Issuu on Google+


Si encuentras la herida‌ No olvides que sigue siendo tuya.


Jokin Salaberri Cantera 2011Š


Muere el verano, que nunca fue verano. Muere la necesidad de verte, ahora que estas siempre a mi lado. Muere el dolor. Muere la excitación. La de tu piel desnuda, rozando mi espalda. Muere conmigo la noche, pero... Mañana morirá de nuevo... Lágrimas nuevas, que contaminan el agua, hasta el océano de los recuerdos. Recuerdos aquellos... Recuerdos estos... Como cuando el mar era dulce... Y el cielo de la noche, nuestro espejo... Y yo te susurraba al oído... "Je suis ici encore. je suis jamais parti. et si j'il ai fait... Mon ombre, est resté avec toi. Et maintenant je reviens... Plein de tout celui que je me porte vers toi. Comme la lune de cette nuit. Si loin...Si près. Seulement Ouvre les yeux."


Yo vi un mundo entre nosotros dos. Cristal traslúcido... A través del cual intuía tu imagen... Era un espejismo o una ilusión... Tal vez un deseo inalcanzable, una cima inexpugnable, un reto para el que no estaba preparado, un abismo al que asomarme y perder la cabeza, sin saberlo. Llovía un mundo entre nosotros dos y... Mis ojos sin querer...Mentían de pena


Allá, donde se esconde la lejanía... Nunca dejes de mirar al cielo... La nube que hoy te cubre mañana será distinta. Mientras tanto, las gotas de agua clavan mi recuerdo en tu cara... Mas allá de la distancia... Allá, donde se esconde la lejanía... En aquel lugar donde perdimos los sueños... Y donde regresamos cada noche... Al cerrar los ojos y añorar el vacio... Que nuestros cuerpos dejaron bajo las sábanas


Descuidaste el cartel que advert铆a... Tara 2500 kg de rencor. Y tuve que abandonarte cuando la carga superaba con creces mi resistencia. Golpea la puerta que abre nuestra casa... No encontraras a nadie despu茅s de derribarla. ...Grita al viento con toda tu voz... No hay respuestas en el eco de mi ausencia. Echa de menos todos mis defectos... Entre ellos, pedir perd贸n, cuando no es necesario. Entre ellos, no necesitar tu perd贸n, cuando no me lo das


Y aun preguntas porqué... Mientras nuestros cuerpos se separan, en este mar de Têthys, esculpido en decepciones. Pero no encontrarás respuestas, mientras tus ojos escondan dudas. Ni fonemas que colmen tu sed de música... Ni lágrimas que rieguen tu desierto... Y será tal, tu derrota... Irremediable... Irreversible, cual fluido de placer zigzagueando entre tus dedos... Resbalando por tus piernas hasta explotar en el cielo. Y aún preguntarás porqué... Mientras la noche abraza tu sueño.


Sinceramente siempre cre铆 irrelevante tu nombre a pesar de que su eco aporrea mi puerta cada noche. Sinceramente el amor se poso en ti por cansancio... Por necesidad, por descanso o por el simple hecho... De mirarte a la cara y comprender que... solo tu enhebrabas la aguja de mi respiraci贸n....


Mancho las paredes con piropos, con los que entonamos nuestra canción favorita. Y te prometo vivir al lado del mar... Y pasear de la mano... Usando tiempos verbales como "para siempre" o "toda la vida". ...Cruzando los dedos te recito poesía que te susurra mentiras Aunque tú no lo sepas... Sopla la brisa marina, creo que esto no es un sueño Cometas al viento y arena de playa en mis ojos... Mientras suena "every tear drop is a waterfall" Hoy estoy feliz... Porque sé que todo acabará mañana. Pero hoy...Wooooo IS A WATERFALL!!!


Al despertar aturdido, en aquella blanca habitación... Entendí que la pasión, se desplomó desmayada en el tiempo pasado Y los días taparon con hojas de recuerdo, la silueta que ya apenas representas Y el sonido de fondo no era el zumbido de la luz, sino la distancia que nos separa Y las ganas de llorar se convirtieron en el presente que nunca acaba Y el futuro fue negado en este agujero negro al que me condenas No sangra mi herida, pero tampoco cicatriza No sangra la herida con la que tantas veces roce tu clítoris Ni la sangre de nuestro adiós consigue saciar mi sed


Vendí la piel que me regalaste Y ahora camino condenado al desnudo. Envuelto en miles de manos que me rozan emulando el tacto, con el que engaño mis sentidos. Vendí la piel que me regalaste Y el frio se apodera de mí, ocupando el espacio de tu calor, ahora ajeno. Pero en el fondo del objetivo, adivino tu figura espectante... Camino hacia ella con la certeza, de saborear tu calor una noche más. Y al despertar... nacer cubierto de nueva piel.


Estar contigo... Sabía a agua, olía como el aire y tenía el sonido del tiempo. Perderte fue... Quedarme sin lo más elemental. Recuperarte... ...Regresar a la rutina


Todo, es demasiado grande para guardar en la mochila. Así que sintiéndolo mucho, abandonaré parte del equipaje en la cuneta... El aroma que le robabas al aire, las lágrimas que ya son solo sal, aquella silueta tuya dibujada en las nubes y tu fecha de cumpleaños en mi calendario... No obstante, no lo esconderé... Por si en el tiempo, encontrara otro lugar más cálido donde aposentarse. Todo es demasiado grande para guardar en la mochila. Nada es demasiado doloroso.


