__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

MONAGUILLOS Revista Bimensual de la Sección de Monaguillos. Arquidiócesis de México. Año 11. Núm. Suplemento. -Agosto de 2020. Dirección de la Revista: Equipo Enlace. Durango 90. CP. 06470 Ciudad de México 56-58-79-64. Suplemento Correo Electrónico:monaguillos@monaguillos.com.mx especial

* Por los caminos del servicio * Gracias por su servicio... * Encuentro de VI Vicaría * Servicio en Catedral * Reunión Equipo Enlace * Encuentro de Adviento * María * Relevo de Coordinadores * Historias de Mon.aguillos


POR LOS CAMINOS DEL SERVICIO... Equipo Enlace.

H

ace 41 años nadie se imaginaba lo que Dios, a través de un matrimonio, iba a lograr. Todo indica que sus planes, al unir en el Santo Sacramento del matrimonio las vidas de José Iñigo Aguilar Medina y Aurora Martínez Murillo, consistían en dar frutos abundantes para los grupos de monaguillos y las vocaciones. Fue en 1979, bajo la guía del entonces arzobispo de la Arquidiócesis de México, Ernesto Corripio Ahumada, que este ejemplar matrimonio inició su trayectoria de servicio desde la Acción Católica de adolescentes y niños (ACAN), posteriormente en la Comisión de Promoción Vocacional, con Monseñor Norberto Rivera y en la actual Pastoral infantil, bajo la dirección del Arzobispo Carlos Aguiar, al servicio de los grupos de Monaguillos.

2

Suplemento-Agosto 2020.

Así, su misión ha respondido desde siempre a la formación de hombres y mujeres al servicio de Dios. Se preguntará usted amable lector: ¿cómo ha actuado el Espíritu Santo en ellos para formar discípulos y misioneros a la manera de Jesús? Su caminar fue guiado por la acción de Dios a través de la oración y la Eucaristía y mediante la guía de Sacerdotes, laicos y demás personas que les brindaron su apoyo ante la misión que Dios les tenía encomendado: formar monaguillos y animadores en la acción de la gracia divina, para dar respuesta a la llamada que Dios hace a cada uno. Y es que un día, uno se enfrenta al llamado del Señor en las múltiples maneras en las que Él requiere de nuestro servicio y en esa incertidumbre donde Dios se vale de instrumentos para atendernos, Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx


motivarnos, explicarnos, formarnos y finalmente enviarnos a evangelizar, nos busca y encuentra para llegar a Él a través de este santo matrimonio. Iñigo y Aurora son personas que Dios envía para marcar nuestras vidas, que ayudan a descubrir a Cristo despertando la alegría de la misión en cada uno, de forma que, irreversiblemente dirigen la mirada y transforman la manera en que vemos el mundo a través de los ojos y a ejemplo de Jesús. Si alguna vez ha tenido la dicha de conocer y servir a Dios junto a ellos dos, sabrá de lo que le hablamos, pues trabajar a su lado para lograr la misión que Dios nos da, implica sentirse en confianza y libertad para servir y ayudar, con una verdadera actitud de servicio al preguntar siempre nuestra opinión, escuchar nuestras propuestas, creer en nosotros e integrarnos en un equipo con Cristo a la cabeza y a la luz de la Santísima Virgen y los grandes Santos, de quienes siempre han dado testimonio Iñigo y Aurora. De todas las experiencias, que podemos destacar como equipo Enlace, se encuentra todo el servicio a los animadores de Monaguillos, a través de las reuniones, los encuentros, los talleres de formación, las peregrinaciones y un sin fin de actividades en las que imprimieron su compromiso, esfuerzo y sabiduría Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx

en invitarnos a la Santidad a través de su alegría, su humor (contándonos sus chistes), su dirección firme en corregir aquellos errores que nos podían alejar del camino del servicio; también mediante su dulzura, la paz y la calidez con que siempre nos indicaron, como pedir a Dios su sabiduría para ser animadores a la manera de Jesús. T o d o s quienes los hemos conocido llevamos con mucho cariño en el corazón, cada una de sus enseñanzas y aquellas situaciones de oportunidad que nos han colocado en este sendero de formación. Aprendimos mucho de ellos, por lo cual agradecemos su dedicación, paciencia y afecto para acercarnos a Dios, pues se han convertido para cada uno en una inspiración de vocación al servicio del prójimo. Elevamos nuestras oraciones a Dios, para que Él les conceda la gracia de permanecer entre nosotros, para seguir aprendiendo de su grande y santo ejemplo. Él recompense todo su trabajo y como dice Santa Teresa De Jesús “!Oh, qué bueno y verdadero será el amor de quien puede aprovechar a los demás olvidando su propio provecho!” Justo como Iñigo y Aurora nos han enseñado. Equipo Enlace Suplemento-Agosto 2020.

3


GRACIAS POR SU SERVICIO... Pbro. Jonathan Isaac Andrade Cruz Promotor Vocacional de la VI zona pastoral.

“S

alió un sembrador a sembrar. Al sembrar, unas semillas cayeron junto al camino, vinieron las aves y se las comieron. Otras cayeron en terreno pedregoso con poca tierra. Al faltarles profundidad brotaron enseguida; pero, al salir el sol se marchitaron, y como no tenían raíces se secaron. Otras cayeron en tierra fértil y dieron frutos: unas cien, otras sesenta, otras treinta” (Mt 13, 1-8).

El trabajo con los monaguillos requiere constancia, cariño, amor y dedicación por los niños. Hay que reconocer que en los monaguillos encontramos las futuras vocaciones cristianas en la Iglesia, tanto padres de familia, formados en la vida de fe que otorga la formación de los niños en los grupos de los monaguillos, tanto como las futuras vocaciones sacerdotales y religiosas, de ahí, que colaborar con esta pastoral es un trabajo arduo que requiere una completa atención de quien lo realiza. Por eso en esta ocasión queremos dar las gracias a Aurora Martínez e Iñigo Aguilar por todos los años que han dedicado al trabajo con los Monaguillos de la Arquidiócesis de México. En todos sus años de servicio han coordinado un trabajo maravilloso y lleno de frutos, organizando toda la labor pastoral, desde convocar y guiar a los enlaces de cada zona pastoral, organizando la peregrinación anual de monaguillos y el encuentro anual arquidiocesano de monaguillos. Han consagrado su vida y su trabajo a esta tarea de evangelización con los niños, por los

4

Suplemento-Agosto 2020.

que estamos inmensamente agradecidos con ellos y este mes queremos hacer este pequeño homenaje a estos incansables colaboradores del Reino de Dios. Y pedimos a Dios y a la Virgen de Guadalupe que los bendigan abundantemente por estos años de servicio, y deseamos que sigan dando fruto abundante en su vida. Pbro. Jonathan Isaac Andrade Cruz Promotor vocacional de la VI zona pastoral

