Page 1


El hijo de Pancho Villa Nací señores bajo el cielo de Durango, Yo soy norteño y lo seré a carta cabal. Yo soy el hijo del gran Doroteo Arango, Por si alguien quiere mi presente averiguar. Soy de Durango yo nací en San Juan del Río, Soy conocido por todita la región. Toda mi gente tiene en su alma mucho brío, Que viva Villa General de división. Yo soy el hijo del gran Don Francisco Villa, Del hombre grande de nuestra Revolución. Hay mucha gente que por el daría la vida, Y lo agradezco con el alma y corazón. En Zacatecas, en Torreón y Ciudad Juárez, Con sus dorados al traidor hizo correr. A muchos gringos los colgó en varios lugares, Si nada deben nada tienen que temer. Yo soy el hijo del gran Don Francisco Villa, Que pa matarlo le pagaron con traición. Está de luto toda mi gente sencilla, Que al recordarlo nos palpita el corazón. Una paloma va volando hacia la orilla, Tiene en el pico una ramita de jaral. Guardemos luto al General Francisco Villa, El hombre grande que ha salido de Parral.


El corrido de Venustiano Carranza Don Venustiano Carranza Gobernador de Coahuila, Por defender la razón trae en peligro su vida. Ese estado de Coahuila dicen que le pertenece, Se levantó a defenderse en 1913. Don Venustiano Carranza jefe de resolución, Lo eligen por hombre honrado y paz dará a la nación. En 1913 no me quisiera acordar. En ese puerto del Carmen comenzaron a pelear, Muera Victoriano Huerta, muera el gobierno fatal. Que vivan los Carrancistas que nos dieron libertad. De Monterrey a Laredo y de Laredo hasta Torreón, Se echaron los Carrancistas toda la federación. La sangre se ha derramado por montes y serranías, Por culpa de Victoriano, Mondragón y Felicias. Ora si el señor Carranza hasta aquí puso una raya, Pa que no corra más sangre en los campos de batalla. De ustedes ya me despido y en Dios pongo mi esperanza, ¡viva Francisco I Madero y Venustiano Carranza!.


La Adelita En lo alto de la abrupta serranía, Acampado se encontraba un regimiento. Y una moza que valiente lo seguía, Locamente enamorada del sargento. Popular entre la tropa era Adelita, La mujer que el sargento idolatraba. Porque a más de ser valiente era bonita, Que hasta el mismo coronel la respetaba. Y se oía que decía, aquel que tanto la quería... Y si Adelita se fuera con otro, La seguiría por tierra y por mar. Si por mar en un buque de guerra, Si por tierra en un tren militar. Una noche en que la escolta regresaba, Conduciendo entre sus filas al sargento. Por la voz de una mujer que sollozaba, La plegaria se escuchó en el campamento. Al oírla, el sargento temeroso, De perder para siempre a su adorada. Ocultando en su emoción bajo el embozo, A su amada le cantó de esa manera. Y se oía que decía, aquel que tanto la quería... Y si Adelita quisiera ser mi novia, Y si Adelita fuera mi mujer. Le compraría un vestido de seda, Para llevarla a bailar al cuartel. Y después que terminó la cruel batalla, Y la tropa regresó a su campamento. Por las bajas que causara la metralla, Muy diezmado regresaba el regimiento. Recordando aquel sargento que quereres, Los soldados que volvían de la guerra. Ofreciéndoles su amor a las mujeres, Entonaban este himno de la guerra. Y si acaso yo muero en campaña, Y mi cadáver lo van a sepultar. Adelita por Dios te lo ruego, Que con tus hijos me vayas a llorar.


Yo me muero donde quiera En la tierra mexicana nos morimos entonando una canción, Los rebozos son jaranas y las balas y el rugido del cañón, Son el clarín que tocará el himno de la libertad. Ay! Yo me muero donde quera!. En la raya la primera yo me juego el corazón. Ay! Yo me muero de adeveras, Si me echan un lazo, respondo a balazos. Si me echan un grito de en medio los quito, Allá en la trinchera, allá donde querrán, Me muero de veras por mi pabellón. Ay! Yo me muero donde quera!. En la raya la primera yo me juego el corazón. Ay! … Las mujeres y los hombres, por la patria den la vida de verdad. Valentina y Jesusita donde quera surgirán, Y Adelita morirá, pero otro lado es igual. Ay! Yo me muero donde quera!. En la raya la primera yo me juego el corazón. Ay! …


Caballo Prieto azabache Caballo Prieto azabache como olvidarte te debo la vida, Cuando iban a fusilarme las fuerzas leales de Pancho Villa. Aquella noche nublada una avanzada me sorprendió, Y tras de ser desarmado fui sentenciado al paredón. Ya cuando estaba en Capilla le dijo Villa a su Asistente, Me apartas ese caballo por educado y obediente. Sabía que no me escapaba y sólo pensaba en la salvación, Y tú mi Prieto Azabache también pensabas igual que yo. Recuerdo que me dijeron pide un deseo pa ajusticiarte, Yo quiero ser jusilado en mi caballo prieto azabache. Y cuando en ti me montaron y prepararon la ejecución, Mi voz de mando esperaste y abalanzaste contra el pelotón. Con 3 balazos de máuser corriste azabache salvando mi vida, Lo que tú hiciste conmigo caballo amigo no se me olvida. No pude salvar la tuya y la amargura me hace llorar, Por eso prieto azabache no he de olvidarte nunca jamás.


