Page 1

50 años de la muerte de Rovirosa El Seminario de Lleida, para pisos sociales Edita HOAC - Nº 151 - FEBRERO 2014 - III ª Época - 0,75 € - Suscripción anual: 6 €

Reconstruir

así lo vemos

V

ivimos escenarios sociales de gran desprotección que hacen que la vida de muchas familias trabajadoras se desarrolle en situaciones de vulnerabilidad y exclusión. Esta situación de inseguridad vital genera indignación y rechazo hacia la clase política, y hacia las instituciones democráticas. Que hay una falta de confianza en la clase política no es nuevo. Sin embargo, estos días atrás hemos observado como entre rabia, indignación y rebeldía los vecinos y vecinas de Gamonal han rechazado el proyecto municipal que, en contra de la opinión de gran parte del barrio, pretendía construir un

bulevar, cuyas obras han sido adjudicadas a un ex alcalde corrupto, mientras se cerraba una escuela infantil porque el ayuntamiento no tenía 12.000 euros para repararla. No es de extrañar que gentes de un barrio popular se subleven. Por eso, para enfrentar estos tiempos convulsos y de tanto malestar social acumulado, animamos a los ciudadanos y ciudadanas a recuperar su espacio construyendo una sociedad verdaderamente democrática, mediante una resistencia pacífica, que supere el activismo inútil y el quietismo comodón desde el diálogo y el consenso social.


con Dios en la vida obrera

la calle

¿De qué hablan cuando anuncian el fin de la crisis? Los ojos de Cristo

C

uando José Antonio lo mira a los ojos desencajados, ausentes o penetrantes, según el momento, ve los ojos de Cristo en la cruz. Es la cruz de la enfermedad mental de su primo. La cruz que ha decidido cargar al hacerse cargo de él. Y no es fácil. Todo viacrucis tiene sus caídas y recaídas. Pero él siente que es el Dios de los débiles, de los desamparados, quien lo llama a cualquier hora para que lo saque de algún altercado; quien le demanda, sin decírselo, la medicación; quien le pide que lo acompañe a la trabajadora social o al centro de salud… José Antonio que, junto a otros, dedica tiempo y vida a la integración de los trabajadores inmigrantes de su pueblo, sabe que ahora su compromiso también pasa por acompasar su existencia a la de este «extraño» y cercano crucificado al que nuestra sociedad normalmente da la espalda. Y es que la fe, vivida a pleno pulmón, no nos deja indiferentes ante la debilidad en la que Dios se manifiesta. Teresa Jiménez Zamorano

S

e habla ya del fin de la crisis económica. Al menos, nos dicen, se ha detenido la caída libre iniciada en 2008. ¿Qué quieren decir?, ¿será 2014 el año de la recuperación? El gobierno saca a relucir los datos positivos para levantar la moral a los ciudadanos. En enero de 2014, el ministro de Economía, Luis de Guindos, afirmó que «la recuperación es frágil, pero es ya recuperación». Con anterioridad, a la hora de hacer balance del 2013, el propio Rajoy había proclamado: «tenemos fundado derecho a la esperanza, lo peor ha pasado». La tristemente famosa «prima de riesgo» ha bajado, lo que significa que cuando el Estado acuda al mercado financiero a pedir dinero para sus gastos, los intereses que le van a cobrar serán menores. Un alivio, sin duda. Las siempre arriesgadas previsiones hablan también de una ligera reducción del paro, en torno al 1%, con lo que en vez del 26%

de desempleo, podríamos bajar al 25%. Menos es nada. Los expertos decían que había que mejorar el «cuadro macroeconómico», las grandes cifras en las que se fijan los inversores y economistas.Algunos datos están mejorando. Otra cosa bien distinta es lo que finalmente ocurra con las empresas, las familias y las personas. El profesor de economía de ICADE, autor del libro «Hay vida después de la crisis» y asiduo colaborador de varios medios de comunicación, José Carlos Díez, en declaraciones a esta revista, habla de que «ha pasado un huracán, pero queda arreglar todos los destrozos y prepararse bien, porque toda-