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx


GRACIAS POR SU SERVICIO... Sus hijos: Aurora y Rodrigo, Elisa, Iñigo. Iñigo y Aurora:

E

l día de hoy Aurora e Iñigo: damos las uando era gracias a Dios niña escribí por su vida y por un artículo para el ejemplo de el periódico su amor a Dios Desde la Fe. El y al prójimo titulo era “Te a través de invito” y fue tan su servicio fácil escribirlo, Elisa, Iñigo, Rodrigo, Aurora; Iñigo y Aurora era una invitación a los demás, a los niños a formar parte de A.C.A.N. deseamos que Dios les bendiga siempre. Ahora, muchos años después es difícil escribir. De ustedes aprendemos que Jesús es nuestro Amigo, Probablemente porqué no hay palabras que que nos hace construir el Reinar de Dios en nuestra describan el trabajo y dedicación que mis padres han vida, deseamos que Dios siga Reinando en nuestros tenido a A.C.A.N. y desde entonces a Monaguillos. corazones día a día, con cariño y agradecimiento:

C

Rodrigo y Aurora

M

is padres, en bambineto, me llevaban a las juntas de la acción católica, la sala de la casa era la bodega donde compaginábamos, armábamos, engrapábamos y empaquetábamos libros, hacíamos la serigrafía de cientos y cientos de camisetas, dábamos informes de cursos y talleres, tomábamos pedidos por teléfono de todos los libros, los preparábamos para que mi papá los pudiera mandar por correo o enviar a las librerías, recibir a los animadores, sacerdotes o hermanas que iban a pasar a la casa a recogerlos. El olor a pintura y el sonido de las imprentas, siempre es algo muy familiar, que siempre me (Pasa pág 6)

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx

Para mis padres, su apostolado ha sido más que eso, es parte de ellos, es su vida. Una vida que ha crecido y se ha fortalecido con el paso del tiempo. Ellos han crecido, formado y apoyado a tantos grupos a tantas personas. Como todo en esta vida han tenido alegrías y triunfos pero también tristezas y obstáculos que superar. Mis padres han seguido adelante a pesar de las dificultades, han aceptado este “trabajo” con todo, lo bueno y lo malo, tal y como es, con los sacrificios y las satisfacciones. Tratando siempre de mejorar a ellos mismos y a los Monaguillos, pero aceptando todo tal cual es. Si aceptar a alguien o algo con todas sus virtudes y defectos no es amor, entonces no sé qué es lo que mis padres han hecho durante toda su vida. Elisa Suplemento-Agosto 2020.

5


recuerdan a mi infancia, acompañar a mi papá al fotolito, ir a recoger los negativos, llevarlos a la imprenta, escucharlo pelearse con el impresor porque el encargado de color parecía que era daltónico, ir todos los fines de semana a una parroquia diferente, ya que iban a dar algún curso, ayudar a subir y bajar el material del coche (que por cierto era un bochito, (donde teníamos que caber todos, los paquetes de todos los libros, todas las camisetas, mis hermanas, yo y la comida), ayudar durante al curso, preparar la pantalla (muchas veces una sábana blanca),

Tener invitado para comer a algún seminarista y luego ir a su ordenación y en la cena a algún sacerdote y un largo etcétera de lo poquito que a mis hermanas y a mí nos tocaba ayudar en casa. Ahora se podrán imaginar que si eso era lo que nosotros hacíamos, ¡cuánto más hacían mis padres!

proyector con todas las diapositivas y la grabadora, enseñar dinámicas y juegos y después más grandes alguna vez dar un tema.

se ha hecho con alegría para los niños y con mucho amor para Jesús.

Ayudar en los encuentros anuales, donde iba una gran cantidad de niños, tantos que no cabían en la capilla del seminario, organizar los grupos, enseñarle a los animadores qué hacer y a veces improvisar y nombrar en ese instante a los más grandes como animadores y asignarles un grupo, correr de un extremo al otro para solucionar algo y claro al final, cuando ya no había nadie, limpiar y recoger toda la basura de todo el seminario, había que devolverlo como nos lo entregaron.

6

Suplemento-Agosto 2020.

Cuarenta y un años (si 41 años) se dice fácil, pero en realidad es una vida dedicada al apostolado, llena de tantas cosas que la gente ni se imagina, o que da por hecho, pero a pesar todo el trabajo que hay detrás, nunca se ha sentido pesado, ya que siempre

Educar, enseñar a pensar a los niños, enseñarlos a amar y acercarlos a Jesús, sería, en resumen, el trabajo de la vida mis padres. Un trabajo que como efecto secundario nos da a todos un mejor país. Muchas felicidades a mis padres por estos 41 años (si 41) que definitivamente su trabajo ha dado y seguirá dando fruto, en nuestro querido México. Con mucho cariño Iñigo Aguilar Santa María de Guadalupe, ruega por nosotros, salva nuestra patria y aumenta nuestra fe. Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx


GRACIAS POR SU SERVICIO... Sus Hermanos: Pbro. Miguel, Catalina, Hernán y Rosalía, Myriam, Isabel y Domingo. Su sobrino y ahijado Santiago.

Q

uiero compartir que Íñigo es casi 11 años mayor que yo, por lo tanto cuando yo era niño, él era un joven que pertenecía a la ACJM (Asociación Católica de la Juventud Mexicana), y él tenía, como uno de sus apostolados, el trabajar con adolescentes y niños en ACAN (Acción Católica de Adolescentes y Niños) en la Parroquia de San Juan Bautista de Coyoacán, Cdmx. Yo pertenecí a los “Vanguardias”, y a los “Aguiluchos” (de ACAN), Íñigo era nuestro guía y animador. Todos los sábados y algunos domingos teníamos actividades. Iñigo nos daba formación cristiana, en base a un librito preparado por él y teníamos muchas actividades formativas, terminábamos siempre nuestra reunión visitando al Santísimo Sacramento que estaba expuesto en la Capilla de la parroquia. Participábamos en juegos, excursiones, visitas a museos, etc. Nos enseñaba un poco de Oratoria. Teníamos también la costumbre de ir a la Eucaristía todos los domingos a las 8 de la mañana, como grupo, y nos subíamos, como varias gentes lo hacen ahora, a las bancas que están en el Presbiterio, de lado derecho. Creo que su apostolado influyó mucho en mí para

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx

descubrir mi vocación, soy Religioso Salesiano de San Juan Bosco, soy Presbítero (Sacerdote) desde hace 33 años. Íñigo se casó con Aurora cuando yo tenía 13 años, después de unos años retomaron el apostolado en la Acción Católica, pero como a los 17 años entré con los Salesianos, ya no he seguido de cerca su apostolado,

solo sé que han trabajado en la Arquidiócesis de México con los Monaguillos, con la pastoral de vocaciones, han participado en el Sínodo de la Arquidiócesis, y han producido un sin número de libros y dado muchísimos cursos a los animadores. Me contaban sus encuentros de Monaguillos en Adviento, en el seminario menor y su peregrinación Suplemento-Agosto 2020.

