Issuu on Google+

4B E X P R E S O

Domingo 25 de Abril de 2010

Editor: Antonio García Viera Coeditora gráfica: Lorena López Correo: tonygviera@expreso.com.mx

EL ALCOHOL JÓVENES EBRIOS AL VOLANTE CAUSAN ACCIDENTES

Sí hay ‘mordidas’

J

corta el camino El caso de Jorge Güereca expone la realidad social de la conducción punible de menores de edad UNIVERSO BÚHO

Apenas habían transcurrido los primeros 90 minutos del 24 de marzo del 2007 cuando Jorge Güereca(que en ese año tenía 29 años de edad) terminó de cenar con unos amigos. Al salir del restaurant llevó a varios de ellos a sus respectivas casas. A la 1:45 de la madrugada faltaban sólo dos cuadras para dejar a la última persona. Respetó el señalamiento del semáforo ubicado en Olivares y Solidaridad. Hizo alto y cuando la luz cambió a verde, arrancó su vehículo, cuando de pronto, recibió un impacto de otro automóvil que llevaba una velocidad de 150 kilómetros por hora. Aunque de forma instantánea perdió el conocimiento, lo recuperó sólo por unos momentos en el lugar del accidente: lo primero que miró fueron las torres del templo de San Peregrino y muchas latas y envases de cerveza regados en el suelo. Ante de perder el conocimiento, de nueva cuenta, alcanzó a escuchar los quejidos de varios jóvenes. Diez días después, Jorge despertó en la habitación de un hospital, acababa de salir de terapia intensiva y empezaba a preguntar qué había pasado. Fue en ese momento en el que se enteró que un joven que venía en estado de ebriedad impactó su vehículo. Ese joven festejaba sus 18 años, la mayoría de edad. Con él iban cinco jóvenes más, quienes también estaban en estado de ebriedad. “Por fortuna, ninguno de ellos tuvo lesiones graves”, asegura Jorge. “Ese mismo día me enteré también que yo no podría

volver a caminar (...) De alguna manera lo presentía, porque no sentía mis piernas”, agregó con tristeza. “Es un sentimiento que no te lo puedes explicar, te mentiría si te digo que no tengo la esperanza de un día levantarme y poder caminar, pero no hay peor lucha que la que no se hace”, añadió. “El suicidio, es la salida más valiente del cobarde, y si Dios quiso dejarme en este mundo, es porque algo tengo que hacer aquí”, pensó Jorge, quien asegura haber encontrado la forma de hacer algo por la sociedad, principalmente por las personas que tienen alguna discapacidad. “La ‘Fundación por un Mejor Andar’, que presido, nace de la necesidad que tenemos las personas discapacitadas por integrarnos a la sociedad, ya que es increíble ver que en muy pocos lugares existen las normas e infraestructura incluyente para discapacitados”, comentó. Desde el día del accidente, Güereca, ha gastado alrededor de tres millones de pesos en cirugías y tratamientos de rehabilitación que ha recibido en distintas ciudades del país y del continente. “Hasta tuvimos que vender el rancho que era patrimonio de mi familia para poder solventar los gastos”, afi rmó. A tres años del hecho, el joven culpable no ha dado la cara. “Pregúntame si me ha llamado alguna vez para disculparse o preguntar mi estado de salud. Nunca”, aseveró con tristeza,, criticando también la falta de valores que los padres inculcaron a ese joven, que al parecer ya tuvo otro accidente por los mismos motivos.

Jesús Ballesteros / EXPRESO

Por José M. Urquijo

La vida de Jorge Güereca cambió de pronto, una madrugada del 24 de marzo de 2007, cuando un joven alcoholizado lo impactó y él no había bebido esa noche.

LA SITUACIÓN EN SONORA Consumo diario de leche 220 mil litros

Consumo diario de cerveza 452 mil 055 litros

Gasto diario en leche 2 millones 90 mil pesos Gasto anual en leche 762 millones 50 mil pesos

Gasto diario en cerveza 7 millones 232 mil pesos Gasto anual en cerveza 2 mil 640 millones de pesos

Eleazar Escobar / EXPRESO

La comparación que realizó hace un año la Secretaría de Salud entre la cerveza y la leche, explica por qué los jóvenes sonorenses inician desde temprano su gusto por el alcohol. Todos los datos son en el estado de Sonora.

Por si fuera poco, además de las posibles lesiones que puede sufrir una perona que conduce alcoholizado, la multa por conducción punible es superior a los 5 mil pesos, pero aún así, jóvenes y adultos, siempre encuentran la forma de violar el reglamento de tránsito y en consecuencia ponen en peligro sus vidas.

