{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade.

Page 1

ISBN: 978-84-92787-32-6

Cuadernos

9

Selección de cartas que Rovirosa escribe a amigos y colaboradores. Aluden a situaciones personales, a trabajos en común, a momentos por los que atraviesa la HOAC. Nos muestran a un Rovirosa espontáneo e intuitivo, muy atento a la realidad y a los procesos que conlleva el tratar de transformarla para bien.

EDICIONES HOAC

Alfonso XI, 4-4º. 28014 MADRID Teléfono: 91 701 40 80. Fax: 91 522 74 03 e-mail: rovirosa@hoac.es www.edicioneshoac.org

Cartas


HOAC-Comisiรณn Permanente

Cartas


Causa de Guillermo Rovirosa Para recibir más información, enviar testimonios o comunicar agradecimientos, dirigirse a: HOAC-Causa de G. Rovirosa C/ Alfonso XI, 4-4º. 28014 MADRID Tfno.: 91 701 40 80 Correo electrónico: rovirosa@hoac.es www.hoac.es y www.fundacionrovirosaymalagon.es

Si usted quiere ayudar a la Causa, puede hacerlo mediante giro postal a la dirección arriba citada o mediante ingreso en la siguiente cuenta: Bankia ES98 2038-1816-20-6000453679 Promotora de la causa: Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC). Su proceso de canonización se abrió el 8 de julio de 2003

Edita: HOAC. Comisión Permanente. www.hoac.es ©E  diciones HOAC. Alfonso XI, 4, 4.º 28014 Madrid Tel.: 91 701 40 80 publicaciones@hoac.es Colabora en este cuaderno Alfonso Gil Acceso a su compra en la tienda online de www.edicioneshoac.es

ISBN: 978-84-92787-32-6 Depósito legal: M. 18172-2016

Preimpresión e impresión: Arias Montano Comunicación www.ariasmontano.com


Índice

Página

Introducción  .............................................................................................................................................................................. 5 Evangelizar y evangelificar. Predicar el Evangelio y realizar el Evangelio  ........................................................ 11

3


HOAC-Comisión Permanente

Introducción

Presentamos aquí una pequeña selección de cartas que Rovirosa escribe a amigos y colaboradores. Aluden a situaciones personales, a trabajos en común, a momentos por los que atraviesa la HOAC. No están hechas para ser publicadas, como otros escritos suyos; quizá por eso nos permiten un acceso más directo a la persona del autor y a sus sentimientos. Nos muestran a un Rovirosa espontáneo e intuitivo, muy atento a la realidad y a los procesos que conlleva el tratar de transformarla para bien. Y al mismo tiempo, a un creyente de fe probada, centrado en lo nuclear del Evangelio, con una inquebrantable confianza en la Providencia de Dios. Una pequeña introducción a cada una de las cartas intenta presentar el destinatario o situar mínimamente el tema que trata. El corto espacio de que disponemos en este Cuaderno nos obliga a prescindir de otras muchas cartas igualmente interesantes, incluso de párrafos de las que aquí publicamos que nos han parecido de menor interés. Todas ellas están publicadas en el Tomo VI de sus Obras Completas, al que invitamos a acudir  1  a quienes quieran conocer mejor la persona y la obra de Guillermo Rovirosa.

 1 

 Las Obras Completas de Guillermo Rovirosa están disponibles en www.edicioneshoac.es