7


anual a la Basílica de Guadalupe, con cientos de niños, adolescentes y animadores. También han dado charlas, por muchos años a los novios que se preparan al Sacramento del Matrimonio en la Parroquia de Coyoacán. Para lo cual también han elaborado un libro apropiado. Cuando tengo la oportunidad de encontrarme con algún padre diocesano de la Arquidiócesis de México, les digo que soy hermano de Íñigo y Aurora y la inmensa mayoría los conocen. Qué bueno que les reconocen su generosa labor, a través de este número de la Revista, creada por ellos, en este momento de su cambio de estafeta. Dios les bendiga siempre. Presbítero Miguel Agustín Aguilar Medina SDB IÑIGO Y AURORA.

D

esde que me acuerdo, mis papás nos transmitieron la importancia en nuestras vidas, de tener algún apostolado. De pequeños nos motivaron a asistir a los grupos para niños de la Acción Católica. Al pasar de los años, el tener un apostolado se convirtió en parte importante de la vida. Iñigo trabajaba en un grupo parroquial que llamaba misión imposible, en el que también trabajaba Aurora. Ahí empezó su relación de amor. Y su vida apostólica siguió creciendo e hicieron un gran equipo entre los dos. Admiro su dedicación y entrega, pues a pesar de las dificultades, de las críticas negativas, con pasos firmes y mucha paciencia siguieron adelante; pues lo importante es llevar el mensaje de amor de Dios a los demás. ¡Los felicito de todo corazón por la gran labor que han realizado durante tantos años! Dios los seguirá bendiciendo, pues Él no se deja ganar en generosidad. Con todo cariño de su hermana, Catalina Aguilar

8

Suplemento-Agosto 2020.

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx


C

A Iñigo y Aurora:

E

scribo esta carta con mucho cariño y con el recuerdo en mi memoria, de cuando ambos me contaban sobre la gracia de tener un cuarto hijo, al que llamaban monaguillos. Recuerdo a Iñigo contándonos con emoción como su verdadera vocación y oficio era monaguillos, aún poniéndola por encima de su trabajo, como profesor y antropólogo. Tengo presente sus sacrificios de fin de semana para impulsar a los grupos de monaguillos, aún teniendo compromisos familiares y, con especial cariño, recuerdo a Aurora resolviendo todo cuanto podía a los grupos, guías e incluso a los párrocos, para los eventos que se celebraban. Que Dios recompense sus esfuerzos y bajo la intercesión de la Santísima Virgen de Guadalupe, sigan dando frutos. Luis Aguilar

uando me avisaron de que querían hacer una revista de agradecimiento a mi hermano Iñigo y a mi cuñada Aurora, vinieron a mi mente muchas anécdotas que hemos vivido en el apostolado de niños y adolescentes, recuerdo que cuando los invitaron a hacerse cargo de servicio de coordinadores de la arquidiócesis de México del movimiento de ACAN (Acción Católica de Adolescentes y Niños), me platicaron que fueron con bambineto, con su tercer hijo recién nacido y cuando les dijeron que ellos eran la última opción para que fueran los presidentes, ya que a los otros candidatos que le habían ofrecido no lo aceptaron, por lo que ellos dijeron que sí, ya que no se sentían dignos de tal encargo, pero al ver que los que sabían no aceptaron, dijeron que lo poco que pudieran hacer era mejor que nada. Eran los tiempos de que teníamos un nuevo Obispo, Ernesto Cardenal Corripio Ahumada, que tenía ganas de que floreciera los grupos de laicos en la Iglesia, era el principio del año de 1979, antes había estado Miguel Cardenal Darío Miranda, pero antes no renunciaban los obispos a los 75 años y él sirvió como obispo en la arquidiócesis de México de 1956 hasta julio de 1977, cuando tenía 82 años y estaba ya muy enfermo. Por lo que la pastoral requería de nuevos refuerzos y así empezaron con tan solo 3 ó 4 parroquias de las que tenían registro que había ACAN y comenzaron a visitar las parroquias y ver cuál eran sus necesidades y así se dieron cuenta que requerían de libros de formación y de que estuvieran vinculados a nivel diocesano. Recuerdo que establecieron una junta mensual de animadores, eran los primeros domingos de mes de las 10 a las 13 pm, más o menos, allí se comenzaron a diseñar unos materiales, a veces de tener grabado en un casete la música y voz para invitar a formar un grupo a la manera de Jesús, se apoyaban con un carrusel de fílmicas, alusivas a la voz y música, recuerdo que la voz decía hoy nacieron 6,000 niños

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx

Suplemento-Agosto 2020.

9


más y esto tan solo en nuestra ciudad y el canto decía “los niños de quien serán los niños...”. Luego se dieron a la tarea de crear material, libros para los niños y otro para los animadores del grupo en el ACAN nacional, donde de joven Iñigo había trabajado con un matrimonio y un sacerdote, había hecho, para niños varones, dos etapas: exploradores y descubridores, en diseño conquistadores, mensajeros y guías, pero el sacerdote murió y ya no se elaboraron, por lo que ellos se dedicaron a elaborar material para las niñas “abejitas” y adecuaron los de los niños, donde diseñaron las reuniones de cada semana con oración, la encuesta apostólica de: ver, valorar y actuar, donde se ponía, con pequeñas acciones, en práctica lo aprendido y había un canto para cada tema y la oración final, teníamos una forma de saludar que a los niños y adolescentes los hacía ver importantes: siempre unidos y se tomaban del brazo y el que contestaba, si era varón decía, siempre fuertes y las mujeres siempre alegres. Los fines de semana era buscar citas con los sacerdotes y una vez que Aurora obtenía la cita, Iñigo sacaba su guía Roji (no había GPS) y trazaba en el mapa de la ciudad donde estaba la parroquia y se la daba a Aurora para que le fuera guiando, en una bolsa de mandado metían sus libros y tomaban la grabadora, la radio grabadora y una pantalla para proyectar con sus debida extensión eléctrica para poder conectarse a la luz y en algunas parroquias no querían saber de esto y luego los invitaban a salir, en otras si eran aceptados y entonces los invitaban a platicar con los catequistas, para unir la preparación a la primera comunión y luego ACAN para los que ya la habían hecho, y así se promovían en las parroquias un espacio para los niños y adolescentes. Luego se les ocurrió hacer reuniones anuales de todos los de ACAN, recuerdo que las primeras reuniones se hicieron en colegios católicos y comenzaron a crecer los grupos, llegaban unos dos mil niños y luego se fueron a vivir esos encuentros

