Page 1

MOZAMBIQUE

Moรงambique


E

BIENVENIDOS A DIGNIDAD ONG DE COOPERACIÓN AL DESARROLLO DIGNIDAD es una ONG para la cooperación al desarrollo y la ayuda humanitaria, constituída en España el 28 de Febrero de 1994. Está registrada en el Ministerio del Interior con el número 130.700 y fue declarada asociación de utilidad pública por Orden del Ministerio del Interior de 15 de marzo de 2006. El CIF es G07654965. Dignidad opera desde principios cristianos de amor al prójimo, quienquiera que sea éste. Somos hombres y mujeres que creemos que un mundo mejor es posible y esto implica el reconocimiento de un valor incalculable y una dimensión trascendente en todo ser humano. Nuestro principal objetivo es mejorar las condiciones de vida de familias y comunidades de paises empobrecidos, con un énfasis especial en los niños y niñas desfavorecidos. En esta lucha contra la pobreza consideramos la educación como herramienta fundamental de desarrollo.

s frecuente oír sobre la pasividad del africano, su indolencia e inmovilidad frente a las dificultades y la aceptación fatalista de las crisis y el sufrimiento. Sin embargo, este análisis es demasiado superficial, como casi siempre que miramos a África desde nuestra óptica etnocéntrica (aplicar nuestros parámetros y valores occidentales a otras culturas) Nuestra valoración, basada en un análisis limitado, no nos permite apreciar la dimensión adaptativa de algunos aspectos culturales. Así, la aparente estoicidad y pasividad con la que enfrentan el dolor y la pobreza, no es más que un mecanismo de supervivencia emocional, cuando ya no queda nada más para invertir en la lucha.

Pero, si hay unos recursos básicos, si existe la posibilidad de decidir, de participar, los colectivos más oprimidos y despojados llegan a florecer como la sabana con las primeras lluvias. “La apatía y la pasividad, la indolencia y el fatalismo dan paso a la participación colectiva, a la implicación y la actividad; de pronto, y en algunos casos por primera vez, se miran a sí mismos, redescubriendo una dignidad brutalmente arrebatada y se convierten en actores de su futuro y sus ojos se llenan de esperanza”.

EMERGENCIAS EN

BOLETÍN OFICIAL 2008 Dignidad. C/Arch. Luís Salvador, 19. 07800 Ibiza (Baleares). 971301674 Caixa Catalunya 2013 0715 70 0200280029 La Caixa 2100 0349 75 0200153968 Bancaja 2077 0835 11 3100662153 Edita DIGNIDAD. ONG de Cooperación al Desarrollo Documentación y Fotografías RICARDO DEL ÁRBOL Y DIGNIDAD Diseño Gráfico y Maquetación ESTUDIOAYLLÓN Imprime GRÁFICAS NASERBE D.L. SO-166/2008

// 02 Boletín oficial ONG Dignidad 2008

ONG de COOPERACION al DESARROLLO

U

no de los ejemplos que más me ha impactado, al hilo de lo expuesto, ha sido el proyecto de emergencias llevado a cabo por Dignidade (Dignidad – Mozambique) entre los meses de marzo y noviembre del 2008 en la localidad de Marcação, en la frontera entre las provincias de Sofala y Zambezia. Las lluvias caídas a principio del año sobre la inmensa cuenca hidrográfica del Zambeze, superaron todas las previsiones. La gran presa Kariba, entre Zambia y Zimbabwe, se vió obligada a desaguar ante el aluvión. La presa Cahora Bassa, ya en Mozambique, no pudo aguantar el caudal recibido y tuvo tam-


MOZAMBIQUE

Rio Za

mb

ez

e

Zambezia

Marcação Sofala

bién que abrir sus compuertas. Decenas de millones de litros de agua eran vertidos cada segundo en el curso del Zambeze, lo que provocó su desbordamiento, y que más de 100.000 personas, habitantes de las riberas, perdieran sus hogares, sus cosechas y, en algunos caso, la vida. Marcação es una pequeña aldea a unas tres horas del río Zambeze. Es una comunidad pobre entre los pobres. El aislamiento, el abandono por parte de las instituciones de gobierno, la mala calidad de las tierras, unidos a la falta de recursos y a la ignorancia de ciertas

habilidades básicas, es el contexto en el que sus poco más de 400 familias, pugnan por salir adelante. Dignidade comenzó a colaborar con la población hace seis años. Junto a ellos hemos levantado una escuela primaria, se han cavado pozos, hemos trabajado en formación básica, etc. Marcação, como la mayoría de las poblaciones ribereñas del curso bajo del Zambeze, sufrió a principios de año el desbordamiento del río, que extendió su manto de agua, cubriendo caminos, casas y cosechas.

// 03 Boletín oficial ONG Dignidad 2008


EN DIRECTO | emergencias en Marcação

Durante seis meses Delis vivió en Marcação, poniendo su experiencia de trabajo con comunidades al servicio de la población, conviviendo estrechamente con ellos. Esos seis meses intensos estuvieron llenos de desafíos de todo tipo. En el ámbito logístico hubo que trasladar más de 50.000 Kg de alimentos, simientes, medicinas, etc., la mayor parte en helicóptero, pues todos los accesos a Marcação estaban intransitables. Pero lo más llamativo fue una especie de “despertar” de la comunidad, especialmente entre las mujeres. En la constitución de los diferentes comités de gestión del proyecto, la población femenina se mostró mucho más activa y eficaz que los hombres. Cuando, en los

No hubo un sólo habitante de la aldea que no perdiera sus cosechas; el maíz, casi listo para ser recogido, quedó bajo las aguas. El trecho, habitualmente de unas tres horas desde el cauce principal del río hasta la escuela Dignidade -Ebenézer, se fue reduciendo hasta que las aguas llegaron a las puertas de la escuela. Allí, milagrosamente, pararon. La escuela y anexos, levantados sobre una ligera elevación de la llanura, fueron guardados del desastre. El INGC (Instituto Nacional de Gestão das Calamidades), organismo encargado de gestionar las ayudas en caso de desastres naturales, no daba abasto. Las grandes ONGs como Oxfam movilizaron también sus inmensos recursos, pero Marcação, como siempre, quedó al margen de las ayudas. Demasiado apartada, demasiado desconocida, con un acceso imposible, fue excluída de los programas de ayuda del gobierno y de las ONGs.

