Page 1

FOTOGRAFIANDO PAISAJES NATURALES

JUAN ANTONIO PALACIOS GARCIA

i


!

Este manual va dirigido a todos aquellos que se inician en la fotografía de natu-

raleza, con conocimientos suficientes del manejo de la cámara y objetivos, por lo que estos temas los abordaré someramente.

!

Con este trabajo quiero contribuir a la divulgación de la fotografía de naturaleza

y a fomentar el respeto por el medio natural que nos rodea.

!

También quiero agradecer a todas aquellas personas que desinteresadamente han

divulgado sus conocimientos, en paginas webs y en otros medios y que tanto me han servido en mi aprendizaje.

!

!

!

!

!

!

El Autor

ii


Fotografiando Paisajes Naturales

FotografĂ­a y textos: Juan Antonio Palacios Garcia

iii


Practicando, aprendiendo, cometiendo errores. AsĂ­ se logra el talento. VolviĂŠndolo a intentar. Fracasando otra vez. Fracasando mejor.

iv


La Luz La fotografía de paisaje natural es teóricamente fácil de realizar, basta con un click y ya tenemos nuestra foto. Generalmente se hace a plena luz del día con altas velocidades de obturación y con diafragmas cerrados, se superan así los problemas de enfoque, las imágenes trepidadas o movidas y las limitaciones de la escasa profundidad de campo. Salvo raras excepciones obtendremos una imagen bien realizada técnicamente pero sin mayor interés visual. Lo que convierte a una fotografía en interesante y extraordinaria es, sin lugar a dudas la luz: Su intensidad, su calidad y su dirección transforman completamente nuestra percepción del paisaje. Los colores, los volúmenes, las texturas y la atmósfera de la escena cambian al compás de la luz y debemos estar atentos a estos cambios para conseguir imágenes con impacto visual.

Fotografía realizada a media tarde, después de una tormenta, los campos iluminados por el sol adquieren unos tonos intensos

Distancia focal real: 35 mm. Sensibilidad ISO: 100 Medición: Puntual Exposición: Manual Diafragma: f/11

Velocidad: 1/30 Balance de Blancos: Automático Compensación de exposición: -1, Trípode, cable disparador, polarizador

La mayoría de los fotógrafos de paisajes preferimos las luces de las primeras y últimas horas del día, ya que el ángulo de incidencia de la luz crea interesantes sombras y se aprecian mejor las texturas y los volúmenes. Su menor intensidad reduce el contraste y en consecuencia aumenta la riqueza tonal y se perciben más matices de color.

v


Cuando el sol se encuentra próximo al horizonte , la distancia que recorre la luz a través de la atmósfera es mayor que al mediodía. En este viaje, la ondas de longitud cortas, las correspondientes al color azul, se dispersan, llegando hasta nosotros las ondas de longitud más largas, principalmente las correspondientes a los colores rojos y naranjas. Como consecuencia los colores del paisaje se tornan cálidos, emotivos y sutiles. Esto y la brevedad de un amanecer o atardecer intenso hacen que valoremos de una forma especial el tipo de luz que nos aporta. En resumen, las mejores luces para fotografía de paisaje las obtendremos al amanecer y al atardecer. Los días nublados o incluso de lluvia cualquier hora puede ser buena por la menor intensidad de luz.

Un amanecer en la playa de Motrico. Una de mis primeras fotografías de un amanecer.

Camara Compacta SONY DSF 800 Distancia focal real: 35 mm. Sensibilidad ISO: 100 Medición: Matricial Exposición: Manual

vi

Diafragma: f/11 Velocidad: 0,5” Balance de Blancos: Automático Compensación de exposición: 0 Otros: Trípode, cable disparador


El Equipo El equipo ideal tiene que ser versátil y autónomo, capaz de solucionar casi todo. Es cierto que un fotógrafo con ciertas dotes de composición no precisa de equipos sofisticados para hacer una buena fotografía. Existen en el mercado cámaras compactas, algunas de ellas de alta gama, que nos pueden dar imágenes de calidad aunque con algunas limitaciones. Podemos pensar que es una disciplina sencilla y que no requiere de conocimientos o equipos especiales., pero si queremos realizar buenas fotografías y con frecuencia, necesitaremos conocer bien como se hacen y con que equipos. El equipo que utilizo es el siguiente • Cuerpo Canon EOS 5D • Cuerpo Canon EOS20D • Objetivo Canon 16:35 mm. • Objetivo Canon 24:70 mm. • Objetivo Canon 100:400 mm. • Duplicador x2 • Tubos de extensión • Objetivo Canon Macro EF 100 mm. • Juego de lentes de aproximación • Trípode • Cable disparador • Filtro U.V., Polarizador, Densidad Neutra, etc. Para obtener una buena calidad es muy importante utilizar una buena óptica, por lo que mi recomendación es invertir en objetivos ya que su tecnología no evoluciona tan rápido como las cámaras y nos durarán unos cuantos años. Hay una idea generalizada de poner un filtro protector delante del objetivo. Si a un objetivo de alta gama le estamos poniendo un filtro que a veces no es de la calidad deseada o por su uso tiene rayas o manchas, estamos bajando de una forma importante la calidad del objetivo. Por otra parte las lentes de los objetivos tienen unos tratamientos extraordinarios que hacen que prácticamente no se puedan rayar. Personalmente utilizo el filtro U.V., cuando fotografío paisajes en plena lluvia, cascadas de ríos o olas en el mar, en las que el agua en suspensión puedan mojar la lente del objetivo y arruinar la foto.

vii


Lo que hago en estos casos es lo siguiente:

Camara Canon 5d Distancia focal real: 210 mm. Sensibilidad ISO: 100

Medición: Puntual Exposición: Prioridad Velocidad Diafragma: f/8 Velocidad: 1/125

Balance de Blancos: Automático Compensación de exposición: -1,5 Otros: Trípode, cable disparador

Coloco el filtro U.V., realizo la composición, el enfoque y hago la medición de la luz, una vez que tengo todo preparado y justo antes de apretar el disparador, quito el filtro y realizo el disparo. Seguidamente cubro el objetivo con su correspondiente tapa o con el mismo filtro si mi intención es seguir haciendo fotos en el lugar. Es importante mantener una estricta limpieza del equipo y tenerlo siempre a punto, objetivos limpios, tarjetas, baterías cargadas, etc. En la imagen de arriba se utilizó un filtro U.V. para componer enfocar y medir la luz, se quitó justo en el momento antes del disparo. La cantidad de agua en suspensión provocada por el romper de las olas manchaba rápidamente el filtro.

viii


Filtros y Accesorios El filtro U.V. absorbe los rayos ultravioletas eliminando la bruma que hay en el cielo es totalmente transparente y se puede utilizar como filtro protector. El filtro Skylight hace la misma función que el U.V. con la diferencia que tiene un color rosáceo muy suave para eliminar la dominante azul que se crea en las sombras cuando fotografiamos exteriores.

