Issuu on Google+

DIÓCESIS DE JAÉN

Introducción a San Pablo 3 . – L A S C A RTA S A L O S CORINTIOS

Jaén. Octubre 2008


Lectura Bíblica Act 18,1-18 18, 1 Después de esto marchó de Atenas y llegó a Corinto. Se encontró con un judío llamado Aquila, originario del Ponto, que acababa de llegar de Italia, y con su mujer Priscila, por haber decretado Claudio que todos los judíos saliesen de Roma; se llegó a ellos 3 y como era del mismo oficio, se quedó a vivir y a trabajar con ellos. El oficio de ellos era fabricar tiendas. 4 Cada sábado en la sinagoga discutía, y se esforzaba por convencer a judíos y griegos. 5 Cuando llegaron de Macedonia Silas y Timoteo, Pablo se dedicó enteramente a la Palabra, dando testimonio ante los judíos de que el Cristo era Jesús. 6 Como ellos se opusiesen y profiriesen blasfemias, sacudió sus vestidos y les dijo: «Vuestra sangre recaiga sobre vuestra cabeza; yo soy inocente y desde ahora me dirigiré a los gentiles.» 7 Entonces se retiró de allí y entró en casa de un tal Justo, que adoraba a Dios, cuya casa estaba contigua a la sinagoga. 8 Crispo, el jefe de la sinagoga, creyó en el Señor con toda su casa; y otros muchos corintios al oír a Pablo creyeron y recibieron el bautismo. 9 El Señor dijo a Pablo durante la noche en una visión: «No tengas miedo, sigue hablando y no calles; 10 porque yo estoy contigo y nadie te pondrá la mano encima para hacerte mal, pues tengo yo un pueblo numeroso en esta ciudad.» 11 Y permaneció allí un año y seis meses, enseñando entre ellos la Palabra de Dios. 12 Siendo Galión procónsul de Acaya se echaron los judíos de común acuerdo sobre Pablo y le condujeron ante el tribunal 13 diciendo: « Este persuade a la gente para que adore a Dios de una manera contraria a la Ley. » 14 Iba Pablo a abrir la boca cuando Galión dijo a los judíos: « Si se tratara de algún crimen o mala acción, yo os escucharía, judíos, con calma, como es razón. 15 Pero como se trata de discusiones sobre palabras y nombres y cosas de vuestra Ley, allá vosotros. Yo no quiero ser juez en estos asuntos. » 16 Y los echó del tribunal. 17 Entonces todos ellos agarraron a Sóstenes, el jefe de la sinagoga, y se pusieron a golpearlo ante el tribunal sin que a Galión le diera esto ningún cuidado. 18 Pablo se quedó allí todavía bastantes días; después se despidió de los hermanos y se embarcó rumbo a Siria; con él iban Priscila y Aquila. En Cencreas se había cortado el pelo porque tenía hecho un voto. 2

2


CORINTO

C

orinto está a 75 Km. de Atenas en el istmo que une la península de Morea con el Ática. Este istmo tiene unos 6 Km. de ancho En el 338 a.C., Corinto fue ocupada por los macedonios bajo el mando de Filipo II. La ciudad se unió a la Liga Aquea en el 224 a.C. y pronto se convirtió en uno de sus principales miembros. En el 146 a.C., tras la absorción de la Liga por los romanos, el ejército romano destruyó Corinto. Julio César reconstruyó la ciudad aproximadamente en el 44 a. C. y la llamó Colonia Laus Iulia Corinthiensis. En tiempos de san Pablo fue la capital de la provincia romana de Acaya, es decir de Grecia. En ella residía el Anthipatos o Procónsul romano (Act 18,12). La importancia de

Corinto se vio favorecida por su situación ya que tenía dos puertos, uno hacia el mar Egeo y otro hacia el Adriático. El puerto de Lequeo (o Lekaion) daba al golfo de Corinto y era el más importante ya que era el mayor puerto de Grecia. El puerto de Céncreas era más pequeño y daba al golfo de Egina. Ambos puertos estaban unidos por una pista pavimentada con losas que facilitaban el transporte de los barcos de uno a otro puerto. Nerón intentó hacer un canal, pero no se llegó a lograr. En 1893 se llevó a cabo el antiguo proyecto. y actualmente un canal une los dos puertos.. Las excavaciones arqueológicas sitúan la ciudad antigua al suroeste de la actual y han estudiado su parte central poniendo al descubierto el templo griego de Apolo (c. 550 a.C.), y abundantes edificios romanos: el ágora, donde estaba la bema, o tribunal del Procónsul donde fue juzgado Pablo por Galión; templos, baños públicos, un gimnasio, un arco de triunfo, fábricas de cerámica, tiendas y casas. También se han encontrado iglesias del periodo bizantino. También se ha descubierto la avenida que unía la ciudad con Lequeo. A sus lados hubo tiendas y pórticos donde la gente se reunía. A diez Km. de la ciudad está el Acrocorinto, la fortaleza situada estratégicamente para controlar 3


