Page 1

P 01 Portada_P 01 13/04/2018 12:14 Página 1

Tú puedes hacerlo posible

HOAC.es • Nº 186 • mayo 2018 • III Época • 0,80€

Sara Alcaide y Pedro Grande, militantes de la HOAC

#SINTrabajoDecente E

l empleo generado por la recuperación económica es, en la mayoría de los casos, temporal, parcial, con bajos salarios y precarios, además de insufiasí lo ciente para recuperar el nivel de ocupación anterior a la crisis. El trabajo, reducido a mercancía al servicio del capital, deja a las personas en una peligrosa situación de vulnerabilidad y exclusión social. Detrás de las estadísticas hay dramáticas historias personales de frustración y desesperanza, que debemos atender. Los obispos españoles nos han recordado que «la política más eficaz para lograr la integración y la cohesión social es, ciertamente, la creación de empleo. Pero, para que el trabajo sirva para realizar a la persona, además de satisfacer sus necesidades básicas, ha de ser un trabajo digno y estable» (Iglesia, servidora de los pobres). De ahí que Cáritas, Conferencia Española de Religiosos (CONFER), Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), Justicia y Paz, Ju-

ventud Estudiante Católica (JEC) y Juventud Obrera Cristiana (JOC) lleven ya cuatro años impulsando la vemos iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente (ITD) para unir sus fuerzas en la demanda y promoción del empleo digno. En este 1º de Mayo, fiesta de los trabajadores y de San José obrero, no quieren conformarse con celebrar el sentido creador del trabajo, clave para el desarrollo humano, integral y solidario, y denunciar la falta del trabajo decente, sino que también hacen un llamamiento a cuestionar nuestros estilos de vida a la luz del ejemplo de Jesús de Nazaret, a crear nuevos mecanismos y relaciones humanas que posibiliten una vida y un trabajo digno para todos. Así mismo, invita a sumarse a las vigilias convocadas y a las actividades de las organizaciones sindicales que persiguen promover el trabajo decente acorde con la dignidad de toda persona y de todas las personas.


P 02_P 02 16/04/2018 10:00 Página 1

con Dios en la vida obrera

la calle

El grano de trigo... muerte para la Vida Sí, os lo aseguro, si el grano de trigo cae en tierra fértil y no muere, queda infecundo; en cambio, si muere da fruto abundante» (Jn 12, 24). Ella tiene esa profunda esperanza y esa dolorosa experiencia. Porque el amor en mayúsculas también duele. La fe en Jesús la hace levantar cabeza. Afrontar su nueva vida sin él, que ya disfruta de la Vida Nueva. ¡Cuántos cambios de pronto! Inesperados. Anticipados. Su presencia ausente, sus hijas, su equipo de HOAC, toda su familia, los brazos amorosos del Espíritu la hacen seguir caminando. La oración es su refugio, pero no para apartarse del mundo sino para seguir siendo grano de trigo que muere, día a día, para dar vida. Esa es su vivencia y el testimonio de tantos hombres y mujeres a su alrededor que se han entregado sin red en la lucha por la justicia. Ella les pone rostro, especialmente uno. Ha sido la suya, una vida compartida codo con codo de compromiso cristiano en el mundo obrero. Maestra de la vida. Ahora también, en su debilidad y fuerza, está siendo maestra para afrontar con sentido la muerte. Agarrada con dos manos al Dios de la Resurrección levanta su mirada para seguir sembrándolo entre el mundo del trabajo. Mujer valiente. Con su oración emocionada y enamorada hace que todos los días sean «día del Señor», domingo. Teresa Jiménez Zamorano Mayo 2018. Día de la HOAC

Durante el mes de mayo se realiza esta jornada de celebración, festiva y reivindicativa para compartir con todos los amigos y amigas de la HOAC ¿Qué respuestas son necesarias ante la falta de trabajo decente?

