Issuu on Google+

Año I- Junio 2013- Nº9

“La ilusión es una cuestión básica para vivir en sentido pleno cada uno de los días de nuestras vidas”

Antonio

Álvarez,

un apasionado del Japón

“La cultura y el conocimiento siempre son una inversión” Entrevista págs. 6-8

I Certamen Internacional de Poesía y Relato Corto

“Letras de Parnaso” 2013 (Pág.20 y Contraportada)

Contenidos...

Compañeros de Viaje... Revista La Alcazaba Unión Nnal. de Escritores Cartagena de Hoy Magazine Nurain Los 4muros de Jpellicer

Editorial Ventana Abierta Cartas al Director Opinión El rincón de A. Peña “Habas contadas...” Entrevista:

Antonio Álvarez De Puño y Letra

y mucho más...


Pág. 2

Quienes somos... Editor: Juan A. Pellicer Director: Juan Tomás Frutos Diseño y maquetación: 4Muros Editorial Contacto: letrasdeparnaso@hotmail.com

Colaboran en esta edición...

Juan T. Frutos

Juan A. Pellicer

J.M. Salinas

Teo Revilla

Jeronima M. Crespí

Jerónimo Conesa

Goti Miña

Alvaro Peña

Laura Conesa

María T. Cervantes

Alicia Villolbo

Lota Moncada

Guadalupe Vera

Aline Bruzas

Luz Welmans

Mariluz Reyes

Anibal Manuel

Elisabella Bagli

Carlos Fajardo

Maribel Martinez

Vicente Cepeda

Martin J. Schneider

Lucia S. Lajara

Norma Norm No rmaa B. rm Cañizares

Editorial Creemos en vosotros, amantes de la Literatura La ilusión es una cuestión básica para vivir en sentido pleno cada uno de los días de nuestras vidas. Podemos decir, sin duda, que ésta, la existencia, ha sido válida cuando hemos sido capaces de progresar desde el aprendizaje continuo y desde el respeto al prójimo. Con entusiasmo, amén de otras consideraciones paralelamente esenciales, se vive mejor. A ese positivismo que aquí sustentamos contribuye, de manera ejemplar e inmejorable, la Literatura. Lo hemos reiterado con palabras y con hechos. El conocimiento nos libera con su aproximación a la verdad y a su experiencia de pura catarsis. Desde un principio, Letras de Parnaso ha intentado poner su granito de arena a la experiencia cultural. Hemos procurado, y así seguimos, cultivar la voluntad y la bondad en dos mundos concéntricos que nos hagan converger con la dicha de lo humano, que tiene que ver, a su vez, con la premisa de la formación. Ésta nos distingue en las dos acepciones principales del término. Estamos laborando para ofrecer el paisaje de las letras, pero también el paisanaje, éste que pasa desapercibido en otras ocasiones. Nosotros lo miramos, lo agarramos, y procuramos darle alas. En el fondo su singladura celeste es la nuestra también. Para eso nos pusimos en marcha el verano pasado. Queríamos, y queremos, hacer una revista diferente, con el apoyo de gentes que creen en la Literatura, que son Literatura, que experimentan por ella un amor tal que les lleva a la investigación y a su defensa en todo lo cotidiano. El esfuerzo está ahí. El mérito es vuestro, de todos los colaboradores y lectores, que con vuestras tareas y sabios comentarios nos hacen ir mejorando sin pausa. Tenemos claro que creemos en nuestra labor, en el oficio que aquí defendemos, y también tenemos fe en vosotros, amantes de la Literatura, en vuestra sabiduría y entrega. Por eso nos sentimos reconfortados y doblemente motivados para seguir. Espero que disfrutéis de esta nueva publicación. Sois nuestra razón de ser.

“Habas contadas...” (por J.M Salinas) Nada que reprochar Poesía, poesía, poeta, poetas… solo poesía. Todo en la vida es poesía, (incluida la vida paralela del destino). Son muchas las veces que me preguntan ¿Qué es poesía, quienes los poetas? Y a pesar de poder estar equivocado, suelo contestar siempre lo mismo, “poesía es todo” unas veces escrito, otras por escribir y las que más… nunca plasmado. Lo de ser “poeta” eso ya es otra cuestión; si todo en la vida es poesía, todos de alguna manera somos poetas, nada que reprochar… Pero, poeta es algo grande, tan grande y, casi tan divino, que no todos podemos llegar a serlo, queda reservado por valía, a tan solo unos pocos (No me considero, ni estoy entre ellos). Esos, que con sus letras nos hacen volar, sentir, amar, etc. Esos, que desde su interior (desgarrado a veces) nos alertan del dolor propio y ajeno. Son “esos” los cuales con sus letras nos impregnan, mimetizan y, hacen de su saber, la fuente de vida que siempre en el presente nos alimenta, más mil años pasen. Cuánto cuesta, aún sin llegar y, que fácil caer de grandeza…


Pág. 3

¡Fascinante! Creo que, si de alguna manera hubiera que definir la revista que nos entregáis periódicamente, deberíamos calificarla como fascinante. Lo es en muchos sentidos. En primer lugar destacaría su sencillez. Llega con rigor y calidad a todo el mundo, con frescura, con calor, con naturalidad; y ofrece unos contenidos que son informativos, pero, a la vez, comparte unos aspectos docentes que entroncan con la filosofía que cada mes nos tratáis de trasladar. Destacaría también la variedad de los contenidos y de las ópticas que aquí se reflejan. Se toca la literatura desde diversas vertientes y variables. Nos acercamos al mundo de la criminología, de la ética, de la literatura infantil, de la ciencia, de la poesía, de la enseñanza, de los medios de comunicación… Hay una perspectiva multidisciplinar, de modo que los contenidos se complementan desde la alternancia de autores y de escenarios, de miradas y de apuestas, consiguiendo una publicación que me atrevería a calificar de extraordinaria. Además, observo con gran contento que paulatinamente aparecen autores de ambos lados del Océano Atlántico, y eso me hace mirar aún con más cariño esta revista, que sirve de puente entre dos mundos tan cercanos como son el Viejo y el Nuevo Continente a través del idioma español. Os participo, por todo ello, mi entusiasmo para que sigáis siempre adelante. La dinámica es muy buena. Os espero, por lo menos, un millar de ejemplares más. Un saludo. M.D.R.

Si deseas colaborar con nosotros (publicando tus obras, carta al director, artículo de opinión, colaboración, etc.), háznoslo saber, estaremos encantados de recibir tu propuesta. Recuerda enviar una fotografía (avatar tamaño carnet) actualizada tuya junto a una breve reseña bio-bibliográfica. E-mail de contacto:

letrasdeparnaso@hotmail.com

Fotografia anterior edición - Comentario recibido “Sin poner caras, podemos ver tras ellas muchas personas, porque es así como van por la vida: Con máscaras.” (Miguel S. de Toledo).

Si esta fotografía te sugiere alguna frase, comentario,

reflexión, etc. ¡no lo dudes!, envía tu escrito junto a tu nombre y estaremos encantados de publicarlo en la siguiente edición. www.sonymage.es

El rincón de Alvaro Peña


Pág. 4

Se ha hablado de...

Manuel Herrero presenta un libro solidario

“Ingenios de Murcia/365 entrevistas a gente con talento”. Éste es un extraordinario título para un excepcional libro. Se ha presentado durante el mes de Mayo en varias localidades de la Región de Murcia, y todo parece indicar que continuará intensamente el ritmo para darlo a conocer por distintos lugares. La obra es una compilación de algunas de las entrevistas realizadas por el periodista Manuel Herrero Carcelén para el diario La Verdad. En ese género periodístico, este profesional de la información muestra que es un experto muy avezado en un formato sumamente comunicativo. Las entrevistas son tan sencillas como formativas, buscando siempre un halo de originalidad. La mayoría de las encuestas se han realizado a personas no muy conocidas por el público en general, pero que conforman, con sus tareas diarias, una sociedad tan fotografia: LV variada como plural y moderna. Muchas de ellas realizan labores únicas, por ancestrales y adaptadas a los actuales tiempos o por buscar más cuestiones culturales y de progreso que de otra índole. El libro está editado por la Fundación de Ayuda al Desarrollo y a la Educación (FADE) junto con el Centro UNESCO de Murcia. Los fondos recaudados irán destinados a centros escolares del Paraguay. Se trata, por lo tanto, de una publicación destacada por el contenido, por el continente, y por los fines que persigue.

La Unión Nacional de Escritores rinde homenaje a Alberti en Murcia Coincidiendo con la actividades de exaltación del Libro la Delegación Regional en Murcia de la Unión Nacional de Escritores de España (UNEE) celebró un acto poético literario titulado “Rafael Alberti: poeta de la pintura”, lo que de hecho constituyó un homenaje al escritor de la Generación del 27. El acto contó con la participación de destacados miembros de la Unión en la comunidad murciana, y permitió a la Delegación Regional, a través de su responsable, Juan A. Pellicer, entregar nuevos carnets a escritores inscritos en los últimos meses. El programa comenzó con una conferencia que impartió, de manera extraordinaria, Pedro Guerrero Ruiz, doctor en Filología Hispánica y catedrático de la Universidad de Murcia. A continuación intervino Juan Tomás Frutos, miembro de la Unión, periodista y profesor, finalizando el acto con un recital poético a cargo de Pedro Cecilio Cermeño (Martin J. Schneider), Fran Serrano, Jerónimo Conesa, Cristina Roda y Lola Gutiérrez. Este acto fue la antesala del que tuvo lugar en la Fundación Rafael Alberti, en El Puerto de Santa María, distinguida este año con la Medalla de San Isidoro de Sevilla, máximo galardón honorífico que concede anualmente la Unión Nacional de Escritores de España, con el que, en este caso, se ha reconocido el trabajo de esa entidad en pro del legado intelectual del poeta y pintor.

“Tardes de tertulias” en Cartagena La Asociación de Amas de Casa, Usuarios y Consumidores de Cartagena organiza en colaboración con la Delegación Regional de la Unión Nacional de Escritores de España, una serie de charlas-coloquio y conferencias que se prolongarán hasta el 10 de Junio en torno a la literatura, su consumo, los procesos productivos culturales, y los mensajes y los comportamientos comunicativos en la actualidad. Las intervenciones correrán a cargo de varios socios/as de la UNEE bajo la coordinación del Delegado Regional Juan A. Pellicer. Estos encuentros se enmarcan en el ciclo “Tardes de tertulias”. Siguiendo el calendario cultural confeccionado el pasado 13 de Mayo tuvo lugar una nueva actividad. Se trató de la charla conferencia que bajo el título “Evolución de la situación de la mujer a lo largo de los siglos XIX y XX” fue desarrollada por las socias de la UNEE Cristina Roda y Ángeles Gabaldá. Dicho acto gozó del interés del público asistente dado que al finalizar la charla dió comienzo un coloquio con los ponentes que resultó muy participatico.