5


Cuadernos

9

Josep Ricart, Consiliario en Barcelona, colabora habitualmente en el Boletín de la HOAC que dirige Guillermo Rovirosa. Se siente cuestionado en su trabajo. Madrid, 7 de octubre de 1948 Mosen Josep Ricart Barcelona. Querido Padre: Me parece que Nuestro Señor no nos pide que ganemos; sólo nos pide que luchemos el buen combate. Y, hoy por hoy, el buen combate es en la Acción Católica Obrera. Y cuanto más se enzarza la buena gente, ¡MEJOR! ¿Le han crucificado ya? ¿Aún no? Pues aún NO PUEDE retirarse… Usted ya ha puesto la mano en el arado. Ninguna obra particular le puede desviar de la obra de Dios. No se puede escapar. Dé una rápida ojeada a los dos últimos años. ¿No ve el dedo de Dios por todas partes? Le ha puesto en uno de los lugares de más compromiso. Su obligación es aguantar donde Él le ha puesto, hasta que Él lo eche fuera. Cuanto más me adentro en la consideración de la A.C.O. 2 más grandiosas proporciones toma a mis ojos. Creo que los más imaginativos se quedan muy lejos de LO QUE ES. Y Nuestro Señor le ha escogido... ¿Y le dice que NO? ¿Que busque otro? ¿Qué quiere usted, un cristianismo con ÉXITO? Si los que tienen temperamento luchador se espantan de la lucha, ¿qué haremos los otros? En la Lucha por Cristo, luchar constantemente ya es vencer, y sólo vence quien lucha constante: pase lo que pase. ¿No le tenía que decir todo esto? ¿He metido la pata? Perdóneme y excúsemelo, en gracia al amor que le tengo. Querido padre: siempre, siempre… ¡Hasta mañana! Rovirosa  2 

  Acción Católica Obrera, esto es, la Acción Católica dedicada a la evangelización de los obreros. Alude en concreto a la Hermandad Obrera de Acción Católica, que en esas fechas cumple los dos años de su existencia.

6


HOAC-Comisión Permanente

Josep Cardijn, sacerdote belga, fundador de la Juventud Obrera Cristiana (JOC) viene a visitar la Facultad de Teología de Comillas, en Cantabria. Rovirosa, que desea entrevistarse con él, lamenta no poder hacerlo en esa ocasión. Madrid, 23 de abril de 1949 Sr. Canónigo Josep Cardijn Bruselas. Bélgica Queridísimo maestro: Guardo como un tesoro la carta que tuvo a bien enviarme el año pasado, pero he olvidado lo más elemental: responderla y darle las gracias. Supongo que no será ni la primera ni la última vez que tendrá usted que perdonar a un obrero sus faltas de «forma», ya que su «fondo» no es del todo malo y le está profundamente unido por los lazos del agradecimiento y del amor. Nuestro movimiento HOAC, como todos en todas partes, gusta de proclamarse hijo de las ideas geniales que el Buen Dios ha tenido a bien inspirarle en orden a la Acción Católica Obrera. Leer sus discursos, sus palabras, son para nosotros rayos de luz que iluminan nuestro camino. Por eso le pido, primero a Dios y después a usted, que podamos conversar «in extenso» para que usted pueda juzgar las adaptaciones que ha sido necesario hacer de su método en las circunstancias de España. Comprendo muy bien que su primer viaje a España en la postguerra esté dedicado a los futuros sacerdotes, y en Comillas se encontrará usted, junto a seminaristas que no comprenden nada de nuestras ideas, a otros que son hoacistas apasionados y convencidos. Más que contactos oficiales, nos gustaría poder tener con usted conversaciones de carácter particular en las que se puedan tratar todos los problemas con la santa libertad de los hijos de Dios. Creo que estas entrevistas no podrán celebrarse en Comillas, porque los de los nuestros que hablan francés no podrían ir allí esos días, y me parece que es muy difícil conversar con cordialidad y exactitud por medio de un intérprete. Confiamos en que el Buen Dios nos dará esta oportunidad cuando convenga verdaderamente a sus intereses, mientras tanto permítame agradecerle todo lo que los obreros católicos españoles le debemos en la eficacia de nuestra acción. 7


Cuadernos

9

Y, puesto que nos consideramos como «los del Sr. Cardijn» consideramos también al Sr. Cardijn como «uno de los nuestros». Ahora permítame despedirme de usted a la manera de los de la HOAC ¡Hasta mañana! Rovirosa

