Issuu on Google+

ALONSO RIOS VANEGAS Artista plรกstico Entre cinceles, pinceles y letras

Vida y Obra


ALONSO RIOS VANEGAS

Vida y Obra Maestro Alonso Ríos Vanegas, escultor. Lugar de nacimiento: Medellín, Antioquia, año 1944. Postulante: Revista Cultura O Miguel Ángel Ríos Restrepo, Director _____________ En el margen derecho de esta presentación - postulación puede observarse un pequeño resumen escultórico de las principales obras y técnicas utilizadas por el artista para su producción artística. Al final de este mismo documento hay una completa información sobre su trayectoria como expositor y un compendio de su producción escultórica. Esta colección es el mejor complemento visual a la narrativa sobre la trayectoria del escultor.

_____________ INTRODUCCIÓN: Orígenes ALONSO RÍOS VANEGAS es un escultor antioqueño, nacido en Medellín en el año de 1944. Fueron sus padres Miguel Ángel Ríos y Teresa Vanegas y es el tercero de seis hermanos nacidos en el seno de una humilde familia. Desde los seis años comenzó su exploración meticulosa por el mundo del arte y a producir sus primeros trabajos pictóricos, más adelante incursionaría en el mundo de lo tridimensional y a elaborar sus primeras figuras de barro. Antes de cumplir la mayoría de edad ya era alumno del Instituto de Bellas Artes de su ciudad natal y también comenzó a trabajar al lado del maestro Rodrigo Arenas Betancourt en varias de sus más grandes obras. A lo largo de su vida como artista ha trabajado casi todos los materiales, de manera que su rica y extensa producción se encuentra bajo la forma de creaciones en concreto, fibra de vidrio, madera, metales como el bronce y el hierro, piedras, barro y, por supuesto, su trabajo pictográfico se evidencia en obras en óleo, acrílico, plumilla, grabado y acuarela. Alonso Ríos ha sido, además de artista, un líder comunitario que ha propiciado el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de Marinilla, municipio en el cual reside desde más de hace 30 años, y donde ha mejorado la calidad del agua, por efecto de su interés constante en defender este recurso y ha investigado y llevado a cabo importantes proyectos para su manejo y aprovechamiento en acueductos veredales del Oriente Antioqueño. La familia de Alonso Ríos está conformada por Lucía Meneses, artista plástica; Marisol Ríos, Ingeniera de Sistemas; Miguel Ángel Ríos, Comunicador Social - Periodista; Tatiana Ríos, Bioingeniera; María Alejandra Ríos, Comunicadora G´rafica y

Alonso Ríos (a la derecha) al lado de uno de sus maestros: Rodrigo Arenas Betancourt

Como Jefe de Escultores Dirigió la construcción Monumento a los Lanceros del Pantano de Vargas

La construcción de “El Hombre Creador de Energía” símbolo de la Universidad de Antioquia también estuvo dirigida por Alonso Ríos


ALONSO RIOS VANEGAS Sara Ríos, Estudiante de Administración de Empresas. La pasión que Alonso Ríos alterna con su trabajo escultórica es la lectura ávida de toda clase de libros y literaturas y la escritura de sus propios textos, muchos de los cuales -novelas y cuentos- ya se han publicado. Ha participado en muchas exposiciones colectivas e individuales, además de que su rica producción escultórica está diseminada principalmente por su ciudad natal en unidades residenciales, edificios, corporaciones, instituciones y en la Universidad de Antioquia, donde fue docente durante más de tres décadas y donde dejó su recuerdo imperecedero bajo la forma de cinco esculturas, dos de las cuales son: El Sembrador de Estrellas, símbolo de la Facultad de Ingeniería, y El Maestro Forjador de Futuros, símbolo de la Facultad de Educación. En la actualidad, y ya algo apartado de las tareas docentes, tiene su taller en su finca ubicada en la vereda Belén del municipio de Marinilla, donde adelanta el proyecto de construcción de un Museo Regional de Bellas Artes que brindará la posibilidad de que los artistas de su región puedan exponer sus obras y será eje cultural de una gran variedad de dinámicas culturales para los 23 municipios que conforman la región del Oriente Antioqueño.