Pág. 5

“ De puño y letra” Paco Rabal, actor, poeta, un gran ser humano Pocos personajes públi- sonajes tan variopintos como logrados. Uno de ellos, el que cos del último medio siglo popularmente más se valoró, fue el del torero Juncal, un han estado tan enamorados de su tierra, de la Región de personaje basado en algunas amistades que Rabal mantuvo Murcia, como Paco Rabal. Nacido en Cuesta de Gos, en las en este ámbito. Fue también excepcional y soberbia su inproximidades de Águilas, aunque pasó toda su vida como terpretación del artista Goya. Por muchos motivos traigo a un trotamundos, nunca olvidó sus orígenes murcianos. mi mente la voz que puso a Draco en la película “Corazón Recuerdo como en muchas de sus películas hacía alusiones de Dragón”. Los matices orales del artista aguileño eran a poblaciones con las que había tenido algún tipo de viven- magníficos. cia. Mencionó numerosas localidades de Murcia. Siempre he dicho que Paco Rabal fue un poeta en el Hizo decenas de películas, participó en teatro, y mundo cinematográfico, como Rafael Alberti, su entrañadobló películas. Creo que hay pocos matices cinematográ- ble amigo, fue un pintor que hizo una gran poesía. Se notaficos en los que no intervinieba en su visión de la vida, en sus ra. Arrancó desde muy abajo. expresiones, que siempre edulComenzó en el cine haciendo coró de una enorme alegría, de electricista. Fue extra en de un ingente afán por experialguna ocasión hasta que el mentarlo todo. Tuvo el corazón recordado Rafael Gil le dio vaabierto, a la escucha, presto a rias oportunidades que supo conocer todo lo que le rodeaba. aprovechar hasta convertirse Se plasmó en su personalidad y en un galán del cine español. en sus gustos poéticos. Los del La existencia de nuestro 27 fueron su referente. No en murciano universal fue la de vano le introdujo en este munmuchos españoles que tuviedo el propio Dámaso Alonso. ron que salir adelante haciénMemorias dose a sí mismos. Hay muchas Para conocer el carácter y referencias sobre esos momenparte del periplo existencial de tos históricos y sobre personaPaco Rabal animamos a que lean jes de la talla de Paco Rabal. sus memorias, “Si yo te contara”, En el caso del actor pedimos que, aunque son de mucho anganas, tiempo y fuerza para estes de su muerte, sí nos introdutudiar su valía humana y artíscen en un personaje único, con Del blog de Ricardo Tecela, el cine español tica con el fin de que aparezca una un enorme recorrido espiritual y más densa biografía en libros e Inprofesional. Desde Letras de Parnaso le rendimos con este ternet, y para que en la Wikipedia (siempre una referencia) escrito un merecido homenaje. Muchos conceptos y perfise detalle acerca de su existencia de un modo más hondo. les se pueden subrayar de Rabal, pero, sobre todo, hemos Digamos que, pese a su dedicación cinematográfi- de subrayar que fue una buena persona. Cuando leemos ca, a él siempre le gustó la Literatura. Tuvo amigos escri- algunas de sus poesías, cuando escuchamos las propias y tores desde siempre, y con ellos aprendió muchísimo. Su las de otros autores a través del insigne actor, percibimos debilidad fue la poesía. Le gustaba escribirla, y, sobre todo, todas las características que aquí anotamos. No las olviderecitarla. Todavía recuerdo algunos encuentros literarios mos. Se lo debemos. Nos lo debemos. como el que viví con el propio Rafael Alberti en Murcia. Ellos eran muy amigos. La sensibilidad de sus personajes, fundamentalJuan TOMÁS FRUTOS. mente en las últimas décadas de su vida profesional, seguramente tenía un entronque muy medido con su afición a leer y a comprender otros mundos que entraban en él desde la aventura de lo imaginado y escrito por otros. Gozó de un gran talento, que siempre puso a disposición del público. La verdad es que en sus últimos tiempos hizo per-


Pág. 6

Antonio Álvarez (Director del Salón Manga),

un apasionado del Japón

El Salón Manga de Murcia es una cita ya consolidada que consiste en un encuentro sobre manga, anime y cultura japonesa. Este evento lo dirige Antonio Álvarez, y está coordinado por Juan Álvarez y Jorge Gómez. Hacen, al menos por los resultados, y también por la excelente relación que mantienen, un triunvirato casi perfecto. Lo cierto es que está siendo un rotundo éxito, al igual que ocurre con todos los eventos que tienen que ver con la tradición japonesa, que se expone por todo el mundo en una coyuntura excepcional para la cultura nipona. Con el fin de hablar de ello, en esta ocasión nos entrevistamos con Antonio Álvarez, una persona de gran riqueza cromática en su interior y en su exterior.


“... El manga tiene su propio

lenguaje, su forma de expresar la historia que se cuenta.”

Pág. 7 Hablando de literatura en general, ¿qué sueles leer? ¿Podemos hablar de un género o autor favoritos? Leo de todo. Soy organizador de congresos y cuento con personas especializadas en comic, en manga, en videojuegos, en anime… Pero te puedo confesar que soy mucho más otaku (aficionado) hoy que cuando empecé con este proyecto. ¿Cómo ves la intersección entre Literatura y Tecnologías de la Información? La tecnología nos acerca mucho más a todo. La literatura y la cultura en general están ahora a un click. Eso siempre es bueno.

¿Qué es el Manga? Si puedes, haznos una definición que acerque al gran público a esta manera de escribir, de dibujar, de ver la cultura. El manga es la palabra japonesa para decir tebeo. Pero cuando hablamos de un Salón del Manga englobamos otras manifestaciones culturales, como el anime (la expresión en dibujos animados del comic manga) y abarcamos muchas más culturas afines que, en el mundo occidental, tienen que ver con la personalidad del otaku, del aficionado. ¿Se puede hablar de un género literario como tal? El cómic se ha calificado como el octavo arte y Japón es, junto con Estados Unidos, el mayor consumidor de tebeos del mundo. El tebeo es un género en sí, tanto por su papel en la iniciación a la lectura de los más jóvenes como en calidad de producto literario independiente del libro, pero nunca ajeno a él. ¿Cuáles serían sus rasgos más notorios? El manga tiene su propio lenguaje, su forma de expresar la historia que se cuenta, su estética. Esta esté¿Contribuyen las tecnologías a un avance cultural? ¿Y tica se traslada al anime. El efectismo y la expresivia dar a conocer en positivo, y de manera fidedigna culdad de cada viñeta o plano con un aprovechamiento turas lejanas como la japonesa? absoluto de los recursos gráficos son sus grandes Todo está en la red, en la televisión, en las pantallas. cualidades. Hay que procurar que los sistemas educativos, los ¿Por qué y cómo te introduces en el universo Manga? padres y toda la sociedad en general animen a las ¿Era lo que esperabas? nuevas generaciones a sentir interés por la cultura. A Fue una propuesta de la Consejería de Cultura de parir de ahí lo demás lo tenemos delante. Murcia, nos hicimos cargo, y fue todo un descubri¿Por qué crees que el Manga o géneros o interpretaciomiento a nivel personal y profesional. nes cercanas se han convertido en un fenómeno social? ¿Cómo nos podrías “vender” esa filosofía? ¿Cuál sería Creo que es el propio lenguaje Manga, como vehísu principal atractivo, si es el caso, en tu manera de culo de comunicación diferente y muy atractivo, el concebirlo? que ha generado un nivel de consumo como el que Nosotros hemos añadido la tenemos. No es tan popular cultura japonesa en general al “La cultura y el conocimiento como parece, pero los que se Salón. En ambos casos hemos "enganchan" son fieles. siempre son una inversión” encontrado una gran predis¿Hay un perfil de lector que se posición tanto de los aficionasiente encandilado por la cultura o la literatura Mandos al Manga como del público en general de todas ga? las edades. El atractivo es ofrecer un evento organiEl perfil suele ser de gente joven con inquietudes inzado, lleno de actividades y que consiga "enganchar". telectuales. ¿Cómo están funcionando estas iniciativas en España, Eres un alma inquieta. ¿Qué estás organizando o desay, concretamente, en Murcia? rrollando ahora? En España hay ya muchos eventos Manga, salones Uf. Eso es secreto. etc. En Murcia hemos aplicado la filosofía de cali¿Hay una frase favorita que suelas repetir? dad, contenido y satisfacción del visitante. No es fáHay varias pero la que más me gusta es "no sabían cil pero lo conseguimos gracias a la gran cantidad de que era imposible y lo hicieron". personas que se implican en el proyecto. ¿Cómo animarías a leer a un ciudadano que te encon¿Por qué crees que se da ese nivel de aceptación? traras por la calle? Después de 4 salones en los que nunca hemos bajado Que empiece por algo que le motive mucho, luego de los 16.000 visitantes, el secreto es el esfuerzo, la sólo hay que seguir. ilusión y la innovación.


Pág. 8

“En Murcia hemos aplicado la filosofía de calidad, contenido y satisfacción del visitante”

Antonio Álvarez y Michiko Akaboshi en la presentación de “Haikus de una vida” de J.A.Pellicer

¿El futuro está en la cultura, ahora que se habla tanto de la crisis? La cultura es un intangible y por eso es fácil olvidarla en los presupuestos, tanto públicos como privados, sobre todo cuando no hay dinero. Pero es un error. La cultura y el conocimiento siempre son una inversión.


Pág. 9

Belleza La primera vez que lo vi me resultó soberbio y conmovedor. Sentí un tirón en las cervicales por el esfuerzo de mantener la cabeza erguida; de otra manera no hubiera podido apreciar la ensortijada melena helénica deslizándose por su nuca, por sus patillas y, también, por su entrecejo fruncido. Las cejas tenían el suave movimiento de esas plumas de cisne que yo imagino para escribir versos de amor o para concertar duelos. Debajo, la fiereza de su mirada, conseguida por una perpetua tensión de los orbiculares de ambos párpados, eclipsaba cualquier atisbo de emoción o ternura. La nariz, recta y griega, formaba un ángulo culminante, que se expandía en unas aletas abiertas y bien perfiladas. La imperfección voluntaria de sus orejas las hacía humanas, pero la belleza de sus labios, levemente entreabiertos, era perfecta. Digna de ser apropiada. Lo más erótico de su rostro se reunía en la curva tallada entre el labio inferior y su prominente barbilla: un rincón especial para depositar un beso. Aun había algo más atractivo; y era esa línea que, a través del cuello, llevaba hasta una nuez sensualmente masculina, sobresaliente e inmóvil, pero dispuesta a la morbidez que cualquier gesto le hubiera impreso. Agotada por el esfuerzo de observar con minucia el frío e impertérrito silencio de su rostro, y anhelando una sonrisa que no me dedicaba, fijé mis ojos en sus formas gigantes. Era el triunfo de la anatomía singular de un contrapposto obligado, que hacía caer el peso de su cuerpo sobre el lado derecho. Así es como él indicaba su tensión en el reposo y la estolidez que le perseguirían siempre. De haber podido acceder a su tacto, mi lengua hubiera trazado un surco goloso desde el ligamento de su nuca, demorándose en sus escápalas, persiguiendo cada músculo, sinuosamente, hasta mordisquear los tendones de Aquiles. Sus glúteos eran delicados, como el contorno de sus pechos que delataban unos apetitosos pezones. Yo estaba dispuesta a ofrecerle mi regazo para que el ardor de mi vehemencia lo humanizara. Deseaba provocar una sonrisa para borrar cierta nostalgia en esa mirada que no veía, fija en el vacío del espacio. Parecía tallado, en un mármol pálido y sedoso, magnífico e inusual para la caricia, como si el escultor hubiera perfeccionado lo humano hasta la divinidad. Toda la musculatura esquelética glorificaba su prestancia atlética, trabajada con intención, para ser admirada. Quizá la ferocidad de su mirada se basaba en esa certeza. Sí, él lo sabía y explotaba su condición de apolíneo adonis. No podía apropiármelo: estaba signado para ofrecerse a la admiración de cualquier mujer. Con eso le bastaba, no necesitaba elegir. ¿Para qué dolerse en la duda de la fidelidad si su sino le había hecho objeto de infinitas miradas femeninas?. También masculinas porque la sensibilidad ante la hermosura no distingue sexos. Miré a mi alrededor y me sentí sola entre toda esa gen-

te que, como yo, sabía hechizada por la seducción que el joven desplegaba. Parecía estar allí desde siglos, contemplándonos adusto, resignado. Indiferente. Su cuerpo ladeado tenía una elasticidad felina que suavizaba la tensión de su postura y, al mismo tiempo, ese dejarse caer le imprimía un carácter adolescente . Su torso era un triángulo invertido, cuyo vértice se ensanchaba en la cintura de dimensiones académicas. Las piernas de guerrero sostenían la colosal figura en un porte, entre irrespetuoso y lánguido, como suelen lucir esos hombres en calistenia continua. Yo esperaba una contorsión o un parpadeo; por qué no un imperceptible movimiento en alguno de los dedos de su mano derecha, que rozaba de modo displicente su muslo, o de la izquierda, apoyada sobre su hombro como sosteniendo una chaqueta. Pura ilusión, puro deseo, puro deleite que enervaba el vello de mi piel. Me hubiese contentado con rozarle los pies, modelados sólo para caminar descalzos sobre la arena, salpicados por las burbujas que dejan las olas al retirarse para renovarse mar adentro. Era mayo del año l975. Volví a encontrarme con él cinco veces más. La cita se repetía en Firenze. Dada su finura y su destino, no podría haber sido en ninguna otra ciudad. Continuó causando en mi la misma y original turbación: una amalgama de turbia excitación, felicidad y embarazo. Yo había cambiado, había envejecido; él no. Continuaba siendo el mismo David de Michelangelo Buonarotti de siempre.