10

Suplemento-Agosto 2020.

de adviento el primer domingo de adviento en el seminario menor, allá por el estadio azteca y presidía la misa el Cardenal Corripio o alguno de sus obispos auxiliares, recuerdo que una vez estaban los niños cantando a mi burro, donde van diciendo qué le duele y qué ropa o remedio le daban, en eso llegó el Cardenal con su solideo y él se puso a cantar que le ponía un gorrito al burrito. Así era la vida de ellos, todo pensando en los niños y adolescentes su casa era las oficinas, la bodega de libros, allí recibían todo el tiempo a animadores, seminaristas y sacerdotes, que tenían una duda o pedían libros o ayuda para que le pidieran permiso al párroco para que tuvieran ACAN, fue por allí de 1980, cuando el Cardenal les pidió que apoyarán a las vocaciones y les dijo que en su tiempo las vocaciones salían de los monaguillos. Por lo que los invito a trabajar con monaguillos, y como siempre alegres en el apostolado, emprendieron un nuevo reto, lograr que salieran vocaciones sacerdotales para nuestra querida Iglesia, y ya saben, a crear libro del monaguillo, con su ya célebre lotería y para el animador, a pintar camisas con un monaguillo, que les dibujo una religiosa, que por cierto recuerdo que Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx


esos monaguillos no tenían nariz. Se volvieron ajonjolí de todas las reuniones, ya sea de la Diócesis, Vicaria, zona de pastoral, decanato, estaban, Iñigo cargando sus libros en una bolsa de mandado y Aurora en reuniones en el seminario, en la curia, con animadores, con catequistas, recuerdo que Iñigo platicaba que era importante aprenderse los nombres de las cosas para las celebraciones litúrgicas, y lo hacía de una manera amena decía: “Una vez en una parroquia estaba el sacerdote y llegó un feligrés a confesarse y le dijo a su monaguillo, por favor tráeme la Estola que deje en el ambón, y al poco tiempo venia el monaguillo con Estela que estaba con un chavo y le decía el monaguillo aquí esta Estela que estaba con el Chambón... para que eso nos les pase debemos prepararnos y conocer todos los objetos sagrados para las celebraciones litúrgicas que hay en la parroquia”.

F

ui acompañada por Iñigo y Aurora cuando tenía 18 años y había descubierto la necesidad y el gozo de vivir la fe en Jesucristo, recibí formación integral “humana cristiana y apostólica “además de cursos, asambleas en las que compartíamos experiencia y materiales. Y no quiero dejar de notar que también recibí una relación personal y escucha y su orientación y apoyo en mis deseos de estudios universitarios. Más tardes se convirtieron en mi cuñado y concuña, después en compadres. Compartimos muchos años de apostolado en la Acción Católica de Adolescentes y niños ACAN, formando líderes de grupo. Hemos compartido la fe y la vida en familia, por lo cual me siento agradecida. Aprecio mucho su labor en las vocaciones sacerdotales y religiosas. Rosalía

Y así multiplicaron los eventos, crearon “ralies“de vicarias y de la arquidiócesis y promovieron que participaran los seminaristas para que “enamoraran” a los monaguillos, de este trabajo salieron muchos adolescentes y jóvenes al seminario, hoy en día existen muchos sacerdotes, monseñores y un obispo que yo sepa, que trabajó en esta misión que supieron guiar Aurora e Iñigo. Por último yo les digo que por muchos años no tomaron vacaciones, trabajaban de todo, como lograr mejores y más bellos libros a un costo accesible y promovieron a mucha gente e hicieron un espacio para los niños y adolescentes en esta gran ciudad y conocieron, convivieron y trabajaron con todos los sacerdotes de la Arquidiócesis de México, si tú le preguntas a cualquier sacerdote diocesano sabe de ellos, porque los conocieron desde el seminario y siempre haciendo visitas por todas las parroquias, una gran labor que creo que la mayor obra fue del Espíritu Santo y ellos sólo dijeron aquí estoy para hacer tu voluntad. Hernán de Jesús Aguilar Medina. Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx

Suplemento-Agosto 2020.

11


S

oy Isabel hermana de Iñigo. Soy la penúltima hermana de 11 en total y coincido como espejo en esto con Iñigo, que es el segundo de mayor a menor. El primer recuerdo que tengo del apostolado de Iñigo, es cuando cumplí 14 años y aunque él ya estaba casado, me cuestionó cuándo iba a empezar a hacer apostolado, por lo que decidí desde ese momento ser catequista. Poco a poco empecé a oír de su apostolado con mi cuñada Aurora, al cual cada vez se entregaban más, al grado que mi papá le decía que no tenía tres hijos sino cuatro, pues su dedicación al apostolado era como su cuarto hijo. Desde el principio me fue involucrando también en su apostolado, invitándome a los encuentros de niños y adolescentes organizados por ellos, primero en la parroquia, donde yo era catequista, luego en una escuela, para cada vez con más participantes, terminar haciéndolos en el seminario menor con miles de participantes.

Q

ueridos Íñigo y Aurora. Hoy me gustaría externar mí reconocimiento y agradecimiento por su arduo y largo apostolado. Valoro como han asumido este apostolado; con alegría, entusiasmo, lucha, desapego y tantas energías, sentimientos, victorias y caídas. Con el mismo compromiso con el que se cuida a un hijo; para ustedes es bien sabido que hemos llamado a su apostolado como su cuarto hijo, al que han entregado quizás, más que a los otros tres. Podría decir y ejemplificar mucho más, pero creo que en lo anterior está la esencia de la respuesta a su llamada. Por lo tanto termino con: gracias, felicidades y bendiciones. Que Nuestro Señor los recompensé en abundancia. Con cariño Myriam Aguilar

12

Suplemento-Agosto 2020.

Mi papá tenía razón, su cuarto hijo fue creciendo como sus otros hijos, primero con pasos pequeños y tambaleantes, para cada vez darlos más grandes y firmes. Por nuestro parecido, diferencia de edades y porque nunca dejó pasar la oportunidad para involucrarme en su amor, pasión y entrega a su apostolado, muchas veces creían que era mi papá y en ese aspecto lo fue para mí, siempre invitándome, impulsándome, guiándome, enseñándome y poniéndome el ejemplo. Además fue hermoso ver el gran equipo que formaron, Aurora siempre tras bambalinas, apoyándolo, haciendo preguntas para que quedaran claras las indicaciones, organizando todo, viendo que no faltara nada y supliendo cualquier contratiempo. Excelente asistente, siempre con los datos necesarios

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx


a la mano, siempre creando lazos y al pendiente de las necesidades de los que los rodeaban. Otro gran trabajo realizado por ellos y su equipo, que hasta a la fecha me sigue auxiliando, apoyando y enseñando, es el gran número de libros que han creado.

