Page 1

LA EXPEDICIÓN PEDAGÓGICA EN RISARALDA ”Un viaje desde el corazón de las escuelas al corazón del pensamiento”

Pereira, Risaralda 2005


CRÉDITOS DEL ORDEN NACIONAL

En el proceso de elaboración de este libro participaron: Del Comité Operativo: Víctor Hugo Flórez Bueno Jaime Londoño Hurtado y María Amparo Henao Navarro Expedicionarios Viajeros: Doris Valbuena Carreño María Victoria Molina Martha Cecilia Montoya Rojas Guillermo Vargas Giraldo José Nelson Álvarez Carvajal y Carlos Saracay Rivas, quien coordinó y orientó, permanentemente, el proceso. Otros expedicionarios que colaboraron con artículos: José Alfredo Collazos S, Carlos Alberto Ospina María Eugenia Bermúdez Fernando Ordóñez Mejía (q, e, p, d) Orlando Valencia Palacios

Aclaración: El nombre que va después de algunos títulos no niega el carácter colectivo del trabajo, solamente se refiera al o a los expedicionarios que sustentan su explicación y redacción.

6


CONTENIDO

Introducción, 5 Capítulo I “lecturas y escrituras de primer nivel.”, 12 Mi diario de campo: Doris Valbuena Carreño, 13 Después de los viajes, relatos de rutas: Doris Valbuena Carreño, 14 Acua – cai los guardianes de la naturaleza, equipo de emergencia. María Amparo Henao Navarro, 18 Una mirada a la Institución Educativa Augusto Zualuaga Patiño: María Amparo Henao Navarro, 26 La villa de los loros. Orlando Valencia Palacio, 28 Vereda Peralonso, Colegio nuestra señora del rosario. Santuario. María Eugenia Bermúdez Osorio, 33 El jardín de la Cajita de Pandora: Carlos Saracay Rivas, 35 Otoño Primaveral: Carlos Saracay Rivas, 38 Un ejemplo de vida, para la vida: nuestra vida. Martha Cecilia Montoya Rojas, 43 Balboa un municipio con identidad. Martha Cecilia Montoya, 45 Historia de vida Leonidas Valencia: María Victoria Molina, 47 Jaibaná me cuenta José Guillermo Vargas Giraldo, 50 El reencuentro con las experiencias significativas en la Institución Educativa Augusto Zualuaga Patiño José Nelson Álvarez Carvajal, 60 El regreso a casa de un expedicionario viajero José Nelson Álvarez Carvajal, 62

Capítulo II: lecturas y escrituras de segundo nivel, 68 Introducción, 69 El por qué de los nombres de las rutas María Amparo Henao Navarro, 71 Los hallazgos de la expedición pedagógica en el departamento de risaralda Doris Valbuena Carreño, 75 Descripción de proceso para trabajar archivo fotográfico y elaborar mapa Martha Cecilia Montoya R., 82 Evidencias fotográficas de la expedición pedag0gica en risaralda: Doris Valbuena Carreño, 84 El maestro Martha Cecilia Montoya Rojas, 89 La paz un sueño o un anhelo: Martha Cecilia Montoya Rojas, 95 El sembrado de una ruralidad: Fernando Ordóñez Mejía, 103 Expedición al interior del viajero. Fernando Ordóñez Mejía, 113.

7


Capítulo III: Lecturas y Escrituras de tercer nivel, 116 Introducción: 117 Hacia una construcción pedagógica de región Fernando Ordóñez Mejía & José Nelson Álvarez C., 118 Aproximación interpretativa y propositiva para la educación en el departamento de risaralda José Alfredo Collazos s. & Carlos Alberto Ospina. 127 Capítulo IV: El Ethos Expedicionario: Carlos Saracay, Jaime Londoño & Doris Valbuena, 136 Capitulo V. Atlas Geopedagógico José Guillermo Vargas & José Nelson Álvarez C., 164 Atlas pedagógico virtual de Risaralda, 169 Geopedagogía: Doris Valbuena Carreño, 173 Mapa de las Rutas, 176

8


INTRODUCCIÓN Las mochilas de cada uno de los Expedicionarios viajeros, se llenaron de escuela, de conocimiento, de experiencias; recogieron el quehacer cotidiano de la escuela como un preciado tesoro digno de mostrar. Fernando Ordóñez Mejía

Los caminos de la Expedición Pedagógica, en el departamento de Risaralda, sí resultaron ser como los pensábamos, en el mejor de los sentidos: caminos llenos de alegría, de entusiasmo; abundantes en su producción pedagógica y con una significativa participación de estudiantes, padres de familia, autoridades educativas y civiles1. Caminos, que resultaron ser ríos de búsqueda y experimentación pedagógica, donde la variedad se vuelve riqueza y la riqueza variedad en la búsqueda de prácticas, experiencias y saberes sobre la formación de la personalidad de los estudiantes, el crecimiento y construcción de lo humano individual y colectivo. El acierto estuvo en preparar el viaje en compañía de los Directores de Núcleo. Muchos de ellos han vivido las vicisitudes, los esfuerzos, triunfos y dificultades de las instituciones educativas; han visto llegar, pasar, triunfar, fracasar y devenir maestros y experiencias en los diferentes contextos socioeconómicos y políticos, que la historia y la naturaleza nos ha deparado en las últimas cuatro décadas. Conocían, en su mayoría, lo que nosotros andábamos buscando. Y fue así, como fuimos despejando los caminos, para visitar, compartir, registrar y valorar las prácticas pedagógicas, experiencias e investigaciones, los maestros y las comunidades, que a pesar de vibrar de valor pedagógico no se reconocían en el concierto educativo departamental. 1

No era sólo un presentimiento, sino una hipótesis basada en la experiencia del Movimiento Pedagógico que desde 1987, en el primer Congreso Pedagógico Nacional registró más de 700 prácticas innovadoras. En Risaralda se registraron 46. Ver Memorias de dichos eventos.

9


A estos caminos los denominamos Rutas de la Expedición Pedagógica; las cuales, desde el comienzo de su diseño, tomaron el sabor encantador y musical de la poesía: 1. 2. 3. 4.

Entre el valle y la montaña Al encuentro de nuestras raíces De la trocha al viaducto Ruta regional: Con aroma de café.

Como si quisiésemos declamar: Al encuentro de nuestras raíces se llega por entre el valle y la montaña reconociendo, desde la trocha al viaducto, las prácticas pedagógicas, que aún tienen aroma de café. Estábamos conscientes de no ir en búsqueda de datos fríos, ni de lugares comunes, de repeticiones y desventuras curriculares. Buscábamos lo más fresco, lo promisorio y encantador que hacen los maestros en los ámbitos de la cultura, la sociedad y lo político, promoviendo el desarrollo de lo humano, tierno, individual y comunitario. A ese hacer que, poco a poco, se ha venido constituyendo en saber pedagógico, era precisamente a lo que le apuntábamos, y para lo cual dispusimos y entrenamos la mirada. Con la ansiedad de los buscadores de tesoros, pero con la paciencia y rigurosidad de los botánicos, emprendimos la marcha expedicionaria. Contamos ya el quinto año, desde cuando en 1999, aquellos representantes de distintas instancias e instituciones educativas se reunieran a concebir el sueño de la Expedición Pedagógica en Risaralda. En el año 2000 se llevaron a cabo los viajes y las visitas a las

10


instituciones educativas de municipios y veredas. Visitas que se volvieron encuentros, encuentros reconocimientos y reconocimientos proyectos de sistematización y elaboraciones de saber pedagógico. Ya no es solamente un sueño, hay productos, resultados y nuevos caminos por andar. El propósito de un libro no es solamente el de verlo publicado, sino el de hacer un alto en el camino para ver retrospectivamente lo andado, vislumbrar, entre sueños y prospectivas, nuevamente el camino y cargar las alforjas porque, como nos lo enseñó el expedicionario, Fernando Ordóñez: “el viaje continúa...” ¿Cuál es el propósito, entonces, de este alto en el camino? Se trata de mostrar y reconocer la riqueza y variedad de las prácticas pedagógicas, de esas nuevas formas de hacer escuela, de ser maestro, de hacer política, movilización y movimiento sociocultural; pero, sobre todo, se trata de develar el proceso investigativo que se fue conformando entre los hallazgos, el asombro, la dificultad y el acierto, frente a esa variedad y riqueza. De los hallazgos y el asombro surgieron relatos de valoración y reconocimiento, como descripciones de primera mano; de estos clasificaciones, sistema de organización en rejillas, mapeo y un documento por ruta que podría cada uno constituirse en un libro, lo cual se vuelve lectura y elaboración de segundo nivel. Luego elaboraciones de criterios, categorías, críticas y reelaboraciones de tercer nivel, como “Aproximación interpretativa y prospectiva para la educación en el departamento de Risaralda” y “Hacia una construcción pedagógica de Región”.

Desde el año 2003 el propósito del colectivo nacional es la elaboración del Atlas Pedagógico de Colombia, con sus cinco ejes centrales: 1º. Las formas de hacer escuela. 2º. Los modos de ser maestro.

11


3º. Sentido político de la expedición 4º. La Expedición como Movilización y Movimiento 5º. Ethos Expedicionario. En esa perspectiva, en Risaralda, nos responsabilizamos del quinto eje: fundamentar teóricamente el eje sobre la novedad ética que había surgido en la expedición. De esa búsqueda y reflexión colectiva emana una primera propuesta de “Ethos Expedicionario”. Estamos comprometidos y avanzando, en la perspectiva de pasar de ser portadores a ser productores de saber pedagógico. Pero con todo, lo que más nos anima es la conformación de las Mesas Pedagógicas Municipales, que seguramente se organizarán alrededor de los Núcleos Educativos. En octubre del 2003, realizamos un encuentro departamental con directores de núcleo y maestros de las comunidades educativas que visitamos. El clamor general, después de reconocer el nivel de elaboración que había alcanzado la expedición fue, precisamente, “¿y ahora qué continua?, esperamos que esto no quede en el olvido”. Ellos son la fuente primaria de este trabajo, aspiramos llegar nuevamente a ellos con esta propuesta de investigación, constituyendo las Mesas Pedagógicas. De ahí la necesidad de organizar este libro a partir del proceso a través del cual la expedición pedagógica en Risaralda ha venido creciendo y depurando sus procesos y productos. Es así como, en una fiesta de búsqueda y elaboración, podemos hablar de cuatro niveles de lectura, que son cuatro momentos de pensamiento y elaboración escrita, el propósito de fondo es dar cuenta del por qué, para qué y como de cada uno de esos momentos. Queremos como expedicionarios revelar “el secreto”, es decir, la sustentación interior de cada uno de esos momentos. De tal forma que este documento le sirva a nuevos expedicionarios, investigadores e inquietos maestros para continuar la búsqueda y la elaboración de saber pedagógico, con más sentido de lo humano, social y cultural.

12


Reconocemos esta búsqueda con profundo sentido político, no como contra, ni “anti”, sino como “alter”, es decir como otra y otras formas de hacer comunidad, ciudad, región y país2. “De Colombia se han dicho muchas cosas. Tal vez sea precisamente lo agudo de nuestros múltiples conflictos lo que nos exige tratar de inventar una nueva manera de pensar y actuar de otro modo. Los maestros y, en general, los intelectuales de la educación de este país, estamos movilizando nuestra capacidad intelectual y ética para pensar y construir un país que no desconozca la profundidad de sus conflictos sociales sino que, por el contrario, los reconozca, los procese, los enfrente, resistiendo activamente a la situación de guerra y exterminio de la población civil.” 3 En Risaralda, como en el Quindío, además de encontrar alternativas pedagógicas en medio del conflicto armado, del empobrecimiento cada vez más acelerado de las comunidades y del continuo desplazamiento social, los maestros enfrentaron con lujo de creatividad el terremoto de 1999. Queremos dar cuenta de ello, pero también de la “magia”, de la habilidad investigadora de la Expedición, desde donde seguimos proponiendo nuevas rutas de formación e integración de los maestros, caminos de producción de saber pedagógico y crecimiento de Colombia en el contexto Iberoamericano. Esos cuatro momentos y niveles de la producción, los presentaremos en cinco capítulos que se articulan de la siguiente manera: Capítulo I: Lecturas y escrituras de primer nivel. Diarios de campo y relatos de primera mano de las visitas, entrevistas, encuentros y viajes expedicionarios, con su respectiva 2

El maestro Nicolás Buenaventura es quien más ha insistido, en los seminarios presenciales, en esta actitud, que no debe ser anti-neoliberalismo, ni anti-globalización, sino alter, es decir otra posibilidad. 3 UNDA BERNAL, María del Pilar y MARTINES BOOM, Alberto. LUGAR, REDES Y SABERES: HACIA UN MOVIMIENTO PEDAGÓGICO Y CULTURAL EN IBERO AMÉRICA. Tercer Encuentro Iberoamericano de Colectivos Escolares y Redes de Maestros que hacen investigación desde la Escuela. Santa Marta. Colombia. 22 a 26 de julio de 2002. Memorias.

13


sustentación por parte del expedicionario que escribió el relato, respondiendo a las preguntas: por qué, para qué y cómo lo elaboró . Capítulo II: Lecturas y escrituras de segundo nivel. Clasificación, sistematización de la información y primeras interpretaciones. Hay un copioso documento titulado “Mapa Pedagógico del departamento de Risaralda”, en el que se encuentran dos clasificaciones de las prácticas: una temática y otra por municipios, cuatro relatos de segunda mano, que describen el viaje expedicionario por las rutas señaladas, clasificación y análisis de los hallazgos y varios artículos interpretativos de esa información. Esta es la fuente primaria para la elaboración de los mapas pedagógicos en la perspectiva de la construcción del atlas nacional. Capítulo III: Tercer nivel de la lectura y escritura. Elaboraciones analíticas, críticas y propositivas a partir de la sistematización de la información. En este nivel se ubican documentos como: “Hacia una construcción Pedagógica de Región” y “Aproximación Interpretativa y Propositiva para la Educación en el Departamento de Risaralda”. Capítulo IV: Elaboración de cuarto nivel. Es una reflexión que surge como reacción frente a los estudios anteriores en la línea de producción de saber pedagógico. “El Ethos Expedicionario” es una consecuencia del proceso y una propuesta para formar un nuevo maestro. Es el interior revelado de la expedición con un nuevo sentido ético, con una concepción dinámica de la realización personal, de la responsabilidad, de la felicidad, solidaridad, libertad y, en general, del sentido humano de ser maestro. En el Capitulo V queremos presentarles el “Proceso para la construcción del atlas geopedagógico del departamento de Risaralda”, una idea que surgió desde el primer momento en el que iniciamos el proceso de organización de la información recolectada, a la cual le dimos el nombre de “Mapa pedagógico del departamento de Risaralda”, que con la propuesta de elaborar el atlas pedagógico nacional se ha convertido en una estrategia para exponer los alcances de la expedición. José Nelson Álvarez Carvajal y

14


José Guillermo Vargas Giraldo se han especializado en esta área de sistematización. Ellos nos explican el proceso por el cual podemos presentar un mapa virtual de la expedición. Finalmente, en este capítulo, reproducimos un artículo de la compañera Gladis Valbuena, quien fue de las primeras en comenzar a pensar en términos de geopedagogía. De esta manera la expedición pedagógica en Risaralda es una experiencia que ha decidido sumarse a los esfuerzos por mejorar, en todos sus aspectos, la vida de las instituciones y comunidades educativas desde la vereda, el barrio y el municipio hasta la capital, Pereira, y el departamento en general, como partes integrantes del amanecer de una nueva Colombia. Sobre el título del libro: “Risaralda: Un viaje desde el corazón de las escuelas al corazón del pensamiento”, quiere expresar el conjunto del proceso que hemos vivido y construido en la Expedición Pedagógica del Departamento, desde el reconocimiento y la valoración de la variedad y riqueza de las prácticas educativas que visitamos por las instituciones educativas de barrios y veredas de los catorce municipios, hasta la reflexión abstracta y rigurosa que alcanzamos al pensarnos en el ethos expedicionario, donde, nuevamente, como en cada práctica innovadora, el corazón y el pensamiento se integran en una unidad indisoluble, que llamamos pedagogía, para la formación y el crecimiento permanente de lo humano.

15


CAPÍTULO I LECTURAS Y ESCRITURAS DE PRIMER NIVEL. Soy la escuela, sobre mí gira el mundo, la naturaleza, el paisaje vivo, el niño, el adolescente, el hombre. Caminar para el encuentro, para recorrer la alegría de niños, la jovialidad de los adolescentes, el amor y la sabiduría de los maestros Llego con mi mochila, con el asombro a cuesta dispuesto a contagiarme de escuela, me reciben como héroe, a mi llegada se movilizan sentimientos, las bandas armonizan el instante. ¿Para qué mi viaje? Para explorar la escuela y encontrar la riqueza diversa de las formas de aprender y enseñar la realidad ¿Para qué mi viaje? Para el reencuentro con el maestro loco, soñador, poeta, 4 romántico, científico, pedagogo, pero sobre todo humano. Fernando Ordóñez Mejía

4

Apartes del libreto video regional “con aroma de café”.

16


MI DIARIO DE CAMPO Doris Valbuena Carreño Expedicionaria

Expedición...explorar, viajar... Libertad, viaje, aventura, escritura... expectativa. Cada paso hacia el viaje físico va precedido de varios viajes en pensamiento, de sueños y posibilidades. La idea de diario me hacia viajar a las crónicas, a los relatos, a tiempos de la conquista, a tiempos de la expedición botánica, a aquellos cuentos que ilustran especies vegetales halladas por el Sabio, a imaginar caminos para escribir bajo la sombra de un árbol, en el frío de la madrugada o en el silencio de la noche cuando los sueños de los maestros no me dejaran dormir y yo escapada de la cama, hiciera el relato a mano y con el corazón. Después del primer viaje, ya no era una idea, era una realidad ya soñada antes. Mi diario seria el testigo, quise que fuera ordenado y reflejara la gratitud y la alegría de estar en Expedición Pedagógica. Fue en un cuaderno argollado y de hojas cuadriculadas. Trace dos columnas, en la primera escribí lo que observaba, nombres, lugares, prácticas y algunas impresiones y en las noches o en la madrugada, en la otra columna hacia mis relatos. Fue un ejercicio de mucha riqueza porque no se quedaba en la fría observación del hallazgo sino que todo el sentimiento, el análisis, las hipótesis, las experiencias de compartir, los acuerdos y desacuerdos, la dicha de estar en el viaje, todo esto junto quedo plasmado allí. En un aparte, dice así:” De regreso a Pereira, en el bus, pensé cómo se une la naturaleza simple, la flor silvestre, la muda piedra y dan origen a expresiones y aromas de pedagogía, de niñez feliz por descubrir colores, escribir historia y producir sonrisas, (práctica de Manuel Marín en La Virginia). Todo además de la mano de la tecnología,

17


de la computadora que guarda en sus memorias estas experiencias. Entonces el tiempo y el espacio, lo natural y lo artificial, el pasado y futuro se me dibujaron solo y simplemente como conocimiento y saber, como paisaje pedagógico. Ahora suspiro y no puedo evitar recordar que esta mañana tomé en mis manos una tarjeta que me obsequió una hermana con una frase de Walt Whitman que dice: ¡OH, la alegría de mi espíritu, ha escapado de su jaula, parte como el relámpago! No me basta poseer este mundo y el tiempo limitado, poseeré millares de mundos y el tiempo infinito.” Ahí dejé escrito el anhelo de libertad, que se hizo realidad con los viajes expedicionarios para ampliar mi mundo con el mundo de otros maestros, y para poseer el tiempo infinito que tendrá que registrar la aventura de maestros risaraldenses para escribir lo que hacemos, lo que pensamos, cómo vemos y vivimos la pedagogía.

DESPUES DE LOS VIAJES, RELATOS DE RUTAS

Después de los viajes vienen las preguntas sobre cómo organizar, qué hacer con la información, ¿cómo presentarla, cómo sistematizarla, cómo mirarla para devolver o mostrar lo hallado? Fue necesario elegir un Comité de sistematización y una labor fue la de hacer compendio de relatos de acuerdo a las rutas de expedición. Al “Encuentro con nuestras raíces” fue una ruta trabajada por Guiomar González, José Guillermo Vargas, Carlos Alberto Ospina y José Alfredo Collazos. Mistrató, Belén de Umbría, Guática, Quinchía y Pueblo Rico son los municipios de esta ruta.

18


Bajo diversas formas de escritura se describen aspectos de ubicación, características históricas y culturales de cada municipio, las maneras como fue recibida la expedición, los desplazamientos y hallazgos en los diferentes espacios pedagógicos, escuelas, centros culturales, calles, museos. Los proyectos, propuestas, prácticas, historias de vida que el grupo de los 17 expedicionarios había logrado registrar con el encanto y la magia de los viajes y el enamoramiento de la labor expedicionaria. Es un trabajo con varios estilos, miradas, interpretaciones, experiencias de campo y voces no solo de los maestros sino de miembros de la comunidad. En el capítulo de Mistrató encontramos la voz de una madre de familia que expresa respecto al macroproyecto “ciudadela estudiantil” que “ se piensa tener un solo salón de matemáticas, un solo laboratorio, se va a tener un salón de computadoras, se va a conectar Internet... en fin muchos servicios van a ser comunes para las tres instituciones “ (página 26) En el capítulo de Belén de Umbría un subtítulo, EL MUSEO BOLIVAR: CULTO A LA VIDA... y todo, por la eterna invitación a vivir que hace una hermosa araucaria de una manera silenciosa, no solo a los habitantes de Belén de Umbría, sino a los que van de paso. Debajo de este árbol “generacional” se encuentra la casa que sirve de refugio a uno de los más antiguos museos arqueológicos del país: El Museo “Bolívar” (página 47) Más adelante... página ciento sesenta... “Gracias Xixaraca diosa del bien, de ese bien que enraizaste en este pueblo de cultura, de dulzura, de razón de ser. Gracias por el bien de conocerte De amarte y de sentirte. Quinchía grande, Quinchía hermosa,

19


Quinchía de los quinchieños, ¡mi Quinchía! María Eugenia Bermúdez

Y en Pueblo Rico... “Má que yo sí hice mi tarea que no la hijte yo supe... seguime metiendo embujte y ya veráj lo que ejpera. Que así mejmo fue que ayer, Ahí te la tengo tapáa, Tu ropa queró tiráa Y en cosa de un santiamén Humo jué que te volvijte Y la ropa recogijte, No vej que ya va llove? Jesús Castillo

Parte de la RETAHILA PARA UN NEGRITO, escrita por este dinámico y escritor Jefe de Núcleo, Jesús Castillo, quien con orgullo escribe a su cultura y a su pueblo ahora afectado por la violencia. El compendio en esta primera fase de la sistematización es una herramienta fundamental para recoger la diversidad, recoger y archivar miradas, voces, sentires, riqueza cultural y pedagógica en la tarea de tamizar y retamizar los hallazgos.

20


SUSTENTACIÓN:

Recopilar era una tarea grande, delicada como es delicado y a la vez juicioso e intrépido hacer una interpretación. Había que empezar... Los insumos eran variados, una montaña de información, expresada en relatos, fotos, videos, poesía, cuentos, proyectos, anécdotas, historias de vida, estaba de frente, en espera del trabajo que abre el camino, que “forjara la memoria pedagógica de un departamento”, como lo expresaron José Alfredo Collazos y Carlos Alberto Ospina en el trabajo Aproximación interpretativa y propositiva para la Educación en el departamento de Risaralda. Este trabajo es una expresión de las variadas formas que surgieron en el proceso de sistematización en la fase inicial. El documento refleja intenciones y sueños, “abrir caminos hacia una cultura democrática, científica y tecnológica, donde la pedagogía sea la partera de una nueva sociedad”, como se menciona en la parte inicial, en el reconocimiento. En general el documento es crítico. Critica por ejemplo los P.E.I. Los P.E.M. Y los procesos de investigación: “La cultura de la investigación es atropellada por el carácter empírico y pragmático dominante por algunas estructuras de poder” Varios artículos tienen el sello de la confrontación política, la crítica o la sátira propias del aguzado estilo de Carlos Alberto Ospina. De trasfondo, una mente que organiza a través del viaje, una mente que da los primeros trazos para construir el paisaje pedagógico de Risaralda, la mente de José Alfredo Collazos. En este documento encontramos la primera propuesta de mapa pedagógico del departamento Ospina y Collazos del Comité de conceptualización comienzan a abrir camino, a romper la montaña de información en esta etapa de la sistematización, en este nuevo viaje, que

21


remira, reinterpreta, describe, reelabora. Cada sablazo expedicionario abre camino en la intención de escribir la pedagogía de Risaralda. Continuaba la sistematización, tamizar y re-tamizar los hallazgos. No para seleccionar sino para hacer archivo, organizar tesoros, ordenar la guaca, mirarla, remirarla, apreciarla desde diferentes perspectivas, desde diferentes posturas.

ACUA – CAI LOS GUARDIANES DE LA NATURALEZA, EQUIPO DE EMERGENCIA. María Amparo Henao Navarro Expedicionaria

En Santuario, municipio ubicado al occidente del departamento de Risaralda, surge un equipo de emergencia, de salvamento del agua. Los educadores Raúl Arcángel Pareja y Pedronel Sánchez, del Instituto Santuario, son los gestores y dinamizadores de este Programa que lo llamaron, ACUA – CAI, CENTRO DE ATENCIÓN INMEDIATA DEL AGUA. Su objetivo es acercarse a las comunidades que hacen parte de la zona de influencia y amortiguación del Parque Nacional Natural Tatamá, para sensibilizarlos acerca de la necesidad de cuidar y proteger los recursos naturales existentes, enfatizando en el agua como elemento vital. Ha sido fundamental el proceso formativo compartido con niños, niñas y jóvenes del Instituto Santuario y de otras instituciones urbanas y rurales. Es así, como con esta información, llega el equipo de la Expedición Pedagógica al Instituto Santuario para participar en uno de los talleres planeados por el equipo dinamizador.

22


Raúl Pareja y Aida Constanza Osorio con los estudiantes de grado cuarto y sexto, han instalado en uno de los patios del Colegio un campamento ambiental (carpa, gota gigante, equipo de laboratorio, símbolos patrios). Los niños nos reciben con entusiasmo, reflejando en sus rostros la ansiedad por compartir una experiencia que les proporciona alegría, ganas de vivir y compromiso con la conservación del planeta. Raúl nos ofrece un cálido saludo y nos presenta a sus coequiperas: la educadora Aída Constanza Osorio y la funcionaria de Parques Nacionales Naturales Diana Beatriz Sierra. Los niños sentados en el suelo y en semicírculo están muy atentos a lectura del programa a cargo de un compañerito. Se inicia su desarrollo con el canto de los himnos patrios de Colombia y del municipio de Santuario, evidenciándose un gran respeto y sentido de pertenencia por parte de los participantes. A continuación se hace alusión al día de la tierra, que se celebró el día 22 del presente mes y un grupo de niños y niñas corea a viva voz la plegaria del agua, producción del educador Raúl. Agua nuestra, Que estás en la cuenca, en el páramo, en los ríos, en el mar; agua que desciendes rauda desde las montañas, no nos desampares. Cuando la temporada de sequía nos agobie y los campos estén perdiendo su verdor, acude presurosa a nuestros predios con tu frescura. Agua Que te defiendes de los cambios bruscos de temperatura cambiando de estado; Congelándote ante el frío inclemente o evaporándote cuando el calor arrecia. Enséñanos ese poder cambiante para ser tolerante ante las adversidades Agua En los tiempos más tenaces de la vida, por favor no nos falles;

23


Acuérdate de los campos, del ganado, de las plantas y del hombre. Deja que tu lluvia bienhechora campee por nuestras veredas regando los cultivos... ...Por último, aquí estamos y es posible que podamos ayudarnos; sería bueno que contara con nosotros así como nosotros contamos contigo cada día. Los estudiantes, Gustavo y Diego del grado 7° A, orientan la elaboración de un mapa ambiental, de la fauna y la flora de la zona de amortiguación del Cerro de Tatamá; los niños y niñas emplean materiales de desecho y con bastante propiedad ubican animalitos y plantas en todo el relieve, además, lo sustentan. Otra actividad consiste en entregar a los niños hojas de papel con dibujos (viñetas) alusivos a temas ambientalistas, ellos colorean y escriben un texto. Ejemplificando, la niña Daniela Arboleda Carmona observa su dibujo que presenta un niño con una regadera remojando un árbol y escribe: “Había una vez un niño que fue a darle vida a un árbol porque no caía agua en la aldea. Entonces el niño fue y le echó agua y el árbol empezó a florecer, y el niño dijo: ¡Qué árbol más bonito! Pero también ayudaré a los pájaros a hacer nidos en él, luego este árbol dará frutos para que los pájaros y otros animales se alimenten. Así yo le devolví la vida al árbol y ahora el me da el sustento.” En otra ilustración aparece un croquis del mundo y un texto que refiere: “Nada más tengo un defecto: el hombre”. Madely Polo expresa: “La tierra dice que tiene un defecto, que es el hombre, porque la contaminamos y cuando contaminamos el agua o el ambiente contaminamos la tierra.”

24


Además se entrega hojas en blanco donde dice: “Redacta una breve historia donde participen éstos y otros protagonistas: Río, basurero, grupo ecológico, vecinos, Tatamá. Coplas alusivas al agua: Otras coplas igualmente famosas, como se enuncian en la cartilla didáctica Acua – cai, comparándolas con las del Profesor Yarumo, autoría de Raúl Pareja, son recitadas por un grupo de niños y niñas. “ Yo tumbé mi guadalito y quemé la rastrojera puse cara de verraco y sembré una cafetera.

Cuando la creciente del río se trajo parte del cerro se llevó mis gallinitas la vaca con su ternero.

Y donde nacía el agua, mejor dicho loma arriba con cuatro trabajadores hicimos una barrida.

La vaca con su ternero tres marranos y un corral el maizal, la frijolera y se metió al cafetal.

Llegaron del medio ambiente con una conminación yo me fui para la fonda y no les puse atención.

Pensándolo seriamente y ya sin tanta emoción uno se friega la vida por falta de educación.

Y también unos vecinos quisieron darme la lata yo me hice el care gallina, pero pensando en la plata. Este encuentro se clausura con el himno del Instituto Santuario, cantado por estudiantes y educadores.

25


Los expedicionarios recibimos muestras de diferentes materiales: plegables, cartillas, viñetas, mensajes, etc.

SUSTENTACIÓN:

El ACUA- CAI es una estrategia metodológica orientada a propiciar un cambio de actitud, que se manifestará, a un mediano plazo, en un cambio de conciencia; este logro guiará a las comunidades asentadas en la zona amortiguadora del Parque Nacional Natural Tatamá (veredas de Apía, Balboa, Pueblo Rico, El Águila, San José del Palmar, Tadó y Condoto) por los senderos de una mejor relación Hombre – Naturaleza. (Plegable “El Acua-cai”) En su parte física se trata de un campamento móvil en donde se convocará a las comunidades, para que a través de una metodología participación – acción, se identifique la problemática de la micro cuenca, se valore el recurso hídrico y se promuevan acciones en pro de su conservación.

¿POR QUÉ LO HICE?: Santuario, cuna de mis ancestros, tierra fértil, tesoro de mis antepasados. Cómo no acercarme a ACUA – CAI (Programa de Atención Inmediata del agua) que tiene que ver con la permanencia de mi pueblo en el tiempo y en el espacio, con la supervivencia de las especies, que encuentran en las montañas su hábitat preferido. Cómo no valorar esta hermosa iniciativa, hija de la escuela y del maestro, cómo no tener en cuenta a este equipo de prevención y de rescate del AGUA, liderado por maestros,

26


Raúl Arcángel Pareja y Pedronel Sánchez, con sentido de pertenencia no sólo con su Institución, sino con su municipio, con su entorno, con el planeta. Su responsabilidad se proyecta a las futuras generaciones que agradecerán su compromiso.

¿PARA QUÉ LO HICE:? Desde mi rol de educadora y con más de treinta años de experiencia, no podía dejar en el anonimato a un Proyecto que se gestó y tomó cuerpo en la Institución educativa, y que con la fuerza del agua rompió sus muros para crecer y recrearse en su recorrido. Había que mostrar a los compañeros: maestros y maestras de Colombia y a la comunidad en general, como la formación de los niños y jóvenes debe ser integral, desde y para la vida, ¡para mejorar la calidad de vida! Presentar al maestro idóneo, querendón de su terruño, que aunque es fruto de una educación academicista actúa de una manera diferente ante un contexto que reclama su presencia. Maestros líderes que desde los textos interpretan la realidad, la naturaleza, el cosmos y su interrelación. Pedagogos conscientes de las fortalezas, amenazas y debilidades de su entorno, que integrados con otros maestros, estudiantes y funcionarios, respiran campo, conviven con las montañas, viven la ruralidad y luchan por la conservación de su patrimonio natural. Es visualizar una forma diferente de educar, compartir nuevas alternativas, es salirse de un currículo encasillador y descubrir una práctica abierta, lúdica, con sentido.

