Issuu on Google+

Guillermo Rovirosa: Apóstol de la clase obrera Luchas fructíferas Edita HOAC - Nº 152 - MARZO 2014 - III ª Época - 0,75 € - Suscripción anual: 6 €

«Doblemente pobres son las mujeres que sufren situaciones de exclusión, maltrato y violencia». (Papa Francisco, «Evangelii Gaudium», 212)

Eliminar la doble discriminación así lo vemos

L

os recortes sociales, las reformas laborales, la supresión de ayudas a la dependencia..., han generalizado la precariedad y la flexibilidad, con especial incidencia en las mujeres, doblemente discriminadas tanto en el ámbito doméstico como en el laboral, a pesar de los avances. Además, en una sociedad mercantilizada como la nuestra, el trabajo del hogar y los cuidados para sostener la vida, realizados desde la gratuidad, fundamentalmente por mujeres, no son valorados ni considerados.

En contraste con la lógica actual que domina la vida social, política y cultural, la HOAC aspira a humanizar la sociedad, atendiendo preferentemente al empobrecimiento de millones de hermanos y hermanas nuestros. De ahí que la lucha contra las desigualdades, discriminaciones e injusticias que hoy padecen las mujeres necesiten de cada uno de nosotros y de nosotras. La corresponsabilidad entre ambos sexos es imprescindible y necesaria tanto en la sociedad como en la Iglesia, para mostrar el rostro materno de Dios.


con Dios en la vida obrera

El Dios de las víctimas

E

n la manifestación contra la violencia a las mujeres, Carmen siente la presencia del Dios de las Víctimas. Los carteles que llevan el nombre de las mujeres asesinadas son Evangelio. Evangelio amasado en sus cuerpos y en su sangre. Evangelio que nos recuerda que ni la injusticia, ni la violencia, ni la muerte tienen la última palabra. Carmen mira con esperanza el grupo pequeño de hombres que las acompañan. Ellos y ellas son testigos, aún sin saberlo, del Dios de la Vida. La manifestación continúa con rabia contenida… Y es que la violencia que traiciona el amor y la confianza entre las personas es un contra Dios. Hemos convertido el regalo de la vida humana en un campo de batalla. A pesar de los años, de los resultados de la lucha, del cansancio… Carmen, junto a sus compañeras, sigue empeñada en torcer esta cruda e injusta realidad. Ella también sabe por experiencia de resurrección. Y su cercanía a los familiares, su denuncia de la desigualdad y discriminación de las mujeres, su reivindicación ante las instituciones, su participación en campañas de concienciación…, son retazos de Vida Nueva a la que el Espíritu del Señor la empuja. Teresa Jiménez Zamorano

la calle

Cuando la lucha da fruto «¿De qué sirve tanta manifestación?». Es una pregunta que muchas personas se hacen ante la cantidad de movilizaciones que se convocan diariamente. Incluso hay quien le espeta a los y las participantes: «arrimad el hombro, en vez de protestar por todo».

V

iendo la paralización de la «externalización» de la Sanidad en la comunidad de Madrid; la retirada del plan urbanístico inicial en el barrio de Gamonal en Burgos; la modificación del ajuste de plantilla en los servicios de limpieza del ayuntamiento de la capital; o los 936 desahucios paralizados por la Plataforma de Afectados por las Hipotecas no se puede decir, sin más, que organizarse y protestar no sirva de nada. La gestión política de la crisis se ha encontrado con la contestación (a veces mayor, otras menor) de la calle. Los logros concretos de las movilizaciones, como los antes mencionados, han levantado el ánimo de los manifestantes más perseverantes. El derecho de manifestación y de reunión es un derecho fundamental. Está recogido en el número 20 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y en el 21 de la Constitu-

ción Española. Su ejercicio resulta molesto e incómodo a quienes no comulgan con el propósito de los convocantes. Pero no se puede restringir su ejercicio, sin afectar al pluralismo y la libertad de expresión.

Las manifestaciones son solo la parte más visible, no necesariamente la más importante, de la acción de ciudadanos y ciudadanas que libremente se asocian de manera estable o temporal. Incluso, aunque aparentemente no dé frutos, tiene sus efectos positivos porque vehicula democráticamente el malestar, permite la participación y entrena a la gente en la práctica de la democra-

cia, al tiempo que une a las personas. En ocasiones, hasta se configuran en el primer paso para construir soluciones colectivas. Si los derechos fundamentales se ejercen con responsabilidad, también contribuye a asumir los deberes que llevan aparejados. La gente que se manifiesta, no digamos si además se involucra en la organización, se compromete de algún modo en la búsqueda de la solución al problema identificado, aprende a ceder, a negociar y a dejar a un lado su egoísmo para asumir las necesidades del otro… Entonces, la protesta se convierte en el primer paso para la propuesta constructiva. Después de todo, el ejercicio responsable de un derecho fundamental siempre resulta positivo para la democracia. No olvidemos: «los problemas de la democracia se resuelven con más democracia». Roge Torres

SUSCRIPCIÓN ANUAL «¡TÚ!» Para más de cinco ejemplares al mes, los envíos son gratuitos. Para envíos al extranjero, contacte con nosotros. TIPO DE SUSCRIPCIÓN: ! Real 9,20€

Nombre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Apellidos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

! Apoyo 11,20€

Calle/número/piso . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Localidad y Provincia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Código Postal . . . . . . . . Teléfono . . . . . . . . . . Email . . . . . . . . . . . . . . . . . . . NIF . . . . . . . . . . . .

Incluye gastos de envío.

FORMA DE PAGO: ! Cheque/ Transferencia ! Giro Postal ! Domiciliación bancaria

DOMICILIACIÓN BANCARIA IBAN

ENTIDAD

OFICINA

DC

Nº DE CUENTA

TRANSFERENCIA BANCARIA INGRESO o TRANSFERENCIA en cuenta corriente de HOAC: ES45 2038 1816 2860 00453562 BANKIA, haciendo constar su nombre en el ingreso y enviando los datos a publicaciones@hoac.es

CLAUSULA DE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES Le informamos que los datos personales facilitados forman parte de un fichero de titularidad de HOAC, debidamente inscrito en la Agencia Española de Protección de Datos. HOAC le garantiza la protección de todos los datos de carácter personal, en cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica de Proección de Datos. Usted podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, enviándonos carta firmada a la C/ Alfonso XI nº 4, 4º, 28014 Madrid o un correo eléctronico a publicaciones@hoac.es, donde consten claramente los datos de contacto junto con fotocopia de su DNI/NIF.

" Autorizo a la HOAC a utilizar mis datos

exclusivamente para informarme de sus actividades y campañas. En caso contrario marque la siguiente casilla.. No autorizo a la HOAC a utilizar mis datos con otra finalidad distinta a la relacionada con la suscripción a esta revista.

¡Tú! Coordina: Mª Dolores Medina Edita: Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC). Depósito legal: M.40919–1996. C/ ALFONSO XI, 4, 4º. 28014 MADRID. TFNO. 91 701 40 80 // publicaciones@hoac.es // www.hoac.es/publicaciones/tu


política en zapatillas

Si los odias te han vencido S

on millonarias las personas que tienen más de un millón de dólares. España ha creado 47.000 millonarios en un año, cinco millonarios cada hora. Son pobres severos las personas que viven con menos de 307 euros al mes. En los últimos cinco años España ha creado tres millones de pobres severos, 68 pobres severos cada hora. Un niño de cada tres vive en situación de pobreza. El fraude fiscal nos cuesta cada año 90.000 millones de euros. Las grandes empresas acumulan el 72% de este fraude. Y la corrupción nos cuesta 50.000 millones de euros cada año. Esta brecha, entre creación de ricos y de pobres, nos ha llevado a ser el país que tiene el índice de desigualdad más alto de toda Europa: el 20% de la población más rica concentra siete veces y media más riqueza que el 20% de la población más pobre.

Tres millones y medio de trabajadores llevan parados más de un año, y dos millones, más de dos años. Los jóvenes no tienen futuro, hace unos días me encontré a un antiguo compañero de colegio de mis hijas pidiendo en la puerta de Mercadona.

Los bancos anuncian sin decoro el crecimiento desmesurado de sus beneficios, y grandes multinacionales, como la «chispa de la muerte», anuncian más de mil despidos para aumentar su riqueza aumentando la pobreza de esas familias. Riqueza y pobreza van unidas, una genera a la otra. Los gobiernos se encargan de que se haga de manera ordenada, y son recompensados. No los odies, si los odias te han vencido. Tiemblan porque hay una cosa que no nos pueden quitar: el Amor, el arma que ha vencido a la muerte y la única capaz de luchar para construir justicia. Muéstrales tu amor abrazando la cruz de todos los crucificados en el trabajo, y verás como la justicia restituye el dinero y la vida robados. A.A. Maestre

cultura

Hechos que hablan con elocuencia

H

ay hechos que nos dicen las cosas muy claras. Hechos como los que recoge el informe de Oxfam, «Gobernar para las élites. Secuestro democrático y desigualdad económica», que denuncia el brutal incremento de las desigualdades que se ha producido en el mundo en los últimos 30 años, antes de la crisis y con la crisis: la mitad de la riqueza mundial está en manos del 1% de la población. La riqueza que acumula ese 1% más rico es 65 veces mayor que el total de los recursos de que dispone la mitad más pobre de la población mundial. Solo 85 personas acumulan tanta riqueza como lo que posee la mitad más pobre de la población mundial. En España, donde no para de crecer la desigualdad, las 20 personas más ricas acumulan una fortuna similar a los recursos de que dispone el 20% más pobre de la población. Esta espantosa inmoralidad es el resultado de políticas dirigidas a eso, a que unos pocos se enriquezcan cada vez más. Otro informe, en este caso de la Organización Internacional del Trabajo («Tendencias Mundiales del Empleo 2014»), nos presenta hechos como estos: en 2013 el des-

empleo en el mundo ha seguido creciendo y son ya 202 millones de trabajadores y trabajadoras los que están inscritos en registros oficiales de desempleados; otros 23 millones tampoco tienen empleo, pero ya no están en esos registros porque creen que no les sirve de nada. En el mundo hay 375 millones de trabajadores que viven con menos de 1,25 dólares al día y 839 millones que viven con menos de 2. Este maltrato a los trabajadores es una de las causas fundamentales del empobrecimiento de tantos millones de personas. La indecente acumulación y acaparamiento de riqueza por algunos hace que otros muchos sean empobrecidos. No necesitamos más crecimiento económico como éste, en el que a los pobres solo les quedan las migajas y que atropella a las personas y a la naturaleza. Necesitamos crecer en comportamientos y políticas basadas en la moralidad y la justicia. Necesitamos una justa distribución de la riqueza social. Necesitamos acabar con las desigualdades que ofenden la dignidad humana y destrozan la vida. Francisco Porcar

3


la ventana del mes 1897 Guillermo Rovirosa Albet (Vilanova i la Geltrú) nace en una familia acomodada. Estudió en los Escolapios y luego en la Universidad Industrial de Barcelona, donde cursó Industria Eléctrica y Mecánica Aplicada.

1922 «Me casé con una mujer que no me merecía». 1932 «Iba distraídamente por las calles de París cuando me llamó la atención ver a una gran muchedumbre ante la Iglesia de San José (el cardenal Verdier estaba predicando). Lo único que pesqué fue: “El cristiano es un especialista en Cristo». 1933 En la Navidad hace su segunda Primera Comunión. Trabaja en Rifá Anglada, en Madrid.

1936 Es elegido presidente del Comité Obrero de su empresa. Instala una capilla clandestina en su casa. Devora los libros de Fomento Social, de los Jesuitas. 1939 Comienza a trabajar en el Instituto Llorente. Acaba detenido por haber sido presidente del Comité Obrero. Fue condenado a varios años. Sólo cumpliría once meses. 1940 Ingresa en Acción Católica, participa en la Parroquia de San Marcos, en Vallecas.

Apóstol de la clase obrera Al celebrar el 50 aniversario de la muerte de Guillermo Rovirosa (y 30 de la muerte de D. Tomás Malagón), sentimos un inmenso agradecimiento por la manera en que estos dos apóstoles se entregaron a la Iglesia y a la clase trabajadora: impulsando la HOAC, como movimiento de Acción Católica especializado en la evangelización del mundo obrero.

«D

ios nos habla a través de las dificultades, nos dice que no es momento de apatías ni tibiezas, es hora de la conversión y de vivir con radicalidad y autenticidad nuestro compromiso de evangelización. Es hora de llevar la Buena Noticia al mundo obrero: le pertenece». Suenan como dichas para esto difíciles momentos que están empujando a muchas personas y familias obreras hacia el sufrimiento, la inseguridad, la marginación y la pobreza, estas palabras de Rovirosa.

Un santo laico «Un título con el que Rovirosa quiso definir su personalidad apostólica es el de “entusiasta”. Es sin duda un rasgo natural de su temperamento, pero su conversión a Jesucristo lo purificó y lo potenció impulsando magníficamente su servicio al Evangelio. Reconocerlo en la Iglesia, estoy seguro, será un gran beneficio para todos». Cardenal arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio Mária Rouco Varela. «Rovirosa es un hombre de Evangelio y la alegría que aparece desde el momento que comienza su conversión la quiero ver expresada en la vida de los militantes de la HOAC que he conocido y en esas primeras palabras de la

4

nes, conocía el estrépito de los talleres, la precariedad de los salarios, el paro, los dolores de la familia trabajadora y su inseguridad, conocía la solidaridad del mundo del trabajo, que es su fuerza, como es el hambre de justicia». Obispo emérito de OrihuelaAlicante, Victorio Oliver.

Causa de Canonización de Guillermo Rovirosa El proceso de canonización se inició en Madrid el 8 de julio de 2003. Más de 40 testigos han relatado «lo que habían visto y oído», cómo les había impactado e influenciado en su vida el contacto con él. A su testimonio se ha unido el conjunto de los escritos del propio Rovirosa. La comisión histórica que ha investigado archivos y recogido la documentación necesaria está acabando su informe. Todo ello será trasladado a Roma para su estudio y valoración. Durante estos años su persona y su obra se han difundido ampliamente. Y es de resaltar que quienes, sin haberlo conocido antes, se han adentrado ahora en su biografía y en sus planteamientos, en toda su aventura personal, quedan «tocados» por la singularidad y actualidad de este hombre, quizá por lo auténtico de su empeño. Y no es el menor servicio que Rovirosa nos presta el ayudarnos a caer en la cuenta de que la santidad es propuesta hecha a todos, don y tarea de cada día. Alfonso Gil, vicepostulador de la causa de Canonización, presbítero de Mondoñedo-Ferrol. Exhortación del Papa: “La alegría del evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús”». Obispo de Ciudad Real y responsable de Pastoral Obrera, Antonio Algora.

«Guillermo no vivió la santidad huyendo de este mundo obrero, refugiándose en las nubes, que nunca son lugar de la santidad cristiana. La santidad de Guillermo conocía de cerca a los compañeros y sus condicio-

«La relación de D. Tomás con Rovirosa fue muy especial. Admiraba a Rovirosa como a un verdadero santo. Me dio a conocer su vida:(…). Estoy convencido de que el conocimiento de la vida de Rovirosa es para la Iglesia una luz que ayudará a despertar el sentido de responsabilidad eclesial de muchos laicos». Obispo emérito de Zaragoza, Elías Yanes. «Uno y otro, cada cual en su papel: de seglar responsable y entregado el uno, y de consiliario entregado y consecuente con sus propias enseñanzas el otro, son modelo de apóstoles. Ambos, por sus vidas ejemplares, por sus obras, las que escribieron y las que realizaron, son ejemplo, son imprescindibles para entender y decidirse a comprometerse en movimientos obreros cristianos. A mí me ayudaron mucho. Los venero a los dos». Obispo emérito de Ciudad Real, Rafael Torija.


1946 Le piden que ponga en marcha la HOAC. Organiza la primera Semana Nacional de la HOAC y lanza el periódico «¡Tú!». 1948 A los 100 años del «Manifiesto Comunista», planea publicar el «Manifiesto Comunitarista», que no ve entonces la luz. 1950 Eugenio Merino es nombrado Consiliario de la HOAC. 1951 La Comisión Nacional de la HOAC opta por suspender la publicación del «¡Tú!», an-

tes que tener que pasar la censura gubernativa. 1953 Rovirosa propone a Tomás Malagón como Consiliario de la Comisión Nacional. Nace así una fructífera relación, serán «un alma en dos cuerpos». 1957 Es apartado de la actividad pública de la HOAC por orden de la jerarquía eclesiástica. Pasa largas temporadas en Montserrat. Sufre un accidente de un tranvía y pierde un pie.

1959 Publica «Cooperatismo integral», que se distribuye a un grupo reducido de colaboradores. 1960 Publica «El primer santo cristiano: Dimas el ladrón» y «El primer traidor cristiano Judas de Keriot el Apóstol», en edición ciclostil. 1964 Muere a consecuencia de una embolia cerebral, tras haber publicado «¿De quién es la empresa?», en la recién creada editorial ZYX.

Huella viva en los militantes de la HOAC «Rovirosa es como quien calienta el fuego, pone las condiciones para que hagamos lo que tenemos que hacer y se desvive para facilitarnos el encuentro con Jesucristo». Maite Valdivieso, Bilbao. «Su empeño original, fue devolver al mundo obrero, el Cristo que le habían quitado. Rovirosa devuelve toda la dignidad del Evangelio a los más pobres, a los más explotados». Francisco Güeto, Cádiz. «Siempre decía que un Cristo fofo, mediocre, aburguesado no interesa a los obreros. Había que darles a conocer el Cristo auténtico del Evangelio. Creía que Jesús, su mensaje, su vida era claramente propuesta de liberación para el mundo obrero. Lo creía y lo vivió». Gregorio Burgos, Burgos. «Él presentaba el cristianismo como una forma de vida, como una manera de vivir, encarnado en una persona, en un trabajador, en un hombre sencillo como era Jesús de Nazaret». Pepe Morales, Sevilla. «Rovirosa tiene claro que no podemos quedarnos en la teoría por buena que sea, incluso la del Evangelio, sino que debemos plasmar en formas prácticas la comunión trinitaria». Isaac Núñez, Astorga.

Testigos de su vida

«Mientras la HOAC se nutra de lo que Rovirosa supo comunicarle, la HOAC seguirá siendo lo que ha sido, la más perfecta encarnación del Evangelio en el mundo obrero, el beso entrañable de la Iglesia a los que sufren». Tomás Malagón, consiliario de la HOAC, desde 1953 hasta 1964

«El «Cooperativismo Integral» (COPIN) de Rovirosa es ajustar la realidad social, económica, política y humana al Plan de Dios, no en la teoría, sino en proyectos concretos de empresas, de cooperativas, de iniciativas… Es decir que en cada momento de nuestra vida, sea cual sea la situación, podemos vivir nuestra vida como vida de testimonio y agradecimiento de Dios». Alfonso Alcaide, Sevilla. «Con la misma docilidad que aceptó entonces -mayo de 1964-, el encargo que se le hizo de organizar la HOAC (...) 11 años después se le impone dejar el servicio que prestaba en ella. Fue una lección más de su talante eclesial, que él vivio con una gran paz». Rosa Gisbert, Orihuela-Alicante. «Rovirosa descubrió que lo que importa es que lo que hagamos sea a la medida de las personas. El valor de lo pequeño, lo cotidiano, el valor de cada persona, es lo más importante que Rovirosa, a través de la HOAC, me ha enseñado». Francisco Porcar, Castellón. «Cuando rezo por la mañana, rezo la oración a Jesús Obrero y también la oración para la Causa y me encomiendo a Rovirosa. Me acuerdo de él todos los días». Manuel Díaz, Córdoba. «Me entusiasma Rovirosa. Lo ha dicho todo ya del Amor y la Justicia, pero es que además lo vivió». Pino Trejo, Canarias.

«Yo noté en Guillermo Rovirosa que era un hombre muy humano y cristiano… A través de la conversación con él, noté que su vida no era suya, sino que era un testimonio de servicio a Dios y a los hermanos, un convertido total». Lola Castilla, militante de Córdoba.

«Tengo su imagen en la mente y en el corazón como la de un laico cristianamente apasionado por la causa obrera, enamoradísimo de Jesucristo, hombre de frontera en el diálogo de la Iglesia con el mundo, entusiasta y esperanzado siempre, contagiador». Pedro Casaldáliga, obispo de Sao Felix de Araguaia.

«Me enseñó a leer e interpretar “los renglones torcidos de Dios” en los acontecimientos que nos sobrepasan». Jesús Mairal, amigo de Rovirosa y testigo en la causa de canonización.

«¡Qué hombre gigante fue en todo sentido! Fue un innovador, un precursor. Por mi parte no rezo por él, sino que le rezo a él y le imploro protección. Hará milagros». Luis Madina, fundador de la Ciudad de los Muchachos.

5


¿quién es? Juan Pablo García Maestro

«Todo es relativo, menos Dios y los pobres» Juan Pablo García Maestro, religioso trinitario adscrito a una parroquia del barrio madrileño de Aluche, es profesor del Instituto Superior de Pastoral de Madrid y de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca. Es el autor de «La Iglesia en el umbral del siglo XXI» (Ediciones Khaf), un libro breve pero profundo que aborda los desafíos que esta época plantea al cristianismo. –¿Qué significa para la Iglesia la opción preferencial por los pobres? –Es una opción que hunde sus raíces en el Dios en el que creemos. El Papa en la exhortación «Evangelii Gaudium» dice que no es una opción ideológica ni política. Ya Juan XXIII habló, dentro de los tres objetivos principales del Concilio Vaticano II, de la responsabilidad y opción, no exclusiva, pero sí «preferencial», que tiene la Iglesia por los pobres. Los otros dos objetivos eran el diálogo con el mundo y el ecumenismo, pero estos dos no se entienden sin la opción por los pobres. Los obispos de Madagascar lo han dejado más claro y dicen que es una opción «obligatoria» para la Iglesia. –¿Por qué dice que no se entienden los otros grandes objetivos del Vaticano II sin los pobres? –El mundo está herido y por eso la Iglesia quiere dialogar con el mundo. Porque a Dios le duele el mundo. Es un problema político pero también teológico. Hoy el obrero es un privilegiado ante los excluidos que no pueden ser obreros y que son invisibles. Esto a Dios le tiene que doler. Me parece muy bien que lleguemos a una unidad con las otras con-

6

fesiones cristianas. Pero para mí, lo que nos va a unir son los pobres. Tenemos que unirnos en nuestra opción radical por Jesús, por un Jesús que optó radicalmente por los pobres. El día que relativicemos los problemas eclesiológicos y absoluticemos a Dios y al pobre, habremos avanzado mucho y llegaremos a la unidad. –¿Por qué escribió el libro «La Iglesia en el umbral del siglo XXI»? –Nace de mis clases de eclesiología y práxis pastoral. El propósito es devolver a la comunidad y al pueblo los temas teológicos. Hoy día el teólogo no tiene sitio en la comunidad, porque no se reconoce su carisma, y la comunidad no puede aprovecharse de sus aportaciones, ni puede revisar el trabajo del teólogo, ni tampoco su propia práctica, a veces, mal fundada teológicamente. –En su trabajo previo antes de escribir el libro, ¿consultó con jóvenes? –Los jóvenes me decían que esperan de la Iglesia que les ayude a hacerse las preguntas radicales. En esta etapa postmoderna donde solo cuenta lo eficaz, lo que me sirve, no se valora el don y la gratuidad, hay que recuperar la pregunta primera so-

bre el ser, antes que el hacer. Los jóvenes me decían que la Iglesia no sabe ofrecer eso y no aparece como una alternativa, en esta sociedad enferma, sin tiempo para hacerse preguntas. –¿Cómo sueña la Iglesia del siglo XXI?, ¿habrá más comunión? –Comienza el Concilio Vaticano II hablando de «una Iglesia reunida en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu». Es icono de la Trinidad. Si la Iglesia es imagen

de uniformidad, vamos mal. Cuando los padres de la Iglesia decían que «fuera de la Iglesia no hay salvación», se dirigían, antes que a nadie, a los de casa que habían roto la unidad y dividido a la comunidad. Eso tiene consecuencias y es lo más original del Concilio. A más pluralidad, más comunión. Eso afecta al testimonio y a la evangelización. Que todos sean uno para que el mundo crea. José Luis Palacios


DESDE EL OTRO LADO

¿Sabías que.. ?

No sabemos ni sus nombres

A

Y

ellos y ellas siguen muriendo en nuestras fronteras. Pero su muerte no es natural. ¿Quién los mata? ¿Es nuestra política de inmigración? Y nosotros, ¿cómo no reaccionamos? ¿Es que no tenemos ninguna responsabilidad? Imaginemos un hospital con su servicio de urgencias. Un grupo de personas llega desesperado. Están perdiendo la vida. ¿Y qué encuentran? Puertas cerradas y valladas con cuchillas. Intentan entrar de cualquier modo. Está en juego su vida. Pero para su sorpresa hay «fuerzas de seguridad» –no para ellos– que a toda costa les impiden el paso. Muchos mueren a las puertas. Mientras tanto, otros que acreditan tener dinero, pueden entrar por otra puerta. ¡Qué vergüenza! ¿Es que no habrá soluciones humanas a esta tragedia? ¿Y nosotros de qué lado estamos? No sabemos ni sus nombres.

D

Cristina López

La mirada justa

Insensibles ante ciertas noticias

L

ees los periódicos y ves unos titulares que impresionan. Son duros. Quizás buscan ser llamativos…; y lo consiguen. Veamos una amplia gama de esas frases: La desigualdad corroe el proyecto europeo, en España y también en los demás países. Se dispara y ensancha la brecha de renta entre clases. Los niveles de pobreza han escalado a máximos desde 1997. Los síntomas de empobrecimiento colectivo y de creciente desigualdad están por todas partes. Hay 7 millones de pobres más en estos 2 últimos años. Con más crudeza ocurre en España. Hay 636.000 familias sin ningún tipo de ingreso. Cerca de 6 millones de parados. Los españoles atendidos en los servicios de Cáritas han pasado de 370.000 a unos 1.300.000 en lo que va de crisis. Empobrecimiento acelerado de la población trabajadora que alcanza el 27% de la población. Muchos trabajadores, trabajando, no salen de la pobreza. Bruselas avisa: encontrar trabajo en España no garantiza salir de la pobreza.

l inicio de la crisis, se borraron las diferencias entre las tasas de paro de los hombres y de las mujeres. Debido a la masiva destrucción de puestos de trabajo ocupados por hombres. Pero a partir del tercer trimestre de 2011, el desempleo femenino empezó a crecer más que el masculino. e hecho, la brecha de género en la tasa de paro ha vuelto a incrementarse hasta llegar a 1,48 puntos en el último trimestre de 2013, situándose la tasa de paro masculina en el 25,58% y la femenina en el 27,06%. El paro descendió en 51.600 entre los hombres y aumentó en 43.2000 en las mujeres. ntes de la crisis, el paro femenino casi duplicaba al masculino. Por aquel entonces, las mujeres mostraban ánimo y disposición a buscar empleo, lo que aumentó su tasa de actividad. Pero en la actualidad, la tasa de actividad femenina es del 53,31%, mientras que la de los hombres es de 65,90%. egún un estudio del INE, el 36% de los hombres acceden a los sueldos más altos, frente al 23% de mujeres. La distancia salarial entre unos y otras se explica porque hay una mayor proporción de mujeres que de hombres que trabaja a tiempo parcial, con contratos temporales y en ramas de actividad menos remuneradas.

