Page 1

05 Coordinación: Doris Arenas / Edición: Carlos Sánchez

www.isc.gob.mx

Diseño: Argelia Juárez / Corrección: Rosy Orozco

Hermosillo, sonora, México

30 de octubre 2012

A los nuestros In memoriam: Recordando a Armida de la Vara RECUENTO DE CREACIÓN

D

Carlos Sánchez / sonarquevemos@gmail.com

e pronto la sala se convierte en una chistera. En la sala que es el escenario de presentaciones de la Feria del Libro Hermosillo 2012, las evocaciones llegan. Y podemos los espectadores imaginar las locaciones que allí nos describen. Omar de la Vara que es reportero de la fuente policiaca, viaja en la memoria y habla de cuando su tía le contaba historias, allá en Opodepe, Sonora. Su tía: la sencillez al hablar, al actuar, al vivir, recuerda Omar. Su tía: Armida de la Vara, la escritora, la maestra, incansable seductora de las palabras. En la sala que es la Feria del Libro, los espectadores se sumergen en las evocaciones, y entonces viven esos parajes de los pueblos de Sonora, se inmiscuyen en los comentarios y pueden ver a aquellos ancianos, pueblerinos, que Armida de la Vara retrata en su obra. En La creciente, por ejemplo, (novela escrita por Armida), están los personajes del pueblo, sus voces, sus vi-

Publicación diaria durante la Feria del Libro

vencias. Esto lo retrata puntualmente Ana Bertha de la Vara, maestra en la facultad de Letras y Lingüística de la Universidad de Sonora, y también sobrina de la escritora. En el símil de una tarde de café, los invitados a la mesa donde se celebra la obra de Armida de la Vara, encuentran sus virtudes, quien, a decir del también exponente Joaquín Robles Linares, la escritora se jactaba de ser feliz, incluso, un día declaró a un medio, en Mexicali, Baja California, que ella temía por ser tan feliz. Joaquín hace un recorrido por la literatura de la maestra, viaja a los años en que la escritora sonorense radica en Michoacán, y pondera que no obstante su permanencia en esa tierra, siempre la identidad la hacía viajar a su pueblo, a indagar, investigar para luego escribir. Armida celebraba, se vanagloriaba, recordó Joaquín, por su participación escritural en los libros de texto, aplaudía el espacio donde lectores cautivos se congregaban mientras su formación escolar.

Un día contó una anécdota, Armida reseñó la petición que le hiciera un niño vía una carta, en ella exponía la solicitud de la inclusión de cuentos más cortos, “porque luego no me los puedo aprender completos”, argumentaba el niño. Estos acontecimientos un encanto para la escritora. En la sala de las palabras, ante un público atento, los familiares de Armida de la Vara recibieron de manos del escritor José Terán, un reconocimiento por la vida y obra de la maestra. Después la escritora Gloria del Yaqui leería, como un regalo a los espectadores, unos poemas contenidos en Mis amigos los pájaros (muestra literaria), de la escritora de marras, y publicado por el Instituto Sonorense de Cultura, ejemplar que circula de manera gratuita en la Feria del Libro.

ISCsonora


Hermosillo, sonora, México

FERIA DEL LIBRO

EL LECTOR SILENCIOSO en un lugar de encanto

05

30 de octubre 2012

Premian a Carlos Sánchez y Fernando Muñoz En el marco de la Feria del Libro de Hermosillo 2012, los escritores recibieron el estímulo económico y el diploma que los acredita como ganadores del Concurso del Libro Sonorense, géneros Novela y Dramaturgia En medio de un ambiente distendido y fa� miliar, con los galardonados felices, nervi� osos y sonrientes; con Margarita Oropeza, encargada de la Coordinación General de Bibliotecas y Patrimonio Cultural del ISC, y el homenajeado en la Feria, el dramaturgo Ser� gio Galindo, para hacer los honores; Carlos Sánchez y Fernando Muñoz recibieron ayer 29 de octubre los estímulos económicos y el diploma por haber ganado el Concurso del Libro Sonorense, géneros Novela y Drama� turgia, respectivamente. A las cinco de la tarde, en el foro de conferen� cias de la Feria del Libro de Hermosillo 2012, inició la ceremonia de premiación conducida por el escritor Ignacio Mondaca, coordina� dor Editorial y de Literatura de la institución convocante. Dio a conocer los integrantes del jurado de cada uno de los géneros. En el caso de Novela, fueron los escritores Alejandro Toledo, Jorge F. Hernández y Edu� ardo Antonio Parra, quienes otorgaron por unanimidad el premio al original En el mar de tu nombre, de Carlos Sánchez, que participó bajo el seudónimo “Papalote Azul”. Para Dramaturgia, el jurado estuvo integra� do por los especialistas Fernando de Ita, Ele� na Guiochins y Antonio Zúñiga; también por unanimidad, eligieron la obra Abel balitas.

Por Imanol Caneyada

U

na feria del libro, cualquier feria del libro, la Feria del Libro de Hermosillo 2012 suele, entre muchas otras cosas, abrir ventanas a una literatura que se cuece lejos del bullicio de la industria editorial. Una literatura que nada tiene que ver con las listas de los más vendidos ni los actos masivos de publicidad. Una literatura que se nutre del silencio y que tiene por lector a aquel que encuentra en el libro un diálogo con ese silencio, en un lugar de encanto.

nunca le han sentado bien las fronteras-- a poetas mexicanos y, por qué no, a latinoamericanos.

