Page 1

1


LA NUEVA EVANGELIZACIÓN Y LA PIEDAD POPULAR Urgidos por la voz reiterada y clara del magisterio de los últimos Pontífices, también del actual Benedicto XVI, los católicos precisamos acercarnos y llenarnos de la luz del Evangelio de Jesucristo, en medio de la cultura neopagana que nos toca vivir para proyectar esa luz sobre nuestros coetáneos y cristianizar esta nueva cultura. A este camino emprendido lo llamamos NUEVA EVANGELIZACIÓN. Por otra parte, el Concilio Vaticano II, afirmó, en el Decreto Apostolicam Actuasitatem, que la Iglesia, en el cumplimiento de su misión, no puede prescindir de la obra de los laicos (nº 2). Su acción, dentro de las comunidades eclesiales, es tan necesaria que, sin ella, el propio apostolado de los pastores no conseguiría la mayoría de las veces plenamente su efecto (nº 10). Por ello, los fieles asociados en Cofradías y Hermandades están llamados a ser los primeros en este proyecto eclesial, tan urgente y necesario. Las Cofradías y Hermandades son, como bien sabemos, asociaciones públicas de fieles laicos que nacen en el seno de la comunidad eclesial. Son manifestación de comunión y contribuyen a enriquecerla y proyectarla ante la sociedad. Como afirmó el Beato Juan Pablo II: «la comunión eclesial, ya presente y operante en la acción personal de cada uno, encuentra una manifestación específica en el actuar asociado de los fieles; es decir, en la acción solidaria que ellos llevan a cabo participando responsablemente en la vida y misión de la Iglesia» (ChL. 29).

1. Criterios de eclesialidad de cofradías y hermandades La Conferencia Episcopal Española en sus Orientaciones pastorales para el apostolado seglar, del año 1972, destacaba como fines y objetivos fundamentales para estas asociaciones los siguientes: Contribuir a desarrollar la conciencia de bautizados en la Iglesia; asumir la preocupación por la misión de la Iglesia que es evangelizar; poner máximo interés para lograr que la asociación sirva de renovación personal y comunitaria a todos los hermanos; ser dóciles a las inspiraciones del Espíritu y fieles al magisterio eclesiástico en las tareas de renovación de la Iglesia; cooperar a dar mayor presencia, dinamismo y solidez al ejercicio del mandamiento del amor; aceptar gozosamente el amor a la pobreza y aprestarse a compartir la suerte con los pobres de esta tierra; poner los medios para llegar a adquirir una adecuada conciencia social y aceptar sus compromisos temporales como cristianos; convertir sus vidas en una escuela de cristianismo; mantener su identidad cristiana sin miedo y buscar los medios formativos para responder a las situaciones de cambio en las que se vive; ser personas orantes que participan en la liturgia de la comunidad parroquial, especialmente en la Eucaristía dominical; sentirse parte viva de la Iglesia particular diocesana y vivir la comunión cristiana con otras asociaciones y movimientos cristianos (cf. nn. 7-18). Doce principios que son un verdadero termómetro sobre la 3


eclesialidad de una Cofradía o Hermandad, muy a tener en cuenta. 2. La riqueza de las Cofradías y Hermandades Hemos de destacar y reconocer, por otra parte, la rica realidad de estas asociaciones y grupos, en nuestra Diócesis de Jaén, como verdadera gracia del Espíritu. Tendremos que examinar constantemente, entre todos, si responden o no a las exigencias del apostolado seglar y a las características propias del asociacionismo laical, como acabo de señalar, pero hemos de reconocer, por encima de sus posibles limitaciones, su enorme riqueza eclesial. Se precisa, sin embargo, para mantener o incrementar su vitalidad esa constante cercanía del Obispo, Vicaría de Pastoral y Delegación episcopal, con sus responsables y demás hermanos. Sin duda, y quiero destacarlo, uno de los rasgos más característicos de la realidad cristiana de esta Iglesia de Jaén es la riqueza multiforme de su piedad popular. Sus expresiones aparecen por doquier y configuran de forma muy concreta el ritmo de gran parte de las celebraciones del Año litúrgico y de la mayoría de las comunidades parroquiales. Incluso nuestra geografía diocesana sería otra sin esos focos de religiosidad que engalanan y unifican en su fe a muchos cristianos en zonas enteras y en el entorno de ermitas y santuarios. 3. ¿Qué incluye ser cofrade? Debo advertir, para que se tenga presente, que no es verdaderamente hermano cofrade quien se limite a decir: soy creyente porque acepto las verdades que se contienen en el Credo. Tampoco lo es quien reduzca su vida de cofrade a al4

gunas celebraciones en determinados momentos. Tampoco quien únicamente colabora en unas acciones de alcance caritativo, a favor de los más necesitados, o en compromisos de apostolado a favor de la transmisión de la fe cristiana. Aclaro: El sólo ejercicio de ciertas prácticas de piedad popular no pueden considerarse como manifestación plena de una vida cristiana. La piedad popular para que sea realmente lo que está llamada a ser, ha de incluir, de forma armónica, las tres dimensiones señaladas, esto es, estar iluminada por la luz de la fe, tomar parte activa en la comunidad para las celebraciones litúrgicas, sobre todo en el Día del Señor, y aceptar su dimensión apostólica a favor de la transformación del mundo desde la caridad y el testimonio. Dios es quien conoce nuestras limitaciones y siempre nos ama y espera a nuestra puerta para que le abramos, para transformarnos, para la verdadera alegría en nuestro espíritu que proporciona el seguimiento de Jesucristo. Esta brota sólo de la integración armónica completa que cada hermano lleva a su vida personal y que, además, vive en comunidad con los demás hermanos. 4. Algunas precisiones Descendiendo a lo concreto, propongo a cada Cofradía o Hermandad el siguiente itinerario: - Recuperar la actividad de que goza siempre la Palabra de Dios, sobre todo del Evangelio y, desde él, relativizar tradiciones que no se muestran propias de las exigencias de la fe en un mundo secularizado y con crisis tan graves. - Expresarse siempre como instituciones eclesiales, como partes vivas de la Iglesia, incorporadas en las comunidades parroquiales como los primeros,


