Issuu on Google+

Domingo 27 de enero 2013 Año 8 Nº 55

La USFQ celebra

La graduación más grande en sus 25 años

El sábado 2 de febrero del 2013, 485 estudiantes recibieron su título universitario. La graduación más grande en los 25 años de la USFQ se realizó en el coliseo de la institución y contó con la presencia de invitados honoríficos, profesores, personal administrativo, padres de familia y amigos de los graduados. Lucía Villavicencio Cornejo

Entre risas y nervios, 485 estudiantes de 13 carreras diferentes celebraron su ceremonia de graduación en compañía del expresidente de México,Vicente Fox, invitado especial de la USFQ para este evento. Según Carla Tejada, graduada de Ingeniería Industrial, los discursos de Fox y del Canciller de la USFQ, Santiago Gangotena, “fueron interesantes; nos dieron la bienvenida al mundo profesional y recalcaron la importancia de la innovación para el desarrollo de cualquier país”. Johanna Villegas, la mejor graduada de la promoción 2012, aseguró que “la organización del evento estuvo a la altura de la Universidad en la que fuimos educados; la ceremonia fue hermosa”. Villegas, ahora abogada, pronunció su discurso frente a un coliseo repleto. Mencionó la importancia de la educación en Artes Liberales, “además de la oportunidad de ser educada por grandes profesores y conocer buenos amigos…

La USFQ en 5 años de estudio me dio la oportunidad de participar en concursos internacionales, experiencias que marcaron mi vida y me dieron la oportunidad de conocer personas de diversas culturas”. En esta ocasión, 12 estudiantes de diversidad étnica recibiron su título de Tercer Nivel, tres de ellos con honores. Kenia Quinchiguango, graduada de Administración de Empresas y Hospitalidad, fue la primera en obtener un título universitario en su familia. “Mis padres estaban muy emocionados y vino toda mi familia”, contó. “Dentro de la Universidad llegué a valorar mucho más mi lengua, mi vestimenta, mi cultura. Graduarme generó sentimientos encontrados”, agregó. Esteban Acosta, graduado de Producción Musical y Sonido, expresó su agradecimiento por la educación recibida: “Mis años en la USFQ me ayudaron a fortalecer mi carácter, a respetar las opi-

niones de personas completamente diferentes y, sobretodo, me enseñó a dar lo mejor de mí para hacer un cambio en nuestro país, especialmente en mi campo”. Según José Julio Cisneros, Decano de Pregrado, el objetivo de la USFQ es formar profesionales inquisitivos, capaces de defender la libertad con actitud positiva para seguir aprendiendo. “Esperamos que nuestros graduados gocen de una proyección al aprendizaje y sean productivos”, dijo. La ceremonia de graduación duró alrededor de dos horas y media y concluyó con el tradicional almuerzo. Al final del día, la clase más grande que la USFQ ha graduado tenía en mano su título universitario, 90 de los cuales estaban marcados con altos honores. Se encontraba lista para involucrarse en el mundo profesional y celebrar los éxitos conseguidos a lo largo de su paso por esta Universidad.


2

Domingo 27 de enero - 2013

Los 50 años de Rayuela

“¿Qué significa este desorden?” Nicolas Loayza, Marlon Pico y Alexis Hidrobo

Einstein dijo sobre la Segunda Ley de la Termodinámica: “Es la única teoría física de contenido universal que estoy convencido…nunca será desplazada”. El estudio de la termodinámica se remonta a 1690, cuando surgió la concepción de la conservación de la energía. “La energía ni se crea ni se destruye: solo se transforma”, dictaba la Primera Ley de la Termodinámica. Con la Primera Ley pensaríamos que si, por ejemplo, apuntamos una linterna hacia un panel solar, conectándolo nuevamente a la linterna, este circuito energético funcionaría por siempre. Pues, ¡NO! La Segunda Ley ilustra el hecho de que parte de la energía suministrada en una situación dada se convierte en calor. Sólo una parte de la energía química de la gasolina que se usa para hacer funcionar un automóvil realmente lo mueve; el resto se pierde en forma de calor, afectando al motor. El mismo razonamiento se aplica al caso de la linterna. Ambas leyes se relacionan a lo que a finales del siglo XIX descubriera Rudolph Clausius y continuara Ludwig Boltzmann: la entropía. Éste último analizó la correlación entre las magnitudes macroscópicas de un gas, (como la temperatura y la presión), y las magnitudes microscópicas, (las velocidades y masas de los átomos que lo conforman). Definió que en un macroestado dado existen muchos microestados. Es decir, si tenemos un gas con una temperatura, presión y volumen determinados (macroestado), pueden existir muchas moléculas con velocidades y posiciones diferentes que cambian rápidamente debido a la colisión (microestado). Por ejemplo, en un vaso con agua, siempre y cuando no exista ningún cambio físico, éste continuará sin alteraciones perceptibles; es decir, en el mismo macroestado. Sin embargo, al considerar las moléculas de agua en forma individual se confirma que están continuamente cambiando de posición y velocidad– presentan varios microestados en poco tiempo.

