Page 1


El espantapájaros es la vida entera del vació, la destrucción de los sentidos, la muerte en el olvido, el poema jamás leído, el espantapájaros es quizás, nuestra mejor ironía sobre la vida, la vida sin vida, lo que es sin estar, lo que esta sin ser.

ESPANTAPAJAROS NOVENO

JESUS URBINA RZ


Al espantapájaros no le importa el huerto más bien lo hastía su obligación gratuita y además se siente desolado con su sombrero roto y sus andrajos Mario Benedetti


Espantapájaros yo soy el espantapájaros cuando la noche se desliza por el campo y caen al suelo como miedo mis cenizas de restos de palabras y animales muertos está formado mi esqueleto la oscuridad me besa y me abraza a la vez que me consume y me traga y la muerte es mi único pensamiento aquel que sigue firme a pesar del tiempo y del incendio sólo el campo a donde los cuervos me desgarran y me muestran su amistad desinteresada yo soy el espantapájaros cuando ya no queda nada

1


Madrugadas grita mi alma sobre la noche un ángel es una puta en cada esquina vendiéndome sus alas de nalgas adormecidas sonrió ante la carne ofrecida y corto con el cuchillo de la noche la porción que mi alma negra y arrojadiza necesita soy el espantapájaros cuando ya nadie resucita cuando ya nadie se lleva el cadáver de la poesía yo miro y gasto la mirada en ver pasar a todas esas chicas solitarias y aburridas que llegaran solas a casa sintiendosé ignoradas y lloraran el alma sin erótismo ni esperanza esperando a que la noche muera dos noches en ellas lloraran solas y solitarias, temerosas y desilusionadas pues esta noche mis alas vuelan por habitaciones baratas de hoteles clandestinos y vivir sin ninguna razón y sin ningún destino es el precio que la vida me cobra por sentirme vivo

2


De mi un fracaso soy el fracaso que hace falta la renuncia necesaria la estupidez ante la duda el silencio en la hambruna del carruaje moribundo la distancia sin destino me deberĂ­an obligar religiosos y ateos por igual de una buena vez a cometer el suicidio exaltando humanidad cualquier palabra me parece innecesaria dĂŠbil como sufrir es un misterio que me pervierte soy el hombre que nadie aguanta ni compadecen la mujer que se desliza en tu mirada rozagante el anciano moribundo vagabundo con hambre y friĂł el feto que no nace la muerte en pleno olvido soy el resplandor ensombrecido la manzana el gusano la madre y el hijo 3


soy el poema que da vida al poeta y el poeta enfermo en su destino nadie me demuestra que soy héroe clandestino pero alguna vez fui también yo el asesino soy nunca se sabe soledad a cada instante el cuervo que te guía la rompiente el graznido el verso interminable pero nunca la poesía soy la ruina el cementerio el polvo blanco y la línea recta el exiliado el arlequín que repta la noche oscura en el campo donde pervierto mi alma y engendro en espasmos el espantapájaros noveno 4


Espantapájaros noveno soy la reencarnación de la nada en el silencio más absurdo y transparente el espantapájaros noveno y la vida ante la muerte soy la sombra en el desierto de un reflejo innecesario el abismo en el destierro en aleteo taciturno y apagado soy el miedo acompasado y de paja será el tiempo la hambruna de saberme solo enfermo y desolado nueve veces el misterio y crucificado entre los muertos soy de garras y un sombrero amainado por el viento soy morador de los sueños la pesadilla fulminante el señor de la miseria y de la muerte su vigilante soy el espantapájaros noveno guardián de la llave y conocedor de la puerta del infierno

5


Aspecto de cementerio (a Leopoldo María Panero) yo no le doy tanta importancia al aspecto dejo que el cabello crezca que la barba crezca y que la vanidad desaparezca aspecto de cementerio realidad ante misterio sueño y miedo acompasado la inequívoca nimiedad de ser sin serlo la vaguedad que anega sucesos adversos de mi sólo queda el gélido sabor de la derrota y el estruendo de saber que soy así prostituyendo hasta mi esqueleto indiferente ante mi aspecto hombre muerto espectro del cementerio

6


Noveno poema de la Rosa la rosa esa maravillosa flor tan codiciada que se daba por amor a quedado ridiculizada incomprensible pues ante mis ojos no expresaba nada sediciosa y triturada se presentaba ante mí estéril y árida con su color de la amargura y esa forma suya de marchitarse putrefacta era su vil renuncia cuando la angustia la envuelve y la desmenuza su belleza se desvanece y de su color de vida sólo queda el olor a muerte seca como quien miente y la rosa obsequiada y mutilada como en una ráfaga tan desolada 7


se pudrirรก ante la mirada despabilada de los amantes enternecidos ante las cloacas de sus almas de la rosa seducidos

8


Al demonio con mi vida al demonio con mi vida sólo pienso en la tuya es honesto mi fracaso te miro y evado tu delirio ya nada es lo mismo ni el andar de tus pasos ni el mirar de tus ojos me derrumbo herido desorientado caen al suelo mis delicias cual hojas secas en otoño y el infierno era un pretexto y el infierno es tan hermoso no sé decir de ti con todo lo que puedo ni intento descifrarte serás vida y muerte en cada instante y apenas estamos coagulando la derrota y la sangre en tu mirada es la herida de un domingo cuando ya no ocurre nada la levedad de tu sonrisa es lugar inhabitable donde mi soledad habita eres frío en plena noche inmensidad en la deriva 9


y me derrito como sangre en la herida que cae feroz por la vereda entre tus manos que son molde entre tus dedos que son tierra mil caminos y tan sĂłlo un horizonte el de tu rostro que revela el devenir del sufrimiento y la entereza inevitable a donde contemplo el suave balanceo entre tus muecas infigurables si hoy es dĂ­a de quererte maĂąana no quedara si no la estela fugaz parpadeo en tu mirada donde se derrite a media luna el sin fin de toda mi alma agonizante y rebajada a nada 10