Alicia VILLOLBO-BOTANA, Periodista


Pág. 10

Mariano Pascual de Riquelme y Matz (un mago del pensamiento) Mariano Pascual de Riquelme y Matz, nació en Cartagena en el 13 de Diciembre de 1933 y vivió durante su infancia y su juventud en el barrio de Los Dolores. Era hijo de Don Mariano Pascual de Riquelme y Quintas -perteneciente a la pequeña nobleza, a la que había pertenecido en su tiempo el general y almirante Don Antonio de Escaño y Gaci-Garro de Cáceres-, y de Doña Manuela Matz Sánchez-Osorio, hija del almirante Matz (Subsecretario de Marina durante la Segunda República, tras las elecciones de febrero de 1936). Pero un día cayeron en desgracia porque, como nos dice Manrique en sus coplas “no hay nada estable ni quedo en una cosa.”En sus últimos años Don Mariano tuvo que limitarse a vivir de un modesto taller de carpintería en Cartagena, en la Calle Príncipe de Asturias. Mariano vivió con sus padres y la Tata, en una casa de planta baja en la calle Jardines. Era la Tata una sencilla mujer que estaba a su cuidado y que lo había estado de la primera hija del matrimonio: Amparo, fallecida a los 14 años, antes de que naciera Mariano. Mariano hizo el bachillerato con notas brillantes en el Colegio Hispania de Cartagena: una época llena de encanto para mí (confiesa más tarde a su amigo Juan Pons) y en Madrid la carrera de Derecho. A la vez que estudiaba escribía, y así surgió su primer libro: Más allá del silencio (publicado en 1962 y hace años agotado). 50 años después, la Asociación Cultural Diván ha decidido rescatarlo del olvido, con otros dos libros suyos de entre los que aún quedan inéditos: Los ojos de la noche y Viento de la tarde. José Luis Abraham, un estudioso cartagenero, Profesor de Letras en Córdoba, ha elaborado -en el libro que hoy se presenta-, un detenido y erudito estudio preliminar sobre estos tres libros, y en honor a esa voz solitaria que fue la de Mariano y en el que cita algunos de los más profundos versos, cuya idea, nos dice José Luis estará presente en otro de sus libros: Pájaro manso del recuerdo: Te desbordas sin voces. En silencio proclamas tu secreto de ser. Conocí a Mariano siendo los dos apenas adolescentes; nuestras madres eran amigas y se visitaban. Recuerdo que fue una tarde de primavera de 1947, él tendría unos trece años; vino con su madre a nuestra casa, con ellos Fernando Quílez Guimerá, el hijo de Doña Fela Guimerá, enfermo del corazón, muerto repentinamente a los dieciséis años, mientras subía las escaleras que conducían al campanario de la Iglesia Nuestra Señora de los Dolores. Doña Fela era otra amiga de su madre y de la mía, que como ellos vivía en la calle Jardines. (Mariano y Fernando eran amigos inseparables y la muerte inesperada de Fernando lo sumergió durante algún tiempo en una profunda tristeza). Desde muy joven Mariano se sintió incli-

nado por el mundo de las letras. En 1953 empieza a interesarse por la filosofía y por las religiones orientales, lee y escribe ininterrumpidamente. Sentados en los sillones de la terraza que daba al Éste de nuestra casa, Doña Manola (como familiarmente la llamábamos), la madre de Mariano, le dijo a la mía que su hijo deseaba leernos unos poemas que había escrito. Recuerdo que mi madre los elogió mucho con la plena satisfacción de Doña Manola en el semblante; uno de ellos, recuerdo, hablaba de la luna. Mariano se aficionó a venir a nuestra casa con regularidad y me leía casi siempre algún poema reciente. En aquella época nos intercambiábamos libros; solíamos leer los mismos autores. Nos aficionamos a las obras de Giovanni Papini y las comentábamos, sobre todo: Gog y Palabras y sangre. Leíamos también a Shakespeare y a los poetas que íbamos descubriendo y que terminarían por ser nuestros preferidos: El Marqués de Santillana, Góngora, Lope de Vega, Quevedo, Gracilaso, Béquer, Rubén Darío, Amado Nervo. Algunos poemas llegamos a aprenderlos de memoria. Muy joven se hizo novio de Mari Carmen Carreras Meseguer (Mami para todos), una de las sobrinas de AgusObra de tín Meseguer y parecía feliz, los dos parecían felices. Se decía en el barrio que había sido un arreglo familiar, la madre de Mariano y la de Mami eran amigas inseparables. Un noviazgo que duró hasta los estudios de Derecho de Mariano en Madrid, pues en la capital habría de conocer a Paz Martínez Cebeiro: Pacita para todos: una muchacha amable, de semblante resignado, la que habría de ser su mujer y la madre de sus tres hijos: Mariano, Amparo y Jesús. Mariano y yo fuimos amigos hasta su muerte. Durante mis años de ausencia me escribía con regularidad y me contaba sus angustias existenciales: él estaba cada vez más enfermo (la manía persecutoria se le acentuaba). Pacita también enferma, sería internada en un centro psiquiátrico de Murcia, cuando su hijo menor tenía todavía pocos años. Después de la muerte de Doña Manola la enfermedad de Mariano continuaría agravándose. Empezó a trasladarse de un sitio a otro de España, su hijo Mariano lo acompañaba, nunca lo dejó solo: La Palma, Granada, Gerona, Zaragoza… Y fue un 14 de abril de 1994, en un


viaje de Madrid a Zaragoza en donde abrió la puerta del tren en marcha y se lanzó al vacío. Mariano ocupaba su tiempo en leer, en escuchar música clásica y, entre espacio y espacio, escribía. Poseía en un antiguo salón de su casa una inmensa biblioteca, heredada de sus antepasados; en una de las paredes libres de la biblioteca había un bello retrato al óleo de su abuelo paterno. Y en ese acogedor recinto, sumergido en sus libros, Mariano se olvidaba del tiempo. El silencio de la noche lo dedicaba a la pluma. Después de su primer libro: Más allá del silencio (1962), Eugenio Martínez Pastor, le publicó en Baladre (colección Gobernalle) La crisis metafísica (1965). Un breve estudio filosófico en el que Mariano intenta demostrarnos que el hombre se ignora a sí mismo, y que sólo cuando se hayan fundado las bases cosmológicas del macrocosmos podría emprender la larga búsqueda del yo, del yo profundo, del ser único e intransferible que somos cada uno de nosotros y que a él tanto le preocupaba. En la segunda parte del libro nos e Norberto Iera habla de la revolución matemática que se inicia en 1823 cuando Gauss descubre los espacios elíptico e hiperbólico. Mariano atraviesa con su pluma por la crisis psicológica (tal vez la suya propia que tanto le afectaba y de la que era profundamente consciente) y se sumerge en Freud. Observa que en el siglo XX fue precisamente Freud quien acertó a dar una explicación detenida sobre la causa de la psicosis. A través de sus reflexiones Mariano intenta convencernos de que el ya considerado padre del psicoanálisis, ha profundizado como nadie en la psique humana. Hacia el final del libro nos habla del existencialismo, que es el que descubre al hombre ante la nada, aunque certifica que el existencialismo es sólo un medio en el conocimiento de sí mismo, pero no un fin y afirma con Heidegger la finitud de la metafísica, para terminar diciéndonos, a través de Bergson, que sólo la intuición es la clave de dicha ciencia. Enamorado del arte y del mundo de las letras, Mariano cierra su libro, queriéndonos mostrar que la verdad es belleza y la belleza es verdad. La

Pág. 11 crisis metafísica es un libro breve, aunque profundo, muy profundo, que nos introduce en el pensamiento y en las preocupaciones metafísicas de los grandes pensadores de los siglos XVIII, XIX y XX, y nos impulsa a la reflexión. Libro agotado desde hace años, esperemos que se vuelva a editar en fecha próxima. Después de La crisis metafísica Mariano, volvió a sus libros de siempre, a sus libros de poemas, en los que fue dejando huellas muy hondas de ese tan hondo sentido filosófico que, como un día de niebla, lo perturbaba: Manso pájaro triste del recuerdo, Cuando las voces callan, Los ojos de la noche, El canto de Orfeo, El otro (cortometraje), El camino (cortometraje)Poemas rebeldes con música de fondo, El hombre de las cosas, Los jardines del atardecer (guión) El camino (cortometraje), Sobre la sinfonía patética de Tchaikovsky (estudio) etc… La pluma de Mariano nos invita a silenciar con él, nos llega como un viento invisible, sin origen. Mas su silencio no impide que las cosas sigan sucediéndose. Él franquea el silencio y va más allá de él. Prescindiendo del mundo exterior –se niega a jugar el juego de la existencia-, deduce que la vida y la muerte convergen en el mismo punto. Él conoce las dimensiones de su espíritu, como un matemático conoce los cuerpos geométricos: estamos todavía vivos, nuestros pies rozan la tierra, lo evidenciamos, también evidenciamos que la vida no es fácil: encontramos largos pasillos, cuestas abruptas, rincones sombríos. Pasamos la vida defendiéndonos, como José K., en El Proceso de Kafka, de un delito que en realidad no hemos cometido y que, al mismo tiempo, ignoramos. Oímos ruidos que nos molestan, pero no estamos en nuestra casa, nada es de nuestra propiedad, sólo el silencio… En sus poemas se aspira un breve perfume extraído de La Íliada, del Ramayana, del Paraíso perdido. Mariano escribió de manera ininterrumpida durante los diez últimos años de su vida: Años de tratamiento, de mejoría y de recaída. Aparte de ser un gran lector, fue un gran pensador. A medida que su pensamiento se iba expandiendo, su enfermedad se agravaba. Desde Olot me llamaba por teléfono a Bonn, necesitaba hablar con alguien que lo escuchase, o tal vez conmigo por haberme sentido siempre cercana; sufría profundamente sin explicarme los verdaderos motivos, eran tal vez sus problemas existenciales que como escribe Heidegger son el origen de todo. A veces he llegado a pensar que su mente había creado un doble de sí mismo con rostro de mujer: Kima, de la que de una manera obsesiva me hablaba por teléfono o en sus últimas cartas. El 5 de julio de 1993, nueve meses antes de su muerte, me escribe a Bonn: Me dices en tu carta que no abandono la imagen de Kima. Claro, ¿cómo voy a hacerlo si es yo-mismo? Ella es mi yo femenino y yo soy su yo masculino, como toda pareja normal. Y ¿quién va a olvidarse de sí mismo estando en su sano juicio? Nos conocimos en un café de tonos amarillos, el Viena Capellanes. Y vivió esperando el rencuentro, tal vez cuando la muerte le obsesionaba como nunca: me llamaba la muerte con frecuencia. En Esperado encuentro, vuelve a la obsesión de querer estar con ella, o tal vez sea


esa soledad del creador, como señala José Luis Abraham, definida por Rilke en “Cartas a una joven poeta”: ame su soledad y aguante el dolor que le cause, con queja de hermoso son. Pues los que están cerca de usted están lejos, dice usted, y eso muestra que ya empieza a hacerse una lejanía en torno suyo. ¿Pudo ser Kima un ser real o, tal vez el ideal tras el que Mariano había corrido durante toda su vida? En otras cartas anteriores manifiesta que lo apartaron de Kima, antes de conocer a Paz. Tal vez conocer a Paz alejó la imagen de Kima (su otro yo, de sí mismo) y su pensamiento vuelve una y otra vez a ella de una manera obsesiva: Tan solo como estoy y no me siento solo porque tú estás conmigo aunque no pueda verte.

Pág. 12 soledad y en la angustia del hombre inteligente y atormentado que fue. A través de todo lo que nos ha dejado, más inédito que publicado, descubrimos a un escritor que ha tenido mucho que decirnos, aunque debido a su enfermedad se fue limitando a sí mismo. Larra decía que escribir es siempre llorar, pero a pesar de todo escribimos y, como señala Manuel Martínez Pastor, cuando escribe sobre Mariano: él también lo hizo, no sé si en sus intervalos de lucidez o de locura. Sea como fuere lo hizo, y lo hizo bien. María Teresa CERVANTES, Poeta

Y más adelante: Te espero en el jardín de los paraguas todos los día en que no llueve. ¡La gran desgracia de no poder estar solo! nos dice La Bruyère, como para retar a aquellos que corren a olvidarse de sí mismos. Pascal, sin embargo, estaba convencido de que todas nuestras desgracias nos vienen de no haber sabido quedarnos en nuestro recinto, en nuestro mirar hacia adentro. Mariano deseó siempre irse, irse adonde fuera, pero irse. En Más allá del silencio hay un poema que lo denuncia: Hay que irse con el viento a lomos de la noche. Esa prisa de irse de este mundo. ¿Sería acaso el suicidio un remedio a su mal metafísico? La reclusión de Pacita, la ausencia de dos de sus hijos, Amparo y Jesús, que se trasladaron a Londres a vivir con sus tías maternas, la muerte de doña Manola, su madre, que tanto habría de velar por él. Sí, su absoluta soledad, ese estrecho camino en el que se sentía oprimido: No hay sol sin sombra, pero yo estoy viviendo en noche oscura. Mariano ya era el dueño de los días que le quedaban por vivir. Sin embargo era un hombre de fe, estaba convencido de que la vida tenía un sentido, pero sobre todo ese sentido podría ser el hombre mismo, que es el único ser capaz de exigir que lo tenga. He ahí la razón por la que los hombres luchan –me decía-, a mí, sin embargo, me van fallando las fuerzas en la lucha por la existencia. Me siento tan solo. Yo procuraba cambiarle el tema y lo desviaba de su obsesión preguntándole cómo seguían los estudios de su hijo Mariano. Y él entraba fácilmente en el tema: adoraba a sus hijos pero, era precisamente Marianico el que siempre había vivido con él y con Doña Manola, el que permaneció impaciente esperándolo en la estación de ferrocarril de Zaragoza la noche que no llegó. Mariano ha sido más poeta que ensayista, más sensible que rebelde: música adormecedora, canción plácida. Su pluma ha sido de vuelo profundo y nostálgico, a veces terriblemente bello, como un huracán devastador en la

PUBLICIDAD o PATROCINIO ¿Te imaginas aquí a tu empresa? Estaría entre extraordinarias apuestas literarias y culturales Letras de Parnaso te aguarda. Con tu apoyo seguiremos mejorando.

