de personas empleadas en el sector de servicios en los Estados Unidos y 22 millones en la manufactura. La Cámara de Comercio de Puerto Rico será factor importante en el crecimiento del comercio y los servicios para beneficio de sus socios.” Esto resultó ser una realidad.

Es interesante señalar que mencioné en mi informe anual, y cito: “La tecnología está transformando a los Estados Unidos de una economía industrial a una economía donde el sector de servicios y el comercio cons- Todo esto lo hicimos dejando tituirán la principal fuente de un superávit a la Cámara de

sobre $70,000. Esto fue posible gracias a la colaboración de todos los directores, del personal de la Cámara y, en especial, de los presidentes de los comités funcionales. Mi más grande satisfacción durante ese año y, particularmente, al final de mi mensaje a la matrícula el sábado 11 de junio de 1983, fue haber aportado a un ¡Puerto Rico Adelante!

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1983-1984 BOB

LEITH “Mi gran amigo fallecido, Rafael Ubarri, al conocer al Presidente le mencionó que ambos tenían puesto el mismo traje. El Presidente rápidamente le contestó: “Yo no sé donde Ud. compró su traje pero el mío es de Sears”. Eso era Ronald Reagan.”

E

l primero de julio de 1996 cumplí 50 años en la industria marítima; medio siglo de ser un naviero en Puerto Rico. Durante ese período de tiempo he participado en un sinnúmero de actividades, muchas de ellas de naturaleza histórica para el país. He vivido muchos momentos de alegría y también he derramado lágrimas cuando las pasiones me arroparon. Durante mi presidencia dediqué muchas, pero muchas horas de mi tiempo a la Cámara de Comercio de Puerto Rico y, como dicen los buenos abogados, todo fue “pro bono”. En honor a la verdad, no resiento ni un minuto de mi dedicación; al contrario, recibí

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1983-1984 Bob Leith

“Cuando entregué las riendas de la Cámara de Comercio en junio de 1984 la primera llamada que recibí en mi casa fue del Gobernador Carlos Romero Barceló. Me asombraron sus palabras, que todos bien saben que siempre son muy francas, y para no equivocarme las cito: “Bob, me alegro que se haya acabado tu año en la Presidencia de la Cámara de Comercio. Quizás ahora los periódicos tengan espacio para cubrir la campaña política para la gobernación de este país.” beneficios comerciales de esta prestigiosa organización que van mucho más allá del valor del tiempo invertido, dato que a menudo uso para convencer a mis amigos para que se unan a los otros miles de socios que tiene la Cámara de Comercio de Puerto Rico actualmente. Mi año comenzó con truenos y relámpagos desde el mismo momento de mi discurso de aceptación ya que en aquel entonces los dos líderes de los dos partidos políticos más fuertes cn Puerto Rico no mantenían comunicación alguna, lo que estaba evitando las enmiendas necesarias por parte de la legislatura a leyes que perjudicaban la actividad comercial. Sugerí que bajo la dirección de la Cámara de Comercio se reuniesen para un intercambio sobre el particular los tres líderes políticos, invitación que de inmediato aceptó el Gobernador Carlos Romero

Barceló, seguida por el Lcdo. Rafael Hernández Colón y por el Lcdo. Rubén Berríos. El debate o intercambió se celebró en el Caribe Hilton ante la presencia de más de 1,000 personas y cuya grabación por el Canal 4 dejó un saldo positivo de $25,000 a la Cámara.

Como resultado de ese esfuerzo fui nombrado Gran Mariscal del Desfile Puertorriqueño en la Ciudad de Nueva York en el año 1984. La limitación de espacio no me permite entrar en detalles pero confieso que la experiencia fue singular y, si algún día escribo un libro, le dedicaré una porción considerable a esa En aquel entonces pertenecía semana de mi vida. yo a la Junta de Directores de la Cámara de Comercio Hispa- En mis menesteres como Prena de los EU ya que entendí, sidente de la Cámara conocí a como todavía entiendo, que los cuatro políticos que, sin lugar a intereses de los comerciantes dudas, forman parte de la hispuertorriqueños, no importa si toria de los Estados Unidos: están ubicados en Puerto Rico Ronald Reagan, George Bush, o están fuera, se atienden me- Bob Dole y “Tip” O’Neill. jor teniendo nosotros afiliaciones directas con Cámaras de Conocí al Presidente Reagan Comercio en ciudades como en la Convención de la Cámara Chicago, Miami, Orlando, de Comercio Hispana en TamNueva York, Hartford, Boston pa, Florida. Era un hombre con y otras. Por tal motivo dediqué una personalidad única que toparte de mi año a establecer maba su tiempo en platicar con capítulos en las Cámaras de todos los Directores allí reuniComercio de dichas ciudades dos. La US Hispanic Chamber y a reforzar los ya establecidos. of Commerce (USHCC) fue

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1983-1984 Bob Leith

la primera asociación de hombres de negocios que respaldó al Presidente Reagan en su primera campaña para Presidente de los EU y él nunca olvidó ese respaldo tan importante en aquel entonces. Mi gran amigo fallecido, Rafael Ubarri, al conocer al Presidente le mencionó que ambos tenían puesto el mismo traje. El Presidente rápidamente le contestó: “Yo no sé donde Ud. compró su traje pero el mío es de Sears”. Eso era Ronald Reagan. Al llevarse a cabo en San Juan la Convención Anual de la USHCC me tocaba a mi invitar al Vicepresidente, George Bush, para que inaugurara dicha convención. Se imaginan mi sorpresa, cuando dos días antes el mismo Vicepresidente Bush llamó a mis oficinas y me preguntó si yo quería viajar a San Juan con él a bordo de su avión Air Force One. Me tomó dos segundos decir que sí y viajé esa noche rápido para estar en el Andrews Air Force Base en Washington temprano el otro día. En el avión viajaba también Don Luis A. Ferré y tuvimos la oportunidad de hablar bastante rato a solas con el Vicepresidente en la parte delantera del avión, diseñada

en forma de oficina y habitación. El propio Vicepresidente era quien nos atendía a bordo actuando como si fuera él un miembro de la tripulación en vez del Vicepresidente de los EU. Cuando nos bajamos me entregó unos dulces tipo “Life Savers” hechos en Puerto Rico que contenían la insignia del Vicepresidente en la etiqueta. “Llévate más porque yo siempre lo hago y se los doy a mis nietos”, fueron las últimas palabras de consejo del distinguido caballero que siempre sera numero uno en mi lista de personas preferidas que conocí durante mi presidencia en la Cámara de Comercio.

he visto en mi vida. Pasarse dos horas en un avión privado con Tip O’Neill y dos personas más (uno era Jerónimo Esteves Abril) tiene que ser la experiencia más electrificante que puede pasar un ser humano en esta tierra. Tip O’Neill era el típico político professional irlandés de Boston y bonachón sobremanera. Era amigo de la infancia de los Kennedy y fue representante del sector de Cambridge, Mass., en la Cámara de Representantes por muchísimos años. Como Speaker de la Cámara de los EU conocía a todos los líderes de todas las naciones que tenían relaciones con los Estados Unidos. Con su pelo blanco y bultoso, su figura resaltaba en todas las fotos donde estaban reunidos los líderes mundiales que venían a Washington a solicitar ayuda casi siempre económica. Por dos horas sin parar nos narró las anécdotas y experiencias que él había vivido con muchos de esos líderes mundiales. Muchas de las historias que había contado aparecieron en el libro que luego escribió, que resultó un “Best Seller” por muchos años.

Un día me llegó una llamada de mi amigo Baltasar Corrada del Río, en aquel entonces Comisionado Residente en Washington. El Speaker de la Cámara de Representantes, Hon. Tip O’Neill, venía a Puerto Rico y quería que en el avión lo acompañase una persona que pudiera ponerlo al tanto de las cosas que estaban pasando en Puerto Rico. Baltasar sabía que yo era natural de Boston y me escogió para dicho viaje. Salí ensegui-da para Ft. Lauderale, Florida, donde me esperaba un Las veces que lo vimos en jet privado, el más lujoso que Washington y la vez que vino

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1983-1984 Bob Leith

a Puerto Rico nunca conocimos al politico tan serio que describe hoy en día la prensa norteamericana: Bob Dole. En las ocasiones que se reunió con los líderes hispanos de los EU en sus oficinas en Washington tenía una sonrisa en su rostro y salíamos todos muy complacidos con sus atenciones. Cuando vino a San Juan también impresionó a los que lo conocieron y veían en él un senador norteamericano muy responsible con sus deberes que trataba siempre de aprender mucho en poco tiempo del área donde se encontraba en ese momento. Por supuesto, su señora, Elizabeth Dole, nos encantó. Cuando entregué las riendas de la Cámara de Comercio en junio de 1984 la primera llamada que recibí en mi casa fue del Gobernador Carlos Romero Barceló. Me asombraron sus palabras, que todos bien saben que siempre son muy francas, y para no equivocarme las cito: “Bob, me alegro que se haya acabado tu año en la Presidencia de la Cámara de Comercio. Quizás ahora los periódicos

tengan espacio para cubrir la fue la primera en anunciar las campaña política para la gober- posiciones de la Cámara de Conación de este país.” mercio, lo que permitió más que los líderes políticos estuvieran En inglés eso se llama un “left conscientes de tales posiciones handed compliment” y yo lo y las tomaran en consideración tomé de esa manera. Y lo cierto en sus deliberaciones. Al igual es que los recortes de periódico que otros compañeros fui un de ese año sobre las acciones presidente a tiempo completo, de la Cámara son kilométricos asunto que es bien debatible. pero la gloria la merece el mejor Por supuesto, el incumbente publicista de todos los tiempos en tiene que disponer de tiempo, nuestro país.....SIXTO TORO. ser dueño absoluto de su negocio y contar con buenos ejecuUtilicé a Sixto en sus mejores tivos que puedan administrar días y, conjuntamente con el su empresa por el año que está Director Ejecutivo, Lcdo. Ra- prácticamente retirado. fael Rivera Rodríguez, y con la aprobación casi diaria del La eficiencia y la efectividad Comité Ejecutivo, expuse la de nuestra Cámara de Comerposición de la Cámara de Co- cio se han mantenido a un mercio sobre los temas más excelente nivel en los últimos importantes y controversiales, años y no visualizo problemas asuntos que aparecían en ti- en el futuro inmediato siempre tulares en todos los periódicos y cuando exista un entendido del país, tanto en español como claro entre los administradores en inglés. Entendí que las res- ejecutivos, el Comité Ejecutivo ponsabilidades que uno asume y la Junta de Directores. Es de al aceptar la presidencia de la esto que depende el éxito que Cámara incluyen un liderazgo todos anhelamos para nuestra firme y cuando los asuntos tie- Cámara de Comercio, próxima nen el endoso de la matrícula a celebrar 83 años de actividad hay que utilizar ese liderazgo útil y productive en favor de la en toda su extensión. La prensa comunidad puertorriqueña.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1984-1985 CRUZ

IRIZARRY

D

urante el 1984-1985 la economía de Puerto Rico aún estaba sumida en una crisis. La tasa de deMi Presidencia se inició sempleo había llegado al 22 por ciento y el costo bajo el lema: de vida continuaba ascendiendo. Para colmar la copa, a “Juntos Construyendo el fines del 1984, ya el 44 Tesoro de los Estados Unidos proFuturo” porque siempre ponía eliminar la exención contributiva provista por la debemos tener en mente Sección 936 del Código de Rentas Internas Federal. Los que solos es imposible lograr graves problemas de calidad de vida que vivimos ahora los objetivos para adelantar ya estaban siendo acelerados por la crisis económica, por el progreso de todo los defectos del sistema educativo y por la ineficiencia de Puerto Rico. la administración pública.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1984-1985 Cruz Irizarry

Mi Presidencia se inició bajo el lema: “Juntos Construyendo el Futuro” porque siempre debemos tener en mente que solos es imposible lograr los objetivos para adelantar el progreso de todo Puerto Rico. Desde mi primer día en la Presidencia de la Cámara de Comercio de Puerto Rico comencé a enfrentarme a su realidad económica. La Institución carecía de capacidad financiera para llevar a cabo el programa de acción que propuse a la Junta de Directores. Ese primer día, luego de reunirme con el Vicepresidente Ejecutivo, el Economista, el Director de Relaciones Públicas y con otros miembros clave del personal, no tenía la más mínima idea de por dónde debía comenzar. Pero recordé que Manolo Garrido había prometido donarle una computadora a la Cámara. Lo llamé por teléfono y al poco tiempo comenzó el proceso largo pero firme de computadorizar los sistemas de contabilidad e información de la Institución.

ración de un excelente equipo de trabajo, tanto a nivel de la Junta de Directores como a nivel de los distintos Comités de Trabajo.

titución. Cuando terminó mi presidencia me di cuenta de lo mucho que me faltaba aprender para haber sido un major presidente.

Una de mis gestiones más interesantes fue someter una propuesta para obtener fondos federales de la Administración para el Desarrollo de Negocios, Minoritarios(MBDA). Luego de muchos esfuerzos se obtuvieron, los fondos pero los mismos llegaron después que terminó mi Presidencia.

Muchas de las decisions que se toman en Washington D.C. tienen un impacto significativo en la vida y hacienda de todos los que vivimos en Puerto Rico. La Cámara debe fortalecer el continuo diálogo y comunicación con el Gobierno, tanto en Puerto Rico como en los Estados Unidos. Ya llegó el momento de que la Cámara establezUna de las áreas a la que dedi- ca una oficina de cabildeo en qué bastante tiempo fue la de Washington D.C. Calidad de Vida. El Comité de Calidad de Vida, presidido por José .Julián Alvarez, contribuyó significativamente a hacer realidad parte de la mission de la Cámara: “Adelantar el progreso humano”.

Para mí fue un gran honor presidir la Cámara de Comercio de Puerto Rico pero también fue una gran responsabilidad y un gran reto. Debido a mi experiencia previa presidiendo y participando en muchos de los Comités, en la Junta de DirecPor otro lado, el éxito mayor tores y en el Comité Ejecutivo, de la Cámara durante el 1984- pensaba que conocía todo lo 1985 fue que se logró la colabo- necesario para presidir la Ins-

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1985-1986 MANUEL

GARRIDO

L

a Presidencia de la Cámara de Comercio de Puerto Rico es una responsabilidad muy grande y muy “Fue para mi un período tan seria. Comienzo con una confesión: le debo más a único como especial; la Cámara de Comercio de lo que jamás podré pagarle. fue de expansion personal, Aún después de descontar una gran inversión de mi parte crecimiento profesional y de en tiempo y dinero, no he podido pagar ni el pronto pago.

compromiso con el pensamiento integral y la acción.”

El período de tiempo mas intenso fue entre junio de 1985 y junio de 1986, cuando ocupé la presidencia. Fue para mi un período tan único como especial; fue de expansion personal, crecimiento profesional y de compromiso con el pensamiento integral y la acción.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1985-1986 Manuel Garrido

Cuando asumí la presidencia -luego de más de dos décadas en la empresa privada y más de una en la Junta de Directorestenía la certeza de que había desarrollado un sentido un tanto exagerado de seguridad propia profesional. Mi experiencia en la presidencia retó todo mi talento y mis recursos - y me sumó una dosis saludable de humildad y comprensión.

la mejor perspectiva: de adentro hacia afuera, en interacción vigorosa con otros grupos y organismos en la faena constante del progreso y el mejoramiento y, más importante aún, influenciar en déterminar su dirección futura. El poder analizar tantos estilos de dirección y estudiar el comportamiento de los expresidentes y las distintas estrategias que se habían usado durante los diez años que examiné, fue una gran lección en gerencia. De aquel trabajo concluí que son los expresidentes los que han sentado las bases y el desarrollo de nuestra institución para que los que sigan en esos menesteres puedan hablar de mejoramiento; mas importante aún, empecé a sentir un gran respeto por todos ellos y por todo aquéllo.

opinión general, como no cambiarán tampoco mi concepto fundamental de la Cámara. Lo que hizo, fuera de toda duda, fue intensificar mis convicciones y darle mayor empuje a mi deseo de servir a la organización.

Ya como presidente, observé la Cámara con minuciosidad, por decirlo de alguna manera. Tuve, además, el privilegio de considerar sus responsabilidades y posibilidades, de observar, en efecto, su amplio campo de acción. Todavía la sigo observando pero desde un transbordador espacial. No importa si Cinco años antes de llegar a la es de cerca o de lejos; lo imporpresidencia Don Nelson Biaggi tante es que no la pierdo ni la me permitió comenzar un perderé de vista. proyecto de planificación estratégica. Tuve la excelente opor- Los diferentes cambios de tunidad de ver la Cámara desde perspectiva no cambiaron mi

Mis palabras específicas en el discurso de toma de posesión, con el cual comencé a implantar el primer plan estratégico de la institución, fueron las siguientes: “ ....Nuestra felicidad no estriba solamente en tener. Se trata, más bien, de querer, de ser y de hacer. Se trata de ser capaces de transformar con nuestros talentos las estructuras que nos rodean para que nos permitan alcanzar la felicidad”.

Comprendí, como muchos de mis compañeros ex-presidentes, que la Cámara es una pieza activa y ágil en el ambiente socioeconómico puertorriqueño y el mejor vehículo para representar los ideales de la empresa privada; que todos aquéllos que se dedican a la administración de empresas, aquéllos que tienen que combinar multiplicidad de recursos diferentes y retadores para destilar eficiencia, efectividad y productividad, son la fuerza motriz de la Institución; y que estas personas, con ese vehículo y trabajando en equipo, pueden lograr nuestras aspiraciones de mantener una empresa privada fuerte en nuestra economía.

Los cimientos de la Cámara están elocuentemente expresados en su declaración principal: “La misión de la Cámara de Comercio de Puerto Rico es adelantar el progreso humano fomentando un clima económico, politico, tecnológico y social favorable al desarrollo de la empresa privada”. Esa oración, tan sencilla como poderosa, y los valores compartidos que la acompañan, compónen las dos piezas fundamentales de nuestra Institución para que pueda funcionar eficientemente.

De esas palabras nos movimos a la acción tratando de traer el

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1985-1986 Manuel Garrido

orden a todo a través de unas estrategias generales de Balance, Coordinación y Enfoque (combinadas con una buena dosis de tensión). El enfoque lo enfatizamos al revisar y vigorizar nuestros documentos rectores; la Misión, los Valores y los estatutos para darle base a nuestra cultura institucional. Gracias al Lcdo. José Reyes pudimos darle un impulso grande a la modernización de nuestra infraestructura. Una prueba incontrovertible de la solidez y fertilidad de ese enfoque fue la forma en que defendí en mi año la presencia de las 936. Fue la Cámara la que le dio el balance y la fuerza a la posición del gobierno y a la del sector industrial para aquel gran logro. Fuera de toda duda, la 936 es una pieza importante para nuestra economía; sin embargo, lo que hace una década se veía como un desastre si desaparecía ahora debemos mirarlo como una gran oportunidad y un reto en otra dirección. Hoy dudo mucho que un pueblo tan inteligente como el nuestro no pueda encontrar competitividad en este mundo donde existen tantas y tantas posibilidades.

tales como proponer la derogación de la Ley de Cierre y la del Proyecto de Ley relativo a la industria de seguros. La coordinación de nuestros esfuerzos e impulses fue crítica. Los recursos se entrelazaron los unos con los otros derivando fuerzas complementarias y añadiendo el toque indispensable de autonomía, innovación y creatividad. Para lograr mayor coordinación preparamos un calendario aÍmal de actividades para la matrícula. Esta herramienta gerencial consumió una gran cantidad de tiempo y esfuerzo en su preparación y fue, a mi entender, algo que le dio a nuestros socios una major perspectiva y definición de lo que somos y lo que hacemos. Pusimos nuestros grandes y valiosos recursos a trabajar en problemas de la comunidad como el de la criminalidad, el desempleo, el turismo, los decretos salariales, las importaciones paralelas, la reforma contributiva y la reforma educativa. En el área de administración cambiamos la estructura operacional para hacerla moderna y sólida pero flexible para no desalentar la innovación y creatividad.

objetivos, siempre en busca de que fueran coherentes y consistentes. Los resultados fueron: incremento en la matrícula; las encuestas, la convención del US Hispanic Chamber of Commerce y la conferencia de Brian Tracy, entre otros. Todos estos logros sirvieron de aliento a otros Presidentes para superarlos. Los valores se prueban en la adversidad y los valores que distinguen a la Cámara han pasado todas las pruebas. Son las personas con su liderato los que pasan esos valores de generación en generación. A ellos .... Mil gracias.... A los que tienen el don de lo mejor y por mucho que trato no puedo quitarles el Don: Don Jorge Bird, Don Aníbal Arsuaga, Don Pedro Purcell, Don Nelson Biaggi, Don Frank Unanue y Don Manuel Morales Dávila.

A los que me dieron mi primera oportunidad en la Cámara: Don Aníbal Arsuaga, que me dejó empezar por el principio y por donde todos los que aspiren a la presidencia deben emEl balance fue el resultado de pezar: por el comité de Nuevos la suma de todos los factores Socios... A Manolín Fernández En la Junta de Directores to- importantes, las estrategias, las ya Alfonso Valdés, hijo... mamos decisiones trascenden- políticas, los programas y los

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1985-1986 Manuel Garrido

A los que me entregaron la tesorería y el comité de finanzas: Mano Morales, Pete Currás, Don Nelson Biaggi y Edgardo Rubén Mart(nez

nuestro capitán, Bob Leith

…A Rafael F ábregas Q.E.P.D., quién ocupó hasta este año el puesto de líder -el más antiguo… A los presidentes de. los comité A los que depositaron la con- funcionales, el corazón de la Insfianza en mí para presidir el titución, y donde nace nuestra consejo de ex-presidentes: Al principal actividad, el Cabildeo. gran Atilano, José Julián Alvarez, Angel Morey, Don Frank Al grupo de trabajo permanenUnanue y a Miguel Vázquez. te de la Cámara por su consistencia y la curiosidad. EspecialA Joe Colón, que me dejo co- mente al Lcdo. Rafael Rivera rrer su convención anual ayu- Rodríguez, que posee el arte de dando a Doña Gloria Longo. la prudencia, siempre influenTodavía recuerdo su gran “Bas- ciando en el proceso decisional ta” de medianoche, que retum- de los Presidentes sin excederse bó en aquel salón del Cerromar en su intervención. como anunciando que nuestra Institución estaba próxima a A los que me cargaron en la un gran cambio generacional. recta final, Edwin, Raúl, Ana y Carmen…A Maguie BetanA Cruz Irrizarry, por hacerme court, que le añadió sensibilientender que en la vida hay dad a mis ejecutorias…A Jorge muy pocos asuntos tan senci- Camuñas, nuestro “Director llos como blanco y negro, que Emeritus” la mayoría son grises y que la sabiduría reside en seleccionar A Vilma Colón, primera de alternativas o soluciones que, muchas, quien me dio la oporaun que no sean perfectas, sean tunidad histórica y única de ser prácticas, respetables y respe- el último de los Presidentes y el tuosas para todas las partes; y primero que le entrega la Presipor conseguirnos los fondos del dencia de la Cámara a una muMBDA para financiar la rees- jer. Creo que para ese entonces tructuración de la Cámara y ya se me habían quitado los hacerla accesible a los peque- prejuicios para poder comprenños negocios. der que no hay diferencia entre el hombre y la mujer y que, si A Héctor Ledesma, el primero la hubiera, me atrevo a apostar que habló de planificación…A que las mujeres son superiores.

A Camelia, mi esposa, primera y la única…A mis hermanas y hermanos de Deloitte & Touche - ellos y ellas saben que el cariño, respeto y afecto que se merecen lo tienen en mi conciencia con agradecimiento y en mi corazón. Y, por encima de todo, a nuestros socios, que son la razón de ser de nuestra institución. Finalmente, al Padre Armando Alvarez -padre en la confesión, hermano en la vida. Sus consejos, su paciencia, su amistad y su entendimiento han sido claves para que no me alejara de lo divino y para llevar una vida de servicios a mi familia, a mi profesión, a mis clientes y a muchos puertorriqueños.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1986-1987 VILMA

COLÓN “Puerto Rico, aunque pequeño, ahora es más grande. Trabajemos para hacerlo más grande aún.”

T

odo comenzó con aquella sorpresiva nominación en el 1985 para el período 1986-87. Fue algo que llegó más allá de ser la primera mujer electa Presidenta de la Cámara de Comercio de Puerto Rico. Era un reto que me dispuse a cumplir sabiendo que se me exigiría tanto o más que a cualquier hombre. Así me lancé a defender los postulados de la empresa privada, a acelerar el crecimiento de la Cámara, a aumentar los socios de la misma y a participar activamente en el proceso reformador de aquellos años: Reforma educativa, Ley Contributiva, Ley de Incentivos Industriales y política pública

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1986-1987 Vilma Colón

sobre la privatización, entre cial y comunitaria nos llama- Asociación Iberoamericana de otros proyectos que requerían de mucho análisis, esfuerzo y trabajo en equipo con los demás miembros de la Junta. Inmediatamente comenzó el trabajo: la noche presidencial para honrar a los Ex Presidentes de esta Institución y el establecimiento de un plan de trabajo para estructurar los planes y estrategias para todos los Comités y, así, lograr las metas establecidas. Entre el gran número de proyectos legislativos que demandaron nuestra atención estuvieron la Ley de Incentivos Industriales y la Reforma Contributiva, a la que aportamos en su redacción. En aquellos días la necesidad imperiosa de nuevos empleos nos llevó a pedir al gobierno la separación de este tema tan importante para tratarlo con mayor premura. Así se hizo. La CCPR recomendó que se permitiera la deducción ordinaria por la venta o permuta de acciones de negocio exento o por la pérdida de inversión en un negocio exento.

ron mucho la atención, como la calidad del agua potable y la propuesta siembra y tala de árboles en el Yunque. Sobre el servicio de transportación en masa, tan importante para los negocios en el Area Metropolitana, colaboramos con el Senado de Puerto Rico haciendo un estudio ponderado y ofreciendo recomendaciones encaminadas a mejorar los servicios y proyectarse al futuro para satisfacer la gran demanda.

La Campaña ¡Ay Bendito, Protege a Puerto Rico! que trabajamos constituyó uno de los logros más significativos para el bienestar del pueblo puertorriqueño. Esa Campaña surgió como consecuencia directa del Foro contra la Criminalidad que auspiciamos y fue posible gracias al auspicio de muchas empresas. La misma abarcaba desde educación y desenvolvimiento del núcleo familiar hasta la conservación del ornato y la protección de nuestros recursos naturales. Muchas de las actividades especiales que auspiciamos, como la charla de Alex Haley, autor del libro «Roots», y la de Tahibi Kahler, de la NASA, contribuyeron al proceso educativo y cultural de nuestros socios.

Cámaras de Comercio (AICO) durante una misión a México con el propósito de reanudar la comunicación a nive1 institucional. También participamos activamente en la Convención y Asamblea Anual de la Cámara de Comercio de Puerto Rico en Estados Unidos que, bajo el lema “Puerto Rico en la década del 90”, se celebró en el País. El ingreso de socios presentó un crecimiento de 19%, en comparación con el mismo período del año anterior. Este vigoroso crecimiento de nuestra matrícula se debió al trabajo del Comité de Nuevos Socios, a la creación de los capítulos de Caguas, Humacao y Arecibo, a la producción de un audiovisual y a las mejoras en materiales impresos con este fin. Como complemento trabajamos en la actividad “Club de los 100”, dirigida a las grandes empresas y a la reactivación de la Campaña “Uno Más”.

En el área administrativa llevamos a cabo una serie de renovaciones de beneficio para Trabajamos, además, en la imala CCPR y sus socios. Hicimos gen de la CCPR al dirigirnos posible una reorganización en a diversas entidades y grupos ciertos aspectos de la CCPR como la Cámara de Comercio que creó un ambiente más códe Ponce y Sur de Puerto Rico, modo para el personal. Estas Clubes de Leones, Rotarios renovaciones consistieron en la y otros grupos profesionales. Otros asuntos de índole so- Establecimos relaciones con la reestructuración del edificio de

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1986-1987 Vilma Colón

la CCPR, la reorganización del personal, la creación de un Departamento de Comunicaciones para fortalecer la revista y otras publicaciones de la Institución y la computadorización de varias funciones de contabilidad. Este enfoque de facilitar las labores del personal y de ampliar el espacio de trabajo fue sumamente importante ya que la labor efectiva y el buen servicio son productos de una raíz saludable; un personal contento y cómodo en su trabajo constituye esa raíz saludable. En el ámbito social dijimos presente. Los distintos comités alcanzaron innumerables metas dirigidas a mejorar la condición social de nuestra Isla. A continuación menciono sólo algunos de estos esfuerzos y metas logradas. El Comité Educativo llevó a cabo la importante tarea de analizar los ofrecimientos y necesidades del sistema educativo y la propuesta Reforma Educativa. El Comité de Salud traba-

jó en pro del mejoramiento de la salud mental en la Isla, dado su efecto sobre el comercio y la economía del país. Miembros del Comité participaron en el Comité Intragerencial del Gobernador para el Control del SIQA. El Comité de Asuntos Poblacionales estuvo genuinamente preocupado por todos los aspectos relacionados con la población de la Isla. Acorde con esta preocupación, el Comité abogó por el desarrollo de política pública sobre planificación y de servicios para los envejecientes. El Comité de Recreación y Cultura logró un acercamiento entre la empresa privada y las artes logrando la colaboración de representantes de éstas sin que ello implicara la aportación de recursos económicos. Quedamos muy satisfechos con el Taller de la Empresa Privada con el Gobierno. Esta actividad cumplió con uno de los propósitos fundamentales de nuestra Institución: acción directa para

llevar a cabo nuestra misión. Mediante ese taller establecimos el diálogo e intercambio entre líderes empresariales y jefes de agencias gubernamentales sobre las diversas situaciones económicas, sociales, políticas y tecnológicas que afectaban el país. El propósito de establecer el contacto entre ambos sectores fue crear una mayor conciencia y perspectiva de la realidad puertorriqueña que, a su vez, motivaran a la Rama Legislativa y Ejecutiva a beneficiar al pueblo en general. Luego de todos estos años aún hay temas que debemos retomar y enfocarnos en su solución a la luz de los cambios que vive nuestra sociedad y nuestro mundo comercial. Ahora que este mundo se hace más pequeño, la función y labor de cada uno de los pequeños elementos se hace más importante. Y Puerto Rico, aunque pequeño, ahora es más grande. Trabajemos para hacerlo más grande aún.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1987-1988 GABRIEL

DOLAGARAY “Nuestro compromiso fue, y seguirá siendo, ayudar en todo lo que podamos a esta institución por todo lo que ésta significa para el progreso integral de nuestro país.”

B

ajo el lema “Acción Hoy para un Mejor Puerto Rico» iniciamos el año 1987-88 con el propósito de promover obra significativa y resultados positivos en las prioridades de nuestros socios y de Puerto Rico. Significó un nuevo año de trabajo con nuevos retos que serían ejecutados por un grupo 54 de compañeros compuesto por la Junta de Directores, el Comité Ejecutivo, los comités funcionales y la Administración. Durante ese período se celebró el Aniversario de Diamante de nuestra institución, 75 años de existencia con una trayectoria de excelencia a lo largo de la cual habían

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1987-1988 Gabriel Dolagaray

sobresalido las acciones de la Cámara en torno a cuatro aspectos fundamentales de la vida de nuestro pueblo: el económico, el social, el tecnológico y el político, según su Misión.