los puertos. En ella había un famoso templo de Afrodita servido por mil prostitutas cultuales. En consecuencia Corinto tenía fama de ser la ciudad más inmoral del imperio romano. Los bizantinos, los turcos y los cruzados construyeron edificios que apenas dejan entrever cómo fue aquel famoso templo pagano. La ciudad podía tener casi medio millón de habitantes. La población descendía de libertos ricos que se establecieron allí al tiempo de la refundación romana de la ciudad. También Había una gran población de esclavos, casi dos tercios de los habitantes. Esto supone que la mezcla racial y cultural era muy grande. Había latinos, griegos, orientales, egipcios, judíos y otras muchas gentes. La ciudad tenía templos dedicados a Isis, Serapis, Melkarté, Cibeles y Zeus. Esta mezcla de cultos nos habla de lo abigarrada que era la población que allí habitaba. Había también una colonia judía que tenía su sinagoga, cuyo rótulo ha sido encontrado en las excavaciones.

4

GALIÓN Marco Anneo Novato, conocido como Junio Anneo Galión por el nombre de su padre adoptivo, el retórico L. Junio Galión; era hermano del filósofo cordobés Séneca y tío del poeta Lucano. Era un hombre simpático, culto, filósofo estoico como su hermano. Estaba convencido de su superioridad romana y despreciaba a los judíos. Fue cónsul de Roma el año 58 y senador el 65 . Nerón le ordenó suicidarse, como a su hermano Séneca. Gracias a la inscripción de Delfos, sabemos que el año de la 26ª aclamación imperial de Claudio, o sea hacia el año 51, era Anthipatos, o Procónsul de Acaya. Como Pablo compareció ante su tribunal, sabemos así que Pablo estuvo en Corinto el año 51-52.


LA COMUNIDAD CRISTIANA DE CORINTO La comunidad estaba formada por gente sencilla, de baja categoría social (1Co 1,26-28), que habían sido antes paganos en su mayoría (1Co 8,7; 12,1-2) Existía una gran fascinación por lo oriental y, por tanto, por lo judío. Esto explica la rápida conversión de tanta gente. Además explica que escucharan con avidez a cualquier misionero judío que llegara posteriormente. Consideraban que con la doctrina cristiana habían conseguido un saber que los hacía superiores a los demás y se sentían especialmente vinculados al que los había bautizado (1,12-13.17; 4,15) Del ambiente pagano les influía la inmoralidad ambiental y las reticencias frente a la resurrección (15,12). En esta situación el Espíritu de Dios se había manifestado de forma muy especial. Abundaban los carismas y los corintios apreciaban especialmente el carisma de lenguas y el de profecía, con lo que sus asambleas resultaban extremadamente ruidosas y desordenadas. Indicios de falta de madurez cristiana eran: •Falta de amor •Soberbia •diferencia de clases •exhibicionismo de carismas •El culto a la personalidad del que los había bautizado al que se adherían fanáticamente con desprecio por los demás. •Algunos casos de inmoralidad estridentes (1Co 6,12-18)

PABLO Y CORINTO Pablo llegó a Corinto en el curso de su segundo viaje (1Co 3,6-10) . Allí conoció a Priscila y a su marido Aquila que habían salido de Roma expulsados por un decreto de Claudio, tras una revuelta entre los judíos de la Capital del Imperio, al parecer por causa del cristianismo, (impulsore Cresto dice Tácito). Estos eran trabajadores en la lona como Pablo y con ellos estuvo trabajando allí (Act 18,2-4) Luego Pablo estuvo viviendo en casa de Ticio justo Según su costumbre, Pablo predico primero a los judíos en las sinagogas y tuvo bastante éxito ya que convirtió al Arquisinagogo Crispo (Act 18,8; 1Co 1,14) Silas y Timoteo, ayudantes de Pablo, volvieron de Tesalónica trayendo ayuda económica y buenas noticias a Pablo (2Co 1,19) y éste escribió a aquella comunidad las cartas que ya vimos en el tema anterior. Cuando surgieron motines entre los judíos, Pablo fue llevado ante el gobernador Galión que rehusó aceptar la causa aduciendo que se trataba de un problema interno de los judíos. A consecuencia de esto otro jefe de sinagoga llamado Sóstenes recibió una brutal paliza ante el tribunal sin que Galión interviniera. No es claro que este Sóstenes fuera el mismo que Pablo cita en 1Co 1,1. Si fuera el mismo, también este arquisinagogo se habría convertido a la fe. Pablo dejó pronto Corinto y partió para Éfeso, Jerusalén y Antioquía. Poco después Pablo volvió a em5


