Issuu on Google+

Magazine

KAISERFootball www.kaiserfootball.org Twitter: @KaiserFootball Mail: grupokaiser@revista-kaiser.com 12 - 24 Mayo 2013 Nยบ 38

THANKS SIR ALEX


STAFF DIRECTOR Juan G. Arroita @JuanArroita

REDACTOR JEFE Rafael Bravo García @RBravoGarcía

DISEÑO Y MAQUETACIÓN Juan G. Arroita @JuanArroita

CORRECTOR Roberto Maydana @roberto_maydana

ESPECIALES David Oller Molina Dani García Cervigón Adrián Blanco Albert López Urko Sanz Luis Hdez. del Hoyo

REDACTORES Shark Gutiérrez Alberto Egea Fernando G. López Luis Á. Gómez López Eduardo Gutiérrez Juan Manuel Perera Roberto Testas Carlos Bravo Adriano Savalli Antonino Bulla Sergio Fernández

GRUPO KAISER Kaiser Football S.L. C/Santiago 22 47001 - Valladolid grupokaiser@revista-kaiser.com www.kaiserfootball.org AVISO LEGAL Queda expresamente prohibida la reproducción, copia, comercialización, total o parcial, o cualquier otra actividad o manipulación que se pueda realizar con el contenido ofrecido tanto en nuestra web como en nuestras publicaciones digitales. Las fotografías usadas en esta revista, lo han sido con el convencimiento de su naturaleza pública. De no ser así, si alguna de las mismas gozara de titularidad privada y/o estuvieran registradas interesamos de sus titulares la notificación y acreditación de su condición a los efectos de proceder inmediatamente a su retirada.


INDICE 6

12

Especial Calcio

Especial Alemania

8

Especial Francia

14 Especial Balanta

Analista 20El de Kaiser 22

Mitos del PES

Tercer 36 Especial 30El Copa 92 Tiempo

Especial 10FA Cup

18 Pisando Fuerte

24

Entrevista Bueno

Bye 38 Good Sir Alex


Kaiser Football #38

Magazine

54

Remember All in 64 the Name Football

72

Especial

68

Feelball

El Cigarro 76 Cuauhtemoc de Rijkaard68 El Libero

DESCARGA ESTE NÚMERO

DESCARGA GUÍA VINTAGE


ESPECIAL calcio

10 CLAVES DE LA TEMPORADA DE LA JUVENTUS

LA CONSOLIDACIÓN DE

LA VECCHIA SIGNORA Por adrián blanco El gran Arturo Vidal El chileno, seguramente galardonado con el “MVP” de la temporada bianconero ha cuajado brillantes actuaciones en al segunda vuelta del campeonato. Goles y asistencias equivalentes a puntos -de vital importancia- en la carrera hacía este nuevo Scudetto.

La continuidad de un proyecto

el equilibrio defensivo

el fondo de armario

Pese a distintas variaciones tácticas a lo largo de las últimas temporadas en las que Antonio Conte ha estado al mando, la Juventus ha conseguido preservar el bloque de futbolistas y la idea común; la de salir a ganar.

Excelentes temporadas las de Bonucci y Barzagli, que se han impuesto como dos de los mejores centrales de todo el panorama italiano. Con gran salida de balón, además de altos y corpulentos en el juego aéreo. Y complementados por Chiellini, constituyen el eje defensivo azzurro.

La participación del equipo en la máxima competición europea, se ha hecho de notar. Y pese a ser arroyados por el Bayern Munich en los cuartos de final, el gran fondo de armario bianconero le ha permitido a la plantilla compaginar a la perfección el ritmo de las competiciones.


ESPECIAL calcio

La explosión de pogba

La confianza en antonio conte

El francés deslumbró en varios encuentros como una de las mejores perlas europeas. Salido de la cantera del Manchester United y fichado por la Juventus en el mercado veraniego, su calidad, golpeo y trabajo sirvieron de refresco para el centro del campo en uno de los picos de la temporada.

Su proyecto ilusionante además de efectivo es de agrado en Turín, y pese a perderse gran parte de la temporada, obligado a sentarse lejos de los banquillos -debido a una sanción de varios meses-, el equipo no perdió su identidad y continuó demostrando el por qué de su superioridad conforme al resto.

la batuta de andrea pirlo

juventus stadium,

El veterano centrocampista italiano sigue dando de qué hablar en el Calcio. Y aunque muchos piensen ya en su sustituto y retirada a corto plazo, el talento y la magia impuesta por Andrea, equilibran un estilo basado en los balones que nacen de sus botas.

Muy pocos clubes han sido capaces de salir vivos de Turín. Con tan solo 2 empates y 2 derrotas en casa la Juventus ha cuajado una fabulosa temporada como local, siendo esta la propiciadora de un gran colchón de puntos en la tabla clasificatoria.

un fortín

el reparto de goleadores Pese a las cuantía de lesiones durante la temporada, la Juventus consiguió afianzar en ataque la temporada la dupla Vucinic-Giovinco. Mucha calidad, pero quizás no tanto gol. Ya que curiosamente es Arturo Vidal –con 10 tantos- el máximo goleador del equipo.

el buen hacer institucional

Limpios de cualquier sospecha extradeportiva, están confiados de devolver el prestigio debido a una camiseta que con los años, ha ido perdiendo identidad. Con su segundo Scudetto consecutivo ya en el bolsillo, la temporada que viene volverán a la Champions, y solo dentro delos terrenos de juego regresarán a lo que en su día fueron.


ESPECIAL FRANCIA

JEAN-MICHEL AULAS


ESPECIAL FRANCIA

EL CREADOR DE

UN PLAN PERFECTO POR ALBERT LÓPEZ “Cuanto más dinero gane un club, más partidos ganará y cuantos más partidos gane, más dinero ingresará” ean Michel Aulas, nacido en l’Arbresle, en el departamento de Rhone, al este del país. En 1987 decidió comprar un club sin prestigio. Hundido en la segunda división francesa. Un club ahogado por las deudas. Donde el presupuesto no llegaba al millón de euros y el papel de la afición era anecdótico. Aulas es, sin duda, uno de los mejores negociadores de fichajes en Europa. Contrata jugadores a menor precio para los recambios de jugadores que abandonen la disciplina del club. Otro de los puntos destacados es fichar jugadores brasileños y ayudar a su adaptación, de esta forma, todos salen ganando. En las últimas temporadas, han llegado a tener unos beneficios de 164 millones de euros. Sobre todo, en 2009 cuando el fichaje de Karim Benzema por el Madrid fue el cuarto más elevado. Su metodología de fichajes se centra en la inversión de jugadores experimentados que puedan añadir un plus al equipo aunque su edad diga todo lo contrario. Poco a poco el Lyon iba ganando prestigio entre los equipos más grandes de Francia. Llegando a conquistar la Ligue 1 durante 7 años seguidos y llegando a las semifinales de la Champions. Algo impensable hace poco más de 20 años. Aunque los ingresos del Lyon no

J

son los mismos que los grandes equipos de las otras ligas europeas. De hecho, equipos como el Barça o el Madrid ganan tres veces más que los de Aulas. Pero los gastos se van elevando al paso de los años. Desde 2004 hasta 2009, el gasto del conjunto francés ha aumentado un 52%, llegando hasta los 202 millones. Los ingresos por los derechos de televisión no son, ni de lejos, los mismos que las otras ligas europeas. Cuando el Lyon participa en la Champions y consigue un puesto respetable, consiguen ingresos que pueden llegar a ser el 20% de los ingresos totales. Desde 2012, el Lyon firmó un contrato de fabricante con “Adidas”, hecho que le supone unos beneficios entre 80 y 100 millones. “BetClic” fue el patrocinador en las camisetas del club donde el beneficio es de 5 a 7 millones de euros. En 2007 se firmó un contrato con “SportFive” para que fuese el principal responsable de Marketing del club. Dejando unos ingresos de 7 millones anuales. En Diciembre de este año, se tiene previsto una reforma en el Stade Gerland, para que pueda haber más aficionados aunque de momento la media de asistencia en el estadio es del 88%. El proyecto de reforma del estadio también incluye centros comerciales, hoteles, restaurantes…se estimó que la inversión sería de 350 millones de euros (170 por financiación privada y 180 públicos). Uno de los objetivos principales en estos años es poder reducir los salarios de los jugadores. Al cambiar la ley en Francia permitiendo que equipos de futbol pudiesen invertir en bolsa, permitió unos beneficios de algo más de 90 millones. Aulas es el máximo accionista del club con el 34%. Uno de los objetivos principales en los próximos años es desarrollar el futbol formativo en Francia, en Asia, en el norte de África y en Estados Unidos. o


ESPECIAL FA CUP

FA CUP

ROBERTO MARTÍNEZ THE SPECIAL ONE por Juan arroita

Un soberbio partido de Callum McManaman en el campo, de Joel Robles bajo los palos, y un gol de Ben Watson, dan el título al Wigan. Parte de la culpa ha sido de Roberto Martínez. El español se ha confirmado ya como uno de los mejores de la Premier.


ESPECIAL FA CUP legaban los dos equipos a la final de la competición más antigua del mundo con ganas de alzarse con un trofeo que siempre supone la alegría de una temporada. Más de 600 equipos participan en la competición, un lujo conquistar el título para cualquier equipo. El City, buscando salvar una floja temporada -para lo que se les debe exigir por presupuesto-, y el Wigan a poner la guinda a una temporada en la que encaraban la recta final con la posibilidad de llevarse un título, con una plaza europea asegurada, y con un pie en el descenso a Championship. Los primeros 20 minutos fueron de dominio absoluto de los latics. El planteamiento de Bob Martínez era perfecto y los cityzen no encontraban el balón. En el minuto 10, el jovencísimo Callum McManaman tuvo en sus botas su primera gran ocasión, pero no aprovechó el excesivo espacio que le concedió Nastasic y su disparo con la zurda no encontró portería. Tratando de despertarse, los hombres más creativos del City -Silva y Nasri- enlazaron una buena jugada que terminó con un disparo de Tévez que Joel Robles salvaría de forma milagrosa. También era el gran partido de su vida, la ocasión para demostrar que tiene un hueco en el Atlético de Madrid cuando el Chelsea se decida a confiar plenamente en Courtois. La segunda parte comenzaba con un City más dominante, el Wigan comenzaba a bajar físicamente y sólo Callum McManaman podía desbordar. Gaël Clichy era un muñeco en manos del joven extremo inglés. Roberto Mancini trataba de fortalecer el centro del campo y dio entrada al trabajador Milner -por el indolente Nasri- y a Jack Rodwell por Carlos Tévez, permitiendo a Touré Yaya jugar más cerca del área de Joel. Tanto daño estaba haciendo McManaman a la zaga cityzen que Pablo Zabaleta no midió bien una entrada y recibió su segunda tarjeta amarilla, expulsión para el argentino. Llegábamos al minuto 85 de partido, el City con uno menos y empate a cero en el marcador, el Wigan estaba ante la gran oportunidad de su historia. Bob Martínez movía ficha, metía a Ben Watson. Y precisamente iba a aparecer el mediocentro para cabecear un córner en el 90’ y dar el título al Wigan. Una decisión de Roberto Martínez. Un córner, provocado por Callum McManaman. Un partido salvado por Joel. Y el título, volaba para Wigan. o

L

DT: Roberto Mancini HART

ZABALETA

KOMPANY

NASTASIC BARRY

TOURE YAYA SILVA

NASRI TÉVEZ KONE

ESPINOZA

CLICHY

AGÜERO MCMANAMAN

J.GÓMEZ MCCARTHy MALONEY MCARTHUR

SCHARNER ALCARAZ

BOYCE

JOEL ROBLES

DT: Roberto Martínez


ESPECIAL alemania

SEBASTIAN

RODE Por Rafa Bravo

E

l Eintracht Frankfurt ha sido una de las grandes revelaciones de la Bundesliga esta temporada. Cuando esto ocurre, lo que suele venir detrás es un ensalzamiento de sus jugadores y, por supuesto, el interés de los grandes equipos. Algo así ha ocurrido con Sebastian Rode, una de las perlas del fútbol alemán que, junto con su equipo, ha cuajado una gran temporada y ha llamado la atención del mundo del fútbol en general y de algunos equipos de renombre en particular. El joven jugador alemán, comenzó en el Kickers Offenbach su andadura profesional, pero mientras que su proyección fue bastante buena, su etapa en el primer equipo tuvo varios problemas en forma de lesiones. En 2009 sufrió una rotura del ligamento cruzado, lo que le dejó en el dique seco hasta marzo de 2010, cuando pudo reaparecer con el equipo. A pesar de la grave lesión sufrida, el jugador llamó esa misma temporada la atención del Eintracht, que lo fichó por una cifra más bien baja (250.000 €). Tras llegar al Eintracht con 19 años, una nueva lesión lo apartaba del equipo durante otros tres largos meses al inicio de la temporada. Los presagios eran los peores posibles. Pero tras su vuelta en Diciembre de 2010, el jugador fue entrando de manera progresiva en los planes del equipo hasta consolidarse como un jugador habitual. En la pasada temporada, con el club militando en la 2.Bundesliga, el estuvo presente en casi todos los partidos del equipo, confirmando esto en la presente campaña, en la que se ha convertido en un jugador clave para su técnico, Armin Veh.