1

2

3

APORTE A LA CULTURA NACIONAL Casi desde que tiene memoria, Alonso Ríos se ha sabido artista. Es, tal vez, el último de una especial generación de artistas plásticos, contemporáneos de Rodrigo Arenas Betancourt –de quien fue discípulo- y que hallaron en la sublimación de la figura del hombre el más importante y trascendental tema. El valor de Ríos es omnipresente en el universo cultural de Colombia y de manera muy especial para la Universidad de Antioquia, la principal institución de educación superior del departamento de Antioquia y una de las principales del país. Nada de lo que sucede en la Universidad de Antioquia es ajeno para el país, por ser ella un referente de la sociedad antioqueña. Este valor es doble: por un lado, la vida de Ríos consagrada al magisterio como profesor de Escultura durante treinta años, hasta su jubilación y como Jefe del Departamento de Artes Visuales en dos períodos; y por el otro, por la acogida que tienen sus esculturas en el campus universitario, entre las que se destacan: El sembrador de estrellas, en la Facultad de Ingenierías, Maestro Forjador de Futuros en la Facultad de Educación, y el busto de Luis Fernando Vélez Vélez en la Plazoleta Central, dándole cohesión a la identidad universitaria. Es como si esas esculturas pertenecieran desde su nacimiento al artista y a la comunidad universitaria nacional, creándose un lazo imposible de deshacer.

4

5 1.Título: Hacia el Infinito, Medellín, Avenida Oriental, Edificio Argental. 2.Título: El Maestro Forjador de Futuros, Símbolo de la Facultad de Educación la Universidad de Antioquia. 3.Título: El Sembrador de Estrellas, Símbolo de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Antioquia. 4.Título: Homenaje a la Amistad, Medellín Centro Comercial y Empresarial Santillana. 5.Título: Nuestra Señora de los Desplazados, Talla en madera. 6.Título: Secuestrado, Talla en madera de la serie Colombia: Secuestro, Tortura y desaparición.

6


ALONSO RIOS VANEGAS El valor de la memoria de Ríos en la tradición escultórica nacional. De las notas personales de Ríos tomamos: “Para la realización de la obra Pantano de Vargas, ubicada entre Paipa y Duitama en el departamento de Boyacá y quizá la obra más importante del maestro Rodrigo Arenas Betancourt, por su grandiosidad, y admirada de todos los colombianos, se emplearon tres maestros fundidores: Octavio Montoya, Darío Montoya y un tal Benítez … Darío Montoya era, sin lugar a dudas, el mejor fundidor del trío, por lo que el maestro Arenas reconocía su trabajo como de muy buena calidad. Fue él quien fundió la gran mayoría de las figuras y participó en el montaje de las mismas. Entre los fundidores que trabajaban con Darío Montoya estaba Guillermo, “Moya”, tan marihuanero que se quedaba dormido con una pulidora de disco encendida a su lado girando a 3.000 revoluciones por minuto. Así fue como en una ocasión se hirió una pierna a la altura de la arteria femoral, por donde manó tanta sangre que por poco muere desangrado. Desde ese día Moya me pidió ayuda para controlar su consumo de hierba. Yo le guardaba los puchos de marihuana en las hendijas de un muro alto del taller, y solamente le daba ración tres veces al día: en la mañana, al mediodía y en la tarde. Moya era buen trabajador, muy pulido, a pesar de ser tan vicioso. Una vez se ofreció a lavar en la noche con ácido nítrico la escultura de Juan José Rondón, comandante de los catorce llaneros que hacen parte de la obra. (Después de cada fundición, las piezas en bronce contienen en su superficie pegado el grafito que se le ha aplicado a los moldes para defenderlos del calor del metal caliente, y deben ser lavadas antes del acabado de la pátina). Esta obra del Pantano de Vargas pesa aproximadamente 40 toneladas, de la cual la figura de Rondón pesa cerca de cuatro toneladas. De acuerdo a lo convenido, Moya comenzaría a trabajar a las seis de la tarde y se pasaría toda la noche removiendo el grafito. Aquel día lo vi fresco y animado, con ropas limpias y blancas. Cuando nos despedimos para salir, él ya se disponía a preparar lo necesario: sacó la manguera y la conectó a la canilla, colocó el ácido nítrico y los cepillos de cerdas en el andamio, sintonizó su emisora preferida, tal vez se “trabó” y, con fondo de tangos, inició su lenta y silenciosa labor de limpieza. Al día siguiente volví temprano. No eran aún las siete y el sol se veía ya brillante sobre el cerro Pan de Azúcar. Venía desprevenido, sin recordar lo de Moya. Abrí la puerta del taller, y los rayos del sol que penetraban por encima del muro iluminaban todo el espacio interior. Cuando levanté los ojos quedé asombrado al ver la figura de Rondón perfectamente limpia, brillante como oro, cuya luminosidad me cegó momentáneamente. Me acerqué a la escultura y observé que la manguera del agua estaba aún conectada y botaba agua, y los frascos de ácido estaban vacíos. Por la parte de atrás, debajo de la escultura, acurrucado como un niño, completamente negras sus ropas, Moya dormía plácidamente la labor realizada.” Memorias como ésta interesan al país, por lo que representa para el mismo la obra del Pantano de Vargas. Ríos es un recuperador y defensor de la memoria histórica del

