Issuu on Google+


Carta del Director

Antonio Garrido de la Torre vicariodecomunicacion@diocesisdejaen.es

LA EVANGELIZACIÓN LO PRIMERO La evangelización es el centro de la vida de la Iglesia. Anunciar la Buena Noticia de Jesucristo a todos los hombres y mujeres de nuestro tiempo es siempre el objetivo prioritario de todos los que formamos esta gran familia de los hijos de Dios. Cuando a veces la pluralidad de tareas realizadas en la pastoral eclesial puede generar cierta desorientación sobre lo principal, una y otra vez debemos recordar que la Iglesia existe para evangelizar. La Iglesia tiene como motor de toda su actividad el anuncio del Evangelio, en las tierras de misión y en nuestra sociedad tan necesitada de un nuevo e ilusionante anuncio. Y la Iglesia evangeliza a través de las catequesis, de las homilías, de las reuniones de formación, de la presencia en los medios de comunicación… Pero la Iglesia también evangeliza cuando celebra los sacramentos y cuando se preocupa de ayudar a los más necesitados. Hacemos presente a Jesucristo y anunciamos su nombre cuando la asamblea reunida celebra la fe y cuando el amor al prójimo nos hace ayudar al hermano necesitado. Esta prioridad de la evangelización la ha destacado en varias ocasiones el Papa Benedicto XVI. Y como prueba de ello, ha anunciado la celebración de un Sínodo que trate el tema de la nueva evangelización. El anuncio del nuevo Sínodo, que tendrá como lema «La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana», lo realizaba el Papa en la Eucaristía de clausura del Sínodo sobre Oriente Medio. Decía Benedicto XVI que este Sínodo sobre nueva evangelización deberá tratar «la necesidad de volver a proponer el Evangelio a las personas que lo conocen poco o que incluso se han alejado de la Iglesia». Y al hilo de esta preocupación, el Pontífice también ha creado recientemente el Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, como respuesta ante uno de los retos más importantes que tiene nuestra Iglesia. Cada día más,

como indicaba Benedicto XVI, se debe promover «una renovada evangelización en los países donde ya resonó el primer anuncio de la fe y están presentes Iglesias de antigua fundación, pero que están viviendo una progresiva secularización de la sociedad y una especie de ‘eclipse del sentido de Dios’, que constituyen un desafío a encontrar los medios adecuados para volver a proponer la perenne verdad del Evangelio de Cristo». Leyendo el Motu Proprio de creación de este nuevo Consejo y la presentación que hizo ante los medios de comunicación su presidente, Monseñor Rino Fisichella, me llamó la atención que entre las competencias confiadas al Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización está la de «promover» el uso del Catecismo de la Iglesia Universal. «El Catecismo es uno de los frutos más maduros de las indicaciones conciliares, ya que recoge de forma orgánica la totalidad del patrimonio de la evolución del dogma y es la herramienta más completa para transmitir la fe de siempre ante los constantes cambios y los interrogantes que el mundo plantea a los creyentes», aseguró el arzobispo Fisichella. Y para concluir esta carta quiero felicitar a nuestro paisano D. José Manuel Estepa Llaurens por su nombramiento como Cardenal. Nos acercamos a la figura entrañable de este pastor bueno en el presente número de «Iglesia de Jaén». D. José Manuel ha sido uno de los redactores del Catecismo de la Iglesia Católica, que tantos buenos frutos está aportando para la evangelización de nuestra sociedad. Y desde la tierra que lo vio nacer, nos alegramos de este reconocimiento al servicio del sucesor de San Pedro.

Sigue la actualidad diocesana en:

www.diocesisdejaen.es 2


PONEMOS NUESTRO PLAN PASTORAL DIOCESANO EN MANOS DEL BEATO MANUEL LOZANO GARRIDO, “LOLO” Queridos fieles diocesanos: Hoy, más que nunca, la Iglesia en España y nuestra Diócesis de Jaén necesitan de un catolicismo operativo, con una implantación fuerte, sobre todo, en las comunidades parroquiales. Para ello, los laicos precisan de una fuerte experiencia de Dios, formación y el estímulo de unos con otros. Su participación generosa en las tareas parroquiales, en la familia y asociaciones, no es suficiente, sin embargo. Su presencia debe notarse, ante todo, en los ámbitos de la vida social, con el fin de orientar las diversas realidades temporales, según el corazón de Dios. La Iglesia no podrá ser verdadero fermento del mundo y luz de los hombres si los cristianos seglares no viven y se manifiestan como verdaderos discípulos de Jesucristo y le dan a conocer, hasta que sus enseñanzas terminen insertándose en el tejido social, como fermento en la masa. Son muchos los laicos, gracias a Dios, que tienen conciencia clara de que también ellos han recibido el Espíritu Santo, por el Bautismo y la Confirmación, y que están llamados a ser testigos del Evangelio de Jesucristo en la Iglesia y en el mundo, pero quedan otros sin apenas vislumbrar estos compromisos. Viven su fe de forma privada, íntima, como «vergonzante», desvinculados de los grupos de cristianos asociados, en donde se perfecciona su formación y el estímulo mutuo; programan su acción apostólica y cultivan su espiritualidad.

En nuestra Diócesis, tan rica en otras realidades, deberá crecer aún mucho más el apostolado seglar organizado, sobre todo la ACCIÓN CATÓLICA, movimiento de fieles seglares tan recomendado por la Iglesia y que tanto bien ha hecho en miles de seglares. Aspecto importantísimo también del apostolado seglar es crecer en COMUNIÓN con todo el Pueblo de Dios. Los grupos aislados se empobrecen en sí mismos. La suma, en cambio, de inquietudes y experiencias con otros grupos, sin perder su propio carisma, les enriquece. Un ejemplo a seguir: desde muy niño, el BEATO MANUEL LOZANO GARRIDO fue descubriendo que Dios le llamaba para ser apóstol seglar. La amistad y cercanía a su Maestro Jesucristo era el manantial de donde le llegaba la energía interior, que fue creciendo hasta su muerte. La Acción Católica, junto con su familia y amigos, iban a ser también los pilares donde iría forjándose su vocación de apóstol. La enfermedad afianzaría definitivamente su alma misionera. Como a Pablo de Tarso debía martillearle en su interior, ya en su silla de ruedas, «¡Ay de mí, si no evangelizara!». Nuestro querido «Lolo» aporta a nuestro plan diocesano unas páginas frescas del libro que tituló: «Todos somos elegidos». Son menos de cuarenta páginas escritas en el 1968 que hoy presenta para nosotros. El pasado día 3 de noviembre celebró nuestra Iglesia diocesana por vez primera el llamado dies natalis o fecha de su muerte. Celebramos en Linares, 3


en la Parroquia de Santa María, una Misa solemne junto a sus reliquias, poniendo en sus manos el Plan diocesano de pastoral para el presente curso, rogando su intercesión por su Iglesia particular de Jaén, y, de forma especial, por el apostolado de los seglares. Un compromiso especial nos urge a todos los católicos a lo largo del presente curso pastoral. Tiene este nombre: JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD. Hemos de ayudarles de forma coordinada desde cada comunidad parroquial, colegios, asociaciones... a los jóvenes cristianos para que la voz de Dios resuene en su interior y transforme sus corazones. Cristo y nuestra Iglesia les necesita. Su Santidad Benedicto XVI les espera en Madrid para hablarles y animarles, en nombre del Se-

ñor. Les espera Jesucristo durante estos meses de preparación para mirarles, uno a uno, con amor especial, para decirles que cuenta con ellos en las tareas de la nueva evangelización y que no tengan miedo a enfrentarse con las dificultades de la vida y vivir, en serio, su fe en Jesucristo. La juventud es la porción del laicado preferida en este curso. Por los jóvenes rezaremos todos: mayores, adultos, niños y niñas, familias, sacerdotes, consagrados, toda la familia diocesana. Les saluda y bendice.

