Page 1


CAMINAR HACIA AFUERA RUTAS DE ACCIÓN Querida Comunidad Lux: Es tiempo de “buscar y hallar” aquellos caminos que el Espíritu señala a cada uno, dentro y fuera de nuestros espacios ordinarios. El Adviento significa preparación para la venida de Jesús y comienza este 27 de noviembre. El equipo de Pastoral del Instituto Lux se complace en compartirles esta propuesta de oración desde la exhortación del Papa Francisco para el tiempo de Adviento y Navidad. Nos queremos disponer a iniciar este camino desde la certeza de que el Espíritu es quien renueva, sacude e impulsa a la Iglesia hacia una salida fuera de sí, para evangelizar a todos los pueblos. ¿Caminar hacia afuera hace a una Iglesia salir de sí misma? El mismo Francisco lo aclara utilizando cinco verbos: tomar la iniciativa, involucrarse, acompañar, fructificar y festejar (EG 24) . Estos verbos son las cinco rutas que proponemos transitar a lo largo de este tiempo que iniciamos. La propuesta es que cada semana de Adviento nos demos un tiempo para adentrarnos en cada unas de las reflexiones que este cuadernillo contiene, siguiendo las pistas que Francisco nos ofrece en su exhortación, “La alegría del Evangelio”. Esperamos que este material sea útil para sentirnos invitados a tomar pausas en el caminar de estas semanas y que sean espacios de oración que se compartan en familia, en el salón de clases u oficinas de trabajo. Te invitamos a que complementes tu experiencia estando atento(a) a las publicaciones de “Mirada ignaciana” (https://miradaignaciana. com/), sitio web a cargo de la Dirección de Formación Ignaciana del Instituto Lux.

1

RUTA 1 “TOMAR LA INICIATIVA” ¿Qué

paso

podemos

dar

para

caminar

hacia

En esta primera semana vamos a recorrer una de que sugiere Francisco: se trata de “tomar la Para ello, lo que nos propone su Exhortación “va en la línea de un discernimiento evangélico” Pero

¿qué

es

el

discernimiento

afuera? las líneas iniciativa”. más bien (EG, 50).

Evangélico?

Es cuestionar lo que hemos hecho como “normal y natural” en nuestra vida cotidiana y estilos de vida. Es descubrir, desenmascarar o poner en evidencia los engaños y apegos que hemos asumido como normales y naturales. San Ignacio de Loyola nos enseña que los apegos son las cosas que nos impiden alcanzar el fin para el cual hemos sido creados, el cual nos permite la plena realización y felicidad genuina. Los apegos no son sólo las cosas materiales, sino que también pueden ser personas, instituciones y también algunos pensamientos, sentimientos y movimientos espirituales interiores que nos van alejando, muchas veces sin darnos cuenta, de ese fin. Piensa en esto: ¿Qué apegos puedo nombrar en este momento que me impiden mirarme amorosamente y encontrarme con los demás? Los apegos más peligrosos, porque son lo más difíciles de reconocer, son aquellos que suenan a verdad, que parecen razonables y por ello los asumimos sin problema y sin crítica. Cuestionar lo normal y lo natural implica abandonar el cómodo criterio de “siempre se ha hecho así” o “siempre lo he hecho así” y conlleva el reto de repensar las estructuras sociales y personales.

2


“Tomar la iniciativa” es un conjunto de pasos concretos que podemos dar para poder caminar hacia afuera. En cada uno de ellos podemos reconocer apegos y engaños que nos dejan estáticos, sin poder avanzar. Justificaciones y discursos que hemos autoconstruido como incuestionables, innegociables La ruta para tomar la iniciativa nos invita a: •Salir al encuentro de los demás. Salir de mí mismo. •Buscar a los lejanos, a los que no considero normalmente en mi vida y mi historia, a los que no forman parte de mi círculo de amigos y amigas. •Invitar a los excluidos, a los que he olvidado que existen, pero existen.