Caribe. Como resultado de estas gestion se establecieron estrechos lazos comerciales entre distintas compañías de importación y exportación de Venezuela y socios de la CCPR.

Durante ese año se delinearon importantes objetivos generales y específicos en nuestro plan de trabajo orientados al desarrollo y crecimiento de nuestra economía, igualmente a ofrecer servicios efectivos a nuestros socios de la Cámara.

Muchas de las enmiendas sometidas por la Cámara de Comercio de Puerto Rico al proyecto de Reforma Contributiva fueron adoptadas, incluyendo enmiendas relacionadas con la Ley de Amnistía y la de Arbitrios.

Se creó el Consejo de Planificación Estratégica de la Empresa Privada, en el cual nos unimos con la Asociación de Industriales por primera vez, teniendo como propósito principal que la empresa privada tomara iniciativas relevantes para aportar al desarrollo económico y social de Puerto Rico.

Con el propósito de hacer planteamientos en contra del aumento indiscriminado al salario mínimo federal, el presidente de la Cámara viajó a Washington para cabildear personalmente ante miembros clave del Congreso y sus ayudantes. Entre esas gestiones se encuentran las realizadas con el Senador Edward Kennedy, En la esfera del intercambio una de las personas con las que económico internacional se dialogué sobre este tema. realizaron distintas gestiones y misiones comerciales. Una La agenda de trabajo del Conde las más importantes se es- sejo hizo, entre otras gestiones tableció durante un viaje en prioritarias, recomendaciones que participaron el Goberna- al Gobierno sobre la posibilidad dor e importantes funcionarios de privatización de servicios del Gobierno. Con el Comité gubernamentales. Esto se logró de Enlace Empresarial Vene- a base de un estudio financiado zolano-Puertorriqueño parti- por la CCPR y la Asociación de cipamos en conferencias sobre Industriales de Puerto Rico soel papel de Puerto Rico en el bre la privatización de los serdesarrollo de la Cuenca del vicios de varias agencias guber-

namentales, el cual se entregó al Gobernador Rafael Hernández Colon en 1988. Se fortalecieron los servicios a Pequeños y Medianos Empresarios mediante adiestramientos y seminarios en el área gerencial y sobre el desarrollo de nueva tecnología para fortalecer la operación de los negocios. Para completar ese esfuerzo se gestionó y se obtuvo la renovación del Programa Federal de la Agencia para el Desarrollo de Empresas Minoritarias (M.B.D.A.). Se nos otorgó la cantidad de $101,000.00, los cuales fueron utilizados para promover el desarrollo de pequeñas y medianas empresas a través de asesoramiento y seminarios. En el Foro Legislativo tuvimos la oportunidad de participar más activamente en el proceso legislativo para que respondiera al clamor de los pequeños, medianos y grandes empresarios. Como consecuencia del Foro, varias enmiendas omitidas en difercntes proyectos de ley fueron aceptadas y adoptadas por los legisladores. Se organizó una lista de profesionales dispuestos, un Banco de Talento, para ofrecer conocimientos y experiencia a los pequeños y medianos empresarios que necesitaban ayuda u

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1987-1988 Gabriel Dolagaray

orientación en diferentes áreas de sus empresas. Durante este periodo se estableció una nueva modalidad en el intercambio comercial de la matrícula de la Cámara de Comercio entre empresarios socios y no socios a través de la confraternización para negocios “Business After Hours”. En esta ocasión, más de 75 empresarios, en su mayoría pequeños empresarios, exhibieron sus productos y presentaron sus servicios a los socios de la Cámara a un precio módico. A través de gestiones realizadas por la Cámara se logró la reducción en las tarifas de transporte de furgones y éstas se limitaron a un máximo de 8% y no a un 28%, como se había propuesto. Ante la necesidad urgente de Reformar las Leyes Mercantiles que servían de base a la actividad comercial integramos esfuerzos con la Academia de Jurisprudencia y Legislación para agilizar el proceso de reforma necesario ante las nuevas practicas de comercio. Nuestra incumbencia coincidió con año eleccionario. A tales efectos y con cl fin de aportar

al mejoramicnto de la Calidad de Vida del País, se estructuró y se llevó ante el liderato político del país y ante la opinión pública una campaña dirigida a elevar el nivel del debate durante la campaña política. Durante cse año efectuamos distintos foros de información sobre la plataforma de los partidos políticos. Participaron en los mismos los candidatos a la Gobernación y a las Cámaras Legislativas y fueron un éxito en términos de asistencia y de la discusión de altura que se llevó a cabo.

Comerció de Ponce, el Private Industry Council, el Concilio de Calidad de Vida y la Asociación de Economistas entre otros.

La Convención para celebrar el 75to, Aniversario de la CCPR fue una de las más exitosas y mas productivas en términos de la programación balanceada de seminarios sobre negocios y asuntos relevantes y actividades sociales, Uno de los invitados de importancia fue el Reverendo Jessie Jackson, quien se dirigió a los convencionistas durante una actividad a la que asistieron aproximadamente Como homenaje a la aporta- 1,200 personas. ción de la mujer al progreso integral de Puerto Rico durante Por primera vez se trabajó en los pasados 50 años, rendimos la preparación de una publicaun homenaje de reconocimien- ción completa de la secuencia to a doce Damas Ilustres So- cronológica de los acontecibresalientes; entre ellas, se le mientos relativos a la Cámara otorgó un reconocimiento es- de Comercio que recogiera los pecial a Doña Felisa Rincón de trabajos de los últimos 75 años. Gautier, Doña Margot Arce de Vázquez y Doña Pilar Barbosa Otras actividades y gestiones de Rosario. importantes fueron realizadas durante ese período. NuesSe fortalecieron las relaciones tro compromiso fue, y seguirá con otras asociaciones logrando siendo, ayudar en todo lo que hacer un frente común y estre- podamos a esta institución char lazos con la Asociación de por todo lo que ésta significa Industriales, el Centro Unido para el progreso integral de de Detallistas, la Cámara de nuestro país.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1988-1989 ATILANO

CORDERO BADILLO “Ser Presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Rico constituyó para mí un capítulo fundamental en la universidad de la vida, un año completo de responsabilidad crucial y seria de evaluación y ejecución constante del balance entre la intención individual y el trabajo colectivo.”

O

cho años después de haber sido Presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Rico, con la oportunidad de escribir para estas Memorias, coincido,en primer lugar, en que este documento histórico sera instrumental, no sólo en arrojar luz sobre la trayectoria de la Cámara de Comercio de Puerto Rico como institución de vanguardia, sino como crónica velada y rica de la fuerza de la empresaprivada en nuestro país y de los líderes que la han capitaneado durante los últimos seis lustros de un siglo que ha redefinido las relaciones empresa privada/gobierno y las relaciones comerciales a nivel internacional.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1988-1989 Atilano Cordero Badillo

En segundo lugar, concluyo que el acto de hacer memoria -y de eso se trata este documento- sobre el trabajo realizado en determinado momento, es arduo por dos vertientes entre las que se corre el riesgo de oscilar: el olvido de gestiones importantes y positivas que contribuyeron al desarrollo de la institución y del país, por un lado, y la exageración que podamos hacer de esas gestiones, olvidando la conciencia histórica de relevo de liderato y, sobre todo, los colegas, compañeros y personas que nos ayudaron a realizar el trabajo y a alcanzar las metas que nos propusimos. Ser Presidentc de la Cámara de Comercio de Puerto Rico constituyó para mí, en ese sentido, un capítulo fundamental en la “univcrsidad de la vida, un año completo de responsabilidad crucial y seria de evaluación y ejecución constante del balance entre la intención individual y el trabajo colectivo. Es ésc el marco necesario en que reflexiono para estas Memorias. Los hombres, como las instituciones, pueden desempeñar un papel protagónico en el desarrollo social, económico y cultural de su país en la medida en que se empeñan en dar de sí lo mejor de su proceder. Sus actuaciones y sus actitudes propenderán al éxito y a la consecución de me-

tas realistas y útiles si asumen po- ge’stión presidencial: Gobierno siciones que vayan más allá del y empresa privada: unidos para quehacer cotidiano. el desarrollo de Puerto Rico. La riqueza de esa experiencia en Cuando asumí la Presidencia de todos los órdenes fue tal que su la Cámara de Comercio me com- realización regular debería ser prometí a fundamentar mi ges- una tradición insoslayable de la tión en aquellas posiciones que Cámara. ayudaran a crear una imagen positiva de la empresa privada. Me tocó durante mi presidencia Asumimos posiciones con valor, la extraordinaria ocasión de cedeterminación y sin ambages y lebrar los setenta y cinco años de con el más firme propósito de lo- vida de la Cámara de Comercio. grar el pleno desarrollo y bienes- Para ello celebramos una activitar del comercio puertorriqueño. dad social de gran impacto durante la cual se le rindió homeDurante el año de mi presiden- naje a las empresas miembros de cia se realizó, por primera vez en la Cámara que tenían a su haber Puerto Rico, el Primer Encuen- setenta y cinco años o más de tro con el Gobierno. Esta activi- operaciones exitosas en el país. dad, realizada en el Hotel Caribe Durante la celebración contaHilton, contó, como oradores y mos con la presencia y apoyo de como participantes activos, con las más distinguidas personalidalos presidentes de las cámaras le- des del gobierno, de la política, gislativas, con todos los jefes de del cuerpo consular y del sector agencias gubernamentales y con comercial. En la misma esturepresentantes en diferentes po- vieron desde el Cardenal hasta siciones cruciales, tanto del po- Doña Fela. der ejecutivo como del mundo político. El objetivo era tener una Por primera vez en la historia visión global del estado del país, del país, se logró durante ese exponer todos los problemas de año un consenso sobre un asunorden político, legislativo, social to de máximo interés público y y cultural, y discutir, analizar y que ocupó por años la atención presentar posibles soluciones a de la Cámara: la Ley de Cierre. los mismos. Gracias a la gestión entusiasta y férrea de la Cámara, se logró un Con esta primera actividad co- consenso sobre horario y otros menzábamos a dar forma y a im- factores de dicha ley, con el complantar a conciencia el lema que promiso de los protagonistas de decidimos que regiria nuestra los sectores empresarial, cívico,

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1988-1989 Atilano Cordero Badillo

religioso y social del país en aquel su función de agrupar a los socios momento. de la Cámara a medio camino de la gestión de un Presidente para Por primera vez también, y como lograr el mayor análisis posible un nuevo servicio de análisis y sobre temas de prioridad, la Conorientación a los socios y a la co- vención de Medio Año debería munidad en general, iniciamos ser una tradición también para la un programa radial llamado “En- Institución. focando”. Este programa, como muchas otras gestiones realiza- Reactivé todos los comités de das con y a través de los medios trabajo de la Cámara y fue la parde comunicación, hacía paten- ticipación activa de numerosos te nuestro compromiso con la socios en los mismos el factor denecesidad de fortalecer y hacer cisivo en el éxito de las gestiones más’ amplia la presencia de la realizadas de 1988 a 1989. Del Cámara de Comercio como enti- mismo modo, la realización de dad hacedora de opinión pública más de cincuenta talleres, semicon un rol decisional en relación narios, foros, almuerzos de socios al quehacer y futuro del país. y reuniones de confraternización apuntaron hacia una Cámara de La Primera Convención de Me- Comercio viva y dinámica, codio Año fue una iniciativa diri- neiente de su rol institucional de gida a tener una ocasión propi- educar y de servir a sus socios y al cia, a mitad del año presidencial, país. Si hubo éxito en las gestiopara discutir asuntos imposter- nes realizadas, definitivamente gables y trazar la política de la se debió al tiempo y trabajo que Institución en relación a los mis- destinaron los presidentes y los mos. La Reforma Educativa, el miembros de comités a alcanzar desarrollo de pequeños negocios, las metas trazadas. la propuesta legislación sobre un seguro de responsabilidad públi- El cabildeo fue prioritario duranca para todo vehículo de motor te nuestrapresidencia. Las cáma(proyecto que es una realidad ras legislativas y las agencias de hoy día) y los procedimientos de gobierno recibieron con atención subasta y compra del gobierno, y respeto nuestros planteamienfueron sólo algunos de los asun- tos sobre proyectos o propuestas tos analizados en esa ocasión. que incidían en la supervivencia Durante esta actividad le rendi- y funcionamiento del propio gomos también homenaje a Rafael bierno, del sector comercial y del “Papi” Carrión, quizás el último consumidor. Ahi está nuestra que recibiera. Considero que por iniciativa para propulsar la im-

prorrogable reestructuración del Departamento de Comercio, el impulso vigoroso para la definición de una política pública en torno a la privatización de servicios públicos como parte de una reestructuración gubernamental dirigida a lograr un infraestructura más eficiente y productiva (visión que apenas hace unos pocos años se comienza a cuajar en el país), nuestros enérgicos planteamientos para evitar la aplicación de reglamentación de rótulos iújusta y caprichosa y la detención de la aplicación de enmiendas a los reglamentos para el cobro de arbitrios, que logró detener una crisis fiscal en el país, entre otras importantes gestiones de cabildeo realizadas. Con el lema Puerto Rico en el Escenario de las Américas celebramos nuestra Septuagésimoquinta Convención, convención que contó con la participación histórica del Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), el Hon. Joao Clemente Baena Soares, como orador. Era la primera vez que un Secretario General de la OEA visitaba Puerto Rico... y lo logró la Cámara de Comercio. Gracias a nuestra iniciativa de consolidar un Consejo de Empresarios de Costa Rica y Puerto Rico, el gobernador creó una Oficina Comercial de Puerto Rico en

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1988-1989 Atilano Cordero Badillo

Costa Rica, uno de los países centroamericanos con los que nuestro país mantiene un fuerte intercambio comercial.

sos otros líderes políticos, líderes cívicos y religiosos y a ciudadanos particulares que, desde sus oficinas, residencias u otros lugares de trabajo, participaron de Una de las gestiones que más or- la misma gracias a una cadena gulloso me hizo sentir ese año de radial que auspició la Asociación trabajo fue la realización, tam- de Radiodifusores. bién por primera vez en nuestro país, del Acto de Reflexión so- Todas las actividades de la Cámabre la campaña eleccionaria del ra que ya se habían convertido 1988, quizás la actividad ecumé- en tradición, como el importante nica más importante jamás rea- Foro-TallerAnual sobre Perspeclizada en Puerto Rico. Los can- tivas Económicas y las misiones didatos a la gobernación dejaron comerciales fuera del país, las momentáneamente a un lado las conceptualizamos y ejecutamos rivalidades políticas y se unieron con el mismo entusiasmo y compara pedir a Dios una campaña promiso que si hubieran sido honesta y libre de violencia. El una idea nueva surgida durante Acto de Reflexión fue transmiti- nuestro año presidencial. do por televisión. La ceremonia de oración y reflexión por Puerto Tengo que decir que encontré Rico reunió, además, a numero- en la Cámara de Comercio líde-

res y profesionales entre los que la sana divergencia de criterios, la respetuosa discrepancia y el ánimo polémico y analítico que, llegado el momento de tomar postura y decidir, se convertían en sólido frente común, espíritu conciliador y conciencia de la fuerza colectiva. Sólo me queda -después de recordar aquel año- ola satisfacción del deber cumplido, el orgullo de haber tomado la batuta, en ese relevo tan enriquecedor, de ex-presidentes que realizaron una magnífica labor por la Cámara y por Puerto Rico y de haber hecho una, si no modesta, útil contribución en ese sentido también. Siempre he dicho que “llegué a la Cámara de Comercio a servir, y salí servido”.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1989-1990 RAMIRO

COLÓN

N

uestra participación activa en la Cámara de Comercio se la debemos a la dinámica Vilma CoVerdaderamente disfrutamos lón, primera mujer en presidir la Cámara. Prisobremanera nuestra mero participamos en varios comités de trabajo, el alma presidencia y participación de la Cámara, y luego fuimos electos a la Junta de Direcactiva en la Cámara. tores después de una ardua e interesante campaña.

Se aprende mucho; se llena uno de satisfacción realizando algo a favor del bienestar de todos los puertorriqueños.

Presidimos el Comité de Convención por designación del compañero Gabriel Dolagaray, lo cual fue una experiencia interesantísima por lo que significa la Convención para la Cámara y sus socios en lo educativo, social y económico.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1989-1990 Ramiro Colón

Mi año como Presidente Electo fue bajo la incumbencia del gran líder empresarial Atilano Cordero Badillo, quien me sirvió de maestro y de quien mucho aprendí. Ese año celebramos nuestro 75to aniversario con una actividad en el Caribe Hilton de grata recordación.

para afianzar y expandir el progreso integral de nuestro país. Al comienzo de nuestra gestión presidencial señalamos la imperiosa necesidad de reorientar la economía, lograr un major balance sectorial y geográfico en el desarrollo económico, y estimular la mayor eficiencia del sector gubernamental Desde el punto de vista de orga- y del sector privado. nización interna logramos durante mi año presidencial retornar a En el esfuerzo por alcanzar esos una presidencia de la Cámara por objetivos coordinamos gestioun solo año. nes de la Junta de Directores, el Comité Ejecutivo, los Comités El sistema anterior había sido mo- Funcionales y el grupo de trabajo dificado para autorizar una presi- administrativo para canalizar una dencia de dos años para proveer efectiva obra conjunta en proun año de preparación al Presi- gramas, proyectos y actividades dente Electo, un año de actua- encaminadas a impulsar el creción en el mando y un tercer año cimiento socioeconómico de un como Consejero, en calidad de Puerto Rico en marcha. Ejemplos Pasado Presidente Inmediato. de estas iniciativas son el informe sobre los efectos adversos de Verdaderamente disfrutamos so- posponer la Reforma Contribubremanera nuestra presidencia y tiva; el estudio e informe sobre participación activa en la Cámara. Organización, Consolidación y Se aprende mucho; se llena uno Descentralización Geográfica de de satisfacción realizando algo a la Rama Ejecutiva; la propuesta favor del bienestar de todos los de un nuevo modelo de desarropuertorriqueños. Se hacen bue- llo urbano; y los memoriales ante nas amistades con personas que sub-comités de asuntos insulares también creen y defienden los de la Cámara de Representantes postulados de la Cámara, amis- de Estados Unidos, solicitando tades que permanecen y que el que se ofrezca la más completa tiempo no diluye. información sobre los aspectos económicos de cada formula de Las prioridades de nuestra agenda estatus político durante el procede trabajo durante el año 1989- so plebiscitario. Otras iniciativas 1990 estuvieron enmarcadas en del año incluyeron comparecenel concepto “Puerto Rico en Mar- cias verbales o escritas ante discha”, que implica dinamismo, fir- tintas comisiones legislativas y meza y afán de trabajo continuo agencias gubernamentales expre-

sando la posición de la Cámara de Comercio de Puerto Rico, y del sector privado en general, en temas tan vitales como el precio de la gasolina; el reglamento sobre rótulos comerciales; los permisos comerciales provisionales en áreas residenciales; el desarrollo del area portuaria de San Juan; las propuestas alzas en fletes de transportación marítima; las nuevas tarifas por consumo de energía eléctrica; la insistencia en que se derogue la Ley de Cierre; y las enmiendas a nuevos anteproyectos de ley sobre distintas fases de relaciones laborales. Nuestra Institución hizo sentir su voz conjuntaménte con numerosas asociaciones de la comunidad, sobre alternativas de privatización para mejorar los servicios gubernamentales y la calidad de vida, la necesidad de crear un consejo de privatización, la conveniencia de definir la política pública de comercio exterior, el respaldo a la venta de la telefónica bajo ciertas condiciones, y el papel continuo de la institución en asuntos que conciernen directamente al desarrollo de la agricultura, la manufactura, el comercio y los servicios profesionales y técnicos. Para mantener a Puerto Rico en Marcha. la CCPR no se ha detenido ni puede detenerse. Como agricultor que soy me dí a la tarea de activar y fortalecer el Comité Agrícola, y con la eficaz participación de su Presidente, el

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1989-1990 Ramiro Colón

Lcdo. Juan Faría, Q.E.D., se analizó la problemática de nuestra agricultura. Hicimos recomendaciones específicas para solucionar los problemas y lograr el desarrollo de esta importante rama de nuestra economía. Enterados de la renuencia de muchos líderes empresariales a “corer” y hacer campaña para un puesto en la Junta de Directores, creamos el concepto de Director Designado y logramos nuestro objetivo de atraer al seno de nuestra Cámara a empresarios de probada capacidad y de gran reputación en la comunidad. De hecho, nuestros últimos dos presidentes salieron de las filas de Directores Designados. Esta útil medida, aunque algo controvertible, tiene la facultad de fortalecer la Cámara al poder contar con conocidos líderes empresariales de experiencia y probado éxito, personas de gran talento que aportan ideas y sus esfuerzos para mejorar el clima que debe prevalecer para el desarrollo empresarial y nuestro bienestar económico. Logramos aumentar significativamente el número de socios y logramos el ingreso de muchas asociaciones afiliadas; entre ellas la Asociación Médica y el Colegio de Ingenieros y Agrimensores.

dad. Ello impidió viajes al exterior en representación de la Cámara, con excepción de un viaje a Venezuela, país que visitamos con el Gobernador sin costo alguno para la Cámara. Sin embargo, a pesar del programa de austeridad, llevamos a cabo un exitoso programa de relaciones con la comunidad sin costo para la Cámara. Todas las reuniones de la Junta de Directores se llevaron a cabo en hoteles de lujo en la Ciudad Capital, hoteles que servían de anfitriones a la Cámara y a sus actividades. Terminada la reunión de la Junta se celebraba una actividad de relaciones y confraternización con la participación de los miembros de la Junta de Directores y los ex-presidentes y, como invitados, distintos grupos y personas: miembros de la Rama Ejecutiva, miembros del Senado, miembros de la Cámara de Representantes, miembros de la Rama Judicial, Representantes de asociaciones afiliadas, representantes de radio, prensa y televisión, los alcaldes miembros de la Federación y de la Asociación de Alcaldes de Puerto Rico y el cuerpo consular de Puerto Rico. Estas actividades nos permitieron a todos conocer mejor y conversar con personas que ocupaban posiciones de liderato en el quehacer puertorriqueño.

capital de San Juan lIevamos a cabo nuestra toma de posesión en el Club Deportivo de la Ciudad Señorial de Ponce. En dicha actividad contamos con la participación del Alcalde, Hon. Rafael Cordero, del Rev. Fremiot Álvarez, Obispo de Ponce, del Gobernador de Puerto Rico, Hon. Rafael Hernández Colón, y del Secretario de DACO, Hon. Pedro Ortiz Alvarez. Participaron también las glorias del béisbol ponceño, los ya fenecidos Francisco Coimbre, Juan Guilbe y Griffin Tirado, al igual que Milito Navarro. Son muchas las personas a quienes tengo que agradecer por mi labor como presidente de esta prestigiosa organización. Tengo una deuda eternal con los tres vicepresidentes y con el tesorero, con el presidente electo, con los restantes miembros de mi Comité Ejecutivo, la Junta de Directores, los miembros de los Comités de Trabajo y sus eficientes presidentes y con los oficiales y empleados de la Cámara. Especial agradecimiento va para el Lcdo. Rafael Rivera y a la gran líder empresarial Dunia McGregor. Estoy también muy agradecido a mi hermano, Joe, pasado presidente, que me sirvió de inspiración.

Durante nuestra presidencia la situación financiera no era la mejor, Como primer presidente de la lo cual nos obligó a imponernos Cámara de Comercio de Puerto un programa de estricta austeri- Rico no residente en la ciudad

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1990-1991 JOSÉ JULIÁN

ÁLVAREZ

Cuando asumimos la Presidencia de la Cámara de Co“Hemos dedicado nuestro mercio de Puerto Rico las perspectivas económicas del esfuerzo a garantizar la país eran retantes e inciertas. Era el inicio de la última calidad de vida, la dignidad década del SigloXX y la globalización económica se estrenaba ya en algunos bloques de países. En Estados Unidos y las oportunidades se comenzaba a hablar del Tratado de Libre Comercio a todos y cada uno de los puertorriqueños”. de Norte América. Puerto Rico se enfrentaba a grandes retos y oportunidades ya que por varias décadas había gozado de una economía abierta, de libre comercio y de un mercado común sin barreras con los Estados Unidos. Pero para aprovechar al máximo las oportunidades emergentes

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1990-1991 José Julián Álvarez

Puerto Rico tenía que cobrar conciencia del proceso de cambio que experimentábamos, lo que implicaba romper el molde isleño y pensar en que podemos penetrar y vender en mercados extranjeros nuestros productos. En esos momentos teníamos la obligación de examinar a fondo y con actitud positiva y práctica las nuevas avenidas que se abrían al desarrollo económico. En una economía de creciente globalización que requería colocar a Puerto Rico en una posición de vanguardia que le permitiera afrontar la competencia sofisticada a nivel internacional, le dimos gran prioridad a establecer nexos de colaboración mutua con Cámaras de Comercio y organizaciones cúpulas en Centro y Sur América. A tales fines firmamos acuerdos con siete entidades en Costa Rica, Panamá, Argentina y México. La misión comercial que realizamos por estos países hermanos fue una experiencia edificante y fructífera para los empresarios puertorriqueños.

Jaime González Oliver y el Lcdo. Rafael Rivera, Vicepresidente Ejecutivo de la CCPR. El Hon. Secretario General de la OEA, Joao Baena Soares, nos atendió personalmente y se sentó a discutir el propuesto acuerdo de cooperación y solidaridad, organismo a ser creado por la CCPR para propulsar el intercambio económico y comercial entre todos los países del Hemisferio Americano.

Luego de varias horas de análisis y evaluaciones del documento, Baena Soares nos pidió que regresáramos en otra ocasión con una nueva redacción de los acuerdos tomados. Le explicamos a Baena Soares que el motivo de nuestra visita era firmar ese acuerdo y que no podíamos regresar a Puerto Rico sin la firma del mismo. Entonces reaccionó retándonos a que si podíamos se lo presentáramos al día siguiente y puso a nuestra disposición a su secretaria, que conocía varios idiomas pero no sabía español. Teníamos escasamente 24 horas para hacerlo y se pensó que era imposible Le presentamos un proyecto al Se- cumplir con su petición. cretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) Tuvimos que trabajar a la velopara crear el Consejo Interameri- cidad del rayo. Pero antes de 24 cano de Comercio. Para lograr la horas regresamos donde el Secreación del Consejo, viajamos con cretario General con el acuerla propuesta a Washington, D.C. do redactado según sus instrucjunto a Manuel San Juan, ciones y con una presentación

encuadernada muy profesional. Baena Soares se mostró muy sorprendido con el acuerdo: no podía creer que hubiésemos redactado el mismo tan pronto incorporando todas sus recomendaciones. Además, nos expresó que desconocía que su secretaria fuera tan hábil, a lo cual tuvimos que explicarle que su secretaria estaba muy ocupada y no había podido ayudarnos. El trabajo se había hecho en Puerto Rico usando el teléfono, fax y correo especial, habiéndose recibido ese mismo día en Washington, D.C. El Secretario General quedó muy complacido y bajo el protocolo y solemnidad del ambiente diplomático interamericano se firmó de inmediato el acuerdo de la OEA con la CCPR para crear el Consejo Interamericano de Comercio. Otro evento significativo fue la celebración de la Cuarta Conferencia del Gobernador para Fomento del Comercio Exterior y que, obviamente, contó con la participación del Gobernador de Puerto Rico, Hon. Rafael Hernández Colón, y de más de 200 empresarios y ejecutivos gubernamentales. Los trabajos de esta Conferencia se llevaron a cabo en diez comités de trabajo que, a su vez, presentaron sus recomendaciones a través de tres paneles. Se produjo un

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1990-1991 José Julián Álvarez

informe con diversas recomendaciones para modernizar las leyes comerciales, modificar la legislación de incentivos a exportaciones a Estados Unidos, fomentar las exportaciones de servicios, identificar mercados con ventaja competitiva para Puerto Rico, revisar incentivos y contribuciones para estimular la exportación, eliminar barreras que impiden el libre flujo de servicios al extranjero y elaborar un Manual de Cómo Exportar.

dizaje. El encuentro enriquecedor con la diversidad de tópicos y problemas económicos y sociales del país hace del trabajo de presidir la CCPR un trabajo a tiempo completo pero muy gratificante. La celebración de unas 37 actividades de gran envergadura (Foro Sobre Perspectivas Económicas, Taller Empresa Privada con el Gobierno, Diálogo con las Autoridades Universitarias, Talleres, Foros, Conferencias y Seminarios) y de 50 comparecencias ante coNos llenó de satisfacción estre- misiones legislativas habla por char nuestra relación allende sí sola. los mares afiliando la Cámara de Comercio de Orlando a la La gestión institucional de la de Puerto Rico, así como tam- CCPR debe guiarse por su lema bién reafirmando la solidaridad “Somos la Voz y Acción de la de la Cámara de Comercio de Empresa Privada”. Este princiPonce y del Sur de Puerto Rico pio debería ser pauta y brújula y de la Cámara de Comercio del de la CCPR en su trayectoria Oeste dándoles un asiento per- futura. Entre sus prioridades manente, mediante reglamento, fundamentales, a corto y largo en la Junta de Directores de la plazo, siempre debe figurar el CCPR. promover iniciativas y acciones específicas que contribuyan a Fue un año de trabajo incesan- la creación y estabilidad de un te, fructífero y de mucho apren- clima favorable para el máximo

desarrollo de la empresa privada en Puerto Rico y la modernicación de las leyes comerciales vigentes para atemperadas a las exigencias de la globalización y regionalización de la economía de Puerto Rico dentro del marco de las realidades económicas internacionales. Fue para mi un privilegio colaborar, apoyar y respaldar la labor de excelencia, abnegada y de compromiso del personal administrativo de la CCPR, especialmente la del Vicepresidente Ejecutivo, Lcdo. Rafael Rivera, cuya labor fecunda y silente garantizaba el éxito de nuestra mission presidencial: “Creemos que es imperativo armonizar el desarrollo económico con el más alto nivel de calidad de vida. Hemos dedicado nuestro esfuerzo a garantizar la calidad de vida, la dignidad y las oportunidades a todos y cada uno de los puertorriqueños”.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1991-1992 ANTONIO

GONZÁLEZ Al asumir la presidencia de la Cámara, Puerto Rico se enfrentaba a grandes problemas socioeconómicos, razón “La oportunidad de presidir por la cual yo anhelaba servir al país. Por ser la Cámara la Cámara es única por su la organización cívica y de negocios más importante del agenda abarcadora y por la país, fue motivo de gran orgullo y satisfacción para mi calidad y diversidad de convertirme en su principal líder y portavoz. El principal voluntarios que en ella problema de nuestra sociedad, era el gran deterioro de la participan. Para mí fue una calidad de vida. El crimen y la droga generaban gran anexperiencia enriquecedora gustia en nuestra sociedad por lo cual el pueblo se percien el sentido personal, bía en lo que denominé “un estado de histeria colectiva”. profesional e intelectual.” La infraestructura del país sufría un gran deterioro y estaba limitada. Esto incluía el abandono de áreas urbanas

