Page 1

48 Distritos

MIÉRCOLES 23 DE OCTUBRE DEL 2013

un vecino DEL EIXAMPLE llamado... Pedro Pardo, pianista, compositor y director de orquesta y coro El director y fundador de la Jove Orquestra de Cerdanyola y director del Cor de l’Orfeó Lleidatà es también miembro del jurado del concurso de grupos corales ‘Oh happy day’, que emite TV-3. La música en el conservatorio convirtió a este leridano en vecino del Eixample.

«Trabajo, descanso y ocio se equilibran en el Eixample» CARME ESCALES BARCELONA

C

omo muchos otros jóvenes que llegaron a Barcelona para estudiar, para Pedro Pardo (Lleida, 1974) también fue esa su primera experiencia de vida independiente, sin su familia. «Fue al principio muy extraño, en un piso de estudiantes a los que no conocía», recuerda. Pardo dejó su ciudad natal para estudiar piano en el Conservatori Municipal de Música de Barcelona. Allí obtuvo el título profesional de composición e instrumentación y los títulos superiores de solfeo, piano y dirección coral y de orquesta. De 1998 al 2004, la Dreta de l’Eixample fue su lugar de residencia. El conservatorio era su kilómetro cero. Desde allí, lo tenía todo a mano. «En esos años estuve en tres pisos diferentes, pero siempre muy cerca del conservatorio», explica. «En el primero, compartí con estudiantes; en el segundo viví con mi hermana que también vino a estudiar, y en el último vivía con Marta, mi novia», detalla. Marta era una estudiante de enfermería que trabajaba en el bar Dow Jones, uno de los pocos lugares donde aquel estudiante de música se permitía algo de distensión entre lecciones de piano en casa y clases en el conservatorio. «Yo era un cabeza cuadrada. Para mí, tocar un instrumento era como practicar un deporte en la élite. Tocaba el piano de ocho a nueve horas diarias. Sí, los vecinos o me querían mucho o me odiaban», rememora el músico, que desde hace dos meses se ha dado a conocer a través de televisión.

Música, amor y desayuno Pardo es la voz experta en el programa que pone en juego la habilidad de jóvenes y mayores en una competición de voces corales, en el concurso de Televisió de Catalunya Oh happy day. En aquella Dreta de l’Eixample, donde Pardo vivía, una de las cosas con las que más disfrutaba era desayunando en las cafeterías. «Me encantaba ir a desayunar en una de aquellas panaderías-cafeterías del estilo de Paul o la Boulangerie». Era su placer matutino antes de reemprender sus clases en el conservatorio. Frente a él, está el bar Dow Jones

(Bruc, 97), donde el precio de los gintónics oscila en función de la demanda. Allí, el músico conoció a la que sería su esposa y vive con ella y con sus hijo en Cerdanyola del Vallès. En esa ciudad, Pedro Pardo fundó hace cuatro años la Jove Orquestra de Cerdanyola. También es director del coro y de la Orquestra Aulos, la escuela municipal de música y director artístico de la temporada musical del ayuntamien-

to de la ciudad del Vallès. Pardo combina su faceta concertística con su labor pedagógica y, ahora, convive, por primera vez, con la dimensión mediática. «Es increíble la popularidad que da la tele. Yo llevo mil años haciendo música, con proyectos como la cantata del centenario del Palau de la Música, y solo ahora, a las pocas semanas de salir en televisión, la gente me reconoce por la calle, me saludan y me comentan que me han visto», explica.

JUAN PEDRO CHUET-MISSE

Bruc, 110 «Mi vida giraba en torno a este edificio»

PARDO ES PREMI D’HONOR DE DIRECCIÓ D’ORQUESTRA DEL CONSERVATORI MUNICIPAL DE MÚSICA DE BARCELONA, CENTRO EN EL QUE ESTUDIÓ.

Carrera De pianista inquilino a persona mediática TONI, A QUIEN PARDO SALUDA TRAS OCHO AÑOS, ES EL PORTERO DE ROSSELLÓ, 288, DONDE SUDÓ PARA SUBIR Y BAJAR EL PIANO DE COLA QUE ÉL AÚN TOCA.

Toni, el portero Uno de los seguidores de Pedro Pardo en TV-3 es Toni, el portero al que cada mañana daba los buenos días cuando vivía en el primero cuarta de Rosselló, 288. «Aquello sí que me flipó de Barcelona. Alguien que estaba todo el día en la escalera, ocupándose de la limpieza y de que todo fuera bien. No lo había visto nunca», dice. «Antes de vivir en Barcelona, la imaginaba una gran ciudad donde todo era muy complicado, sobre todo orientarse. Pero luego descubrí que es una ciudad amable, con muchas facilidades», reconoce. «Y el Eixample, en concreto, para mí es una gran ciudad en la megaciudad donde la gente de toda la vida sigue haciéndose sentir cercana y donde se equilibran bien ocio, trabajo y descanso», opina el exvecino, a punto de estrenar una nueva producción del Orfeó Lleidatà. El próximo domingo, en la iglesia de la localidad de Torres de Segre, dirigirá el concierto inaugural del proyecto Blanc, música per als sentits, del Cor de l’Orfeó Lleidatà. «Llevaremos a monasterios, catedrales e iglesias el Ave María de los siglos XV al XXI, en conciertos en los que las voces del coro sonarán desde cualquier rincón del templo. Empezaremos la gira en febrero en el monasterio de Les Avellanes», avanza. Antes, Pardo continuará siendo parte de un programa televisivo que está aportando una nueva mirada sobre el canto coral. «La música comunitaria traspasa la música, construye relaciones, comunidad y barrio, como lo hace el coro femenino Actea del Eixample, con sede en el conservatorio y dirigido por Carles-Josep Comalada», que fue profesor de Pedro Pardo cuando este era solo un vecino más del barrio: el vecino pianista. H

Vida estudiantil «Viví en tres pisos del Eixample» «EN EL PASEO DE SANT JOAN CON PROVENÇA VIVÍ CON MARTA, MI MUJER, A LA QUE CONOCÍ EN EL BAR DOW JONES, DELANTE DEL CONSERVATORIO».

1999 Su primer concierto de piano en Barcelona «FUE AQUÍ, EN LA CASA ELIZALDE. SENTÍ NERVIOS COMO NUNCA EN MI VIDA. AL ACABAR, ESTABA COMO SI ME HUBIERA PASADO UN TRACTOR POR ENCIMA».

Audenis La música es aún su vínculo con el barrio

PARDO SIGUE VISITANDO EL EIXAMPLE, SOBRE TODO PARA BUSCAR NOVEDADES EDITORIALES O INSTRUMENTOS EN LA TIENDA DE VALÈNCIA, 316.

Pedro Prado  

Fotografía de Pedro Prado en el Eixample. Reportaje publicado en sección Distritos de El Periódico de Catalunya el 23 de octubre de 2013.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you