OBJETIVOS GENERALES DEL PLAN DIOCESANO DE PASTORAL 1. Fortalecer el sentido de la comunión cristiana, que aquí se expresa por medio de la pertenencia activa y gozosa de todo bautizado a la Iglesia Diocesana de Jaén. 2. Despertar y profundizar en la necesidad de trabajar en la causa de Jesucristo de forma participada y responsable, y concretada a través de un Plan Diocesano de Pastoral. 3. Valorar la presencia necesaria e insustituible de los laicos en su tarea testimonial dentro de la sociedad, y de forma especial en el campo de la caridad. 4. Potenciar el proceso de Iniciación Cristiana en clave catecumenal, tanto en niños como en adultos. 4


«El laico, miembro activo en la Iglesia de Jaén». Este es el título del plan diocesano de pastoral que la diócesis de Jaén va a seguir en este curso. El plan parte de la afirmación del documento Redemptoris Missio: «ningún creyente en Cristo, ninguna institución de la Iglesia puede eludir este deber supremo: anunciar a Cristo a todos los pueblos». Y destaca que en su preámbulo que este plan sucede al anterior, que ha cubierto los cuatro cursos que van desde el 2006 al 2010, cuyo último año estuvo dedicado a la evangelización con una consideración especial al laicado. También subraya la beatificación de un laico cristiano natural de nuestra diócesis, Manuel Lozano Garrido, «Lolo». Monseñor Ramón del Hoyo, en su carta de presentación de este plan indica que «durante el curso pastoral 2010-2011 vamos a detenernos y a profundizar sobre todo en el laicado, pero no de forma aislada, sino en el contexto de una Iglesia misionera que existe en su identidad más profunda para evangelizar y servir a la sociedad». El Sr. Obispo de Jaén afirma que «la Iglesia cuenta con todos los bautizados para realizar su misión evangelizadora. A todos nos envía a la viña del mundo, de forma ordenada, sea para llevar el mensaje de Cristo y de su gracia a todos los hombres, sea para perfeccionar el orden de las realidades temporales con el espíritu evangélico (cf. AA, 5). Dentro de esta vasta área de trabajo, sea la específicamente espiritual o religiosa, sea en la consagración de las realidades seculares específicas del apostolado de los laicos, debemos distinguir y tener siempre presente el campo que se relaciona con el ministerio de los clérigos. También los laicos pueden ser llamados a colaborar en este campo en determinadas tareas. Ello exige, sin embargo, una particular atención para salvaguardar la naturaleza y misión del sagrado ministerio en la Iglesia y la vocación e índole secular de los fieles laicos. Colaborar no significa sustituir». D. Ramón pide también en las palabras de presentación del plan diocesano de pastoral que se revisen, potencien y actualicen los Consejos parroquiales y arciprestales de pastoral y Consejos de asuntos económicos parroquiales, como expresión de la participación directa de los fieles laicos, para cuyos propósitos se han elaborado estatutos marco diocesanos a tales fines.

El plan diocesano surge después de consultar distintos colectivos diocesanos: vicarios, arciprestes, delegados, componentes de la comisión que se constituyó para la elaboración de un nuevo plan pastoral, y habiendo recogido sus inquietudes y sugerencias, y estudiado finalmente por el Consejo Diocesano de Pastoral. Tras estas consultas parecía conveniente dedicar este curso a profundizar en la promoción del laicado dentro de la tarea evangelizadora en la Iglesia de Jaén. En la fundamentación de este plan se comenta que la presencia responsable de los seglares en la Iglesia es cada día más evidente y eficaz, y uno de los «signos de los tiempos» a los que hemos de estar atentos. El Espíritu Santo parece recordarnos que ha llegado el momento de asumir con madurez que cada bautizado tiene una tarea propia e insustituible en la transmisión del Evangelio. Y se hace cada día más necesaria una presencia pública «confesante» porque la luz se enciende para iluminar. Sigue siendo un reto difícil pero urgente de afrontar en la pastoral actual ya que no es fácil ser cristiano «sin cristiandad», y ya no supone ningún privilegio social el título de cristiano. El desarrollo por vicarías, delegaciones y secretariados de este plan, así como su contenido íntegro, se puede descargar en la página web de la diócesis www.diocesisdejaen.es y se pueden pedir los ejemplares que se desee de este plan diocesano al Departamento de Publicaciones del Obispado de Jaén. 5


EL PAPA NOMBRA CARDENAL A D. JOSÉ MANUEL ESTEPA

Antonio Garrido de la Torre

El Santo Padre Benedicto XVI ha dado a conocer el nombre de los veinticuatro nuevos Cardenales que van a ser creados en el Consistorio del próximo 20 de noviembre en lo que será su tercer Consistorio Ordinario Público. Uno de los nuevos purpurados es nuestro paisano Monseñor José Manuel Estepa Llaurens, Arzobispo Castrense emérito.

Biografía Mons. D. José Manuel Estepa Llaurens nació el 1 de enero de 1926 en Andújar (Jaén). Cursó estudios de Filosofía en la Universidad Pontificia de Salamanca y en Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. Fue ordenado sacerdote en 1954. Es Diplomado

6

en Pastoral Catequética por el Instituto Católico de París (1956). Fue consagrado Obispo el 15 de octubre de 1972 como Auxiliar del entonces Arzobispo de Madrid, Cardenal Tarancón. El 30 de julio de 1983 fue nombrado por Bula Pontificia Vicario General Castrense y Arzobispo titular de Velebusdo. Más tarde fue trasladado a la sede titular de Itálica. Desde 1986, al cambiar el régimen jurídico de los Vicariatos Castrenses, es el Arzobispo Castrense de España. Es emérito desde el 30 de octubre de 2003. Mons. Estepa ha estado vinculado especialmente al tema de la Enseñanza y la Catequesis. Desde la Conferencia Episcopal Española como Presidente de la Subcomisión Episcopal de Catequesis desde 1981 hasta 1998. Y en Roma, como miembro de la Comisión de seis Obispos que redactaron el Catecismo de la Iglesia Católica. Es el responsable de la versión y de la edición de este Catecismo en lengua española. Es redactor principal del Directorio General de la Santa Sede para la Catequesis y encargado por la Santa Sede de la Versión y edición española del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica. También fue Secretario del IV Sínodo Universal de Obispos (Roma, 1977) y Padre Sinodal por designación directa de Su Santidad en el Sínodo de Obispos para Europa (noviembre-diciembre 1991). Fue Consultor (1971) y luego miembro (1978) de la Congregación para el Clero.


Vinculación con nuestra diócesis D. José Manuel Estepa Llaurens ha venido con asiduidad a su tierra, a Andújar, en donde viven varios familiares y allí ha estado vinculado con la parroquia de Santa María. Hace unos años, el consejo pastoral del arciprestazgo de Andújar pidió al consistorio iliturgitano que este insigne hijo de la ciudad tuviera una plaza con su nombre y así fue. El altozano (que es como se denomina popularmente a las plazas en Andújar) del palacio de justicia se llama desde entonces Arzobispo José Manuel Estepa. Fue una jornada memorable en la que Monseñor Estepa recibió el cariño de su pueblo natal. Recogemos en la portada de este número de «Iglesia en Jaén» la fotografía de esta placa que expresa el reconocimiento de la ciudad de Andújar a uno de sus hijos más ilustres. El nuevo Cardenal también ha participado en la romería de la Virgen de la Cabeza, patrona de Andújar y de la diócesis de Jaén y concelebró la Eucaristía en la que se impuso a la Virgen de la Cabeza la rosa de oro en la catedral de Jaén. Precisamente la Real e Ilustre Cofradía Matriz de la Virgen de la Cabeza de Andújar manifestó en un comunicado su «satisfacción y júbilo porque un hijo de Andújar, devoto de la Virgen de la Cabeza, miembro y cofrade de esta Cofradía y Hermano Mayor Honorario de la misma, haya sido nombrado Príncipe de la Iglesia y miembro del Sacro Colegio Cardenalicio como premio a su larga y dilatada labor pastoral y catequética». En Andújar también presidió la eucaristía

del centenario y la posterior procesión de la Beata Madre Petra de San José, fundadora de las Madres de Desamparados y San José de la Montaña. La vinculación del nuevo Cardenal con el presbiterio diocesano de Jaén también se manifestó hace unos meses cuando Monseñor Estepa presidió un encuentro de los sacerdotes de la diócesis de Jaén celebrado en Baeza. Con este encuentro se honró especialmente a San Juan de Ávila, patrono del clero español, fundador de la universidad de Baeza y muy vinculado históricamente con esta ciudad y con la diócesis de Jaén. El encuentro se desarrolló con una conferencia en el paraninfo de la antigua Universidad de Baeza y la celebración posterior de la eucaristía presidida por el Arzobispo castrense emérito. Otro reciente acto en el que ha participado D. José Manuel en nuestra diócesis ha sido la celebración de la fiesta de la espiga, organizada anualmente por la Adoración nocturna diocesana y que tuvo lugar en Marmolejo. Monseñor Estepa estuvo presente en el pregón que realizó el Cardenal Amigo y en la posterior celebración de la Santa Misa y procesión con el Santísimo Sacramento por las calles de esta localidad.