PUBLICIDAD o PATROCINIO Para información y contratación corta y pega esta ruta en la barra de tu navegador: http://www.los4murosdejpellicer.com/Letras%20de%20Parnaso/Publilp/Publilp/index.htm


Pág. 13

Noticias de Los miembros de los 4muros de Jpellicer Si eres miembro de la Web Los 4muros de Jpellicer, y deseas promocionar, anunciar o comunicar a tus lectores y/o seguidores noticias o información relacionadas con tu obra (próxímos proyectos, presentaciones, exposiciones, etc.) estaremos encantados de recibir tus noticias. Si por el contrario aún no eres miembro y deseas registrarte solo debes entrar en:

www.los4murosdjpellicer.com

y clicar sobre “¿aún no eres miembro?” (no es obligatorio responder a todas las preguntas del formulario). Cuando hayas terminado recuerda Aceptar. En unas horas recibirás tu Alta.

Letras de Parnaso con la escultora Antonia Dávalos en Esculturalia Del 3 al 31 de Mayo ha tenido lugar en la sala Gigarpe de Cartagena la exposición colectiva “Esculturalia II”, que al igual que en su pasada edición ha tenido como objetivo exponer y promocionar el arte en tres dimensiones. Para tal ocasión nuestro buen amigo Alfonso Aznar, director de la Sala de Arte, ha reunido a trece artistas escultores llegados de distintos lugares de España: Manolo Ardil; Federico Eguía; Juan Pedro Estéban; Carlos Fierro; Maite de Fruc; Mª Jesús Gomara; Gardénia Mayo; Blanca Marina; Maritri; Belén Orta; Lola Santos; Linda de Sousa. Entre ellos se encuentra nuestra compañera y paisana de Los 4Muros la escultora Antonia Dávalos Meseguer (nacida en Molina de Segura aunque residente en Madrid) la cuál participa con Antonia Dávalos junto a Juan A. Pellicer dos de sus creaciones “Juego de Formas” y “ Baile cúbico“. Dávalos ha realizado varias exposiciones tanto en España como en el extranjero, siendo merecedora de varios premios tanto en pintura como en escultura. Exhibiendo en la actualidad parte de su obra en museos tanto españoles como rusos. Es además presidenta de la Asociación de artistas plásticos: La cigüeña.

Juego de Formas

Baile Cúbico

Publicaciones de 4MUROS EDITORIAL Diseño de Portadas, Maquetación, Corrección de Textos, Edición, Distribución, Promoción... Si tienes pensado publicar próximamente, no dudes en consultar con nosotros sobre precios y condiciones.


Pág. 14

... Al viento Algo sobre la reseña o crítica artístico-literaria Comenzaré diciendo que toda crítica es labor complicada, casi siempre de una manera u otra maniquea aún sin pretenderlo expresamente. Lo primero a tener en cuenta, bajo mi prudente opinión, es que hay que ir con sumo cuidado en cualquier valoración que se haga de una obra; no usar el contenido a tratar, como pretexto para descargar frustraciones propias o prejuicios personales, ni para el exhibicionismo de quien la practica de una manera altamente y egocéntricamente descarada, bien porque crea que le avala una experiencia, una carrera, una profesionalidad, o un medio persuasivo cualquiera con sus intereses y sus fines. Hay que evitar hacer retórica –suplantación del objetivo a través del crecimiento del propio yo- partiendo de aquello que se pretende juzgar, para tratar de minimizarlo o ridiculizarlo; hay que quedar, en lo posible, al margen de toda tentativa de no llevarlo a nuestro terreno más particular e interesado, algo que, siendo dificultoso, es recomendable siempre si se quiere ser honesto; hay que saber, en fin, librarse de la propia carga, de los prejuicios que se tengan del autor –separar la obra del hombre, del escritor o artista- y llenarse previamente de curiosidad y de interrogaciones a resolver con minucia apertura, transparencia y detenimiento. Después, intentaremos desentrañar, dejar constancia de lo apreciado con franqueza desde la concordia y la naturalidad. Para elaborar una crítica hay que partir, en lo posible, de esa vacuidad que nos proporciona el no caer en esos condicionamientos previos –ya apuntados- ni en seguidismos interesados; hay que saber desechar criterios y baremos predeterminados y tendenciosos; intentar comenzar el análisis desde un estado lo más “transparente”, reflejado en el espejo de la agitación voluntariosa y atenta ante la novedad que se nos presenta. Los patrones críticos al uso, varían según el momento y según las personas –juicio condicionado, vigencia de unas corrientes sobre otras-. Los esquemas establecidos de esta manera, obedecen a unas reglas predeterminadas o ideologizadas sobre algo donde no debiera haber pauta ninguna concreta, ya que no deja de ser un argumento sujeto a giros arbitrarios y con frecuencia sumisos a fuertes provechos, algo siempre transitorio y entorpecedor en el arte y como tal en la crítica literaria; por tanto, resultan con frecuencia (estos esquemas predichos) algo volátiles y aleatorios como para atribuirles suma autoridad, ya que el rumbo de la valoración artística o literaria ha de ser siempre relativo y subjetivo, no condicionado y a menudo empobrecido y emponzoñado por esas coordenadas ético-culturales de los poderes

manifiestos supuestamente intelectualizados, cargados de fuertes intereses. La crítica ha de centrarse exclusivamente desde la valoración y desde el análisis, sin verse excesivamente pertrechada de convencionalismos propios o ajenos. La observación desapasionada y sin prejuicios, libre, nacida desde la sensible intuición y autenticidad de un gran espectadorlector que recensiona lo leído u observado, es sin duda la que mejor reflejará con sinceridad el modo de acercarnos a un autor y a su obra para sentirla y valorarla; algo que no deja de ser complejo y arriesgado, como en toda reflexión, observancia o análisis sinceros, aún condicionados –es inevitable- desde la propia manera de ser, ver, intuir, concebir o pensar.

Obra “Lágrimas Negras”, del propio autor

Teo REVILLA BRAVO, Pintor, Escritor y Poeta


Pág. 15

EL CRIMEN Y LA LITERATURA Patricia Cornwell, descubriendo los misterios En muchas ocasiones ya investigaciones de esta médico forense jefe que trasea porque nos ha caído un baja en Richmond y que a través de sus 21 novelas libro suyo entre las manos nos hace vivir una serie de asesinatos, que gracias a –a quien les gusta la lectura dicha doctora se van resolviendo. del misterio, suspense y asesinato- o bien mirando También tiene dos series de libros más sobre las alguna película o serie de televisión basada en una de investigaciones de Andi Brazil y las de At Risk. sus novelas, nos habremos topado con la literatura Cuenta con diversos libros no de ficción, entre de esta escritora estadounidense. los cuales podemos destacar “Retrato de un asesino: Según ella misma relata en su biografía, su pa- Jack el Destripador, caso cerrado” donde nos desvela sión por este mundo le viene a raíz de su infancia- –según las investigaciones que llevó a cabo- la idenadolescencia por los abusos emocionales que sufrió tidad del asesino más famoso de la Inglaterra victosiendo niña por parte de su padre, la enfermedad de riana Jack el Destripador. su madre por lo que estuvo bajo tutela del estado duTodos conocemos la historia de Jack el destriparante una época de su vida; además de haber pade- dor, donde entre los meses de agosto y noviembre cido anorexia y sufrir un trastorde 1888, siete mujeres fueron no bipolar. Pero quizás sea más asesinadas en Londres, contanfácil entender su interés hacia el do que la crueldad con la que se mundo del misterio, el crimen, cometieron las muertes causó el la investigación, etc. conocienpánico entre los habitantes de la do que durante una época de su ciudad, lo que creo la leyenda de vida trabajó como reportera de Jack el Destripador. La identidad un periódico local en el cual cude este asesino se ha considerado bría las noticias de los crímenes uno de los mayores enigmas de la ocurridos en su ciudad, postehistoria y hemos conocido múltiriormente empezó a trabajar en ples teorías al respecto de quien la oficina del médico forense en era. En esta novela Patricia CorVirginia, además con el paso del nwell tras elaborar una rigurosa tiempo también trabajo de mainvestigación nos da a conocer nera voluntaria para el departaquien fue dicho asesino. mento de policía de Richmond. Jack el Destripador fue uno Actualmente se ha hecho públide los primeros asesinos en serie ca su vida más íntima a raíz de conocidos. Un asesino en serie es problemas existentes con sus anel que comete tres o más asesinatiguos contables. tos durante un lapso de tiempo y Durante los años 80 escribió teniendo en cuenta que entre los Autor: Siren-Com tres novelas, las cuales fueron rechamismos hay un periodo de enfriazadas y no sería hasta los años 90 cuando ve la luz la miento. primera de sus obras, “Post-Mortem” que alcanzó un Esta novela, como tantas otras, cuenta con múlgran éxito. tiples comentarios al respecto de su investigación, Ha escrito múltiples libros, algunos muy conoci- para algunos es una investigación realizada con ridos son las aventuras de la Dra. Kay Scarpetta en las gurosidad y de una forma seria aunque para otros cuales se incluyen numerosos detalles de la ciencia solamente es una novela sin que aporte ninguna conforense. clusión objetiva y fehaciente del caso. Esto lo dejo Cuando hablamos de ciencias forenses, lo ha- queridos amigos a su criterio, en el supuesto que a alcemos de aquellas especialidades científicas cuyos guno de ustedes les apetezca bucear por dicha época principios, métodos y técnicas se aplican a la Justi- de la mano de la escritora de la que hemos hablado cia, buscando el bien para la sociedad, la seguridad en este artículo. de los ciudadanos y el Estado. En el proceso legal la ciencia forense lo que hace es localizar, recopilar y analizar las evidencias que proporcionan la prueba Jerónima M. CRESPÍ MATAS, para establecer los hechos que se presentaran en un Lcda. en Criminología, procedimiento legal. Master en Seguridad En los primeros libros de la serie que describe las


Pág. 16

Haikai, un poco de historia

haikai

Alrededor del siglo X en Japón el término haikai se refería a un ejercicio poético que buscaba la diversión, la entretención. Haikai es un término usado desde la época del Kokin Wakashū (905 dC), para denominar a los versos cómicos, y puede ser traducido como “divertido” o “vulgar”. Es bueno precisar que la palabra haikai era de origen chino y que tenía como equivalente en el idioma japonés a la palabra “kokkei” que significa, humor, ingenio, comicidad, etc. Por su lado el haikai era una forma poética popular por contraste a las formas de arte más refinadas y rígidas que eran practicadas en la corte imperial. Con el paso del tiempo el haikai se asoció con un estilo de composición poética tradicional llamado Renga. Ren significa “ligar, secuencia” y Ga significa “poema”. El Renga era compuesto en grupo por varios poetas. Surge así una variedad del Renga, el llamado: Haikai-no-Renga, que eran haikais ligados entre sí. Su mecanismo de composición era el siguiente: el primer poeta componía un primer poema utilizando el esquema silábico 5-7-5, el segundo le respondía con un nuevo poe-

ma utilizando el esquema silábico 7-7 y el tercero repetía el esquema silábico inicial. Se obtenían así cientos de poemas ligados de acuerdo al esquema poema-respuesta-poemarespuesta y que, de modo silábico, quedaba así: 5-7-5, 7-7; 5-7-5, 7-7; etc. Al igual que el Haikai-no-Renga, el Haikai carecía de valor literario debido a su carácter popular, y a pesar de los grandes maestros que lo cultivaron. El Haikai no obtuvo dignidad literaria sino hasta la llegada del gran maestro Matsuo Basho (Ueno, 1644 - Osaka, 1694), que insistía en que: “Haikai es simplemente lo que está sucediendo en este lugar, en este momento”. En la época actual, para muchos poetas, particularmente en Japón, la palabra designa un género poético con un esquema silábico 5-7-5, en el cual la palabra “hai” como adjetivo ya no tiene un significado específico. Para ellos lo que importa es que un haikai o haiku sea un poema compuesto por versos de 5-7-5 sílabas (o que no supere las 17 sílabas), que contenga un kigo (palabra que lo relaciona a la estación del año) y suceda en el momento presente. Lota MONCADA Filósofa, Actriz, Poeta y Traductora (Uruguay)

En el agua, ve. Ciudad nevada, tenue; tarde solsticio.