vía estamos en temporada de huracanes...». Los destrozos han sido grandes (empobrecimiento general de la población y aumento de la pobreza y la desigualdad, por no hablar de la pérdida de derechos y servicios públicos). Nos llevará mucho tiempo y esfuerzo volver al punto anterior a esta crisis, si es que este es el objetivo compartido y deseado. Quedan muchas heridas, muchas personas y familias destrozadas, tanto por la crisis como por la manera de organizar la economía y la vida social que tenemos en la actualidad. No deberíamos conformarnos con ver cómo van mejorando algunos de los síntomas de nuestra maltrecha economía. Tendríamos que ser capaces de aprender de lo que está ocurriendo y empezar a construir un futuro sin exclusiones, sin tanta injusticia y desigualdad, una sociedad mejor, más habitable..., más humana, en definitiva. José Luis Palacios

SUSCRIPCIÓN ANUAL «¡TÚ!» Para más de cinco ejemplares al mes, los envíos son gratuitos. Para envíos al extranjero, conctacte con nosotros. TIPO DE SUSCRIPCIÓN: ! Real 9,20€ ! Apoyo 11,20€ Incluye gastos de envío.

! Domiciliación bancaria

Apellidos

Calle/número/piso Código Postal

Localidad y Provincia Teléfono

Email

NIF

DOMICILIACIÓN BANCARIA

FORMA DE PAGO: ! Cheque/ Transferencia ! Giro Postal

Nombre

IBAN 0000 ENTIDAD 0000 OFICINA 0000 DC 00 NºDE CUENTA 12345767890

TRANSFERENCIA BANCARIA INGRESO o TRANSFERENCIA en cuenta corriente de HOAC: ES45 2038 1816 2860 00453562 BANKIA, haciendo constar su nombre en el ingreso y enviando los datos a publicaciones@hoac.es

CLAUSULA DE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES LE INFORMAMOS QUE LOS DATOS PERSONALES FACILITADOS FORMAN PARTE DE UN FICHERO DE TITULARIDAD DE HOAC, DEBIDAMENTE INSCRITO EN LA AGENCIA ESPAÑOLA DE PROTECCIÓN DE DATOS. HOAC LE GARANTIZA LA PROTECCION DE TODOS LOS DATOS DE CARACTER PERSONAL, EN CUMPLIMIENTO DE LO DISPUESTO EN LA LEY ORGÁNICA DE PROTECCIÓN DE DATOS. USTED PODRÁ EJERCITAR LOS DERECHOS DE ACCESO, RECTIFICACIÓN, CANCELACIÓN Y OPOSICIÓN ENVIÁNDONOS CARTA FIRMADA A LA CALLE ALFONSO XI, 4, 4º, 28014 MADRID, DONDE CONSTE CLARAMENTE LOS DATOS DE CONTACTO JUNTO CON FOTOCOPIA DE SU DNI/NIF

¡Tú! Coordina: Mª Dolores Medina Edita: Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC). Depósito legal: M.40919–1996. C/ ALFONSO XI, 4, 4º. 28014 MADRID. TFNO. 91 701 40 80 // publicaciones@hoac.es // www.hoac .es/publicaciones/ tu


política en zapatillas

Francisco y los bandidos N

ormalmente funcionamos como bandidos –miembros de una banda– enfrentados a otros bandidos. Gastamos cuantiosas energías en acumular argumentos a favor de «mi» banda y en contra de todas las demás. Seleccionamos expertos, escritos, textos…, para demostrar que «mi» banda es la auténtica. En las demás, y en los demás, está el error y la falsedad. A esto se le llama «lucha por la existencia». Francisco, arrodillado ante el mundo y pidiendo su bendición, ha sido acogido por los bandidos: seleccionamos sus palabras y gestos para mostrar que nada ha cambiado (mi banda tenía razón) o que ha cambiado todo (mi banda tenía razón). Así, mi banda, todas la bandas, pueden seguir haciendo y diciendo lo mismo que decían y hacían. Enfrascados en esta tarea se nos ha escapado lo fundamental: Francisco busca

terminar con todas las bandas. Y lo está haciendo de una manera sencilla: sustituyendo la «verdad» por el amor en todas las facetas de la vida. Así, el sentido de la política es crear unas relaciones sociales

