Page 1

40 proezas

40 proezas. Revista de poesía

(+11 esperanzas) Revista de poesía

Colegio San José Espinardo (Murcia) Curso 2014/2015


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

40 proezas (+11 esperanzas) Revista de poesía Número 2 (Mayo, 2015)

Colegio San José Espinardo (Murcia)

Dirección y maquetación: José Eduardo Morales Moreno Ilustración de portada: Alberto Sevilla

Licencia Creative Commons

Reconocimiento - No comercial - Sin obra derivada Usted es libre de: copiar, distribuir y comunicar públicamente esta obra o cualquiera de sus partes bajo las condiciones siguientes: Reconocimiento. Debe reconocer la autoría de los textos o de la ilustración y su procedencia. No comercial. No puede utilizar esta obra para fines comerciales. Sin obras derivadas. No se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de esta obra.

2


40 proezas. Revista de poesía

ÍNDICE

Presentación…………...………………….…………………………………………………………………………..…..5 POEMAS Y siempre te amaré, por Paula Molina García…………………..………………………….……………………..6 Vida, amor y muerte, por César Avilés Hernández……………………………………………….……………..7 Una puerta, por Hugo Martín Fernández Gil…………………………………………………….………………..8 Terapia de una angustia, por Jesús Sánchez La Ó……………………………………………..………………..9 Sol, solecito, por Juanjo Peláez Gaona………………………………………………………………...…………..10 Siempre juntos, por María Teresa Ortín Hernández……………………………….…………………………..11 Real Murcia, por Ángel Alemán Vicente………………………...………………….……………………………..12 Primavera, por Aarón Sánchez Ros……………………………………………………..…………………………..13 Por no pagarle al banquero, por Elena Albarracín Cortés……………………………...……………………14 Natación, por Andrés Serrano López…………………………………………………………….……..…………..15 Mujer, por Iria Vicente Rocamora…………………………………………………………………….……………..16 Mientras llueve, por Roberto García Pujante……………………………………………..……………………..17 Mi pasado con vosotros, por Laura Sánchez Martínez…………………………………..……………………18 Mi bella rosa, por Yolanda Martínez Martínez………………………………………………………...………..19 Mi amor te doy, por David Andreu Hernández………………………………………….………………….…..20 Mi abuelo, por María Javier Ibáñez ………………………………………………………………………………....21 Me gusta tu pelo castaño, por Adrián Garrido Beas……………………………………….……..……………22 Madre, por Mª José Muñoz Manzanares…………………………………………………….………..…………..23 Luz cegadora, por Francisco Martínez Villa……………………………………………….….…………………..24 Los pájaros, por Adrián Fernández Palomo……………………………………………..………………………..25 Las palabras me susurran, por María Isabel Conesa Lucas………………………….……….……………..26 Las estrellas, por Silvia Hernández Lorente………………………………………….…………….……………..27 Las brisas de tu calor, por Julia Fernández Taylor………………………………….………….………………28 La primavera llegó, por Stefania Jael Serena Monghini…………………….…………….………………..29 La Navidad, por David López Cascales……………………..……………………………………..……………..30 La mar, por Eduardo Jesús Salvatierra Medina…………………………….……….…………………………..31

3


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

La luna, por Raquel Fernández Valverde………………………………………………...………….……….…..32 La luna que me deslumbró, por Laura Campos Barba………………………………………………..……33 La luna enamorada, por Andrea García Martínez…………………………………….…………………...…..34 La lluvia, por Miriam Reyes López…………………………………….……………………………………...…..35 La guerra y la paz, por Pedro José López Toral……………………………………………..…………………..36 La esencia de la primavera, por José Manuel Torres Rubio…………………...……….………….….……37 La esclavitud ya está aquí, por Alejandro Molina Sánchez………………………...……………...………38 Inhumana sociedad, por Adrián Redondo Martínez……………..…………………….……………...….….39 Frío, por Roberto Carlos Pérez Guirao…………………………………………………………………….….…....40 Eterno Real Murcia, por José Miguel Navarro Fernández……………..……………………….….….……42 El último día, por Rubén García Hernández……………………………………….…….……….……….…..43 El sol asustado, por David Gómez Sánchez…………………………………….……………………..……..44 El lápiz es negro, por Pablo Esturillo Lorente………………………………………………...…….…………..45 El gran faro mostraba, por Pedro Villa Alfocea…………………………………...……….……….………..46 El gato volador, por Miguel de Miguel Jiménez………………………………..…………….……….………..47 El estudio, por Mario Balsalobre Amorós………………………………………………………..………………..48 Dolor de amor, por Beatriz Sánchez Martínez…………………………………….……………...………..…..49 Destino, la cárcel, por Álvaro Gómez Fernández………………………………………….……………..……..50 Cuando por la mañana amanece, por Alberto García González……………………………...………….51 Corregir y seguir, por Lucía Montalbán Otálora………………………..………………...………….….……..52 Con tu mirada en la noche, por Alba Ruiz Peñalver……………………………………….…….…..……...53 C.P.O D.Ev2, por Juan José Muñoz Hernández…………………………………….……………………..54 Amor bajo la luna, por Geoffrey Arriete Mollet ………………………………………….…………...………..55 Amanece un nuevo día en Murcia, por Iván Pellicer Sánchez…………………………….……….……...56 ...La Esperanza, por Consuelo Torralba Esteban………………………………………….……….…………..57