27


¿CÓMO LO HICE?: El compartir uno de los talleres orientado por los educadores Raúl Pareja y Aida Constanza Osorio y, Diana Sierra funcionaria de la administración del Parque Nacional Natural Tatamá, a un grupo de estudiantes de los grados cuarto y sexto del Instituto Santuario. El estar muy atenta y registrar lo que se vivió en esa actividad, complementar estos registros con ideas de los documentos entregados por el equipo de trabajo, fue la posibilidad para conocer de cerca un Proyecto Vida, concebido y hecho realidad por maestros. Igualmente, el tener en mis manos la cartilla elaborada por Raul y Pedronel, como también los plegables, el observar los módulos y el material didáctico, fueron evidencias para comprender que se trataba de un Programa que estaba en ejecución y que contaba con el apoyo del Ministerio del Medio Ambiente a través de una dependencia de la Administración de Parques Nacionales Naturales, oficina que existe en este municipio. Fue algo extraordinario, entender su importancia, sus objetivos, ver una amalgama muy bien lograda de saberes populares (las comunidades), científicos (los maestros) y técnicos (funcionarios de la Administración de Parques Nacionales Naturales). Percibir la alegría y entusiasmo que irradiaban los maestros y que reflejaban los niños y niñas al participar activamente. Era una conjugación del hombre con la vida, con la naturaleza. Los niños mapearon sus montañas, la fauna, la flora, sus corrientes hídricas. Sus cuerpos y espíritus recorrieron diferentes lugares, sintieron las inclemencias del clima, disfrutaron del verdor y la humedad de la espesura del bosque. Se asombraron del colorido de las aves y de las flores exóticas, corrieron persiguiendo animalitos y los tomaron en sus brazos. Fue un viaje feliz e interactivo. La entrevista con los educadores despejaron muchos de mis interrogantes y dejaron planteados otros. Hablaban con entusiasmo de sus logros, contaban anécdotas de sus

28


correrías ecológicas, del apoyo de las comunidades vecinas al cerro de Tatamá que se constituían en la población objeto del Programa, a la vez del compromiso que asumieron en salvar sus corrientes hídricas. Sólo al final dejaron ver su tristeza “Ya no podrían dedicar el tiempo necesario a su labor de ambientalistas”. La Secretaría de Educación Departamental, que había sido una de las acompañantes del proceso, en la actualidad y atendiendo directrices del MEN negaba toda posibilidad a la Institución Educativa de asignar horas a los educadores para este tipo de Proyectos. Me pregunto ¿Este tipo de trabajo, no es pedagogía, no es formación integral, nos es vivir y enseñar a vivir? Hoy, tres años después, del Programa quedan sus enseñanzas, los pocos o muchos campesinos conscientes que continúan como individualidades o equipos de apoyo aplicando los primeros auxilios, la atención inmediata a las cristalinas corrientes de agua. Y unos jóvenes y adultos menores, que aprendieron a querer y a valorar este preciado elemento, y a luchar por su conservación. Sobreviven los recuerdos y la nostalgia en los educadores y estudiantes ambientalistas, y en los espacios institucionales y naturales. Además una cartilla elaborada con una excelente didáctica, por maestros para maestros, estudiantes y comunidad. Perduran los ideales en este grupo ambientalista que desde la Institución y venciendo obstáculos buscan nuevas alternativas para no dejar morir el planeta.

29


UNA MIRADA A LA INSTITUCIÓN EDUCATIVA AUGUSTO ZUALUAGA PATIÑO

Institución que evolucionó de una Institución de Básica Primaria, creada en 1970, a Básica Secundaria en 1995 y que el año 2000 graduó la primera promoción de Bachilleres, con énfasis en Educación Ambiental. Es un centro de formación joven, si observamos la proyección a Secundaria. Su proceso de crecimiento se caracteriza por ser hija de una célula vital (escuela primaria), donde vivió su propio proceso de transformación, autoformación, hasta consolidarse como una Institución reconocida a nivel zonal, local, regional y nacional, por su capacidad y confiabilidad; cobertura y sobre todo por su calidad. Hablar de la Institución Augusto Zuluaga Patiño es compartir una vivencia diferente de educación, de procesos de formación, de trabajo colectivo, de maestros y maestras comprometidos con propiciar una educación integral a una niñez y juventud, de estrato socio económico bajo y medio; de una Institución enraizada en la Comunidad. Es la posibilidad de reflexionar y ejemplificar sobre los obstáculos que se vencen, sobre la perseverancia que acompaña a un equipo cuando se tiene claridad sobre sus metas y credibilidad en lo que están haciendo. Es hacer visible la presencia de un director consciente de su rol, que supera el individualismo para crecer de la mano de sus coequiperos: maestros y maestras, administrativos, padres y madres de familia. Directivo que centra su labor en el desarrollo pedagógico de su Institución, colocando los demás factores al servicio de éste. Esta realidad nos llevó, como maestros expedicionarios, a acercarnos, a agudizar nuestra mirada y a mover nuestra sensibilidad. Cada puesto era la obra maestra, el

30


muestrario de lo que sí hace el maestro, de lo que se genera en la escuela cuando se quiere y se trabaja con la unión de esfuerzos, ganas, intelectos y experiencias. Vivimos con los maestros y maestras la alegría de ser reconocidos, valorados, de develar ante sus pares los secretos pedagógicos, que en otrora ocultaron por temor a ser recriminados, por salirse de los parámetros direccionados para la enseñanza. Ellos, con entusiasmo y seguros de su saber, nos participaron sus experiencias innovadoras, los resultados de sus investigaciones, sus días de dedicación. Bebimos la pócima pedagógica que nos ofrecieron, saboreamos hasta el último sorbo de las deliciosas producciones de maestros y estudiantes. La escuela fue aquello que siempre debió y deberá ser, un derroche de fantasía, de creatividad, de colores fuertes, de duendes, mariposas, arco iris, hadas madrinas, del héroe, del super hombre, de las heridas que se curan, del amor que sana, del búho real que se hace emblema, de la música que libera, de los libros viajeros que llegan a las casas, de la emisora que convoca e integra, de los jóvenes actores que ofrecen su vida en escenas, de la naturaleza que ama y que amamos, de los ratoncitos mágicos que invitan a leer, de los molinos de vientos y de palabras que producen palabras que vuelan y frases que cantan. Esa escuela que deseamos en algún momento, que quisimos crear cuando la que habíamos elegido para formar a nuestros hijos no llenaba las expectativas de padres - madres y a la vez maestros. La escuela de la utopía, la escuela de niños y niñas. Los padres y madres de familia, y algunos líderes de la comunidad nos acompañaron, se apersonaron de su papel de anfitriones, demostraron que no son los invitados de piedra, como los definen cuando de participación en los organismos escolares se trata. En sus rostros se leía sinceridad, sentido de pertenencia, se consideraban además, propietarios de esta rica cantera. Visitamos Instituciones del entorno (Centro de Salud, Junta de Acción Comunal ) y evidenciamos como los brazos se extienden, las manos se entrelazan y las ideas se conjugan en busca de estrategias de formación integral.

31


Concluimos pensando, que sí existe escuela en Pereira, en Risaralda, en Colombia, que escuela, es todo esto, y todo lo que maestros y maestras nos propongamos a hacer con sentido.

LA VILLA DE LOS LOROS.

Orlando Valencia Palacio Expedicionario

MISTRATÓ: VILLA DE LOS LOROS Mayo 9 del 2.000 A una distancia de 86 kilómetros de Pereira, por una vía decorada de siluetas naturales, entre mezcladas en la montaña, corazón verde de Risaralda, ríos que entrecruzan y cantan melodías llenas de historia y fantasía, a 2 horas y 30 minutos de Pereira y 30 minutos de Belén de Umbría, está Mistrató pueblo silencioso y testigo perenne de los intentos españoles por dominar una raza bravía, raza que aún lucha por sobrevivir entre sus costumbres ancestrales y la incipiente tecnología que al pueblo llega. "Mistrató es un pueblo tranquilo, donde aún se pude respirar aire puro, durante el día hay tranquilidad, esperamos que la expedición les permita ver el compromiso, sentido de pertenencia y ganas de hacer algo por la niñez y la juventud, mañana podrán enriquecer más sus expectativas..." Amparo Rivera nos habla de la tensa calma por el orden público, de la capacidad humana, el compromiso de trabajo pedagógico con la comunidad y de sus experiencias en la búsqueda de una Colombia mejor.

32


ACTO PROTOCOLARIO Nuestra llegada a Mistrató estuvo precedida por una gran algarabía de los estudiantes y profesores de la escuela Rocibel Ortega y Camilo Torres. Una calle de honor y un agite de banderas del municipio nos condujeron a la plazoleta central de la escuela Rocibel Ortega. La calle humana se abrió a la Expedición Pedagógica como se abrieron las saladas aguas al paso de Moisés con su pueblo hebreo. Mis compañeros Carlos Ospina y Alfredo Collazos (dizque los altos del grupo), transportaban orgullosamente en alto el pendón que a todas partes llevábamos anunciando la llegada de la Expedición Pedagógica. La calle de honor hecha por todos los niños y niñas de las escuelas Camilo Torres y Rocibel Ortega inició con una recta de unos 30 metros y luego hubo unas ondulaciones prolongadas hasta llegar al estrado principal reservado para los expedicionarios viajeros. La mayoría de los niños y niñas vestían su uniforme consistente en pantalón o falda azul oscura y camisa blanca. Como popular escuela pública y de carácter flexible, algunos estudiantes carecían de uniforme y lucían trajes de otros colores. Un amplio patio con dos canchas múltiples servía de fondo a los expedicionarios que estábamos ya acomodados para el inicio del acto protocolario. La cámara filmadora que estaba manejando el viajero José Guillermo retrasó la iniciación del evento (ya se imaginarán ustedes por qué); esto nos permitió observar la primera pelea escolar expedicionaria de dos niños que el viajero Carlos Saracay invitó a abrazarse.

33


Los niños entonan con fervor su hermoso himno municipal, solamente sonó el himno de Mistrató que fue escrito por el celador del colegio; los otros himnos quedaron para la próxima Expedición Pedagógica. La directora de núcleo de Mistrató se refirió en su disertación a la laboriosidad diaria de la gente de su pueblo y a la tensa calma que se vive en la noche. Alejandra Gómez, una niña del 5° grado dio la bienvenida a la Expedición en nombre de los estudiantes. Un grupo de niños con palabras de bienvenida nos entregó a todos y cada uno de los viajeros un hermoso detalle una placa en cerámica, que representa una familia indígena chamí cultura autóctona de esta región. La misma jefe de núcleo, Amparito Rivera, explica que el municipio está interesado en crear "La Ciudadela Educativa" y ya en este momento tiene dos escuelas con patio común y ocupando toda una manzana que son las Camilo Torres y la Rocibel Ortega; sólo falta unir el Instituto Mistrató que queda en la manzana contigua y se tendría una verdadera unidad educativa completa. Nos presentaron a Eduardo Tanúgama profesor indígena que ha sido nombrado como profesor del núcleo No 18 exclusivamente indígena. Fuimos distribuidos en seis grupos para 5 veredas, y uno para el colegio, veredas visitadas: Quebrada arriba, Mira Flores, Dosquebradas, La Villada y Pinar del río. Del cortico y sustancioso acto protocolario seguimos a las escuelas rurales que nos fueron asignadas. Iniciamos el recorrido en un Carpati que acababa de descargar varios bultos de cemento, conducido por un hombre que más bien parecía alemán o gringo.

34


SUSTENTACIÓN El por qué, el para qué y el cómo de la visita a la escuela La Villada dan cuenta de donde nace el relato: Se dice que la educación rural tiene muchas falencias y que su calidad no es la misma que la obtenida en las escuelas urbanas. Estar en Mistrató, municipio con características geográficas, étnicas, políticas y sociales bien peculiares, era sin lugar a dudas, tener una buena oportunidad para visitar una escuela rural y recoger los aspectos positivos que ella brindase para compartirlos con los demás. En muchas otras instituciones educativas rurales se encontraron proyectos con muy buenos resultados pero en una población catalogada como zona roja en cuestión de seguridad, pensamos que la situación sería bastante difícil en el campo educativo. No obstante el pesimismo inicial, la visita nos demostró que son muchos los caminos por recorrer y que por cada uno de ellos se llega a lugares que brindan muchos frutos para recoger. En medio de la montaña, constatamos que existen pequeños palacios deslumbrantes de limpieza, logro de un proyecto municipal sobre organización, aseo y ornamentación de las Instituciones Educativas, evidencia de la belleza natural, sencilla y acogedora. Escuela de colores vivos, de corredores amplios, de canastas con novios, geranios, conservadoras, que reflejan la alegría de niños, niñas, maestras y padres y madres de familia, donde se asiste para vivir con ideales, para aprender a vivir. Encontramos la maestra que volvió a la escuela rural y encontró el sentido de vivir, algo que en otros espacios no pudo conseguir; palpamos la solidaridad del campesino

35


con los diferentes actores educativos, disfrutamos de la ternura y la inocencia de los niñ@s, aspiramos el aire puro de la montaña y hallamos organización, disciplina y orden en el quehacer diario de la institución. Para la expedición pedagógica fue grato encontrar que el sector educativo es pilar fundamental de las diferentes regiones de nuestro país, fueren cuales fueren sus dificultades y que su presencia no tiene barreras ni límites. La compañía de la jefe de núcleo, del presidente de la junta de Acción Comunal, la presencia de los niños y de la maestra nos sirvió de brújula para comprender lo que allí sucedía. Mientras nuestros ojos se deleitaban con el paisaje montañés, la jefe de núcleo nos daba a entender que las instituciones rurales tenían el acompañamiento periódico del Estado en lo relacionado con los programas curriculares y algunas ayudas educativas; de igual manera, la administración municipal velaba por el buen estado físico de los planteles. La profesora es, en otras palabras, el personaje principal de la vereda y sobre ella recae el estancamiento o el progreso de la comunidad educativa, pues a la escuela, no solo asisten los niños-as a recibir sus clases, sino que es también el epicentro donde se desarrollan actividades culturales, sociales, recreativas y deportivas. Las asociaciones de salud, deporte y de administración tienen como sede de sus reuniones el plantel educativo y como líder a la maestra. A través de la expresiones del presidente de la junta de acción comunal nos dimos cuenta que la maestra, no solo es orientadora del proceso cognitivo de sus estudiantes sino que también es la guía para la realización de otros proyectos.

36


Con los niños-as entendimos que quien enseña, más que una maestra, es una amiga con quien comparten gran parte del día y de su vida. No podía ser mejor el lugar escogido para visitar, porque para quienes somos maestros, la imagen del docente toma fuerza, dignidad, respeto y valor. La escuela erguida en la montaña era una casita de cuentos.

VEREDA PERALONSO, COLEGIO NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO. SANTUARIO. María Eugenia Bermúdez Osorio Expedicionaria

En este colegio, cuando llegamos, tenían una especie de muestra de proyectos entre los cuales figuraba uno dirigido por la profesora Noelia Pineda y estudiantes de grado cuarto y quinto. El proyecto se llama “La Investigación y la Ciencia al Alcance de los Niños”. El primer planteamiento que hicieron fue con relación a la de que “hay tipos de problemas en la comunidad, en la naturaleza y alrededor, que son observados y sobre los cuales se cuestiona a los niños, con preguntas como por ejemplo: ¿qué quiere saber o qué le intriga de la naturaleza? ¿Qué problemas ha detectado en la naturaleza, alrededor de la finca o lugar donde vive?” Partiendo de esto y de una serie de observaciones que se hacen con los niños se les estimula a que aprendan a investigar por la observación y la experimentación.

37


Así ellos realizan distintos experimentos, como por ejemplo uno en el que ellos mismos concluyen que la energía de la pila se vuelve magnética. Realizan también un circuito con pila. Trabajan también con plantas y los procesos de su desarrollo entre otros. De este proyecto han surgido una cantidad de preguntas, que no dejan de sorprenderme: ¿Por qué los cocuyos alumbran? ¿Por qué los gusanos tienen patas y no pies? ¿Por qué los cucarrones se alimentan de mierda? ¿Por qué los sapos tiran leche? ¿Por qué el hombre evolucionó y no sigue evolucionando? ¿Por qué las mariposas no duermen? ¿Por qué los cucarrones no tienen sangre? ¿Por qué un gato tiene veneno en la punta? ¿Por qué los pájaros tienen plumas en vez de pelo? ¿Por qué la sangre de los gusanos es verde? Hay una pregunta que hizo un niño, pero él mismo le dio respuesta: ¿Por qué los animales son diferentes a los humanos?....los animales no son egoístas.

SUSTENTACIÓN Dejo hasta aquí este relato que me llamó mucho la atención y lo quise resaltar porque sigo creyendo que los maestros, en nuestra práctica, no podemos rezagarnos frente a tantas posibilidades y tanto potencial que tienen nuestros estudiantes y que aparte de ayudarles a encontrar sus respuestas, creo firmemente que ellos nos ayudan a encontrar las nuestras, y lo que es mejor aún, a construir nuestras propias preguntas.

38


Por otro lado, me queda el convencimiento de que ellos nos ayudan a rescatar nuestra capacidad de asombro, perdida en lo que nosotros solemos confundir con sabiduría y que además creemos viene del conocimiento intelectual.

“EL JARDÍN DE LA CAJITA DE PANDORA” Carlos Saracay Rivas Expedicionario

Pereira, agosto del 2000. Profesora María del Carmen Giraldo Vereda El Jardín. Apía.

Inolvidable Profesora: El equipo viajero de la Expedición Pedagógica que visitamos esa región, me ha encomendado reseñar y resaltar su trabajo poético pedagógico. Créemelo que no me parece fácil, pero sí muy placentero, una vez que durante toda nuestra estadía en Apía, nos permitió Usted compartir su capacidad docente cargada de vida, de energía viva, fogosidad y profunda ternura creativa. Se que no son solamente mis palabras, sino también el canto mismo de los pájaros sobre los árboles y las flores de tan bella montaña, camino a la cumbre del Tatamá, donde usted labora, quienes reconocemos, en el candor y la sencillez de su personalidad, la profundidad humana y pedagógica de su poesía; lo cual se percibe en

39


la candidez con la que escriben sus estudiantes. Leamos, por ejemplo, cómo lo expresa Luz Adriana Patiño: “¡OH! Querido siete cueros con tus flores me haces alegrar, son tan bellas tan bonitas pareces un árbol de navidad. Tus colores entre el viento son maripositas que perfuman mis mañanas al despertar.” Luz Adriana Patiño Estudiante Es altamente significativo lograr que nuestros niños expresen creativamente su actitud dialógica y dialéctica con la naturaleza, donde convergen el pensamiento, el compromiso y el corazón. El amor, el trabajo, el desprendimiento y la expresión escrita se van articulando en armonías de sonidos y sentimiento que forjarán, sin duda, mejores hombres y mujeres capaces de superar tanta destrucción y autodestrucción por la que pasamos. “EL JARDÍN DE LA CASITA DE PANDORA”, más que un proyecto, es ya una realización y una propuesta pedagógica digna de imitarse, de reproducirse y profundizarse. Además de nuestro reconocimiento y de nuestra admiración, como compañeros de viaje pedagógico, cuente con nuestra ayuda en el proceso de sistematización de tan valiosa experiencia. El libro “Formar niños lectores y productores de poemas”, coordinado por Josette Jolibert de Dolmen Ediciones, que le adjuntamos puede ser una buena fuente de consulta.

40


Reiterándole nuestro reconocimiento y aprecio, por el Equipo Expedicionario de Risaralda: Carlos Saracay Rivas Expedicionario Viajero.

SUSTENTACIÓN Esta carta fue un producto espontáneo del trabajo de aquellos días. Habíamos llegado de Apía, donde el viaje se nos había vuelto canto y poesía. Las jornadas de trabajo fueron intensas y la información recolectada sobrepasaba la capacidad de síntesis y de respuesta inmediata. Carmen, la profesora de “La Cajita de Pandora”, fue una de las principales anfitrionas, desde el discurso de llegada que entre otras cosas decía: “Sea ésta una gran oportunidad para afianzar los hilos de comunicación y hermandad entre nosotros. Nos convoca el interés por el fortalecimiento de la educación y con seguridad este encuentro cobrará importancia en el intercambio de vivencias y emociones, inquietudes y demás experiencias gratas, que nos deja nuestra vocación. Es así como generamos reflexión y apoyo para la orientación de la calidad de nuestra educación porque sirve de aporte a su actualización y transformación permanente. A pesar de todos los acontecimientos negativos que circundan la educación...todavía nos queda la esperanza, esa misma que por suerte no logró escaparse de la Cajita de Pandora.”

41


¡Imagínense! Todo el sentido de la Expedición en tan bellas y sencillas palabras pronunciadas por una maestra que nos estaba dando la bienvenida. Pues bien, desde este discurso, pasando por las visitas a las instituciones educativas, la estación y la despedida, y hasta en las veladas nocturnas, Carmen nos acompaño, con sus atenciones, su gracia, su perspicacia y su poesía lírica, épica y, cuando la noche se perdía entre sus pliegues, también con su poesía lozana y erótica, de un alto nivel de madurez profesional e intelectual. Pues bien, ésta, la epístola, fue la forma que encontré de responder más rápida, directa y amenamente a la circunstancia, porque el viaje continuaba al siguiente día y la información se acumulaba en cantidades. La poesía, pienso ahora, es al pensamiento como la clorofila a las plantas: vital, verde y vaporosa entre los arreboles de la fotosíntesis. Su expresión nos ahorra muchas hojas de árbol convertidas en papel.

OTOÑO PRIMAVERAL En Quinchía, Rosario Suárez de Trejos, rectora del Colegio Nuestra Señora de los Dolores, nos entregó su libro de poemas, “Vientos de Otoño”, recién publicado. Lo admirable de tan abnegada educadora es que lleva 35 años de servicio a esa institución educativa y entre tantos avatares pedagógicos administrativos ha tenido tiempo para expresar su experiencia cargada de generosidad y pertenencia en tan bellas y “pequeñas piezas bordadas de luz”, como lo dice en el prólogo Juan Alberto Rivera Gallego. La hipótesis que se establece, una vez leído el libro, es que esos vientos otoñales recogen su experiencia pedagógica, sus reflexiones y enseñanzas vertidas en el ritmo, la cadencia y la armonía de la poesía, para convertirse en vientos primaverales, en fuentes de ilustración, inspiración y animación, que sabrán aprovechar las nuevas generaciones.

42


Ningún reconocimiento puede ser mejor, que permitir que su palabra fluya de los ojos al corazón y del corazón al pensamiento, para sentir el aroma de los vientos primaverales que puedan provocar sus versos: ¿Podrán todos los niños, en un edén sin cuentos disfrutar por igual? ... Efímera belleza de un día nada más, me enseña que la vida en la mañana ríe y brilla y vuela y luce y en la tarde decae marchita y sin afán. ... El día que te atrevas a gritar lo que quieras el día que te atrevas a pensar por ti misma el día que te atrevas a sentir lo que sientes, sin importarte lo que es correcto, lo usual o lo moral, ese día, alma habrás llegado a ese nuevo universo, donde por fin podrás descubrir quien eres y quitarte esa máscara atávica que te agobia, te anula y te quita la vida poco a poco. ... Estoy buscando un hombre, cual Diógenes, vagando, no necesito adonis. ni rico, sabio, joven, lo único que pido

43


en este hombre que busco es su inmensa bondad capacidad de darse, amar la libertad con ansias de infinito, atreverse a volar, tan sólo un hombre así llegará a transformar un mundo que se ahoga en mares de dolor. ... Serenidad, silencio, inmensidad azul, profundidad del alma, el mar, el cielo y tú. ... La dicha se traduce en soledad y paz, placeres infinitos se tiñen de color mientras allá a lo lejos titilan las estrellas contagiadas de amor. Azul profundo, paz, azul marino, amor.

44


SUSTENTACIÓN El porqué de esta reseña en el ajetreo, la variedad y abundancia de tan interesantes prácticas pedagógicas se debe precisamente, según lo recuerdo, a dos factores. 1. El hecho mismo de que fuese una docente administrativa, nada más y nada menos que la rectora, con una experiencia de 35 años aplicada principalmente en su ciudad natal, quien se dedicara a expresar su ternura, sencillez y visión pedagógica en tan sutil genero literario. Su actitud durante la visita no fue precisamente la de figurar, la de mostrarse y manifestar poder y protagonismo, por el contrario a través de su modestia pudimos palpar la eficacia de su equilibrada autoridad. En un acto sencillo, de valiosa humildad y grandeza a la vez, nos entregó el libro. A la fecha ya se ha retirado, pero su labor, estoy seguro, permanecerá y renacerá permanentemente más por este gesto poético que por su administración, que ciertamente, tuvo carácter docente, pedagógico. 2. La misión de la expedición era precisamente rescatar lo valioso, lo interesante, lo apasionante y significativo de las prácticas pedagógicas, y haciendo poesía también se enseña, también se ayuda a formar y hacer crecer lo humano. En Quinchía los directores de núcleo organizaron y prepararon de tal forma la expedición que las prácticas pedagógicas significativas fueron abundantes y sorprendentes: desde lo que hacen los maestros en la casa de la cultura, de tanta belleza y finura como la de cualquier ciudad capital, hasta las huertas caseras de Miracampos, donde los estudiantes del bachillerato agrícola desafían las dificultades por las que pasa su Institución al no tener terrenos para este tipo de prácticas. Allí también es posible apreciar la sinfonía verde creativa de las prácticas pedagógicas de los estudiantes, directivos y docentes. El para qué relaté así esta experiencia tiene su sentido político y artístico. Político porque se trata, precisamente, de mostrar la faceta creadora, innovadora y bella que

45


realiza el magisterio, en contra de tanta ignominia y maltrato por el que históricamente hemos pasado. En Quinchía, no lo olvidamos y le rendimos homenaje póstumo, torturaron y asesinaron al compañero Juan Antonio Garay, entre otros. Y el sentido artístico es por lo que la poesía es síntesis y expresión lúcida de pensamiento. Por ello escogí los versos que mayor relación tuviesen con lo pedagógico, con la incitación al crecimiento humano, sin querer por ello dejar de afirmar que todo lo poético es pedagógico. La poesía de la MAESTRA ROSARIO, y se debe escribir así, con mayúscula, está hecho para eso, para provocar el desarrollo de lo humano. Quinchía vive en estos momentos un duro y triste revés histórico. Después de muchos años de esfuerzo, trabajo y grandes sacrificios, por parte de distintos dirigentes, logran un alto nivel de desarrollo cultural distinguido en el concierto departamental y nacional, sin embargo, muchos de ellos, han sido apresados desde septiembre del año 2003, acusados, presuntamente, de colaborar con la guerrilla. El progreso educativo y cultural de este pueblo se debe precisamente al esfuerzo de muchas de esas 90 personas, todavía prisioneras en el 2005, y se revela en los versos de la maestra de maestros, Rosario Suárez de Trejos: “ Mañana es otro día y nuevas esperanzas cabalgarán muy lejos las mieles a buscar. Quiera Dios que a la tarde no regresen vencidas a esperar otro día y otro día....hasta el final.”5

5

SUÁREZ DE TREJOS, Rosario. Viento de Otoño. Editorial Papiro. Pereira, 2000.

46


El cómo fue escrita la reseña no me es tan fácil de explicar desde la metodología de la composición. Puedo decir, sencillamente, que leí el libro y lo disfruté principalmente. Al comienzo quise tomar algunos poemas y analizarlos desde mi perspectiva. Luego pensé en hacerlo en forma de carta, ya que ese estilo epistolar me ha sido fácil y agradable porque lo utilizara mucho en mi diario de juventud, finalmente me decidí por comenzar haciendo una especie de reseña. Previamente había seleccionado esos versos y me disponía a hacerles un comentario a cada uno, pero al pasarlos, es decir al escribirlos con la yema de mis dedos, y por supuesto, volverlos a leer, gozar y pensar, me dije: “Pero si ellos hablan por sí mismos. Mejor dejemos abierta la ventana para la interpretación desde el estado de ánimo del lector y seguro que le aportarán una valiosa reflexión y agradable gozo.” Pienso que para que surja el cómo lo importante es disponerse, arriesgarse a hacerlo.

UN EJEMPLO DE VIDA, PARA LA VIDA: NUESTRA VIDA. Martha Cecilia Montoya

Expedicionaria En la ruta de la TROCHA AL VIADUCTO, EN PEREIRA RURAL encontramos gran cantidad de riqueza pedagógica y multiplicidad de ejemplos dignos a seguir por maestros y estudiantes. Fue así como, en la estación pedagógica realizada en el colegio GONZALO MEJIA ECHEVERRI, el día 23 de mayo del año 2000, relaté en mi diario de campo la siguiente experiencia: “La docente María Victoria Molina, nos envió la historia de vida y algunas producciones de la niña Nelssy Victoria Gómez quién a sus 11 años fue postulada para participar en el

47


concurso organizado por la alcaldía de Pereira, NIÑO SOBRESALIENTE en la modalidad Superación Personal. La niña fue modelo y ejemplo para sus compañeros y comunidad del Instituto Docente Arabia, del corregimiento de su mismo nombre, hasta el día de su muerte. A pesar de haber vivido en un medio familiar muy hostil, con escasos recursos, difíciles relaciones interpersonales entre sus padres y hermanos, problemas de alcoholismo de su madre, fue la niña conciliadora de los conflictos familiares, además de los presentados en su entorno. A su corta edad tuvo una filosofía de la vida que consistió en esmerarse por mejorar la calidad de vida de quienes la rodeaban. Presentaba problemas visuales que por falta de recursos económicos no fueron atendidos a tiempo, le gustaba estudiar y soñaba con ser una profesional en sicología. Nelssy Gómez fue ganadora del mencionado concurso en 1999 y recibió mención de honor de manos del alcalde Luis Alberto Duque y de su esposa. En el año 1994 en el área de español, la niña en uno de sus relatos, que tituló “una bala extraviada”, cuenta la muerte de una señora, y sorprendentemente coincide en describir circunstancias muy similares a las que rodearon el drama de su muerte, el día jueves 27 de enero del 2000. Perdió su vida, cuando apenas comenzaba: Una noche regresaba del parque, y a causa de la violencia que se vive en nuestro país una bala extraviada impactó su frágil cabecita, marchitando una prometedora esperanza de vida; pero no así las flores de sus pensamientos, ni la calidez de sus sentimientos. Este libro se encuentra en proceso de publicación por parte de la alcaldía de Pereira, quien también asumió los gastos de hospitalización y su sepelio, el premio del concurso fue más allá de la vida. El mensaje que Nelssy dejó para todos los niños fue:

48


Estudiar es muy importante, porque ahora para conseguir trabajo debemos hacer la primaria y el bachillerato. El mejor consejo es estudiar, estudiar y siempre estudiar.” 6 SUSTENTACIÓN

No fue fácil ESCOGER un solo relato, de la multiplicidad que escribí, pero al seleccionar éste, lo hice a conciencia y de corazón; con mayor razón, después de conocer y trabajar con mis estudiantes el libro que recibí de manos de la maestra que me motivó a escribirlo. Ha sido una de las historias de vida más conmovedoras que conocí en el viaje de la expedición y fui testigo muda de los esfuerzos constantes y la persistencia de la maestra MARIA VICTORIA MOLINA para alcanzar la publicación del libro HISTORIAS DE MIS ABUELOS, aún después de la muerte de Nelssy. Me animé a seleccionar esta vivencia pedagógica con el deseo de motivar a los maestros y maestras a descubrir y apoyar los talentos que encuentren en sus estudiantes y, a no desfallecer a pesar de los obstáculos que como formadores integrales encuentren en la divulgación de la producción infantil. ¿Acaso sería fácil llegar hasta el corazón del alcalde y del Secretario de educación municipal? BALBOA

UN

MUNICIPIO

CON

IDENTIDAD.