Rode es el típico jugador que ‘compensa’ el equipo. Un medio de corte más defensivo que ofensivo. Clave en muchos casos en las transiciones del equipo, gran lector del juego rival y destaca sobre todo por claridad y sencillez con el balón en los pies. No es un jugador que abuse de incorporarse al ataque y de llegar hasta el área rival. Cuando el equipo tiene el balón, le gusta incrustarse entre los dos centrales para ofrecer salida de balón, algo que hace realmente bien. Una de sus grandes virtudes es que es capaz de jugar de la misma forma a 60 metros del área rival que a 10 metros, siempre busca la opción más clara y no arriesga el balón ni lo regala, lo que hace que pierda muy pocos balones. En muchas ocasiones, demuestra con su forma de jugar y de entender el juego una madurez sorprendente para su corta edad. Su rostro se ha convertido en un habitual de la prensa alemana en las últimas fechas, todo esto debido a un fuerte rumor que surgió hace unas semanas que lo relacionaba con el Bayern München. Se rumoreaba que, tras el fichaje de Mario Götze, Sebastian Rode era el próximo objetivo del nuevo técnico del Bayern, Pep Guardiola. A su vez, al jugador informó al club su intención de no renovar su contrato que expira en 2014. Armin Veh confirmó la situación y afirmó que el jugador se iría del club (se da a entender que al Bayern München) pero lo que se desconoce es si se marchará al final de esta temporada por una determinada cantidad o si agotará su contrato en Frankfurt y luego llegará libre al actual campeón de Alemania. o


ESPECIAL alemania


especial

ÁLVAREZ

BALANTA pOR LUIS HDEZ DEL HOYO


LA ROCA COLOMBIANA DE RIVER PLATE l fútbol sudamericano, y el argentino en particular, ofrecen continuamente ejemplos de jugadores talentosos, hábiles con la pelota, desequilibrantes de tres cuartos de cancha hacia adelante. Por decirlo de algún modo, el prototipo que se exporta a Europa y que conocemos ampliamente en España. El colombiano suele añadir una dosis de potencia física que marca diferencias en el cuerpo a cuerpo. Ambas características las unifica Éder Fabián Álvarez Balanta, el ‘káiser negro’ de la defensa de River Plate. El Coyote apenas pasó un breve lapso de tiempo creciendo en el Academia FC, un pequeño club de Bogotá dedicado a la formación de jóvenes promesas. Consiguió una prueba para incorporarse a las divisiones inferiores del Millonario y los ojeadores vieron en él a un baluarte que podría apuntalar una defensa que no goza de un jefe consolidado desde los tiempos en que la comandaba el actual presidente del club, Daniel Passarella. “Yo llegué con otros cinco compañeros a probarme primero como volante de marca porque esa era la posición mía; pero uno de los 'profes' me dijo que era difícil que me dejaran porque ya esos puestos estaban cubiertos, entonces me ubicaron de central y aquí estoy; los demás muchachos se tuvieron que regresar”, declaró sobre ese período. Competitividad no le falta.

E

Una PRogREsión ConTRolaDa Una vez en el equipo de la Banda, el tímido veinteañero afirmaba a principios de temporada: “Lo primero es adaptarme, trabajar para mejorar los fallos que tengo para tener la oportunidad de entrar en la plantilla pero sin apuros; sé que las cosas se van a dar a su debido

tiempo”. Sensato, sin estridencias, su personalidad también le ayuda a integrar este momento deportivo en una vida personal que resguardan su familia y su fe en Dios. Internacionalmente, ganó la Copa Libertadores sub 20 en Perú y dentro de unos días partirá a Emiratos Árabes Unidos a una concentración del sub 20 con Colombia. Y eso que no ha firmado contrato con River por un tema de cupos, detalle no menor a tenor del interés de diversos clubes italianos, como Milán, Inter o Juve. Por si acaso, han tasado el 50% en más de 10 millones de dólares. Un diamante en bruto. ¿El nuevo Iván Córdoba?

aDElanTE y aTRás A diferencia de algunos compañeros suyos, que han necesitado bastantes partidos para afianzarse en el primer equipo tras subir de la reserva, Balanta dijo presente desde el primer momento. Favorecido por el sistema de tres centrales y carrileros largos que emplea Ramón Díaz, el cafetero se ha mostrado como el punto más alto de la zaga riverplatense durante los cinco partidos que lleva en Primera. Y eso que en su país natal actuaba como mediocentro. Sin destacar por una gran salida con el balón, no se complica en la entrega del esférico y despeja cuando no hay otra posibilidad. Seguro y tácticamente firme, sí brilla por su velocidad en el cruce, por lo que recupera el cuero con asiduidad. Por alto es un auténtico valladar: así ha conseguido goles frente a Godoy Cruz y a Quilmes, al margen de rechazar centros de los contrarios. Ambos tantos los celebró a ritmo de bachata, lo que denota su simpatía y su desparpajo. o


Pisando

Fuerte Por Adrián Bedia

SERGIO

ESCUDERO Nombre: Sergio Escudero Palomo Fecha de nacimiento: 02/09/1989 Nacionalidad: Española Posición: Lateral Izquierdo Actual equipo: Getafe (Cedido por el Schalke 04) Valor de mercado: 1.000.000 €


PISANDO FUERTE En SÓLO un año pasó de jugar en Segunda B a disputar como titular LA semifinal de la Copa de Europa ante el Manchester United

P

isando Fuerte se queda en España en esta ocasión para analizar a un jugador que intenta dar el salto definitivo para optar a un equipo con aspiraciones ambiciosas. Hablamos del lateral español Sergio Escudero, actualmente en el Getafe CF. Sergio empezó su andadura profesional en las categorías inferiores del Real Valladolid, desde benjamín hasta cadete. El club pucelano decidió prescindir de él siendo juvenil y, después de un efímero paso por el Parquesol recaló en el Betis C.F vallisoletano, donde destacaría y sería convocado junto a Sergio Asenjo para la sub18 española. Su siguiente club sería el Real Murcia, en cuyo filial seguiría destacando hasta debutar con el primer equipo. Fue al final de la temporada 2009/2010 cuando muchos grandes se interesaron por él, pero fue el Schalke 04 el que se hiciese con sus servicios. Desde agosto de 2010 hasta enero de 2013 Escudero no consiguió adaptarse del todo –aunque sí que disputó partidos importantes como la semifinal de la Champions- y el club decidió cederlo al Getafe, después de haber ganado supercopa y copa de Alemania. En cuanto a trayectoria internacional su tope ha sido la sub-21, siendo la falta de minutos y protagonismo la causa de su no convocatoria con la absoluta. Escudero es un lateral zurdo de 23 años y 1’76 de altura, también puede jugar en el mediocampo, tirado al costado izquierdo. Es un jugador con dos buenas cualida-

des: el juego aéreo y el marcaje al rival. Es un lateral de altura media, pero que crea bastante peligro en jugadas a balón parado. En cuanto al marcaje es un jugador fuerte, que va duro y mantiene una férrea defensa al rival que le toque. Su experiencia en España y Alemania, aun no jugando todo lo que debería para seguir mejorando, le ha ayudado para mejorar en esos dos aspectos. Es un jugador que antepone su trabajo defensivo al ofensivo, pero no rehúsa ser protagonista en este último con subidas por la banda o conectando con su compañero arriba. Además de el plano futbolístico y físico, Escudero ha evolucionado mucho en el plano psicológico, madurando y formando a un futbolista que, con 23 años, lleva ya bastantes jugando en la elite y sufriendo bastante la cara negativa del futbol, que le está poniendo obstáculos en su etapa alemana en cuanto a oportunidades de juego. Sergio está cedido en el Getafe hasta final de temporada y tiene contrato con el Schalke 04 hasta junio de 2014. El próximo verano va a ser clave en su futuro, ya que el club alemán debe decidir si renovarlo, opción que significaría mostrar confianza en el jugador, venderlo a otro club o no renovarlo y dejar que se marche libre. Necesita jugar al estar en una edad clave en su progresión, tiene mucha calidad y futbol por demostrar, solo falta que un equipo apueste fuerte y de verdad por él. Condiciones no le faltan. o


El Analista de Kaiser

R

E RG JO

Z

A IC A UL

WIGAN ATHLETIC

PO

DEsDE haCE PoCo MEnos DE Una DéCaDa El Wigan aThlETiC CoMPiTE CaDa año En la PREMiER lEagUE; sin EMBaRgo, TRas vaRias TEMPoRaDas CoqUETEanDo Con El DEsCEnso, El EqUiPo DE RoBERTo MaRTínEz sE EnCUEnTRa ahoRa MisMo En Una siTUaCión MUy CoMPliCaDa y sU DEsCEnso a la ChaMPionshiP PaRECE MUy DifíCil DE EviTaR En EsTa oCasión.


e acerca el final de la temporada y el Wigan sigue ahí abajo, al borde del abismo. El club no tiene presupuesto ni plantilla para estar mucho más arriba, no puede competir con los equipos ingleses que gastan muchos millones y eso lo saben todos los aficionados, muy fieles al equipo siempre. Para esta campaña que está finalizando, con los 11'5 millones que cobraron por traspasar a Moses al Chelsea hicieron el esfuerzo de firmar a Arouna Koné (Levante) y a Iván Ramis (Mallorca). El resto de llegadas fueron cesiones o jugadores que llegaron libres. Se trata de un equipo alegre que no juega nada mal al fútbol, pero que en defensa no ha demostrado mucha fiabilidad. Los Latics son el equipo que más goles ha recibido en la Premier League en las 36 jornadas disputadas y eso es un dato que dice mucho. En la faceta ofensiva pocas veces se queda sin marcar y por ello sólo el Manchester United promedia más goles por partido en sus encuentros, sumando los anotados y los recibidos. Quizá las lesiones de Figueroa, Ramis o el paraguayo Alcaraz hayan perjudicado mucho a nivel defensivo. Lo peculiar de esta situación es que el conjunto del DW Stadium ha llegado hasta la final de la FA Cup, la cual disputará con el Manchester City este próximo sábado. El rendimiento en esta competición ha provocado que la temporada no parezca tan mala, si bien es cierto que lo primordial es evitar el descenso. Su rival no se juega nada en lo que queda de liga y tiene puestos todos los sentidos en la FA Cup, algo que no es así en la entidad presidida por David Whelan. El sábado los de Roberto Martínez irán a Wembley a jugar un partido muy importante, pero pase lo que pase allí deberán concentrarse rápidamente en la visita que tienen el martes al Emirates Stadium, donde les esperará un Arsenal que se juega cosas muy importantes también. En cuanto al once tipo ha habido muchas rotaciones a lo largo de la liga. Incluso en la portería, donde Al-Habsi era un fijo hasta hace unas semanas. El portero omaní había tenido un buen rendimiento en líneas generales, pero el entrenador español ha optado por el exguardameta del Rayo Joel para defender la portería en este tramo final. La línea de atrás ha estado compuesta por tres jugadores prácticamente en todos los partidos, algo inusual a día de hoy en la Premier League. El capitán Caldwell, Scharner, Figueroa, Alcaraz, Ramis, Boyce y Piscu han ido rotando en los puestos de una zaga que ha estado compuesta de muchas maneras diferentes debido a esa inestabilidad defensiva. El comodín barbadense Boyce (3 goles), uno de los más utilizados por el míster, ha actuado como carrilero derecho en la mayoría de los encuentros, mientras en la

S

banda izquierda ha hecho lo propio el chileno Beausejour, máximo asistente junto a Maloney. El hondureño Figueroa ha abandonado la defensa en más de una ocasión para ser él el carrilero izquierdo de este 3-4-3 que emplea Roberto Martínez. En el centro del campo hay que destacar al irlandés McCarthy, sin duda, uno de los que mejor está rindiendo. Es el alma del Wigan y lo ha jugado todo. Por el momento lleva marcados tres tantos, los mismos que el escocés McArthur y el español Jordi Gómez, quienes han ido intercalando como acompañante de James. Menos oportunidades ha tenido Watson, uno de los pocos ingleses del equipo. El tridente ofensivo lo forman a menudo Maloney - Di Santo - Koné. El habilidoso escocés, con ocho asistencias en su haber está cuajando una buena campaña jugando como segundo punta o extremo con libertad de movimientos. Es otro de los destacados, al igual que Arouna Koné. Con 11 goles, el de Costa de Marfil es el máximo artillero de los Latics con diferencia, aun habiendo acudido a la Copa de África en enero. No tan móvil y sí más referente es el argentino. Di Santo alterna la titularidad con el joven McManaman, quien está siendo importante en los últimos partidos, desplazando así a Koné a una posición más centrada. Dentro de muy poco se podrá saber si la temporada del Wigan es un éxito o todo lo contrario. En tres días se juegan todo ni más ni menos que contra el Manchester City y el Arsenal. La situación es complicada, pero hay alguna opción por la que valdrá la pena luchar. Lo que está claro es que jugársela en el último partido no es nada nuevo para este simpático equipo. o

DI SANTO KONE MALONEY

MCCARTHY MCARTHUR BOYCE

BEAUSEJOUR FIGUEROA

RAMIS

al habsi

SCHARNER


MIS MITOS DEL PES Pro evolution soccer por carlos bravo

DELVECCHIO, A LA ESPERA DE MONTELLA e una generación -los 90- de videoconsolas en la que aparecían por primera vez la Playstation de Sony o la Dreamcast, EA Sports ponía en las manos de los usuarios un simulador de fútbol más parecido a un partido de ‘Oliver y Benji’ que a un encuentro real. FIFA aseguraba cada año las ventas de su producto hasta que llegó Konami que, con su ISS Pro Evolution Soccer, apostó por ponerle más dificultad que la compañía canadiense. Con el ISS llegó una manera diferente de divertirse, poniendo más ojos en defender la jugada y en crearla a la hora de atacar, dejando de lado chilenas espectaculares desde el centro del campo. Con el juego de Konami llegó la Liga Máster, un modo de juego que ofrecía la posibilidad de llevar a tu equipo a lo más alto confeccionando la plantilla a tu antojo y empezando la andadura con jugadores inventados por los productores del videojuego. ¿Cómo empezar a diseñar tu asalto a todos los títulos? Para sustituir a los eternos Castolo, Miranda o Ximelez y servir de puente hasta fichar a los mejores, siempre ha habido las alternativas con las que mejorar a tu conjunto llegando a ser mitos, mis mitos del PES. La pareja Barota-Castolo con la que te veías obligado a jugar la primera temporada obligaba a, al menos, realizar una inversión en mejorar semejante esperpento. Y ahí estaba él, parecía que calentaba banquillo esperando una oferta para poder disfrutar los minutos que Montella y Totti le negaban. Así, veías a Marco Delvecchio como una oportunidad para mejorar, barata y asequible, para no depender de la (no)

D

puntería de Castolo y Barota para sobrevivir en la segunda división. Delvecchio nació, creció y jugó en Milan. No fue una carrera disfrutada con los ‘rossoneri’, si no en el eterno rival, aquél con el que comparte estadio, el Inter. Delantero de gran corpulencia, que junto a su 1,86 de altura le permitía moverse bien de espaldas a la portería y ganar los balones aéreos. Atacante tronco, vaya, aunque no exento de calidad. Vistió las camisetas de Inter, donde comenzó su carrera como profesional en la temporada 1991, en el Venezia y Udinese para volver al conjunto de Milan. Tras una temporada en la que disputó hasta 33 partidos y marcó 5 goles, marchó a la capital romana donde llegó en 1995 y se marchó en 2005. Además de compartir vestuario con la seña de identidad de la Roma como Francesco Totti, disfrutó de la mejor época en cuanto a títulos de la historia moderna del club capitalino. Siempre esperando la oportunidad que pocas veces le concedía Montella, en la Roma participó en 269 y anotó 77 goles. Tras una década en la Roma y antes de retirarse, le esperaban el Brescia, el Parma y el Ascoli. Dos temporadas en tres equipos en los que no llegó a la treintena de encuentros y anotó 3 goles, 1 en el Parma y 2 en el Ascoli. A pesar de su escaso protagonismo, fue internacional en 14 ocasiones y marcó tres goles con la selección transalpina. Una Serie A y una Supercopa de Italia adornan su palmarés, suficiente para ser recordado en el Olímpico y siempre en el banquillo, a la espera de una oferta del PES Team de turno y salir del ostracismo del viejo y eterno, Vincenzo Montella.