Nada en ti no es tu mirada de sombra ni tu palabra silenciosa no es el batir de tus sonrisas ni el porte de tus piernas largas y generosas no es el pedestal de tus nalgas ni el fluir de tus pausas no tiene nada que ver contigo ni con tu lenguaje ni con tu soltura ni con tus rutinas no es el paso del tiempo a travĂŠs de tus acciones ni la ruta de tus sueĂąos ni el espejo donde miras ni el modo en que caminas no es la cama donde te cobijas ni el alfiler que te entristece ni la sombrilla voraz de tu esqueleto ni la manera en que me miras no es lo que me dices ni mucho menos lo inaudible no son tus motivos ni tus causas no es el rubor ni tu piel tersa aligerada no es lo que hagas ni lo que aun no tengas no es como lo haces ni como lo terminas 11


no es nada ni el cielo ni la serpiente ni tu vida ni tu muerte no es una promesa ni un te espero sin esperanza no es tu fragancia ni tu venganza ni tu verg眉enza ni tu confianza no es que me esperes o que nunca regreses no es el tiempo a tu lado ni el que a nadie le pertenece no tiene nada que ver contigo nada para odiarte amor mi贸 de bello infierno que me ardes enardecido no me hacen falta motivos consecuencias o causas engendras mi alma sin hacerlo no te hace falta hacer nada absolutamente nada

12


Demasiado triste deberías estar triste el alma es triste el sueño es triste la soledad es triste el desamparo de la vida es un castigo innecesario vencer es compadecer el alma siempre se derrota el sueño el encuentro siempre trae consigo el desencuentro y la memoria muere como mueren los pobres niños a causa de la noche cuando el frió trae consigo al asesino más temido la mirada lo atrapa todo pero la oscuridad con su vacío mitiga el alma de la diafana la soledad es arcangélica pero es triste demasiado triste porqué sigue sin haber un lugar sin encontrar acumulado de olvido

13


Mirificare ahora que el viento susurra en la vereda el nombre absurdo de la soledad inhabitada quiero hundirme en un suspiro tuyo pero es inĂştil siquiera el dolor mirificar tu lagrima es mĂĄs fina que mi olvido hay un alma desolada en el infierno la banalidad es miserable y bien lo sabes pero te aferras al sacrificio del encanto un hombre llora y sueĂąa a mitad de la tormenta atormentado sus lagrimas se confunden con ella y estĂĄ empapado de temores un cuervo surca el cielo y le recuerda a mitad de la noche y sin rencores que su andar es de muerte y no de amores

14


A ella a ella de su suplica cruel por donde las hojas secas crujen como gusanos de su piel reseca se infecta el placer de lo mundano clavada del alfiler que la pervierte de noche por la enredadera a donde sube mi mano por aquel demasiado a d贸nde el silencio a d贸nde los gusanos la consumen sin remedio semejando el sacrificio de los ahorcados putrefactos de placer

15


Infierno si tú anhelas el cielo sedúceme a conocerlo dándome el infierno de tus indecentes besos si tú buscas la gloria condéname a ella otorgándome la euforia de tus caricias bellas si tú plétoras la paz inféctame suave a tu voraz insaciable deseo sexual si tú eres la santa hazme a mi pecar en tus caderas frondosas donde mis manos van a rezar si tú buscas la salvación no olvides que ahora es la ocasión de poder hacer y deshacer el amor mezclando lo terrenal con pasión esta condena me acorrala cual espejo en esté infierno fragmentario que es el tenerte cerca a diario y saberte demasiado lejos no confío en el parnaso ni en la soltura del tiempo no existe el amor contigo ni el sufrir en el ocaso

16


La soledad la soledad

es un vestigio que descubrí

no la tuya ni la mía si no la soledad en sí por que nosotros nos acompañamos en nuestras soledades y hay quien ni siquiera se disgrega demasiado y ahí la vi en un rincón mientras buscaba tu mirada desconsolado la soledad es algo que tú me das cuando estoy a tu lado

17


Desespero esperar es un delirio la enfermedad sin remedio esperarte es una mierda una impostura un sacrificio y te espero por que la vida es un ritual absurdo y te espero por que estar es lo que quiero pero yo no estoy presente todavĂ­a sigo siendo sin estar lejos y cerca a la par esperarme es esperarte y me desespero de esperar

18


Ahora sólo tú todos esos rostros de amigos y enemigos de conocidos y desconocidos todos esos sueños que llevan consigo todos esos pasados y esos futuros corrompidos toda esa gente estéril con la que uno se cruza a diario todas esas ideas todos esos anhelos toda su fe y sacrificio sus vestimentas sus sonrisas sus tristezas su prisa su calma su riqueza su miseria su ideología sus pensamientos sus fantasías y son insaciables y los hay buenos y los hay malos y de dónde vienen cómo pueden seguir así viviendo a dónde van 19


cómo llegaran hasta ahí sin proponérselo no lo sé francamente no lo sé y a veces no me interesa desde ya hace tiempo atrás la lista de malolientes se ha reducido a un mismo nombre aparecido una desconocida que fui conociendo y no estabas entre mis planes ahora sin ti no puedo con ellos ahora sólo me importas tú y los cuervos sodomizados y la noche en el campo y mi espantapájaros noveno