“P

oniendo todos los medios como si todo dependiera de ellos, pero confiando plenamente en Dios porque todo depende de Él”

Así diría que es el trabajo, que desde que yo era un niño pequeño, he visto hacer a mi hermano Íñigo y a mi cuñada por antonomasia, Aurora (cuando nací, ella ya era mi cuñada y por muchos años, la única). Primero en la Acción Católica de Adolescentes y Niños (A.C.A.N) y luego cuando pareció que estaban pensando en retirarse, con un gran nuevo impulso y experiencia con los Monaguillos. Para mi hermano A.C.A.N. y Monaguillos han sido el trabajo de su vida, la antropología es el “hobby” (pasatiempo) que les ha dado de comer. Aunque él le Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx

Muchas gracias Iñigo y Aurora por todo lo que nos compartieron, por todo lo que nos enseñaron, por su entrega y dedicación, que Dios se los pague al ciento por uno. Con todo cariño su hermanita. Isabel

llama su “hobby”, le dedica mucho tiempo y energía a su trabajo y también a su familia que quiere mucho. Aún así no los vi nunca pensando en sólo dar lo que les sobraba. Ayudando a organizar encuentros, peregrinaciones, pláticas, la revista, Iñigo y Aurora pusieron siempre su mejor empeño. Han dado todo de ellos; espero en Dios que Él tome los panes y pescados que ellos han ofrecido y los multiplique en gracias para todos aquellos que directa e indirectamente hemos sido tocados por su testimonio y crezcan las vocaciones sacerdotales, religiosas y de los laicos comprometidos Con cariño y admiración: Su hermano Domingo. Suplemento-Agosto 2020.

13


L

a labor de mis padrinos Iñigo y Aurora en la organización del entonces ACAN y ahora en Monaguillos, no ha sido una tarea sencilla: miles de personas han sido tocadas en su vida por ellos. Desde la intimidad de la familia, me tocó verlos capacitar y motivar a cientos de formadores, los vi yendo con limitados recursos a hablar con sacerdotes, con vicarios y con obispos. Los vi motivando a todxs: a los que les costaba trabajo, a los que les cerraban puertas, a los que no contemplaban a lxs niñxs en las misas, a los que con poco hacían mucho. Me tocó verlos crear libros de aprendizaje, sistematización del conocimiento de la misa, propuestas para profundizar los sacramentos. Los vi crear toda una parafernalia del ser monaguillo, una reflexión sobre una forma más profunda y consiente de vivir la misa. Los vi editando, imprimiendo libros, revistas y playeras, muchas veces vendiendo todo al costo, y hasta poniendo recursos de su bolsa. Los vi definiendo a los monaguillos en cualquier espacio, en la importancia de espacios incluyentes, para todos los tamaños y colores.

Los he visto ser pacientes e incisivos. Los he visto creativos y pedagógicos. Los vi organizar encuentros, de reflexión, de animación, de recreación, los vi dando un sano crecimiento a muchos niñxs y adolescentes que de otras maneras no habrían podido acceder a espacios sanos y seguros, que aportaron a su formación como persona. Les he visto desvivirse y entregar el corazón por forjar un espacio digno para los adolescentes y niñxs en cada templo, en movilizar a cientos de familias a vivir la misa y el servicio en el templo de maneras comunitarias, para organizarse para diseñar y hacer la sotana de los niños, los roquetes de gala, las procesiones. ¡¡¡Y por supuesto los he visto amar, de una forma totalmente particular, a Dios, en cada acción, en las dificultades, en los gozos, en los aciertos, en la intensión de llegar a cada persona, a cada corazón, con un fuego que inflama el corazón, la fe, la vocación y la esperanza!!! Felices 41 años de entregar la vida, de ser ejemplo y testimonio. Con cariño y orgullo Santiago.

Sí, son once.

14

Suplemento-Agosto 2020.

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx


GRACIAS POR SU SERVICIO... Sus compañeros en el Equipo Enlace: Lourdes Mujica, Gema Molina, Sergio Velázquez, Virma Torres, Cyntia Guzmán y Martín Meneses.

C

onocer a Iñigo y Aurora ha sido una experiencia edificante para mí y para toda mi familia. Sin duda son de las pocas personas que, a la par, predican el amor a Dios y dan testimonio en el servicio y la humildad. Dos características distinguen su apostolado: nutrirse insaciablemente de los sacramentos y la vida de oración; y la paciente perseverancia en el acompañamiento de quienes hemos crecido bajo su cuidado. Su cercanía a Dios los mantiene siempre atentos a las necesidades y a los logros de sus colaboradores, a quienes apoyan siempre de manera discreta y generosa. Sin duda, son una pareja tan bendecida que no dejan de ser bendición para quien los conoce. ¡Gracias por todo! Lourdes Mujica

Iñigo: Cómo agradecer tantos años de enseñanza, entrega y animación, para llevar a cabo tan linda misión de enseñar a los niños a servir en el altar. Aurora: Eres una maravillosa persona que sabe guiar a los que estamos a tu lado, nos enseñaste los pasos a seguir, tan importantes para llevar a cabo tan bella labor entre los niños.

H

an pasado los años y con ellos tantos bellos momentos que he vivido a su lado, me enseñaron a llevar un grupo de niños, a motivarlos, a sentirme uno de ellos, a ver y sentir el gran cariño que Dios nos tiene al dar un servicio tan sencillo y a la vez tan bello en el altar, con respeto y cariño, con compromiso y dedicación. Como olvidar esos momentos cuando me inicie con ustedes en la Casa de la Acción Católica, en donde nos reuníamos todos los animadores de A.C.A.N., éramos personas de todas las edades, jóvenes, niños y adultos, pero todos en ese momento de una sola edad, de un solo corazón.

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx

Suplemento-Agosto 2020.