ENTREVISTA

ALBERTO BUENO pOR juAN aRROITA

Con motivo de este n煤mero tan blanquivioleta, nos ha atendido alberto Bueno. Repasaremos con el jugador del Real valladolid su trayectoria profesional hasta el momento, sus comienzos en el Real Madrid, su paso por el Derby County en inglaterra y su situci贸n en el Pucela.


El Mundial Sub-20 de Canadá 2007 fue un gran torneo, con grandísimos jugadores. Si tengo que escoger alguno, me quedaría con Luis Suárez y Alexandre Pato omenzaste en la Cantera del Real Madrid donde destacaste formando una gran pareja atacante con Juan Mata. ¿Por qué salisteis los dos del Real Madrid? ¿Hay más oportunidades fuera? Jugamos juntos bastantes años. Nos entendíamos muy bien y creo que disfrutamos juntos haciendo goles y ganando títulos, tanto en el Real madrid como en la Selección. Personalmente pienso que buscamos la salida porque allí apenas surgen oportunidades y que el sueño mio y el de él era labrarnos un futuro en Primera, disfrutando del fútbol y siendo unos buenos profesionales. Me alegro de que él esté donde está.

C

Además conseguiste el título de Campeón del Europeo Sub 19 en 2006, donde te confirmaste como máximo goleador del torneo. En ese equipo formaban jugadores como Piqué, Mario Suárez, Javi García o Diego Capel. ¿Quién es el que más te llamó la atención de la selección aquel año?. Si. Fue una gran experiencia jugar con un año menos con esa gran generacion, y poder lograr ese campeonato. A nivel personal, quedé muy satisfecho con mi actuacion. Me sorprendieron mucho Piqué y Marc Valiente. Eran los centra-

les, pero salían con mucha elegancia y favorecían la salida del balon y los pases entre líneas También jugaste el Mundial Sub 20 de Canadá en 2007 donde España no pudo pasar de Cuartos. Allí jugaron también Cavani, Suárez, Agüero, Di María, Alex Pato… ¿Hubo algún jugador que te gustara especialmente? Fue un gran torneo. Muchos jugadores han llegado a ser grandes estrellas, lo que dice mucho de la complejidad de ganarlo. Creo que tuvimos mala suerte de perder en la tanda de penaltis. ¡De pasar habriamos dado mucha guerra! Me quedaría con Luis Suárez y Pato. Hace poco, te mostraste sorprendido en Twitter con el rendimiento de Lewandowski como jugador, y con el Bayern como equipo. ¿Cuál es el jugador que más te ha sorprendido últimamente? ¡Ufff... qué ida de semifinal hizo! Es un gran delantero, muy completo. Y lo del bayern ya no es una sorpresa, son un gran bloque y me encantaria que Guardiola implantase su modelo o que lo supiese conjugar, ¡pero qué gran trabajo de Jupp Heynckes!


¿Te gustaría en el futuro probar suerte en la Bundesliga? ¿Por qué? ¡Ojalá! Es una liga muy atractiva. Además creo que las aficiones, los estadios... son de los mejores. Siempre se recuerda aquel golazo en Copa al Real Unión, pese a no lograr la clasificación. Esa temporada también debutaste en Champions League, sin embargo al final de temporada te vendieron al Real Valladolid. ¿Te lo esperabas? Yo fui quien elegí esa opcion. Me parecía un buen equipo para ser un jugador importante y jugar en Primera. Lástima que ese primer año no fuera nada bueno. Descendimos y sali a jugar a Inglaterra. Ahora de vuelta, llevamos dos años muy buenos. El primero con un ascenso y el segundo en una buena posicion para asegurar la permanencia.

ojalá pueda jugar algún día en la Bundesliga. Es una liga muy atractiva y tiene los mejores estadios y a las mejores aficiones Tuviste como entrenadores en el Real Madrid a Bernd Schuster y a Juande Ramos. ¿Qué destacarías de cada uno de ellos? ¿Por qué ellos tampoco confiaron en la cantera? Sobretodo estuve con Bernd. Él fue quien me hizo debutar. Estoy agradecido porque simplemente debutar o jugar algunos partidos con el primer equipo es muy complicado. El problema no sólo es de un entrenador o de otro. Se sabe que la cantera del Madrid es la mejor o de las mejores pero se necesita ese último paso, confianza y paciencia. Como madridista. ¿Qué opinas de Jose Mourinho y de la situación actual del conjunto blanco? Ha demostrado que donde ha estado ha ganado titulos con más o menos medios, pero aquí se ha centrado mas en peleas internas con medios de comunicacion y demás... Prefiero tampoco hablar porque realmente sabes cómo es un entrenador cuando trabajas con él y le tienes cerca en el día a día.


ENTREVISTA | ALBERTO BUENO


PIENSO QUE DJUKIC HA MEJORADO AL REAL VALLADOLID Y EL REAL VALLADOLID HA MEJORADO A MIROSLAV DJUKIC Miroslav Djukic se ha convertido en uno de los entrenadores de moda del fútbol español. ¿Qué destacarías del serbio como entrenador? Entrenador cercano y de buen gusto del trato del balón. Personalmente, pienso que Djukic ha mejorado al Valladolid y que el Valladolid le ha mejorado a él.

grupo y como dije antes intentamos favorecer situaciones positivas y alejarnos de las negativas.

El albano-kosovar Valdet Rama llegó en enero, pero apenas ha jugado. ¿Crees que le está costando el salto a una liga tan competitiva? Es complicado. Llegas a mitad de curso, el El Real Valladolid te cedió una temporada idioma, fútbol de máxima exigencia, costumen el Derby County. ¿Cómo fue la experien- bres, vestuario diferente... le intentamos ayudar cia inglesa? cada día para que aporte y se sienta bien. Espectacular. Fui con muchas dudas, sin saber lo que me iba a deparar pero me volví mucho más fuerte, más completo, y con muchas vivencias tanto personales como profesionales. Me encantó el futbol ingles. Allí te entrenó Nigel Clough, hijo del legendario Brian Clough. ¿Qué destacarías de Nigel de tu etapa en Derby? Nigel es una personal muy especial. Me trató fenomenal desde el primer día. Me dio mucha confianza, la cual aproveché para disfrutar y asentarme en el equipo. Ojalá le den los medios para planificar una próxima temporada con garantías de play off y por qué no, de ascenso.

De cada entrenador se aprenden cosas, pero me gustaría jugar algún día para Pep guardiola

Mejor jugador con el que has jugado. ¡Consegui entrenar un día con Ronaldo! Desde pequeño fue mi idolo en Brasil, Barca, Inter... Y soñaba ser como él. Después de jugar en la Concepción, y pasar por los distintos niveles del Real Madrid, un día me vi a su lado for¿Cuáles son las claves del actual Real Valla- mando delantera en un entreno. ¡Fue increible! dolid? Aparte diría Raúl Gonzalez. Todo un referente Unidad, humildad, ganas de progresar, calidad para mí y un líder para el madridismo. y trabajo. ¿Para qué entrenador te gustaría jugar en ¿Qué repercusión ha tenido en el vestuario el futuro? la reunión de Patrick Ebert con dirigentes Ufff... Complicado. Soy de los que piensa que de cada uno se aprenden cosas buenas y malas. del Atlético de Madrid? Esa repercusión fue más de puertas hacia fuera De los que hay actualmente, posiblemente Pep que dentro del vestuario. Dentro somos un Guardiola. o


EL TERCER TIEMPO DE ALBERTO EGEA


PaRECía qUE EsTa vEz sERía DisTinTo, PERo sE aCaBa Un nUEvo PRoyECTo En El

REal MaDRiD y la sEnsaCión qUE qUEDa REsUlTa faMiliaR. Esa iMPREsión DE qUE El PRoyECTo qUE sUCEDa a EsTE no TEnDRá naDa qUE vER Con El anTERioR, y qUE si lo Es sERá solo PURa CasUaliDaD. tros equipos a lo largo de la historia asentaron un modelo de funcionamiento de club en épocas de crisis, cuando la exigencia de resultados no era tan fuerte. Así cuando fichó a Klopp en 2008, el Borussia Dortmund llevaba cinco temporadas sin clasificarse entre los seis primeros de la Bundesliga. Le dieron tiempo, inculcó una manera de jugar y un modelo de funcionamiento de club, creando un punto de encuentro donde regresar si los que le suceden en un futuro aplican mal o no entienden dicho estilo. Lo mismo pasó en el Barça con Cruyff. Un Barça hundido tras el Motín de Hesperia no exigía grandes títulos inmediatos, lo que aprovechó Cruyff para instaurar su idea. Cuando salió el holandés muchos entrenadores que partieron de su base no supieron desarrollarla o no coincidieron con los jugadores adecuados, pero el club seguía trabajando sobre esa

O

misma idea para que antes o después ese modelo volviera a cuajar. Rijkaard y Pep le dieron la razón. Otro modelo distinto, instaurado hace más años fue el del Manchester United. El equipo inglés, que había tenido su época de esplendor a finales de los sesenta con Matt Busby en el banquillo, siempre había cumplido los mismos patrones a la hora de firmar a sus técnicos. El perfil se repitió siempre: técnico nacido en las islas británicas y con palmarés nulo o forjado en Ligas menores. Cuando apostaron por Ferguson, que llegaba de triunfar en Escocia con el Aberdeen, el Manchester llevaba 18 años paupérrimos en títulos (solo 3 FA Cup en este tiempo). Ferguson tardó cuatro años en volver a levantar un trofeo, pero los cimientos que había instaurado en el club eran ya lo suficientemente sólidos como para desarrollar una carrera que ya queda para los libros de historia.


EL TERCER TIEMPO | EL DÍA DE LA MARMOTA

El Real Madrid es distinto. Al equipo blanco siempre se le exigió ganar inminentemente, nunca hubo tiempo para sembrar antes de recoger. Así, unos proyectos sucedían a otros como compartimentos estancos independientes los unos de los otros con un único punto de encuentro: el desembolso dinerario a principios del mismo. Tras siete años de mandato (divididos en dos etapas) en los que la figura del entrenador había sido ninguneada en post de jugadores mediáticos a los que él mismo reconoció “haber mimado demasiado”, Florentino Pérez en un golpe de timón a su modelo otorgaba su respaldo a un entrenador de prestigio, convencido esta vez de que la apisonadora que había creado Guardiola era más probable frenarla dejando crear un equipo sólido y comprometido a un entrenador que había demostrado de sobra la capacidad para poder hacerlo, que apilando futbolistas mediáticos cuya ambición futbolística habían saciado prácticamente ya en sus clubes de procedencia. Florentino esta vez se apartaba radicalmente de los focos. Soltaba las riendas a Mourinho en lo que a la imagen externa del club se refiere mientras le acotaba (primero con Valdano y luego sin él) el margen de maniobra de puertas para adentro. O sea, consentía todos

sus desmanes contra el exterior –el inventario es de sobra conocido– mientras hacía lo posible por frenar la llegada de un delantero –la realidad del momento se lo impidió- que cubriera la baja del lesionado Higuaín y espabilara a un todavía desnortado Benzemá, y trabajaba para quitarle de la cabeza a Mourinho la llegada de un portero que pudiera poner en jaque la titularidad de Casillas. En la identidad como club del Real Madrid más contemporáneo, los jugadores siempre primaron sobre los entrenadores, a veces incluso por encima del equipo, algo antinatural en un deporte colectivo, pero que le funcionó la más de las veces con técnicos dóciles, de perfil medio, que encontraron jugadores extraordinarios en el punto álgido de su carrera con un objetivo común, que coincidía siempre con un título determinado en cada temporada. Y es que este es el único escenario en el que el Real Madrid puede sobrevivir al monstruo de tres cabezas que supone su entorno. La prensa –los medios de comunicación de Madrid, se entiende-, como Florentino, respalda todas las batallas frente a lo externo, pero de puertas para adentro marca patrones insoportables para un entrenador que, lejos de ver su cargo como un premio, acostumbra a tomar decisiones.