4


40 proezas. Revista de poesía

Presentación

Decían algunos pensadores antiguos que la poesía era el resultado de la acción que ejercían los dioses y las musas sobre algunos hombres elegidos: la inspiración poética era un soplo divino que infundía en el poeta tanto el conocimiento de las cosas que le eran reveladas como las palabras precisas para comunicar dichas verdades, unas palabras que eran adecuadas para ser cauce expresivo de tales ideas. En la Antigüedad, dadas las carencias de conocimientos, se explicaba la realidad mediante metáforas, a veces bonitas, a veces ingenuas, a veces absurdas; en la actualidad, gracias a los conocimientos científicos que el ser humano ha obtenido, sabemos con certeza que la llamada inspiración no es más –¡ni más ni menos! – que un estado cerebral en el que las neuronas emiten ondas eléctricas del tipo Theta, lo que determina un estado neuronal en el que todas las sinapsis están activadas a intensidades muy bajas, un estado similar al de distracción, el mismo tipo de ondas que generan las neuronas durante el sueño. De manera que, cuando escribimos poesía buscamos, teniendo encendido todo el cerebro (miles de millones de “bombillas” conectadas que utilizan solo un poquito de su voltaje), palabras que expresen las imágenes y las emociones que pululan por nuestro mundo interior, para dar salida y transmitir a los demás lo que sentimos, lo que deseamos, lo que nos inquieta, lo que nos apasiona… La escritura poética es un acto de introspección, de indagación personal, de autoconocimiento, de descubrimiento, de exploración emocional, de expresión verbal y de comunicación. En todo esto –y muchas más cosas que, en aras de la brevedad, no se referirán aquí– se vieron envueltos los alumnos de E.S.O. y de Bachillerato del Colegio San José, que construyeron sus artefactos poéticos para las fiestas del colegio, los expusieron durante una semana en “La Nave” y, ahora, se recogen en esta revista para que el mundo pueda disfrutarlos y compartir, por unos momentos, estas 40 proezas (+11 esperanzas) salidas de los bolígrafos de estos héroes cotidianos.

José Eduardo Morales Moreno Profesor de Lengua y Literatura

5


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

Y siempre te amaré

Hubo un tiempo en el que todo estaba oscuro, se me hizo bastante duro. De pronto, entonces, te conocí y en tu mirada me perdí. Todo era muy bonito, todos decían que lo que yo sentía era pequeñito. Todos decían que era una casualidad, hasta que me diste una oportunidad. Nos hicimos amigos, y se alzaron los sentimientos. Y después de mucho hablar, poco a poco me llegaste a enamorar. Fue tu mirada, tu sonrisa iluminada, mientras me hablabas y yo te miraba, el amor me llenaba y yo hacia él caminaba.

Paula Molina García (3ºA E.S.O.)

Nuestro primer beso jamás olvidaré, con el segundo un cosquilleo sentí, siempre uno más querré, pues eres una droga para mí. Cuídame, acaríciame, como tú solo sabes hacerlo. Háblame, sonríeme, hazme ver que no es un simple sueño. Quédate conmigo siempre, no te vayas, son sinceras estas palabras. No lo dudes, te amo... Y siempre te amaré. 6


40 proezas. Revista de poesía

Vida, amor y muerte

Vida, amor y muerte, temas pendientes, estos son los asuntos de mi mente, todos ellos son temas influyentes: vida, amor y muerte, que se presenten. El amor es como uno de esos sueños cuyo dolor te hace fruncir el ceño. Alegre amor con su triste diseño, somos compañeros y él, nuestro dueño. La muerte solo se siente de cerca, experiencia que la vida empuerca, haciéndonos reajustar nuestras tuercas. Vida restringida por dos aspectos: el amor y la muerte por defecto causan dolor pero también afecto; buena vida, si llevo buen trayecto. Tres temas estampados en el papel, temas que llevan a una existencia cruel, florece un nuevo verso en el vergel: reverdece, poesía de Miguel. 7

César Avilés Hernández (2º Bachillerato)

es ella nuestra amiga siendo terca,


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

Una puerta

Una puerta, parada y quieta, de ella nadie sospecha: “El delito fue aquí”, dijo sin temor, una puerta cruje sin terror. No hubo testigos, señor. La puerta confesó: “Cometí un error, todo un horror”. “Volveré a mi sitio, Hugo Martín Fernández Gil (2ºB E.S.O.)

no te preocupes. No volverá a pasar, no volveré a matar”.