Felicitaciones El obispo de Jaén, D. Ramón del Hoyo López, envió el mismo día de su nombramiento como nuevo Cardenal un mensaje de felicitación a Monseñor Estepa, que ha mantenido siempre una cordial y frecuente relación con la Iglesia diocesana de Jaén. Monseñor del Hoyo mostró en nombre de toda la comunidad diocesana de Jaén su alegría por la designación de Cardenal de D. José Manuel y le encomendó en sus oraciones, felicitándolo por este nombramiento tan importante al servicio de la Iglesia y del sucesor de San Pedro. También el Presidente de la Conferencia Episcopal Española, Cardenal Antonio Mª Rouco 7


Varela, remitió una carta de felicitación al nuevo Cardenal de la Iglesia Católica. «Sin duda – afirma el Cardenal Rouco- que el Santo Padre reconoce los grandes servicios prestados a la Iglesia por Vuestra Eminencia, en particular con sus trabajos relacionados con el Catecismo de la Iglesia Católica. Como Cardenal, podrá vivir aún más íntimamente la comunión con el Santo Padre». Y continúa, «su creación como Cardenal es también para todos los miembros de la Conferencia Episcopal Española y para toda la Iglesia en España ocasión para renovar nuestros sentimientos de comunión y amor al Vicario de Cristo, que se ha dignado incluirle en el Colegio Cardenalicio». Desde el Arzobispado castrense también se emitió una nota en la que se felicitaba a Monseñor Estepa «por este nombramiento, pues a la vez que se reconocen los muchos méritos espirituales, pastorales y catequéticos que concurren en la larga trayectoria episcopal de Monseñor Estepa al frente de este Arzobispado, supone también el reconocimiento del servicio secular, escondido y silencioso de tantos Capellanes Castrenses a las Fuerzas Armadas de España».

Rueda de prensa Según informó la Cadena COPE, en una rueda de prensa en el arzobispado de Madrid, acompañado por el Cardenal Rouco, D. José Manuel Estepa Llaurens mostró su «gratitud» y «sorpresa» por su nombramiento, que calificó de «signo de amistad y benevolencia del Papa conmigo». En este sentido, el Cardenal Estepa destacó que su primera misión a partir de ahora será «ayudar al Santo Padre y estar a su disposición», aunque apuntó que ésta no será tarea difícil pues 8

asegura estar «muy habituado» y «en sintonía con el Papa». Según ha añadido, estará «por si acaso hay que arrimar el hombro». El Arzobispo emérito castrense, que fue el obispo responsable de la edición en español del Catecismo de la Iglesia Católica, ha insistió en la importancia de la educación y ha explicado que la Iglesia tiene que seguir actuando como madre: «Si hemos bautizado, hay que catequizar. Lo que hay que hacer es educar, orar y confiar». «Lo que la Iglesia necesita –ha dicho Monseñor Estepa- es tranquilidad, es decir paz, paz para vivir la fe, para orar y para educar a los hijos». Respecto a sus nuevas funciones como miembro del Colegio Cardenalicio dijo que mantendrá la actitud de servicio que siempre ha intentado tener: «Haré lo que me manden hacer procurando servir a todos. Me siento un pastor anciano pero no inútil. La misión de los Cardenales es ayudar al Papa y estar a su disposición. Esto no me va a costar esfuerzo porque estoy habituado. El Cardenal no es otra cosa que un asesor». De su etapa al frente del arzobispado castrense subrayó que en las fuerzas armadas encontró gente formidable, «personas sencillas y sólidas en la fe».

Once cardenales españoles en el Colegio Cardenalicio El nuevo Colegio Cardenalicio contará con once cardenales españoles. Actualmente hay diez, cinco electores y cinco con más de 80 años. De los cinco electores, cuatro residen en España: Los Cardenales Antonio Mª Rouco Varela, Arzobispo de Madrid; Carlos Amigo Vallejo, Arzobispo emérito de Sevilla; Agustín GarcíaGasco Vicente, Arzobispo emérito de Valencia, y Lluís Martínez Sistach, Arzobispo de Barcelona. Reside en Roma el Cardenal Antonio Cañizares LLovera, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. No son electores los siguientes cardenales españoles: Francisco Álvarez Martínez (1925), Arzobispo emérito de Toledo; Ricard Mª Carles Gordó (1926), Arzobispo emérito de Barcelona; Eduardo Martínez Somalo (1927), Prefecto emérito de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica; Julián Herranz Casado, Presidente emérito del Consejo Pontificio para los Textos Legislativos y Presidente de la Comisión Disciplinar de la Curia Romana, y el P. Navarrete Cortés, SJ., Rector emérito de la Pontificia Universidad Gregoriana.


«Me siento convocado a renovar gozoso mi fe en Jesucristo, nuestro único Salvador, y a repetir una y otra vez que me mantengo en la confianza de que las promesas de Dios se cumplen y se cumplirán para siempre. Verdaderamente, son muchos los motivos que hoy encuentro para dar gracias a Dios. Por gracia suya, he sido un testigo apasionado, esperanzado, y creo que no dormido, de más de medio siglo de historia de la Iglesia y de nuestra sociedad; y lo he sido, prácticamente durante todo ese período, en el ejercicio del ministerio sacerdotal; y me ha tocado finalmente durante ese tiempo, casi ya durante un tercio de siglo, ejercer el ministerio de obispo al que la Iglesia benevolentemente me llamó». Monseñor Estepa Llaurens

www.jmjjaen.es www.descubre.es

EL ESPEJO Los VIERNES a las 3:30 de la tarde

EN FAMILIA Los JUEVES a las 12:30 de la mañana

GLORIA 88

Los DOMINGOS a las 9:45 de la mañana

9


UN NUEVO SACERDOTE PARA LA MISIÓN DIOCESANA DE ECUADOR Antonio Garrido de la Torre Nuestra diócesis de Jaén mantiene en la actualidad un convenio de colaboración con el Vicariato Apostólico de Esmeraldas en Ecuador. Hace unos años, nuestra Iglesia diocesana colaboró con el Seminario y las comunidades cristianas de Portoviejo, también en Ecuador. En Esmeraldas se encontraban trabajando en la pastoral los sacerdotes diocesanos D. Luís Fernando Criado Reca y D. Emilio Samaniego Guzmán. D. Emilio regresó de la misión diocesana hace unos meses y trabaja actualmente en la parroquia de Cristo Rey de Jaén. Y en su lugar, el pasado 26 de octubre partió hacia Ecuador el sacerdote D. Carlos Moreno Galiano. Con anterioridad, recibió el crucifijo de manos de nuestro obispo D. Ramón del Hoyo en el tradicional encuentro que los sacerdotes de la diócesis mantienen a comienzos del curso para reflexionar sobre las claves del plan pastoral. El Seminario Diocesano de Jaén acogió hace unas semanas este encuentro que estuvo presidido por el nuestro obispo D. Ramón del Hoyo y, a través de una ponencia y de la explicación del plan pastoral para este curso, se abordó el tema de la participación de los seglares en las actividades de la Iglesia.

10

El acto central del encuentro fue la celebración de la Eucaristía en la Capilla Mayor del Seminario Diocesano. Allí se enviaba a este joven sacerdote, D. Carlos Moreno Galiano, natural de La Iruela, para el Vicariato Apostólico de Esmeraldas, en Ecuador, y se le hacía entrega de la cruz, como símbolo del compromiso de anunciar la salvación a los más pobres. El Sr. Obispo durante la homilía afirmó que «hace ya 50 años el Concilio Vaticano II recomendaba a los obispos que enviemos algunos de los mejores sacerdotes para la obra misionera, a las diócesis que carecen de clero, donde desarrollen, al menos temporalmente, su ministerio misional con espíritu de servicio. Esta Iglesia envía hoy con sincero agradecimiento y apoyo de todo su presbiterio a nuestro hermano Carlos Moreno Galiano al Vicariato Apostólico de Esmeraldas, para sustituir a nuestro hermano Emilio Samaniego por razones de salud. De esta forma estará acompañado el otro hermano, Luís Fernando Criado». Además, Monseñor del Hoyo recordaba a los presentes la necesidad de enviar algún sacerdote más, así como laicos y religiosos y religiosas para esta labor de colaboración misionera que la diócesis de Jaén emprendía en el Vicariato Apostólico de Esmeraldas en Ecuador hace algo más de dos años.