S

// 04 Boletín oficial ONG Dignidad 2008

eis años es tiempo suficiente para desarrollar lazos estrechos entre las personas. Ese es el tiempo que habíamos colaborado con nuestros hermanos y hermanas de Marcação. No podíamos, en medio de la crisis, mirar para otro lado, así que Dignidade, en la persona de Delis Pertnett, se desplazó hasta Marcação y desarrollamos un programa de ayuda a los damnificados, con fondos generosamente aportados por diversas instituciones y particulares.

primeros encuentros con la comunidad, Delis pidió su participación, estas lo hicieron de manera intensa y masiva. Por primera vez su voz no sólo era oída, sino que era atendida. Varias mujeres quedaron como líderes de diversos comités, algo impensable en un entorno radicalmente machista. Su conocimiento de la realidad social era muy superior al de los hombres: sabían bien cuáles eran los grupos familiares vulnerables, quiénes eran huérfanos, los deficientes, las viudas y enfermos, así que fueron clave en el censo primero que se hizo de la población. Conocían mejor que los hombres las prioridades de una familia en su lucha cotidiana contra el hambre y la pobreza, así que fueron clave a la hora de planear y priorizar. Después del censo hubo que revisar la tierra arada que tenía cada familia, para asignarle simiente en función de la superficie preparada. Hubo que hacer entregas de alimentos, dependiendo del número de miembros del grupo familiar. Se decidió que la comida se entregaría a cambio de trabajo comunitario. Así, la población construyó con sus manos un comedor de adobe y paja, para el alumnado de la escuela, se arreglaron caminos, se fabricó un horno de pan (el primero de la historia de Marcação), se levantó un pequeño dispensario, etc. Por supuesto que surgieron dificultades. Es verdad que hubo que superar problemas; acontecieron robos


EN DIRECTO | emergencias en Marcação

y conflictos, pero, de pronto, una especie de gozosa actividad febril invadió la población. Los brazos caídos se levantaron, las miradas perdidas se centraron en el trabajo, las manos empuñaron las azadas y las hachas y los campos se llenaron de simiente y el corazón de esperanza. Esta es la historia de una crisis natural que no fue un desastre, sino una “crisis de crecimiento”.

El desarrollo del proyecto de emergencias en Marcação

L

a financiación del proyecto fue protagonizada por el Fons Pitiús de Cooperació con una subvención de 38.000 euros, pero hubo otras entidades y particulares que aportaron su “granito de arena” solidario, como un grupo de iglesias de Sicilia (Italia), la Fraternidad Buenas Noticias, el Ayuntamiento de la Solana (Ciudad Real), y un buen número de socios y colaboradores. La acción se desarrolló principalmente entre los meses de marzo y agosto, aunque hubo algunas actividades que se prolongaron casi hasta diciembre. Gracias a la rapidez con que se consiguió la financiación, se pudieron hacer con toda urgencia las primeras compras de alimentos: harina de maíz y arroz. Esto fue decisivo, pues poco después, los precios de los cereales y otros alimentos básicos experimentaron una fuerte subida en todo el mundo y Mozambique no fue ajeno a este incremento. La complejidad de la logística y el desarrollo en general del proyecto exigieron que enviáramos a Delis Pernett, cooperante de Dignidad, para gestionarlo sobre el terreno. Así, Delis se desplazó a Marcação en el mes de marzo y permaneció allí prácticamente 8 meses. Fue un tiempo difícil, pero ni las dificultades con el agua, con los alimentos, la carencia de servicios básicos, ni dos malarias la pararon y pudo llevar vida y esperanza a la comunidad. Los productos fueron comprados y transportados a la vila de Marromeu, pero el río Zambeze desbordado y unos 30 km de ciénagas se interponían. La aldea de Marcação y sus cerca de 3.000 habitantes se encontraban prácticamente rodeados por el agua y el barro. No había acceso por vía terrestre y era necesario trasladar

más de 60.000 kg de alimentos, simientes, medicinas, fertilizantes, herramientas, etc. Felizmente contactamos con una ONG sudafricana, Mercy Air, que se encontraba trabajando en Marromeu por razón de las inundaciones, así que aceptaron colaborar con Dignidade para el transporte de los productos. El pequeño helicóptero de Mercy Air no podía cargar más de 300 kg, así que fueron necesarios más de 150 viajes para transportar toda la carga hasta Marcação. La organización del trabajo en Marcação fue muy compleja. Se tuvieron encuentros con líderes de iglesias, con jefes tradicionales, con representantes del distrito, con grupos de mujeres, etc. De esos encuentros salieron una serie de comités que se implicaron activamente en todo el proyecto:

1 2 3

Se hizo un censo de toda la población, identificando aquellos grupos familiares especialmente vulnerables: familias sin un hombre al frente, huérfanos, enfermos, ancianos, etc.

4

Se definieron trabajos comunitarios que debían ser realizados a cambio de los alimentos. Así, las familias se agruparon y fabricaron adobes, se construyó un comedor para los niños y niñas, se levantó un pequeño puesto de socorro, una casa de visitas, una panadería, se arreglaron caminos, etc. Además se ayudó a zonas circunvecinas: se reconstruyeron dos escuelas, se entregaron simientes y alimentos.

Se crearon almacenes, con vigilantes guardando los alimentos y simientes. Se establecieron rutinas para el reparto de productos, etc.

Se destinó un agente de salud para atender rápidamente los casos sospechosos de cólera, para atajar rápidamente una posible epidemia e informar a la población sobre las medidas de precaución que debían ser tomadas.

En todo este proceso las mujeres jugaron un papel fundamental. A raíz del proyecto la población se ha organizado y se ha creado una asociación de mujeres y una pequeña cooperativa agrícola.

