Page 1

PUBLICACIÓN BIMESTRAL DE LA COMUNIDAD ISLÁMICA EN ESPAÑA · www.islamhoy.com · EJEMPLAR GRATUITO · SEP/OCT 2015 · Nº 39 · AÑO VII

Sólo hay una salida, la obediencia a Allah

▶▶ 8 y 9 El auge de Islam en Latinoamérica Mientras peor se presenta a los musulmanes en los ‘mass media’, más gente se interesa en el Islam ▶▶5

Sobre el restablecimiento del ‘waqf ’ en esta época

El Islam en Cataluña

Cataluña es la comunidad con más musulmanes del territorio peninsular, casi medio millón ▶▶6

Qadi ‘Iyad y el ‘Shifá’ Con la lectura de ‘Ash-Shifá’, la admiración, la estima y el amor por el Profeta de Allah (s. a. w. s.) crecen en nuestro interior ▶▶7

Elecciones democráticas, ¿cambiar para que nada cambie? Los musulmanes tenemos la responsabilidad de conseguir este cambio ▶▶10

En la época bendecida del establecimiento del Din en Medina Al Munawarah, el Mensajero de Allah, El Profeta Muhámmad (s. a. w. s.) estableció el WAQF, que se convirtió, con el paso de los tiempos, en la red más completa de asistencia social, con funcionamiento totalmente autónomo, independiente de los Gobiernos. El restablecimiento de la justicia, la libertad y el reparto misericordioso de la riqueza, donde el bienestar de los más necesitados está contemplado como una obligación individual, sólo se puede dar en una sociedad que no tiene necesidad de inventar constantemente leyes, sino que acata con sumisión y complacencia las leyes inmutables que el Creador de todo el universo ha establecido hasta el final de los tiempos. ▶▶12


2

Dhul Qui’dah1436 / Septiembre 2015 ISLAM HOY

Celebración del Mausim de Sheij Murtada en Kelat Mgouna, Marruecos Sheij Ahmed Bermejo Granada

A

finales del pasado mes de mayo (29, 30 y 31), tuvo lugar, en la ciudad de Kelat Mgouna, la conocida mundialmente como la Ciudad de las Rosas, un encuentro que llenó de luz y de inspiración a todos los que acudieron a él; también a todos los que regresaron y fueron capaces de transmitir esa luz y ese aroma, que como si de una rosa se tratara, fue traspasándose de una persona a otra, hasta llegar a iluminar y perfumar miles de corazones, todos anhelantes de recibir las noticias de lo que allí había ocurrido. El evento al que nos estamos refiriendo fue el Mausim de Sheij Moulay Murtada Elboumashouli, que ya se ha

convertido en una tradición y en un evento prácticamente obligatorio para los integrantes de la Tariqa ShadiliyaDarqawiyah, y que este año, 2015, gracias a Allah, ha celebrado su cuarta edición. El primer día del Mausim, el viernes 29 de mayo, se reunieron todos los asistentes en la jaima –lugar en torno al que gira el evento, ya que es el sitio donde se celebran los dhikras– poco antes de la hora del salat del yumu’ah. Gentes de España, Inglaterra, Alemania, Suiza, Malasia, Indonesia, Sudáfrica, Méjico y otros lugares del mundo estaban presentes en ese momento y en ese lugar. Tras la oración del yumu’ah, y una breve visita a una madraza coránica tradicional, en la que los estudiantes dedican sus días completos a la memorización del Corán, se regresó a la jaima, atravesando caminos pintorescos, donde los asistentes fueron invitados a comer.

La siguiente cita tuvo lugar en el mismo sitio, en esa jaima tradicional, adecuada para la ocasión como una zawiyya, como lugar principal del evento, a la hora de la oración de magrib. Tras la oración, comenzó una velada de recitación del Corán, de cantos de alabanza a Allah, de elogio y bendiciones al mejor de la creación, el Mensajero del Islam, Muhámmad, salla allahu alaihi wa sallam. Tras la cena, se emplazó a los asistentes para la mañana siguiente en el ayuntamiento de la ciudad, donde tendrían lugar las conferencias académicas, a las que asistieron importantes hombres de conocimiento tanto del Reino de Marruecos como de otros países. Esa misma noche, la noche del sábado 30, fue la noche importante del evento, la noche del Mausim, una noche en la que los corazones de los

asistentes se estremecieron al escuchar cómo las voces de los cantores se elevaban unas sobre otras para engrandecer a Allah, para elogiar a Su Profeta y Mensajero, entonando maravillosas melodías para deleite de los oídos y los corazones. Terminó esta noche con un discurso pronunciado por Sheij Murtada, en el que hablaba de la visión, de la mirada, como el sentido más elevado que posee el ser humano. La mirada que puede ser para ti un beneficio o un perjuicio, la mirada que puede ser causa de tu entrada en el Jardín o puede ser causa de tu entrada en el Fuego; la importancia que tiene en el Islam la cuestión de hacia dónde diriges tu mirada, y cómo una mirada de amor hacia tu hermano puede llegar a ser mejor que cuarenta años de i’tikaf. Y tal como dice Sheij Muhammad Ibn Al Habib en su Diwán: “Cuando mis ojos miran los rostros de mis

amados, esas son las oraciones voluntarias de mis noches”. El domingo fue el último día del Mausim pero no por ello menos importante, ya que tuvieron lugar dos acontecimientos dignos de mención: el primero de ellos fue por la mañana con la visita a la zawiyya de Mulay Abdul Málik, abuelo de Sheij Murtada, recitándose diferentes suras del Corán y el conocido Dua’ An Nasiri. Y el segundo acontecimiento de ese día, que el propio Sheij Murtada calificó como el cierre soñado para el evento, fue una barbacoa organizada por la Comunidad Islámica en España en el hotel en el que se alojaban, a la que acudieron todos los asistentes al Mausim, y que fue la guinda que coronó el pastel de unos días tan intensos, llenos de luz y de báraka, llenos de amor y de hermandad, unos días que se mantendrán siempre en el recuerdo de todos aquellos que tuvieron el honor de haberlo vivido.

Saudia Airlines organizó el pasado mes de Ramadán una cena ‘iftar’ para agentes de viaje Redacción Granada

S

audia Airlines, la compañía aérea líder en Arabia Saudita, celebró la noche del 13 de julio una cena iftar en el Hotel Intercontinental de Madrid para agentes de viajes. El iftar es la comida nocturna con la que se rompe el ayuno diario durante el mes islámico del Ramadán. Durante el Ramadán, esta comida se hace en grupo, reuniéndose para romper el

ayuno. Tradicionalmente, esta comida se realiza justo después del maghrib –puesta de sol– y el dátil es el primer alimento que se consume al romper el ayuno. El encuentro organizado por la compañía aérea contó con la asistencia de 24 agentes representantes de las principales agencias de viajes de tráfico religioso con presencia en España. Según María González Carmona, supervisora de Ventas y Marketing de Saudia para España y Portugal: “Hemos querido realizar este evento para compartir un momento muy especial con los agentes de viajes de

tabbouleh y el cordero tagine con verduras y cuscús, entre otros. Acerca de Saudia Airlines

Miembros de Saudia Airlines con otro agentes de viajes. la comunidad musulmana. formado por las típicas soEs una forma de acercarnos pas, ensaladas, platos caa nuestro colaboradores del lientes y postres. Así, los día a día”. asistentes pudieron deEl menú halal servido gustar platos tan típicos durante el evento estuvo como el mutabal, hummus,

Saudia Airlines, creada en el año 1945, es una de las aerolíneas más importantes del Medio Oriente, y traslada a más de 21 millones de pasajeros al año. La compañía saudita opera una flota de 116 aviones hacia destinos del Medio Oriente, África, el Subcontinente Indio, Lejano Oriente, Europa y Estados Unidos, con vuelos a 78 destinos, 26 domésticos y 52 internacionales.


3

Dhul Qui’dah 1436 / Septiembre 2015 ISLAM HOY

Islam, el ‘din’ con más crecimiento, expansión y proyección mundial Redacción Granada

S

egún un estudio efectuado por el Pew Research Center (1), durante los últimos veinte años el número de musulmanes en el mundo ha aumentado considerablemente. “Las estadísticas de 1973 indicaban que la población mundial de musulmanes era de 500 millones, cifra que alcanza hoy los 1.500 millones. Actualmente, una de cada cuatro personas es musulmana. Con toda probabilidad la población musulmana continuará creciendo, convirtiéndose el Islam en la religión más numerosa del mundo”. “La razón de este continuo crecimiento no es sólo el incremento de la población en los países musulmanes, sino el gran número de personas que se convierten al Islam, fenómeno que ha aumentado, especialmente tras los ataques contra las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001. Este ataque, condenado por todo el mundo, especialmente por los musulmanes, ha atraído la atención de la gente (especialmente americanos) hacia el Islam”. La gente de Occidente se pregunta “acerca de qué clase de religión es el Islam, qué es lo que el Corán dice, qué

obligaciones acontecen a los musulmanes y cómo las llevan a cabo”. Así como en el resto del mundo, el Islam está creciendo rápidamente en Europa. Este incremento no sólo es debido a la inmigración, sino también al gran número de personas que adopta Islam como modo de vida. Un reportaje de NTV News afirmó que, “en Francia, tras los ataques del 11/S, el número de personas convertidas al Islam había pasado de 30.000 a 40.000 en el año 2004”. También se informa en otro estudio que “hoy en día existen 13 millones de musulmanes viviendo en Europa, 3.2 millones en Alemania, 2 millones en Gran Bretaña, 4-5 millones en Francia y el resto disperso por Europa, aunque especialmente en los Balcanes. Esta representación viene a ser más del 2% de la población europea, siendo moderados en las cifras, ya que la realidad parece ser superior”. Existe un número importante de personas británicas, casi todas ellas mujeres, que se están convirtiendo al Islam. La proporción de conversiones hacen ver que “el Islam se volverá la religión más importante rápidamente en este país. De hecho, en los próximos veinte años el número de conversos británicos igualará, o dará alcance, a la comunidad musulmana inmigrante que llevó la fe allí, puesto que ninguna nación o

etnia puede decir que el Islam le es algo propio. Las conversiones al Islam se han acelerado, sobre todo en las mujeres, dado que es una mentira extendida en Occidente que el Islam maltrate a las mujeres”. En los EE. UU., “las conversiones de mujeres superan en número a las de los hombres por cuatro a uno; y en Gran Bretaña, se estima que por cada 10.000 hombres conversos, hay 20.000 mujeres conversas, dándose la mayoría de las conversiones entre personas de 30 a 50 años de edad”. En Dinamarca, después del gran espacio dedicado al Islam por los medios de comunicación, consecuencia del 11 de septiembre, muchos daneses se han interesado en esta religión, “notándose un Fuente: Pew Research Center. importante incremento en la venta del Corán. Muchas Las perspectivas de crecimiento del Islam serán superiores al de mujeres danesas convertidas la población general en todas las regiones, excepto en América al Islam afirman que han sido Latina. Especialmente notable es el aumento de la población atraídas por éste, después de musulmana en América del Norte. Según este cuadro, la haberlo estudiado de cerpoblación mundial crecerá un 44% y la población musulmana ca, encontrándolo racional; un 91%, dando a entender que por cada habitante nuevo, habrá añadiendo que esta religión dos musulmanes nuevos. Es decir, la mitad de la población define claramente reglas en mundial será musulmana para 2050. materia de moralidad, alimentación y relación entre cuanto a políticas públicas. Con sus proyecciones en la edad de hombre y mujer”. (1) El Centro de Investigaciones Pew Research Center es un think tank  con sede en  Washington D. C.  que brinda información sobre problemáticas, actitudes y tendencias que caracterizan a los  Estados Unidos  y el mundo. Pew regularmente presenta encuestas de gran alcance de este tipo sin tomar posturas en