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1991-1992 Antonio González

de San Juan y de las principales ciudades debido a la falta de control del desarrollo urbano, permisos, limpieza, rótulos, falta de estacionamientos y carreteras, entre otras cosas. Los desperdicios tóxicos y sólidos eran un devastador problema, ya que virtualmente todos los vertederos del país estaban amenazados de ser “arrestados” por las autoridades federales por la contaminación y falta de capacidad. La infraestructura de agua y luz causaba grandes problemas y, a largo plazo, se percibían otros más serios por falta de mantenimiento y desarrollo. La industria turística, que siempre fue considerada “la oportunidad dorada para el país”, sufría gran deterioro y falta de creatividad para agilizarla. El número de habitaciones de hotel se había reducido en un 25% durante la década de los ochenta mientras virtualmente todos los destinos turísticos habían multiplicado las mismas. Por otro lado, nuestra sociedad había creado gran dependencia de las ayudas recibidas a través de los programas de transferencias federales. Eso, a mí juicio, había alterado todo nuestro proceso cultural y social, causando en parte algunos de nuestros problemas sociales

y de criminalidad. De igual forma, se debatía en Washington D.C. y en Puerto Rico la posibilidad de reducir o eliminar parte de los alivios contributivos que recibían las industrias del país que operaban bajo la sección 936 del Código Federal de Rentas Internas. Esto abonaba más al desasosiego de la gente y al continuo debate político que tanto ha dividido a nuestra gente. Es de todos conocido que durante las pasadas tres décadas el debate político ha polarizado y dominado la acción del gobierno. Esto, y los debates políticos sobre las posibles alternativas de status, ocasionaba que las decisiones significativas se paralizaran por la falta de consenso en nuestra sociedad. A nivel internacional continuaba todo un movimiento hacia la globalización económica, principalmente por la organización de bloques con tratados económicos en Europa, Norte América (NAFTA) y se discutía la incorporación de Méjico a este último. Todo este desarrollo presentaba grandes retos para el país ya que se necesitaba definir su inserción en los mismos. Ante esta situación, el gobierno y los legisladores se comportaban como un gigante burocrático incapacitado para enfrentarse a esos retos con las

soluciones necesarias y pragmáticas. El Gobierno alegaba que carecía de los recursos económicos necesarios para resolver los mismos. Había un gran desasosiego en nuestro pueblo. La oportunidad de presidir la Cámara es única por su agenda abarcadora y por la calidad y diversidad de voluntarios que en ella participan. Para mí fue una experiencia enriquecedora en el sentido personal, profesional e intelectual. La presidencia de la Cámara requiere una enorme capacidad de trabajo. Se requiere una buena formación profesional, intelectual y cultural para ser exitoso. La presidencia también demanda que uno se mantenga al día en lo que está sucediendo en el país para lograr ser eficiente ante el constante debate público. Los grandes “expertos” de la diversidad de industrias que rcpresentamos acuden constantemente a la Cámara para debatir los asuntos que los afectan. Ante tal dinámica hay que estudiar, leer y consultar. Como resultado, uno crece intelectual y emocionalmente. Más importante aún, este proceso desarrolla en uno gran sensibilidad para analizar los asuntos de interés económico, político y social. A veces es desesperante luchar con el enorme aparato burocrático del

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1991-1992 Antonio González

gobierno y de la legislatura. Es también complicado lidiar en la Cámara con una agenda de intereses particulares, algunos de los cuales están encontrados. Debido a esto se requiere gran análisis, objetividad y verticalidad para lograr las decisiones correctas y no exponer la Institución a la crítica. Es muy difícil segregar las actividades de más relevancia durante la presidencia ya que son muchas las gestiones del presidente para lograr las metas institucionales, unas a corto plazo y otras a largo plazo. Sin embargo, a continuación incluyo algunas de las que me dieron mayor satisfacción: la remodelación de la primera planta del edificio de la Cámara, la participación en la Regata y actuar de anfitriones de sus VIP’s en nuestra sede, la organización del primer Consejo de Asociaciones Afiliadas, la participación en el primer Consejo de Planificación del Sector Privado de la Cámara en la Asociación de Industriales, la organización de la primera Conferencia sobre Calidad Ambiental, la defensa de las empresas “936”, los foros “en vivo” por televisión, uno con los líderes de los tres partidos y otro con los líderes de las organizaciones de Alcaldes, las misiones comerciales y viajes de buena voluntad a Méjico

y España, las actividades para prevenir el crimen, junto a la Liga Atlética Policiaca y el Canal 2 de TV, en los residenciales públicos, la primera Expo-Cámara en Plaza Carolina, los foros para discutir alternativas para prevenir la adición a drogas y el proyecto sobre “Lugar de trabajo libre de drogas”, las declaraciones públicas sobre el problema de la pobre calidad y/o vulgaridad en la televisión (las que produjeron resultados positivos), las ponencias en la legislatura sobre diversos asuntos de relevancia para el comercio, cl debate con el gobierno oponiéndonos a que se adoptara el español como idioma oficial para el comercio y de mi participación personal en ponencias en los Congresos Hemisféricos de Las Américas, Camacol e Interamericano de Hombres de Empresa para exponer los retos y oportunidades de NAFTA. Posiblemente mi más grata experiencia fue la relación dinámica y constante con los Directores, Ex-Presidentes y, en especial, con mi amigo Jorge Camuñas, Director Emeritus, al que siempre acudí para sus sabios consejos; de igual forma con mi amigo, el Dr. Alberto Hernández, que siempre me brindó su apoyo y consejo para las decisiones más difíciles.

La presidencia de la Cámara representó para mi una experiencia muy enriquecedora a nivel profesional e intelectual. No cambiaría esa experiencia por nada. El desarrollo emocional es tal que trasciende al año de la presidencia y uno lo lleva con uno a través de toda la vida. Ahora en Orlando estoy en la Junta de Directores del Greater Orlando Chamber of Commerce en la cual estoy aportando al debate público precisamente por el compromiso moral que uno alcanza como consecuencia de haber presidido la Cámara en Puerto Rico. Por esto pienso que uno no deja de actuar presidencialmente en nuestra vida cívica. Durante los pasados años se han estado produciendo unos cambios dramáticos en el desarrollo económico y en la forma en que los países hacen negocios, casi todos centrados en la organización de bloques económicos, en la proliferación de grandes cadenas que desplazan a empresarios medianos y pequeños y en la enorme competitividad que se ha generado. Para llevar a cabo la enorme y cambiante agenda la Cámara deberá fortalecer sus estructuras internas en las áreas técnicas y profesionales. La Cámara debe tener en sus filas a tiempo completo a un economista. Debemos

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1991-1992 Antonio González

ser proactivos y más eficientes en el cabildeo, no sólo ante el Gobierno sino también con los legisladores en Puerto Rico y en Washington, D.C. Debemos ser el elemento catalítico para lograr la inserción del país en el proceso de la economía globalizada. De lo contrario, el país se quedaría rezagado y eventualmente estancado ante los enormes cambios que estamos viviendo. Mi mayor recomendación para lograr una Cámara enérgica es precisamente en el área de la presidencia. De la forma en que estamos organizados el

presidente es electo por un sólo año. Es muy difícil obtener la credibilidad, el liderazgo y la constancia institucional cuando el presidente cambia en forma tan rápida. A veces pienso que los gobiernos y los legisladores “juegan” con el tiempo ya que el liderato que el presidente está logrando se desvanece. Durante la presidencia de Atilano Cordero Badillo éste trajo a consideración que el término de la presidencia se pudiera extender por más de un año. La Junta se opuso a dicho cambio. He reflexionado y pienso que debemos hacer dicho cambio. Una alternativa más efectiva

sería la que tenemos en Orlando gracias a la cual el presidente es un oficial permanente de la Cámara y la Junta elige al presidente de la Junta “Chairman of the Board” por un año. También debemos promover a la Cámara como una red de intercambio comercial y así fomentar más interés, participación y apoyo de las empresas en nuestra matrícula. Para obtener los recursos económicos que requiere la Cámara necesitamos mucho más respaldo de las grandes empresas que tanto interés tienen en que la Cámara sea dinámica y exitosa.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1992-1993 EDGARDO RUBÉN “Me reafirmo en el compromiso de culminar ideales en realidad, de manera tal que se consolide la fuerza de nuestra voz, de nuestro grupo y todo lo que significa la Cámara de Comercio de Puerto Rico en su trayectoria de ayer, de hoy... y de mañana”.

MARTÍNEZ

Conozco la Cámara desde joven ya que mi abuelo, Don Justo Pastor Rivera, Q.E.D. fue su presidente para la década de los ‘60. Comencé activamente en el año de Alfonso Valdés, 1975, y tuve la oportunidad de colaborar con Don Manuel Morales en el Comité de “Convención 70 Análisis ‘76”, con Don Manolín Fernández y con Don Aníbal Arsuaga, Q.E.D. en el 1977 en la Convención “Puerto Rico, Eslabón de las Américas”. Estos fueron los inicios de nuestras magnas convenciones. Desde los co-

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1992-1993 Edgardo Rubén Martínez

mienzos de mi campaña para la presidencia establecí mi compromiso de trabajo mediante metas encaminadas a impulsar la visión de la Cámara como “Voz y Acción de la Empresa Privada”; a ampliar su representación dentro de su matrícula y en la comunidad; a adelantar el comercio internacional; a facilitar la colaboración entre la Empresa Privada y el Gobierno; y a estimular el desarrollo del proceso integrado de planificación estratégica en la Cámara de Comercio de Puerto Rico. Fue un año trascendental, un año de cambios... incluyendo la gobernación.

proyectar a la comunidad el importante rol que cumple el empresario y el comercio en su vida diaria, mejorar la calidad de vida de la comunidad puertorriqueña (colaborando en la lucha contra el crimen y en el mejoramiento continuo de la infraestructura en la fase de carreteras y transportación), crear nuevos enfoques en el desarrollo de mecanismos dentro del sistema educativo del país para atemperarlos a la demanda de los negocios y de las condiciones socioeconómicas (creación de jóvenes empresarios puertorriqueños) y ofrecer a los socios de la Cámara servicios de enlace con el Gobierno y Iniciamos un extenso plan de en asesoría económica y técnica trabajo para completar a caba- mediante la creación de una dilidad la misión de la Cámara: visión especial a estos fines. adelantar el progreso humano, fortalecer el clima económico, La voz de la CCPR, apoyada político, tecnológico y social, ipor nuestras 64 Asociaciones favorables al desarrollo de la Afiliadas, se hizo sentir en todos empresa privada. Nuestro plan los ámbitos del Gobierno de los de trabajo incluía: ampliar la Estados Unidos en defensa de participación de comerciantes, la estabilidad y permanencIa de industriales y empresas de ser- las corporaciones 936 en Puervicios con el fin de consolidar to Rico. Gracias al trabajo de la fuerza de la Cámara como la Cámara y al esfuerzo de vagrupo representativo de la li- rios presidentes de Comités, de bre empresa del país, elevar la la Asociación de Industriales imagen del comercio puerto- y de la Asociación de Bancos, rriqueño ofreciendo orienta- logramos llevar el mensaje de ción sobre la globalización y que la Sección 936 debe conlas estrategias del mercado, siderarse como un instrumento fortalecer el comercio local y efectivo para nuestro progreso fomentar el comercio exterior, económico. En nuestra acti-

vidad cumber contamos con la participación de los congresistas puertorriqueños Nydia Velázquez y Luis Gutiérrez y del Comisionado Residente en Washington, Lcdo. Carlos Romero Barceló. También participó el presidente de The National Puertorican Coalition, Louis Núñez. Deseo destacar la activa cólaboración ofrecida por el Sr. Héctor Ledesma, portavoz de la CCPR ante el Congreso de Estados Unidos en estas gestiones, y del gran equipo de trabajo de la Cámara. Se celebró el 12mo Taller de la Empresa Privada con el Gobierno. Fueron los oradores invitados la presidenta de la Cámara de Representantes, Hon. Zaida Hernández y el Secretario de Estado, Hon. Baltasar Corrada del Río. Durante esta actividad se me hizo entrega de la proclama que señaló marzo como el mes del 80mo aniversario de la CCPR. Se celebraron 18 reuniones con líderes legislativos y funcionarios gubernamentales, entre estos: el Presidente del Senado, el Presidente de la Junta de Planificación, el Secretario de Hacienda, el Secretario de DACO, el Administrador de Fomento, el Superintendente de la Policía, el Comisionado de Instituciones Financieras, el

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1992-1993 Edgardo Rubén Martínez

Director Ejecutivo de la Junta de Calidad Ambiental, el Secretario de Transportación y Obras Públicas, el Director del Banco de Desarrollo, el Director de la Compañía de Turismo, el Director Ejecutivo de la Autoridad de Puertos, el Secretario de Recursos Naturales, el Director Ejecutivo de ARPE, el Director Ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica y el Director Ejecutivo de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados. Con todos ellos se discutieron temas de especial relevancia para el desarrollo de la economía y la expansión de negocios.

Nuestro 80mo Aniversario culminó con un Banquete de Gala al cual asistieron alrededor de 600 personas. Contamos con la presencia del Cardenal Luis Aponte Martínez y del Gobernador de Puerto Rico, Dr. Pedro J. Rosselló, y de su esposa. Se rindió homenaje a cinco reconocidos empresarios, Luis A. Ferré, Manuel Morales Dávila, Diego Suárez, Ricardo González y Jaime Fonalledas, por sus aportaciones al progreso y mejoramiento de la calidad de vida de Puerto Rico. La coordinación del evento estuvo a cargo de mi gran amiga y colaboradora, Dunia Macgregor, y cabe señalar que se publicó un Entre las gestiones de mayor suplemento de aniversario en importancia en la CCPR para El Nuevo Día. defender los intereses de los socios y el sistema de la empresa Realizamos el Foro sobre Persprivada examinamos 25 ante- pectivas Económicas y durante proyectos de ley y decisiones el mismo expresaron sus opinioadministrativas. Entre éstas: nes sobre perspectivas globales la reglamentación y mandato- y sectoriales de la economía del riedad de la administración de país Norma Burgos, presidente pruebas de diagnóstico de sus- de la Junta de Planificación, los tancias controladas, tanto a los economistas Heidi Calero, Jorge empleados del sector público Freyre y Augusto Amato, y concomo a los de la empresa pri- tamos con la participación del vada; la Ley del Idioma; la Ley Presidente de la Asociación de sobre Arbitrios de Automóvi- Economistas de PR, Francisco les; las Enmiendas a la Ley de Martínez. En la segunda confeCierre y a la Ley de Bebidas de rencia Anual de Calidad AmPuerto Rico; y la propuesta so- biental tuvimos como invitados bre expedición de cheques sin el Secretario del Departamento provisión de fondos suficientes de Recursos Naturales (orador para el pago de los mismos, etc. de la actividad), Hon. Pedro

Gelabert, al Dr. Juan A. Bonnet, Jr. y a Roberto Ramírez. En nuestra agenda de trabajo había muchas prioridades pero nos preocupaba la promoción del comercio exterior. Entre muchas gestiones que se desarrollaron figuran la publicación y distribución del M anual del Exportador y la inauguración de la Cámara de Comercio Dominico-Boricua en la República Dominicana. Se realizó una misión empresarial a Madrid y a Sevilla para firmar convenios de colaboración mutua con las Cámaras de Comercio de dichas ciudades. Durante esa misión nos reunimos con el presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Sevilla, Héctor L. Morey, y de la de Madrid, Don Adrián Piera, y con el Director General de Política Comercial de España, Hon. Pedro J. Mesa Gómez. Me acompañaron el Director Ejecutivo de CCPR, Lcdo. Rafael Rivera, el Dr. Alberto Hernández y los esposos Dunia y Cecil Macgregor. Tuvimos la oportunidad de intercambiar información sobre la economía de ambos lugares con el presidente de las Islas Baleares, Don Gabriel Cañellas Pons.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1992-1993 Edgardo Rubén Martínez

Al organizar la convención anual con el lema “Puerto Rico: Puerta al Mundo”, se elaboró un programa de actividades desde el 10 al 13 de junio y se acordó dedicársela a Don Jorge Bird Fernández, el Decano de los Ex Presidentes de la CCPR, por haber estado al frente de la Institución por 36 años. Se instituyó el premio Teodoro Moscoso, que se entregó a empresarios de 32 años o menos que se han distinguido en distintas esferas de negocios.

En el área de planificación estratégica se logró la creación del Capítulo Regional de Humacao y la remodelación y modernización del edificio sede de la CCPR (se completó la remodelación de las oficinas y se creó una oficina en el primer nivel). En adición, se estableció un Programa de Calidad Total, la modernización de los sistemas computadorizados de la CCPR, la realización e implantación de un estudio sobre mercadeo y relaciones públicas preparado por profesores de la UPR, la actualización de descripción de deberes de las plazas de empleo existentes en la Institución y la presencia constante de la CCPR en los medios noticiosos del país.

Otras actividades y Seminarios fueron los que se realizaron en torno a pruebas de drogas en el lugar de trabajo, “Establece tu propio negocio”, protección de nombres comerciales y propiedad industrial, contratos de distribución y representación, Calidad Total, seminario para ejecutivos de la CCPR y medidas Los servicios a los socios se de seguridad en las empresas. consolidaron mediante la labor

de los comités (asesoramiento y orientación general), iniciación de socios (año récord en iniciación de nuevos socios), cambios en las publicaciones (Comercio y Producción, Cámara en Acción, Informe Anual, “The Maritime Register” y el Directorio de Socios), publicación de la primera Guía de Funcionarios Ejecutivos, Legislativos y Municipales y la creación del Comité de Jóvenes Empresariales, del cual fue presidente Peter Gerardino. “Me reafirmo en el compromiso de culminar ideales en realidad, de manera tal que se consolide la fuerza de nuestra voz, de nuestro grupo y todo lo que significa la Cámara de Comercio de Puerto Rico en su trayectoria de ayer, de hoy... y de mañana”.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1993-1994 ÁNGEL

MOREY

A

l comenzar mi año como Presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Rico empe“¡Que alentador es ver que zaba casi simultáneamente una nueva adasociaciones y entidades que ministración gubernamental bajo el liderato del Dr. siempre han trabajado por Pedro Rosselló. Esta coyuntura me dio la oportuniseparado, y muchas veces dad de aportar, de crear sinergismo con los esfuerzos encontradas, pusieran a un gubernamentales en la búsqueda del posicionamiento lado las pequeñeces para económico y social que todos queremos para Puerto trabajar juntos!” Rico y así asegurar un continuo crecimiento económico y, por consiguiente, una mejor calidad de vida para todos los que vivimos en nuestro país.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1993-1994 Ángel Morey

El año fue intenso, lleno de retos y oportunidades. Trabajamos duro en aportar en todo lo referente a la productividad y capacidad competitiva de Puerto Rico. En el aspecto económico, pusimos nuestro grano de arena de forma significativa en el nuevo Modelo Económico. Por primera vez este modelo ponía sobre los hombros de la empresa privada la responsabilidad de señalar el camino y dirección de nuestro desarrollo a la vez que puntualizaba la labor gubernamental como facilitador del proceso Hice un compromiso a nombre de la Cámara y del mío propio de que trabajaríamos mano a mano con el gobierno en la búsqueda de soluciones a los problemas que, corno pueblo, tenemos que resolver. Esta promesa se cumplió y espero que las líneas amplias de comunicación que se abrieron sirvan para la gestión que tiene que seguir haciendo nuestra Cámara en la búsqueda de un mayor desarrollo económico para el país. Hay que tener siempre presente que el crecimiento económico tiene que ser el medio, no la finalidad; la finalidad tiene que ser una mejor calidad de vida para todos los que aquí vivimos. Me comprometí a fortalecer las finanzas de la Cámara a base de mayor productividad, eficiencia, nuevas fuentes de ingreso y un control absoluto del presupuesto. Esto se hizo y se entregó una Cámara saludable económicamente y con un fondo adicional de

$100,000 para la ampliación de la misma. Se institucionalizó el Departamento de Mercadeo y Relaciones Públicas, logrando sobrepasar dramáticamente nuestros objetivos. Igualmente, se aumentaron y diversificaron los servicios a los socios, que son la razón fundamental de la Institución. Defendimos nuestros postulados ante todos los foros en nuestra gestión de cabildeo y promoción de legislación. En el aspecto cívico-social estoy realmente satisfecho por la labor que se hizo en torno a la problemática del SIDA. Con nuestro esfuerzo pudimos traer a la atención de empresarios y comerciantes lasrealidades sociales, económicas y médicas de esta temible epidemia. Uno de mis objetivos fue atraer a la Cámara de Comercio a la mujer puertorriqueña, a la mujer profesional, para que juntos trabajaramos en la búsqueda de las soluciones a nuestros problemas y también juntos desarrollar al máximo nuestras oportunidades. Esto se consiguió con los esfuerzos hechos por el Comité de Acción Empresarial Comunitaria bajo la direccion de mi esposa Lucy y por todo su equipo de trabajo. Al finalizar mi año y pasar balance vi que si se habia cumplido con lo prometido. Ese trabajo se realizó gracias al trabajo de todo el personal de la Cámara, mi Junta de Directores y, especialmente, a mi Comite Ejecutivo.

Al pasar el mallete de la Presidencia me di cuenta de que se ha hecho mucho por Puerto Rico pero todavia se tiene que hacer mas. Puerto Rico se encuentra en un momento histórico, un momento en que tiene que posicionarse economicamente en el nuevo mundo globalizado. En mi caracter personal tengo que agradecerle a la Cámara la oportunidad de poder contribuir a establecer esta direccion estratégica para nuestro pais y su futuro. Durante ese proceso me di cuenta de que hay mas cosas que nos unen que aquellas que nos separan. ¡Que alentador es ver que asociaciones y entidades que siempre han trabajado por separado, y muchas veces encontradas, pusieran a un lado las pequeñeces para trabajar juntos! Tengo que hacer especial reconocimiento al Centro Unido de Detallistas y al Movimiento Laboral de Puerto Rico. Este sinergismo tenemos que mantenerlo y expandirlo ya que solo trabajando juntos lograremos nuestro mejor mañana. Al terminar mi presidencia y mi labor prometida expuse: “pueden estar seguros de que apenas comienza mi ayuda personal a Puerto Rico”. No podemos estar ciegos y sordos ante el llamado de la realidad en que vivimos. Puerto Rico necesita de todos nosotros antes de que sea tarde. Ocho meses mas tarde me incorpore al equipo de trabajo del Gobernador Rosselló para trabajar por Puerto Rico.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1994-1995 FRANK

UNANUE Q.E.D

L

a Cámara de Comercio de Puerto Rico ha sido desde “...luchen por lo que es su fundación una institución dirigida a preservar el bueno, por lo justo y mejor espíritu empresarial en la comunidad puertonecesario. Es la única forma rriqueña, respondiendo y actuando siempre a tono con esa de mantener en alto el mission y con la importancia del comercio en la vida y pronombre de la Cámara, de greso de Puerto Rico.

hacer respetar siempre sus logros y alcanzar los propositos futuros a nivel individual y colectivo.”

Durante el ano 1994- 1995, en que me honró en ser su presidente, entendí mas cabalmente el papel protagónico de esta Institución en los asuntos que inciden en el bienestar presente y futuro, tanto de la comunidad empresarial como de todos los puertorriqueños. A tono con ello, durante

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1994-1995 Frank Unanue

mi presidencia la Cámara de Comercio fue pilar y protagonista al intervenir en varios asuntos medulares en el país. Durante ese año Puerto Rico experimentó un nuevo orden político lleno de cambios -algunos positivos y otros no tan positivos- a los que reaccionamos cabalmente como instrumento representativo de nuestros socios. Como resultado la Cámara se convirtió en defensora activa de sus principios y del progreso para el comercio y para nuestros conciudadanos.

da y caminante, ejecutada por el personal permanente de nuestra organización. De ella derivamos una Cámara con la fuerza y la vitalidad necesarias para cumplir de forma efectiva con sus propósitos. En el area de los comités de trabajo, igualmente, logramos la participación de mucho talento joven y dinámico, capaz de asumir la presidencia en un futuro cercano - aunque, valga la aclaración, los viejos todavia somos necesarios. Asimismo,logramos mejorar el area de finanzas reforzándola de manera tal que tuvieramos al día y de forma efectiva Nuestra Organización se reforzó nuestros asuntos financieros. substancialmente para afrontar la gran calidad de trabajo que era Por otro lado, hicimos las gestiomenester. Por un lado, le dimos nes pertinentes para establecer mas autoridad a los ejecutivos relaciones abiertas y estrechar los que día a día llevan a cabo la lazos de comunicación entre los labor necesaria para darle con- legisladores y el gobierno central tinuidad a los proyectos, lo que y el sector privado basándonos también agilizó los procesos ad- en el respeto mutuo y la consideministrativos de manera extraor- ración a las responsabilidades de dinaria. Claro esta, ello se logró cada uno. Abrimos un canal de debido a la participación de un comunicación franca y ejercimos personal bien capacitado y pro- una labor de cabildeo constante fesional en el que depositamos que generó múltiples resultados nuestra mayor confianza para lo- de gran beneficio para todos. grar todos los objetivos y metas Fue en ese espíritu de franqueza, trazados. Al impartirle poder al actividad y responsabilidad que personal ejecutivo reconocimos ejercimos una labor intensa de el papel que debe desempeñar la oposición al proyecto gubernaJunta de Directores como cuerpo mental para sindicar a los emrector vs la labor diaria, sosteni- pleados públicos de Puerto Rico.

Este proyecto se convirtió en una piedra angular de nuestras gestiones por considerar las consecuencias nefastas que el mismo hubiera tenido para todos los componentes de la sociedad puertorriqueña, especialmente para el sector empresarial, de haber sido aprobado. Tengo que admitir que, aunque este proceso fue duro e intenso, asimismo fue una gran escuela en la que constate una vez mas el valor que tiene la unión de propósitos para la cosecha de justicia y el logro de gestiones fecundas. De otra parte, con la misma consistencia y el mismo dinamismo comenzamos el proceso de negociaciones para conseguir que el Gobierno de Puerto Rico nos concediera el edificio del Antiguo Asilo de Niñas para convertirlo en la nueva sede de la Cámara. Esta gestión, que aún continua, se encamina con buenos pasos capitaneada por el tremendo talento al frente de nuestra organización. Tengo la certeza de que muy pronto inauguraremos una nueva casa, mucho mas amplia y cómoda, desde la que se continuará una labor vital y extraordinaria.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1994-1995 Frank Unanue

Haber sido Presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Rico fue una experiencia enriquecedora e inolvidable. Llevo conmigo el recuerdo de muchas, muchísimas experiencias que constatan y fundamentan el significado de las palabras amistad, compañerismo, consideración y respeto. Especialmente guardo gratos recuerdos de nuestra Convención en el Hotel El Conquistador, en la que celebramos una tremenda fiesta la Noche de San Juan en la Isla de Palomino. Esa noche, el equipo del Comité de Convención dió catedra de lo que es planificación logística de excelencia, demostradas principalmente a traves de la movilización de sobre 1,000 personas, tarea que puede parecer sencilla pero no lo es. Ademas, nuestra Convención cumplió con las expectativas de nuestros so-

cios en términos del contenido de los talleres y seminarios que se ofrecieron. Todos tuvimos la oportunidad de recibir información variada y de envergadura sobre las tendencias en el ambiente comercial, tan necesarias para el desarrollo de toda empresa, a cargo de conferenciantes de primer orden.

ticipan activa y energicamente en los procesos, actividades y gestiones. Son ellos quienes brindan lo major de sus talentos poniéndolos sin reparos a disposición de esta organización, logrando así la evolución continua y fluida.

Insto a las futuras generaciones empresariales a ser parte activa de la Cámara y, mas importante En definitiva, para mí real- aún, a que siempre mantengan mente fue un privilegio haber como norte el beneficio ajeno tenido la oportunidad de regir tanto como el beneficio propio. los trabajos de una gran Organización cuya labor trasciende Los insto a que luchen por lo por su contenido y sentido de que es bueno, por lo justo y necompromiso hacia Puerto Rico. cesario. Es la única forma de Pero, para ser justo, tengo que mantener en alto el nombre de reconocer que a quienes se les la Cámara, de hacer respetar debe el verdadero éxito de la siempre sus logros y alcanzar Cámara es a sus laboriosos em- los propositos futuros a nivel pleados, a los miembros de los individual y colectivo. diversos comités de trabajo y a cada uno de los socios que par-

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1995-1996 MIGUEL

VÁZQUEZ DEYNES La presidencia de la Cámara de Comercio nos ha permitido mirar hacia el futuro y sentar las bases para una mayor colaboración, para un mayor diálogo entre tantas voluntades diversas. Diálogo que servirá de instrumento para debatir democratica y civilizadamente sobre los problemas que confronta nuestra clase empresarial y por ende nuestra sociedad.

C

on el lema de nuestra Convención 1995, “Cambio y Evolución”, comenzó mi año de presidencia. Me senti optimista ante todos los retos y oportunidades que ese año nos presentaba. Llegué con ánimo renovado para enfrentar todas las situaciones que sabía iban a surgir durante mi incumbencia pero también llegue con actitud humilde y de profunda reverencia a aquellos visionarios que 82 años antes habian rubricado con su esfuerzo el significado y razón de ser de nuestra institución: “Voz y Acción de la Empresa Privada”.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1995-1996 Miguel A. Vázquez Deynes

Al llegar a la presidencia sentí una gran satisfacción porque la Cámara reúne en forma dignamente representativa las aspiraciones mas altas de un sistema de libre empresa y resplandece con luz propia, pues se hallan en ella los sacrificios que lIevan la insignia de honor de haber servido desinteresadamente a su pueblo. Los hombres visionarios de 1913, que en vida fueron conciencia viva de la situación del momento, se insertaron en los problemas sociales, económicos y políticos y lucharon por buscar soluciones. Eran hombres que ansiaban despertar 1a conciencia del puertorriqueño para que se aprestase a defender el concepto de libre empresa, para que se desarrollase en las ideas democraticas de gobierno, ideas afines a los movimientos humanistas de la época y a la moral del mas alto desarrollo cristiano. Ellos intuían en la intimidad de su conciencia que la libertad y 1a justicia podían conseguirse a traves de la solución de los problemas económicos del momento. En sus ideas deposité mi fe y guiaron mis esfuerzos en la elaboración de mi Plan de

Trabajo con el firme propósito Era importante darle una made mejorar esa herencia de los yor divulgación al proceso entre los actores principales evavisionarios de 1913. luando la posibilidad de una En tránsito por los últimos años mayor integración de temas del Siglo XX y a las puertas del y desde otras perspectivas no tercer milenio de nuestra Era, estudiadas hasta el momento. observamos unas característi- Así, pues, propuse estrategias cas que permeaban el escenario coherentes y consistentes para mundial, las cuales sirvieron lograr el desarrollo económico de marco para el desarrollo de al máximo a traves de la Aliannuestra Cámara. Nuestra vo- za Pro-936 y del Consejo de luntad de superación miró en Asociaciones Afiliadas y comutres direcciones básicas: hacia nicándole a todos los partidos 1a defensa de una estrategia de políticos las ideas de la empresa privada para promover el prodesarrollo económico integral, greso y la buena convivencia de hacia la competitividad internuestro pueblo. nacional de Puerto Rico y hacia nosotros mismos como Cámara Asimismo, nuestro TallerForo de Comercio. de la Empresa Privada con el Consideré que el primer problema fundamental que confrontabamos al hablar de la primera dirección era, precisamente, la necesidad de ampliar el análisis serio sobre la problemática de lo que verdaderamente era desarrollo integral. El esfuerzo que se realizaba era loable pero el mismo debía ser ampliado integrando otros factores: el movimiento obrero, los cooperativistas, representación intersectorial, el gobierno, las asociaciones profesionales, etc.