El siete leguas Siete leguas el caballo que Villa más estimaba, Cuando oía pasar los trenes, se paraba r relinchaba, Siete leguas el caballo que Villa más estimaba. En la estación de Irapuato cantaban los horizontes, Ahí combatió formal la brigada Bracamontes. En la estación de Irapuato cantaban los horizontes. Oye tu Francisco Villa qué dice tu corazón, Ya no te acuerdas valiente que atacaste paredón. Ya no te acuerdas valiente que tomastes a Torreón. Como a las 3 de la tarde silbó la locomotora. Arriba, arriba muchachos pongan la ametralladora. Como a las 3 de la tarde silbó la locomotora. Adiós torres de Chihuahua, adiós torres de Cantera, Ya vino francisco Villa, a quitarles lo pantera. Ya vino Francisco Villa a devolver la frontera


La muerte de Pancho Villa Año de 1923 tan señalado, El general Pancho Villa, En Parral fue asesinado. En 1910 se lanzó como guerrero, Defendiendo los ideales de Don Francisco y madero. Cuando Victoriana Huerta a Madero acecinó, El general Pancho Villa en armas se levantó. En compañía de Carranza combatió aquella traición, Tomando Villa chihuahua, Zacatecas y Torreón. Cuando el señor de la Huerta a Carranza derrocó, De Villa se hizo su amigo y una ascienda le obsequió. En los trabajos del campo Villa quería dedicarse, Pero enemigos cobardes pensaron cómo vengarse. El 20 del mes de julio en una casa escondidos, Para poder darle muerte estaban sus enemigos. Al pasar Francisco Villa esa trágica mañana, Los asesinos le hicieron una descarga cerrada. Así terminó si vida un valiente guerrillero, Un fiel amigo del pueblo y del mártir de Madero.


Clarín de Campaña Mientras tengan licor las botellas hagamos con ellas más dulce el vivir Recordando que tal vez mañana clarín de campaña nos llame a morir Mientras tengan licor las botellas beberemos de ellas hasta emborrachar Recordando que tal vez mañana clarín de campaña nos llame a pelear Mientras tengan perfumas las flores olviden dolores y vengan a amar Recordando que tal vez mañana clarín de campaña nos llame a pelear Mira muerte no seas inhumana no vengas mañana déjame vivir Recordando que tal vez mañana clarín de campaña nos llame a morir Todos dicen que el cuerpo es de tierra y el alma que encierra es lo que ha de vivir Recordando que tal vez mañana clarín de campaña nos llame a morir Vengan vengan muchachas hermosas vengan presurosas que yo quiero amar Recordando que tal vez mañana clarín de campaña nos llame a pelear


Zapata Muy fresca está la memoria del gran caudillo Zapata, Jincando sobre la historia sus 2 espuelas de plata. Plan de Ayala Plan de Ayala manojo de imprecaciones, Que cada frase señala la libertad de los pobres. Calló nuestro general asesinado con saña, También se fue nuestro ideal, con nuestro jefe Magaña. Los surcos se fecundaron con sangre de corazones, Y en sangre y surcos brotaros mazorcas y rebeliones. Di a paso le echó parcela una canción Cardenista, Que el viento c si viruela les lleva a los agraristas. Calló nuestro general asesinado con saña, También se fue nuestro ideal, con nuestro jefe Magaña. Libertad, tierra y trabajo en vez de esta vida mala, Ya no quieren los de abajo seguir de bestias de carga. Aquí termina el corrido de Zapata el general, Que defendió con su sangre la tierra y la libertad.


La Decena trágica Señores tengan presente que el día 9 de febrero, Mondragón y Félix Díaz se alzaron contra Madero. Daba el reloj ese día las 7 de la mañana, Cuando a México llegó Mondragón con gente armada. Yo libré a Bernardo Reyes y después a Félix Díaz, Para avanzar a palacio reunieron las compañías. Don Félix le dijo a Reyes con audacia y con cautela, Si usted asalta palacio yo tomo la Ciudadela. Reyes con todas sus tropas su valor quiso mostrar, Y al acercarse a palacio la muerte vino a encontrar. A las 10 de la mañana del día 9 de febrero, Se dirigió hacia palacio el presidente Madero. Don Aureliano Blanquer le dijo al señor Madero, Tomándole por los hombros dese usted por prisionero. Terminaron los combates el 18 de febrero, Quedando ahí prisioneros Pino Suarez y Madero. El 22 de febrero lecho de negros pesares, Huerta mandó a asesinar a Madero y Pino Suarez. Aquí terminan los versos y si han logrado gustar, Son compuestos por Lozano un coplero popular.

Cancionero Revolucionario  

Letras de corridos de la Revolución Mexicana

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you