Para la época de la realización del viaje físico de la expedición pedagógica, todos los maestros de Balboa andaban ocupadísimos, ya que al siguiente sábado, 29 de abril del 6

Ruta de la trocha al viaducto. Registro de primera mano, pag. 21

49


2000, debutarían con el proyecto LA IDENTIDAD UNA TAREA PARA LA ESCUELA. Siendo ellos los segundos, después de Apia en trabajar dicho proyecto, con el auspicio y apoyo del Comité Departamental de Cafeteros. En este proceso de Investigación, se involucraron no solo todos los maestros, sino también las comunidades educativas y demás entidades de carácter publico. Se trataba de escribir su historia y rescatar la cultura del municipio. Dicha investigación permitió realizar una reseña histórica de la cultura del municipio y al culminar la primera etapa el pueblo se vistió de fiesta y se engalanó con el desfile de las banderas, himnos, escudos y maquetas de cada vereda. Se escucharon además los apodos y leyendas de las veredas. Los propios y extraños se deleitaron con las danzas, coplas, personajes y comidas tradicionales de la región. Este proyecto permite RECONOCER, la historia, arraigo, compromiso y liderazgo del docente en su comunidad. Los expedicionarios fuimos testigos del compromiso, amor y entusiasmo con que asumieron este proyecto los maestros y maestras y comunidad educativa en general de Balboa, lo cual sirvió de ejemplo a maestros de otros municipios que más adelante también adelantaron y adelantan este proyecto. El cual tiene una excelente sustentación epistemológica, pedagógica e investigativa. Que permite calificar este proceso como un proyecto de investigación -acción participación. También obtuvo excelentes críticas en el primer encuentro internacional de escuela nueva realizado en Armenia, Quindío, en el año 2002. Llamando especial atención el cuaderno veredal. Por estos motivos no podíamos dejar de incluirlo en este libro. Como un sencillo reconocimiento a todos aquellos y aquellas que silenciosamente trabajan para hacer desde su lugar ¡una Colombia más grande! ¡La Colombia que soñamos!

50


HISTORIA DE VIDA: LEONIDAS VALENCIA DIRECTIVO DOCENTE DEL INSTITUTO FRANCISCO MIRANDA CORREGIMIENTO LA FLORIDA Maria Victoria Molina Expedicionaria

Cuando llegamos a expedicionar al instituto docente ENRIQUE MILLÁN RUBIO, un profesor nos informó que deberíamos visitar el instituto FRANCISCO MIRANDA, que era muy especial, por que su director quería relatar su historia de vida, ya que lleva muchos años en la docencia y era muy reconocido. Entonces me fui a conocer al gran maestro. Llegué a la institución, donde me encontré, al aire libre, con los juegos tradicionales como bolas, dominó, parqués, loterías etc. Dónde los niños y niñas disfrutaban. Renacía un centro pedagógico, las profesoras estaban reunidas con el director. Empezaron a contar las actividades que se realizaban en la institución, entre las cuales destacaban el juego como parte de su formación educativa. Seguidamente en la oficina del director, con grabadora en mano, empezó a contar su historia de vida, la cual aparece a continuación, transcrita del casete al papel. LA HISTORIA DE VIDA DE LEONIDAS VALENCIA representa a gran parte de maestros que quieren, respetan, tienen carisma y dedicación al trabajo de ser maestros. Maestros que con su constancia, rectitud y el buen ejemplo transpiran para su institución gran parte de su labor pedagógica.

51


Alumnos y alumnas que pasaron por su institución, vuelven a ella para mostrase realizados, por su calidad profesional y humana reconociendo que sus raíces se sembraron en su institución. Trascripción: ¿Cómo inicio yo mi intervención? Vea, yo llegué aquí en el año de 1964 a trabajar en esta institución, que en ese entonces llevaba el nombre de una mujer, SANTA JUANA DE ARCO. - ¿Cómo se llama la institución en este momento? En este momento se llama FRANCISCO MIRANDA, cuando llegué en el 64, vine como seccional y vengo haciendo las veces de directivo docente desde 1968. ¿Qué más le puedo yo decir María Victoria? Llevo, pues, una trayectoria de 35 años aproximadamente en el entorno, gestor de muchas generaciones. Yo me siento realmente muy contento de tener la misión como maestro, aunque es un compromiso de mucha responsabilidad ,de mucha dedicación, de mucha abnegación; sin embargo uno no se puede considerar como un verdadero maestro, pero uno si trata de hacer la intención de trabajar por el bien de los niños y formarlos verdaderos ciudadanos del mañana. Han pasado por esta institución muchos docentes bajo mi responsabilidad, con la gran mayoría, por no decir con todos, se han tejido unas relaciones supremamente satisfactorias. La labor de parte administrativa para mí ha sido supremamente de mucha responsabilidad porque en esta escuela se ha hecho uno de todo, porque cuando yo vine aquí esto era una casa de guadua. Contando con los gobiernos municipales, con las secretarías de obras públicas, con los funcionarios de las secretarías de educación, hoy secretaría del conocimiento, con la comunidad porque tengo que decirlo con mucho

52


beneplácito, con mucha alegría, con mucha satisfacción que es una comunidad que me ha brindado todo el respaldo incondicionalmente desde que yo llegué y en este momento, estamos de pronto ya en la recta final de mi trabajo. Yo pienso, Dios mediante, a partir del año entrante, si el gobierno nacional no toma una medida contra los pensionados, terminar; dejar mi institución en la mejor forma posible y tratar de salir por la puerta grande. Mi estudio no es mucho, yo le cuento que tengo quinto de bachillerato, porque yo llegué aquí y me dediqué a trabajar con la comunidad, a mi me fascina trabajar con la comunidad, me metí a la acción comunal, fui tesorero, fui fiscal, fui secretario de la junta de acción comunal, fui presidente de la junta administradora del acueducto, fui presidente de la defensa civil, me encanta el trabajo con comunidad. Cuando ya tenía que prepararme para lo mío, estaba demasiado cansado, vi que ya era demasiado tarde, pero no me arrepiento de lo que hoy en día, en mi modesto cargo soy, con dos pensiones muy bajas, pero muy satisfecho de la labor cumplida en mi trabajo. Yo pienso que la experiencia que yo tengo como docente trabajando primero los programas cuniculares, el 1710, las guías alemanas, el nuevo currículo, ahora la modalidad escuela nueva, pero yo creo que se ha venido haciendo un trabajo supremamente importante con estos niños y prueba de ello es que tengo una cantidad de alumnos profesionales en sus distintas ramas: médicos, sacerdotes, aún acá en el entorno: abogados, ingenieros... Entonces a mi me parece que es una labor muy meritoria ,de gran sacrificio que vale la pena y de la cual yo realmente me siento honrado, me siento satisfecho de esa labor. Cuando yo llegué era una escuela que funcionaba con tres profesores en donde funcionaba toda la básica primaria pero como eran poquitos alumnos había entonces profesores encargados de dos grados y el otro del grado primero o sea uno en primero, otro en segundo y tercero, y otro con cuarto y quinto, a medida que fue pasando el tiempo se fue aumentando la cobertura y hubo la necesidad de solicitar a la secretaría de educación ampliar el número de docentes y prueba de ello es que hoy trabajamos

53


seis docentes: uno encargado de la educación física a nivel del núcleo y los otros cinco, por que yo soy directivo, con su respectivo grupo. Esta es una institución que con el correr del tiempo se fue ampliando su planta física, se fue organizando y hoy es envidiable, con un patio totalmente pavimentado, 860 metros. A quien le debo este favor es al comité de cafeteros. Los grandes gestores de colaboración están en la comunidad para realizar este proyecto y en este momento le digo, pues, contamos no con el grado cero, por que nos da la capacidad. Tenemos los cinco niveles con una cobertura de 133 alumnos, que cursan básica primaria de esta institución y que el 95% de ellos cursan la secundaria en el colegio Héctor Arcilla del corregimiento - ¿Qué metodología emplea en el aula de clase? Yo en este momento estoy empleando la metodología Escuela Nueva, escuela activa con buenos resultados, estamos dándoles la oportunidad a los mismos niños de ser gestores de su aprendizaje. Aprender haciendo...

JAIBANÁ ME CUENTA José Guillermo Vargas Giraldo Expedicionario

En Risaralda se entrecruzan tres etnias, cuya circunstancia se evidencia con más intensidad en el municipio de Pueblo Rico, en donde se da gran variedad de formas de mestizaje. En el dinámico intercambio genético, se crean y construyen complejas tramas culturales de mil matices, plenas de interesantes y llamativas sorpresas.

54


El confinamiento, el olvido y el asedio por las riquezas de la biodiversidad natural de la selva tropical, reducida por el interés comercial a solo madera, han impuesto la deforestación y la violencia; ello ha diezmado las posibilidades de conservación y crecimiento de las diversas expresiones culturales. Este proyecto me llamó poderosamente la atención, por que a través de los procesos formales de educación, se busca la incorporación de los íconos culturales que se concretan en las múltiples expresiones lingüísticas, hábitos y costumbres, bailes y prácticas. El diccionario de topónimos registra un gran número de traducciones y con ellas se recrean la historia y la ubicación de los lugares más significativos cuyos nombres suenan como poesía de identidad y de recuerdos que van más allá de su propia temporalidad. El registro de esta experiencia se hace en medio de la alegría de poder mostrar un trabajo colectivo que alienta y llena de esperanzas a una comunidad, y a un interlocutor maravillado de escudriñar un poco sus propias raíces y explicarse un tanto las luchas sociales que subyacen al intentar defender un ideal cultural de vida. He aquí un bosquejo de la propuesta presentada, con una fascinante expresión poética, por el gestor y dinamizador de esta innovación educativa, Jesús Castillo: Programa de Colciencias convenio cucli - cuclí – pleyade, preparado por: equipo interinstitucional de niños, docentes y padres de familia. Sede final del proyecto: Instituto Docente San Pedro Claver. Núcleo educativo no. 32, Santa Cecilia, Pueblo Rico, Risaralda. Instrucciones para estudiar estos temas:

55


Queremos que les quede fácil comprender los temas contenidos en este documento, por eso enseguida les damos algunas recomendaciones para revisar y estudiar el documento que le presentamos. Es bueno que sepan que el proyecto inicialmente tenía el nombre de "Tratamiento de los topónimos regionales como elementos lingüísticos útiles en la comprensión de los ecosistemas". Al momento de iniciar el desarrollo del mismo, teniendo claro a que nos referíamos, decidimos llamarlo "El Jaibaná me cuenta", porque además de ser más fácil llamarlo así, este nuevo nombre hacía referencia a las personas con las cuales trabajaríamos en la investigación. Por esta razón al resultado que hemos obtenido de nuestro proyecto lo estamos llamando en la página siguiente "tratamiento de los topónimos identificados". A partir de allí en el mismo orden como tratamos los temas, le contamos que: 1. Encontramos en nuestra investigación que los nombres de los lugares identificados se refieren a ríos, quebradas, regiones, veredas, pueblos y que ese nombre verdaderamente se asemeja a la realidad de las condiciones ambientales de ese lugar. 2. También este estudio nos ha permitido identificar algunas reglas gramaticales de la lengua Embera - chamí, caso concreto la regla para formar el diminutivo, el sufijo usado para señalar la vivienda del animal, la regla usada para formar el género de los sustantivos y la palabra sufijo usada par a expresar la existencia de "mucho" o "gran cantidad de". Explicamos lo anterior y damos algunos ejemplos. 3. Luego presentamos el listado general de nombre de lugares investigados y el de aquellos que alcanzamos a ilustrar con dibujos en el proyecto. 4. Seguidamente damos un listado de palabras usadas en los textos en sus definiciones, a modo de facilitar la comprensión de dichos textos.

56


5. Finalmente aparece nuestro "diccionario de topónimos" como resultado final, en el cual damos el tratamiento a cada nombre de lugar investigado, señalando de cada palabra (topónimo) investigada, las partes que la conforman y sus definiciones. Luego damos, si las hay, algunas palabras derivadas o que estén relacionadas y en algunos casos una frase de ejemplo de uso de la palabra. Así es como hemos ordenado este trabajo. Ojalá sea de utilidad revisar y estudiar el resultado de nuestro proyecto. A MI TERRUÑO A mi bella región, Todo en ella alegría, En donde la belleza, De las aguas y el bosque Es monotonía... Te invito viajero... Verás que aquí Unidas como una Tres étnias habitan. Detente viajero, No pases de largo... ¡Aquí es Santa Cecilia! Jesús Castillo

Quinchía Comunidad indígena EMBERÁ CHAMI Quinchía Indígena

57


Nuestras comunidades indígenas sufren hoy y desde tiempos que se remontan a la conquista un fratricida proceso de pérdida de identidad, de la tierra, de riquezas espirituales y materiales, y desarraigo cultural; todo ello motivado por la presión de una sociedad de consumo que solo atina ver negocios en procesos de vida. Sin embargo, las comunidades indígenas, en medio de sus reflexiones que ancestralmente han sido sabias, se enteran de que los ofrecimientos de la cultura occidental, más que remediar sus males, lo que buscan es desaparecerlos como pueblo, como cultura y entonces deciden que aún pueden tener opción de sobrevivir a la hecatombe y que esta opción pasa precisamente por los procesos educativos. Da gusto ver, oír e intuir que las organizaciones indígenas realzan sus banderas de identidad y reclaman su inalienable derecho de existencia en las condiciones en que es digno vivir. Siento como mi sangre cobra un nuevo aire y un respiro de inmortalidad cuando nuestros hermanos nos cuentan, con mirada esperanzadora, todos los proyectos y propuestas de vida que parten decididamente de los procesos educativos y la vocación de integralidad que caracteriza sus concepciones, creencias y actitudes de vida. Escuchamos del gobernador una asombrosa disertación sobre las razones que les asiste para organizar un proceso educativo que tiene en cuenta su ancestral riqueza cultural, el bilingüismo con su lengua materna, sus usos y costumbres, y las sorprendentes formas organizativas y de participación comunitaria. La manera como ellos ofrecen sus sabios consejos para mejorar la educación, buscando que se respete su identidad. Veamos las impresiones que pude balbucear durante el encuentro, que no se dio durante el momento mismo de la llegada de los expedicionarios al municipio, sino que se dio por ocasión de una inquietud muy personal dos meses después y en compañía de mi familia:

58


“La expedición tuvo la gran oportunidad de asistir a la restauración grupal de la única caseta indígena original que existe en Quinchía y solo se conoce de la existencia de otra caseta en el Quindío. Fue traída desde la zona rural al casco urbano del municipio en hombros hace poco más o menos 87 años la que culturalmente servía de cocina y donde además guardaban las cosas de la familia El grupo indígena compuesto por unas 10 personas, se distribuye las diferentes tareas de transporte adecuación y construcción de la valiosa reliquia histórica. Como es costumbre, este tipo de actividades se emprende en grupo con el objeto de terminarla en un solo día; mientras algunos traían materiales otros estaban cambiando la cubierta de las paredes en caña brava, otros le daban forma al techo con guaduas, amarran las latas de guadua con una cinta natural extraída de la cáscara o cubierta del árbol "zurrumbo", la que aseguran dura mucho más al sol y el agua que el alambre. Con esta misma cinta se fabricaban los vestidos para hombre y mujer, el vestido usual es una paruma, guayuco o faro. El techo se cubre con paja, es decir hojas de Iraca, hojas de caña dulce quedando completamente estancado para el agua, "no entra ni una gota". Dentro de la caseta se tiene construido un fogón de leña hecho en guadua rellenó con tierra en la que se ahuman las carnes colgadas de un alambre, las que se preservaban perfectamente más de quince días, costumbre muy habitual entre las mamás y las abuelas quienes se encargaban de la cocina”. Notas del entrevistador:

59


Se respira cierta sensación de familiaridad entre esta comunidad al momento de abordar sus labores y en la que no se percibía ningún interés económico o de propiedad individual, todos los esfuerzos estaban encaminados a realizar una excelente labor de restauración con la que había una identificación de responsabilidad que siendo un deber de familia, se notaba el placer de trabajar juntos. Lo anterior se deduce de las expresiones de alegría en sus comentarios, chistes, cuentos y júbilo en la medida en que se aproximaba la terminación de la obra, en palabras de su gobernador esta era no sólo una gran reliquia, sino también un valioso símbolo de la cultura, raíces y costumbres de la comunidad indígena Embera Chamí en toda la región. A pesar de la cercanía, la convivencia y la influencia de otra cultura, encuentran que sus costumbres y hábitos, sus valores, sus mitos y leyendas y desde luego su patrimonio cultural son suficientes razones para darle sentido a una vida rica en comunidad de probada fuerza histórica, heredada de sus ancestros milenarios en América. En la inaplazable misión que tiene la expedición pedagógica de construir una identidad pedagógica de la región a partir de los hallazgos encontrados durante la expedición, la cultura, las costumbres y las formas de hacer escuela de las comunidades indígenas se constituyen en una valiosísima cantera de procesos métodos de formas y estructuras pedagógicas, que sus comunidades estarían dispuestos a compartir en un franco diálogo de saberes y de respeto mutuo que necesariamente enriquecerá enormemente los modos de hacer escuela de unos y otros. Entrevista con el gobernador de la comunidad EMBERÁ CHAMI de Quinchía, Risaralda

60


Sobre nuestra pedagogía para instruir a nuestros niños, pues la verdad a nivel nacional es bien difícil, por que se dice que la educación para las comunidades indígenas debe ser en los dos factores y sectores como es la enseñanza bilingüe y la enseñanza en la lengua materna. En verdad en la comunidad es bien difícil, digo yo, porque somos una organización que fuimos absorbidos por las costumbres occidentales donde pues, el gobierno a través de las administraciones nos fueron cerrando los espacios al punto tal, que buscaron la manera que nuestros resguardos se acabarán mediante una resolución, y aparte de eso ya nos decían que nosotros prácticamente habíamos dejado de conservar usos y costumbres, tradiciones y culturas, y que como tal ya éramos mestizos. Totalmente falso y mentiroso eso, porque nosotros a estas alturas, nosotros como habitantes del territorio de Quinchía somos indígenas de nuestro territorio colombiano. Y eso a nosotros no nos lo quitan de nuestra mente, porque nuestras raíces que nos dejaron la luz y la crianza, nos dejaron estas ramas y estas ramas saben que tenemos una raíz por la cual, pues nosotros debemos seguir defendiendo. Entonces que debemos de hacer en este momento, en este momento estamos haciendo, tratar de recuperar el estudio y ojalá fuera en las escuelas donde existe nuestra comunidad indígena, que desde allí la educación se impartiera tal como lo dice nuestro pueblo indígena, como lo dice y lo manda la constitución nacional, para nosotros ir recuperando y redunde en beneficio de la población del municipio de Quinchía. Que toda la población colombiana, sean los actores que fueren que tengan que participar, pues que se involucren en el cuento y traten de ayudarnos a nosotros, a rescatar nuestra cultura para bien y beneficio de las comunidades.

61


Pero lo que debemos de hacer desde este momento es tratar de irle enseñando a nuestros hijos la educación de quienes son ellos, como son ellos, de donde vienen y para donde van, tratando de fortalecer las comunidades indígenas a nivel municipal, nivel departamental y a nivel nacional, esto digo yo y repito, es bien difícil pero que se puede hacer legalmente y constitucionalmente. Yo digo que lo de la cultura, vamos a ser sinceros, aquí en la comunidad indígena nosotros la parte de la cultura la estábamos perdiendo, ahora tenemos un marcado arraigo y acercamiento con las comunidades de Mistrató, Pueblo Rico, Marsella y Quinchía donde estamos conformados por un CRID. Consejo Regional Indígena de Risaralda Estamos recopilando todo lo que es nuestra cultura indígena como lo son las danzas, como es los mitos y leyendas, como lo son nuestras tradiciones, como lo son nuestros usos y costumbres para que totalmente seamos una comunidad indígena, pues con todos estos aspectos que yo estoy contando, que nos hacen que seamos una organización importante dentro del andamiaje del departamento del Risaralda y que nosotros seamos una parte activa jurídicamente dentro del municipio y que esto redunde a través de todas las comunidades indígenas de la nación colombiana. Pues haber, dentro de los aspectos que hay que comentar, yo es verdad que logro esta oportunidad que brinda el grupo y que bueno pues, que esta calidad de entrevista, por personas tan importantes como lo son ustedes y que llegaron hoy. Pues que esto no se quede como guardado o grabado sino que esto se difunda por medio de libros, escritos y ojalá esto, nos regalen una copia de este reportaje para nosotros guardarlo y ver que los compañeros que vienen aquí a investigarnos y que es de buena fe, pues que lo hagan de buena fe porque es la verdad que como indígenas a veces tenemos temor de las personas que siendo indígenas, vengan y nos saquen la información a nosotros y nosotros somos muy recelosos y celosos.

62


Porque debido a eso sucedió que los españoles acabaron con nuestras tradiciones y todo lo que teníamos porque ellos venían y nos ponían un espejo al frente y por ese espejo pues se nos llevaban el oro y todas nuestras riquezas que teníamos. Hoy por esa situación es nuestra pobreza, más sin embargo como nosotros somos una comunidad muy culturizada muy avanzada en la época moderna, pues nosotros ya no tenemos tanto temor porque analizamos los amigos, los compañeros que vienen a esta clase de entrevistas o de trabajos. Les decimos que nos prestamos para el juego pero traten de difundir a nosotros porque nosotros tratamos de hacernos conocer ante la opinión ciudadana y ante la opinión pública y que la opinión ciudadana y la opinión pública digan que si habemos indígenas en el municipio de Quinchía y que estamos con las puertas abiertas para que vengan y miren que nosotros somos indígenas muy importantes. Como gobernador indígena cabildo mayor de Quinchía y en representación de esta comunidad mi nombre es GILBERTO ANTONIO LADINO HERNÁNDEZ, les voy a dar el tercer apellido mío como indígena GUIÑANEZAPE. Para complementar lo que dijo el compañero ARNUARIO le voy a leer un artículo de nuestra edición de la uno y dice en todo caso esta claro que no es la lengua ni el vestido ni la falta de este lo que define al indígena en Colombia: 18 de los pueblos indígenas perdieron forzadamente su lengua y por ello no dejaron de seguir bien, entonces es un reconocimiento público que no lo hacemos nosotros sino que lo hace el propio gobierno y que desgraciadamente hasta el momento tratan en nuestros pueblos de desconocernos y por eso es bueno tener estas informaciones para cuando, por ejemplo en el caso en el que estamos, una aclaración de que en determinada forma es para complementar, me imagino yo, algunos estudios por eso es que nosotros los indígenas, como decía Arnuario, somos recelosos...

63


EL REENCUENTRO CON LAS EXPERIENCIAS SIGNIFICATIVAS EN LA INSTITUCIÓN EDUCATIVA AUGUSTO ZULUAGA PATIÑO José Nelson Álvarez Carvajal Expedicionario

Paredes de ladrillos blanqueadas apuntaladas en una esquina del barrio Galán encierran una institución que a la primera mirada no nos dice mayor cosa. Cuando entramos como expedicionarios el sol nos ilumina candentemente y nos da una nueva mirada. Los muros externos no se agracian con el adagio cristiano de Sepulcro Blanqueado: ¡NO! Porque el Augusto Zuluaga es un bofetazo a quienes dicen que en Colombia no hay escuela, no hay comunidad pedagógica. Escuchar atentamente a Adalberto Serrano, Leydy Carolina Bermúdez, Alba Lucía Meza y Miryam Sanmiguel, rector y docentes del Colegio Oficial Augusto Zuluaga Patiño es recrearnos, solazarnos y maravillarnos de un estilo de vida, de una metodología y de nuevas formas de hacer escuela como las que están llevando a cabo en esta gran Institución con la ADOPCIÓN DE la MODALIDAD ACADÉMICA CON ÉNFASIS AMBIENTAL Y PREVENCIÓN INTEGRAL EN SALUD; nos invitan con su alocución y mediante la tríada hombre social-biológico-espiritual a ser pioneros en ecología, a generar una nueva acción. Lo que este grupo de maestros nos describe con su plan de estudios da cuenta de los hilos conductores que enmarañan, entretejen y construyen su entramado pedagógico que desde grado cero hasta 11 buscan y persiguen solucionar conflictos en su comunidad, generar procesos de pensamiento crítico, científico y desarrollar en los estudiantes las habilidades y las destrezas requeridas.

64


El enfoque utilizado es la EDUCACIÓN POR PROCESOS; las estrategias: la formación humanista, que permite entre otras cosas desarrollar la capacidad de asombrarse, interés por preguntarse y determinación para rechazarse. Uniformes que cubren niñas y niños de caras alegremente radiantes, inquietos por mostrar su ciencia, sus saberes, sus aprendizajes. En un lenguaje fluido, suave e infantil, los estudiantes explican con maestría el contenido de su proyecto de investigación, ciencia y tecnología: Herbarios que resaltan la botánica de la salud, la reutilización de desechos donde el papel periódico se vuelve a leer en la imaginación del arte hecho manualidad, los instrumentos musicales que tocaran la sinfonía de la esperanza en la pre orquesta, los libros que empastan las tesis de grado de docentes que las aterrizan a la realidad de la escuela, “La escuela de padres” procurando una mejor convivencia familiar. Itinerando mas en esta feria de la ciencia, olfateamos la historia de los perfumes y degustamos nuestro aliento con elaborados efluvios preparados por alumnas. El proceso de fabricación del cigarrillo y el tabaco es expuesto con propiedad por un niño que además nos advierte de sus funestas consecuencias. Agraciadas niñas nos enseñan a diferenciar entre los colorantes artificiales y los otros a base del achote y el azafrán, Otros planchan nuestra imaginación mostrándonos la evolución de la plancha que otrora los chinos iniciaran con rodillos. Preciosas y bien diseñadas maquetas nos continúan ilustrando inventos y descubrimientos como el radar, la rueda, el ascensor y el tratamiento de las aguas. Una dulce chiquilla nos expone las bondades de la miel de abejas y unas avezadas alumnas de últimos grados nos destilan en tubos y probetas la etílica embriagues de la chicha. Cuán sorprendente y estimulante es ver conformado el club de Lectura de los Ratones Mágicos donde su eslogan es: "Leer es un placer y el que no leyó, no sabe de lo que se perdió". Esta experiencia liderada en la Institución por las profesoras Mery Tapasco y Mábel Ciro buscan ante todo cambiar la actitud frente a los libros, frente a la lectura, para ello se idearon la conformación de un CLUB DE LECTORES y que como lo

65


plantean ellas mismas: "para hacer el encuentro de los niños y niñas con los libros, cada uno aporta un libro juvenil (a manera de inscripción) y estos libros empezaron a viajar, a ser deseados". Ir al encuentro de estos míticos relatos es entender las múltiples razones que estos neófitos escritores nos quieren referir, temas diversos y variados como el cosmos, la naturaleza, la fantasía, el terror y la aventura vistos desde la óptica y el prisma de la poesía, los cuentos y las historias. Sus alcances son tan variados y profundos que con su trabajo han logrado, a partir de todos estos cuentos, involucrar a la Comunidad en su creciente y cada vez más amplio club de los lectores. Para ellos su filosofía es clara: Los libros deben ser viajeros y se deben respetar los gustos literarios. Consideran así mismo que "PRESTAR UN LIBRO ES HACERNOS A UN AMIGO". Recorriendo sus pasillos, escalones y salones encontramos más proyectos como el liderado igualmente por la profesora Mábel denominado DICCIONARIO POETICO ILUSTRADO, en donde cobran vida las palabras, se transforman, se evaporan, se diluyen; proyectan vida, apasionan, enamoran mediante la utilización de términos para el disfrute y el deleite a través de los sentidos para llegar a lo poético; del cual ufanos promulgan y difunden que ya poseen varios textos empastados y editados, un CD ROOM con todos sus escritos y muchas, muchas experiencias.

EL REGRESO A CASA DE UN EXPEDICIONARIO VIAJERO Llegar al Complejo Educativo la Julita es transportarnos a un lugar paradisíaco, donde la naturaleza, el bosque y el paisaje contrastan con la enorme estructura física que conforma esta institución educativa, amplios corredores, espaciosos salones, jardines solariegos, grandes áreas deportivas, auditorios debidamente condicionados para gran variedad de

66


eventos (teatro media torta, salas de proyección, aula múltiple, restaurante, cafetería, laboratorios) que hacen que el proceso educativo sea más grato y agradable. Encontrarnos con una serie de carteles y pancartas que daban cuenta del conocimiento que de la EXPEDICIÓN PEDAGÓGICA ellos tenían: "Aquí hacemos escuela, con amor, fe, responsabilidad, tolerancia, compromiso, ternura y entusiasmo"; "Nuestra expedición se dirige al cambio"; que contrastan con el mural grabado en acuarela sobre tela, pintado por un exalumno FERNANDO ARBOLEDA y ubicado en el centro del auditorio y que tiene como texto la máxima de un poeta persa del siglo IX sobre las figuras de dos tulcanes y un papagayo acompañado del siguiente texto: "Prodiga a todos el bien, siembra alegría y paz, no asustes a los pájaros, no persigas a ningún animal, no coloques a tu semejante entre la llama de la ira y la venganza". Para luego ser recibidos muy formalmente por el señor rector HUMBERTO BUSTAMANTE y el señor director de Núcleo Sr. LIBARDO MARTÍNEZ GUTIERREZ, nos orientaron con la programación de la que iríamos a participar, con ellos hicimos un corto recorrido por las instalaciones hasta llegar a la cafetería donde nos invitaron a un café, allí al encontrar un grupo de maestros reunidos en tertulia y pretender acercarnos a ellos, sentimos cierta distancia y prevención. Al dialogar con ellos y hacerles ver que éramos maestros como ellos, entraron en confianza y nos contaron experiencias, es el caso del profesor de Humanidades Sr. JAIRO RAMIREZ MURILLO, docente de extracción humilde, campesino que orgulloso de su profesión se ufana de haber evitado con sus prácticas de aula, el que dos estudiante se hubieran suicidado. El profesor YEPSY SADIT GIRALDO, magister en filosofía en la Santo Tomás y especialista en docencia universitario de la Universidad Cooperativa, orienta su área de filosofía por agendas de trabajo, por liderazgo lúdico y trabajo en equipos, quien dice que "lo primero que hay que reconocerle al alumno es su cerebro." Asistir luego a un auditorio, amplio, iluminado, espacioso y ventilado en el que se dieron cita estudiantes, profesores, directivos y comunidad en general de las diferentes

67


instituciones del núcleo 8 (Academia de vigilancia y seguridad, Colegio Básico Remigio Antonio Cañarte, Instituto Técnico Superior, Liceo de Pereira, Instituto Técnico Superior Pereira, Instituto Despertar, Fundación Instituto Pedagógico Especializado Inpe, El Taller de San Miguel y el Complejo Educativo la Julita) y presenciar el acto protocolario de instalación del evento a cargo del director de núcleo en el que se destacaron discursos, (VER SALUDO DE BIENVENIDA) minuto de silencio en honor al profesor GONZALO ROLDAN, el cual murió en la época de vacaciones, y una serie muy amplia de manifestaciones artísticas y culturales como música, danza, canto, poesía y porristas, hicieron del espectáculo todo un entretenimiento. Donde la temática predominante fue la invitación a conocer el país por regiones. Itinerar luego por todos los proyectos y propuestas expuestas en los distintos stand, organizados en las distintas aulas del colegio en las que se destacan las siguientes: *El taller literario la fragua del Colegio Rafael Uribe U. Hoy Complejo la Julita con su caudal de textos escritos por estudiantes y maestros (25 títulos publicados) dan cuenta de la prolija producción de libros (Prosa y poesía), dirigidos magistralmente por el profesor e investigador RUBEN DARIO SIERRA (tel: 329 4260), quien se ufana de los logros adquiridos a través de los años por sus miembros; todo esta producción es base de un trabajo serio y comprometido de cada uno de ellos. Nos encontrarnos con la pedagogía, de la mano del Magíster CARLOS ALBERTO JIMENEZ (TEL: 337 07 88), un inquieto investigador autor de nueve libros sobre pedagogía, sus experiencias educativas están basadas en la lúdica, el juego y la creatividad como herramientas y fines pedagógicos. Él exhibía su colección de libros mientras nos contaba que dirigía el taller literario "Lo Cotidiano". Tiene muy claro el proceso de interdisciplinaridad entre las ciencias y la literatura, y la necesidad de continuar haciendo las jornadas lúdicas. El se regocija describiendo la exuberante producción de textos pedagógicos en los que se destacan los siguientes: FANTASIAS Y RISAS, CEREBROS CREATIVOS, TALLER COTIDIANO, LA LUDICA COMO

68


EXPERIENCIA CULTURAL, PEDAGOGIA DE LA CREATIVIDAD Y DE LA LUDICA, ESCRITURA CREATIVA, JUEGO Y CULTURA, CEREBRO CREATIVO Y LUDICO; recrearse luego enseñando y compartiendo su experiencia de aula mediante dos videos editados denominados TALLER COTIDIANO UNA PROPUESTA LUDICA DIDACTICA, y finalmente mostrar con honor y orgullo la mención de honor entregada recientemente a este maestro por la fundación ANDRES BELLO por su trabajo "DESDE EL ESPACIO DEL JUEGO AL ESPACIO DE LA NUEVA CULTURA" como reconocimiento al trabajo en pro de la educación, la niñez y la pedagogía. La Julita nos mostró aspectos de su área de electrónica: transmisores y receptores de FM, probadores de transistores y amplificadores; reproducciones en miniatura de sistema de semáforos; nos enseñaron como ellos diseñan circuitos impresos a partir de láminas de baquelita, rayadas según las necesidades con lápices especiales y a las que les agregaban los componentes necesarios (ver fotografías). Disfrutamos observando variedad de trabajos en el área artesanal y el taller literario "La Fragua" nos fraguó nuevas ideas e inquietudes. Al final de la tarde el rector nos invitó a una amena serenata en un auditorio casi al aire libre, allí se eternizó la tarde. Las nubes grisáceas tenuemente iluminadas no quisieron ocultarse y permanecieron sin permiso robándole momentos a la noche; el cuarteto inspiró el momento y lo eternizó no permitiéndole al reloj cursar su monotonía. El grupo se cohesionó por instantes en un solo ser maestro. Siendo las 8pm nos despedimos de los compañeros profesores de este gran complejo educativo y continuamos nuestro recorrido hacia el hotel.