UNA NUEVA ETAPA Carlos Moreno Galiano Sacerdote enviado a la Misión Diocesana del Vicariato Apostólico de Esmeraldas (Ecuador) Desde pequeño he oído hablar de las misiones como algo verdaderamente sorprendente y necesario y poco a poco he ido comprendiendo que es una cuestión fundamental para la vida de la Iglesia y del mundo. Creo que, de una manera u otra, todos hemos vivido intensamente las celebraciones de las grandes campañas del Domund e Infancia Misionera desde nuestra época de catequesis, en el colegio y cada uno en sus diversas tareas, yo en mi parroquia natal de La Iruela, en el Seminario y como sacerdote en la parroquia de San Juan Bautista de Los Villares, de donde he sido párroco hasta el pasado 9 de septiembre. El testimonio de los misioneros siempre ha despertado en mí una gran inquietud e interés por aquellas tierras lejanas en las que el Evangelio empieza a anunciarse, con medios más escasos, más sencillos, pero con la alegría y generosidad de la entrega y la acogida de los que poco tienen, pero que son conscientes del gran tesoro que supone para sus vidas la Buena Noticia de Jesucristo, haciendo así auténtica, sincera y profunda la fe, que llena de luz y esperanza sus existencias. La catolicidad de la Iglesia nos enseña que vivimos en una gran familia, de la que formamos parte, extendida por los cinco continentes, una comunidad de hermanos que se ayuda, acompaña y necesita mutuamente. Desde 2007, la diócesis de Jaén ha adquirido un compromiso de colaboración con el Vicariato Apostólico de Esmeraldas (Ecuador), enviando a varios sacerdotes para la atención a las numerosas comunidades repartidas por aquellas preciosas tierras, en las que el cristianismo apenas pasa del medio siglo desde su implantación. Primero fue el sacerdote Don Luís Fernando Criado el que, enviado por el obispo Don Ramón del Hoyo, comenzaba la misión diocesana allí y al año siguiente, otro sacerdote, Don Emilio Samaniego, se unía a él, permaneciendo allí dos años. Ahora soy yo el que coge el testigo, respondiendo a la invitación

del Señor, de seguirlo y anunciarlo también en tierras lejanas, siendo enviado por la diócesis de Jaén. Se trata de una tarea que consiste fundamentalmente en la atención pastoral a las casi 100 comunidades dentro del Cantón Rioverde, repartidas por una extensa zona de costa y selva, cerca de la frontera con Colombia y que tienen algo más de 30.000 habitantes en total. Visitar las comunidades, celebrar los sacramentos, formar a los guías, catequistas y colaboradores más directos, al mismo tiempo que animar y colaborar con los proyectos pastorales y sociales en las distintas zonas y sectores, marcan el ritmo de cada jornada y del curso. Con ilusión, respeto y agradecimiento marcho para Esmeraldas por un año, consciente de mis limitaciones y de las dificultades que entraña la misión. Entiendo que se trata de una magnífica oportunidad que se me brinda para participar activamente y en primera persona de la misión «ad gentes», en un proyecto de mi diócesis y que será, seguramente, una buena experiencia para mi vida personal y sacerdotal, una nueva etapa del ministerio de servicio a la Iglesia, para el que fui ordenado hace cinco años. Además, es una misión que necesita más respuestas sacerdotales, religiosas y seglares, como decía el Sr. Obispo en la reunión de sacerdotes de la diócesis el 13 de septiembre en el Seminario, puesto que es mucha la tarea y pocos los recursos, tanto humanos, como económicos. Ser cristiano es estar abierto a las sugerencias del Espíritu, que nos guía y nos lleva por caminos que sabe que son más apropiados en cada momento y comprender que la Iglesia va más allá de los límites de nuestros grupos, movimientos, parroquias, diócesis o países. Eso nos hace más libres, nos abre nuevos horizontes y nos ofrece una visión mucho más amplia, completa y fascinante de lo que significa seguir a Jesucristo y de hacerlo en pleno siglo XXI, en el que parece que está desfasado o fuera de lugar. Sin embargo, el conocer y mirar al mundo, sintiéndose Iglesia, nos muestra que el Señor es siempre actual, vivo y necesario en todos los tiempos y lugares. A nosotros nos corresponde el vivirlo y anunciarlo. 11


NUEVOS ARCIPRESTES EN LA DIÓCESIS DE JAÉN Vanessa Muñoz Hace unas semanas los sacerdotes de la diócesis de Jaén eran convocados desde el obispado para que votaran a los nuevos arciprestes. Los arciprestazgos agrupan a varias parroquias y tienen como objetivo fundamental coordinar diversas acciones pastorales. Así, por ejemplo, se organizan a menudo cursillos de preparación al matrimonio de forma conjunta en los arciprestazgos y también hay encuentros de catequistas, miembros de Cáritas y reuniones a nivel arciprestal de agentes de pastoral que desarrollan su tarea en las parroquias. También hay constituidas en la diócesis de Jaén agrupaciones arciprestales de cofradías que se reúnen

12

periódicamente para tratar aspectos relacionados con este sector de la vida eclesial. Cada día es más frecuente, ante la escasez de vocaciones, que los sacerdotes del arciprestazgo tengan acciones conjuntas y se ayuden mutuamente en las tareas de las parroquias El obispado de Jaén ha ratificado a los sacerdotes que han salido elegidos en estas votaciones y hace unos días los nuevos arciprestes juraban su cargo ante el Sr. Obispo, D. Ramón del Hoyo. También han entrado en vigor unos decretos firmados por D. Ramón por los que se crea el nuevo arciprestazgo de Bailén-Mengíbar que engloba las Parroquias de Bailén, Cazalilla, Espeluy, Jabalquinto, Las Infantas, Mengíbar, Torrequebradilla, Vados- Sotogordo (Villatorres), Villargordo y


Villanueva de la Reina. Además, se han producido dos modificaciones en la configuración de los arciprestazgos: la parroquia de Vílches, que antes pertenecía a Linares, se incorpora al arciprestazgo de La Carolina y la parroquia de Marmolejo se incorpora al arciprestazgo de Arjona. En el acto del juramento, el Sr. Obispo dirigió un discurso a los arciprestes en el que quiso agradecerles la aceptación de su nuevo cargo y animarle en sus nuevas ocupaciones: «todos sabemos que ser arcipreste no es fácil. Pero, yo desde siempre he apostado fuerte por la figura del arcipreste, porque creo que es muy importante en el gobierno de la diócesis. Gracias por haber aceptado su cargo. Yo trataré de escucharles y apoyarles en todo», comentó Monseñor del Hoyo. Por último, D. Ramón destacó brevemente algunas cuestiones que se van a abordar a lo largo de este curso pastoral, como son el Plan Pastoral Diocesano centrado en el laico como miembro activo en la Iglesia de Jaén, la preparación de la Jornada Mundial de la Juventud o la celebración del 350 aniversario de la Consagración de la Catedral de Jaén.

Estos son los nombres de los quince nuevos arciprestes de la Diócesis de Jaén: • Juan Ignacio Damas López, arcipreste de Úbeda • Antonio Garrido Colomina, arcipreste de BailénMengíbar • Santos Mariano Lorente Casáñez, arcipreste de Nuestra Señora del Valle de de Jaén • Antonio Ugarte Hidalgo, arcipreste de Baeza • Juan Ramón Gómez López, arcipreste de Alcalá la Real • Carmelo Lara Mercado, arcipreste de la Carolina • Juan Jesús Cañete Olmedo, arcipreste de Virgen de la Capilla de Jaén • Melitón Bruque García, arcipreste de Linares • José Antonio García Romero, arcipreste de Mágina • Pablo Luis Armero García, arcipreste de Arjona • Carmelo Zamora Expósito, arcipreste de Andújar • Bartolomé López Gutiérrez, arcipreste de Las Villas-Condado • Agustín Rodríguez Gómez, arcipreste de Cazorla • Miguel Ángel Jurado Arroyo, arcipreste de Martos - Torredonjimeno • Luis Juan Gallardo Anguita, arcipreste de Segura.

JUAN JESÚS CAÑETE OLMEDO, NUEVO ARCIPRESTE DE NUESTRA SEÑORA DE LA CAPILLA DE JAÉN: «LOS LAICOS DEBEN PARTICIPAR PLENAMENTE EN LA DIÓCESIS» ¿Qué significa para usted este nombramiento? En la Iglesia un cargo es una carga. Para mí personalmente es una responsabilidad ante los sacerdotes, ante mis compañeros… y un reto también. Las funciones del arcipreste son las de coordinar la actividad arciprestal, atender en lo posible a los sacerdotes, tener una ligazón con la diócesis y con sus planes pastorales, sus inquietudes y necesidades. ¿Qué iniciativas o retos se plantean para este nuevo curso? Hay un reto que ya nos lo está lanzando nuestra propia diócesis de Jaén en el plan pastoral para este curso y es que los laicos participen plenamente dentro de ella. Los laicos son miembros activos de nuestra Iglesia y deben asumir el puesto y la misión que ya les dio el Concilio Vaticano II. Ese es el principal reto. Luego hay retos puntuales, por ejemplo las Jornadas Mundiales de la Juventud y la visita del Santo Padre en agosto. Otro tema importantísimo es el tema vocacional, nuevas ideas

para la pastoral vocacional y movilizar los arciprestazgos en ese sentido, para que haya jóvenes en la vida sacerdotal y en la vida religiosa. Son muchos los retos. ¿Cuáles cree que son las dificultades de la Iglesia en el mundo actual? La mayor dificultad está en la secularización de la sociedad. En la última estadística, por ejemplo, de matrimonios refleja que hay más bodas por lo civil

que por la Iglesia. Eso es un signo de secularización. Nuestra sociedad es muy materialista y completamente ajena a los valores del Evangelio. Para mí, como decía Pablo VI en «Evangelii Nuntiandi», el principal drama de nuestra época es la ruptura entre la fe y la cultura. Hace falta de alguna manera evangelizar nuestra cultura, nuestra sociedad, que es muy reacia en cierta medida y en algunos ámbitos. 13


