Page 1

Edgardo Hartley

25

Lorena Gayt谩n

Directora Access Blu edici贸n ago / sept


Editorial Uno de los acometidos de nuestra revista es estar presente y apoyar los eventos importantes relacionados con el Coaching en Chile para promover su vigencia, permanencia y constante evolución en los diversos ámbitos del quehacer nacional. Es por esta razón que en este número de Icimag nos complace anunciar el próximo Congreso de Coaching, evento que será organizado por la Human Coaching Network (HCN) y que se realizará en Santiago el próximo 14 de octubre. El tema central del Congreso es “Talentos en la Empresa”, alrededor del cual girarán las distintas charlas de coaches

internacionales. Por ejemplo, la de Jorgen Svenstrup, coach danés y uno de los fundadores de la HCN, quien conversó en esta edición de Icimag sobre este encuentro y su apreciación de los invitados al evento como “algunos de los trainers más experimentados e inspiradores de América Latina”. Esperamos que el conjunto de ponencias aporte a nuestros lectores y a la comunidad de coaches con elementos importantes, experiencias y visiones de lo que se está desarrollando en distintos países.


Otra gran entrevista que nos trae esta edición es la realizada a Edgardo Hartley, bailarín con 50 años de trayectoria en Chile, Europa y Sudáfrica y Director del Ballet Nacional Chileno en 1995. Muchas conclusiones y enseñanzas podrán sacar como coaches a través de las distintas experiencias y vivencias de Edgardo, las cuales relata con gran sencillez, transparencia y madurez. Incluimos también una entrevista a Lorena Gaytán, sicóloga, directora de Access Blu en México, experta en Hipnosis Clínica y recientemente certificada como Coach Neurolingüístico.

En su conversación nos relata su experiencia como hipnoterapeuta al tomar contacto con el coaching y de que hay infinidad de caminos para llegar a los objetivos que nos proponemos. Finalmente les entregamos la colaboración sobre sueños de nuestra experta Rosa Anwandter que esperamos puedan disfrutar a través de este nuevo número de Icimag. Cordialmente, Rosa del Corral


ido

en

nt

co

5

ยบ2

na ga yt รกn

re

ma gn

ici

lo

oH ar t

ga rd

Ed ley


ist a

os

ibr

ley

rt

ha

s

er

tr ain

ag ay tĂĄ n

or en

al

ia de l

er

nt

es ta

re v

en t

os

hit

Ae dg ar do

es

os

su eĂą

me jor

os

de l

os

al

ist a

re v

En t

ra e

ur Ă­a

bid

sa

nt

Hc

la


La sabiduría de los sueños

Por Rosa Anwandter Entre todos los tipos de sueños, los más útiles son los de advertencia. Aquéllos donde vemos escenas aparentemente absurdas, pero que encierran consejos importantes para solucionar dificultades de la vida despierta. Los sueños de advertencia fueron utilizados por casi todas las civilizaciones antiguas, evitando situaciones adversas a quienes siguieron sus mensajes. Los ejemplos son innumerables, pero aquí comentaré tres casos en los cuales participé profesionalmente: Natalie, estudiante (20 años), soñó que perdía todos sus dientes. Ella interpretó el mensaje bajo muchos enfoques, pero sin encontrar ningún vínculo con su vida. Natalie, siguiendo el análisis, interpretó este sueño con una postergada visita a su dentista para extraer una muela del juicio. Esta es una simple demostración donde el sueño de advertencia está claro: sencillamente visitar al dentista.


Cecilia, lingüista (60 años), soñó que un cangrejo reposaba sobre su mejilla izquierda. Ella recordó al crustáceo como limpio y detenido en su rostro. Cecilia, tras varios intentos para llegar al significado, confesó que cinco años atrás había tenido un cáncer a la piel. Ella tenía miedo que el mal hubiese retornado y no se atrevía a pedir hora para controlarse. Cecilia, decidió enfrentar la situación, realizó su control médico y el resultado fue negativo. Ella conocía el origen de la palabra Cáncer, por tanto el mensaje era directo “cangrejo igual a Cáncer; limpio, detenido”. Es decir, enfermedad en remisión. (Desde las civilizaciones griega y latina se denominó Cáncer a los tumores de esa índole, por su semejanza con las patas de un cangrejo). En este sueño, es como si una voz dijera a Cecilia: “No temas, haz tus exámenes, porque todo está bien”. Roberto, empresario (50 años), recordó un sueño donde veía a Carlos, su amigo de infancia, apuñalándolo por la espalda. Roberto, al relatar el sueño, comentó ciertos desacuerdos con Carlos. Sin embargo, tras el análisis, Roberto negó algunas insinuaciones sobre la conducta del amigo. Roberto, regresó

algunos meses después devastado, lamentando no haber sabido interpretar su sueño. Carlos, con quien además, eran socios en una empresa, lo había estafado. El significado del sueño donde su ex colega lo apuñalaba por la espalda, era una metáfora para la traición. En estos ejemplos de sueños de advertencia examinamos situaciones que no percibimos durante la vigilia por estar enfocados en nuestra ajetreada vida contemporánea. Para entender el significado de nuestros sueños no es necesario comprender técnicas de interpretación, pero sí podemos usar la intuición y revisar nuestras actuales preocupaciones, pues al prestarle atención a los sueños, ellos nos pueden librar de acontecimientos desafortunados. La sabiduría de los sueños ayuda a tener una mejor calidad de vida porque aún desconociendo la razón “sabemos o intuimos” cuál decisión tomar ante algunas circunstancias. Rosa Anwandter. Analista de sueños junguiana, autora de los libros “Los sueños el espejo del alma”, “El poder mágico de los sueños”, “El lenguaje de la noche”-junto al Dr. Stanley Krippner-“Sueños en la noche del tiempo”. Directora del Centro de Estudios Oníricos de Chile. www.ceoniric.cl


Human Coaching Network

trae a los mejores trainers internacionales En un mundo dinámico, donde se plantean nuevos desafíos y necesidades a diario, se hace cada vez más indispensable poder compartir experiencias, visiones y generar debate sobre lo que nos interesa. El 14 de octubre próximo, Human Coaching Network (HCN) traerá a Chile al Congreso de Coaching: “Talentos en la Empresa” que reunirá en Santiago a coaches de larga trayectoria internacional para que compartan sus visiones y experiencias sobre el desarrollo del coaching en las empresas y sus equipos.