20


Esa mujer que fui yo un día yo fui esa mujer que me beso y dejo marcas sobre mi cuerpo enemistades soñé estando despierto al saber de lo cierto comprendí que ella un día me beso siendo yo sin saberlo

21


Libros vacíos en el estante guardaba algunos libros -vacíospor supuesto vacíos y en el alambre una muchacha colgada secándose desnuda como aquellos libros vacíos que guardaba en el estante

22


Imaginarios no existen sólo son ilusiones algo que está en mi cabeza tan sólo un reflejo inservible son sólo lo efímero el simple sueño y qué pena por qué parecen ser verdaderos pero tan sólo son un sueño un invento mío para no sentirme solo para no sentirme enfermo y todo es materia en esté momento tan sólo materia como un recuerdo pasajero que dura poco tiempo y no existen sólo 23


me los invento como me invento el tiempo para sentir que vivo para sentir que muero su compañía me causa frío su amistad me causa remordimiento y un vacío y si ríen y si lloran no importa por qué todo es mentira una farsa mía que me invento y que nadie más soportaría esta es la sed del sufrimiento

24


Providencia se acelera la vida y desacelera la esperanza que del andar dicto la pausa corroen ratas mi alma y devoran mujeres mi alma no hay distopia uniforme que regule mi pasado instantáneo inconforme a todo lo sucedido decido el suicidio intelectual bien ahora he muerto y vivo ahora estoy ahogado delirante mejor estar muerto que vivo y respirar el alcohol del sueño donde un hombre se encuentra mal herido ahí en las pestes del olvido la voz del pasado me susurra el fracaso impudorosamente he fracasado toda mi vida la vida que es sólo un opuesto de lo que nadie pudo lucubrar y sigo, en donde y como nadie hoy el fracaso me ha devuelto la sonrisa mendicante he dejado detrás la ironía y hoy he muerto funerario ante tú envidia aun sigo enfermo canceroso 25


me dedicare al ocio y al aburrimiento seré aquel vagabundo que nadie transmuta misógino y abyecto por fin ya no me seducirán los placeres incruentos las bienandanzas limitadas rumiando por los bares andaré ignoto por las calles transportables y la providencia de mi muerte será arbitraria ante mi alma ya en ningún lugar inhabitable arruinare la vida perniciosa de todas aquellas personas que me asquean por el hecho absurdo de vanagloriarse en sus miserias terrenales e irreparablemente horrorosas llevate contigo el cadáver de la providencia repugnante y su despreciable expiación impudorosa

26


EfĂ­mero recuerdo la lluvia pero olvido su nombre su nombre es el vacĂ­o en la pagina la sangre por el suelo derramada la caricia de los ausentes encontrados la caja de madera dĂłnde ya nadie me guarda recuerdo la inmensidad pero me olvido de ella ella es el miedo de saberlo apacible de volvernos a encontrar en un imposible hay una vela encendida y polvo en la mesa como un secreto revelado hace tiempo atrĂĄs ella es lo efĂ­mero, olvidarla es la eternidad

27


Tiempo yo nunca deje de admirar su figura transparente inasequible estéril como un sueño e inagotable como un suspiro cae ante mi como una gota o como un río y no es delirio al cual yo nací de su andar sin rumbo equidistante es la ilusión de un camino frente a un abismo yo no decidí cruzar por rutas ya sin destino pero no puedo alejarme de su ritmo embebido atravesarlo o tal vez cambiar mi manera de mirarle no es de andar por lo cual en su mano aun sigo y sin llegar a tocarle ahora se la forma de oprimirlo nunca nadie nunca ya más podrá decir para siempre no es de momentos ni de instantes cercanos ni distantes es de andar en él como un continuo flujo eternamente al cual van girando los días lentamente ya sin miedo a olvidarlo porqué sé que él me olvida no soy nada frente al espejo donde él se mira ni la semilla del entendimiento cotidiano ni la distancia entre la razón y el miedo disfrazado estaremos juntos hasta que el se vaya lejos incomprensible y yo me quede inerte en descomposición fúnebre esté es el motivo de por que el tiempo es mi único amigo compañero ante la vida y un desconocido ante mi muerte

28


Entre-tiempo la imperfección del tiempo me hace perfecto de la muerte el rumor a cada momento fingir que estoy vivo sólo para fingir que te quiero y que quiero estar contigo qué pase el tiempo y que los relojes sean mi cárcel no mi alma, no mi carcelero que mi castigo sea no estar conmigo no saberme entero, no saberme vivo la entereza que se pierde cuando pierdo todo lo que atesoro qué el tiempo y la nada y la muerte y ella me acompañen ahora o me abandonen para siempre

29


Pasatiempo la ventana está cerrada y el espejo tirita de miedo la habitación está vacía y yo sufro en su interior como una sombra que no fue percibida como silencio amontonado en una esquina hay vaho en mis ojos y rumor en la ventana del espacio sin forma ya no queda contenido y luz y tiempo y sangre y miedo sorpresivo se vuelven tercamente en mi boca a encontrar la muerte es mi único pasatiempo despiadado y la pagina se incendia al ser leída caen al suelo las palabras desprendidas y la habitación queda nuevamente vacía