Miguel Molina Díaz

Hace pocos días Sergio Ramírez, el gran novelista nicaragüense, se quejaba por el olvido general de los 50 años de ‘Rayuela’. Personalmente, no exagero al decir que la novela de Julio Cortázar me cambió la vida y, desde que la leí por primera vez, no he podido dejar de regresar a pensarla y revisar sus frondosas páginas. Fue algo así como un punto de quiebre que me catapultó a la feroz literatura del Boom Latinoamericano de los años sesentas y setentas. De las novelas producidas en ese deslumbrante momento de la literatura continental, probablemente ‘Rayuela’ es la más trascendental. Es una evocación de la libertad del creador que rompió, en palabras de Mario Vargas Llosa, “los cimientos, las convicciones o prejuicios que escritores y lectores teníamos sobre los medios y los fines del arte de narrar y extendió las fronteras del género hasta límites impensables“. Para Cortázar, el lector era una pieza fundamental en el proceso de creación de una novela. No lo veía como un sujeto pasivo que no hacía más que

leer y, de repente, interpretar los hechos presentados por el autor. Cortázar veía al lector como un sujeto activo, cuya participación en la historia sería decisiva para el desenlace y la resolución de la crisis que daba motivo a la narración. Es por eso que a Rayuela se la puede leer de modo tradicional o como un collage de capítulos en un orden sugerido por Cortázar. Y sin embargo, ‘Rayuela’ puede leerse de muchas otras formas. Pero eso es lo que les interesa a los críticos. De hecho, deben ser incontables los estudios alrededor de esta novela, su técnica, su temática. Lo que interesa en esta ocasión va mucho más allá del análisis técnico. Mi intención es simplemente recordar la limpieza de la vida y la limpieza de la obra de Julio Cortázar, y a esa novela que para muchos ha significado una razón para asumir nuestra existencia como si fuera “una luna en el agua”.* “En París somos como hongos, crecemos en los pasamanos de las escaleras, en piezas oscuras donde huele a sebo, donde la gente hace todo el tiempo el amor y después fríe huevos

y pone discos de Vivaldi, enciende los cigarrillos (…), ah, no puedes saber todo lo que fumamos, todo lo que hacemos el amor, parados, acostados, de rodillas, con las manos, con las bocas, llorando o cantando”.* Rayuela es París. Rayuela es la Maga. Rayuela es ese formidable instante que llega cuando uno es joven y se enamora y quiere hablar en glíglico y todo tiene sentido porque no hay un después ni hay recuerdos. Rayuela es la falta de vacío y los recorridos por una ciudad maravillosa que no se agota. Y uno, en Rayuela, puede encontrar el amor en un parque y conocer el mundo y reírse al lanzar un viejo paraguas al fondo de la barranca de césped mojado. Juguemos a la rayuela en una calle cualquiera por este medio siglo. Y riámonos. Porque en algún lugar de este planeta debe estar Horacio Oliveira comiendo papas fritas y viendo, entre la gente, la silueta de la Maga. Y es que “hay una cosa que se llama tiempo, Rocamadour, es como un vicho que anda y anda”*, paf se acabó. *‘Rayuela’, pgs. 17 y 32.

Fue así que Boltzmann enunció matemáticamente la relación desorden-entropía. En un cubo de hielo, sus moléculas se mantienen en posiciones determinadas, ordenadas. Al calentarlo, el cubo se derretirá, sus moléculas obtendrán velocidades más altas y colisionarán más veces, aumentando el número de microestados. Es decir, ¡se desordenará! La genialidad de Boltzmann es, precisamente, que encontró que la entropía es proporcional al número de microestados, es decir, al grado de desorden del sistema. Esto explica porqué el cubo se derrite espontáneamente, o porqué un huevo se rompe al caer. Así, la Segunda Ley de la Termodinámica puede enunciarse de la siguiente manera: “La entropía de un sistema siempre tiende a aumentar o es constante, pero nunca disminuye”. En otras palabras, en general, los sistemas tienden al desorden. Una de las consecuencias más importantes de la Segunda Ley se relaciona con el futuro de nuestro Universo en el que, como un sistema termodinámico, la entropía siempre va en aumento. En otras palabras, cada vez quedará menos energía disponible para crear sistemas complejos, como estrellas y planetas, en especial aquellos que albergan vida. En el fin de los tiempos, todo terminará en un estado de oscuridad y frío. De esta manera, el Universo habrá llegado a su muerte térmica, el estado de máxima entropía… El estado de máximo desorden.