8


40 proezas. Revista de poesía

Terapia de una angustia

Tengo una actitud lamentable, el espejo me da vergüenza ajena y te prometo que me envenena saber que soy el único culpable. Me convertí en un ser deleznable que ve la vida como una condena, con certeza de que nada me llena, pues sé que soy bastante insaciable. Mi cabeza repleta de mugre consigue que se me fundan los plomos, a la vez que me vuelve insalubre.

esto se ha vuelto una costumbre desde que a mi interior me asomo.

9

Jesús Sánchez La Ó (4ºA E.S.O.)

Ya no concilio el sueño ni como:


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

Sol, solecito

Sol, solecito, caliéntame un poquito a plena luz del alba, alégrame la mañana, y por la noche triste y fría la luz de la luna a las sombras oculta. En una noche oscura, la lluvia los cristales golpeaba, mientras mi corazón se partía y mi ilusión de jugar se iba. Mis lágrimas caían sobre la madera, mientras esta se agrietaba Juanjo Peláez Gaona (2ºB E.S.O.)

y mi dolor y mi pena desaparecían cuando amanecía un nuevo día.

10


40 proezas. Revista de poesía

Cuando yo entro por la puerta y me dirijo a mi abuelito, solo me sale darle un besito. ¡Es que es más bonito! Y él, en vez de un besote, me da un mordisquete en el moflete y me dice: -Ven, siéntate, estate conmigo un ratito mientras me tomo un purito del cubanito. Cuéntame tu vida disfrazada de alegría, porque, con un poquito, se me ilumina el día. Mientras mi abuelita corta rosas del rosal y las pone en su florero al azar, verdes, rojas y amarillas y nada más, yo le ayudo a limpiar su casita haciendo las camitas, la comidita y algunas otras cositas, y ella dice: -¡Ah! Gracias, hija, cómo te quiero. ¿Quieres una galleta Oreo? Mi abuelita me llama chillando desde el pasillo: -Ven, hija, toma este sobrecico, ¿sabes lo que es? ¡Es dinerico! Para que te lo gastes a gustico. Mi abuelita viene contentita y se dirige a la mesita: -¿Queréis un bocadillo de jamoncito? Y mi abuelo dice: -Hombre, ¡y que no falte el quesito!

11

María Teresa Ortín Hernández (3ºC E.S.O.)

Siempre juntos


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

Real Murcia

Por aquellos momentos de emoción, Real Murcia, volveremos. Samper, te queremos fuera de la Región. Vamos todos a la manifestación. Samper, eres un deshonrado, con todo el poder te has quedado y has jugado con nuestra ilusión. Real Murcia, hoy te he venido a ver, pon más esfuerzo, hoy no puedes perder, te llevaremos dentro del corazón, este equipo se proclamará campeón.

Ángel Alemán Vicente (4ºC E.S.O.)

De pequeño yo te empecé a seguir, poco a poco me enamoré de ti, cuando juguemos yo estaré a tu lado: no me falles, Real Murcia, yo nunca te he fallado. Si el camino se hace duro saboreas la victoria; en el pasado y en el futuro se recordará esta historia.

12


40 proezas. Revista de poesía

Primavera En primavera los días son más largos, damos grandes paseos, los cuales más disfrutamos. Cuánto me gusta la primavera, el sol brilla durante el día, anochece más tarde y me da más tiempo a jugar en la calle. Con la primavera llegan la hierba y las flores, también las alegrías y los estornudos y los dolores.

Próximamente voy a viajar a Elche y a Madrid con mis amigos, y una de las cosas que voy a ver es El Rey León, una obra de teatro que disfrutaré un montón. Después del viaje hay que estudiar mucho, pues nos queda poco para terminar el curso escolar y así podré descansar. Pues la próxima estación del año es el verano, aquí los días siguen siendo más largos para poder seguir disfrutando.

13

Aarón Sánchez Ros (3ºA E.S.O.)

El clima nos hace cambiar de ropa, la ropa de cambio de armario, y tanto cambio provoca un resfriado diario.