30


Extranjero conocí el tiempo que es efímero y aunque parezca duradero conocí la manera de perderlo conocí las multitudes la conglomeración de las personas y sentirme solo a sus espaldas conocí el miedo no de estar vivo ni de estar muerto si no el miedo de perderte en esté infierno conocí el lenguaje esa manera sutil de comunicarse pero prefiero insonoro permanecer en silencio impronunciable y conocí lo bueno y me aferre a lo malo y deprisa muy deprisa continúe despacio conocí el rencor la ira incontenible de estar viviendo en está vida tan llena de sufrimiento y aversión y conocí entonces la sabiduría 31


qué era mejor que la inteligencia y conocí la calma qué era mejor que la paz innecesaria y entonces la soledad me parecía incomprensible la libertad entera de no aferrarse a nada absolutamente a nada y las cosas sucedieron y yo las aceptaba conocí que el entendimiento es la ciencia de lo verdadero y que la enfermedad del sueño no tiene remedio conocí el rumbo sin fijarme en el sendero disfrute del sitio sin pensar en lo que no tengo pues ante la duda sólo soy un visitante extranjero

32


Un intento el talento de no estar dormido ni despierto nos habla lento de lo que hemos sido y a donde vamos nos lo hemos merecido después de todo somos parte de lo que fuimos un intento por ser más diestro soy principiante del olvido pues al llenarme me vació y cambiando soy el mismo se que existe por que existo está ahí afuera y me espera y la espera me desespera pues te conozco pero aun no nos hemos visto después de ayer antes de la tormenta no es posible entenderla yo estoy aquí sea como sea pero me voy a donde quiera cuando quiera estoy atento al descuido de encontrarnos me desarregló y cambio de peinados cada vez igual pero distinto estoy conforme de no estarlo

33


Percebe pobreza es la necedad del miedo la estupidez de estĂŠ basto infierno ese deseo inĂştil de vivir la pesadilla resguardados en su miseria intelectual un teatro de motivos desapercibidos roĂ­dos corrompidos sin remedio obtener lo quĂŠ con la muerte desaparece es siempre su necedad percebe

34


Por los albañales me gusta imaginar que mi sangre se desliza por los albañales que mis poemas caen al suelo y que tiritan de miedo por tristumbre que la noche es sólo un pretexto para cuando el sueño nos desgarra firmemente que los cielos son de agua que las manos son veneno y muero al despertar de mis sueños grotescos como elegantes el color de la memoria es transparente la ociosa aurora que me guía a donde los albañales me desangran de una manera inexpresable

35


Birdy un recuerdo, un solo recuerdo alcanza para toda una vida de manicomios de sueĂąo sin alas de plumas sin viento no hay sexo en el beso ni saliva en la sangre un hombre desnudo mira la luna mientras piensa ser otra persona yo no sĂŠ de eso mĂĄs que el silencio me asomo a la ventana en resplandor donde sus alas me envuelven

36


Infigurable mi sombra es un espejismo mal parido y yo soy transparente como la nada mira el disfraz y mira la muerte no estoy estando en ningún lugar ya nadie me piensa ni me extraña sólo mi sombra sangra y me desangra y es inasequible está herida idolatrada del espejo roto reflejando mi derrota así en un devenir de imágenes inimaginables de gente diferente inhabitando las ciudades que me atraviesan como a un espectro humillado qué no está presente pero sigue sin estarlo y ausente mi vida y mi alma y mi semen y mi sombra y mi esqueleto y mi figura infigurable a dónde mi corazón ya no habita yo te habito y sin reflejo ni sombra ni tiempo ni pensamiento sólo soy otro hombre muerto aspecto de cementerio

37


A pesar de la distancia ya no tengo la ciudad/ a la que pertenezco mi hogar/ es la casa/ donde no habito ni merezco de mis amigos/ todos son de olvido/ enfurecido y ella/ está triste y desolada y yo a su lado/ por desgracia en la distancia amarte/ es amarla/ amor/ que amoras/ la distancia y evaporas/ las miradas que respiro como en remolinos/ amor/ amordazados ya no soy nada/ de aquella noche embrutecido ni vengo de aquel horizonte desatado de mis lamentos/ la injusticia me ha juzgado soy presa y reo/ custodio/ libre/ de mi pasado acudo a tus pasos/ al camino nunca trazado de donde el silencio se mezcla con tus brazos abrazado por el frió/ que me calienta a tu lado lejos tan lejos/ que quien me recuerda me ha olvidado ya no tengo sitio en está parte ni en ninguna otra del vació/ mis oraciones hacia la nada donde nace y muere eternamente tu mirada yo no sé de ti/ cómo decirlo/ o si lo sabes que silencioso es saberlo/ reprimo lo que oculto/ a la vez que te lo demuestro es que tu lenguaje no ha aprendido/ nada del silencio al que pertenezco yo no estoy aquí/ ni contigo/ ni conmigo y estando desaparezco que tan cerca estoy del olvido qué quien me nombra se ha perdido en el misterio de mi sombra/ deslumbrante yo he perdido casa/ patria/ amigos/ y todo lo demás/ que está siempre de sobra pero nunca/ puedo nunca/ olvidarme del amor que por ti siento y te ofrezco ni dejo de sentir/ la manera de como tanto amor se me desborda sin tener molde donde/ contenerlo 38


Impenetrable soy un extraño entre los desconocidos viajo solo entre los desapercibidos hacer lo que me gusta sin que llegue a gustarme entender lo que no existe para penetrar lo impenetrable no estoy sin estar pues estando desaparezco mi razonamiento es sutil y parasitario a veces me muevo a veces me detengo río cuando debo reír pero sufro cuando debo llorar y si es posible suspirar por frío entenderme hoy sin olvidar quiero en un descuido cauteloso encontrarme fuera de mi y flagelado para mirarme y no sentirme solo pasa sentirme transportable y encerrado si el silencio es lo invisible las palabras son 39


la sin raz贸n que nadie entienda lo que digo yo prefiero siempre la mala interpretaci贸n entonces recordarme es imposible pues no existo tan solo estas leyendo "tu propia imaginaci贸n"