Lluvia tardía, empapela mantillas; brotan rocíos.

El viejo viñedo, sin vendimia rosales. Labrador mira.

Relieve curvo, horizonte grávido; fugaz estrella.

Un viejo espejo, se sumerge la luna; excesivo ser. Norma Beatriz CAÑIZARES, Ingeniero y Poeta

haikus

“Color de amor, aromas de pasión hablando de tí”

“Besos de vida, en ellos yo te busco. así te siento”

Del libro: “Haikus de una vida” (de jpellicer)

La presentación del Libro en un próximo acto a celebrar en Madrid, ha sido Certificada por la Embajada de Japón en España como actividad oficial dentro de los actos commemorativos de los 400 años de Relaciones entre Japón y España


Pág. 17

España y Argentina Dos orillas orillas unidas unidas por por millones millones de de letras letras Dos La Plata, ciudad de los poetas (La Plata es la ciudad donde resido, capital de la Provincia de Buenos Aires)

Parafraseando a Jorge Luis Borges, podría afirmarse que La Plata tuvo desde sus orígenes un destino literario. Los comienzos de su literatura guardan cierta similitud con los del conjunto de la literatura argentina: en ambos casos, sus primeras manifestaciones fueron , necesariamente, obras de autores foráneos. También se podría afirmar que la tradición literaria platense nace del brazo de la leyenda: se dice que el día de la fundación de La Plata fueron sepultadas con la piedra fundamental las estrofas que una poetiza dedicó a “la hija de Buenos Aires”. Un poema bajo la piedra fundamental de la ciudad que con el tiempo sería llamada “de los poetas” La Plata es, antes que nada y por sobre todo, un conglomerado con irradiaciones estéticas. Bien o mal emplazada, pobre o rica, metropolitana o no, lo cierto es que posee una esencia que, desde sus orígenes, se ha dado generosamente en belleza. Favorecida en gran parte por albergar una de las Universidades más reconocidas de América y por la influencia de numerosos intelectuales y escritores de otras latitudes, como fue el caso de ALMAFUERTE y BENITO LYNCH, La Plata comenzó a los pocos años de fundada

a dar sus frutos autóctonos, entre ellos FRANCISCO LÓPEZ MERINO. Posteriormente, la llamada “Generación del 40”consolidó la fama de la ciudad por sus poetas , si bien es justo decir que los narradores, dramaturgos y ensayistas marcharon permanentemente por un camino tan ancho como el de los poetas. En el acelerado desarrollo que experimentó la literatura platense en muy pocas décadas, fue de capital importancia la presencia de la Universidad. Esta fue y es un foco de atracción intelectual que vinculó a las letras de la región a numerosos escritores foráneos, asimismo fueron muchos escritores platenses que se destacaron en la docencia universitaria. La literatura forma hoy parte del patrimonio espiritual de la ciudad. Desde la Biblioteca López Merino (residencia en otros tiempos del poeta) se trata de incentivar y trabajar en la difusión de escritores locales para darlos a conocer dentro de la comunidad educativa y de la comunidad platense en su conjunto.

Aline BRUZAS, Escritora – Artista Plástica Mar del Plata (Argentina)


Pág. 18

V E N T A N A Aprender a vivir y a ser En un instante, justo en un instante, la vida se marcha. Te dice que hasta ahí puedes llegar, y ni un milímetro más. Así es la existencia humana, así de frágil, así de efímera, así de maldita desde el mismo momento en el que nacemos. Todo es fungible, pasajero, todo está pendiente de la derrota en forma de conclusión de esa vitalidad que, por enérgica, nos parece que nunca se acabará, pero sí que finaliza, y siempre, sea como fuere, de la forma más inesperada. Sucede lo que sucede. Nos vemos fuertes en este mundo de prisas y de competencias para ser los bólidos en un universo cargado de conquistas, pero no olvidemos que la fama es transitoria. Todo parece indicar que, pasado el tiempo, ésta importa lo que importa: muy poco. Jugamos con las cifras, con el conocimiento, con los triunfos, con las aquiescencias, con una riada de audiencias, de seguidores, de gentes que nos ríen las gracias incluso cuando éstas no son tales. Somos ríos en la mar, que dijo el poeta, somos sendas, pasos, en el desierto, que, con el nuevo día, desaparecen por obra del viento caprichoso. No hay gloria, creo. Lo que sí hay, lo que sí quedan son las acciones buenas, que son las que hemos de propiciar. El ser humano vive, vivimos, en una perpetua contradicción. Nos comportamos como si fuéramos a estar en este planeta eternamente: no sabemos vivir. No concebimos la idea de la muerte como una referencia señera, para luego no tener que afrontarla con las manos vacías. A menudo interpretamos logros como tener cosas materiales, pero éstas no entran en unas manos inertes. Lo que sí nos podemos llevar son las vibraciones y los afectos de aquellos a los que quisimos, de aquellos que nos amaron. El esfuerzo ha de ser el educarnos en este análisis. No es fácil el discurrir diario, porque las circunstancias nos hacen ser lo que somos, y no siempre vienen con fuerzas favorables, y, cuando lo son, seguramente no las observamos de esa guisa. Por un segundo, cuando la vela de alguien conocido se apaga lo vemos claramente, nos damos cuenta del sentido existencial, pero únicamente por un tiempo corto. Luego olvidamos. Es la contradicción que escuchamos en una extraordinaria película, en “Legión”. Dice Gabriel que cuando vino a la Tierra se dio cuenta de lo vulnerables que eran los seres humanos. Advirtió pronto sus defectos, pero no pudo evitar, pese a todo, enamorarse de ellos, de la raza humana. Somos así: puro encontronazo de pareceres y de ideas. Nos hacemos de querer aún poniendo dificultades. La existencia es fungible, nos huye. Lo hace en este momento en el que escribimos/leemos este texto. La distancia de esta realidad que señalamos nos otorga dicha y cordura, pero a veces también la insensatez de perder lo más valioso: el tiempo y la salud. No es bueno que eso ocurra. No es lógico que lo permitamos. Aprendamos del día a día, sobre todo cuando la

existencia nos oferta segundas oportunidades. Dejemos, pues, las navegaciones complicadas y vayamos rumbo a lo positivo, que puede estar en ayudar y en ser ayudados, en esperar con quienes no aguardan ya nada y siguen siendo felices, en otorgar un respiro a quien no puede aguantar ni un punto más, pero lo hace. Seamos más pacientes, más tolerantes, más comprensivos, más didácticos en todos los sentidos con los demás, y hasta con nosotros mismos. Aprendamos esa lección que siempre tenemos ahí pendiente, justo enfrente, en el espejo del alma. Tan pronto lo hagamos viviremos, no más tiempo, pero sí mejor. Bastante mejor. Juan TOMÁS FRUTOS.

P.S.: Puede que en ese aprendizaje la Literatura sea capaz de jugar un baza importante. Apostemos por ella como un elemento vital, que lo es. Con ella creceremos como personas mucho más. Seguro.

Obra de M. Matas


Pág. 19

A B I E R T A . . . Poesía Experimental Posmoderna (III) (...viene de la edición anterior)

Hija de la cibercultura, la Holopoesía es la máxima expresión artística de la era digital computacional. Poesía producida gracias a la realidad tecno-virtual y realizada en el espacio inmaterial tridimensional en constante transformación. Según el brasileño Eduardo Kac, la Holopoesía, en contraste con la poesía visual, “pretende expresar la discontinuidad del pensamiento; en otras palabras, la percepción del holograma no tiene lugar ni lineal ni simultáneamente, sino en fragmentos que el observador ve en función de las decisiones que toma, es decir, dependiendo de la posición que adopte respecto al poema” ( Catálogo Exposición… 20). Aquí los fractales son los integrantes mayores del Holopoema. Son creaciones de sintaxis nuevas, discontínuas, irregulares, indescifrables, no medibles por las tres dimensiones no euclidianas y cuya morfología posee el carácter estético de lo maravilloso. Los Holopoemas, igual que las figuras neobarrocas posmodernas, están dotados de dinamismo, inestabilidad y metamorfosis rítmicas graduales. “La percepción espacial de los colores, los volúmenes, los grados de transparencia, las transformaciones de la forma, la posición relativa de las letras y las palabras, y la aparición y desaparición de formas es inseparable de la percepción sintáctica y semántica del texto” (Catálogo..20). Poesía virtual. Poemas cuatridimensionales que integran no sólo lo espacial, sino lo temporal. De allí su fluidez, su fugaz percepción y la no permanencia en el tiempo. Poesía para la memoria instantánea global, promocionada e impulsada por la cibercultura. (Véase,por ejemplo, los Holopoemas de Eduardo Kac, Zero, 1991; Havoc, 1992; Holo/Olho, 1983). http://www.ekac.org/holosp.html Un gran ejemplo de obra poética que reúne a la gran mayoría de las exploraciones aquí citadas, es el poemario multimediático Árbol Veloz, editado en tres formatos (libro, cdrom y casete) del poeta uruguayo Luis Bravo, invitado al Festival de poesía de Medellín, en el cual encontramos intersecciones entre poesía visual performática, música, gráfica y poesía leída. Multimedia que construye una cierta Estética del video-clip donde observamos el dinamismo de un collage de textos e imágenes en movimiento, secuencias en un tiempo no lineal, superposiciones de palabras con iconografías simultáneas, fluidez y aceleración que expresan la vida cotidiana de las actuales ciudades. Luis Bravo proclama en este trabajo la Velocidad como el actual mito de nuestra posmodernidad dentro del cual animación y escenario, fotografía y dibujo, lectura hipertextual y cortes transversales son aspectos fundamentales en su propuesta. En palabras del mismo autor, en esta obra “no hay sólo un espectador, como en la videopoesía; también hay un lector, un escucha y un

operador que debe “navegar” por esa estructura arborescente…En este caso el “lector” lee y amplía la lectura. Incluso puede optar por leer mientras escucha el texto donde la voz y la música, trabajadas específicamente, generan un segundo nivel de “escucha”. En otro nivel están los info-videos (así se les denomina cuando están incluidos en el formato CD-Rom) que incluyen la banda de sonido y el trabajo de imágenes en distintas técnicas expresivas y, en este caso, desde diferentes estéticas”. De esta manera, Árbol Veloz se constituye en un gran hipertexto, que nos invita a explorar sus universos multiestéticos y multimediáticos. El poeta, al decir de Mariella Nigro, se transforma en un “juglar cibernético” con “su laúd electrónico”, pero también en un poeta rizomático que nos seduce por su gran gama de posibilidades y exploraciones. Como se observa, son múltiples las manifestaciones de la denominada Poesía Experimental en la posmodernidad. Sus rupturas, a veces radicales con las formas tradicionales de la poesía tanto clásica como moderna, son innumerables, llevando a los conservadores a dudar de su valor poético. No caemos en estos últimos. Creemos más bien que la poesía, como expresión de la libertad imaginaria, tiene licencia para marchar por los campos abiertos de la creación, aunque sólo legitimamos dichas creaciones en tanto su calidad poética se mantenga; de lo contrario, como muchas veces sucede con la basuralización cultural, aceptaríamos la relajación acrítica y una sensibilidad de lo incontestable y la conciliación.

(continúa en la siguiente edición...)

Carlos FAJARDO FAJARDO, Poeta, investigador, ensayista y Filósofo Santiago de Cali (Colombia)


Pág. 20

Amor y Psique

Te recuerdo Entre la risa, tu mirada clavada y enredando mis dedos en tu pelo, te recuerdo. Así vives, en secreto, en silencio, sin testigos, ni alfileres sobrepuestos en mi sexo para retenerte. Y entonces, absurdamente me aliento. Me inundo de eternidades fugaces, de fantasmas intrusos en la mente.

Nuestros cuerpos de mármol ondean blandamente mientras avanzan seguras tus manos sobre mi seno. Alzas mi cabeza, la acercas a tu rostro. Quieres ese beso que sólo tú, Amor de alas plumadas, puedes arrancar a mi alma sin aliento. Fuego vivo en el mármol, inmóviles ardemos en los ojos admirados del mundo.

Así vivo animosa, con sosiego, con lucidez ciega en la mirada, pero todo, sin tenerte.

Elisabetta Bagli (Italia)

Guadalupe Vera

Pr im de er C “L Po ert etr es am a s í a y en de R In Pa ela ter rn to na as Co cio o” r n 2 0 to al 13

(México)

Para el equipo que hacemos posible la edición de la Revista Digital “Letras de Parnaso”, supone otro motivo de satisfacción este nuevo reto, esta nueva apuesta por el mundo de la Cultura en general y de las Letras en particular cual es la creación de este primer Certamen de Poesía y Relato Corto. Queremos ofrecer, a través de esta iniciativa, otra respuesta válida que contribuya en la promoción y divulgación de la obra de los autores: escritores y poetas. Nos gustaría que este nuevo proyecto sirviera, además, para rendir tributo a la Poesía y la Narrativa. De ser así, el esfuerzo habrá tenido su recompensa. NOTA: A pesar de haber sido publicadas las Bases del Certamen, estamos abiertos a recibir propuestas de Patrocinio para el mismo por parte de Empresas, Organismos, Intituciones, Fundaciones, etc.