Referencias Blatt, F. (1991). Fundamentos de Física. México D.F.: Prentice-Hall Hispanoamérica, S.A. Wilson, J. (1996). Física. México D.F.: Prentice Hall Hispanoamérica, S.A. Lewin, W. (2012). Por amor a la Física. Medellin: Colombia. Editorial Debate.


3

Domingo 27 de enero - 2013

Foro empresarial

El valor de la Innovación

La USFQ organizó con éxito el seminario “Innovación y Estrategia: El futuro de las Multinacionales en América Latina”. Contó con la presencia de destacados profesionales y analistas, incluyendo al expresidente de México, Vicente Fox. Ricardo Meneses

No había lugar para sentarse en el Teatro Calderón de la Barca desde que Carlos Montúfar, presidente de la USFQ, dio la bienvenida al público y a los expositores. Blasco Peñaherrera Solah, moderador designado, se refirió a la USFQ como “la transformación de la educación superior en el Ecuador”. Expresó su reconocimiento personal hacia cada uno de los expositores, en especial hacia su compatriota, Pablo Lucio Paredes, quien en el escenario compartió conceptos básicos sobre macroeconomía. Dinámicamente, explicó, punto por punto, lo que un país o una empresa deben hacer para crecer exitosamente.

aún la confianza tras la crisis que afectó a los principales mercados mundiales. Apuntó al problema del desempleo juvenil: en Estados Unidos llega al 25% y en España al 60%. Sobre Europa dijo que este año se verá que “no es realmente una unión. Solo una moneda común”. Recalcó la importancia de Alemania para que el bloque salga adelante.

Con varios ejemplos, Lucio Paredes concluyó que algunos modelos económicos son más eficientes que otros y resaltó el caso de los países asiáticos que dieron el salto para desarrollarse, con el apoyo de países extranjeros. Sobre el modelo predominante en Latinoamérica –el de ir “caminando paso a paso”– el académico comentó que los resultados están a la vista de todos.

Afirmó que el Presidente Rafael “Correa es un líder… Está en una posición única de dar este paso de ir buscando el capital y la inversión extranjera”.

El siguiente expositor fue José María Barrionuevo, Director Ejecutivo del banco de inversión Stormharbour, en Nueva York. El PhD por la Universidad de Chicago aseguró que el sector privado no recupera

Fox: “Menos ideología, Más pragmatismo”

Vicente Fox entabló interesantes charlas con estudiantes de la USFQ y la prensa. Abordó temas como liderazgo empresarial, democracia y legalización de drogas. Durante el Foro “Innovación y Estrategia”, Fox compartió estrado con importantes figuras para discutir acerca de la coyuntura económica de América Latina.

Barrionuevo identificó dos instrumentos económicos que deberían ser prioridad para las economías emergentes, a su criterio: atraer capital y desarrollar crédito. Finalizó su exposición indicando que las piezas claves en el futuro cercano serán los líderes.

Sobre la región puntualizó: “Falta mucho por hacer en Latinoamérica. No hay gobiernos fuertes que den confianza para invertir”. Ubicó a Brasil como el líder y a México como un país con un importante desarrollo. Para el Ecuador recomendó: “El siguiente paso es fortalecer más el crecimiento, diversificando la inversión y las fuentes de financiamiento del país”.

David Parra y David Vásquez

“Al ciudadano no le interesan las ideologías. Eso no se come”, declaró el ex mandatario mexicano en algún punto de su conversatorio con estudiantes de la USFQ. Llegó a Quito en medio de un ambiente de emoción por la proximidad de las elecciones en nuestro país y respondió preguntas de estudiantes y la prensa. Sobre libertad y democracia A su parecer, hay movimientos y líderes que hacen bien a la democracia en América Latina. Sin embargo, se refirió a aquellos que se perpetúan en el poder, catalogándolos como peligrosos para la democracia: “Es soberbio pensar que uno es necesario para el país, que no hay mejores”. Concordó en que el carisma es un ingrediente del líder influyente, pero advirtió que su deber es constituir partidos políticos eficaces con capacidad de oponerse al autoritarismo. Expresó preferencia por el pragmatismo que equilibra