Infórmate de las convocatorias diocesanas en www.hoac.es

2

Crear empleo y conciencia a través del reciclaje ÿEn lo más duro de la crisis, tras una reflexión en la parroquia, decidimos que teníamos que hacer algoŸ. Así explica Marcela Balguerias, el origen de la asociación ÿOtro mundo es necesarioŸ, que persigue generar empleo digno, cuidar el entorno y promover estilos de vida responsables. cinco matrimonios de la parroquia de San Alfonso María de Ligorio, del madrileño barrio de Aluche, «se nos ocurrió poner en marcha un proyecto productivo que pudiera generar empleo. Poder sacar adelante a la familia con el propio esfuerzo y el trabajo nos parecía que era lo más digno». Tras estudiar varias ideas, decidieron apostar en un primer momento por el reciclaje. Como en la parroquia, ya venían recogiendo tapones de plástico empezaron por ahí. Invirtieron tiempo y dinero. Pronto se dieron cuenta de que con los tapones no llegaban. Consiguieron socios dispuestos a contribuir con aportaciones mensuales, empezaron a recoger también latas y papel, alquilaron un local, hasta que pudieron realizar un contrato de trabajo a media jornada a una persona inmigrante, con cargas familiares, que se planteaba regresar a su país. La venta de materia prima no da suficiente margen por ganancia, a pesar de que cada vez más personas se iban implicando en la iniciativa. Así que tras dejar las latas, empezaron a sistematizar la recogida de papel y la destrucción certificada de documentos y a buscar más productos que reciclar y reutilizar. Ahora también reciben ordenadores, móviles y aparatos electrónicos y con la cantidad de libros recuperados han montado una librería de segunda mano y van también a mercadillos a venderlos,

A

con cuyas ganancias aspiran a generar más puestos de trabajo. La reutilización es más ecológica y rentable. «Hemos ido constatando y verbalizando la repercusión a medida que nos pedían más información, que dábamos charlas… Hemos ido creciendo y mejorando poco a poco», reconoce Marcela. En la actualidad, además de la decena de socios que donan su dinero, hay cerca de 20 voluntarios que se encargan de hacer turnos de recogida y tratamiento, más otro puñado de personas y empresas que donan sus conocimientos y trabajo, y miles de voluntarios anónimos que aportan materiales. «Hemos descubierto que el proyecto tiene tres patas, todas igual de importantes: el empleo autosostenible, el cuidado del medioambiente y la promoción de la responsabilidad personal y comunitaria», afirma Marcela. Cuentan con 150 puntos de recogidas, un nuevo local de referencia en el barrio y un grupo de personas que hacen que ese otro mundo necesario, se haga realidad. Sin olvidar, lo que ha supuesto para la persona empleada tener un trabajo. La asociación hace cierto lo que dice el papa Francisco: «Si logro ayudar a una sola persona a vivir mejor, eso ya justifica la entrega de mi vida». José Luis Palacios @jlpalas www.otromundoesnecesario.org


P 03_P 03 13/04/2018 12:15 Página 1

política en zapatillas

Masculinismo legra ver como el tesón de muchas mujeres va haciendo posible que tomemos conciencia de la gran injusticia que llevan padeciendo desde tiempo inmemorial. Entristece que el modelo de realización que se construye sea la igualdad con el hombre, no porque no sea justo, necesario y urgente eliminar todas la brechas que existen entre mujeres y hombres, lo que nos preocupa es que se trate de reproducir en la mujer el modelo de realización del hombre. Hemos oído que existe una «peculiaridad femenina» en el desempeño de cargos de responsabilidad. Cuesta verlo en el hacer de Ángela Merkel, Susana Díaz, Cospedal, Soraya, Colau o Carmena. Sí apreciamos peculiaridades ideológicas y personales, pero no femeninas, y creemos que las hay. Creemos