Inmerso en una temporada mediocre en Liga y viendo una oportunidad de oro de volver a reinar en Europa, el Real Madrid de Heynckes se conjuró para acabar con 32 de sequía en Champions. Coronado el equipo blanco en Amsterdam, el alemán era cesado ocho días después. Raúl denunciaba que “no le han dejado trabajar, llevan buscándole sustituto desde noviembre”, el presidente Lorenzo Sanz le respondía que “habría que preguntarle a los jugadores si le han ayudado lo suficiente”, y que “es la prensa y no yo la que tanto le ha maltratado” (declaraciones del 28 de mayo de 1998). Las tres cabezas del monstruo –directiva, vestuario y prensa- traspasándose responsabilidades para no justificar lo injustificable. Lorenzo Sanz fundó la razón del cese así: “No puedo permitir que un partido cambie el proyecto de futuro del Madrid”. Y ni se le cayó la cara de vergüenza siquiera. Su equipo había encajado un gol en los seis últimos partidos de competición, se había cargado a campeón y subcampeón de Europa, y había rescatado el respeto que se le estaba empezando a perder al Real Madrid en Europa. Pero su nombre como entrenador no había alcanzado todavía el que tenía como jugador. Las palabras de Jupp Heynckes el día después explicaban el Madrid de diez años atrás a esa parte e iban a definir el de los 15 años siguientes: “En el Madrid hay muchos directivos y mucha prensa, y lo que se habla en los despachos está rápidamente en la calle. Cada uno dice lo que piensa a los periodistas. Se empeñan en hablar todos los días y no saben de fútbol. El que me suceda lo va a tener difícil”.


EL TERCER TIEMPO | EL DÍA DE LA MARMOTA

“NO PUEDO PERMITIR QUE UN PARTIDO CAMBIE EL PROYECTO DE FUTURO DEL REAL MADRID.” ESTAS FUERON LAS PALABRAS QUE USÓ LORENZO SANZ PARA JUSTIFICAR EL DESPIDO DE JUPP HEYNCKES TRAS GANAR LA CHAMPIONS El Madrid nunca había sabido blindar los linderos entre directiva y prensa. Este mal endémico lo intentó paliar Florentino dándole todo el protagonismo a Mourinho como única voz del club. Sin embargo la frontera que marca la distancia necesaria entre vestuario y prensa era imposible de delimitar. Cuando alguien traiciona al vestuario sacando información de lo que debe ser un templo, debe ser el capitán el que ponga en su sitio a aquel que ha vendido a sus compañeros. Sin embargo cuando es la novia del propio capitán -que se supone debe dar ejemplo- la que lo hace (recordemos aquello de “el clima del vestuario como sabéis todos no es bueno, y los jugadores no comulgan con su entrenador”, “Cristiano es egoísta e individualista”, etc.) se abre la veda, se genera desconfianza y se forman clanes. Se divide el vestuario. Jugadores intocables que osan responder a su entrenador cuando le llama la atención en rueda de prensa, convencidos que su puesto en el once se encargará de dejarlo atado la prensa. Hasta que llega un entrenador con personalidad, sin nada que demostrar que desde una mirada limpia, no viciada por los servicios prestados ni por los méritos acumulados en un tiempo pretérito, pone a los buenos y sienta a los acomodados. La solución, siempre la misma: se cesa al entrenador – unas veces el presidente, otras el vestuario–, se coloca otro que poco o nada tiene que ver con el anterior, se pone la pasta que haga falta para traer fichajes que sustituyan portadas que no interesan, y los jugadores canonizados por la prensa siguen. Con la salida de Mourinho el Real Madrid cierra un ciclo en que por encima de los resultados –que no pasan

de aceptables para semejante club y para semejante entrenador– deja una moraleja que quizá sea un punto de inflexión en el futuro. Mourinho ha desmitificado todo, y ha hecho desaparecer el miedo tremendo a las ausencias de ciertos jugadores que la propia prensa les había hecho sentirse imprescindibles. Se podrán discutir sus modales, sus salidas de tono o su arrogancia –de la que tantas veces es esclavo–, pero ha ejercido de verdadero entrenador en lo que a estatus jerárquico se refiere y ha enseñado un modelo de gestión al club que desconocía hasta su llegada. Es él el que convive con los jugadores, el que prepara sus entrenamientos específicos para llevar a cabo su idea, el que sabe quién rinde y quién no, el que rebobina vídeos una y mil veces para encontrar lo que muchos periodistas creen saberlo viéndose los resúmenes de los partidos, el más preparado para tomar decisiones sobre su equipo y el legitimado para ello. La prensa no ha tenido influencia para él –caso extraño en el Real Madrid– y ésta no le ha perdonado. Mourinho no se va ni por poner en duda la profesionalidad de un compañero ejemplar como Preciado, ni por denunciar conspiraciones arbitrales, ni por dedos en el ojo ni nada parecido. Si por eso fuera haría tiempo que no estaría en Madrid. A Mourinho se lo cargan –precisamente cuando más ha bajado su nivel de ruido en la sala de prensa– cuando ha tomado las decisiones que nunca quisieron que se tomaran los que nada tienen que ver con el cargo de técnico –presidente y medios de comunicación afines–, repitiéndose así el deja vù en el que vive este equipo desde que Santiago Bernabéu dejara la presidencia a finales de los años setenta. o


ESPECIAL | FINAL COPA DEL REY ‘92

MANTENIENDO VIVO EL RECUERDO DEL 92 Por Sergio fERNÁNDEZ

adrid, 27 de Junio de 1992, Luis Aragonés dibuja en la pizarra la última información táctica sobre el Real Madrid, rival de ese día en la final de la Copa del Rey que se disputaba en el Estadio Santiago Bernabéu. Tras esto, el entrenador rojiblanco miró a sus jugadores y les dijo "¿Lo han entendido? ¿Sí? Pues esto no vale para nada. Lo que vale es que sois mejores y que estoy hasta los huevos de perder con estos, de perder en este campo. Lo que vale es que sois el Atlético de Madrid y hay 50.000 que van a morir por vosotros. Hay que morir por ellos, hay que salir y decir en el campo que sólo hay un campeón y va de rojo y blanco". Tras esta arenga salieron los jugadores del Atlético de Madrid al campo, dispuestos a superar a su eterno rival,

M

El Real Madrid llegaba a la final de la Copa tras perder la primera de las ligas de Tenerife y con antic en el banquillo que venía de perder la Liga en la última jornada tras una derrota en Tenerife que proclamaría campeón al FC Barcelona. En el banquillo del Madrid se sentaba Leo Beenhakker, que llegó a mitad de temporada para sustituir a Radomir Antic pese a que el equipo en ese momento era líder.


Tras el himno español, Luis Aragonés se sentó en el banquillo visitante, se encendió un cigarro y esperó a ver si su mensaje había calado hondo en sus jugadores. Y así lo hizo. Lo jugadores rojiblancos salieron más enchufados que sus rivales, principalmente comandados por Schuster, que era el encargado de iniciar el juego desde la medular. Precisamente fue el díscolo jugador alemán quien, aprovechando una falta en la frontal, golpeó el balón magistralmente por encima de la barrera y entró por la escuadra. Poco pudo hacer Buyo. Tras esto el Atlético se hizo con el control del partido. Dos ocasiones claras erradas por Moyá y Manolo y un penalti no pitado a Schuster mostraban que el mensaje del Sabio de Hortaleza había logrado su objetivo. Una fluidez en el juego maravillosa que provocaba que los jugadores del Real Madrid corriesen detrás del balón con el sonido de fondo de los “Olés” burlones sólo apagados por alguna entrada dura de algún jugador del Madrid. Los jugadores blancos intentaban sacudirse el dominio rojiblanco y por fin tras una combinación entre Michel y Butragueño, Alfonso no consiguió llegar a rematar por poco. Parecía que los blancos habían visto la luz. Pero nada más lejos de la realidad, el Atlético aprovechó el despeje de esa jugada para realizar una contra fulgurante finalizada con un pase al hueco a Futre, que consiguió zafarse del marcaje férreo de Chendo para acabar golpeando el balón que se coló por el primer palo. Minuto 29 y los de Luis Aragonés habían asestado dos puñaladas mortales a su rival. Comenzó la segunda parte y el Real Madrid salió con la idea clara de acosar a su rival en el área, pero la defensa del Atlético bien plantada, no dejaba ni un solo hueco libre. Mientras en ataque el equipo rojiblanco dejaba sólo a Futre como ariete para luchar los balones y ser la punta de lanza de los contraataques. El jugador

portugués fue la pesadilla de la defensa blanca. En dos ocasiones y en sendas jugadas individuales dio dos pases de la muerte que fallaron en el área pequeña incomprensiblemente primero Moya y posteriormente Vizcaino. El Atlético de Madrid era muy superior pero el Madrid seguía intentando recortar distancias con más corazón que cabeza. En una de estas un balón prolongado por Michel dejó sólo a Butragueño que encaró a Abel y este le derribó y cometió penalti. Similar al que no le pitaron a Schuster en la primera parte pero esta vez Díaz Vega si señaló el punto fatídico. Y es en este momento cuando el único jugador que quedaba por unirse a la fiesta del equipo rojiblanco, el portero, adivinó hacia donde golpeó Michel el balón y lo paró. Abel Resino quería dejar huella en el festival colchonero y lo hizo por la puerta grande. Tras ese lance murió el partido. El Real Madrid, hundido, siguió intentando atacar pero sin claridad, acabando las jugadas en tiros lejanos en unas ocasiones, o chocando contra la férrea defensa Atlética liderada por un espectacular Donato. El pitido final sonó durante una posesión larga del Atlético, que se pasaba el balón con tranquilidad en el campo rival, regodeándose de su superioridad en los noventa minutos y como regalo a una afición que había visto como el equipo de sus amores había asaltado con descaro el templo Madridista. Madrid, 17 de Mayo de 2013, el Bernabéu volverá a acoger una final entre los dos equipo punteros de la capital, pero en una situación muy distinta. El equipo rojiblanco lleva sin ganar a sus vecinos 14 años, un total de 25 derbis. En el banquillo se sienta en este caso Simeone, un Atlético de corazón. En él tienen puesta todas sus esperanzas los aficionados rojiblancos. Confían que el Cholo, al igual que hace 21 años lo hiciera Luis Aragonés, diga un discurso que llegue a sus jugadores y por fin vuelvan a superar al eterno rival. o


Good Bye,

Sir Alex

Por Urko Sanz El pasado 8 de mayo saltó la noticia. La página web del Manchester United anunciaba que Sir Alex Ferguson había decidido poner punto y final a su carrera como entrenador tras estar durante 26 temporadas al frente de los Red Devils logrando un total de 38 títulos. Repasemos la historia del mejor entrenador de la historia, Sir Alex Ferguson.


ESPECIAL SIR ALEX FERGUSON

El lado desconocido de Ferguson a mayoría de las personas conocen a Ferguson por su gran labor como entrenador tanto en Aberdeen como en Manchester United, pero gran parte de vosotros seguro que desconocéis a Ferguson como jugador. Su primer equipo fue el Queen´s Park, un equipo, por aquel entonces, amateur, en el que debutó con tan solo 16 años y fue capaz, incluso, de marcar en su primer partido. Al final de temporada logró anotar 20 goles en 31 partidos. Por problemas para compaginar su trabajo con el fútbol se trasladó al St. Johnstone, donde siguió demostrando que era una máquina de anotar, hecho que le valió 4 años después para firmar su primer contrato de fútbol profesional con el Dunfermline. En su segunda temporada, el Rangers se fijó en él, ya que anotó nada más y nada menos que 45 goles en 51 partidos. Su carrera como futbolista iba viento en popa, pero en una final de Copa de Escocia con “los protestantes”, frente al Celtic, un error suyo en la marca, condenó a su equipo a perder, e incluso el entrenador lo desplazó al equipo filial. A partir de ese fallo, su carrera futbolística empezó a frustrarse y pasó por Falkirk y Ayr hasta que decidió colgar las botas para comenzar a labrarse un nombre como entrenador.

L


ESPECIAL SIR ALEX FERGUSON

Sus primeros años como entrenador u primer destino en los banquillos fue el East Stirlingshire, un equipo que ni tenía guardameta. Al año siguiente, en 1975 fue fichado por el Saint Mirren, equipo que militaba en la Second Division y que llevó en volandas a ganar la First Division con un equipo que su media de edad era de 19 años. 1978 fue despedido por primera y única vez por un equipo, ya que violó una regla del contrato por apalabrar su fichaje por el Aberdeen. Ese verano, tomó las riendas del Aberdeen y comenzó a forjar su leyenda.

S


ESPECIAL SIR ALEX FERGUSON

Sus primeros grandes éxitos erguson llegó al Aberdeen, uno de los equipos escoceses más importantes del momento, el cual se encontraba en una sequía de títulos que duraba 20 años. Su primer año en el conjunto escocés no fue el esperado, aunque en los dos siguientes consiguió ser finalista de la Copa de Escocia. Tras perder las dos finales de Copa de la Liga llegó el punto de inflexión y al año siguiente, en 1980 logró el tan ansiado título liguero, título que no volvería a lograr hasta el año 1984. Entre esos 4 años a pesar de no ganar ninguna liga, hizo que el Aberdeen fuera conocido en toda Europa, ya que al ganar en 1982 la Copa de Escocia, consiguió clasificarse para la Recopa de Europa, la cual ganó al Real Madrid y se alzó también con la Supercopa de Europa. A partir de ahí, Sir Alex Ferguson continuó cosechan competiciones domésticas hasta que decidió poner punto y final a su estancia en Escocia para embarcarse en un nuevo proyecto, mucho más ambicioso, y no lejos de su Escocia natal. En total logró 3 Premier League de Escocia, 4 Copas de Escocia, 1 Copa de la Liga, 1 Recopa de Europa y 1 Supercopa de Europa.

F


ESPECIAL SIR ALEX FERGUSON

Coleccionando títulos y copas e ser cuestionado pasó a convertirse en un intocable del banquillo de la ciudad de Manchester, ya que títulos ligueros, copas nacionales y copas internacionales comenzaron a llenar las vitrinas del conjunto de Old Trafford. En 1991 volvió a repetir la hazaña lograda con el Aberdeen, ya que logró ganar la Recopa de Europa y la Supercopa de Europa. Los años continuaban pasando y el Manchester United seguia coleccionando títulos y copas, a pesar de que jugadores importantes como Paul Ince, Mark Hughes y Andrey Kanchelskis abandonaron la disciplina del United, Sir Alex Ferguson decidió apostar por jugadores de la cantera como, Gary Neville, Phil Neville, Wes Brown, Ryan Giggs, David Beckham, Paul Scholes y Nicky Butt. El éxtasis llegó en el año 1999, donde logró asegurarse la liga, la Copa FA, la Copa de Campeones de Europa y la Copa Intercontinental, sumándole a todo esto, los subcampeonatos de la Community Shield y la Supercopa de Europa. Durante los siguientes años continuó ganando títulos y copas nacionales, hasta que en 2008 logró de nuevo un triplete al ganar Liga, Copa de Campeones de Europa y Community Shield, a lo que más tarde se unió el Mundialito de clubes. Tras 26 temporadas en el banquillo del Manchester United, Ferguson decidió poner punto y final a su carrera como manager a los 71 años de edad. Un hito que muy pocos entrenadores pueden presumir de él, recordando los casos de Sir Matt Busby, que estuvo al frente del United durante 24 años o Guy Roux, que estuvo 44 ( 40 seguidos) en el banquillos del Auxerre francés. A pesar de dejar el banquillo, seguirá ligado al Manchester Utd. ya que ejercerá las labores de director deportivo y embajador junto a Bobby Charlton.

D


ESPECIAL SIR ALEX FERGUSON

Un entrenador

insustituible espués de anunciar su retirada a final de temporada, todo el mundo empezó a especular sobre quién tendría la difícil papeleta de tomar las riendas del legado del escocés. Muchos fueron los nombres que sonaron durante las horas siguientes, David Moyes, al cual se le consideraba como el gran favorito, Mourinho, Benítez, Klopp, Redknapp, Laurent Blanc, Gary Neville, Heynckes o inluso el propio Ryan Giggs. Escasos días más tarde, el Everton anunciaba en su página web que David Moyes no continuaría al frente de los Toffees y el propio Manchester United hacía oficial que David Moyes sucedería en el cargo a Sir Alex Ferguson, por petición expresa del propio Ferguson.

D


ESPECIAL SIR ALEX FERGUSON

El palmar茅s definitivo 1 Primera Divisi贸n de Escocia 3 Premier League de Escocia 4 Copa de Escocia 1 Copa de la Liga de Escocia 5 FA Cup 13 Premier League 10 Community Shield 2 Recopa de Europa 2 Supercopa de Europa 2 Liga de Campeones 1 Copa Intercontinental 1 Copa Mundial de Clubes


ESPECIAL SIR ALEX FERGUSON

El carácter de Ferguson erguson era conocido desde sus inicios por tener un fuerte carácter, hecho que le valió para enfrentarse en más de una ocasión con sus jugadores, a pesar de que éstos le tuvieran un gran respeto, en alguna ocasión no pudieron contenerse de morderse la lengua. Uno de los casos más famosos sería la que tuvo con David Beckham. David Beckham, tras caer derrotado en la Copa frente al Arsenal, parecía no prestar demasiada atención al discurso que Sir Alex Ferguson estaba dando en el vestuario, el técnico se percató y chutó una bota que le costó una brecha en la ceja del centrocampista inglés. Otro enfrentamiento que tiene como protagonista unas botas es el que tuvo con Diego Forlán, ya que el técnico aconsejó al delantero que jugara con botas sin tacos intercambiables y el uruguayo hizo caso omiso. Este hecho no hubiera pasado mas allá, si no fuera porque el ariete falló un gol clarísimo por culpa de un inoportuno resbalón. Al término del encuentro, Ferguson, aparentemente rabioso, le expresó sus sentimientos a base de insultos y gritos, y más allá de esos gritos, Diego Forlan no volvió a lucir más la elástica de los Red Devils. No podemos olvidarnos tampoco del episodio que tuvo con Jaap

F

Stam. El central asegura en su biografía que su técnico le tiró una camilla encima de una patada, y que tras el fichaje de Laurent Blanc invitó al holandés en su propio coche a que abandonara el equipo ya que no iba a disponer de ningún minuto. A todas esas rencillas, debemos sumarles las que tuvo con Dwight Yorke, Paul Ince o Peter Schmeichel, entre otros. Muchos jugadores también han contado anécdotas que les ha pasado mientras estaban bajos las órdenes de Sir Alex Ferguson. Uno de ellos es Ryan Giggs, el cual confesaba que Ferguson se enteró de que estaban en una fiesta y éste ni corto ni perezoso, se dirigió al lugar de la fiesta y empezó a golpear todas las puertas de la calle hasta que llegó a la correcta. Entró en la casa y echó a todos, menos a tres jugadores que se escondieron en un armario. Finalmente, en aquella final de 1990 que salvó a Ferguson del despido, el entonces lateral del United, Lee Martin explicaba que el gol que le dio la Copa, lo marcó de forma fortuita: “Estaba en mi puesto. Oí a Sir Alex gritar, "¡sube arriba!". Me puse a correr como un poseso, llegué al área y rematé un centro de Neil Webb. Después, celebrando en el vestuario, Ferguson se acercó para decirme, “cuando grité, no me refería a ti.”


REMEMBER THE NAME

Fútbol de Tradición e Historia

Por Shark Gutiérrez

La historia está para contemplarla y admirarla; en el caso del Valladolid, es una seña de identidad que esa casta, buen fútbol y esa clase que atesora la experiencia que tiene una ciudad, se vuelquen con el equipo. en la orilla del Pisuerga, entre la cultura y frío de sus calles, Valladolid es cuna del buen gusto por los jugadores de raza y vitalidad; algo que nunca dejará que este equipo pueda desaparecer.


radición e historia son dos sustantivos que en la geografía hispana se dibuja a lo ancho y largo de Castilla. Su reino renacentista, fue el más grande y Valladolid, su última capital antes de establecer que el centro de todo fuese Madrid. Es por ello, que el aroma a historias y batallas, tengan a Valladolid como protagonista. Con el Pisuerga como protagonista de excepción, Valladolid ha conservado los vestigios de aquel Imperio donde el sol no se ponía, con la evolución industrial y urbanística que los tiempos le ha obligado a cumplir. El Real Valladolid es fruto de la fusión entre el Club Deportivo Español y la Real Unión Deportiva a mediados de 1928, en pos de un representante único y fuerte de la ciudad castellana en el

T

panorama futbolístico. Como el río Esgueva, unidos para beneficiar al club. Aunque sus primeros pasos no fueron nada fáciles, poco a poco, se fue introduciendo en las categorías nacionales. Comenzó en el grupo B de aquella segunda división de la primera liga española que se formó; hoy equivaldría a lo que es la tercera división y pronto ascendió a la segunda división, categoría que también estuvo a punto de superar en la temporada 1942/43. Tras descender la temporada siguiente a tercera y permanecer allí, tres temporadas, el Viejo José Zorrilla (por aquél entonces nuevo) vio un renacer a finales de los años cuarenta del pasado siglo, retornó a segunda división y consiguió (por primera vez en su historia), el ascenso a la primera división.


La mano de Antonio Barrios (otrora jugador del Arenas vizcaíno), hizo posible aquel ascenso. Barrios se marcharía en 1948 para dejarle la batuta del equipo a Helenio Herrera. Aquel equipo tenía como protagonistas principales a varios de los jugadores con más gloria del equipo. Uno de ellos fue José Luis Saso, que dejó Madrid para afianzarse en la portería pucelana. Con él, los blanquivioletas se aseguraban a uno de los mejores porteros de la época. Durante los años cincuenta fue un fijo e incluso estuvo en la preselección del equipo español que fue al Mundial de Brasil. Saso fue, además, entrenador, presidente y consejero del club. Toda una institución que logró con el Valladolid, uno de los éxitos de su historia: los subcampeonatos de Copa como jugador. Como entrenador, ascendió al club a la primera división y lo mantuvo en la máxima categoría, antes de marcharse a otros clubs como Mallorca o Espanyol. Su legado hace que su nombre se vincule al fútbol base, pues creó su propio club de fútbol para que la gente joven tuviera un sitio donde jugar y divertirse: el CD Jose Luis Saso. Junto a Saso, el otro emblema de esos años fue Francisco Lesmes (más conocido como Lesmes I), que junto a Matito y su hermano Rafael, formaron la llamada “zaga mora” (al ser ambos de Ceuta y proceder del Atlético Tetuán), o más comúnmente denominados: “El muro de Pisuerga”. Un central difícil de rebasar, sólido y efectivo por alto. Doce temporadas defendió la camiseta del Valladolid, llegando a debutar con la selección española el día de reyes del año 1954 frente a Turquía. En ese equipo también militaba Gerardo Coque, que al igual que Saso y Lesmes I, formaba la columna vertebral del Valladolid. Pegado a la banda derecha, Coque era de los clásicos extremos con gol y llegada. Su velocidad, dribbling y su capaci-

dad para participar en el equipo, ayudaron al Real Valladolid a rozar la gloria de la Copa del Rey en 1950, en una final que perdió contra el Athletic de Bilbao de Telmo Zarra. Los aguerridos blanquivioletas aguantaron hasta la prórroga ante el empuje de uno de los grandes campeones de la década. Sus carreras por la banda del Viejo José Zorrilla, aún se recuerdan entre los más veteranos del lugar; defendió al equipo nueve temporadas antes de marcharse al Atlético de Madrid por una irrechazable oferta (de las de entonces) del Atlético de Madrid: 1 millón de pesetas.


Fútbol de tradición e historia

Después de esta época, el club tuvo que vender a gran es toda una institución. Fue internacional español en parte de sus jugadores a mediados de la década (1957), ocho ocasiones y decisivo para que España se clasidado sus problemas económicos y el club, obviamente, ficase al Mundial de 1978. lo sintió bastante. No era ya aquel equipo aguerrido en defensa y alegre en ataque. Pese a todo, Manuel Badenes fue el máximo realizador del equipo en esa temporada que se descendió a la Segunda División. En su regreso a la máxima categoría, dos temporadas después, José Luis Saso fichó a Endériz y Benítez. Endériz fue más relevante para el Valladolid; hijo de emigrantes españoles, no ocupaba ficha de extranjero y desarrolló casi toda su carrera deportiva en España, después de criarse futbolísticamente en Central de Montevideo. Durante cuatro temporadas, ayudó al equipo a ascender varias veces a la máxima categoría, así como alcanzar un alto nivel competitivo, como demuestra el 4º puesto conseguido en la temporada 62-63. “El Cacho” jugó cuatro temporadas, hasta que fue vendido al Zaragoza de “los magníficos”. El uruguayo surtía balones desde la medular a todos los delanteros y se multiplicaba en el trabajo defensivo. Aportaba constancia y un sentido de la organización, que dotó al cuadro blanquivioleta de los mejores años de fútbol en aquella década. Sus pasos por Barcelona y Sevilla, no fueron todo lo bueno que cupiera esperar y volvió a Pucela para terminar su carrera. La inestabilidad deportiva era un hecho: el Valladolid no se asentaba en Primera División y tampoco lo hacía en Segunda. Durante varias temporadas, se hizo y deshizo el equipo a golpe de talonarios y deudas; no obstante, se comenzó a trabajar más la cantera, como lo demuestra la posterior inclusión de Julio Cardeñosa. Un extremo zurdo veloz, con una fina técnica capaz de regatear al más complicado de los defensas. No obstante, Julio destacó más en el Betis, donde


La década fue convulsa en el Real Valladolid, que seguía sin asentarse en Primera, hasta que se logró la permanencia durante algo más de dos temporadas consecutivas. El mítico Carlos Fenoy defendió ocho temporadas el escudo del Valladolid, tras estar cuatro años en Vigo. Anteriormente Newell’s Old Boys y Vélez Sarsfield le habían visto crecer, pero la oportunidad de jugar en Europa, pudo con su llegada. No cabe duda de que “Charly” era un portero con mucha personalidad. Capaz de alimentar una lágrima con una sonrisa, un día claro y otro muy oscuro. El meta bonaerense no dejaba lugar a la duda; con personalidad, felino bajo el arco, también fuera de él, dio de que hablar: lanzaba penalties. No era una novedad, pero si algo novedoso para la época. En Pucela fue ídolo y formó parte del equipo que ganó el único trofeo oficial conquistado en el ya Nuevo José Zorrilla. No solo el estadio creció, sino que el club también; la temporada 1983/84 se iniciaba con una plantilla similar a la anterior. Los refuerzos de García Navajas, la aportación y experiencia de Pepe Moré, la seguridad de Fenoy. El equipo tuvo muchos problemas en la liga, ya que estaban en la zona media baja de la tabla. En esa temporada, dos chávales del promesas (Goyo Fonseca y Eusebio Sacristán) hacían acto de presencia en el primer equipo. La delantera era sudaméricana: uno de los delanteros era el chileno Yañez. De escasa altura, con sobrepeso pero peleón, nunca logró conseguir esas cifras de goles que se le podían exigir a un delantero; no obstante, fue importante allá donde estuvo. Especialmente en el Valladolid (y luego en el Betis, tras su paso por Zaragoza). Por otro lado, se forjaba la leyenda de otro jugador que procedía: Jorge “Polilla” Da Silva. Procedía del Defensor Sporting y su técnica para la definición era excelsa; nunca bajaba los bra-

zos. Le llamaban el “Polilla” debido a que podía jugar de todo, mote que adquirió en los juveniles del Defensor Sporting. Esa temporada fue la mejor del Polilla en España, ya que luego se marcharía al Atlético de Madrid de Luis Aragonés, donde no tuvo mucha trascendencia. En Valladolid siempre fue recordado porque allí obtuvo un logro al alcance de pocos en un equipo modesto como era (y es) el Valladolid: 17 goles en 30 partidos, igualando a Juan Gómez “Juanito” fue la muestra de su calidad como delantero.