las políticas sociales con el desarrollo económico. Con este argumento planteó su charla en el foro “Innovación y Estrategia”, al que asistieron representantes de la Bolsa de Valores de Quito, Microsoft Ecuador y la telefónica CLARO. “Aquellos que sacrifican espacios de libertad, por pequeños que éstos sean, en aras de tener tranquilidad, seguridad y desarrollo, al final se van a quedar sin libertad, sin seguridad y sin desarrollo”, manifestó al iniciar su intervención, citando palabras de Benjamín Franklin. Avance económico Fox ha encontrado en América Latina un avance económico importante. “Pero ojo, hay que tener cuidado con esta tasa de crecimiento, que puede resultar efímera. En realidad se lo debemos a China que nos ha traído bonanza en el sector primario de la economía”, advirtió, guardando admiración por el crecimiento económico

Fé de Errata

En la edición de enero, un artículo acerca de la publicación del libro de Diego Falconí se imprimió con errores tipográficos. Aquí la versión original: Tras graduarse en la USFQ de Abogado con especialización en Derechos Humanos, Diego Falconí Trávez realizó su doctorado en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada en la Universidad Autónoma de Barcelona. El 10 de enero pasado, en el Centro de Arte Contempo-

de varios países asiáticos, incluyendo China, a donde presume que pronto podría transferirse el centro gravitacional económico. Por ello resaltó la urgencia que tiene nuestra región de diversificar su sector productivo y producir artículos de valor agregado, para pasar a un estado de desarrollo tecnológico y de conocimiento. “Es la gran oportunidad de América Latina de convertir esta bonanza y construir un aparato de manufactura”, declaró. Antes de terminar su jornada, el ex mandatario, de educación jesuita, terminó recordando a los estudiantes que a más de emplear correctamente conocimientos y recursos, todo líder debería plantearse un propósito; ser constante en su ‘performance’; tener pasión, carácter y seguridad en sí mismo. Además, señaló que un entorno democrático es propicio para el nacimiento de líderes que promuevan el desarrollo.

ráneo, inmortalizó las dos pasiones de su vida con el lanzamiento del libro ���Las Entrañas del Sujeto Jurídico”. En él, explora el diálogo que desde el principio de los tiempos la literatura y el derecho han sostenido. Resalta la relación entre el sujeto jurídico y el cuerpo humano, sus vínculos, sus distancias, el amor enfermizo que a veces se convierte en odio, el misterio observado desde los ojos de la literatura comparada.


4

Domingo 27 de enero - 2013

Segunda Guerra Mundial

Sobrevivientes del Holocausto Judío

Miguel Molina Díaz y David Vásquez Fotos: David Vásquez

Valor histórico Cuando Rudolph Hoess entró a las SS, élite Nazi que protegía al Führer, Hitler ya cumplía un año como Canciller. Comenzó en Dachau, en las afueras de Múnich. Allí, donde se quebraba el espíritu de judíos, prisioneros políticos y criminales con brutales castigos, administró las propiedades que se les arrebataban a los prisioneros cuando eran internados. Las sentencias eran indefinidas; solo el trabajo extenuante y el deseo de sobrevivir servían como  paliativo a la incertidumbre y la extrema depresión. Hoess lo sabía y lo inmortalizó en el slogan que colgaba de la puerta de Dachau: “El trabajo les hará libres”. Había sido ascendido a comandar aquel campo, recién abierto, en Polonia en 1940, símbolo de la brutalidad Nazi durante el Holocausto: Auschwitz. Hoy, el campo es un museo visitado por miles cada año y en el aniversario de su liberación, el 27 de enero, se recuerda a las víctimas y sobrevivientes del Holocausto. No es necesario entrar en posiciones políticas para desprestigiar al negacionismo: la simple presencia de sobrevivientes es, para Effraim Zadoff, académico israelí, prueba suficiente. Sobrevivientes en Quito En una visita a Ecuador en 2011, Zadoff visitó la Casa Cultural donde se exhibe el arte de Trude Sojka. La artista checa llegó a Guayaquil en 1946, tras sobrevivir Auschwitz. Sus obras son invaluables; la ayudaron a “volver a vivir” luego de aquella muerte emocional. Aquí, Sojka contrajo matrimonio con otro sobreviviente y empezó una familia. Falleció en 2007 y su hija, Anna, quedó a cargo de la casa cultural y su exquisita librería. En cambio, Harry Rosenfeld llegó a Quito. Cuando Hitler expandía su dominio en Europa, fue transportado en vagones, en condiciones extremas, a Maguilov, en la actual Bielorrusia,