Dentro de los objetivos del evento está que tanto los profesionales como ejecutivos participantes logren una formación integral e internacional para que puedan desenvolverse en distintas organizaciones y puedan gestionar equipos de alto desempeño, donde además puedan ser también consultores externos que expanden la capacidad de innovación y mejora continua de sus clientes. A partir de la exposición de nueve expertos internacionales, el Congreso de Coaching de octubre buscará desarrollar habilidades en los participantes que permitan adquirir nuevas perspectivas para expandir su capacidad de acción y reflexión, y junto con ello conocer las tendencias globales de coaching a través de las distintas exposiciones internacionales. Icimag conversó con uno de los invitados al Congreso y miembro de la HCN, Jorgen Svenstrup, sobre cuáles son sus expectativas del encuentro. ¿Cómo te sientes participando en este evento? ¿Qué expectativas tienes? En primer lugar HCN contrató a Inpact para organizar el evento, así que tengo las mejores expectativas de un encuentro profesional y también estimulante, que será inspirador y tendrá grandes experiencias para compartir. Me atrevo a decir que quienes aportan el contenido y son fundadores de HCN son algunos de los trainers más experimentados e inspiradores de América Latina, por lo que me siento muy agradecido de haber sido invitado a formar parte de este grupo. Cuando participo en

un evento de este tipo mis expectativas son experimentar algo que va a cambiar mi vida: tal vez sólo un poco, quizás mucho, pero voy a intentar que eso ocurra porque no me gustaría perderme esa parte. Tengo la misma meta cuando entro a un escenario a dar una charla: algo que yo diga o algo que la audiencia experimente va a cambiarles su vida, así también los incentivo a darse cuenta cuando eso pasa. Si estamos alerta y esperamos grandes cosas en la vida, ¡van a ocurrir!


¿Por qué crees que es importante desarrollar este tipo de eventos? Como trainer tengo la obligación de compartir mis experiencias. Tengo el privilegio de poder seguir casos de cientos de personas a través de procesos de desarrollo personal y creo que todos podemos aprender de las experiencias de los demás. Eso incluso podría inspirarnos a hacer un cambio en nosotros mismos y en el minuto en que lo hago, mi vida cambió. Cuando no me muevo, mi vida se mantiene prácticamente igual. Como miembro activo de Human Coaching Network, ¿qué sello o identificador te gustaría imprimir en este evento? Escucha lo que cambiará tu vida: haré lo más que pueda para hacer que eso ocurra. Lugar

Auditorium SOFOFA Av. Andrés Bello 2777, piso 2. Las Condes, Santiago.

Horario 9:00 a 18:00 hrs

Fecha 14 de octubre

Más información sobre las charlas y expositores en: www.humancoachingnetwork.net


Expositores y charlas Jorgen Svenstrup “El acelerador más poderoso: identificar y usar el talento en una sesión de coaching”. En esta charla aprenderás varias formas de reconocer el talento como la fuente principal de poder que tenemos. Cuando éste se identifica, puede utilizarse para acelerar el desarrollo del coachee.Tal vez no necesitamos desarrollar el talento: sólo podemos encontrarlo y usarlo.

Francis Bell “Herramientas para el desarrollo de equipos efectivos. Análisis de casos prácticos”. Exposición de casos reales en intervención de coaching de equipos, con el fin de presentar la aplicación de herramientas y estrategias para el manejo de conflictos, toma de decisiones y visión estratégica.

Paul Anwandter El factor “E”: clave en el desarrollo de talentos. Una visión del Coaching Integral ICI. Se presentará de qué manera la Espiritualidad - factor “E” - incide profundamente en el desarrollo del talento del coachee, así como también en el trabajo del coach. El factor “E” ayudará al coachee a que desarrolle su base epistemológica de consciencia para que la integre en un propósito más amplio. De esta forma logrará darle sentido a aquello que hace, reconectándose con sus valores más esenciales, transformando su escucha y su identidad.


Roberto Páez “El coaching ejecutivo en la detección y desarrollo de altos potenciales en la organización”. La detección del talento de alto potencial en la empresa es un proceso que la alta dirección define como estratégico. Sin embargo, tan importante como la detección del alto potencial, es su desarrollo futuro dentro de la organización. Una charla práctica que permitirá a los asistentes compartir un modelo innovador y una herramienta práctica de coaching.

Ricardo Escobar “Factores de éxito en los procesos de coaching organizacional”. El coaching es un modelo de intervención muy eficaz para mejorar el desempeño, desarrollar competencias y estimular la generación de talento en los ejecutivos. Sin embargo, muchas veces no funciona porque no se tienen en cuenta los factores claves que aseguran el éxito del proceso en el ámbito organizacional.

Fernando Gil “El talento y la constitución neurológica del cerebro: Test de Benziger” Los seres humanos somos muy permeables y tenemos la capacidad de desarrollar cualquier competencia. Sin embargo, nuestro cerebro está configurado por un sistema de redes neuronales con las que desarrollamos de forma natural determinadas actividades.


Sandra Martinhago “La función del Cerebro Triuno en el desarrollo del talento”. Nuestro cerebro tiene distintas funciones, y dependiendo del área cerebral que estemos utilizando vamos a presentar comportamientos específicos. En esta charla tendremos una idea de cómo potencializar las competencias de nuestros colaboradores para tener un mejor desempeño.

Omar Salom “La psicología del ejecutivo y las 8 dimensiones para la exploración y el cambio conectado con los objetivos del negocio”. Esta conferencia/taller busca enseñar y demostrar cómo utilizar 8 dimensiones relacionadas con el desarrollo de un adulto y su desempeño, y cómo un coach puede hacer uso de ellas, en la sesión de coaching, en un proceso de coaching y en el diseño de un plan de desarrollo.

@hcnworld

/humancoachingnetwork Infórmate en: www.humancoachingnetwork.com


Diplomado de Hipnosis clínica

reconocido internacionalmente En la edición de junio de Icimag, Paul Anwandter se refirió al sentimiento de orgullo de la Academia Inpact al recibir la noticia de la acreditación internacional del diplomado de Hipnosis Clínica. Efectivamente, la International Hypnosis Association (IHA) de Estados Unidos hizo un reconocimiento a la calidad de esta certificación y su cumplimiento con los estándares internacionales exigidos a nivel mundial. IHA tiene como misión “promover un alto nivel de profesionalismo en los campos de Hipnosis y Programación Neurolingüística (PNL), proporcionando apoyo, entrenamiento y oportunidades de contacto a profesionales de la Hipnosis y la PNL, abogando por un uso válido y terapéutico

de estas prácticas a través de un mayor conocimiento público”. Esta organización internacional proporciona acreditaciones y certificaciones a nivel mundial a hipnoterapeutas y practitioners en Programación Neurolingüística, evaluando su conocimiento y sus capacidades, así como también que cursos y entrenamientos cumplan con todos sus requisitos. De esta manera, IHA apoya la práctica de Hipnosis y PNL de todos aquellos licenciados como terapeutas, consejeros, psicólogos, médicos con estudios para que cumplan con los niveles de calidad exigidos. Además, todos los miembros de esta organización deben adherirse al código de Ética y conducta impartido por IHA.

Más información de lo que es la International Hypnosis Association en: http://hypnosiscredentials.com/about-us/ Sobre el diplomado en Hipnosis Clínica y otras certificaciones de la Academia Inpact en: www.academiainpact.cl


Reflexiones

“La verdadera amistad es como la fosforescencia, resplandece mejor cuando todo se ha oscurecido� Rabindranat Tagore


por Francisca Quezada / ph. Alejandro Gallardo


“Estaba sentado aquí mismo -apunta a su silla en su departamento-, conversando con una amiga que había sido mi alumna y que venía a buscar un libro. De pronto sentí como que me hundía, me desinflaba, como que me bajaba la presión, perdía sangre… aire. Traté de pararme y sentí que no estaba bien. Pasó lo que jamás imaginé que podía pasar conmigo”, así explica Edgardo Hartley cómo fueron los primeros síntomas que le indicaron que algo no estaba bien con su salud. Era principios de agosto del año pasado. “Mi amiga se contactó con mi hermana y ella llegó en 20 minutos. Me llevó a la clínica donde primero intentaron disolver el coágulo con medicamentos, pero no resultó. Luego llegaron a través de un sistema que entran por la pierna y atraviesan tu

cuerpo, llegan al cerebro y lo sacan. Recién al segundo día pude hablar”, cuenta. “Por lo menos hasta diciembre no me sentía bien. Es tanto el estrés post traumático que eso justifica el cómo me sentía, pero ya desde enero estoy mejor”. Edgardo hizo prácticamente toda su recuperación en Estados Unidos, en Phoenix, Arizona, ciudad en la que está radicada Paola -su única hija- y también exitosa bailarina. “Una vez que perdí a mi señora decidí empezar a pasar algunas temporadas largas en Estados Unidos. Phoenix es una ciudad hermosísima”. Hoy su vida se desenvuelve más tranquila, a su ritmo y cuando está en Santiago lee, ve televisión, escucha música y sale a hacer trámites. Desde 2012 que está alejado de tantas actividades, orgulloso y conforme de lo que hizo en 50 años de carrera.


Según lo que hemos leído, la primera parte de tu adolescencia no tenías mayor interés en la danza, pero mientras vivías en Perú con tu familia sentiste una atracción especial por lo que ocurría en un espectáculo sobre el escenario, ¿es así? Totalmente, fue un flechazo. No fue amor a primera vista porque mi madre tenía una academia de danza en Valparaíso, y yo con mi pelota de fútbol y mi bicicleta estaba feliz. Pero lo que vi en el escenario en Perú fue totalmente distinto a lo que veía en una sala de clases: vi vestuario, escuché música, iluminación, decorado, peinados y sobre todo vi roles. Vi personajes en el escenario interpretando y contando una historia. Había un inicio, un desarrollo y un final. Eso fue lo que realmente me impactó y me gustó”. ¿Habías explorado en otros rubros artísticos? Ya había probado piano, violín y también un poco de dibujo. Tenía esa veta artística de todas maneras, estaba en mis genes y eso me ayudó bastante para la danza. Partí a los 15 años, donde no es ideal comenzar en el ballet, sobre todo para un varón, pero gracias a las condiciones naturales que heredé de mi madre se me facilitó dedicarme a esta actividad. ¿Cómo fue enfrentarse con los prejuicios, de estudiar algo quizás difícil? Mi padre no estaba de acuerdo con que me dedicara al ballet. Para él estaba todo OK mientras me quedara bien “calladito”. De hecho en mis primeras funciones tuve que actuar con un pseudónimo: me llamaba Alejandro, como mi segundo nombre, De Molina, que era la calle en la que vivíamos en Valparaíso. Todo esto porque mi padre era Edgardo Hartley y que se viera un “Edgardo, tu hijo bailarín…”.


¿Pero tenías que estudiar a escondidas? No, él sabía que yo estaba estudiando danza y me decía que no habría problemas si me mantenía “bien derechito”. Después me vino a ver a una función en la academia donde estudiaba y quedó muy bien impresionado, se daba cuenta del trabajo que había realizado. ¿Sentiste su apoyo entonces? Sí. Uno de los maestros que tuve en Perú -mientras vivía con mi familia allá- se fue a Francia a dirigir un ballet en Toulouse, donde necesitaron un bailarín. Me mandó un telegrama para invitarme a participar y ahí mi padre se portó macanudo, hizo todo lo posible para que fuera, se consiguió un crédito en un banco y partí. Ahí comencé mi carrera, tenía 17 años y salí de Chile con permiso notarial. Estuve un año afuera. Después de esa experiencia, Edgardo volvió a Chile y fue al Teatro Municipal a ver funciones y buscar trabajo. Se presentó y por casualidad se encontró con el director Octavio Cintolesi, fundador del entonces ballet de Arte Moderno, hoy Ballet de Santiago, que lo invitó a tomar clases. Más tarde él le ofreció una beca y se quedó en Chile.

“En el Ballet de Santiago también estaba la hija de Alberto Rey, del dúo folclórico Rey Silva. Al año siguiente empezamos a pololear ahí en el Teatro Municipal y en noviembre del 66 decidimos casarnos. En enero del 68 y debido a la crisis económica en que estaba cayendo el ballet, donde necesitábamos presupuesto y esperábamos con dificultad por nuestros sueldos a fines de mes, se desencadenó una fuga importante de bailarines. La mayoría partió a Alemania, especialmente por la cantidad de teatros que existían allá. Nosotros también decidimos partir”. ¿En general eres de tomar ese tipo de decisiones rápido? ¿Qué opinaba tu señora? Pensábamos en qué dejaríamos aquí, cómo nos íbamos a arreglar, dónde íbamos a llegar, pero era tanto el optimismo y entusiasmo, más el gusto por lo que hacíamos, que partimos nomás.


¿Cómo fue la llegada a Alemania sin siquiera saber el idioma? Desgraciadamente partimos de Chile en muy mala fecha. Llegar allá en enero significa estar en la mitad de una temporada. Llegamos cuando todo el mundo estaba contratado. Nos ofrecieron trabajo en Stuttgart, pero a contar de septiembre. Estábamos recién en enero, sólo teníamos pasaje de ida y 300 dólares. ¡Así hacen las cosas los cabros! Con inconsciencia o quizás valentía, llámalo como quieras (risas). Nos decían que como ya teníamos un trabajo asegurado, viviéramos de algunos “pitutos” al principio hasta empezar el contrato, pero no nos parecía, así que dijimos que no. Agarramos un tren y seguimos hacia el norte. El frío, la nieve, los zapatos que llevábamos no nos servían. Elba mi esposa empezaba a lloriquear y yo tenía que decir que fuéramos fuertes y que había que seguir. Nosotros íbamos por lo nuestro. Nos fuimos a Bonn y nos encontramos con Giuseppe Urbani, director de la compañía, un italiano que nos acogió muy bien. Entramos al teatro que era precioso, tremendos escenarios… salas…nos impresionó muchísimo. Ahí sí nos resultó porque una chica estaba ensayando y se lesionó a punto de estrenar, por lo que le ofrecieron el trabajo a Elba. Ella se aprendió tres actos

en dos días. Además, hubo un chico que tenía un contrato para una mejor posición y como yo lo pude reemplazar, él pudo irse a ese mejor puesto. Lo primero que hicimos en Alemania fue comprar un televisor: así miras, escuchas, ves la pronunciación, hasta que aprendes. El idioma es muy difícil para los hispanoparlantes. ¿Cómo era el nivel de Alemania comparado con lo que habías visto en Chile? Técnicamente era muy similar. El ballet es uno, los pasos son todos los mismos y tienen los mismos nombres, son todos en francés. Aunque vayas a China vas a saber, el lenguaje es internacional. Las diferencias, más que nada, son de otro tipo, especialmente de relación. Allá uno termina y se va para la casa, no era como en Chile donde después de un día de clases podíamos jugar naipes con los compañeros. ¿Fue difícil adaptarse? Ellos tienen su cultura y forma de ser, lo aceptamos como tal, nada más. Al principio no fue fácil, pero entre los dos con mi señora estábamos muy bien.


¿Luego de Alemania, es cierto que decidieron irse a Sudáfrica? Después de Bonn nos fuimos a Wuppertal donde estuvimos un año. Allá no lo pasamos tan bien, la ciudad no nos gustó mucho y justo la directora de una compañía de Sudáfrica hizo un tour por Europa y audicionamos con ella. No pasó mucho tiempo y nos ofreció contrato en Sudáfrica. ¡Nos fuimos! ¿Y qué tal? Nos encontramos con una gran compañía con un repertorio tremendo. Lindos teatros, giras por varias ciudades con teatros enormes. Estábamos felices. Estuvimos allá en dos periodos: la primera vez tres años y fue ahí donde Elba quedó embarazada, a principios del 73. Luego nos enteramos de que en Bonn asumiría la dirección del teatro Octavio Cintolesi con quien habíamos trabajado en Chile. Le escribimos y partimos para allá con Elba embarazada y además con un perro. Nos establecimos en Bonn donde nació Paola. Vivimos en Alemania hasta agosto del 76 cuando volvimos a Sudáfrica, ahora con perro, con cría y un container con nuestras cosas (risas). Esa segunda etapa fueron los años más felices de nuestras vidas. ¿Por qué? En Sudáfrica, además de la experiencia, nos enriquecimos muchísimo más con el repertorio que se hacía, aprendimos con los bailarines invitados, los coreógrafos, fue un enriquecimiento personal tremendo.


¿Cómo evaluarías la experiencia de vivir afuera? Creo que los viajes siempre fueron para mejor, no nos equivocamos. Siempre fueron estimulantes. Creo que tengo un sentido de responsabilidad tan grande que respondía a todas las exigencias, incluso ante las lesiones. El hecho de lesionarse implica también perderse la temporada por la que estuviste trabajando. ¿Te tocó algún momento difícil por alguna una lesión? Claro, en un momento estábamos en Sudáfrica a punto de estrenar el Lago de los Cisnes, donde yo era el príncipe. Una semana antes del estreno, estaba ensayando grandes saltos y caigo: me esguincé el tobillo. Ahí sientes la exigencia, no te dicen nada, pero sabes que cuentan contigo, que generarías un tremendo problema. Hice todos los tratamientos: luz infrarroja, pomadas, relajantes musculares, baños de sal, hielo, agua caliente, ejercicios y…finalmente pude estrenar. Sientes detrás que te están esperando, que tú puedes. ¿Qué has aprendido de los momentos difíciles? Quizás la experiencia. A veces los cabros le sacan el cuerpo a las penas y a los dolores, pero siento que esas cosas te depuran, te decantan, con el sufrimiento y con las penas también hay enseñanzas, te hacen más sensible, comprensivo, y por ende, te

hacen más sabio. Cuando fue lo del coágulo cerebral, a pesar de estar dos días sin poder hablar, nunca pensé en que no podría volver a hacerlo. ¿Te gusta esa perseverancia que hay en ti? Esa perseverancia es un aprendizaje, una lección de vida. Te enseña a conseguir tus goles, tus metas.Yo me propuse hacer algo y nadie me lo impuso, lo que te empuja a eso es la perseverancia que tú mencionas. Además la convicción, yo estoy convencido de que esto lo voy a lograr, lo voy a hacer y nadie más que yo, son mis metas. Para mí fue un aprendizaje de por vida, es parte de lo que uno es como bailarín, la disciplina. Hay lugares donde la gente manda a hacer ballet a los niños por esa disciplina, por la responsabilidad. ¿Cómo eran las exigencias en tu desempeño fuera de Chile? ¿Cómo las tomabas? Te tratan con firmeza y con exigencia, te dicen lo bueno y lo malo. Después de la función al día siguiente hay correcciones: en el segundo acto entraste lento, no era por ahí, sino que por allá, ojo con el brazo, con la cabeza. Uno como bailarín es increíble, te dan las correcciones y automáticamente las incorporas, de forma rápida. Esto es increíble para el ser humano, ojalá todo el mundo hiciera ballet así como se hace en Europa, en Australia, Sudáfrica, en EEUU, Canadá.


¿Qué es lo que más te gusta del ballet? Me llena todo desde el principio. Me llena que no hay mediocridad, que no se repiten los días.Todas las mañanas tú te vistes como te da la gana, el músico te pone una melodía distinta y el maestro de baile te muestra pasos diferentes. Es estimulante desde ahí. Todas las temporadas tienes un ballet distinto, un coreógrafo distinto, nuevas melodías, nuevos personajes. Nunca es repetitivo, ni monótono. Todos los días tienes retos a nivel técnico como saltar más, girar más y también retos interpretativos. Un día se hace una bruja divertida, otra mala, un hippie, un asesino, distintos personajes. Todo eso lo hace atractivo para el alma y para el espíritu. ¿Sientes que tu carrera ha tenido muchos costos personales? Hubo algunos, en especial con mi hija, pero no me puedo quejar porque el destino quiso que la tuviera cerca. Siempre me preocupé en ese sentido, por eso me hice el deber de levantarme temprano y estar con ella desde la mañana hasta que la iba a dejar al colegio. Traté en lo posible de estar mucho con ella porque sabía que no la vería en todo el día.

Luego de haber pasado 15 años entre sus experiencias en Alemania y Sudáfrica, Edgardo y su esposa decidieron volver a Chile con las ganas de volcar todo lo aprendido en su propio país. ¿Si estaban tan bien afuera, por qué decidieron volver? En primer lugar por nuestra hija, veíamos que estaba creciendo sin tías, sin abuelos, sin primos, sin hermanos. Además, una recién creada corporación cultural de la municipalidad de Santiago se puso en contacto con nosotros en 1981 y me preguntaron si podía venir a montar una obra grande en tres actos y cuál era mi propuesta. Dije Romeo y Julieta o La Bella Durmiente. Podía hacer los dos, con Elba al lado por supuesto, lo pensaron y me dijeron que sí y que fuera La Bella Durmiente. ¿Si estaban tan bien en Sudáfrica y les proponían venirse a Chile, fue una decisión difícil? Claro, a veces había que tomar decisiones difíciles. A modo de anécdota a veces tomábamos decisiones como cabros chicos, poníamos papeles debajo de la cama y escogíamos uno. Era cambiar de país, ciudad, ¡incluso de continentes! Confiábamos en nuestro destino.


Teníamos también las ganas de traer nuestra experiencia profesional de Europa a Chile. Además acá nos ofrecieron contrato como bailarines, no lo teníamos tan pensado, ya que la idea principal era montar La Bella Durmiente. Fue la primera Bella Durmiente que tuvo en su historia el Ballet de Santiago. Yo trabajaba con los solistas y en la sala de al lado Elba trabajaba con el cuerpo de baile. Lo montamos todo en cuatro semanas, muy rápido. ¿Cómo fue esa experiencia? El 82 y te lo digo sin petulancia, comenzó el despegue de lo que es el Ballet de Santiago del Teatro Municipal. Fue una cosa meteórica y nos enorgullece mucho. Trajimos obras y bailarines, se hacía lo que proponíamos. ¿Y cómo fue que Paola, tu hija, entró al mundo del ballet? Mi hija tiene un gran talento. Nosotros le pusimos todas las cartas sobre la mesa, pero fue ella la que tomó la decisión de ser bailarina. Empezó a interesarse en Sudáfrica, la llevábamos a los ensayos y ahí aprendió a aplaudir, reconocía la música cuando se la poníamos en la casa. Nosotros no la empujamos a ser bailarina. Acá en Chile la pusimos con Karen Connolly, amiga nuestra, porque sabíamos que tenía buena metodología. Siguió y sola se consiguió una beca para ir a estudiar en la Universidad de Carolina del Norte, así como yo partí a los 16, ella también partió con permiso notarial. Luego, en el año 93 asume la dirección del Ballet de Santiago Marcia Haydée, quien decide contratarla. Paola vuelve a Santiago

al Teatro Municipal y fuimos los tres compañeros. Es muy emotivo, sobre todo al recordar el incendio del Teatro. En esas salas empecé a pololear, en esas salas fue cuando me casé, ahí fui compañero de mi hija. No me atrevo a volver ahora al Municipal. ¿Te afecta mucho? Soy muy sensible y todavía me afecta mucho la muerte de mi señora. Me cuesta sacarme esas cosas de encima. Hago mi mejor esfuerzo por superarlo, pero la pérdida de mi mujer fue durísima. ¿Qué sacas de todas esas cosas? Resiliencia. No significa pasar encima de las cosas y soportar y soportar. Resiliencia es la capacidad de fortalecerse a través de esas situaciones ¿y para qué?, pues para poder dar vuelta a la esquina donde quizás lo que viene es mucho peor, pero te va a pillar más fuerte. ¿Fue muy difícil retirarte a los 50 años? Para nada. Siento que quemé todas las etapas y que no tengo nada pendiente. Como bailarín activo me retiré en diciembre del 95. El 96 tomé la dirección del Ballet Nacional Chileno hasta


el 99. De ahí empecé a dar unas clases hasta que me llamaron para hacer el programa Rojo Fama Contra Fama. ¿Cómo fue pasar del trabajo en ballet a un programa de televisión? Fue una gran experiencia. No hubo un día en los 7 años del programa que no me dieran ganas de ir. Ahí tuve la posibilidad de ser dueño y señor de las responsabilidades, sin interferencia externa de lo que tenía que decir o hacer. Lo vi como una oportunidad de acercar la danza y la técnica a las personas, así la gente entendía el trabajo de los bailarines. Gracias a esa experiencia del programa me llamaron de la universidad UNIACC en el 2004 para formar la carrera de danza y coreografía. Lo tomé bastante en serio y debo reconocer que había mucha ignorancia de mi parte sobre el mundo de una universidad. Para mí era todo nuevo, había que cumplir muchos requisitos, armar profesores, cursos, me preocupé de tener un buen equipo. ¿Eran muchas cosas, cómo te relacionas con la presión? Sobre la presión, no es que me guste, pero de cierto modo aprendí a trabajar con ella.A veces el cúmulo de cosas es agotador, pero la presión, si la tomas por el lado positivo, también es un

agente motivador de que tienes que hacer las cosas y cumplir. Mientras estaba en la universidad llegó un momento en que me dije: “ya está bueno, no quiero más”, eso fue en el 2012. Había empezado en el 62 por lo que trabajé 50 años y ahí decidí comenzar a planificar mi retiro. ¿Tienes proyectos a futuro? De momento me han ofrecido en EEUU hacer una clase en una academia muy parecida a lo que hicimos en la universidad aquí. Son alumnos que tienen clases de ballet, danza moderna, jazz, ballroom y les hago una clase de técnica a niños pequeños. ¿Qué te gustaría transmitirle a las nuevas generaciones? Educación, respeto, convicción y que luchen por sus afanes. Que no dejen jamás de lado lo que les gusta, dentro de un marco ético por supuesto. Si te gusta el dibujo, anda por él. Siempre hay algo detrás del simple gusto, aunque sea una intuición, para mí ella es una lectura del futuro. Hay que seguir lo que a través de la intuición te muestra tu gusto. Quizás tú quisiste ser periodista y tus papás que fueras ingeniero, pero eso no ha funcionado nunca. Siendo feliz en lo que haces eres productivo, como bailarín fui exitoso porque me gustaba. ¿Qué sientes cuando miras para atrás? Me siento realizado y cuando veo que a veces pasamos cosas difíciles, le doy un sentido a lo que ocurrió. Siempre pienso: no hay que torcerle la mano al destino, no hay peor error. El destino te va a llevar siempre por el camino correcto.


hitos Nuevas actividades de la Asociación Chilena de Coaching (ACC) 27 de agosto Roberto Páez 24 de septiembre Joao Cortez-José Miguel Griffero Este 2014 la ACC tendrá novedades en sus charlas internacionales, complementando las exposiciones de expertos en la Academia Inpact con encuentros y conversaciones en profundidad con coaches internacionales que compartirán sus experiencias con el público en la modalidad “Entre Vistas”. El primer coach invitado será Roberto Páez. Hay cupos limitados. Joao Cortez visitará nuevamente Chile en septiembre de este año para entregar una charla sobre sus experiencias en coaching. También el ex alumno de la Academia Inpact, José Miguel Griffero, expondrá una charla sobre coaching para gerentes de Recursos Humanos.


Workshops Academia Inpact: jornadas de trabajo y aprendizaje 27 y 28 de agosto Roberto Páez. “Procesos humanos para la calidad”. La satisfacción de los clientes internos y externos es el reflejo de cómo la organización gestiona sus procesos humanos para la calidad. El objetivo de este workshop es que los participantes aprendan una metodología eficaz sobre cómo llevar calidad a sus organizaciones, entendiéndola como un componente estratégico de ella y que impacta directamente en su imagen corporativa. 25 y 26 de septiembre Joao Cortez. “Vendedor del futuro”. Workshop encargado de abordar las tres principales áreas que influyen en un proceso exitoso de venta: marketing, autoconocimiento y técnicas de ventas como mejor forma de convertirse en un aliado para el cliente. Su objetivo es enseñar a los participantes a aplicar herramientas de coaching en el proceso de ventas que les permitirán ser percibidos como un aliado por el cliente y como un consultor que le puede ayudar a resolver sus necesidades. *Más información de cursos, horarios y actividades en www.academiainpact.cl

Webinars de Human Coaching Network (HCN) 1 de agosto Francis Bell 13 de agosto Jorgen Svenstrup 10 de septiembre Sandra Martinhago Durante este año, los expertos internacionales de HCN realizarán charlas online sobre sus experiencias en coaching y desarrollo personal, las que puedes ir siguiendo a través de la página de HCN en www.humancoachingnetwork.net


Entrevista a Lorena Gaytán

por Francisca Quezada / ph. Ivo Oliva

Lorena Gaytán es mexicana, psicóloga y experta en Hipnosis Clínica. Como una forma de ampliar sus conocimientos y perfeccionarse, en marzo se certificó como Coach Neurolingüístico en la Academia Inpact. Desde México conversó con Icimag sobre cómo se fue interesando por ambas herramientas y la experiencia que ha compartido con sus pacientes.


¿Cómo y por qué empezó tu interés por el coaching?

¿Sabías algo del tema?

Bueno tal vez con sesiones de coaching de forma inconsciente. Alguien me explicó un día que las cosas llegan a tu vida cuando decides tomar un camino y que durante el trayecto -que en teoría es recto, porque tienes una meta fija- puede que haya algunas líneas divergentes las cuales te hacen cambiar el rumbo. Puedes cambiar de ideas y tal vez haya más líneas divergentes. No lo sabemos, lo único claro es que seguimos avanzando hacia donde queremos llegar.

No sabía nada, para mí todo era psicoterapia, pero cuando hice mi certificación me di cuenta de que las diferencias son enormes y que hay infinidad de caminos para llegar a un objetivo, no solo uno. Además el hacer trabajo de coach es solo de acompañamiento al ritmo y espacio del coachee con metas preestablecidas por él mismo o por requerimiento de su empresa y es aquí donde se crea el desarrollo de un balance perfecto entre ambas partes, entre coach y coachee, para llevar a cabo un proceso de coaching.

Yo creo en esta teoría, ya que cuando me inicié en el mundo del coaching y de la Hipnosis sucedió de esa forma. Tenía algunos proyectos que durante el trayecto he ido cambiando poco a poco por emprender nuevas cosas. En el caso del coaching yo no sabía lo que era, hasta que uno de mis maestros Paul Anwandter, al cual conocí por medio de la Hipnosis me dijo: ¿Lorena has pensado en certificarte como coach? y le dije no. Él me dijo: “deberías”…

¿Y cómo comenzaste con Hipnosis? Es algo tan natural. Creo que lo descubrí desde niña, pero no sabía lo que era. Recuerdo que jugaba a sentir -por ejemplouna especie de magnetismo al tener juntas las palmas de mis manos y me encantaba, era algo que me relajaba. Después con los años y cuando comencé con la Hipnosis me di cuenta de


que la llamada “manos magnéticas” era una de las técnicas más comunes. Mi primera experiencia con la Hipnosis fue como paciente y cuando noté los cambios que se producían me fasciné, después comencé con las certificaciones y lo mejor, o la cereza del pastel como decimos en México, es cuando ya tienes a tu paciente frente a ti y ver cómo cambia desde la primera sesión. Es fascinante y me apasiona. Y es aquí donde está la diferencia, ya que en terapia el que pone los objetivos para trabajar es el terapeuta y no el paciente. ¿Qué tipo de ventajas le ves a este tipo de herramientas? En cuanto a coaching, el desarrollo del potencial que tenemos todos (as), segundo, el desarrollo de habilidades para afrontar situaciones en un futuro, habilidades en el aspecto cognitivo, ya que todo lo que hacemos en nuestra vida es en base al aprendizaje temprano que tuvimos: desde que nacemos cuando nuestros padres nos cuidan, ahí comenzamos a aprender. Después vamos integrando otros contextos como la escuela etc. y en base a ello es cómo actuamos. En este caso al momento de tener sesiones de coaching podemos lograr un cambio en nuestra forma de aprendizaje. Tal vez esta nueva forma de ver lo aprendido con anterioridad sea más estratégica, quitando limitaciones, lo cual vuelve al coachee más proactivo y esto a su vez influye a alcanzar sus metas y objetivos establecidos. En cuanto a la Hipnosis, está más centrada en la terapia psicológica,

lo cual te ayuda a desarrollar herramientas emocionales y reestructuraciones psicológicas, haciendo consciente lo inconsciente. Por ejemplo: cualquier evento del pasado que te esté impidiendo estar bien en este momento no cambiará, ya que sí sucedió, pero la percepción del mismo es la que cambia, lo cual produce una mejora. Esto en situaciones que son tan comunes terapéuticamente hablando como es la depresión. ¿Cómo definirías la Hipnosis? Es un estado alterado de conciencia, otros dicen que es un estado concentrado de atención, definición que se me hace muy atinada, ya que todo el tiempo estás focalizado en algo. No descarto que sea también un estado natural de las personas, ya que muchas veces durante el día estamos en un trance. Es como estar enamorado de tu novio y para cuando te acuerdas no viste nada. Por ejemplo no viste que era agresivo, no viste que era alcohólico, no viste… no viste y te casaste con él. ¿Cómo ves el desarrollo de herramientas como el coaching, la Hipnosis Clínica y el desarrollo personal en México? Bueno, México es un país joven, el cual está en desarrollo. Cada día tenemos más necesidades tanto a nivel ejecutivo, empresarial y personal. En la actualidad para el coaching tenemos mucho campo de acción, ya que aunque hace dos o tres años las empresas tenían miedo de invertir por la inseguridad que


predominaba, hoy en día todo está resurgiendo lo cual habla de más campo de trabajo para un coach. En cuanto a la Hipnosis hay un fenómeno extraño. Siento que ahora es cuando está tomando fuerza en México, por la forma natural de resolver las situaciones. Muchas veces suena algo esóterico, pero tiene bases científicas de cómo y por qué funciona basada en las Neurociencias. ¿Nos podrías contar un poco más de la Sociedad Internacional de Hipnosis que nos comentaste en la graduación de Inpact? La INSOHI es un proyecto que comenzó con un simple comentario entre colegas de Hipnosis, entre ellos Paul Anwandter, Ricardo Figueroa y yo que somos un muy buen equipo cuando coincidimos, ya que todos vivimos en diferentes ciudades e incluso países. El principal objetivo del proyecto es el establecer la INSOHI como una sociedad sin fines de lucro la cual reunirá a grupo de docentes y profesionales de la salud, para el desarrollo de la Hipnosis Clínica Ericksoniana. La idea es generar espacios


a nivel global, promoviendo y fomentando la práctica de la hipnoterapia en base a charlas, cumbres virtuales y congresos online y presenciales. Nuestro primer evento se realizará en octubre próximo. Será online, gratuito para todo el público para conocer más acerca de la Hipnosis y romper con esos mitos que aún existen hoy en día. Según conversamos, la idea es poder trabajar con la misma calidad de la certificación de coaching Neurolinguístico en Monterrey, ¿es así? Sí, estoy muy contenta con este proyecto de la certificación, definitivamente la idea no es tanto replicar sino trabajar con lineamientos preestablecidos por el método ICI, para tener el mismo impacto en el público mexicano con los altos estándares de calidad. Entiendo que tienes la empresa Access Blu que nació hace algunos meses, ¿nos podrías contar un poco de su tarea? Partiendo de la premisa de que nuestro cliente tiene la experiencia, buscamos nuevas estrategias para cubrir sus

necesidades, dando así el servicio en las áreas que se requiera, ofreciendo servicios tanto a nivel ejecutivo, empresarial. En cuanto a Hipnosis es capacitar a profesionales al servicio de la salud que estén interesados en este ámbito. Así como brindar terapias a personas que lo soliciten. ¿Cuáles son las proyecciones para este año con Access Blu y para ti como coach? El proyecto de Access Blu durante el 2014 es el posicionarla como prestadora de servicios de coaching a nivel local y nacional, incluso internacional, así como generadora de cursos con los mejores coaches de América Latina y el seguir afianzando las alianzas internacionales con empresas de alto renombre. Para mí, como coach, es seguir prestando servicios de coaching. Esto no termina aquí, ya que también hay una continua capacitación con nuevos maestros, porque el ser humano siempre tiene un constante cambio y sirve para no limitarme al momento de dar un servicio, porque todos somos diferentes. El servicio es personalizado de acuerdo a las necesidades de cada cliente, lo cual implica un gran reto de capacidad para tener éxito en los proyectos que te presenten.


Suscríbete Gratis a Icimag, recibe en tu correo nuestra revista digital

COACHING TOUR

2013

matias bize

cineasta

22

23

Entrevista

Otto Laske “Veo al coaching como un intento de llevar a las personas a un nivel más alto de pensamiento”

Revista BIMENSUAL

edicion diciembre-marzo

edición Marzo-junio

con más de 21.000 lectores suscritos nacionales e internacionales


G

IN H C A O C DE l a it ig d A T REVIS

¡Suscríbete!

www.icimag.cl


Estantería de libros Título: Reencuentro con la esencia Autor: Pilar Ocampo Editorial: Cuatro Vientos Cada persona que aparece en nuestro camino es un maestro que nos ayuda a ser mejores seres humanos. Aquellos que nos lastiman nos dan la oportunidad de aprender a perdonar, a marcar límites y ser fuertes, mientras que aquellos que nos apoyan nos enseñan a ser compasivos, pacientes y tolerantes. Fuente: Casa del Libro (http://www.casadellibro.com)


regálate un libro Título: Autohipnosis, entrene su mente Autor: Paul Anwandter Editorial: Ril Editores Fuente: http://paul-anwandter.com/libros/

Título: La música para Clara Autor: Elizabeth Subercaseaux Editorial: Sudamérica La emocionante novela de la relación entre la pianista europea más importante de su época, Clara Wieck, y Robert Schumann, el genial compositor alemán. Desde su primer encuentro, cuando Clara tenía catorce años y Robert era un joven de veintitrés, este brillante y ambicioso relato situado en el siglo XIX retrata los obstáculos que tuvieron que sortear dos personas que se amaron profundamente contra la voluntad del padre de ella y que experimentaron la grandeza del arte, con todas sus consecuencias y peligros. En la vorágine de unas vidas sobresalientes, ambos viajaron por Europa hasta la Rusia de los zares, conocieron a las figuras más insignes de la época como a

los músicos Mendelssohn, Chopin, Paganini e, íntimamente, a Johannes Brahms, reflexionaron sobre su tiempo y encarnaron, a fin de cuentas, la revolución del Romanticismo. El amor, el arte, la genialidad y la locura atraviesan esta narración escrita por Elizabeth Subercaseaux tataranieta directa de los Schumann, tras una indagación en sus biografías, sus cartas, sus diarios de vida, su música y sus composiciones. Un libro a la altura de la sensibilidad de sus protagonistas. Esta es una de las novelas más audaces, luminosas y emotivas escritas en los últimos años. Y no solo eso, porque también evoca una aventura espiritual incomparable, en la que participamos como en un hechizo gracias a la depurada y lírica prosa de la novelista. Fuente: Feria Chilena del Libro


Revista Icimag Edición Nº 25 Agosto 2014 - Septiembre 2014 Comité Editorial Paul Anwandter Rosa del Corral Jessica Bulos Directora Rosa del Corral Editora Francisca Quezada Fotografía Alejandro Gallardo Ivo Oliva Dirección de Arte Agencia CHAN! Diseño y Diagramación Francisca Martin Representante Legal Paul Anwandter Institución Editora Inpact S.A. José Manuel Infante 85 Providencia, Santiago de Chile En esta edición colaboraron: Rosa Anwandter

REVISTA INTERNACIONAL DE COACHING, PNL E HIPNOSIS

Feedback Si usted quiere hacer comentarios, sugerencias, críticas, plantear dudas o enviar una colaboración, por favor, escriba a webmaster@icimag.cl www.icimag.cl

ICIMAG 25. Coaching, PNL, Hipnosis  

Revista bimensual de Coaching, Programación Neurolingüística PNL e Hipnosis.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you