A

cultura

que hay una manera femenina de entender la economía, la política, las relaciones humanas y todo cuanto hace posible que la vida humana sea cada vez más humana. No existe el término «masculinismo», pero con él queremos expresar la necesidad de aprovechar la oportunidad que han creado las mujeres para buscar

junto con ellas nuestra propia identidad. ¿Qué nos ha pasado para que durante siglos nos haya parecido natural la opresión de otras personas por el hecho de ser mujeres? ¿Dónde ha quedado el amor a la libertad, la dignidad, la justicia que nos hace humanos? ¿Cómo hemos aceptado que la compasión, la ternura, la tolerancia, el cuidado y el afecto nos hace débiles? Mujeres y hombres hemos sido modelados por un sistema que nos necesita a su imagen y semejanza, lo mismo que necesita y crea pobres y ricos. La solución para los pobres no es hacerse ricos, sino que unos nos hagamos cargo de los otros, que nos hagamos humanos. Con la mujer y el hombre pasa lo mismo, fracasaremos si las mujeres acaban donde los hombres estamos. A.A. Maestre

Familias trabajadoras

ivimos en una sociedad marcada por el dominio de lidad, porque se ven deterioradas por la exclusión del emuna economía sin rostro humano que descarta per- pleo o por su extrema precarización, por la falta de los resonas porque descarta lo humano. En la práctica, lo cursos mínimos imprescindibles, por la falta de una adeprimero no es la persona, es la rentabilidad. Una de las víc- cuada protección social… Por eso es tan importante la perspectiva familiar en la lucha por los derechos, reivinditimas de esta monstruosidad son las familias trabajadoras. car con fuerza los derechos familiares El mundo obrero siempre ha luchado de las personas y los derechos sociales por hacer posible la vida familiar como de las familias, para que sea posible esa un bien precioso (con horarios laboraLa familia es una realidad tan esencial para el cuidado de les que permitan la vida, con salarios necesidad básica para que posibiliten la vida de la familia, con la vida. Pero tan importante como ello la necesaria estabilidad laboral, con es construir, desde el protagonismo de la vida de las prestaciones sociales que protejan a las las familias trabajadoras, experiencias personas y para una familias, con acceso a los servicios púconcretas de solidaridad entre familias, sociedad justa y blicos necesarios…) y ha valorado mude apoyo mutuo para combatir la soledad en que muchas familias viven su dicho la solidaridad en las familias y enhumana fícil situación, para salir adelante juntre las familias. Hoy ambas cosas son tos. más necesarias que nunca. Y, como en todo, avanzaremos en afirLa familia es una necesidad básica para la vida de las personas y para una sociedad justa y hu- mar en la práctica el papel esencial de las familias si cenmana. Las personas necesitamos un ambiente familiar en tramos nuestra mirada y atención en las familias más emel que se nos ame y cuide; y, también, amar y cuidar. Hoy pobrecidas, excluidas. Ellas deben ser lo primero. muchas familias trabajadoras no pueden alcanzar esa reaFrancisco Porcar

V

Revista

#tantoxtanpoco

Una mirada cristiana del trabajo humano y del bien común Envía SUSCRIPCIÓN al 629 862 283 También disponible en www.edicioneshoac.es Suscripción por 0,15 € al día