siendo corresponsables asimismo con las demás asociaciones de apostolado seglar. - Cuidar más lo interno que las formas y establecer sistemas de formación en la fe de los hermanos; recuperar el sentido caritativo y adoptar programas que pongan al vivo su condición de creyentes. - Infundir nueva creatividad en las expresiones públicas de la fe, como pregones, procesiones, viacrucis, rosarios públicos, de modo que resulten verdaderas catequesis vivas, ofertas de experiencia religiosa atractiva, signos sobre todo, del misterio de Dios y experiencia de lo divino. - Arbitrar apoyos concretos para que los hermanos desarrollen con coherencia su fe cristiana en sus familias y en sus deberes profesionales y como ciudadanos. 5. Nuevas prioridades: adolescentes, jóvenes y alejados Nuestra Iglesia diocesana cuenta sin duda con el enorme potencial humano de las Cofradías, Hermandades y grupos en su misión evangelizadora. Continuemos estos trabajos en la parcela de la viña del Señor, que es Jaén, pero a todos nos preocupan las nuevas generaciones de cristianos y los alejados de la fe. Aún resuenan como muy recientes las palabras del Papa Benedicto XVI dirigidas a los jóvenes en la reciente Jornada Mundial de la Juventud, celebrada en Madrid el pasado mes de agosto: «De la amistad con Jesús, les dijo, nacerá también el impulso que lleva a dar testimonio de la fe en los más diversos ambientes, incluso allí donde hay rechazo o indiferencia. No se pue-

de encontrar a Cristo y no darlo a conocer a los demás. Por tanto, no os guardéis a Cristo para vosotros mismos. Comunicad a los demás la alegría de vuestra fe» (Homilía en el Aeropuerto de Cuatro Vientos de Madrid, Domingo 21 de agosto). Estas mismas palabras del Santo Padre las pongo en manos del numeroso grupo de cristianos asociados en Cofradías y Hermandades. Comunicad especialmente a los adolescentes, jóvenes y alejados la alegría de vuestra fe. Cuidad especialmente de ellos. A los mismos jóvenes de las Cofradías les diría que sean testigos de su fe cristiana ante otros compañeros jóvenes. Sois los nuevos misioneros de la piedad popular seguramente heredada de vuestras familias. No os encerréis en vosotros mismos, al contrario, unidos y organizados infundiréis nueva savia en vuestras asociaciones para dar respuestas actualizadas y eficaces. Cometeríais un error cerrándoos en la Cofradía y prescindiendo de la gran fuerza que está imprimiendo la Delegación de Juventud en la Diócesis. Vivid ante todo la novedad y la grandeza del Evangelio de Jesucristo, siendo sus íntimos amigos. Con mi saludo y bendición.

5


MÁS DE 200 COFRADES PARTICIPAN EN EL ENCUENTRO ANUAL DE HERMANDADES Y COFRADÍAS

Los cofrades de la diócesis de Jaén han celebrado su tradicional encuentro con el Sr. Obispo D. Ramón del Hoyo. Más de 200 cofrades de toda la diócesis se reunieron en el Seminario Diocesano de Jaén para celebrar la jornada anual de cofradías y hermandades, organizado por la Delegación Episcopal dirigida por D. José López Chica. Este encuentro de cofradías y hermandades, que cumple su vigésimo tercera edición, comenzó con la Eucaristía presidida por el Sr. Obispo, D. Ramón del Hoyo López, en la capilla mayor del Seminario Diocesano.

6

Posteriormente, y ya en el salón de actos, daba comienzo el acto institucional con unas breves palabras de bienvenida del Sr. Obispo. Por su parte, D. Francisco Rosales, vicario de pastoral, presentaba el nuevo Plan de Pastoral Diocesano 2011/2014, que lleva por título «Evangelizar con nuevo ardor». Rosales hizo especialmente hincapié en lo relacionado con las cofradías dentro del plan diocesano de pastoral. El tema central del encuentro fue la Exhortación Pastoral «La nueva evangelización y la piedad popular», que el Sr. Obispo dirigió a

los cofrades y que fue leída por el delegado de cofradías D. José López Chica. En dicha Exhortación, D. Ramón del Hoyo insiste en la necesidad de una nueva evangelización: «los fieles asociados en Cofradías y Hermandades están llamados a ser los primeros en este proyecto eclesial, tan urgente y necesario». Asimismo, ensalzó la riqueza de las cofradías y hermandades. «Las cofradías y hermandades son, como bien sabemos, asociaciones públicas de fieles laicos que nacen en el seno de la comunidad eclesial. Son manifestación de comunión y contribuyen a enriquecerla y proyectarla ante la sociedad». D. Ramón del Hoyo también afirma en esta Exhortación que «uno de los rasgos más característicos de la realidad cristiana de esta Iglesia de Jaén es la riqueza multiforme de su piedad popular. Sus expresiones aparecen por doquier y configuran de forma muy concreta el ritmo de gran parte de las celebraciones del año litúrgico y de la mayoría de las comunidades parroquiales. Incluso nuestra geografía diocesana sería otra sin esos focos de religiosidad que engalanan y unifican en su fe a muchos cristianos en zonas enteras y en el entorno de ermitas y santuarios».


ENCUENTRO DE JÓVENES COFRADES EN BAEZA

La ciudad de Baeza ha acogido el III Encuentro Local de Jóvenes Cofrades. Este año ha sido organizado por la Cofradía del Santísimo Cristo de la Columna y Nuestra Señora de las Lágrimas, con motivo del XXV Aniversario de nuestra Titular mariana. Los jóvenes nos reunimos en la Plaza de Santa Cruz. Tras las presentaciones y bienvenidas de rigor, visitamos en primer lugar la Iglesia románica de Santa Cruz, sede de las Cofradías de El Calvario y La Vera+Cruz, la Casa de Hermandad de la Fervorosa, la Iglesia Parroquial de Santa María del Alcázar y San Andrés, la Casa de Hermandad de la Patrona y después hicimos una divertidísima ruta turística en el tren de la empresa Pópulo, desde San Andrés hasta la Plaza de los Leones, pasando por los lugares más emblemáticos de la Ciudad. A continuación visitamos la Casa de Hermandad de la Columna. A las nueve de la noche nos reunimos en la Parroquia de El Salvador. El Párroco, D. Mariano Cabeza Peralta, nos dio la bienvenida y nos invitó a vivir intensamente este Encuentro. Hicimos la Oración de la Noche ante el Santísimo, acompañada por la lectura de la Palabra, cantos y reflexiones que hacían hincapié en que la Eucaristía es la presencia viva y resucitada de Cristo entre nosotros. Fue un momento de intimidad personal ante el Señor, pero también una experiencia compartida de comunidad e Iglesia.