Visita Pastoral del Obispo de Jaén al Arciprestazgo de Segura El Sr. Obispo de Jaén, D. Ramón del Hoyo, continúa con su vista pastoral por los quince arciprestazgos que componen la diócesis de Jaén. El pasado curso, con motivo de la beatificación en junio de Manuel Lozano Garrido «Lolo», en Linares, visitó las parroquias de esta ciudad y de su comarca. Una vez concluida la visita pastoral al arciprestazgo de Linares, D. Ramón del Hoyo ha comenzado la visita pastoral al arciprestazgo de la Sierra de Segura, compuesto por dieciocho parroquias. Es uno de los arciprestazgos con la población más dispersa de la diócesis de Jaén y con numerosas aldeas. El objetivo fundamental de la visita pastoral es «ofrecer al Obispo la feliz oportunidad de alabar, estimular, consolar a los obreros del Evangelio y de darse cuenta personalmente de las dificultades de la evangelización y del apostolado», según recoge el documento «Ecclesiae imago», 166. El Sr. Obispo realizará la visita pastoral de la Sierra de Segura en dos fases. La primera etapa dio comienzo el pasado miércoles, 13 de octubre, y en ella ha visitado las comunidades parroquiales de Villarrodrigo, Torres de Albanchez, Benatae, Génave, Beas de Segura, La Puerta de Segura, Hornos de Segura, Arroyo del Ojanco, Siles y Puente de Génave. En una segunda fase, que comenzará en el próximo mes de mayo, visitará las demás parroquias del arciprestazgo, y realizará la revisión de la visita pastoral y el retiro espiritual con los sacerdotes del arciprestazgo. 14

UN FIN DE SEMANA INTENSO PARA ELAPOSTOLADO SEGLAR DE JAÉN Luís María Salazar García Delegado Episcopal de Apostolado Seglar Los día 16 y 17 de octubre la Delegación Diocesana de Apostolado Seglar celebró las segundas Jornadas de acompañantes para el Itinerario de Formación Cristiana de Adultos. La implantación de esta experiencia formativa está prevista en el plan Diocesano de Pastoral de nuestra Diócesis. Para que el itinerario pueda llevarse a cabo en las parroquias es capital la figura de los acompañantes, que son laicos que acompañan a otros laicos en su crecimiento como cristianos. Esta es una experiencia que se está llevando a cabo en algunas parroquias de nuestra provincia de cara a la formación de un laicado adulto, capaz de asumir su responsabilidad en la Iglesia y en el mundo. El sábado 16 de octubre, a las 5 de la tarde, tuvo lugar también en el Seminario Diocesano el encuentro de responsables de asociaciones, comunidades y movimientos con implantación en la Diócesis de Jaén. Este encuentro forma parte de las labores de coordinación realizadas por la Delegación y fue decidido en las jornadas de Apostolado Seglar celebradas en la pasada festividad de Pentecostés. En este encuentro

se presentaron a las asociaciones y movimientos el nuevo plan pastoral de la Diócesis. En el encuentro participaron, además del Director del Secretariado para la Pastoral Obrera, miembros de distintos movimientos y asociaciones de la Diócesis: HOAC, Encuentro Matrimonial, Equipos de nuestra Señora, Movimiento Cultural Cristiano, Carmelo Teresiano, Focolares… La vocación del laicado cristiano no puede limitarse a ser espectadores pasivos de las celebraciones religiosas, sino que incluye su función de transformar el mundo según los valores del Evangelio. Para que esta tarea pueda llevarse a cabo es muy conveniente la creación de un laicado maduro y organizado que, desde una experiencia comunitaria de encuentro con Jesucristo se empeñe en la transformación de sus ambientes y de las estructuras injustas. Al servicio de este objetivo han estado estas jornadas celebradas La organización del encuentro, al que ha asistido el Vicario General de la Diócesis de Jaén, D. José Antonio Maroto Expósito, ha corrido a cargo del equipo de la Delegación de Apostolado Seglar.


ASAMBLEA DE CONFER-JAÉN 2010 Rosa Mercedes Fernández S. «No sólo los niños sueñan, los adultos también soñamos, la humanidad sueña y Dios también sueña… Así comenzaba la presentación que se proyecto de los 5 años últimos vividos por Confer Jaén. La Casa de Ejercicios de Santa María de los Apóstoles acogió a las religiosas de la diócesis. Fue un día intenso y muy participativo. Comenzamos con una oración sobre realidades que preocupan actualmente: nuestra madre tierra y el tiempo para descubrir. A continuación se hizo una proyección de estos 5 años compartidos por todas y que había supuesto un crecimiento, una apertura en nuestras vidas y en nuestras comunidades. Luego se dio a conocer la situación económica y todo el proceso andado siguiendo las orientaciones de Confer Nacional. Alterando el esquema inicial procedimos a la elección para el cambio de Junta. Se invocó al Espíritu Santo, se leyeron los números correspondientes a los Estatutos de Confer y comenzaron las votaciones que fueron por escrito y secretas. Han sido reelegidas las hermanas que estaban en la Junta anterior: • Presidenta: Rosa Mercedes Fernández S, hcr. • Vicepresidenta: Anunciación Esteve, sfb. • Secretaria: Mari Carmen Anguita, mci • Ecónoma: María Rocío Jiménez, m.c.i. • Vocal: Encarnación López. m.c • Vocal: Carmen Fernández, .mc. Al terminar la elección de la nueva junta se canto el Magníficat. Nos acompañó desde la media mañana D. Rafael Higueras, Delegado diocesano para la Vida Religiosa. Se aprovechó la ocasión de estar reunidas para dar también un contenido formativo a este encuentro con la lectura, reflexión y comentario de la homilía que en la Eucaristía de inicio del curso 2010/11 tuvo el P. Elías Royan, S.J. Presidente de Confer Nacional. Se terminó la jornada con una Eucaristía de Acción de Gracias al Señor. A las 5.30 de la tarde clausuramos esta Asamblea de Confer Jaén 2010. 15


DOS JÓVENES INGRESAN ESTE CURSO EN EL SEMINARIO DIOCESANO En este curso pastoral han ingresado en nuestro Seminario Mayor de la Inmaculada y San Eufrasio de Jaén dos jóvenes de Alcalá la Real y Sabiote. Traemos hasta las páginas de nues-

tra revista «Iglesia en Jaén» el testimonio de estos dos nuevos seminaristas y su respuesta a esta pregunta: ¿Por qué estoy en el Seminario?

Muchas personas me han hecho esta pregunta, y entre ellas, incluso yo. El primer día qué llegué al Seminario me dije a mí mismo: ¨¿Por qué estoy aquí?, ¿Qué es lo que El Señor quiere de mí?¨ Supongo que la única respuesta es que Él me ha llamado para cumplir una determinada misión en este mundo, pero antes de seguir voy a explicar lo que significa para mi ¨la llamada¨. Esta llamada se produce cuando Jesús se encuentra contigo, te mira, te señala con su dedo y te dice: ¨ven, y sígueme¨. Y aunque el primer impulso sea mirar hacia otro lado, cuando Cristo te invita caminar a su lado solo puedes hacer una cosa: coger fuerzas y empezar a andar. Es como una semilla que siembra en nuestro corazón, y que nosotros tenemos que ir cuidando para que no se marchite. Volviendo a la pregunta anterior debo decir que desde que era un niño sentía a Jesús como alguien cercano, como un amigo que estaba siempre a mi lado, que nunca me abandonaba, y que me agarraba fuertemente con su mano si me caía. Por eso cuando llegué a la madurez decidí seguirle y convertirme en apóstol de Cristo. Sé que el camino es duro y lleno de obstáculos, pero me llena de alegría el imaginarme los rostros sonrientes de todas esas personas a las que llevaré el mensaje del amor de Dios. Desde aquí le digo a todos esos jóvenes que han escuchado la voz de Cristo en su interior, que no tengan miedo, que Él va a estar siempre a su lado y no los va a abandonar. Porque como digo siempre: ¨Cuando Jesús te llama al móvil, no puedes colgar¨. José Antonio Desde mi niñez siempre he estado relacionado con la parroquia, fui monaguillo y en esa época conocí a un seminarista de mi pueblo, a quien antes no conocía. Me llamaba la atención porque me preguntaba «¿Qué hace este tan mayor aquí?» Me dijeron que iba a ser sacerdote. Una vez que se ordenó, yo descubrí que quería ser como él, ser sacerdote. Mi párroco y él me propusieron ir a unas convivencias de jóvenes que había (y sigue habiendo) en el Seminario. Yo dije que sí. Me acuerdo cuando vine a la primera convivencia, a ese sitio tan desconocido para mí. Pensaba que tanto el lugar como los que estaban aquí eran muy serios, con pensamientos antiguos… pero me lleve una gran sorpresa, era totalmente lo contrario. Yo seguí yendo a las convivencias, conocí cada vez más a los seminaristas… Cada vez me sentía más cómodo en esa gran casa. Hace unos años empecé a colaborar en la pastoral de mi parroquia, ayudaba a mi párroco en distintos ámbitos, entonces yo sentía cada vez más la necesidad de ser como mi párroco. Yo nunca le había dicho nada de esto a nadie hasta que este verano me decidí al fin entrar al Seminario. Fue una decisión muy difícil a la vez que importante en mi vida. Muchas personas no se lo esperaban y realmente creía que nunca iba a estar en este lugar, debido a que creía que era algo pasajero. Pero hoy en día estoy totalmente decidido a seguir a Jesús, para en el futuro servir a una comunidad como sacerdote. Juan Luís 16