El Gobierno de Malasia dona 1 000 000 $ para el Centro Cultural Islámico de Sevilla Redacción Sevilla

E

l Gobierno de Malasia, por medio de su vicepresidente, Tan Sri Muhyiddín Yassin, hizo, durante el pasado mes de Ramadán, una donación de 1 000 000 $ para el Centro Cultural Islámico de Sevilla. La donación fue hecha a través de la Embajada de Malasia en España, donde

quedará a disposición de la Fundación Mezquita de Sevilla, para el proyecto del Centro Cultural Islámico de Sevilla. Los musulmanes sevillanos en particular y los españoles en general queremos, en primer lugar, dar nuestro más sincero agradecimiento al Gobierno de Malasia; a su vicepresidente, Tan Sri Muhyiddin Yassin; al presidente del Senado, Tan Sri Abu Zahar Ujang; a todos los altos cargos del Gobierno y al pueblo malasio por su inestimable

ayuda, generosidad y cortesía de cara a este proyecto desde el primer momento. Recibimos esta ayuda con agrado y conscientes de la gran responsabilidad que ello conlleva. Con esta ayuda se da el primer paso en el establecimiento del Centro Cultural Islámico de Sevilla, el primero de muchos, ya que esto es tan solo el comienzo. Nuestro más sincero agradecimiento a todos aquellos que han ayudado, contribuido y nos han mantenido en sus du’as para hacer de este proyecto una realidad. ¡Alhamdulillah wa shukrulillah!

seis años en el proceso, su estudio recopiló datos de 234 países y territorios, pronosticando el destino de cinco religiones importantes –budismo, cristianismo, hinduismo, judaísmo e islam– al igual que las religiones tradicionales y las personas sin afiliación religiosa, entre ellos, los ateos. El estudio, que según Pew es el primero de este tipo, basa

la población, tasas de fecundidad y mortalidad, así como los patrones de migración y conversión. En pocas palabras, los musulmanes tienen las familias más numerosas, conservan más miembros y son más jóvenes que los adeptos de otras religiones. Más de 1 de cada 3 musulmanes es menor de 15 años.


4

Dhul Qui’dah1436 / Septiembre 2015 ISLAM HOY

EDITORIAL

“Un hombre de noble corazón irá muy lejos guiado por la palabra gentil de una mujer”.

Dice Allah en su Sagrado Libro, el Corán: “Alejaré de Mis signos a quienes se llenan de soberbia en la Tierra sin razón; ésos que, aunque vean todo tipo de signos, no creen en ellos, y aunque vean el camino de la guía recta, no lo toman como camino, pero que si, en cambio, ven el camino de la perdición, lo toman como camino. Eso es porque han negado la verdad de Nuestros signos y son indiferentes a ellos” (Sura “al Àraf ”, 146). Qué enseñanza tan profunda encierran las palabras de Allah, subhanahu wa ta’ala, en la aleya anterior. Las enseñanzas del Din de Allah y de la sunna de Su Mensajero han sido trasmitidas a lo largo de los siglos. Para ello, los ulamâ, la gente de conocimiento, los shuyuj que han recibido una trasmisión correcta se han encargado de enseñarlo a la comunidad de musulmanes. Sin embargo, vivimos en una época de gran confusión. Sin duda, es la era de la comunicación, de la velocidad en la trasmisión de datos y, al mismo tiempo, es la época con la mayor falta de conocimiento y de claridad de la historia. Y no es que no exista gente de conocimiento con ídhem y con una trasmisión correcta, es que, como dice Allah: “Aunque vean el camino de la guía recta, no lo toman”. Enseñanzas prácticas sobre nuestra vida, como el matrimonio, la educación de los hijos, el compromiso con la comunidad, la protección de los débiles y tantas y tantas indicaciones han sido explicadas por la gente de conocimiento de forma nítida, pero insistimos en no ver la realidad de los signos y nos embarcamos en el camino de la perdición. Son elementos muy sutiles, pero no hay nada más peligroso que tener un conocimiento y no llevarlo a la práctica, o, peor aún, tener un conocimiento y hacer lo opuesto. Pido a Allah que nos haga ser gente con un conocimiento útil, que nos haga gente de reflexión y gente de buen consejo, y pido a Allah que nos otorgue lo mejor en esta vida y en la Próxima. Amín. Malik A. Ruiz Director

Johann Wolfgang Goethe

GLOSARIO Asar: la oración de media tarde. Da nombre también a la azora 103 del Corán. ‘Alim. pl.: ‘Ulamá: Un erudito, especialmente de las ciencias del Islam. Awliya: Persona cercana a Allah. Baraka: La bendición que emana de una persona o lugar determinado. Dawa: Lit.: Llamada. Acto de llamar a la gente al Islam. Dhikr: Recuerdo y, en consecuencia, invocación de Allah. Dhimma: obligación o contrato. En particular, tratado de protección para los no musulmanes establecidos en territorio musulmán. Din: La transacción vital, lit. la deuda entre dos partes, en este caso entre el Creador y el creado. Dua: Pedir a Allah. Dhuhr: la oración del mediodía que consta de cuatro rak‘ats. Emir: Persona de autoridad. Faqih. pl. fuqahá: Hombre que tiene conocimiento del fiqh en virtud del cual puede emitir juicios legales. Faqir: pl.: Fuqará. Lit.: Pobre. El que sabe que está necesitado y dependiente de Allah, el Rico y Autosuficiente. Faŷar: amanecer, alba. Oración del amanecer. Fiqh: la ciencia de la aplicación de la Shari’a. Al experto en fiqh se le llama faqih. Futuwa: Cortesía espiritual que se manifiesta en el buen comportamiento. Hadiz: Transmisión de las palabras del Profeta, a quien Allah bendiga y conceda paz. Halal: Lo permitido por la Shariah. ‘Id. pl.: A’yad: Celebración para los musulmanes; existen dos al año, una tras el final del Ramadán y la otra tras el final del Hayy. Iman: Creencia islámica. Isha: la oración de la noche. Jutba: discurso; en particular el que pronuncia de pie el Imam el viernes antes de la oración. Magrib: oración de la puesta de sol. El Magreb también designa los territorios musulmanes del noroeste de Africa y es el nombre árabe de Marruecos. Nafs: “el ser, el yo”. Normalmente designa al ser inferior, ya sea el ser que indica el mal o el ser censurador. Según Ibn al Arabi, el nafs es lo que está producido por los atributos del esclavo. Rakat: Una de las partes en las que se divide la oración. Ramadan: Noveno mes del año lunar, durante el cual se debe observar ayuno desde el amanecer hasta el ocaso. Salat. Pl.: salawat: Oración. Cada una de las cinco oraciones obligatorias del musulmán. Segundo pilar del Islam. Shahada: Atestiguar; afirmar que no hay más divinidad que Allah y que Muhammad es el Mensajero de Allah. Sheij. pl.: Shuŷuj. Título de respeto en virtud de la edad o condición social. En el sufismo, el maestro espiritual que te guía desde el conocimiento de tu “yo” al conocimiento de tu Señor. Tasawwuf: Cincia del sufismo. Táriqa: El camino, la vía, el sendero. Es salir del lugar seguro para ir hacía la búsqueda. En esta forma se refiere a las cofradías sufíes. Ummah: Comunidad de seguidores del profeta Muhammad. Waqf.pl.: Awqaf Poner el cuerpo de una propiedad fuera de nuestro dominio para traspasarlo hasta el Día del Juicio a la Propiedad de Allah, dedicando su usufructo en beneficio de otros. Wudu: Ablución y purificación obligatoria para la oración. Yízya: impuesto de protección pagadero por los no musulmanes, como tributo, a un gobernante musulmán; tradicionalmente eran 4 dinares o 40 dirhams al año. Yumua: Oración en grupo que se realiza en la mezquita los viernes. Zakat: Impuesto sobre la riqueza, uno de los cinco pilares fundamentales del Islam.

www.islamhoy.com info@islamhoy.com ISLAM HOY MEDIA Director: Equipo de redacción:

Diseño y maquetación: Producción:

Malik A. Ruiz Muhammad Mujtar Medinilla Malik A.Ruiz Abdul Wáhid Barrios Salman Pinart Hamza Castiñeira GARNATA MEDIA

Comunidad Islámica en España Apartado de Correos: 674. 18080 Granada. España. info@cislamica.org www.cislamica.org Depósito Legal: GR 1051-2009.

El editor de ISLAM HOY expresa que podrá reproducirse, distribuirse o comunicarse públicamente la presente publicación, de forma global o parcial, mediante cualquier medio, sistema o procedimiento, siendo, el que posee el ejemplar, titular de los derechos para todas aquellas actuaciones que sirvan para la difusión de su contenido, en cualquier soporte o por cualquier medio, todo ello conforme a la ley de propiedad que establece la Sharíah islámica.


5

Dhul Qui’dah 1436 / Septiembre 2015 ISLAM HOY

El auge del Islam en Latinoamérica Yaqub González Santiago de Chile, Chile

E

n Latinoamérica no existe respecto a Islam el rechazo a priori que es ostensible en muchos lugares de Europa, y ello, entre otros motivos, porque no hay un rechazo visceral hacia los grupos de inmigrantes como en el viejo continente, quizás porque por acá con el europeo ya se contaba del mismo modo que en la mayor parte del continente con la gente de ascendencia africana que llegó como mano de obra esclava junto con aquel a sumarse a la población autóctona. De manera que, como América Latina cuenta con una asentada mixtura de gentes (aunque Europa es una antigua encrucijada de pueblos y superposiciones culturales, la última ola migratoria tiene apenas unas décadas), las tensiones que en Europa o EE. UU. se producen debido a la xenofobia (término elegante para expresar lo que siempre hemos llamado racismo), aquí no constituyen, salvo excepciones –relacionadas al clasismo de las élites europeizantes–, un ingrediente significativo para el rechazo o los prejuicios.