La celebración de la Eucaristía al día siguiente fue el acto central del Encuentro. Todos los jóvenes cofrades pudimos compartir la Mesa del Señor en un tono de alegría y compañerismo. Fue presidida por nuestro Párroco, D. Mariano. Los mismos jóvenes nos encargamos de toda la Liturgia. Luego, en el salón parroquial tuvo lugar una charla-coloquio dirigida por nuestro Párroco, en la que, a partir de las vivencias de algunos de los participantes en las JMJ del pasado mes de agosto en Madrid. Por la tarde, en el albergue municipal, tuvo lugar el Café-Tertulia, con el título «Cómo fue mi juventud cofrade». Resultó un agradable coloquio, en el que Laura Garrido, Francisco Moreno, Alejandro Mora y Mª del Mar Pérez expusieron sus vivencias cofrades, generando a partir de sus intervenciones un interesante debate entre los asistentes. En definitiva han sido, como se pretendía, «unas jornadas de encuentro y convivencia cuyo objetivo es hablar de Hermandades, de Juventud, de Iglesia… e intercambiar ideas y formas de pensar, desde la devoción a Cristo y a María». Verdaderamente este Encuentro sirve para concienciar a los jóvenes sobre su papel en las Cofradías, y a partir de las tres ediciones que se han celebrado se han forjado grupos que van trabajando en las mismas, animando y fortaleciendo la vida de Hermandad. 7


CÁRITAS DIOCESANA ORGANIZA LA SEMANA DE LAS PERSONAS SIN HOGAR

El pasado domingo, 27 de noviembre, se celebraba el día de las personas sin hogar. Por ello, Cáritas Diocesana de Jaén organizaba, como viene siendo habitual en los últimos años, una semana dedicada a dicha problemática. El objetivo primordial es intentar concienciar a la sociedad sobre la situación que están padeciendo muchas personas en nuestro país. Cáritas Española, junto con otras asociaciones europeas, llevan a cabo una campaña con el lema «Acabar con el sinhogarismo es posible». Con esta campaña de las personas sin hogar se pretende conseguir que nadie duerma en la calle, que nadie viva en alojamiento de emergencia o temporal por un período superior al necesario y que nadie abandone una institución sin alternativa de alojamiento. Dentro de la semana que ha organizado Cáritas Diocesana, entre los días 21 y 26 de noviem8

bre se exponía una muestra sobre trabajos y actividades realizados en el Taller Ocupacional del Centro de inserción de Cáritas Diocesana ‘Hogar Santa Clara’. La exposición estaba completada con reflexiones expuestas en carteles. El jueves 24 de noviembre, se llevaba a cabo un Flashmob, una concentración solidaria para reivindicar los derechos de las personas sin hogar. Dicha concentración, que se celebraba a las 12 horas en la Plaza de Santa María, coincidió con las de las otras capitales españolas. El domingo 27 de noviembre, el Sr. Obispo, D. Ramón del Hoyo, presidía una Eucaristía en la Catedral de Jaén que estuvo concelebrada por el Vicario de caridad, D. Juan Raya, el Deán, D. Francisco Juan Martínez, y otros sacerdotes de la Diócesis. Durante su homilía el Sr. Obispo hizo hincapié en la privación de derechos que sufren algunas personas y en

la necesidad de concienciación. «Todos somos seres humanos y todos somos titulares de derechos. Nadie sin hogar y nadie sin techo. Son frases que contienen verdades de máxima autoridad, que por desgracia no siempre son tenidas en cuenta en la sociedad. La Iglesia de Jaén, sin embargo, quiere hacer muy suyos los contenidos de estas frases. Hacer caer en la cuenta, a través de los cristianos, a toda la sociedad que hay personas que sufren de la privación de estos derechos fundamentales, y por tanto, aunque la Iglesia no pueda solucionar estos problemas, sí ora, pide, habla y denuncia estas carencias en pleno siglo XXI». Asimismo, D. Ramón del Hoyo quiso ensalzar la gran tarea que se realiza a lo largo y ancho de toda la Diócesis en la asistencia a los más necesitados a través de Cáritas. Así, citó el Hogar de Santa Clara, el Centro Jordán, la Nueva Casa de la Iglesia de Úbeda o el comedor de la Parroquia de Ntra. Señora de Belén y San Roque como ejemplos de esta caridad de la Iglesia. Tras la Eucaristía se celebró un aperitivo fraternal y una jornada de puertas abiertas en el Hogar de Santa Clara. Finalmente, el lunes 28 de noviembre, el Salón Parroquial del templo de Cristo Rey de Jaén acogía una charla sobre Personas Sin Hogar, a cargo de Sonia Olea Ferreras, responsable del Área de Desarrollo Social e Institucional de Cáritas Española, y especialista en personas sin hogar.


9


Todos somos ciudadanos. Nadie sin hogar Juan Raya Vicario Episcopal de Caridad

Sin duda, el problema de las personas sin hogar es una forma extrema de pobreza y exclusión social. Las personas sin hogar están tan presentes en nuestra realidad, nos hemos habituado a verlos durmiendo en la calle o en los cajeros, hablando solos, enfermos, hemos aceptado que no tienen cura. No es digno, ni siquiera en tiempos de crisis, que en España haya tantas personas sin hogar (unas 35.000 personas y aumentando). El estigma, la discriminación y exclusión que sufren las personas sin hogar los convierten, frente a la sociedad, en «personas indignas». La discriminación que sufren les limita el acceso a derechos fundamentales. En muchas ocasiones, cuando se acercan a centros de salud, servicios sociales, ayuntamientos, juzgados, etc. se les rechaza por su aspecto o su forma de comportarse, sin tener en cuenta la situación social que están sufriendo. Con frecuencia se culpa a las personas excluidas de su situación («han escogido vivir así», «ellos se lo han ganado»...). Es necesario combatir la idea de que la falta de hogar depende únicamente del individuo. Conocer las causas y sus efectos en la sociedad, nos ayudará a hacer propues-

tas más positivas y respuestas más eficaces y solidarias. Para ser eficaz, la lucha contra el problema de las personas sin hogar, se deben incrementar iniciativas que coordinen políticas de vivienda, acompañamiento social, salud y empleo. Salvaguardar los derechos de las personas sin hogar es vital. Es una necesidad, no un lujo. Debajo de ese cartón hay una persona exactamente igual que tú, que existe, que quiere cambiar su vida, una persona que se enfrenta diariamente a las dificultades para conseguir alimento, ropa o aseo, que se enfrenta al maltrato social, a la ausencia de medios económicos. Y no os imagináis lo que caminan diariamente para conseguir alimento, buscar empleo y acudir a las citas con los profesionales. En este momento, tenemos en Jaén, en el Hogar Santa Clara para personas sin hogar, a tres personas que han concluido su proceso de reinserción, perfectamente preparadas para la normalidad, capacitadas para asumir un trabajo con responsabilidad, pero que deben seguir ligadas al centro, porque no encuentran trabajo. Desligarse de Santa Clara sería volver a cero, volver a la calle.