SÓSTENES

prender el viaje y pasando por Galacia y Frigia se dirigió a Éfeso., donde se estableció durante tres años., desde el 54 al 57 Mientras tanto a Corinto había llegado un predicador llamado Apolo que causó grata impresión. También es probable que llegara Pedro y luego otros predicadores. El resultado fue que se formaron partidos y banderías en la comunidad. Pablo intervino con sus cartas y luego los visitó. Los corintios mantuvieron largo tiempo su tendencia a las banderías porque el cuarto Obispo de Roma, Clemente Romano, tuvo que escribirles una carta para poner paz cuando los presbíteros de la ciudad chocaron con el propio obispo.

6

Se dice que era un arquisinagogo, o jefe de sinagoga. Como de Crispo se dice lo mismo, se supone que aquél es el que lo sucedió cuando éste se hizo cristiano, pero no se tiene en cuenta que podía haber varios jefes a la par en una sinagoga De él sólo sabemos que le dieron una paliza ¿quiénes? unos dicen que fueron los mismos judíos otros que los paganos que estaban hartos de los judíos en Corinto y aprovecharon la indiferencia de Galión para dar curso a sus odios. Los que dicen que fueron los judíos, dicen que también se hizo cristiano y que firmó la primera carta a los Corintios con Pablo. No hay razones suficientes para identificar a los dos personajes. Tal vez en Act sólo se quiera decir que el que pretendía apalear fue apaleado y por eso no nos deja más datos del que fue por lana y salió trasquilado.


Las cartas a los Corintios En el N. T. hay dos cartas dirigidas a los Corintios, pero Pablo mismo alude a alguna otra carta escrita a los mismos destinatarios especialmente la carta escrita con muchas lágrimas aludida en 2Co 2,4. Partiendo de muchos indicios literarios e históricos, muchos piensan que 2Co es en realidad una antología formada a partir de restos de varias cartas. Siguiendo esa hipótesis, vamos a exponer nuestro tema. Iremos siguiendo el orden cronológico de los escritos y viendo su sentido fundamental. En esta exposición sigo especialmente a Bornkamm

1.- 2Co 6,14-7,1 Al enterarse de la situación de Corinto habría escrito una carta, tal vez la citada en 1Co 5,9: Al escribiros en mi carta que no os relacionarais con los impuros... cuyo tema es precisamente la necesidad de evitar la impureza no mezclándose con los paganos. Pero hay dudas de que este trozo sea realmente de Pablo ya que su vocabulario y sus conceptos teológicos son extraños a lo habitual en san Pablo.

2.– 1 Corintios A primeros del 56 escribe 1Co. Es posible que la primera carta a los corintios conste de fragmentos de cartas escritas con poca distancia de tiempo. Por eso hablamos de carta A y carta B, pero es tan indemostrable que resulta preferible hablar de una sola carta. En ella se tratan los grandes proble-

mas de la comunidad de Corinto, pero se tratan con cierto desorden, sin que haya un hilo conductor claro, incluso mezclándose a veces. A pesar de todo podemos dividirla así: 1Co 1,1-9 Saludo y acción de gracias 1-3 Saludo Tiene tres partes, como era habitual,: remitente, destinatarios y saludo. Destaca que Pablo se presente como apóstol por llamamiento especial de Cristo. 1,4-9 Exordio Acción de gracias acostumbrada en la que para captar la benevolencia de los destinatarios, se destacan los dones que Dios ha concedido a los corintios , fijándose en los de palabra y conocimiento, que eran los más apreciados en esta comunidad. Acaba recordando la fidelidad con la que Dios cumplirá las promesas que esperan y desean los corintios. 1Co 10,1-4,21 Banderías y divisiones El primer problema que se aborda es el de la división de la comunidad. Las causas de esta división son el culto a la personalidad del líder, olvidándose de que Cristo no está dividido y el engreimiento en la propia sabiduría que les lleva a despreciar a los demás. 1,10-17 División en Corinto 1,18-25 La sabiduría de la cruz. 7