Al mirarnos en el espejo del rencor, nuestra imagen volará al viento, como la ropa tendida, en las postales blanco y negro. que gritan tu nombre en vano, camuflado en el eco de aquella poesía. Y la magia se convierte en truco y el agua en hielo y el hielo en tu corazón y en un rinconcito se congela mi recuerdo, deslizándose moribundo hacia tu calor. Pero ya no hay sol en tus ojos ni... Fuego en tus labios. Apaga la luz y durmamos... Esperando la muerte, que nos resucite en otros brazos.


Cuando Lunes es un adverbio de lugar, la lluvia es el modo de vivir en silencio. Reloj en tantas noches imaginado, soñado con agua y sal, en tus pestañas de tiempo. Regálame una caricia, una mirada, un aliento... ...Para borrar de mis brazos... El tacto de tu piel de cristal... Sonido de tus gotas, rompiéndose en mi cuerpo.


Entonces apareciste entre las montañas y el cielo Como el sol de la mañana Como el viento que sopla desde el polo norte hasta mi cara Y mi cuerpo quedó enredado entre tus tentáculos Hasta alcanzar el placer más grande jamás soñado Habría gritado en tu oído "te quiero" con todas mis fuerzas Pero una vez mas... Olvidé tu nombre


No sé si llamarte por tu nombre de niña preciosa ó... Regalarte toda mi crueldad Pero deseo tanto, enraizar mi torso entre tus brazos, como un árbol a la tierra Raíces vestidas de manos, penetrando tu cuerpo en busca de... Nada y todo al mismo tiempo... Perderme entre tus ramas ser zarandeado por tus piernas hasta caer al suelo Y susurrarte al oído la primera barbaridad que se me pase por la cabeza... Te amo ...... Por ejemplo.


Soy consciente del futuro doloroso... Formado por las ruinas de un pasado a tu lado Y en las heridas abiertas... Nacerá un rastro líquido Miel de cerezas Fluido que resbala por tu cuerpo y Que mi boca recogerá entre tus piernas Hasta enfrentarme al espejo Traspasando su cristal de recuerdo Envuelto en la sangre roja Abismo que se abre en mis ojos Penas que a otra mujer robé Y que a ti te regalo mordiendo Lágrimas que por mi llueves En la comisura de tus labios


Añoro... Tu roja carne aposentada en mi boca Abrirme paso entre tus piernas La sangre en mis manos (Esa que no se borra con agua) ...La extraña mirada de prohibición El aire que falta al respirar Ahogarme en tu interior .... Suplicar a la marea que me arrastre hasta la playa, en la que despiertas al día siguiente, aturdido, confuso... Sin saber donde esconder la vergüenza, que ayer borrábamos a mordiscos.


Como... Cuando tu boca se encadena a mi sexo, asfixiando la expresi贸n de tus ojos, hasta emanar cristales de vida en tu garganta. Vida que mata la insatisfacci贸n y... ...Rompe en gemidos tu llanto. Convirtiendo las l谩grimas en reflejos, donde con tinta escribes -Te amo-


Antes de que aparecieras... Mis heridas cerradas no sangraban Y ahora que ya no estás, mis cicatrices lloran y tiñen de rojo tus sábanas. Ya no consigo controlar el tiempo Como en el pasado al abrazar tu cuerpo Creo que llegaré irreversiblemente al mañana A pesar de nunca, terminar siempre... Algún día extrañaré tus besos Pero para ello he de perderte En los recuerdos aún por vivir En las vivencias por recordar Aturdido ahora... Cuando los años tienen trece meses Doce de penitencia y uno irreal Para intentar reconquistar tu reino. Desvelado en la oscuridad Desde el instante... En que las noches duran 32 horas Y sonámbulo parto en tu búsqueda Para no regresar a tiempo A nuestra cita... La cita de un tiempo pasado, agotado, muerto...


Quiero perderme en este mar de letras borrosas Eliminar la voz que supura por mis manos Ahogarte en la tinta que cada noche te dedico Estrangular mi cuello con tus manos Anudarme a tu ser y saltar al vacio... Hasta abrazar con ternura tu olvido.


Y llegaron... Los tiempos en que no sab铆a si elegir... Entre morirme o dejarme matar... Entre huir o dejar que me abandonaras... ...Y partieron... Los cuerpos enlazados, convertidos en piedra... Las palabras, con aroma a pasado reciente... Las caricias, con el aliento de tu amarga dulzura... Y en la estaci贸n del adi贸s... Espero la salida del tren, que de ti me aleje... La llegada del tren, que hacia ti me acerque...


Tal vez algún día esto se acabe. Como... Cuando el horizonte decidió alejarse de la tierra, construyendo entre ambos un muro de agua infranqueable. Tal vez algún día solo sea tu sombra... Un rastro en tu mirada... Una sonrisa apagada, por la soledad y arrinconada... En el bolsillo de la chaqueta que ya nunca te pones. Por eso guardo un reloj en mi corazón. marcando las horas de un adiós irremediable... Una despedida que los dos conocemos... Y que aderezaremos con un beso en la mejilla y... Miles de lágrimas que cubran todos nuestros abrazos olvidados.


Llego con cuatro días de retraso, pero la cita no caduca (O al menos eso espero) El beso que te regalé hasta el martes, se debió tropezar con otras intenciones... Incrustándose en tus mejillas, como un terrible accidente. Trataré de no soñar tus labios y perder con su olvido la inspiración... Trataré de cumplir mis promesas y retirarme de tus rayos de sol, de sus ondas alfa, beta y gamma, lejos de tu influjo, ahora que vamos ganando la guerra. ¡Ah! Pero te invito a un baile. Nuestro último baile PD. Perdí mis manos y mis dedos, en el olvido de este mes de Marzo. Sin ellos pintar palabras me resulta imposible.


LA HERIDA