Por César Moreno Baro óvenes conduciendo en estado de ebriedad, anuncian la despreocupación de ser detenidos, ya que es muy fácil sobornar a los oficiales, lo que ocasiona una gran cantidad de accidentes en el estado de Sonora y el resto del país, por a causa de lo que es un delito: la conducción punible. En muchos de los casos, las víctimas son principalmente menores de edad, quienes al ingerir alguna bebida alcohólica y luego ser detenidos, adoptan la gravedad del hecho como un juego. En una conversación con el teniente Eduardo Soto Arganza, del departamento de tránsito de Cajeme, reveló que del total de detenidos semanalmente en el sur del estado por el delito de conducción punible, aproximadamente el 10 por ciento son menores de edad, lo que no trunca la sucesión de accidentes graves. La mayoría de las detenciones, ocurren los fines de semana, con penalizaciones que van desde las multas hasta la prisión preventiva. Sin embargo, aunque sea el menor quien cometa la infracción, ya sea por no portar licencia o llevar aliento alcohólico, la responsabilidad cae en su totalidad en los padres o tutor que facilitó el uso del automóvil. “Los menores no tienen experiencia suficiente para poder tomar una decisión referente al vehículo, hacer algún pago de una infracción o las consecuencias que esto lleva, solo están a expensas de lo que les va a decir el papá”, expresó el teniente. Respecto a las llamadas “mordidas”, el oficial respondió que: “es un problema no sólo de los uniformados, sino de los valores familiares inculcados desde pequeños, puesto que para los padres, es más fácil dejar el auto y el dinero a los menores, y abandonar sus responsabilidades”. Por otra parte, cuando se demuestra que un policía intentó sobornar a un conductor, es cesado inmediatamente de sus labores. “Las leyes establecidas necesitan una mayor difusión y no una renovación” comentó Arganza, debido a que la sociedad viola el reglamento de tránsito por desconocimiento de éste, que a su vez, debe ser aplicable a toda persona por igual, sin distinción de poderes ni de influencias.

Especialista asegura que los padres son los primeros encargados de prevenir a sus hijos

Necesitan información Por Alejandra González

Mensaje del Gobernador del Estado Guillermo Padrés Elías Jóvenes estudiantes de Sonora: La educación profesional es el camino que nos guía hacia la realización del proyecto de vida que con esfuerzo y sacrificio hemos forjado. Así, la Universidad de Sonora da certeza y solidez a nuestras aspiraciones. Es parte de Sonora, gracias a su historia y a su porvenir. Y gracias a sus docentes, investigadores y profesionales al servicio de la comunidad su relevancia social crece con el tiempo. Ahora que ustedes, jóvenes estudiantes, están a un paso de ser la próxima generación de la UNISON, es de suma importancia redoblar esfuerzos para les sea posible aportar, desde el trabajo, sus conocimientos y experiencia en la búsqueda del bien común. Así construiremos, entre todos, Un Nuevo Sonora.

¿SABÍAS QUÉ?

Los casos de alcoholismo en adolescentes se han incrementado. Según especialistas, existen diversos factores del porqué de esta problemática, que van desde la presión social, la publicidad y promoción que se le da a las bebidas hasta casos más extremos de ansiedad y depresión. El doctor José González Terrazas, Jefe de Enseñanza del Centro Psiquiátrico de Cruz del Norte dijo que “el alcohol está al alcance de cualquier persona, desde un adulto de 40 años hasta un adolescente de 14 ó 15. No hay restricciones para su compra y uso, por lo que se puede decir que forma parte de nuestra vida. “La mayoría de las personas piensa que un adolescente es alcohólico por que no recibe atención suficiente en su casa y busca una salida fácil a sus problemas, pero también puede ser que muchas veces los padres sobreprotegen a los hijos, los restringen demasiado y como no les dieron la información necesaria ni enseñaron lo que es bueno y malo, son más propensos a aceptar desde una bebida

Luis Gutiérrez / EXPRESO

UNIVERSO BÚHO

La falta de restricciones y otros factores como la ansiedad o depresión, provocan el consumo desmedido de bebidas alcohólicas en los jóvenes sonorenses y esto, a su vez, puede terminar en hechos de tránsito.

CONSULTE A ESPECIALISTAS

Para más información se puede acudir con la Psicóloga Paula Castañeda, Jefa del Departamento de Enseñanza del Hospital Nava.

hasta otros tipos de drogas”. Es muy importante que los padres estén al tanto de sus hijos si es que éstos toman, deben de prestar atención si comienzan a dedicarle la mayor parte de su tiempo a “pistear”, si dejan de

hacer las actividades que antes eran importantes para ellos pero sobre todo a la cantidad que consumen, comentó el doctor González. Existen diversos centros de rehabilitación donde el alcoho-

lismo es uno de los principales problemas a tratar y va en aumento el caso en adolescentes. No hay un tratamiento que sea específico para jóvenes, porque quienes se acercan a pedir ayuda lo hacen por distintas razones, cada caso es especial. El alcoholismo es una enfermedad que se puede curar, pero para ello, se necesita que el afectado pida ayuda y cuente con el apoyo de toda su familia.

¿Sabías que... 3159 Accidentes en Sonora, fueron causados por la ingesta de alcohol en el 2009? Según la Secretaría de Salud, desde el 2003, esta causa ocupa el tercer lugar en muertes en la entidad.


Universo Búho - Abril 25 de 2010