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

Por no pagarle al banquero

Sin casa y sin dinero, sin pan ni galletas saladas. Por no pagarle al banquero, personas son desahuciadas. Políticos corruptos, así va la economía. Por no pagarle al banquero, a la calle vas en un día. Sin casa y sin dinero, sin pan ni galletas saladas. Por no pagarle al banquero serás una desgraciada. Elena Albarracín Cortés (3ºB E.S.O.) 14


40 proezas. Revista de poesía

Natación

Natación, mariposa exigente, espalda fulgurante y la braza, la rana nadadora se capuza y vuelve a salir, crol, excitante estilo, brazo por allí, por allá, campeonato hoy, liga mañana. Hasta Madrid, Valencia, Barcelona, el Murcia destacando por España. Regional hoy, mañana un trofeo. La final dos, ya la están nombrando, calienta bien los brazos, ponte gorro, pi pii piii, preparados, va, el gorro toca el agua y ahí ya te metes en un mundo que solo tú entiendes.

15

Andrés Serrano López (4ºB E.S.O.)

ponte gafas. Se oye el silbato,


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

Mujer

La mujer con gran belleza

También quería un viaje,

muy guapa le parecía,

un viaje excelente

parecía una gran rosa.

pero no un abordaje, lo tenía en la mente.

Con ojos grandes y verdes como una luciérnaga,

Muchos más tenía ella,

pronunciaba las eses,

y algunos increíbles,

la pobre era ciega.

otros eran imposibles, todos no se pueden contar.

Se dedicaba a la casa, a las múltiples tareas,

Los años fueron pasando,

mientras comía unas pasas,

con ellos las estaciones,

costumbres centroeuropeas.

estas pasaron volando y con muchas emociones.

Y tenía muchos sueños, Iria Vicente Rocamora (3ºB E.S.O.)

sueños desde la infancia,

Pero un día triste

y estos tenían dueños

las flores se marchitaron,

con dueños en abundancia.

en ese tú enfermaste y las luces se apagaron.

Quería una familia, la familia numerosa,

Esta historia termina;

pero con muchas concilias

si no, sería una ruina.

la quería bulliciosa.

16


40 proezas. Revista de poesía

Mientras llueve

El cielo triste está, las nubes negras lloran ya, y el sol se ha marchado al ver este panorama. El viento fuerte sopla, pues todo a su paso arrastra, y el frío nunca para, oleada tras oleada. Y yo, como me aburro, escribo esto en casa, tomando algo de café,

Roberto García Pujante (4ºB E.S.O.)

esperando a ver si escampa.

17


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

Mi pasado con vosotros

Cuando llegamos por primera vez éramos extraños. Ahora que ha pasado el tiempo somos como hermanos. Y este sagrado colegio se convirtió en un hogar que, además de proporcionar conocimientos académicos, nos enseñó que la vida está hecha para luchar. Ahora falta poco, el destino nos separará, cada uno tomará su rumbo Laura Sánchez Martínez (3ºA E.S.O.)

y tendrá que batallar para ocupar un puesto en el mundo y triunfar. Y os prometo, compañeros, que, aunque juntos siempre no vamos a estar, en mi corazón siempre os voy a llevar.

18


40 proezas. Revista de poesía

Mi bella rosa

Eres tan bella como una rosa, mi corazón bombea por ti como mi tinta escribe en prosa. ¡Ay, mi bella rosa! Como tú no hay más hermosa. ¡Ay, mi bella rosa!

Yolanda Martínez Martínez (2ºB E.S.O.)

Tal cual: hermosa rosa.

19


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

Mi amor te doy

Mi amor te doy y mi amor te di, pero no estás aquí. Te echo de menos aunque no pienses en mí. Crees que no te amo y así no es, debes saber que te quiero, estés donde estés. Yo de ti me enamoré cuando ibas con tu hermano, solo querría decirte David Andreu Hernández (1ºC E.S.O.)

que te amo. Solo tienes que olvidar y perdonarme por lo de ayer.

20


40 proezas. Revista de poesía

Mi abuelo

El sol brillaba en el cielo, las blancas nubes al lado parecían terciopelo. Qué bonita tu cara al sol, tu mirada de caramelo, siempre a mi lado apareces

María Javier Ibáñez (2ºB E.S.O.)

y en mi corazón, abuelo.

21


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

Me gusta tu pelo castaño

Me gusta tu pelo castaño como las fiestas de cada año, ya que en ellas puedo estar más tiempo a tu lado. El día que las palabras expresen más que un beso será porque el mundo ya no tiene sentimientos que hacen brotar de los hombres tan bellos pensamientos. Estas son poesías, o así se las ha llamado, pero la verdad son palabras Adrián Garrido Beas (1ºA E.S.O.)

que salen de un enamorado.

