Page 1

01

sanTiago, CHILE. OCTUBRE 2010

Si te gusto la experiencia muta o te interes participar contactate con nosotros http://REVISTAMUTA.WORDPRESS.COM/. CONTACTO.MUTA@GMAIL.COM. OCTUBRE- 2010 -SANTIAGO - CHILE

TELEFONO# 89811531


BIENVENIDOS…….. ¡MUTA! SURGE DEL TALLER DE EDICION DE REVISTAS REALIZADO POR EL CENTRO CULTURAL DE ESPAÑA DIRIGIDO POR JOSE ANTONIO HUICHAMAN (HUICHA) Y RICARDO VEGA. NUESTRO OBJETIVO ES UNIR VARIAS DISCIPLINAS ARTISTICAS COMO COMIC, FOTOGRAFIA, LITERATURA E ILUSTRACIONES. Y UTILIZARLAS PARA EXPLORAR DIVERSOS ANGULOS DE UNA REALIDAD. EL TEMA DE ESTE NUMERO ES “ CIUDAD Y RECONQUISTA”. HAREMOS UN RECORRIDO POR LA VIDA DE BARRIO, EL INDIVIDUALISMO, LOS CAMBIOS DE PERSONALIDAD, EL SUICIDIO, LA POESIA, EL ABANDONO, LOS SUEÑOS, LOS RECUERDOS Y LOS PENSAMIENTOS. SANTIAGO MUTA! EN CADA SEGUNDO, CADA RINCON GENERA SU PROPIA HISTORIA AFECTANDO A SUS CIUDADANOS Y ESTRUCTURA. ¿CUAN MUTANTE ES LA CIUDAD Y CUAN MUTANTE PUEDES LLEGAR A SER TU? ESTO ES ¡MUTA!


EDITOR Nath Rodriguez

CO EDITOR Margarita Lizana

DISEÑADOR Diego Negrete

http://www.santiagodiseno.bligoo.com/

ESCRITORES Aidil Barrai Landaluz Margarita Lizana Sebastian Castillo Soledad Veliz Nath Rodriguez

FOTOGRAFIA Aidil Barrai

CONTRAPORTADA Soledad Veliz

http://hermanaojo.carbonmade.com

DISEÑO LOGO Diego Negrete

ILUSTRACIONES Soledad Veliz Huaso Velenzuela Jose Zepeda Jose Huichaman Estay

ILUSTRACION COMIC Cristian Docolamansky Esteban Ortega Jose Zepeda

http://joze.daportfolio.com/ http://huicha.deviantart.com/gallery/ www.doscafesyunamesa.com

http://REVISTAMUTA.WORDPRESS.COM/. CONTACTO.MUTA@GMAIL.COM. OCTUBRE- 2010 -SANTIAGO - CHILE

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ¡ MUTA! EDICIONES NUESTROS AGRADECIMIENTOS AL CENTRO CULTURAL DE ESPAÑA

TELEFONO# 89811531


INDICE 6-7

YO SOY UN MUTANTE ¿Y USTED? Texto Sebastián Castillo

22

DESPUES DE LA DERROTA Texto: Pedro Landaluz, Montaje: Esteban Ortega

8

7- ALTEREGO Ilustración José Huichamán Estay

23

LO VIMOS Texto: Aidil Barrai Montaje: Esteban Ortega

9

TEST MUTANTE Test Judith (Nath) Rodríguez

24

ES LA SOLEDAD DE NO PERTENECER Texto: Aidil Barrai, Montaje: Esteban Ortega

10-13

PANCHO Y MARTINA Comic Esteban Ortega

25

YA TIENES PRECIO MARY Texto: Aidil Barrai

14-15

LOS LEMMINGS, LAS CUIDADES Y EL SUICIDIO Texto Hermana Ojo

26-27

HE SOÑADO CON SER TANTAS COSAS Texto: Pedro Landaluz, Aidil Barrai

16-17

CIUDAD MUTANTE Mía Sánchez

28-29

CADAVER EXQUISITO Todos los integrantes

18-20

EN ESOS AÑOS Comic José Zepeda

30-34

SERVICIO DE POST VENTA Cristian Docolomansky Cerda

21

COLLAGE URBANO Fotografía: Aidil Barrai, Montaje: Esteban Ortega

35

MUTANTE Y LOGO José Zepeda, Diego Negrete


SEBASTIAN CASTILLO Yo soy un mutante. ¿Y usted?