Bases del Certamen en la Contraportada de la Revista o entrando en:

http://www.los4murosdejpellicer.com/Letras%20de%20Parnaso/certamen/bases.jpg (corta y pega esta dirección en tu navegador)


Pág. 21

Todo eso somos...los escritores Somos agua, sal, arcilla y arena Esa huella cincelada en el camino ese destello de luz en la tiniebla ese lamento suspendido en un suspiro ese quejido estremecedor que inquieta… ese dulce susurro que adormece esa aletargada conciencia que despierta ese torrente de lágrimas ahogadas ese torbellino de sonrisas que no cesa…

La flor del beso ¡Que te olvidaste de la flor del beso: la que supe sembrar en tu boscaje con la savia feraz de mi lenguaje y las aguas de Temis en exceso! ¡La que fue tu beldad y tu embeleso: por ser raudal de polen en tu traje, y prendida quedara cual tatuaje con mieles del amor de un nido espeso!

Ese predicar en inhóspitos desiertos ese fustigar a inteligencias yermas ese combatir en callejeras barricadas ese portentoso talento aniquilado en la guerra…

Jamás un girasol le dio la espalda a los polvos del vals de mariposa en el club del romántico Cupido.

Ese vencerse rendido al desaliento ese renacer de nuevo de ceniza ese estridente sonido en el silencio ese silencio que aún sepultado, da vida…

Ni puede enamorar a la Giralda el fénix que en su cúspide se posa sin la espiga del cáliz encendido. Mariluz Reyes (España)

Esa suave brisa que acaricia ese abrazo firme que desarma ese clamor de furtivas voces heridas esa esperanza de esperanzas vanas… Ese amanecer en mañana clara ese atardecer en tarde serena ese vendaval que el viento siembra esa mano amiga que te lleva… Ese moldear de letra férrea Esa veracidad en la palabra entregada Ese chasquido que aunque brusco no quiebra Ese enérgico latir que ni amordazado, calla… Esa matadora soledad compañera Esa incomprensión rompedora a golpes Ese grito encarnizado en versos Esa voluntad a todas luces, cegadora… Somos agua, sal, arcilla y arena Testigos sonoros de ensordecidos horrores Soldados fieles en mil y una batalla perdida Todo eso somos…los escritores. Goti Miña (España)

Aviso clasificado Se compran y se venden cerebros de pantalla plana existencias retocadas almas de la ultima colección sonrisas diseñadas placeres al por mayor y al detal caricias de marca besos cibernéticos alientos y sudores con olor a nuevo que estimulan el punto com y evitan el aburrimiento precoz Luz Welmans (Tailandia)


Pág. 22

Martín J. Schneider (Pedro C. Cermeño) La Raya. Murcia (España) Pedro C. Cermeño (Martin J. Schneider) se inició en la fotografía con apenas 15 años dentro del diminuto espacio de un cuarto oscuro cuando aún el color era un raro privilegio al alcance de unos pocos. Siempre le pareció un momento mágico y emocionante ver aparecer aquellas imágenes sobre una hoja de papel emulsionado que iban del negro al blanco, pasando por una escala tonal de grises que comenzaban a formarse bajo la luz roja inactínica que iluminaba débilmente unas sencillas cubetas de plástico, dando vida a las tomas realizadas unos minutos antes con la vieja cámara. Ahí comenzó su gran aventura, su encuentro con la imagen gráfica y la evolución de un arte y una técnica que han alcanzado cotas inimaginables en estos últimos cincuenta años. Comentario: La mar, el prado y eI árbol fueron mis escenarios naturales y visuales. Mi licenciatura en Filosofía y Ciencias de la Educación me posibilitó mi profesión como docente y enriqueció mi mirada de pensamientos y experimentos. Soy autodidacta, en el arte de “disparar”. Fotografío todo aquello que me reclame mi intuición y emoción.

Entre la inminente tiniebla de cielo y tierra, una franja luminosa rasga el horizonte con su luz dorada, alumbrando los últimos momentos de un día, como el último latido de luz ante las sombras de la noche inexorable.

Ocaso 1

Ocaso 2

Si eres fotógrafo profesional o amateur y deseas que publiquemos tu obra, contacta con nosotros. Envíanos un mail con tus datos, avatar, breve reseña biográfica, y hasta un máximo de tres Fotografías.


Pág. 23

Relación entre la pintura y la poesía desde un punto de vista escéptico

La fotografía tiene también mucho que ver con la poesía, con el hecho de abrir sueños, abarcar nuevos mundos, pintar con colores o representar atmósferas que se traducen en emociones. Como explicaba en el artículo anterior, la fotografía puede subvertir el orden de lo que se ha representado hasta hacerlo irreal y todavía más,....puede romper toda lógica convencional aproximando la que desea proyectar. Como le ocurre a una partitura musical, en la fotografía se pueden introducir o borrar notas para que la melodía se diferente, para que se sienta otra emoción; que alterará nuestra química interna por efecto de la casualidad o, en el mejor de los casos, por el resultado de un trabajo que estaba orientado a conseguir tal emoción. En este sentido afirmo que las fotografías no se tiran, se hacen, se llevan en la cabeza,...y en ocasiones hasta se encuentran. Unas veces de forma sorprendente incluso para quien las hace y otras como resultado de una maduración reflexiva, de un estudio técnico y artístico por el que buscamos un determinado efecto. Si en la poesía el material constructivo son las palabras en la fotografía este material es la luz, fotografiar es pintar con luz, buscando asimismo poder captar los

matices de las diferentes escenas y situaciones, donde el hermanamiento entre las artes me parece claro. Todavía más, al igual que le sucede a la poesía, pienso que si al hacer una fotografía ésta no transmite absolutamente nada, no interesa ni traspasa sensación alguna, es porque el artista se equivocó....o porque quien la observa carece de la sensibilidad suficiente para entenderla; por supuesto no me refiero a sensiblería barata ni al sentimentalismo superfluo sino al amor por la fotografía y al gusto de vivir en ella, algo difícil de conseguir ante el empacho de imágenes con las que nos sacude a diario, en una cantidad tan grande o mayor que el empacho de palabras y frases que circulan sobre la Red, donde resulta difícil separar el grano de la paja porque todo se revuelve en un gran lodazal. Fotografía, pintura, poesía,...tienen mucho de interioridad; un bastante de aprendizaje y una porción todavía mayor de práctica. Les queda elegir si quieren escribir emociones, fotografiarlas,...o hacer ambas cosas a la vez. Vicente CEPEDA CELDRÁN Fototurismo.org - asesor


Pág. 24

“…Si existe un hándicap en el que los escritores no deberíamos desfallecer jamás, es en el de mostrar a los más jóvenes desde su más temprana y receptiva edad, la grandeza y poder infinitos de las letras, pero en su lenguaje, eso sí, porque de esta manera no solo seremos mejor oídos, sino mucho mejor escuchados, comprendidos y continuados nosotros…”. Allende los mares, EL GENERO LITERARIO INFANTIL en todas sus vertientes, modalidades, caracteres y elementos, como arrebatador y embriagador soplo de aire perfumado y fresco que resuena límpido en nuestras mentes y corazones, en su generosidad sin límites, nos regala además, un incombustible espejo construido de extraordinaria sabiduría y cálido regocijo en donde reflejarnos o más allá, refugiarnos “todos”, para siempre… GOTI MIÑA. Así pues…pasen, vean y disfruten…

Desde Letras de Parnaso recordando a:

Enid Blyton Enid Blyton (1897 - 1968), nació en Dulwich, localidad al sur de Londres, Inglaterra. Sin duda ha sido la autora de libros infantiles y juveniles mas leída del mundo entero. Desde pequeña le gustaba mucho leer. Entre sus libros favoritos se cuentan Alicia en el país de las maravillas y Alicia a través del espejo de Lewis Carroll. Leía todos los libros de cuentos y leyendas que caían es sus manos. Y también le gustaba la poesía. Después de iniciarse en los estudios de medicina, los abandonó para estudiar magisterio movida por una fuerte inclinación hacia la juventud. Cuando era maestra lo que más le gustaba era explicar cuentos. En 1924 se casó y tuvo dos hijas, Gillian e Imogen. La casa donde vivió con su familia se llamaba Green Hedges y tenía un precioso jardín. A Enid Blyton, como a la mayoría de los ingleses le encantaba cuidar de su jardín. Desde pequeña, Enid Blyton quiso ser escritora y empezó a escribir muy pronto, y nunca dejó de hacerlo, pero tuvieron que pasar muchos años antes de que pudiera publicar su primer libro. Escribió unas setecientas obras llenas de acción y suspense entre los años 1915 y 1968. Sólo en los diez últimos años se vendieron en el mundo más de cien millones de ejemplares de sus libros. Enid Blyton es su verdadero nombre y la reproducción de su firma aparece en muchos de sus libros.

Fuentes consultadas: (www.editorialjuventud.es-blytonbiogr.htm)

Para ser un buen escritor de niños y jóvenes, no solo basta con escribir sobre ellos y sus universos, sino que bien conscientes de que un día lo fuimos y de que aún late en nosotros ese mágico espíritu, fundirnos con ellos y sus universos en una sola alma y un solo lenguaje comparti-

do... el de ellos. Desde “Letras de Parnaso”, gracias por tu cautivador, enriquecedor e inmortal legado universalmente compartido ENID BLYTON. GOTI MIÑA

“... Dos niñas ocupaban el asiento de la ventana en suestudio del colegio. Una de ellas tenía el cabelloondulado y rojo y tantas pecas, que hubiese resultadoimposible contarlas. El cabello de la otra era oscuro yse alzaba por delante, formando un gracioso copete...” (Extracto del capítulo 1º de Aventura en el castillo)


Pág. 25

Reflexiones sobre la Escuela (II)

Continuando con las reflexiones de mi artículo anterior, diría que las familias separadas crean problemas que no existían antes. Es cierto, pero los padres que se separan lo hacen porque dejan de quererse, o porque la convivencia es imposible. En cualquiera de ambos casos, no es seguro que el hijo salga perdiendo con la separación. Otra novedad es que los padres están mucho tiempo ausentes. Pues razón de más para aprovechar el poco tiempo que pasan con los hijos para inculcarles algunos modales. Enseñarles a pedir las cosas por favor y a dar las gracias, a llamar a una puerta antes de entrar, a sonarse los mocos en lugar de sorberlos, y a ceder el asiento a las personas mayores en los lugares públicos, no requiere tantas horas de dedicación. Hay quien, antaño defensor de la reforma y ahora decepcionado de ella, dice que era buena en sí, pero que no se ha sabido aplicar. No, la reforma no era buena, y no era tan difícil prever el resultado. Ya está bien de achacar sus desastrosos resultados a causas extrínsecas o a factores circunstanciales. La famosa L.O.G.S.E. y su continuadora L.O.E. es un disparate de arriba abajo, y ya va siendo hora de ponerle remedio. También quiero dirigirme a todos los preocupados por lo políticamente correcto, a los que piensan que defender una enseñanza rigurosa, exigente y disciplinada es propia de regímenes autoritarios. Las cosas son exactamente al revés. Una enseñanza presuntamente lúdica, donde no se inculca el hábito de estudio, se convierte en un aparcamiento para pobres, donde están entretenidos hasta que les llegue la hora de convertirse en mano de obra barata. Para que la igualdad de oportunidades sea efectiva, ha de haber una enseñanza en la que cada uno pueda demostrar su valía, su inteligencia y su capacidad de trabajo. Quien defienda lo contrario, está hurtando a los muchachos de origen modesto la única oportunidad que tienen de estudiar en serio y de competir en parecidas condiciones con los que proceden de familias más favorecidas. En nombre de la pedagogía se dicen hoy, con la cara más seria del mundo, cosas a cual más delirante, y a veces en una jerga que suena a esperanto. Es bueno reflexionar sobre la enseñanza, y a ello invito a todos los interesados en esta cuestión, pero se ha de procurar que las ideas sean razonables antes que novedosas, que se apoyen en argumentos y no en frases hechas, y que se puedan cotejar con la realidad, sea para confirmarlas o desmentirlas. Todo esto, que se le alcanza a cualquiera que comience a investigar en química o en biología, por muy bisoño que sea, parece que se les escapa a algunos de los defensores de la nueva pedagogía, que se preocupan más en manifestar opiniones muy solemnes que en elaborar sugerencias realizables. Solo queda por lamentar que una reforma que ha dañado sobre todo a los más desfavorecidos fuera obra de

un Partido que se autodenominaba como progresista. Sería de desear que todos los que tienen poder de decisión, de uno y otro color político, reconozcan de una vez el monumental error y en lugar de poner parches inútiles, lo enmienden derogando de forma completa la ley.