8

7

9

10

11

12

13 7. Título: Amantes, Talla en madera. 8. Título: Padre Gabriele, Bronce, Roma, Italia. 9. Título: La perfección del hombre, Unidad residencial Castropol, Medellín. 10. Título: Ondinas, Unid. Residencial La Candelaria, Medellín. 11. Título: Susanita Dormilona, Fibra de vidrio, Medellín. 12. Título: Homenaje a Joaquín Antonio Uribe, Jardín Botánico, Medellín. 13. Título: La Sagrada Familia, Vitral, Centro de Bienestar del Anciano, Marinilla


Título: El Sembrador de Estrellas, Símbolo de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Antioquia.


ALONSO RIOS VANEGAS país. Tras el asesinato de Héctor Abad Gómez, Presidente del Comité Permanente para la Defensa de los Derechos Humanos Capítulo de Antioquia, lo reemplazó el Dr. Luis Fernando Vélez Vélez, también asesinado en aquel funesto año de 1987 en que la muerte se ensañó contra la comunidad universitaria. El busto de Luis Fernando Vélez Vélez concebido, modelado y fundido por Ríos y situado al frente (diagonal) de la obra de su maestro Arenas El hombre creador de energía, representa para la comunidad universitaria las razones del asesinato de una mente lúcida: la transparencia de ésta, su indefensión. Hay un no se sabe qué de sinceridad colectiva, de memoria histórica en la colocación de ese busto justo ahí. Es algo así como una alegoría de la lucha entre el mal y el bien, entre los que destruyen el pensamiento y entre quienes lo reivindican. La figura del maestro en artes, en leyes y en humanidad Luis Fernando Vélez Vélez, como una conciencia sin precio otea el campus universitario. Todo visitante de la Universidad de Antioquia conoce mediante la apreciación de este busto un trozo de la trágica historia antioqueña y colombiana.

14 15

16

Ríos es fundador y participante del grupo de investigación de la técnica de fundición a la cera perdida, de la Facultad de Ingenierías de la Universidad de Antioquia, junto con los profesores Héctor Daniel Mejía y Alejandro Echavaría. Y este hecho es trascendental, pues en 1994, con la fundición de El sembrador de estrellas, no existían en Colombia antecedentes de una fundición de un obra de 400 kilos utilizando esa técnica, y se convertía en uno de los pocos ejemplos en Latinoamérica de un solo vaciado a la cera perdida. La transformación de unos grandes troncos de madera en el testimonio tallado de nuestra dramática realidad nacional en la serie Secuestrados y desaparecidos tiene su origen en un concepto: la realidad de los desaparecidos en Colombia es tan atroz, que supera en número a las sumadas en todo el Cono Sur del continente durante la funesta década de los 70 y 80, y nuestro dolor es mayor. Allí está la masacre colombiana de El Salado, allí está el secuestro injusto, allí está el destino de buitres del desaparecido. No es madera para la venta, es arte de talla para la memoria, sin valor monetario, dolor del artista, sufrimiento de la comunidad plasmado en la obra, un concepto de la realidad, solidario con el semejante. Ríos no le huye a la realidad, es el artista que la enfrenta, y esto le confiere un valor espiritual agregado, en un país como Colombia. La obra de Ríos ha crecido a lo largo de los años por fuera de eso que se conoce como “industria cultural”. La trascendencia de sus creaturas no está dada por la labor especulativa del comerciante, ni por el providencial Mecenas, ni por la rosca, ni por el grupo de alabanza, sino por el trabajo, por obra exclusiva de sus manos y de su mente y la aceptación que la comunidad universitaria hace del mismo.

17

18 19 14. Título: Diosa del Río, Talla en mármol italiano 15. Título: Conmemoración Batalla de Cascajo. Obelisco, Marinilla 16.Título: Secuestrada, Talla en madera de la serie Colombia: Secuestro, Tortura y desaparición. 17.Título: Torturado, Talla en madera de la serie Colombia: Secuestro, Tortura y desaparición. 18.Título: Flautista, Talla en madera. 19.Título: Porfirio Barba Jacob, Talla en mármol, Universidad de Antioquia


ALONSO RIOS VANEGAS Los maestros del viejo Instituto de Artes Plásticas donde Ríos estudió en su juventud -una galería de hombres insignes: Jaime Muñoz, Francisco Morales, Rafael Sáenz, Aníbal Gil, Jorge Marín Vieco, Teresita de la Cruz, León Posada, Emiro Botero, Gustavo López-; el gran portento Rodrigo Arenas Betancourt; los profesores de la Universidad de Antioquia -el catálogo es precioso como el oficio que ejercieron: el negro Valderrama, Pacho Arrubla, Germán Vieco, Jorge Bustamante, Iván Serna, Eduardo Echeverri-, la comunidad de la Facultad de Artes de la misma Universidad, con sus contrariedades y afinidades, sus alumnos adelantados, y la Facultad de Ingenierías comprometida con la técnica de la fundición a la cera perdida y sus destacados docentes Asdrúbal Valencia, Alejandro Echavarría, Héctor Daniel Mejía y Gabriel Restrepo, son un hito en la historia del devenir de la relación arte-Universidad, siempre con Ríos de por medio. Trascender su vida académica es el éxito del artista Ríos, su ejemplo vital. Ríos es un pedagogo retirado de la vida académica asalariada que consigue, mediante el arte, llevar a la calle, a la vereda, al rincón, los secretos del buen magisterio de la Universidad, en todos sus componentes, éticos, artísticos y de saber. Por eso es también, un líder de la vereda donde reside hace más de treinta años, en la defensa del agua y del acueducto comunitario: un artista con responsabilidad social. La sencillez de este universal hombre de campo, de este antioqueño ilustre, de este universitario ejemplar, su serena creatividad, su hondo arte, su profundo dolor, su conciencia limpia, el comienzo de su bello otoño, la vida bien llevada, los hechos escuetos. El arte de la vida mediante la vida del arte; ética y sociedad, política y lucidez, clarividencia de quien de niño haciéndole trampa a su destino de desposeído, nunca fue bachiller, sólo con el fin de poder hacerse, como lo hizo, eximio lector, profesor universitario, Jefe del Departamento de Artes Visuales de la Universidad de Antioquia, escultor de renombre, dibujante silencioso, pintor sin afanes y joven escritor -desde sus cincuenta y seis años, hace ya doce-, para memoria y ejemplo de las generaciones presente y venideras. Lo que cuenta de verdad en Ríos es su amor al arte, y su vida, hermosa, es su obra de arte más perfecta. Es un artista de creación continua que el país merece. Es un escultor libre que ha logrado conservar un estilo muy fresco, sublimando al hombre y su energía creadora sin haberse nunca esclavizado de una sola doctrina. Cada una de sus obras es una oda al hombre, a su fortaleza, a su belleza física, a su armonía, a su interacción con el espacio, con la energía, con el tiempo y con la misma tierra; pero es el hombre en toda su magnificencia y perfección. Su exploración incesante, tenaz y aguda por el universo del arte lo ha llevado a cultivar un sinnúmero de técnicas

20

22

21

23

24 20. Título: La niña de Candilejas, Talla en madera. 21. Título: El Hijo Pródigo, Talla en mármol italiano. 22. Título: El secreto, Talla en madera 23.Título: Crucificción, Talla en madera, Centro de Bienestar del Anciano, Marinilla. 24.Título: El abrazo, Talla en madera.