Lo que más sorprende es que, aunque los medios presentan al Islam como una religión ‘machista’ y opresiva para las mujeres, sean justamente ellas las que llevan la delantera en las conversiones Sin embargo, si el Islam hubiese llegado a América como un asunto puramente acotado a los emigrantes musulmanes, lo asumiríamos como algo obvio y una cuestión cultural, pero el caso es que hasta una parte considerable de los musulmanes de ascendencia árabe está constituida por conversos provenientes de familias de tradición cristiana que, explorando los orígenes de la nobleza y la riqueza de la cultura de sus antepasados, desembocaron en el Islam. No obstante, a ellos se añade además un goteo creciente e incesante de personas

naturales de los países de la región, que no tienen ninguna ascendencia árabe, sino que en muchos casos más bien indígena. Por otro lado, resulta paradójico que mientras peor se presenta a los musulmanes en los mass media, más gente se interesa en averiguar por su cuenta qué es este asunto del Islam. Debe ser que para la gente no es muy difícil hoy en día darse cuenta de lo burda que es la manipulación de la información por los medios, y lejos de ser efectiva la (des)información que de ese modo deviene en propaganda, su resultado viene siendo poner ante los ojos de muchos algo que, de extraño, a más de alguno motiva a indagar. De esa manera han ido llegando al Islam gentes de toda Latinoamérica, por lo que ya no queda país en el continente que no cuente en sus ciudades con alguna comunidad, aunque sea incipiente, de musulmanes no emigrantes. Incluso en EE. UU., donde el número de musulmanes alcanza actualmente la cifra de cinco millones, el crecimiento del Islam, que se dio primeramente a través de las comunidades afroamericanas, ha pasado el testigo a la comunidad latina, de manera que siendo la comunidad que más crece en aquel territorio –hasta el punto de que pronto constituirá la población mayoritaria del país–, el crecimiento del Islam en su interior –por ahora un seis por ciento del total– le es correlativo. Brasil, uno de los países católicos más grandes del mundo, es el segundo país del continente en cuanto a presencia musulmana y el primero del ámbito latinoamericano, con un millón y medio de musulmanes, cifra que se estima podría cuadruplicarse en menos de diez años, con mezquitas, como

alguna de Sao Paulo, en las que hay una docena de conversos cada mes; crecimiento que no deja de sorprender a muchos, aunque lo que más sorprende es que –y esto es extensivo a toda Latinoamérica– aunque los medios presentan al Islam como una religión “machista” y opresiva para las mujeres, sean

justamente ellas las que llevan la delantera en las conversiones. Entre las razones que en parte lo explican está el que muchas mujeres se cuestionan la situación a que las empuja el economicismo de la sociedad moderna, en contra de su legítimo anhelo de vivir la maternidad de la manera más plena posible.

A ello se añade por supuesto lo que es común a hombres y mujeres, una búsqueda existencial relativa al sentido de la vida, como así mismo la búsqueda de valores y referentes claros en una sociedad globalizada que los tiene cada vez más deteriorados. Argentina es el tercer país del continente, con una comunidad de unos setecientos mil musulmanes, crecida en torno a una exuberante comunidad de emigrantes de Oriente Medio; pero se pueden encontrar allí situaciones semejantes a la de todos y cada uno del resto de los países latinoamericanos, donde el crecimiento de las comunidades ha comenzado a darse significativamente a través de gentes que, sin tener ninguna vinculación con los países de tradición islámica, se han adherido a la práctica del Islam, como en México, Colombia, Perú o Venezuela, o hasta en la República Dominicana, en cuya capital existen no una o dos sino varias tariqas de tasawuf. Todo ello señala una realidad incontenible y al mismo tiempo inimaginable hace tan sólo veinte años.


6

Dhul Qui’dah1436 / Septiembre 2015 ISLAM HOY

Comienzo de la Comunidad Islámica en España Muhámmad del Pozo Murillo de Río Leza (La Rioja)

E

l 20 de noviembre de 1975 moría Franco en Madrid y se abría para España una nueva época llena de cambios y transformaciones. Por aquellos días, tres jóvenes españoles con apenas veinte años buscaban por Europa un sistema distinto y alternativo a todo lo que ya conocían, un sistema que les permitiese vivir, a ser posible en comunidad, con un decidido grupo de amigos que compartiesen sus inquietudes y desavenencias con el sistema establecido, y que les diese respuestas a sus múltiples interrogantes tanto en lo personal y lo social como en lo material y lo espiritual.

Tras muchas visitas infructuosas a comunidades y grupos de toda índole, y cuando empezaban a creer que no serían capaces de encontrar lo que buscaban, una noche fueron guiados –acompañando de paseo a unos amigos– a una calle en Londres donde tenía su zawiyyah (lugar de residencia, reunión, enseñanza y culto) una comunidad de jóvenes musulmanes, en su mayoría europeos y americanos, que habían tomado y aprendido el Din de manos del Shaij Abdal Qadir As Sufi, quien lo había aprendido hacía unos años de manos del Shaij Muhámmad Ibn al Habib en Meknés, antes de ser enviado de nuevo a Occidente como muqaddim para llamar a sus gentes al Islam. Al pasar junto a la zawiyyah, comenzaron a escuchar cánticos e invocaciones que llamaron poderosamente su atención y conmovieron profundamente

sus corazones; la intensidad de ese momento hizo crecer en ellos la firme determinación de visitar aquel lugar a horas menos intempestivas. Cuando lo hicieron fueron invitados a tomar té por la tarde y después a participar en sus actividades comunitarias en la zawiyyah y a conocer poco a poco a los miembros de la comunidad y sus quehaceres en talleres, tiendas y oficinas. Tras más o menos una semana en la que visitaron la zawiyyah diariamente participando en todas sus actividades y rezos, el muqaddim regresó de un viaje que le había mantenido ausente; al verlos, preguntó quiénes eran, y tras ser informado y mantener una breve conversación, y viendo su inclinación a ello, les preguntó si querían ser musulmanes; ellos dijeron que sí, que lo estaban deseando, y esa misma tarde abrazaron el Islam.

Tras algo más de un año de intenso aprendizaje y práctica del Din y en compañía de alguna nueva incorporación, regresaron a España, abrieron una zawiyyah en Córdoba y comenzaron a llamar al Islam a sus amigos y familiares, y a sus nuevos vecinos cordobeses. Por aquel entonces, y paralelamente, otros españoles habían sido guiados al Islam y lo habían abrazado, entre ellos, por mencionar algunos, el recientemente fallecido Álvaro Machordom, que Al-lah lo tenga en Su misericordia; Umar Rivelles, en Madrid; Yusuf Cabré, en Dinamarca, y Muhámmad Rafiq Pallarés, en el, entonces, bendito reino de Afganistán. Por otro lado habían ido llegando a España jóvenes estudiantes musulmanes procedentes, sobre todo, de Siria y Marruecos, algunos comerciantes y pequeños grupos de trabajadores paquistanís en las minas de Linares, Peñarroya y León.

Todos ellos, amparados por la ley de libertad religiosa aprobada en su forma definitiva en julio de 1980, fueron inscribiéndose como entidades en el registro abierto a este efecto en el Ministerio de Justicia. Así lo hicieron también nuestros protagonistas, quienes tras haber aumentado considerablemente su número, primero en Córdoba y luego en Sevilla, fundaron en Granada la que tras varios cambios de nombre acabó siendo la Comunidad Islámica en España, que consiguió desde Granada un gran arraigo y crecimiento, produciendo abundantes frutos y semillas que, junto con las otras ya existentes más las que fueron trayendo los vientos de la emigración, han dado como resultado el inmenso, frondoso y variopinto bosque del Islam en España.

en Mataró hay tres mezquitas en zonas industriales, dentro del pueblo, que en unos años estarán integradas en la ciudad, pasando a ser zonas residenciales. En el ŷuma se

con grupos modernistas, como el Tabig ŷama o individuos con una escasa formación, que pretendían saber en base a haber leído algunos libros de escritores modernis-

El Islam en Cataluña Muhámmad Rafiq Pallarés Barcelona

C

ataluña es la comunidad con más musulmanes del territorio peninsular, casi medio millón. Las primeras comunidades las formaron musulmanes del Próximo Oriente, en su mayoría sirios y palestinos que vinieron a estudiar y al mismo tiempo escapaban de situaciones políticas difíciles en sus países de origen. Así surgieron los primeros centros islámicos, que eran lugares de encuentro y donde se establecieron los primeros ŷumas. Esta primera población la componían musulmanes de un cierto nivel tanto económico como cultural, principalmente universitarios, que se adaptaron fácilmente al modo de vida local. A finales de los setenta empezó a llegar emigración procedente de África, del norte y subsahariana; en los ochenta y noventa, con el crecimiento económico y el descenso de natalidad en España, esta población creció exponencialmente. En este caso, el perfil de los musulmanes que vinieron era el del emigrante por razones económicas, mano de obra con un bajo nivel cultural, aunque entre ellos sí había un número considerable de gente con una sólida formación en el Din, muchos hufadah de Corán con un buen conocimiento del Din, del fiqh tradicional, la Risala e Ibn Ashir. A este grupo hay que añadir

una ola de emigración procedente de Pakistán. Éstos tienden a auto emplearse abriendo sus propios comercios; en el barrio del Raval, a la derecha de las Ramblas según se baja, su presencia es tan notable que se le empieza a llamar el Ravalistán. Allí está ubicada su principal mezquita; con un aforo aproximado de trescientas personas se ven obligados a hacer tres turnos de ŷuma los viernes. Y es común verles jugando al cricket en las calles. Los musulmanes de África se emplearon mayormente en el campo y la construcción, diseminándose por todo el territorio catalán, y empezaron a alquilar locales en los barrios donde residían para usar como mezquitas. Al mismo tiempo trajeron consigo unos patrones sociales muy sólidos, pues suelen agruparse gentes del mismo pueblo, muchos de ellos familia, siguiendo con la estructura social de sus regiones de origen. Así, dondequiera que uno vaya, siempre hay una autoridad local reconocida. Por ejemplo, en el pueblo que vivo ahora hay una considerable comunidad de Gambia. Hablé con uno de ellos, vecino mío, para organizarnos para rezar juntos el tarauih y enseguida me dijo: “Tienes que hablar con fulano, que es el jefe”. Esto es común allí donde vayas. Volviendo a las mezquitas, estos pequeños locales de alquiler con el tiempo se quedaron pequeños y, habiendo aumentado el número de gente que podía hacer aportaciones, se dio un paso más y

se empezó a comprar locales, en su mayoría industriales, que, con la crisis, tenían unos precios bastante asequibles y posibilidades de negociar el precio y el modo de pago,

Musulmanes de Cataluña celebran la oración del Id al Fitr. evitándose en muchos casos la intervención de los bancos. En la actualidad muchas mezquitas son de propiedad, compradas a través de colectas que se hacen por todo el territorio como suplemento a las aportaciones mensuales que hacen las comunidades locales. Esto nos muestra el poder de la asabiya, cómo con pequeñas aportaciones de un gran número de personas se están comprando locales por toda Cataluña. Por ejemplo,

juntan unas dos mil personas entre las tres, y en la más grande, en la Lailatu al Qadr, hay unas dos mil personas. En esta mezquita, Masŷid al Nur, a principios de Ramadán desembarcan cuarenta o cincuenta fuqaha, que manda el Uisaratu al Auqaf de Marruecos, que se distribuyen por toda Cataluña para hacer de imames en el tarauih y dar clases en las mezquitas. En una primera fase, se mezclaba un Islam tradicional

tas, haciendo bastante daño con su influencia. En una segunda fase esta influencia cada vez es menor y, ahora, la comunidad es plural, encontrándose gente de zauiya –ya hay algunas en Barcelona–, de hecho, en la época del Maulid en un barrio de Barcelona los Pakistanís salen por la calle haciendo dhikr y enarbolando banderas verdes con la Shahada; se celebra en una considerable cantidad de mezquitas.


7

Dhul Qui’dah 1436 / Septiembre 2015 ISLAM HOY

Abdul Ghani Melara Granada

S

u nombre completo es Abul-Fadl ‘Iyad Ibn Musa Ibn ‘Iyad Ibn ‘Imrán Al-Yahsabí, AlAndalusí, As-Sabtí (el ceutí), Al-Malikí. Sus antepasados, de origen árabe genuino, se habían asentado en la zona de Baza y de ahí se trasladaron Al Magrib, estableciéndose en primera instancia en Fez y luego en Ceuta, donde nació en el año 476 de la hégira (1083 d. C.). Su padre, Abu ‘Abdillah Muhámmad, dijo acerca de él: “Creció honesto y protegido, aceptando de buen grado las penurias, de palabras y hechos loables, distinguiéndose por la nobleza, el entendimiento y la perspicacia, buscador del saber, empeñado en él y esforzado, respetado y enaltecido entre los maestros de su tiempo, a los que frecuentaba con asiduidad”. Y dijo Jalaf Ibn Bashkúwal (el hijo de Pascual): “Era de la gente de conocimiento que destaca en varios saberes con inteligencia y comprensión”. Vivió en la época de los almorávides y en la de los almohades y viajó entre Al-Ándalus y Al-Maghrib como era costumbre en aquel tiempo, especialmente entre la gente de saber, cuando ambos territorios se consideraban dos orillas de una misma realidad. En el año quinientos quince de la hégira (1121 d. C.) fue designado cadí de Ceuta, donde permaneció un largo tiempo, siendo recordado por el excelente desempeño de su cargo.