Los SEMINARISTAS de ANDALUCÍA se REÚNEN en SEVILLA Anualmente los seminaristas de las Diócesis de Andalucía se reúnen en uno de los seminarios de nuestra región para la celebración de un encuentro destinado a fortalecer los lazos de unión entre el futuro clero andaluz, compartiendo oración, formación y convivencia. Este año la Diócesis de acogida fue la de Sevilla. El encuentro transcurrió en el Seminario Metropolitano Nuestra Señora del Buen Aire y San Isidoro, donde se comenzó con la acogida, la Eucaristía y el almuerzo. La tarde estuvo dedicada a la formación y cultura. El apartado de formación comenzó con la ponencia titulada «La formación en la conciencia social del cristiano», impartida por D. Fernando Fuentes Alcántara, director de la Comisión Episcopal de Pastoral Social. En el apartado cultural, se llevó a cabo la visita a la Catedral y a la Iglesia Colegial del Divino Salvador de la capital hispalense. La segunda jornada estuvo dedicado por entero a la oración, comenzando con una formación espiritual por parte de D. Antonio Hiraldo, Director Espiritual del Seminario de Sevilla, para a continuación tener oración ante el Santísimo

Sacramento. Después se celebró la Eucaristía. Durante la tarde se tuvo otra ponencia formativa sobre el funcionamiento de las Cáritas parroquiales por parte de D. Gabriel Leal Salazar, Vicario Episcopal de Acción Caritativa Diócesis de Málaga. Se cerró el día con el rezo de vísperas en la Casa Madre de las Hermanas de la Cruz de Sevilla, donde todos los seminaristas y formadores pudieron rezar ante los restos de la recién proclamada Beata María de la Purísima de la Cruz. El encuentro finalizó con la Eucaristía y el desayuno en la Casa de Espiritualidad «Betania» del cercano pueblo sevillano de San Juan de Aznalfarache, donde una vez concluidas las palabras de despedida de D. Miguel Ángel Núñez Aguilera, Rector del Seminario Metropolitano de Sevilla, marcharon todos hacia sus Diócesis de origen. En este encuentro han participado alrededor de 80 personas, entre seminaristas y formadores, contando con la presencia además de D. Ángel Pérez Pueyo, Secretario de la Delegación de Universidades y Seminarios de la Conferencia Episcopal Española.

17


LA VICARÍA DE COMUNICACIÓN ORGANIZA UN CURSO BÁSICO DE INTERNET PARA SACERDOTES Y AGENTES DE PASTORAL La Vicaría de Comunicación de la diócesis de Jaén ha organizado un curso de iniciación y profundización en el manejo de internet, como instrumento para la evangelización y la pastoral. Este curso consta de cinco sesiones mensuales y está dirigido tanto a sacerdotes como a religiosos y a agentes de pastoral que desarrollen su trabajo en las parroquias y delegaciones de la diócesis. En la presentación del curso aparecen las palabras que el Papa Benedicto XVI escribió con motivo del mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales. En este mensaje Benedicto XVI invitaba a los sacerdotes a utilizar los nuevos medios en el ministerio sacerdotal. El Papa pide a los sacerdotes una formación integral para esta nueva era: «El sacerdote podrá dar a conocer la vida de la Iglesia mediante estos modernos medios de comunicación, y ayudar a las personas de hoy a descubrir el rostro de Cristo. Para ello, ha de unir el uso oportuno y competente de tales medios -adquirido también en el período de formación- con una sólida preparación teológica y una honda espiritualidad sacerdotal, alimentada por su constante diálogo con el Señor».

Para posibilitar este «oportuno y competente» uso de las nuevas tecnologías, la Vicaría de Comunicación de la diócesis de Jaén ha organizado este curso que se desarrolla en cinco sesiones, teniendo cada sesión cinco unidades y un excursus. Se trata de un curso eminentemente práctico, abierto a todos. Las sesiones comienzan por los puntos más básicos de la utilización de internet y concluyen con temas más complejos como la creación de páginas web o blogs. Por eso se pide a los participantes que se apunten a las sesiones dependiendo de su nivel de conocimiento, ya que se parte de un nivel de iniciación básico. Los objetivos del curso son fundamentalmente la iniciación a la cultura digital («un nuevo lenguaje, una nueva forma de relación, una nueva actitud ante la información»), el aprendizaje básico de los recursos de internet (web, email, chat...), el conocimiento y manejo básico de la web 2.0. (Youtube, Picasa, Blogger, Google Maps, Google Calendar, Google Docs, Gmail, Facebook...), realizar y mantener un blog propio donde comunicar información y reflexiones pastorales y crear una página de la parroquia en Facebook, en vistas a construir redes digitales de cristianos a lo largo y ancho de la diócesis. En definitiva, iniciar en la pastoral a través del mundo digital. Este curso básico es gratuito, se desarrollará en el Seminario Diocesano y se ha organizado por iniciativa del Sr. Obispo de Jaén, D. Ramón del Hoyo, muy interesado en que los sacerdotes y agentes de pastoral puedan utilizar todos los recursos que las nuevas tecnologías aportan a la evangelización.

Para obtener más información, consultar la programación y realizar inscripciones pueden dirigirse a la web diocesana

www.diocesisdejaen.es

18


CONVENIO ENTRE la DELEGACION de PASTORAL PENITENCIARIA y CAJA RURAL JAÉN

Delegación de Pastoral Penitenciaria de Jaén Recientemente se ha producido la firma del convenio entre la Delegación de Pastoral Penitenciaria de Jaén con la Caja Rural, que tiene como finalidad promover la participación activa del voluntariado como expresión de la lucha de la población contra las desigualdades sociales y de situaciones de exclusión. La Delegación de Pastoral Penitenciaria tiene entre sus fin humanizar el mundo penitenciario mediante la promoción y defensa de los derechos fundamentales de las personas, sensibilizar a la sociedad sobre la realidad penitenciaria y atender a las familias de personas privadas de libertad que soliciten ayuda, ofreciendo acogida y orientación. En el marco de este convenio se va a desarrollar el proyecto que consiste en la realización, en el centro penitenciario de Jaén, de diferentes cursos y talleres, salidas programadas culturales, formativas de libertad y de aprendizajes sociales. Estas actividades van dirigidas a un colectivo de hombres y mujeres privados de libertad y que pertenecen a grupos sociales provenientes de sectores altamente desfavorecidos por la pobreza, el desempleo, la violencia y las adicciones. Con estas actividades se pretende que mejoren sus condiciones de vida tanto actuales como en su reinserción. Este convenio se enmarca dentro de la convocatoria de ayudas «La Rural Voluntariado» y se llevará a cabo hasta junio de 2011.

El cuadro de SAN FERNANDO vuelve a su CAPILLA de la CATEDRAL de JAÉN El lienzo de San Fernando, obra de Juan Valdés Leal, ha sido colocado de nuevo en la capilla del mismo nombre, de la Catedral de Jaén. A raíz de la canonización del rey santo en 1671, el Cabildo catedralicio encargó un cuadro de Fernando III a uno de los pintores más afamados de la época: el sevillano Juan Valdés Leal (1622-1690). La obra, un óleo sobre lienzo, fue instalada primeramente en la actual capilla de San Benito, para ser trasladada posteriormente a la capilla de la Virgen de las Angustias, la de San José, y la del Niño Jesús. Finalmente, a propuesta del deán Martínez de Mazas, para ennoblecer la cabecera del templo catedralicio, en 1790 se colocó el cuadro en la capilla que a partir de entonces estuvo dedicada al santo rey. Para ubicar mejor el lienzo que pintó Valdés Leal, el arquitecto D. Manuel López diseñó un retablo, para cuya construcción se aprovecharon las maderas utilizadas en los andamios usados en la construcción del Sagrario de la catedral. Con la ubicación de la imagen de Nuestro Padre Jesús en la capilla de San Fernando, el lienzo de Valdés Leal fue trasladado al antiguo Panteón de Canónigos, donde se ubicó el Museo de la Catedral, hasta que al volver la mencionada imagen a su Camarín, el lienzo de San Fernando ha sido repuesto en su lugar originario, donde puede ser admirado mejor. Obra de alta calidad artística, el lienzo de San Fernando de Valdés Leal ha sido expuesto en varias exposiciones, entre las que cabe mencionar la muestra conmemorativa del tercer centenario de la muerte del pintor (Sevilla 1990) y la exposición Teatro de Granezas, en Granada (2007-2008), dentro del programa Andalucía Barroca. 19