Título: La perfección del hombre, Unidad residencial Castropol, Medellín.


ALONSO RIOS VANEGAS bidimensionales y tridimensionales, creando de esta manera su propia gama de trabajo conformada por sus experiencias en el grabado, el lápiz, el óleo, la talla de múltiples materiales, principalmente maderas y piedras, el modelado en barro, en arcilla, en yeso; el duro trabajo en el bronce milenario, el mundo multicromático del vitral y el experimentar reiterado con la moderna fibra de vidrio. Tal vez sean muy pocos los materiales con los que sus manos no hayan jugado y su mente haya transformado, y ello le ha dado la certeza de las formas infinitas en que puede materializarse el pensamiento humano, lo que corroboró luego con su incursión en otro mundo maravilloso: la escritura, habiendo ya producido exitosamente dos libros en los que mediante una prosa sencilla y profunda narra de forma amena los rasgos y sucesos más importantes de su vida y de Medellín, convirtiéndose “A golpes de Cincel en la Memoria”, “ Los Ríos Cuentan” y “Los tormentos de Anita” en retratos de la capital de Antioquia y del Oriente Antioqueño desde la época de su infancia hasta nuestros días. Y es allí precisamente donde se ubica otro de los grandes aportes del artista: el enriquecimiento de la memoria cultural, a través de la literatura; la transversalidad de la escritura en todos los saberes del hombre ha sido tomada y aplicada a la inmortalización de sus propios recuerdos y al registro histórico de los acontecimientos del departamento, a través de su prosa sencilla, pero delicada y meticulosa. Cuando se encuentra frente a una figura como el maestro Alonso Ríos Vanegas es imposible dejar de experimentar un sentimiento de alivio por una realidad innegable: el arte, en su infinita morfología requiere de aquellos que aún ven en el hombre el centro de todo discurso y de toda experiencia, espiritual o terrena. En ese orden de ideas y en medio de un mar de arte conceptual –muy válido también y muy importante, sin lugar a dudas- es imprescindible saber que aún existe el escultor de cincel, mazo, formón y gubia, que ha definido una etapa muy especial del arte antioqueño. Este concepto del hombre como eje del universo lo enseñó por más de treinta años a sus cientos de alumnos de la Facultad de Artes de la Universidad de Antioquia; lo fijó en decenas de lugares públicos para que las nuevas generaciones no olvidaran el arte milenario de honrar la belleza humana, y aún lo promueve y lo exalta día a día en cada uno de sus proyectos escultóricos, literarios y sociales.

26

25

27

28

29

31

La academia Alonso Ríos fue fundador de la Facultad de Artes Plásticas de la Universidad de Antioquia en el año de 1978 y a ésta misma institución estuvo vinculado como docente por más de 30 años, teniendo en su haber la formación escultórica de decenas

25.Título: Maternidad, Talla en madera. 26. Título: El viejo, óleo sobre lienzo. 27. Título: Arriero, Bronce. 28.Título: El Velo, Talla en madera. 29.Título: Barequeros, óleo sobre lienzo 30.Título: Portadores de luz, bronce. 31. Título: Durmiente, óleo sobre lienzo


