Page 1

TUTELA POR VÍAS DE HECHO CAUSALES GENÉRICAS DE  PROCEDIBILIDAD


Sentencia C ­ 543 de 1992 Declaró  inexequibles  los  artículos  11  y  40  del  decreto  2591  de  1991:  Artículo 11.­  Caducidad.  La acción de tutela podrá ejercerse en  todo  tiempo  salvo  la  dirigida  contra  sentencias  o  providencias  judiciales que pongan fin a un proceso, la cual caducará a los dos  meses de ejecutoriada la providencia correspondiente.  Artículo  40  establecía  la  competencia  especial  para  conocer  sobre  acciones  de  tutela  contra  sentencias  proferidas  por  los  jueces superiores, los tribunales, la Corte Suprema de Justicia y  el Consejo de Estado. 


Sentencia C ­ 543 de 1992. Mayoría.   Naturaleza. La acción de tutela es  subsidiaria y es inmediata.   Prevalencia de la cosa juzgada legal “Pilar  de Occidente”.  Argumento biológico y del error judicial.   Autonomía y especialidad de los jueces.   Derecho comparado. 


Sentencia C ­ 543 de 1992 “El  principio  de  la  cosa  juzgada  hace  parte  indiscutible  de  las  reglas  del  debido  proceso  aunque  no  se  halle  mencionado  de  manera  expresa  en  el  artículo  29    de  la  Constitución.  Todo  juicio,  desde  su  comienzo,  está  llamado  a  culminar,  ya  que  sobre  las  partes  no  puede  cernirse  indefinidamente  la  expectativa  en  torno  al sentido de la solución judicial a su conflicto.  En  consecuencia,  hay  un  verdadero  derecho  constitucional  fundamental  a  la  sentencia  firme  y,  por  tanto,  a  la  autoridad  de  la  cosa  juzgada.”


Sentencia C ­ 543 de 1992 “Si  la  Constitución  dispone  que  ninguna  persona  podrá  ser  juzgada  dos  veces  por  el  mismo  hecho  ­"non  bis  in  idem"­,  con  esa  garantía  procesal  resulta  incompatible  la  posibilidad  de  intentar  acciones  de  tutela  contra sentencias ejecutoriadas, toda vez que  ello  representaría  la  reapertura  del  proceso  culminado.”


Salvamento de voto, C­543 de 1992  Actuaciones de hecho imputables al  funcionario “… en hipótesis como éstas, no  puede hablarse de atentado alguno contra  la seguridad jurídica de los asociados, sino  que se trata de hacer realidad los fines que  persigue la justicia” Angarita, Cifuentes,  Martínez Caballero.


Sentencia C ­ 543 de 1992 “No  procede  la  acción  de  tutela  contra  ninguna  providencia  judicial,  con  la  única  salvedad  del  perjuicio  irremediable,  desde  luego  aplicada  en  este  evento  como  mecanismo  transitorio  supeditado  a  la  decisión  definitiva  que  adopte  el  juez  competente.  Se  hace  posible  la  acción  de  tutela  respecto  de  actuaciones  judiciales  distintas de las providencias.”


Cronología de las sentencias Sentencia No. T­006/92 de mayo 12  Sentencia No. T­494/92 de agosto 12 Sentencia No. C­543/92 de octubre 1° Sentencia T­079/1993


Posición de la Corte Constitucional, 

Sentencia T­079/93

En numerosas  ocasiones,  esta  Corporación  ha  señalado  que  la  acción  de  tutela  procede,  de  forma excepcional, contra providencias judiciales.  Desde las sentencias T – 006 y T – 494 de 1992,  la Corte Constitucional comenzó a precisar que la  acción  de  tutela  es  un  mecanismo  idóneo  para  evitar que a las personas les sean vulnerados sus  derechos fundamentales, sin importar si el origen  de dicha afectación es una decisión judicial. 


Posición de la Corte Constitucional Si bien en la sentencia C ­ 543 de 1992 se  declararon  inexequibles  los  artículos  11  y  40  del  decreto  2591  de  1991,  en  esa  misma  decisión  se  señaló  su  procedencia  excepcional, sujeta a criterios precisos que  la Corte ha venido fijando a lo largo de su  jurisprudencia.