Gobierno sirvió para impulsar un desarrollo armónico y equilibrado que permitiera: utilizar eficientemente los recursos limitados con que cuenta Puerto Rico para su desarrollo, entendiéndose como uso eficiente aquel que resultara en los mayores beneficios a corto y a largo plazo con el menor costo social posible; auspiciar y facilitar, como empresarios, el crecimiento de la producción de bienes y servicios de manera que se ampliaran las oportunidades de empleo; y lograr un mayor desarrollo económico,

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1995-1996 Miguel A. Vázquez Deynes

que no podía estar ajeno a la conservación del medio ambiente. Se hizo hincapie en la orientacion y reglamentación necesaria para la conservación ambiental y la utilización mas efectiva de nuestros recursos naturales sin perjuicio del propio desarrollo.

piciar la capacidad de nuestras economías de poder competir en forma efectiva en los mercados globales. La Era de los mercados protegidos esta llegando a su fin. Entramos en una nueva fase en la economía mundial en que todos tenemos que ser competitivos y buscar una inserción efectiva en los mercados EI último factor que incidio en globales. esta estrategia fue la desreglamentación de nuestra econo- Este reto-que realmente es el mía. La desreglamentación en reto que impone la globalizasi es el resultado de una ten- ción a todos los paises-tenía dencia hacia la liberalización que ser aceptado con entusiasque se ha manifestado en prac- mo y, en nuestro caso, con la ticamente todos los paises. Es confianza que debía caracteriun hecho que parece ser irre- zar a un país que por décadas versible y que redundara en logro realizar un programa de beneficios importantes para la desarrollo exitoso como pocos economía. Esto nos colocara lo habían logrado en el mundo. en una posición mas competitiva. Este mensaje tambien lo La velocidad con la cual se deaportamos participando activa- sarrollaban los acontecimienmente en la Comisión Especial tos mundiales nos forzaba a trasobre el NAFTA. Lo anterior bajar infatigablemente y unidos nos sugirió que las corrientes para mejorar nuestra capacique se estaban dando inclufan dad para competir y resaltar elementos que tenian que ver victoriosos. Nuestra agenda con la globalización: la desre- era la de llevar este mensaje a glamentación viabiliza que las nuestra matrícula y ofrecerle economías nacionales puedan orientación técnica para ayuactuar en forma concertada darle hacia mayores niveles de globalmente. competitividad internacional. En esa dirección respaldamos la exclusión de Puerto Rico de En este sentido las políticas las Leyes de Cabotaje, particimacro-económicas debian pro- pamos en misiones comerciales

a varios paises, firmamos un Acuerdo de Cooperación con Fedecamaras de Venezuela y celebramos seminarios sobre la exportación exitosa entre otras gestiones. Nuestra voluntad de superación también requirió mirar a los que lo habían hecho bien. Teníamos que mirar hacia nosotros mismos hacía un nuevo nosotros como empresarios hacia una Cámara de Comercio revitalizada proactiva y que promoviera la autoestima empresarial puertorriqueña. El proceso de planificación estratégica cobró una gran prioridad en nuestro Plan de Trabajo. Fueron múltiples las reuniones que llevamos a cabo con los Secretarios del Gabinete Constitucional con el Gobernador y con líderes legislativos de ambas cámaras. Estos acercamientos requerían de nuestra imaginación y creatividad para lograr con éxito nuestro Plan de Trabajo. En el nuevo pluralismo del diario vivir cobramos conciencia de que el proceso de cabildeo tenia el considerable mérito de poder hacer mas democratico nuestro sistema representativo. Por ende, era responsabilidad de la Cémara de Comercio educar a nuestro

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1995-1996 Miguel A. Vázquez Deynes

pueblo sobre las ventajas del políticas corporativas dirigidas cabildeo efectivo. a satisfacer las necesidades de salud de la clase trabajadora y A traves del cabildeo pudimos sometimos al Presidente Bill llevar a la esfera de las deci- Clinton un Modelo de Colabosiones políticas las necesida- ración entre la empresa privada des y aspirar raciones de los y el sistema educativo para memultiples sectores para que la jorar la educación de nuestro mismas no llegaran a ese nivel pueblo. incompletas, arbitrariamenteo en forma desigual. Hicimos un La presidencia de la Cámara de llamado a la conciencia colec- Comercio nos ha permitido mitiva empresarial para que nues- rar hacia el futuro y sentar las tros empresarios enaltecieran bases para una mayor colabosus posiciones estableciendo ración, para un mayor diálogo

entre tantas voluntades diversas. Diálogo que servirá de instrumento para debatir democratica y civilizadamente sobre los problemas que confronta nuestra clase empresarial y por ende nuestra sociedad. Todo esto es posible en el seno de nuestra Cámara porque en la base de la enriquecedora diversidad de nuestros enfoques hay una unidad cuyos fundamentos más profundos se afirman en la defensa de la libre empresa.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1996-1997 HÉCTOR

REICHARD “Para mí Puerto Rico tenía que dejar de ser un creador de empleos y convertirse en gestor de negocios.”

L

a CCPR es la única organización realmente perdurable en Puerto Rico, es ya centenaria. Es también un depósito de información y gestión, lo más cercano de lo que podemos llamar a un “Gobierno Permanente”. Porque siempre ha estado, está y por sus ejecutorias con el favor de Dios, siempre habrá de estar. El haber presidido tan prestigiosa organización fue un verdadero honor para mí. Mi incursión a la Cámara de Comercio de Puerto Rico fue interesante ya que llegué a la Junta por una disposición que permitía reclutar directores de forma externa.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


En la época de la presidencia de Ramiro Colón, se me hizo un acercamiento para saber si deseaba participar como Director Externo, la cual acepté. Me integré de lleno, especialmente para reforzar el nivel de conocimientos y destrezas de esa Junta en procesos parlamentarios y además, para asistir en los procesos de comunicación y proyección pública de la CCPR desde el punto de vista de política pública. Eso facilitó la formulación del plan de legislación y los planes de comunicación con el Gobierno. Cuando aspiré a presidir la Institución envié una publicación a todos los socios con una biografía y un resumen de las razones por las cuales solicitaba su apoyo. Así comenzó la campaña. La visión estaba dirigida hacia el ser humano y cómo la CCPR podía fomentar el levantar a ese ser humano. Siempre he entendido que una vez nos levantamos todos nos podemos unir en metas encaminadas primeramente hacia Puerto Rico y luego hacia la Cámara y la empresa privada. Gracias a Dios, ante la acogida de los socios corrí sin oposición. Recuerdo que en la Convención en que asumí la

presidencia el discurso fue la exposición del plan de trabajo. Éste se imprimió en forma de folleto y las ideas que contenía se lanzaron a manera de cuatro (4) áreas programáticas, desde una plataforma de comunicación pública ya que pienso que lo que no se conoce, no se vende. Por eso desde el saque hice un “tour” mediático. La juramentación fue sábado y ya lunes y martes estábamos en los medios estableciendo la diferencia. Pero no en relación a presidentes anteriores, porque si algo interesante pasó fue que, precisamente, entre la presidencia mía, la de Miguel Vázquez Deynes y la de Juan Bauzá no hubo grandes diferencias pero sí énfasis distintos. Trabajamos perfectamente unidos e informados, compartiendo y apoyando los logros y programas de cada cual, pensando todos que se trataba de la presidencia de la CCPR, no la de tal o cual presidente. Pero el plan mediático jugó un papel vital para que la CCPR se posicionara como gestora de soluciones en una época extremadamente difícil para la economía de Puerto Rico. Como entré en año de elecciones, mi primer compromiso fue

ser fiel a la idea de que por encima del interés de las mentes partidistas estaba el bienestar de todo nuestro país. Así que fue muy importante articular con una sola voz de forma ecuánime y balanceada el sentir común de los socios. De hecho, con esa sola voz nos presentamos mediante carta a los candidatos a cargos políticos en el Congreso Federal. La intención era que, aún antes de que fueran incumbentes, supieran de la CCPR, porque lo que hace el Congreso y el Presidente de los Estados Unidos nos afecta. Pero teniendo como experiencia que la Isla era y es el gran desconocido para el Congreso y para la mayor parte de las personas de Estados Unidos, teníamos que iniciar un proceso de comunicación con aquellos aspirantes a entrar al Congreso norteamericano. Esto lo logramos con el envío de una carta en la que le expresábamos que, sabiendo que tenían una población hispana por representar, nos comunicaran su visión para esa comunidad. La idea era dejarles ver que sabíamos que existían y que a su vez supieran de nosotros. Se acompañó la misiva con una página de datos con información sobre Puerto Rico. Cuando resulta-

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1996-1997 Héctor Reichard

ron electos enviamos otra carta para ofrecerles nuestro apoyo. Establecimos un enlace con los congresistas para constantemente enviar información de la Isla. De igual manera establecimos un plan de colaboración con la legislatura local, pues entendimos que no debíamos sólo presentarnos para hablar a favor o en contra de un proyecto, sino que podíamos convertirnos en un recurso útil para dicho cuerpo. La Cámara y sus socios saben de muchas materias, incluyendo economía y negocios por lo que podíamos presentar nuestra posición sobre distintas materias, aunque no tuviéramos un interés particular en alguna medida específica. Para lograr esto realizamos reuniones, seminarios y talleres, de tal suerte que los legisladores nos percibieron como sus colaboradores y no meramente como un grupo de interés particular. Para mí Puerto Rico tenía que dejar de ser un creador de empleos y convertirse en gestor de negocios. Para ello se hicieron enlaces con varias universidades que respondieron de inmediato. Recuerdo con mucho cariño que la Universidad del Sagrado Corazón, quizás

por ser más flexible, desde ese mismo año adelantó un currículo de empresarismo e hizo un plan piloto de ayuda a los comerciantes de la calle Loíza. La Universidad Interamericana también acogió la idea y puso su mirada en lograr una modificación en su pensamiento, de modo que se pudiera respirar más el concepto de empresa. La otra propuesta fue que miráramos hacia lo lejos y de cerca. Lejos hacia lo que es el mundo, cerca hacia lo que es el entorno lógico geográfico nuestro: República Dominicana, Trinidad y Tobago, Panamá, Costa Rica y Guatemala; porque cada uno de estos pueblos tenía un activo que Puerto Rico necesitaba y viceversa. Dediqué especial atención a los recursos que tiene la Isla, pues tenemos el problema de enfocarnos en lo obvio. Lo obvio es lo que tienes al frente, lo ves pero no le prestas atención porque es evidente, y a veces sucede que lo que es obvio, lo que es evidente a menudo se ignora, cuando puede resultar ser una joya para el de afuera. Nuestras chinas, el café y otros productos que a veces despreciamos son exquisitos manjares en muchos lugares del mundo.

De gran importancia fue también la identificación de ventajas y oportunidades. En Puerto Rico, cuando una compañía foránea genera empleos, se producen también nuevos empleos en el estado de origen de la empresa. Se piensa que el resultado de abrir operaciones aquí reduce empleos en la compañía matriz, la experiencia es contraria a esa percepción. Una vez definimos eso nos fuimos a la caza de eslabones con estados tales como New York, New Jersey, Connecticut e Illinois y establecimos un equipo de trabajo. Por ejemplo, en New Jersey trabajamos con la Gobernadora del Estado al punto de que nos prestó la casa oficial de la Gobernación para reunirnos con los industriales (con presencia en Puerto Rico) para discutir esta idea. La idea era conseguir que ellos se convirtieran en portavoces y testimoniaran que no era detrimental sino favorable que Puerto Rico creciera. Desde esa óptica empezamos a buscar que se trajeran a Puerto Rico líneas de producción que no había para ciertas empresas. Una de las que se impactó favorablemente fue Becton Dikinson que aumentó su presencia en Puerto Rico con motivo de esta gestión. Empezamos a replicar ese

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1996-1997 Héctor Reichard

modelo con Illinois, New York e incluso se pudo traer a Puerto Rico el representante al Congreso de Illinois para que pudiera entender lo que la CCPR estaba haciendo. Al consejo de pasados presidentes de la CCPR, pilar de esta Cámara, se le asignó que definiera el estado de situación de la economía del País, así que caminaron durante todo un año con una agenda de naturaleza económica. Como parte de esa agenda entendí importante legarle a Puerto Rico un trabajo formal y de fondo sobre nuestra economía, por lo que decidimos reclutar la Asociación de Economistas, liderados por Manolo Garrido, para hacer un examen de nuestra economía y presentar sus resultados al País. El resultado de ese estudio se presentó en forma de libro, el cual se imprimió y se entregó más tarde bajo la presidencia de Juan Bauzá. Este libro fue utilizado como uno de los textos asignados en distintas escuelas de negocios y de planificación en Puerto Rico. Se intentó reducir el número de comités y concentrar el año en unos pocos que produjeran un trabajo en específico. Las reuniones de la Junta duraban

alrededor de una hora, muy pa- Richard D’Costa establecer el recido a una junta de negocios. fondo que se denominó por sus siglas, CODERE. Se visualizó para la CCPR una plataforma más amplia, que En resumen, fue una presidenincluyera la sociedad civil a la cia de mucho trabajo y satiscual nos debemos, de modo que facción donde logramos que la pudiéramos tener un apoyo real CCPR tuviera una proyección en más sectores de la sociedad. externa, mientras se trabajaba Para lograr esto, aprovechamos con los problemas internos de las Asociaciones Afiliadas a la tipo organizacional. PromoviCámara, porque son un tesoro mos cambiar la mentalidad del que agrupa prácticamente la País, las personas y las univertotalidad del sector económico, sidades, para que las personas, incluyendo al llamado Tercer los estudiantes, se visualizaran Sector. La idea era reunirlas como promotores y no como periódicamente para discutir potenciales empleados. Todo las posturas de la CCPR sobre eso se hizo dentro de un plan los temas del momento y cono- de comunicación amplio que cer las posiciones de cada una nos llevó a estar siempre en tode ellas, de tal suerte que si ha- dos los medios, proyectándonos bía oposición a la postura de la como parte de la solución a los CCPR, dicha oposición fuera problemas que describí en mi conocida, entendida y atendida. mensaje de toma de posesión en la Convención. El plan esLa CCPR no podía – no puede bozado se cumplió a cabalidad. – sostenerse solamente con las cuotas de sus miembros y con el producido de la Convención. Debe estar libre – más importante aún – de que sean unas pocas empresas las que la sostengan. Por ello, junto a Edgardo Bigas y la Junta, preparamos un programa de comercialización. Por otra parte, para lograr impactar proyectos y actividades tipo incubadora, logramos con la ayuda del pasado presidente

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1997-1998 JUAN

BAUZÁ “...logramos la primera expansión física de la SEDE en 85 años. Inclusive, esto nos mereció un Premio por parte de la Asociación Americana de Arquitectura...”

A

sumí la presidencia de la Cámara de Comercio de Puerto Rico en su aniversario número 85. Son muchísimas las historias, logros, experiencias y anécdotas que pudiera compartir. Conocía muy bien la organización porque ya llevaba 17 años en la CCPR y, siendo dueño de ferretería, venía del sector detallista. Puedo destacar que durante mi incumbencia sucedieron cosas muy importantes como lo fue el enmendar la Ley de Cierre. Estaba claro en que la dinámica entre el

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1997-1998 Juan Bauzá

comerciante y el consumidor Estuvimos muy activos en ma- Como cuestión de hecho, el gopuertorriqueño tenía que ser más productiva. Así que trabajamos fuerte para lograr eliminar 23 días feriados de los cuales 13 eran medios días y 10 eran días completos. Claro está, el Gobernador de Puerto Rico en aquel entonces, Hon. Pedro Rosselló González - quien era mi amigo desde antes de ocupar dicho cargo – vio con buenos ojos mi propuesta, pero me encomendó buscar y lograr un consenso. Con estas metas, entre las personas que me reuní, se encontraron José Chico, quien presidía el Centro Unido de Detallistas y con el Cardenal Aponte Martínez; con éste último llegué al acuerdo de dejar libre el Domingo de Pascuas. Luego de este proceso en que hasta servimos de mediadores entre legisladores, tuvimos el honor de que se aprobara el Proyecto y que el Gobernador firmara la Ley en la misma Cámara de Comercio de Puerto Rico. Cabe destacar que el Gobernador nos visitó en 4 ocasiones para diversos asuntos, lo que demostró cuán de cerca y fructífera era la relación de la organización con el Gobierno.

teria legislativa, donde inclusive presentamos un proyecto para la eliminación del “Capital Gain Tax” o impuesto sobre ganancias, se defendió la postura de crear un “Sales Tax” y el establecer un “Permiso Único” para el empresario; aplicable a todas las Agencias del Gobierno contribuyendo así a la reducción de la burocracia.

Para beneficio de los socios desarrollamos la Línea Caliente que proveía ayuda en la resolución de gestiones comerciales con distintas agencias gubernamentales como lo era la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados y la Autoridad de Energía Eléctrica. Para ésta y otras iniciativas puedo decir que la relación de la CCPR con la Rama del Gobierno fue abierta, de respeto y excelencia. Cuando tuve que diferir lo hice, pero sin afectar las buenas relaciones. Ejemplo de esto fue cuando nos opusimos a la sindicalización de los empleados públicos, durante el proceso de vistas públicas. Pero por otro lado, favorecimos la privatización en el Gobierno, especialmente la venta de la Telefónica.

bernador Rosselló me nombró miembro activo del Consejo de Investigación y Promoción Comercial adscrito a la Junta de Política de Desarrollo del Sur de los Estados Unidos. Allí fui el representante del sector privado ante este importante Consejo, para impulsar alianzas de trabajo entre el sector público y privado en el sur de la Nación. En junio 7 de 1999, fui representante del gobernador Pedro Rosselló al Seminario de Seguridad Nacional para los Estados del Sur de los Estado Unidos. Este se celebró en el U.S. Army War College en Carlisle, Pennsylvania. Otro de los logros fue la promoción del Comercio Empresarial Puertorriqueño, firmando acuerdos de información y cooperación con países como Perú, España, Costa Rica y República Dominicana. En Perú el interés común era que se conociera mejor el progreso en las áreas económicas, científicas y de tecnología. En el caso de España fuimos sobre 120 empresarios y obtuvimos un sin número de resultados como los

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1997-1998 Juan Bauzá

varios compromisos firmados en los sectores principales: agro alimenticio, calzado y turismo. En esta misión conocí a Felipe de Borbón, heredero a la Corona de España y al alcalde de Madrid, Álvarez del Manzano. Arreglé los alrededores de nuestra Institución en San Juan, haciendo jardines e instalando las astas de las banderas al frente del edificio. Como una nueva adición, instauré la modalidad de que cada vez de que hubiese una actividad de la Cámara, donde hablara el presidente, se colocaran las banderas nacionales junto a la de la CCPR detrás del podio. La misión a Costa Rica fue particular ya que se realizó en momentos donde se iba a comenzar a trabajar la redacción del documento del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA). Así que pudimos presentar las gestiones que realizaba la CCPR para el desarrollo de los negocios y una mejor competitividad. En nuestra visita a la República Dominicana la idea era promover excelentes relaciones comerciales pero también discutir aquellas situaciones que surgen como parte de este ejercicio de intercam-

bio comercial y que afectan mio de la United States Hisadversamente el proceso. panic Chamber of Commerce (USHCC), en su Convención Sobre las actividades institu- número 18, como la “USHCC cionales, como los seminarios, Region VI Large Hispanic foros y otros, puedo señalar Chamber of Commerce of que fueron un éxito y estuvie- the Year” ron siempre llenos a capacidad. Por ejemplo, es aún motivo de Por segunda vez se celebraron orgullo para mí el que bajo mi reuniones de Juntas Directivas en presidencia llevara a cabo la otros municipios lo que afianzó Iniciación de Socios más gran- lazos con los Alcaldes y, adede en la historia de la Cámara más, se atendieron las quejas o de Comercio. En dicha ocasión preocupaciones de los comeriniciamos 101 socios. En mi ciantes del área. Los pueblos gestión de allegar fondos a la que visitamos fueron Caguas, CCPR, por otras fuentes alter- Ponce, Arecibo y Mayagüez. nas, también se creó un comité De hecho, en este último, loespecial para convertir el “Con- gré tramitar con el gobernador sejo de Mediación” para dirimir Rosselló la pavimentación del controversias comerciales. área donde venía el Ferry, que pertenecía y fue creado por un Para mí el buen servicio a la empresario puertorriqueño. membresía era fundamental así que otro aspecto fundamental Un dato que no quisiera dejar de mi presidencia fue el haber de mencionar es que la aporsentado las bases para el Plan tación sociocultural que podía Médico que hoy disfrutamos los hacer la CCPR tuvo mucha socios. De igual manera, logra- importancia para mí. Por eso mos la primera expansión física se organizó –como parte del de la Sede en 85 años. Inclu- Centenario- la Exposición de sive, esto nos mereció un Pre- Obras de Arte del pintor espamio por parte de la Asociación ñol, Don Carlos Pérez Harce, Americana de Arquitectura, pintor de la Casa Real Espapor lo que debo dar el crédito al ñola. También de la Campaña Arquitecto Manuel de Lemos. “Borinquen Preciosa” salió el Hablando de reconocimientos, Monumento Militar que está también nos ganamos el Pre- en la 65 de Infantería, el más

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1997-1998 Juan Bauzá

grande fuera del Parque Nacional y el Cementerio Nacional y que pesa 5 toneladas y representa al soldado boricua. La Cámara de Comercio demostró su apoyo y reconocimiento a los soldados puertorriqueños de las diferentes ramas de las fuerzas armadas. En cuanto a la Cámara de Comercio como Institución quiero resaltar la valiosa gestión del personal administrativo y el Sr. Edgardo Bigas por su labor para que las cosas sucedieran con éxito. Por eso recuerdo que me reunía con el personal

periódicamente, que les regalé una tacita a todos y que venía todos los días medio día. Finalmente, pero no menos importante, dejamos un legado a través del Libro: Estrategias para el Desarrollo: Competitividad, Productividad y Eficiencia; que en menos de 6 meses fue vendido en su totalidad. Presidir la CCPR fue extraordinario y me alegra visitarla, aún tiempo después de mi presidencia, seguir trabajando en diversos proyectos y sentirla todavía como mi casa.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1998-1999 LCDO.

ANÍBAL IRIZARRY F “...esta breve memoria de mi presidencia estaría incompleta sin este buen recuerdo y reconocimiento al Ingeniero Cecil Macgregor por los años que dedicó a la CCPR y las excelentes aportaciones que hizo desde los comités que presidió y las muchas actividades de que fue líder.”

ui electo en la Convención de 1998 para presidir la Cámara de Comercio de Puerto Rico durante el año 1999-2000, lo que para mi tenía un significado importante porque mi incumbencia habría de coincidir con el tránsito de la CCPR hacia el Nuevo Milenio. Sin embargo, no pudo ser así porque el Presidente en funciones para el 1998-1999, Sr. William Noel Tirado, renunció inesperadamente horas antes de su juramentación y me correspondió asumir la presidencia en propiedad un año antes del término para el cual había sido realmente electo.

Esa situación extraordinaria y novel hasta ese momento en la CCPR, me privó de cumplir el término reglamentario de Presidente Electo, que sirve de eslabón entre

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1998-1999 Lcdo. Aníbal Irizarry

un Presidente y otro y, que es esencial para elaborar el Plan de Desarrollo Estratégico que uno desea que se lleve cabo en su incumbencia. Me guié entonces por el Plan que había elaborado el Sr. Tirado con el personal ejecutivo de la Cámara, pero con un enfoque flexible que permitió adaptarlo sobre la marcha a nuestras propuestas, al desarrollo de la Institución y a los asuntos y decisiones gubernamentales que podían afectar a nuestros socios.

Nunca olvido que llegue a la presidencia con el compromiso de fomentar y ampliar la participación de las empresarias en la CCPR, no en forma nominal u honoraria y sí sobre bases de igualdad. De ese compromiso nació la Red de Mujeres Empresarias y Mujeres Profesionales de la Cámara, que desde su creación ha sido presidida por mujeres talentosas, dinámicas y honorables. Todavía hoy, me siento muy orgulloso de haber ayudado a la creación de la Red de Mujeres Empresarias durante Desde mi presidencia hice el mi tiempo como Presidente. esfuerzo de convencer a la Junta de Directores de que la Otro de mis logros más imfundación de la Cámara de Co- portantes fue la enmienda de mercio data del 1909 y no del los Estatutos de la Cámara 1913 como se ha sostenido has- para darle un puesto con voz y ta ahora. Así se colige del ar- voto en la Junta de Directores chivo histórico de la Institución de la CCPR al Presidente del el cual incluye minutas de dos Comité de Jóvenes Empresaorganizaciones, con nuestra rios. De esa forma se afirmó misma visión y misión de libre la importancia de los jóvenes empresa, existiendo en Puerto Rico empresarios para enriquecer la del 1909 al 1913 bajo el liderato Institución con las ideas y ende Don Sosthenes Bens, quien foques modernos y dinámicos precisamente pasa a ser el pri- que siempre acompañan a la mer Presidente de la Cámara juventud y, al mismo tiempo, se de Comercio de Puerto Rico en abrió una nueva ventana para 1913. Aunque en aquel mo- el desarrollo de nuevos líderes mento no se dio más relevancia empresariales que son los que al asunto, sigo convencido que con el transcurso del tiempo tola CCPR es ya una institución man el relevo en la defensa de centenaria de servicio continuo los principios de libre empresa al sector empresarial. en el País y aseguran la conti-

nuidad de la CCPR. Pero no nos detuvimos en los jóvenes empresarios que ya eran miembros de la Cámara. Dimos un paso más, y también creamos los Capítulos Universitarios, que ya están dando muestra de una gran pujanza y son una incubadora de nuevos socios y de futuros líderes empresariales. Además, en el año 1998-1999, se adoptaron otras enmiendas a los Estatutos de la Cámara para agilizar, modernizar y hacer más eficaz los procesos internos, la organización y las operaciones de la Institución. También se modificó el Código de Votación para la elección de oficiales sustituyendo el obsoleto sistema manual de votación y contabilización de votos por un sistema mecanizado eficiente y confiable. Aprobamos un reglamento para el funcionamiento interno de la Junta de Directores y otro para los comités. Todos esos cambios sirvieron para aclarar la intención y alcance de algunas normas, actualizar otras e incorporar nuevas disposiciones que eran vitales para facilitar y agilizar los procesos de toma de decisiones y actividades de la Cámara en la antesala del Siglo XXI.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1998-1999 Lcdo. Aníbal Irizarry

Me cabe la satisfacción de haber redactado y puesto en vigor un protocolo para el tratamiento de los Ex-Presidentes en las actividades oficiales de la Cámara y en otros asuntos de interés para ellos. Fue algo novel que el Consejo de ExPresidentes recibió con mucho agrado y que aún recuerdan como una distinción especial por la entrega y servicio prestado a la Institución durante sus presidencias.

procesos y sistemas realmente ágiles, efectivos y rápidos para la concesión de los permisos y licencias requeridos por ley, algo que la CCPR ha planteado continuamente a las autoridades públicas por décadas.

En la esfera gubernamental dí prioridad a promover la aprobación de una Reforma Laboral, lo que se había comenzado a gestionar bajo la presidencia de Don Frank Unanue. Don Frank hizo una labor extraordinaria en esa dirección. Yo había tenido el honor de colaborar estrechamente con él, porque durante su año como Presidente de la CCPR presidí su Comité de Asuntos Laborales. Por otro lado, siguiendo el camino pautado por los Presidentes anteriores, continuamos promoviendo la derogación de distintas leyes y reglamentos ya obsoletos que se habían convertido en obstáculos para el crecimiento económico y social del País. Asimismo, realizamos innumerables gestiones para que las agencias públicas adoptaran

En el ámbito cultural buscamos el apoyo concertado de la comunidad empresarial para que se concediera a Don Enrique Laguerre el Premio Nobel de Literatura.

Dimos énfasis al tema del comercio exterior y a las relaciones con otras cámaras de comercio afiliadas en la Florida, así como con las Asociaciones Afiliadas en Puerto Rico.