basadas en el amor. El sentido de la economía es responder a las necesidades de todos mediante la práctica del amor. El sentido de la educación es preparar a las personas para vivir y construir el amor. El sentido de la vida es amar, y solo cuando se ama florece la justicia. Los bandidos nos hemos quedado desconcertados. Ya no vale recortar textos y entresacar palabras, ¡hay que convertirse!: dejar comodidades para salir a las periferias, estar con los empobrecidos y contra la injusticia; practicar la misericordia, no condenar; mostrar que la Iglesia es Madre, no madrastra. Convertirse ya no es creer, es amar y experimentar que lo hacemos porque Jesucristo nos amó y nos ama desde siempre. Francisco es una nueva esperanza para el mundo obrero. ¡Qué gran reto nos ha planteado! A.A. Maestre

cultura

Devolverle al pobre lo que le corresponde

E

n «La alegría del Evangelio», el Papa Francisco señala como uno de los problemas más graves de nuestra sociedad la creciente exclusión de los pobres, hecho ante el que tenemos la ineludible responsabilidad de «escuchar el clamor por la justicia». Luchar contra la exclusión pide solidaridad y ésta «supone crear una nueva mentalidad que piense en términos de comunidad, de prioridad de la vida de todos sobre la apropiación de los bienes por parte de algunos» (n. 188). Una solidaridad que reconozca «la función social de la propiedad y el destino universal de los bienes como realidades anteriores a la propiedad privada… La solidaridad debe vivirse como la decisión de devolverle al pobre lo que le corresponde» (n. 189). De ese «devolverle al pobre lo que le corresponde» somos responsables, personal y socialmente. Si miráramos las cosas así veríamos mejor que nuestra responsabilidad es luchar con todas nuestras fuerzas para cambiar cosas como éstas: cada vez son más insuficientes las pensiones de muchos mayores…, cuando a toda persona le corresponde una pensión suficiente para vivir decentemente; cada día hay más trabajadores con salarios insuficientes…, cuando a todo trabaja-

dor o trabajadora le corresponde un salario suficiente para vivir decentemente él o ella y su familia; cada vez hay más personas excluidas del empleo…, cuando a toda persona le corresponde un empleo decente; cada día hay más personas y familias que se han quedado sin vivienda por no poder pagar la hipoteca…, cuando a toda persona le corresponde un hogar para vivir; cada día hay más parados sin prestación de desempleo…, cuando a todo parado le corresponde un ingreso suficiente para vivir decentemente; cada vez hay más personas y familias que no pueden pagar bienes tan básicos como la electricidad o el agua…, cuando a toda persona le corresponde el acceso a estos bienes básicos para la vida…; y así otras cosas por el estilo referidas a educación, sanidad, protección social a las familias… Estos y no otros deberían ser los objetivos que guiaran toda la acción social y política. Y si somos cristianos deberíamos tener un especial empeño en que así fuera, porque «cada cristiano y cada comunidad están llamados a ser instrumentos de Dios para la liberación y promoción de los pobres, de manera que puedan integrarse plenamente en la sociedad» (n. 187). Francisco Porcar

3


la ventana del mes

Lleida: el Seminario reconvertido en hogar para f

Más que viviendas En este mes de febrero comienzan las obras para modificar la estructura interna de un ala del antiguo Seminario de Lleida. Es el paso obligado para albergar 19 viviendas llamadas a ser el hogar de las familias desahuciadas de la diócesis.

A

l año de arrancar el proyecto, ya se han demolido las paredes interiores y el suelo del ala en el que se construirán las viviendas, pero también una sala de usos múltiples. En cuanto el Ayuntamiento conceda la correspondiente licencia, se iniciará la primera fase de las obras, con el fin de construir el hueco del ascensor, impermeabilizar las terrazas, cubrir el patio de luces, habilitar el espacio para las instalaciones generales, poner la capa de cemento de los suelos y algunas piezas de pladur. Hasta el momento se han conseguido 271.000 euros (80.000 aportados por el obispado, 150.000 por la Diputación y 41.000 de donaciones particulares y actividades organizadas para recaudar fondos). En total, harán falta 600.000 euros. Con lo recaudado hasta ahora, se acometerá la primera fase, que debe concluir en abril. Después, se atacará la obra planta por planta, a medida que se vayan consiguiendo los fondos necesarios. De cumplirse las previsiones, las primeras familias podrían ser acogidas durante el último trimestre del presente año.

Escucha y propuesta En diciembre de 2012, Monseñor Piris acudió a una de las asamblea de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), que se vienen celebrando semanalmente en los locales cedidos por la parroquia de Santa María Magdalena. Fue como uno más, dispuesto a dejarse conmover por las experiencias de los asistentes. Cuando intervino, lo hizo para ofrecer la posibilidad de poner a su disposición un ala en desuso del Seminario diocesano. La proposición no cayó en saco roto. Inmediatamente se formó un grupo de volunta-

4

Ala del antiguo seminario cedida para crear el proyecto de viviendas sociales.

rios con gentes de la Pastoral Social, Cáritas, de la propia PAH, de la Asociación de Vecinos del Barrio Universidad, del cercano Colegio diocesano... Hoy los voluntarios (arquitectos, ingenieros, abogados, trabajadoras sociales, psicólogas, pedagogas, comerciales, exdirectores de banca, limpiadoras, labradores y de otras profesiones) son más de setenta. El delegado de Pastoral socio-caritativa Social y de Cáritas Diocesana, Carles Sanmartín Sisó, explica que, desde el inicio, inspirados por la Carta Pastoral «Entre todos y para el bien de todos», del propio obispo Joan Piris, se ha querido que «el proceso fuera modélico en todo, que fuera incluyente para permitir la implicación de cuantos más mejor; que invite a las empresas a desarrollar su responsabilidad social corporativa y a las personas, a poner sus capacidades al servicio de los demás; y que atendiera integralmente a los afectados, no solo proporcionándoles una vivienda sino permitiéndoles reconstruir sus hogares y buscar soluciones al desempleo».

«No se trata de construir más viviendas, ya hay muchas y bastantes vacías, sino de permitir a las familias construir sus propios proyectos vitales» No obstante, interpreta el camino realizado como «una verdadera obra de Dios». De otro modo no se explica el entusiasmo de los voluntarios, el altruismo de las empresas colaboradoras, la atención despertada incluso en ambientes donde se mira con recelo a la Iglesia y la progresión de las obras... El sacerdote encargado de la pastoral caritativa destaca la importancia que tiene la implicación del propio obispo, quien en todo momento les anima. También, la participación de los voluntarios, entre los que hay no creyentes y alejados. Sanmartín se siente orgulloso de las palabras que le dirigió un joven profesional: «no sé muy bien como he llegado hasta aquí pensando lo que pensaba

de la Iglesia, pero ahora reconozco que muchas de mis ideas están cambiando». Sanmartín comenta que el mismo director actual del Instituto Superior de Estudios Religiosos de Lleida (IREL), el teólogo pastoralista Ramon Prat, se muestra muy contento de poder tener, en el ala contigua a l’IREL, a estas familias desahuciadas o en situación de necesidad. La iniciativa ha tenido gran difusión en los medios de comunicación, que siguen al detalle la evolución de las obras y la definición del proyecto social que las acompaña. La relevancia social ha provocado que personas sin dinero pero con alguna habilidad o profesión concreta ofrezcan su cola-


familias desahuciadas

boración; algunas de las empresas que se han involucrado, han corrido con parte de los gastos de sus servicios o directamente han regalado su trabajo. «Desde el principio, hemos comprobado que no iba a venir un gran capitalista a sacarnos las castañas del fuego, sino que serían aportaciones pequeñas de muchas personas las que van a hacer que esto se haga realidad», confiesa Sanmartín. «Las familias finalmente admitidas tendrán un lugar donde vivir, por un periodo de tiempo de entre uno y tres años, pero también han de estar dispuestas a integrarse en el proyecto comunitario que los técnicos sociales están elaborando», explica Sanmartín. Lo que se traduce en que las familias recibirán orientación por parte de un equipo técnico formado por voluntarios de profesiones del campo social pertenecientes a la Fundación que se está creando.

Proyecto comunitario La familias también tendrán acceso compartido a servicios comunes como el de lavandería, y deberán participar activamente en la búsqueda de ocupación remunerada, ya sea saliendo al mercado ordinario de trabajo o desarrollando sus propias apuestas de autoempleo o participando en iniciativas cooperativistas. «No se trata de construir más viviendas, ya hay muchas y bastantes vacías, sino de permitir a las familias recuperarse de los vaivenes y construir sus propios proyectos vitales» sentencia Sanmartín. José Luis Palacios

Voluntarios limpiando en el ala donde se construiran las viviendas sociales.

Para más información o colaboración: Blog: www.habitatgessocialslleida.blogspot.com.es email: habitatgessocialslleida@gmail.com Teléfono: 628991983

Voluntarios tras cinco días de trabajo recuperando viejas tuberías.

Alentados por el Papa

El Papa Francisco atiende las explicaciones del obispo Joan Piris sobre el proyecto.

Cuando el Papa Francisco pidió abrir los conventos a los necesitados, en el obispado de Lleida se sintieron reconfortados. Llevaban ya algún tiempo trabajando para reconvertir el antiguo Seminario y residencia sacerdotal en un bloque de 19 pisos para acoger familias desahuciadas. El obispo de Lleida, Joan Piris, tuvo ocasión de presentarle el proyecto al propio Bergoglio, quien, en septiembre de 2013, en una visita al Centro Astalli de Roma, del Servicio Jesuita a Refugiados, había comentado que «los conventos vacíos no sirven a la Iglesia para transformarlos en hoteles y ganar dinero. Los conventos vacíos no son nuestros, son para la carne de Cristo que son los refugiados. El Señor llama a vivir con más coraje y generosidad la acogida en la comunidad, en las casas, en los conventos vacíos…» Lo que el Papa, al conocer el trabajo que venían realizando desde hacía ocho meses en Lleida, le transmitió al obispo leridano, según contó éste después, fue: «¡Adelante!, ¡Adelante! Cosas como estas son las que necesitamos hoy en día. Los pobres son la carne de Cristo. ¡Vamos hacia ellos! ¡Vamos!»

5


¿quién es? Aurelio Peña, causa de Canonización de Rovirosa:

«Luchó como pocos por la dignidad de los trabajadores» En febrero de este año se cumplen 50 años de la muerte de Guillermo Rovirosa, promotor y primer militante de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC). Aurelio Peña Fernández ha sido consiliario general de esta organización obrera y cristiana y pertenece al equipo que promueve la causa de canonización del «apóstol del mundo obrero». –¿Qué motivo lleva a la HOAC a pedir que se canonice a Rovirosa? –La HOAC promueve la canonización de Rovirosa con la intención de que su figura sea más conocida en la Iglesia y en la sociedad. En la Iglesia porque fue un gran evangelizador y en la sociedad porque luchó como pocos por la dignidad de los trabajadores. –¿En qué momento se encuentra el proceso de canonización? –La primera fase del proceso se realiza en la diócesis, en nuestro caso, en Madrid. Por un lado se recogen los testimonios de personas que lo conocieron o que tuvieron referencias sobre él. Por otro lado está el llamado proceso histórico que consiste en documentar toda su vida y sus escritos, especialmente los hechos que han podido ser más conflictivos, como el hecho de haber estado en la cárcel al terminar la guerra civil española o el haber sido destituido de su cargo en la HOAC por los obispos que le habían encargado esa misión. Confiamos que no tarde mucho en finalizar esta fase diocesana. –¿Se puede hablar de «rabiosa actualidad» en la vida y obra de Rovirosa, en esta época tan contradictoria e incierta? –La situación que estamos viviendo ha hecho caer en la

6

cuenta a muchas personas que el trabajo es fundamental y el eje de la vida social. Sin trabajo, la vida personal, familiar y social se descompone. El Papa Francisco dijo en Cerdeña: «Sin trabajo no hay dignidad». ¿Alguien podrá decir que la vida y obra de Guillermo Rovirosa dedicada a que los trabajadores descubrieran esa dignidad para exigirla y vivirla no tiene «rabiosa actualidad» hoy? –¿Cómo se puede explicar que, en un ambiente nada propicio para la misión encomendada a Rovirosa, la organización a la que se entregó en cuerpo y alma pudiera dar tantos frutos? –Guillermo Rovirosa, a sus 49 años, deja su querida profesión y asume en cuerpo y alma la misión que se le encomienda. Y lo hace con una vida pobre, con dedicación exclusiva y con la fuerza que le da el haberse enamorado de Jesucristo y del Evangelio. Además vive con radicalidad lo que llama la «encarnación» en la vida obrera, promoviendo siempre la formación y el protagonismo de los trabajadores. Posiblemente por ahí esté la clave también hoy. –¿Es Rovirosa un personaje singular en la historia de la Iglesia y la sociedad española? –Al menos, es sorprendente que en aquel clima social de

mediados del siglo XX surgieran militantes obreros cristianos como Rovirosa. Me parece que es un personaje singular al menos por estas dos razones: porque es un converso, lo que le lleva a poner en el centro de su vida a Cristo y a aquellos con los que Cristo más se identifica; y porque vive su vocación misionera en la frontera, en la periferia del mundo obrero y del trabajo. –¿Qué frutos espera de la conmemoración del 50 aniversario de la muerte de Rovirosa? –El Papa Francisco nos ha recordado que la Iglesia no puede estar centrada en sí

misma, sino que tiene que estar en la calle; aunque a veces pueda equivocarse o accidentarse. Espero que este 50 aniversario nos contagie a la HOAC como Movimiento de Acción Católica especializado en la evangelización del mundo obrero y del trabajo, y a toda la Iglesia española, el entusiasmo con que Guillermo Rovirosa vivió su misión. Y espero que algunas personas más, conociendo un poco a Rovirosa y leyendo sus escritos, puedan vivir este momento de debilidad para el mundo del trabajo como Rovirosa, cuando fue marginado: «Ahora más que nunca».


DESDE EL OTRO LADO

¿Sabías que.. ?

Se desangra España

S

egún el Informe de Oxfam Internacional, «La trampa de la austeridad», las políticas actualmente dominantes en Europa están incrementando las desigualdades y el empobrecimiento. e persistir en la misma dirección, se estima que en 2025 habrá entre 15 y 25 millones más de personas viviendo en la pobreza. Así, las personas en riesgo de pobreza en Europa podrían llegar a 146 millones, uno de cada tres europeos.

S

e desangra España. Pierde futuro a través de sus venas abiertas y desgarradas. Los jóvenes, y la esperanza que encierran, se nos escapan. El paro y el empleo precario les empujan a buscar nuevos horizontes. La política se empequeñece cuando no puede taponar esta herida social que tanto nos duele. Y mientras, se desangra España. También el dinero se nos escapa. Las grandes fortunas evaden sus ganancias hacia paraísos fiscales. Verdaderos infiernos para los empobrecidos. La política se deshumaniza cuando favorece que el dinero amasado con el sudor de muchos trabajadores se vaya. Se desangra España. Y mientras, buscamos salteadores de caminos con chaqueta y corbata para que inviertan en nuestro país. Destrozamos derechos laborales para hacernos competitivos. Y convertimos el mercado de trabajo en feria de herramientas humanas. Se desangra España. Cristina López

D

La mirada justa

La justicia social, el reto del siglo XXI

E

n el año 2000, año redondo forjador de grandes ilusiones, se proclamaba que empezaba un siglo con un gran futuro, de fuerte progreso y bienestar, para la humanidad. Así lo afirmaban muchos. ¿Nos acordamos? ¡Cómo es nuestra memoria! Pero, 14 años después, en 2014, ¡qué desengaño! Las promesas de progreso social se han desvanecido. Todo al revés. Con la crisis, han aumentado de forma escandalosa el paro, la pobreza, las desigualdades, el sufrimiento, la inseguridad en el vivir… Esto lo vive una muy buena parte de la sociedad con más o menos dramatismo. Si esta situación no cambia profundamente, no sería extraño que una buena parte de las personas y familias siguieran viviendo precariamente el día a día, con consecuencias funestas. Hay que buscar salidas distintas a las implantadas. No nos podemos quedar en las lamentaciones y en la crítica; hay que en-

contrar nuevas soluciones y nuevos caminos. Las fuerzas sociales tienen que hacerlo. Para no caer en el mismo error, hay que tener claro lo que no queremos para poder lograr lo que queremos. El Papa Francisco, en su Exhortación «Evangelii Gaudium», señala unos «No» en la vida socio-económica que construyamos. Resaltamos los títulos: No a una economía de la exclusión. No a la nueva idolatría del dinero. No a un dinero que gobierna en lugar de servir. No a la inequidad que genera violencia. La búsqueda de la justicia social que implica el respeto de la dignidad de la persona y de sus derechos para que pueda tener una vida digna y feliz, tiene que estar basada sobre los noes antes expresados. En caso contrario, volveremos a crear el mismo monstruo. A seguir trabajando en esta línea. Gregorio Burgos