Pordiosera y arrinconadita, la poesía, dicen, redicen y vuelven a decir, está quedándose sin lectores y a quién le importa. Estos de� monios conocidos como Bussines Publishers, antes llamados edi� tores de intachable reputación, andan a la caza de novelas dige� ribles en los aeropuertos. Vale. Pero siempre hay locos. Aferrados, porfiados, contradictorios; excepciones que confirman reglas. Bueno, pues: soñadores.

La analogía con el significado primigenio de la poesía, nos sumer� ge en una serie de poemarios de pulcra, muy cuidada y atractiva edición que recorre generaciones, estilos y propuestas disímiles, entrelazadas por un denominador común: la cuidadosa selección. Para muestra, dos de los autores de la colección que acompaña� ban a los editores en la presentación: Juan Bañuelos e Iván Figue� roa.

Ayer se presentaron dos en la Feria del Libro, rodeados, para col� mo, de poetas aguerridos que resisten, que insisten, que nos re� cuerdan el sentido profundo de la literatura. Ellos también poetas, se vistieron de editores para presentar la co� lección de poesía Yo´o joara, una coedición entre Mantis Editores y Escritores de Cajeme A.C.

El primero nos regaló la lectura de algunos fragmentos de Espejo humeante, un libro capital en la poesía mexicana del siglo XX; de verso selva, pueblo y patria; de verso claro, dialogante; de dolor, llanto y hambre.

Los soñadores: Luis Armenta Malpica, director general de Mantis, y Juan Manz, presidente de la asociación de escritores con sede en Ciudad Obregón. Los aguerridos poetas: los chiapanecos Juan Bañuelos y Balam Rodrigo, y el sonorense Iván Figueroa. Y el agasajo, claro. Resulta que a Malpica (fundador de la editorial de poesía más res� petada del país, con lugar de residencia en Guadalajara), le pare� ció muy buena la propuesta de Manz de editar una colección de poesía sonorense. Luego se hizo extensiva --porque a la literatura

El nombre de la colección fue idea del poeta obregonense, que echó mano de la mitología yaqui y escogió un término que sig� nifica lugar de encanto, un espacio mágico en el corazón de las montañas donde el guerrero acude a reencontrarse con su yo in� terno: Yo´o joara.

El segundo, cuatro generaciones de por medio con el chiapaneco, la lectura de algunos poemas de Sunscreen”; una poesía inmersa ya en la globalidad, en el caos del siglo XXI, en su virtualidad, en su cosmopolitismo, en su artificialidad. Dos poetas separados por el tiempo y la geografía, que confluyen con el lector en ese lugar de encanto propuesto por Manz y Mal� pica en su colección. Algunos otros títulos de Yo´o joara son: Bóveda, del ecuatoriano Ernesto Carrión; Reversos, del cubano Víctor Rodríguez Núñez; Cuerpo en mi cuerpo, del sonorense Ricardo Solís; Manicomio, del peruano Maurizio Medo.

Carlos Sánchez, periodista y narrador, ob� tuvo además este mismo año el premio del Concurso del Libro Sonorense, género Cuen� to, con la obra Hazlo por mi corazón; autor de los libros de crónicas Linderos alucinados y Matar, y del cuentario Aves de paso, está considerado como una de las voces más comprometidas con la realidad de los margi� nados y los desposeídos. Por su parte, ������������������������������� Fernando Muñoz es actor, direc� tor de teatro, periodista y dramaturgo; con� duce el programa de radio teatral “El arte del acto”. Es egresado del Centro de Educación Artística de Hermosillo, con especialidad de teatro. Diplomado en dramaturgia contem� poránea mexicana. Su obra Cortados fue publicada por la Universidad Juárez de Du� rango. En el caso de Novela, el cheque por $40,000 pesos y el diploma fueron entregados por Margarita Oropeza, mientras que los $30,000 pesos a los que se hizo merecedor Fernando Muñoz y el respectivo diploma, el dramatur� go, director y actor Sergio Galindo los puso en manos del ganador. El triunfador en el género de Novela celebró que la literatura brindara momentos como ese, en los que los amigos y seres queridos se reunían para su gozo; el dramaturgo galar� donado expresó la emoción derivada de obtener un premio como el del Libro Sono� rense y manifestó que ya había planes para llevar a escena Abel balitas. Ambos textos saldrán publicados el año que viene, sumándose así a la larga lista de títu� los que el Concurso del Libro Sonorense ha dado a conocer, reuniendo lo mejor de la literatura sonorense, según expresó Ignacio Mondaca.

LA IMPORTANCIA DE LOS LIBROS Ayer estuve platicando con un chicano, me hablaba de su familia. Hace un mes estuve en Japón, mañana planeo viajar al pasado y caer en la madriguera del conejo blanco. Sin moverme de lugar, en un ir y venir guiado por mis deseos. Todo eso es un libro. (Itzamara Gutiérrez, egresada de Literatura).

Publicación diaria de la Feria del Libro Hermosillo 2012  

Notas de los eventos de la FLH2012

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you