22


40 proezas. Revista de poesía

Madre

Sé que serás la única que me apoyará cuando el mundo deje de hacerlo. Sé que eres la única que me perdonará cuando ningún otro llegue a entenderlo. Sé que eres la única que me aguantará cuando el resto del mundo se canse de ello. Sé que serás la única que al mirar a la grada allí estará animándome ante todo, como siempre lo has hecho.

que el que siempre te merecerás...

23

Mª José Muñoz Manzanares (3ºA E.S.O.)

Porque no hay ningún otro amor terrenal, mamá,


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

Luz cegadora

Luz cegadora que iluminas mi vida, siento en mi corazón tu calor latente, que más vale ser siempre tu compañero que morir congelado si no estás presente, que morir sin llegar a tenerte conmigo. Quiero que siempre ilumines mi mente y llegar a ser preso de tus besos, llegar a ser valiente e incandescente.

Francisco Martínez Villa (1º Bachillerato) 24


40 proezas. Revista de poesía

Los pájaros

La ciudad ha visto resucitar a los pájaros, entre árboles y árboles, todos hoy juntos, de diferentes colores, azules, rojos, todos muy bonitos. Las hojas de los árboles se caían una a una, el otoño muy triste con los árboles desnudos, y los pájaros

Los días así muy tristes, con mucho viento, poca gente, pero los pájaros felices, cantando muy alegres. Ya por fin está acabando, el otoño se va y la primavera viene con sus campos de rosas y los pájaros volando.

25

Adrián Fernández Palomo (3ºC E.S.O.)

sobre ellos parecían un nudo.


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

Las palabras me susurran

Las palabras me susurran, en el ambiente de este día, consonantes y vocales que remarán en tus papeles. Ahora digo lo que sientes agobiado por exámenes. Cada día es un logro, te levantas más cansado, no te gustan los estudios, aunque sabes que es trabajo. Continúas adelante, María Isabel Conesa Lucas (3ºA E.S.O.)

permaneces en tu mundo. Reímos por tonterías, continuamos con el día. En los recreos, estar solos, una opción; acompañados, generalmente asociado a otra decisión. Una pequeña historia de esta sociedad laboral.

26


40 proezas. Revista de poesía

Las estrellas

Las estrellas del amanecer son muy hermosas, pero no pueden compararse con el brillo de tu rosa. Llenan de color mi vida, alumbran mi despertar y no se pueden ocultar. Cuando desaparezcan, ese será el día

Nunca quiero que llegue ese gran día, porque me desanimaría la vida. Esta estrella me fortalece la sangre haciendo crecer mi corazón, por lo que no quiero que llegue la máxima explosión.

27

Silvia Hernández Lorente (3ºB E.S.O.)

en el que deje de soñar.


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

Las brisas de tu calor

Las brisas del viento han soplado, mis manos se han congelado, pero al sentir tu piel han entrado en calor, al sentir tus suaves besos sobre los míos sentí un aire caliente, lleno de ternura: con tanto calor, las lámparas se incendiaron, ya que tus besos me mataron, pues el calor y ellos me encantaron.

Julia Fernández Taylor (1º Bachillerato) 28


40 proezas. Revista de poesía

La primavera llegó

En la cálida primavera es cuando te siento a mi vera. Las flores hablan cuando tú me calmas y te halagan porque tú me matas. En la cálida primavera siento muchas penas, porque tú me esperas como las flores a la primavera.

quiero correr en la hierba, ya que eres la estrella de mi amor en primavera.

29

Stefania Jael Serena Monghini (1º Bachillerato)

En esta cálida primavera


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

La Navidad

Siento una gran alegría y también preocupación porque sé que este día será de mucha ilusión. Estamos en Navidad y problemas no queremos, si se forma una trifulca de largo la pasaremos. Que no decaiga la fiesta y que lo pasemos bien: que el que venga se divierta, espero que pueda ser. David López Cascales (4ºC E.S.O.) 30


40 proezas. Revista de poesía

La mar

La mar, la mar, hogar del calamar, donde estaban los peces y una sardina

Eduardo Jesús Salvatierra Medina (1ºC E.S.O.)

más blanca que una andina.

31


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

La luna

La luna es un balón, la luna es un croissant, y por la noche sale sin avisar. La luna es redonda y en el cielo está acompañada de las estrellas y del mar.

Raquel Fernández Valverde (2ºB E.S.O.) 32


40 proezas. Revista de poesía

La luna que me deslumbró

Anoche yo la vi allí, tan grande en el horizonte, era de un color marfil, cuerno de rinoceronte. Me fui con un cazador a robar un trozo de luna, sonó mi gran despertador y yo estaba en la cuna. Mi sueño hoy continuó y yo seguía en la cuna, y entonces me despertó

Laura Campos Barba (3ºB E.S.O.)

un gran beso de la luna.