CÁRITAS DIOCESANA ANALIZA LA REFORMA DE LA LEY DE EXTRANJERÍA Cáritas Diocesana de Jaén ha celebrado recientemente unas jornadas sobre inmigración y reforma de la ley de extranjería. Con este encuentro se ha proporcionado información y un instrumento formativo más de ayuda a las Cáritas parroquiales, tras la reciente modificación de la Ley de Extranjería. «El objetivo fundamental intentar proporcionar a nuestras Cáritas la información sobre la normativa en materia de Extranjería que regula la posibilidad de que los inmigrantes puedan o no puedan estar en nuestro país y en qué situaciones y circunstancias con el fin de que ellos puedan asesorar a los inmigrantes que acogen adecuadamente. Y orientarlos de un modo correcto», asegura D. Rafael López-Sidro, Director de Cáritas Diocesana. Estas jornadas de inmigración estaban destinadas a todas las Cáritas parroquiales de la Diócesis. En ellas participaron aproximadamente 50 personas, «fundamentalmente han venido de aquellas Cáritas que tienen mayor problemática con el tema de inmigrantes», explica López-Sidro. Zaida González fue la encargada de exponer las reformas de la Ley de Extranjería e incidir en cuestiones como la regulación del régimen de entrada y salida del territorio español, la residencia de larga duración, la autorización temporal de residencia o los procedimientos sancionadores. Tras la exposición se dio paso a un diálogo abierto donde los asistentes pudieron expresar los problemas actuales y algunos casos puntuales y concretos que se dan con los inmigrantes que vienes a la provincia de Jaén para la recolección de la aceituna. «Creo que la reunión fue muy enriquecedora. El simple intercambio de situaciones y de experiencias vividas en unas Cáritas y en otras ya es enriquecedor para todos», subraya López-Sidro. 10


EL ENCUENTRO DIOCESANO DE CÁRITAS ABORDA LA FORMACIÓN DEL VOLUNTARIADO El Seminario de Jaén ha acogido el encuentro diocesano de Cáritas que ha tratado sobre el tema de la formación del voluntariado. «Los voluntarios de Cáritas tienen muy buena voluntad y trabajan fenomenal, pero debemos incidir en el tema de la formación, sobre todo para hacer las cosas mejor. La formación siempre debe ser en un doble sentido: formar las manos, las habilidades, la eficacia en lo que hacemos; pero, también formar el corazón, formar el sentido, el sentido desde el Evangelio que al final es nuestra razón de ser. Para ello vamos a tratar un plan de formación para tres años. Con él incidiremos, también, en los objetivos de la Diócesis, que son formar a los laicos para que la tarea que se haga sea más evangelizadora y, por tanto, más eficaz», explicaba D. Juan Raya, Vicario Episcopal de Caridad. Este encuentro, presidido por el Sr. Obispo, D. Ramón del Hoyo López, comenzó con la oración y con

capié en la necesidad de una formación permanente del voluntariado: «es necesario intensificar la formación espiritual y humana de los voluntarios, bajo la línea de la Doctrina Social de la Iglesia. Los voluntarios, amados por Dios con predilección, precisan una renovación constante y personal. Es necesaria una formación permanente a todos los niveles». Por su parte, D. Emilio López Salas, responsable de voluntariado de Cáritas Española, incidía en las características y la realidad del voluntariado de Cáritas. Asimismo, insistió en los itinerarios y los pasos pertinentes a seguir por los equipos de Cáritas. Después de un breve descanso, la jornada continuaba con dos grupos de trabajo sobre la formación básica y los agentes de pastoral social. Tras las conclusiones, el encuentro finalizó con una comida fraternal.

las palabras de bienvenida del prelado, que quiso destacar la tarea de cada una de las Cáritas parroquiales, así como la estructura y organización de Cáritas Diocesana y las Cáritas Interparroquiales. »Cáritas es amar a lo divino. Esto lo compruebo con mucho gozo en las visitas pastorales. Además, Cáritas ES una gran riqueza de nuestra Iglesia Diocesana. Hay que animar para que en todas las parroquias haya un pequeño grupo de Cáritas, porque la comunidad cristiana debe responder al culto, a la evangelización y a la caridad. La caridad es un pilar fundamental de toda parroquia», aseguraba D. Ramón. Igualmente, el Sr. Obispo hizo hin11


MANOS UNIDAS CELEBRA SU JORNADA DIOCESANA

Un año más Manos Unidas, la Asociación de fieles voluntarios de la Iglesia Católica para el desarrollo de los pueblos del Sur, reúne a sus representantes parroquiales y subdelegados en la Diócesis, no solo para revisar la marcha de la Asociación y hacer planes de futuro sino para además fortalecer la estructura interna de la misma y hacer llegar a todos el saludo y agradecimiento de toda la organización a su trabajo. Se celebra en la Parroquia de San Miguel de Jaén que una vez más nos cede su Párroco D. Antonio Garrido. Se inicia la Jornada con una Eucaristía que preside el Consiliario Diocesano y Párroco de Santa Marta de Martos D. Francisco León concelebrada con D. Luis María Salazar, Delegado Diocesano de Apostolado Seglar y párroco de Santa María de Torredonjimeno. La Asociación de la Iglesia, a través de su Tesorero, dio cuenta de la Memoria Económica de la Campaña de 2010 «Combatir el Hambre proyecto de todos» y de la marcha de la actual de 2011 «Su mañana es hoy». Destacó He12

liodoro Moral, de la primera el que se hubieran cubierto los objetivos económicos, al haberse financiado, desde la Diócesis, doce proyectos de desarrollo realizados en Haití, Benín, Brasil, India, Nigeria, Mauritania, República Centroafricana, Vietnam, Kenia, Perú y Bolivia, estos dos últimos mediante Cofinanciación con el Ayuntamiento de Linares y la Diputación Provincial de Jaén respectivamente. De la campaña actual informa de que sigue a buen ritmo el cumplimiento de los objetivos. La Presidenta Delegada Ana Colmenero tras agradecer la presencia y el esfuerzo de todos los asistentes, subdelegadas y representantes de parroquias de toda la Diócesis, en una maña-

na de sábado lluvioso y preelectoral, informa de la situación actual y de diversos asuntos generales. Destaca y agradece la labor de todos a lo largo del año, para conseguir los fines de Manos Unidas en su doble vertiente: sensibilizar a la población de Jaén para que conozca y sea consciente de la realidad de los países en vías de desarrollo y en buscar apoyo y financiación de los proyectos. Posteriormente informa sobre la próxima campaña 2012 y presenta el documento base de la misma con el lema «La Salud derecho de todos: ¡Actúa ¡» que expone a continuación el Vice Delegado Cristóbal Medina. Este asimismo informa a la Asamblea de su reciente viaje de formación a Brasil donde ha visitado, junto con otros cuatro voluntarios españoles de Manos Unidas, diversos proyectos de desarrollo. Se tuvo un especial recuerdo de los voluntarios y benefactores de Manos Unidas fallecidos durante el pasado año. Por último se intercambia información y experiencias desde las distintas parroquias y subdelegaciones y de una manera más informal se estrechan lazos de amistad compartiendo un ágape.