ALONSO RIOS VANEGAS de artistas, perpetuando de esta manera su propio genio creador y todo el saber que a su vez hubiera recibido de los maestros del viejo Instituto de Artes Plásticas de Medellín. El que un escultor haya incursionado en el mundo fabuloso de la escritura, no es nuevo. Lo que es realmente valedero es el hecho de que Alonso Ríos ha insistido toda su vida en que la creatividad del hombre no tiene confines y que el arte es una sola idea, expresada con palabras, con cincelazos, con notas musicales o pinceladas, todo lo cual replica una sola cosa: la creación. Por eso decidió dejar su herencia literaria bajo la forma de tres libros ya publicados y dos novelas aún inéditas en las que narra su propia vida en íntima relación con el desarrollo de Medellín desde 1944, y plasma otros recuerdos, cuentos y versos escritos con sencillez y profundidad. En el departamento de Antioquia, en Medellín o en uno de sus edificios, en un museo o en el hogar de aquel que posee una pieza de Alonso Ríos, reposa un fragmento de la más pura esencia del escultor verdadero, se alberga la memoria de quienes fueron en su tiempo sus tutores y está latente y expectante la forma de perpetuar el mismo concepto del hombre como tallador de su propia idealidad.

32

DISTINCIONES: Orden Mariscal Jorge Robledo, Categoría Oro, entregada por la Asamblea Departamental de Antioquia en 2011. COMPENDIO ARTÍSTICO: 33

OBRAS DE SALÓN: Doscientas veinte esculturas realizadas con las técnicas de: Talla en madera. Talla en mármol. Bronce. Vitral. Fibra de vidrio. Ensambles. Concreto. Óleo sobre lienzo. Óleo sobre madera. Acrílico. 32. Título: La huérfana, óleo sobre lienzo. 33. Título: Padecimientos, Bronce, Bogotá. 34.Título: Cabeza de caballo, bronce

34


OBRAS MONUMENTALES: 1972: Monumento a Joaquín Antonio Uribe. Jardín Botánico. Medellín. 1977: Hacia el Infinito. Edificio Argental. Medellín. 1977: Ondinas. Unidad Residencial La Candelaria. Medellín. 1977: El Pescador. Edificio Cádiz. Medellín. 1977: La Perfección del Hombre. Unidad Residencial Castropol. Medellín. 1979: El Cotero. Centro Comercial Cupichincha. Medellín. 1979: Homenaje a la Naturaleza. Edificio Gómez G. Medellín. 1983: Obelisco Conmemorativo a la Batalla de Cascajo. Marinilla Antioquia. 1983: Columna Número Uno. Unidad Residencial Plaza Florida. Medellín. 1983: Porfirio Barba Jacob (bronce. Medellín.) 1984: Monumento a Porfirio Barba Jacob (mármol) U. de A. Medellín. 1985: Homenaje a la Amistad. Centro Comercial Santillana. Medellín. 1987: La Familia. Edificio Castilla La Nueva. Medellín. 1987: Homenaje a Porfirio Barba Jacob. Angostura Antioquia. 1988: Homenaje al Dr. Luís Fernando Vélez (bronce) U. de A. Medellín. 1988: Sufrimientos y Esperanzas de la Niñez Colombiana. Santa Fe de Bogotá. 1990: Monumento al Padre Pío (bronce) Tabio. Cundinamarca. 1991: Monumento a la Madre Laura (bronce) Medellín. 1992: Monumento al Padre Pío (bronce) Sahagún. Córdoba. 1993: Agua-Tierra-Cielo. Instalación para Expouniversidad. Medellín. 1994: El Sembrador de Estrellas (bronce) U. de A. Medellín. 1994: Monumento al Padre Gabriel (bronce) Roma. Italia 1997: “Una de ellas”, (Piedra de Barichara). Medellín, SEDUCA 1999 El Maestro Forjador de Futuros- (bronce), Universidad de Antioquia.

35

36

EXPOSICIONES INDIVIDUALES: 1973: Museo de Zea. Medellín. 1980: Sociedad Antioqueña de Arquitectos e Ingenieros. Medellín. 1981: Museo Universitario. U. de A. Medellín. 1982: Retrospectiva en el Museo Histórico. U. de A. Medellín. 1993: Rostros, en los 190 años de la U. de A. Museo Universitario. 1995: Tallas en madera. Gobernación de Antioquia. 2006: Universidad Católica de Oriente. 2010: Exposición Permanente, Bulevar El Puerto, Llanogrande,

37


TĂ­tulo: La niĂąa de Candilejas, Talla en madera.