Los partidos en Corinto Pablo había anunciado el evangelio en Corinto y muchos se consideraban partidarios suyos, luego vino Apolo, judío alejandrino que causó una excelente impresión en la comunidad y se le adhirieron bastantes, por otra parte había un grupo que invocaba a Cefas (Pedro) como su líder probablemente eran judeocristianos provenientes de Antioquía o convertidos en Corinto por el mismo Pedro, si es que visitó esta ciudad. Pablo añade que otros dicen “soy de Cristo” ¿Es una pura expresión retórica? ¿Es una protesta personal de Pablo? ¿Es realmente un cuarto grupo? Si es así podrían ser judeocristianos que habrían conocido al Señor, o, por el contrario, unos pretendidos místicos que rechazaban todo maestro humano y se jactaban de estar en una especial relación con el Señor por lo que no estaban sometidos a reglas ni leyes y en consecuencia tenían una cierta relajación moral. A ellos parece que se vuelve a aludir en 2Co 10,7 Si alguien cree ser de Cristo, considere una vez más dentro de sí mismo esto: si él es de Cristo, también lo somos nosotros 8

1,26-31 Comunidad pobre 2,1-5 Debilidad de Pablo 2,,6-16 Verdadera Sabiduría 3,1-4 Inmadurez de los corintios 3,5-4,-21 Los evangelizadores. 1Co 5,1-6-20 Tres escándalos 5,1-13 El incestuoso 6,1-11 Tribunales paganos 6,12-20 La inmoralidad 1Co 7,1--11,1 Respuestas 7,1-40 Matrimonio y celibato 8,1-11 La carne sacrificada 1Co 11,2-14,40 Las celebraciones 11,2-16 Las mujeres 11,17-34 La Eucaristía 12,1-14,40 Los Carismas 1Co 15,1-58 La resurrección 1Co 16,1-24 Ultimas recomendaciones y despedida 16,1-4 La colecta para Jerusalén 16,5-9 Plan de viaje 16,10-18 Consejos y noticias 16,19-24 Despedida LOS CARISMAS Son los dones que El Espíritu Santo concede para bien de la Iglesia Los hay ordinarios y son las cualidades que da para el bien de la vida de la Iglesia y los hay extraordinarios y son manifestaciones de la presencia de Dios en la comunidad en un momento determinado. A los corintios les gustaban los carismas más vistosos. Los que se situaban en lo maravilloso y producían emociones fuertes: lenguas, profecías, milagros, hasta parece que consideraban un carisma el dejarse quemar. San Pablo les dice que los carismas sólo valen si son para el bien común, y que el carisma fundamental es la caridad.


3.- 2Co 2,14-6,13 + 7,2-4 Timoteo con una recomendación especial de Pablo (1Co 4,17) había visitado la comunidad y había sido despreciado sin darle ningún valor a que lo enviaba Pablo, por lo que la ofensa revertió sobre el mismo Pablo. Entonces el Apóstol escribe intentando poner orden en la comunidad y haciendo una apología de su función apostólica.

4.- 2Co 10-13 Pablo habría hecho una rápida visita a Corinto que habría acabado en un fracaso. Más tarde, al reconciliarse, hablaría de ofensa personal (2Co 2,6; 7,12) Escribe la carta de las lágrimas un fragmento de la cual sería 2Co 10-13. Ahí hace una gran apología de su ministerio, se defiende de las acusaciones de los corintios y anuncia una tercera visita (13,1 Por tercera vez voy a vosotros).

5.– 2 Co 1,1-2,13 + 7,5-16 A finales del 56 o primeros del 57, tras el motín de Demetrio en Éfeso (Act 19,21-20,1) Pablo se va a Tróade (o Troas a 10 Km. de la antigua Troya) y luego a Macedonia: 2Co 2,1213 Llegué, pues, a Tróade para predicar el Evangelio de Cristo, y aun cuando se me había abierto una gran puerta en el Señor, mi espíritu no tuvo punto de reposo, pues no encontré a mi hermano Tito, y despidiéndome de ellos, salí para Macedonia. .