Sentencia T­079/93 “En el caso sub­examine, la Sala Civil de la Corte  Suprema  de  Justicia  confirmó  la  sentencia  de  primera  instancia  que  concediera  la  tutela  solicitada  por  considerar  que  la  violación  del  derecho  fundamental  era  tan  manifiesta  por  parte  de  la  autoridad  administrativa  que  el  Juez  Promiscuo  de  Familia  no  tenía  alternativa  diferente  que  negar  la  medida  administrativa  y  ordenar se subsanara la actuación viciosa.” 


Sentencia T­079/93 “La  tesis  expuesta  por  la  Sala  Civil  de  la  Corte  Suprema  de  Justicia  para  confirmar  la  sentencia  que  concediera  la  tutela  contra  una  decisión  judicial  es  coherente  con  la  doctrina  constitucional  acogida  por  esta  Corporación,  según  la  cual  es  procedente  la  acción  de  tutela  cuando  se  ejerce  para  impedir  que  las  autoridades  públicas,  mediante  vías  de  hecho  vulneren  o  amenacen  los  derechos  fundamentales.” 


Sentencia T­079/93 “Una  actuación  de  la  autoridad  pública  se  torna  en  una  vía  de  hecho  susceptible  del  control  constitucional  de  la  acción  de  tutela  cuando  la  conducta  del  agente  carece  de  fundamento  objetivo,  obedece  a  su  sola  voluntad  o  capricho  y  tiene  como  consecuencia  la  vulneración  de  los  derechos fundamentales de la persona.”


Etapas: De la vía de hecho a las  causales genéricas.   Primera etapa o asentamiento: 1992­1994.  Segunda etapa: Teoría de los defectos.  1994­1999.   Tercera etapa: De los test. 1999­2003.  Cuarta etapa: Causales genéricas de  procedibilidad de la acción de tutela contra  providencias judiciales. 


CAUSALES GENÉRICAS DE  PROCEDIBILIDAD (S. T­949/03) Para  la  Corte,  no  se  trata  de  una  modificación  sustantiva  del  régimen  de  procedibilidad  de  la  acción  de  tutela  contra  providencias  judiciales,  implica, en cambio, una revisión sistemática de la  práctica  jurisprudencial  de  la  Corte  que  consulta  la  doble  necesidad  de  sistematización  y  racionalización  de  la  actividad  jurisprudencial,  y  de  coherencia  y  fidelidad  con  los  mandatos  constitucionales.


CAUSALES GENÉRICAS DE  PROCEDIBILIDAD (S. T­949/03) De  esta  manera,  son  las  causales  de  procedibilidad  de  la  acción  de  tutela  contra  providencias  judiciales,  definidas  a  lo  largo  de  la  jurisprudencia,    ahora  sistematizadas  y  que  continúan  siendo  por  regla  general  excepcionales,  las  que  permiten  de  manera  simultánea,  proteger  y  hacer  compatibles  los  valores  de  eficacia  de  los  derechos  fundamentales  y  de  autonomía  judicial,  como  principios  fundantes  e  insustituibles  del  Estado  constitucional. 


Causales de procedibilidad 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8.

Por defecto sustantivo Por defecto fáctico Por defecto orgánico Por defecto procedimental Por error inducido Por decisión sin motivación Por desconocimiento del precedente Por violación directa de la constitución


VÍAS DE HECHO (1)  POR  DEFECTO  SUSTANTIVO,  “que  se  produce  cuando  la  decisión  controvertida  se  funda  en  una  norma  indiscutiblemente  inaplicable”,  “ya  sea  por  que  perdió  vigencia,  porque  su  aplicación  resulta  del  todo  inconstitucional  o,  porque  su  contenido  no  guarda relación de conexidad material con los  presupuestos  de  hecho  a  los  cuales  se  ha  aplicado”


DEFECTO SUSTANTIVO  (S. T­169/05) 1.