Qadi ‘Iyad y el ‘Shifá’ En el año quinientos treinta y uno (1136 d. C.) fue designado cadí de Granada, donde sólo permaneció un breve tiempo. Y a finales del año quinientos treinta y nueve (1144 d. C.), el emir Ibrahim Ibn Táshufín lo designó nuevamente cadí de Ceuta. Más tarde, al principio de la conquista almohade, fue desterrado a Marrakech, donde murió asesinado de una lanzada por haberse negado a reconocer a Ibn Túmart como el mahdi esperado por los musulmanes y haber negado su infalibilidad. Allí fue enterrado en la puerta de Aylán en el año 544 (1149 d. C.). Ibn Jalakán dijo de él: “Era el imam de su tiempo”. E Ibn Farhún escribió: “Era el imam de su tiempo en el hadiz y sus ciencias, conocedor del tafsir y todas las demás ciencias, alfaquí de los que conocen la raíces, erudito de la gramática, el fiqh, la lengua, las expresiones de los árabes, sus hazañas y sus linajes, protector de la escuela de Málik, poeta espléndido, transmisor del conocimiento de la literatura, orador elocuente, de carácter paciente, indulgente, de buen trato, generoso, benévolo, pródigo en dar sádaqa, perseverante en el trabajo y firme en la verdad”. La importancia de su obra Ash-Shifá, una de las obras más reconocidas y comentadas en la historia del Islam, radica esencialmente en que pone de manifiesto la importancia que posee y la consideración que merece el mejor de la creación, nuestro maestro y profeta Muhámmad, que Allah le dé Su gracia y paz.

Qadi ‘Iyad lo tituló La curación por medio de dar a conocer lo que le es debido al Elegido. Está dividido en cuatro partes: la primera trata de cómo Allah ensalza la importancia del Profeta, al que Allah le dé Su gracia y paz, de palabra y de hecho. Y encierra cuatro capítulos:

Qadi ‘Iyad une a su gran conocimiento de las fuentes y su dominio de la lengua árabe una profundidad de visión y una sutileza propias de la gente de Allah El capítulo primero trata del elogio que Allah, sea ensalzado, hace de él y cómo manifiesta la enorme importancia que tiene junto a Él. El capítulo segundo trata de cómo completó sus buenas cualidades tanto de constitución física como de carácter y reunió en él todas las virtudes del Din y de este mundo armónicamente. El tercer capítulo trata de las tradiciones auténticas y conocidas aparecidas sobre su enorme importancia ante su Señor y su rango, así como el honor que le concedió en exclusiva en ambas moradas. El cuarto capítulo trata de los signos y prodigios que Allah, sea ensalzado, manifestó

a través de él y las distinciones y milagros con los que lo honró. La segunda parte trata de lo que es obligado para los seres humanos en relación a sus derechos, sea con él la Paz. Y tiene a su vez cuatro capítulos: El primer capítulo trata del precepto de creer en él y la obligatoriedad de obedecerlo y seguir su sunna. El segundo capítulo trata de la necesidad de amarlo y ser leal a él. El tercer capítulo trata del engrandecimiento de lo que tiene que ver con él y la obligatoriedad de respetarlo y honrarlo. El cuarto capítulo trata de la oración sobre él y el saludo, su obligatoriedad y su mérito. La tercera parte trata de lo que es posible e imposible en relación a él según la ley revelada, así como de los asuntos humanos que cabe o no atribuirle. Dice Qadi ‘Iyad: “Esta parte, que Allah te honre, es el secreto del libro y el núcleo del fruto de estos capítulos. Lo que hay antes son como los fundamentos, los preliminares y los indicios de lo que traemos a colación en él en cuanto a las ideas sutiles claras, y es el juez de lo que hay después de él y el que cumple en cuanto al propósito de esta composición su promesa. Y al culminar su promesa y librarse de su compromiso se oprime el pecho del enemigo maldito y reluce el corazón del creyente con la certeza, y sus luces llenan todo el pecho y el inteligente aprecia al Profeta en su verdadera magnitud”. Esta parte consta de dos capítulos: el primer capítulo trata de los asuntos del Din que son

exclusivos de él, lo que está conectado con la disertación sobre su infalibilidad. Y el segundo capítulo trata de sus estados mundanales y los accidentes humanos que le pueden acontecer. La cuarta parte trata sobre los distintos aspectos de los juicios sobre quien lo menoscaba o lo insulta, sea con él la Paz. Y se divide en dos capítulos: El primer capítulo explica lo que supone insulto y menoscabo en relación a él, sea por insinuación o de manera explícita. El segundo capítulo trata del juicio del que lo ofende, perjudica y menoscaba. A esto se añade un tercer capítulo, a modo de complemento de lo anterior, que trata del juicio de quien insulta a Allah, sea ensalzado, a Sus mensajeros, a Sus ángeles, a Sus Libros, a la familia del Profeta, al que Allah le dé Su gracia y paz, y a sus Compañeros. Qadi ‘Iyad une a su gran conocimiento de las fuentes y su dominio de la lengua árabe una profundidad de visión y una sutileza propia de la gente de Allah. Y como tal ha sido considerado a lo largo del tiempo. En la visita a los llamados “siete hombres” de Marrakech, los Siete Walis protectores de la ciudad, él es el segundo en el orden de visita. Lo que sucede a través de la lectura de Ash-Shifá es que la admiración, la estima y el amor por el Profeta de Allah, al que Allah le dé Su gracia y paz, crecen gradualmente en nuestro interior. Leer el libro con detenimiento supone acceder a lo mejor de nosotros mismos, que es lo que representa el Mensajero de Allah, y el resultado es que el título del libro, Ashshifá, la ‘cura’, se hace realidad y se convierte en una cura para nuestros corazones.


8

Dhul Qui’dah1436 / Septiembre 2015 ISLAM HOY

La crisis de la deuda griega y el ‘furqán’ del Corán

Frente a la obediencia a los dictados de los bancos, sólo hay una salida con posibilidad de éxito: la obediencia a Allah ¿Por qué tienen los Gobiernos tal adicción al crédito? ¿Por qué viven los Estados endeudados? ¿Cómo se definen contractualmente las obligaciones de un país endeudado a las entidades financieras? ¿Cuáles son exactamente las matemáticas usureras aplicadas al deun un chiste que circula por las dor? ¿Existe algún grado de soberanía redes sociales y que explica la economía mundial, país por país, con la metáfora de las dos vacas, el caso de Grecia se ridiculiza cómicamente con este ejemplo:  Grecia tiene dos vacas que le han prestado los bancos alemanes y franceses. Grecia se come las dos vacas. Los bancos vienen a pedir la leche que les corresponde, pero la corporación griega no puede darla y, entonces, llama al FMI. El Fondo Monetario Internacional le presta otras dos vacas. Los bancos y el FMI vienen a recolectar su leche y a reclamar sus vacas. Los responsables de la corporación griega no están, se han ido a cortar el pelo. El corte de pelo es el “haircut” que pedía el anterior ministro griego de finanzas, Yanis Varoufakis, es decir, la reducción o el perdón de la deuda. La simplista imagen de las dos vacas prestadas ilustra bien la subordinación de los Estados modernos a sus acreedores, pero no es lo suficientemente gráfica como para mostrar la tiranía de la usura que subyuga a los Gobiernos, las empresas y los individuos con su torcida imperativa matemática, respaldada por las leyes nacionales e internacionales.   En griego clásico, krisis significa ‘discernimiento, elección, juicio que permite resolver una disputa’, y procede de una raíz (krino) que significa ‘elegir, juzgar, decidir, separar y dis- nacional y, por consiguiente, tiene algún tinguir’. Un significado muy próximo valor real el proceso democrático cuando al de furqán y a la raíz farraqa en ára- un país vive endeudado y son los acreebe. En las lenguas europeas, crisis ha dores los que imponen las políticas del venido a significar un punto crucial o presupuesto nacional? ¿A dónde van a decisivo, un punto de inflexión en un parar las exorbitantes cifras del rescate?, proceso.  Etimológicamente, crisis es ¿quién dispone del uso y del  gasto de esas pues discernimiento y elección, todo lo gigantescas sumas de mítico crédito?, ¿el contrario a fatalismo y a aceptar como Gobierno o los bancos? ¿Cuánto de ese inevitable un destino catastrófico. El dinero prestado se emplea en fortalecer momento de crisis es el momento del la economía productiva del país y cuánto discernimiento, del análisis (otra pala- se dedica a pagar deudas anteriores a los bra griega) imparcial y ecuánime para mismos y a otros bancos? tomar las decisiones adecuadas con inNo es posible responder con clariteligencia y valentía sin sucumbir a las dad y con inteligencia a estos interrofuerzas dominantes que llevan al fraca- gantes si no se cuenta con un ángulo de so, a la destrucción, y que imponen la visión adecuado, si no se observa desde tiranía y la injusticia. un mirador elevado, por encima de la Preguntas para pensar  inextricable tela de araña que el sisteLa crisis de la deuda en Europa y en ma bancario y su cómplice, el Estado Grecia suscita interrogantes y muestra constitucional, han tejido alrededor de chocantes paradojas. El endeudamien- la existencia humana, desde la experiento endémico de los Estados a institucio- cia individual hasta la política mundial nes financieras extranjeras suscita pre- globalizada, pasando por la familia, la guntas legítimas para quienes no estén ciudad, la pequeña y la mediana emprenarcotizados por el lenguaje mágico, sa, la corporación y las instituciones del inescrutable y cifrado de la economía Estado. Como el cáncer, la metástasis de usurera.  Ese es el tipo de interrogantes la usura penetra en cada célula del orgaauténticos que llevan a la toma de deci- nismo vivo y, como el cáncer, el sistema siones con discernimiento.   usurero tiende a extraer toda la vitalidad

Abdulhasib Castiñeira Ciudad del Cabo, Sudáfrica

E

del sujeto al que parasita, hasta que, si no se remedia, le causa la muerte. Ese mirador elevado lo proporciona la única guía y el único criterio revelado –mejor no usar la palabra “religión” para denominar al Islam– que aún no ha sido adulterado en su autoridad normativa sobre esas esferas de la existen-

no está restringida por las limitaciones personales. La acción en la senda de la obediencia es querer lo que Allah quiere. La persona que se somete a Allah puede eliminar el sistema bancario de manera instantánea. El sistema bancario no tiene poder a los ojos del musulmán. El sistema bancario solamente tiene poder