DEDICACIÓN del NUEVO ALTAR de la INMACULADA, de MENGÍBAR Manuel Caballero La Parroquia de La Inmaculada de Mengíbar ha vivido uno de los días más importantes de su corta historia. Hace unas semanas el Obispo de Jaén, D. Ramón del Hoyo López, dedicó el nuevo altar, inauguró el nuevo ambón e impartió el Sacramento de la Confirmación a 87 fieles de esta comunidad (47 jóvenes y 40 adultos) que han completado su formación catequética. Fue una ceremonia inolvidable, y que muchos feligreses tuvieron que seguir a través de las pantallas que se colocaron en el exterior del templo para poder participar de la celebración. Destacar que durante la ceremonia, preparada por el Delegado de Liturgia de la Diócesis, D. Manuel Carmona, tras la confirmación, se dedicó el nuevo altar, colocando en primer lugar bajo el altar las reliquias de San Eufrasio

20

y del recientemente nombrado Beato Manuel Lozano Garrido; primer y último santo de la diócesis de Jaén. El altar y el ambón han sido diseñados por el artista local Francisco Galiano, y materializados por el profesor de la Escuela de Arte de Granada, Esteban Fernández. En el ambón, tal y como viene reflejado en el Acta de Dedicación, aparece representada una «llama», como evocación de «la zarza ardiente» en la que Dios se revela a Moisés, y en el que a partir de ahora se dará a conocer en su Palabra, cuando desde él sean proclamados los textos de la Sagrada Escritura. También aparecen las letras griegas «Alfa y Omega», en referencia a Dios como principio y fin de todo. Por su parte, el Altar es una alegoría de las «Bodas de Caná», donde Jesús convierte el agua en vino a petición de María, su Ma-

dre (Jn 2, 1-12). Así, del mismo modo que Jesús transformó el agua en vino, Él, aquí simbolizado con la antigua representación iconográfica del Pelícano, desde este altar dará el «vino nuevo de la salvación» a quienes celebran la Eucaristía. Un vino que no es otra cosa que su propia sangre, la que emana de su corazón, y que es vertido sobre los «odres nuevos» que necesita este nuevo vino salvador (Mc 2, 22)». Reseñar que con el nuevo altar y el ambón, junto a las pinturas del presbiterio, se ha engrandecido estéticamente el templo de esta comunidad parroquial de La Inmaculada en este año que conmemora el 25 aniversario de su fundación, y donde, como dice el lema de este aniversario, con éstas y otras iniciativas, hacemos comunidad.


NUEVO LIBRO del SACERDOTE JIENENSE JUAN RUBIO D. Juan Rubio, sacerdote diocesano de Jaén y director de la revista de información religiosa «Vida Nueva» acaba de publicar un libro en la editorial DDB en el que trata el tema de la pederastia en la Iglesia. Los delitos de abusos sexuales a menores por parte de clérigos en distintos países del mundo, la herida abierta en la Iglesia por los pecados de estos hermanos, el sufrimiento de las víctimas acosadas, los silencios irresponsables de algunos superiores jerárquicos, imbuidos por una vieja cultura del silencio y las medidas que se vienen adoptando para que brille la verdad y la justicia son los temas que aborda este libro de D. Juan Rubio en el que se hace un recorrido por el papel importante que ha tenido Benedicto XVI, primero como responsable de la Congregación para la Doctrina de la Fe y posteriormente como pontífice, para ayudar a sanar la herida abierta, recuperar la credibilidad del ministerio consagrado e impulsar una auténtica renovación del sacerdocio a comienzo del nuevo milenio. «Tolerancia Cero. La Cruzada del Benedicto XVI contra la pederastia en la Iglesia» es una exposición bien documentada sobre el reto que la Iglesia tiene hoy ante este lacerante pecado, que también es delito y ante el que Benedicto XVI, lejos de ser, como algunos han indicado en una prensa que le ha vuelto la espalda, parte del problema, se ha convertido en pieza clave para una solución renovadora.

JUAN RUBIO FERNANDEZ «Tolerancia Cero. La Cruzada de Benedicto XVI contra la pederastia del clero» Desclée de Brower. Bilbao. 2010

NUEVO PROGRAMA EN LA RADIO UNIVERSITARIA Desde el Secretariado de Pastoral Universitaria de la diócesis de Jaén se ha promovido la realización y emisión de un programa en UNIRADIO JAÉN, la radio de la Universidad de Jaén. El programa se llama «Si quieres peces, mójate». El p r i n c i p a l contenido del nuevo espacio radiofónico es la presentación de experiencias de voluntarios, preferentemente universitarios y también la entrevista a organi-

zaciones que se dedican a la solidaridad y el compromiso social para que se den a conocer. Hay también un espacio dedicado a la reflexión a partir de materiales del Movimiento Cultural Cristiano. Y por último se informa de actividades que tengan que ver con el voluntariado de la pastoral universitaria. No es un programa estrictamente religioso, aunque casi siempre aparece la fe como motor de la solidaridad.

Se emite los martes de 22.00 a 23.00 por FM en el 95.6 y por internet en el siguiente enlace: http://radiosuniverstiarias.es/nuevo3/ Si alguien está interesado en participar puede escribir a: pastoraluja@gmail.com. 21


22


MANOS UNIDAS DE JAÉN AGRADECE EL PREMIO «PRINCIPE DE ASTURIAS A LA CONCORDIA» Manos Unidas de Jaén quiere agradecer públicamente los apoyos recibidos a la candidatura de nuestra ONGD al Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, que finalmente nos ha sido concedido. El Premio Príncipe de Asturias de la Concordia se concede a la persona, institución, grupo de personas o instituciones cuya labor haya contribuido de forma ejemplar y relevante al entendimiento y a la convivencia en paz entre los hombres, a la lucha contra la injusticia, la pobreza, la enfermedad, la ignorancia o a la defensa de la libertad, o que haya abierto nuevos horizontes al conocimiento o se haya destacado, también de manera extraordinaria, en la conservación y protección del patrimonio de la Humanidad. Entendemos que este premio es un homenaje a las muchísimas personas que han hecho posible la ayuda a los más pobres a través de Manos Unidas: un homenaje a todos aquellos que han dado a lo largo de estos años su tiempo y capacidades al servicio de los demás como voluntarios, trabajadores, benefactores…. que han compartido con Manos Unidas lo mejor de sí mismos para ayudar al que más lo necesita. Y creemos también que es un reconocimiento muy especial a los destinatarios de los proyectos en los países en los que trabajamos, pues son ellos los que llevan adelante la iniciativa de desarrollo. Recibimos este galardón con entusiasmo y agradecimiento, aunque el solo hecho de que la Conferencia Episcopal Española presentase a Manos Unidas como candidata a recibir el premio Príncipe de Asturias a la concordia, significó un gran reconocimiento al trabajo que, desde hace 50 años, ha llevado a cabo nuestra organización a favor de las personas más pobres en los países en vías

de Desarrollo. La sola idea de sabernos candidatos fue ya un premio para Manos Unidas. Recibimos el galardón con agradecimiento y entusiasmo pero también con humildad y con un renovado espíritu de trabajo y colaboración con los que no gozan de los mismos privilegios que nosotros y sufren la injusticia de este mundo. Para los que formamos Manos Unidas este galardón es una enorme responsabilidad. Ahora sólo nos queda seguir adelante con el mismo empeño y dedicación de siempre. Habrá que trabajar muy duro porque no queremos ni podemos defraudar a todos los que nos han dado su apoyo y reconocimiento. Hacemos nuestro un bonito deseo transmitido en una de las miles de cartas de apoyo que hemos recibido: «Que este premio sea para vosotras un honor y un estímulo». Así lo vamos a interpretar las personas que trabajamos en la Delegación Diocesana de Jaén, y sirva para todos ellos, como hemos dicho, como un merecido reconocimiento a tantos años de ofrecer su tiempo, su esfuerzo, su trabajo a la labor de Manos Unidas. Igualmente nuestro agradecimiento y homenaje a todas las personas particulares e instituciones públicas y privadas, que, como socios o colaboradores, aportan su ayuda económica para que esta labor sea posible. Sirvan estas líneas también para dar las gracias a todos los que nos han hecho llegar su felicitación y su alegría tras la concesión del Premio. Seguiremos trabajando, como hemos dicho, para no defraudar la confianza que ha sido depositada en nosotros.

«¡Gracias, Jaén, por todo y enhorabuena a todos!»