15


Siempre nos recibían con una sonrisa, un detalle, no importaba si el día estaba lluvioso, frío o con sol, asistíamos con alegría, entusiasmo y compromiso. El día se nos hacía poco para todo lo que vivíamos, en cada encuentro salíamos llenos de querer aprender más, todo esto gracias a ustedes, que están llenos de la luz de Dios, esa luz que no tiene un final y que invita a seguir adelante. Éramos una grande familia: Rosalía, Hernán, Noemí, Carmen, Rosalba, Rosario, Irene y Ernesto, gracias a todos ellos y por la coordinación de ustedes. Existimos muchas personas que supimos hacer un “GRUPO A LA MANERA DE JESÚS”. Eduardo, Lupita, Pedro, Juan, Cristina, Justo y Gloria nos enseñaron a tener una responsabilidad frente a los nuevos miembros, de dejar una huella en tantos niños y niñas que sirvieron al altar y ahora son todos unos jóvenes o adultos, llenos de ese amor a Dios y que continúan sin alejarse de Él. Hubo una pausa en mi camino, pero la voluntad de Dios me volvió otra vez a ustedes. Gracias por recibirme y hacerme sentir una vez más niña al servicio del altar. Gracias Iñigo y Aurora por su amistad, enseñanza y confianza. Por motivarme a seguirme preparando en los cursos a los que me invitaron a asistir. Gracias a ustedes porque hasta el día de hoy sigo con esta misión de enseñar y motivar a los niños a servirle a Dios en su altar. Gracias por esta vida que he vivido junto a ustedes. Gracias de corazón por su cariño, sus oraciones y su presencia, pues han formado parte de mi vida. Dios los llene de bendiciones por tantas semillas sembradas y que han dado frutos en abundancia. Dios los guarde y proteja por siempre. Con cariño y un profundo agradecimiento. Gema E. Molina Cruz 2ª Zona Pastoral

16

Suplemento-Agosto 2020.

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx


¡SIEMPRE UNIDOS! ¡SIEMPRE FUERTES!

D

esde que era muy pequeño, Iñigo y Aurora, han estado presentes en mi vida, aun que en esos momentos no me daba cuenta del gran esfuerzo que han tenido para el grupo de monaguillos, cuando tenía alrededor de 7 años se realizaban retiros de Adviento en el seminario menor, los cuales me agradaban mucho, ya que era muy padre servir al altar en la capilla del seminario, aprender y comprender el mensaje de Dios, además de jugar y convivir con las diferentes familias de los integrantes del grupo de monaguillos, formábamos, en ese momento, una sola familia. A mis 32 años sé que Iñigo y Aurora eran los que preparaban todo respecto a los retiros de Adviento, donde asistían muchísimos niños y niñas, a los cuales siempre les gustaba esta actividad. Los monaguillos en mi parroquia eran parte de Acción Católica de Adolescentes y Niños, mejor conocida como ACAN, el cual tenía un saludo que se realizaba cuando llegábamos a nuestra reunión semanal y a nuestras misas, todos los integrantes del grupo, en la actualidad, somos grandes amigos y después de tantos años, todavía conservamos este gran saludo Mis hermanas y yo fuimos parte del grupo de ACAN, SALUDO todavía conservamos algunos libros, libros que nos UNO: ¡SIEMPRE UNIDOS! guiaron, nos ayudaron a estar unidos y ser mejores como familia. OTRO: ¡SIEMPRE FUERTES! En esa época los coordinadores de monaguillos era esta hermosa pareja, lo que me da pié a mencionar Imagen tomada de libro de ACAN que, para mí, siempre he visto que son un matrimonio ejemplar, ya que en sus vidas siempre ha estado presente Dios, en cualquier lado siempre demuestran que con acciones se puede en la actualidad formar una gran Familia, donde siempre será guiada por Dios. En la actualidad soy el coordinador del grupo de monaguillos, en mi parroquia intento formarlos como ACAN me enseñó, a ser mejor persona e hijo de Dios, también soy parte del grupo de ENLACE de la V zona de la vicaría y fue aquí donde conviví y me di cuenta que Iñigo y Aurora han estado presentes en mi vida desde pequeño, sin darme cuenta y ahora como adulto siguen en mi vida, formándome como coordinador y en mi vida personal, ya que siempre siento el cariño hacia mí y a los monaguillos. Le agradezco a Dios por poner en mi camino a Aurora y a Iñigo, ellos han logrado formar a personas de todas las edades “A LA MANERA DE JESÚS” y siempre estaré orgulloso de decir que fui monaguillo y que ser monaguillo en mi vida fue lo mejor de mi niñez, lo único que me queda decir es GRACIAS a Aurora y a Iñigo. Sergio Leonardo Velázquez Amado

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx

Suplemento-Agosto 2020.

17


D

Lo que damos nos es devuelto. Louise L. Hay

urante 4 años o un poco más, que me convertí en coordinadora del grupo de monaguillos en la parroquia de Santos Fundadores, Santo Domingo de Guzmán y San Francisco de Asís y ENLACE de la V zona pastoral, he tenido la dicha de aprender, valorar y compartir gratas experiencias con Aurora y con Iñigo, cada uno ha mostrado que el trabajo que se realiza con amor y ofrecido a Dios, da más frutos de lo que uno espera. Es un gusto conocer a esta pareja, puedo constatar que el trabajo que realizan es profesionalmente, lleno de energía positiva, optimismo, desinterés y humildad, no obstante, cada uno de sus esfuerzos han valido la pena para cada una de las generaciones que han sido testigos del servicio que dan a Dios, haciendo que eso se contagie y se forme una linda familia. Por último, quiero dar las gracias a Aurora y a Iñigo por cada uno por sus esfuerzos y acompañamiento que he recibido de ellos, por algunos de los sabios consejos y deseo que Dios los llene de sabiduría, fortaleza, amor y paciencia, para seguir acompañando a cada uno de los ENLACES como lo han hecho siempre, no solamente como coordinadores, si no como amigos e integrantes de una familia de Dios que son. Virma Torres Cesar

¡Q

ueridos Iñigo y Aurora!

Ustedes son la semilla de un gran proyecto como son monaguillos en nuestra arquidiócesis, muchos de nuestros actuales sacerdotes se formaron con los libros que ustedes minuciosamente se encargaron de hacer para la formación de monaguillos, en cada libro se ve un caminar pastoral, personal, aunque yo llevo muy poco tiempo en el servicio, los he ido conociendo y puedo decir que detrás de todo, habla la experiencia, solamente puedo decir gracias por los años que le dieron forma y sentido a nuestra pastoral, quizá falta mucho por caminar, pero ustedes pusieron la semilla que ha crecido como un roble, ¡Gracias totales! Por su arduo trabajo en estos años. Cuando me postularon como animador frente a mi grupo lo primero que busqué fue un subsidio, no sabiendo nada y lo encontré en la página Web, ha sido esa luz en las tinieblas de muchos que no teníamos ni la menor idea de lo que conlleva ese si rotundo que damos, no sólo a nuestros párrocos, si no a los niños que tenemos al cargo y al servicio, sin más, puedo decir que: ¡Muchas gracias! y felicidades por todos estos años, Que Dios y la virgen los sigan iluminando y nos iluminen en esta etapa. Cynthia Guzmán Enlace 7ma Zona Pastoral, B. Miguel Agustín Pro

18

Suplemento-Agosto 2020.