40


Balada del hombre sin alas cae en vuelo al suelo muerto un cuervo y con el caen también mis lamentos por aquellas noches desmembradas yo también descabalgaba el viento pero al morir mi único compañero yo también me siento muerto yo era parte de su sombra como su alma era parte de mi cuerpo prisionero y ahora que se ha muerto soy un hombre sin alas que viaja solo y triste por los taciturnos cielos hasta pasada la madrugada y ahora que ya ha pasado el tiempo y sin tormentos estoy nuevamente contento pues por la noches en mi andar por los cielos me visita el espectro de mi cuervo negro como la faz del infierno para picotearme nuevamente en el alma y desvanecer con sus graznidos mis lamentos

41


Pobres hombres trabajadores! tendríamos sufrimientos si no existieran los placeres tendríamos pesadillas si no existiera la putrefacción humana la vida de hoy tan estéril como la de antes la misma miseria corrompida las mismas palabras prostituidas las mismas rutinas interminables no importa la era, el lugar ni la tecnología despiadada las mismas traiciones emergen las mismas miserias humanas el mismo talante obstinado la envidia putrefacta de siempre el mismo confín desamparado las mismas banalidades quejosas tendríamos esperanza si perdiéramos el lenguaje y aprendiéramos de nuestra ignorancia pero somos unos perros con hambre esclavos reincidentes del trabajo confinado de la vida seguimos siendo perdedores tan sólo unos pobres diablos desgraciados moribundos, tercos y obstinados

42


Un hombre vació y solitario un hombre vació y solitario se vuelve sobre sus pasos escucha la vida a sus espaldas e interpreta el silencio arcano la pureza del misterio en armonía la piedad que pide indomable a merced de su cobardía un hombre muestra su sonrisa mientras por dentro esta desecho se ha reventado su burbuja de ámbar liberándose simiente el misterio del afinado sueño y su inocencia la espiral sin piedad se muestra arrogante como una piedra como un suspiro enternecedor de un día cualquiera pasa a la peripecia de sentirse solo y abandonado el universo cabe en el vuelo de la libélula mientras deja rastros de poesía sobre el suelo un hombre malherido y resignado llora y grita su castigo latente como una ilusión que a nadie sorprende así de innecesario es el llanto de papeles mojados un hombre triste y destrozado susurra gris a la muchedumbre cae victima de su espanto pestilente de saberse vivo y olvidado en la tormenta su mirada desde el cielo planea y en movimiento aéreo pendulante su intuición le devolvía tercamente el misterio 43


de encontrarse abandonado a cada instante ya no hay nombre que lo nombre ni amistad que lo desbordé sólo el pañuelo y la lluvia fina esa infima mentira que lo seduce ay hombre muerto la vida te sigue debiendo en su andar la alegría en su descanso el aburrimiento

44


Un hombre acabado no estoy concentrado ante la vida como quisiera estarlo y está situación me intriga pero mi memoria es espantosa y conmigo desmemoria mis palabras me asilencian insonoras mi visión ya no visiona las visiones del ahora mi alma ni surge ni emerge ni emana ni brota no hay nada y estoy acabado mi imaginación ya nada imagina me desconcentra la brisa del aire acondicionado la mujer de alado que agoniza el graznido de los cuervos el chillar de las ratas mi silencio me distrae me enferma tanta sanidad me enloquece no poder enloquecer no revienta en mi esté reventar hay una tranquilidad espantosa y aterradora me da miedo no tener nada no saber que decir ni como decirlo está calma que me mata de nervios siento una indiferencia hacia los papeles en blanco mi mano está frente a ellos pero nada sucede no hay nada que decir y es porqué finalmente estoy acabado

45


Sólo un hombre solo me gusta acompañarme de mi cuando no queda nadie ponerme la chaqueta y salir hasta ninguna parte soy sólo un hombre solo que no habita la soledad estando libre me sujeto a la inmensidad soy parte del desencuentro entre alma y cuerpo y viajo siempre contento nada me puede alterar es verdad -viajo solo- a donde voy y sin llegar pero no dejo nunca de conocer gente nueva por ahí son desconocidos que pronto no volveré a ver y olvidare pero por hoy estoy muy bien con ellos donde estoy y voy paso a paso en osadía por cada día en mi vida –ahora ya puedo gritar que ya estoy donde queríasin preguntas a respuestas que son indispuestas como adiaforas y me cuestionan mi manera de vivir cada quien se somete o se libera para cada uno hay siempre su propia manera la infinidad de posibilidades de matices contra las desigualdades quiero dejar claro que voy a estar de mi lado dudando y acertando, triunfando y tropezando no creo en el fracaso por que estamos aprendiendo de la vida -todo es un devenir- de estar dispuesto y aceptar lo que está sucediendo sea malo sea bueno no hay cambio si no hay aceptación y todo lo contrario ni equivocación ni error que no tenga solución la muerte es únicamente la frontera entre vivir dentro o quedar fuera me descompongo en lo que soy/en lo que he sido y enloquecido por tanto infierno recorrido me planteo como única meta la salvación y estar solo es mi manera de reivindicación con otra persona que también soy yo