23


«EL DESARROLLO QUE PROMOVEMOS ES EL MEJOR CAMINO PARA LA PAZ ENTRE LOS PUEBLOS» Entrevista con Ana Colmenero, Presidenta de la ONG «Manos Unidas» en Jaén Manos Unidas ha sido galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2010. Este Premio se concede cada año a personas, organizaciones o instituciones que contribuyan «al entendimiento y a la convivencia en paz entre los hombres, a la lucha contra la injusticia, la pobreza, la enfermedad, la ignorancia o a la defensa de la libertad». Hemos tenido la ocasión de charlar con la Presidenta de Manos Unidas en Jaén, Dª Ana Colmenero y pudimos hacerle una serie de preguntas. ¿En qué consiste concretamente el premio Príncipe de Asturias de la Concordia? -El jurado ha justificado muy bien la concesión de este premio a Manos Unidas. El premio Príncipe es Asturias a la Concordia que se viene concediendo desde el año 1986, se concede a la persona, institución o grupo de personas o instituciones cuya labor haya contribuido de forma ejemplar y relevante al entendimiento y la convivencia en paz entre los hombres, a la lucha contra la injusticia, la pobreza, la enfermedad, la ignorancia o a la defensa de la libertad. O también que hayan abierto nuevos horizontes al conocimiento o se hayan destacado de una manera extraordinaria en la conservación y protección del patrimonio de la humanidad. ¿Para concederles este premio tuvieron que presentar previamente alguna candidatura? -Con motivo del 50 aniversario de Manos Unidas, que lo estuvimos celebrando durante todo el año 2009 y parte del 2010, la Conferencia Episcopal Española presentó en mayo la candidatura de Manos Unidas al Premio Príncipe de Asturias de la Concordia del año 2010. Los Obispos pensaron que sería un perfecto colofón a 24

las actividades conmemorativas del primer medio siglo de vida de esta ONG de la Iglesia Católica para ayuda, protección y desarrollo de los pueblos del sur. Con esta nominación la Conferencia Episcopal ha apoyado el trabajo realizado por Manos Unidas a lo largo de estos 50 años a favor de las personas más necesitadas de la tierra, con el convencimiento de que el desarrollo que promovemos es el mejor camino para la paz entre los pueblos. ¿Qué repercusiones tiene este premio para la ONG? -Durante estos 50 años Manos Unidas habrá financiado 25.000 proyectos para el desarrollo en los cinco campos en los que trabajamos: promoción social, proyectos agropecuarios, proyectos de educación, proyectos de sanidad y, sobre todo un campo que tiene un valor esencial para Manos Unidas, la promoción de la mujer. En estos 50 años se han podido beneficiar de los proyectos por lo menos 2. 500.000 personas. Para Manos Unidas este premio es un gran homenaje a las muchísimas personas que han hecho posible la ayuda a los más pobres a través de la ONG.


Es un homenaje a todos aquellos voluntarios, trabajadores, benefactores y colaboradores que han dado a lo largo de estos años su tiempo y sus capacidades al servicio de los demás. Todos ellos han compartido lo mejor de sí mismos para ayudar al que más lo necesita. Creemos también que es un reconocimiento muy especial a los destinatarios de los proyectos. Ellos son los que llevan adelante realmente la iniciativa para el desarrollo. Recibimos este galardón con entusiasmo y agradecimiento. El simple hecho de que la Conferencia Episcopal nos propusiera ya era un premio para Manos Unidas. ¿La dotación económica del premio a qué se ha destinada? -Estamos muy orgullosos de este premio, pero también lo recibimos con gran humildad y gran responsabilidad. Tiene una dotación económica de 5 0 . 0 0 0 e u r o s . Ya Manos Unidas lo tiene dedicado a un proyecto de desarrollo en Haití, la zona más damnificada durante este año. Es un proyecto agrícola porque una de las repercusiones del terremoto es que hubo muchos desplazados. Dejaron Puerto Príncipe, la zona más devastada, y volvieron a los pueblos de donde procedían o pidieron ayuda a las familias de las zonas menos dañadas. Muchos de estos desplazados continúan aún en esas zonas y, naturalmente, faltan alimentos porque eran aldeas o zonas muy deprimidas y en muchos casos han duplicado, o, incluso, triplicado la población. Este es un proyecto que va destinado a comprar semillas, herramientas y a dotar personas que lleven este proyecto en el sur de Haití. ¿Qué hace que Manos Unidas sea para los cristianos una ONG diferente a todas las demás? -Hay muchas asociaciones que realizan una actividad parecida a la de Manos Unidas, pero en fidelidad al ideario, a la fundadora o a la orden religiosa de la que dependen. Manos Unidas no realiza su tarea por cuenta propia o en fidelidad a un carisma en particular sino en nombre de la propia Iglesia española, a la que representa en el sector de la cooperación y del desarrollo. Manos Unidas es la ONG de la Iglesia Católica para el desarrollo de los pueblos del sur.

Manos Unidas tiene en las parroquias voluntarios que año tras año realizan multitud de actividades para recaudar dinero y enviarlo después a la ONG. ¿Qué mensaje les mandaría a todas esas personas? -Manos Unidas cuenta en la diócesis de Jaén con alrededor de 70 personas que trabajan durante todo el año, ya que nuestra campaña dura todo el año. Asumimos unos proyectos que los distribuimos por arciprestazgos y ya los voluntarios y el delegado de cada arciprestazgo o de los distintos pueblos y ciudades de Jaén se encargan de reunir los fondos necesarios para todos los proyectos. En el año 2010 son 12 o 13 proyectos para el desarrollo. Y tengo que decir que gracias a Dios la sociedad sigue respondiendo a la llamada de Manos Unidas, aunque este año, por la crisis, tengamos algunos proyectos que no están financiados completamente. Por eso quiero hacer un llamamiento a todos los que trabajan con Manos Unidas porque tenemos que seguir exprimiéndonos la imaginación y continuar haciendo actividades y conseguir que este año, a pesar de la crisis, sea un éxito, como lo han sido las campañas anteriores. Pero lo que yo quiero decirles sobre todo en este momento es nuestro más sincero agradecimiento por todo ese trabajo, por tantos años, por tantas horas restadas a su ocio o sus obligaciones para trabajar para Manos Unidas. El premio es para todos los que trabajamos para la ONG, para todos los socios, para todos los colaboradores. Y tengo que decir también que en cuanto las 71 delegaciones de todo el territorio nacional se pusieron a trabajar para buscar apoyos para la candidatura, la sociedad jiennense respondió, tanto individualmente, como las instituciones públicas y privadas. Mandaron su apoyo, sin poner ningún inconveniente, a la Fundación Príncipe de Asturias. Quiero destacar que la Diputación se adhirió a la candidatura; al igual que la Universidad de Jaén, al frente con su rector; asociaciones particulares; políticos a título individual o como agrupaciones; asociaciones como Amigos de la Catedral; todo tipo de colegios profesionales; y muchísimas otras personas firmaron y apoyaron la candidatura de Manos Unidas. A todos ellos, muchísimas gracias. Además, quiero agradecer la multitud de felicitaciones que hemos recibido posteriormente. Muchas gracias Jaén, muchas gracias a todos por el apoyo recibido. 25


26


Para contemplar y rezar a pie de calle... Martín Santiago Fernández Hidalgo Párroco de la Santa Cruz, de Jaén

CONTIGO, SEÑOR

Contigo, ¡qué corto de hace el camino! Tu Presencia mis pasos aligera. Tu Luz viva descubre mi destino y tu Amor me llena de tal manera, que por tenerlo me hice peregrino, corriendo todo riesgo, se dijera, que toda mi alma gran desatino padeciera si por él no lo fuera. Corrí, con el corazón herido, tras de Ti, como veloz cervatillo, me guió de tu Estrella su claro brillo lo deje todo oculto en el olvido y, solamente, quise estar contigo para ser, siempre, de Ti tu leal amigo. EDITA: OBISPADO DE JAÉN VICARÍA de COMUNICACIÓN DIRECTOR: Antonio Garrido de la Torre vicariodecomunicacion@diocesisdejaen.es

SUBDIRECTOR: Manuel Jesús Casado Mena SUSCRIPCIONES: Jesús Jiménez Jiménez Obispado de Jaén Plaza Santa María, 2. Apartado 039 - 23080 Jaén.

CORREO ELECTRÓNICO: iglesiaenjaen@diocesisdejaen.es

MAQUETACIÓN: José Carlos Ruiz Mariscal

Teléfono 953.230.036 Fax 953.230.039.

Depósito Legal J-121-1990

COLABORADORES: Vanessa Muñoz Pedro Criado Manuel López Juan Raya Ildefonso Rueda Julio Segurado Seminario Diocesano de La Inmaculada y San Eufrasio

IMPRESIÓN Gráficas La Paz, s.l. Avda. de Jaén, s/n Torredonjimeno Teléfono: 953.571.087 27



Iglesia en Jaén nº 468: Primera quincena de noviembre