3


P 04-05_Economía par 13/04/2018 12:15 Página 4

la ventana del mes

Tú puedes hacerlo posible Después de dos años de movilización a favor del trabajo decente, la HOAC continúa desarrollando la campaña ÿTrabajo digno para una sociedad decenteŸ. En este periodo se da un paso más, para favorecer cómo hacer real y tangible este anhelo compartido y sumar las voluntades y los compromisos necesario para lograrlo. n esta etapa, la campaña se sitúa en el plano del actuar con una interpelación clara: «Tú puedes hacerlo posible». De este modo, el Día de la HOAC servirá para lanzar este mensaje y propiciar el encuentro con cuantas personas y entidades se sientan llamadas a compartir este camino con los y las militantes, simpatizantes y muy especialmente con las organizaciones integrantes de la iniciativa «Iglesia por el trabajo decente». El Día de la HOAC se celebra en cada diócesis en el mes de mayo a partir del día 5 durante todo el mes, y con el formato que cada una de ellas decida, según sus prioridades y circunstancias. Son uno o varios días llenos de actividad: celebraciones, charlas, debates, gestos o concentraciones, que pretenden promover el respeto al trabajo humano y también para emprender aquellas acciones personales y comunitarias orientadas a reconocer las ocupaciones a la altura de la dignidad de la persona. Ya en la XIII Asamblea General de la HOAC, celebrada en 2015, concretó poner en marcha la campaña «Trabajo digno para una sociedad decente» que abarcó el bienio 2016-2017. Entonces, la finalidad no era otra

E

4

La campaña del Día de la HOAC 2018 se sitúa en el plano del actuar con una interpelación clara: «Tú puedes hacerlo posible» que defender la debida importancia que tiene el trabajo digno como asunto vital que es para el mundo obrero y las familias trabajadoras, además de para el conjunto de la sociedad. La respuesta adecuada al empobrecimiento y la deshumanización de la que son víctimas tantas personas y familias y el mejor camino para lograr que puedan llevar una vida en condiciones

realmente humanas pasan por el trabajo decente. En ese mismo periodo se promovió la iniciativa «Iglesia por el trabajo decente». La comisión permanente de la HOAC, como órgano responsable de coordinar y dinamizar la vida de este movimiento especializado de Acción Católica, ha puesto a disposición de sus organizaciones diocesanas el material

preciso para llevar su pensamiento y propuestas al mayor número posible de personas y comunidades. La nueva etapa de la campaña «Tú puedes hacerlo posible. Trabajo digno para una sociedad decente» insiste en proponer cuatro claves de actuación para hacer realidad este empeño social: acompañar a las personas, contribuir al cambio de mentalidad,


P 04-05_Economía par 13/04/2018 12:15 Página 5

contribuir al cambio de las instituciones y construir alternativas de vida personales y comunitarias. Cada uno de estos aspectos es tratado pedagógicamente en el cuaderno de Ediciones HOAC nº 15 dedicado al día de la organización. El acompañamiento a las personas supone conocer en el sentido amplio del término al otro, compartir y donarse recíprocamente. Es el primer paso, para aspirar a un cambio que haga de las necesidades humanas de las personas el centro de todas las preocupaciones. Pero no habrá cambio cultural sin soñar esperanzados con la utopía y sin poner en práctica una serie de virtudes individuales, sociales e institucionales. Para transformar las instituciones, como conjunto de normas, procesos de toma de decisiones, costumbres y realizaciones sociales, especialmente las que más incidencia tienen en la sociedad (partidos, sindicatos, movimientos sociales y administraciones) es necesario recuperar la fraternidad al servicio de las personas empobrecidas, la justicia en la racionalidad y protocolos de las administraciones y la corresponsabilidad especialmente hacia los que menos oportunidades tienen en la política. Los compromisos y proyectos alternativos que mejor responden a la tarea de humanizar el trabajo y las relaciones sociales tienen que ver con la defensa sindical de los trabajadores más precarios, con la colaboración entre las pequeñas y medianas empresas y con nuevas pautas, más conscientes, de consumo. La lucha por un trabajo decente no se limita a reivindi-

La lucha por un trabajo decente no se limita a reivindicar mejoras de las condiciones de trabajo sino que requiere de una reconstrucción del ser humano, del sentido de su existencia y del trabajo humano car mejoras de las condiciones de trabajo sino que requiere de una reconstrucción del ser humano, del sentido de su existencia y del trabajo humano, de las relaciones sociales y humanas, de la moral y la ética necesarias para que el bien ser sustituya al bien estar como proyecto de realización humana, de la política, el sindicalismo, la economía y la empresa. Objetivos difíciles de alcanzar sin el concurso de cada vez más voluntades convocadas por el anhelo compartido de un trabajo digno para todas las personas, especialmente las más vulnerables. Los propios obispos españoles ya lo han dicho, en su documento Iglesia, servidora de los pobres: «la política económica debe estar al servicio del trabajo digno. Es imprescindible la colaboración de todos, especialmente

de empresarios, sindicatos y políticos, para generar ese empleo digno y estable, y contribuir con él al desarrollo de las personas y de la sociedad. Es una destacada forma de caridad y justicia social».

Sumando fuerzas por un trabajo decente Las entidades de Iglesia por el Trabajo Decente (ITD) unen sus voces y sus fuerzas, por primera vez, en la celebración del 1º de Mayo para denunciar el «injusto marco laboral y social» actual de nuestro país y «la falta del trabajo decente para todas y todos en nuestra sociedad». Proponen situar a la persona en el centro de la vida política, de las relaciones laborales y del trabajo; proteger el derecho al trabajo decente para posibilitar el desarrollo integral; garantizar la igual-

dad para todos los hombres y todas las mujeres; reconocer el trabajo reproductivo y aquellos trabajos de cuidados que posibilitan y sostienen la vida; asegurar condiciones laborales que no atenten contra la integridad física y psíquica de la persona; ejercer la libertad en la empresa para expresar opiniones, organizarse colectivamente y participar en las decisiones; favorecer la conciliación real laboral y familiar; y garantizar el acceso a los derechos esenciales para una vida digna, sin supeditarlos a tener o no un trabajo. En definitiva, comprender y regular el trabajo para que permita desarrollar nuestra vocación y aportar nuestros dones a la construcción de la sociedad desde el bien común. José Luis Palacios @jlpalas

5


P 06_P 06 16/04/2018 10:11 Página 1

¿quién es?

Por Celia Naharro

Dos militantes de la HOAC, una de Valencia y otro de Madrid, nos relatan su experiencia de colaboración con sus sindicatos.

«El equipo me centra en mi realidad» Sara Alcaide tiene 42 años, es psicóloga y trabaja como monitora en un centro ocupacional, con personas adultas con diversidad funcional. Vive en Xirivella (Valencia) y su equipo de la HOAC, en el que es la responsable de Representación, se llama Las Otras Supernenas.

Militaste en la JOC, ¿qué te llevó a iniciarte en la HOAC tras esta etapa? La JOC fue muy importante en mi vida, llevándome a la acción social y personal. Me posicionó como protagonista de mi vida, de mi historia, y a pasarla por el Evangelio. Quería dar continuidad a mi militancia cristiana y la HOAC daba respuesta a este proyecto. El proceso lo hice en comunión con mis compañeras de la JOC Patri y Tere. Fue muy enriquecedor y hoy continuamos en el equipo. ¿Qué supone para ti tener un equipo de vida? Para mí el equipo es necesario. Supone un anclaje a la realidad desde la mirada de Jesús. Me cuestiona y me centra en mi realidad. Pero lo que más me supone es un respiro dentro de mi acción, un soplo lleno de espiritualidad que la dota de sentido. Has sido muchos años delegada sindical de CCOO, ¿qué destacarías de esta experiencia? El aprendizaje. Sobre todo he tenido que aprender a «representar» a mis compañeras/os, a dinamizar y dar conciencia de clase trabajadora a un sector de servicios como el nuestro. También destaco el acompañamiento activo de personas liberadas desde el sindicato, que han

6

supuesto un gran apoyo y guía en la lucha por nuestros derechos. ¿Qué otros compromisos estás desarrollando en la actualidad? Participo en la Plataforma en Defensa de los Servicios Públicos de Xirivella, que se gestó en la etapa de recortes sociales. Esta plataforma ha ido evolucionando y en la actualidad estamos en un proceso de reflexión. También hago presencia como HOAC en la coordinadora de Dones de Xirivella y en la parroquia del barrio.

«La HOAC es un medio maravilloso» En el madrileño y popular barrio de Carabanchel vive Pedro Grande, de 47 años, militante de la HOAC desde 2009 y trabajador de una gran empresa del sector de telecomunicaciones. Junto a su mujer, con la que tiene dos hijas de 13 y 11 años, forma parte del equipo San Isidro-Carabanchel.

¿Cuándo decidiste formar parte de la HOAC y por qué? Conocía la HOAC porque en mi parroquia había un par de militantes que eran catequistas de jóvenes (yo también lo era en aquella época). Unos años después, otros amigos de la parroquia se decidieron a comenzar la iniciación pero el equipo se desarmó y se quedaron solos. Nos invitaron a unirnos y poco a poco fuimos avanzando en el proceso, coincidiendo con embarazos y nacimientos de nuestros hijos, lo que hizo que se alargase bastante esta etapa. Descubrí que la HOAC es un medio maravilloso que la Iglesia me regalaba para crecer como militante cristiano y gracias a eso fui creciendo también en conciencia del mundo obrero. ¿Qué es para ti lo más importante de la vivencia militante? El crecimiento en coherencia, el deseo de vivir en clave de Jesús que vamos trabajando a lo largo de los planes de formación. ¿Qué opinas de la formación en la HOAC? Creo que es un regalo que se nos hace, un camino de crecimiento en conciencia y vida, descubriendo lo más auténtico y profundo de

nuestra humanidad que se refleja y se confronta en los otros, empezando en el equipo y cogiendo fuerza en nuestro mundo del trabajo. ¿Qué te ha aportado tu implicación en el sindicato? Me ha aportado otro punto de vista de mi trabajo. En mi sector el nivel de movilización es bajísimo, con un número escaso de trabajadores muy privilegiados y un número mucho mayor que tiene condiciones precarias de temporalidad y subcontratación. Gracias al trabajo sindical puedo colaborar a que todos nos preocupemos por igualar las condiciones hacia arriba, luchando por el bien del colectivo, aunque no es nada sencillo.


P 07_P 07 13/04/2018 12:19 Página 1

¿sabías que...?

la mirada justa

Construyamos familias más auténticas s interesante comprobar que los españoles muestran una gran valoración de la familia. Es la institución más apreciada en las encuestas. Y esto a pesar de las familias desestructuradas, o con problemas económicos y de paro, o con problemas internos… La verdad es que todo o casi todo lo recibimos de otros para poder construir nuestras vidas. El recibir beneficioso de los demás se ve claro en la familia: la vida, el amor y el cariño, la mutua atención y acogida, el respeto, el perdón, una educación, la fe, la ayuda por lo que eres, no por lo que tienes… En una generalidad de las familias, todo se hace gratuitamente, de forma desinteresada, porque normalmente predomina el amor. A partir de estas vivencias, los hijos pueden construir sus vidas, volar en la vida como quieran o puedan. Por eso, la enseñanza social de la Iglesia considera a la familia como la primera sociedad integral y la más importante, como fundamento y semilla de la sociedad, como lugar básico de la integración humana. Las familias desarrollan unas funciones que son vitales para la vida de sus miembros y para la construcción de la sociedad. Hay que pedir y exigir que el mundo social, político y económico-laboral favorezca más a la familia para que pue-