// 05 Boletín oficial ONG Dignidad 2008


MAPUTO Capital de Mozambique

BEIRA

MARROMEU

// 06 BoletĂ­n oficial ONG Dignidad 2008


Crónica De un viaje A MARCAÇÃO

cos (baches) para descoyuntar los huesos de los infelices viajeros que nos atrevíamos a ponernos en sus manos. Me acerqué a la ventanilla y miré hacia abajo. A lo lejos la serpiente plateada: el gran río Zambeze. Por más que la inmensidad de la sabana se me presentaba en una paleta de colores de belleza imposible, era evidente la tragedia: inmensas extensiones inundadas. Las enormes llanuras del delta del Zambeze aparecían tachonadas por manchas resplandecientes: lagunas que el gran río había dejado en su viaje hacia el océano Índico. Caminos y aldeas se adivinaban bajo las aguas. Los monzones habían descargado sus lluvias sobre Mozambique con inusitada violencia, entre noviembre y marzo. Lo que habitualmente es fuente de alegría y garantiza un año más de cosechas y vida, se había convertido en dolor y muerte en esta ocasión; cerca de 100.000 personas del valle del Zambeze se vieron forzadas a abandonar sus hogares y cultivos, huyendo del ímpetu de las aguas. El pequeño bimotor fletado por la compañía azucarera SENA ascendió pesadamente sobre las copas de los árboles. El avión, cargado a tope, atravesaba la neblina de la ciudad de Beira. A lo lejos, el inmenso sol naciente africano barría con sus rayos los últimos jirones de la niebla de la mañana, incendiándolo todo con una explosión de luz y color. La mayoría de los pasajeros, boers empleados de la azucarera, dormitaban. Mari, la coordinadora de Dignidad en Mozambique, hablaba a mi lado sin parar, incapaz de contener el entusiasmo por el viaje. Delis, un poco más adelante, silenciosa, pegaba la cara a la ventanilla, atrapada por el espectáculo del amanecer. Intenté imaginar lo que corría por su cabeza. Acababa de llegar de Colombia para incorporarse al equipo de Dignidad en Mozambique, viajaba por primera vez a Marcação para dirigir el trabajo con la comunidad y gestionar el proyecto de emergencia. El madrugón había sido de órdago, pero el espectáculo merecía mantenerse despierto. “Es genial poder viajar en avión hasta Marromeu, que lujo” pensé. Recordé los viajes anteriores en camión, en chapas (destartalados vehículos para transporte de viajeros); por lo menos dos días para llegar a Marromeu, atravesando la jungla de Gorongosa, por caminos y con conductores que parecían estar aliados con los bura-

El aeroplano realizó un giro profundo a la derecha y pude ver al fondo la pequeña pista de tierra de Marromeu. Parecía mentira que el avión pudiera posarse en aquel diminuto retal rojizo. Pero lo hizo, en medio de una nube de polvo, dando botes sobre la tierra burdamente explanada. Estábamos en Marromeu.

MARCAÇÃO

La vila de Marromeu es la principal ciudad del distrito del mismo nombre. Tiene una población de alrededor de 20.000 habitantes. La ciudad presenta un aspecto sucio y destartalado. Algunos edificios ruinosos recuerdan el pasado esplendor colonial. El centro de actividad de la región es la fábrica de azúcar de la compañía SENA. La climatología, el agua abundante del Zambeze y la mano de obra barata, han permitido el cultivo de inmensas extensiones de caña y el desarrollo de una factoría productora de azúcar, controlada por una empresa de capital francés. La azucarera ha cambiado las condiciones de vida de la vila: llegada de la electricidad, del primer banco, el teléfono, empleo para un sector de la población, etc. Pero también la contaminación: el hollín permanente en la atmósfera, el ruido continuo y ensordecedor de las máquinas…

// 07 Boletín oficial ONG Dignidad 2008


EN DIRECTO | crónica de un viaje

Es el alto precio por algunas migajas de “progreso”. Seguro que alguien se lucra con el azúcar, y mucho, pero no son los habitantes de Marromeu. Al salir del aeroplano el olor dulzón a melaza que satura toda la ciudad, llenó mis narices. Divisé a Casimiro, en el extremo de la pequeña pista. Casimiro, el director de la Escuela Dignidade de Marcação, había atravesado varias veces el río, arriesgando su vida, para telefonear e informarnos del avance de la inundación, que finalmente había llegado hasta las mismas puertas de la escuela, donde se detuvieron, como paradas por una mano invisible. Allí estaba esperándonos, sobre el rostro su sonrisa inmensa. Capece, el asistente social, le escoltaba con una sonrisa de la misma envergadura. Nos abrazamos con efusión.

liente, un par de cocodrilos estaban aprovechando el sol del mediodía. Garzas zancudas remontaban el vuelo asustadas por nuestra presencia. Nubes de pájaros multicolores unían su canto, ajenos al drama de la inundación, felices con el inesperado humedal. El sol abrasador, casi en su cenit, nos obligaba a refugiarnos bajo unas improvisadas sombrillas. Delante de mí el espectáculo de la espalda del remero: la piel brillante, empapada de sudor; bajo ella sus poderosos músculos, fibras aceradas curtidas en el trabajo brutal del paleo cotidiano. De vez en cuando se inclinaba sobre la borda y bebía con la mano de las aguas color chocolate. “¿No tienes miedo de enfermar, bebiendo esa agua sucia?”, le pregunté. Me miró con una sonrisa de incomprensión, al tiempo que encogía los hombros. ¡Qué raros debemos parecerles los musungos (blancos) a esta gente! Recordé la última epidemia de cólera en Marcação, gracias a Dios pudimos conseguir cloro para el agua de consumo de la escuela y ninguno de nuestros niños murió, aunque varios llegaron enfermos y hubo que hidratarlos, incluso por vía venosa. Capece, el agente social de la escuela, con ser sólo un activista de salud, había hecho un gran trabajo. Habíamos gastado apenas 150 dólares entre sales de rehidratación, sueros y vías. Quién sabe los que habrían muerto sin esa atención básica. Recorríamos navegando lugares que en viajes anteriores había transitado a pie. El desastre era evidente. En algunas zonas aparecían los techos de las cabañas, que una vez estuvieron habitadas, a ras de la superficie del agua. Imaginé las cosechas perdidas, el riesgo de cólera, la amenaza del hambre.