Utilización del filtro polarizador para potenciar el cielo, oscurece los azules y de esta forma se resaltan más las nubes. Castildeterra en Bardenas Reales.

Camara Canon 5d Distancia focal real: 24 mm. Sensibilidad ISO: 100

Medición: Puntual Exposición: Manual Diafragma: f/8 Velocidad: 1/125

ix

Balance de Blancos: Automático Compensación de exposición: -1,5 Otros: Trípode, cable disparador,


El uso del polarizador tiene 3 funciones, oscurecer el azul del cielo, reducir los reflejos (en cristales, en el agua o incluso en la hierba, etc) y aumentar la saturación del color. El problema que se plantea con el polarizador es que la imagen pueda parecer un por fría, se puede compensar con un filtro cálido o modificando la temperatura de color en la cámara o al editar la imagen. Las lentes de aproximación, no son otra cosa que lupas y las tenemos de varias dioptrías, se utilizan sobre todo en fotografía macro y se roscan como un filtro delante del objetivo. Esto nos permite acercarnos más al objeto a fotografiar y aumentar así su tamaño.

Camara Canon 5d Distancia focal real: 100 mm. Sensibilidad ISO: 100 Medición: Puntual

Exposición: Prioridad Velocidad Diafragma: f/8 Velocidad: 1/125 Balance de Blancos: Automático

Compensación de exposición: -1,5 Otros: Trípode, cable disparador lupa x4

Los tubos de extensión se comercializan en varias longitudes y se colocan entre el cuerpo de la cámara y el objetivo, al igual que las lupas nos permiten acercarnos más al objeto. El problema de los tubos de extensión es que restan luminosidad.

x


Los filtros de densidad neutra son filtros grises y neutros, sin dominantes, que colocados delante del objetivo hacen que la luz que recibe el sensor quede disminuida. Los hay de varias densidades desde 1 diafragma hasta 10. Lo que conseguimos con estos filtros al tener que reducir sustancialmente la velocidad de obturación es captar el movimiento de los sujetos fotografiados, como el de la gente en movimiento que dejaría una especie de barrido, las cascadas de los ríos o las olas del mar que nos dejarían el agua sedosa. También se capta el movimiento de las nubes que deja el cielo plano y sedoso.

En la imagen de arriba se ha utilizado un filtro de densidad neutra ND400 que baja 9 diafragmas de luz. Este filtro oscurece tanto que no es posible componer con él colocado, por lo que primero se hace la composición y el enfoque sin el filtro y después se coloca se mide la luz y se dispara. Realizada en 30” a F.8

Con un filtro polarizador eliminamos los reflejos del agua e incluso los del musgo y con un filtro de densidad neutra 4x aumentamos el tiempo de exposición hasta 8”, se capta así el movimiento del agua que queda sedosa y los elementos estáticos quedan nítidos.

xi


Preparar una Sesión Fotográfica En la mayoría de las ocasiones el instante del disparo va precedido por un trabajo de preparación, kilómetros de coche, largas caminatas, madrugones, frío, lluvia, etc. Estos sacrificios muchas veces se ven recompensados por las imágenes conseguidas, pero hay que tener en cuenta que luchar contra el sueño al amanecer y esperar pacientemente la salida del sol, tampoco nos garantiza un buen reportaje. El fotógrafo ha de ser constante y no desistir por unos resultados no deseados, siempre se puede volver en mejores condiciones de luz. Por suerte, hay otras muchas ocasiones en que las condiciones son más apacibles y la práctica de la fotografía de paisaje natural se convierte en un verdadero disfrute. Lo más lógico es plantearnos de antemano que es lo que queremos hacer. Por ejemplo, si queremos hacer un amanecer en la costa, no nos queda otro remedio que madrugar y estar en el lugar antes de la salida del sol. Debemos saber con certeza el lugar donde vamos a realizar nuestras fotografías, si conocemos el lugar de antemano nos ahorraremos un tiempo precioso. Debemos también saber a que hora saldrá el sol y por donde, una brújula nos servirá de gran ayuda. Tendremos también en cuenta como estará la marea, si subiendo o bajando. Es interesante hacerse con un libro de mareas. Tendremos especial cuidado, cuando la marea este subiendo, para no quedarnos aislados por el agua. Importante conocer las previsiones meteorológicas , los cielos con algunas nubes son muy interesantes. En la costa y sobre todo en las rocas debemos tener un cuidado especial con el verdín o las rocas resbaladizas que nos pueden dar algún susto. Si accedemos a lugares deshabitados o peligrosos es conveniente ir en compañía y siempre debemos decir a donde vamos. Por supuesto, antes de salir debemos revisar el equipo, objetivos, cuerpo, baterías, tarjetas, filtros, etc.,

xii


Amanecer en Hendaia - Cámara Canon 5D - F.22 V. 20”, filtro polarizador. El cielo no estaba especialmente interesante, me gustaron los tonos entre fríos y cálidos en el horizonte, pero me decidí por esta composición potenciando más la zona de la playa y el agua que por la larga exposición aparece sedosa.