Mezquita Tzisdarakis en Atenas. cia, las transacciones y el gobierno. “La a los ojos del utilitarismo esotérico/exoacción del musulmán es obediencia a térico. Y eso es locura”. Allah –dice Umar Vadillo en la introLa locura de la crisis de la deuda ducción a su obra La desviación esotéri- griega Poco después de que se desencadenara el hundimiento de Wall Street en el 2008, Grecia apareció en el epicentro de la crisis de la deuda en Europa. En octubre del 2009, con las economías de La alarma del sistema ante todo el mundo aún tambaleándose, las la situación de insolvencia autoridades del país heleno admitieron que habían estado ocultando su verdade Grecia consistía déficit desde hacía muchos años, y principalmente en el pánico dero esa confesión propagó inmediatamente por lo que pudiera ocurrir si la preocupación acerca de la salud de la griega. De repente, se cerraron Grecia abandonaba la unión economía las puertas del crédito a Grecia. Hacia la monetaria y su posible primavera del 2010, Grecia se estaba asomando al abismo de la bancarrota, y ello contagio a otros países representaba la amenaza de una nueva crisis financiera internacional. Para evitar esa calamidad, la temida autoridad ca en el Islam-, y la obediencia está por usurera triangular, la nefasta Troika (el encima de cualquier otra meta, utilidad Fondo Monetario Internacional, el Banco o propósito. La obediencia es la meta en Central Europeo y la Comisión Europea) sí misma. La obediencia a Allah desau- organizó el primer rescate a Grecia, setoriza y anula cualquier utilidad. Está guido de otro, que superaban en total los libre de cualquier condicionamiento 240.000 millones de Euros. previo o interferencia auto-inducida. Estos rescates eran concedidos con La acción en la senda de la obediencia estrictas condiciones. Los prestamistas


9

Dhul Qui’dah 1436 / Septiembre 2015 ISLAM HOY impusieron términos muy duros de austeridad, subiendo los impuestos, reduciendo el gasto público e imponiendo al Gobierno una reforma de su economía, racionalizando, según ellos, sus políticas para impedir la evasión fiscal y facilitando la inversión extranjera en el país. Si Grecia recibió estos cuantiosos rescates, ¿porqué seguía habiendo una crisis? Esa inyección de miles de millones a la economía griega tenía como objetivo la estabilización de sus finanzas y tranquilizar a la zona euro del peligro de desmoronamiento de la unión monetaria. Pero los préstamos astronómicos no salvaron la situación. La economía griega  siguió encogiéndose y se redujo en esos cinco años, desde el 2010, en un 25%. Su desempleo supera también el 25%. El dinero del rescate se emplea principalmente en pagar las deudas del Estado a los bancos y no llega  a la economía nacional. El país no avanza; el Gobierno no genera recursos propios para hacer frente a las deudas.  

acreedores europeos que representaba el final de meses de largas y duras negociaciones y que alejaba el espectro de un abandono de la unión monetaria del euro por parte de Grecia. Una nueva inyección de fondos, un nuevo y gigantesco rescate a cambio de aún mayores restricciones presupuestarias, subida de los impuestos y recortes de prestaciones para la población de Grecia. En sólo seis meses el primer ministro griego ha traicionado sus promesas electorales, y en sólo siete días ha hecho exactamente lo contrario de lo decidido por su pueblo en un referéndum. Lo que la crisis griega ha puesto al descubierto. ¿Para qué sirvió el referéndum?, se preguntaban muchos analistas. ¿Para qué sirvieron todas las promesas y los eslóganes de la campaña electoral de SYRIZA, que les hizo conquistar el poder y que, según la lógica democrática y la más elemental ética política, les exigía

la firma del nuevo rescate: “No hemos podido sobreponernos a los banqueros y a la élite del norte de Europa, que tienen el poder absoluto en este continente”. Las peripecias del primer ministro griego han impedido que Grecia abandonara la zona del euro, afirmara su soberanía y su independencia, y restaurara su propia moneda nacional, la dracma. La confesión de Tsonkalas reconociendo la total hegemonía de los bancos es la verdadera descripción de la realidad. La soberanía, la voluntad popular, los derechos y las libertades son mitos para consumo de las masas. Los bancos dictan las políticas de los Gobiernos, y Alemania, implacable y disciplinada ejecutora de la voluntad del sistema bancario desde que su Constitución fuera establecida sobre las ruinas de una nación destruida e invadida por los Aliados, que la subyugaron después de su rendición incondicional al término de la Segunda Guerra Mundial, dicta la política en Europa.

Ante esta situación, muchos griegos, y algunos economistas, culpaban a las medidas de austeridad de los problemas interminables del país. La alarma del sistema ante la situación de insolvencia de Grecia consistía principalmente en el pánico por lo que pudiera ocurrir si Grecia abandonaba la unión monetaria y su posible contagio a otros países, algo que podría constituir una crisis de aún mayores proporciones: la pérdida de credibilidad del propio sistema. El partido SYRIZA se hace con el poder en enero del 2015 prometiendo una renegociación del rescate y comprometiéndose a poner fin al “círculo vicioso de la austeridad”. Después de cinco meses de exasperantes negociaciones con la Troika, Alexis Tsipras agitó a la población griega a principios de julio, invitando a votar contra la intimidación y los ultimatos impuestos por los acreedores en las negociaciones. El pueblo griego le apoyó mayoritariamente y votó “oxi” (no) en el referéndum del 5 de julio, con un triunfo considerado aplastante del 61% de los votos. Una semana más tarde, el 13 de julio, se anunciaba en Bruselas un acuerdo entre las autoridades griegas y los

coherencia y fidelidad al mandato de los votantes?, se preguntan otros. ¿O acaso no muestra este caso, con absoluta y cristalina evidencia, la verdadera naturaleza del sistema llamado democrático y la ca-

La claudicación ante los banqueros alivió en apariencia la angustiosa situación de la población griega, que había estado haciendo colas en los cajeros, con restricciones para sacar su propio dinero de las cuentas y con una parálisis progresiva de la economía. La oportunidad histórica de dar la espalda a la tiranía de las instituciones bancarias y a la odiosa injusticia de los préstamos usureros que desangran a naciones enteras no se resolvió con el discernimiento y con la valentía, a la que invita la etimología de la palabra krisis, sino acatando, una vez más, los dictados de los banqueros. Obedecer a los banqueros u obedecer a Allah. En un discurso pronunciado en Kuala Lumpur, Malasia, el 26 de abril del 2015, Shaij Umar Vadillo decía: Laicismo y constitucionalismo encontraron respaldo en el capitalismo, con ese apretón de manos que dice «sólo a través de la laicidad puede la usura (riba) hacerse halal». Sólo eliminando el poder normativo de la religión puede la usura reinar. Y así es como la banca abrazó el constitucionalismo. Y del mismo modo la banca abrazó el laicismo. En un intento de hipnotizar por completo a las masas,

El reto de nuestra generación y de las generaciones venideras de musulmanes es precisamente ese: cortar, como Alejandro hizo, el nudo gordiano, la maraña maligna y criminal del sistema usurero bancario, con la espada del conocimiento y de la acción laña moral de la clase política en el sistema de partidos?, nos preguntamos otros. Dimitris Tsonkalas, secretario general del Ministerio del Interior del Gobierno de SYRIZA, confesaba a la BBC, en una entrevista días después de

cambiaron la religión. (…) (los modernistas musulmanes a principios del siglo XX) cambiaron completamente las mu›amalat, y dijeron que estas pueden modificarse. Sin embargo, la prohibición de la riba no puede ser modificada. Riba es haram, para siempre. Es una declaración de Allah. Desde aquí hasta la eternidad. Mientras haya mundo, Su orden permanece inamovible. Pero ha llegado el momento de que actuemos, y actuar en este asunto es mostrar soluciones y ponerlas en práctica. Las soluciones se basan en la verdad, y la verdad se sostiene por cada uno de sus aspectos. Puedes tomar cualquier aspecto de la Sharia y si tiras de él, acabas trayendo todo el sistema. Exactamente lo contrario de una mentira. Una mentira se basa en mentiras, y si tiras de un hilo, todo el edificio se derrumba, el tejido se deshace. Es completamente frágil. Cuanto más grande es la mentira, más frágil. Pero con la verdad es todo lo contrario. Así que nuestra tarea es muy fácil, si abrimos los ojos. Y con diminutos movimientos sutiles se puede modificar todo.   Los grandes programas de transformación social y económica y las complejas doctrinas revolucionarias han generado más tiranía y mayor confusión. Todos los “ismos” han resultado en opresión y tiranía, incluido el islam-ismo. La historia de las ideologías revolucionarias del último siglo es suficientemente elocuente. Lo que necesitamos son movimientos simples y elementales, tan simples como vivir bajo la autoridad de un emir, como crear redes de comercio sin utilizar la moneda impuesta, como volver a la producción de los recursos primarios y a la tierra, como realizar tratos, transacciones y contratos libres de usura; representan los leves movimientos de las alas de la mariposa que generarán cambios decisivos y de enormes consecuencias en el planeta entero.  Retomando la metáfora de las vacas, para volver a una economía real y productiva, los pueblos subyugados por la sangría de la deuda necesitan una normativa nueva, un furqán nuevo para resolver la krisis, para criar sus propias vacas y generar productos y servicios reales, sin pedirlos prestados; para regirse por parámetros equilibrados y justos en las transacciones comerciales y en los contratos, que impidan el abuso, el monopolio, la acumulación en manos de unos pocos y la extorsión del poderoso al necesitado, de manera tajante y sin concesiones. Afortunadamente, y a pesar de la miserable claudicación de los movimientos modernistas, ese criterio, el furqán del Corán y de la Sharia del Islam, sigue perfectamente vigente y bien delimitado en la normativa islámica del comercio y de las transacciones; desde la moneda hasta el préstamo, desde la inversión al modelo de sociedad productiva. Y lo mismo con respecto a los límites razonables y justos de la autoridad gobernante. El reto de nuestra generación y de las generaciones venideras de musulmanes es precisamente ese: cortar, como Alejandro hizo, el nudo gordiano, la maraña maligna y criminal del sistema usurero bancario, con la espada del conocimiento y de la acción. Como Musa (a. s.) cuando desarmó a los magos del Faraón con su mano desnuda y su bastón de pastor. Y como Ibrahim se libró de la tortura de Nemrod y salió indemne de las llamas de la hoguera, invocando a Allah con total confianza y manifestando su dependencia absoluta de Él y de nadie más.