33


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

La luna enamorada

Cada noche lluviosa sentada en la cama veo un coche rosa con una bella dama. Veo en sus grandes ojos, en su triste mirada, unos fuertes enojos de su enamorada. Todos los días sueña con el amor tan fuerte del que ella es dueña, cada día en la fuente. Andrea García Martínez (3ºB E.S.O.) 34


40 proezas. Revista de poesía

La lluvia

Los niños juegan felices, chapoteando en los charcos y disfrutando sin parar. El niño llamado Paco se cayó y se mojó mucho, su madre pasó al mirarlo y se cayó con el perro. Se divisaba un gran lago y Marcos, desde su ventana, observaba aquellos patos que bebían con escasez

Miriam Reyes López (4ºB E.S.O.)

mientras tiraba los bambos.

35


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

La guerra y la paz

Millones de voces apagadas por la fuerza del fusil, viudas, huérfanos y soldados a su familia añorando. ¿Por qué el ser humano debe ser así? Pues no puede haber cosa más vil, la guerra solo trae muerte, desgracia y gente llorando. Ahora contestad sinceramente: ¿El ser humano se comporta correctamente? No hay nada que dé más espanto, miles de familias corriendo en vano, una rosa negra en cada disparo, ojalá en este mundo no hubiese ningún extraño. Yo me pregunto si no sería así el mundo más humano.

Pedro José López Toral (3ºC E.S.O.)

Las personas libres nacen, o así debería ser, pero la mayoría viven con temor a nacer, por temor a que el mundo no les dé de beber, castigándolas, así, sin sentimientos ni saber.

36


40 proezas. Revista de poesía

La esencia de la primavera

Tú, rosa que nunca se seca. Tú, sentimiento que no dejas vivir. Tú, primavera que me dejas ciego. Tú, amor que apuñalas mi sentir. Si no fuera por ti pecaría en vano tanto en primavera como en verano. No me dejes, aunque dependa de mí. ¿Qué es la vida si estoy sin ti?

tu piel suave como el jazmín, son el sustento para poder existir.

37

José Manuel Torres Rubio (1º Bachillerato)

Tu rostro sensible como las nubes,


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

La esclavitud ya está aquí

La esclavitud ya está aquí, sal corriendo para irte. Si te quedas la muerte acecha y si te vas, te doy una flecha. No te vayas por allí, que la muerte está ahí. Si te quedas ve mejor al otro lado, que allí hay un tejado. Ven aquí, ven, que viene el comandante Rubén. No sabemos si acecha o no acecha: Alejandro Molina Sánchez (1º C E.S.O.)

si no viene es que se va a Yéchar. Ya hemos salido, vamos al otro lado, que si no salimos pronto nuestra vida nos habrá quitado.

38


40 proezas. Revista de poesía

Inhumana sociedad

Miro sin más demora el mundo que me rodea, sintiéndome ante su grandeza un insignificante, un ser con el que las personas no se codean, con el que la sociedad está haciendo algo despreciante. Si tener un hogar fuera un derecho y no un mito, si para sobrevivir robar fuera una heroicidad y no un delito, la pobreza en este mundo ya se habría extinto.

Adrián Redondo Martínez (4ºC E.S.O.)

Como personas a los seres se les habría reconocido.

39


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

Frío Soy frío, no debí jugar con fuego, me advirtió yo quemo, no quise creerlo, a la larga me dañó, quemó mis párpados, mis pálpitos, mis frenos, mi ambición de ser primero. Mi pálida tez, miéntome si digo que estoy bien, un cúmulo de cómos es mi cosmos sin porqués. Madre, plasmo tu llanto en tinta, tanta lluvia deteriora el valor de tus ojos, ¿no lo puedes ver? Mea culpa…, que la luna no me escuche. Mea culpa…, que el sol no me despierte. Sigo indagando, buscando al quién, al que me ayude a cargar el peso de mi lastre, conciencia, ni la música me levanta de esta, ni con Khan gano mi larga guerra, mis principios valen más que mis problemas aquí, yo soy el quién para salir de mi necrópolis. Difficile est satiram non scribere, ¿ves? Que en esta vida solo hay títeres y aire tan negro como el petróleo, nos carga el alma de odio, brindemos por este asedio. (El idioma universal es el silencio.) El oxígeno ausente en este espacio tan opaco y triste como recuerdos en folios, olor de veneno, tal como el que emano. Sonrisas en tu cara, y no me ocupo de la mía: (tú) tanta armonía, (yo) tanta desidia; (tú) ya tan crecido, (yo) y mis decaídas. 40


40 proezas. Revista de poesía

Mi cabeza en Siria, la tuya en mi sonrisa. Sacrificio en mi mirada por mirarte, oculto mi faz evitando los reproches… No hago esto por ti, lo hago por mí, por mis huesos, porque puedo, por mi gran conflicto interno. (Inexpresión.) Un dinA-4 como cara, ruina en máscara y más cara sale mi lacra, mis pensamientos me condenan a vivir con la risa de un esclavo, lágrimas como cadenas. Surjo de la maleza, al ver pasar las horas me desquicio, soy una mina antipersona con mal juicio, condenado con la rabia desde chico, buscando en el cielo el porqué de este suplicio, de este edificio escribo y no dejo de hacerlo por nadie, no pienso morir sin llegar a ser alguien.