Paisaje otoñal cercano, hayedo con colores ocres y la ermita de la Ascensión al fondo, la niebla confiere cierto misterio y encanto a los paisajes de bosques

xiii


El Otoño Una de las estaciones más deseadas y esperadas por los fotógrafos de paisaje natural es el otoño. Si pretendemos hacer fotografías de bosques en otoño y si el lugar nos resulta cercano, lo que hay que hacer es observar como va evolucionando el otoño en nuestro entorno y los cambios que se van produciendo en los colores de las hojas, etc. para buscar el mejor momento cromático. Si el lugar que queremos fotografiar nos resulta lejano, antes de ir procuraremos informarnos por otros compañeros de la evolución del otoño en ese lugar, en algunas páginas web de naturaleza también podemos informarnos. Debemos tener en cuenta que la estación cambia muy rápidamente y solamente un día de viento y lluvia puede acabar con todo el cromatismo otoñal.

Paisaje en los Pirineos donde los pinos, hayas, abedules y arces mezclan sus colores desde los verdes oscuros hasta los rojos intensos, pasando por los amarillos y ocres.

xiv


Zonas Desérticas

El uso del filtro polarizador da colores más intensos y oscurece el azul del cielo con lo que se consigue resaltar las nubes blancas.

La imagen de arriba de Las Bardenas Reales pertenece a otra sesión minuciosamente preparada, las previsiones meteorológicas eran de nubes y claros con vientos moderados, lo que hacía prever este tipo de cielos interesantes. Madrugón para llegar al amanecer y sesión fotográfica hasta la caída del sol. La fuente de luz en esta ocasión estaba prácticamente a mis espaldas y a la derecha por lo que las montañas quedan bien iluminadas y las ligeras sombras dan volumen a las formaciones arcillosas. El paisaje desértico de Bardenas Reales ofrece infinidad de posibilidades fotográficas, con sus cabezos y terrenos arcillosos, que nos ofrecen infinidad de texturas, cuarteados muy interesantes en los suelos limosos, etc.

xv


La Medición de la Luz Una imagen puede presentar zonas de fuertes luces, tonos medios, zonas de sombras, incluso brillos y destellos. Todo esto debemos tener en cuenta a la hora de hacer una medición correcta de la luz. Normalmente la medición en paisaje suele ser matricial, esto es, midiendo toda la escena, por la convivencia de luces y sombras. Pero mi método preferido es medir las altas luces y sobrexponer diafragma y medio, así consigo información en las altas luces y las zonas de sombras me quedan con más niveles de información, con más detalle. Sin embargo, no siempre encontramos una medición sencilla. Hay ocasiones en las que tenemos que apostar por subexponer o por quemar zonas de altas luces. Lo más sensato suele ser apostar por salvar las altas luces. La razón es bien sencilla, una luz baja o de sombras, puede recuperarse en mayor o menor medida con un programa de edición, pero sin embargo una zona con las altas luces quemadas, sin información, es irrecuperable. El examen del histograma nos servirá de gran ayuda.

La medición de la exposición se ha realizado de forma Manual, midiendo en las altas luces (aproximadamente en la zona del recuadro rojo,) y sobreexponiendo 1,5 diafragmas, así, en el formato RAW, se obtiene mucha información en las altas luces y buena definición en las zonas de sombras, lo que nos permite trabajar bien todas las zonas con un programa de edición. Distancia focal real 24 mm. f/8 V. 1/125. Trípode y cable disparador.

xvi


Distancias Focales Jugando con la distancia focal y sin mover el trípode del lugar donde nos encontremos, podemos conseguir varias imágenes totalmente diferentes

Embalse de Maroño, zona interesante para fotografiar, muy cerca se encuentra el Parque Natural del Gorbeia, el hayedo de Altube, el río Baias, con algunos saltos de agua interesantes, Orduña y el hayedo del Monte Santiago, el salto del Nervión con 270 mts. de caída, el circo y el valle de Delika, etc.

La imagen de arriba se tomo con un objetivo 16:35 mm. a una distancia focal de 24 mm. cerrando el diafragma hasta F.16 - Velocidad 0,5”. Con la utilización del angular y el diafragma cerrado conseguimos una imagen con nitidez desde el primer plano hasta los montes del fondo. He marcado dos rectángulos rojos para ilustrar las siguientes imágenes. La siguiente imagen esta realizada exactamente desde el mismo lugar, simplemente se ha cambiado el objetivo angular por un tele. En este caso el objetivo utilizado es un 100:400 mm. la distancia focal empleada han sido 200 mm. a F.28 y 0,5” de velocidad de obturación.

xvii


Con una distancia focal de 200 mm. podemos obtener esta imagen de los abedules con su reflejo

Esta imagen se ha realizado apurando aún más. con una focal de 310 mm. En esta fotografía se ha plasmado solamente el reflejo de los abedules en el agua, buscando un efecto pictórico, y se ha invertido la imagen. Las lineas verticales de los abedules provocan sensación de aplomo y rigidez.Como se puede apreciar son tres imágenes totalmente distintas realizadas desde el mismo lugar.

xviii


La Regla de los Tercios Si dividimos una imagen en tres partes horizontales y tres partes verticales, los 4 puntos de intersección son los puntos de interés y por lo tanto es conveniente situar el elemento de interés de la imagen en uno de estos 4 puntos. En fotografía de paisaje es muy usual utilizar las lineas horizontales para situar el horizonte, bien en la linea de abajo si la parte del cielo resulta más interesante o en la linea superior si lo que prima son los elementos que tenemos por debajo del cielo. No es siempre el cielo el que se sitúa en estas lineas , en ocasiones pueden ser partes diferenciadas de la imagen.