Fútbol de tradición e historia

La Copa de la Liga española tiene una singularidad y es que de este trofeo, sólo se disputaron 4 ediciones. Fue un trofeo que no resultó rentable y que significaba sobrecarga de partidos. Algo irónico, si se tiene en cuenta que hoy en día, se disputan muchos más partidos que entonces. Eran otros tiempos y por eso, el trofeo que ganó el Valladolid, significa tanto. También porque solo Real Madrid y Barcelona han ganado el resto de las ediciones. Tras ganar con Cobreloa y dirigir a la selección de su país, en 1985, Vicente Cantatore se hace cargo del Real Valladolid. Con él, el equipo es mucho más vistoso, compacto y atractivo para la Liga Española, permaneciendo en la mitad alta de la tabla clasificatoria. No obstante, su logro llegó durante el año de finalización, en su primera etapa: llegó a la final de Copa del Rey en la temporada 1988/89, completando así un año extraordinario para los castellanos, los cuáles clasificaron 6º pudiendo clasificar a la Recopa tras caer en la final ante el Real Madrid de la “Quinta del Buitre”. Muchos jugadores con una carrera exitosa, debutaron con Cantatore. Fernando Ruiz Hierro fue uno de ellos, pese a que estuvo sólo dos temporadas. Era un potente centrocampista con facilidad para pisar el área rival; en sus años de jugador blanco, pasó de centrocampista a defensa central, liderando a los de Chamartín y al cuadro blanco durante catorce temporadas y un sinfín de trofeos.


Eusebio es otro de los jugadores que Cantatore dio forma y fama en el panorama internacional. Pausado, más dotado para el robo que para la organización, durante muchas temporadas Eusebio fue un jugador de rotación en Can Barça, dado que no tuvo suerte en el Atlético de Madrid. Terminó su carrera, en el club de su vida. Exitoso, pero nunca destacado como lo fue Hierro. De forma fulgurante salió José Luis Pérez Caminero del Real Madrid Castilla hacia Pucela, buscando el reconocimiento que nunca tuvo en Concha Espina. Cuatro temporadas destacando en Zorrilla, dieron sus frutos, pues la clase y calidad que atesoraba Caminero terminó dando con él como internacional español y estandarte en el Mundial de Estados Unidos de 1994. Con una gran zancada, pero lento en ejecución, Caminero fue uno de los mejores interiores derechos que ha recuperado el Valladolid para el fútbol. Su carrera se divide entre el club donde despuntó y en donde más éxitos cosechó. En el Atlético de Madrid consiguió el

título de liga. Dotado de una gran técnica individual, el “21” volvió a portar la camiseta blanquivioleta durante seis años más (1998-2004) ofreciendo un gran repertorio de regates, pases, goles y jugadas que permanecerán en la memoria colectiva de toda una generación. Por otro lado, Gabi Moya fue un futbolista con un carácter menos permanente; era tan móvil él, como su carrera profesional. Llegó del modesto Alcalá y durante cinco temporadas vistió la camiseta blanquivioleta, antes que marchar al Atlético, Sevilla, Valencia, Mallorca o Real Sociedad. Habilidoso como pocos, Moya fue uno de los precursores de la figura del mediapunta o segundo delantero. Partiendo desde el costado, su velocidad, habilidad y confianza de zafarse de los laterales y defensas, le llevó a ser uno de los jugadores más destacados de la Liga durante cerca de una década. También fue internacional como Caminero, Eusebio o Hierro; sin embargo nunca tuvo esa regularidad necesaria en un gran club para ser internacional o tenido en cuenta para el seleccionador de la época.


Fútbol de tradición e historia

Durante la década de los 90, el club pasa a ser una Sociedad Anónima Deportiva y el Valladolid intenta dar cabida a jugadores colombianos que habían triunfado en la fase de clasificación hacia Estados Unidos, de la mano de Pacho Maturana, como Carlos Valderrama, Leonel Álvarez, René Higuita o Harold Lozano; pero ese proyecto nunca se consolidó lo suficiente y el Valladolid sufrió algún que otro descenso de categoría. Javier Torres Gómez fue uno de los estandartes del club durante el segundo lustro de la década noventera. Lateral diestro de largo recorrido y formado en las categorías inferiores de Getafe y Real Madrid, llegó al Valladolid con 23 años y descartado de los planes del club blanco. Durante doce temporadas fue santo y seña del club, con quién jugó 325 partidos y anotó únicamente 8 goles. Ordenado en defensa, pero presente también en labores ofensivas, Torres Gómez era ideal para jugar con una defensa de cinco y dos carrileros que apoyasen exteriormente el ataque posicional. Por el otro costado estaba Alberto Marcos, que había llegado al club una temporada después que Torres Gómez y aportaba exactamente lo mismo que su compañero, solo que en el costado zurdo. Alberto también fue uno de los estandartes del Valladolid durante más de una década, donde es uno de los jugadores más emblemáticos del club y con más partidos disputados: un total de 438 encuentros en doce temporadas. En el ataque, Alberto López Moreno fue casi siempre referencia en el Real Valladolid, que lo disfrutó en dos etapas. También con Cantatore, como protagonista, era un delantero fortachón, no muy veloz pero con buen olfato de gol y con sentido (o don) de la oportunidad para meter la cabeza o el pie en el momento indicado. Por otro lado está Alen Peternac, uno de esos delanteros que no pasarán inadvertidos en la historia de la Liga. Peternac es croata y procedía del Dinamo Za-

greb (equipo que lo cedió a uno más modesto de su país). Tras el conflicto bélico, Alen estuvo en Valladolid y fue uno de los atacantes de moda de la competición durante la temporada en la que el Valladolid volvió a Europa por clasificación liguera al quedar 7º en aquella liga de 22 equipos; aunque su mejor temporada fue la de su llegada, donde el equipo se salvó consiguiendo la nada despreciable cifra de 23 goles.


De la década de los noventa, no obstante, hay que quedarse con dos nombres: César Sánchez y Víctor Fernández. El primero de ellos, fue considerado uno de los porteros más ágiles y completos que dio el equipo desde los tiempos de José Luis Saso. Procedente del Palencia, con el Valladolid debuta en 1992 y está ocho temporadas jugando 210 partidos. En el año 2000 pasaría al Real Madrid, donde una lesión en la final de la Champions ante el Leverkusen, hizo que Iker Casillas le sustituyera y éste tuviera una final destacadísima, pese a su suplencia durante varios tramos de la competición liguera. Zaragoza, Valencia, Tottenham o Villarreal han sido otros clubs de un portero que con cuarenta y un años está próximo a colgar los guantes. El otro gran ídolo de la afición es Víctor Fernández, quien también tuvo un pasado madridista que no desembocó en oportunidades con el primer equipo. Hábil, ágil, veloz, rápido y siempre en ruptura al espacio, el extremeño fue toda una institución en el equipo blanquivioleta. Su escasa altura y olfato goleador, le permitió ser un elemento móvil y con el que casi todos los entrenadores vallisoletanos contaron siempre al final como titular, pese a poder empezar como suplente. Dos etapas de cuatro años con un total de 302 partidos y ochenta goles, marcan la trayectoria de un jugador tan inquieto en el campo como clubs tuvo. Toledo, Tenerife, Villarreal, Cartagena y Leganés, fueron otros clubs donde se pudo ver la calidad del emeritense, siendo con el club cartaginés un elemento de referencia para poder ascender a la máxima categoría.


Fútbol de tradición e historia

Actualmente, el Valladolid tiene jugadores que pueden marcar una historia; un antes y un después en la disciplina vallisoletana como los anteriormente nombrados. Tanto Óscar (mediapunta de gran calidad) como Javi Guerra (incombustible goleador), Patrick Ebert (puñal en el uno contra uno) como Rukavina, pueden ofrecer un nuevo capítulo de una bella historia llamada Real Valladolid; donde la tradición y la solera se visten con clase y elegancia. o


All in Football

Aunque muchos no lo sepAn, existe todA unA historiA Antes de los xAvi, iniestA, cAsillAs y compAñíA. mucho Antes de que del Bosque nos llevArA A lo más Alto y ArAgonés reinventArA A lA rojA. Antes de rAúl, el ghAndour, clemente, tAssotti y luis enrique. incluso Antes de plAtini y su gol A ArconAdA. mucho Antes de todo esto, yA huBo unA espAñA cApAz de levAntAr un grAn trofeo internAcionAl. lA primerA mitAd de los 60 fue de clAro Auge del fútBol espAñol. si Bien A nivel de cluBes no se consiguió lo que en los 50, lA selección, con josé villAlongA en el dirigiendo desde el BAnquillo, y luis suárez desde el terreno de juego, AlcAnzó unA trAscendenciA mundiAl que no vivió de nuevo hAstA nuestros díAs.


EL

POR FERNANDO G. LóPEz

España ‘64

arquetipo de la roja on todo no fue una época sencilla para el fútbol español. Aunque el Madrid volvería a ganar la Copa de Europa en el 66, ya no era el equipo intratable de finales de los 50. El Barcelona lo intentaba, pero no acababa de dar la talla, Di Stéfano y Kubala empezaban a estar mayores y algunas de las decisiones del régimen tampoco ayudaban a explotar el potencial latente de una generación excepcional. Allá en el año 60, se disputó la primera edición de la Eurocopa, y la selección se presentaba como una de las principales favoritas. Pero en cuartos de final tocó la URSS, y el caudillo negó la entrada de los soviéticos a territorio español por miedo a caer ante el gran enemigo comunista. Por consiguiente el comité organizador decidió expulsar al combinado español de un torneo que con Ramallets, Suárez, Kubala, Di Stéfano y Gento entre las filas españolas, tenía muchos números de acabar ganando. Para el mundial de Chile 62, el mando de la selección se le otorgó a un ilustre del fútbol mundial como Helenio Herrera. La participación española en

C

el mundial fue bastante pobre aún y contando entre sus filas con jugadores de la talla de Puskas o Di Stéfano. La Roja acabó última de su grupo y tuvo que hacer rápidamente las maletas para volver a casa. Herrera abandonó el cargo y las riendas de la selección fueron a parara a José Villalonga que ni corto ni perezoso hizo una limpia en el combinado nacional sin precedentes. Ya para la ronda preliminar ante Rumania jugada en el 62, el seleccionador ya dejó fuera a Gento, Di Stéfano y Puskas. Le entregó los galones del conjunto a Luis Suárez y la Roja arrasó a los rumanos con un parcial de 7-3. Poco a poco el seleccionador fue imprimiendo al conjunto de un juego mucho más asociativo en medio campo, pero sin perder la característica primordial de los conjuntos de aquella época, velocidad endiablada por fuera.


Los octavos de final se disputaron meses después contra Irlanda del Norte. En la ida no se pasó del empate a uno en el partido disputado en San Mamés, mientras que en la vuelta, Gento, que volvía a la selección, marcó el gol que daba el pase a cuartos, donde esperaba la otra Irlanda. Estos no fueron un gran escollo para los españoles, que pasaron a la fase final con un abultado 7 a 1 en el cómputo global. Fue en esta eliminatoria donde se pudo ver claramente hacia donde encaminaba el juego el seleccionador. Iribar era indiscutible. El conjunto formaba a menudo con una defensa de tres, aunque no era raro ver a Zoco ejerciendo de segundo central. En medio campo se situaba el mismo Zoco con un acompañante y de tres cuartos para adelante formaba con una línea de 4 mas un punta. Suárez y Pereda como jugadores libres, dos extremos y el hombre gol. El juego de la selección no era muy diferente del que le hemos visto practicar a los hombres de Del Bosque y Aragonés. Mucha combinación con el objetivo de dejar a Pereda y Suárez encarados hacia la portería contraria y así organizar todo el ataque. Con todo, durante la fase final disputada en España, el seleccionador fue algo más conservador, y Zoco fue un central más durante los dos encuentros, aunque a menudo dividía hacia medio campo para crear superioridad allí junto a Fusté. El rival en semifinales fue una Hungría que no lo puso nada fácil. Chus Pereda adelantó a los españoles en el primer tiempo al aprovechar un centro de Luis Suárez, pero a poco de acabar el partido Bene marcó el empate a uno. En la prórroga, y de nuevo después de un centro de Suárez desde la derecha Amancio hizo el 2-1 definitivo. Y llegados a la final, de nuevo tocaba la URSS y de nuevo el régimen casi mete la pata. Franco

no quería que se disputara el partido, pero finalmente sus consejeros lo convencieron de lo contrario. Así el 21 de Junio del 64, la selección llegaba a su primera gran final internacional. Más de 100.000 personas se congregaron en el Bernabeu para ver la lucha entre dos potencias futbolísticas que representaban mucho más que fútbol. El partido fue de una gran intensidad, donde los dos conjuntos demostraron sus credenciales, pero que con el paso de los minutos, poco a poco se fue viendo que La Roja era superior pese a la igualdad en el marcador. Pereda había adelantado a lo españoles en el minuto 6 al cazar en el área un mal despeje de la defensa soviética tras un centro de desde la banda derecha, como no, de Luis Suárez. Pero apenas dos minutos después Khusainov soltó un tiro de fuera del área que sorprendió a Iribar. Pese a que con el paso de los minutos, el dominio español se fue haciendo patente, no fue hasta el 84’ cuando Pereda se fue de su marcador en banda derecha y puso un centro hacia Marcelino. Parecía que el balón se le quedaba atrás, pero el ariete del Zaragoza era un especialista en eso de meter goles con la testa. Con un gesto técnico increíble, consiguió conectar un cabezazo perfecto dejándose caer al suelo ante el que Yashin sólo pudo hacer la estatua. Con este gran gol la selección consiguió subir al primer escalón del fútbol europeo y así presentar sus credenciales de cara al mundial que se disputaría dos años después en Inglaterra, Pero Alemania y Argentina fueron un escollo demasiado grande para selección, y después de caer eliminados en primera ronda, Villalonga abandonó el combinado nacional y la selección atravesó una época muy gris que duró cerca de 20 temporadas. o


Luis Suárez

El único balón de oro de la historia de España. El Arquitecto fue el primer prototipo de los jugadores que tenemos actualmente en la selección. Jugador de una calidad técnica extraordinaria, visión de juego perfecta, presencia física por todo el campo y un posicionamiento táctico de diez. Empezó su carrera jugando en posiciones de ataque, pero poco a poco fue retrocediendo en el campo para convertirse en un interior libre siendo el encargado de llevar el peso del juego tanto en el Inter como en la selección. Se enfundó la elástica nacional en 32 ocasiones en las que marcó 14 goles. Fue uno de los jugadores más destacados en al Euro 64 en al que en los dos últimos partidos dio 3 asistencias de gol. Ganó un Balón de Oro, dos de Plata y otro de Bronce.