para extraer piedra amarilla tóxica de minas en la región. Los alemanes no les dieron otra cosa que creolina para desinfectar heridas y librarse de parásitos, relata. “Sopa con moscas y un pedacito de pan” era lo único que recibían para comer, así que pedían comida en casas cercanas. La última mariposa del gueto En 1998, Sonia Noboa Ribadeneira asistió como representante del Ecuador al Congreso de las Juventudes Musicales en África. No se imaginó que regresaría al Ecuador con la partitura de Brundibár. En 1942, al interior del campo de concentración de Terezín, el músico Hans Krása reunió a los niños recluidos y organizó con ellos una ópera infantil, “Brundibár”, que presentó clandestinamente alrededor de 55 veces en el campo y que, al finalizar la guerra, se perdió. En los 70s se recuperaron los maniscrutos y partituras de Krasa y la ópera se volvió a presentar. En 1999, Noboa la presentó en Quito. Obsesionada por investigar el Holocausto, entrevistó a Renate Krauz, sobreviviente radicada en Quito desde 1945. Para su sorpresa, Krauz, llena de conmoción, le confesó que ella había sido una de las niñas que participó en la ópera infantil al interior de Terezín.

trataba del ex Consúl del Ecuador en Estocolmo, el cuencano Manuel Antonio Muñoz Borrero. De acuerdo a la información recopilada por Effraim Zadoff, el principal impulsor para lograr este reconocimiento, Muñoz, entre 1942 y 1943, firmó 80 pasaportes ecuatorianos para alrededor de 263 judíos (en esa época un pasaporte servía para toda una familia). Salvaron sus vidas 75 de ellos. Por años, la historia de Muñoz permaneció en el anonimato. El 27 de enero del 2012, las máximas autoridades de la Asamblea Nacional del Ecuador, a nombre del Estado, rindieron el tributo por tantos años postergado a Manuel Antonio Muñoz Borrero, el salvador ecuatoriano de los judíos.

En Derechos Humanos, ¡al frente!

Miguel Molina Díaz

Seis estudiantes del Colegio de Jurisprudencia de la USFQ participaron en un concurso internacional de derecho humanos organizado por la Universidad de Oxford. El tema central del certamen fue: “La Libertad de Expresión y la Regulación a los Medios de Comunicación”. Este evento, que se llevó a cabo en la Cardozo School of Law de la ciudad de Nueva York, contó con la presencia de 21 equipos participantes provenientes de prestigiosas universidades del mundo. Los estudiantes de la San Francisco obtuvieron el premio a Segundo Mejor Memorial. Junto a ellos viajó el Dr. Juan Pablo Albán, catedrático de la Universidad; fue él quien preparó al equipo desde octubre. Estudiaron los casos relevantes de todos los sistemas de derechos humanos para redactar el memorial y elaborar los argumentos orales. Martina Rápido Ragozzino opinó que este tipo de eventos “permiten desarrollar la capacidad de análisis, investigación y preparación de casos” así como “acercarte más a la realidad aplicando en ejercicios prácticos lo que se ha aprendido en la teoría”.

Whiffenpoofs de la Universidad de Yale

Krauz murió en el 2003, año en que se estrenó la obra en Guayaquil. Cinco años después, Noboa publicó su libro “La última mariposa del gueto”. Contaba la historia de la sobreviviente, su participación en Brundibár y los horrores del Holocausto. La novela fue traducida al holandés; ya tiene dos ediciones en ese país y una copia se encuentra en la biblioteca del Museo de Ana Frank. Justo entre las Naciones Ecuador tuvo un rol importante durante el Holocausto. El 23 de junio del 2011, el Museo del Holocausto de Jerusalén, Yad Vashem, incluyó por primera vez a un ecuatoriano en la lista de Justos entre las Naciones. Se

Como parte de las celebraciones de sus primeros 25 años y con el apoyo de CLARO y el Paseo San Francisco, la USFQ presenta al conjunto a Capella más famoso de los EEUU: los Whiffenpoofs de la Universidad de Yale. Con

un repertorio que va desde el gospel hasta el pop, showtunes y música clásica, este grupo de jóvenes artistas de 21 y 22 años de edad se ha presentado en prestigiosos escenarios de todo el mundo, incluyendo la Casa Blanca.

Lugar: Plaza central Paseo San Francisco, Cumbayá Fecha: Jueves 21 de Marzo • Hora: 18:30 • Entrada Libre


aula_magna_2013_02