Organizaron el traslado de nuestro equipaje hasta el río, mientras nosotros íbamos a pie. Al llegar a la ribera encontramos cargada en las canoas una buena parte del bagaje. Subí en la primera, que se tambaleó peligrosamente. No reconocía al Zambeze, habitualmente manso y cansino en esa altura de su curso, bajaba oscuro y amenazador; troncos, ramas, algún cadáver animal, eran arrastrados por el agua. Miré el árbol ahuecado, estrecho e inestable, que alguien había bautizado con el pretencioso nombre de “canoa” y sentí un ligero nudo en el estómago. Observé a Mari y Delis, subiendo así mismo a las embarcaciones y percibí en sus miradas sentimientos semejantes a los míos. El remero de proa saltó dentro de la barca con habilidad, mientras que el de popa empujaba la barquilla hacia el interior de las aguas, al tiempo que se incorporaba a bordo.

// 08 Boletín oficial ONG Dignidad 2008

¡Cómo describir la travesía! El remar infatigable de los marinos, atravesando la corriente impetuosa del centro del río. Las lagunas y pantanos de las márgenes, alfombrados de nenúfares. Las inmensas extensiones de plantas acuáticas: sábanas enormes, de un verde lujurioso, debajo del cual afloraban, de tanto en tanto, aguas oscuras y amenazantes. Las pértigas, cañas de bambú de cerca de tres metros, habían sustituido a los remos en las manos de los marineros, y nos propulsaban apoyándose en el cieno del fondo. La copa de un cajueiro (árbol del anacardo), aquí y allá, emergía de las aguas. A lo lejos sobre la arena ca-

Varias veces hubo que desembarcar y volver a embarcar para salvar el obstáculo de pequeños islotes en el camino. Por fin, dejando las canoas atrás, atravesamos el trecho final y divisamos el objetivo de nuestro viaje: la aldea de Marcação. No hay nada más bonito en el mundo que el recibimiento de los niños y niñas de la aldea, cuando nos volvemos a encontrar después de unos meses de separación. Tantas veces lo he vivido, pero no deja de conmoverme. Avanzábamos rodeados de gritos, risas y bailes, con un enjambre de personillas azabache colgando de nuestros brazos. Sus sonrisas perfectas se abrían para darnos la bienvenida: “¡Makérua, Bem vindo, tio Ricardo! ¡Makérua, Bem vinda tia Mari!” ¡Oh Dios! ¡Cuánto quiero a estos “enanos”!


DIGNIDAD | ONG DE COOPERACIÓN AL DESARROLLO

pdz

Cómo se gesta un programa de desarrollo Breves de los diferentes Programas de Desarrollo de Zona (PDZ) y proyectos en Mozambique Los proyectos de cooperación al desarrollo son parte de programas más amplios llamados Programas de Desarrollo de Zona. Estos programas son de larga duración (más de 10 años) y tienen como objetivo la mejora de la calidad de vida de aldeas y poblados. Los beneficiarios son comunidades pequeñas, de unos pocos de miles de habitantes, con graves carencias y necesidades. Los proyectos se diseñan en estrecha colaboración y consenso con las estructuras sociales de la aldea o poblado: iglesias, líderes comunitarios, asociaciones locales, población en general, etc.

Los primeros contactos entre Dignidad y la comunidad beneficiaria surgen como respuesta a una petición; una iglesia, una asociación, líderes comunitarios, etc. que han oído de nuestro trabajo solicitan nuestra presencia. De entre las diversas solicitudes, se escogen aquellas que corresponden a comunidades apartadas, que no tienen acceso a recursos básicos, principalmente educación. La primera fase, de conversaciones y diagnóstico, toma alrededor de uno o dos años. En este tiempo se hace una evaluación social y se define, con la colaboración estrecha de la población, un plan de acción que suele comenzar con una escuela primaria, alrededor de la cual se dinamiza la actividad de la comunidad, promoviendo educación básica de adultos, programas de salud, etc. Se busca la implicación activa de las personas que juegan un papel de liderazgo en la comunidad: líderes de iglesias, estructuras formales, etc. También se promueve, de manera decisiva la participación de las mujeres en todo el proceso.

// 09 Boletín oficial ONG Dignidad 2008


DIGNIDAD | ONG DE COOPERACIÓN AL DESARROLLO

Sikwama

principalmente a la formación profesional de mujeres. Durante el año 2008, más de 150 personas han pasado por los cursos de corte Natchopo Mihecane y confección. Además hay un grupo de producción que confecciona, entre otras cosas, los uniformes para todas las escuelas que gestiona DignidaMarcação de en Mozambique.

Sikwama es una población a unos 20 km de Maputo, la capital de Mozambique. Es una zona suburbial con graves carencias en infraestructuras y con una población mayoritariamente desempleada. Muchos tenéis niños y niñas apadrinados de la Escuela Dignidade de Marromeu Sikwama. Durante el curso 2008 han pasado por ella más de 800 alumnos y alumnas. La escuela trabaja en educación infantil: cuatro y cinco años, y educación primaria: de priMarcação es una pequeña aldea de unos 2.300 hamero a séptimo curso. bitantes, en la ribera del curso bajo del río Zambeze. Además de la educación primaria e Es en una región apartada y de difícil acceso. En la infantil hay cursos de alfabetización época lluviosa sólo se puede llegar por canoa. para adultos y formación profesional: Comenzamos a trabajar en Marcação en el año unos 130 adultos participaron en los 2002. Desde entonces se ha construido una escursos de corte y confección, así como en los cursos nocturnos. Es importante Sikwama mencionar los programas formativos que Kongolote se llevan a cabo en colaboración con diferentes entidades relativos a la prevención e información sobre HIV – SIDA. Para cubrir estas amplias necesidades la escuela funciona en tres turnos: por la mañana, por la tarde y por la noche.

Marcação

Kongolote

La región de Kongolote está situada a 25 Km de Maputo. Es una zona suburbial que absorbió una parte de la población damnificada por las inundaciones de los años 2000 y 2001. Con una población en constante aumento, debido a la inmigración desde las zonas rurales, cuenta en la actualidad con más de 10.000 habitantes. Las infraestructuras son muy limitadas. Dignidade dispone de 10.000 m2, cedidos por la municipalidad, donde desarrollamos un proyecto dirigido

SIKWAMA

Población Alumnos/as Dignidad Cursos adultos

MARCAÇÃO

7.000 hab. 800 pers. 130 pers.