E

E

da cumplir dignamente con su misión. Ya sabemos todos cómo el paro, las condiciones laborales, los bajos salarios influyen negativamente en el desarrollo de la vida familiar. Aquí hay que estar con el mazo dando. Hay que ir logrando que las familias, como comunidad de personas al servicio de la vida, sean y estén comprometidas y abiertas a las situaciones, aspiraciones y problemas de la sociedad. Vencer que la cultura, es decir, la manera de pensar, sentir y actuar del sistema socioeconómico de hoy, nos inutilice. Nos quiere llevar al individualismo, al consumismo, a mirar solo por nosotros mismos… Así se pierde la sensibilidad por la justicia social, por la solidaridad, por la igualdad… Hay que ir logrando que las familias dialoguen sobre su misión, sobre la educación y el cuidado de sus miembros, los estilos de vida que se quieren tener, sobre el cuidado y la formación de la fe si son familias cristianas. Hay que vivir y presentar experiencias de vida familiar que hagan visible que se puede vivir de otra manera en un mundo con tantas injusticias y empobrecimiento. Todo esto ya está en marcha. Toda la sociedad y, sobre todo, los pobres saldrán ganando.

l año pasado terminó con 3.766.700 personas en paro, con una tasa de paro del 16,5% de la población activa. Aunque se creó medio millón de empleo, todavía faltan 1,75 millones de empleos para recuperar el número de puestos de trabajo de 2007. asi el 28% de los contratos son temporales y más de la mitad de los contratos a tiempo parcial son involuntarios (EPA 2017). a pobreza laboral afecta a casi 13 millones de personas. El porcentaje de trabajadores pobres de 18 a 24 años ha pasado del 7% en 2007 al 21% de 2014 (Informe sobre emancipación juvenil en España 2016). os accidentes en jornada de trabajo fueron 503.749 en 2017, un 4,9% más que el año anterior). De ellos fueron siniestros mortales 484 (+1,7%) (Avance estadístico del Ministerio de Empleo y Seguridad Social 2017). l 51,3% de los asalariados no tiene representante sindical en la empresa (Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo. 6ª EWCS - España 2015). l 33% de los ocupados trabaja en domingo, una o más veces al mes. El 24,6% tiene un horario que no se adapta a sus compromisos familiares y personales (Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo. 6ª EWCS - España 2015).

C L L

E E

Gregorio Burgos

SUSCRIPCIÓN ANUAL «¡TÚ!»

Para envíos al extranjero, contacte con nosotros.

SUSCRIPCIÓN:

Incluye gastos de envío

n 12,00 € Mantenemos los precios en 2018

n 12,00 €

FORMA DE PAGO: n Cheque/ Transferencia n Giro Postal

n Domiciliación bancaria

Nombre . . . . . . . . . . . . . . . . . . Apellidos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Calle/número/piso . . . . . . . . . . . . . . . Localidad y Provincia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Código Postal . . . . . . Teléfono . . . . . . . . . Email . . . . . . . . . . . . . . . . . NIF . . . . . . . . . . .

DOMICILIACIÓN BANCARIA

IBAN

ENTIDAD

OFICINA

TRANSFERENCIA BANCARIA

DC

Nº DE CUENTA

INGRESO o TRANSFERENCIA en cuenta corriente de HOAC: ES57 2038 1109 3660 0081 6261 BANKIA, haciendo constar su nombre en el ingreso y enviando los datos a publicaciones@hoac.es También puedes pagar tu suscripción a través de www.edicioneshoac.es

CLAUSULA DE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES Le informamos que los datos personales facilitados forman parte de un fichero de titularidad de HOAC, debidamente inscrito en la Agencia Española de Protección de Datos. HOAC le garantiza la protección de todos los datos de carácter personal, en cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica de Proección de Datos. Usted podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, enviándonos carta firmada a la C/ Alfonso XI nº 4, 4º, 28014 Madrid o un correo eléctronico a publicaciones@hoac.es, donde consten claramente los datos de contacto junto con fotocopia de su DNI/NIF.

4Autorizo a la HOAC a utilizar mis datos exclusivamente para informarme de sus actividades y campañas. En caso contrario marque la siguiente casilla.. No autorizo a la HOAC a utilizar mis datos con otra finalidad distinta a la relacionada con la suscripción a esta revista.