Ese día, y como hace mucho no hacía, me divertía con mis hijos. Sin aviso, Jacinta y Mateo me abordaron. Muy serios comenzaron a interrogarme sin descanso, haciendo un sinfín de preguntas. No entendía el por qué, pero ya dejaba de ser un simple juego. Hasta que después de un largo interrogatorio, me lo confesaron: necesitaban asegurarse que yo era su padre y no un mutante.¿Un mutante? Sí, todo por una serie de televisión sobre unos seres de otro planeta que, para evitar ser descubiertos, se transformaban en personas. Asimilaban a sus víctimas y se apropiaban de su mente y cuerpo... y luego, era muy difícil descubrirlos en su nueva identidad. Esa noche no pude dormir. Me sentía incómodo sin saber por qué. Con los días esa extraña sensación siguió. Un día, en mi


rutinario viaje en metro lo entendí.

precisamente soy quien soy –todos los que soy– a causa de un matrimonio que sólo amé los tres

¡Yo era un mutante! Y todas las piezas calzaron, con desazón.

quién está detrás de esta careta. Me aterra la

Hace un año que no soy el mismo en esa maldita empresa donde estoy. A pesar del dinero, me veo como un esclavo de lunes a viernes: sin voluntad, sin poder de decisión... sin personalidad. Mientras que los jueves intento ser un ingenioso amante, para que

primeros años? Intento reconocerme y saber

Margarita

diga con satisfacción lo bueno que soy en la cama. Y me siento un padre culposo, pues todos creen en mis “reuniones” hasta tarde de los días jueves. Obsequio regalos en un patético intento por comprar a mi familia. ¿Será esa culpa la que me hace ser sumiso con mi esposa? ¿O

incertidumbre de la respuesta. Llego a casa y encuentro una nota de mi esposa. Era la actuación de Jacinta y pensó que por lo menos este jueves me zafaría de mis “inamovibles reuniones”. Lo olvidé por completo. Odio esta rutina. Odio no poder cambiar cuando debo hacerlo, odio lo que tengo en estos momentos… una existencia vacía y fútil. Me miro y este cuerpo y esta mente ya no son de quien aparentan ser. Después de todo, mis hijos no estaban tan errados cuando dudaron de mí.


Ilustraci贸n publicada en el fanzine ASTEROIDES. Basada en el cuento "Alter Ego" de Hugo Correa.


La azotea del Museo de Bellas Artes está cerrada a visitantes. La razón, es que parece ejercer una fuerte influencia en los suicidas santiaguinos. Aunque popular, no se compara con el Golden Gate Bridge de San Francisco, el lugar número uno del mundo al momento de convocar suicidios. Hay teorías que dicen que la arquitectura influye en el estado mental de los seres humanos. Edificios que inducen a la esquizofrenia y complejos habitacionales que llevan a la desesperación. Dime dónde vives y te diré como mueres. Resulta que los lemmings no cometen suicidio en masa. Estos roedores, habitantes del Artico, son famosos por su supuesto comportamiento suicida. El origen de este mito es un documental montado por los estudios Disney en los años 50. Los roedores fueron lanzados a su muerte a través de un trampolín y la hazaña les valió un Oscar. La verdad es que los lemmings, al aumentar su número en forma amenazante para los recursos naturales, migran.


Estadísticamente, hay más suicidios en las ciudades que en áreas rurales. Menos en el norte de Chile que en el sur. Más en Santiago que en otras ciudades. Y en Santiago, hay ciertos lugares favorecidos. Los suicidas se apoderan de esos espacios, adaptándolos. Un andén puede ser un lugar de encuentro, un paso obligado, un trampolín. Una azotea puede ser un refugio, un mirador, un testamento. En el metro de Santiago lo saben y vigilan a través de CCTV. Alguien que camina muy cerca de las vías. Alguien que lleva mucho tiempo merodeando en el andén. Toda sociedad tiene su propio paradigma acerca del suicidio. Usamos los espacios de acuerdo a lo que necesitamos. En conclusión, si la sobrepoblación y desesperación son evidentes haga como los lemmings; NO SALTE. Dispérsese.


Hace algunos días, en un paseo un domingo por la tarde, llegamos a un pueblito en las afueras de la ciudad y nos detuvimos a conocerlo. Ahí, había varias personas reunidas en su plaza, conversando, riendo, observando. Todos se saludaban con todos y los minutos parecían detenerse para que ellos tuvieran tiempo suficiente para compartir. Varios niños corrían por toda la plaza, se escondían detrás de sus árboles, rodaban en sus pastos, saltaban alrededor de sus piletas, mientras que poco a poco llegaban otros a unirse al juego. No importaba conocerse, pues la integración a los diversos grupos era casi inmediata. Otros tantos hombres y mujeres acomodaban banquillos para sentarse en las afueras de sus casas,

quién sabe a ver o pensar en qué, pero entregaban una sonrisa a cada persona que pasaba por su lado. Quizás sólo queriendo sentirse parte de ese barrio... De vuelta en la ciudad ya no existían esas plazas, esas calles, ni esos negocios en donde la gente se reúne a pasar las horas junto a otros. Cada día son menos los espacios que nos llevan a tener una “vida de barrio”. No nos fijamos en las personas que nos sonríen, sino en quien nos mira de mala forma. Caminamos inmersos en nuestro mundo sin importar quién esté al lado, ojalá pudiendo acallar todos los ruidos de la ciudad para no tener que escuchar lo que en ella


ocurre. Entre menos tengamos que mirarnos, mejor. El miedo y la inseguridad nos han llevado a encerrarnos en nuestras casas, sin dejar espacio para compartir con otros. Y lo que es peor, muchas veces sin querer compartir con nuestros propios pensamientos. Hoy encontramos menos plazas y parques en las ciudades. Estos han sido cambiados por edificios, grandes construcciones y sus áreas verdes vueltas al cemento. Sí, necesitamos más lugares que congreguen a la gente en lugar de segregarla, que es a lo que está tendiendo la urbanización. Pero primero tenemos que querer estar con otros, pues

podemos tener los espacios pero si no tenemos la intención, estas áreas serán en vano. Muchos de los que tienen su vida en la ciudad no se sienten parte de ella. No se reconocen en sus calles ni esquinas, y caminan buscando algo que ni ellos saben qué ni dónde. Pero se nos olvida que la ciudad es lo que nosotros hacemos de ella. Somos los actores que podemos hacerla cambiar. La vida es movimiento y la ciudad se mueve con nosotros, a nuestra manera. La ciudad va mutando y nos entrega ese desafío. Aprovechémoslo.


En el caminar sonámbulo De calles desiertas

Nubladas por un temor Ancestral

AIDIL BARRAI YA TIENES PRECIO MARY

Y ahí está

Mary

Abordando a su cliente El más habitual

Labios rojos y un pesar Lira y Matta guardan su caminar

piernas

Pesar tras sus Doblegadas por el azahar

silencio

Callada/o mira en Su humanidad caer Es el escenario de su

cadáver.


HE SOÑADO SER TANTAS COSAS

Aidil Barrai - Pedro Landaluz

EN DONDE LA CUIDAD SE CAE Y LOS OLORES ESTAN DE LUTO COMO LA LUCHA DEL NO AHOGADO ESE LIDIAR CON LA REALIDAD AQUELLA QUE SOLO A VECES ESTÁ MORDISCOZ DE LA DESOLACIÓN PRESTADAS EN MOMENTOS DE MAR DE SUEÑOS POR LA VELOCIDAD Y COMO EL MIO SIN MIRADA, MORADA NI DESTINO NI FIN CARNE INSOMNIA VIDAS REMOTAS CITADINAS DESVELAR


HE SOÑADO CON SER TANTAS COSAS SOLO UNA HE PODIDO SER MAR DE SUEÑOS, CON LA PALABRA A MEDIO VIVIR, DÍAS DE PIEDRA COMO MI NOMBRE ATISBOS HE SOÑADO QUE SUEÑO UN FRENESÍ DE ORGASMOS, MONÓTONOS BALBUCEOS DEL HÁLITO DE LA CARNE HE SOÑADO QUE TE ENCUENTRO A LA VUELTA DE LA ESQUINA, A LA VUELTA DE TU BOCA, A LA VUELTA DE LAS VIDAS DELICATESSEN LUJURIA CUIDADELADE TERROR HE SOÑADO TANTAS COSAS. QUE AL FIN DEL SUEÑO SOY UN ANIMAL SOLO CONTRA UN MONTON DE OLVIDO


CADAVER

EXQUISITO

"MUTA

como

cambia

la

VIDA"

¡¿Mutar?! ¿Para qué, si las cosas siguen siendo iguales? La gente quiere cambiar, pero seguimos siendo los mismos que decimos “de esta agua no beberé” y cuando te das cuenta ya te has zampao un bocata de buenas intenciones. Dicen que descendemos del Cromagnon, un tipo con muy malas pulgas, y que toda la maldad viene de ese bárbaro que solucionaba todo a golpes. Ni te invito ni te ordeno a que mutes… sólo te dejo esta revistita al lado de tu asiento para que la hojees y al menos no tengas que oírme.


El caos mental de la urbe ciega la cordura espiritual. Dejaré que me mires de reojo Y que mi aroma se pierda en tu develar. Así el modo de estar nos devela En un tiempo que nos recuerda quienes somos. La conexión entre dos o mas personas lleva a una unión pero no siempre perfecta. "desperté y noté que su rostro era el de una mujer de verdad". Desde ahora te vestirás como niñita. Perro, caca, poto.


MUTA!  

Revista MUTA! contacto.muta@gmail.com