Durante mi presidencia se completaron las obras de mejoras, ampliación y modernización de la sede la Cámara, cuyo diseño y plan edificación se había realizado bajo la presidencia del compañero Juan Bauzá. Por lo que, como Presidente siguiente, tuve la responsabilidad de velar por la continuación de los trabajos y se me dio la distinción de inaugurarlas. El huracán Georges azotó la Isla poco después de mi juramentación, ocasionando serios daños y pérdidas en el País. Nos pre-

ocupamos mucho por la situación de nuestros asociados y con el personal de la Cámara y otros socios, organizamos un banco de teléfonos para levantar un censo de los problemas y necesidades que confrontaban y darles alguna orientación o consejo, en la medida de lo posible. Era la primera vez que la Cámara llevaba a cabo una actividad como esa y todos los socios con los que nos comunicamos se sintieron muy complacidos por el interés de servirle y darle apoyo en esos momentos. Además, tomamos la iniciativa de ofrecer nuestras instalaciones a la Cruz Roja Americana para un centro de donación de sangre. Por distintos medios invitamos a nuestros socios, y a los comerciantes, residentes y personas que trabajaban en del Viejo San Juan para donar sangre, con resultados bien positivos. En el año de mi presidencia se aprobó una ley para celebrar las primarias de los partidos políticos en diciembre, lo que acarreaba la aplicación de la parte de la Ley Electoral que prohibe distribuir y vender bebidas alcohólicas el día de las votaciones. En una época como la de Navidad esa prohibición resultaba muy detrimental para

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1998-1999 Lcdo. Aníbal Irizarry

los hoteles, restaurantes y centros de entretenimiento y les hubiese acarreado una merma importante de ventas e ingresos. Nos movimos sin dilación y logramos una modificación a la veda de bebidas alcohólicas que favoreció a nuestros asociados sin menoscabar del interés público de que las primarias se llevaran a cabo con orden y paz. De hecho, aunque ese año no logramos convencer al Gobierno para que no se celebraran las primarias en diciembre, seguimos llevando el mensaje de que en la época navideña no se debe celebrar ningún evento electoral porque se lesiona el ambiente de reconciliación, unidad y paz que tanto busca nuestro pueblo. Creemos que nuestros argumentos junto a los de otros sectores del País, finalmente tuvieron algún peso en el liderato político porque tiempo más tarde se enmendó la ley para mover la fecha de las primarias a otro mes. Siendo Presidente de la Cámara hice el esfuerzo de lograr un consenso entre las posiciones y objetivos del sector empresarial y las de los líderes sindicales, que en algunos temas parecían insuperables. Promovimos mesas redondas multisectoriales para tratar de conciliar esas diferencias y aunque no se lograron grandes avances, creo que cada

sector se nutrió de las experiencias y el conocimiento del otro y que quedo esa puerta entreabierta para reactivar el dialogo.

taría incompleta sin este buen recuerdo y reconocimiento al Ingeniero Cecil Macgregor por los años que dedicó a la CCPR y las excelentes aportaciones que Mis satisfacciones como Presi- hizo desde los comités que presidente de la CCPR se pueden dió y las muchas actividades de contar desde el mismo momen- que fue líder. to que fui electo. La competencia de ese año fue una de las Quiero destacar que la presimás dinámicas y activas de los dencia de la CCPR también me últimos tres lustros. Mi opo- brindó la oportunidad y privinente en ese momento, el Ing. legio de compartir con empreCecil Macgregor (Q.E.P.D.), no sarios y empresarias de mucho era un contendiente fácil de su- talento, conocimiento y entuperar por su experiencia, largo siasmo. De algunos nutrí mi servicio a la CCPR y su buena conocimiento con nuevas ideas reputación como líder cívico. y formas de llevar nuestras luÉl realizó una campaña bien chas. De otros tomé un poco fundamentada y organizada, de su entusiasmo y fuerza para animada por el alto espíritu de afrontar los cambios casi consrespeto y civismo que siempre tantes de los escenarios en que le caracterizó; y cuando no fue se tienen que llevar los negofavorecido por sus pares, aceptó cios en nuestro País y de todos la decisión de la asamblea con me quedé con el anhelo de meese mismo sentido de civismo y jorar las condiciones de hacer gallardía, Más aún, de inmediato negocios en el País, porque la él y su esposa Dunia me estrecha- realidad es que sin empresarios ron sus manos con entusiasmo no hay empleo. y en adelante se convirtieron en grandes colaboradores de mi No puedo cerrar esta corta mepresidencia para asuntos bien moria sin mencionar el profeimportantes. Siempre recuer- sionalismo y excelente desemdo con un poco de nostalgia peño del personal de la CCPR, que en esa elección yo gane tan esencial para que la Institualgo más que la elección de ción cumpla efectiva y eficienPresidente de la CCPR, porque temente su misión en la sociea partir de esa campaña tuve en dad puertorriqueña en defensa mi oponente un extraordina- de la libre empresa. rio amigo. Por eso, esta breve memoria de mi presidencia es-

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1999-2000 CARMEN

ANA CULPEPER “Presidir la Cámara de Comercio de Puerto Rico es un compromiso voluntario de todos los días para el incumbente y requiere mucho sacrificio, no obstante es una experiencia inolvidable que para mi dejó muchas satisfacciones en el ámbito profesional y personal.”

R

ecordar como llegué a presidir la principal Institución multisectorial del País y el apoyo que tuve luego en mis gestiones y actividades, ciertamente me emociona y enorgullece. Mi labor en la Cámara de Comercio de Puerto Rico empezó bajo la incumbencia de Frank Unanue en el 1994, luego de mi estadía fuera de la Isla por nueve años. Como Tesorera y luego como Presidenta del Comité de Asuntos Federales, los otros Presidentes me permitieron

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1999-2000 Carmen Ana Culpeper

aportar mis ideas y trabajar como equipo en momentos de cambio. Presidir la Puerto Rico Telephone Company en el proceso de privatización y maximizar el valor de la compañía aún con la crisis huelgaria y los daños causados por el Huracán Georges, me dio la fortaleza para unir voluntades en un proceso de cambio. Eso mismo es lo que traté de hacer durante mi incumbencia como Presidenta de la CCPR en el año singular donde iniciamos un nuevo siglo y milenio (1999-2000).

propulsaría un desarrollo sostenible a nivel económico y social, con el fin de promover no sólo un mejor ambiente para los negocios sino una mejor calidad de vida para todos en Puerto Rico.

Con mi elección en una asamblea extraordinaria, se le daba la oportunidad por segunda vez a una mujer a ejercer la presidencia con integridad y dedicación. Pensando en Sosthenes Behn y su ejemplo a principios del siglo 20, la Cámara tenía que revaluar su misión y visión para el Siglo 21. Como Presidenta Electa me reuní con ex presidentes y otros directores en la confección de nuestro plan estratégico y se le dio prioridad a revisar la misión, visión y actividades de la Cámara de Comercio. Se enfatizo el que nuestra institución fuera la líder multisectorial y que

Durante mi incumbencia se hicieron muchos cambios y se desarrollaron nuevos programas, pues creo que en el cambio hay oportunidad de mejorar. Se desarrollaron nuevos seminarios que incluyeron temas como el procedimiento legislativo, el protocolo de las relaciones internacionales, la redacción de propuestas federales, las actividades de seguridad antes de un huracán entre otros. Durante el año se iniciaron 437 nuevos socios (totalizando más de 3,000 socios) y su participación en todas las actividades nos permitió dejar un superávit histórico de $282,000.

Con una Directiva comprometida, 70 comités de trabajo (de los cuales 17 eran de nueva creación) unos ex presidentes accesibles y cooperadores, y un personal de la Cámara incansable, nos dedicamos a impulsar nuestro plan estratégico con nuestra nueva misión y visión.

Para ello, obtuvimos fondos federales y estatales destinados a implementar nuevos proyectos comunitarios con el liderato de la Cámara. Entre ellos se implementó el Programa de Mentoría de Estudiantes, Borinquen Preciosa y la Primera Feria de Empleos en Plaza las Américas, con su banco de resumes. También conseguimos el auspicio empresarial de $50,000 que hoy permite expandir sobre la historia de la Cámara y sus ex presidentes. Se ofreció por primera vez un programa de retiro 401K para los socios y se desarrolló el primer programa de descuento a socios para ser implementado el próximo año. Iniciamos y fueron presentados a nuestra Legislatura seis proyectos legislativos, (incluyendo áreas de beneficios contributivos para los pequeños empresarios) con el Consejo de Asociaciones Afiliadas y conseguimos el apoyo de la Cámara Hispana de Estados Unidos en el cabildeo de proyectos a nivel federal (apoyo a la sección 30A del Código de Rentas Internas Federal). Nuestros nuevos comités iniciaron socios y desarrollaron nuevas alianzas con los

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1999-2000 Carmen Ana Culpeper

cónsules y los sectores educativos, religiosos, militares y laborales. Iniciamos cumbres de diálogo con dichos sectores que nos permitieron comparecer en programas radiales y televisivos donde estos sectores tenían acceso. Con el insumo de dichos grupos, redactamos un documento con nuestras recomendaciones de desarrollo económico y social para Puerto Rico. El mismo fue escrito y entregado en español y en inglés a los tres partidos políticos principales del País para enero del año 2000 y permitió que los candidatos a la Gobernación de ese año lo discutieran con profundidad en nuestra Convención durante nuestro Taller con el Gobierno. Dicho documento resumió los problemas económicos y sociales fundamentales del país y recomendó soluciones realistas después de haber recibido el insumo por vistas públicas y grupos focales de todos los sectores. Las medidas enfatizaban el rol del gobierno como facilitador, propulsaba las alianzas multisectoriales, incluyendo a las corporaciones con fines no pecuniarios, la responsabilidad empresarial

comunitaria y la transparencia en la comunicación entre los sectores. Este documento fue presentado también a la Fundación sobre la Paz Mundial en Washington, D.C.

página de Internet y lanzamos “Cámara en Acción” en un formato similar al de Caribbean Business, completamente a color. Duplicamos los programas radiales que organizábamos: un programa diurno y otro nocturno en dos estaciones radiales semanalmente. Como Presidenta pude expresar la posición de la Cámara de Comercio en una columna del periódico El Nuevo Día.

Por ser el primer año del nuevo milenio, ampliamos nuestros horizontes organizando un nuevo capítulo en el Norte de Florida (Orlando) con cerca de 900 socios y mejoramos nuestras relaciones con las Cámaras de Estados Unidos, Como parte de nuestros Republica Dominicana, Costa programas de participación Rica, Argentina y Barcelona. comunitaria nos unimos a las Noches de Galería donde Con una visión clara sobre la nuestros socios pudieron eximportancia del porvenir de poner sus obras en nuestra nuestros jóvenes, la Cámara cede en San Juan. El Proyecto auspicio un programa de becas Borinquen Preciosa logró ree inicio sobre 125 jóvenes en pintar varios edificios comerseis nuevos capítulos univer- ciales y restaurar monumentos sitarios en la Isla. También se como el de la 65 Infantería. le dio mayor apoderamiento a la mujer de negocios a través Nuestra Convención 2000 de la RED de Empresarias y vino a resumir nuestro posMujeres Profesionales. tulado de Visión, Innovación y Liderazgo. Se inicio con la Durante el 1999-2000 la Primera Cumbre de ContraCámara mejoró su comuni- tación para Pequeños Negocación con los socios y el pú- cios. El formato fue adaptado blico en general. Duplicó la a Puerto Rico, después de ser edición de Comercio y Pro- implementado por la Admiducción en forma bilingüe, nistración de Pequeños Negoamplió su participación en cios y la Cámara de Comercio todos los medios, rediseñó su en Estados Unidos. Luego, el

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


1999-2000 Carmen Ana Culpeper

foro de los tres candidatos a Gobernador fue culminado por la entrega de nuestros primeros premios ZENIT, los cuales fueron institucionalizados ese año utilizando un nuevo reglamento para la otorgación de los mismos. En ellos esperábamos reconocer la labor y el liderazgo de nuestra gente: los que van más allá de la excelencia, de quienes Puerto Rico depende para mejorar su calidad de vida y el de las futuras generaciones. Durante la Convención 2000 se les permitió a los socios votar por sus candidatos a la Directiva durante dos días en vez de uno. La mayor participación electoral de nuestros socios es fundamental para toda Institución.

Son cientos los detalles que se quedan sin mencionar, pero puedo decir que hubo mucha visión del futuro en nuestra Junta. Aún me sorprende cómo pudimos implementar nuestro plan estratégico y cuántos cambios fundamentales se promovieron; muchos todavía vigentes y que se discuten regularmente. En nuestras propuestas al Gobierno estaban muchas recomendaciones que aún son vigentes y otras que han sido implementadas. Nuestros Ex Presidentes continúan siendo una fuente de experiencia, sabiduría y liderazgo que es importante para el futuro de Puerto Rico. Su compromiso y dedicación con la Cámara de Comercio continuará siempre.

Presidir la Cámara de Comercio de Puerto Rico es un compromiso voluntario de todos los días para el incumbente y requiere mucho sacrificio, no obstante es una experiencia inolvidable que para mi dejó muchas satisfacciones en el ámbito profesional y personal. Le doy gracias a mi familia quienes me apoyaron en todo momento, pero sin la ayuda de Dios no hubiésemos logrado nada.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2000-2001 CPA LUIS

TORRES LLOMPART

E

ntré a la presidencia de la Cámara de Comercio

“Lo que Puerto Rico necesita es tener el deseo de hacer las cosas, porque la capacidad del puertorriqueño es extraordinaria.”

de Puerto Rico (2000-2001), después de haber sido presidente del Colegio de Contadores

Públicos Autorizados de Puerto Rico en el año 19961997. Fue entonces que comenzó el movimiento de muchos ex presidentes de la Cámara que decían que yo tenía que asumir la presidencia de la Institución por el buen trabajo que había realizado en el Colegio de CPA. Obviamente, eran instituciones diferentes, una profesional, la otra empresarial, pero así fue que comenzó.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2000-2001 CPA Luis Torres Llompart

Así que después de consultarlo y pedir el respaldo a mi familia y a mi socio, decidí aceptar el reto. Asumí la presidencia de esta insigne organización con el firme propósito de ofrecer lo mejor de mí para que se continuaran los grandes logros que por años había obtenido la Institución. Una de las primeras cosas que hice cuando salí electo fue leer la Memoria de los Ex presidentes. Yo creo que es un documento extraordinario, porque uno debe documentarse y prepararse conociendo lo que ya hicieron estos empresarios de alto calibre. Otra de las cosas que hice, una vez electo, es que en enero del 2000, antes de tomar la presidencia, tomé una sabática de mi oficina para dedicarme a escribir el Plan de Trabajo de la Cámara de Comercio de Puerto Rico. Considero que tú no puedes esperar llegar a una presidencia para ver qué vas a realizar. Así que escribimos y desarrollamos un Plan de Trabajo en cada área de desarrollo socioeconómico que trabaja la Cámara de Comercio de Puerto Rico como la manufactura, agricultura, turismo, educación, comercio internacional, infraestructura, cinematografía (vez primera), ciencia y tecnología, y social,

entre otros. Luego, identifiqué quiénes entendía que serían los presidentes y vicepresidentes de los comités. Les entregué mis escritos para que los criticaran según su área de especialización. De ahí se formó lo que fue el Plan de Trabajo; luego de celebrar reuniones por 4 meses en el Colegio de CPA, donde iban todos los que serían presidentes y vicepresidentes de los comités. Esto quiere decir que al otro día de salir del Hotel El Conquistador donde tomé posesión, cada comité sabía qué era lo que tenía que realizar específicamente.

las ideologías. Una de las cosas que hacen el éxito de una presidencia o una empresa no es uno, es el equipo de trabajo, delegar y confiar en tu equipo de trabajo. Creo que la fórmula brindó excelentes resultados. Cuando asumí la presidencia de la Cámara de Comercio de Puerto Rico ratifiqué el compromiso de ayudar a nuestros conciudadanos y a nuestro Puerto Rico. Hice un llamado a asumir la lucha que nos aseguraría un lugar prominente para nuestra Institución y Puerto Rico en el ordenamiento económico que proyectaba el Siglo XXI. Mi presidencia se destacó, mayormente en siete áreas principales para el desarrollo económico y una mejor calidad de vida para nuestro pueblo. Estas fueron: fortalecimiento de nuestra competitividad internacional, estrategia de desarrollo económico integral, apoyo a nuestros pequeños y medianos empresarios, consolidación de comunicaciones efectivas, acción legislativa proactiva, desarrollo de una nueva generación empresarial y un mejor servicio para nuestros socios.

Me rodeé de excelentes líderes, ya probados, con compromiso de trabajar duro e intensamente, y acostumbrados a la acción y obtener resultados. De hecho, recuerdo que en esa época se presentó y discutió el Plan de Trabajo. Por ser período de la campaña política para las Elecciones Generales en Puerto Rico, varios periodistas comentaron que el Plan era mejor que las plataformas de los partidos políticos. A esto reaccioné diciendo que yo tenía la crema y nata de los líderes de Puerto Rico, porque no importa de cuál partido político eran, me En mi incumbencia, a mi meayudaron a trabajarlo y eran los jor recuerdo, fue que por primejores pensadores de todas mera vez se creó el Comité de

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2000-2001 CPA Luis Torres Llompart

Legislación, que todavía existe, donde se desarrollaron sobre once proyectos que se sometieron a la Legislatura. Entiendo que el futuro de Puerto Rico está en la exportación, tanto a los Estados Unidos como a otros mercados. Así que en Estados Unidos trabajamos con la Cámara de Comercio Hispana de los Estados Unidos y con la Cámara de los Estados Unidos. Inclusive, fue la primera vez que se llevó una delegación de cerca de 100 empresarios a la Convención de la Cámara de Comercio Hispana de los Estados Unidos. De hecho, esto fue el comienzo de lo que resultó en que se consiguiera celebrar en la Isla, la Convención de la Cámara de Comercio Hispana de los Estados Unidos en el año 2007, la cual tuve el honor de presidir, resultando ser la primera gran convención empresarial en el nuevo Centro de Convenciones. Dicha convención nacional ha sido considerada entre las primeras dos de mayor éxito en veintiocho años de la Institución de los Estados Unidos. Respecto a Latinoamérica, hicimos misiones comerciales a República Dominicana y Costa Rica. En adición reci-

bimos y colaboramos conjuntamente con Uruguay, México, Panamá y otros países, todas tuvieron resultados. Como parte de estos esfuerzos, es que quise convertir la Convención Anual en una a nivel internacional invitando a empresarios y dignatarios de los países latinoamericanos y del Caribe. Recuerdo que me dijeron que si “estaba loco” porque vendrían presidentes de varios países lo que quería decir que tenía que estar envuelto el Gobierno Federal y la seguridad; pero lo hicimos y fue todo un éxito. Asistió el presidente de la República Dominicana, Hon.Hipólito Mejía, el vicepresidente de Panamá, entre otros, y por primera vez se llenó el Hotel Conquistador y demás hoteles a su alrededor. Fue un gran evento que nos dio una gran exposición internacional. En esta Convención Internacional, la gobernadora Sila Calderón, hizo un compromiso con el Presidente de la República Dominicana, en donde parte de los eventos que ocurrieron subsiguientemente -con la relación comercial entre República Dominicana y Puerto Ricosurgieron de las gestiones de los viajes que se hicieron anteriormente y que concluyeron con la Convención.

Puedo decir que Cuba era uno de mis proyectos futuristas. Creé un comité para trabajar con la isla hermana. Llevamos a cabo reuniones individuales con el gobernador de Puerto Rico, Hon. Pedro Roselló González, con el Departamento de Estado Federal, con el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, con el oficial/representante de Cuba que está en la Embajada de Suiza y con la Cámara de Comercio de los Estados Unidos; todas las reuniones fueron realizadas en Washington, D.C. Lamentablemente un año no dio para completar el proyecto, pero hicimos un movimiento y la idea principal era preparar a Puerto Rico hacia el futuro, no era realizar comercio en ese momento. Ahora, en el año 2009, se creó una Comisión en la Cámara de Representantes, entre otras gestiones, para trabajar con Cuba, y como dato curioso, mi esposa Lizy a veces se ríe y dice “mira lo que tú dijiste hace 9 años, ahora es que Puerto Rico lo está haciendo”. Realizamos una misión empresarial a Europa. Escogimos Francia (París) porque es una de las primeras economías del mundo. Las reuniones fueron con empresarios y ejecutivos del más alto nivel. Preparamos

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2000-2001 CPA Luis Torres Llompart

un CD-Rom en francés con información de Puerto Rico, aparte de salir un reportaje de Puerto Rico en una revista importante de París. Logramos que la Cámara de Comercio e Industrias de París ofrecieran colocar la información del CD-Rom en su página de Internet (Web) para que cuando se accediera a dicho portal, la información de Puerto Rico estuviera disponible. Igualmente la Embajada de los Estados Unidos en París ofreció colocar el “link” en su página (Web). Se discutió la posibilidad de que toda controversia entre empresas europeas y empresas de América se dilucidaran en Puerto Rico. Hoy esa actividad se realiza en Miami. No obstante, varias empresas e inversionistas que subsiguientemente realizaron proyectos en Puerto Rico surgieron como resultado de esa gestión. Recuerdo también que se escogió un proyecto de índole social, la Alianza Pro Reintegración Social del Ex Convicto. En este proyecto, la Asociación de Contratistas Generales de Puerto Rico, la Asociación de Agricultores, el Departamento de Agricultura, el Departamento del Trabajo y la Administración de Corrección, liderados por la

Cámara de Comercio, lograron comenzar a transformar la visión que se tenía sobre el reclutamiento del ex convicto. Fue que por primera vez se logró colocar a varios ex convictos en distintos empleos. Además, proveímos a convictos las oportunidad de exponer sus artesanías y manualidades en la Expo Cámara en Plaza las Américas y Plaza Carolina, con el auspicio de los socios de nuestra Institución. También se planificó una actividad cumbre de exhibición en la Plaza de Armas del Municipio de San Juan. Fue un proyecto sumamente interesante y muy bonito. Al presente, personas que están en las cárceles exhiben artesanías en ferias antes eso no existía. También apoyamos al Comité Olímpico en la primera gestión histórica de “Adopte un Atleta”, proyecto de relevancia para los atletas puertorriqueños de alto rendimiento. Así también se reconoció al soldado puertorriqueño mediante la construcción del Monumento del Soldado del Regimiento 65th Infantería. Por otro lado, cabe señalar que, con las Cámaras de Comercio del Sur de Puerto Rico y con la del Oeste fortalecimos nuestra excelente relación y afianza-

mos lazos de amistad. Logramos la firma de un “Acuerdo de Colaboración” con ambas Cámaras, con el fin de extender a sus socios, como Socios Suplementarios de la Cámara de Comercio, la oportunidad de recibir y participar activamente en nuestras publicaciones, seminarios y otros servicios. Revivimos la creación del Centro de Resoluciones y Controversias. Consecuentemente también apoyamos a nuestros pequeños y medianos empresarios con los primeros Ciclos de Seminarios en y fuera del Área Metropolitana y se ofreció orientación sobre el programa federal “Small Business Innovation Research” (SBIR), prácticamente desconocido en ese momento. Si hablamos de comunicaciones con los medios, fue tal nuestro compromiso de consolidar esfuerzos de comunicación efectiva que ampliamos nuestra cobertura radial a dos programas semanales. De igual manera, duplicamos la cobertura radial, televisiva y de prensa escrita, tanto local como internacional. En ese año participamos en muchas entrevistas, varias semanales, para la prensa escrita no sólo en la Isla, sino de Estados Unidos y Europa, esto

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2000-2001 CPA Luis Torres Llompart

por la acción, lo efectivo y Institución e hicimos historia miro atrás y evalúo todo lo resultados de los proyectos. con una retención del 89%. acontecido me doy cuenta que verdaderamente fue un año En el campo de las relaciones La Cámara de Comercio de muy intenso pero de gran satiscon la juventud en Puerto Rico, Puerto Rico es un ente vital en facción y orgullo. El logro fue colaboramos con las universi- el desarrollo socio-económico de todos, el equipo de empresadades en la creación de nuevos de Puerto Rico. Lo que Puerto rios con compromiso de hacer, currículos universitarios y ade- Rico necesita es tener el deseo y el personal de la Institución, más, iniciamos seis capítulos de hacer las cosas, porque la todos siempre listos a respaldar universitarios a través de toda capacidad del puertorriqueño es los proyectos delineados en el la Isla. Cabe añadir que en ese extraordinaria. Presidir una Plan de Trabajo. año se sobrepasó la cifra de los Institución como ésta repre2,000 Socios para nuestra senta un reto, pero cuando

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


Memorias de los Expresidentes de la Cรกmara de Comercio de Puerto Rico


2001 RICHARD

D’COSTA “Si tú no eres una persona con una mentalidad amplia no puedes presidir organizaciones de esta naturaleza. Puedes tener tus creencias y eso no te hace ni malo ni bueno, lo fundamental es cómo sirves al pueblo.”

A

ntes de mis comienzos en la Cámara, la misma representaba para mí la Institución de mayor pujanza y acceso a empresarios y pro-

fesionales. Siendo yo un empresario con negocio pequeño, pensaba que éste era un buen lugar para promover mis servicios. Es de esta manera que decido hacerme socio de la organización junto a mi esposa y decidimos participar de la Convención como exhibidor para el año 1980 al 1981.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2001 Richard D’Costa

Nosotros como psicólogos diseñamos el primer modelo de decisión de carrera para jóvenes en la Isla. En aquel entonces -como hoy día- era un problema serio. En dicha Convención comenzamos a ofrecer nuestros servicios de “career counseling”, propulsando desde ese momento que empresas se nos acercaran para pedirnos consejería para empleados y programas de servicios, lo que nos diversificó el producto. Desde ese momento empezamos a conocer empresarios y a involucrarnos en las actividades de la Cámara, especialmente en el Comité de Nuevos Socios. Tuve un fructífero comienzo en la organización al punto de que pertenecí al Comité Ejecutivo y a la Junta. Puedo recordar que mi campaña rumbo hacia las elecciones de la CCPR también coincidió con las elecciones generales. Ese año fueron las elecciones más dramáticas, de mayor participación y lucha en la historia de la Institución. Votaron 525 socios y yo fui el seleccionado por 25 votos. No ha habido -ni antes ni después- unas elecciones que hayan atraído a tantos electores a votar en la Cámara como las de ese año. Cabe señalar que anteriormente formé

parte de cuatro comités bajo la incumbencia del Hon. Pedro Rosselló, pero yo no trabajo para colores, siempre he ayudado a los gobernantes y a toda persona que me solicite. A mi toma de posesión, vino el Honorable Hipólito Mejía, presidente de la República Dominicana. Siendo ésta la primera vez que un presidente de una República asistía a dicha ceremonia. A Mejía yo lo conocí personalmente en la Isla cuando él se encontraba haciendo campaña. Esto cuando yo era Vicepresidente de la Cámara bajo la incumbencia de la Srta. Carmen Ana Culpeper. Recuerdo que tuvimos un desayuno al cual invité a la Srta. Culpeper, en el “penthouse” de un amigo y graciosamente el Presidente me dijo: “cuando tú ganes las elecciones aquí, que yo las voy a ganar allá, voy a venir con la ñoña ésta a Puerto Rico (refiriéndose a la bandana presidencial) para estar contigo en tu toma de posesión”. Mejía ganó primero, porque las elecciones en la República Dominicana se llevaron a cabo antes que las de la CCPR y tuve el honor de ser su invitado personal. Una vez allí, y habiendo pasado un año de aquel desayuno en el Condado, él me confirmó que

asistiría a mi toma de posesión. Entre las cosas que logré durante mi corta pero fructífera presidencia de siete meses fue crear la Fundación de la Institución. Me reuní en la Florida en el United States Chamber of Commerce con los encargados del United States Foundation of the Chamber of Commerce y allí me dieron todos los documentos para crear la fundación. Porque entidades como la CCPR deben tener una fundación para recibir fondos externos y así realizar actividades que no mezclen las operaciones de la Institución con los servicios comunitarios. Para este proyecto localicé a una especialista en fondos federales Carmen Martí, quien es graduada en búsqueda y política de estrategia para conseguir e implantar los fondos federales. La misma se encargaba de escribir el formato y crear la estructura de esta Fundación. Recientemente el Lcdo. José Julián Álvarez Maldonado durante su presidencia, rescató el proyecto, enmendándolo y volviéndolo a registrar. En segundo lugar logré crear una oficina de recursos externos de la CCPR como la tienen todas las universidades

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2001 Richard D’Costa

y entidades. Necesitábamos a una persona que todos los días buscara los fondos disponibles para competir y escribir propuestas a nombre de esta Institución. Para no depender exclusivamente de la cuota de la membresía, sino que también nos insertáramos como las grandes instituciones americanas lo hacen en la búsqueda de fondos y proyectos que podrían ser en beneficio de nuestros asociados. Pero que a la vez, nos ayude a tener recursos por nuestro propio trabajo. Por otro lado, también originé el censo empresarial con la Administración de Derecho al Trabajo y el Departamento del Trabajo. Esto consistía en hacer un censo a las empresas de Puerto Rico, para saber sus necesidades, lo que necesitaban esos empresarios para poder salir hacia delante y poder canalizar la técnica y dinero para levantarlos. Esto porque yo sabía que los empresarios no iban a buscar la ayuda y, si ellos no venían, había que llegar a los mismos de alguna manera. Yo estaba buscando un censo puerta a puerta, con empresarios voluntarios de la Cámara hablando de tú a tú con ese socio y hasta a algunos se les po-

día pagar por su tiempo porque el dinero lo proveían los fondos federales. Esta idea yo la extrapolé del Fondo de Excelencia Magisterial que aquí se pudo haber llamado el Fondo de Excelencia Empresarial. De la misma manera yo escribí las propuestas de las primeras ferias de empleo que organizó la Institución bajo la gobernación de la Hon. Sila M. Calderón, las cuales se estuvieron realizando por un periodo de cinco o seis años. Fueron las ferias de empleo más exitosas que ha habido en la Isla, porque aglutinaron el mayor número de patronos y de oportunidad de empleo para los puertorriqueños. Recuerdo que la primera se realizó después del huracán Georges, que ha sido la feria de empleo más grande del País y se celebró en el Rubén Rodríguez. Más de cien mil personas circularon por allí buscando oportunidades de trabajo. Bajo la presidencia de la Sra. Culpeper yo pertenecía a la Junta del Comité de “School to Work” y me motivé para escribir un proyecto modelo. Queríamos ofrecer en un verano experiencias de trabajo a jóve-

nes, ayudándolos a entender lo que era el empresarismo, resultando ser una experiencia bien bonita para mí. Otra de mis iniciativas fue crear el Consejo de las Grandes Ciudades de Puerto Rico en la CCPR. El objetivo era que en este foro se agruparan todos los municipios e intercambiaran impresiones o información con los líderes empresarios sobre qué querían y qué necesitaban. Al mismo tiempo esto daba paso para que empresarios y gobierno municipal se conocieran, porque al municipio le interesa atraer al empresario. Entonces fue que se firmó el acuerdo para aglutinar a los alcaldes de las grandes ciudades de Puerto Rico en la Cámara de Comercio: San Juan, Trujillo Alto, Ponce, Caguas, Guaynabo y Bayamón. Sólo se reunieron una vez en el Congreso de las Grandes Ciudades en el Condado Plaza donde se aglutinaron como 600 personas. Los representantes de los municipios ofrecieron conferencias sobre temas de interés para los empresarios como: el CRIM, la colección de fondos, las patentes, el uso de territorio, desperdicios sólidos entre otros. El futuro de

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2001 Richard D’Costa

los municipios es trascendental en la gobernación de Puerto Rico, cómo estos iban a crecer y a tener mayor autonomía. Era vital que la Institución no dejara que sus relaciones fueran exclusivas para el gobierno central y que comenzara a relacionarse directamente con los líderes municipales. De modo que se fuera estableciendo un vínculo donde se pudieran negociar temas de interés para ambas partes.

tenías que ser empresario. El Tercer Sector no era elegible para pertenecer a la matrícula, es entonces que se creó un consejo para que de alguna manera las mismas tuviesen participación dentro de la Cámara. De hecho, ahí es que yo conozco a Wilfredo Estrada quien presidía el Consejo de Biblias de Puerto Rico, atrayendo un montón de líderes destacados de la comunidad de fe y de los grupos de entidades sin fines de lucro. Siempre vi a la Cámara como un ente aglutinador, no tan sólo del empresarismo sino de todos los demás sectores de Puerto Rico, ofreciéndole a la Institución una visión más amplia (sin cambiar su misión) pero escuchando los diversos sectores.

De otro lado, entendía que los grupos de base comunitaria y de fe debían tener un foro al cual acudir para ser escuchados y ayudarlos en la medida que fuera posible. Por eso originé el Consejo de las Asociaciones Afiliadas sin Fines de Lucro. La Institución dentro de su reglamento exigía que para Por mi parte he ayudado a caupertenecer a la organización sas y gobernantes que me ha

seleccionado para ayudarlos en una misión o aspecto institucional, porque primero está el pueblo. Si tú no eres una persona con una mentalidad amplia no puedes presidir organizaciones de esta naturaleza. Puedes tener tus creencias y eso no te hace ni malo ni bueno, lo fundamental es cómo sirves al pueblo. No pude completar mi año por causas ajenas a mi voluntad, pero estoy complacido con lo que pude iniciar o lograr durante mi incumbencia en tan importante organización para el futuro social y económico de Puerto Rico. De hecho he seguido colaborando, principalmente, desde el Consejo de Ex- presidentes de la CCPR.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2002-2003 JOSÉ

JOAQUÍN VILLAMIL “...las organizaciones como la Cámara de Comercio de Puerto Rico tienen una particular responsabilidad de comportarse como se comportan las empresas privadas en cuanto a la búsqueda de eficiencia y de proveer valor añadido a sus dueños que, en este caso, son sus miembros.”