¿QUÉ SON LOS PROYECTOS DE MANOS UNIDAS? Mi testimonio de un viaje a Brasil para conocer el rostro de la pobreza Cristóbal Medina Chamorro Vicepresidente de Manos Unidas de Jaén. Manos Unidas es la Asociación de fieles de la Iglesia Católica, de voluntarios, cuyo fin es la lucha contra el hambre en el mundo. La forma en que estructura esta lucha es mediante la realización de proyectos de desarrollo que pueden ser: educativos, agrícolas, sanitarios, de la mujer y sociales. Cabe preguntarse ¿Cómo se genera un proyecto? Manos Unidas basa su forma de actuar en los principios del Evangelio y de la Doctrina Social de la Iglesia, considera al otro como un hermano y sin distinción de credo, raza, religión o sexo, trata de llegar a los más pobres. El proyecto surge ante una necesidad palpable bien por iniciativa de un grupo localizado o por medio de un socio local que anima una zona concreta. Este puede ser un misionero, una iglesia local generalmente, si bien se atienden también a otras organizaciones que implantadas en la zona con gran experiencia y seriedad, trabajan con solvencia acreditada ante Manos Unidas. Una vez detectada por cualquiera de estos agentes una necesidad, por ejemplo, una escuela, una clínica, un programa de mejora de un grupo de mujeres, una traída de agua etc., se solicita a Manos Unidas la financiación del proyecto. Es muy valorada la implicación de los mismos beneficiarios en la formulación y desarrollo del proyecto, que este tenga continuidad y que no creen agravios comparativos en la zona. En Manos Unidas se realizan dos tipos de acercamiento a los proyectos: uno es técnico y lo lleva a cabo directamente el departamento correspondiente y otro es de formación por el cual un grupo reducido de voluntarios visitan, en unos días, determinados proyectos de un país. En este año 2011 los viajes de formación se realizaron a Brasil, Kenia e India. Así tres grupos de unas 6 personas viajaron a conocer proyectos en esas zonas. Personalmente he tenido la oportunidad de haber sido incluido en el grupo que viajó a Brasil lo que me ha supuesto realizar una experiencia muy positiva y enriquecedora. Este tipo de viaje permite al voluntario bajar al terreno, conocer a los beneficiarios y a los socios locales de los distintos

proyectos, valorar la complejidad de los mismos, la satisfacción percibida y los problemas surgidos para, al final, comprobar cómo nuestra ayuda llega a la gente. Visitamos proyectos tan distintos como «Ayuda a la prevención del SIDA en adolescentes y jóvenes de Salvador (Bahía), «Apoyo a Niños de la calle» en Recife (Pernambuco) «Generación de renta para grupos de mujeres rurales de 5 municipios del Sertao», «Fortalecimiento de agricultura ecológica» o «Acompañamiento y reivindicación de tierras para comunidades indígenas» en Mato Grosso do Sul. En todos ellos compruebas como los recursos que aporta Manos Unidas llegan y ves como son realmente necesarios. Percibes como, con pocos recursos, la situación de los beneficiarios mejora palpablemente y como, poniendo en sus manos los adecuados instrumentos de desarrollo, son capaces de luchar por si mismos en la consecución de los objetivos. Los problemas se perciben, la vivencia de la pobreza y la diferencia tan abismal con nuestra forma y nivel de vida en el primer mundo te marca profundamente. Tras esta experiencia muchas sensaciones se agolpan en cada miembro del grupo; muchos e intensos sentimientos afloran en cada uno de nosotros y sobre todo la constatación de que estamos luchando por algo importante, que tiene sentido y que es tan serio que hace que te interrogues por la vida actual, nuestra vida de primer mundo, y concluyes en que un cambio es necesario. Por todo ello, ante la campaña de Manos Unidas, hay que estar cerca de ellos, en estos momentos de crisis incluso más, ya que ellos la padecen de forma permanente, y atender a su llamada tomando conciencia de sus necesidades y apoyar los proyectos. La delegación de Jaén en la próxima campaña apoyará también proyectos de Brasil en el convencimiento de que hay que luchar contra la injusticia del hambre, primer paso para conseguir que los pobres puedan desarrollarse por sí mismos. Nuestra ayuda, la de Manos Unidas, no les va a faltar.

13


COMIENZAN LOS ENCUENTROS DE LA ESCUELA DE ANIMACIÓN MISIONERA

El Seminario Diocesano de Jaén ha acogido el primer encuentro de la Escuela de Animación Misionera, dirigida por la delegación episcopal de misiones. «La escuela de animación misionera empezó el año pasado con una motivación muy bonita en torno a lo que es la formación en el ámbito de las misiones. Desde la teología, la pastoral, el testimonio, el compromiso y la vida misionera pretende dar a conocer como funciona el mundo de las misiones, la trayectoria de la Iglesia durante tantos siglos y la experiencia de los misioneros repartidos por los cinco continentes. Su primer objetivo es, por tanto, acercar la realidad misionera a nuestra Iglesia Diocesana de Jaén», asegura Carlos Moreno, Delegado Episcopal de Misiones y Obras Misionales Pontificias de la diócesis de Jaén. Estos encuentros misioneros están orientados a todos los agentes de pastoral y laicos comprometidos con la misión, con el objetivo de ofertar nuevos métodos e ideas para la animación misionera en sus comunidades. «Los encuentros están abiertos a sacerdotes, religiosos y religiosas, catequistas, miembros de los movimientos, cofradías, jóvenes, mayores… Lo importante es que haya una inquietud misionera, un interés por conocer cómo viven los misioneros y la realidad de las tierras de misión. Y también formarnos en esa dimensión misionera y adquirir un compromiso». La periodicidad de las sesiones será mensual y se desarrollarán los sábados por la mañana en el Seminario Diocesano. Los encuentros tendrán momentos de oración, de testimonio, de compartir y de formación. Se pretende, de este modo, preparar a las personas interesadas en la formación, la organización y la cooperación misionera:»empezamos siempre con un momento de oración compartida. Una oración serena y que nos ayude a interiorizar lo que vamos a vivir. En segundo lugar, un momento de reflexión sobre alguna cues14