En la primera imagen el final del agua embalsada del y las montañas se sitúan claramente en tercio superior. En la segunda fotografía los tercios están bien diferenciados, por una parte la linea de árboles de la parte superior marca el tercio superior, la tierra y la campa que forman parte del tercio de la mitad y el reflejo situado en el tercio inferior, se trata de una imagen armoniosa y bien equilibrada ya que sus pesos están bien repartidos debido principalmente al espejo formado por el reflejo, En algunas cámaras ya vemos en la pantalla a la hora de componer estas divisiones que nos pueden servir de gran ayuda sobre todo al principio, ya que con la práctica estas composiciones se hacen intuitivamente. Conocida esta regla, no todas nuestras imágenes tienen porque adaptarse a ella, pero es bueno conocerla para poder romperla premeditadamente cuando en una composición nos lo exige bien porque queremos resaltar mucho más una zona de la imagen.

xix


Dos imágenes opuestas, en la primera se ha potenciado más la zona del agua y en la segunda la zona del cielo, se ha roto premeditadamente la regla de los tercios

Otra imagen en la que deliberadamente no he respetado la ley de los tercios, ya que lo que traté es de potenciar exageradamente el cielo por su impresionante aspecto, el pequeño campanario en la cima del montículo y el pueblo que se adivina a la izquierda dan la verdadera dimensión ha este espacio xx


La Composición Con el uso de un teleobjetivo, conseguimos acercar mucho el motivo, como en la siguiente imagen que los planos tienden a juntarse. Simplemente enfocando con un teleobjetivo vemos como al cerrar el encuadre y aislarlo de otros elementos cambia sustancialmente la percepción del paisaje y se pueden llegar a hacer fotografías de gran impacto visual. En la siguiente fotografía he compuesto la imagen jugando con la lineas curvas de las vallas, los campos y el camino. Al seguir la mirada por estas lineas curvas se crea cierta sensación de movimiento

Objetivo 100:400 mm. - Distancia focal 380 mm. F.36 - 0,4” - Trípode y cable disparador

xxi


En la siguiente fotografía se ha apurado al máximo el teleobjetivo, la composición está hecha con las lineas horizontales de los diferentes planos de los campos. Para romper la monotonía, situé el arbolito en el tercio inferior de la derecha.

Objetivo 100:400 mm. + Duplicador x2 - Distancia focal 800 mm. F.22 1/100

Así como las lineas verticales nos dan sensación de aplomo y rigidez, las horizontales, como en la foto de arriba, transmiten una sensación de calma y tranquilidad, en este caso acentuada por la bruma matinal que crea una imagen monocromática, cálida y de suaves colores.

Laguna Negra Soria - Objetivo 24:70 mm Distancia focal 35 mm. F16 V. Con los colores del otoño en pleno apogeo

xxii


Una sesión fotográfica, previamente preparada y muy gratificante. Me informé por unos compañeros de Soria de la evolución del otoño en la Laguna Negra. Madrugón a las 5 de la mañana para llegar al amanecer, temperatura -2 grados, una niebla que no se veía a medio metro. No obstante subí hasta la laguna , imposible fotografiar. Cuando, helado de frío, estaba a punto de desistir empezó a levantarse la niebla y conseguí hacer una sesión de fotos interesante. Una de las virtudes de un buen fotógrafo es la paciencia y saber esperar a que unas luces interesantes bañen el paisaje. La siguiente imagen la realicé cerrando un poco el encuadre y situando la zona del agua en los dos tercios inferiores para dar más protagonismo a los reflejos. Las nieblas que difuminan el fondo le dan cierto encanto y ayudan a centrar más nuestra vista en los reflejos en el agua.

Objetivo 24:70 mm. - Distancia focal 55 mm. F.11 - 1/5

xxiii


Me impresionaron los colores rojos intensos de los pequeños arbustos. Aproximando un poco más conseguí también una fotografía interesante, los reflejos de los árboles son más visibles Objetivo 100:400 - Distancia focal 120 mm. F.16 V. 1/4

Estos lugares son habitualmente muy concurridos por lo que para fotografiar lo más recomendable es acudir un día laborable y a ser posible a primera hora de la mañana.

Otro madrugón y con mucho frío en el mes de Diciembre en Las Salinas de Villafáfila (Zamora), donde muchas aves pasan el invierno. Como decía antes, para hacer amaneceres hay que madrugar para adelantarse a la salida del sol. Aquí no podemos llegar tarde.

xxiv


Objetivo 24:70 mm. - Distancia focal 24 mm. F11 - 1” también en esta ocasión los dos tercios inferiores ocupan la superficie del agua.

En la misma sesión, con la mañana más avanzada, la siguiente fotografía está realizada en el Centro de Interpretación de Las Salinas. La quietud del agua hace un espejo perfecto. El agua sobre todo en forma de lagos, ofrece oportunidades para jugar con las simetrías. Objetivo 16:35 mm. - Distancia focal 22 mm. F.16 - 1/100 xxv


Fotografiando Cascadas Los días nublados en los que la luz es suave y bien repartida son ideales para fotografiar cascadas y agua en movimiento. Es importante que la incidencia de la luz sobre el agua blanca no sea muy fuerte, ya que de lo contrario los blancos de la espuma nos saldrían quemados, sin detalle y es un fallo que puede arruinar una buena foto. Por supuesto el uso del trípode es imprescindible, como en casi todas las fotos de este libro, en esta ocasión se usó también un filtro polarizador para evitar reflejos.

El agua en cascadas y rápidos de ríos tiene la fascinación del fuego. Objetivo 16:35 mm. Distancia focal 30 mm. F.16 - 1” - Utilicé el filtro U.V. para componer , enfocar y medir lo quité justo antes del disparo, para evitar manchar el objetivo con el agua en suspensión. El parasol del objetivo nos sirve también de protección. Cascada de la Cueva en Ordesa.

xxvi


El filtro polarizador, además de eliminar reflejos,, nos quita luz, por lo que en ocasiones es un aliado cuando queremos hacer un barrido con el agua para dar sensación de movimiento. La escritura marca el orden el que solemos percibir las imágenes. Dicho de otra forma, solemos leer las fotografías igual que leemos, nuestra vista se mueve de izquierda a derecha.

Aplicando lo dicho anteriormente, en la imagen de arriba da la sensación de que el río se aleja de nosotros Por la misma razón, si invertimos la imagen, nos da la sensación de que agua del río viene hacia nosotros.

Un corto y agradable paseo nos lleva desde el pueblo de Iribas en Navarra hasta el nacedero del río Ertzilla . Día nublado para evitar luces fuertes. El uso del polarizador evita los reflejos en el agua y como en el caso de la fotografía de la siguiente página se pueden ver hasta las piedras del fondo

xxvii


Objetivo 24:70 mm. - Distancia focal 60 mm. f.16 1/20�

xxviii


Las pequeñas cascadas dan mucho juego para fotografiar. Este es un lugar que visito bastante a menudo por su proximidad y belleza. Hay un pequeño arroyo que en las crecidas forma pequeños e interesantes saltos de agua. Además hay también por la zona unos bosques de hayas con posibilidades fotográficas. Resulta interesante incluir un primer plano o punto de interés en nuestras imágenes para dar sensación de profundidad. En este caso la roca del primer plano hace esa función, además de dar profundidad nos conduce hasta la cascada.

Objetivo 16:35 mm. Distancia focal 30 mm F-16 - 1/2” xxix


Momentos Especiales de Luz

Objetivo 24:70 mm. - Distancia focal 60 mmm. - F-11 - 1/15”

Un fotógrafo de naturaleza ha de ser capaz de prever lo que puede ocurrir en un paisaje en situaciones de cambios de luz. La imagen de arriba esta tomada a primera hora de la mañana. Cuando llegué al lugar la niebla envolvía todo el paisaje pero, al poco tiempo los rayos de sol se fueron abriendo paso, dando lugar a esta fotografía. Durante un tiempo la niebla volvía a cubrir el paisaje pero al poco rato se dejaban ver otra vez los rayos entre la niebla. Como situaciones similares ya las había experimentado antes, preparé el trípode, encuadre y a esperar el momento para el disparo.

xxx


Dos situaciones parecidas a la anterior con los rayos de sol atravesando la niebla. Estas situaciones duran poco tiempo, aunque a veces se repiten, por lo que hay que estar atentos a ellas.

Hayedo en las faldas de San Miguel de Aralar - Objetivo 16:35 mm. Distancia focal 30 mm. 1/60�

Un momento de especial belleza se produce cuando se abren claros durante las tormentas. Es precisamente en estos momentos cuando se suelen dar cita los dos elementos necesarios para crear el arco iris, las gotas de agua y los rayos del sol. Con el sol a nuestras espaldas iluminando la lluvia podremos ver el arco iris.

Objetivo 14:70 mm. - Distancia focal 60 mm. F.16 - 1/20� xxxi


Cuanto más próximo al horizonte se encuentre el sol, más posibilidades tendremos de ver el arco iris. Un momento de especial belleza se produce cuando se abren claros durante las tormentas. Es precisamente en estos momentos cuando se suelen dar cita los dos elementos necesarios para crear el arco iris, las gotas de agua y los rayos del sol. Con el sol a nuestras espaldas iluminando la lluvia podremos ver el arco iris. Cuanto más próximo al horizonte se encuentre el sol, más posibilidades tendremos de ver el arco iris.

Objetivo 16:35 mm. - Distancia focal 30 mm. F.16 - - 1/60”. En este caso no utilicé el trípode ya que estos momentos duran muy poco y no quise arriesgarme a ver como desaparecían los colores del arco iris

Utilizar un filtro polarizador en esta situación sería arruinar la foto ya que se desaparecían parte de los colores por los efectos de la polarización. Cuando sale el sol inmediatamente después de la tormenta, los colores se vuelven muy intensos y un tanto irreales, en esta ocasión el campo toma unos colores cálidos intensos. También son momentos muy rápidos, por lo que aconsejo hacer un primer disparo lo más rápidamente posible y después hacer otra serie de fotos con más calma, si es que sigue el espectáculo.

xxxii


Otras dos situaciones similares.

Objetivo 16:35 mm - Distancia focal 24 mm. F.8 - 1/30�

Objetivo 100:400 mm. Distancia focal 160 mm. - F.11 - 1/15�

xxxiii


El Equilibrio Disponer los elementos dentro de un encuadre se puede hacer de forma intuitiva, pero hay que tener en cuenta algunas nociones básicas que se utilizan además de en fotografía, en cine, televisión, pintura, etc., como es el equilibrio. El equilibrio dentro de la composición no es otra cosa que colocar los elementos de una forma armoniosa. El concepto del equilibrio es vago y difícil de definir y caben muchas interpretaciones, pero nos podemos acercar si decimos que una imagen está desequilibrada cuando al colocar diferentes elementos dentro de un encuadre el “peso” de las masas cae hacia un lado. Por ejemplo, podemos decir de una imagen simétrica que esta bien equilibrada, ya que el “peso” de sus masas no cae para ningún lado. Podemos entrenar nuestra vista viendo obra de otros autores, pintores, etc.

Fotografía realizada en las faldas de San Miguel de Aralar. Objetivo 24:70 mm. distancia focal 24 mm. F.11 V.1/15”

xxxiv


Fotografiando en Bosques La fotografía en bosques resulta bastante compleja y hay que evitar las imágenes que por tener demasiados elementos indeseados puedan parecer caóticas. Al componer la imagen en nuestro visor, puesto que los elementos que tenemos son inamovibles, debemos ir cambiando nuestro punto de vista hasta conseguir el encuadre deseado. Es muy importante dedicar tiempo a la composición y al encuadre. Mi consejo es hacer menos fotos pero pensando y decidiendo como las vamos a hacer. Y digo esto porque desde la aparición de la fotografía digital y consecuentemente de los programas de edición digital, caemos fácilmente en la tentación de hacer unas sesiones con muchas fotografías sin pararnos mucho a pensar como las hacemos, en la creencia, equivocada en mi opinión, que los programas de edición resolverán los problemas de la toma. Las nieblas, con su efecto difusor, son un gran recurso para paliar el “caos” de los bosques. Desaparecen elementos no deseados y crean un ambiente misterioso al difuminar toda la imagen. A veces en interesante “maquillar” el lugar apartando alguna rama en el suelo u otro elemento que puede distraer la imagen final.

Las nieblas a primeras hora de la mañana y el haya del primer plano tapan alguna mesa de esta imagen en Arrate, un hayedo que es lugar de esparcimiento y hay muchas barbacoas, mesas, papeleras, etc.

xxxv


Un precioso hayedo en el Parque Natural del Gorbeia

El mismo hayedo desde otro punto de vista

Si nos situamos en un claro del bosque para hacer nuestra composici贸n tendremos una visi贸n m谩s amplia. Generalmente los bosques de robles y hayas tienen el suelo bastante limpio. En cambio, los pinares est谩n llenos de zarzas y maleza

xxxvi


Objetivo 16:35 mm. - Distancia focal 30 mm. f.16 - 1/15”

Como he dicho antes, el otoño es la estación preferida por la mayoría de los fotógrafos de naturaleza. Dependiendo de la zona, los colores que adquiere el otoño son variables. Donde conviven especies de árboles como pinos, abedules, arces, hayas, etc. la sinfonía de color otoñal es impresionante, tenemos los verdes oscuros de los pinos, los intensos rojos de los arces, los amarillos de los abedules los ocres de las hayas, etc.. Todos estos colores, bañados por una luz suave, adquieren un cromatismo y una armonía esplendorosa. La actividad durante el otoño del fotógrafo de paisaje es casi febril, sobre todo en la zona de los Pirineos que es una zona muy frecuentada.

xxxvii


Detalle de un hayedo

La incidencia de la luz sobre el motivo a fotografiar es muy importante, observaremos el objeto principal de la fotografía y veremos como incide la luz sobre el mismo, por lo general evitaremos las luces fuertes que pueden provocar excesivos contrastes y buscaremos luces suaves pero que den suficiente volumen al conjunto. Los días nublados e incluso de lluvia son ideales para este tipo de fotografías, ya que cualquier momento del día puede ser bueno. Los colores se verán suaves, con amplia gama tonal debido a la luz difusa. Una de las dificultades con las que nos encontramos al realizar este tipo de imágenes con muchos árboles y ramas, es el viento. Como normalmente lo que queremos es nitidez en toda la escena necesitaremos cerrar el diafragma, en consecuencia y, sobre todo si utilizamos un polarizador, las velocidades de obturación serian muy lentas, lo que en días de viento evidentemente se notaria el movimiento de las ramas. Para paliar esta dificultad podemos optar por aumentar la sensibilidad ISO para ganar velocidad. Yo optaría, a ser posible, por tener un poco de paciencia y esperar a que el viento nos de una tregua para hacer el disparo.

xxxviii


Parque Natural de Ordesa - Objetivo 24:70 mm. - Distancia focal 70 mm. - F.11 -V.1/5

Hayedo en Otxandiano - Objetivo 16:35 mm. Distancia focal 30 mm. f.16 V.1/20�. El polarizador aunque se ha usado, no a su måximo rendimiento para no eliminar del todo los reflejos en el charco.

xxxix


Otro de los factores a tener en cuenta es nuestro punto de vista, o sea donde nos situamos con nuestra cámara. En un paisaje corremos el riesgo de encontrarnos con elementos no deseados en nuestro encuadre, como pueden ser torres metálicas de tendido eléctrico, molinos eólicos, etc.. Es importante no obcecarnos en sacarlo todo, absolutamente todo, y ceder ante la evidencia. Si un elemento del paisaje molesta, podemos cambiar nuestro punto de vista para evitarlo. Hay veces que podemos situar un primer plano para tapar el elemento molesto o bien utilizaremos el recurso del zoom para cerrar el encuadre En días lluvioso, la luz suave del ambiente y las hojas mojadas por la lluvia potencian los colores, saturándolos más de lo habitual.

Con lluvia, un pequeño hayedo con el encanto de las nieblas y cerca de casa

En la foto de la página anterior un hayedo que habitualmente está muy concurrido con muchas mesas, barbacoas, papeleras, etc. que procuro evitar en las imágenes En días de lluvia es conveniente cubrir la cámara con una funda transparente, existen unas fundas en el mercado para tal fin. Para cubrir la cámara, personalmente utilizo un gorro de baño (de los que suele haber en los hoteles) por el tamaño se adapta perfectamente a la cámara y la goma que tiene ayuda a hacer el cierre. Aunque resulta incómodo, el paraguas es también parte habitual en el equipo del fotógrafo.

xl


A veces no podemos evitar caer en la tentaci坦n de fotografiar peque単os detalles que, aunque no son propiamente una paisaje, estos peque単os detalles nos ofrecen un mundo de formas, texturas y colores.

Objetivo 100:400 mm. - Distancia focal 150 mm. f 5,6 - V. 1/60

Una peque単a y delicada seta puede ser un buen motivo xli


Fotografiando en La Nieve

Detalle de la nieve recién caída acumulada en las ramas, la luz provenía de un cielo plomizo, luz suave que no quema los blancos de la nieve.

La climatología es sin duda otro de los aspectos a tener en cuenta, los paisajes nevados tienen un interés especial. La nieve recién caída sugiere pureza, por su color y también limpieza y al mismo tiempo nos da la sensación de cierto aislamiento. Debemos de prestar especial atención al medir las luces y comprobar a menudo el histograma para ver si tenemos buena información sobre todo en las altas luces. Con frío extremo debemos de cuidar al máximo el equipo, ya que pueden verse afectadas las baterías y por lo tanto el funcionamiento de la cámara. Una solución sería llevar las baterías en uno de nuestros bolsillos para que reciban el calor del cuerpo. Evitar a ser posible la humedad y los cambios bruscos de temperatura que podrían producir condensaciones en el interior de los objetivos,

xlii


Paisaje nevado con el Udalaitz al fondo - Objetivo 24:70 mm. Distancia focal 70 mm. - F.11 - V.1/100

Objetivo 100:400 mm. Distancia focal 150 mm. F.16 - 1/33

Las fuertes heladas son también fenómenos de interés fotográfico. Desde pequeños carámbanos de hielo hasta cascadas totalmente heladas son buenos motivos para fotografiar.