Cuando la  decisión  se  funda  en  una  norma  indiscutiblemente inaplicable: 1.1 Perdió vigencia. 1.1.1 Porque ha sido derogada 1.1.2  Porque  ha  sido  declarada  inexequible 1.2  Su  contenido  no  guarda  relación  de  conexidad  material  con  los  presupuestos  de  hecho a los cuales se ha aplicado


DEFECTO SUSTANTIVO  (S. T­169/05) 2. Cuando la norma aplicable al caso  es claramente inadvertida  o no tenida  en  cuenta por el fallador. 3.  Por  interpretación.  Cuando  a  pesar  del  amplio  margen  interpretativo  la  aplicación de la regla es inaceptable por: 3.1  Tratarse  de  una  interpretación  contra  evidente  (interpretación  contra  legem) 3.2  Tratarse  de  una  interpretación  claramente  perjudicial  para  los  intereses  legítimos  de  una  de  las  partes  (irrazonable  o  desproporcionada) 3.3  Carecer  la  providencia  de  fundamento  objetivo  y  razonable,  por  basarse  en  una  interpretación  ostensible  y  abiertamente  contraria  a  la  norma jurídica aplicable 3.4  Estar  fundada  la  providencia  en  alguna  de  las  interpretaciones  plausibles  de  la  norma  aplicable,  pero  no  obstante  aplicar  razonamientos incoherentes para llegar a la decisión.


 Sentencia T­573 de 1997. El caso consistía en que un  ciudadano, junto con otras dos personas, había sido  condenado por el Juez 26 Penal Municipal de Medellín, a  una pena principal de 28 meses de prisión por tentativa de  hurto calificado y agravado, a la vez que se le negaba la  excarcelación a todos los procesados. El juez de instancia  al tasar la pena, no dispuso la rebaja que le ordenaba el  artículo 374 del Código de Procedimiento Penal, conforme  a la cual, en los casos de restitución de la cosa e  indemnización de perjuicios, habrá lugar a una disminución  de la pena de la mitad a las tres cuartas partes.


VÍAS DE HECHO (2)  POR  DEFECTO  FÁCTICO,  “que  ocurre  cuando  resulta  indudable  que  el  juez  carece  de  sustento  probatorio  suficiente  para  proceder a aplicar el supuesto legal en el que  se sustenta la decisión”, es decir, “cuando se  observa  que  de  una  manera  manifiesta  aparece  irrazonable  la  valoración  probatoria  hecha  por  el  juez  en  la  correspondiente  providencia”; 


 Se ignora la prueba, al negarla o impedir  su práctica.   Se omite la valoración de la prueba, o se  valora la prueba ilícita (SU 159 de 2002 Miti­ Miti)  Sin razón valedera, no se da por probado un  hecho que surge clara y objetivamente de la  prueba aportada al proceso


VÍAS DE HECHO (3)  POR  DEFECTO  ORGÁNICO,  que  “se  presenta  cuando  el  funcionario  judicial  que  profirió  la  providencia  impugnada,  carece,  absolutamente, de competencia para ello”  “La competencia de una autoridad judicial ha sido entendida como la  porción, la cantidad, la medida o el grado de jurisdicción que corresponde  a cada juez o tribunal, mediante la determinación de los asuntos que le  corresponde conocer; atendidos determinados factores (materia, cuantía,  lugar, etc.)”. C­111/00


 SU­1184 de 2001: juzgamiento del brigadier general  Jaime Humberto Uscátegui Ramírez  y del teniente  coronel Hernán Orozco Castro, habían sido hechos  por la justicia penal militar, la que carecía de  competencia por tratarse de actos fuera del servicio  (por ser crímenes de lesa humanidad) y por ostentar  el general Uscátegui fuero constitucional de  juzgamiento, asignado a la Sala Penal de la Corte  Suprema de Justicia.


VÍAS DE HECHO  (4) POR DEFECTO PROCEDIMENTAL  ABSOLUTO, “que aparece en aquellos eventos  en los que se actuó completamente al margen del  procedimiento establecido”. Radical alejamiento  del procedimiento provocado por la providencia.


 Defecto procedimental por no notificarse a una de  las partes dentro de un proceso, ni siquiera se le  informó al afectado la iniciación de investigación  en su contra. T­639 de 1996.  T­333 de 2006. Por no ordenar archivo de  ejecutivos tras reliquidación de UPAC conforme a  Ley 546 de 1999. 