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx


Mi nombre es: Martín Meneses Rodríguez.

En el Sr Iñigo vimos el amor paterno de Dios.

Soy coordinador de monaguillos de la Diócesis de Nezahualcóyotl.

Su guía, sus orientaciones su confianza etc., etc,

En el nombre del grupo y de los padres de familia, queremos expresar nuestra gratitud a la Sra Aurora, siempre nos a mostrado el amor materno de Dios. Su trato hacia nosotros es como la madre que no hace distinción entre sus hijos, (somos de la Diócesis de neza). Y nunca se nos trata diferente sino igual a los de la Arquidiócesis.

Existen muchas cosas vividas por las cuales sentimos admiración y respeto, y sobre todo el ejemplo que nos dan de fe amor y servicio. Así que por todo esto y mucho más, gracias muchas GRACIAS!!!!. Dios le siga colmando de bendiciones. Atte: Martín.

Gracias mamá Aurora.

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx

Suplemento-Agosto 2020.

19


20 Suplemento-Agosto 2020.

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx


Sr. Obispo Carlos Samaniego RECUERDO DEL ENCUENTRO DE MONAGUILLOS. De la VI Vicaría. 18 de agosto de 2019

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx

Suplemento-Agosto 2020.

21


22 Suplemento-Agosto 2020.

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx


Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx

Suplemento-Agosto 2020.

23


24

Suplemento-Agosto 2020.

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx


Servicio en Catedral. Primera Vicaría. Julio y Agosto de 2019

E

n los meses de Julio y Agosto de 2019, la primera vicaria participó prestando servicio en la celebración eucarística de las 12:00 p.m. presidida por Monseñor Salvador González en la Catedral Metropolitana. Esta experiencia y oportunidad que se nos brindó bajo el apoyo de M. I. Sr. Cango. Ricardo Valenzuela Pérez, Deán del Venerable Cabildo Metropolitano y Rector de la S. I. Catedral Metropolitana junto con los ceremonieros Jorge Luis y Fabián ha sido muy grata en cuanto a la comunicación brindada y el buen trato recibido. Participaron varios monaguillos de diferentes parroquias que integran esta vicaria, incluyendo la sede vicarial, junto con su respectivo promotor vocacional que es el Padre Luis Gerardo. Los monaguillos compartiendo su alegría, compromiso y entusiasmo por no dejar pasar esta oportunidad, se presentaron tanto a los ensayos previos como en las misas que escogieron sus respectivos Animadores cada ocho días. Siempre respetando el reglamento compartido por la misma Catedral. Apoyados en todo momento por su Enlace Rubén Ulises. La convivencia entre ellos mismos, junto con Monseñor Salvador, después de las misas fue una parte esencial en cuanto a las palabras, humildad y ánimo que él compartía tanto a los niños, Animadores, como a los padres de familia.

Parroquia La Divina Providencia Animador; Julio César Valdez Pérez

servicio, se concluyó con esta hermosa actividad con un pequeño convivio, donde participaron todos los monaguillos asistentes a lo largo de los dos meses, junto con sus padres de familia y sus Animadores de grupo. Recalcando que solo los monaguillos programados ese día se encargaron del servicio solemne y los demás monaguillos acompañaron como signo de unidad y amistad a sus compañeros en el altar. En septiembre y octubre tocará el servicio a los grupos de Monaguillos de la Séptima Vicaría.

El último fin de semana, en el cual se prestó Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx

Suplemento-Agosto 2020.

25


Parroquia San Lucas evangelista.

Parroquia divino pastor

Animador: Nallely Sierra Mondragón

Promotor Vocacional: Padre Luis Gerardo Cortez Avalos

Animadores: José Lorenzo Espinosa Martínez y Lorena Razo Martínez. Parroquia San Francisco de Asís (zona escolar) Animador: Blanca Ramírez

26 Suplemento-Agosto 2020.

Animador: Rubén Ulises Hernández Herrera Parroquia y sede vicarial: Santos apóstoles Felipe y Santiago

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx


CONVIVENCIA DE CLAUSURA. SERVICIO EN CATEDRAL DE LA PRIMERA VICARÍA.

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx

Suplemento-Agosto 2020.

27


Reunión del Equipo Enlace. Con Monse ñor S alvador Gonz ález

1de junio de 2019.

E

l pasado sábado 1 de junio de 2019, el Equipo Enlace llevó a cabo su primera reunión con el Sr. Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de México, Monseñor Salvador González Morales. La reunión se llevó a cabo en las oficinas de la Curia Diocesana y estuvieron presentes, además de Monseñor, el Padre Rubén Alanís, director de la Comisión de Promoción Vocacional, a la cual pertenece la sección de Monaguillos.

28 Suplemento-Agosto 2020.

En la fotografía de está página, están, de arriba a bajo y de izquierda a derecha: Celeste Guzmán secretaria de la Comisión, Jocelyn Chávez, Patricia Aretia, Mireya Rosales, Monseñor Salvador, Noemí Navarro, Ana Laura Vázquez, Aurora Martínez, Gema Molina, Anaíd Vázquez, Ulises Hernández, Arturo González, Padre Rubén Alanís, Omar Bustamante, Miguel Torres, Marisol Cortés e Iñigo Aguilar.

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx


Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx

Suplemento-Agosto 2020.

29


Me n s a j e Monse ñor S alvador Gonz ález a l E q u i p o E n l a c e .

G

racias, ante todo, por este espacio, de estar aquí con ustedes ,de poder compartir un poco, de saludarles y felicitarles también por el trabajo; ya lo hacia yo un poco el día del Encuentro, pero, sé que no es sencillo, sé que requiere una gran organización para todo este trabajo, coordinación, para que el efecto que estamos buscando en este tipo de eventos..., tanto el Encuentro, la Peregrinación, tienen su sentido, profundo, espiritual, pero también, por supuesto, queremos como animar e impactar en los chicos que de alguna manera van participando. Explicando un poco cómo va a funcionar la tarea de los obispos auxiliares. La idea del Señor Arzobispo es que los obispos auxiliares no tengamos ahora un territorio con sus particularidades, y bueno, que de alguna manera vayamos guiando ese territorio, sino que ahora el Cardenal quiere que podamos auxiliarlo a él en sus propias tareas y más bien al frente de las vicarías territoriales hay un Sacerdote, un Vicario Episcopal territorial, que es presbítero y él va haciendo la dinámica del trabajo pastoral en ese territorio y más bien a nosotros los obispos auxiliares, nos va encomendando las Vicarías Funcionales. Entonces, ahorita, sólo tiene dos obispos