Hasta se quiere echar la culpa a los pobres. Si el mercado siempre tiene razón, entonces la gente que acaba en la pobreza es porque merece ser pobre. Todas estas frases son duras. Te dejan mal cuerpo. Pero, ¿reaccionamos…, y cómo? Hieren nuestra sensibilidad…, pero no suficientemente. Nos indignan…, pero nos aguantamos. Debemos ser más sensibles ante estas situaciones lamentables e injustas que deberían impresionarnos y mover la voluntad. El Papa Francisco dice muy bien: «No puede ser que no sea noticia que muere de frío un anciano en situación de calle y que sí lo sea una caída de dos puntos en la bolsa. Esto es exclusión» (EG nº 53). Y sigue diciendo el Papa: «Casi sin advertirlo, nos volvemos incapaces de compadecernos ante los clamores de los otros, ya no lloramos ante el drama de los demás ni nos interesa cuidarlos, como si todo fuera una responsabilidad ajena que no nos incumbe» (nº 54). ¡Cambiemos! Gregorio Burgos

A

S

7


evangelio en la calle

De ayer y de hoy

H

e pensado que el mejor homenaje que podemos hacer al primer militante de la HOAC es sencillamente leer y reflexionar sin prisa algunas sus palabras. No tienen desperdicio. Son de ayer y de hoy. Confieso que me ha costado trabajo entresacarlas. Son tantas… «Ante Jesús no cabe indiferencia; hay que decir SÍ o NO». «La conversión al cristianismo empieza exactamente cuando uno hace esta afirmación: Él yo de Cristo es, para mí, muchísimo más importante que mi propio yo». «El misterio de la Iglesia no difiere del misterio de Cristo, sino en que es su prolongación hasta el fin del mundo». «Los apologistas del capitalismo prometen el reino de los cielos a los que se resignen; pero Jesucristo da el Reino de los Cielos a los que no se resignen y sean perseguidos». «En la HOAC solo se da una cosa: Jesucristo. Pero antes hay que darse a sí mismo a la HOAC». «Cada día es para cada hombre un nuevo capítulo, original e inconfundible, en la aventura maravillosa de su libertad». «Señor, que ante la injusticia, mi corazón se rebele. Que sienta en mi alma la rabia del orden que tapa el desorden». «El verdadero cristiano, por su propia naturaleza, es siempre un insatisfecho». «Concédeme, Oh Dios, que el pequeño detalle de cada día, de cada hora, de cada minuto no esté nunca ofuscado por la pereza, con nombre de descanso; por la avaricia, con nombre de previsión; por la cobardía, con nombre de prudencia; por la soberbia, con nombre de dignidad; por la envidia, con nombre de emulación…» «La HOAC no solamente intenta devolver a todos los obreros la dignidad que el materialismo nos ha robado, sino que a los espíritus esforzados y ánimos generosos que militan en sus filas los eleva a la categoría insospechada de apóstoles». Sin duda, Rovirosa es Evangelio en la calle. Y, ¿si tú y yo pudiéramos serlo? Antonio Hernández-Carrillo

www.hoac.es/proceso-de-canonizacion-de-guillermo-rovirosa

Agradecida por la vida de entrega de Rovirosa, la HOAC conmemora con toda la Iglesia diversos actos y celebraciones. El momento principal será la Eucaristía de Acción de Gracias, del 9 de marzo a las 12,00 horas, en la Catedral de la Almudena de Madrid. Para ver otros actos por diócesis visite: www.hoac.es/tag/50-aniversario

Dirección, redacción y administración: Alfonso XI, 4 - 4º. 28014 Madrid. Telf.: 917 014 080. Fax: 915 227 403


Tu 152 marzo