tión formativa. Y una tercera parte más de testimonio y de compartir experiencias», continúa el Delegado. El primer encuentro de esta escuela de animación contó con la presencia del delegado de misiones de Málaga y misionero de la Consolata, que ha estado trabajando 20 años en Tanzania, del delegado episcopal de misiones de Almería y de un matrimonio de Málaga, misioneros también en Tanzania. Igualmente, al finalizar el encuentro, el delegado de misiones se reunión con un grupo de la delegación episcopal de juventud. «Se está formando un grupo joven dentro de la Delegación de Misiones que va a ser el motor de algunas dimensiones o de algunas actividades. Por ejemplo, la coordinación de los medios de comunicación, la página web, el blog, el facebook y algunas actividades como Sembradores de Estrellas o Infancia Misionera. Lo que se pretende es cooperar con distintas delegaciones y hacer actividades conjuntas para ir al unísono y enriquecernos unos y otros», asegura Carlos Moreno. Los objetivos fundamentales que se plantean en la Escuela de Animación Misionera podrían resumirse, según Carlos Moreno, en varios aspectos. «Por un lado, la formación en la misionología en la vida de la Iglesia. Propiciar un encuentro desde la propia vivencia cristiana y el propio compromiso personal con la misión ‘ad gentes’, que emana del propio bautismo. Se trata de ir adquiriendo los propios compromisos misioneros, a la luz de la enseñanza de la Iglesia y del testimonio de otras personas. Por tanto, es importantísimo también compartir experiencias, conocer y asistir a esos encuentros con personas que han sido protagonistas también en esas experiencias de misión en distintos lugares del mundo. Así como entender que somos una Iglesia Misionera abierta a la misión universal». Estos objetivos se quieren conseguir a través de este curso de animación y al término se ofertarán experiencias de servicio.


ENCUENTRO DE FORMACIÓN PERMANENTE PARA LOS PROFESORES DE RELIGIÓN

La delegación episcopal de enseñanza de la diócesis de Jaén, que dirige Dª María Gómez, ha celebrado el primer encuentro de profesores de religión de este curso 2011-2012, en el que han participado 75 personas. Dicho encuentro, que se celebró en el Seminario Diocesano, se encuadra dentro del segundo año del plan trienal de formación permanente del profesorado. La jornada comenzó con la acogida y la oración. Tras unas breves palabras de la delegada de enseñanza, D. José Antonio Maroto, vicario general y licenciado en teología bíblica, exponía el tema: «Tres encuentros con Jesús: agua, luz, vida». La mañana continuaba con el trabajo de grupos y la celebración de la Eucaristía. Finalmente, tras la comida fraternal y un coloquio, la jornada culminaba con una oración. Con el fin de facilitar y dinamizar las convocatorias, desde la delegación para la enseñanza se ha visto oportuno du-

plicar los encuentros y celebrarlos con un número más reducido de personas. Además, el plan de formación permanente consta de otra parte complementaria que se está realizando en los centros de profesores de Orcera, Úbeda, Linares y Jaén. Los bloques temáticos de este programa son «La

misión de Jesús: El reino de Dios», «La identidad del discípulo de Cristo» y «Jesucristo, vida divina para los hombres». Las conferencias sobre estos temas están siendo impartidas por los profesores del Seminario Diocesano de Jaén D. Manuel Carmona y D. Enrique Cabezudo.

Nuestr o pr oNuestro pro 15


La Parroquia de Cristo Rey de Andújar celebra a su titular Con motivo de la Solemnidad de Cristo Rey, la parroquia iliturgitana que lleva su nombre ha programado una serie de actividades formativas y litúrgicas con el lema «Cristo reina en la comunidad». Así, la semana previa a la festividad de Cristo Rey, se ha expuesto la muestra que llevaba por título «La historia de nuestra parroquia», una exposición de fotografías que recogen los momentos más importantes de los cincuenta años de historia de esta comunidad: la construcción del templo y los inicios de las actividades pastorales, los diversos párrocos, las celebraciones, las excursiones… Además, dentro del programa de actos se celebró una

conferencia sobre la historia de la parroquia de Cristo Rey de Andújar, se organizó una oración juvenil, se proyectaba la película «Al otro lado de la calle», sobre la problemática de las personas sin hogar, y finalmente, el domingo se celebraba una mesa compartida y una convivencia. Igualmente, se ha celebrado a lo largo de la semana anterior a la festividad de Cristo Rey un quinario con Exposición del Santísimo Sacramento y celebración de la Eucaristía presidida por sacerdotes diocesanos vinculados a la parroquia de Cristo Rey de Andújar: D. Germán García Aguilera, última vocación sacerdotal de la parroquia, D. Pedro Montesinos Moya, Arci-

preste de Andújar, D. Juan Raya Marín, párroco actual, D. Francisco Javier Delgado Patón, párroco desde 2001 al 2006, D. Juan Rubio Fernández, Vicario parroquial de entre 1998 y 2000 y D. José Antonio Maroto Expósito, Vicario General y primera vocación sacerdotal de la Parroquia.

SEMANA SANJUANISTA EN ÚBEDA MARI CARMEN RUIZ ARA Como todos los años en el mes de Noviembre, ha tenido lugar en Úbeda la celebración de la semana dedicada al gran místico San Juan de la Cruz. La inauguración de esta semana, organizada por los Padres Carmelitas de Úbeda, tuvo lugar en el Auditorio del Hospital de Santiago con las palabras de apertura y el concierto «Caricias de Dios». Este concierto contó con la actuación de Sayli, directora de coros y cantante profesional. Las conferencias que se han impartido durante esta semana se iniciaron con la dedicada al linaje judeoconverso de San Juan de la Cruz por D. José Gómez Menor Fuentes, numerario de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo. La segunda conferencia se de16

nominaba «El decir excesivo del místico San Juan de la Cruz» y fue impartida por el padre Teodoro Polo OCD, licenciado en Teología y Filosofía y profesor en la ciudad de Ávila. La tercera conferencia llevaba por título «San Juan de la Cruz y la imagen religiosa» y el encargado de llevarla a cabo fue

el padre Luís Javier Frontela, OCD. Este padre es profesor de Historia de la Iglesia. La última ponencia versó sobre la dependencia poética de San Juan de la Cruz y disertó sobre ella D. Germán Vega García-Luengos, doctor en Filosofía Hispánica y profesor de la Universidad de Valladolid.