xliii


En Euskal Herria, tenemos el privilegio de poder disfrutar de unos paisajes extraordinarios, tanto de Montaña y Bosque, como de Costa con un desplazamiento de pocos kilómetros podemos acceder a lugares maravillosos. Esta imagen esta realizada a pocos kilómetros de mi casa, la luz del atardecer tiñe de color la nieve blanca. Pensé que tomaría color rojizo, pero una nube que tapó el sol acabó con la magia del momento. xliv


Fotografiando en La Costa A pesar de que la mano del hombre ha cambiado sustancialmente grandes extensiones del paisaje costero, es relativamente sencillo acercarse al mar y descubrir paisajes que nos muestran la cara más salvaje y pura de la naturaleza. En el paisaje, y en poco espacio, podemos encontrar el dinamismo del agua contrastando con la robustez de la roca, la plasticidad de la arena, etc. Es imprescindible conocer las horas de las mareas a la hora de planear nuestras jornadas fotográficas. Si queremos captar el movimiento de las olas, debemos utilizar un diafragma cerrado y, también podemos utilizar filtros de densidad neutra que nos permitirán velocidades de obturación más largas, pero normalmente al amanecer y al atardecer, como la luz es muy tenue, las exposiciones son más largas y posiblemente podamos prescindir de estos filtros. Aquí se hace imprescindible el uso del trípode.

El agua tenía un color verde esmeralda era teñida parcialmente por los dorados reflejos del sol. 24:70 mm. Distancia focal 35mm. F.11 - V. 1/2”

xlv


Sakoneta, un lugar al que acudo con frecuencia. Distancia focal 24 mm. F.11 - V.1” Trípode, polarizador y cable disparador

En la mayoría de los paisajes de costa, el cielo se convierte en un elemento imprescindible dentro del encuadre, en función de lo que aporte a la imagen debemos reservarle en la composición una parte mayor o menor. Debemos pensar en la regla de los tercios. Reservaremos una proporción de 1/3 si el cielo no es muy importante o 2/3 si el cielo tiene más interés. Los mismos paisajes van cambiando con las diferentes luces a lo largo del día , incluso el mismo paisaje a la misma hora en días diferentes puede cambiar totalmente. Al igual que en el medio terrestre, en el mar se produce una explosión de vida vegetal en primavera. En la zona intermareal, encontramos algas y rocas cubiertas de musgo de un color verde rabioso, que podemos aprovechar para dar un punto de color a la imagen.

xlvi


La roca con el musgo verde del primer nos llama la atención y nos adentra en el paisaje. Objeto 16:35 mm. Distancia focal 20 mm. F.16 - 3� xlvii


La arena es otro elemento interesante a nivel compositivo para centrar el interés de la imagen en las texturas y formas modeladas por el viento y el agua, creando singulares relieves

Objetivo 24: 70 mm. distancia focal 24 mm. F-11 - V. 3”

Los flysh se producen por los sucesivos estratos de rocas de diferente dureza que se pliegan debido a fuerzas tectónicas y son posteriormente erosionadas por el oleaje. Los materiales más blandos se erosionan antes y el conjunto adquiere un aspecto de diente de sierra. Los estratos se disponen trazando lineas paralelas con las que podemos jugar a la hora de hacer nuestra composición, sobre todo para dar perspectiva. Con las lineas podemos guiar la vista del espectador, nos sirven además para darle profundidad a la imagen. Los reflejos de la luz sobre el agua es un tema muy recurrente, pero no por ello pierde interés plástico. Con un filtro polarizador podemos controlar los reflejos y aumentar el cromatismo.

xlviii


A medida que baja la marea el agua queda retenida formando charcas y creando interesantes reflejos, bien del cielo o de los mismos acantilados. Estos reflejos se producen en dĂ­as de calma, prĂĄcticamente sin viento.

xlix


Sin duda la fotos más bellas son las tomadas al atardecer o al amanecer. Hay que cuidar bien la luz y comprobar a menudo el histograma. Recordad que la luces quemadas no se recuperan. Es importante mantener bien horizontal y recta la linea del horizonte. Un horizonte caído hacía uno de los lados desequilibra la composición. Cuando el sol está a punto de desaparecer es el mejor momento, los colores son impresionantes. Incluso después de esconderse el sol los colores, sobre todo los rojos, quedan más saturados. La fotografía anterior está realizada después de esconderse el sol.

Objetivo 100:400 mm. Distancia focal 220 mm. f8 - V. 1/5”

Algunos principios físicos nos ayudan a entender porqué hemos sido testigos de unas luces o de otras. Aunque el cielo no esté nublado, la intensidad de los colores que observemos dependerá de la cantidad de gotas de agua en suspensión que haya en la atmósfera, ya que esta diminutas gotas dispersan la luz blanca del sol y la convierten en sutiles tonos pastel.

l


Generalmente a primeras horas de la mañana el aire contiene más agua en suspensión que por la tarde, como consecuencia los colores del amanecer suelen ser generalmente más suaves, no tan dramáticos como los del atardecer. Por la misma razón, si comparamos un cielo sobre el desierto con otro sobre el mar, el azul del primero será más intenso, más saturado. Lo mismo ocurre al mirar al horizonte, la parte más baja de la atmósfera, con más partículas de agua y de sal en suspensión, presenta un azul más pálido que la parte superior. En la fotografía de la página anterior un atardecer con muchas partículas de agua en suspensión debido al fuerte oleaje. Suaves tonos pastel, monocromáticos, se adivina el faro y la gente paseando por el malecón.

Objetivo 100:400 mm. - Distancia focal 210 mm. F.16 . V.1/125.

Durante el invierno, los temporales en el mar generan grandes olas de impactante plasticidad. Conociendo un poco la costa, no resulta difícil elegir un lugar seguro, donde rompan las olas con fuerza. Lo que trato en en estos casos es congelar el movimiento del agua con velocidades altas de 1/125 para arriba, por lo que conviene poner los parámetros de nuestra cámara con prioridad a la velocidad de obturación. En función de la luz que tengamos, la cámara nos calculará la abertura del diafragma. Si la luz es baja, subiremos la sensibilidad ISO para conseguir velocidades rápidas.

li


Objetivo 100:400 mm. - Distancia focal 210 F16 - 1/125 mm. Sensibilidad ISO 400. subir la sensibilidad a 400 ISO me permiti贸 obtener una velocidad de 1/125. En esta ocasi贸n recorte del original una amplia zona del cielo para potenciar la magnitud de la ola.