KONGOLOTE // 010 Boletín oficial ONG Dignidad 2008

Población Alumnos/as Dignidad Cursos adultos

cuela primaria, con seis aulas, un pozo, un comedor escolar, un pequeño dispensario, etc. Todo el trabajo se ha llevado adelante con la colaboración estrecha de la población. Este año, además, se está construyendo un sistema solar de bombeo y viviendas paras los maestros y maestras. Durante 2008 se han matriculado en la escuela 364 chicos y chicas, en el primer ciclo de educación primaria (1º a 5º curso). Además de la labor estrictamente escolar, se ha trabajado con la población en diversos programas en el área

Población Alumnos/as Dignidad Cursos adultos

2.300 hab. 364 pers. 10 pers.

MIHECANE

10.000 hab. 35 pers. 150 pers.

Población Alumnos/as Dignidad Cursos adultos

3.000 hab. 315 pers. 25 pers.


de salud. Por ejemplo, todas las parteras de Marcação, participaron en un curso de varias semanas, en el hospital de Mopeia (a unas 8 horas de Marcação) sobre asistencia al parto, medidas de higiene, etc. Marcação sufrió graves inundaciones a principios de año. Para paliar los daños causados, se llevó a cabo un proyecto de emergencias entre marzo y noviembre.

EXPERIENCIA

Mihecane

El pueblo de Mihecane cuenta con cerca de 3.000 personas. Pertenece al distrito de Ribáuè, en la provincia de Nampula. Comenzamos a colaborar con esta población en el año 2004. Desde entonces se ha construído una escuela con seis aulas, un pozo con un sistema solar de bombeo de agua y un depósito de almacenamiento. Además se han levantado viviendas para los maestros y una Casa Hogar, destinada a niños y niñas en situación de desamparo, a la espera de su reubicación en familias sustitutas. Este año han estudiado en la escuela 315 niños y niñas.

Natchopo

La localidad de Natchopo está habitada por un centenar de familias diseminadas. Forma parte del distrito de Lalaua, en la provincia de Nampula. Al principio de 2008 la comunidad construyó una escuelita de adobe, donde han recibido educación preescolar 28 alumnos y 29 alumnas. Dignidad ha cubierto los costos de los docentes y el material didáctico.

Formación de docentes

Con personal desplazado desde España se han llevado a cabo cursos dirigidos a docentes de educación primaria e infantil, dentro de un programa de colaboración con el Ministerio de Educación de Mozambique y diversos centros educativos: IMAP de Nampula e IMAP de Matola. Más de 600 personas, entre alumnado de escuelas de magisterio y docentes titulados, han pasado por los cursos formativos.

NATCHOPO

Población Alumnos/as Dignidad Cursos adultos

90/100 familias 51 pers. 2 pers.

Dignidad ha llevado a cabo colaboraciones puntuales en Marruecos, principalmente en la provincia de Ouarzazate. Mantenemos relaciones con una entidad local llamada Chems – Le Soleil, ubicada en Tinghir. Hasta ahora la colaboración entre Dignidad y Chems se ha limitado a un curso de formación para las ONGDs de Tinghir, sobre el Marco Lógico y otras herramientas de gestión de proyectos de cooperación, y dos pequeños proyectos de mejora de infraestructuras escolares en Tinghir y en Iknioune. También se han llevado a cabo diversas acciones de ayuda humanitaria. En noviembre de este año realizamos un viaje a Marruecos y tuvimos conversaciones con asociaciones locales de cooperación y con los delegados provinciales de educación de las provincias de Khenifra y Ouarzazate, con el objetivo de ampliar el trabajo que se viene realizando entre pueblos nómadas del sur de la cordillera del Atlas, en colaboración con la entidad local Chems – Le Soleil. Concretamente, la intención es la creación de una escuela itinerante que acompañe a varias tribus nómadas en sus viajes trashumantes con sus rebaños. El Delegado del Ministerio de Educación en Ouarzazate, ha expresado su voluntad firme de colaborar con el proyecto y se ha comprometido a aportar docentes y material didáctico. Hay un borrador del acuerdo de colaboración entre la Delegación del Ministerio de Educación y Dignidad, que sólo está pendiente de la firma. Por otro lado, Dignidad colabora con la escuela de Taghassa en Iknioune en un programa de educación infantil. La escuela de Taghasa es una escuela primaria, cuyo alumnado es mayoritariamente de etnia amatzigh (bereberes). La mayoría corresponden a // 011 está en poblaciones nómadas que se han asentado. La escuela Boletín oficial una zona montañosa de difícil acceso, con temperaturas extremas, ONG Dignidad 2008 especialmente en invierno.


DIGNIDAD | CÓMO INVERTIMOS

la mejor inversión CON ALTA RENTABILIDAD

Resulta sorprendente lo que pueden significar pequeñas inversiones en contextos donde no hay absolutamente nada. En concreto, me refiero a los costos bajísimos de algunas iniciativas destinadas a cubrir servicios sanitarios muy elementales. Aunque estos servicios sean muy básicos, tienen profundas consecuencias en cuanto a la reducción de la morbilidad y mortalidad, especialmente entre la población infantil. Hemos vivido una experiencia en este sentido en Marcação, donde por causa de su aislamiento (el hospital más próximo está a más de 8 horas), la mayoría de las madres alumbran a sus hijos e hijas en casa, atendidas por parteras locales. En Marcação hay 10 parteras activas. Son mujeres que ejercen su actividad de manera voluntaria, no reciben un salario, tal vez una gallina, unos Kg de maíz. Poseen una elevada experiencia, aunque todas son analfabetas y con un absoluto desconocimiento sobre principios básicos de higiene relativos a la asistencia al parto.

// 012 Boletín oficial ONG Dignidad 2008

El número de muertes de bebés y madres durante el parto o en plazos cercanos, es muy elevado. En Marcação no hay hospital, ni siquiera un puesto de salud. Los costos de un centro de atención sanitaria serían muy elevados. Investigando descubrimos un programa del Ministerio de Salud de Mozambique destinado a formar a parteras “tradicionales”. Utilizan un método excelente, que por medios gráficos transmite a personal no alfabetizado principios obstétricos básicos. Incluso les enseña a llevar un registro de los partos atendidos y los resultados, sin saber escribir.

Así que firmamos un acuerdo con los Servicios Distritales de Salud y las 10 parteras de Marcação estuvieron recibiendo formación intensiva durante 15 días en el Hospital de Mopeia, asistiendo en vivo a un buen número de partos. Dignidad financió su estancia, los viajes, material didáctico, un subsidio para las formadoras y un kit básico para el desempeño, a la vuelta a Marcação, de su actividad. Coste total: 400 euros. Aún no ha transcurrido tiempo suficiente para evaluar en profundidad el éxito del programa, pero está asegurado: ahora son capaces de identificar un parto que viene con problemas, derivando a la madre al hospital de Marromeu; siguen reglas de higiene durante el parto, minimizando las infecciones; cuentan con una serie de elementos básicos: bisturí, instrumentos de sutura, antisépticos, etc. que reducirán sensiblemente la tasa de fallecimientos.

Nunca una inversión resultó tan rentable, ¿no te parece?


DIGNIDAD | ECONOMÍA

Dignidad es una entidad declarada de utilidad pública por el Ministerio del Interior, y como tal, está sujeta a los mecanismos de control que el Ministerio ejerce sobre este tipo de entidades. Está obligada, entre otras cosas, a remitir rendiciones de cuentas de cada ejercicio. Todo esto garantiza la transparencia financiera y contable de Dignidad. Encontrarás más información en nuestra web: www.dignidad.es

INGRESOS Apadrinamientos y socios Donativos

37.623,43

28.318,03

81.291,13

72.810,72

Comunidad Autónoma de las Islas Baleares

26.455,46

Fons Pitiús de Cooperació

49.072,46

Dirección General del Tesoro

3.000,00

Ayuntamiento de La Solana

2.763,21

Otros

TOTAL

GASTOS Gestión Salarios y seguridad social Amortizaciones inmovilizado

ECONOMÍA

De dónde viene el dinero

Más de la mitad de los recursos de Dignidad provienen de los socios, apadrinamientos y donaciones. Cerca de la tercera parte de los ingresos (29%) son fondos públicos: Fons Pitiús de Cooperació, Gobierno Balear y Ayuntamiento de La Solana (Ciudad Real). En estas cifras no aparece la dedicación desinteresada de los voluntarios, cuyo trabajo y esfuerzo no remunerado es uno de los activos importantes de Dignidad.

2006 125.109,65

Subenciones

Financieros

En qué gastamos el dinero

2007 128.968,02

149,53 350,01

Material de oficina

591,28

Sensibilización

Correos y mensajería Salarios y seguridad social

2007

2006

14.200,40

11023,53

35.151,65

18.398,36

999,7 2.033,42 20.316,66 256,42

Servicios bancarios y financieros

859,44

Amortizaciones inmovilizado

937,72

Teléfonos

690,13

Proyectos

Proyectos Marruecos

227.305,40

9.058,16

Gestoría

Proyectos Mozambique

280.623,93

1.211,56

Formación

Viajes

928,86 138,14

11.848,02

Gestoría

Información y difusión

2.723,35 30.018,00

220.390,25 219.375,75 1.014,50

TOTAL

188.949,86

269.742,30

218.371,75

INGRESOS

En qué gastamos el dinero

Como es normal en una entidad de cooperación al desarrollo, la mayor parte de los fondos se destinan a proyectos de cooperación (82%), la práctica totalidad en Mozambique. Los gastos de gestión son de apenas un 5% y el resto, 13%, se refiere a la publicación y divulgación de nuestro trabajo, a las actividades en colegios y asociaciones, a viajes de sensibilización, etc.

// 013 GASTOS

Boletín oficial ONG Dignidad 2008


E

l Programa de Apadrinamiento de Dignidad es una forma de contribuir al desarrollo de comunidades empobrecidas de Mozambique de una forma personalizada. Apadrinas un niño o una niña concreta, con un nombre y una familia, pero es también el rostro visible de su pueblo o aldea. Sus progresos te hablan de los de su familia y comunidad.

Apadrin amien to

// 014 Boletín oficial ONG Dignidad 2008 JOÃO


DIGNIDAD |PROGRAMA DE APADRINAMIENTO TEMBO

C

omo padrino recibes información periódica del niño o niña, de sus avances y progresos. Paralelamente se te informa de los beneficios que tu contribución reporta a su entorno. Tu aportación periódica no se entrega a los niños o a sus familias, sino que se destina a un fondo con el que se construyen escuelas, se cavan pozos, se promueve la educación básica, se mejora el acceso a atención sanitaria, etc., es decir, proyectos de desarrollo que benefician a toda la comunidad donde vive el niño o niña apadrinada.

Dignidad trabaja en tres provincias de Mozambique, y dentro de ellas, en regiones apartadas, colaborando con comunidades aisladas y empobrecidas. Los niños y niñas que se apadrinan son miembros de esas comunidades y se benefician directamente de los proyectos. BERTA

¿Cuánto cuesta apadrinarme? 18 euros mensuales. Este dinero se incluye en un fondo destinado al desarrollo de la aldea del niño o niña, que recibirá educación y atención social básica: alimentación, atención sanitaria, ropa, etc. Esta variará dependiendo del proyecto y de las circunstancias sociales.

¿Cuánto dura? Normalmente hasta que el niño o niña apadrinada termine la educación primaria. Además, pueden haber otras razones, como el cambio de residencia (algunas de las comunidades son muy móviles y cambian con frecuencia de ubicación), que deje la escuela, etc. en esos casos te ofreceremos un nuevo niño/a para sustituir la baja del anterior.

¿Qué tipo de relación legal tendrás conmigo? El apadrinamiento es un compromiso voluntario, que no supone ninguna vinculación legal. No tiene nada que ver con una adopción o una tutela. Por esta razón, los padrinos pueden suspender su aportación en cualquier momento que lo deseen.

¿Qué información recibirás? Te enviaremos un expediente con los datos personales del niño/a que apadrinas y su fotografía, así como información del contexto social. Dos veces por año recibirás información actualizada sobre el niño/a y el proyecto y en una de las ocasiones se acompañará una carta o dibujo del niño/a.

¿Puedes escribirme? Por supuesto, siempre que lo desees. Deberás enviar las cartas a nuestra oficina central en Mozambique, donde son traducidas y distribuidas entre los diferentes proyectos. No olvides colocar su nombre y el número (aparece en el expediente inicial). Ten en cuenta que todo este proceso puede significar varios meses hasta que el niño o niña reciba tu carta. Es recomendable enviar postales, que son más fáciles de traducir y les encantan a los niños. Número del niño. Nombre del Niño DIGNIDADE ONG CAIXA POSTAL 214 MAPUTO Mozambique

¿Podrás visitarme? Si, y además será una experiencia inolvidable. Ten en cuentas que nuestros proyectos no están precisamente dentro de las “rutas turísticas”. Consulta con nuestra oficina en España al menos con seis meses de antelación para coordinar tu visita y asesorarte respecto al viaje.

¿Puedes enviarme regalos? Salvo pequeños detalles que pueden ser compartidos con los demás, lo desaconsejamos. Una fotografía, unos dibujos, unos lápices de colores, etc. será suficiente. Una de las razones es evitar desigualdades entre los que reciben y los que no, además están los problemas aduaneros, el costo de los portes, etc. Cualquier envío debe ser hecho por correo normal a la dirección mencionada para el envío de correspondencia. Nos esforzamos para que una vez al año todos los niños y niñas reciban un pequeño regalo desde Dignidad; puedes hacer una aportación extraordinaria y colaborar con la compra general de regalos.

// 015 Boletín oficial ONG Dignidad 2008


DIGNIDAD | EL APADRINAMIENTO ARLINDO

Otra opción muy recomendable es aportar para la compra del uniforme que utilizará en la escuela: 14 euros. Si lo haces así, estarás colaborando con la cooperativa de mujeres que confecciona los uniformes para todas las escuelas que gestiona Dignidad.

¿Me podrás enviar dinero para comprar un regalo en Mozambique? Si. Dignidad destinará el dinero a cosas que el niño o niña apadrinada pueda compartir con los demás. Debes ingresarlo en cualquiera de las cuentas de Dignidad, indicando en el ingreso el número de apadrinamiento y la palabra “regalo”: La Caixa: 2100-0349-75-0200153968 Caja de Cataluña: 2013-0715-70-0200280029

¿A quién podrás apadrinar? Los niños y niñas del Programa de Apadrinamiento son parte de los poblados y aldeas donde Dignidad lleva adelante sus proyectos de cooperación y desarrollo. Dignidad tiene encuentros con los padres, madres y tutores de cada escuela y les explica el programa, pidiendo su autorización para que los niños y niñas participen en el programa de apadrinamiento. Una vez conseguida la autorización, se investigan los datos sociales de los niños y niñas. Estos datos formarán parte del expediente que, junto con la fotografía, se enviará al padrino.

¿Podrás llevarme a España?

¿Hay diferencias entre apadrinados y no apadrinados de una misma escuela?

No. Existen barreras legales que limitan el traslado de menores a otros países. Además, el impacto cultural lo hace totalmente desaconsejable.

¿Qué sabemos yo y mi familia sobre ti? Ni los niños ni sus familias reciben información de la persona que apadrina. Esto se hace, por un lado, por respeto a tu privacidad, y por otro para no personalizar excesivamente, ya que no todos los niños serán apadrinados. Cualquier información personal que le quieras comunicar: información de tu familia, sus nombres, etc. deberás hacerlo personalmente por medio de alguna de las cartas que le envías.

No. Los niños y niñas que no tienen un padrino se les dice que están apadrinados directamente por Dignidad, y el trato y beneficios que reciben son idénticos al de los apadrinados, por eso la recomendación sobre los regalos, para evitar diferencias. DORCA

¿Puedo tener varios padrinos?

¿El apadrinamiento desgrava?

Salvo raras excepciones, solamente hay un titular del apadrinamiento, que puede ser una persona, una escuela, una familia, etc.

Al ser Dignidad una entidad declarada de utilidad pública, que cumple con los requisitos de la Ley 49/2002 de 23 de diciembre, todas las aportaciones realizadas a Dignidad, ya sean las cuotas de apadrinamiento, como cualquier aportación puntual, desgravan un 25% en el caso de personas físicas y un 35% en el caso de empresas. ZECAS

// 016 Boletín oficial ONG Dignidad 2008


DIGNIDAD | EL APADRINAMIENTO

de.

Por apenas 14 euros, puedes cubrir el costo del uniforme de tu niño o niña apadrinada. También puedes hacer aportaciones suplementarias para que otros niños o niñas no apadrinados, tengan su uniforme.

E

Es muy fácil. Si ya eres padrino lo podrás hacer:

n las escuelas de Dignidade en Mozambique, los niños y niñas llevan uniforme. Por un lado, se intenta cumplir las recomendaciones del Ministerio de Educación de Mozambique, que lo aconseja, pero además es una forma de reducir las diferencias, y significa vestir de manera digna a muchos niños y niñas que apenas tienen ropa.

Por teléfono 971 30 16 74

Los uniformes se confeccionan en los talleres de costura de Sikwama y Kongolote. En estos dos lugares Dignidade tiene programas de formación profesional donde se enseña corte y confección. Con antiguas alumnas se ha formado un equipo de producción que confecciona, entre otras cosas los uniformes escolares.

Por SMS Escribe“UNIFORME”

seguido del Nombre del titular del apadrinamiento ENVIAR al 609 766 325

La mayoría de los padres y madres, especialmente de las escuelas del norte, son muy pobres para comprarlo, normalmente pagan una cantidad simbólica de unos 20 meticais (un dólar) y el resto lo costeamos desde Dignida-

Si todavía no eres padrino y quieres colaborar regalando un uniforme a un niño ponte en contacto con nosotros.