M

i presidencia la asumí de una manera no-tradicional ya que el presidente que me antecedió renunció al cargo; ocupando yo el puesto

en enero de ese mismo año; o sea, seis (6) meses antes. Rápidamente me percato que la Cámara de Comercio de Puerto Rico había acumulado un déficit presupuestario que sobrepasaba los 500 mil dólares. Entonces nos dimos a la tarea de redimensionar las finanzas y cerramos con un presupuesto balanceado. Posiblemente el objetivo principal que me motivó fue el poner en marcha medidas

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2002-2003 José Joaquín Villamil

que evitaran una repetición de Atilano Cordero y al hoy golo acontecido. bernador de Puerto Rico, Hon. Luis Fortuño; quien al declarar Se redujo el personal y los con- su candidatura al puesto de Cotratos, nombré un Comité Es- misionado Residente renunció. pecial de la Junta Directiva Participó activamente mientras compuesto de un ex presidente fue parte del grupo. Manuel Garrido (QEPD); una CPA y otro miembro de la Junta La Comisión produjo un inDirectiva que evaluaron todas forme luego de una serie de las cuentas de la CCPR e hicie- reuniones y encuentros con líron un informe a la Junta Di- deres sindicales y empresariales rectiva que sirvió para mejorar que fueron vitales. El informe los procesos. Se había creado sentó las bases para esfuerzos una Fundación de la Cámara posteriores como el Puerto de Comercio cuyo reglamen- Rico 2025, los trabajos de la to interno no cumplía con los Coalición y la Alianza para el requisitos mínimos de trans- Desarrollo. Fue una iniciatiparencia y de garantías siendo va de la cual me siento muy ésta en su diseño controlada satisfecho. por la Junta de Directiva de la propia Cámara. Por tal razón se Por otro lado, en el exterior, inactivó dicha Fundación y se tuvimos representación instidisolvió su Junta de Directiva. tucional en la Asamblea Anual de la “New York State Federation of Durante mi presidencia, quizás Hispanic Chambers of Commerce”, por mi trasfondo como econo- celebrada en esa misma ciudad. mista, le dimos importancia al Allí, delegados de la Cámara tema de cómo insertar a la or- de Comercio de Puerto Rico, ganización en el debate de polí- conocieron a distinguidas pertica pública y, se creó la Comi- sonalidades del sector público sión sobre el Futuro Económico y los negocios. Entre ellos el de Puerto Rico. Para esto, in- alcalde de dicha ciudad, el Sr. vité a la Asociación de Indus- Michael Bloomberg, el gobertriales presidida por Manolo nador George Pataki y el ex Cidre y a muy distinguidas per- alcalde Rudolph Guliani. Los sonalidades del mundo de los delegados de nuestra Institunegocios como, el Lcdo. Héctor ción discutieron asuntos sobre Reichard, Bartolomé Gamundi, Nueva York y Puerto Rico sobre

cómo se podían acercar ambos lugares desde el punto de vista de desarrollo económico y social. Además, la Cámara participó, junto a la Gobernadora de Puerto Rico, de la firma del Primer Acuerdo Multisectorial con la República Dominicana. Éste fue el primer Plan Estratégico de Comercio Exterior para la Isla. La Cámara de Comercio de Puerto Rico creó el Consejo Asesor para el Desarrollo de las Ciudades de Puerto Rico, cuyo propósito era trabajar con los alcaldes de las ciudades que integraban el Consejo para desarrollar y poner en marcha programas y proyectos de desarrollo económico. Creamos una Alianza con el Departamento del Trabajo del Estado Libre Asociado de Puerto Rico y sus agencias adscritas. Mediante esta Alianza, celebramos Ferias de Empleo en los pueblos de Carolina, Ponce, Mayagüez y Bayamón. Estos esfuerzos combinaron recursos del Gobierno y el sector privado para crear sobre dos mil empleos en dichos pueblos. Aparte de eso mi año fue uno de reposicionar la Institución en términos de imagen pública. El esfuerzo estuvo dirigido a reforzar las relaciones con

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2002-2003 José Joaquín Villamil

las organizaciones hermanas. Otra de las cosas que se hizo fue integrar a la Asociación de Industriales y la de Economistas en el taller Anual de Perspectivas Económicas, que antes cada una hacía independientemente. Entendí que era imprescindible que el sector privado hablara con una sola voz y estableciera sus posiciones en consenso. Eso no fue fácil y tomó tiempo. Pero vemos hoy los resultados en iniciativas como la Coalición del Sector Privado.

Puedo decir que mi año y medio fue de reposición y de establecer las bases para que la Cámara tuviera un papel distinto al que había llevado a cabo en los años anteriores.

Además, la auditoría Interna fue un logro, así como un cambio al reglamento de la organización. Recuerdo que quizás el proceso que más llamó la atención fue que Walmart compró (en ese año) a los Supermercados Amigo desatando una controversia muy grande. En dicha polémica la Cámara navegó Además de tratar de darle a la muy cuidadosamente con objeCámara una posición un poco tividad y mucha apertura hacia distinta en términos de su rol en ambas partes. el debate público, puse un esfuerzo importante en que la se- Le dimos mucha importancia lección del próximo Presidente al tema de los Capítulos Unifuera una que representara una versitarios y tuvimos varias accontinuidad en los trabajos de tividades con ellos. Inclusive la institución y que fortalecie- uno de los líderes es hoy uno ra la imagen de la misma. Salió de los asesores en Fortaleza, lo electo Héctor Mayol a quien le cual hace sentir a uno que estos tengo mucho respeto profesional capítulos son una contribución y afecto personal. importante a la comunidad.

Tuve dos convenciones, en la primera los planes estaban encaminados pero se adecuaron a la realidad económica de la Cámara de Comercio de Puerto Rico. Para la segunda tuvimos la suerte de invitar a un gran economista, el Dr. Stephen A. Marglin, quien vino a Puerto Rico y habló sobre Reforma Contributiva y la visión a largo plazo de la economía del País. Algo que quise lograr era darle a la Cámara de Comercio de Puerto Rico una mayor austeridad en los procesos administrativos y por eso se redujeron los gastos, viajes y las Convenciones fueron más austeras. Ambas resultaron ser productivas y buenas. Siempre pensé que las organizaciones como la Cámara de Comercio de Puerto Rico tienen una particular responsabilidad de comportarse como se comportan las empresas privadas en cuanto a la búsqueda de eficiencia y de proveer valor añadido a sus dueños que, en este caso, son sus miembros.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


Memorias de los Expresidentes de la Cรกmara de Comercio de Puerto Rico


2003-2004 HÉCTOR

MAYOL

Y

“...considero que no necesao conocí la Cámara de Comercio de Puerto Rico riamente se nace empresadesde muy joven. Mi padre estuvo muy activo en rio sino que se desarrolla y, la Institución durante su vida profesional, organinuestra organización tiene un zó convenciones y, durante los años 60 y 70 siempre, se papel importante.” mantuvo Involucrado en la Junta Directiva. Podría decir que lo que me trajo a la CÁMARA DE COMERCIO DE PUERTO RICO fue básicamente por herencia. Cuando comencé mi vida profesional al principio de los años 80, trabajé para una firma estadounidense, First Boston Corporation. Para el año 1981 ó 1982, me hice

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2003-2004 Héctor Mayol

socio de la Cámara de Comercio de Puerto Rico. Fui partícipe de actividades y convenciones, sobre todo bien activo en aquellas que se vinculaban al Taller Foro de la Empresa Privada con el Gobierno. Dirigí varios paneles sobre banca y comercio, ya que mi trasfondo es la banca e inversiones. Varios años después siendo presidente el Sr. Héctor Reichard, me nombró para fines de los 90 a la Junta como Delegado Especial del Presidente. Al año siguiente asume la presidencia el Sr. Juan R. Bauzá y me pide que sea el Tesorero de la Junta, puesto que acepté. Después para el año 1999 al 2000 corrí para Director resultando electo. Mi mejor recuerdo es que fui nombrado Tercer Vicepresidente en el 2001. Me mantuve muy activo todo ese tiempo en la Junta, dirigí diversos comités como el de Estatutos y Taller Foro de la Empresa Privada con el Gobierno. Luego de esto fue que entre allegados y miembros de la Junta me solicitaron que considerara ser candidato a Presidente. Luego de pensarlo, lo acepté y fui nominado. Hice campaña la cual dediqué a mi padre

que recién había fallecido en marzo de ese mismo año, toda mi familia estuvo ayudándome en esa gesta. Mi oponente fue el CPA Luis Torres Llompart, -excelente persona, somos muy buenos amigos. Fue una campaña muy cerrada, la diferencia fueron sólo dos votos a su favor. Durante la presidencia de Torres Llompart continué activo como Director. No dejé que pasaran dos años y volví a correr para Presidente de la Institución, resultando Presidente Electo por unanimidad –ya que no tenía oposición–. Asumí la presidencia del 2003 al 2004 año eleccionario. Así que aproveché la situación y organicé debates con los candidatos a Comisionado Residente, que eran el Lcdo. y luego Gobernador Luis Fortuño y el entonces Senador Roberto Pratts. Durante la Convención de junio del 2004 –celebrada fue en el Conquistador– una de las actividades más concurridas fue el debate entre los candidatos a la gobernación, en aquel entonces, el Lcdo. Aníbal Acevedo Vilá y el Dr. Pedro Roselló. En dicha ocasión la ex-gobernadora Sila M. Calderón ofreció su discurso de despedida ante los socios.

Aparte del tema del período eleccionario, fue un año donde hicimos un esfuerzo significativo en unir todos los sectores de la economía. Yo hice muchísimo énfasis en la estructura de las Asociaciones Afiliadas y, las otras Cámaras de Comercio en la Isla, Asociación de Industriales, MIDA y Asociación de Bancos, entre otras; para que todos ellos se unieran y tuviésemos una sola voz. Recuerdo que había controversias y siempre buscábamos llegar a un consenso. Entre fines de los 90 y principios de esta década fue un período donde hubo un desarrollo muy grande en cuanto a las expansiones de las megas tiendas. Por otro lado, hubo mucha actividad en el área de cabildeo legislativo. Tuve que deponer en un sinnúmero de ocasiones ante la Legislatura, hubo algunos esfuerzos que todavía la Cámara continúa impulsando como por ejemplo el tema de la Ley de Cierre, la flexibilidad de horarios y todo el tema laboral. El unir las distintas Asociaciones Afiliadas junto con socios a la Cámara fue bien efectivo en ese esfuerzo de cabildeo, ya que se lograron frenar algunas de las medidas que se estaban proponiendo.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2003-2004 Héctor Mayol

Por otro lado, una de las cosas que se destacó, -tendría que decir que fue un comienzo-, y a través del tiempo se ha ido mejorando, es que establecimos la función de allegar los servicios a los socios en forma más efectiva. Mejoramos significativamente la página de Internet y lo que estaba disponible a través de ella. Mejoramos los servicios de negociar los planes grupales de salud para los socios de la Institución para que se hiciera más económico usando el concepto de la tarifa de grupo.

En el ámbito internacional también participamos conjuntamente con el Concilio de Exportadores de Puerto Rico en reuniones con los comités del ALCA. Con la colaboración del Concilio de Exportadores, el sector empresarial privado tuvo que asumir el liderato para gestionar la ubicación en Puerto Rico de las oficinas centrales del ALCA. También participamos en sesiones de trabajo con representantes de la República Dominicana para colaborar con la inserción de este país hermano en el Tratado de Libre En otros aspectos realizamos un Comercio con Centro América viaje muy exitoso a Guatemala y los Estados Unidos. donde establecimos relaciones con varias empresas. Con los El aspecto central para el plan años vemos cómo ésta acción va de trabajo fue añadir valor al dando frutos, como por ejem- hecho de que una empresa plo, una empresa guatemalteca o persona fuese socio de la que ha venido a hacer inversio- Cámara de Comercio a tranes importantes aquí. Trata- vés de los servicios que se le mos de que nuestros esfuerzos prestan, la calidad de las actidurante mi presidencia fueran vidades, del material y de todo algo muy variado, tratando de lo que se le hacía disponible en atacar varias iniciativas a la los diversos sectores. Recuerdo misma vez: aumentar la mem- que uno de los más activos que bresía a través de mejorar los estuvo fue el sector de energía. servicios, aumentar los merca- Teníamos recién inaugurada la dos a través de los viajes y, so- planta de carbón y la de gas nabre todo el tema de unir esfuer- tural (Eco Eléctrica). Entonces zos con todos los sectores para se llevó a cabo la Cumbre que tener una voz unida y ser más fue exitosísima en el Condado efectivo en el cabildeo ante la Plaza siendo la primera de ésta Legislatura. índole.

En cuanto a los comités, tenía alrededor de 30, todos muy activos y estos realizaron muy buenas actividades. Recuerdo que Jorge Galliano hizo un trabajo excelente con el comité de Asuntos de Ventas al Detal y Comerciantes. Tampoco puedo dejar de mencionar dos importantes comités que estuvieron sumamente activos durante mi presidencia, los Jóvenes Empresarios y los Capítulos Universitarios. En este último personalmente hice contacto con algunas de las universidades. Con el Sr. Pepe Méndez, del Sistema Universitario Ana G. Méndez y la Universidad Interamericana, entre otras. También durante la convención esos capítulos tuvieron su mini convención. Entiendo que esos proyectos han continuado y es importante, porque la Cámara tiene que estar pendiente de desarrollar los futuros empresarios. Por mi parte, considero que no necesariamente se nace empresario sino que se desarrolla y, nuestra organización tiene un papel importante. Recuerdo que fuimos a la inauguración de un capítulo de estudiantes en una escuela superior en Santurce bajo la secretaria del Dr. Cesar Rey. Dicha escuela

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2003-2004 Héctor Mayol

tenía un grupo de estudiantes que estaban bien relacionados con el desarrollo del empresarismo y le dimos acceso a que vinieran a la Cámara y que vieran cómo operaba. Como parte de desarrollar el empresarismo entre la juventud pienso que se hicieron muchas cosas buenas. Como un esfuerzo por llevar la voz del empresario puertorriqueño y oportunidades de negocio al exterior, tuvimos participación activa durante ese año en la Junta Directiva del US Hispanic Chamber of Commerce. Tuvimos participación en las reuniones en el Congreso de los Estados Unidos gestionando enmiendas al Código de

Rentas Internas Federal. Como parte de las gestiones que realizamos con los grupos hispanos en EEUU, fue en la Convención de ese año donde participaron grandes delegaciones del Orlando Regional Chamber of Commerce, el United States Hispanic Chamber of Commerce y el New America Alliance. Estos nos ayudaron con el tema de los programas federales y de compras a minorías de distintas empresas multinacionales. Recuerdo además que vino el alcalde de Orlando y otros dignatarios a la convención. Bajo mi presidencia fue que también se realizó por primera vez la Expocámara Internacional en el Coliseo Roberto

Clemente en el año 2004. El alcalde de San Juan participó personalmente y nos ayudó. Ellos tenían un exhibidor donde ofrecían oportunidades a pequeños comerciantes. Ese año de presidencia fue uno lleno de actividades y retos, como Ex Presidente pienso que un año es muy poco, la presidencia debe ser al menos dos años, pero exhorto a los jóvenes a que se aventuren y den su máximo. También agradezco el apoyo de todos los que me ayudaron, a mi esposa y familia que me apoyaron durante todo el proceso.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2004-2005 LEONARDO

CORDERO, HIJO

D

“Durante mi año le di mucho esde hacía mucho tiempo no había un presiénfasis a los negocios de famidente tan joven en la CCPR. En esta última lia (principalmente) por venir de uno y porque el 90% de década yo he tenido ese honor que, a la vez, estos negocios en Puerto Rico incrementa el reto de ocupar tan digno puesto. A los 24 son una parte importante en la economía.” años me uní a la Institución y diez años después fui presidente. Quiero dejar saber que los ex presidentes tienen historias más largas que la mía, quizás por mi juventud, pero precisamente de eso se trata el principio de mi integración a este organismo.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2004-2005 Leonardo Cordero, Hijo

Cuando termino mis estudios de maestría en Estados Unidos, regreso a Puerto Rico y me integro a la empresa de mi familia. En esos momentos se estaba comenzando a componer y a organizar el Comité de Jóvenes Empresarios. Re cuerdo que Edgardo Rubén Martínez junto a Don Miguel Vázquez Deynes me traen a la Institución y vengo a presidir el Comité de Jóvenes Empresarios cuando estaba realmente condensado. Siempre me he caracterizado por ser dinámico y entusiasta, entonces decido darle un giro al Comité. Comenzamos a integrar juventud a la Institución, la organizamos para hacerla partícipe de lo que eran asuntos económicos, políticos y sociales del País. Es ahí que tomamos la decisión de asignar un joven a cada comité de la Institución, provocando así el comienzo de un sinnúmero de proyectos. De esta manera me convierto en el joven empresario que comienza a cambiar las cosas en la CCPR, y logré que muchos ex presidentes me apoyaran, comenzaran a darme la mano, pedirme ayuda y como nunca he tenido un no para la Cámara, siempre estu-

ve envuelto en diferentes comités como en el de Pymes. De ahí en adelante trabajé con los ex presidentes, por mencionar algunos, el Sr. Frank Unanue, Don Miguel Vázquez Deynes, y muchos más. Sin duda uno de los proyectos importantes dentro de lo que era la juventud y que para mí continúa siendo un proyecto de corazón,fue el de los Capítulos Universitarios de la CCPR, bajo la ayuda de los ex presidentes Sr. Juan Bauzá y Lcdo. Aníbal Irizarry. En ese momento, en la universidad lo que estaba enseñando era a ser profesionales y hacía falta la integración de un ente que promoviera y fortaleciera la actitud empresarial dentro de las universidades. Creo que desde entonces hay más programas dirigidos a esta carrera y envolvimiento por parte de los jóvenes dentro de las instituciones, logrando promover la actitud empresarial. Eso da paso a que comiencen a escuchar los programas empresariales de las universidades, las diferentes iniciativas que se hacen para desarrollar empresarios versus desarrollar profesionales. Al día de hoy hay muchísimos capítulos y eso lo llevo en mi corazón porque

esos jóvenes son increíbles y tienen un entusiasmo y dinamismo increíble. De modo que el uno darles la oportunidad de integrarse a una institución como ésta desde temprana edad, primeramente que es un valor para nosotros y segundo definitivamente contribuyen a su desarrollo profesional y personal para que esos individuos sean parte y participen de nuestra Institución y de los asuntos económicos, políticos y social importantes del país. De ahí en adelante, en cuatro ocasiones, fui Vicepresidente de la Institución hasta que me tocó el que me seleccionaran como Presidente. Yo venía de tantos años trabajando que no hubo elecciones. Me presentaron como único candidato, aun así hice campaña; porque yo nunca he sido de callarme a nivel de cuadrar plataforma de trabajo para que todos en la Cámara estuvieran claros de mi visión. La misma se llamaba “Mente sin Fronteras”, automáticamente emprendí los trabajos dado que venía tres meses antes laborando en la misma. Principalmente “Mente sin Fronteras” lo que buscaba era poner a trabajar las mejores

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2004-2005 Leonardo Cordero, Hijo

mentes del País en establecer una visión de corto y largo plazo para la Institución, teniendo como norte el cómo podríamos adelantar la competitividad del País. Precisamente eso fue lo que hice, durante un año estuve reuniendo mentes en un proceso de planificación estratégica -creo yo- como nunca antes se había realizado. La dinámica fue tan interesante que entonces levantamos un plan estratégico, no solamente para el año que yo iba a estar en la presidencia sino para los próximos cuatro años, era visión a largo plazo. Mi plan trataba de unir voluntades, porque era la única manera que podríamos lograr un consenso y un mapa de desarrollo para introducir al País con la intención que los subsiguientes presidentes siguieran ese plan. Por ejemplo, Marcos Vidal lo utilizó al igual que los próximos presidentes, pero cada uno le impartía su personalidad, escogiendo el área más importante para él. También se trabajó con la estructura de los comités y en cómo podíamos fomentar la cultura empresarial, porque para mí eso era un norte. En un momento fui muy criticado en cuanto a mi decisión, por-

que convertimos la estructura tradicional en una de grupos de pensamiento llamados cédulas. Para mí un comité no debe ser de trabajo arduo, sino un comité que reúne mentes para el desarrollo de posiciones dentro de la institución. Además se solicitó a cada grupo de pensamiento hacer un acopio de las investigaciones de desarrollo económico realizadas en Puerto Rico para el sector. Trabajamos con los jóvenes empresarios y los capítulos, en cómo podíamos seguir promoviendo la cultura empresarial que, aún en estos momentos, la gente ve la labor del empresario como algo malo. Una vez logramos la transformación pasamos a tres áreas importantes: revitalizar la composición de valores de la CCPR: la marca, los medios, nuestra proyección. Ciertamente en ese año trabajamos mucho con la imagen de la Institución, una joven y dinámica que miraba con un plan estratégico y lideraba, creando así todos los consejos. De igual manera creamos nuevos foros para la discusión profunda de asuntos económicos y sociales. Reactivamos el Consejo de Asociaciones Afiliadas, para analizar la gestión del go-

bierno y legislatura, con el fin de producir recomendaciones dirigidas a agilizar procesos. De esta manera instituimos el primer Foro Legislativo Anual y la Cumbre Anual de Desarrollo Social y Económico. Una vez reactivado el Consejo de Asociaciones Afiliadas, reconocimos que cada una de éstas eran unidades de pensamiento. Queríamos lograr una colaboración entre todos para poder fortalecer la Institución en vez de trabajar individualmente. Tuvimos un sinnúmero de reuniones con ellas, e inclusive al final del día logramos un plan de acción que se llamó “Agenda para la Acción”. En éste presentamos a los medios de comunicación 50 organizaciones del sector público y privado compuesto de cuatro áreas donde básicamente hablábamos del problema de la permisología y de todos los impedimentos en consenso con las Asociaciones Afiliadas. El mapa del plan estratégico de la CCPR que creamos estaba fundamentado en varias áreas principales como la industria, procesos y cultura. Iniciamos una transformación de la estructura organizativa, los procesos internos y la cultura de

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2004-2005 Leonardo Cordero, Hijo

trabajo de la Cámara, principalmente en los roles y responsabilidades del “staff”, la Junta de Directores, de Gobierno y los comités. Uno de nuestros objetivos principales fue mejorar la proposición de valor, imagen, marca y el posicionamiento de nuestra Institución con los socios y la comunidad económica y social del país. Por eso inauguramos el Instituto de Competitividad y el Simposio de Competitividad. Como parte de mis logros presentamos la primera Cumbre de Competitividad Global y el Mercado de las Naciones, donde participaron representantes de países como Estados Unidos, Suiza, Irlanda, Singapur, Chile, Holanda, Finlandia, México, India y Bermuda. Estas personas compartieron las historias que transformaron sus respectivas economías. Además se logró una alianza histórica con el Banco de Desarrollo Económico para Puerto Rico, la tarjeta de crédito empresarial “CrediCámara”, como nuevo beneficio para nuestros socios que desearan crédito con acceso inmediato.

vos convirtiéndose en cuerpos asesores de la institución, con excepción del Consejo de Ex Presidentes que ha permanecido activo. Luego se fomentaron los foros y escenarios para la discusión de debates y diálogos profundos, porque entendíamos que la Cámara, definitivamente, eso es lo que debe ser, una entidad de discusión profunda de los “issues” y cosas que están pasando. Es ahí que se conceptualiza la Unidad de Inteligencia de la CCPR. La misma era para recopilar información y realizar investigaciones relevantes para el desarrollo de la empresa privada, de forma tal que la Cámara pudiera diseñar estrategias de desarrollo económico para el país.

Además, a largo plazo teníamos un plan para promover iniciativas que básicamente fueron la Red de Intercambios, Acuerdos y Alianza Internacional. Estaba claro que era importante para la Institución un plan estratégico donde esperábamos buenos resultados. Estuvimos bien activos en los medios, hubo muchos socios nuevos y mucha participación en términos de la Convención y otras Por otra parte, los Consejos ya actividades. Prácticamente yo existían pero no estaban acti- creo que el haber tenido diver-

sas generaciones trabajando por un mismo norte logró el éxito en mi año. Cuando miro hacia atrás puedo decir que me gustó la labor de ser presidente, porque lo que hacía era incentivar y motivar a otros jóvenes. Durante mi año le di mucho énfasis a los negocios de familia (principalmente) por venir de uno y porque el 90% de estos negocios en Puerto Rico son una parte importante en la economía. Además en momentos como el de hoy –con tantos compromisos fuera de la oficina- son los negocios de familia los que más flexibilidad ofrecen. Para mí los negocios pequeños mucha gente los miran, y deben estar en constante evolución, movimiento, con creatividad e innovación para echar hacia delante. Porque tienen esa agilidad y flexibilidad que no tienen negocios más grandes y estructurados. Al día de hoy el que está bien es porque quiere estar bien y el que esta mal es por que así lo quiere.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2005-2006 MARCOS ANTONIO

VIDAL GAMBARO, MBA “vine a servir y no a ser servido”

Mi nombre es Marcos Antonio Vidal Gámbaro, nací en Maunabo, Puerto Rico,y soy ex-presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Rico. Hace más de 25 años mantengo una relación con la Cámara de Comercio. Relación que dio comienzo en los 1970 cuando laboraba como Vicepresidente Senior de Ventas y Mercadeo de la Puerto Rican Cement, mejor conocido hoy como Cemex. Estuve a cargo

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2005-2006 Marcos Vidal

de las subsidiarias del Caribe y para esa fecha yo representaba a Don Antonio Luis Ferré, quien era el presidente de la empresa en instituciones como la Cámara de Comercio, la Asociación de Industriales y muchas otras. Permanecí alrededor de 10 años en esa compañía, así que básicamente pertenezco a la Institución desde la década de los 1970. Mi lealtad a la Cámara traspasó el aspecto empresarial y me convertí en socio en mi carácter individual. Durante ese transcurso también escribí un artículo para la revista Comercio y Producción en aquella época, revista oficial de la Cámara de Comercio. Luego me reenfoqué en otras líneas de negocios. Este reenfoque fue provocado por la pérdida de mi primera esposa, quien murió de cáncer, dedicándome así al campo de los seguros de salud, vida e incapacidad. Incursionando en ese campo, me reclutó la Cooperativa de Seguros de Vida (COSVI), donde laboré por tres años con el también ex-presidente de la Cámara de Comercio, mi amigo y mentor fraterno, Gabriel Dolagaray Balado. Como fruto de mi labor en esa institución organicé el Plan Médico Cosvimed. En el año 1990 llegó el Sr. Miguel Vázquez Deynes a la Triple S como Presidente y me reclutó como Vicepresident Sales & Marketing. Fueron alrededor de once años los que trabajé para dicha compañía, de los cuales no pude estar tan activo en la Cámara, ya que el Presidente fungió como líder de los

Camaristas y no podíamos haber dos internacionalmente. Estuvimos directores de la misma compañía, trabajando junto a los comités pero participaba de las actividades. y lo que era la Reforma Fiscal y Contributiva durante todo el año. Salí de Triple S para presidir la También tuve la oportunidad de Cruz Azul de Puerto Rico, Inc. Al colaborar estrechamente con el ocupar la posición de Presidente y Gobernador de Puerto Rico, en ese Principal Oficial Ejecutivo tuve la entonces Hon. Aníbal Acevedo Vilá, oportunidad de tomar una parte más representando a los empresarios y a activa en la Cámara. Debo señalar todas las Asociaciones Afiliadas a la que fui felizmente elegido por amplio Cámara para el fortalecimiento de la margen para Director, posición que empresa privada. Por otro lado, tuve ocupé por dos años. Colaboré en mucha afinidad en nuestro enfoque varios comités de trabajo, pero sobre de desarrollo económico para el todo, me desempeñé con esmero al País y pudimos ayudar muchísimo al presidir el Comité de Salud. Secretario de la Gobernación, Lcdo. Jorge Silva Puras. Participamos en Más adelante y en el momento que foros en Orlando en alianza con la entendía era el más apropiado en mi Cámara de Comercio de la Florida vida y para Puerto Rico, me lancé a Central la candidatura de Presidente Electo, porque siempre he tenido un legado Diariamente estuve involucrado en en mi vida… “vine a servir y no a ser actividades, conferencias de prensa servido”. Aprecié la oportunidad de sobre la Reforma Contributiva fortalecer más la industria de la salud y tengo que decir que recibimos y sobre todo vigilar por el desarrollo colaboración de varias instituciones económico de la Isla. como el Colegio de Contadores Públicos Autorizados, compañías y Así, tanto Miguel A. Vázquez varias personas de Ernst & Young, Deynes como Gabriel Dolagaray como Jorge Cañellas y de otra Balado, me dieron el apoyo junto firma de contadores y abogados de a otros ex-presidentes y directores Juan Acosta Reboyras. La Cámara para que yo fuera candidato a de Comercio siempre mantuvo Presidente. Competí con Manuel presencia durante mi presidencia en Mejías y Antonio J. Colorado y los foros adecuados para promover resulté victorioso por un margen e inducir al gobierno a que pudiera bastante amplio contra ellos. llevar a cabo una de las reformas ya mencionadas y transformar la Tan pronto fui elegido, organicé economía del País. todos los comités de trabajo para ejecutar el plan de trabajo propuesto. De ahí es que surge lo que creó Comencé con la Cumbre Empresarial mucha controversia, el IVU. Para de las Cámaras de Comercio de esto tuvimos excelente relación con Latinoamérica, posicionando al País todas las Asociaciones Afiliadas de

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2005-2006 Marcos Vidal

la CCPR. Nos presentamos en varios foros y las diversas asociaciones nos apoyábamos. Colaboramos con la Asociación de Industriales y nos reunimos con la Legislatura extensamente para lograr que con un esfuerzo común se aprobara la Reforma y se hizo, pero hubo muchos parchos y realmente estamos sufriendo las consecuencias. En aquel momento la economía estaba débil, ahora está peor, pero esto era un ciclo augurado, que ya se veía venir. Para el año en que presidí la Cámara 2005 al 2006 tuve una desagradable anécdota. Alguna persona desenfocada a la realidad envió unas cartas donde indicaba que yo tenía cáncer, que me iba a morir y que había quebrado a La Cruz Azul. Tengo que aclarar, que por el contrario, durante mi presidencia, yo la fortalecí. Eso me ayudó mucho porque tanto el Sr. Vázquez Deynes como el señor Dolagaray enviaron una comunicación sobre mi perfil profesional dando a conocer la verdad. Esa experiencia fue una desagradable y de mal gusto para toda la comunidad de la CCPR. Sin embargo, eso me impulsó a salir electo. Los que verdaderamente me conocen saben que siempre he ayudado a mucha gente a crecer, porque un verdadero líder desarrolla líderes. Nunca le he hecho daño a nadie y todo el mundo sabía de mi excelencia profesional. Antes y durante mi presidencia, presidí el Comité de Apoyo Patronal a la Reserva de la Guardia Nacional

(ESGR) Employer Support for The Guard and Reserve, representando al Secretario de la Defensa de los Estados Unidos de América en Puerto Rico y tuve la oportunidad de visitar el pentágono en varias ocasiones. Como colaboraba mucho con los patronos de Puerto Rico, tenía ampliamente el foro adecuado para traer nuevas iniciativas, conversar sobre cualquier asunto ventilándose en los medios e impulsar al sector empresarial en proyectos de envergadura. Recibí el apoyo del Sr. Edgardo Bigas, vicepresidente ejecutivo de la Institución. Tuvimos una Convención excelente y una ganancia razonable, dejando las finanzas de la Institución en un buen estado, como base para que hiciera ese legado financiero de la Institución.