Jerónimo CONESA PAREDES, Ingeniero y catedrático

Si deseas colaborar con nosotros, estamos buscando más talentos para incorporar a nuestra plantilla de expertos y amantes de la Literatura en todas sus facetas. Junto a tus trabajos, haznos llegar una fotografía y una breve reseña con tu perfil personal y profesional. Para ser seleccionado de cara al número más inmediato, la colaboración debe llegar antes del 20 de cada mes. POEMAS, (máx. 30 versos) RELATOS, (máx.400 palabras) ARTÍCULOS, (máx. 600 palabras) Envíos: letrasdeparnaso@hotmail.com


Pág. 26

Grandes Genios ¿Qué hace falta para ser un genio?, es una obviedad decir que hace falta genialidad, teniendo como tal, la inteligencia o capacidad de crear o inventar cosas nuevas y admirables, también la podemos considerar como cualquier hecho raro o extraño pero que al mismo tiempo tenga la virtud de ser bueno y extraordinario para ciertas personas. Algunas excentricidades o extravagancias han sido consideradas dignas de un genio, por ejemplo: Dalí se divertía sorprendiendo a la gente pintando sus axilas depiladas de azul o colocándose un clavel en la cabeza. Tan aparentemente absurdas actividades salieron de la mente del que nadie duda que fuera un gran genio y aquellos que lo contemplaron fueron víctimas de incontrolables ataques de risa. A veces resulta abrumador pensar la cantidad de genios que ha habido a lo largo de la historia y más inquietante siquiera pensar que probablemente nos crucemos por la calle a genios que quizá nunca sepan que lo son. Cuando hablamos de genios, tendemos inevitablemente a asociarlos al mundo del arte, la ciencia, la cultura, lo cual es lógico ya que un genio es una persona brillante que dentro de su extraordinaria capacidad creativa, logra expresar a través de la herramienta que tenga más a mano, algo que resulta asombroso, innovador, fascinante, que suscita interés e incluso llega a ser inimaginable, ya que para el resto de los mortales podría resultar una tarea del todo imposible. Gracias a ellos tenemos un legado artístico impresionante que nos sirve como deleite estético, descubrimientos que han cambiado el orden y el transcurso de la vida, inventos que han revolucionado y han construido un nuevo mundo, que han mejorado nuestras expectativas vitales y que nos hacen más fácil el día a día. Resulta curioso recordar que no todos los genios tienen por qué haber tenido una formación intelectual de alto nivel, sin ir más lejos Einstein dejó de ir a la escuela a los 10 años, tenía dificultades de aprendizaje y sus profesores decían que era lento para comprender cuestiones básicas. Mozart nunca fue a la escuela y sin embargo a la edad de 14 años fue nombrado maestro de concierto en la corte de Salzburgo. Thomas Edison era alérgico a la monotonía de la escuela y en el sótano de su casa y con la ayuda de su madre fue dónde afianzó un laboratorio dónde experimentaría convencido de que sería un gran inventor. Como buena apasionada de la Historia del Arte, no podría dejar de mencionar a aquellos hombres que con su genial talento han decorado la geografía mundial con sus magníficas obras, quién no haría una reverencia ante Leonardo da Vinci; pintor, escultor, arquitecto, ingeniero; si buceamos en su vida encontramos a un auténtico erudito cuyos inventos e investigaciones son anticipos de

los avances modernos; el inigualable Miguel Ángel, que como buen hombre del Renacimiento cultivó todas las artes, hasta incluso la poesía, de la cual nos ha dejado tres centenares de piezas y el sevillano Velázquez, ante cuya obra me inclino para destacar que todo lo que hizo era pura belleza, únicamente imaginable de la mano de un genio. La lista de grandes genios sería interminable, lo cual me hace pensar que quizá no dista tanto de nuestra realidad cotidiana ser un genio, ¿Quién no ha deseado serlo alguna vez? Puede que no esté tan lejos de nosotros, miremos hacia nuestro interior, dejemos volar la imaginación y puede que un halo de genialidad (siempre sin establecer comparación con los verdaderos genios) llame la atención de alguien cercano, si es as��, puede que por un instante usted o incluso yo misma sintamos la sensación de ser un pequeño genio… Laura CONESA CONESA, Licenciada en Bellas Artes

Fotografia del blog: entropiaestética


Pág. 27

Zarco Avellaneda, sensibilidad por su tierra José Zarco Avellaneda nace en Cartagena el 24 de mayo de 1921. Gran aficionado y entusiasta de la historia y la cultura de su ciudad. Perito mercantil, poeta, escritor y periodista, Decano de la prensa cartagenera. Fue director del Noticiero y de Sureste, Secretario Particular del Alcalde Ginés Huertas y Jefe del Gabinete de Prensa y Protocolo del Ayuntamiento hasta su jubilación en 1986. Entre sus méritos y distinciones podemos destacar: la de Caballero de la Orden del “Mar Océano”; miembro de la Asamblea Literaria “Jorge Juan”; Medalla de plata de la “Academia de las Artes, Ciencias y Letras de Paris”; Oficial de la Orden Francesa “Patrie, Art., Humanisme, Civisme”. Habiendo obtenido además diversos premios Literarios y Poéticos. Pregonero de la Semana Santa en 1990, Procesionista del año en 1998 y Teniente Mayor de la Cofradía de los Cuatro Santos y la Virgen del Rosell. Refundador de la Cofradía del Cristo del Socorro en 1960 junto a Juan Jorquera del Valle y otros. Su familia hizo donación al archivo histórico municipal de unas 1800 unidades documentales, entre libros, revistas, fotografías y grabados, tras su fallecimiento el 27 de mayo de 2000. Fue a principios de los años 80, que con ocasión de un acto profesional tuve la dicha de conocer a José Zarco. Hombre amable y cercano. Desde ese primer encuentro tuve la certeza de estar frente a un gran escritor y poeta y lo que es más importante, frente a un gran hombre y una excelente persona. De trato afable. De mirada penetrante. De palabra precisa y gesto contenido. Figura menuda de enorme corazón. Tras ese primer día y durante los años posteriores, mi relación con él, fue lo suficientemente cercana y cordial como para comprender la gran personalidad y el profundo amor que siempre tuvo hacía los suyos y su tierra. Bastaba una simple conversación para sentirte contagiado de su amor por la poesía, por la literatura, por la cultura en general. Entrar en su despacho “templo sagrado”, perfecta y rigurosamente desorganizado, era entrar en un espacio donde el ambiente te trasladaba a mundos mágicos donde el tiempo, el ruido, la prisa, parecieran no existir. Solo poesía y libros, y si en alguna estantería quedaba algún hueco, supongo que era el preciso para el último libro, publicación, manual, impreso, ejemplar… caído en sus manos, quizá fuera por ello nunca observé un solo hueco. Recuerdo su mesa de madera torneada, llena de papeles, tochos, recortes de prensa, escritos y anotaciones en todas partes, de todos los colores. Apenas quedaba un solo hueco para un nuevo poema escrito la noche anterior sobre una servilleta de papel en la terraza del casino de Cartagena, mientras contemplaba admirado, el paso de las personas camino del puerto, imaginando historias, construyendo mundos literarios entre saludos y más saludos. Era un hombre muy conocido y querido en la ciudad. En la calle era poco menos que imposible poder hablar con él un minuto seguido sin ser invadida la llamada “soledad del paseante”, todo el mundo lo saludaba, todo eran efusivas muestras de cariño, afectos y reconocimientos que él, como no podía ser de otra manera, a todas y con su mejor sonrisa, respondía. Incluso algunas

acompañadas de algún comentario que, perfectamente hubiera podido suplir al más bello verso. Entre su extensa y rica cosecha literaria, podemos destacar: “Lo que se comenta y aumenta”, (libro de entrevistas.); “Vorágine”, (libro de Poesía editado en México); “Pregón de la Semana Santa de Cartagena”; “Santa Lucía, La Isla”; “Los monumentos de Cartagena”; “Isaac Peral… y Caballero” Otra característica del personaje fue su sentido del equilibrio y rigurosidad, libertad e independencia. Quizá siempre tuvo presente el poeta que a la sombra del poder podría haber gozado de prebendas y otros reconocimientos, pero Zarco, alma libre e independiente, quiso mantenerse fiel a su obra y conservar intacto y sin influencias ni presiones, para regalarse así a sus lectores, como el Poeta y Escritor auténtico que fue. En su obra y tal como comentó refiriéndose a él D. Juan Barceló Jiménez, Secretario de la Academia de Alfonso X El Sabio: “…en sus obras hay un algo que no puede ocultarse; un profundo amor a Cartagena, y un constante interés por las formas y manifestaciones de la cultura”, queda patente esto que venimos constatando. Y es por ello que los que tuvimos el honor y la suerte de conocerlo personalmente, saber de su trayectoria profesional así como haber podido acceder a su obra literario/ poética, coincidimos en que quizá existe una “deuda social” con este personaje que hizo del mundo de la letras su razón de ser y vivir comprometido con la sociedad de su tiempo, que supo hablar de su tierra desde la poesía impregnada de sensibilidad, y que sin embargo, como suele ser bastante habitual si gozó del afecto y reconocimiento allende los mares, concretamente en México donde le fue publicado su Poemario “VORÁGINE”. Obra por la que D. Jorge Delorme y Campos, abogado, periodista y catedrático de la Escuela Nacional Preparatoria y Director de la Biblioteca de Guadalajara (México) dijo en relación a los elementos generadores del arte: “… La equivalencia resuelve la ecuación de la nueva Poesía. Y este es el caso de José Zarco Avellaneda, poeta cartaginés español, que al crear, deja al pensamiento del lector un movimiento mental interpretativo, eje de la poesía polidimensional (México 1965)” Así era el José Zarco Avellaneda que yo conocí. Figura querida y recordada por muchos Cartageneros. Personaje de la historia reciente de la ciudad, al que creo que aún no se le ha rendido el homenaje del que, a mi modo de entender, durante tantos años viene siendo merecedor, y es por ello que desde esta tribuna de Letras de Parnaso, hoy que tanto se habla y tantas “guerras mediáticas” se crean en torno al nombre de una calle, monumento, plaza o avenida, no estaría de más que por parte de la administración correspondiente se volviera la vista hacia estas personas que tanto hicieron y contribuyeron en beneficio del mundo de la Cultura en general y las Letras en particular, quedando plasmada esa visión en el reconocimiento con la asignación de su nombre a uno de estos espacios públicos. Juan A. PELLICER


Pág. 28

Desahuciada Hace sólo cuatro años compré el piso de mis sueños, fueron tiempos de apretarse el cinturón para enfrentar el pago de una hipoteca. Reconozco que me costó convencer a mi marido, siempre reacio a empeñarse. Pero era el mejor momento, teníamos trabajo fijo y toda la vida por delante. Conseguí vencer su temor a que las cosas cambiasen. Y vaya si cambiaron. Dos años después había nacido el tercero de mis hijos y tras el fallecimiento de mi suegra, el abuelo se vino a vivir con nosotros. El desahogo que nos había supuesto el pisito, ya no era tal, pero pudimos adaptarnos a la nueva situación. Cuando despidieron a Juan me mantuve fuerte por todos, para todos. Tomé las riendas de la casa y luché para salir adelante. No fue suficiente. Hoy ya no tengo nada, me lo han robado todo. Primero fue el trabajo, se temía por el cierre; al fin llegó el comunicado agradeciendo mis

servicios, pero ya no era posible mantener ese puesto. En mi matrimonio se desató la tormenta. Llegó el divorcio y me quedé con unos hijos que mantener en la más absoluta soledad. El subsidio de desempleo no llegaba. Los niños seguían creciendo y necesitando cada vez más. Fui al banco a pedir ayuda y consejo. Pensé que como nunca había fallado en el pago, serían indulgentes y lo tendrían en cuenta. No supieron qué decirme, me dieron largas; volví una y otra vez sin conseguir resultados. Hoy he recibido una carta del juzgado, el día 31 tendré que abandonar la vivienda. ¿Cómo decirlo a los niños? ¿Dónde viviremos? Un torbellino emocional me envuelve. La angustia no me deja respirar, falta el aire, me acerco al balcón. Todo se nubla y pierdo el control. Mi cuerpo se abalanza hacia el vacío, salpicando la vida en sangre. Maribel MARTINEZ © Yashira 2013