69


SUSTENTACIÓN ¿Por qué? Como expedicionario viajero del eje cafetero y otrora egresado del Colegio Rafael Uribe Uribe, hoy convertida en la Julita, fue placentero y muy reconfortante evidenciar lo que me correspondía visitar, ir al encuentro de mis maestros, aquellos que sentaron las bases de mi formación como profesional. Ese día sentí doble responsabilidad, por un lado estaba el reto de generar un buen relato, que fuera objetivo, que recogiera la mayor cantidad de experiencias significativas, tradicionales e innovadoras que dieran cuenta de los cuatro asuntos de la Expedición pedagógica: prácticas pedagógicas, investigación, formación de maestros y conformación de redes. Por otro lado estaba el compromiso personal de contar, de compartir y socializar con mis antiguos tutores, inicialmente en qué consistía el proceso expedicionario y qué se esperaba al realizar con los datos recogidos allí, por otro lado sabía que me indagarían sobre mis cosas personales, sobre lo que estaba haciendo al nivel laboral. Soy consciente, como parte de un equipo investigador que mi visión para hacer el proceso de recolección de la información estaba permeada por la emoción de volver a lo que en otro tiempo fuera mi institución, sin embargo dejé que mis sentidos se asombraran y maravillaran de todo lo que percibieran, fue así como se pudo realizar el relato motivo de esta reflexión personal. ¿Para qué? El propósito de la realización del relato a la Institución Educativa la Julita era múltiple.

70


Inicialmente porque ésta correspondía a la sede del encuentro pedagógico y donde se llevaría a cabo la Feria, otro momento de la Expedición, allí estarían simultáneamente otras instituciones aledañas al sector que al igual que la Julita también querían mostrar y evidenciar lo que estaban desarrollando. Así mismo, en torno a este Colegio se tenían varios referentes personales importantes que era necesario registrar y confrontar en las prácticas tales como: 1. Taller literario la Fragua. 2. Las experiencias pedagógicas del cuerpo de docentes y directivos, ya que en esa Institución se habían generado diferentes textos en relación al tema, denominados TALLERES PEDAGÓGICOS. 3. Entrevistar al profesor e investigador CARLOS ALBERTO JIMÉNEZ quien ha publicado diversos libros relacionados con la lúdica y su aplicación en pedagogía. 4. Develar la estructura curricular y plan de estudios de esta Institución educativa.

71


CAPÍTULO II LECTURAS Y ESCRITURAS DE SEGUNDO NIVEL Tenemos la Certeza que existe una Riqueza y Diversidad Pedagógica para potenciar y afirmar. Esta es la NUEVA MIRADA. Una nueva mirada que no es diagnóstica ni inquisidora, sino REVELADORA de lo que somos y hacemos. No es tampoco ingenua ni neutral, es afirmativa e intencionada, justo en esta coyuntura que vive el país. Se trata de mostrar que existe un Proyecto Pedagógico Nacional en construcción y que las Comunidades Educativas y el Magisterio en particular estamos maduros 7 para convertirnos en SUJETOS de nuestro propio destino

7

Caja de Herramientas. Documentos Expedición Pedagógica Nacional UPN.

72


INTRODUCCIÓN

El viaje continúa... quedó atrás el camino, la buseta, el paisaje montañoso, los pueblos y ciudades. Fue el momento cuando los maestros expedicionarios, nos dispusimos a movilizar el pensamiento para profundizar las experiencias, fue cuando la mirada que agudiza, analiza, desentraña, valora y revalora los hallazgos pedagógicos encontrados, hizo estación. Era el espacio del reencuentro. Todos llegamos aperados de asombros, recuerdos y vivencias, dispuestos a descubrir, a compartir, a repensar y pulir más el diamante pedagógico encontrado. La mano alzada se detiene, la mirada se profundiza, la tarea es tejer ideas, crear estrategias de sistematización, iniciativas de organización, asumir compromisos, remirar hallazgos, avanzar en la producción. El análisis de los registros y primeros relatos nos indujo a emplear una herramienta inicial para sistematizar: las rejillas. Instrumento que nos permitió clasificar las prácticas visibilizadas y construir el primer mapa pedagógico de Risaralda, denominado así por el equipo de maestros expedicionarios. A partir del mapa se posibilitó la forma de nombrar y reconceptualizar algunas experiencias que dan sentido particular a la pedagogía en el departamento. El mapa nos permite ubicar rápidamente los énfasis encontrados en las prácticas que logramos registrar en los viajes: prácticas de medio ambiente, lectura y escritura, educación artística y desarrollo comunitario; pero también incluye prácticas menos frecuentes en otras áreas del conocimiento.

73


Respecto a las formas de nombrar y reconceptualizar logramos un primer documento de sistematización, del cual abordaremos en el presente capítulo las siguientes producciones y conceptualizaciones: 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7.

El por qué de los nombres de las rutas Los hallazgos de la Expedición Pedagógica en el departamento. Descripción de proceso para trabajar archivo fotográfico y elaborar mapa El maestro. La paz un anhelo o un sueño El sembrado de una ruralidad Expedición al interior del viajero

Estas producciones escritas por maestros son evidencias de una cultura que avanza en la elaboración del discurso escrito, son una ruptura de estigmas y temores respecto a la textualización pedagógica. Representa la superación y el paso del maestro instrumental al maestro intelectual que se atreve a interpretar y proponer nuevas formas de sistematizar las prácticas pedagógicas, que dignifica su labor y se ubica como profesional de la educación. El maestro lee, relee, escribe, reescribe, practica, reflexiona, amplia, modifica, adecua, desecha, construye, reconstruye, recrea, profundiza, sueña y se atreve.

74


1. EL POR QUÉ DE LOS NOMBRES DE LAS RUTAS María Amparo Henao Navarro Expedicionaria

El trabajo en colectivo Comité Operativo - Expedicionarios y expedicionarias Viajeros, permitió que aflorará aquello que teníamos guardado y que llamamos amor patrio, ancestros, raíces, lo autóctono, lo original, lo propio, lo nuestro y fue esto lo que nos llevó a bautizar las rutas con nombres que tuvieran un gran sentido, una profunda significación.

ENTRE EL VALLE Y LA MONTAÑA Surgieron propuestas relacionadas con el contraste Valle - montaña: Camino a la montaña, Del Valle a la Montaña, El Valle y la montaña, para concluir por unanimidad "Entre el Valle y la Montaña". "No es un hecho aislado que se haya escogido este nombre para la primera ruta de nuestro encuentro con la geografía pedagógica del departamento. Risaralda está ubicado en la zona montañosa y quebrada, que tiene sectores planos en las cercanías del río Risaralda y en los Valles del Cauca y San Juan. Durante el recorrido visualizamos como se coquetean en nuestro territorio, las cordilleras Occidental y Central, con los cerros de Caramanta, Tatamá y Tamaná y los Altos de Bocato, Paramillo y Serna. Caracterizado por la diversidad de sus paisajes, riquezas naturales, culturales y étnicas se levanta majestuosa Risaralda, y observando colinas bajas y pequeñas pendientes, nos deslizamos al sector del valle del río Cauca y Risaralda, donde se encuentra

75


localizado el municipio de la Virginia, que amable sale a nuestro encuentro." Primer relato Entre el Valle y la Montaña. La Virginia, asentado en la margen izquierda del caudaloso río Cauca, puerto veraniego, donde la bicicleta es considerada el más adecuado medio de transporte, donde los cañaduzales y la extracción de arena y piedras del vecino río, son los medios más eficaces de subsistencia. Ascendimos ligeramente a dos municipios hermanos, por su proximidad y decidimos visitarlos el mismo día: Balboa: Balcón florido del Risaralda y La Celia floreciente en sus cultivos y sus gentes. Continuamos nuestro itinerario, más bien nuestro viaje imaginario, para acercarnos en esta misma ruta a dos municipios enclavados en la montaña custodiados por el majestuoso Cerro de Tatamá: Santuario y Apía, ahondamos hacía el occidente y penetramos la región tri-étnica donde se conjugan la raza indígena, blanca y negra en una relativa sana convivencia.

AL ENCUENTRO DE NUESTRAS RAÍCES Direccionándonos hacia el oriente de nuestro departamento, "Al encuentro de nuestras raíces", fue la ruta que tocó nuestras entrañas, nos remontó a nuestros orígenes, cuando hablamos de las guacas, los mitos, las leyendas, los resguardos, los bohíos, el gobernador indígena, la Comunidad Embera- Chamí, que aún allí subsisten. Surgieron ideas como: En busca de nuestras raíces, Al encuentro de nuestros ancestros. Quedando como el más apropiado por su significación. "Al encuentro de nuestras raíces". Municipios: Belén de Umbría, Quinchía, Mistrató, Guática.

76


"Risaralda, preciosa amalgama de pieles, culturas, vivencias y orígenes diversos. Los 500 años, de segregación y violación de los derechos fundamentales de las comunidades indígenas y afro colombianas, tiene que llegar a su fin. Las nuevas generaciones asisten a comprometidos esfuerzos de maestras y maestros, que constantemente están incursionando alternativas educativas, entre ellas la etnoeducación; buscando hallar en la sabiduría milenaria, de nuestros ancestros, los secretos que permitan a estas comunidades el crecer y trascender en medio de la adversidad. La coexistencia de las tres etnias, constituye el florecimiento de una gran riqueza pluricultural, de impredecibles posibilidades, donde las condiciones necesarias para potenciarla tienen que ver con el respeto a la diferencia, en reconocer al otro y sobretodo en valorar la vida en su dimensión holística". Primer relato Al encuentro de nuestras raíces.

DE LA TROCHA AL VIADUCTO Fue imposible separar los municipios de Pereira y Dosquebradas (Área Metropolitana) y menos al tratarse del sector rural. Surgió la ruralidad cuando se habló de la vereda, lo verde, el bosque, el monte, el camino de herradura, la trocha, las carreteras veredales, la casa de largos corredores y pintadas de rojo, anaranjado, azul o amarillo, la vaca, el caballo, la mula, los perros, las gallinas, la huerta, los árboles frutales, el jeep o el jipado (el jeep con mucha gente), el delantal y sobre todo la gente amable y saludadora, que ama su terruño y nunca quieren salir de él. Todo este ambiente campesino de uno y otro municipio unido por el majestuoso puente "El Viaducto César Gaviria Trujillo" demostración de progreso y desarrollo. Por eso se concluyó que su nombre debía ser "De la trocha al viaducto".

77


El viaducto entró a resolver una necesidad represada de la comunidad por muchos años, el desembotellamiento entre Pereira y Dosquebradas y también entre la capital risaraldense y el centro del país. "Es el tercer puente colgante de su clase más grande del mundo, después de sus similares existentes en Hong Kong y Normandía", según Silvio Ochoa, asesor de Invías. El puente, cuya construcción se inició el 18 de octubre de 1994 y concluyó el 24 de octubre de 1.997, es la obra de ingeniería más grande que se ha realizado en el presente siglo en el Eje Cafetero y una de las pocas de esa magnitud en el país. Fue construido por el consorcio brasileño-alemán Walter Bau-Andrade Gutiérrez. El puente atirantado estuvo a cargo de la firma norteamericana "Sigg Enginers Inc." y la interventoría de la firma Integral Ltda. de Medellín. - Su contratación total fue del Instituto Nacional de Vías.

RUTA REGIONAL: CON AROMA DE CAFÉ Se hizo alusión al producto que nos ha identificado como Eje Cafetero "El café", pero nos compenetramos con su esencia, su exquisitez, su olor y se decidió que su mejor nombre sería "Con aroma de café", que comunica la placidez que se siente cuando ingerimos un sorbo de café, ¡de café bien caliente! Esa aroma tan suave y abrasadora que uniría los tres departamentos: Quindío, Risaralda y Caldas, aunque este último, por dificultades presupuéstales y políticas no nos pudo acompañar, en aquel memento. El café es símbolo de nuestra identidad, forma parte de nuestra vida, lo encontramos en todas partes y en variadas presentaciones, desde el café original, el especial, los cafés orgánicos, cafés saborizados, cafés de alta tostión, hasta los cafés descafeinados.

78


Ocupa puesto de preferencia igual, que la ruana, el sombrero, el machete, las alpargatas y el guarniel, siendo elemento ligado al canasto, indispensable en la indumentaria campesina, e invitado de honor en todos los banquetes, sancochadas, marranadas, reuniones, convivencias, asambleas y visitas . El Parque del Café en Montenegro Quindío, es sitio turístico, alma del Eje Cafetero, lugar de recreación y de conocimiento sobre este preciado producto. Parque de obligada visita, si nos consideramos buenos colombianos y de ancestro montañero. Espacio que atrae la mirada de turistas extranjeros que quieren indagar sobre nuestra nacionalidad.

2. LOS HALLAZGOS DE LA EXPEDICIÓN PEDAGÓGICA EN EL DEPARTAMENTO DE RISARALDA Doris Valbuena Carreño Expedicionaria

Quiero empezar esta exposición recordando la Escuela de los sueños de Fernando Ordóñez Mejía “educar con sentimiento para el sentimiento es abrir la ventana del corazón y ver al maestro como el viento que esparce en brisa el mensaje libertario del amor, como precepto de dignidad humana para hacer del caos armonía y en el conflicto un espacio para la paz” Es para mí un honor, una tarea delicada y seria venir a dar cuenta de los hallazgos pedagógicos en el departamento de Risaralda. Se que en el corazón de cada uno de nosotros está el viaje expedicionario, la fiesta pedagógica en las escuela y colegios, la alegría de la estación pedagógica como una oportunidad de encuentro y reconocimiento de los maestros.

79


Después de los viajes vienen otros momentos de reflexión y en uno de los primeros encuentros nacionales para compartir y pensar en la riqueza encontrada podemos ver la intención de ser cuidadosos y muy respetuosos con los hallazgos. En el documento preparando el equipaje se puede leer lo siguiente: “Frente a esta riqueza manifiesta en el campo de la vivencia personal, de las experiencias pedagógicas, de la investigación, de la organización escolar y muchas otras, surge la pregunta ¿cómo dar cuenta de todo ello de manera que la riqueza múltiple y variada no se pierda y lo construido sea la expresión de esa polifonía de voces y sentidos de esos actores con los cuales nos encontramos a lo largo de nuestras rutas? ¿Cómo no dejar en blanco y negro lo que fue un arco iris lleno de tonalidades? La sistematización es la oportunidad de construir, de experimentar colectivamente una nueva mirada de lo pedagógico y desde allí, imaginarios de lo local, de lo regional y de lo nacional. Es el momento de identificar, desde esa nueva mirada, aportes a la definición de políticas educativas y posibilidades de acción conjunta. Adicionalmente uno de los retos de la sistematización consiste en dar cuenta de la polifonía de voces que se expresa a lo largo del proceso expedicionario y que éste pueda ser comunicado. Por eso los invito a que nos preparemos para hacer un viaje a vuelo de pájaro por las múltiples prácticas pedagógicas que registramos en viajes, los invito a que viajemos con el pensamiento y hagamos las RUTAS: del Valle a la Montaña, al encuentro de nuestras raíces, de la trocha al viaducto y con aroma de café. Recordemos también que los ASUNTOS de la expedición eran las prácticas pedagógicas, la formación de maestros, la investigación pedagógica y la organización de maestros. Pero ante todo la mirada expedicionaria tenía la capacidad de asombro para ver a profundidad y visibilizar la riqueza y la diversidad. Es esa mirada, la diversidad óptica, lo que hace posible las elaboraciones que actualmente están produciendo saber pedagógico. En ese sentido resignificando las formas de hacer

80


escuela, de ser maestro, estamos semiotizando e indagando la riqueza pedagógica de Risaralda en varios ÉNFASIS. La mirada de maestros y maestras hacia maestros y maestras, ha sido el más efectivo medio para un reconocimiento profesional, para el rescate de identidad, para una mutua valoración. Hemos elaborado un mapa pedagógico que agrupa en cuatro ÉNFASIS las prácticas pedagógicas e investigativas del departamento y para visibilizar más la riqueza pedagógica hallada hemos agregado ahora uno más ellos son: 1. 2. 3. 4. 5.

MEDIO AMBIENTE PROCESOS DE LECTURA Y ESCRITURA ARTE Y PEDAGOGÍA INTEGRACIÓN COMUNITARIA Y VARIAS PRACTICAS RELEVANTES

PRACTICAS SOBRE MEDIO AMBIENTE A. Las prácticas pedagógicas que se ubican en la acción de recuperar el medio ambiente desarrollan actividades para lograr una sensibilización en torno a la conservación de la naturaleza. Un lenguaje propio surge de la necesidad de salirle al paso a la destrucción y contaminación del entorno. La cultura de la recuperación ambiental entra en la escuela como un afán pedagógico para propiciar la armonía y protección a la naturaleza y al entorno.

81


B. El aprovechamiento del ambiente rural y natural como epicentro de la pedagogía, es muy importante para Risaralda, por esta razón es bueno darle una mirada a cuatro prácticas que evidencian la existencia de una riqueza que en el proceso de sistematización aportan a la producción de saber pedagógico y nos permite darnos cuenta de lo particular y lo local en la construcción colectiva en la que nos encontramos a nivel nacional. LA PRACTICA AGROINDUSTRIAL no es solo una modalidad del Instituto San Clemente sino una forma de hacer escuela muy estrechamente con la construcción de comunidad, y en la lectura de la práctica la Institución educativa siente que debe contribuir a solucionar el problema fundamental de la población del corregimiento de San Clemente: el desempleo. Por estudios realizados la Institución se dio cuenta que la mejor fórmula de desarrollo rural para el sector campesino en cualquier zona del mundo según las Naciones Unidas, es implementar la agroindustria. También encontramos claro en la práctica que ellos no buscan dar empleo a todo el mundo pero sí tener una filosofía de empalme entre la educación y el mundo laboral de sus estudiantes. Busca la práctica promover la producción agropecuaria en el corregimiento y aun en el municipio de Guática ya que la economía se ha basado muchísimo en la producción cafetera, pero debido a los altos costos de los insumos y a los precios internacionales del grano que han venido bajando desde el año 80, se vive una dura crisis. Llegaron a la conclusión de que se podía establecer inicialmente 3 talleres, el taller de derivados vegetales puesto que cuentan con una serie de frutas de clima frió, sobre todo mora, en segundo lugar el taller de lácteos porque hay alta capacidad de leche para poder transformarla y en tercer lugar el taller de derivados carnícos porque también existen bastantes animales a nivel campesino sobre todo cerdo y gallinas.

82


Las anteriores lecturas nos llevan a afirmar una categoría en la pedagogía de Risaralda que hemos denominado RURALIDAD. La ruralidad es diferente de lo rural ya que en un espacio rural, en el campo puede o no existir las características de esta particularidad que estamos nombrando. Veamos entonces los rasgos que la definen. De esta manera la ruralidad como una forma de hacer escuela se estará visibilizando desde Risaralda y sus evidencias serán no sólo las cuatro experiencias que acá hemos mencionado sino todas aquellas que en su contenido y visión estén trabajando de esta manera. El segundo énfasis de la pedagogía en el departamento tiene que ver con los PROCESOS DE LECTURA Y ESCRITURA. Risaralda vive las prácticas de lectura y escritura a través de proyectos de lectura, talleres, clubes, que acercan de una forma dinámica, la realidad del mundo plasmado en el texto. Risaralda a través de sus prácticas de lectura y escritura define la lectura como la interpretación de la realidad, como un proceso para establecer vínculos con el mundo en todas sus magnitudes, objetos, fenómenos, circunstancias, como la reinterpretación de la cotidianidad plasmada en símbolos y códigos. Algunos de estos procesos tienen tendencia a lo didáctico, otros en las estrategias metodológicas, otras en formas organizativas, y otras prácticas en el texto mismo. Veamos... El tercer énfasis tiene que ver con el ARTE Y LA PEDAGOGÍA. En nuestro mapa pedagógico encontramos, a manera de introducción para este énfasis lo siguiente: Recorrer las escuelas de Risaralda es ir al encuentro con el arte, entendido como la posibilidad de crear y recrear la realidad y presentarla en forma estética.

83


El ser humano experimenta la necesidad de representar en forma bella sus imaginaciones, ideas o sentimientos, plasmados en la literatura, pintura, música, danza. La danza, armonía de cuerpo y alma que al ritmo de la música se entrega a un rito mágico, es una constante en la escuela de Risaralda, es el encuentro con los ancestros, con la autenticidad, es ir y venir en un viaje indescriptible por la magia del vibrar donde se funden la música con el movimiento para hacer del baile una pedagogía para alegrar la vida. La cultura de la danza impregna a Risaralda, los bailes folclóricos: colombianos latinoamericanos, rock, trans, son las constantes, de la cotidianidad en la escuela.

y

El recorrido por el arte como estrategia pedagógica ocupa un espacio importante en algunas instituciones y es la fortaleza de unos municipios. La música es una forma de expresión, utiliza las cualidades del sonido para manifestar ideas, sentimientos, emociones y permite la creatividad. La Expedición Pedagógica en los diferentes municipios e instituciones educativas, fue recibida con bandas, marchas marciales, coreografías, desfiles. La danza y el teatro fueron protagonistas de un cálido homenaje, en actos culturales donde primaba el reconocimiento de la escuela y del ser maestro. La práctica pedagógica en arte, está concebida como la mejor estrategia para disfrutar la realidad, permite el reencuentro, es una forma de vivir en plena armonía y en medio para acercar al niño y al adolescente a la felicidad. Cuando se realizaban exposiciones pedagógicas, se mostraban pinturas, óleos, artesanías, tejidos, manualidades... En Risaralda hay múltiples formas de hacer arte desde la escuela, veamos algunas de ellas....

84


El cuarto énfasis es sobre la INTEGRACIÓN ESCUELA- COMUNIDAD. Escuela comunidad es una relación interdependiente. Implica una interacción constante y dinámica en el desarrollo de las actividades pedagógicas. El papel de la escuela y el maestro es fundamental en el desarrollo comunitario. Participan activamente en la formación de valores, influyen en el desarrollo de la región. Hay una constante regional de las prácticas pedagógicas en relación con la comunidad. La formación familiar a partir de la escuela de padres es muy significativa. Las instituciones educativas abren sus puertas para compartir sus saberes y por medio de talleres vivenciales, de sensibilización hacen una escuela de padres. La formación familiar es una necesidad, la crisis que viven las familias, su descomposición, la violencia, el maltrato son razones para que la escuela se proyecte, por tal motivo esta tendencia mayoritaria en Risaralda es una respuesta a la problemática que viven los hogares y la sociedad misma. El encargo social de la escuela no queda satisfecho solo con impartir conocimientos a estudiantes, es necesario complementarlo con promoción comunitaria para garantizar la satisfacción de las necesidades crecientes de la colectividad humana y con ello propiciar el desarrollo veredal, municipal, departamental, regional. Las múltiples prácticas encontradas a lo largo de los viajes dan la posibilidad de concebir el surgimiento de una escuela abierta a la comunidad Una escuela con participación activa en la comunidad, posibilita la construcción de un proyecto institucional coherente, que responda a la realidad y a la comprensión de los fenómenos del contexto.

85


La integración comunidad escuela en Risaralda, trabaja por un mayor desarrollo, formación cultural y técnica y para mejorar las condiciones de vida. Como apreciamos, la riqueza pedagógica de Risaralda es inmensa y muy variada, de ahí la preocupación de no dejar en blanco y negro lo que fue un arco iris lleno de tonalidades. Una polifonía de voces y sentidos es difícil de construir pero en este intento aspiramos a que los actores encontrados a lo largo de las rutas se reconozcan en las elaboraciones que tenemos, en los avances que presentamos y en la forma como las nombramos, por esa razón presentamos un quinto énfasis que apenas se empieza a pensar y que hemos denominado VARIAS PRACTICAS RELEVANTES. Son aproximadamente 446 prácticas pedagógicas registradas, y todas tienen un ingrediente valioso, todas responden a condiciones particulares muy importantes para los estudiantes, los maestros, los padres, para la cultura, para la escuela.

3. DESCRIPCIÓN DE PROCESO PARA TRABAJAR ARCHIVO FOTOGRÁFICO Y ELABORAR MAPA Marta Cecilia Montoya Rojas Expedicionaria No se trata de un proceso cualquiera... es el estudio del archivo fotográfico de la Expedición pedagógica de Risaralda, donde se unificó la lectura fotográfica con los relatos y los videos.

86


El trabajo por equipo se organizó de la siguiente manera: las viajeras Doris, Vicky y Martha recibieron los álbumes que se elaboraron durante la Expedición. Al empezar, se vieron fotos aún desconocidas para las viajeras como son las de la ruta regional. Aunque parezca sencillo, no ha sido nada fácil, más aún al aplicarle la famosa rejilla: (Institución – Temática - Indicios). En los primeros momentos hubo confusiones y fue valiosísimo el encuentro con Pilar Unda el 28 de febrero, en el cual se aclaran dudas y se inicia la producción colectiva. Esto permitió otros reconocimientos y avances. Fue revivir la Expedición, evocar escenarios, momentos, personajes, proyectos y aprendimos de la compañera Doris, que las fotos se aprecian mucho mejor, se leen mejor y se obtiene más riqueza, si se utiliza un instrumento milenario que como la pedagogía tradicional, es vigente: la lupa. Esto nos permitió disfrutar detalles, mensajes, carteleras, paisajes, la forma de vestir, la arquitectura, la particularidad de rostros de maestros y estudiantes. Aprendimos que la fotografía se convierte en prueba, en evidencia contundente de lo que en la realidad ocurrió. Cierto es que una imagen vale más que mil palabras. Se pudo comprobar que, cualquiera puede describir una fotografía, pero nadie, nadie, puede hacer mejor interpretación que quien capturó ese instante, porque lo hizo con el lente de su cámara pero con la mirada de su corazón. Después de tener listas las rejillas de cada municipio, nos reunimos y elaboramos una flor. Cada pétalo llevaba los nombres de las temáticas que encontramos en las fotos y cuando terminamos esta flor pudimos visualizar las temáticas comunes, las diferencias, los indicios fotográficos que complementan y sustentan los relatos que conocemos de la Expedición en Risaralda. Reconocimos que se trataba de referentes emergidos en el ejercicio de lectura e interpretación de archivo fotográfico y nos atrevimos a escribir sobre estos hallazgos en la forma que sigue a continuación.

87


EVIDENCIAS FOTOGRÁFICAS DE LA EXPEDICIÓN PEDAG0GICA EN RISARALDA Doris Valbuena Carreño Expedicionaria

1. VIOLENCIA Y AFIRMACIÓN DE VIDA Los maestros en el departamento de Risaralda contrarrestan los efectos de una sociedad violenta de diversas formas. En la Virginia por ejemplo, a través del teatro, en el acto de recibimiento a la Expedición Pedagógica, se pone de manifiesto los problemas que generan conflicto en los jóvenes, los efectos y las formas de solución que ellos le ven a los conflictos. Estos son desde lo familiar hasta lo social. También existe trabajo sobre resolución de conflictos en el Colegio Bernardo Arias Trujillo y actitudes en Maestros que a través de sus prácticas liman asperezas, entregan cariño y sanan el alma como lo expresa Gloria Vega, maestra de las granjas infantiles en Pereira. Ella dice: “ mi mensaje es para ayudar a sanar el alma, aprender a conocer e identificar los hilitos de posibilidades y potencialidades de cada persona” y más adelante afirma primero se trabaja el ser, luego el saber”. Son varios matices los que conocemos acá sobre este aspecto de la afirmación de vida. En la Celia un Profesor afirmó que “este es un oasis de paz”. Si se analiza la expresión “un oasis de paz” se le encuentra el sentido profundo que tiene porque realmente este municipio de Risaralda es un paraje con vegetación, manantiales, esperanzas en medio de las dificultades. Entonces no se descarta el desierto, la violencia, los grupos empeñados en otros estilos de vida social por medios violentos. No. La Celia no es un lugar donde se queda a salvo, no es un sitio aislado; es La Celia un punto fértil con la evidencia circundante del desierto, de la violencia. Es obvio que en estas circunstancias se presenten carencias y dificultades pero ahí está la respuesta de los Maestros para avanzar. Y la vida se reafirma,

88


muestra que es perenne cuando a falta de lápices de colores se usan flores, hojas y la piedra boba, para hallarlos, para producirlos. Las condiciones de guerra, de violencia que vive Colombia son bastante particulares porque generalmente se cree que una sociedad en confrontación militar, con delincuencia, violenta, es desolada, angustiada, afligida o entristecida. Sin embargo en Quinchía, donde se reconoce la presencia de grupos armados, existe harta actividad cultural. La casa de la cultura, donde participan varios maestros, cuenta con una orquesta bien dotada que ha tenido reconocimiento nacional y ha proporcionado alegría a sus habitantes. Eso en el casco urbano pero también hay afirmación de vida en el campo y se puede observar en la propuesta que tienen los maestros del Colegio Miracampos. Esto es un proyecto para la modalidad agroambiental con el cual se proponen vencer las dificultades alimentarias de la población poniendo los minifundios de los campesinos para hacer huertas, galpones y piscicultivo. No existe tristeza ni desolación sino lucha y, capacidad en medio del conflicto bélico para dar soluciones de paz y de mejoramiento del nivel de vida. Igualmente en el municipio de Guática, corregimiento de San Clemente se puede comprobar cómo se ha llegado a comprender la relación entre educación y empleo como factor que garantiza la paz social. Allí se trabaja ardua y organizadamente un proyecto desde el Instituto San Clemente. Se partió del estudio del medio social, se detectó el factor desempleo, se pensó en el desarrollo rural y se implementó la modalidad agro-industrial, para contribuir a mejorar la economía municipal. Se buscan recursos, apoyo internacional y ahora hay talleres productores de lácteos, que generan empleo y hay también posibilidades de implementar taller de derivados vegetales.

89


También el Colegio Santana, modalidad agropecuaria hacen esfuerzos importantes en la producción correspondiente con miras a mejorar niveles de vida (hay fotos). Así entonces, en Risaralda los maestros son gestores sociales, embajadores de la paz y los Colegios y Escuelas son los escenarios donde caen sus semillas, sus propuestas para el bienestar, soluciones para lo económico, soluciones para lo social y lo cultural, soluciones de alegría, de confianza y de esperanza en un país que construye desde sus entrañas la paz para los colombianos.