¿Qué paso puedo ir dando esta semana? Para que estos pasos sean verdaderamente genuinos, es necesario hacernos disponibles a todas las cosas, de tal manera que no busquemos más riqueza que pobreza, ni más honor que deshonor. Te recomendamos esta oración para este momento

“Quiero ser un camino” Quiero ser un camino por el que Dios pueda andar, en el que Jesús pueda crecer, en el que el Señor pueda reinar. Quiero ser un camino donde los hombres encuentren a Jesús, donde mis amigos descubran alegría, donde todo sea paz y esperanza. Quiero ser un camino. camino tuyo, Señor. 3

Sí, Jesús, quiero ser tu camino. Un camino por donde vengas, un camino por donde hables, un camino por donde sirvas, un camino por donde salves, un camino por donde toques, un camino por donde nos abraces. Quiero ser un camino, camino tuyo, Señor. Tomado de jovenesdelmilagro.blogspot

RUTA 2 “INVOLUCRARSE”

“Hemos caído en la globalización de la indiferencia”. Nos volvemos incapaces de compadecernos ante las necesidades y sufrimiento de los demás. Francisco nos propone dirigir la mirada a Jesús que se involucra con los suyos y se pone de rodillas para lavarlos. El dejarse afectar y conmover por el otro nos implica compasivamente con todos y con todo. Se trata de recortar distancias, prejuicios, rechazos.

¿Cuáles de estos recortes me propongo hacer para situarme frente al otro?

4


Jesús demuestra el modo de hacer, de proceder Cristiano. Meterse con obras y gestos en la vida cotidiana de los demás. ¿Cuáles de estos recortes me propongo hacer para situarme frente al otro?

La ruta “Involucrarse” nos invita a: • Ver, tocar al que sufre. • Escucharlo. • Recortar distancias entre nosotros, entre todos. • Meterse con obras y gestos en la vida cotidiana de los demás. No se trata de hacer alarde o movimientos espectaculares. Más bien se trata de dejarse afectar por la realidad, lo que está aconteciendo en la vida del otro, en la vida del mundo.

Oración ¿Cómo callarnos...?

¿Cómo callarnos...? Haznos osados hasta la impertinencia, pero sin cambiar de bando. Ante tantos desmanes de quienes elegimos para ser nuestros representantes y para que nos defendieran en tiempos de crisis, o de quienes llegaron junto a nosotros como enviados para enseñarnos a estar a tu lado y vivir como hermanos, ante el buen vivir de quienes no nos dejan vivir... ¿Cómo callarnos...? Haznos osados hasta la impertinencia, pero sin cambiar de bando. Porque queremos ser tus hijos y no olvidarnos de que somos hermanos; porque queremos ejercer nuestros derechos, los que tú nos diste al inicio; porque nos susurras que no renunciemos a tu soplo y Espíritu; porque no queremos otros señores... ¿Cómo callarnos...? Haznos osados hasta la impertinencia, pero sin cambiar de bando. Escrito por Florentino Ulibarri

Cuando la causa es justa, cuando lo que está en juego es la vida, sea la propia o la ajena, cuando los valores que anhelamos son los de tu evangelio, cuando se nos arrebata lo que nos diste gratis desde el inicio de esta historia...

5

6


RUTA 3 “ACOMPAÑAR”

En esta semana el Papa Francisco nos invita preocuparnos por la fragilidad de los demás y cuidar de ella. A NO tenerle miedo a la ternura. La ruta de acompañar transcurre sobre la vía de la ternura porque da a nuestro caminar un ritmo sanador de projimidad. Ver con una mirada respetuosa y llena de compasión y que al mismo tiempo sane, libere y aliente. ¡Lograrlo implica que ejercitarnos en el arte de escuchar! Escuchar es uno de los verbos más repetidos en la alegría del evangelio. Nos invita a escuchar a todos, a los jóvenes y a los ancianos, escuchar la voz del mundo, de los pobres. Escuchar el grito de Dios. Podemos identificar personas y momentos que nos han acompañado a lo largo de nuestra historia. Esta semana es una buena oportunidad para agradecerlo, abrazar esos momentos y comprometernos a acompañar a otros. Escuchar tiene mucho que ver con acompañar procesos, momentos y la vida. Se necesita aguante, tener mucha paciencia y evitar traspasar los límites.

¿Alguna vez me he sentido escuchado contanta dedicación? ¿Qué me dificulta escuchar así a los demás?

7

Esta ruta nos invita a: • Acompañar a las personas. • Tener mucha paciencia para escuchar con los oídos del corazón. • Aguantar para fortalecernos y ayudar a fortalecer. • Evitar traspasar límites.

¿A quién me siento invitado a escuchar y a acompañar? ¿Con qué acciones sencillas y concretas lo puedo lograr?