Por mail info@dignidad.es

// 017 Boletín oficial ONG Dignidad 2008


DIGNIDAD | EL APADRINAMIENTO

CARTA escrita por GINA

Ibiza

23 de Noviembre de 2008 Queridos amigos: A finales de agosto un equipo de siete perso-

¿Tú quieres apadrinarme?

nas, formado por colaboradores y padrinos de Dignidad, viajamos a Mozambique para visitar los proyectos que está desarrollando allí,

desde hace más de 14 años y para conocer a nuestros niños apadrinados. En algo menos de

Solo 0,60€ diarios

dos semanas visitamos las provincias de Ma-

Sí, quiero apadrinar un niño en extrema necesidad de Mozambique. Por favor, envíenme su foto e información de su situación. Contribuiré con una cuota mensual de 18€

Contribuiré con una cuota trimestral de 54€

Contribuiré con una cuota anual de 216€

No deseo apadrinar a un niño por el momento, pero envío una contribución única de euros para contribuir a los programas de Ayuda a la infancia Mozambique.

puto, Zambezia y Nampula. Concretamente,

los proyectos en Sikwama - Matola (Maputo), Marcação - Luabo (Zambezia) y Mihecane - Ribáuè (Nampula)

Fueron dos semanas llenas de intensas emocio-

nes. El encuentro con África y sus contrastes

no te deja indiferente: la belleza de sus paisajes frente a la miseria que azota algunas de

sus calles o poblados. Asombra la viveza de los colores y sus olores penetrantes, que emanan

NOMBRE Y APELLIDOS

de todas partes.

DIRECCIÓN

La llegada a la escuela de Mihecane en la

LOCALIDAD

PROVINCIA

provincia de Nampula fue especialmente emo-

C.P.

E-mail

escolar y los niños y niñas que salían nos re-

TELÉFONO

D.N.I./C.I.F.

bienvenida. Todos lloramos. Repartimos globos,

Es necesario si quieres desgravar un porcentaje de tu aportación en la declaración de la renta.

tiva. Llegamos justo cuando concluía el horario

cibieron bailando y cantando para darnos la golosinas y plátanos para todos los niños y ni-

ñas. La inmensa sonrisa que había dibujada en sus caritas difícilmente la podremos olvidar.

DOMICIALICIÓN BANCARIA TRANSFERENCIA BANCARIA A: “Caixa Catalunya” 2013

- 0715 - 70 - 0200280029

Por favor especifica el número de Apadrinamiento o el concepto de Contribuyente.

Por fin, pudimos conocer y abrazar por primera vez a Arlindo, Ilda y Salica, los niños que

tenemos apadrinados. Sabemos que nuestra pequeña aportación no sólo les ayuda a ellos,

Fecha

Firma

Enviar a: DIGNIDAD · Apartado de correos 1274 · 07800 IBIZA · Baleares

De acuerdo con la Ley 15/99, los datos facilitados serán incorporados al fichero de Dignidad (CIF: G-07654965). Son destinados Boletín bancaria oficial y el cumplimiento de las obligaciones legales. En cualquier momento los datos podrán ser a facilitar la domiciliación consultados, rectificados o cancelados por el interesado mediante escrito dirigido a Dignidad (C/ Arch. Luis Salvador, 19, bajos ONG Dignidad 07800 Ibiza – Baleares). 2008

Consulte otras opciones por teléfono 971301674 o en la página web www.dignidad.es o en info@dignidad.es.

sino que además proporciona una mejor calidad de vida a toda su familia y aldea.

Nuestro viaje nos ha ayudado a descubrir el

trabajo que Dignidad está realizando en Mo-

zambique, dejándonos asombrados y maravillados y con el deseo de seguir colaborando”.


DIGNIDAD | NOTICIAS BREVES

Trabajo de sensibilización en escuelas Desde Dignidad se promueven labores de sensibilización sobre la realidad de los países económicamente empobrecidos. Con este propósito se llevan a cabo diversos talleres en escuelas primarias de Ibiza. En estos talleres se enseña sobre Mozambique, su geografía, sus niños y niñas, las escuelas, etc. trabajando materias transversales como educación en un consumo responsable, solidaridad, la paz y la concordia entre los pueblos, educación en la diversidad, etc. Una de las actividades que más entusiasmo despierta es el intercambio de dibujos y correspondencia entre escuelas de España y Mozambique. Las escuelas de Ibiza que han participado en estos programas, durante el año 2008, han sido: C.P. Cas Serres, C.P. Cervantes, C.P. Can Cantó, C.P. Buscastell y C.P. Sant Jordi.

Nueva colaboradora de Dignidad en Mozambique Delis Pernett Castellón se ha incorporado al equipo de Dignidade- Mozambique en febrero de este año. Es colombiana y tiene 40 años. Delis es tecnóloga en promoción social y posee una amplia experiencia en desarrollo social comunitario. Ha trabajado con comunidades desfavorecidas en muchos y variados proyectos. Su experiencia africana anterior fue en Guinea Bissau donde trabajo como misionera y desarrollando proyectos en el ámbito de la educación básica, entre otros. En cuanto al trabajo en Dignidade, su responsabilidad principal es la relación con las comunidades y la implementación de los proyectos de cooperación. Ha gestionado con gran eficacia un proyecto de emergencias en la región de Marcação-Luabo, conviviendo más de seis meses con la población en esta región apartada de la ribera del Zambeze.

Subvenciones 2008 El Fons Pitiús de Cooperació, entidad de la que forman parte diversas instituciones públicas de Ibiza y Formentera, el Gobierno Balear, y varias entidades de cooperación al desarrollo, ha aportado durante el año 2008 91.549 euros a la financiación de tres de los proyectos de cooperación que Dignidad lleva adelante en Mozambique. Además, el Fons Pitiús ha aportado 38.055 euros al proyecto de emergencias que Dignidade gestionó en la región de Marcação – Luabo, atendiendo a los damnificados por causa del desbordamiento del río Zambeze. El Ayuntamiento de La Solana (Ciudad Real) ha colaborado también en la financiación del proyecto de emergencia en Marcação- Luabo con 3.000 euros. La Agencia de Cooperación Internacional del Gobierno de las Islas Baleares ha aportado a Dignidad una subvención de 996 euros para compra de material informático.

// 019 Boletín oficial ONG Dignidad 2008


// 020 BoletĂ­n oficial ONG Dignidad 2008

Revista DIGNIDAD. O.N.G. de cooperación al desarrollo  

Revista anual de comunicación para socios y padrinos. Se utiliza como medio de sensibilización.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you