2. PROPUESTAS INSULARES Y PROPUESTAS ASIDUAS Hay muchas iniciativas en las prácticas pedagógicas de los maestros de Risaralda. Las prácticas responden a necesidades específicas que los maestros, los estudiantes y las comunidades van detectado y van priorizando. Así por ejemplo se detectan dificultades en las relaciones intrafamiliares en el municipio de la Virginia y esas dificultades generan drogadicción, prostitución, sufrimiento moral. Entonces los maestros en sus prácticas incluyen propósitos, los ordenan en ideas y acciones, los llaman proyectos para la educación sexual, pellizcos y peluches, escuela de padres, resolución de conflictos. Y con ello sanan el sentido humano maltratado por acciones torpes, por ignorancia del significado del amor en la práctica familiar y social. Entonces además de detectar penuria y priorizar, el maestro pone al servicio de la comunidad sus estudios, sus conocimientos y de paso también teoriza sobre estos asuntos en sus tesis de grado. Estos indicios nos dan vislumbres de lo que pudiéramos llamar propuestas insulares. Las hay en diversos aspectos de la vida de la escuela estrechamente ligada a la vida de la comunidad. Así tenemos por ejemplo la experiencia de las guías sacramentales, que

90


evitaron largos caminos desde la vereda hasta la iglesia del pueblo a varios niños y niñas que deseaban hacer su primera comunión. La maestra facilitó y posibilitó este sencillo pero significativo deseo e hizo feliz a varias personas. Ahí mismo en la Celia hay maestros que orientan la lectura y la escritura, también los hay en la Virginia con ¨ el cuarto de lectura ¨. En Belén de Umbría se crea un área optativa: mitos y leyendas alrededor del parque natural Santa Emilia - Escuela rural Santa Emilia –. En Quinchía existe propuesta de método de lectura natural – Colegio Núcleo Educativo -. En Mistrató, Escuela Camilo Torres, trabajo de lectura y escritura de grados tercero y quinto. Y en Santuario encontramos una práctica que por la perseverancia del autor, el profesor José López, puede ubicarse en un estado transitorio, entre las propuestas insulares para convertirse en propuesta asidua. Se trata de una propuesta didáctica para navegar hacia la escritura. Hay propuestas insulares también el área de matemáticas. En Santuario Libardo Augusto Cardona tiene experiencia en este sentido con su trabajo denominado hacia la construcción de la actividad de pensar para transformar la mecanización y memorización en comprensión matemática. Su práctica no se ejecuta en otro lugar del departamento, salió de su iniciativa después de un estudio con la Universidad del Valle, pero en Pereira, en el Colegio ciudad Boquía, la Profesora Carmen Helena Henao Toro implementa ¨ la lúdica en la enseñanza de la matemática para hacerlas más prácticas y reales ¨ ¿Tenemos dos propuestas insulares en matemáticas que se complementan? En lo ambiental existen propuestas insulares, propuestas que están en el tránsito de lo insular a lo asiduo y propuestas asiduas. Las primeras las hallamos en La Celia, corregimiento de Patio Bonito con una propuesta de reciclaje para responder a la necesidad de recolección de basuras allí. En Quinchía,

91


Colegio rural Miracampos, propuesta agroambiental, con estructura curricular de grado 6 a grado 11. La segunda la podemos situar en Belén de Umbría con el proyecto ambiental y rescate de cultura local en el colegio Taparcal (hay fotografías del proyecto). Y en tercer lugar como proyectos ambientales asiduos se encuentra en Santuario Acua-cai y en Mistrató el proyecto Asociación para la Educación Ambiental (hay fotos). Estos proyectos cuentan con infraestructura, han tenido continuidad en el tiempo, persisten en las comunidades, tienen elementos de sistematización y método de investigación. Por tanto también tenemos vislumbre de lo que pudiéramos llamar Propuestas Asiduas.

3. FORTALEZAS ESPIRITUALES Las escuelas en el departamento de Risaralda son espacios que vigorizan y tonifican las expresiones del arte y la cultura, son fortalezas espirituales de donde emana la energía del baile, los tonos musicales, la potencialidad de poetas y escritores. Y también ¡ahí están los maestros!. Apia es ejemplo en este aspecto, igualmente lo es Quinchía, Santuario, La Virginia. Todos los municipios ofrecieron actos culturales en el transcurso de los viajes de Expedición Pedagógica (hay fotos). En Apia los maestros son líderes para sostener la casa de la cultura y el periódico El Cóndor, donde escriben de diversas temas y en diversas formas. En Quinchia también los maestros trabajan fuertemente en la casa de la cultura, en la orquesta y demás iniciativas culturales. Santuario tiene propósitos de avanzar con orquesta de niños y en La Virginia también presenciamos esta modalidad.

92


Entonces se comprende que la escuela es coherente en sus diferentes modos de ser porque genera propuestas en los diversos aspectos de la vida social y todos convergen en forma abierta, sutil o subyacente en la consolidación de una convivencia benéfica.

4. El MAESTRO Martha Cecilia Montoya Rojas. Expedicionaria

El maestro/a del Departamento del Risaralda, desarrolla cotidianamente multiplicidad de prácticas pedagógicas, que le llevan a desempeñar diferentes roles, convirtiéndolo en un ser polifacético. No existe uniformidad entre las formas de ser maestro y por lo tanto de hacer escuela y es precisamente ésta, lo que hace aún MAS VALIOSO el papel que juega el maestro hoy en la sociedad Risaraldense. Por lo tanto definir o conceptualizar al maestro resulta una tarea compleja. Por que compleja es la labor del maestro. Al consultar sobre los maestros a los estudiantes, o a la comunidad, lo clasifican por cualidades, por funciones, inclusive por requisitos. El maestro ha dejado en gran parte de ser el transmisor del conocimiento, para convertirse en el guía, el orientador, que ayuda a sus estudiantes a desarrollar sus capacidades. El maestro es un ser dinámico, que se la juega toda, dispuesto al cambio, pero sobre todo una persona con gran compromiso social. Me atrevo a decir que encontré las

93


siguientes formas de ser maestro sin mirar más allá de la función principal que desempeña: MAESTRO GERENTE GESTIONADOR Aquel que se enorgulleció al presentar las hermosas y espaciosas plantas físicas que "tanto le costó conseguir". (Ej., Gabriel Villa en San Joaquín). MAESTRO LÍDER COMUNITARIO Que se ha constituido en la voz representativa de la comunidad (la gran mayoría maestros rurales). MAESTROS RECREATIVOS Y RECURSIVOS Como Manuel Marín, aquel que a falta de colores encontró la piedra mágica, en la que aprendieron a pintar todos los niños, o quienes convierten los materiales del medio en prácticos y útiles utensilios del hogar. MAESTROS CONSERVADORES Como aquel que conserva su método (Baldor), o aquella que guarda perennemente una antiquísima cartelera, libros, o conservan sus tradiciones y su cultura. MAESTROS AMBIENTALISTAS Son aquellos que a través deL PRAE (proyecto Ambiental educativo) integran la comunidad, facilitan el conocimiento y el desarrollo socio-económico de la región. Ejemplo vivo Amparo Rivera jefe de núcleo de Mistrató. MAESTROS EMBAJADORES CULTURALES: Qué a través de alguna de las representaciones artísticas, llámese teatro, danzas, mímica, poesía, entre otros, hacen de su clase un deleite y de la casa de la cultura el mejor salón de clases y la participación a nivel departamental o nacional el mayor galardón.

94


MAESTROS VALIENTES O RESIGNADOS: Aquellos que aunque el terremoto les derrumbó la escuela continúan enseñando en carpas y dicen" Se acabó la planta física, pero no la escuela" (Instituto Docente Cañaveral Pereira). MAESTROS LÚDICOS: Los que han aprendido que a través del juego, se aprende de una forma más agradable ejemplo maestras vereda El Encanto en Belén de Umbría donde por medio de dinámicas enseñan valores a los niños "Hay que saludar porque el que saluda, amigas tendrá estrecha mi mano en son de amistad. A cantar ja ja ja ja a bailar la la la. MAESTROS PROYECTIVOS Aquellos que han convertido los proyectos pedagógicos como la mejor herramienta de trabajo, para evitar la rutina y compartir conocimiento .Ej.: Escuela María Cristina Gómez, donde cada docente es responsable de un proyecto que lo desarrolla a través de las diferentes aulas. MAESTROS ARTESANOS Aquellos que con sus manos construyen verdaderas obras de arte y ayudan a sus estudiantes a descubrir sus habilidades. (Ej.: Teresa Ramírez, escuela La Gramínea, la profesora María Victoria Molina con su tarjetería y manualidades, emplea como materia prima planticas naturales). MAESTROS CONSTRUCTIVITAS

95


Que se instalaron en la pedagogía constructiva y desde allí aplican diversas estrategias pedagógicas que les permiten a sus estudiantes ser constructores de su propio conocimiento. MAESTROS HUMANISTAS Que propenden por una mayor humanización de la labor pedagógica y por eso su herramienta más eficaz es el amor, el afecto, la ternura, para alcanzar un mejor desarrollo humano y la interiorización de valores Ej.: Nolberto en Mistrató, Teresa Ospina en Escuela Llano grande de Balboa. MAESTROS INVESTIGADORES Aquellos que desarrollan proyectos de aula y desde el aula han roto los esquemas, los temores y se atreven a reflexionar y a cuestionar sus prácticas, vinculan a los estudiantes y padres de familia, en forma activa al proceso y han visto cambio en sus prácticas, como Fernando Ordóñez en el colegio PEDRO URIBE MEJÍA de Santa Rosa de Cabal. MAESTROS CONSTRUCTORES DE HOMBRES NUEVOS: Que día a día ayudan a sus estudiantes a enrutar su proyecto de vida como en el colegio José Antonio Galán de Pereira, donde día a día se les compromete para ser los "Futuros Alcaldes, gobernadores y promotores culturales del departamento”. MAESTROS COMUNITARIOS Aquellos que en la pedagogía de la escuela nueva aprendieron que la clave está en la construcción colectiva y en la participación de todos. Ej. Escuela Santa Emilia de Mistrató; Ana Dolí Arcila en Dosquebradas en el Instituto Docente FILO BONITO entre muchos, o MIGUEL FERNANDO HINCAPIÉ en LA MARINA de Santuario. ¡QUE LOS HAY ,LOS HAY¡ MAESTROS VALIENTES PERO HUMILDES

96


Que aún estando desarrollando valiosos proyectos se atreven a decir "Un proyectico" "Nada nuevo" "lo mismo" "lo que......cualquiera", “esa pendejadita", te encuentras con la escuela músical de flauta dulce orientada por "Nacho" en Santuario. MAESTROS ECLÉCTICOS Que conjugan varios métodos y han logrado la integración de áreas o la interdisciplinariedad como JOSE ALFREDO COLLAZOS, en EL COLEGIO SURORIENTAL de Pereira. MAESTROS MODERNIZANTES Hablan de formación de monitores, auto capacitación para la prestación del servicio social en el grado 11, ejemplos en Mistrató, y de apropiación y globalización de saberes. MAESTROS TECNOLÓGICOS, INFORMÁTICOS Los que viven y funcionan en pro de la tecnología informática. Los Software y el Internet y la red. Son la razón de ser de su quehacer pedagógico. Valiosísimo por cierto en esta época de avances tecnológicos. Ej. ESCUELITA DE ELECTRÓNICA EN Mistrató, el INEM, en Guática... y nuestro GUILLO, el viajero JOSE GUILLERMO VARGAS. MAESTROS AUSENTES Aquellos que solo son maestros de horario, viven encerrados en su escuela, su pequeño mundo y que no se hacen presente en la vida cívica - ciudadana, a pesar de tener cantidad de títulos colgados en las paredes. MAESTROS AUTÓCTONOS Aquellos maestros indígenas que se han capacitado como Eduardo Tuginama Director del Núcleo Educativo N° 47 de San Antonio del Chamí, que por medio de la educación mejora el nivel de vida de los indígenas.

97


MAESTROS MEDIADORES Como los maestros PIONEROS de la Escuela Itinerante Socializada, que MEDIAN entre el estudiante, los espacios y el conocimiento. MAESTROS CONCEPTUALES Seguidores de los hermanos Zubiría, que indagan acerca de la pedagogía conceptual y la llevan a la práctica, buscando llevar a los muchachos el aprendizaje de los conceptos básicos de la ciencia y las relaciones que entre ellos se dan. UN BUEN NÚMERO DE DOCENTES ESPECIALMENTE DEL ÁREA DE SOCIALES, EN EDUCACIÓN MEDIA. MAESTROS DE MAESTROS Como los maestros de la antigua NORMAL DE APIA o los de la normal superior de Pereira, que han compartido sus saberes, sus experiencias con muchos de los maestros de hoy. ANTE ESTOS COMPAÑEROS... ¡ME QUITO EL SOMBRERO! MAESTROS VIAJEROS Como los maestros de la Expedición Pedagógica., que dejaron su hogar, sus aulas, sus amores y salieron a hacer realidad un sueño. CAMINARON BUSCANDO LA PEDAGOGÍA y encontraron prácticas pedagógicas, proyectos, amigos, recuerdos, detalles y ante todo una gran enseñanza CRECIÓ EL AMOR POR LO QUE HACE., Aprendió a VALORAR Y A VALORARSE MÁS, a continuar aprendiendo para ser cada día mejor maestro. Además aprendió que el viaje puede ser físico e interior. EL MAESTRO SOÑADO El que anhelan todos los estudiantes y que ENCUENTRAN, con muchas cualidades y fortalezas, pero no perfecto. Porque la perfectibilidad se construye en cada momento de la vida, en un proceso permanente y reflexivo. Y USTED, QUE TIPO DE MAESTRO ES?

98


5. LA PAZ UN SUEÑO O UN ANHELO Martha Cecilia Montoya Rojas. Expedicionaria

“Colombia ha sido siempre un país violento...históricamente demostrado” y “los colombianos somos violentos por naturaleza...'' O por cultura? Son dos afirmaciones muy delicadas y muy tradicionales que han dado pie a múltiples estudios, revisiones, discusiones y debates que han permitido concluir a algunos observadores que “Colombia sufre una violencia generalizada y autoreferente, en la cual todos, desde el Estado hasta la familia han sido activos''8, que han llevado a estigmatizar al pueblo colombiano, sin permitir vislumbrar que más que violentos, hemos sido siempre un pueblo violentado, sufriendo las consecuencias de una guerra que no nos pertenece y mucho menos nos favorece. Por eso a medida que se acrecienta la violencia en nuestro país, crecen también nuestros anhelos de paz, hasta convertirse en el sueño más preciado de todos los colombianos, sin distingo de clase, sexo, religión o política, de aquellos que no militamos en ningún bando armado, de aquellos que creemos en la grandeza de nuestro corazón y en nuestra capacidad de amar. La expedición pedagógica en Risaralda pudo comprobar que aunque en Colombia se viva una guerra sin cuartel o con cuartel, en sitios bien determinados, con grupos armados bien Identificados (mafias, guerrillas, paramilitares) y que nuestros contextos son violentos y la violencia nos afecta desde la intra familiar, la interinstitucional, la del estado y muchas veces las incursiones armadas, nadie, nadie quiere hablar de ella. Todos le apuestan a LA PAZ. Los maestros y maestras han comprendido claramente que en sus manos está LA EDUCACION COMO EL MAS PODEROSO INSTRUMENTO PARA CONSTRUIR LA

8

MONTENEGRO, Armando & Otro. La

violencia en Colombia. Pág 21.

99


PAZ9. A través de los proyectos pedagógicos se desarrollan procesos, como por ejemplo 'SEMBRADORES DE PAZ', que se realizan en varias instituciones del municipio de Pereira, se parte de talleres de sensibilización, convivencia con los educadores, padres de familia y estudiantes, utilizan estrategias como el correo que consiste en un cuaderno mediante el cual se comunican con los padres de familia, el mensaje mensual que transita por la institución y la siembra del árbol de la PAZ que lo representa un guayacán amarillo, la pausa lúdica que permite en cualquier momento romper la monotonía con dinámicas, cantos y dramatizaciones. Este proyecto a contado con la asesoría permanente de un educador pensionado "Leonardo Pimienta", quien a pesar de su quebrantos de salud, se posicionó entre los maestros y comunidad educativa por su carisma y profesionalismo, constituyéndose en líder de este proceso. Otros como Rodrigo Castro del INSTITUTO AGRICOLA SAN FRANCISCO DE ASIS, buscan la solución de conflictos de manera CONCERTADA. La escuela se ha convertido en escenario, donde los maestros y estudiantes construyen día a día y poco a poco caminos de paz, para el presente y el futuro. Es común escuchar a los chiquitines de grado primero de cualquier escuela entonar la canción 'LOS NIÑOS QUEREMOS LA PAZ o encontrar en las paredes de las oficinas de los directores LA ORACIÓN POR LA PAZ. Aún así sigue imperando la voz del silencio, la violencia permanece oculta, asechando y sólo las paredes, testigas silenciosas, se han atrevido a mostrar mensajes tan elocuentes como 'YA LLEGO LA A U C.' Evoco a mi memoria una escena vivida en escuela La Macarena y un docente llamado Paco Linares10, porque su rostro y su imagen se quedaron por siempre grabados en mi . Ruta Departamental. DE LA TROCHA AL VIADUCTO.

9

10

NOTA ACLARATORIA: el nombre del docente y de la institución del texto: Toma guerrillera a Santa Cecilia ha sido cambiado por motivo de seguridad.

100


corazón de expedicionaria, cuando nos contó con lágrimas en sus ojos un relato referente a su experiencia vivida el día en el que la guerrilla se tomó el corregimiento de SANTA CECILIA, municipio de PUEBLO RICO. (el compañero no permitió grabar) 'YO ESTOY VIVO ES DE MILAGRO ' “Yo vivía con mi familia al frente de la estación de policía, estábamos encerrados en la casa, cuando de pronto en el patio de atrás se metieron unos hombres y pidieron agua, yo en medio del susto les pasé una vasija para que sacaran agua del tanque, luego les supliqué que nos dejaran ir, me respondieron !DESAPAREZCA DE AQUÍ YA ! ... Y salimos corriendo por el patio de atrás sin descansar en el trayecto, tropezamos con un grupo de 'MUCHACHOS' que tenían a un hombre maniatado y arrodillado, apuntándole con un arma . Yo lo miré y ... casi se me sale el corazón, cuando reconocí al carnicero del pueblo, a quién siempre yo le compraba la carne y con quién tantas veces charlé. El me vio y... sollozando me dijo: !PROFE, PROFE, NO ME DEJE MATAR¡ Yo me sentí tan maniatado como él, pues nada podía hacer. Mis hijos lloraban, yo arrastraba a mi mujer y los 'MUCHACHOS' me gritaban, ¡PIERDASE PROFE! !AH! Yo seguí corriendo y por ahí a los cuatro metros , escuché dos tiros, no me atreví a mirar hacía atrás, pero entendí que el carnicero era hombre muerto, y más y más corrimos hasta llegar a las afueras del pueblo. Esas terribles escenas se quedaron grabadas en mi mente y por muchas noches no pude dormir, me vine para Pereira a pedir reubicación, mis familiares, amigos y compañeros me han colaborado muchísimo, hoy me encuentro en tratamiento psicológico y tristemente SOY UN MAESTRO DESPLAZADO... La guerra y la violencia nos rondan día a día en todo momento, en todo lugar, el temor, la incertidumbre, la zozobra, el desempleo, se han convertido en la permanente compañía. Pero pocos se han atrevido a hablar y mucho menos a denunciar.

101


Al indagar por el conflicto en el municipio de Santuario, nos remiten a la 'EPOCA DE LA VIOLENCIA' de los años cincuenta, donde muchos hombres tuvieron que huir disfrazados de mujer o guardados en los portamaletas de los carros. Una realidad que contrasta, en esta misma época es la de fundar la primera Biblioteca Pública, en una plaza aún sin pavimentar. "Hoy se vive en paz" fue la expresión del historiador Jaime Vásquez, aunque la realidad que captamos fue otra, es un pueblo de violencia rural y urbana, donde empiezan a llegar los grupos subversivos. En este pueblo, los maestros trabajan proyectos de valores cuyo eje es el respeto, la tolerancia y la participación, evidente en los rostros alegres de los niños y niñas al llegar a la escuela, porque "este es el lugar que les permite ser feliz" como lo relatara la profesora BEATRIZ ARANGO del Instituto Docente Nápoles. Allí mismo el maestro José Orlando Ocampo Flórez, Nacho, como cariñosamente lo llaman, ha formado un semillero musical, niños de Básica Primaria que tocan la flauta e interpretan canciones de Colombia y el himno de la alegría, nos llamó la atención la dedicación, entrega y el trato "con mucho amor" como lo expresa Nacho. Un logro ha sido el incremento de niños a esta experiencia, de 12 cuando inició, en la actualidad el grupo lo integran 36 flautistas. En Pueblo Rico municipio triétnico y en Apía corazón del viento, los alcaldes buscan la paz, al comprometerse con el cumplimiento del mandato constitucional "la enseñanza será obligatoria y gratuita", ejemplo que hoy, dos años después, han seguido casi la totalidad de municipios de Risaralda. Un experiencia positiva para los educadores del Núcleo de Desarrollo Educativo Nº 36, dinamizada por la jefe de Núcleo, fue la propuesta de "Escuela de familia" para padres madres e hijos a través de la emisora local, a partir de las 6 p.m., logrando por sus temáticas, algunas alusivas a la PAZ, reconocimiento y amplia audiencia. También en Apia en LA ESCUELA EL DIAMANTE, encontramos a la comunidad educativa

102


escribiendo el LIBRO BLANCO DE LA PAZ, experiencia que está siendo replicada en Pereira en EL INSTITUTO DOCENTE EL GUAYABO GUADALAJARA, consiste en un cuaderno que lo inició el sacerdote en la semana santa que se realizó en la vereda, escribiendo un hermoso mensaje sobre la paz, este libro visita los hogares de los niños y niñas, para ser escrito por el papá, la mamá o uno de sus hijos; el libro se ha ido enriqueciendo y los niños quieren llevarlo a sus casas y a los vecinos. Además cuando llegan funcionarios de diferentes Instituciones gubernamentales o no gubernamentales de visita a la institución, también plasman sus mensajes. “Es un libro muy importante no solo en la escuela sino también en la vereda y del cual aprendemos mucho” dice la Directora. Y que orgullosos se sienten los Apíanos al mostrar la escuela de música, apoyada por la gobernación y cuyo lema es "un joven que toque un instrumento musical, nunca tocará las armas" .(3) no solo con música sino también con poesía se desarman los corazones y se siembran semillas de paz . En Pueblo Rico, el INSTITUTO DOCENTE SANTA MARGARITA, realza toda la comunidad, un proyecto de paz “Margaripaz” donde se refuerzan los valores, la ética y la moral a través de los principios cristianos y evangélicos, recurriendo al reconocimiento de la vida de Jesús y a la música cristiana como herramienta pedagógica. Los maestros (as) y los estudiantes le apuestan a la paz de manera ingeniosa y creativa, por medio de versos, coplas, trovas, retahílas, teatro, basados en la cotidianidad como lo fueron las obras de teatro presentadas por los estudiantes de LA VIRGINIA porque es del contexto violento, cargado de drogadicción, prostitución, alcoholismo donde priman los deseos de conseguir el dinero de la manera más fácil, es desde allí, desde la vivencia de las problemáticas que los maestros emprenden proyectos significativos en valores humanos, buscando así crear conciencia y facilitar el desarrollo personal y la resolución de conflictos individuales e intrafamiliares.

103


En el Instituto Docente MARIA CRISTINA GOMEZ, del corregimiento de Altagracia, municipio de Pereira, la profesora BEATRIZ AMPARO MONDRAGÓN por medio de una poesía de autor anónimo, cuestiona, dialoga y explica un taller sobre LA PAZ a sus estudiantes, ella les va copiando verso por verso. lo van discutiendo y les aclara su significado.

YO HE VISTO LA PAZ Yo he visto la paz en la orilla del mercado con las manos extendidas para pedir un bocado Yo he visto la paz dormida en unos sucios cartones esperando que amanezca y vengan días mejores Yo he visto la paz, vendiendo dulces en manos de un niño necesitando dinero implorando tu cariño La ví debajo de un puente entre basura escondida llena de miedo y angustia y con la mirada perdida y la tienen secuestrada

104


violada y torturada no le respetan la vida cada dĂ­a es asesinada Por quĂŠ me dices que es blanca? Si tiene sucia la cara y por que dices que vuela si por el suelo se arrastra. Es saber que somos uno sin importar diferencias es trabajar, es luchar es asumir consecuencias Es convivir ,es respeto es brindar mi amistad es luchar porque Colombia sea nuestro hogar La paz no tiene alas tampoco tiene color la paz no es una paloma porque la paz es amor. AnĂłnimo

105


En el municipio de Guática al oriente de nuestro departamento, se garantiza LA PAZ, soldados acantonados en sus alrededores, con sofisticados armamentos, "protegían a sus habitantes” de una posible incursión armada, días más tarde las FARC se toman el Corregimiento de Santa Ana. Situación similar vivenciamos en Mistrató municipio vecino, donde el ejército estuvo muy pendiente de las actividades de los expedicionarios, se sentía una tensa calma, que llevó al grupo a no pernoctar allí, aunque sus pobladores aseguraban "Aquí hay mucha tranquilidad", expresión de Dina personera del Instituto Docente Pinar del Río del sector rural, donde un mes más tarde un grupo al margen de la Ley hacen su arribo. En el proceso de movilización física, donde el vehículo empleado fue una buseta de una Empresa de la capital "Líneas Pereiranas" y donde el conductor se convirtió en uno más del grupo, fue a él a quien interrogaban sobre el objetivo de nuestra presencia en los diferentes lugares; personas no identificadas pero atentas al arribo de foráneos a su municipio, eran los “investigadores” del momento. En Quinchía municipio catalogada como "zona roja”, los maestros están empeñados en dar a conocer "a la otra Quinchía, a la que no se muestra en los titulares de prensa" Discurso de Bienvenida, la que se vive cotidianamente, dando lecciones de solidaridad y superación como el caso de Jorge Hernán Maya, carente de brazos y piernas, pero que asiste normalmente al Colegio en una silla de ruedas adaptada como escritorio, que le fue donada por maestros y compañeros a través de la realización de actividades financieras, allí nos relacionamos con una joven de baja estatura (menos de un metro), pero con una gran capacidad espiritual e intelectual, condiciones que le permitieron ser elegida PERSONERA de la Institución. Nos asombró que el Colegio Nuestra Señora de Los Dolores, es una institución flexible, humana, de puertas abiertas, donde se convive en armonía y respeto por el otro. Se puede afirmar, sin lugar a dudas, que en Risaralda toda la comunidad educativa le dice:

106


¡NO A LA GUERRA! GOLPEADOS!

¡NO MÁS MAESTROS DESPLAZADOS!

¡NO MÁS NIÑOS

¡Si A LA VIDA! ¡SI A LA PAZ! y por ella lo apostamos todo, porque entendemos que a partir de la guerra no se alcanza la paz. Pero a partir de la escuela, si podemos salir de la crisis y construir LA PAZ.

6. EL SEMBRADO DE UNA RURALIDAD Fernando Ordóñez Mejía Expedicionario

No es solo el campo como escenario lo que hace la ruralidad. La ruralidad es un estilo de vida que permea la cultura en el departamento de Risaralda. Cultura en la expresión espontánea de un niño campesino, en su humor, en su humildad. En la poesía que brota de las raíces11, de las hojas, de las flores y los insectos que inspiran al ramillete de jóvenes poetas sembradores de palabras. Cultura en el recorrido del Profesor con su grupo de niños en busca de material didáctico, de colores y relatos infantiles adornados con matices naturales12. Cultura en la “campesinidad” encarnada en el Maestro que no duda en manifestar su afecto adoptando un arbusto de café13 como símbolo del trabajo pedagógico en el 11

La Celia – PATIO Bonito y Grupo de poetas instituto agrícola Pedro Uribe Mejía. Santa Rosa de Cabal.

12

La Celia. Prácticas de pintar con plantas. José Manuel Marín.

107


campo. Solo es posible hacer ruralidad si el corazón del Maestro está comprometido en la resignificación del campo y la cultura campesina. Ser y campo se fusionan en una unidad armónica de mutua reciprocidad y entrega. Escuela y campo, rinconcito querido, joyita de plata14. Manos laboriosas de niños, jóvenes, maestros que limpian, adornan, hacen carteleras, cuidan la cancha, el pasillo, los juegos, los muebles y trabajan por la identidad que da el nacer, crecer, sentir y vivir en un mundo natural. Identificados con la sensibilidad innata que da el campo surgen soluciones, soluciones para aliviar el desempleo, para mejorar la calidad de vida, para hacer del campo una fuente de vida, unir minifundios y arraigarse en él, quedarse en él, porque el campesino es raíz, paciencia para cultivar la tierra, para cultivar sentimientos y saberes. El Instituto San Clemente entrega trabajo de producción de lácteos a siete mujeres y desarrolla una propuesta pedagógica entorno a la agro-industria. Y en el Instituto Miracampos de Quinchía proponen aprovechar los minifundios para la práctica pedagógica cuidada desde el hogar. En el campo, el tiempo y el espacio tienen dimensiones diferentes al tiempo y al espacio de las ciudades. El campesino siembra, abona, cuida y espera que con el tiempo su semilla crezca, se fortalezca, florezca y de frutos, igual el Maestro del campo no solo trabaja en el horario académico sino que convive con la comunidad de la Escuela, siembra ideas, lidera proyectos, organiza eventos culturales, escucha a su gente, se une, se integra a su comunidad.15

13

Belén de Umbría. Colegio Taparcal.

14

Escuela El Porvenir y Escuela San Agustín – Belén y Apía. Escuela El Guayabo. Vereda de Pereira. Prof. Martha Montoya. Escuela Pinares Mistrató. Profesor Jaime. Escuela El Porvenir Belén Sra. Ana Rosa. 15

108


La ruralidad es pedagogía viva. El campo, sus actores y sus actos tienen su propia dinámica, su propio ritmo, su propia forma de enseñar y aprender. El campo es un tejido a varios hilos, la armonía, el desequilibrio, el afecto y el caos propios del entorno, constituyen un escenario propio, específico para el encuentro y el reconocimiento de la ruralidad. La ruralidad se da en los sistemas de relaciones que produce el mundo natural y en ese mundo natural se presenta diversidad de ideas para producir desde el campo. La Escuela refleja el interés económico de sostener la producción cafetera y la Federación de Cafeteros apoya, asesora e impulsa programas en tanto que también se manifiestan ideas de Maestros y Comunidades que ven la necesidad de diversificar. Entonces, como en el Instituto Miracampos en Quinchía, se diseña un Plan de Estudio para proyectar el encargo social de la Escuela que requiere una Comunidad que posee minifundios pero carece de espacio amplio para implementar la formación agroecológica en su Escuela. Aquí la Escuela se amplía, apropia el espacio de su entorno y captura significados de vida a partir de la interpretación de las condiciones propias de su medio. ¡Eso es ruralidad!! ¿La ruralidad existe sin el campo? ¿Es el campo por sí mismo ruralidad? ruralidad en la ciudad?

¿Existe

La ruralidad desde una mirada pedagógica, resignifica la cultura, reinventa la forma de enseñar y de aprender, recrea el ser en el campo, en la ciudad, en los caminos, en las calles, en el bosque, en el parque. Las prácticas pedagógicas que se ubican en la acción de recuperar el medio ambiente desarrollan actividades para lograr una sensibilización en torno a la conservación de la naturaleza. Recuperación de suelos, reforestación, campañas de reciclaje, son actividades en las prácticas pedagógicas de la cultura de la conservación. Estas acciones surgen por la necesidad de dar respuesta a la destrucción y contaminación del

109


entorno. Hay tras estas actividades un componente formativo, generar inquietudes frente a la destrucción de la naturaleza.16 La naturaleza es vida, proceso dinámico, afectivo, donde todo enseña y todo se aprende, movimiento complejo de transformación, escenario que encuentra en el orden desorden, en el caos armonía, ahí emerge una forma de hacer Escuela. Escuela vida, hecha del mágico ritual del contacto con el entorno que permite descubrir los lenguajes naturales, leer los atardeceres e interpretar los crepúsculos en una relación de mutua complicidad. Y en esa complicidad se agrupan los actores con la huerta, la granja integral, el sendero ecológico, campamentos ecológicos, jardines, viveros, proyectos para convertir la naturaleza en método y medio de formación.

LA GRANJA INTEGRAL ESCENARIO AFECTIVO QUE PERMEA LA RURALIDAD Árboles, plantas, cultivos, animales. Proyectos, bosque, agua, huerta, frutales, víveres, sembrados, potreros. Viven e interactúan en un escenario viviente, propician equilibrio y desequilibrio, armonía natural, microcosmos del disfrute de la emoción y el sentimiento. La granja integral es un escenario pedagógico donde se establecen relaciones afectivas entre los sujetos que entran en contacto con su universo, se vuelve aldea en la compenetración formativa de saberes técnicos, agropecuarios, agrícolas, científicos y sobre todo sabores humanos. La granja integral permite mirar la ruralidad en la dimensión afectiva, en la interrelación social de sujetos, actores estudiantes, maestros, operarios, padres de familia, en el 16

En Risaralda hay muchas instituciones educativas con prácticas pedagógicas e investigativas sobre medio ambiente. Ver Mapa Pedagógico del departamento de Risaralda.

110


aprendizaje natural que forma una aureola de respeto por el arraigo, por las tradiciones, por el campo. La granja es movimiento, se mueve la vida en la relación dinámica de los actores: aquí aparece el escenario pedagógico en el cuestionamiento del sentido de la granja: en preguntarse para qué la granja. Surgen intentos de acercarse a descubrir el sentido de la granja y convertirlo en medio articulador del proceso formativo. El instituto agrícola Pedro Uribe Mejía de Santa Rosa, desarrolla un proyecto pedagógico e investigativo en torno a la granja, cuyo fundamento es integrar todas las áreas y saberes. El instituto técnico agropecuario Santana Guatita, es un ejemplo de aprovechamiento pedagógico de la granja. La existencia de proyectos productivos permite engranar y descubrir su proceso de desarrollo. El sistema de relaciones que se genera en el espacio natural construye una filosofía propia, innata que emerge y empieza a constituirse en una forma de ser vivir y pensar, no en pro del campo, sino en la cultura del campo. La granja constituye una cultura viviente; de ahí se mira la ruralidad, “desde el espacio social donde se dan especiales relaciones que generan actividades de producción vinculados con el campo a través de los recursos naturales que determinan un tipo particular de cultura".17

17

AGUIRRE TORO, Carlos Humberto. Apuntes sobre la Educación Rural. UNISARC. Santa Rosa de cabal, Risaralda, 2001

111


Tener una granja en las instituciones agrícolas del departamento de Risaralda, es empezar a generar una cultura de ruralidad, una forma de resignificar el campo. Como alternativa de vida que permite quedarse en él, disfrutarlo y aprovechar su riqueza. Se dice empezar, porque su consolidación es el resultado de un proceso. Una cultura se consolida cuando la historia de los sujetos constituye una identidad de vida colectiva, cuando se trasciende a una ideología. La granja aparece como una escuela, una escuela naciente permeadora de una forma de mirar el mundo, con una didáctica propia, se aprende en la práctica, en la relación con los proyectos agropecuarios, en la observación del proceso, en el contacto vivo. "Estudiantes de preescolar, visitan la granja, observan, dibujan, se llenan de tierra". De la granja emerge un escenario, unos sentidos propios, unos rituales. Los escenarios se definen por una conciencia ambiental, desarrollo del pensamiento, entorno a la interiorización de valores, de la ecología natural y humana, de responsabilidad y respeto por el entorno. Los sentidos propios que generan los escenarios corresponden a una forma de sentir la naturaleza, de vivir la armonía, de aprender de la sostenibilidad.18 Los rituales, conductas repetitivas que se dan dentro del sistema relaciones entre los sujetos y la granja. El trabajo, las prácticas, la observación hacen parte de ellos. Las dinámicas se hacen presentes, la alegría, resultado de una disposición para disfrutar el campo.

18

Utilización de la granja. Núcleo Escolar de Quinchía.

112


La granja posibilita un estímulo, imprime reciprocidad en los sujetos que entran a constituir el escenario de la cultura ambiental, respuesta que se interioriza en una forma de comprender, interpretar y resignificar el mundo. Ruralidad es encontrar en el ambiente rural, el elemento articulador para una pedagogía que trascienda al individuo y la cultura rural. Ruralidad es hacer de la granja el medio para crear y recrear la educación agrícola. Es encontrar la idea de unir los minifundios para diversificar y crear currículo agroambiental. Es también agruparse y construir el taller de lácteos. No basta con vivir en un ambiente rural y tener la granja, el minifundio o el taller, es necesario vibrar en la cultura pedagógica de lo rural, incidir en ella transformándola a ello, gozarse con ella, crecer y hacer crecer el individuo en ella, es amarla a ella y construir en ella. Y en una relación así con todas estas características, necesariamente surge un lenguaje propio, un lenguaje hecho poema; o escrito y decorado en trabajos manuales de consultas, de descubrimientos de las propiedades de un fruto, un árbol, un pedazo de tierra, un grupo de mujeres que trabaja. Eso es ruralidad y se extiende, se irradia y se queda con la gente. La Granja Integral da múltiples formas de apropiarse de una filosofía que encarna la ruralidad y tiene en la conciencia ambiental del respeto por el contexto natural, como una ideología propia que nace y crece en cada sujeto y se convierte en cultura. Escenario dinámico que enmarcan un cúmulo de saberes, de relación recíproca que se da en el espacio natural. La supervivencia, el bienestar y la calidad de vida son razones que emergen de la realidad. En el Instituto Docente Villa Claret del municipio de Pueblo Rico, aparece la granja como elemento fundamental de producción y comercialización. La institución produce plátano y lo comercializa. A partir de estas acciones desarrolla un proceso formativo. El espacio natural es un posibilitador de desarrollo regional.

113


Contar con una granja es tener una riqueza pedagógica con una didáctica propia que posibilita una cultura, una forma de ser, una ideología natural que determina la identidad y se convierte en aldea, dimensión filosófica que nace, crece y se transforma en el ser hecho en el campo y para el campo, fundamento que la escuela posibilita para su arraigo y su consolidación.

RURALIDAD CAFETERA La escuela rural tiene al campo como el escenario pedagógico y evidencia una cultura propia. La comunidad rural en Risaralda mantiene rasgos diferenciadores que inciden en el marco educativo. La cultura cafetera fundamentada en una forma de ser y entender la vida en torno al café, se hace presente como una identidad. Alrededor del café se construyen los saberes y gira una comunidad. La escuela en Risaralda tiene una sensibilidad innata de vivir rodeados por cafetales y ser testigo y protagonista a la vez, de su labranza, de su proceso de transformación. Los granos se toman de la mata uno a uno, se escoge de la rama la calidad en un proceso armónico que pasa por la despulpadora, la fermentación, el secado, el almacenamiento, su venta y su consumo. En el proceso del café el niño hace escuela desde su casa, desde el permanente contacto con el cafetal, escenario propio y vivo de formación. Café es vida, el desarrollo de antaño de un país, es cultura que emerge, es casa de balcones entretejida por los jardines y la belleza de un paisaje apacible o una música propia confundida con el caturro, con el arábigo, el borbón y la variedad Colombia.

114


La escuela en Risaralda evidencia una ruralidad cafetera y entresaca una identidad de arraigo, de jeeps que van y vienen, traen y llevan la cultura de un pueblo. La escuela es la mediadora de una cultura cafetera que rescata la identidad, la escuela nueva, la cancha, en varios municipios, como Balboa y Marsella, trabajan la identidad de la vereda, los estudiantes investigan su historia, sus costumbres y tradiciones y la esencia cafetera. Se hacen currículos en torno al café. En el municipio de Belén de Umbría en preescolar y básica primaria se desarrolla una práctica pedagógica fundamentada en el currículo del café. El café, su cultivo, el proceso de transformación, se convierte en fundamento elemental de formación. Los estudiantes rastrean sus raíces, se embriagan de sembrados, acogen su cultura y se funden en una identidad de sentimientos cafeteros. Cómo no recordar a Peralonso, un centro docente de Santuario, donde se observa un semillero de café, ahí se empieza a construir una identidad cultural. La semilla, su crecimiento tiene una construcción significativa, una enseñanza humana y vital de entender la vida, significado profundo que emergen de las entrañas mismas de la tierra cafetera. Y concibe una escuela cafetera con sabor a café, con almácigos que nacen y se transforman, aparece el cultivo, florece, aparece un grano verde, luego rojo, unas manos los desgajan uno a uno, se hace bebida, vida y cultura.

UN NUEVO MAESTRO PARA LA RURALIDAD Hablar del maestro en el campo es encontrar un sujeto en movimiento, una identidad propia y única que da al entrar en el paraíso que se convierte en escenario pedagógico

115


llamado campo. Espacio único y apacible que despierta la sostenibilidad y la esencia campesina. Un maestro para la ruralidad es un maestro comprometido con ideología y filosofía campesina, con el arraigo innato que da el sentir la vereda como propia, la escuela como una proyección de su vida, razón de ser y de sentir; su cuerpo fusionado a su contexto. Un maestro no se educa para la ruralidad, se hace en la ruralidad, cultura que permea el campo y contagia su vida y se siente realizado en el compromiso con la vereda y se convierte en el líder y el motor de su desarrollo. Un maestro hecho para la ruralidad y con la ruralidad entra en la dinámica propia que ofrece el campo. Se vuelve campesino con la autoridad para mediar su desarrollo y convertir a la escuela en el centro de la vereda. Desde esa mirada aparece un sujeto distinto capaz de acompañar a la comunidad en todos los procesos de crecimiento, de apertura y de cambio y de conservación de su cultura. El papel del maestro en el desarrollo comunitario es fundamental, participa activamente en la formación de valores, influye en el desarrollo de la región. Asume su papel de actor protagónico, con sentido crítico y transformador, con la posibilidad de no ser espectador sino sujeto generador de procesos, donde la imagen del maestro va cambiando hacia la resignificación de su realidad social. Pero existen maestros con otra mentalidad, aquellos que no se comprometen con el campo se vuelven monótonos y aislados, la comunidad los rechaza. Las universidades no forman al maestro para la ruralidad, para el trabajo arduo del campo, se deja que el campo permee su alma. ¿Se puede educar al maestro para la ruralidad?, ¿Cómo sensibilizar al educador para que logre una identidad rural?

116


Allí está el maestro de la cima de la montaña. Allá la escuela anclada en la ladera, nicho, tesoro mágico donde la alegría se plasma y quedan las voces de los niños. Maestro sujeto que deja huellas imborrables, inexplicable emoción que solo es posible sentir en el contacto con el campo en su esencia vital, profundo sentimiento que está hecho para el disfrute.

7. EXPEDICIÓN AL INTERIOR DEL VIAJERO "Ruta misteriosa” Encuentro con el viaje de encuentro y del sentir de ti, escuela"

Hacer la expedición al interior del viajero es recorrer el sentir del maestro. Cargado de sensibilidad va el encuentro con la escuela, su propio yo. La sensibilidad es la primera estación de un recorrido del yo del viajero. La sensibilidad se entiende por un principio de vida que permite el contagio con el sentir motivado, interés verdadero de disfrute de un momento inexplicable, la emoción.

117


"Hoy esperaba, en medio del festival que se preparó en el municipio de La Virginia, el momento de la sorpresa, el milagro o la magia de las propuestas, ideas o acciones que me dilataban la pupila y afinaban el oído".19 Incertidumbre, emoción, sentimientos confundidos, alegrías, tristezas, parte de la estación sensible de un maestro o maestra viajera, presencia de una carga de emociones que hace sacarle el gusto a un viajero lleno de aventuras. "Iniciamos nuestra reafirmación cultural y el reconocimiento de la pluralidad y la diversidad del modo de hacer escuela y ser maestro. Preguntas, expectativas, una mochila llena de anhelos e ilusiones y el asombro son los acompañantes de un viaje".20 Resignificación del maestro que se encuentra en el proceso sensible en el encuentro con el otro, en la magia de la escuela, en la búsqueda de la identidad. "Quiero convertirme en un granito de arena más, para contribuir al sueño de Bladimir... unirnos todos para transformar el país y unirme al combate contra el pesimismo... y poseer el tiempo entero por usarlo en ser maestro". El viajero en su concepción sensible disfruta del momento y reencuentro con la escuela en su esencia viva, en su complejidad, en la alegría, en la tristeza, en la disciplina y en el desorden, en el maestro mostrado como es, inquieto, solitario, colectivo, investigador, tradicional, de vanguardia, pero sobre todo en la escuela vista desde lo humano, hecha para la formación. 19

VALBUENA, Doris. Diario de Campo de una maestra viajera. Expedición pedagógica. Risaralda. 2002

20

ORDOÑEZ, Fernando. Diario de campo. Expedición pedagógiica. Risaralda. 2002.

118


El maestro viajero tiene en el asombro como la manifestación de una concepción sensible esta corresponde a una nueva estación del viaje a su interior extendido en el asombro como una disposición que agudizó la mirada de la escuela y entra en ella a redescubrirla y se funde en ritual mágico que se plasma y se exterioriza en su diario. "De regreso a Pereira, en la buseta reflexioné, gocé el poder haber observado cómo se une la naturaleza simple, la flor. La escuela es el sentimiento del viajero, aparece como un encuentro apacible cargado de un mundo afectivo que llena su espíritu "Hice mi primer viaje como viajera, es para mi una suerte, una fortuna llegar a una escuela con maestros tan pilosos, donde pude compartir y aprender". El compartir va más allá del intercambio de prácticas y de experiencias pedagógicas, trasciende al encuentro para la redignificación y resignificación del ser maestro". "Es reconfortante para nosotros saber que aportamos y compartimos no un grano sino quizás gramos a la reedificación del nuevo hombre que nos plantea la historia", escribe también en su diario expedicionario la maestra Martha Montoya.

119


CAPÍTULO III LECTURAS Y ESCRITURAS DE TERCER NIVEL Tenemos la Certeza que existe una Riqueza y Diversidad Pedagógica para potenciar y afirmar. Esta es la NUEVA MIRADA. Una nueva mirada que no es diagnóstica ni inquisidora, sino REVELADORA de lo que somos y hacemos. No es tampoco ingenua ni neutral, es afirmativa e intencionada, justo en esta coyuntura que vive el país. Se trata de mostrar que existe un Proyecto Pedagógico Nacional en construcción y que las Comunidades Educativas y el Magisterio en particular estamos maduros para convertirnos en SUJETOS de nuestro propio destino.

120


INTRODUCCIÓN En los sueños todo es posible, se pasa de una a otra imagen, de uno a otro contexto. La gama de posibilidades se percibe entrecruzándose, rompiéndose y presentando hasta lo imposible; pero nos llegó el momento de pasar de los sueños al de las propuestas: líneas de investigación, políticas educativas, planes y proyectos que se pueden desarrollar desde la iniciativa de los maestros, teniendo en cuenta su misma experiencia, su práctica y visión pedagógica. Sabemos que esto no puede ir desarticulado de los planes y proyectos de desarrollo social, político y económico. Sabemos que debe hacer parte de una reestructuración y planeación de la cultura en general; pero es necesario atrevernos, decidirnos a proponer para entrelazar con otras propuestas nuestro sentido de educación, nuestros sueños pedagógicos recogidos de las mismas sonrisas, lágrimas, anhelos y esperanzas de los niños y de los jóvenes. Es así como surgen, desde el año 2002, los documentos, que podrán, cada uno de ellos, constituirse en un libro prospectivo, titulados visionariamente: “Hacia una construcción Pedagógica de Región” y “Aproximación Interpretativa y Propositiva para la Educación en el Departamento de Risaralda”. De ellos les ofrecemos los artículos siguientes:

121


HACIA UNA CONSTRUCCIÓN PEDAGÓGICA DE REGIÓN Fernando Ordóñez Mejía José Nelson Álvarez Carvajal

EL VIAJE CONTINÚA El propósito de la expedición no es hacer un barrido por la educación colombiana, no es hacer un estado del arte de la pedagogía, no es diagnosticar el estado de las escuelas, no es rendir un informe sobre lo que pasa hoy con los maestros. La Expedición Pedagógica no pretende mirar experiencias, describir las innovaciones o hacer ver que existen maestros héroes que sobresalen de la mayoría, No fija su mirada en lo exitoso o en lo diferente. La Expedición Pedagógica experimenta una nueva mirada, que es distinto. Es decir, pasa por la experiencia de mirar distinto lo que siempre hacemos, lo que somos, lo que tenemos; resignifica todo esto a la luz del reconocimiento de la riqueza y la diversidad que hay en esas maneras de ser maestros, hacer escuela y construir comunidad educativa21. No es lo mismo mostrar lo diferente y lo excepcional, que experimentarnos diversos y ricos. En tanto experiencia colectiva va mas allá de unos informes, va mucho más allá de la sistematización de unos registros, trasciende la tarea del investigador que quiere revelar unos datos. La Expedición busca potenciar, afirmar y generar procesos movilizadores, procesos sociales que transformen la mirada discapacitadora que tenemos de nosotros mismos como maestros, la mirada empobrecedora que tenemos de nuestras escuelas y la mirada mendicante que a veces tenemos de las comunidades educativas.

PERSPECTIVAS La diversidad y posibilidad en los cuatro asuntos recogidos en la expedición en el Eje Cafetero son innumerables. Después del recorrido realizado por los diferentes

122


municipios, se puede apreciar el gran progreso y potencial que se desprende de las diferentes situaciones, experiencias, propuestas e innovaciones. Se considera que todo este inventario sociocultural, podría desencadenar la construcción de una propuesta pluricultural de la pedagogía, del desarrollo valorativo y de un cambio cultural que trascienda las barreras del desarrollo económico y el desarrollo social. La mirada después de haber terminado el viaje por los diferentes municipios de los dos departamentos (Risaralda y Quindio) se ha complejizado, y su alcance sólo podrá dimensionarse en la medida que las Secretarías de Educación y las diferentes instituciones vinculadas se apropien y comprometan en el desenvolvimiento de la educación, la pedagogía, el desarrollo económico y sociocultural de nuestra. En cuanto a formación de maestros, según testimonios recogidos a través de los viajes en los diferentes municipios, se escucharon voces donde se rescataban los micro centros como espacios que posibilitan el diálogo, el intercambio, la comunicación y el apoyo en el mejoramiento de las actividades pedagógicas, que involucran el proceso de formación de las comunidades educativas. Es además, importante visualizar el impacto que ha tenido la educación abierta y a distancia generando en la comunidad educativa toda una predisposición a la profesionalización en el mejoramiento de las prácticas. Según se pudo constatar las universidades del Eje Cafetero hicieron posible la profesionalización de muchos maestros en los pueblos (considerados provincias); de otra parte, se recogieron inquietudes sobre el programa Intramuros de la Universidad Tecnológica de Pereira, del cual muchos avalaron el logro de su profesionalización lamentando la desaparición del mismo. En los encuentros desarrollados en las diferentes instituciones, se notó que una gran parte de docentes vienen desarrollando sus pregrados y postgrados, y hay toda una voluntad hacia la consolidación de una cultura pedagógica.

123


A través del recorrido por estas instituciones de los dos departamentos se tiene un inventario significativo de prácticas, innovaciones, investigaciones y proyectos que de alguna manera han tenido su origen en ideas, conceptualizaciones y en propuestas surgidas del bagaje académico obtenido tanto en los pregrados, postgrados, como en los procesos de formación de maestros. Importante rescatar los diferentes cursos de actualización, los cuales han incidido en prácticas ejecutadas como proyectos de aula. No se puede desconocer el papel preponderante que jugaron hace algunos años las Normales en los departamentos en la formación de maestros. Muchas maestras y maestros adquirieron sus conocimientos pedagógicos por medio de la Normal Superior de Pereira, Armenia, Apía, Santa Rosa de Cabal, entre otras. En estas últimas décadas, las diferentes administraciones departamentales han hecho posibles diferentes eventos que han permitido el diálogo de saberes, conocimientos y la formulación de proyectos que de algún modo han trascendido en una manera distinta de ver la educación, la ciencia y la tecnología en los Departamentos. Dentro de una prospectiva, se convierten las Facultades de Educación, las Normales y los Comités Departamentales de Capacitación, en instituciones comprometidas en avalar y apoyar todas las tentativas surgidas de la dinámica educativa del Eje Cafetero, cimentando las condiciones y circunstancias para posibilitar la estructuración de una comunidad científica en relación con el trabajo pedagógico. Se hace indispensable la elaboración de una serie de investigaciones aplicadas para determinar el alcance y proyección, de los procesos de formación; además, asesorar y acompañar el desenvolvimiento de los mismos para mejorar estos procesos.

124


Fortalecer los centros de investigación de las diferentes instituciones formadoras de maestros; además, crear comisiones para el desarrollo de brigadas, campañas y muestras que potencian la participación, el seguimiento y apoyo a los diferentes procesos visualizados a través del viaje de la expedición pedagógica Regional. Comprometer recursos gubernamentales y privados para el apoyo de procesos tecnológicos que sirvan para el desenvolvimiento de proyectos productivos en las diferentes comunidades del Departamento.

PROSPECTIVA, HACÍA UNA NUEVA FORMACIÓN DE MAESTROS

La Expedición Pedagógica exploró desde diferentes enfoques sobre la formación de maestros, sobre los supuestos y concepciones que se ponen en juego, así como sobre las características y condiciones en que se realiza. Esto nos permitió afirmar, potenciar o replantear los imaginarios que tenemos en este asunto de formación de maestros, y a la vez suscitar nuevas alternativas, compromisos y recomendaciones para la formulación de políticas en este campo. Se hizo latente durante el proceso de expedición por parte de los maestros, estudiantes, padres de familia y comunidades, la necesidad de un replanteamiento a fondo en la formación de maestros; se puso en cuestión tanto la formación inicial como la formación permanente de los maestros en ejercicio. Es un hecho, que el proyecto apoyo de redes e investigación pedagógica tiene un compromiso relacionado con la formación de maestros:

125


a) b)

Identificar los logros y vacíos de la formación de los educadores en servicio para decidir áreas prioritarias de formación. Apoyar los procesos de reestructuración de las instituciones formadoras de maestros; fortalecer el Comité Departamental de Capacitación y la construcción del Sistema Nacional de formación de maestros. Y que las instituciones comprometidas con la formación de maestros en el Departamento han intervenido en este asunto desde el terreno que les es propio.

La Expedición Pedagógica se convirtió en apoyo, en impulso y en una posibilidad de aportar a los procesos en marcha; convirtió este asunto en un objeto de indagación y de exploración, se preguntó por ejemplo: ¿Cuál es la relación entre formación de maestros, escuela y prácticas pedagógicas?, ¿Cómo la práctica de los maestros se ha visto afectada por los programas de formación: Aportes y limitaciones de su formación inicial, vínculos con los programas de formación continuada, relación con los programas de postgrados?. Se indagó sobre lo que han significado los convenios en la Normal Superior y las Facultades de Educación de las Universidades, para la vida de cada una de las instituciones y los maestros, también sobre ¿Cómo ven los maestros las políticas y acciones del Comité Departamental de Capacitación?. La Expedición, a partir de las estaciones pedagógicas, se convirtió en formadora de maestros, en una movilización que educa porque permitió el intercambio, el descubrimiento, el encuentro con lo diferente; la Expedición en sí misma es un programa de formación de maestros, diferente a los utilizados hasta ahora. La Expedición Pedagógica fortaleció la auto imagen del maestro; llevó en la mayoría de casos, a que el maestro se percibiera como profesional y no sólo como intelectual, sino como poeta, escritor, artista o músico; se fortaleció su imagen social y su percepción de su comunidad y escuela. Pero lo más importante, fue que el maestro se diera cuenta de

126


la necesidad de reencontrarse, construir y reflexionar sobre su propio saber; se atreviera a escribir y plasmar sus propias experiencias, y a construir con ello saber pedagógico. La formación de maestros en el Eje Cafetero exige en la actualidad una transformación que proporcione las bases para la socialización, la competencia pedagógica y las actitudes para las prácticas de la educación en la construcción de la nueva sociedad. Hablar un nuevo lenguaje, aportar novedosos elementos de discusión, conocer el entorno, profundizar en la realidad local, regional, nacional e internacional y, capacitarse permanentemente, son aspectos que permiten darle vía a una educación que contribuya al desarrollo de los departamentos y del País. Las instituciones formadoras de maestros deben proyectar profesionales capaces, con formación de educadores, con conocimientos profundos en otras áreas del saber. Este cambio incluye la capacitación de los docentes, su motivación y la realización de un trabajo investigativo que permita conocer la vocación de sus habitantes para implementar una modalidad educativa acorde a su verdaderas necesidades.

LA CONTINUIDAD DE LA EXPEDICIÓN PEDAGÓGICA CON EL DEBER SER DE LA FORMACIÓN DE EDUCADORES El cambio en los procesos de formación de maestras y maestros debe partir desde las mismas Instituciones formadoras: Normales, Facultades de Educación e instituciones en general, responsables de la actualización. Se cree que con la nueva legislación en esta materia, se están formando y potenciando educadores integrales, con un buen desarrollo en el campo humano, cognitivo y pedagógico.

127


Sugerimos que desde las Normales y Facultades de Educación, surja un acompañamiento o seguimiento en los dos primeros años a sus egresados, esto es fundamental para el éxito profesional de una carrera tan significativa como ésta. Es desde allí, desde la escuela, desde la cotidianidad donde el educador debe ser apoyado, para adquirir seguridad, sentido de pertenencia y una verdadera identidad como maestro. Apoyar e impulsar la formación permanente o formación en servicio desde la misma institución escolar, es otro de los retos actuales de los docentes en ejercicio. La mal entendida autonomía en la cátedra, ha provocado un frustrante aislamiento pedagógico, el maestro no comparte o comparte muy poco con sus colegas programas de formación o auto formación, que involucren toda la institución; sería un avance significativo y se potenciaría un profesionalismo colectivo con un fructífero trabajo en equipo. Redefinir los roles de los Directivos de la Educación (Supervisores, Directores de Núcleo, Directivos de las instituciones) cuando su labor se ubica más en el campo administrativo. Es necesario poner al servicio de la educación y de la formación de maestros y maestras, toda la capacidad profesional y experiencia laboral de estos estamentos, teniendo como premisa que la razón de ser de la escuela es el desarrollo de todas las facultades de los niños y los jóvenes. Los procesos de selección de educadores y educadoras deberían estar centrados en un conocimiento de la personalidad, de su desarrollo humano, motivación y creatividad; en ningún momento se descartaría su formación pedagógica y científica.

128


SOSTENIBILIDAD DE LA EXPEDICIÓN EN EL EJE CAFETERO EN LA PARTE ORGANIZATIVA: 

Mantener y consolidar la actual estructura de la expedición pedagógica en el marco de la conformación de una red nacional.



Continuar impulsando la construcción de nuevas formas organizativas de maestros, en su reactivación y articulación.

DESDE SUS CARACTERÍSTICAS:         

Autónoma Amplia participación Pluralista Propositiva Interlocutoras con el Estado y diferentes entidades. Autogestionarias. Mantener una reunión regional cada semestre de los expedicionarios. Mantener una reunión o encuentro a nivel departamental, de redes o grupos. Construir y cohesionar un sistema de comunicación a una red regional y nacional que nos permita interactuar y no marginarnos.

EN CUANTO A LA FORMACIÓN:  

Apoyo a la constitución de entidades de formación pedagógica, conformadas por maestros (centros de investigación y formación). Fortalecimiento de los CEID.

129


           

Acuerdo con las Universidades para el reconocimiento y validación de las experiencias y prácticas pedagógicas (Ej. Diplomados). Organizar y sostener el Banco de información y documentación como un apoyo a los procesos de investigación y de fácil acceso. Generar espacios en las instituciones, municipal, departamental de reflexión, de socialización y participación: (Ferias, stand, encuentros, tríos, etc.) Generar espacios de relación, articulación, apoyo, entre la universidad y la educación básica y media. Espacios de participación y representatividad de la expedición pedagógica nacional en las instituciones e instancias administrativas de formación de docentes. Proyección social de la educación por medio de la articulación con otros estamentos y organizaciones. Elevar a una red de patrimonio la producción pedagógica de los maestros. Visualizar y proyectar las prácticas de aula y el acontecer cotidiano de los docentes. Generar y proponer políticas del estado para apoyar la expedición pedagógica a nivel financiero. Mantener actualizado el archivo pedagógico y con la posibilidad de circulación entre los docentes y directivos docentes del departamento. Que las experiencias significativas de los docentes puedan servir de base para proponer políticas educativas. Aprovechar la experiencia y la capacitación de los maestros viajeros expedicionarios para que sean agentes formadores de maestros.

130


APROXIMACIÓN INTERPRETATIVA Y PROPOSITIVA PARA LA EDUCACIÓN EN EL DEPARTAMENTO DE RISARALDA. José Alfredo Collazos S Carlos Alberto Ospina

Con este panorama parcial de las situaciones vividas por diferentes comunidades educativas, se hace indispensable plantear todo un proyecto estratégico donde se comprometan todos los sectores económicos, sociales, políticos y culturales para afrontar toda esta situación común propia de los municipios y de diferentes comunidades del departamento de Risaralda.

LA PEDAGOGÍA PARTE VIVA DEL DESARROLLO DE LA SOCIEDAD. En la caracterización sobre las problemáticas propias del eje cafetero se pueden sintetizar varios tópicos que podrían configurar ciertas alternativas para proponer salidas a toda esta situación. En primer orden el café como monocultivo puede, por las circunstancias actuales, convertirse en un obstáculo para el desarrollo económico; en esta perspectiva se podría desarrollar de una manera gradual la diversificación, planteada esta desde una investigación en la comercialización y distribución de los productos posibles en la perspectiva de la sustitución del café; además posibilitar el manejo tecnológico e industrial en la propuesta agropecuaria que se asuma. Todo este macroproyecto debe concatenarse de manera integral desde la empresa privada, el gobierno y el sector educativo en general. En el campo social se requiere comprometer diferentes sectores para enfrentar los fenómenos de la CORRUPCIÓN, NARCOTRÁFICO, FARMACODEPENDENCIA,

131


PROSTITUCIÓN y LOS DIFERENTES FACTORES DE VIOLENCIA. Para que Los procesos en el desarrollo valorativo de nuestra región se conviertan en el centro fundamental de una CULTURA CIUDADANA. Los medios de difusión deben presentar una propuesta pedagógica que haga frente a la tipología de descomposición que presenta la sociedad. La clase política y el sector privado deben convertirse en voceros fieles de principios que restauren y cambien todas las desviaciones presentadas en el desenvolvimiento de nuestra Región. De esta manera la educación unida a diferentes procesos económicos, sociales y culturales podrían trascender de los simples proyectos para mostrar, hacia un cambio práctico de proyectos que a mediano y largo plazo consoliden la región dentro de una posibilidad real de transformación social. PROPUESTAS EJEMPLARES

A continuación se presentan algunas experiencias significativas ejecutadas en el departamento de Risaralda que merecen ser tenidas en cuenta para su apoyo, seguimiento y masificación; entre ellas tenemos:

1. LOS CAMPAMENTOS CIENTÍFICOS Fue una experiencia liderada por el Colegio Salesiano, la universidad de Manizales y la Secretaría de Educación en el año 1989. Su realización, contó con profesionales en Geología, Química, Fauna y Flora por parte de la Universidad de Manizales; del municipio de Dosquebradas, Pereira y Santuario participaron docentes y estudiantes de los respectivos municipios. Estos campamentos aportaron elementos metodológicos en cuanto a clasificación, socialización y conceptualización de diferentes tópicos asumidos

132


en este proceso expedicionario realizado en el Cerro de Tatamá en el municipio de Santuario. Toda localidad presenta escenarios propicios para hacer de la pedagogía un encuentro y descubrimiento por nuestra identidad. Estos eventos abren múltiples posibilidades a la investigación, descubrimiento y específicamente al desarrollo pedagógico. La Secretaría de Educación Departamental, debería generalizar y apoyar este tipo de propuestas que de verdad dinamiza los semilleros de una futura comunidad científica.

133


2. CENTRO MUNICIPAL NUCLEARIZADO DE MÚSICA

En Apía Francisco Javier López un maestro que viaja por las escuelas rurales creando los semilleros de música, más de 300 estudiantes (niñas y niños) son formados por la acción pedagógica de este maestro. Un proyecto que le muestra al departamento las pre-orquestas y orquestas con que cuenta el municipio de Apía. Una propuesta que nace desde interpretaciones simples hasta convertirse en una clara armonía musical. Con flautas, cuerdas, percusión y coros; enseñan la importancia de escuchar en serio. De forjar en los humildes un carácter estético y plantearle a nuestro departamento una nueva forma de construir escuela. Francisco con su tenacidad y capacidad hace posible construir una sinfonía de sueños, una armonía de la sencillez y un ejemplo envidiable para Colombia. Este proyecto aunque tiene un impacto muy grande en la formación de la comunidad es relativamente económico, su componente pedagógico se centra en dinamizar las potencialidades del menor, el uso del tiempo libre y la formación de toda una cultura musical. Con mínimos recursos y con el compromiso político de la secretaría del conocimiento se podría forjar toda una formación en la población rural de nuestro departamento.

3. RECICLAJE PROCESO AUTOGESTIONARIO En Mistrató por iniciativa de la Directora de Núcleo AMPARO RIVERA se generó un proceso donde madres comunitarias los lunes y jueves salen después de sus

134


actividades familiares a recolectar casa por casa la basura reciclable. Al comienzo fueron tratadas de DESECHABLES – BASURERAS. En este momento poseen una MICROEMPRESA que tiene apoyo institucional y año por año evitan la caída de desechos a las micro cuencas de este municipio. Se calcula que se han recuperado 22 toneladas de residuos sólidos, material éste considerado como contaminante. Este proyecto podría ser retomado desde las escuelas, colegios y Universidades como una alternativa de Educación ciudadana y ambiental posibilitan la apropiación práctica y el desarrollo alternativo frente a estas circunstancias.

4. LA RECREACIÓN UNA ALTERNATIVA DIDÁCTICA En el encuentro con el corregimiento de Taparcal, municipio de Belén de Umbría se visualizó todo un proyecto construido con niños y niñas del Instituto Docente EL AGUACATE. La muestra lúdica – recreativa concatenaba rondas, juegos, cantos y danzas infantiles, sueños, imágenes, ideas en su desplazamiento armónico donde la sincronía y la preparación de todo este grupo encarnaban un álbum multicolor de alegría, mensaje y enseñanza. Este trabajo es fruto del esfuerzo de una maestra perteneciente a este claustro educativo que de una manera creativa, lúdica plantea otra forma de construir escuela, comunidad e identidad. (LA REPRESENTACIÓN HECHA POR ESTAS NIÑAS Y NIÑOS DURÓ CERCA DE MEDIA HORA). Esta experiencia es un ejemplo para difundir y aplicar en muchas instituciones del departamento.

135


5. ASOCOLAGRO Una verdadera propuesta de Red para el departamento del Risaralda. La Asociación de Colegios Agrícolas en el departamento viene desarrollando toda una serie de políticas, estructurando de esta manera una filosofía para los colegios en esta modalidad. Desde Pereira hasta Quinchía surgen voces sobre la finca integral, el abono orgánico, el equilibrio del ser humano (sociedad -naturaleza), el desarrollo sostenible, la preservación del medio ambiente, la producción de lombricompuesto y toda una filosofía sobre el manejo de la AGROINDUSTRIA. Toda una conceptualización tecnológica frente al desarrollo Agropecuario nacido del manejo de esta red (ASOCOLAGRO). Se considera que en el encuentro de redes faltó la principal organización de maestros que ya tiene toda una práctica pedagógica para mostrar a Colombia y a todo el mundo. El carácter organizativo de redes no debe subvalorar las propuestas que han fraguado toda una alternativa de escuela, comunidad y desarrollo.

6. LA ESCUELA COMO CENTRO INTEGRADOR Y FORJADOR DE LOS PROCESOS COMUNITARIOS En el Instituto Docente CALICHAL se pudo dimensionar la importancia que adquiere la escuela para el desenvolvimiento de la comunidad. Esta comunidad por medio de la organización de las mujeres presenta una especie de FAMIEMPRESA donde se producen dulces (PAPAYA, NARANJA Y OTROS) que son comercializados en distintos lugares por ellas mismas.

136


La comunidad cuenta con instructor propio sobre el manejo del café; dentro de la misma comunidad se procesa el café de consumo; existen grupos de teatro, danza y de música infantiles y de mayores. La institución se convierte en el puente conductor para dar la luz suficiente a todos estos proyectos ejecutados por esta comunidad. La directora y las docentes con su apoyo y fraternidad han posibilitado este avance comunitario. Se requiere todo un apoyo económico y de capacitación para que las formas asociativas de producción se conviertan en verdaderas alternativas para esta comunidad.

7. UNA VERDADERA ESCUELA DE PADRES Con la iniciativa del director y el apoyo de todos los docentes del Instituto Docente Manuelita Sáenz del Municipio de La Virginia, se construye una nueva perspectiva de escuela y comunidad. Ante circunstancias adversas las docentes y docentes se comprometen en un proyecto donde los padres y comunidad son los protagonistas de un cambio. El acompañamiento y asesoría podría consolidar un proceso educativo que proporciona salidas económicas y sociales a toda la comunidad. Las entidades municipales y la Secretaría del Conocimiento podrían trazar unas estrategias de apoyo y seguimiento a este proceso.

137


8. UN EJEMPLO EN EL DESARROLLO VALORATIVO

Al paso por La Virginia se pudo vivenciar una serie de proyectos focalizados en el desarrollo valorativo que han tenido todo un impacto en la comunidad BERNARDISTA. El padrinazgo, la solución de conflictos entre otros. Son procesos en el desarrollo valorativo donde todos los estamentos de la Institución Educativa BERNARDO ARIAS TRUJILLO están comprometidos. Estas innovaciones resultan importantes como proyectos exitosos que podrían ser el punto de partida para la realización de proyectos en este sentido.

9. PROMOCIÓN Y RECONOCIMIENTO

En el Instituto Docente FRAILES una maestra incentiva a sus estudiantes con pasantías, donde las niñas y niños conocen el interior de un avión, van a su casa a dormir, los lleva a diferentes lugares y los acoge como sus propios hijos. Su casa se convierte en un carnaval de BIENVENIDA a sus estudiantes. De esta manera ella rompe con la barrera tradicional en el manejo de relaciones con sus estudiantes. La escuela se transforma en su familia y su familia acoge a toda la escuela. Toda esta dedicación convierte la profesión en otra de las dimensiones humanas de construir escuela.

138


10. UNA DANZA EN FORMACIÓN

En el corregimiento de La Florida municipio de Pereira un profesor por horas cátedra prepara niños y niñas en el baile y la danza. Un trabajo muy bien estructurado; a pesar del carácter infantil del grupo se observa el buen nivel en esta expresión artística. De igual forma en el municipio de Quinchía se desarrolla un proceso muy consolidado en este aspecto a nivel infantil, juvenil y de mayores. Siendo estos dos procesos ejemplo para imitar en otras instituciones del departamento.

11. CENTRO LITERARIO EL CONDOR

Una organización de los maestros para la producción literaria. Un encuentro con la palabra, la inspiración y el arte. Este centro literario en Apía hace posible la producción de revistas y folletos donde los espantos, los mitos, las leyendas, tradiciones y sentimientos son una cantera de inspiración. Este espacio pedagógico convoca maestros y maestras que de esta manera navegan por el sentimiento pedagógico de Apía.

139


CAPÍTULO IV EL ETHOS EXPEDICIONARIO Carlos Saracay Rivas Jaime Londoño Hurtado Doris Valbuena Carreño Maestro, más que profesor, porque es más importante enseñar a vivir que aprender la gran academia. Enseñar a vivir es enseñar a trascender, a reconocer la historia, a tener identidad y poder lograr la felicidad. Profesora: DIANA PATRICIA. Liceo las Américas21

21

Cuaderno viajero: Expresiones de maestros que llegaron a las Estaciones Pedagógicas y que dejaron plasmadas sus impresiones en torno a la Expedición Pedagógica en el Departamento.

140


INTRODUCCIÓN:

La expedición pedagógica ha sido fuente de múltiples conceptos, teorías, estrategias, metodologías, expresiones artísticas e instrumentos propios de la didáctica y de la investigación, que, en definitiva, corresponden a elaboraciones nuevas de pensamiento, identificables en un proceso de construcción pedagógica en el ámbito mismo de su sustentación epistemológica. Son producciones de saber pedagógico en el sentido explicito que se lee en “Consideraciones en torno a la producción pedagógica”, que escribe Alberto Martínez Boom: “Esto permite tener una relación más cercana con la pedagogía al reconocer que no es sólo una ciencia o disciplina sino que la pedagogía vive a través de las prácticas, que esas práctica pedagógicas son prácticas de saber en las que se producen objetos de saber.”22 Estas elaboraciones fortalecen el saber pedagógico, dignifican la profesión del maestro y cualifican, en el mejor sentido de la palabra, el proceso educativo, elevando la escuela de los niveles más elementales de transmisión de cultura, a generadoras de pensamiento y formadoras de ser humano, cada vez más crítico, creativo, participativo y comprometido con su propia superación. En este proceso se transforma, también, el maestro: actualizando, puliendo y construyendo de sentido su vocación. Ya no la del noble y abnegado “fiel cristiano” del feudalismo y la colonia, con la “fe de carbonero” que le imponía la premodernidad, ni con la automatización y tecnocracia de la modernidad, sino en el camino de la búsqueda de nuevas estrategias de formación de lo humano, de soluciones a sus problemas y en la perspectiva de forjar horizontes de prosperidad para sus comunidades. Es un proceso de transformación y de encuentro con su propio ethos, con el sentido mismo de su 22

Martínez Boom, Alberto. CONSIDERACIONES EN TORNO A LA PRODUCCIÓN DE SABER PEDAGÓGICO. Documento fotocopiado presentado por Pilar Unda en Seminario Regional. Pereira, Risaralda. 2003.

141


vocación, de cara al desarrollo que requieren las comunidades, a su potencial creativo y al de los estudiantes, y no solamente frente a las dificultades laborales, por la reivindicación de las cuales es necesario luchar con dignidad profesional, para no condenar la profesión al resentimiento y al ostracismo vergonzante e improductivo. Es un nuevo maestro, con un ethos renovado y dignificante, el que presenciamos surgir en el alborozo creativo de la Expedición Pedagógica. Develarlo y fundamentarlo es el propósito de este documento, a través de los siguientes capítulos: 1. 2. 3. 4.

Desde la ética filosófica al ethos expedicionario Valor y sentido del Ethos Expedicionario. Ampliando y profundizando la sustentación. Categorías y Mapas del ethos expedicionario.

1. DE LA ÉTICA FILOSÓFICA AL ETHOS EXPEDICIONARIO. El concepto de “ethos” que retomamos de la filosofía, va más allá del sentido de la ética filosófica, para expresar en él, no solamente lo teórico y lo que se construye de saber, sino, principalmente, lo que se vive, lo que se piensa, se hace y se escribe particularmente en la experiencia pedagógica, tanto de los maestros reconocidos y resaltados por La Expedición Pedagógica, como por los mismos expedicionarios. Es más que un a priori ético. Es un a posteriori que se vive y se contagia en las prácticas convertidas en experiencias pedagógicas, y que nos permiten avanzar en la elaboración del mismo concepto. Sabemos que la ética surge con la búsqueda filosófica por explicar y fundamentar el sentido de la conducta y del comportamiento humano, estableciendo principios y normas en tres perspectivas fundamentalmente: el de la felicidad o placer, el del deber ser, la virtud u obligación, y el de alcanzar la perfección o el desarrollo completo de las

142


potencialidades. En este sentido los pitagóricos, filósofos de la Grecia esclavista, fueron los primeros en establecer una ética para alcanzar la felicidad, fin y sentido propio del ser humano. Alcanzable a través de las virtudes de la sabiduría o búsqueda de la verdad, de la disciplina o voluntad de trabajo y de la austeridad, como el equilibrio en los ámbitos del placer. Posteriormente, Sócrates, condenado a muerte por sus enseñanzas, da testimonio de ello, aceptando morir en sus verdades, antes que vivir en las mentiras de la corrupción política de su época. Con ello y con su valioso aporte sobre la mayéutica o arte de saber preguntar, más que de responder, asistimos a los orígenes, la expresión y vivencia de un particular sentido de ethos. Se trata de un sentido de la vida humana, que se construye con la vida, para mejorar la vida. La ética, desde la filosofía, siguió fundamentando sus postulados en una deidad, en la naturaleza y/o en la razón, según las condiciones culturales y la formación socioeconómica en la que se planteara. La filosofía escolástica, en Dios; la empirista, en la naturaleza y la racionalista, en la razón. Muchos filósofos han ido más allá de la especulación que justificara una práctica ética utilitarista, elaborada para el engaño, para que unos trabajen y otros gocen de su producto; apuntando, desde su búsqueda, a lo que pretendemos presentar como ethos expedicionario. Pensamos que en Aristóteles, Kant, Nietzsche, Marx y Kierkegaard, entre otros, podemos encontrar elementos que fundamentan esta búsqueda expedicionaria. En ellos encontramos elementos que van más allá de la ética filosófica, tal como se lee en “Ethos y Ética”: “En mi opinión, Krüger demostró de manera convincente lo que significa para Kant la «fundamentación» de la ley de la costumbre: no un principio desde el cual se puedan deducir normas de contenido, sino una aclaración conceptual de algo que en su evidencia no requiere una justificación filosófica. Esta es inherente en la práctica

143


misma, sobre todo en la medida en que se trata de personas que tienen el corazón bien templado. Lo que necesita ser sometido a una crítica que se ha de lograr desde el imperativo categórico es la confusión causada por los conceptos de la filosofía moral que están en uso. Hay que superar conceptualmente al utilitarismo de la Ilustración y restablecer la simple evidencia del deber.”23 Aristóteles nos enseña que la felicidad solamente la produce la realización plena del potencial humano, es un placer sublime y no solamente material. En Marx encontramos la crítica a la ética burguesa en la que la avaricia acumuladora de plusvalía, se esconde tras el intercambio de las mercancías. La posibilidad de alcanzar el bien, es por la vía de lo social y político, transformando las bases económicas, erradicando la propiedad privada. La unidad internacional y la lucha del proletariado son características del ethos revolucionario para alcanzar el socialismo, ha planteado el marxismo. Nietzsche proponía la superación del hombre que ha fabricado la religión y la nobleza. La fuerza promotora de ese nuevo hombre es la Voluntad de Poder, la capacidad para sobreponerse a la homogenización, a la masificación destructora de la particularidad, de la soledad y del potencial superior del ser humano. El sentido ético que señala Kierkegaard y, posteriormente, el existencialismo, en general, está íntimamente ligado a la existencia misma, al yo ávido de realización, de placer, de saber, de morir en al absurdo o en el amor. Lo racional no alcanza a explicar lo paradójico de la vida misma, la mayor verdad es subjetiva. En el proceso viajero de la expedición, que se realizó entre los años 2000 y 2001, tanto como en el trabajo posterior de clasificación, organización y sistematización de la información para pasar de ser portadores a ser productores de saber, se va encontrando la variedad de estas características, que en definitiva conforman, inter subjetivamente, la 23

MacIntyre y otros. Ethos y Ética. Hans – Georg Gadamer. Publicado en philosophische Runddschau 31(1985).Traducción de Ángela Ackermann Pilári en: GADAMER, H. G, Los caminos de Heidegger, Herder. Barcelona.

144


aparición de un nuevo ethos entre los maestros, que bien podemos caracterizar como ethos expedicionario. El ethos expedicionario es precisamente una evidencia, inherente a la práctica misma de los maestros y expedicionarios, “en la medida en que se trata de personas que tienen el corazón bien templado”, desarrollando y provocando el pleno desarrollo de las potencialidades humanas, con una férrea e inquebrantable voluntad de superación frente a las adversidades que sufren las comunidades con las que trabaja, como las que sufre él mismo laboralmente. La experiencia pedagógica no es solamente una utopía, sino también una realidad que va conquistando, poco a poco, mejores condiciones de vida y de conciencia social para enfrentar la vida y superar la adversidad. Es una existencia comprometida con la realidad social, con la reflexión y la producción de saber, entre caminos por donde se cruza la pobreza más cruda, la guerra y los anhelos de paz. Es necesario que nos situemos en el ámbito de una elaboración filosófica, desde la pedagogía, más que en una teoría ética de normas y definiciones del mal y del bien, porque surge en la vida misma, en las diversas formas de hacer escuela y en las múltiples formas de ser maestro, en su accionar con su entorno sociocultural, político, económico y natural. Lo que queremos demostrar es que la expedición pedagógica así lo ha encontrado, como un “ethos social”, el cual, siguiendo a Oscar Vila, “alude a una construcción o desarrollo” de sentido de vida, de voluntad, de carácter, que la sociedad o un grupo social alcanza en circunstancias históricas determinadas. Para comprenderlo en otras palabras, se trata de un soporte o fundamento de referencia que justifica y explica la actitud y los actos que asume un grupo de personas. Como ejemplo, apreciemos el por qué un equipo de investigadores en ciencias administrativas de la Universidad del Cauca adopta este nombre de “investigadores ETHOS”. Escriben ellos:

145


“El ethos es el elemento básico de la cultura, el fondo de donde proceden las normas, los valores y el conjunto de modos de actuar que se transmiten espontáneamente y se expresan en la tradición de los mitos, los símbolos, los saberes propios. No siempre estas expresiones se conceptualizan o racionalizan aunque si conforman una especie de organización inconsciente de un grupo o sociedad. En este sentido el ethos como lo evidente en la conducta social es lo que mantiene unida a la sociedad ya que integra todos sus miembros en un conjunto y conforma una identidad. El ethos además de costumbre, usos y modos de vivir de un grupo étnico y social, equivale a morada o residencia, conlleva la idea de marca indeleble que significa carácter, modo de ser”.24

Sin que compartamos todas las afirmaciones de la cita, lo que nos interesa compartir es que la sociedad, los grupos sociales, gremios o conjuntos de personas pueden identificarse por esa conformación de sentido, de búsqueda, de anhelos y acciones que terminan caracterizando su vivir, su saber y proceder. El ethos, no es don ni herencia, es un proceso de construcción que como lo escribe Oscar Vila “va parejo a la valoración de cada paso dentro de un contexto común, que da y cobra sentido al posesionarse crítica y afectivo, en un proyecto de vida como un constante aprendizaje situado en un actuar en convivencia. Entre personas que impulsándose se conforman y enriquecen construyendo de ser su propia alma”25 Esto es lo que han hecho los maestros: la construcción de un proyecto de vida, de una voluntad y disposición generadoras de nuevas prácticas y saberes. Es un nuevo ethos con el cual se encuentra la expedición, lo revela y lo contagia. Es un ethos crítico y creativo, lejos de aquel deber ser que impone la modernidad. Se trata de un maestro comprometido con su entorno, con la pedagogía como saber y con la búsqueda de 24

Grupo de Investigación en Ciencias Administrativas. Universidad del Cauca. Sin fecha. Vila, Oscar. La construcción del ethos social”. Asistente al 50 congreso Mundial de Educación. Ubicado en Internet. 25

146


alternativas a la problemática que viven sus estudiantes y su comunidad, líder y protagonista de la cultura en su localidad, lo que lo vuelve un sujeto múltiple. La expedición suscita este ethos, lo revela a partir de las muestras y reflexiones que hacen los maestros, hasta en la búsqueda y construcción de un eje temático que incluya “aquellas situaciones en que la Expedición produjo o produce un tipo particular de individuo que es capaz de problematizar lo que es, lo que hace y la manera como lo hace.” 26 En la relatoría del segundo encuentro del Seminario permanente de la Expedición Pedagógica, en Popayán, se comienza el esfuerzo por construir este ethos expedicionario. Escrito en primera persona se lee: “Las posibilidades que tengo para mirarme y lo que me da riqueza, es lo que permitió reconocerme en los otros que están pensando la educación, la expedición me visibilizó todo lo que he hecho, visibilizó lo que otros han hecho y eso hizo sentirme más orgulloso de lo que hago y construyó el convencimiento de que ser maestro es lo mejor. La Expedición Pedagógica o más bien la mirada pedagógica cambió mi sensibilidad, tuve cambios donde paso de mirar a escribir lo mirado y reconocer a los otros y a mi mismo. Lo anterior conlleva a sentirme como sujeto de deseo y de sensibilidad en lo cual puedo construir mi autonomía.”27 Este seminario comenzó a plantear una serie de rasgos, que luego veremos van analizándose y sintetizándose, constituyendo características y categorías propias de un nuevo nivel de elaboración de saber sobre ethos, para compartirlas, posteriormente, con aquellos maestros, que nos ofrecieron su sentido inicial.

26 27

Martínez Boom, Alberto. Obra citada. Expedición Pedagógica Nacional. Segundo Encuentro. Ethos Expedicionario. Relatoría. Popayán. Agosto de 2003.

147


En el documento de relatoría se señalaban ocho características, a las cuales le sumamos dos más. Las transcribimos a continuación: 1. “Un sentido de pertenencia, que se fue interiorizando y construyendo desde la práctica expedicionaria. 2. El valor, los valores, como lo que es importante para mí y para los otros. 3. La práctica expedicionaria me llevó a la decisión de tomarla como un proyecto de vida, mi razón de ser. 4. La identidad del expedicionario como un proceso de construcción cultural. 5. Los orgullos regionales expedicionarios, altivos, dignos y humildes. 6. El ser trascendente o trascender, como algo inherente al espíritu expedicionario. 7. La resistencia al establecimiento, a lo institucional y a los diferentes actores del conflicto armado, desde las trincheras de la escuela. 8. La defensa… a todos las expresiones de vida desde la vida misma. 9. El reconocimiento como sujetos, y no objetos, pedagógicos y culturales. 10. El encuentro con la felicidad, la seguridad y la identidad que posibilita la construcción de la subjetividad.” 28 Los compañeros que en el segundo encuentro trabajaron sobre este eje temático se plantearon en primer lugar el problema de si este ethos se daba ya entre los maestros, o si surge con la Expedición Pedagógica. Después de profundizar la discusión y de consultarlo con varios expedicionarios viajeros, hemos llegado a la conclusión, que en 28

Idem.

148


buena parte se trata de un ethos que se venía formando ya en el proceso histórico forjado por el Magisterio Colombiano, el cual entre las décadas pasadas de los años setenta y ochenta toma el nombre de Movimiento Pedagógico. Lo valioso de la Expedición es que nos revela, que más allá de los protocolos, las publicaciones, celebraciones, decretos y vaivenes del mismo Movimiento Pedagógico, muchos maestros han continuado el trabajo tesonero de indagar, construir, hacer escuela y transformarse en múltiples formas de ser maestros. La expedición resalta, ilumina y, lo más apasionante, impulsa y promueve nuevamente al magisterio y, en general, a la comunidad y a la opinión pública. Es así como es posible palpar, develar y escribir sobre el “Ethos Expedicionario” y comenzar a construir su saber a partir de caracterizar y luego categorizar los hallazgos.29 Esa fortaleza histórica de la expedición y el deseo por producir saber pedagógico alrededor del Ethos Expedicionario son los problemas que se desarrollan en el siguiente capítulo.

2. VALOR Y SENTIDO DEL ETHOS EXPEDICIONARIO. 2.1. Fortaleza Histórica de la Expedición Pedagógica. “Un día, una oportunidad: ¡la Expedición Pedagógica! Un viaje al interior de las escuelas y al mío mismo. El recuerdo del proceso 29

Sobre cómo es posible que una práctica pedagógica devenga en experiencia, recomendamos volver al documento “Consideraciones en torno a la producción de saber pedagógico” de Alberto Martínez B.

149


y las insaciables ganas de volverlo a escribir, introspección, retrospección...” Desde el amanecer la Expedición Pedagógica ha sido un Movimiento fortalecido en la historia, por eso en los documentos que antecedieron a los viajes encontramos a la Expedición como “una oportunidad para avivar y redimensionar nuevamente el Movimiento Pedagógico y como un proyecto de maestros para los maestros y por la educación, que centra su mirada en la escuela y al mismo tiempo la trasciende reconociendo y buscando vínculos con la sociedad.”30 Desde el principio la Expedición Pedagógica ha estado fortalecida en el conocimiento del Movimiento Pedagógico, en el valor de las múltiples formas de ser Maestro y en el conocimiento histórico del país. Estas son evidencias de las bases sobre las cuales se construye la Expedición y a la vez constituyen movilización de pensamiento en la cultura, rompiendo con aquella posición dominante que pretende olvidar la historia y subvalorar a los maestros, reflejo de desconfianza y desesperanza, para ellos. La Expedición Pedagógica logró su propósito en esta primera fase. Los maestros se encontraron, se reconocieron, se valoraron y se potenciaron.31 Además, enlaza lo histórico con el reconocimiento de Ser maestro y ese enlace permite que surja lo mágico: alas de libertad, de autonomía y de confianza para expresar lo que hacen los maestros, lo que se hace en las escuelas, la riqueza, la diversidad pedagógica y cultural.

30

RODRIGUEZ PABON Y ALVAREZ, La movilización social como estrategia de organización y realización de la Expedición. 31 EXPEDICIÓN PEDAGÓGICA NACIONAL. NÚCLEO: ETHOS Y SUBJETIVIDAD. Rejilla, Risaralda.

150


En las diferentes rejillas, que dan cuenta de ethos se registra como: “alto grado de pertinencia a este movimiento social y confianza creciente de los expedicionarios en sí mismos”32 En el mismo sentido una maestra escribe: “Para mi la Expedición Pedagógica ha sido... el mejor premio que he recibido como reconocimiento a mi trabajo silencioso. La soledad del aula y la institución fue superada por el deseo de compartir, de mostrar las ejecuciones pedagógicas, de abrir una ventana a la vecindad, a la localidad, a la región, al país”.33 El Movimiento Pedagógico ha sido una gesta histórica del magisterio colombiano. Mostró el quehacer creativo de los maestros a lo largo y ancho del país. Innumerables investigaciones e innovaciones pedagógicas comenzaron a manifestarse en las asambleas pedagógicas municipales y departamentales hasta llegar en ramillete a los congresos y encuentros nacionales. Esto vuelve a surgir en la Expedición Pedagógica, con un nivel de observación, de “mirada”, de reflexión y sistematización planeado, dispuesto para pasar de “portador a productor de saber”.34 La gama de prácticas, experiencias, investigaciones, instituciones y temas que se han movilizado con la Expedición Pedagógica han permeado la educación, la cultura y la sociedad colombiana, en la circunstancia histórica de la problemática que vivimos y por la que trabajamos para mejorarla. Los recorridos de la Expedición en una de las regiones “dan cuenta de más de mil prácticas que salieron a su paso para “decir” sus hallazgos, sus preguntas, sus sueños y sus frustraciones.”35 Es una de las tantas afirmaciones que se leen en las rejillas del país.

32

EXPEDICIÓN PEDAGÓGICA NACIONAL. NÚCLEO ETHOS EXPEDICIONARIO. Rejilla, Bogotá. Idem. Rejilla, Risaralda. 34 EXPEDICIÓN PEDAGÓGICA NACIONAL. Boletín No. 7. 35 EXPEDICIÓN PEDAGÓGICA NACIONAL. NÚCLEO ETHOS Y SUBJETIVIDAD. Rejilla Atlántico. 33

151


La Expedición extiende sus raíces por el pasado, en el presente y hacia el futuro de la problemática que vive Colombia en todos sus rincones. No somos la solución, pero nos movemos en el proceso ineludible de su búsqueda. Consecuentemente el “ethos expedicionario” emerge de estas raíces: críticos, conscientes de nuestro presente y de nuestro pasado, pero esperanzadoramente, alegres y entusiastas por el futuro que con nuestras comunidades estamos llamados a forjar.

2.2. Características esenciales que llenan de sentido al Ethos Expedicionario. 2.2.1. El sentido del viaje y la mirada. (Buscando el tesoro). Más tarde pero aun temprano fue el viaje. El equipaje, la mirada y con ella la intención de descubrir el tesoro, la riqueza, la diversidad. Pero ¿cómo hacerlo, cómo hallar el tesoro? Trazamos rutas, conocemos las regiones, conocemos la cultura y vamos tras el tesoro de la diversidad, diversidad de cultura y pedagogía. Hallar el tesoro, encontrar la guaca, “incertidumbre, emoción, sentimientos confundidos, alegrías, tristezas, parte de la estación sensible de un maestro o una maestra viajera, presencia de una carga de emociones que hace sacarle el gusto a un viajero lleno de aventuras.” 36 Pero no bastaba encontrar el sitio, hallar el lugar. En las cosas, en las personas está el valor, la mirada debe ser profunda, mirar el valor, movilizar pensamientos, movilizar ideas y prácticas, en las costumbres y los modos de ser maestro y de hacer escuela. Viajar, mirar profundo es una de las características que llenan de sentido a la Expedición Pedagógica y al ETHOS Expedicionario.

36

Idem.

152


2.2.2. El valor de la búsqueda de la riqueza y la diversidad. (El tesoro) Ver la diversidad en el hallazgo, ver el tesoro. Ser capaz de reconocerse de valorarse, intuir que hay más y que es necesario mostrarlo, darle la resonancia, el sentido que merece. Decir, acá somos así, así vivimos, así pensamos, así existimos. Hacer propuestas para ayudar a mejorar el nivel de vida de la población, ocuparse de estudiar formas para resolver conflictos, o tomar iniciativas para educar a los padres, decir así bailamos, así cantamos, así sufrimos son hallazgos que afirman que estos constituyen otra característica que da sentido al Ethos Expedicionario. “Maestros viajeros. Como los maestros de la Expedición Pedagógica, que dejaron su hogar, sus aulas, sus amores y salieron a hacer realidad un sueño. Caminaron buscando la pedagogía y encontraron prácticas pedagógicas, proyectos, amigos, recuerdos, detalles y ante todo una gran enseñanza: CRECIÓ EL AMOR POR LO QUE HACE. Aprendió a valorar y a valorarse más, a continuar aprendiendo para ser cada día mejor Maestro. Además aprendió que el viaje fue físico e interior.”37

2.2.3. El asombro y el reconocimiento del otro. (Perfilando el ethos) Reconocer, reconocernos en el otro, lleva la esencia del abrazo, el valor ético del aprecio, del amor y del respeto por lo que el otro es, desea y percibe. Reconocerse, reconocer al maestro como propuesta de mirar, es forma diferente, trascendental de ver, ver la esencia, libera y da confianza. “la sorpresa ante otras experiencias me da confianza como maestro” 38 . El reconocimiento es la mirada ética de la Expedición. Es la mirada que descubre la diversidad y puede asombrarse porque la profundidad y esencia está basada en la movilización de pensamientos, sentimientos y emociones que valoran la diversidad como riqueza, la forma de pensar y de vivir como riqueza. No 37 38

EXPEDICIÓN PEDAGÓGICA NACIONAL. ETHOS Y SUBJETIVIDAD. Rejilla. Risaralda. Idem. Rejilla Bogotá.

153


puede haber asombro sino hay miradas que descubran sueños, fortalezas, propósitos en la forma de vivir y hacer cultura, de vivenciar costumbres, tradiciones, tejido social. “El maestro viajero tiene el asombro como la manifestación de una concepción sensible, esta corresponde a una estación del viaje a su interior, entendiendo en el asombro una disposición que agudizó la mirada de la escuela y entra en ella a redescubrirla, y se funde en ritual mágico que se plasma y se exterioriza en su diario.”39 El asombro se ha considerado generalmente una característica del saber. Así lo reconocía Sócrates. Es la condición previa a la pregunta, a la búsqueda filosófica. Sin embargo, frente al abandono, a la rutina, al poco reconocimiento de la labor del maestro ASOMBRARSE de su trabajo hasta quedar ENCANTADO fue una característica que se fue haciendo propia del maestro viajero. No era suficiente con reconocer el valor de su trabajo. Su novedad, su ingenió, la participación entusiasta de los estudiantes y de la comunidad nos dejaba perplejos. Del asombro surgía el encanto y de él brotaban inspiradas palabras de reconocimiento. Ello explica la alta producción poética en el diario de muchos expedicionarios. La descripción, el relato frío no alcanzaba a expresar la emoción que produce tanto asombro.

2.2.4. La responsabilidad en la producción de saber pedagógico. La sistematización es un proceso que trata de ordenar sin homogenizar, que muestra las diversas formas de ser maestro, y de hacer escuela, que interactúa con la sociedad, que devela deseos y percepciones, que permite reconocernos y afirmarnos en la diferencia; como un proceso que pide reflexión de la práctica para convertirla en experiencia, que posibilita el paso de los maestros de portadores a productores de saber. La 39

Idem. Rejilla Risaralda.

154


sistematización permite la producción escrita de saber pedagógico, como una forma de continuar el viaje, de gozarnos en los hallazgos; lo cual nos llevó a escribir sobre otras experiencias, entre ellas, el Ethos que desde aquellos maestros de grandes institutos o de abandonadas veredas contagiaba al expedicionario. La caja de herramientas, el registro, el diario, el relato, la rejilla, la poesía, toda la producción escrita en la que los expedicionarios y la Expedición como movimiento nos comprometimos, la hemos convertido en saber pedagógico como una responsabilidad ética que teníamos que asumir en este momento histórico, convirtiéndose esta producción de saber en un valor ético en sí mismo. Es una condición que enriquece el pensamiento, los sentimientos, la construcción colectiva, el testimonio de saberes, el conocimiento de nuestra riqueza pedagógica y cultural, el conocimiento de país que tenemos, en el que somos y nos movemos, lo cual nos llevó al proceso de construcción y reconocimiento de nuestra subjetividad.

2.2.5. Reconocimiento y construcción de la subjetividad. (El yo) Las posibilidades que construimos los maestros para mirarnos es lo que nos da riqueza, es lo que nos permite reconocernos en los otros que están también pensando la educación. La expedición visibilizó todo lo que hemos hecho, eso nos hizo sentirnos más orgullosos de lo que hacemos y construimos el convencimiento de que ser maestro es lo mejor. La Expedición Pedagógica o más bien la mirada pedagógica nos cambió la sensibilidad, hubo cambios donde pasamos de mirar a escribir lo mirado, nos reconocimos. Lo que nos llevó a sentirnos sujetos de deseo y de subjetividad con lo cual construimos nuestra autonomía. La subjetividad es saber y es sentimiento: “Hacer la expedición al interior del viajero es recorrer el sentir del maestro. Cargado de sensibilidad va al encuentro con la escuela.

155


La sensibilidad es la primera estación de un recorrido del yo del viajero. La sensibilidad se entiende por un principio de vida que permite el contagio con el sentir motivado, interés verdadero de disfrute de un momento inexplicable: la emoción.” 40 Escribir nos hizo disfrutar más el mundo, dónde por medio de la escritura y el reto a escribir hizo que se reconociera más nuestra totalidad, nuestra potencialidad, reconocernos como seres potentes que buscamos la libertad y la pasión por ella. “Cambie la manera de pensarme y de pensar a los demás, de expresarme. Haber tenido la experiencia maravillosa de haberme conocido. Soy otra persona, soy otro maestro, ahora arriesgo otras formas de ser maestro de ser político y de hacer escuela. Construir la posibilidad de mi propia cosmovisión pedagógica y educativa. La oportunidad de valorarme y valorar lo que otros maestros hacen, el valor como lo importante para mí y valorar lo que para otros también es importante. Aprender que el trabajo colectivo es más enriquecedor, más dialógico que ayuda y posibilita la construcción de la subjetividad.”41

2.2.6. El Compromiso social. (La Entrega) El pensamiento escrito es compromiso social y desencadena una responsabilidad ética. Es necesario repensar cada uno de los lugares por donde pasamos los expedicionarios, volver a propiciar encuentros para dar a conocer los avances en la construcción de saber pedagógico, producir material que llegue a cada escuela participante y mantener el contacto vivo y real. Reafirmarnos en la diversidad pedagógica y cultural exige un 40 41

Idem. Rejilla Risaralda. RELATORÍA. Eje Ethos Expedicionario. Seminario Permanente. II Encuentro. Popayán. Agosto del 2003.

156


compromiso con las comunidades y por tanto mecanismos de acercamiento e intercambio permanente. El compromiso social es compromiso con la comunidad educativa de los estudiantes, con su entorno: su sufrimiento, su pobreza, falta de empleo, desilusiones, engaños, abandono... Las comunidades de nuestras escuelas oficiales son las más pobres de la sociedad, sobre ellas recae el rigor de la crisis que vive el país. Una crisis política, socioeconómica, laboral, la que hace que muchos de nuestros niños lleguen a la escuela sin desayunar, que no tengan para el transporte o para los útiles escolares...la desnutrición se escapa por los ojos de muchos niños, se manifiesta en no pocas ocasiones del transcurrir de las actividades pedagógicas, en cansancio, sueño, desmayos y dolores de cabeza. En muchas escuelas el compromiso de los maestros y directivos docentes ha logrado que se les proporcione el desayuno, el almuerzo o “un refrigerio reforzado”. Durante el recorrido expedicionario apreciamos varias de estas prácticas pedagógicas, que en algunos casos han llegado a vincular a las madres, a la empresa privada, a políticos y autoridades educativas. En muchas instituciones se desarrollan programas de culinaria realmente creativos con productos agrícolas y silvestres de la región, como mango, chontaduro, carambolo... El compromiso social no es solamente teórico, “de alta palabrería revolucionaria”. La expedición reconoce el trabajo diario, práctico, sencillo de muchos maestros por aliviar la precaria situación de sus estudiantes para que puedan acceder a la cultura, a un saber que les posibilite alternativas de superación. El expedicionario reconoce y se identifica con esta situación, sufre y se revela desde su interior. Sabe que desde el más sencillo gesto solidario, hasta compartir los sueños de justicia, de paz y de equidad hacen parte de un largo proceso liberador. No podemos ser indiferentes frente a esta triste realidad, ser consecuentes es aportar lo mejor de nuestra práctica y saber pedagógico a la búsqueda de soluciones.

157


2.2.7. Los sueños y deseos. (Esperanza en la desesperanza) Los sueños como aspiraciones, como propósitos, como ideales pero no como idealizaciones que desvirtúan las realidades con maquillajes color rosa. La comunidad educativa en los diferentes lugares tiene intenciones y propósitos para construir formas de vida, para expresar su calidad como personas, como comunidad: “Los sueños de los jóvenes del Liceo de Occidente me regalaron... una cantidad infinita de esperanzas. Quiero convertirme en un granito de arena más, para contribuir al sueño de Vladimir de unirnos todos para transformar al país, unirme al combate contra el pesimismo que desea ganar Sandra y poseer el tiempo eterno para usarlo en ser Maestra”.42 ¿Por qué los sueños y deseos hacen parte del ethos expedicionario? Porque en una sociedad en la que está prohibido soñar, en la que los deseos son acallados con balas de fusil, ráfagas de metralla o bombas quiebra patas, los sueños también se quiebran y es necesario sacar fuerzas de la desventura y desesperanza para seguir acompañando a un pueblo mutilado, hambriento, desplazado. Tu espíritu se hincha de valor, de fortaleza y desde lo más hondo de tu voluntad, con la sonrisa o el bailar fogoso de un niño vuelven a surgir los sueños y las esperanzas. “Evoca a mi memoria una escena vivida en escuela La Macarena y un docente llamado Paco Linares, porque su rostro y su imagen se quedaron por siempre grabados en mi corazón de expedicionaria, cuando nos contó con lágrimas en sus ojos un relato referente a su experiencia vivida el día en el que la guerrilla se tomó el corregimiento de Santa Cecilia, municipio de Pueblo Rico, afirmó, “yo estoy vivo es de milagro ¡La paz un sueño... un anhelo camuflado en el silencio... en el temor encantado!” 43 42 43

Idem. Idem.

158


Conocer los deseos, saber de los sueños, no sólo llena de sentido a la Expedición Pedagógica y a los Expedicionarios, sino que nos llena de compromiso social, de responsabilidad ética para continuar... se vuelven características del ethos expedicionario.

2.2.8. La continuidad y persistencia. La continuidad como forma de apreciar, valorar y potenciar la vida y las diversas formas de vivir. La continuidad para seguir reconociéndonos como maestros, lo que deseamos, lo que queremos, y lo que hacemos. La continuidad es la persistencia, la disposición de seguir mirando, de seguir escribiendo, de seguir siendo y existiendo, de potenciar el propósito de afirmarnos en la diversidad, fortalecer la Expedición Pedagógica, construir país. El viaje debe continuar, el archivo sigue abierto, la discusión, la reflexión escrita, este cuento continua... el viaje continua, nos espera el resto de día, el resplandor del sol, un atardecer soñado, el recogimiento reflexivo y de nuevo un día y otro día... el viaje continua y en Risaralda la continuidad y persistencia tiene nombre propio: FERNANDO ORDÓÑEZ MEJÍA.

HOMENAJE A FERNANDO ORDÓÑEZ MEJÍA Al morir Fernando, sus compañeros expedicionarios nos hemos volcado a escribirle nuestras palabras... con lágrimas, con poemas, con flores y con el estudio y la escritura de su Historia de Vida. En todos estos escritos se resalta una constante: su persistencia,

159


su continuidad. Ciertamente Fernando nos dio clases de persistencia. No importaba que todavía no supiese: era hora de aprender, que no hubiese tiempo: había que sacarlo, que ya fuera tarde: era necesario madrugar. Escribir, leer, la radio, la mochila, el viaje continua, continua, continua... Era su insistencia sin saciar. Pensamos que su persistencia y su constancia hacen parte de este ethos que va caracterizando al expedicionario y que hace gala de aquellos caminantes invencibles, heroicos y legendarios, para quienes aún cuando no haya camino, este se hace al andar. Él mismo lo escribió bellamente en el siguiente poema: Expedición Pedagógica Un nuevo viaje un camino nuevo sembrado de ilusiones. Ayer viví la ventura de rebuscar un sendero y resignificar el alma de Maestro. Preguntas, ansiedad... desperté de la aventura. ¿Qué se hizo el camino? Lo dejé guardado en los bolsillos del recuerdo. ¿Qué se hizo el camino? Lo encontré perdido en una maleta llena de sueños. FERNANDO ORDÓÑEZ MEJÍA.

160


3. Ampliando y profundizando la sustentación. En el pasado seminario presencial de Bucaramanga, realizado del 14 al 16 de noviembre del 2004, se discutió ampliamente la problemática del Ethos Expedicionario, acordando, finalmente, ampliarlo y profundizarlo con los elementos que en ella se aportaron. Y es con ese propósito, entonces, que agregamos el siguiente capítulo. “La oposición no se resuelve en ningún polo, se diluye y se supera en dilemas y paradojas”44, fue uno de los postulados que se concluyeron en la discusión, ya que en un primer momento, como si se tratase de dos polos, se planteaba por uno de ellos que el ethos nace en el individuo, en el yo ávido de felicidad, de placer, de realización personal. En tanto desde el otro polo se decía que así como “el indígena no se piensa individualmente, sino en colectivo”, el ethos expedicionario y el de muchos maestros tiene un origen colectivo, solidario, altruista, se realiza en el otro. Al comienzo parecían irreconciliables estos dos puntos de vista, pero en el transcurso de la discusión se fueron complementando hasta simplificarse en un planteamiento que hiciera Nicolás Buenaventura: “La felicidad es refleja, se da de regreso. Se es feliz si se hace feliz al otro”. El expedicionario es el que hace feliz, no como una empresa que busca utilidades, sino que busca crecimiento humano. Los compañeros de Barrancabermeja, bellamente, lo escriben así: “El ethos expedicionario es el conjunto de fragmentos del ser que permanentemente se funde y que difunde en el cotidiano hacer de su vida tocado por la piel como frontera del otro y de sí, es ese río, aire y barro donde retoma y resignifica los valores que le dan sentido al ser del maestro...resultado de una experiencia entre lo privado y lo público.”45 La expedición comienza por causarnos alegría, satisfacción, inmensa y sublime felicidad. Lo hacemos porque lo queremos, nos gusta y nos realiza como 44 45

Son palabras casi textuales de Alberto Martínez Boom en una de las plenarias de dicho seminario. EL SER MAESTRO BARRANQUEÑO. Expedición Pedagógica Nacional. Ethos del expedicionario.

161


expedicionarios y maestros. “EL ethos expedicionario esta en cada persona, porque cada una de ellas trabaja por y para un ideal: la felicidad y la alegría de los niños...Es la alegría de ser expedicionario”46 En el equipo del Caribe es Dagoberto quien escribe sobre “El ingenio caribe y el placer de enseñar”. Volver la pedagogía y la expedición misma una práctica de placer es la condición primaria para zarpar hacia la inmensidad, la profundidad y las turbulencias del mar educativo. Martha Lucía Silva, sustentando el ensayo “La Estética y el ethos expedicionario”, 47 nos explicaba la relación ética–estética, alma-cuerpo, contraponiéndola al arte versus agresión, y se refirió a “la belleza eterna de la austeridad y el altruismo”. Desde los sentidos hasta la armonía, entre el ser, ser maestro y ser bello. En el mismo portal puede leerse el ensayo de Alicia Téllez del equipo de Bucaramanga, “La comunicación como ética”. Y contándonos de aquella maestra que sacó adelante a unos niños con dificultades de aprendizaje premiándoles cada esfuerzo con un beso y un abrazo, concluía que el ethos consiste en potenciar el ser del otro más allá del aula de clase. En esta sana polémica de gran altura ética, por el respeto a la opinión del otro y la convicción plena en que de los contrarios es posible la unidad, la comisión de expedicionarios acordó también sustentar el ethos expedicionario en una ética mestiza, como lo planteara Gloria, en una de las plenarias. Una primera búsqueda en este pensamiento mestizo la hemos hecho en la cosmovisión indígena, a la cual, por el hecho de expresarse en mitos, no se le puede quitar su 46

Idem. SILVA, Martha Lucía. La estética y el ethos expedicionario. Portal de La Expedición Pedagógica Nacional. Seminario Permanente. 47

162


profundo sentido filosófico y científico ambiental, como se lo pretendían negar desde la visión dominante occidental, aduciendo que los mitos eran solamente ingenuidad y mentira. Ahora sabemos y apreciamos su valor filosófico, científico, pero sobre todo integrador de lo humano, lo natural y universal, con dirección en espiral y no dogmática ni excluyente. El secretario general de la comunidad de los Arahuacos, Ángel María Torres, cuando le preguntara el periodista, Guillermo González Uribe, si los hermanos menores son los blancos, le respondió: “Los blancos. Sus creencias son para dominar y explotar a los demás, a sus propios hermanos. Las creencias de acá no son para explotar, sino para guardar, para que haya equilibrio en el mundo y en el universo entero. Que esas leyes que rigen el universo sean equilibradas para beneficio de la humanidad, para beneficio de todo lo que hay dentro de este planeta”.48 De ello se deduce la ética del equilibrio social y universal, la búsqueda de la armonía, en una espiral integradora, como lo planteara el equipo expedicionario del Cauca. No se trata de un orden jerárquico, en el que se impone lo superior a lo inferior, lo más a lo menos, sin sospechar siquiera que menos por menos también da más. La cosmovisión indígena, al igual que muchas orientales, no racionaliza sus postulados, porque precisamente no separan el conocimiento del afecto, el pensamiento del amor, el cerebro del corazón, como lo hemos hecho en el occidente, para encontrarnos luego con el problema sin resolver todavía del entendimiento entre “la razón y el corazón”. Así lo plantea el poeta español, Antonio Machado:

“Dice la razón: Busquemos la verdad y el corazón: Vanidad, la verdad ya la tenemos. 48

Entrevista con Ángel María Torres, secretario general de la comunidad de los Arahuacos. Magazín Dominical del Espectador, No. 21.

163


La razón: ¡Ay, quien alcanza la verdad. El corazón: vanidad, la verdad es la esperanza. Dice la razón: Tu mientes. Y contesta el corazón: Quien miente eres tú, razón, que dices lo que no sientes. La razón: Jamás podremos Entendernos, corazón. El Corazón: Lo veremos”49 Antonio Machado La unidad del pensamiento y el amor en la cosmovisión indígena, sin embargo, no implica que no haya racionalidad, si bien desde ella no se necesita argumentar al estilo lógico aristotélico, ni inductivo estilo Bacón, con el rescate de la dialéctica que hace Hegel, y desde los jónicos que planteaban el agua, el aire, la tierra y el fuego como el principio fundamental del cosmos, podríamos comprender su cercanía. Si lo real es racional y la racionalidad está en la realidad, siguiendo el razonamiento Hegeliano, el pensamiento indígena al integrar lo humano, lo natural y lo universal en una sola unidad en espiral, estaría acercándonos mucho más a una verdad visible y vivible. “Hasta finales del siglo XV, los habitantes de esta tierra llevaban el oro en sus cascos de guerra y como un ornamento sagrado sobre sus cuerpos, y el oro era la condensación mágica de la luz del sol. Mascaban con cal las hojas de coca que llevaban en sus poporos y gozaban de una suerte de alimento místico lleno de propiedades. Cubrían su cuerpo de perlas y así los vio por primera vez Colón con su catalejo: hombres con sartas de perlas en los cuellos, los brazos y las piernas, que remaban en largas canoas sobre el mar espumoso... Todo lo que amaban y producían era para ellos, y era para todos 49

MACHADO, Antonio. Poesías escogidas. Aguilar ediciones S.A. Edición Mexicana, sin año de publicación. Pág. 40.

164


ellos. Y se sabían en el centro del mundo, y crearon un universo de mitos y de símbolos nacido de una relación profunda con su propia realidad...Diría que eran aldeanos que asumían una responsabilidad universal.”50 Si asumimos que la verdad es la relación de aproximación entre el pensamiento y la realidad, como lo sostiene la filosofía occidental desde Aristóteles, la cosmovisión indígena estaba mucho más cerca, también la llevaban en su corazón, en su alma universal. La hipótesis a la vez mito, según la cosmovisión indígena, está en pensar que muchos maestros y expedicionarios han llegado al ethos por esta vía, que entre otras cosas vendría a hacer parte de ese saber heredado por ellos y que, algunos despectiva y otros orgullosamente, llamamos “La malicia indígena”. Que no solamente es malicia, sino, en verdad, sabiduría, búsqueda de amor y de verdad.

4. Categorías y mapas del ethos expedicionario. La propuesta de mapas sobre ethos, teniendo en cuenta la presentada por la comisión nacional de ethos se desarrollaría de la siguiente manera: 1. Simbolizar el Ethos expedicionario con un color verde amarillo: verde que significa esperanza, amarillo el tesoro, desde el yo hasta la armonía social. Sobreponerlo como una cortina o nube sobre el mapa de Colombia, para verse en tres dimensiones. 2. Sobre la cortina verde amarillo irían superpuestos espirales que significaría el crecimiento humano, las que serían ventanas sobre las cuales al hacer clic abrirían la 50

OSPINA, William. Lo que está en juego en Colombia. Revista Número. No. 30. Bogotá. Colombia.

165


gama de símbolos que representarían las categorías del Ethos Expedicionario. Vicky propuso que fueran algunos símbolos quimbayas o precolombinos en cuyo caso el Poporo, por ejemplo significaría la riqueza y dignificación del yo maestro y yo expedicionario; la balsa muisca, se me ocurre, la solidaridad, el compromiso social del maestro y la expedición... O también podrían simbolizarse estas categorías con galaxias, como se me ocurrió saludarlos, en esta ocasión. 3. Al hacer clic sobre los símbolos de las categorías podríamos leer fragmentos escritos por expedicionarios de las diferentes regiones sustentando dicha categoría, proponiendo construcción y contagio de este nuevo ethos pedagógico. Nota: En los siguientes seminarios se ha venido modificando esta propuesta inicial. La comisión nacional de Ethos Expedicionario en el Seminario presencial de Bucaramanga estuvo integrada por: Coordinador Nacional:

ALBERTO MARTÍNEZ BOOM

Equipo del Caribe:

MARÍA SANTA CONTRERAS DAGOBERTO KARGUELÓN

Equipo de Santander:

CECILIA SUÁREZ ROSA MATILDE CAMARGO PEDRO PABLO BUITRAGO GLADIS MELO

Equipo de Caldas:

MARIA CIELO OSORIO

Equipo del Valle:

MARTHA LUCIA SILVA

166


Equipo de Cauca:

EMIRO MAMIÁN GUZMÁN

Equipo de Antioquia:

ÁNGELA MARÍA YÉPEZ

Equipo de Risaralda:

DORIS VALBUENA JAIME LONDOÑO, Y CARLOS SARACAY.

167


CAPITULO V. ATLAS GEOPEDAGOGÍCO José Guillermo Vargas José Nelson Álvarez "Es bueno saber que contamos con una instancia integradora de los distintos quehaceres de los docentes en su interactuar con la pedagogía, a veces, por no encontrar un canal difusor y de apoyo, muchas experiencias se han perdido o han quedado relegadas al olvido, perdiendo también la posibilidad de conocerlas y así enriquecer aún más nuestro 51 bagaje intelectual y sobre todo pedagógico, gracias" . Francia Elena Ramírez Colegio Nueva Granada Dosquebradas

51

Cuaderno viajero: Expresiones de maestros frente a la llegada de los expedicionarios en las diferentes estaciones pedagógicas.

168


Desde el inicio de la expedición, intuimos la necesidad de caracterizar los encuentros entre maestros con un ambiente franco, de amistad, entre iguales, con propósitos comunes. Los expedicionarios no tomábamos distancia al momento de elaborar los relatos, considerábamos el proceso de investigación y movilización más orgánico, más propio que externo y asumimos la devolución de los relatos iniciales, análisis respectivos y constructos pedagógicos al momento mismo de generarlos como un acto de responsabilidad. Esta pretensión nos llevó a mentalizar una estrategia que garantizará una opción de socializar entre los maestros, los múltiples hallazgos y saberes descubiertos en medio del asombro de los encuentros. Después de indagar sobre la pertinencia y la factibilidad de folletos, periódicos, revistas, programas de radio, televisión; considerar un proceso de organización de la información colectada, tomamos la decisión de elaborar una rejilla cruzando referentes como: lo geográfico, lo institucional y lo temático, con la firme intención de sustentar la categorización de registros y avanzar en un análisis más organizado y profundo. Con estas rejillas se dio inicio a un proceso que llamamos mapeo y con él un nuevo sentido a: las rutas, los encuentros, las socializaciones (Estaciones pedagógicas); pudimos recrear las incursiones y los viajes a través de álbumes fotográficos, videos de rutas, sitio Web, reflexiones de segundo nivel y documentos estructurados. Paralelamente construimos y publicamos un sitio Web en la Internet. El diseño y construcción de éste, nos fue enfrentando a nuevos y fascinantes retos que al concretarlos en soluciones digitales, fueron generando una nueva conceptualización de lo que hoy la Expedición Nacional en pleno llega a definir como Atlas Geopedagógico.

169


En tal sentido intentamos llevar a la red todo el proceso físico de los diferentes momentos de la Expedición: relatos, hallazgos pedagógicos, proyectos, historias de vida, entrevistas, registros fotográficos, videos, expresiones literarias. Para ello construimos un diseño hipertextual provisto de un portal que visualizara animadamente la integración de los municipios del departamento, que permitiera desde allí acceder al índice dual: texto y gráfico, a través del mapa del departamento y de las fotos de cada municipio. A la distancia de un clic es posible internarse de manera organizada en las intimidades municipales, de los núcleos educativos, de las instituciones, de las experiencias y regresar fácilmente; lo que permitió una navegación personalizada según la filosofía del hipertexto. Hubo entonces, un espacio para los relatos, los hallazgos, los registros desde una perspectiva multimedia y se posibilitó la visualización de secuencias fotográficas animadas con fondo de sonido (Himnos municipales), que dieron cuenta de la estructura de los viajes. En otros lugares del sitio Web se publicaron los proyectos y las experiencias, se compartieron las publicaciones de otras regiones, se difundieron las novedades, convocatorias, eventos y programaciones de la Expedición Nacional. Otra manera de intercomunicación entre los actores de la expedición se concretó a través una comunidad virtual (http://groups.msn.com/ENSENETPEI), en la que se aprovecho el foro, el Chat y el correo electrónico dando inicio a un compartir expedicionario desde la virtualidad. Luego de publicado en Internet, este sitio sirvió como punto de referencia para consultar los registros de primero y segundo nivel y para que los maestros halláramos una excusa

170


que nos permitiera encontrarnos en otros ambientes, compartir inquietudes y conformar estructuras incipientes de comunidad académica. La expedición Pedagógica Nacional en su proceso de reflexión, sistematización y análisis de la información, generó nuevas conceptualizaciones, entre las que se destaca el reconocimiento del maestro como productor de saber, por encima del maestro portador de saber; para intentar darle vida, dinamismo al saber hallado y relacionarlo con factores geográficos, políticos, culturales y económicos, en tal sentido se planteó el reto de construir un atlas geopedagógico. Este planteamiento tuvo una respuesta diversa en las regiones y los departamentos y particularmente en Risaralda se mentalizaron algunas propuestas conceptuales52 y criterios en la búsqueda de una estructura viable de Atlas Geopedagógico. Se propuso la utilización de mapas del sistema con símbolos representativos y capas sucesivas de mapas en transparencia con la intención de representar simultáneamente varios factores sobre un mismo punto, así nos acercaríamos a la diversidad contextual de un suceso en particular. Analizando esta propuesta, nos dimos cuenta que se concretaba la idea de hipertexto y que los múltiples factores del contexto se interpretaron como cruces de marcos referenciales; de allí surge la idea de buscar una representación digital de tal Atlas y se da inicio a la construcción de una propuesta digital colectiva. Este Atlas tendría una estructura tridimensional y cada uno de los ejes representaría un marco referencial, de tal suerte que cada punto del espacio comprendido se constituye en un cruce de información que da cuenta del contexto en el que sucedió el evento; este propósito se acerca mucho al concepto de Hológrafo social53 que relaciona o cruza 52 53

Documento sobre Geopedagogía de Doris Valbuena Carreño 2.002 Hológrafo social, concepto retomado por la teoría triádica de Waldemar deGregori

171


varios sistemas referenciales y que en física se entiende como la superposición de tres haces electromagnéticos ubicados en los vértices de un triángulo equilátero, formando una proyección tridimensional. Al hacer clic sobre uno de estos puntos, llegamos a una nueva página que amplia el fenómeno al interior de su contexto; para posibilitar esta propuesta analizamos un efecto de menú en forma de cubo del sitio http://www.anfy.com, y encontramos serias limitaciones que nos hacen pensar en la necesidad de consultar con un experto en Autocad. Paralelamente se pensó en un mapa mental parodiando un tanto el modelo de dendritas y axones con el que se interpreta el funcionamiento cerebral; así en el centro un óvalo concentra la atención sobre el título y de él, a manera de axones, surgen enlaces a óvalos de menor tamaño que indican los temas en los que se subdivide el título y así sucesivamente. Para este propósito se ensayo el software Mind Manager con el que también se utilizó el hipertexto; este mapa puede ocupar todo el espacio que se quiera y el movimiento de navegación hace que se mueva el cuadro de la pantalla a través de todo el mapa que para este efecto el mapa esta inmóvil. Luego de mucho reflexionar intuimos que hemos construido una serie de mapas que van desde las rejillas por rutas, los textos escritos, los álbumes fotográficos, los videos por rutas y regionales, el sitio Web departamental y regional. Consideramos que para efectos del Atlas Geopedagógico nacional, cada región debe continuar su dinámica, su diversidad de formas de hacer mapas, su propia estructura de actualización, pero necesariamente tener publicado un sitio que de cuenta de estas especificidades y así al Atlas nacional le cabría la responsabilidad de servir de enlace entre los sitios departamentales y regionales.

172


El Atlas Geopedagógico digital nacional sería entonces un portal que facilite y promueva los encuentros entre los maestros del país al borde de su propia diversidad, valorando la identidad pero compartiendo experiencias, proyectos y saberes, haciendo comunidad académica, uniendo esfuerzos y creciendo juntos para generar las oportunidades de acompañamiento que nuestros niños y jóvenes demandan en estos tiempos de oscurantismo neoliberal.

ATLAS PEDAGÓGICO VIRTUAL DE RISARALDA http://www.expedagogica.8m.com/

A continuación les ofrecemos algunas de sus páginas:

173


Pรกgina principal del portal Web.

174


Pรกgina Interior del portal Web que permite llegar a cada uno de los municipios

175


Sección de la página Web que le permite a los usuarios acceder a diferentes artículos relativos a los momentos de la Expedición Pedagógica en el Departamento.

176


GEOPEDAGOGÍA

Doris Carreño Valbuena Expedicionaria

La geopedagogía debe localizar las experiencias, prácticas y proyectos, relacionarlos, identificar los afines, analizar el entorno cultural donde surgen y se desarrollan. Geopedagogía es espacio de reflexión pedagógica, reflexión sobre la diversidad de prácticas y experiencias, su relación y desarrollo. Estos aspectos hacen de la geopedagogía una reflexión dinámica, actual, generadora de saber y movimiento pedagógico que permite a los maestros estar en contacto permanente, enriquecerse, enriquecer sus prácticas, conocer recursos, comprender más al país en su diversidad cultural y pedagógica. Entonces la geopedagogía no es solo la ubicación física de las experiencias, prácticas y proyectos pedagógicos en el país, sino que debe crear, mantener y estrechar los vínculos de los maestros en la geografía nacional, en el entorno inmediato, en el ambiente en que se encuentran inmersos los maestros, la comunidad, la escuela. La geopedagogía toma en cuenta las condiciones del medio donde se originan y desarrollan las prácticas, proyectos y experiencias para responder a las preguntas: ¿La pedagogía del país está generando cambios observables en las personas, en la cultura? ¿La sociedad colombiana conoce, ve, reconoce y evidencia la riqueza que se produce desde la Escuela? El espacio en su dimensión física establece límites pero la pedagogía rompe esos límites físicos y trabaja con elementos humanos que permiten aprender: el afecto, la

177


intuición, la razón. La geopedagogía como espacio de reflexión incluye el lugar y lo potencia, porque la reflexión es su principal propósito, ese carácter es su esencia. Contamos con mapas que nos ubican en la diversidad pedagógica. Hemos avanzado, incluso es fácil construir un atlas pedagógico con los mapas, las fotos y explicaciones al respecto en las zonas, ciudades y regiones y ello en su conjunto nos da una visión panorámica de la riqueza pedagógica nacional pero aun así, esto es solo una herramienta básica de la geopedagogía. Es decir, la esencia de la geopedagogía es realmente la reflexión sobre los escenarios y lugares pedagógicos. Debe escudriñar, bucear profundo en el corazón, intención y esencia de las prácticas hacia el encuentro de identidad, de ideal, de sueño de país. Dicho de otra manera lo valioso de la geopedagogía es la lectura, interpretación, aplicación y difusión en red de la esencia, de los hallazgos de la Expedición en las regiones. Tomar la geopedagogía como espacio de reflexión del aprendizaje nos abre hacia el universo de todo lo tangible e intangible que coexiste en la acción pedagógica. Este universo se expresa en lo concreto, maestros, comunidad, escuela pero su esencia está en el mundo simbólico, este tiene valor, significado e importancia en el desarrollo cultural y pedagógico. Son sentires, son modos, sutilezas o sea expresiones poco perceptibles pero penetrantes, poco intensas pero esenciales y por tanto decisivas. Elevar este universo al nivel de la conciencia social, es lo que hace posible cambios en la cultura, en el comportamiento humano, en la sociedad. Un ejemplo de lo anterior es la RURALIDAD. Todos conocemos lo rural, sabemos los contenidos que se trabajan en una institución rural pero una persona que exprese ruralidad no solo sabe, sino que siente y expresa la gratitud hacia lo rural. La relación

178


del ser con lo rural es lo que hace la ruralidad. Por esa razón una persona educada en lo rural hace producir la tierra, aprender técnicas y administración del campo pero una persona que se educa en la ruralidad además canta, hace poemas, expresa y enseña amor por el campo. Estas son dos formas de vivir en un espacio, un lugar llamado rural. El primero expresa necesidad y el segundo agrega la espiritualidad y trasciende por ende a la cultura. ¿Quién será mejor ciudadano El que sabe lo rural o el que vive la ruralidad? La geopedagogía contribuye a reevaluar, convalidar, modificar comportamientos humanos, modos de vida de las familias y las comunidades. Entonces para continuar con los aportes de la Expedición Pedagógica hacia la construcción y organización de geopedagogía es necesario viajar con las siguientes preguntas en las prácticas, proyectos y documentos que tenemos. 1. 2.

3.

¿Qué prácticas de Risaralda tienen que ver con técnicas de trabajo o producción económica? ¿Qué prácticas de Risaralda tienen que ver con formas o ideas para organizarse, cambiar o mejorar a nivel familiar, social, político o religioso? ¿qué pretenden? ¿Cuál es su sueño, su intención? ¿Qué prácticas de Risaralda tienen que ver con conocimientos y expresiones artísticas? ¿Qué hacen? ¿Qué reflejan? ¿Que desean?

La tarea siguiente sería buscar las huellas, buscar afinidad, luego abrir espacio de reflexión con afines que lleve a la producción de saber sobre lo geopedagógico, darle resonancia nacional y saber lo que está haciendo la escuela de Risaralda por la población de Risaralda.

179


MAPA DE LAS RUTAS

Mapa de las tres rutas internas que se trasegaron en Risaralda.

180


Expedición pedagógica en Risaralda  

Socialización del trabajo realizado por el equipo de expedicionarios viajeros en el departamento de Risaralda sobre lo que fue la expedición...

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you