VÍAS DE HECHO (5)  POR  ERROR  INDUCIDO,  o  por  consecuencia: En la cual, si bien el defecto  no es atribuible al funcionario judicial,  éste  actuó  equivocadamente  como  consecuencia  de  la  actividad  inconstitucional  de  un  órgano  estatal  generalmente  vinculado  a  la  estructura  de  la administración de justicia


ERROR INDUCIDO SU­014/01 Juicio a persona ausente. Se  trata  de  una  suerte  de  vía  de  hecho  por  consecuencia.  En  tales  casos  ­  vía  de  hecho  por  consecuencia  ­  se  presenta  una  violación  del  debido  proceso,  no  atribuible  al  funcionario  judicial,  en  la  medida  en  que  no  lo  puede  apreciar,  como  consecuencia de la actuación inconstitucional de otros  órganos estatales. No  en  caso  de  ser  particulares  que  no  presta  función  pública. (SU 014 de 2001)


VÍAS DE HECHO 6) POR DECISIÓN SIN MOTIVACIÓN, Cuando la  autoridad judicial profiere su decisión sin sustento  argumentativo  o  los  motivos  para  dictar  la  sentencia no son relevantes en el caso concreto,  de  suerte  que  puede  predicarse  que  la  decisión  no tiene fundamentos jurídicos o fácticos.  T­114 de 2002.


VÍAS DE HECHO (7)  POR  DESCONOCIMIENTO  DEL  PRECEDENTE, En aquellos casos en los cuales  la autoridad judicial se aparta de los precedentes  jurisprudenciales,  sin  ofrecer  un  mínimo  razonable de argumentación, de forma tal que la  decisión tomada variaría, si hubiera atendido a la  jurisprudencia. SU  640  de  1998,  por  desconocer  sentencias  C011  de 1994, C 586 de 1995 y C448 de 1997. Sobre  periodo de alcaldes personal y no institucional. 


DESCONOCIMIENTO DEL  PRECEDENTE Mediante  sentencia  C­836  de  agosto  9  de  2001  la  Corte  Constitucional  declaró  exequible  el  artículo  4°  de la ley 169 de 1896: “Art. 4°. Tres decisiones uniformes dadas por la Corte  Suprema, como tribunal de casación, sobre un mismo  punto de derecho, constituyen doctrina probable, y los  jueces podrán aplicarla en casos análogos, lo cual no  obsta  para  que  la  Corte  varíe  la  doctrina  en  caso  de  que juzgue erróneas las decisiones anteriores”.


DESCONOCIMIENTO DEL  PRECEDENTE En  la  parte  resolutiva  de  la  sentencia  se  establece  que  dicho  artículo  es  exequible  “siempre  y  cuando  se  entienda  que  la  Corte  Suprema  de  Justicia,  como  juez  de  casación,  y  los  demás  jueces  que  forman  la  jurisdicción  ordinaria,  al  apartarse  de  la  doctrina  probable  dictada  por  aquella,  están  obligados  a  exponer  clara y razonadamente los fundamentos jurídicos  que  justifican su decisión, en los términos de los  numerales 14 a 24 de la presente sentencia”.


VÍAS DE HECHO (8)  POR  VIOLACIÓN  DIRECTA  DE  LA  CONSTITUCIÓN Cuando una decisión judicial  desconoce  el  contenido  de  los  derechos  fundamentales  de  alguna  de  las  partes,  realiza  interpretaciones  inconstitucionales  o  no utiliza la excepción de inconstitucionalidad  ante vulneraciones protuberantes de la Carta,  siempre  y  cuando  haya  sido  presentada  solicitud expresa al respecto


 SU 120 de 2003. Indexación de primera  mesada pensional al no respetar arts. 13 y  53 de la CP. 


La acción  de  tutela  contra  sentencias  judiciales,  es  una  especie  dentro  del    control  concreto  de  constitucionalidad  sobre  los  actos  de  las  autoridades  públicas  en  ejercicio  de  sus  funciones.  Armoniza  no  sólo  con  los  principios,  derechos  y  garantías  consagrados  en  la  Carta,  sino también con los instrumentos internacionales  de  derechos  humanos  ratificados  por  Colombia,  en  especial  con  el  Pacto  de  San  José  de  Costa  Rica y el Pacto Internacional de Derechos Civiles  y Políticos

Acción de tutela contra providencias. CAP, 2011  

TUTELA POR VÍAS DE HECHO CAUSALES GENÉRICAS DE PROCEDIBILIDAD Declaró inexequibles los artículos 11 y 40 del decreto 2591 de 1991: Artículo...