7


P 08_P 08 13/04/2018 12:19 Página 1

evangelio en la calle

Así va el mundo

Oración y trabajo: Te está cantando el martillo Te está cantando el martillo, y rueda en tu honor la rueda. Puede que la luz no pueda librar del humo su brillo. ¡Qué sudoroso y sencillo te pones a mediodía, Dios en la dura porfía de estar sin pausa creando, y verte necesitando del hombre más cada día!

Quien diga que Dios ha muerto que salga a la luz y vea si el mundo es o no tarea de un Dios que sigue despierto. Ya no es su sitio el desierto ni en la montaña se esconde; decid, si preguntan dónde, que Dios está –sin mortaja– en donde un hombre trabaja y un corazón le responde. Amén.

l querer hablar del trabajo y la oración se han ido mi corazón y mi cabeza, casi sin darme cuenta, a este himno litúrgico tan tradicional y conocido de la Iglesia. Y me dije a mí mismo: qué más y mejor que utilizar esta bella combinación poética, llena de fervor, ternura, teología del trabajo, melodía, imaginación, afán de lucha y todo. Empieza por hacer alabar (cantar) a las mismas herramientas: el martillo, la rueda, su movimiento y el humo. A continuación mezcla con gracejo y soltura el trabajo de Dios y del hombre como si estuvieran en competencia (dura porfía) para hacer creadores a los dos, describiendo a Dios como necesitado del hombre. El sudor está repartido, entroncado, sudado por ambos. ¡Qué dignidad para Dios y para el hombre! Dios Creador y recreador en el ser humano. ¿Cómo se puede afirmar que Dios ha muerto? Él sigue vivo (despierto) en su tarea constructora. Pero, ¿dónde lo encontramos? No en la lejanía (desierto o montaña) sino que su Presencia luminosa ahora se manifiesta (está) en el trabajo de la mujer y del hombre. En ellos se encuentra el Dios Creador del cielo y tierra. Repito: en sus trabajos y corazones está Dios. La conjunción y configuración poética trabajador-Dios, oración-actividad, cielo-tierra, belleza-esfuerzo hace que hasta el martillo, la rueda y el humo sean la luz del Señor. ¡El trabajo como Dios quiere es una grandiosa oración!

A

l Día Internacional de las Familias se celebra cada 15 de mayo, a iniciativa de la Asamblea General de la ONU que así lo estableció en 1993, para reconocer la importancia que la comunidad internacional le confiere, así como para redoblar los esfuerzos por asegurar el bienestar y la dignidad de todos sus miembros. Este año, servirá para demandar políticas que fomenten la educación infantil y la formación continua para niños y jóvenes, además de destacar el papel de quienes se dedican al cuidado de los otros –sean padres, abuelos, hermanos…– y de las buenas prácticas dirigidas a conciliar la vida familiar y laboral.

E

Antonio Hernández-Carrillo Regala libros, regala cultura. Accede al catálogo de Ediciones HOAC y compra online.

Disponibles en formato digital:

www.edicioneshoac.es

186 • mayo 2018

Edita: HOAC • Hermandad Obrera de Acción Católica l Dirección Abraham Canales • @otromundoesposi l Redactor jefe José Luis Palacios • @jlpalas l Maquetación Olga Pardo Contacto publicaciones@hoac.es • Calle Alfonso XI, 4-4º 28014 Madrid • Teléfono 917.014.080 • hoac.es l Depósito legal: M.40919–1996 l Suscripciones www.edicioneshoac.es Impreso en papel couché de 100gr/m2, ecológico, 100% libre de cloro y de otros compuestos sulfurosos. La tirada de este número es de 7.000 ejemplares. Licencia CC 4.0

Tu 186 mayo  

Revista ¡Tú!, sobre el mundo obrero y del trabajo. En el mes de mayo con la etiqueta: #SinTrabajoDecente

Tu 186 mayo  

Revista ¡Tú!, sobre el mundo obrero y del trabajo. En el mes de mayo con la etiqueta: #SinTrabajoDecente

Advertisement