La sociedad de los elogios mutuos Antes, cuando lo elegante era sacar a la luz pública un poemario impreso por una editorial bien establecida, el autor esperaba que los periódicos y revistas especializadas hicieran una mención de su obra y publicaran una muestra de su contenido. Era el paso obligado para posicionarse en el ámbito cultural y literario y obtener el favor de los lectores, esos que por el solo impulso de su gusto iban a las librerías y salían leyendo versos que incluso aprendían de memoria. Ahora, cuando el 99.9% de los lectores de poemas son los mismos poetas, el panorama se torna un tanto enrarecido por una práctica que ya hizo carrera y tiene entidad propia en los portales virtuales de poesía: la de la sociedad de los elogios mutuos, cuyo lema es “Yo te aplaudo, tú me aplaudes”. Por supuesto que el poeta, al igual que el trapecista, espera al menos un aplauso al final de su acto. Así ha ocurrido desde la prehistoria artística y literaria. La diferencia radica en que el reconocimiento para el trapecista suele ser sincero y va desde el aplauso cerrado hasta el que semeja los primeros goterones de la lluvia sobre los techos de zinc. El aplauso para el poeta de los portales virtuales, en cambio, se ha vuelto rutinario, unísono, monótono, como la misma lluvia pero cuando ya está menguando. Es que si bien es cierto que los comentarios resultan necesarios al poeta, no es menos cierto que toda apreciación debe ser producto de la mesura, del desapasionamiento; debe salir de tal manera que no se confunda la valoración honesta con la palmadita hipócrita en el hombro del amigo. Desde esa perspectiva, la sociedad de los elogios mutuos no está cumpliendo con esa premisa y de manera gratuita -pero irresponsable- no hace más que desvirtuar el contexto valorativo de los comentarios y, de paso, aureolar a quien ni siquiera ha logrado un pequeño milagro poético. ¡Claro! Es que en el universo de la poesía virtual se tiene como norma no darle importancia la calidad de lo que se diga, sino contar los puntos que se logren acumular mediante “toques”, “regalos”, “contactos”,

“me gusta”, “suscriptores”, “seguidores” etc. De ahí que si se cuenta con un ejército de adeptos sea muy fácil obtener el éxito con remedos de poemas que ni fu ni fa y, en cambio –si no se tienen “amigos”- muy difícil obtener el reconocimiento con una obra concienzudamente trabajada y madurada a golpe de persistencia y verdadera vocación. La poesía, en todo caso, no debe ser objeto de manoseos ni de certámenes galantes. Al buen poeta lo mide el tiempo y no el número de comentariosque reciba en un portal. Francoise Villon, Walt Witman, Antonio Machado, Vicente Huidobro, Jorge Luis Borges, César Vallejo -para sólo nombrar seis estilos bien diferentes- son grandes entre los grandes no por ser los más populares (que no lo son en el estricto sentido de la palabra) sino porque su obra tiene la indiscutible solidez y la evidente perennidad del mármol. Así ha ocurrido en todos los tiempos. Si César Vallejo y Guillermo Aguirre Fierro hipotéticamente participaran en un portal de poesía, Aguirre Fierro batiría todas marcas mundiales de comentarios recibidos y habría sobrepasado toda cifra entre los poetas más leídos. Pero todos sabemos que el de “El Brindis del Bohemio” no le llega ni a los tobillos a Vallejo. Y conste que no soy peruano. Anibal Manuel Confieso no sin cierto rubor íntimo que yo también soy poeta Es decir: yo también soy un tanto narcisista un poco mitómano no mucho cleptómano pero sí con una fuerte tendencia a desvirtuar la realidad. Anibal MANUEL VENEGAS, Poeta, Abogado y Criminalista, Dtor. del Museo Rayo de Dibujo y Grabado Valle del Cauca (Colombia)


Pág. 29 Este relato, recogido en el libro “Pinceladas de relatos”, pretende unir tres proyectos, tres sueños-: El texto es de Lucía Santamaría Nájara del Proyecto escultórico de Soria (Pedrajas Galería Abierta) en él abraza el pequeño, gran cuento “para Alex y Lourdes” de Kiko de la Rosa (la letra i) Valladolid y, por supuesto, con el proyecto de “El Valle de los Sueños” (Fundación del Valle de los sueños (Osaka y Madrid)

El valle de los sueños Pronto volverá a crecer la noche al antojo de la luna para ra por caminos ignorados. Él nunca volvió. Pero a día de hoy, revivir la mágica y misteriosa vivencia del Valle de los sueños. cuando me levanto y veo la luz que entra por la ventana, cierro Tienes que escuchar, detenerte… y prestar atención. De- los ojos y la flor de mi amado está exactamente igual que cuanjarte llevar y no lo olvidarás jamás. do me la entregó. A pesar de haber pasado tanto tiempo... aún le Pasea entre las esculturas al anochecer. No antes del cre- sigo sintiendo en mi corazón. púsculo. Tiene que ser la noche anterior al fallo del certamen Y otra vez el viento y el aplauso coreado por los robles, y de la bienal –sólo ocurre esa noche-.Tú..., como si nada…, otra vez el intenso olor a flores. Ese olor me despertó y me cómo si no fuera contigo, que no noten nada, que no vean invadió una felicidad que arrastró en riada la tristeza que me que observas. Y escucha. Presta mucha atención y a partir de había acompañado todos estos años. Supe que la persona a ahora sumérgete en el Valle de los Sueños. la que yo había amado y para la que había escrito el cuenAtento al color, a la mitología, a los sueños, al recuerdo, al to –que aquella noche mágica, la del certamen del valle de corazón. Déjate mecer por la magia, y por una noche vive los los sueños, le había robado, para mí, la luna a la escultura de sueños de los que los tuvieron. Selene- me seguía queriendo. Este cuento había significado Busca la escultura de SELENE. Estate atento. A pesar de tanto para mi amado que se encargó, muy mucho, de que no medir siete metros se ve muy poco. Está camuflada. Mimeti- fuera efímero y lo escogió, entre sus recuerdos, como el más zada con la naturaleza. bello, para que lo guardara eternamente Selene y aquella noPero cuidado… Ella sí te ve. che mágica me lo leyera la luna. Y antes de que atrape tus sueños, bordéala, También vi que todas las esculturas que ponte a sus pies y escucha. A mí nadie me advirreposan en el Valle de los sueños, esa noche, tió. Me capturó, y como un imán me atrajo hacia recobran vida. Silenciosamente, los soñadoella. La toqué y, de repente, una ráfaga de viento res, los que vivieron con ilusión, aquellos que que sonó como un aplauso -y que todos los rodejaron huella y que ya no están entre nobles acompañaron en una danza- trajo un fuerte sotros se cuelan en su interior. Sólo la luna olor a flores, tan fuerte que me adormeció y en es su cómplice. Ella se encarga de que nadie voz alta pero tenue, como si se tratara de un leve los vea, apagando y encendiendo su luz a su pero intenso susurro, tan lejano y a la vez cercano antojo. Eran magos y todos, absolutamente -como si saliera de mis entrañas-, escuché este todos, los que somos capaces de detener el relato: tiempo, sabemos que nunca se fueron. Uno Cuentan que hace mucho, mucho tiempo, de ellos, el más travieso, me susurró al oído por tierras muy, muy lejanas, un amado buscaba su secreto: la flor que más perdurase. Iba a realizar un gran “Sabes nos escondemos entre las redes de viaje por lugares desconocidos y se la quería regaSelene y por eso parece que ella sabe todo, pero Escultura de Joaquin Manzano. lar a su amada para que nunca le olvidase en su au- Fotografía de Fabio Mazzulla somos nosotros, los que no nos vamos, y nuestros sencia. sueños, los más bonitos, quedan para siempre. Después de consultar con sus allegados, decidió recurrir a Ella, Selene, guarda el recuerdo más hermoso de nuestra los dos únicos sabios del lugar. vida. Y hoy la luna crece y crece… crece porque se los arranca y Uno le dijo que, sin lugar a dudas, esa flor era la rosa, y se los lleva a otras personas que tienen ilusiones”. que debería dar a su amada antes de partir una gran rosa roja. Y yo vi –aquella noche me dejaron jugar con ellos- que es -Es la flor del amor; además, si se cambia de agua cada la luna quién les avisa, entre risas y carcajadas cuando no hay noche, durará al menos siete días y si esa agua es de manantial peligro, para que los sueños y los magos puedan salir de Sese sumará una semana más - le comentó. lene y se escondan dentro las esculturas que están por todo el - La flor que más le durará será la orquídea; la belleza de pueblo. Y ella, la luna, se encarga de prolongar esa noche hasuna orquídea en su tallo puede alargarse en el tiempo más de ta que hayan conseguido su objetivo. Me lo contó ese mago quince días, y si es cuidada con amor, llegará incluso a las vein- –el más travieso, el pelirrojo y en esperanto-, me dijo que era tiuna jornadas- afirmó el otro. mi amigo. El viento apagó su nombre… Me gustó volver a Cuando el amado ya se había decidido, se acercó una vieje- estar con él. cita que lo había estado escuchando todo. Por eso, por los bellos recuerdos, quiero mezclar vuestros -La flor con la que nunca te olvidará tu amada es la flor de sueños, hechos esculturas, llenos de magia, con el sueño de loto- le susurró con su apagada voz. los que nos dejaron u huella y así nos aseguramos de que heLos dos eruditos no daban crédito -pero si la flor de loto sólo mos estampado el sello de la eternidad. permanece abierta con el sol del día- exclamaron a la vez. -Mi amado, hace más de sesenta años me ofreció un nenúLucia SANTAMARÍA NÁJARA, far, estábamos sentados a la orilla del lago antes de que partieLda. en Geografía e Historia y Escritora.


“Letras de Parnaso” 2013

de Poesía y Relato Corto

I Certamen Internacional

BASES

La Revista Digital “Letras de Parnaso” convoca el I Premio Internacional de Poesía y Relato Corto “Letras de Parnaso” 2013 de acuerdo con las siguientes bases: 1. Podrán concurrir los poetas y escritores mayores de 18 años y que presenten su obra original e inédita escrita en lengua castellana, para lo cual el autor deberá adjuntar una declaración jurada, en la que acredite que la obra se ajusta a estas características y que no ha sido premiada en otro concurso 2. Se establecen DOS modalidades: A. RELATO CORTO De tema libre y con extensión máxima de 10 páginas, en formato A4, a doble espacio, tipo de letra Times New Roman de 12 puntos y márgenes mínimos de 2,5 cms. B. POESÍA Uno o varios poemas de tema libre y extensión máxima de 50 versos, mecanografiados a doble espacio. 3. Los trabajos se enviarán por quintuplicado bajo lema o seudónimo debidamente cosidos o grapados. Junto al trabajo y en sobre aparte, figurará el lema y en su interior se incluirá nota con nombre y apellidos, dirección y teléfono del concursante, así como fotocopia del carné de identidad y la Declaración Jurada especificada en el apartado 1. Siendo anuladas las obras que no se ajusten a lo establecido en las bases. 4. El Jurado nombrado al efecto otorgará un Primer Premio por modalidad consistente en Obra Pictórica de un autor de reconocido

prestigio de la Región de Murcia y Diploma, y accésit para el Segundo Premio de cada modalidad consistente en Diploma. Así mismo el Jurado, cuyo fallo será inapelable, podrá declarar los premios desiertos. 5. Los trabajos no premiados serán destruidos no manteniendo la Organización del Certamen correspondencia con los autores participantes. 6. Los trabajos se enviarán por correo postal antes del 7 de Septiembre de 2013 a la siguiente dirección: Para el I Certamen Internacional de Poesía y Relato Corto “Letras de Parnaso” 2013. (Juan A. Pellicer. Editor) C/ Piscis, 3.1º Izda. 30205-Cartagena. Murcia (España). Siendo aceptados aquellos recibidos con posterioridad a la fecha de cierre siempre que la del matasellos se halle dentro del plazo fijado. 7. El Jurado emitirá su fallo a través de la propia Revista “Letras de Parnaso” en su edición correspondiente al día 1 de Noviembre. Comunicando dicho fallo a los interesados por mail o teléfono. 8. La entrega del premios tendrá lugar durante el trascurso del II Encuentro Internacional de Poesía “Letras junto al Mar” Cartagena 2013. 9. La participación en este concurso implica la aceptación de todas estas bases. En lo no previsto en ellas prevalecerá el criterio de los miembros del jurado.

La Revista Digital “Letras de Parnaso” es una publicación de 4Muros Editorial de carácter gratuita y periodicidad mensual. Los derechos de autor y/o los derivados de la propiedad intelectual corresponden a los autores de los distintos trabajos, artículos, o colaboraciones de cada número. Los interesados/as en colaborar o publicar sus obras en “Letras de Parnaso” lo pueden hacer enviando un mail con su propuesta a:

letrasdeparnaso@hotmail.com


Edicion nº9