41

Roberto C. Pérez Guirao (4ºA E.S.O.)

construido a pesar de mil amenazas de derribo,


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

Eterno Real Murcia

Un equipo noble, un equipo centenario y, aunque digan lo contrario, profesional como la copa de un roble. Recuerdo esos domingos por la tarde, aquellos días de gloria que quedarán en mi memoria, cuando iba a los partidos con mi padre. Aquellos momentos de sufrimiento, José Miguel Navarro Fernández (4ºC E.S.O.)

Acciari eterno con el quince, y Kike se hizo un esguince que mermó su rendimiento. Ahora, momentos de pena, alegría por el descenso del Cartagena, ahora estamos en Segunda B, pero, aun así, yo siempre te querré. Aunque Murcia te dé la espalda, siempre habrá gente fiel que se deje la piel cuando te respalda.

42


40 proezas. Revista de poesía

El último día

Era una mañana de viernes, llevaba una semana de locos, tenía mi última prueba, no me funcionaba el coco. De números tenía que ser, vaya una hora me esperaba, no me gustan las matemáticas, aunque con ellas he de crecer. Debería seguir estudiando debo terminar el poema para seguir agonizando.

43

Rubén García Hernández (1º Bachillerato)

pero el profesor no me deja,


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

El sol asustado

David Gómez Sánchez (2ºB E.S.O.)

44


40 proezas. Revista de poesía

El lápiz

El lápiz es negro con barras amarillas, si esto lo hago es por la nota positiva. No se enfade conmigo porque este poema sea corto,

Pablo Esturillo Lorente (2ºB E.S.O.)

pues, si gano, haré otro.

45


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

El gran faro

El gran faro mostraba a la bella luna blanca, la luz del faro mostraba el bello e inmenso mar, donde se veía reflejada como si fuera un gran espejo: un gran espectáculo hermoso de ver.

Pedro Villa Alfocea (2ºB E.S.O.) 46


40 proezas. Revista de poesía

El gato volador

Yo tengo un gato que quiere ser azafato, le gusta tanto volar…, casi tanto como vaguear. Se sube al ventilador para sentirse volador: cuando se cae al suelo, no sé por qué, lo huelo. Corro a mi habitación, tengo una sensación de tanto querer ser azafato. Al llegar a mi cuarto ya son menos cuarto y mi gato está llorando porque no le gusta ir andando.

47

Miguel de Miguel Jiménez (3ºB E.S.O.)

de que se me ha muerto el gato


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

El estudio

Estoy bastante cansado y a la vez arrepentido de no haber estudiado y por tanto suspendido. El día es largo, extenso, daba tiempo a estudiar Tecnología; con nadie obtuve consenso, todos enfocados en Biología. No me aburre demasiado, parece algo primitivo, no es un tema inopinado Mario Balsalobre Amorós (4ºC E.S.O.)

mas ha sido inquisitivo. Me voy a poner a estudiar para no volver a suspender mi próximo examen parcial y la esperanza no perder.

48


40 proezas. Revista de poesía

Dolor de amor

Hoy en ti he pensado yo, amor, y ganas de comer me han entrado, y en el frigo hay un helado: como estaba frío sentí ardor. Tú eres el dueño de mi calor, tú estás presente en mi pasado, como tú a alguien siempre he buscado. Nunca más volveré a sentir dolor. Yo necesito verte contento, tu sonrisa es mi felicidad,

Una relación de cordialidad para nosotros quiero, eres mi aliento tú y tu sentimiento de humildad.

49

Beatriz Sánchez Martínez (4ºB E.S.O.)

así te lo juro, yo nunca miento.


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

Destino, la cárcel

La carta quisieron que leyese, lágrimas me ganaron la partida antes de terminar su gran caída, dejando que mi orgullo muriese y que a la vez me la confundiese. ¿Dónde había quedado mi vida? Parece que el texto la oxida, cualquiera de las cosas que hiciese no me concedería mi gran consuelo sino lo que tendría…, unas pesadillas que de mala manera iba a quitar. Álvaro Gómez Fernández (4ºB E.S.O.)

Pues la carta me daba un gran canguelo, me daba las opciones muy sencillas: o cárcel o mandarme ejecutar.