Oración ¿QUIÉN? ¿Quién escucha a quién cuando hay silencio? ¿Quién empuja a quién, si uno no anda? ¿Quién recibe más al darse un beso? ¿Quién nos puede dar lo que nos falta?. ¿Quién enseña a quién a ser sincero? ¿Quién se acerca a quién nos da la espalda? ¿Quién cuida de aquello que no es nuestro? ¿Quién devuelve a quién la confianza?. ¿Quién libera a quién del sufrimiento? ¿Quién acoge a quién en esta casa? ¿Quién llena de luz cada momento? ¿Quién le da sentido a la Palabra?. ¿Quién pinta de azul el universo? ¿Quién con su paciencia nos abraza? ¿Quién quiere sumarse a lo pequeño? ¿Quién mantiene intacta la Esperanza? ¿Quién está más próximo a lo eterno: el que pisa firme o el que no alcanza? 8


¿Quién se adentra al barrio más incierto y tiende una mano a sus “crianzas”? ¿Quién elige a quién de compañero? ¿Quien sostiene a quién no tiene nada? ¿Quién se siente unido a lo imperfecto? ¿Quién no necesita de unas alas? Tomado de CVX - España

RUTA 4 “FRUCTIFICAR Y CELEBRAR” Se está percibiendo en esta temporada un deseo más intenso de dar a conocer la buena noticia de Jesús: Evangelizar Te invitamos a leer el siguiente pasaje del Evangelio. Deja que su Palabra acceda a tu interior.

“El Reino de Dios se parece a un hombre que sembró buena semilla en su campo” Mt 13: 24-30 Parábola del trigo y la cizaña “Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña. Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿No habías sembrado trigo en tu campo? ¿Cómo es que ahora hay cizaña en él? El les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos? El les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquen también con ella el trigo. Dejen crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la cosecha; y al tiempo de la cosecha yo diré: Recojan primero la cizaña, y átenla en manojos para quemarla; pero recojan el trigo en mi granero”. 9

La parábola nos habla de la postura alarmista y de lamento que toman algunos al saber que la cizaña aparece junto al trigo. ¿No habías sembrado trigo en tu campo? ¿Cómo es que ahora hay cizaña en él? E incluso la reacción desproporcionada de: ¿Quieres que vayamos a arrancarla? En esta ruta, “Fructificar”, podemos prestar atención al modo de cómo se sitúa el dueño ante estas cuestiones que se le lanzan y descubrir nuestros modos de proceder cuando descubrimos que junto al fruto bueno aparece la cizaña. El reino de los cielos está dando sus frutos La invitación más importante es darse cuenta de aquello que puede ser fruto del Reino pero también a denunciar aquello que atenta contra el proyecto de Dios. ¿Qué frutos del amor de Dios puedo agradecer y recibir? ¿Qué es aquello que puedo reconocer como cizaña, lo que atenta contra ese amor de Dios en mi vida?

Estamos llamados, así como el dueño de la parcela, a no precipitarnos, a hacernos cargo de lo que está aconteciendo en el campo de la realidad y no descartar o eliminar aquello que nos provoca incomodidad. En pocas palabras, es aclararnos muy bien, qué es trigo y qué es cizaña. Esto nos ayudará a cuidar el trigo y a no perder la paz por la cizaña. No tener “arranques” quejosos o alarmistas. Saber dar frutos, saber dar y celebrar la vida.

10


Oración Querido Padre, Dios del cielo y de la tierra: En esta noche santa te queremos dar gracias por tanto amor. Gracias por nuestra familia y por nuestro hogar. Gracias por las personas que trabajan con nosotros. Bendícenos en este día tan especial en el que esperamos el nacimiento de tu Hijo. Ayúdanos a preparar nuestros corazones para recibir al Niño Jesús con amor, con alegría y esperanza. Estamos aquí reunidos para adorarlo y darle gracias por venir a nuestro mundo a llenar nuestras vidas. Hoy al contemplar el pesebre recordamos especialmente a las familias que no tienen techo, alimento y comodidad. Te pedimos por ellas para que la Virgen y San José les ayuden a encontrar un cálido hogar. Amén. Tomado de “Navidad es Jesús”, Aciprensa. Así pues, terminamos este cuadernillo de oraciones con la esperanza de que el nacimiento de Jesús sea un suceso que transcurra a lo largo de todo nuestra vida, de modo que, al salir de nosotros mismos, podamos tomar la iniciativa de expresar el amor de Dios al involucrarnos en la vida de los demás.

11

Referencias bibliográficas 1. Exhortación apostólica Evangelii Gaudium. Capítulo primero “La transformación misionera de la Iglesia”. 2. Centro Arrupe. Jesuitas de Valencia. 3. http://jesus-misericordioso.org/

12


Instituto Lux Cuadernillo Adviento Diciembre 2016

Librito adviento preescolar  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you