Jorge Silva Puras. Asistimos a una actividad con la Cámara de Comercio Regional de Orlando y expusimos todas las bondades de Puerto Rico. Como todos sabemos, en Orlando, Florida había aproximadamente 400,000 Puertorriqueños, ahora hay aproximadamente 800,000. A través de los años, he continuado esa relación con la Cámara de Comercio y la Cámara de Comercio Hispana de los EEUU. Planificamos una Convención de la Cámara de Comercio Hispana en Puerto Rico. El también ex-presidente, Luis Torres Llompart, estaba de vicepresidente de esta última y colaboramos juntos y el señor Elliot Rivera.

Tengo que mencionar que por invitación mía vino a Puerto Rico el Secretario de Salud de los EEUU, el Cirujano General de los EEUU y el Dr.Richard H. Carmona, un También hicimos gestiones para puertorriqueño especialista en exportar desde Puerto Rico y emergencias, para llevar a cabo beneficiarnos de las ventajas de la una excelente actividad en el globalización y la tecnología, con hotel Condado Plaza sobre temas énfasis en las ventajas que tiene el relacionados a la salud, con una hacer negocios con Puerto Rico, excelente participación. las oportunidades que existen y los incentivos industriales. Tuve la Gestionamos con el Comisionado oportunidad de viajar hasta Denver, de Seguros de Puerto Rico de aquel Colorado, con el señor Bigas para entonces para implementar el que, juntamente con la Cámara de Centro Internacional de Seguros en Comercio de dicho estado, dialogar Puerto Rico, que aún se encuentra en y exponer “cómo hacer negocios proceso. Sin embargo, el día que sea con Puerto Rico”, resultando en una finalizado, ayudará al crecimiento experiencia excelente para Puerto económico del País. Rico. Por otro lado referente a la Lo mismo hice en la Florida Central, administración de la Cámara en esa ocasión el Gobierno de Puerto de Comercio re-instituimos los Rico estaba representado por el Lcdo. almuerzos mensuales de la Cámara,

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2005-2006 Marcos Vidal

que de hecho la primera persona que participó fue la Comisionada de Seguros quien en ese momento era la Lcda. Dorelys Juarbe. Colaboré con el ex-gobernador el Dr. Pedro Roselló para la Reforma de Salud en los cambios que se realizaron. Colaboramos, además, con la Cámara de Comercio Española en Puerto Rico y llevamos a cabo el Foro de Economistas para crear conciencia en Puerto Rico sobre este asunto. Fui reconocido por la empresa multinacional Wal-Mart por la labor realizada a favor del comercio y también fui reconocido por la Cámara de Representantes de Puerto Rico por la labor y logros realizados. Uno de los logros de mayor satisfacción fue que el presidente del Centro Unido de Detallistas, en ese momento el Sr. Elliot Rivera, se uniera a la Cámara

de Comercio y colaboráramos en varios proyectos. También fui objeto de reconocimiento por el Centro Unido de Detallistas.

recibí de todos los profesionales fue inmenso y de incalculable valor. Situar a Puerto Rico en un lugar estratégico no fue tarea fácil, pero la labor se realizó con los mejores Participé y colaboré con las Cámaras talentos y la mejor intención de de Comercio de Latinoamerica impulsar a Puerto Rico, a través (CAMACOL), con sede en Miami, de la intervención de las empresas representando a la CCPR, cosa que privadas y el comercio en general, actualmente continúo haciendo en el a que activamente se tomaran las Congreso Hemisférico donde todos riendas del desarrollo económico de los países presentan sus políticas, nuestro País. económicas y las oportunidades que ofrecen para intercambio de Todavía hay mucho por hacer para negocios. Estos países incluyen posicionar a Puerto Rico como uno desde México ,Argentina y España. de los países líderes a nivel mundial, De igual manera, reorganicé las es un gran reto paro lo vamos a hacer Cámaras de Comercio de Puerto con la ayuda de Dios. Rico en la Florida, Nueva York y Chicago. Quiero agradecer a mi esposa Janet y a todos mis hijos por el apoyo Tengo que destacar que tuvimos que siempre me dieron para seguir la oportunidad de compartir y sirviendo a Puerto Rico. colaborar junto a otras asociaciones. El esfuerzo y apoyo en conjunto que

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2006-2007 MANUEL

MEJÍA GÓMEZ “...utilizaba mucho la frase “se puede” porque en conversaciones con socios yo veía que había una preocupación genuina por el destino económico al que se dirigía el País.”

E

s grato recordar que llegué a la presidencia de la Cámara de Comercio subiendo escalones. Fueron más de 14 años los que estuve en la Cámara antes de ser Presidente y doy gracias porque la membresía reconoció mí tiempo de servicio y esfuerzos. En el año 1994 comencé en la Cámara de Comercio como parte del Comité de Jóvenes Empresarios. Más tarde en el 1996, presidí dicho comité y en el 1997 fui electo para Director de la Junta, donde estuve de Tercer y Primer Vicepresidente en distintos momentos durante el cargo. Fui favorecido como Presidente Electo en el año 2005, para comenzar mi año en el 2006 hasta el 2007.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2006-2007 Manuel Mejía Gómez

Antes de ser Presidente hice muchísimas cosas. Por ejemplo, en la convención del 1997 bajo la presidencia del Sr. Juan Bauzá, organicé el Foro principal que se llamó “Empresa del Futuro, Futuro de la Empresa”, teniendo como tema las telecomunicaciones. Para esta ocasión contamos con la presencia del Senador Larry Pressler quien fue el autor de la Ley de “Telecommunication Act” del 1996 y a un experto en telecomunicaciones de la empresa Morgan Stanley. También presidí el Foro de “La Empresa Privada para el Gobierno”, bajo la incumbencia del Sr. Marcos Vidal. En otro año organicé el Foro de “Puerto Rico ante la Globalización”, en el que conté con la participación del Hon. Carlos Vivoni, secretario del Departamento de Desarrollo Económico de Puerto Rico -para aquel entonces- y el embajador de Estados Unidos en Chile el Sr. Gabriel Guerra Mondragón. En la Cámara de Comercio he presidido varios comités, como el de Banca, Estatutos y Resoluciones, Asociaciones Afiliadas y fui Presidente de la Junta de la Coalición de Diez Cámaras de Comercio de Puerto Rico. En el estado de la Florida también

estuve en otros comités, como el de Pequeños y Medianos Negocios. Allí, recibí la llave de la Ciudad de Sarasota y por más de diez años representé a la Cámara ante la Cámara de Comercio Hispana de E.U. Presidí el Comité de Nominaciones cuando ya era un Ex Presidente.

Negocio, donde logramos que empresarios expertos leyeran los planes de negocio y escucharan al socio que estaba por comenzar o al que ya se había establecido y quería obtener información de cómo mejorar su empresa. Este panel escuchaba y ofrecía sus recomendaciones.

En febrero del 2004 inicié los Business After Six (BA6) y desarrollé el concepto de Centro de Negocios para los miembros. Con él, quise crear una entidad dentro de la Cámara, para promover el “network” entre socios, ofrecerles las herramientas para que pudieran negociar y hasta saber cómo exportar. Cabe señalar que el Centro de Negocios se ha continuado en las convenciones, siendo la primera durante mi presidencia. Entiendo que mantenerlo es muy importante ya que esa es la oportunidad que tiene el socio de hacer negocios cara a cara con grandes empresas.

Uno de mis legados e iniciativa que más cercana está a mi corazón es el Fondo de Becas para estudiantes de nuevo ingreso universitario con algún tipo de limitación física. El concepto de dicha ayuda es brindarle un apoyo inicial al estudiante cuando entra por primera vez a una institución universitaria, llevamos tres años y sin duda ha ido creciendo. De hecho, se institucionalizó y la primera entrega de becas fue en mi Convención.

Además hicimos el Foro para Pequeños y Medianos Negocios, el cual comenzó en enero del 2007 y que trataba de cubrir temas como: exportación, franquicias, relaciones con el gobierno y adiestramientos profesionales. Fue entonces que surgió la Radiografía de tu

También durante mi presidencia se diseñó una calcomanía redonda representativa de la Cámara de Comercio de Puerto Rico, que contenía el Escudo de la Institución y abajo decía socio. Esta se envió de forma gratuita al empresario y fue parte de mi gestión para que el socio se sintiera orgulloso de ser parte de la Institución.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2006-2007 Manuel Mejía Gómez

El “First Summit Doing Business in P.R.”, celebrado en la Ciudad de Nueva York, fue parte de mi plan de trabajo y pretendía levantar la imagen de la Cámara de Comercio de Puerto Rico, además de fortalecer la voz y acción de la empresa privada. Debido a que ese año hubo un cierre de gobierno, se afectó la proyección del país a nivel internacional, por lo cual este evento era prácticamente indispensable para volver a inspirar confianza a los empresarios extranjeros en cuanto a la inversión de capital y el establecimiento de nuevas relaciones comerciales. El evento tuvo una excelente cobertura en la prensa local así como en Nueva York. Participaron el gobernador de Puerto Rico, Hon. Aníbal Acevedo Vilá; el secretario del Banco de Desarrollo Económico, Hon. Ricardo Rivera Cardona, el CEO del Banco Popular, Sr. Richard Carrión y su presidente David Chaffey y, la presidenta del periódico El Nuevo Día, la Sra. María Eugenia Ferré Rangel. De igual forma, presentamos un panel compuesto por cinco CEO’s de las primeras 500 compañías más grandes de los Estados Unidos según la revis-

ta Fortune. Todos expusieron sobre cómo eran sus experiencias de negocios en la Isla, capital de riesgo y el escenario económico local. Otra de mis satisfacciones fue que se me extendió una invitación – como la institución principal de la empresa privada en Puerto Rico – para presentar nuestra postura sobre el tema del estatus del País. Esta es la segunda vez que la Cámara de Comercio de Puerto Rico depuso ante el “Subcommittee on Insular Affairs of the U.S. House Representative”. Aproveché este viaje para reunirme con varios congresistas y senadores (americanos y puertorriqueños) para discutir el tema de desarrollo económico, explicarles la situación del País y ver en qué programas existentes nos podían integrar., especialmente a los PYMES. En el ámbito local, trabajé fuertemente con la Reforma Contributiva y en difundir información sobre el IVU. También en mi año comenzamos a trabajar con la Ley de Incentivos Económicos y participamos en otras resoluciones, leyes y negociaciones que afectaban al sector privado; defendiendo

al empresario puertorriqueño y los postulados de la empresa privada. Colaboré con el Gobierno de Puerto Rico en su programa “La llave para tu negocio”, firmando un acuerdo donde la Cámara de Comercio ofrecía un año de membresía gratis a estos nuevos empresarios pertenecientes a dicho programa. Alcanzamos la suma de 270 nuevos socios. Por otra parte, me reuní con Embajadores como el de los Estados Unidos en la República Dominicana, Hon. Hans Hertell, con el Cónsul de Hungría y otros países, presidentes de otras Cámaras de Comercio como la de Estados Unidos, Latinoamérica, Europa y China. Firmé acuerdos de colaboración con el Gobierno de Puerto Rico, el Distrito de Panyu en la Provincia de Guangzhou de China y con el Sistema Universitario Ana G. Méndez. Este último fue un esfuerzo por afianzar lazos de intercambio en el área de educación, casi al final de mi presidencia. Otra actividad de mucha gratificación en noviembre de 2006,fue la invitación que me hiciera la presidenta de Chile, Hon. Michelle Bachelet

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2006-2007 Manuel Mejía Gómez

para participar en el “Latino American Asia Pacific Economic Summit” en la ciudad de Santiago. Allí estuvieron presentes Oficiales de Gobierno, Diputados, Ministros de Latinoamérica, Asia e importantes personalidades de negocios. El único que representó al sector privado puertorriqueño fui yo, por lo tanto, me llenó de mucho orgullo ver la bandera de Puerto Rico junto a las otras y poder participar de un evento en el que había cerca de mil personas. Hubo conferenciantes expertos en el Desarrollo Económico Mundial para disertar sobre cómo podían desarrollar sus negocios, trabajar en conjunto (política y económicamente) y cómo Latinoamérica podía desarrollar los lazos de negocios con Asia Pacífica. Un evento que para mí tenía que resultar productivo para los participantes era la Convención. La de mi año la titulamos

“Go Beyond” para ofrecer una imagen de mayor positivismo y decirle al empresario que debía ir más allá. Igualmente yo utilizaba mucho la frase “se puede” porque en conversaciones con socios yo veía que había una preocupación genuina por el destino económico al que se dirigía el País. Yo quería transmitir confianza, decirles vamos a salir hacia delante, tú puedes. Creo que todos los mensajes positivos calan hondo cuando uno los repite y le da confianza al empresario y al puertorriqueño; eventualmente la gente se inspira. Otra de las cosas que yo decía es que para mí “es más difícil salir de una recesión sicológica que de una económica”, porque cuando la persona está negativa, regresar a una fase de confianza toma tiempo. Comencé hablar también de “crecimiento social”. Tenemos que ver cómo llenamos el vaso, en vez de verlo medio lleno. Cambiar los paradigmas o las

formas en que vemos las cosas para ser más positivos y mejorar el futuro de Puerto Rico. Trabajar juntos todos los sectores para llenar ese vaso y que todos podamos beber. Finalmente todo lo que hice o traté de hacer durante mi incumbencia fue desde una perspectiva positiva para motivar y echar hacia delante a Puerto Rico. Debo decir que esta fue una maravillosa experiencia y tengo mucha fe en que, año tras año, sigamos teniendo en la presidencia de la Cámara de Comercio de Puerto Rico; profesionales con el desprendimiento de servir bien a la organización y a Puerto Rico. Al presente puedo resaltar que presido el comité del Fondo de Becas y continúo trabajando muy de cerca con la Cámara en sus diversas iniciativas o actividades.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2007 BARTOLOMÉ

GAMUNDI

“Recuerdo con mucho cariño que utilizaba con bastante frecuencia el pensamiento

A

ntes de comenzar mi corta -pero productivaincumbencia de seis meses como Presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Rico

“Nunca pierdas la capacidad (CCPR), pertenecí a la Junta Directiva bajo la presidencia de soñar” de Leonardo Cordero y Manuel Mejía como Presidente Electo. Fue así que recibí una invitación de éste último y el Sr. Rupert Amy, para una cena en la cual intercambiamos ideas y se me extendió una invitación para que corriera al cargo de presidente electo. Lo discutimos y luego de tres o cuatro días decidí postularme.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2007

Bartolomé Gamundi

Inicié mi campaña bajo el lema de “Llegó la hora”. Con esa acción lo que yo estaba persiguiendo verdaderamente era que había llegado la hora del cambio a la CCPR. Yo creía que la Institución en ese momento necesitaba recoger a sus socios y recuperar su nombre, por lo que ésta fue la base sobre la que senté gran parte de mi cometido. Me incliné por buscar más servicios para el socio y atraer al pequeño empresario. Entiendo que la Institución necesita un programa de empresarismo y una atracción de socios con pequeños negocios, ya que el vacío que existe en la economía del País es precisamente la falta de importancia al pequeño empresariado. Actualmente ésta es un área que me preocupa y aún desde otros aspectos sigo trabajando bajo los términos de desarrollar pequeñas empresas. Por otra parte me enfoqué en añadirle valor a la membresía de la Cámara. Así que diseñamos aquellos famosos programas en los que la membresía pudiera tener descuentos en diferentes tiendas relacionadas con negocios, hoteles, transportación aérea y marítima, tanto en la Isla como en el extranjero. Lamentablemente salí antes de verlo completado.

Bajo mi campaña para atraer al afiliado, se estableció un programa de llamadas telefónicas, donde yo hablaba directamente con los socios (seleccionados al azar por el personal de la Administración) logrando incrementar las comunicaciones y contactos. Tanto a nivel personal como por teléfono la meta era conocer sus problemas, inquietudes y expectativas en cuanto a la Institución. Por otro lado, una de las cosas que me interesó muchísimo fue dar mayor exposición al “staff” de la organización. Durante mi incumbencia, realizamos la primera actividad de la Junta Directiva y la matrícula con el “staff” porque entendía que había que integrarlos más. Consecuentemente hicimos un reconocimiento a la labor del personal administrativo, comenzando con un aumento de sueldo. Siempre me mantuve proyectando una imagen bien positiva de la Institución, una Cámara sólida, que sabía lo que estaba haciendo, que tenía corazón y sensibilidad. De igual manera, rediseñé el concepto de “Business After Six”, para incorporar actividades de beneficios al socio, además del tradicional “net-

working”. Queríamos darle un poco de educación y promover el intercambio de información entre compañías. Por ejemplo, en el primer BA6 presenté mi plan de trabajo y por lo menos tres o cuatro empresas hicieron una presentación en otras reuniones del programa. Otra gestión que quise lograr fue el proveer servicios especiales a los pequeños empresarios tales como la contratación de diferentes firmas socias de contabilidad para llenar las planillas de Hacienda y facilitar los trámites de las mismas por un bajo costo. De ahí el concepto de socio certificado. Elaboramos programas innovadores para incrementar la matrícula de la Cámara y la satisfacción de nuestros socios, midiendo el crecimiento de los empresarios en términos netos, computando socios al principio de año con nuevos afiliados y bajas. Asimismo, me propuse incrementar la participación activa de la RED de Mujeres Empresarias y Profesionales mediante su reconocimiento como un comité estatutario y con un asiento en la Junta Directiva. En cuanto a la prensa, siempre tuve una gran relación con ellos. En ese corto tiempo participé de muchas entrevistas

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2007

Bartolomé Gamundi

e inclusive, fui el recurso en materia económica de Radio Isla 1320. Recuerdo que para la transmisión del primer programa radial de la CCPR invitamos al Gobernador de Puerto Rico, en aquel entonces, Hon. Aníbal Acevedo Vilá, siendo esta la primera vez que un Gobernador asistía a dicho programa. También contamos con la participación del alcalde de San Juan, Hon. Jorge Santini; Ricardo Rivera Cardona, secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio y muchos otros líderes del sector público y privado. De otro lado, siempre mantuvimos un balance de respeto al momento de presentar posiciones alternas con fundamentos al Gobierno. Por ejemplo, tuvimos presencia constante en la Legislatura. Desarrollamos unas buenas relaciones fundamentales en la confianza y respeto mutuo, logrando que se reconociera a la Cámara por su presentación de alternativas y soluciones a los asuntos planteados de interés para el País. Queríamos promover y ser el centro de participación de ideas de desarrollo de todos los sectores, incluyendo los sindicatos. Impulsamos la acción de iniciativas innovadoras en pro

de la competitividad de Puerto Rico rompiendo con la inercia de todos los sectores. Además suscitamos ideas y acciones, logrando ser líderes en temas como: Ley de Salario Mínimo, IVU, Reforma Laboral y el Modelo Económico del País. También originamos iniciativas para reducir las cargas contributivas y los costos de hacer negocio en la Isla mediante la presentación de alternativas viables. Por otro lado organizamos una serie de reuniones informales con miembros del Gobierno como secretarios y directores de agencias, donde los socios tuvieran la oportunidad de discutir sus problemas y lograr compromisos, mientras que la Cámara se encargaba de documentar para luego dar el seguimiento apropiado. La Cámara fue uno de los gestores más importantes en lograr que la Ley de Incentivos se elaborara. Yo entré en la Coalición como un factor muy importante y trabajé de cerca aglutinando los diversos grupos, de manera que pudiese hablar entre ellos y lograr consenso. Estando ya en el Comité Timón que trabajaba la redacción de la nueva Ley, el Gobernador me nombra Secretario de Desarrollo Económico

de Puerto Rico. No obstante, la satisfacción más grande que tuve fue que los presidentes de la Cámara y el Senado, Hon. José Aponte y Hon. Kenneth McClintock respectivamente, me pidieran que me quedara como Secretario de dicho Comité. Además conseguí fortalecer las interrelaciones con las asociaciones hermanas y las afiliadas de la CCPR, ejerciendo nuestro liderato y participación en las mismas, las coaliciones y alianzas; ampliando la participación y desarrollando planes específicos para el beneficio de estas. En cuanto a la Gobernabilidad y efectividad de la Junta Directiva, logré desarrollar un reglamento de gastos para aprobaciones de viajes que excedían ciertos niveles monetarios para luego exigir informes de resultados. Además contábamos con la participación de varios oradores invitados a las reuniones de la Junta Directiva para mantenerlos informados del ambiente externo y de alguna manera aumentar y mejorar la productividad de la misma. Por otra parte y tomando en cuenta a nuestro sistema educativo, éste continúa siendo uno de los puntos más débiles de nuestro desarrollo económi-

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2007

Bartolomé Gamundi

co y social y sin lugar a dudas, el eje de atención cuando definimos nuestro futuro. La CCPR tenía que asumir liderato en el desarrollo de la educación de nuestra población, por lo tanto nos propusimos continuar con el respaldo del Programa de Becas de la Institución. De igual manera, en un intento por reducir los números de los comités y asignar responsabilidades a los vicepresidentes, implanté el tener que estudiar el número de los mismos. Accediendo así a una atención efectiva en los asuntos del momento y proyecciones futuras, permitiendo al mismo tiempo la participación de los socios en los programas de la Cámara. Logramos integrar en “clusters” aquellos comités con objetivos similares y asignar responsabilidad por su desempeño a los vicepresidentes, consiguiendo

formalizar los planes de trabajo de cada comité, estableciendo criterios de evaluación de la labor que desempeñaban los mismos. “Liderando la Transformación de Puerto Rico”, fue el lema utilizado para la Convención 2008. Tristemente no pude concluir mi año de presidencia pero mis esfuerzos se vieron plasmados en la Convención 2008 bajo la incumbencia del Lcdo. José Julián Álvarez Maldonado. Estuve medio año en la CCPR y un año en el Gobierno y, confieso que fueron meses bien determinantes en mi vida porque a pesar de que yo venía con una experiencia aprendí en cantidad. Especialmente del personal Administrativo, al que siempre escuché y preguntaba para asesorarme. Siendo ya Secretario de Desarrollo Económico continué asistiendo, trabajando y

colaborando en las actividades de la Cámara y reuniéndome con el Comité Timón. El pertenecer al Gabinete del Gobernador no me quitó la relación con la Institución. Al contrario, me di cuenta que desde allí podía aportar enormemente como mediador o facilitador entre la CCPR y otras agencias Recuerdo con mucho cariño que utilizaba con bastante frecuencia el pensamiento “Nunca pierdas la capacidad de soñar” y luego incorporé “la palabra éxito solamente precede la palabra trabajo en el diccionario”. Actualmente estoy escribiendo un libro sobre empresarismo porque creo que eso es una de las cosas que verdaderamente le hace falta a Puerto Rico, para crecer de adentro hacia fuera.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2008-2009 LCDO.

JOSÉ JULIÁN ÁLVAREZ “Puedo decir que siempre sentí De una forma u otra yo siempre estuve ligado al quehacer un gran respeto y admiración de la CCPR desde mucho antes de ser su Presidente, ya por el Consejo de Ex Presi-

que por muchos años he sido el representante de mi firma

dentes y con ellos trabajamos Fiddler González & Rodríguez (socio desde 1946) en la ormuchos proyectos bajo la

ganización y también porque mi padre presidió la Institución

dirección de mi padre.”

para el año 1990-91. Asistía a las actividades, seminarios y convenciones e incluso serví como su abogado en alguna ocasión. Luego asumí un rol más activo en el que me involucré mucho con el grupo de los jóvenes empresarios, no necesariamente por joven, sino porque compartía su deseo de

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2008-2009 Lcdo. José Julián Álvarez Maldonado

superación y mejoramiento profesional. Mi entusiasmo llegó al punto de decidirme a correr para director. Gracias a Dios y al voto de los socios fui electo para el año 2005-2006. En ese entonces, Marcos Vidal me escogió para el puesto de Secretario de la Junta y Presidente del Comité de Resoluciones. Fue un año de mucho aprendizaje porque siendo Secretario era parte del Comité Ejecutivo y conocí de cerca a los retos de la CCPR y su administración. Esta oportunidad me dio una visión privilegiada de lo que era la organización. Al año siguiente, el presidente Manuel Mejía me nombró Segundo Vicepresidente y Presidente del Comité de Estatutos. En ese año 2006-2007, decidí correr para Presidente Electo y, de hecho, parecía que ya se veía venir porque antes de yo anunciarlo públicamente, muchos socios lo daban por hecho.

Cámara de Comercio de Bogotá, Colombia. Allí conocimos de su funcionamiento autosuficiente. También vimos cuan eficaz eran sus procedimientos para dirimir controversias. De hecho, esto era algo que yo quería implementar en mi presidencia y que gracias al espacio y confianza que me brindó Gamundi, comencé a trabajar desde el mes de septiembre 2007. Lo que nadie esperaba en diciembre del 2007 era que el Gobernador se llevaría a Bartty como Secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio y yo terminaría como Presidente en propiedad para la segunda mitad del año 2007-2008. En este sentido, los dos logros más importantes de mis primeros seis meses de presidencia fueron el integrarme desde el 2 de enero del 2008 al Comité Timón que elaboró en tiempo récord la nueva Ley de Incentivos para el Desarrollo Económico de Puerto Rico y la inauguración del Centro de Resolución de Controversias de la CCPR. Este Centro cuenta con su reglamento, código de ética y su espacio en la CCPR.

Aunque salí a competir por la presidencia, al final del día terminé corriendo solo. Así empezó el año 2007-2008 de Bartolomé Gamundi, quien para mi fortuna, me involucró en todas sus cosas. Prácticamente íbamos juntos a todo Posteriormente trabajamos en e inclusive, fuimos a visitar la nuestras iniciativas para atraer

negocios a la Isla y realizamos el Segundo “Puerto Rico Investment Conference” y el Primer “Puerto Rico Health and Insurance Conference”. Ambos eventos fueron un éxito rotundo no sólo en términos de asistencia sino en la proyección que se le dio a la Isla como lugar privilegiado de inversión. También trabajé personalmente (aunque tal vez con menos publicidad) la redacción del proyecto de Ley de General de Corporaciones que espero se apruebe en algún momento del 2009. Básicamente ésta pone al día la actual Ley de 1995 en la cual también participé. Además lideramos la discusión para enmendar la Ley de Cierre que espero se apruebe también antes de finalizar el año 2009. Esta debe ser una Ley más amigable al sector privado, especialmente para el sector de comercio al detal que es el más que está sufriendo los embates de la recesión y los altos costos de hacer negocios, incluyendo el aumento del salario mínimo. Como cuestión de hecho, realizamos la primera encuesta que se conoce a los consumidores sobre la Ley de Cierre que fue la bujía impulsora para nuestro esfuerzo de enmendar dicha ley.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2008-2009 Lcdo. José Julián Álvarez Maldonado

Quisimos además aunar esfuerzos y hacer alianzas con otras organizaciones para que la voz de nuestros socios fuera más fuerte y nuestra acción más efectiva. Como parte de eso nos unimos al Comité Trisectorial que organizó mediante Orden Ejecutiva el gobernador Acevedo Vilá conjuntamente con el sector Laboral y de Gobierno. Trabajamos de cerca con la Alianza por Puerto Rico, fuimos líderes en la Coalición del Sector Privado, participamos de los Conversatorios de la Asociación de Bancos y nos unimos a otras organizaciones tratando de liderar la discusión en lo que ha desarrollo económico se refiere. Puedo decir que siempre sentí un gran respeto y admiración por el Consejo de Ex Presidentes y con ellos trabajamos muchos proyectos bajo la dirección de mi padre. Ejemplo de esto lo fueron las recomendaciones que se presentaron al gobernador Fortuño Burset, sobre cómo debería ser un buen gobierno. Posteriormente hicimos nuestro Taller Foro Empresa Privada y Gobierno en el cual con la ayuda del Consejo de Ex Presidentes, se lograron la creación de comités de tra-

bajo que todavía están rindiendo frutos en diferentes agencias del gobierno. Debo agregar que el hecho de que mi padre haya sido un ex presidente fue para mí una bendición porque tuvimos retos similares como el incremento en precio del petróleo y las enmiendas a la Ley de Cierre. Su asesoría me ayudó mucho y como Presidente del Consejo logró que obtuviera el apoyo y colaboración del grupo en su totalidad. Como Presidente representé a la Institución en muchas vistas legislativas sobre Ley de Incentivos, Ley de Cierre, Ley de Tope Contributivo a Pequeños Negocios, Ley de Permisos, Ley de las Alianzas Público Privadas (“APP”), Ley de Emergencia Fiscal, oposición a proyectos para incrementar las multas de DACO y hasta llegamos a Washington, D.C., para buscar un alivio federal al incremento en el salario mínimo. Fuimos pioneros en programas de educación en temas como las APP, Energía Renovable, Bienes Raíces, Franquicias, Derecho Laboral, Competitividad y hasta se integró a la Federación de Coaching para ayudar a nuestros ejecutivos en su carácter personal.