17


GRAN ÉXITO DEL MUSICAL SOBRE LA VIDA DE JUAN PABLO II El pasado sábado, 26 de noviembre, el Teatro «Infanta Leonor» de Jaén acogió el musical «No tengáis miedo» sobre la vida del Papa Juan Pablo II. Se celebraron dos funciones, a las cinco y ocho y media de la tarde, y el beneficio de las entradas se ha destinado a la hambruna del cuerno de África a través de Cáritas Diocesana de Jaén. Esta representación ha sido organizada por la delegación de juventud del Obispado de Jaén y ha contado con una gran afluencia de público. De hecho, se colgó el cartel de «no hay billetes», ya que ambas funciones tuvieron todas las localidades del teatro ocupadas. Se han superado todas las expectativas y en total han visto este musical unas 1.600 personas. 18


Una lágrima, una mirada, una sonrisa, un abrazo, una sorpresa, una mano abierta, la alegría de un niño, la música, la fuerza de la palabra… Probablemente, cuando vivimos un acontecimiento intensamente, sea más importante el recuerdo de lo que hemos sentido, vivencias que a modo de flashes han quedado asidas a nuestro corazón, que el acto en sí. La forma más bella de medir lo que nos ocurre en la vida se encuentra en el bien que nos ha hecho, el impacto que nos ha causado, el estímulo que ha supuesto en nuestra vida. ¿Ha sido «No tengáis miedo» solo un musical? Resulta inevitable destacar que solamente la grandeza de Juan Pablo II, de su vida y entrega a la Iglesia, conlleva que lo que se diga o se recree sobre su persona consiga unos resultados extraordinarios. ¿Cómo no recordar su infancia y juventud tan extremadamente difíciles? ¿Y sus palabras? En todos los que tuvieron la fortuna de escucharlo de alguna forma vieron transformadas su vidas: la fuerza del amor como único instrumento válido de lucha en nuestra sociedad; la importancia de una buena educación en la que la fe y la razón no están reñidas, sino que caminan en armonía como principal arma para transformar el mundo; la total confianza en Dios… Todas estas ideas nos llegaban a través de una música llena de matices que al mismo tiempo que provocaba el placer de los sentidos podían motivar a la oración. Es posible que mi visión, mi experiencia de esto se quedara corta si solo me hubiera deleitado con el espectáculo, pero tuve la oportunidad de compartir unas horas, de intercambiar impresiones con los que han hecho posible este magnífico trabajo, y puedo decir que una vez más he visto el rostro de Dios. En muchas ocasiones creemos que las grandes cosas están pensadas para los profesionales, reservadas para los que tienen tiempo para ello y una vocación muy clara para lograrlo ¿Será posible que estemos olvidando que Dios llama cada día, cada instante a hacer «grandes cosas» para las que incluso no creíamos estar preparados? Es una reflexión que, al día siguiente de haber disfrutado del musical, no se aleja de mi mente. Este grupo de cien personas, entre las que predominan los jóvenes, pero en el que también encontramos mayores y niños, ha resultado una acuarela maravillosa pintada por Dios. Ninguno es experto en estas artes, es un conjunto de vidas anónimas que han trascendido con esta obra, personas que comparten una misma fe y que abandonan en Dios el resultado de su esfuerzo. Estos cristianos se alejan muchos fines de semana su tierra, hacen su maleta y olvidan su merecido descanso por llevar a otros la vida y la palabra del Papa Juan Pablo II. Podría hablar aquí de la calidad de sus voces, del trabajado guión… todo ello es digno de alabanza, pero me quedo con algo más importante: con su grandeza humana que nos llama a ser cristianos comprometidos, a llenar a la Iglesia de vida, a escuchar la llamada de Dios. Gracias amigos de Cuenca, gracias porque junto a vosotros hemos tenido un encuentro con Dios. «No dejéis de creer, no paréis de crear». Nuestro aplauso más agradecido a Dios, que una vez más nos regala todo su AMOR. • Belén López-Sidro López 19


40 AÑOS

de

MENSAJEROS DE LA PAZ en TRABAJANDO POR LA INTEGRACIÓN SOCIAL DE MENORES EN RIESGO Rondaba el comienzo de los años setenta, cuando el Sacerdote Ángel García Rodríguez, después de decidir salir de las fronteras de su Asturias natal, donde había comenzado en el año 1962 una manera muy novedosa (acoger en pisos o casas grupos reducidos de menores con graves deficiencias familiares que estaban siendo atendidos en grandes orfanatos) llega a Málaga en el año 197 1 y pone en funcionamiento un hogar con unas características singulares, ofreciéndoles un ambiente lo más parecido a la familia normalizada, para unos menores también singulares en su experiencia vital. Menores, que por distintas circunstancias, no disponían de hogar, ni de familia. Ésta es la semilla, que a medida que fueron pasando los años, se fue extendiendo por todo el territorio nacional; en Andalucía: 1972 en Sevilla, 1973 en Granada (Pedro Tudela, entonces Seminarista de la Diócesis de Murcia, hoy Sacerdote), 1977 en Jerez de la Frontera, hasta llegar a 2011, ha ido creciendo y ramificándose en el gran árbol que es ahora «Mensajeros de la Paz-Andalucía». Sus raíces se extendieron en una época en la que los menores en exclusión social y en general aquellos miembros de la sociedad excluidos socialmente, no tenían muchas posibili-

dades de volver a formar parte de esa comunidad de «ciudadanos ideales». Pero con el esfuerzo del Padre Ángel, Rodrigo Pérez, Manolo González y de las personas voluntarias, entre ellas grupos en Málaga y Sevilla de religiosas «Hijas de la Caridad» (Sor Marta, Mª Carmen, Conchi, Pilar, Juana, etc…) que lo apoyaron desde sus comienzos en Andalucía, esta realidad no frenó su misión. Las ramas de este frondoso árbol iban creciendo y fortaleciéndose dando cabida a una infinidad de realidades donde seguir luchando contra la exclusión. Allá por el año 1975, P. Ángel y Manuel González en ese momento responsable de la zona de Andalucía, visitaron en el Seminario de Jaén en Granada a Juan Arévalo, a Antonio Paragón, a Julio Millán y a Domingo Pérez, y desde entonces fue creciendo la implicación de algunos de estos jóvenes seminaristas en la Asociación. Desde los primeros momentos, por medio del voluntariado, los educadores llevaban a cabo su trabajo por pura vocación, la Administración no tenía una política social definida y era en este contexto en el que Mensajeros de la Paz y otras entidades han sido la red de recursos existentes que trabajaron por la integración de todos los menores. Así hasta llegar a la realidad que nos ocupa hoy.

El padre Ángel con Domingo Pérez, presidente de Mensajeros de la Paz-Andalucía 20


La imagen de estos cuarenta años de experiencia, para y con los menores acogidos por nuestra entidad, la podemos describir hablando de nuestras «casas-familia», donde un grupo de seis u ocho menores conviven con un equipo educativo de cuatro o cinco educadores, apoyados por un equipo técnico que da cobertura a las áreas sociales y psicológicas del trabajo con estos niños y niñas, y jóvenes. Casas donde intentamos que por medio de la planificación de la vida cotidiana y de un ambiente familiar, estos menores adquieran todas aquellas herramientas y habilidades, que los lleven a poder elegir una de las tantas opciones que la vida les ofrece, sin cerrarse puertas por el simple hecho de las circunstancias personales que les ha tocado vivir. Nuestra Asociación en Andalucía ha seguido creciendo. Podemos describir también, nuestro piso para mayores de edad extutelados. Jóvenes, que a sus 18 años necesitan unos meses para emanciparse del «sistema», unos meses para consolidar su futuro y su autonomía como mayores de edad. Formalizar un trabajo y poder demostrar su valía, aprender a equivocarse en las cuestiones del hogar, de la economía diaria, de las responsabilidades para con sus vecinos, etc. apoyados por un equipo de orientadores, que dependiendo de cuales sean sus necesidades personales, sociales o materiales, intentarán evitar que vuelvan a formar parte de una población en riesgo de exclusión social. Y por último, hacer mención del equipo de técnicos de Medidas Judiciales para Menores en Medio Abierto en Almería. Si echamos la vista atrás vemos que todos los esfuerzos han dado sus frutos. Estos cuarenta años de experiencia, han hecho que Mensajeros de la Paz-Andalucía sea lo que es ahora mismo, una entidad con defectos y virtudes, con carencias y abundancias, con aciertos y errores. Gracias a la semilla que sembró el Padre Ángel, a todos los menores y jóvenes que han formado parte de ella, a todos los voluntarios y profesionales que han dejado su huella y a todas las personas que de forma desinteresada nos han apoyado, esta entidad tiene la personalidad y el carácter que la identifica: estar al servicio de los más pequeños y desfavorecidos y ser una alternativa en sus vidas. No queremos terminar estas palabras sin decir antes que los cambios son necesarios, que la evolución es crecimiento y que siempre se deben dirigir los pasos hacia un sistema mejor y más enriquecedor, pero sin por ello, dejar de tener siempre presente la historia que nos ha hecho llegar a lo que somos, aprendiendo de los aciertos e intentando no repetir los errores cometidos. DOMINGO PÉREZ FERNANDEZ, Presidente MPAZ-A HECTOR MEDIAVILLA MATEOS, Director para Andalucía 21


EL SEMINARIO MENOR CELEBRA E L D Í A D E L A S FA M I L I A S El Seminario Menor «San Juan de Ávila» de la diócesis de Jaén ha celebrado hace unos días una entrañable jornada dedicada a la convivencia de las familias. «Esta fiesta de las familias de los seminaristas del Seminario Menor un encuentro, para que las familias se conozcan, se traten, que vean que el seminario, dónde están sus hijos, es una familia. Pero no solamente forman la familia del Seminario los 11 seminaristas internos y los 6 externos, sino que es una gran familia en la que todas las familias de los seminaristas tienen aquí su casa y pueden encontrar calor, acogida, cariño y, por supuesto, una atención y un estímulo para su misma labor de padres, que a

22

veces puede resultar un poco difícil», explica D. José María Romero, Rector del Seminario Menor Diocesano. El encuentro comenzó con la acogida y la visita guiada de los seminaristas por dependencias del Seminario Menor «San Juan de Ávila». A continuación, el Sr. Obispo, D. Ramón del Hoyo, presidía la Eucaristía. «Tenemos la gran suerte de que nuestro Obispo presida la celebración y los padres y los seminaristas se vean acompañados por nuestro Pastor. Creo que es muy significativo, porque supone un apoyo grande de nuestro Obispo al Seminario Menor, sobre todo en estos momentos fundamentales», continúa el Rector.

La jornada continuaba con una comida fraternal y culminaba con unas actuaciones lúdicas de los seminaristas. Esta fiesta de las familias se celebra anualmente desde la apertura del Seminario Menor. «Este es el tercer curso de andadura del Seminario Menor y desde el principio pensábamos que era importante que la familia se sintiera miembro del Seminario. Que esto del seminario no es cosa del Rector, del Vicerrector, de los Superiores o del Obispo, sino que ellos también se sientan miembros del Seminario y corresponsables de la orientación que aquí se va dando y de cómo se va ayudando a sus hijos. Por eso esta fiesta es fundamental», asegura Romero.


EDITA: OBISPADO DE JAÉN VICARÍA de COMUNICACIÓN Depósito Legal: J-121-1990 DIRECTOR: Antonio Garrido de la Torre vicariodecomunicacion@diocesisdejaen.es

SUBDIRECTOR: Manuel Jesús Casado Mena CORREO ELECTRÓNICO: iglesiaenjaen@diocesisdejaen.es

REDACCIÓN: Vanessa Muñoz Martínez

SUSCRIPCIONES: Jesús Jiménez Jiménez

MAQUETACIÓN: Vanessa Muñoz Martínez

OBISPADO DE JAÉN Departamento de Publicaciones Plaza Santa María, 2. Apartado 039 - 23080 Jaén

WEBMASTER: www.diocesisdejaen.es Julio Segurado Cobos IMPRESIÓN Gráficas La Paz, s.l. Avda. de Jaén, s/n Torredonjimeno Teléfono: 953.571.087

Teléfono 953.230.036 Fax 953.230.039 publicaciones@diocesisdejaen.es

23


24

Revista Iglesia en Jaén 491: 2ª Quincena de Noviembre  

Revista de la Diócesis de Jaén 491 (2ª Quincena de Noviembre): COFRADÍAS PARA LA NUEVA EVANGELIZACIÓN

Advertisement