46


Mi nombre gobernará los hombres invocaran mi nombre y gobernará el desamparo y la desesperanza las mujercitas desvergonzadas me darán la mano relamiéndose y al tocarme se desvelaran sobre mi cuerpo sus pecados mi carne las libera y las condena a ser malas sin dejar de ser buenas se quedaran conmigo pero nunca a mi lado sin comer y sin dormir una a una se irán desfalleciendo abandonándose absurdamente a la derrota sin remedio y aprenderán conmigo a morir ejecutando el milagro de la noche enternecidas y agonizando gobernará mi nombre el desamparo engendrando la voluptuosidad del espantapájaros profanado por la soledad de los gusanos donde horrorizaba la noche mis encantos moribundos y sucesivamente desusados gobernará mi nombre por los nombres de los nombres de los hombres condenados al desamparo

47


La libertad de los gusanos morirán por sus pequeñas libertades por esos sueños en agonía por ese instante teñido de sangre del sueño ofrecido a cada instante y gotea en colapsos ominosos la desdicha de la muerte flagelada morirán por sus pequeños descansos por sus virtudes y glorias por sentirse sanos y liberados como testigos mártires y retorcidos del martirio que los ha desmembrado mientras yo profeso la libertad de los gusanos que devoran los esperpénticos cuerpos inertes sin vida que yacen sobre el suelo apilados en hogueras consumidas

48


La venganza del espantapájaros mi carne está podrida y apestada mi padre llora y llora deslavando la madrugada soy crucificado ante el cadáver de la nada un espantapájaros en pleno campo y a la deriva esta noche debe de haber más cuervos en mi alma que en toda la cosecha que se deposita en el granero y he de ser el primero en ver nacer la muerte cuando entré silencioso en la casa del granjero con un cochillo en mano y en la boca un cigarro y subiré sin hacer ruido y muy despacio entraré lentamente en la recamara y penetrando la oscuridad de la noche infinita llegaré finalmente a la cama donde duermen marido y mujer y les quitaré dulcemente la vida luego regresare ensangrentado al campo con sus cadáveres arrastrando uno en cada mano y los crucificaré ante el llanto de mi padre que mirará desde el cielo como el campo arde cuando incendié finalmente a la par esos dos cadáveres que me crucificaron una noche a principios de verano sin siquiera preguntarme si quería levitar por aquel campo

49


Cuervo rabioso tengo la ambición de un cuervo rabioso no tengo ideales y ahora no me los creo mi sed es solamente ser sin preocupar a nadie mi hambre se alimenta de venenos y de soledades no puedo lograr inventar sino nada que me invento la muerte no puede conmigo, vivir tampoco es un buen fundamento el joven es ahora viejo y se pudre en su propio pellejo restos de piel arrastrándose por el suelo he vivido la vida que no quería y ahora tengo todo lo que no debía solo y maloliente e insano besando la soledad de los gusanos mear de hambre y de sed y de aburrimiento todo rastro de poeta en mi ahora ya esta muerto y deberían de celebrar por mi muerte y enterrarme vivo si es que aun mi cuerpo agoniza soñare con cadáveres exquisitos y con automatismos estornudare de sueño y ni en todas mis borracheras podrán joderme y joderme ni matar lo que ahora profeso le haré el amor a la nada desvistiéndome las ganas y no seré nada más allá de un ruin cadáver mugriento hombre muerto aspecto de cementerio

50


El jinete me cortaron la cabeza por desalmado un tres de marzo y fue arrojada sobre el campo y devorada por aves de rapiĂąa y mi cuerpo fue destazado y devorado pedazo a pedazo por los gusanos carroĂąeros y para ser sincero ni yo mismo entiendo como sigue de pie aun mi cuerpo y sin notarlo mi cuerpo cabalga en los lomos de la noche buscando a gente que vaga errabunda por la madrugada y si a ellos les corto la cabeza y me quedo con su alma es por que solamente asi podrĂŠ cumplir con mi venganza

51


Hermoso infierno hermoso infierno que desgarras a los cielos ven y tómame entre tus alas de negro regazo pues quiero esta noche incendiarme entre tus brazos y seguiré emborrachándome/ yo he nacido para morir matando hermoso infierno de interminables llamaradas quiero hacerte el amor mientras encadenas a mi alma soy tu mejor pretexto para abrir las puertas enclaustradas y dejarte libre por la tierra vil basurero sin esperanzas hermoso infierno ven y mata a las personas que te aman adoradores del dolor y de los sufrimientos que descarnan quiero si esta es mi ultima noche sobre la faz de la tierra saber que llego a ti para encadenarte a mi alma sombría hermoso infierno sedúceme por la madrugada a ingerir las drogas más duras a vomitar mis confianzas pues si la vida es esta porquería que vivo a cada día prefiero en tu eterno fuego ser parte de tus cenizas

52


Frases y disfraces de frases y disfraces está hecha la vida de sueños fulgurantes de nimiedades y tonterías la vida se cae a pedazos del sueño sólo queda la pesadilla hombre hambriento sangre en la herida de delirios y entereza sólo el tormento de sentirse muerto y de caer enfermo ante la indecible ruina de la vida el sueño sirve de esparcimiento y la soledad se disfraza de angustia y cae al suelo nuevamente esté desprecio el suplicio de vivir en esté infierno qué es estar sufriendo y no entenderlo

53


Luna negra es cierto, yo soy un hombre muerto que habita la soledad de un cuerpo la noche es mi amante y protectora a la luz de su sombra yo me incliné asustado y le ofrecí mi carne y en silencio mi alma y la mire por donde no la ha mirado nadie la soledad también es una luna negra cuando el cielo es nebuloso y retorcido en tinieblas recorro los campos del exilio deshabitan mi alma los cuervos que habito y en pequeñas carrozas demasiado rojas se pasea por mis venas un espantapájaros rumiante pero enardecido en sus delirios mañana le haré el amor al silencio y de mi semen derramado lo esparciré por los áridos campos para darle vida a la muerte que viene siempre sin vergüenza sólo después de haberte amado y a lo lejos escucho absurdamente los lamentos y los quejidos de mis congéneres humanos ellos vienen con antorchas en las manos decididos a incendiarme sólo después de haberme torturado la crueldad tiene corazón humano decía William Blake estrangulado y ahora, yo también lo he comprobado

54


Sus pobres excesos y renacieron los muertos las madres lloraban incontenibles y se levantaron los enfermos y las madres lloraban y lloraban desconsoladas ¡levántate! no ves que mi amor esta podrido y las personas sanas volverán a enfermarse y las madres volverán a llorar desoladas y las personas resucitadas volverán a morir y las madres lloraran desconsoladas y mi amor no será nada maldecirán hombres las cloacas y en sacrificio perpetuo nacerán nuevamente los hambrientos los sedientos por los siglos de los siglos y renacerán los muertos y se curaran todos los enfermos y seguirán las pestilencias y aumentaran 55


los deseos la gente solo quiere, quiere, quiere, todo en exceso

56


Vida de manicomio que diferencia a mi cama mugrienta de la cama purulenta de un manicomio mi barda desbordada por el tiempo a la barda de un manicomio presa de su propio peso que tiene de diferente el cielorraso que miro desde el parque y el cielo nublado que se mira desde el manicomio de tormenta atormentado a veces siento que mis palabras bailan solas y son tan sólo palabras a problemas mentales en confinamiento y que mis pasos son pasos en pasillo de manicomio y que mis comidas son comidas de comedor de manicomio que diferencia a mis amigos errabundos como gusanos de los enfermos moribundos y enclaustrados sus conversaciones percebes y miserables sobre lo rutinario de las conversaciones delirantes de los enfermos malsanos sus sonrisas/sus tristezas son gestos de enfermos psiquiatrizados a veces siento que mis amigos son enfermos incurables de un manicomio falso y que estan hospedados en sus cuartos y que sus conversaciones sobre lo común y lo cotidiano son conversaciones de pacientes electroshockados que sus dolencias, sus logros, sus virtudes, sus necesidades son alucinaciones incurables obstinadamente inteligibles el vació de sus palabras, de sus gestos, de sus monótonas andanzas, su mirada sin vida, su juicio sin semblante, su cordura esperpéntica e insoportable

57


todo ello era parte de un enfermo de manicomio que de su propia cura su tratamiento es incurable y los enfermos de manicomio con sus gritos desgarradores con sus risas explosivas y llantos a ellos que los diferencia de mi y de mis amigos es preciso que nadie los escuche por que pueden perturbar el silencio de la noche a veces siento que mi vida parasitaria y mendicante es una vida de erfermo fuera de un hospital y es preciso hacer notar a todos mis lectores que sigo habitando sin tiempo y sin espacio infectado de esta enfermedad mental llamada por todos en cobardĂ­a: una vida sana y normal

58


Ir sobreviviendo nos miramos nosotros sobre nosotros raza contra esqueleto sólo para sentirnos vivos sólo para sentirnos muertos y para hacer que ría y sonría el rió de sangre y fuego hacer que llore de miedo hacer que llore de agonía tanta desdicha y por cada sufrimiento execro ignominia hoy camino entre ustedes sin sentirme solo y todavía no sé porqué se engendran esas delgadas líneas y raza y esqueleto se mutilan sin remedio se separan del cuerpo inmundo y descompuesto la culpa no esta en la sangre ni mucho menos en el remordimiento no existe el fracaso cuando se trata de ir sobreviviendo maldiciendo a la noche por aquel demasiado en el campo abandonado donde nosotros caminamos sobre nosotros sin fijarnos despreocupadamente somos hombres abrigados con pieles de hombres muertos nombraremos una nueva raza desmembrándonos el esqueleto

59


He jugado mi vida sucio, torpe, maloliente y apelmazado roído por el tiempo y corroído por el tiempo ayer gozaba de la vida se abrían ante mi las puertas que me llevaban hasta la cima de todos los placeres y conocía a todos y a todas y ya todos me conocían dejábamos fluir libremente los líquidos de la vida en habitaciones de puertas abiertas y piernas cerradas pero no frígidas y dejábamos salir la tempestad entrando en estados de gozo y de animosidad fundí todo mi dinero en cucharas calentadas a fuego lento de la sangre las pasiones se me mezclaban como en la mirada se me mezclaban los colores con las estampidas y los negros infrasoles tengo el recuerdo y la cicatriz en la nariz carcomida por la línea blanca que entonces era mi guía y hoy podría decir de mi que estoy podrido y en la ruina sucio, torpe, maloliente y apelmazado he jugado mi vida y he apostado mi vida perdiendo todo y ante todo me queda el quedarme nuevamente solo

60


Sin vida una habitación vacía y silencio acogedor son ahora mi hogar en taciturna melancolía el polvo se cuela por la puerta abierta es mi compañera la ineludible soledad si por lo menos tuviera un espejo tendría a alguien con quien hablar en la oscuridad ni siquiera puedo con mi sombra celebrar sin ventanas ni rendijas ser de noche o de día me son la misma agonía parasitanso así la vida que diferencia puede haber entre mi habitación y un féretro fúnebre quien puede ahora distinguir si sigo vivo o ya estoy muerto la pesadilla es entera en esté basto y puto infierno de estar encerrado por fuera 61


sin habitarme siquiera por dentro sigo aislado sin vida y no hay apología y es absurda está dócil estadía de pensar que algún día yo podría abandonar esta habitación espesa y sombría