30 Suplemento-Agosto 2020.

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx


auxiliares, que no somos, digamos, obispos de un territorio, que es Monseñor Carlos Enrique y su servidor. Entonces momentáneamente nos ha encargado, nos ha distribuido así la chamba, Monseñor Carlos Enrique, acompañar la vida consagrada y su servidor Vicaría de Pastoral y Vicaría de Laicos en el mundo, Yo tengo dos vicarías, hay un Vicario Episcopal para estas vicarías, pero nosotros hacemos como el acompañamiento episcopal, es un poco la idea. Además como dijo: “quiero que te encargues del Cabildo y que te encargues de presidir en la Catedral los domingos al mediodía”. Entonces yo celebro la misa a las 12:00, ahí en la Catedral y acompaño al Cabildo. De alguna manera, están también ustedes, cuando me dijeron del Encuentro, cuando mandaron la carta para el Encuentro y para la Peregrinación, casi inmediatamente me la pasaron a mi y dijeron: “tú vas a ir” “¡Ah, bueno, yo voy!”. Entonces en nombre del Señor Cardenal pues, estoy acompañando a los monaguillos por toda la importancia que tienen, tanto por el servicio al altar, pero también toda la parte de promoción vocacional, ahí tenemos un semillero fuerte, fuerte, fuerte y tenemos que redoblar esfuerzos, sobre todo viendo los números, ustedes se imaginan que tenemos que hacer todavía

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx

Suplemento-Agosto 2020.

31


algo más, ver cómo lo hacemos de una manera novedosa, creativa, para que podamos realmente seguir fomentando las vocaciones que nos hacen tanta falta.” Monseñor nos narró la experiencia que tuvo a través de una visita de unos monaguillos a la Catedral, donde a partir de lo que observó, piensa que vale la pena que cada grupo parroquial de

monaguillos visite la Catedral, lo cual servirá como incentivo para ellos. Por lo que nos pidió la participación, semana a semana, de un grupo de monaguillos, lo cual serviría, tanto para que él se sienta acompañado, como de motivación a los niños en su servicio al Altar. Nos pidió que nos coordinemos con el Padre Valenzuela. Y se toma el acuerdo que comience la primera Vicaría el primer domingo de julio de 2019. Se propone promoverlo en la página de Monaguillos. El orden será: 1ra (julio y agosto) , 7ma (septiembre y octubre) y 8va (noviembre y diciembre), posteriormente las demás vicarías.

32 Suplemento-Agosto 2020.

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx


Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx

Suplemento-Agosto 2020.

33


ENCUENTRO DE ADVIENTO 30 de noviembre de 2019

34 Suplemento-Agosto 2020.

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx


Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx

Suplemento-Agosto 2020.

35


Cambio de Coordinadores Diocesanos 8 de Febrero de 2020.

Gracias a Enrique y Mireya por su compromiso

E

l 8 de febrero de 2020, en la Reunión General de Animadores de Monaguillos, se presentaron los nuevos Coordinadores Arquidiocesanos de los grupos de Monaguillos: Enrique León y Mireya Rosales. Y dimos las gracias a Iñigo Aguilar y Aurora Martínez, por el tiempo en que ocuparon dicha coordinación. Ahora seguirán en el Equipo Enlace.

Ambas parejas se reunieron previamente con Monseñor Salvador González, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de México, quién a propuesta del Equipo Enlace, aceptó que se llevara a cabo este relevo. Pertenecen a la sexta zona pastoral y que han venido trabajando con el padre Isaac Andrade. Le pedimos a Dios que les dé a los nuevos coordinadores, Enrique y Mireya, su sabiduría, para que puedan llevar a cabo la obra que les ha encomendado.

Gracias a Iñigo y Aurora por su servicio 36 Suplemento-Agosto 2020.

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx


MARÍA

MARÍA

La Virgen María es hija de san Joaquín y santa Ana, casada con san José, de oficio carpintero y madre del Niño Jesús, Hijo de Dios. La presencia de María en los relatos bíblicos comienza con la narración de la aparición del Ángel Gabriel a María, en el acontecimiento que conocemos como La Anunciación. María es llamada: “llena de Gracia” “Bendita entre todas las mujeres”

“Madre del Señor”

En el evangelio de Lucas encontrarás que los dos primeros de sus Capítulos, están dedicados a la Concepción e infancia de Jesús.

Te presentamos algunas de las apariciones y de las advocaciones de la virgen María:

Nuestra Señora de San Juan de los Lagos, en México. Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, en Roma Italia.

Nuestra señora de Guadalupe en México

Nuestra señora de las Lágrimas, en Brasil. Nuestra Señora del Refugio y Nuestra Señora de las Mercedes, en España.

Nuestra señora de las Lágrimas en Brasil

Nuestra Señora del Divino Amor, en Italia. Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx

Suplemento-Agosto 2020.

37


Nuestra Señora de Czestochowa, en Polonia. Nuestra Señora de Pontmain, en Francia. Nuestra Señora de los Dolores de Chandavila, en España.

Virgen de Fátima, en Portugal

Nuestra Señora de la Cinta, en España. Nuestra Señora de la Concepción Aparecida, en Brasil. Virgen del Carmen, en Chile. Virgen de Fátima, en Portugal. Virgen del Carmen, en Chile

Virgen de Lourdes, en Francia. Virgen de la Caridad del Cobre, en Cuba. Virgen de la Candelaria, en España. Virgen del Rocío, en España.

Virgen de Monserrat, en España

38 Suplemento-Agosto 2020.

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx


Virgen del Pilar, en España. Virgen de los Remedios, en España. Virgen de Chiquinquirá, en Colombia.

Virgen del Pilar, en España

Divina Pastora de las Almas, en Venezuela. Virgen de Luján, en Argentina. Virgen de los Remedios, en España. Virgen de la Esperanza Macarena, en España. Virgen de la Montaña, en España.

Virgen Chiquinquirá en Colombia

Virgen de los Milagros de Caacupé, en Paraguay.

¿Cuántas de estas advocaciones conoces tú?

Virgen de lujan en Argentina

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx

Suplemento-Agosto 2020.

39


Mรณni Reyes http://historiasdemonaguillos.blogspot.mx/

40 Suplemento-Agosto 2020.

Revista Monaguillos. www.monaguillos.com.mx

Profile for Iñigo Aguilar

Revista Monaguillos No. Suplemento especial. Agosto 2020.  

Revista Monaguillos No. Suplemento especial. Agosto 2020.

Revista Monaguillos No. Suplemento especial. Agosto 2020.  

Revista Monaguillos No. Suplemento especial. Agosto 2020.

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded