Page 1


ciudad de la costa este, war memorial museum.

niños, por favor… por aquí. poneos todos a mi alrededor…

tti Vie ioli c ón: Gui o: Cas ices uj i (láp 26) b i D 15 a oss y R inas pág

…me llamo imma singer y soy la directora de este nuevo museo, al que me gusta llamar “el lugar de los recuerdos”. un lugar querido por la gente de la tierra y por los pueblos libres de las estaciones orbitales.

3


vuestra escuela ha sido seleccionada para asistir a la inauguración del museo y a la primera proyección de los “recuerdos” que contiene…

…testimonios dolorosos que relatan una guerra que tuvo lugar hace solo tres años. vosotros erais demasiado pequeños para recordarlo… una guerra en la que se vieron implicadas la tierra y las estaciones orbitales que giran en torno a ella.

en la que murieron seis millones de personas. una cifra terrible… pero una cifra fría. tan fría como solo las cifras pueden ser…

¡…y todavía más fría si se piensa que se trata de víctimas humanas!

4


sin embargo, aunque recordar a nuestros difuntos en una guerra no es agradable, es más, es muy doloroso, es necesario hacerlo…

…es necesario no olvidar la muerte de tantas personas para que, cuando seamos adultos, podamos evitar comenzar otra guerra…

en la esperanza de que logréis construir un mundo mejor, os mostraremos nuestros propios errores a través de una reconstrucción holográfica de lo que sucedió…

seño… se me escapa… ahora no. intenta aguantar…

5


esta es la estación orbital de Melpómene que, junto a las de Talía, Calíope y Terpsícore forman una confederación de auténticas ciudades espaciales.

¡qué bonita!

¡ohhhh!

en Melpómene, antes de la guerra, al igual que hoy en día, tenía su sede el senado orbital, donde los representantes de las estaciones orbitales se reunían para decidir el destino de sus pueblos.

6


si bien las estaciones orbitales producían ya el 70% del grano que alimentaba a la gente de la tierra, decidieron construir, en secreto, tres invernaderos espaciales que les permitiesen obtener el monopolio alimentario, con el fin de utilizar su supremacía para exigir la independencia de la tierra.

la tierra descubrió a tiempo los invernaderos secretos, ubicados en el cinturón de asteroides. pero mientras el crucero antietam obtenía las pruebas de su existencia, fue atacado y destruido por el acorazado Merrimack, de la flota de Melpómene.

7


la destrucción del antietam fue mal recibida en el consejo terrestre de naciones unidas. además, las relaciones con el senado orbital estaban ya muy deterioradas… se decidió, por tanto, responder al ataque de Melpómene con las armas.

en pocos días se produjo la movilización general de las tropas terrestres. muchas familias fueron separadas. en algunos casos, para siempre.

8


las ciudades fueron atravesadas por las unidades acorazadas de naciones unidas al dirigirse a los puntos neurálgicos de defensa.

los vehículos navales zarparon hacia sus destinos, listos para atacar con sus misiles tierraaire a cualquier vehículo enemigo que atravesase la atmósfera terrestre.

sin embargo, la misión más delicada fue la de la flota de la marina espacial, que tomó posiciones en órbita para enfrentarse a las naves estelares de las estaciones orbitales.

9


y fue precisamente en el espacio donde las naves terrestres y las de la flota de Melpómene combatieron en la batalla más terrible y sangrienta de toda la guerra… una batalla que, a pesar de todo, no decidió la suerte de la guerra.

así, la presidenta del senado orbital, ada Morgan, decidió utilizar la estación orbital abandonada de urania como un gigantesco misil contra las ciudades de la tierra.

10


durante la caída, la estructura de urania se partió en dos enormes pedazos. uno cayó en el mar y todavía hoy es visible en la bahía de esta ciudad. el mayor de los dos trozos se precipitó sobre la ciudad pero, por razones que todavía no están claras, se desintegró por completo en el momento del impacto.

la terrible hecatombe y el cariz que tomaba el conflicto convencieron al senado de melpómene y al presidente abraham, de las naciones unidas, de firmar un tratado de paz. la guerra había acabado y las estaciones orbitales obtenían su independencia.

11


ya está, niños. la representación holográfica ha terminado. como os he dicho al principio, espero que estas imágenes os hayan…

¡precioso!

¡viva!

¡fantástico!

pero, ¿qué…?

¡otra vez!

nathan… si has acabado en el museo, solomon te quiere en la agencia inmediatamente…

de acuerdo, janine. estaré ahí en media hora.

12

Nathan Never: Las junglas de Marte preview  

Nadia Galya, presidenta del Consejo de Seguridad de la Tierra fue una de las millones de víctimas del impacto de la estación orbital Urania...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you