Rionegro. 2011: Serie Colombia, Palacio de la Cultura Rafael Uribe Uribe, Medellín, y Centro Comercial San Nicolás, Rionegro (2012) EXPOSICIONES COLECTIVAS 1967: Turantioquia, Medellín. 1968: Primer Salón de Artistas Jóvenes. Medellín. 1968: Colectiva del Conservatorio. Rionegro Antioquia. 1972: Profesores del Instituto de Artes Plásticas. U. de A. Medellín. 1975: Muestra Nacional de Escultura. Museo de Zea. Medellín. 1975: Profesores del Instituto de Artes Plásticas. U. de A. Medellín. 1976: Quinto Abril Artístico. U. de A. Medellín. 1976: Exposición Subasta. Medellín. 1979: Justo Arosemena, Alonso Ríos, Salvador Arango. Medellín. 1979: La Escultura en Antioquia. Museo de Zea. Medellín. 1979: Treinta y Cuatro Artistas Antioqueños. Medellín. 1981: Exposición Subasta. Medellín. 1982: Cien Años de Arte en Antioquia. Museo de Zea. Medellín. 1983: Galería Palenque. Cartagena. 1983: Primera Muestra Escultores Antioqueños. Museo El Castillo. Medellín. 1985: La Escultura en el Espacio Arquitectónico. Museo El Castillo. 1986: Salón parroquial de El Poblado. Medellín. 1987: Primer salón Artes Plásticas. cristalán. Jardín Botánico. Medellín. 1987: Industrialización Before & After “14 Sculptors”. New York. 1988: Escultores de la piedra. Yarumal Antioquia. 1989: Salón SAI. Medellín. 1989: 85 años de la plástica en Antioquia. Cámara de Comercio. 1990: 10 años de la Facultad de Artes. U. de A. Medellín. 1994: Siete Artistas en CORNARE. Santuario Antioquia. 1995: Galería de arte Rodrigo Arenas Betancur. Sofasa. Medellín. 1995: Galería “Débora Arango” Envigado. 1996: Homenaje a Rodrigo Arenas Betancur. Sofasa. Medellín. 1998: Galería “Originales” Medellín. 1999 Instituto para el desarrollo de Antioquia (IDEA) 2001 Museo Universitario U.de A.”1ª Muestra Artística del Profesor jubilado abril 17. 2011: Arte contemporáneo de Rionegro, Centro Cultural Ricardo Rendón. 2011 y 2012: Intercambio Cultural Semana Santa Marinilla.

38

39


2013 Diez Artistas del Oriente Antioqueño, El Peñol.

COLABORACIÓN CON OTROS ESCULTORES 1965: Monumento a los Fundadores. Rodrigo Arenas B. Pereira. 1965: Vida y Muerte del Hombre. Rodrigo Arenas B. Medellín. 1966 a 1967: Cristo Cayendo. Rodrigo Arenas B. U. de A. Medellín. 1967: Homenaje a la Tecnología. Rodrigo Arenas B. Pereira. 1968 a 1969: El Hombre Creador de Energía. Rodrigo Arenas B. U. de A. Medellín 1969: Flautista. Rodrigo Arenas B. U. de A. Medellín. 1968 a 1970: Monumento del Pantano de Vargas. Dpto. de Boyacá. 1970 a 1971: La Resurrección. Jorge Marín Vieco. Campos de Paz. Medellín. 1974 a 1975: Monumento a la Gaitana. Rodrigo Arenas B. Neiva.

42

43

44

40 41

36. Título: Chapolera, óleo sobre lienzo. 36. Título: Marisol, talla en madera. 37. Título: Barequero, talla en madera. 38. Título: La mano, Talla en madere. 39. Título: Familia desplazada, Bronce. 40. Título: Matanza, dibujo en plumilla. 41. Título: Desplazados, óleo sobre lienzo. 42. Título: Cacique Betancí, talla en madera. 43. Título: Inundación, óleo sobre lienzo. 44. Título: El viejo, óleo sobre lienzo.

34


Alonso Rios Vanegas, Vida y Obra