Pereda

Iribar

El otro ‘cerebro’ libre de la campeona de Europa. Pese a ser un jugador de carácter claramente más ofensivo que Suárez, con Villalonga retrasó algo más su posición convirtiéndose en el otro interior del equipo. Pero si Suárez era más de toque y combinación, Pereda era más dado a la verticalidad y llegadas de segunda línea. Como Suárez, disponía de total libertad para moverse por todo el frente de ataque dando rienda suelta así a sus cualidades técnicas. Junto con los húngaros Novak y Bene fue el máximo goleador del torneo, siendo además un jugador clave en la final marcando un gran gol y asistiendo a Marcelino para conseguir el gol de la victoria. Se enfundo la elástica nacional en 15 ocasiones en las que anotó 6 goles.

Durante la década de los 60 aparecieron en Europa grandes porteros. Yashin fue el gran dominador, pero junto a Banks y Zoff, el único que quizás fue capaz de plantar cara al soviético, fue Iribar. Con tan solo 21 años se convirtió en el guardameta titular de la selección y su fama a nivel europeo no hizo más que aumentar año tras año. Portero increíblemente seguro bajo palos, sobrio en todas sus actuaciones y con una capacidad de leer el juego muy avanzada para su época. Era un líder nato que intimidaba a los delanteros rivales y otorgaba mucha seguridad a su equipo. Defendió el arco español en 49 ocasiones a lo largo de 12 temporadas en las que disputó dos Eurocopa y un mundial.

ESPAñA 64

ENTRENADOR: JUAN VILLALONGA

Calleja Lapetra C hu s P e r e da

Zoco Iribar

F us t é

Marcelino

Olivella L .Su árez Rivilla

Amancio


Feelball ESPECIAL RECOPA ‘95

las lágrimas

de gustavo pOR lUIS a. gÓMEZ


El gol de Nayim. Mรกgico. Sublime. Plรกstico. El Gol. Seguro, la imagen de aquella final. Pero en mi retina una foto se quedรณ para siempre. Las lรกgrimas de Poyet. Agradecidas. Sinceras. Eternas. Las de un uruguayo que saltaba con el alma y remataba con el corazรณn. Grande Gustavo.


ESPECIAL RECOPA ‘95

Aquella noche está repleta de imágenes de las que se quedan en la retina, como a gustavo poyet y sus lágrimas

V

ino hacia nosotros moviendo los brazos porque ya no había piernas. Su cara desencajada, el león rugiendo en su escudo y preguntándole al uruguayo si entendía cuánta felicidad le estaba llevando a esas personas. Su gesto era agradecido. A esa gente sin garganta y mil kilómetros a las espaldas. A ese club que lo sacó del anonimato del fútbol francés para hacer historia de azul y blanco. A sus compañeros. A Nayim…Al Mundo. Era el grito de la felicidad, del gracias, del para vosotros, del me lo merezco, del claro que sí, de la rabia. Era el sentir de España, Aragón, Zaragoza y su Real. Del final más increíble que se recuerda, de un gol para siempre, de

una Recopa en 120 minutos. Y yo lo ví. Vino llorando como un niño intentando abrazar a todo aquel fondo. Si hubiera querido lo habría hecho. Porque corazones como el suyo consiguen lo que se proponen. Llegó a por la Copa y se la llevó. Dejando al del bigote dentro de su portería con diez mil gargantas a sus espaldas gritando sin saber muy bien porqué. Y aquel 9 que aterrizó para hacerse el mejor 8 se entregó a su gente. A esa que nunca falla. Y nos ofreció sus lágrimas, la fuerza de su interior. La misma que exhibía llegando desde segunda línea sin avisar. Con aquél estilo tan suyo. Tan peculiar. Tan llamativo.


Aquella noche está repleta de imágenes. Las que todos vimos. El golpeo sublime, la parábola de todos los tiempos, el gol definitivo. Al Fernando Cáceres, al que unos malnacidos han querido dejar bajo tierra, subido a la cruceta de aquella mágica portería orgulloso de su conquista. Fuerza “Negro”. Algunos vieron a Sergi, al que atropelló la vida, megáfono en mano dejándose el alma entre los aficionados. Y a Solanas padre con su camiseta jaleando emocionado a su gente. Y luego las que no vimos nadie. Ese gesto divino ayudando a trazar esa curva imposible, o empujando a Seaman al abismo mientras desde aquel fondo no dábamos crédito a lo que iba a suceder. Esa Pilarica… Pero siempre hay algo que se queda en tu retina para siempre. Y yo lo ví. A Gustavo Poyet y sus lágrimas. Y esa manera de celebrarlo. Con pasión. Con emoción. La misma que empleó para llevar a un equipo de la promoción de descenso a triunfar por Europa. Grande Gustavo. El pasado 10/05/13, aquella Recopa se nos hizo mayor de edad. Todos hemos crecido con ella. Todos hemos cambiado. Nos mira orgullosa y nosotros a ella con preocupación. Su Real Zaragoza no pasa por buenos momentos. Aunque estos dieciocho años han dejado alguna pincelada para la historia, en la actualidad, lucha año tras año por eludir el descenso. Pero en el día de su cumpleaños ella está feliz. Muchos la miran y sueñan despiertos con aquella noche en París. Con Nayim, Cáceres y Sergi. Yo cierro los ojos y veo a Gustavo gritando a los cuatro vientos ofreciéndonos su llanto. Él llegó y en su primer año peleó por un descenso. ¿Guiños del fútbol?. No se sabe, pero me aterra tener que venir con mis nietos a verla en su 75 cumpleaños y la encuentre triste, sola y desorientada. Y no quiero. Quiero otro Poyet que me regale mil imágenes para el recuerdo partiéndose el alma y haciendo del Real Zaragoza lo que es. Grande de Europa. Gracias Gustavo. o


CUAUhTéMOC BLANCO POR ROBERTO TESTAS Probablemente Cuauhtémoc Blanco sea el futbolista mexicano más determinante de los últimos 25 años. sobre el campo, capaz de lo mejor y de lo peor olémica, calidad y más polémica. Así podemos definir, a grandes rasgos, lo que fue –y sigue siendo- la carrera de Cuauhtémoc Blanco. Quizá, el futbolista más determinante de México en los últimos 25 años, se ha visto inmerso en multitud de polémicas desde el primer día que debutó en esto del fútbol, hace ya más de 20 años. Estamos hablando de un futbolista forjado en las calles, nacido en las afueras de la Ciudad de México siendo el segundo de seis varones de una humilde familia; su madre Hortensia Bravo tuvo que criarlos a todos por su cuenta y Cuauhtémoc ha mostrado públicamente su agradecimiento en varias ocasiones. De hecho, cuando ingresó en la cantera del Club América, hizo un regalo a su madre con su primer salario. Cuauhtémoc fue un futbolista de detalles. Técnicamente superdotado y con una habilidad –por así llamarlo- para ser siempre el centro de atención. Debutó en el Club América en el año 1992 con 19 años y a partir de ahí, su ascenso fue fulgurante. Era uno de los mejores juga-

P

dores de la plantilla, pero en la temporada 1997, la directiva del América lo envió a uno de sus equipos mecenas, el Necaxa por indisciplina. Para la segunda mitad de 1998 volvió a casa con más ganas de nunca. Jugando detrás del delantero, Cuauhtémoc marcó 16 goles en Liga y fue ganador del premio a “mejor jugador de Invierno”. Unos años después, el Valladolid logró sacarle nuevamente del “Nido” para ficharlo por 2 temporadas en el año 2000. En el equipo pucelano el mexicano tuvo un paso aceptable, dónde jugó 23 partidos y marcó tres goles en dos temporadas. Nunca fue indiscutible, pero allí tuvo un día especial: el 29 de septiembre del 2001. El Valladolid visitaba al Real Madrid en la jornada 5. El Real Madrid comenzó ganando gracias a un gol de Zidane pero los pucelanos empataron gracias a Fernando un minuto después. Más tarde, Raúl puso el 2-1 y llegaron así hasta los últimos minutos. Cuauhtémoc ingresó al campo al minuto 80’ y al 88’ disparó una falta que se coló en la portería de Iker Casillas para marcar el 2-2 definitivo. Más tarde, futbolistas del Valladolid confesaron haber perdido una apuesta de 4 millones de pesetas –apostaron a que ganaba el Madrid aquel día‘gracias’ a ese gol de Cuauhtémoc. Cuauhtémoc sufrió una grave lesión 2002 –rotura del ligamento cruzado- ante Trinidad y Tobago en las Eliminatorias rumbo al Mundial que le impidió rendir al 100% en Europa. Para el 2003, estaba de vuelta en casa. En ese año empezaron sus polémicas, pues Cuahtémoc, hombre casado, tuvo un lío amoroso con Liliana Vega, con quien tuvo una hija. Fue demandado por infidelidad.


Al margen de sus problemas privados, Cuauhtémoc empezó a hacerse un ‘chico malo’ dentro del campo. Tras una entrevista fallida, Blanco agredió por la espalda al reconocido periodista David Faitelson. Meses después comenzó una pelea en la Copa Libertadores ante Sao Caetano que terminó con una sanción de 1 año en competiciones de la CONMEBOL (Copa Libertadores y Copa América) y se perdió ambas competiciones del año 2004. Volvió a salir del América, ésta vez rumbo al Veracruz, dónde junto a Kléber Boas y Christian Giménez logró ser primer lugar en el torneo. Volvió para 2005 y en la siguiente temporada conquistó su primer título del fútbol mexicano. Para 2007 perdió una final ante Pachuca y posteriormente se marchó a la MLS para jugar en el Chicago Fire. Allí fue suspendido dos años de la Open Cup por agredir a un delegado del D.C. United. Posee varios récords individuales cómo el máximo goleador mexicano de la Copa Libertadores (16) y el máximo goleador –junto a Ronaldinho- de la Copa Confederaciones (9), todo esto sin ser un delantero puro. Ahora hablemos por un momento del Cuauhtémoc futbolista, el que surgió en los varios más humildes de la ciudad. Él es un mediapunta y segundo delantero con una calidad al alcance de muy pocos. Amado a la vez que odiado, Cuauhtémoc fue un símbolo del América (segundo equipo más famoso del país) y en la selección no pudo consagrarse. En el Mundial 2002, inventó la ‘cuauhteminha’, jugada que consiste en levantar el balón con ambos pies y dar un salto para sortear rivales.

La realizó por primera vez ante Zambrotta y la repitió en un par de ocasiones. Peculiar, pero gran tirador de penaltis y buen centrador. Cuauhtémoc es posiblemente el futbolista con mejor técnica en la historia de México. En la mitad de su periplo por la MLS, estuvo a préstamo en el Santos Laguna para disputar la Liguilla en una transacción cuando menos curiosa. Cayeron en semifinales y volvió a Chicago. Al final de la campaña, Cuauhtémoc volvió a México para disputar una campaña con los Tiburones del Veracruz. Pasó desapercibido en la Liga de Ascenso y se marchó al Irapuato en 2010. Jugó dos temporadas y pasó a Dorados de Sinaloa, equipo dónde Pep Guardiola se retiró mientras era dirigido por Juan Manuel Lillo. Allí se adjudicó la primera Copa MX por la vía de los penaltis ante Correcaminos y actualmente sigue en el conjunto dorado. Cuauhtémoc roza ya la edad de los 40 años, pero ha comentado que aún no ve cercano su retiro. Lo cierto es que desde el 2010 en el Mundial, se notó un bajón evidente en su rendimiento, pues tiene problemas genéticos en las rodillas, además de que el paso de los años ha deteriorado su forma física. Pero el legado de Cuauhtémoc no termina ahí. En un país tan bohemio cómo México, sus ídolos no se quedan demasiado lejos. El centrocampista mexicano sacó un disco de música llamado “Un ídolo y su legado” además de ser ‘actor’ en algunas telenovelas cómo “El triunfo del amor”. En fin, un futbolista especial con una vida especial. Un hombre que no puede dejarte indiferente. o


El Cigarro de Rijkaard Por Carlos Bravo

UN CAFÉ EN PUCELA La tierra del ‘coffee’ por excelencia registra más de un viaje de ida a España. A la España futbolística. Entre denominaciones de origen, indicación geográfica protegida y Juan Valdez como imagen de la marca más famosa del mundo, aparece Radamel Falcao. Antes de que el actual nueve de la selección colombiana pisase por primera vez el verde del Vicente Calderón otros cafeteros aterrizaron en la liga española. Unos con mayor suerte que otros, algunos excéntricos fichajes e incluso un Edwin Congo capaz de llegar al Bernabéu por carta de recomendación de un aficionado a Lorenzo Sanz. No solo de futbolistas, como Freddy Rincón o Adolfo Valencia, vive la representación de ‘la tricolor’ en España. Junto con Carlos Valderrama llegó al Valladolid uno de los entrenadores más reconocidos en Sudamérica, Francisco ‘Pacho’ Maturana.