De igual manera, para mí fue muy importante el tema de la Responsabilidad Social Empresarial, ya que entiendo que con el derecho a la libre empresa también se tiene la obligación de responder a las necesidades de los más desventajados. Por tal razón, reactivé el Comité de Calidad de Vida y trabajamos exitosamente con la Asociación Americana del Corazón, la Cruz Roja Americana, el Ejército de Salvación, AARP y la Fundación Sofía Paola, para la cual le recaudamos sobre $10,000 dólares en fondos, entre otras organizaciones. Además, seguimos apoyando el Programa de Becas de la CCPR y hasta llevamos unas trullas navideñas a niños y ancianos en varios hogares del Municipio de Loíza. Una de las cosas que hicimos y que sé trascenderá mi presidencia fue que firmamos varios acuerdos como el del World Trade Center donde los miembros de la CCPR tienen la opción de convertirse en socios de WTC a nivel mundial por una cuota nominal. También firmamos un acuerdo de entendimiento con el gobernador Luis Fortuño, los líderes legislativos, líderes de minoría y el

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2008-2009 Lcdo. José Julián Álvarez Maldonado

sector privado para defender con una sola voz las compañías foráneas controladas (“CFCs”) que hacen negocios en Puerto Rico luego de la desaparición de las 936. Eso es bien importante porque en muy pocas ocasiones concurren tantos puntos de vistas tan diferentes en un documento firmado y que fue dirigido al Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama y al Congreso Federal. Durante mi presidencia se estrecharon los lazos de hermandad con otras Cámaras hermanas como la del Sur y Oeste y, a nivel internacional, con la United States Hispanic Chamber of Commerce, la Cámara de Comercio de Estados Unidos y las Cámaras de Comercio de Puerto Rico en Florida e Illinois. También estrechamos lazos de hermandad con la República Dominicana, Canadá, la República Checa, Chile, México, las Islas Baleares, Colombia, Holanda y la Isla de Guadalupe. Me siento especialmente orgulloso de la amplia cobertura de

medios a nivel local e internacional que tuvo mi presidencia y que incluyó al Herald Tribune, Forbes, Business Week, American Travel, Revista de Industriales, Business Puerto Rico y Caribbean Business, además de los periódicos de circulación general del País y varios regionales, y otros medios de radio y televisión. Ahora bien, resumiendo los logros que tuve para la organización puedo decir que dejé la misma con sus números en negro, a pesar de haber presidido la misma durante todo un periodo de recesión, con su imagen pública en alto, un programa de mercadeo masivo (que incluye “billboards” en los centros comerciales) un “staff” adiestrado, con un nuevo y moderno “website” y con los trámites adelantados para obtener una asignación federal de cinco millones para el adiestramiento de personal en los próximos tres años.

mí, pero ambas las trabajé con equipos de convención excelentes que compartieron mi entusiasmo y pasión y que me permitieron disfrutarlas hasta más no poder. No hay duda de que me siento sumamente honrado de haber presidido esta organización por un término que, según tengo entendido, ha sido el más prolongado en la historia reciente de la CCPR. Este gran privilegio me llenó de grandes satisfacciones y logros que definitivamente no hubiese podido alcanzar sin la ayuda de Dios, de mis Juntas de Directores y mis Comités Ejecutivos, del Vicepresidente Ejecutivo y su “Staff”, de los Comités de Trabajo, las Asociaciones Afiliadas, los Auspiciadores, Socios, del respaldo de mi firma Fiddler González & Rodríguez y sobretodo del apoyo de mi esposa, hijos, familiares y amigos que me prestaron por 18 meses para que me entregara en cuerpo y alma a esta ilustre Los Ex Presidentes dicen en y casi centenaria institución tono jocoso que lo peor que a que es la Cámara de Comercio uno le puede pasar en el cargo de Puerto Rico. es que le toque organizar dos convenciones. Eso me pasó a

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2009-2010 JORGE A.

GALLIANO ARTIME “...estoy sumamente

Mi nombre es Jorge A. Galliano y tuve el honor de presidir

agradecido y satisfecho con la la Cámara de Comercio de Puerto Rico (CCPR) durante labor que realicé durante ese el período 2009-2010. Creo muy profundamente que a año de presidencia para que través del empresarismo, de la iniciativa individual del se mantuviera firme nuestra

ser emprendedor y del individuo, es que se mejora y se

misión en la CCPR.”

transforman sociedades. La CCPR ha sido y es la institución representativa del sector privado y comercial que apoya el desarrollo de la actividad comercial, ayudando a mejorar las condiciones de vida de todos.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2009-2010 Jorge A. Galliano Artime

Entré a formar parte de la CCPR como miembro activo en el año 1972, en representación de nuestra empresa, Komodidad Distributors, Inc. Posterior a iniciarnos, comenzamos a vender fuera de Puerto Rico en los años 1973-1974, razón por la cual tuve que mudarme con mi familia a Isla Margarita, Venezuela, en donde vivimos por 13 años. Hicimos un paréntesis hasta alrededor del año 2004-2005 cuando nos reintegramos a la Institución. Para aquel entonces, bajo la presidencia de Héctor Mayol, fui invitado a presidir el Comité de Ventas al Detal, lo que resultó para mí una muy grata experiencia. Al mismo tiempo, participé en el Comité de Planificación Estratégica que se llevó a efecto antes del inicio del año de Leonardo Cordero, siendo él el Presidente Electo. Considero que se profundizó mucho sobre las necesidades de Puerto Rico y cómo se podía servir mejor a los miembros de nuestra Institución, desarrollándose un plan muy abarcador y de mucha profundidad.

fui electo miembro a la Junta Directiva y nombrado como Primer Vicepresidente, al igual que los años siguientes bajo las presidencias de Marcos Vidal y de Manuel Mejía. Al vencerse los tres años de la Junta, estuve un año fuera del directorio. Durante ese tiempo, recibí la invitación por varios miembros de nuestra Institución, entre ellos Juan Bauzá, Manuel Mejía y Bob Leith, para que aceptara la nominación a la candidatura como Presidente Electo. Acepté la misma considerándolo un gran honor, tanto personal como familiar, al igual que para nuestro grupo de empresas Gatsby y para todos los componentes de la misma.

Una vez comencé mi plan de trabajo, tuve muy en cuenta que Puerto Rico estaba ya inmerso en un prolongado período de contracción económica, donde se habían perdido muchos empleos y disminuida la capacidad prestataria de las instituciones financieras, así como el capital de muchas empresas y comercios; entendiendo que esa situación se debía a un prolongado proceso de erosión de nuestra competitividad. Conformé un Ese mismo año, cuando entró Comité para analizar cuál iba a a presidir Leonardo Cordero, ser, dentro del plan estratégico de

nuestra Institución, los aspectos más importantes para darles mayor prioridad. En el mismo, se concluyó que una vez asumiera la Presidencia, nos enfocaríamos en despertar ante la población la importancia de ser emprendedor y por ende del empresarismo, para mejorar nuestro nivel y calidad de vida y así transformar nuestro futuro en uno de oportunidades para todos. Creo firmemente en el potencial de Puerto Rico, su desarrollo socioeconómico y su capacidad de poder ser un ente de interacción dentro de la región y del hemisferio, considerando que el País tiene una ubicación geográfica privilegiada y que somos parte de los Tratados de Libre Comercio en Estados Unidos con muchos países de la región; de la estabilidad política y de la protección legal de las inversiones que también ofrecemos. Estoy convencido de que la Isla está llamada a ocupar un lugar promisor en la economía del hemisferio. Sin embargo, hay un sinnúmero de paradigmas que tienen que ser reenfocados. Necesitamos generar confianza en nosotros mismos, atrevernos a crear conceptos que no solamente compitan favorablemente en

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2009-2010 Jorge A. Galliano Artime

Puerto Rico, sino que puedan exportarse, aprovechando las oportunidades y retos que brinda el mundo globalizado. Durante mi Presidencia, estuvimos muy activos en la Legislatura de Puerto Rico, donde se presentaron 27 ponencias ese año. Uno de los esfuerzos más significativos fue el proyecto de la derogación de la Ley de Cierre. Además, con el objetivo de mantener y crear miles de empleos, preparamos junto a la Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA) y el capítulo de Puerto Rico de la Sociedad de Gerencia de Recursos Humanos (SHRM) en conjunto con un sinnúmero de orga¬nizaciones, una abarcadora propuesta, con el fin de impulsar una serie de cambios a la reglamentación laboral. Esto con el propósito de lograr la creación de empleos nuevos y permanentes como una forma de aliviar la crisis económica que enfrentaba el País. Por otro lado, uno de los eventos de más significado fue el Puerto Rico Conference, organizado por Francisco Rodríguez Castro

“Paco Pepe”, donde participó el Presidente de Babson College, la primera institución a nivel universitario de empresarismo de los Estados Unidos. También participó el Gobernador de Puerto Rico, Hon. Luis Fortuño e innumerables miembros del sector privado y público de los Estados Unidos. Este evento se llevó a cabo con el propósito de identificar los factores más importantes para ayudar a desarrollar la economía y, dentro de este proceso, crear las condiciones para ir superando o cambiando los enfoques que nos han sumido por años en una recesión económica. También, para poder lograr un nuevo periodo de desarrollo que va a requerir del esfuerzo, trabajo e interacción proactiva en todos los sectores de nuestro país. El segundo evento más importante fue la Primera Conferencia Legislativa, organizada por Juan Bauzá, en la que se integró la representación de las diferentes tendencias políticas de Puerto Rico. Sabemos que el futuro de nuestro país va más allá de un partido político, que depende de la conjugación de esfuerzos de todos los sectores para que Puerto Rico pueda tener un

progreso sostenido. Para mí, fue una gran satisfacción el poder ver miembros de los diferentes partidos políticos, incluyendo a los principales presidentes de las diferentes comisiones, representantes de la mayoría y minoría, tanto de la Cámara como del Senado, participar muy productivamente y ver cómo podíamos reenfocar muchas de las políticas y legislaciones, eliminando las que nos sacan de ser competitivos con otras jurisdicciones y que en realidad han afectado nuestra capacidad de generar empleos, tener mayores ingresos y dinamismo de la población para participar activamente en el desarrollo de nuestra economía. Para mí, ese año fue uno intenso, de grandes y maravillosas experiencias. Creo y revalido que nuestra Institución juega un rol de mucha importancia en nuestro futuro. Esto se debe en gran parte a los casi 100 años de lucha y trabajo continuo por servir a nuestro pueblo a través de nuestros profesionales, comerciantes y empresarios, que nos han ganado el reconocimiento de Institución, que se vincula en aportar lo mejor de cada uno de

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2009-2010 Jorge A. Galliano Artime

nosotros, que nos permite confrontar y superar nuestros retos y crear las condiciones para edificar un Puerto Rico de prosperidad y oportunidades para todos. Por último, estoy sumamente agradecido y satisfecho con la labor que realicé durante ese año de presidencia para que se mantuviera firme nuestra misión en la CCPR.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2010-2011 ING. RAÚL

GAYÁ NIGAGLIONI “...la Cámara de Comercio de Madrid, considerada la más grande en Europa, el cual manifestó interés en intensificar el intercambio de información con la CCPR ya que ellos querían emular y copiar muchos de los programas que nosotros tenemos.”

Soy el ingeniero Raúl Gayá Nigaglioni, Presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Rico durante el periodo 20102011. Llegué a esta venerable institución hace más de 20 años cuando comenzó la preocupación ambiental en Puerto Rico. Para ese entonces, entendía que el sector ambiental era parte de las preocupaciones de la economía y que iba a jugar un factor importante en el desarrollo económico y en el progreso del País, en aquella época se le llamó como actualmente le conocemos Desarrollo Sustentable. Este lenguaje sencillamente no se conocía ni se hablaba en la Cámara de Comercio, y fui yo quien lo introduje, dando así mis primeros pasos en la organización.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2010-2011 Ing. Raúl Gayá Nigaglioni

Inmediatamente, formé el Comité Ambiental de la Cámara, luego incluí los acuerdos de la Sección 1400 del Código Internacional, ligados al ambiente. Fundamos el Comité de Infraestructura y Permiso, también hicimos unas movidas internacionales sólidas como la Misión Comercial a Francia en el año 2000, de la cual surgieron muchos frutos para Puerto Rico, entre ellos la llegada del Grupo Libanés ONDEO con gasolineras Total. Además, debo resaltar que se hizo la primera presentación de Puerto Rico Integrada –Turismo y Desarrollo Económico–, a otro país, dicha presentación la trabajamos en unión a Fomento Económico, mejor conocido ahora como Promo Export; para nuestro orgullo la realizamos en un tercer lenguaje, el francés.

País de reformular su estrategia económica y de insertarse en la economía mundial. Fue entonces que me decidí a correr para la presidencia, porque entendía que Puerto Rico tiene que reenfocarse hacia la economía mundial.

Mi plan de trabajo se enfocó en una nueva visión para Puerto Rico. Una visión de retomar el destino económico de la Isla de una economía en decadencia (década perdida) hacia un nuevo Puerto Rico. Un Puerto Rico admirable por su gestión empresarial, su calidad de vida; una economía de crecimiento vigoroso; y un Puerto Rico integrado a la economía mundial. Este enfoque se llevó inclusive al “task forcé” de la Casa Blanca, buscando un compromiso de seguimiento de diez años para la economía de Puerto Rico Por varios años formé parte de y lograr así sacar la Isla de la Junta de Directores de la fluctuaciones políticas locales. Cámara y siempre mostré mi interés hacia el movimiento Adicionalmente, mi plan de extranjero, es en ese periodo trabajo, mostraba un énfasis que recibimos embajadores de en la exportación. Durante mi Japón y la Sección Comercial incumbencia como presidente de Canadá. Es ahí cuando realizamos la magna cumbre, entramos en toda esta temática E-3 Summit of the Americas: que nos dimos cuenta de la Empresarismo, Educación y necesidad que tiene nuestro Exportación= Competitividad,

siendo ésta la primera vez que se realiza un evento de este calibre en nuestra Institución. Debo destacar, que le dimos tanto énfasis, que logramos traer ante la Junta de Directores de la CCPR, al equipo ejecutivo de más alto nivel del Gabinete del Presidente de los Estados Unidos, para hacer una presentación sobre el Reporte Económico del Presidente Barack Obama. El propósito de este compartir fue el de establecer las estrategias necesarias para lograr el reto de crear unos 600,000 empleos y oportunidades de empleo para la próxima década, así como traer de vuelta al peritaje profesional que se ha ido de Puerto Rico y retener a nuestra juventud en la Isla. En adición, y como parte del énfasis que teniamos en movimientos exteriores y dado a que la función de los embajadores ha cambiado de una estrictamente diplomática a una comercial, tuve la oportunidad de entrevistarme con siete de ellos: el embajador de Estados Unidos en Nicaragua; España; Santo Domingo; el Salvador; Panamá; y los embajadores de Gran Bretaña y Francia en EU.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2010-2011 Ing. Raúl Gayá Nigaglioni

Otra de las tácticas de mi presidencia fue el reactivar los Comités de Trabajo. Para lograrlo, los reorganizamos de forma estratégica en cuatro áreas de mayor importancia: (1) Desarrollo Sustentable; (2) Acción Legislativa; (3) Pequeños y Medianos Comerciantes y Empresarismo; y (4) Unidad de Bienestar, que incluye salud y educación; todas funcionaban con diez comités adscritos a cada uno de ellas. También quiero destacar que en el año 2011 formamos parte de la delegación de una muy organizada Misión Comercial a España, encabezada por el entonces gobernador de Puerto Rico, Luis G. Fortuño. Durante este viaje tuve la oportunidad de reunirme con los Alcaldes de Madrid y otros pueblos adyacentes, incluyendo a Valladolid. Debo destacar que también formaron parte de la delegación varios empresarios españoles con inversiones en la Isla. Sin embargo, fue interesante ver que en España habían derogado la legislación que hacía compulsorio el pertenecer a las Cámaras de Comercio para

hacerlo voluntario, como lo es en Puerto Rico. Durante este viaje me reuní con el presidente de la Cámara de Comercio de Madrid, considerada la más grande en Europa, el cual manifestó interés en intensificar el intercambio de información con la CCPR ya que ellos querían emular y copiar muchos de los programas que nosotros tenemos y ver de qué forma podíamos ayudarlos. Por otro lado, trajimos al Presidente de la US Chamber of Commerce, Sr. Thomas J. Donohue, elevando un año más tarde el “ranking” de Puerto Rico a su punto más alto en la historia y destacando que nos encontramos entre las primeras 10 cámaras de Estados Unidos, entre 6 mil. También, durante mi presidencia hicimos varias reuniones con los diferentes sindicatos buscando hacer acercamientos de enfoque económico; logramos, además, establecer alianzas y acuerdos con distintas organizaciones como, el Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico, la Cámara de Comercio y Producción de Santo Domingo, la Administración de Pequeños Negocios, la Facultad de

Administración de Empresas de la Universidad de Miami, el Banco de Desarrollo Económico para Puerto Rico y el Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas de Puerto Rico. Todo esto buscando una concertación del tema económico y un frente unido hacia el desarrollo sustentable. También hicimos acuerdos con Orange County en Florida y su Alcaldesa, Teresa Jacobs, quien nos honró con su presencia junto a una delegación en la Convención. De igual forma, este servidor y un selecto grupo de líderes del sector privado, nos reunimos con la Cónsul General de Finlandia en Nueva York, la embajadora Ritva Jolkkonen, quien estuvo de visita en la Isla y sacó tiempo de su apretada agenda para entablar un diálogo con nosotros, especialmente dirigido y enfocado hacia la educación, baluarte distintivo del país Finlandia. Durante mi incumbencia, estuvimos sumamente activos en la Legislatura de PR, mantuvimos un papel protagónico y fundamental en la consideración de múltiples medidas de gran impacto para el

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2010-2011 Ing. Raúl Gayá Nigaglioni

País, como la Reforma Energética y la Reforma Contributiva, ambas aprobadas. Aún la Reforma Laboral está pendiente. Igualmente, presentamos más de 60 ponencias ante la Legislatura y realizamos muchísimas visitas a senadores y representantes con este enfoque de reforma económica. Otro programa que me encantó fue Llevando la Cámara al Pueblo, de todas las cosas que hice, ésta fue la que más satisfacción me brindó. Llevando la Cámara al Pueblo, es llevar el mensaje de lo que es el valor, la empresa libre, el valor añadido y el mercado libre a los residenciales públicos de Puerto Rico como Manuel A. Pérez en Hato Rey y Montehatillo en Rio Piedras. Además, el poder llevarlo a puntos lejanos de la zona metro como Culebra o Caguas. Es que si uno no le explica a la gente lo que está pasando –somos los que tenemos información y nos desesperamos a veces– los menos afortunados se tienen que desesperar más. Adicionalmente, este programa nos ayudó a cumplir con la misión educativa e inspiracional de hacer un mejor entendimiento de nuestro sistema económico a todas las clases sociales. Con este programa, logramos

integrar los polos opuestos de nuestra economía, desde los más informados y poderosos incluyendo a Casa Blanca, hasta los menos informados y desafortunados en los residenciales públicos. Entre otros logros que me llenan de orgullo está que trajimos a CNN y a la cadena ABC de Boston para cubrir uno de nuestros importantes eventos. Trambién nos visitó el Presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, Sr. William C. Dudley; fundamos y empezamos el Enlace Caribeño cuando visitamos Santo Domingo con el Gobernador. Durante esta visita participamos del programa televisivo “Hoy Mismo”; y visitamos, el Periódico Listín Diario. Una de las razones por las que yo aspiraba llegar a la presidencia de la Cámara y quise llevar el mensaje con mis ideas, es que en los países que ha repuntado su economía la Cámara de Comercio de Puerto Rico siempre ha jugado un rol importante, y yo entendía y sigo entiendo que la CCPR es una voz refrescante entre tanto estímulo contradictorio

que existe en el ambiente, para ayudar a levantar la economía y el contrato social de Puerto Rico. Algo muy importante que debo mencionar es que hoy día tenemos que estar preparados para muchas cosas, para una economía que lo que tu haces en PR se afecta en China, en Nueva Zelandia y África. Tienes que tener todos los conocimientos y dentro de ese mundo escoger y orientarte donde es tu mejor aportación. Los trabajos permanentes ya no existen, ni los retiros de compañِías grandes, entonces tienes que prepararte para otro mundo, para uno innovador, donde crees, donde puedas cambiar de empleo o cambiar de empresa en 6 ó 7 ocasiones y tú mismo crear tu valor, el contrato de ser de hoy en día es totalmente distinto al de aquella época. Tienes que vivir en conciencia con el resto del planeta, que los gases que genera tu carro le afectan a la población de Argentina o a la de Alaska, es otro mundo. Las leyes que se pasan en Puerto Rico crean empleo en Venezuela, Panamá u otros países. “Tenemos que reenfocar y estucturar el contrato social en Puerto Rico”.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2011-2012 SALVADOR

CALAF LEGRAND “Desde el día uno

Llegué a la Cámara hace más de 20 años, específicamente

en que salí presidente electo,

para los años 1986-1987, pero fue para el 1989 cuando

me concentré en aportar y eso lo continué durante mi año en funciones y espero continuarlo...”

trabajaba para Banco Santander y dirigía el área dirigida a las pequeñas y medianas empresas donde me vinculé con la CCPR, el Centro Unido de Detallistas y organizaciones importantes. Con la Cámara colaboré en varios comités bajo distintas presidencias como la de Edgardo Ruben Martínez, Juan Bauzá y, sucesivamente, con otros Ex-Presidentes.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2011-2012 Salvador Calaf Legrand

Presidí los Comités de Pequeños Negocios, Banca y Finanzas, así como el de Nominaciones. En los últimos seis o siete años varias personas me solicitaron que aceptara una nominación a Director. Desde la primera vez que me postulé fui electo a un término de tres años, bajo la presidencia del amigo Bartolomé Gamundi, quien me invitó a ser parte del Comité Ejecutivo como vocal. En el segundo año como Director, ocupé la posición de Segundo Vicepresidente y, en el año subsiguiente, bajo la presidencia de Jorge Galliano, ocupé la posición de Primer Vice-Presidente; es decir, que en estos últimos tres años ocupé las posiciones claves dentro del Comité Ejecutivo y la Junta. Más tarde, varias personas me hicieron acercamientos para que aspirara a la presidencia de la Cámara, lo cual no había contemplado y no estaba dentro de mis planes. Pero esas llamadas siguieron aumentando y, luego de consultarlo con mi esposa, lo presenté al Banco en que laboro, el cual me dio su apoyo para aceptar la nominación.

de mis principales aportaciones fue desarrollar un nuevo plan estratégico en unión a un grupo de camaristas como Manuel Cidre, Jorge Cañellas, Pepe Izquierdo, Iris Rivera, Ángel Reyes, Bartolomé Gamundi, Raúl Rodríguez, e incluso Raúl Gayá, quien era el presidente en funciones; todos trabajamos durante meses bajo la dirección del experto en desarrollo organizacional, Eduardo Arroyo. Tuvimos como resultado un documento de gran profundidad cuya intención era enfocar las prioridades de la Institución para los próximos años y que se le diera continuidad a dicho documento. Ciertamente, como Presidente Electo la experiencia más enriquecedora que tuve fue dejar el legado del Plan Estratégico, las enmiendas a los Estatutos y comités, para atemperarlos a las necesidades de la Cámara y del País.

Dicho Plan Estratégico está centrado en cuatro pilares principales: (1) Ayudar a unificar a Puerto Rico en una visión común de país; (2) Desarrollar e implementar acciones que fomenten la Una vez inicié mi término competitividad; (3) Ayudar a como Presidente Electo, una crear una cultura empresarial

en Puerto Rico; y (4) Contribuir en el desarrollo empresarial exitoso de los socios y socias de la Institución. Los pilares de conjurar una visión de país y crear una cultura empresarial fueron nuestra punta de lanza dentro del plan de trabajo; algo que fue consistente en todos los eventos que realizamos y en esfuerzos tan importantes como la Campaña de Servicio Público “Impulsa la Empresa de tu Vida” con la cual creamos un programa de mentoría, ofrecimos talleres alrededor de toda la Isla, contribuimos al establecimiento o expansión de 50 empresas, establecimos alianzas con medios de comunicación y otras 25 entidades o empresas que desarrollaron iniciativas para fomentar el empresarismo. Entre los logros más significativos de mi año, se destacan tres cumbres en diferentes sectores: el Telecom Conference, que además de atender a un mercado en constante crecimiento como el de telecomunicaciones, hay excelentes oportunidades para el empresarismo; el

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2011-2012 Salvador Calaf Legrand

PR Health & Insurance Conference, el cual abordó los temas de dos industrias que están viviendo una gran transformación y representan un sector laboral significativo para la Isla y el Puerto Rico Conference 2012, donde superamos récords de asistencia. También, tuvimos el Almuerzo de Líderes Empresariales, que tuvo como orador invitado al expresidente de Costa Rica y Premio Nobel, Dr. Oscar Arias. Durante su presentación nos propusimos llevar el mensaje de la importancia del empresarismo como vehículo para tratar de conjurar una visión de país y resaltar nuestro potencial en las exportaciones, porque es la forma más efectiva y rápida para poder crecer económicamente. Tenemos que romper con nuestro insularismo y educar a nuestra clase empresarial. De igual forma, le dimos vida a la Fundación de la CCPR, para que impulse estudios sobre empresarismo, realice alianzas estratégicas con otras organizaciones, consiga fondos federales o estatales y de otras fundaciones de otras partes del

mundo en pro del desarrollo empresarial, entre otros. Creo es un mecanismo que, si lo sabemos aprovechar, va a ser de mucha utilidad para la Cámara en el futuro. Por otro lado, estuvimos bien activos en todo lo que tiene que ver con exportación de servicios. La Cámara fue socia fundadora de Enlace Empresarial; corporación privada dedicada a fomentar las exportaciones desarrollando un modelo efectivo con la colaboración del gobierno pero siendo el sector privado el protagonista. Ese modelo se puso en práctica cuando hicimos la misión comercial a República Dominicana, que a diferencia de otras misiones tradicionales se generaron ventas millonarias casi en forma inmediata .Durante la misión nos acompañaron cinco de las principales asociaciones de Puerto Rico, Asociación de Industriales de PR; Colegio de Ingenieros y Agrimensores de PR; Centro Unido de Detallistas; y la Asociación de Productos de PR.

Entiendo ellas son el corazón de la CCPR. Las mismas buscan un vehículo donde puedan canalizar su preocupaciones y que su mensaje no sólo se escuche, sino que se tome acción y que puedan desarrollar un frente unido con otras organizaciones. Nuestras organizaciones afiliadas asumieron un rol muy activo en el desarrollo de recomendaciones a las áreas a cargo de plataforma de los Partidos Políticos. Presentamos recomendaciones en áreas como agricultura con un enfoque totalmente innovador, pero también abordamos sectores como el turismo, las leyes laborales, los permisos, salud y educación, entre otros

Quiero resaltar, que una de las mejores noticias y logros más importantes durante mi año fue la distinción que recibió la CCPR, como una de las primeras seis Cámaras de toda la Nación Americana. Eso no solo nos brinda mayor credibilidad, sino también contribuye a una gestión más efectiva en el Congreso de los Estados Unidos, ya Durante mi año también le que ampliar nuestro acceso di mucha participación a a las esferas federales es de las Asociaciones Afiliadas. vital importancia.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2011-2012 Salvador Calaf Legrand

Desde el comienzo de mi presidencia, tenía la intención de que para la culminación de mi año tuviésemos como orador invitado el primer dignatario de un país cuyas iniciativas para utilizar el empresarismo como plataforma para su desarrollo económico fuera notable. De ahí surge la idea de traer a Ricardo Martinelli, Presidente de Panamá. ¿Por qué Panamá?, primero porque su crecimiento económico anual promedio alcanza un 10%, segundo porque Martinelli es empresario y su gabinete está compuesto por empresarios, tercero porque ellos han creado unas zonas de valor alrededor del Canal que no solamente le facilita al puertorriqueño hacer negocios allí, sino que de ahí pueda distribuir para abrir otros mercados y en cuarto lugar, pero no menos importante, es una economía dolarizada. El proceso para conseguirlo es una anécdota muy interesante. Desde noviembre comencé a enviar comunicación solicitando su asistencia, de su oficina me contestaban que agradecían mi carta pero que era muy temprano para poder asegurar la fecha. Yo sabía que no era tan fácil conseguir el

Presidente de una República. Entonces, recuerdo que tanto Maria Eugenia Ferré y Luis Alberto Ferré del Grupo Ferre Rangel me invitaron como Presidente de la Cámara a participar en Agenda Ciudadana recibiendo las recomendaciones para el sector privado. En esa actividad estaban los tres candidatos a la gobernación incluyendo al gobernador Luis Fortuño. Me acerco a Fortuño y le indico que llevo varios meses enviando comunicaciones al presidente de Panamá y le explico mi plan de traerlo para la Convención; el Gobernador me dice: “yo te firmo la carta” y luego me pregunta, “¿por qué no mejor te la firmo y te vas conmigo para Panamá?” Y así fue, nos fuimos juntos para Panamá para el Expo Commerce; una actividad importante donde el Gobernador no sólo iba como Gobernador de PR, sino como Presidente de los Gobernadores del Sur. Recuerdo que el día de apertura el Gobernador me dijo “no te preocupes, vete al área del booth que yo me voy a llevar al Presidente y cuando esté por allí te lo voy a presentar, -casi fue secuestrado y Luis en eso

me ayudó- cuando fue le dijo: “Martinelli quiero presentarte al presidente de la CCPR”, yo, que tenía la invitación lista y a la vista de los periodistas de PR el Presidente dijo “Puerto Rico, voy” y aceptó allí la invitación. También, como parte de estas anécdotas, es que a mí me tocó recibir -junto con la Cónsul de Panamá en PR- al Embajador de Panamá en Estados Unidos a su llegada a PR. Normalmente, esta gente es de mucho protocolo pero, para mi sorpresa, era un individuo muy sencillo, empresario, y me dijo, “mira, esto de embajador es título”. Hicimos una buena amistad. Martinelli, cuando llegó al aeropuerto igualmente, una persona muy accesible pero con una gran visión empresarial; nos decía “ustedes tienen todo, tienen que insertarse en estas oportunidades y, siendo parte de los EU, deben tener la capacidad para poder. Son EU y Latinoamérica a la misma vez ¿cuánta gente puede decir que tiene esa ventaja?”. Fue interesante compartir con un Presidente de este nivel, estuvimos en Fortaleza y almorzamos con el Gobernador,

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico


2011-2012 Salvador Calaf Legrand

fuimos a Río Piedras, a la Fundación de Sila María Calderón, el Centro Para Puerto Rico. Su Conferencia Magistral fue de gran aceptación entre los empresarios que asistieron a nuestra Convención.

se podían reunir para conversar con estos “attachés”, todo bajo un mismo techo. Gracias a la gestión de varias personas fue todo un éxito, las citas fueron muy productivas, todo estuvo muy concurrido viernes y sábado, además, se firmó un Dicho sea de paso, una de las acuerdo para darle continuidad. aportaciones más importantes como Presidente fue crear el Para mí, dirigir la CCPR fue una Centro de Exportación que se gran responsabilidad. Inicié mi realizó durante la Convención. presidencia con la frente en alto Considero que el Centro hizo y salí de la misma en igual forma. historia, porque no solamente .Tuve momentos difíciles, era la parte educativa, sino pero siempre respondiendo que tenía los “attachés” a lo que yo juramenté en el comerciales de los países donde Tribunal Supremo, defender nos ofrecen mayor oportunidad los Estatutos de la CCPR. Lo para exportar. Los interesados hice y lo hago de acuerdo a los

principios que me rigen. Desde el día uno en que salí presidente electo, me concentré en aportar y eso lo continué durante mi año en funciones y espero continuarlo durante mi año como pasado presidente inmediato. La Cámara es una de las organizaciones más importantes del país y te da la oportunidad de compartir con todos los empresarios y organizaciones públicas y privadas; con las esferas de poder tanto locales como internacionales. Mi experiencia en la presidencia fue de gran satisfacción, particularmente por las aportaciones y el legado que le dejamos a la Cámara.

Memorias de los Expresidentes de la Cámara de Comercio de Puerto Rico

Memorias Expresidentes de la CCPR 1969-2012  

Memorias y anecdotas de los pasados presidentes de la Centenaria Cámara de Comercio de Puerto Rico.