50


40 proezas. Revista de poesía

Cuando por la mañana amanece

Cuando por la mañana amanece el Sol sale y la Luna perece y a esa temprana salida del Sol le acompaña el horrible ruido del despertador. ¡Cuánta rabia! ¡Qué agonía!, cuando tan temprano el Sol salía, pero me daba más rabia todavía que tan temprano el despertador ruido hacía. Es lo que tiene el horario lectivo: que tan temprano te hace ser creativo y que tan temprano esté inspirado para estar aquí escribiendo sentado.

Cuando por la mañana amanece el dormir cesa y el sueño crece y cuando el despertador ruido provoca me hace querer darme contra una roca. Pero cuando un sábado amanece la Luna no es la única que perece, también lo hace esa sensación de no haber dormido de un tirón. Y toda la culpa parece del despertador, quien nos despierta con un ruido ensordecedor, pero no con la culpa nos engañemos, porque nosotros mismos nos lo ponemos.

51

Alberto García González (1º Bachillerato)

El lunes empieza una nueva semana muy temprano para empezar de mala gana y levantarse con mucha rabia aunque me haga tener tanta labia.


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

Corregir y seguir

Esta tarde haré lo importante, para mí es demasiado complejo, todo lo que hay es alarmante, para mí es como matar un conejo. También me gustaría hacerlo muy bien y no tener ninguna equivocación, lo haré muy alejada de las vías del tren, el maquinista no tendrá confusión. Probablemente tenga algún error, porque soy una humana y es normal, esto no me debería causar terror, Lucía Montalbán Otálora (4ºB E.S.O.)

solo un poco de preocupación: si tengo errores los corregiré y, si no, me alegraré un montón.

52


40 proezas. Revista de poesía

Con tu mirada en la noche

Con tu mirada en la noche bajo las estrellas encima de un coche. Yo te siento, yo te miro con tu cariño en el olvido. La luna iluminando tu mirada tan pasional, tan amada que me hace ver a lo lejos el más profundo anochecer. En la inmensa oscuridad de tus ojos Alba Ruiz Peñalver (3ºA E.S.O.)

hallo la claridad.

53


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

C.P.O D.Ev2

Se congelan mis neuronas con este frío de invierno, la vida son dos días, a mí se me está haciendo eterno. Aquí te miran mal por existir, a la mínima te la lían como Bell a Meucci: ve con la corriente y recibirás cariño, ve contra ella y te tratarán como a un extraño. Esta lluvia fría me hace daño, aquí el más feliz es ignorante como un niño. No voy a ser otro más del rebaño, yo ya esquivé esa piedra, estoy a gusto en mi grupo de ovejas negras. Juan José Muñoz Hernández (4ºC E.S.O.)

Subo en mi nivel peldaño a peldaño, solo quedan las últimas astillas tras esta sierra.

54


40 proezas. Revista de poesía

Amor bajo la luna

A la luz de la luna yo te amaré, te besaré, con todo mi corazón. No te olvidaré, igual que tú me amas yo te amaré, nuca te olvidaré. Nunca te perderé, siempre estarás a mi lado en los momentos malos, Geoffrey Arriete Mollet (2ºB E.S.O.)

en los buenos también.

55


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

Amanece un nuevo día en Murcia

Mirando desde Espinardo amanece un nuevo día en Murcia, se cubre todo de niebla, apenas se ve la autovía. El sol se alza lentamente, la niebla va desapareciendo: donde solo había azoteas, ahora un paisaje estupendo.

Iván Pellicer Sánchez (4ºB E.S.O.) 56


40 proezas. Revista de poesía

... La Esperanza

Sentí el corazón reventar y ensombreció mi ser, y vi mi espíritu vagar como ánima en pena. Pero ahí estaba esa luz... Desperté angustiada de una maldita pesadilla, y solo un cuerpo mutilado me acogió en su seno. Y aquella luz me reconfortaba... Me hundía en el abismo y lágrimas de sangre brotaban de mis entrañas. Y mi luz interior me sanaba... Al fin comprendí que jamás podría caer ni hundirme por completo en la nauseabunda podredumbre. Porque aquella luz era...

57

Consuelo Torralba Esteban (3ºA E.S.O.)

sucio de la tristeza,


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

Exposición de poemas en LA NAVE del Colegio San José. 16-19 de marzo de 2015

58


40 proezas. Revista de poesĂ­a

59


Colegio San José — Espinardo (Murcia)

CREA COMPARTE APRENDE

60

40 proezas número 2 revista de poesía del colegio san josé (espinardo murcia)  

Revista de poesía con 40+11 poemas de alumnos de Educación Secundaria y Bachillerato del Colegio San José (Espinardo - Murcia).

Advertisement