UN CAFÉ EN PUCELA: MATURANA

uibdó vio nacer a Francisco Maturana un 15 de febrero de 1949, aunque pronto se trasladó a Medellín donde obtuvo el título de odontólogo por la Universidad de Antioquia. Antes de que llegase al banquillo del Valladolid, Maturana fue futbolista. Posicionado como defensa desarrolló toda su carrera profesional en equipos de su país, sobre todo en el Atlético Nacional donde permaneció 10 temporadas y se proclamó campeón de liga en dos ocasiones. Además, como jugador militó en el Atlético Bucaramanga y Deportes Tolima hasta su retirada en 1982. Durante sus 12 años de profesional tuvo tiempo de vestir la camiseta de la selección de Colombia en 6 encuentros todos en las eliminatorias para el mundial de España en 1982.

Semejante colección de estrellas ‘cafeteras’ solo podía traer éxitos al Atlético Nacional. Un subcampeonato de la liga colombiana en 1988, en la que Millonarios obtuvo el título nacional, permitió al Atlético participar en la Copa Libertadores de la siguiente temporada. Así llegó el primer hito del Maturana entrenador. Ese año el conjunto de Medellín ganó la Copa Libertadores en una complicada final ante el equipo paraguayo de Olimpia suponiendo el primer trofeo para un equipo colombiano. Pacho Maturana recuerda esos años con el cariño de la afición: “La gente se identificó con aquel equipo. Teníamos el apoyo de todo Medellín”, contó a la revista Panenka en una entrevista. La culminación a esa gesta podría haber llegado con una victoria sobre el Milan de Sacchi en la Intercontinental, victoria que no pudieron conseguir ante el gigante italiano: “Fue un partido de llegada al banco El año de Maradona y de Argentina, 1986, supuso el pri- poder a poder. Nos vencieron en la prórroga. Fue un ormer año de Maturana como entrenador. Su debut en los gullo caer ante el mejor Milan” relata de la misma mabanquillos se produjo en el Once Caldas donde entrenó nera a Panenka. al equipo colombiano durante una temporada. Exactamente un año tardó el Atlético Nacional, club de su Etapa en España etapa gloriosa como futbolista y también como entre- Tras finalizar su exitosa etapa en el Atlético Nacional, nador, en acudir a él para dirigir al conjunto de Mede- Francisco Maturana hizo las maletas para cruzar el llín. Desde el Once Caldas se trajo a varios jugadores charco y coger las riendas del Valladolid. A su llegada como Alexis García, Luis Fajardo, “Chicho” Pérez y al aeropuerto de Barajas, el técnico colombiano aseguró Jaime Arango, y diseñó una de las mejores plantillas de que venía a Pucela a “continuar un aprendizaje que en Sudamérica añadiéndole, además, a René Higuita o An- Colombia ya había completado”. drés Escobar entre otros.

Q


Con una primera temporada bastante normalita en el club vallisoletano, Maturana se trajo para su segundo año a dos futbolistas que ya entrenó en anteriores equipos: Carlos Valderrama y René Higuita. Al centrocampista y al excéntrico portero se le unió un ‘cafetero’ más que ya estaba en la plantilla, Leonel Álvarez. Posiblemente se trate del café más corto que se ha tomado Pacho Maturana, pues al finalizar la 91/92 y con el descenso del Valladolid, el entrenador y sus tres representantes se marcharon del José Zorrilla.

Colombia-España De Valladolid viajó de nuevo a su país, donde aún gozaba de crédito para dirigir los equipos de mayor nivel. Fue así como aceptó entrenar al América de Cali con el que conquistó la liga colombiana, único título que le faltaba como entrenador. De Colombia y con el título bajo el brazo fue contratado por el Atlético de Madrid de Jesús Gil, iniciando una aventura española que duraría todavía menos que la anterior. Ante un triturador de entrenadores como el ex presidente rojiblanco, que llegó a afirmar que para él “echar a un entrenador es como tomarme una cerveza. Puedo echar veinte en un año. Hasta a cien si hace falta”, Maturana permaneció únicamente nueve jornadas en el Calderón. Tras su despido

del conjunto colchonero, Maturana inició una ‘desaventura’ en los banquillos de cualquier parte del mundo, llegando a dirigir al Millonarios, Al-Hilal, Colón de Santa Fé, Gimnasia y Esgrima de la Plata y Al-Nassr. Para el epílogo recordar que Maturana entrenó a la selección colombiana en sus mejores momentos, pero también en los malos. Capaz de llevar a la ‘cafetera’ a clasificarse para el mundial 90 casi dos décadas después y ganar su primer partido frente a Emiratos Árabes, ganar a Argentina en la plaza de River por un 0-5, vivir en primera persona la derrota en EEUU ’94 y la consecuente tragedia con el asesinato de Andrés Escobar, pero sobre todo recordado por coronarse campeón de la Copa América en 2001 en una selección en la que formaron parte futbolistas como Iván Córdoba, Óscar Córdoba o Víctor Aristizábal. Su pobre paso por los banquillos españoles pudo ser mejor de haber fichado por el Real Madrid, lo que pudo ser y no fue: “Me reuní con Ramón Mendoza e incluso diseñamos la temporada siguiente. Ese año el Madrid perdía y llegó con la temporada en marcha Radomir Antic, comenzaron a ganar y se quedó. Lo entendí perfectamente. No era mi momento” recuerda para Panenka. La historia de lo que pudo ser y no fue, una brillante carrera en Colombia culminada con una presencia en el banquillo del Bernabéu. o


El Libero

Por Juan M. Perera

PUCELA-MADRID Un camino de ida y vuelta


EL LÍBERO | PUCELA - MADRID

PaRa iR DE vallaDoliD a MaDRiD y viCEvERsa sólo hay qUE RECoRRER 189,5 kM. BUEno, lo DE sólo Es Un DECiR. PERo viEnDo El MaPa, El saBER qUE sólo son Dos hoRas y Unos MinUTos lo qUE sE TaRDa En llEgaR En aMBos TRayECTos ya haCE qUE vEaMos El CaMino DE oTRo ColoR. si TRaslaDaMos EsTo al fúTBol, PoDEMos vER, a lo laRgo DE la hisToRia, a MUChos fUTBolisTas qUE hiCiERon EsE TRayECTo a lo laRgo DE sU CaRRERa o qUE, En algUnos años DE sU CaRRERa visTiERon algUna DE las Dos CaMisETas. uizás, el nombre más destacado que se nos ocurre nombrar en esta lista es el de Fernando Hierro, que hasta hace poco ha sido el Manager General del Málaga del Jeque Al Thani o Director Deportivo de la Real Federación Española de Fútbol. Hierro salió de Málaga cuando el equipo de la ciudad le rechazó y terminó fichando por el Real Valladolid, con el que estuvo dos años antes de fichar por el Real Madrid, donde se convirtió en una leyenda -jugando tanto de central como de mediocentro-, y llegando a meter en una temporada 21 goles. Pero Hierro no es el único nombre estelar que vistió tanto de blan-

Q

quivioleta como de blanco. Los hay, como César Gómez (central de los años 80 y 90), que llegaron a Pucela directamente del equipo filial madridista (el actual Castilla). César Gómez tuvo su máximo esplendor, sin embargo, después de haber salido de Valladolid, formando parte de la época dorada del CD Tenerife, con dos participaciones europeas (en una de ellas, llegando a semifinales de la Copa de la UEFA, actual Europa League). César Gómez es conocido por haber sido recordado, según Ronaldo Nazario, como el jugador que mejor le defendió en su carrera.


Ronaldo y César coincidieron tanto en Primera División como en Serie A, donde el defensa jugó con la Roma y el brasileño con el Inter (en esa época). Otro de esos “canteranos” fue Javier Torres Gómez, que fue durante más de una década futbolista del club castellanoleonés, viviendo un descenso a Segunda División con el club. Manuel Tena llegó a debutar con el Real Madrid, fue en la última jornada de la temporada 199899, en la victoria por 3-1 frente al Deportivo de la Coruña. En Pucela jugó tres temporadas y luego se movió por otros dos clubes madrileños, como Getafe (con quienes ascendió a Primera División) y Rayo Vallecano (en Segunda, antes de retirarse a los 32 años). Tena tiene la particularidad de que consta como ganador de una Copa Intercontinental, a pesar de que no entrara en los planes del entrenador. En aquella plantilla de la Intercontinental de 1999 también estaba un brasileño de 23 años llamado Rodrigo Fabri, que fichó en el equipo de la capital procedente del Flamengo y que pasó casi inadvertido por la casa blanca y, al año siguiente, en el Real Valladolid, hizo una temporada más que recomendable. Otros extranjeros, al igual que Rodrigo Fabri, han hecho el mismo recorrido que el sudamericano, o al revés. Entre ellos, Julio César, otro compatriota, que cuenta en su palmarés con dos Ligas de Campeones, una Liga y una Supercopa vestido de blanco y que

no sólo cogió el camino de ida a la capital, sino que, después de tres temporadas perteneciendo a la disciplina madridista, regresó a la ciudad de la comunidad leonesa. El argentino Albano Bizarri también perteneció al Real Madrid en la época de las últimas Copas de Europa e Intercontinental. Su camino fue el inverso, de club de mayor entidad a club de menor entidad, como la gran mayoría y en la actualidad juega en Italia, en la Serie A. En Madrid fue suplente una temporada y en la siguiente no llegó a participar en 10 partidos, pero con su llegada a Valladolid comenzó a mostrar su valía. Otro argentino que jugó en ambos equipos y más recientemente fue Gabriel Heinze. Mundialista en dos ocasiones, Gabi fue jugador del Real Valladolid antes de pasar por varios de los mejores equipos de Europa, léase París Saint Germain, Manchester United. Con la albiceleste, Heinze fue subcampeón en dos Copas América y consiguió la medalla de oro en Atenas 2004. Podía jugar de lateral y de central y, aunque no era un jugador que diera la nota, siempre cumplía y eso era lo que le valió para que muchos de los grandes se fijaran en él. La consecución de una Liga fue el mayor éxito de Heinze en Primera División con el Real Madrid. En Valladolid, el jugador llegó siendo muy joven y no fue hasta la 3ª temporada cuando empezó a mostrar su calidad.


LA RELACIÓN ENTRE REAL MADRID Y REAL VALLADOLID HA ESTADO SIEMPRE MARCADA POR LOS INNUMERABLES CASOS DE FUTBOLISTAS QUE HAN IDO PASANDO DE UN EQUIPO A OTRO El Real Valladolid siempre ha pescado en La Fábrica. Algunos de los jugadores nombrados anteriormente son ejemplo de ello. Sin embargo, hay más que salieron de la escuela blanca. Jorge López Marco, más conocido como “Tote”, es otro de esos de la Fábrica que dieron patadas al balón en la ciudad castellana. En el Real Madrid llegó a jugar en una temporada (la última) sólo seis partidos. No obstante, su cifra goleadora fue muy determinante, ya que consiguió un gol por encuentro. De los jugadores que están más en activo, y habiendo nombrado ya a Alberto Bueno, no puede escaparse el mediocampista Borja Fernández o el polémico traspaso de Pedro León, que no fue directamente de Pucela a Chamartín, sino desde Getafe (club que lo fichó, con otra polémica, del Valladolid). Llegó a Madrid de la mano de José Mourinho y fue más lo que se vieron en el campo de entrenamiento que en los propios campos de fútbol, ya que el futbolista, hermano del ciclista Luis León Sánchez, no pudo demostrar su clase ante la afición blanca, nada más que en un enfrentamiento frente al AC Milan, en la Champions League, en diciembre de 2010, anotando su primer gol en Champions. Ese partido hizo que sonara para varios clubes importantes como el propio Milan o Everton, pero el ju-

gador decidió quedarse, a pesar de que sabía que no iba a contar para Mourinho. Finalmente, sin opción de regreso, Pedro León marchó de Madrid con destino a Getafe, con la intención de no volver a aquel infierno vivido durante más de nueve meses. Los Alberto Marcos y José Antonio García Calvo en la actualidad forman equipo en la Dirección Deportiva del Real Valladolid. Ellos han sido los culpables de que el club pucelano contara este año con gente como Ebert, que está siendo una de las sensaciones de la Liga BBVA. En fin, la lista de jugadores es que han pertenecido tanto a Real Madrid como a Real Valladolid puede ser más larga aún. Como no podemos extendernos tanto, para cerrar la lista, tenemos que nombrar a un histórico. Un hombre cuyo nombre forma una de las sagas más importantes del fútbol español. Manuel Sanchís (padre) fue miembro del Real Madrid de los Ye-Ye, ganando cuatro Ligas, la Copa y hasta una Copa de Europa con el club blanco. Pasó por Valladolid antes de fichar por el Real Madrid y en el Real Madrid también estuvo uno de los capitanes más exitosos de la historia blanca, Manuel Sanchís (hijo), manteniendo la historia de su apellido en los albores de la mente madridista. o


"Una vez u me pregunt贸 p s贸lo equipos gran los chicos no pu Helenio

Entrenador Real V


un periodista por quĂŠ dirijo ndes, pues porque ueden pagarme" Herrera

Valladolid (1948-49)



Revista Kaiser 38