62


Indiferencia a la vida no quiero este segundo tan lento y profundo no quiero libertad/sigo condenado a nada no quiero contenerte/liberarte con un suspiro de mi alma estoy mĂĄs triste que ayer y muero de maĂąanas soy como una luz brillante donde no hay nada que ver ese caracol que se arrastra deshaciendo la madrugada soy un todo opulento donde ya no queda nada

63


El cadáver del silencio yo admito que el silencio se resbala por mis manos de mis ojos/por mi mirada de mi boca/por mi garganta detrás de mi sombra hay larvas apestadas devorándome el cadáver del silencio puedo pasarme días sin decir nada, contemplando en la mirada que me mira el reflejo de mi alma apagada el silencio me devora la carne, el esqueleto es la oscuridad a la que insensato me encierro mi hermosa mascara cuando del mundo me alejo de silenciosa soberanía engendrando carne, paja y hueso

64


El espantapájaros olvidado a su suerte en tierras tan áridas de cercas derribadas y mallas oxidadas la polvareda levanta desesperanzas de sequía en las ramas vacías de los árboles esqueléticos los cuervos negros hasta los huesos de hambre y sed uno a uno se van desvaneciendo y a mitad de un campo árido y endurecido se engendra la figura casi infigurable de un espantapájaros nueve veces crucificado y olvidado a su fortuna ojala sus lagrimas cayeran sobre el campo cual lluvia pero sólo su soledad nada le aconseja y cada día bajo los más ardientes llamaradas de medio día se desmiente sobre el campo inexistente que vigila a donde una vez más le han de crucificar para renacer nuevamente nueve veces de su muerte 65


en tierras abandonadas por Dios y por Satรกn por la vida y por la muerte es el espantapรกjaros olvidado a su propia suerte abandonรกndose al destierro de saberse solitario para siempre

66


Un día cualquiera un día cualquiera te das cuenta que se termina ese día luego te das cuenta que se te termina también la vida lloras sobre tu tumba aun no es tu hora pero ya tienes escrito tu epitafio libre de toda epifanía soñar no es propio de quien tanto ha dejado oportunidades desperdiciadas diarios/ borracheras/ mujeres dejas la vida sin ser nada y a nadie le interesa tu tristeza/ un día cualquiera llevas flores a tu memoria muerta y estéril y te das cuenta del delirio tan apacible que es morir sin amigos sin amantes/ sin sabores un día cualquiera te infectas del milagro de la muerte

67


Estar muerto yo s贸lo quiero estar muerto y olvidarme de este experimento que se llama vida la vida es la suciedad de las estrellas el ocio de la antimateria quiero apagar mi alma extinguir todos mis recuerdos y abrazarme eternamente al silencio y a la nada y estar muerto seria entonces y ahora el acto perfecto

68


Muerte ya sé que te paseas por mis venas /muerte ya sé que me vigilas por las noches /muerte ya sé que me sometes a tu encuentro /muerte ya sé que te acuestas con cualquiera /muerte ya sé que me castigas las costillas /muerte ya sé que me cocinas en carne cruda /muerte ya sé que te venceremos algún día /muerte ya sé que me necesitas en tus brazos /muerte ya sé que me llamas en llamaradas /muerte ya sé que te excita mirarme masturbarme /muerte ya sé que me emborracho en tu regazo /muerte ya sé que me odias con cuidado y cautelosa /muerte ya sé que este poema me lo susurraras con osadía el día de mi muerte /muerte

69


INDICE Espantapájaros..................................................... Madrugadas............................................................ De mi un fracaso.................................................... Espantapájaros noveno............................................ Aspecto de cementerio....................................... Noveno poema de la rosa................................... Al demonio con mi vida....................................... Nada en ti........................................................... Demasiado triste................................................ Mirificare............................................................ A ella..................................................................... Infierno............................................................. La soledad................................................................ Desespero......................................................... Ahora sólo tú....................................................... Esa mujer que fui yo............................................. Libros vacíos...................................................... Imaginarios........................................................ Providencia........................................................ Efímero.............................................................. Tiempo............................................................... Entre-tiempo...................................................... Pasatiempo........................................................ Extranjero.......................................................... Un intento.......................................................... Percebe............................................................. Por los albañales............................................... Birdy................................................................... Infigurable...................................................................... A pesar de la distancia.............................................. Impenetrable.................................................................. Balada del hombre sin alas................................ Pobres hombres trabajadores!.......................... Un hombre vacío y solitario...................................... Un hombre acabado..................................................... Sólo un hombre solo.......................................... Mi nombre gobernará......................................... La libertad de los gusanos................................ La venganza del espantapájaros....................... Cuervo rabioso................................................... El jinete.............................................................. Hermoso infierno............................................... Frases y disfraces............................................. Luna negra......................................................... Sus pobres excesos.......................................... Vida de manicomio............................................ Ir sobreviviendo................................................. He jugado mi vida.............................................. Sin vida.............................................................. Indiferencia a la vida..................................................... El cadáver del silencio....................................... El espantapájaros olvidado a su suerte............. Un día cualquiera............................................. Estar muerto...................................................... Muerte................................................................

1 2 3 5 6 7 9 11 13 14 15 16 17 18 19 21 22 23 25 27 28 29 30 31 33 34 35 36 37 38 39 41 42 43 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 57 59 60 61 63 64 65 67 68 69


Espantapájaros Noveno Deluxe  

Edición Deluxe del poemario Espantapájaros Noveno/ del poeta Jesús Urbina Rz

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you