10

Dhul Qui’dah1436 / Septiembre 2015 ISLAM HOY

Elecciones democráticas, ¿cambiar para que nada cambie? Umar Faruq Gutiérrez Granada

E

l sistema económicofinanciero implantado en todos los países del mundo no se cuestiona. No importa que surjan crisis, que entidades financieras, Estados y grandes empresas asuman deudas enormes que no pueden pagar. No importa que mucha gente se quede sin trabajo, que muchas familias pierdan su casa, que la mayoría de los trabajadores vean reducido su salario. Los pobres pasan a ser un poco más pobres, pero no importa. El sistema es el mejor posible y sólo hay que corregir algunos fallos. Eso es lo que nos dicen constantemente. La gente sale indignada a las calles en muchas ciudades, se manifiesta pidiendo cambios, y tienen razón. Pero a la hora de plantear un sistema distinto, un nuevo paradigma, surgen propuestas muy distintas. Propuestas confusas, parciales y, a veces, descabelladas. El sistema impuesto a la fuerza en

todos los países que presumen de ser libres y democráticos no es lo que parece y, desde luego, no es lo que nos dicen que es. Todos los países del mundo están dominados por un sistema financiero formado por entidades bancarias cuya principal actividad se basa en dos injusticias simultáneas. La primera es prestar un dinero que no es suyo, la segunda es hacerlo cobrando un interés. Es indudable que el ejercicio del poder requiere medios para poder ejercerlo. El dinero que necesita el poder, en estos tiempos, se lo proporcionan los bancos. Los bancos, que gozan del privilegio de disponer del dinero que sus clientes depositan en él, son tan necesarios e imprescindibles para el poder político que pasan a ejercer el verdadero poder en la sombra. Los bancos se crean, en un principio, para guardar el oro de los que preferían tenerlo depositado en un sitio con más seguridad; después, al darse cuenta de que pueden disponer de parte de la suma total del dinero depositado, ya que es casi imposible que todos sus clientes vayan a retirar su oro

al mismo tiempo, empiezan a prestarlo cobrando un interés, obteniendo así un beneficio por prestar un dinero que no es suyo y sin pedir permiso a nadie para disponer de ese dinero. Para hacerlo más fácil, en vez de oro se usan papeles respaldados por oro. Como sólo un pequeño porcentaje de esos papeles son rescatados en oro se empiezan a emitir papeles sin ningún respaldo, papeles que la gente acepta y que, al aceptarlos, hace válidos como dinero. Desde que Nixon terminó con el sistema de patrón oro en agosto de 1971, sistema en donde el dólar debía estar respaldado por oro y las demás monedas vinculadas al dólar, los papeles que llamamos billetes no tienen ningún respaldo de valor real. ¡Qué maravilla! ¡El descubrimiento de la piedra filosofal! Se puede crear dinero con la impresión de papeles siempre y cuando la gente los acepte. Se crean, por todos los Estados, bancos emisores encargados de la creación de dinero y se impone en todos los países la obligación a sus ciudadanos de aceptar estos papeles. Los Gobiernos permiten el uso

por los bancos del dinero que no es suyo y, a cambio, los bancos prestan a los Gobiernos las enormes cantidades de dinero que estos necesitan. La estrecha colaboración entre ambos poderes, político y económico, se intensifica y se hace cada vez más estrecha. Cada uno tiene que cumplir su papel y se auxilian uno a otro cuando lo necesitan. Cuando un país está al borde de la quiebra, lo socorren los bancos, y, cuando le pasa a un banco, lo socorren los Gobiernos. El sistema transciende los límites nacionales y, en mayor o menor medida, todos están obligados a mantener el sistema en el que tienen que colaborar todos los bancos y países del mundo. Su mantenimiento exige, además de una estrecha colaboración entre los dos poderes, que sea prácticamente incuestionable; para lo cual, la gente ha de estar convenientemente adoctrinada y que ni siquiera a nivel teórico se puedan plantear alternativas serias. En nuestras sociedades democráticas, donde la libertad de expresión es un derecho sagrado, donde se plantean debates de todo tipo, la imposición del papel

moneda y la actividad de los bancos no se cuestionan. Queremos una sociedad justa donde impere la libertad individual y no haya privilegios para nadie, ni para banqueros ni para políticos. Donde la usura esté prohibida, los pobres y necesitados protegidos y la dignidad, nobleza y solidaridad de las personas se potencien y estimulen. Para poder conseguir estos objetivos, es imprescindible comprender cómo funciona el sistema financiero y los efectos que causa en la sociedad a nivel general e individual. También debemos identificar a los tipos de personas que se benefician de este sistema porque no pueden ser objetivos al exponer sus argumentos defendiendo sus virtudes. Las elecciones democráticas hacen creer a la gente que este sistema puede cambiar, pero nunca vemos, en las diferentes propuestas, que ningún partido político cuestione la actividad de los bancos, la emisión de papeles como dinero y la práctica de la usura. Los musulmanes tenemos la responsabilidad de conseguir este cambio.


11

Dhul Qui’dah 1436 / Septiembre 2015 ISLAM HOY

A. Nur Segura Sevilla

C

onocí a un hombre que decidió hacer rakats hasta que le sorprendiera la muerte, cuando un vago perfume jamás percibido le sobrecogió en el interior de su cerebro. Avanzó cansado con las piernas haciendo de corazón y comenzó sus postraciones. La mariposa se desprendió del capullo, desperezó las alas e inició el vuelo. La perdí de vista en un instante y sólo volví a deleitarme con los dibujos fractales de sus alas durante un sueño. En tales casos es asombroso si vuelves a encontrarte con semejante mariposa durante la vigilia. He visto en los hospitales crisálidas pendiendo del techo. Cuando se deja en paz a los pacientes al caer la tarde, el sol del ocaso hace intersecciones con el hilo de oro de las crisálidas. No deja de sorprender que algunos pacientes se agiten a esa hora. Coinciden los metabolitos tóxicos en el cerebro con el albor de la noche. No reconocen a sus familiares y atizan un

Secuestros

manotazo si no se les deja en paz. Miran hacia arriba –desencajados– viendo cómo el capullo de seda se seca y se seca. En el peor de los casos, algunos comienzan a realizar carfologías con las manos –los médicos saben que es signo de un diálogo con la muerte–. A la mañana siguiente reinician el arduo ascenso por la fatigosa duna que ayer también subieron. En los hospitales las crisálidas se secan y la futura mariposa también. Morir es semejante a nacer y en esos trances los médicos deben andarse con cuidado. El líquido amniótico debe encontrarse en su punto de densidad y de cantidad. Día arriba, día abajo, el oleaje de lo justo y conveniente deviene en contracciones de parto. Se vuelve necesario que la futura madre se encuentre ajena a conflictos vacuos insuflados por temores. Así el Destino y sus propios deseos se sincronizan. Morir no es un día y una hora y un certificado. Morir prepara las facies y las

carnes. Como sucede con la crisálida a punto de culminar la metamorfosis, acontece cuando el último hilo completa el tejido dando la forma ovoidea –tan cósmica– del capullo de seda. En ese momento el médico ha hecho acto de fe académica con una completa anamnesis, una exploración por aparatos, ha valorado el pronóstico y debe decidir sobre el tratamiento para curar, paliar o acompañar. Pero Asclepios huiría despavorido si el médico del siglo XXI no mira de reojo.

ordenó al Golem sacar agua del río, la creatura descerebrada extrajo agua sin posibilidad de cerciorarse de la inundación de la ciudad. La esclavitud de hoy día cobra un valor inusitado en la historia de la humanidad, en tanto los grilletes ya han atenazado al Corazón –como locus de conocimiento–. La Medicina está secuestrada, al igual que el médico protocolizado, al igual que el abogado cuyo aliento empaña las cristaleras de la puerta del hospital. Como sucede con los familiares que demandan eternidad televisada, al igual que los cuerpos iatrogenizados desde al infancia. La noche en un hospital permite guardias con deprivación de sueño, y lejos de ser un inconveniente, ante el evento estresante de un anciano insuficiente cardiaco agudo, puede que el médico se sorprenda por un destello dorado que procede del techo: una crisálida entreabierta por la que se libera el secuestro del alma.

¿Cuándo los médicos dejaron de mirar por el rabillo del ojo? En la misma época en que también lo hicieron los artesanos y se convirtieron en fabricantes, el valor del oro se volvió dudoso y el incremento de las cosechas y de los bienes de consumo contrastó extrañamente con la pauperización de las masas. Al médico arquetípico se le ha desmembrado su figura apretando un tornillo hiperespecializado sobre una porción de la salud del paciente. Cuando se desviste de su arquetipo ancestral pasa a transformarse en lo que Ernst Jünger llamó la figura del Trabajador. Se Mirando con el movilizan masas de vocacionales –antaño sustentarabillo del ojo es dores de sociedades equilicomo se leen los bradas– que conforman un Titán formidable e imparaespacios en blanco ble por su vigor, pero desaldel texto mado, que obedece órdenes sin criterio; siguiendo el símil de la leyenda judía del Golem, ese ser monstruo- Feliz quien sabe recorrer Mirando con el rabi- so y robótico creado por el caminos diferentes y más llo del ojo es como se leen rabino gracias a sus dotes osados. los espacios en blanco del esotéricas. Cuando éste, texto. a petición de su esposa, Ernst Jünger

Al-Isrá wal-Mi’ray, el Viaje Nocturno Abdellah Castiñeira Granada

E

l pasado día 15 de mayo, correspondiente con el 27 de Rayab en el calendario de la Hégira, se conmemoró el Viaje Nocturno del Profeta Muhámmad, que Allah le bendiga y conceda paz, uno de los eventos más significativos e importantes en su vida y, por lo tanto, para la existencia de todos los musulmanes. El viaje se divide en dos partes claramente distinguidas: el Isrá, que se refiere al viaje desde Meca hasta Jerusalén, y que se menciona en el Corán en el Sura Al-Isrá (17: 1), y el Mi’ray, la ascensión desde la Mezquita Al-Aqsa hasta la presencia de Allah, y que está recogido en el Sura del Astro (53: 1-18). Este milagroso evento ocurrió durante el periodo de Meca, aproximadamente once años después de la primera

revelación en un momento en el que el Profeta, habiendo sufrido rechazo por gran parte de los Quraish en Meca y de la gente de Taif, se encontraba descorazonado por la obstinación de los árabes ante la llamada al tawhid. De acuerdo con muchos ‘ulama, sirvió como consolación y afirmación de su misión y del amor que Allah tiene por él. Es así cómo durante una noche el ángel Yibril se presentó al Mensajero de Allah con el Buraq, sobre el que fue transportado hasta la Mezquita Más Lejana. Allí se encontró con un grupo de los Profetas, los cuales le pidieron que ejerciera de imam en la oración, dirigiéndolos a todos ellos. A continuación el Mensajero de Allah ascendió, atravesando los Siete Cielos y encontrando en cada etapa a un profeta, hasta alcanzar el Árbol del Loto del Límite, un lugar a dos arcos de distancia, o incluso menos, donde ninguna criatura antes había llegado. En este íntimo encuentro Allah encomendó a Su Mensajero las cinco oraciones

y las estableció como obligatorias para los musulmanes, prometiendo que quien cumpla con ellas obtendrá una recompensa equivalente a cincuenta oraciones por día. El Mensajero de Allah volvió a Meca antes del amanecer e hizo el salah de subh en esta ciudad. Ese mismo día se dirigió a la gente de Meca para anunciarles lo ocurrido, a pesar de que algunos intentaran disuadirle, temiendo que fuera ridiculizado y desmentido. El efecto que produjo su relato entre la gente fue variado. A los creyentes veraces les afirmó su imán, mientras que los menos firmes no fueron capaces de aceptarlo y vacilaron en su Islam. Los enemigos del Profeta encontraron en esta noticia una nueva arma con la que descreditar al Mensajero de Allah. Fue en esta ocasión, sin embargo, cuando Sayyiduna Abu Bakr se ganó el título de As-Siddiq (el que confirma la Verdad), pues cuando le llegaron las noticias lo creyó sin un atisbo de duda. Existen muchas lecciones que se pueden extraer de tan

extraordinario y milagroso evento. La más importante sea quizá la indicación que nos da de la exaltada estación de nuestro amado Profeta y su rango y cercanía con Allah, más aún que el ángel Yibril. Él es el más amado y el más cercano a Allah de toda la creación. En segundo lugar, este viaje demuestra la inestimable valía e importancia de la oración, puesto que es el único pilar del Islam ordenado directamente por Allah al Mensajero sin mediación entre ellos. Por

último, cabe mencionar que nos recuerda las limitaciones de los sentidos y de la ciencia material, pues demuestra que existe todo un mundo que no vemos, Al Ghaib. Es fácil caer en la trampa de creer que la existencia se limita a lo que percibimos con nuestros cinco sentidos, cuando la realidad es que estos nos permiten apenas rozar la superficie de la inmensa creación de Allah. Esto es importante recordarlo en una época de tanta saturación sensorial.


12

Dhul Qui’dah1436 / Septiembre 2015 ISLAM HOY

Sobre el restablecimiento del ‘waqf ’ en esta época Abdessalam Gutiérrez Granada

L

os Gobiernos del mundo occidental, y cada vez más del resto del planeta, están empeñados en convencernos de que el famoso “Estado del bienestar” lo vamos a alcanzar a base de pagar cada vez más impuestos, al mismo tiempo que sigue aumentando la deuda nacional, absolutamente impagable, que es el legado que vamos a dejar a nuestros hijos. Lo que sucede en realidad es que las, así llamadas, crisis financieras y económicas conllevan de manera inmediata grandes recortes en las prestaciones sociales y cada vez más empobrecimiento de la mayor parte de la población que cuenta con menos recursos, mientras los Gobiernos siguen subiendo los impuestos, pues es necesario pagar los intereses de la deuda. La diferencia fundamental entre los creyentes y los no creyentes es que los primeros

saben que el éxito de esta vida consiste en cumplir con las leyes del Creador del Universo, Allah, el Único Dios, y así poder ganar Su recompensa en la otra vida después de la muerte. Mientras que para los segundos todo lo que el ser humano puede conseguir en su existencia se encuentra aquí, limitado al tiempo de la vida que conocemos. En la época bendecida del establecimiento del Din en Medina Al Munawarah, el Mensajero de Allah, El Profeta Muhámmad (s. a. w. s.) estableció el WAQF, que se convirtió, con el paso de los tiempos, en la red más completa de asistencia social, con funcionamiento totalmente autónomo, independiente de los Gobiernos. El Rasulullah (s. a. w. s.) fue el primero en convertir su huerto de dátiles en Medina en un waqf para Hawadlithud Dahr, es decir, para la protección del Islam y otros casos de urgencia. Así mismo, cuando Umar Ibn al Jattab, que Allah esté complacido con él, que tenía un huerto en Jaibar que le era muy querido, a raíz de escuchar al

Mensajero de Allah (s. a. w. s.) decir la aleya: “No alcanzareis la virtud hasta que no deis de lo que amáis. Y cualquier cosa que deis, Allah lo conoce”, fue a preguntarle y le pidió consejo sobre lo mejor que podía hacer con ese huerto, el Profeta (s. a. w. s.) le dijo: “Hazlo un waqf”. El significado de la palabra waqf es ‘inmovilizar’. Quiere decir que una propiedad waqf queda totalmente inmovilizada y, por tanto, fuera del uso comercial. La definición clásica y aceptada por todas las escuelas de jurisprudencia islámica es la emitida por Qadi Abu Yusuf: “Waqf significa poner el cuerpo de una propiedad fuera de nuestro dominio para traspasarlo hasta el Día del Juicio a la propiedad de Allah, dedicando su usufructo en beneficio de otros”. Esto está basado en el conocido hadiz del Mensajero (s. a. w. s.) que dice: “Si muere el hijo de Adam, se finalizan todas sus acciones excepto tres: una sadaqa yariah, un conocimiento que sirve de beneficio y un hijo recto que pide por él”.

Puente viejo Stari Most (waqf) de la ciudad herzegovina de Mostar. Desde el momento de su establecimiento por el Profeta Muhámmad (s. a. w. s.), dicha práctica se fue extendiendo a lo largo y ancho de las tierras del Islam, teniendo uno de sus puntos culminantes en el Califato otomano, para mezquitas, madrazas, hospitales, alojamientos para viajeros (caravanserais), hospicios, comedores para los pobres, universidades y bibliotecas, fuentes, puentes…; waqfs, o mejor dicho awqaf, para ayudar a las viudas, para liberar esclavos, para huérfanos e incluso para dar de comer y beber a los pájaros. Las escrituras de constitución de los awqaf: waqfiyya, establecen, taxativamente, las condiciones del waqf que se constituye, describiendo la naturaleza del bien donado, cómo y por quién debe ser administrado, sus benefactores, los empleados que se requieren y sus salarios.

Con la caída del Califato y la colonización posterior, fundamentalmente económica y política, de todos los territorios islámicos, la confiscación o control de todas las propiedades waqf por parte de los Gobiernos de esos territorios frenó, por no decir que eliminó completamente, no solo su función social, traicionando sus escrituras, sino su desarrollo y aumento. El restablecimiento de la justicia, la libertad y el reparto misericordioso de la riqueza, donde el bienestar de los más necesitados está contemplado como una obligación individual, sólo se puede dar en una sociedad que no tiene necesidad de inventar constantemente leyes, sino que acata con sumisión y complacencia las leyes inmutables que el Creador de todo el universo ha establecido hasta el final de los tiempos.


13

Dhul Qui’dah 1436 / Septiembre 2015 ISLAM HOY

¿Qué es lo clásico? esde la antigua cultura clásica grecorromana o china, pasando por el teatro español clásico del Siglo de Oro, el teatro de Shakespeare, la Comédie Francaise de Molière, hasta la física clásica, la música clásica,

cómo vivimos nuestra vida. Lo clásico es sobre todo la aceptación consciente de que el mundo entero, empezando por nosotros mismos, está hecho de opuestos. Los clásicos se distinguen de los demás (románticos, revolucionarios, esotéricos y exotéricos, etc.) porque confirman las polaridades de la vida para aguantar la enorme tensión entre ellas en el nivel más alto posible. El filósofo Heráclito (535-484 a.C.) decía: “El camino hacia arriba y hacia

de la armonía, una indicación hacia el secreto invariable del cosmos. Lo clásico procura superar el miedo porque vuelve a la experiencia de lo sublime. El Occidente cristiano no conocía los nombres de Allah que expresan este atributo Suyo: Al Alíi (El Sublime) o Al Adhim (El Grandioso); pero viendo una montaña inmensa, un cielo vasto, o escuchando una música poderosa el corazón no puede negar la experiencia de lo sublime. Y así como al enfermo

Uno de los ejemplos en la Europa moderna, donde dos hombres extraordinarios (Goethe y Schiller) buscaron una respuesta a las convulsiones de su época, fue el período entre 1786 (el año del primer viaje de Goethe a Italia) y 1805 (cuando murió Schiller). Esa época literaria, de unos veinte años, fue nombrada el Clasicismo de Weimar, por la ciudad situada en el centro geográfico de Alemania, donde vivían. Para evitar futuras gue-

arte más elevada es vivir una vida completa y feliz. En sus Máximas y reflexiones, dice lacónico: “Lo clásico es lo sano, lo romántico es lo enfermo”. A los musulmanes nos conviene conocer la historia de este país y continente para ser capaces de entender y ayudar a nuestros contemporáneos que buscan la verdad y una vida digna en las ruinas de la historia. Toda la obra de Goethe y Schiller busca el justo medio de la creación, la confianza y la

el rock clásico, coches clásicos (de época) y los famosos partidos deportivos, son muchos los usos de la palabra “clásico”. Según Wikipedia, lo “clásico” significa ‘algo digno de imitación’ (del latín classicus, ‘perteneciente a una clase, particularmente a una clase superior respecto de una inferior; lo que debe tomarse como modelo por ser de calidad superior’). Sin limitarse a ninguna época o civilización en concreto, se reserva el calificativo de clásicas a las producciones culturales que alcanzan el rango de lo sublime”. Quizá el rasgo más propio de lo clásico, aparte de su excelencia, es su elevado sentido de la medida y del equilibrio. Como es modélico, lo clásico a menudo parece ser algo para museos, es decir, separado de la vida cotidiana. Pero como sus medidas clásicas siempre se refieren al ser humano, lo clásico no pertenece a museos, más bien es una manera de

abajo, uno y el mismo” (fragmento 69). Eso sí, donde hay dos, hay duda. Para salir de la duda los clásicos buscan lo seguro, se acuerdan de lo invariable en un mundo que no para de cambiar, el equilibrio del justo medio, siempre anhelado pero raramente conseguido. A finales de la Edad Media (siglos XV y XVI), Occidente rechaza la doctrina cristiana, pero también pierde la conexión íntima con el Creador –vaciar la bañera con niño y todo– buscando una verdad que no choque con la razón y la ciencia. Mientras la Iglesia destruía muchos manuscritos de la Antigüedad, los musulmanes rescataron la herencia grecorromana a través de sus traducciones en el Bagdad del siglo IX y en Al Ándalus del siglo X y XI y la incorporaron en su visión más amplia de la creación. Desde entonces hasta hoy, “lo clásico” siempre ha sido el recuerdo de las leyes, del orden,

le da igual entender cómo un rras civiles que siguieran el momedicamento es capaz de qui- delo de la Revolución francesa, tarle sus molestias –le basta con Goethe y Schiller volvieron a los ideales clásicos del arte de los antiguos griegos. Goethe buscaba en la naturaleza un modelo para enComo es modélico, tender el Universo; mientras lo clásico a menudo tanto, Schiller se centraba en parece ser algo para la historia y el arte. Mientras Goethe quería entender el museos, es decir, mundo y contemplar su esenseparado de la vida cia, Schiller quiso cambiar al cotidiana. Pero como ser humano a través de la “edusus medidas clásicas cación estética del hombre”; la belleza, la libertad del juego y siempre se refieren la moral universal derivados al ser humano, lo del encuentro con lo sublime clásico no pertenece son sus claves para llegar a un a museos, más bien ser humano completo. Según Schiller, lo sublime expulsa es una manera al hombre del mundo sensode cómo vivimos rial y lo lleva al mundo de las ideas eternas. Lo sublime, para nuestra vida Schiller, es la tragedia donde el héroe (por ejemplo en su obra llegar al alivio, con o sin enten- de teatro Wallenstein, 1799) dimiento de su funcionamien- encuentra su catarsis (purito–, pocos llegaron al fondo de ficación) y, así, su papel en el su experiencia. destino. Para Goethe la obra de

justicia en vez de quedarse con la resignación o la venganza. El que entiende esto no quiere eliminar a su oponente, sino que debe tratarle con nobleza porque sabe que forma parte de su propio destino. Sin dos, no hay equilibrio. Quien dice: “¿Eres de derechas o de izquierdas?”, en realidad pregunta: “¿Qué tipo de manco quieres ser?”. Hoy, mientras los tiranos del mundo hacen lo que siempre hicieron: sembrar el miedo y enemistar a los pueblos para ampliar su dominio vil, sería útil conocer la historia de los tiranos, del faraón, para saber quién puede liberarse de su opresión. Quien busca lo clásico busca la clase, el modelo de una persona superior. Con toda su ilustración y desarrollo tecnológico después de 1400 años de historia, Europa no tiene ni idea de quién es Muhámmad (la paz sea con él). Es el “secreto abierto” (Goethe) más grande que hay. Quien lo busque lo encontrará.

Ahmad Gross Granada

D


14

Dhul Qui’dah1436 / Septiembre 2015 ISLAM HOY

La Galera morisca Yahia Ballesteros Granada

L

as guerras moriscas han dado mucho que hablar y cientos de publicaciones sobre aquellos episodios; pero gran parte de lo escrito presenta lo ocurrido de manera tan tendenciosa y acientífica que para gran parte del público, poco o mal informado, aquellas fueron contiendas de españoles contra extranjeros de origen árabe. Y nada más lejos de la realidad. Que una parte bien numerosa de los hispanos fuera de religión musulmana y tuvieran el árabe como primer idioma no implica en absoluto que fueran de raza árabe. Ni ellos ni sus antecesores, musulmanes también y áraboparlantes desde siglos atrás pero tan hispanos como los de lengua latina (originaria del Lacio, en la actual Italia, al fin). Así que decirles moros (o moriscos en otro contexto y tiempo) no puede significar otra cosa que islámicos de corazón y de fe.

Que una parte bien numerosa de los hispanos fuera de religión musulmana y tuvieran el árabe como primer idioma no implica en absoluto que fueran de raza árabe. Así que decirles moros no puede significar otra cosa que islámicos de corazón y de fe

De entre las innumerables obras sobre aquella rebelión y su represión por el ejército cristiano, tres son las más reconocidas, escritas además por testigos más o menos directos pero que escribían cuando ocurrieron: La guerra de Granada, de Diego Hurtado de Mendoza, un noble granadino que tuvo problemas con la burocracia de Felipe II, que era considerada por aquel como corrupta e ineficaz; Historia de la rebelión y castigo de los moriscos de Granada, de Luis de Mármol y Carvajal, un soldado con menos preparación literaria pero de gran minuciosidad en sus relatos; y La guerra de los moriscos (en realidad Segunda parte de las guerras civiles de Granada), de Ginés Pérez de Hita, soldado también y que es el que escribe la más vitalista y emotiva de las tres, siendo además la que deja más claro el carácter de “guerra civil” de aquellos enfrentamientos entre nativos del mismo país pero de

Panorámica del pueblo de Galera, Granada. distintas religiones. Ninguno w. s.). A pesar de ello, habla de entra en las causas que los pro- los moriscos con respeto y, si vocaron, pues todos temían a bien, como soldado cristiano la Inquisición. En 2008, Ana que es, se deshace en halagos Reche Sánchez publica en para con los suyos, reconoce el Baza (ediciones ADG) una valor, la fe y la gallardía de los adaptación al español actual moriscos, que prefirieron mode la Crónica del cerco y des- rir luchando con honor antes trucción de la Galera morisca, que entregarse. Llega a recofragmento de la obra de Pérez nocer que, de haber contado de Hita sobre estas guerras. estos con municiones y la ayuAunque el autor fue soldado en da que esperaban, no hubieran aquellos tiempos, no participó podido vencerles. Y no oculta en el cerco a Galera, así que su que mientras el bando cristianarración no es la de un testi- no contaba con los tercios de go presencial, sino que se vale Nápoles (los más temidos en para ella del diario de guerra el mundo de entonces), cuade un compañero de armas: el tro piezas de artillería, pólvoalférez Tomás Pérez de Evia, ra para voladuras de muros que sí intervino en los hechos. y murallas y un total de unos Que Pérez de Hita no fue tes- doce mil soldados profesionatigo presencial se nota en de- les, los moriscos de Galera, que talles como el grito de guerra no eran militares y apenas lleque pone en boca de los mo- gaban a cuatro mil (incluidos riscos: ¡Mahoma! ¡Mahoma!, niños, mujeres y ancianos), impensable en cualquier mu- tenían que defenderse con piesulmán, que ve en ese nom- dras (de la que eran expertos bre la degeneración de origen lanzadores, dice el cronista), cristiano y propósito despecti- flechas y espadas, junto a alguvo hacia el nombre verdadero nas herramientas de pico que del profeta Muhámmad (s. a. utilizaban como armas.

Aun así, las tropas de D. Juan de Austria, con él mismo dirigiéndolas en persona, necesitaron desde el 18 de enero al 9 de febrero de 1570 para tomar el pueblo, tres semanas. El cronista narra cómo hasta los niños y las mujeres intervenían en las batallas suministrando piedras a los hombres y, en algún caso, interviniendo las mujeres en el cuerpo a cuerpo, como una mujer llamada Zarzamodonia, descrita en la narración como alta y morena, que con su espada llegó a matar hasta 18 caballeros de entre los mejores del ejército cristiano antes de caer abatida por un certero arcabuzazo. Calderón de la Barca (cristiano nuevo) se inspiraría en un morisco relacionado con aquellos hechos para su drama Tuzamí de la Alpujarra, o Amar después de la muerte. La represión de D. Juan de Austria, tras la victoria, no pudo ser más cruel, como el propio cronista reconoce. Mandó asesinar sin piedad a todos los supervivientes (pocos, pues la mayoría había muerto en el combate), incluidos mujeres y niños. Sólo en el último momento se apiadó de algunas mujeres y de los niños menores de cinco años. También prohibió edificar en el pueblo, y si los herederos de D. Juan Enríquez, dueño de las tierras, querían repoblarlo, tendrían que hacerlo en la llanura y sin murallas. Hoy día, Galera extiende, junto al pueblo crecido con la repoblación en el llano, varios barrios de casascueva, en parte rehabilitadas por extranjeros que buscan un lugar tranquilo y hermoso en el que vivir. Pasear por esas calles empinadas y bellísimas, de casitas recogidas e integradas con la tierra que las rodea, agreste y singular, todavía puede hacer sentir aquella esencia espiritual y aquel carácter aguerrido y hondo que un día las habitó.


15

Dhul Qui’dah 1436 / Septiembre 2015 ISLAM HOY

Idealismo y existencia amigo de Gregers de la niñez, venda de los ojos de su ami- también la economía de su logrado. Su éxito se encar-

na en Hedvig, la hija basAbdulbasir Ojembarrena a quien su padre ha ayuda- go Hialmar, por quien siente vida familiar. do también para que se gane afecto y respeto. La verdad Sólo así los cónyuges se tarda, que es la luz de su Ciudad del Cabo, Sudáfrica

E

n la obra de Ibsen El pato salvaje, un personaje llamado Gregers encarna la reivindicación del ideal, la demanda de hacerlo real, de que opere efectivamente en la vida ordinaria, se transforme en carne y sangre. Tanto el escritor como el lector se adentran en la experiencia humana representada por Gregers, Hasta el comienzo de la acción dramática, Gregers ha vivido retirado en las minas de su padre situadas en las montañas, a donde ha escapado huyendo de su familia. Como hacen los patos salvajes heridos por las balas del cazador, se ha sumergido tercamente en el fondo de las aguas para no ser capturado. Los cazadores que han herido a Gregers son sus padres. Si bien ha recibido a través de ellos su salvajismo, su naturaleza humana inocente, al mismo tiempo son ellos los primeros que han disparado contra ella. No han podido evitarlo, al igual que los portadores de una enfermedad contagiosa. Su padre, Georges Werle, un comerciante y empresario rico, y su madre, una mujer excesivamente sensible, no se entienden. Esto enturbia la vida familiar de Gregers y se intensifica cuando el padre toma como amante a Gina, una de las criadas de la casa y tiene con ella una hija. Gregers se ve transformado entonces en objeto del afecto apasionado, desequilibrado, de la madre, quien le vuelve contra su padre. Estas son las balas que lo hieren. Sobre todo, cuando la madre muere sumida en la infelicidad y el rencor contra su marido. En medio de las montañas, separado de los hombres, Gregers cura sus heridas mentalmente. Cree volver a la inocencia de la niñez y se imagina que debe regresar a la ciudad para compartir la riqueza de sus ideales puros con aquellos que los necesitan. Sin embargo, como los ha consolidado lejos de los hombres, ignora lo que significa vivir el ideal, algo distinto del idealismo que ha adoptado. Naturalmente, el drama de la confrontación del idealismo de Gregers con la realidad es una continuación de su historia familiar. Durante su ausencia, su padre ha orquestado el matrimonio de Gina, su antigua amante y madre de su hija, con Hialmar, un

la vida como fotógrafo. En una escena del primer acto, Gregers, con una rígida e ingenua interpretación de los hechos que excluye la compasión, se lo reprocha amargamente a su padre. Éste le anima a olvidar el pasado, a reconciliarse con él, reintegrase en la familia y entrar en sus negocios como socio. Gregers rechaza ciegamente la oferta paterna. El lector experimenta cómo el misionero idealista no ha dejado de ser el niño herido de antaño, al que sus traumatismos han vuelto de una crueldad cándida y entusiasmada. El lector se pregunta qué puede hacer una persona así. La respuesta le llega inmediatamente. Gregers le comunica a su padre que retirará la

exige que sepa que su matrimonio es un engaño, que su mujer no es sino la antigua amante de su padre, que su hija es la hija de otro hombre, que éste ha pergeñado no sólo su matrimonio sino

Naturalmente, el drama de la confrontación del idealismo de Gregers con la realidad es una continuación de su historia familiar

purificarán y podrán iniciar una vida auténtica construida sobre fundamentos sólidos. En esto se concretará la misión iluminada concebida por él en las montañas. Por un lado, su padre será castigado y se restablecerá la justicia; por otro lado, su amigo, ignorante de la corrupción en la que vive, se salvará y podrá vivir en adelante libre de toda mancha. “Pobre desdichado” – piensa su padre. Ya que se dan, en el mejor de los casos, dos verdades. Una, la idealista que Gregers se propone restablecer en todo su esplendor. La otra es que, se juzgue como se juzgue lo que ha hecho su padre con Gina y Hialmar, el matrimonio de éstos es un matrimonio

hogar. Además, Hialmar no es el hombre de verdad que quiere imaginarse Gregers. Tampoco Gina es una pobre mujer liviana, sino todo lo contrario. Como él, Hialmar sigue siendo niño. Pero no herido, sino mimado. Las dos viejas tías que le educaron con adoración hicieron de él una moneda falsa. Hermoso de aspecto, flautista aficionado, declamador de poesías escritas por otros, inventor ilusorio, en realidad es un hombre perezoso, prendado de sí mismo, carente del carácter viril que se atribuye. A la vez, es afectuoso, buen marido, padre y amigo. En esto sí han tenido éxito sus tías. Por ello su mujer y su hija, que son las auténticamente viriles, cuidan de su hogar y su negocio y le siguen rodeando de los mimos que necesita para respirar. Cuando Gregers le comunica su verdad y le roba su ilusión, se derrumba como un castillo de naipes. Primero se vuelve contra su mujer, después contra su hija. El matrimonio que Gregers ha querido sublimar está punto de ser destruido. Sin embargo, el carácter firme de Gina, el heroísmo de Hedvig y la misma superficialidad de Hialmar lo salvan. La que no se salva es Hedvig, la hija, el pato salvaje, el único ser puro, verdadero e inocente de la historia. Es ella la que paga con su vida el precio del idealismo de Gregers. Hedvig no es superficial y gregaria como su padre. Muy al contrario, su carácter y sus sentimientos son profundos y genuinos. Cuando Hialmar la rechaza, decide adoptar la opción desesperada que le propone Gregers. Sacrificar, como ofrenda propiciatoria a los pies de su padre, el pato salvaje que la familia guarda en el ático y que es su tesoro más preciado. Sin embargo, finalmente, no vuelve la pistola contra su pato querido, eso sería matar la misma vida sagrada e inocente, sino contra su propio pecho. Una afirmación decisiva de su amor por su padre. Pero sobre todo de que su espíritu no es como el alma vacía de Hialmar, sino que encarna precisamente el ideal puro de Gregers. Bajo la corteza amarga de Ibsen, la carne es jugosa y rica. Recuerda en parte la expresión por la mujer, altamente positiva, del más puro instinto de los sentidos a la Una escena de El Pato Salvaje. que alude Wagner.


ISLAM HOY 39, año VII, septiembre-octubre 2015  

Trigésima novena edición del periódico ISLAM HOY.

Advertisement