El problema de las carnes sacrificadas a los ídolos Toda la carne que se vendía en el mercado podía provenir de sacrificios a los dioses y comer de la carne sacrificada es participar en el sacrificio, luego comer carne del mercado era idolatría o ponerse en peligro de idolatría. ¿Y si te invitan a comer y no sabes de donde viene la carne la puedes comer? ¿No es posible que aparezcas ante los demás como idólatra? Entre los cristianos unos decían: Si los dioses no son nada y yo no como para dar culto ¿Qué más me da que esté o que no esté sacrificado a los dioses lo que como? Otros decían : Comer es, quieras o no quieras, dar culto a los dioses así que no se puede comer. Otros más pensaban: si los otros comen es que la idolatría no nos aparta del Señor. La solución de san Pablo es clara: • En principio se puede comer de todo porque los dioses no son nada. • No da igual la idolatría. No se puede ni siquiera dar la impresión de idolatría. • Si pienso que comiendo doy culto a los dioses no debo comer • Si por comer induzco a otros a la idolatría no puedo comer. • Si por comer doy la impresión a otros de ser idólatra no debo comer. • Por eso no tengo que preguntar nada y comer tranquilo, pero si me dicen que se trata de la carne de un sacrificio, no debo comer, por respeto a la conciencia del otro 9


EL RECURSO A LOS TRIBUNALES PAGANOS Tanto en las comunidades judías de la diáspora como entre las fraternidades paganas era costumbre solucionar los conflictos dentro de la comunidad sin acudir a los tribunales oficiales. Según san Pablo los litigios entre cristianos deben solucionarse entre cristianos, lo contrario aparecería como renunciar al carácter santo de la comunidad cristiana. Además entre cristianos ni siquiera debería haber litigios. Este principio ha sido desoído sistemáticamente por los cristianos, no sólo en las cuestiones extracomunitarias sino incluso en las comunitarias, siempre con grave escándalo por mostrar la falta de unidad. Actualmente una figura parecida podría ser “llevar a la prensa” las cuestiones que deberían ser debatidas dentro de la Iglesia. Es muy frecuente que el Papa y los obispos sean acusados o criticados con dureza en la prensa por sus actuaciones intraeclesiales. Los cristianos deberíamos tener en esto más cuidado ya que no se trata sólo de respetar al que está al frente de la comunidad sino que además hay que cuidar de no dar escándalo público mostrando las divisiones internas de la Iglesia o los pecados de los que dirigen la Iglesia por mandato de Jesucristo. 10

En Tróade se encontró con Tito, que venía de Corinto y le dio buenas noticias (2Co 7,7-16) Escribió entonces la carta de la reconciliación de la cual 2Co 1,1-2,13 + 7,5-16 es un fragmento.

6.– 2Co 8 A la carta anterior añadió una nota sobre la colecta que estaba haciendo para los cristianos de Jerusalén.

7.– 2Co 9 Cuando iba hacia Corinto por cuarta vez escribió una carta para preparar la colecta de la que se ha conservado este trozo. Después de visitar Corinto volvió a Jerusalén donde fue apresado.

TEXTOS PARA LEER 1 Corintios: l, 10-4, 21 Partidos y divisiones; 7, 1-40 Matrimonio y virginidad; 11, 17-34 La Cena del Señor; 12, 1-13, 13 Carismas, himno a la caridad; 15, 1-58 Resurrección de los muertos. 2 Corintios: 1, 12-3, 18 Su ministerio; 8, 1-9, 15 La colecta; 11, 1-12, 21 Apología.


CRONOLOGÍA Y COMPOSICIÓN DE LAS CARTAS A LOS CORINTIOS

11


Para la Oración

1 Corintios 13 Aunque hablara las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo amor, soy como bronce que suena o címbalo que retiñe. Aunque tuviera el don de profecía, y conociera todos los misterios y toda la ciencia; aunque tuviera plenitud de fe como para trasladar montañas, si no tengo amor, nada soy. Aunque repartiera todos mis bienes, y entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo amor, nada me aprovecha. El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidiosa, no es jactanciosa, no se engríe; es decorosa; no busca su interés; no se irrita; no toma en cuenta el mal; no se alegra de la injusticia; se alegra con la verdad. Todo lo excusa. Todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta. El amor no acaba nunca. Desaparecerán las profecías. Cesarán las lenguas. Desaparecerá la ciencia. Porque parcial es nuestra ciencia y parcial nuestra profecía. Cuando venga lo perfecto, desaparecerá lo parcial. Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño. Al hacerme hombre, dejé todas las cosas de niño. Ahora vemos en un espejo, en enigma. Entonces veremos cara a cara. Ahora conozco de un modo parcial, pero entonces conoceré como soy conocido. Ahora subsisten la fe, la esperanza y el amor, estas tres. Pero la mayor de todas ellas es el amor.

Jaén Octubre 2008

El texto más bello de las Cartas a los Corintios es sin duda lo que se ha dado en llamar: el himno a la caridad. Recitarlo puede ayudarnos a hacer un verdadero examen de conciencia a la par que nos conduce a una alabanza al Padre desde lo hondo de nuestro corazón cristiano.


Cuaderno 03: Cartas a los Corintios