Objetivo 100:400 mm. Distancia focal 210 mm. F/8 V. 1/125

lii


El uso del trípode se hace imprescindible por dos motivos; para evitar que la foto salga movida (al utilizar teleobjetivos necesitamos que la cámara este bien fija o, velocidades muy altas de obturación de 1/1000 para arriba) y para mantener la composición elegida hasta que se produzca lo que esperamos, en el caso de la foto de arriba la explosión de las olas. Utilizando un teleobjetivo podemos acercarnos a las olas, conviene tener una referencia para dar verdadera dimensión a la imagen. En esta ocasión he incluido el espigón y el faro dentro del encuadre. Una idea interesante es hacer una secuencia de imágenes, exactamente con el mismo encuadre, así podríamos ver las distintas fases de la ola, desde que inicia a romper hasta que pasa del todo, eligiendo tres fotos podríamos contar una pequeña historia.

La ola en plena explosión

Después de una sesión, a nuestro regreso, lo primero es hacer una limpieza a fondo del equipo para eliminar todo el salitre que se haya podido acumular en nuestra cámara, objetivos, trípode, etc.

liii


Fotografiando Estrellas Otro tema apasionante es la fotografía nocturna, sobre todo la fotografía de las estrellas, aunque he de decir que en este campo he experimentado poco. En esta disciplina, necesitaremos exposiciones muy largas, por lo que es importante que el trípode sea sólido y este firmemente apoyado, con la cámara bien sujeta y que no tenga la más leve vibración. El uso de una cable disparador es imprescindible para exposiciones de más de 30”. La cámara la pondremos en posición B (Bulb) que nos permite mantener el obturador abierto desde que pulsamos el disparador hasta que lo dejamos de pulsar. El cable tiene un dispositivo que nos permite bloquear el disparo hasta que lo liberemos. Si la fotografía nocturna la realizamos en la playa, procuraremos no apoyar el trípode directamente en la arena, sobre todo si está húmeda, ya que se puede ir hundiendo, con un movimiento inapreciable, pero que arruinaría nuestra foto. Es importante la localización de La Estrella Polar, que es la estrella visible del hemisferio norte más cercana al punto hacia el que se dirige el eje de la Tierra, señalando de manera aproximada la situación del polo norte celeste. Para localizar la estrella Polar en el cielo, basta con prolongar la línea que determinan las estrellas Merak y Dubhe, dos estrellas de la Osa Mayor, encontrándose la Estrella Polar a una distancia equivalente a unas 5 veces la distancia de separación de las dos estrellas mencionadas, tal y como se ve en el gráfico de arriba.

liv


Si se observa regularmente y a lo largo del año el cielo Norte, se puede observar que todas las constelaciones giran en torno a una zona, y hay una estrella cuya posición relativa es constante. Esa estrella es la estrella Polar.

Objetivo 16:35 mm. - Distancia focal 24 mm. ISO 1600 - F.2,8 - V. 6”

Debemos determinar el tiempo de exposición correcto, para ello subimos el ISO al máximo, en mi caso a 1600, el máximo de mi cámara, y abrimos el diafragma al máximo (F2,8), hacemos nuestra primera toma y comprobamos si el tiempo de exposición es correcto y la imagen se ve correcta. Si no fuera así corregimos el tiempo de exposición hasta conseguir la imagen correcta, en el caso de la foto de arriba 6” con un diafragma de 2,8 y a 1600 ISO. Con estos datos vemos por un lado que si ponemos el ISO a 100, perdemos 4 puntos de luz. Aplicando la ley de reciprocidad obtenemos lo siguiente:

1600 800 400 200

-

800 (1punto) 400 (2) 200 (3) 100 (4)

-

12” 24” 48” 96”

O lo que es lo mismo 6” elevados a la cuarta potencia 6x2x2x2x2 = 96”

lv


Por otra parte tenemos que, si queremos cerrar el diafragma de f2,8 a f11, contamos los puntos de luz que perdemos: ! ! ! !

! ! ! !

! ! ! !

f2,8! - f4 (1punto) f4! - f5,6 (2) f.5,6 - f8 (3) f8 - f11 (4)

- 192” - 394” - 788” - 1.576”

Luego el tiempo de una exposición correcta a ISO 100 y F8 sería de 1576”:60 = 26 minutos O lo que es lo mismo 96” elevados a la cuarta potencia 6x2x2x2x2 = 1.576”

Objetivo 16:35 mm. - Distancia focal 16 mm. - F.11 - V. 26’, aquí apreciamos el rastro que dejan las estrella al girar la tierra sobre su eje. La iluminación de las encinas se ha improvisado con los faros del coche iluminando durante los 26 minutos de exposición con 6 o 7 ráfagas de 4 o 5 segundos cada una de ellas.

En esta ocasión la cámara estaba enfocada hacia el Sudeste, cuanto más al sur enfoquemos, los trazos serán más largos, si apuntamos a la estrella polar los trazos girarán alrededor de ella y los más cercanos a la estrella Polar serán los mas cortos. Espero que todos estos comentarios y consejos contribuyan a fomentar la afición por la fotografía y el respeto por la naturaleza.

lvi


lvii


lviii


Texto y fotografĂ­as: Juan Antonio Palacios www.: juanantoniopalacios.com

lix


Contenido

La tabla de contenido en la ventana “Inspeclos estilos de párrafo en la tabla.

está vacía. Seleccione tor del documento” cuyo texto aparecerá

www.: juanantoniopalacios.com

N o m b r e d e l a e m p r e s a!

Título del proyecto

i

Fotografiando Paisajes Naturales  

Algunos consejos sobre fotografia de paisajes naturales para fotografos aficionados que se inician en este tema.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you