H

asta ahora con esas políticas lo que ya es un hecho es que se ha incrementado lo que acumulan el 10% de los europeos más ricos, mientras que la brecha entre el 20% más rico y el 20% más pobre va a más. n el Reino Unido y Portugal se estima que los salarios reales han disminuido un 3,2% entre 2010 y 2012. Tanto Italia como España e Irlanda también han registrado un descenso de los salarios reales durante este periodo. Grecia ha registrado una caída de los salarios reales de más de un 10%

E

7


evangelio en la calle

Así va el mundo

De la concentración en la calle a la Eucaristía

L

levamos un tiempo en Granada haciendo un gesto que encierra un profundo significado. Voy a relatarlo con brevedad con la seguridad de que en otros sitios se hace algo parecido. Comenzamos en medio de la calle, a las puertas del templo y allí se despliega la pancarta en la que se lee escuetamente: la persona es lo primero. Entonces se empieza hablando de la situación difícil de tantos y tantos trabajadores y se reparte una octavilla informativa. Entre la calle y el templo hacemos presentes casos concretos de sufrimiento obrero: «El padre está parado desde hace tres años en los que quebró la empresa. A una joven le pagan 2,8 euros la hora, no tiene seguro y su esposo está sin trabajo. Otro joven de treinta años, con la carrera más que terminada y con muchos años presentándose a oposiciones, sigue viviendo con los padres sin perspectiva ninguna de trabajo. Una madre de familia está pasando muchos apuros en la empresa en donde reducen el sueldo y aumentan las horas…». En este clima, comenzamos la Misa en el nombre del Padre…: lecturas bíblicas con un ambiente de acogida, homilía iluminadora de la realidad descrita y llamada a la esperanza. Seguimos: «Esto es mi cuerpo y ésta es mi sangre» y participamos todos del mismo Pan (Marcos 14, 22-25). La Eucaristía así no es una celebración al margen de la vida, sino recuerdo, presencia y encuentro con Cristo en el momento supremo de su entrega que inmediatamente nos trae y lleva a la calle con sus sufrimientos y esperanzas (como ocurrió la noche del Jueves Santo). El altar de la vida y de la Misa es el mismo. No nos puede ocurrir como a aquellos corintios a los que S. Pablo advierte severamente que cuando «hay divisiones entre ellos» y «cada uno empieza comiendo su propia cena» ya no celebran la Cena del Señor (1º Corintios 11, 17-34). Por eso, el cristiano camina de la concentración a la Eucaristía y de la Eucaristía a la concentración. ¡Hasta mañana en el altar!

«Un mundo nuevo, proyecto común» es el mensaje de la campaña número 55 de Manos Unidas que arranca el viernes 7 de febrero, Día del Ayuno Voluntario y tendrá, como punto fuerte la celebración, como cada año, en el segundo domingo de febrero, de la Jornada Nacional de Manos Unidas. Este año 2014, quiere promover la reflexión sobre la necesidad de lograr «una alianza mundial por el desarrollo», en coherencia con el octavo Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) propuesto por Naciones Unidas. Los países ricos han de unirse a los más desfavorecidos en la lucha contra la pobreza, plantea la ONG de la Iglesia para la ayuda a los países más desfavorecidos. No podemos olvidar que, cada día, en el mundo, 842 millones de personas sufren hambre.

Antonio Hernández-Carrillo

NOVEDAD

Conocer la realidad es el primer paso para disponerse a cambiarla Pedidos: Ediciones HOAC. Calle Alfonso XI, 4, 4º 28014 Madrid 2ª Edición 91 701 40 83 www.hoac.es - www.edicioneshoac.es

!

Dirección, redacción y administración: Alfonso XI, 4 - 4º. 28014 Madrid. Telf.: 917 014 080. Fax: 915 227 403

Tu 151 febrero  

Revista ¡TÚ! nº 151, del mes de febrero de 2014. Portada de las movilizaciones de Gamonal (Burgos), contra una obra innecesaria.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you