Los hermanos Martín Molina han elaborado un proyecto de lo que denominan «empresa proporcionalista» en la que los obreros participan en la propiedad de la empresa. Rovirosa, que ya ha escrito el Manifiesto Comunitarista, valora e incluye las ideas de dicho proyecto en la propuesta que el HOAC presenta al Gobierno sobre una «Sociedad Anónima Laboral». Madrid, 2 de agosto de 1949 Sr. D. R. Martín Molino. Granada. Muy estimado hermano en Xto.: He leído la carta que ha mandado a la Comisión Nacional, y me apresuro a contestarle por mi cuenta, pues ya hace algunos días que quería escribirle. Efectivamente, aprovechando la información pública que se ha abierto al anteproyecto de «Reforma de la S.A.» hemos elaborado una «réplica» al proyecto en cuestión, y le hemos añadido un nuevo anteproyecto, en el que, con el nombre de SOCIEDAD ANÓNIMA LABORAL, metemos TODAS las ideas de Vd. sobre la empresa proporcionalista. Ha sido una gran lástima que hayamos tenido que hacer esta sin Vd., que es el único padre de la criatura, pero me parece que no habremos traicionado ninguno de sus pensamientos. Algunos detalles de adaptación ha habido que introducir necesariamente, por ejemplo, las «acciones» de los trabajadores no son préstamos, sino verdaderas acciones en el sentido que responden ante terceros. Pero son solamente detalles: la esencia me parece que la hemos mantenido. Seguramente que entre hoy y mañana quedará hecha la redacción definitiva, que se mandará a todas las Comisiones Diocesanas de la HOAC para que la informen antes del 10 de sept. con objeto de que se pueda presentar al Gobierno antes de la fecha tope del 30 Sept. De manera que todas aquellas cosas que Vd. crea que hay que modificar, podrá mandárnoslas y, como es natural, 8


HOAC-Comisión Permanente

serán las que se atenderán preferentemente. A todos nos duele que una cosa tan personal como ésta hayamos tenido que hacerla sin su presencia; pero como la cosa no es definitiva, ya tendrá Vd. oportunidad de decir lo que haga falta. Como se trata de meter el asunto en una información sobre «Sociedad Anónima» no se habla ni una sola vez de proporcionalismo, sino de la «Sociedad Anónima Laboral» con lo que conseguimos dos cosas: la primera es estar dentro del terreno a que se convoca, que es el de la S. A.; lo segundo no escamar más a los que están asustados con el comunitarismo, y les bastará oler alguna cosa de las que se nombraban en el Manifiesto (¡lagarto! ¡lagarto!) para que nos pusieran la proa. A propósito del comunitarismo, la cosa es divertidísima, porque son bastantes (¡claro!) a los que NO LES GUSTA, pero hasta ahora no aparece ni una sola razón en contra… Esta semana pasada he sabido de un nuevo simpatizante de calidad… fíjese Vd… nada menos que el Príncipe de Andorra. Me acuerdo mucho de las ideas de su Consiliario, referentes a que hay que crear «la poesía de la HOAC». Hágame el favor de darle la ficha de colaboración que le adjunto por si quisiera «hacer» un poco de poesía para nuestro Boletín de Dirigentes. En nuestro Boletín todo va sin firma, y el Director se reserva el derecho de vida, muerte, mutilación, descuartizamiento… y todo lo que entra en la interesante profesión de verdugo. Claro que no suele hacerlo, pero… lo hace. Su manía es extirpar todo lo que huele a «estilo clerical», tomando esta palabra en su peor sentido. ¿Y los GOES? ¿Hay alguno a la vista? ¿Y en el Seminario? Un abrazo a los queridos OAC granadinos con uno muy efusivo para Usted. ¡HASTA MAÑANA! Rovirosa

D. Eugenio Merino es el primer Consiliario Nacional de la HOAC. Como posdata Rovirosa incluye la sugerencia de la siguiente colaboración que solicita a Josep Ricart para el Boletín. Madrid, 2 febrero 1950 Rvdo. Sr. Josep Ricart Barcelona 9


Cuadernos

9

Muy querido padre: Hoy, día de la Candelaria y jueves sacerdotal, nos ha sido dado Consiliario Nacional a la HOAC en la persona del Rvdo. Sr. Eugenio Merino, de León. ¡Alabado sea Dios por este presente tan espléndido! Es la única persona en la que nadie pensaba, pero era el que Dios quería. En estos momentos de tribulación sólo una cualidad ha de dominar todas las otras en quien tenga la máxima responsabilidad en la Obra, y es la santidad. Todas las otras cualidades de «vista», «mano izquierda», «dinamismo», «capacidad», «influencia», etc., etc., etc., no sirven de nada sin la santidad. ¡Demasiado lo hemos estado palpando! Lo que más me impresiona de Don Eugenio es que ya casi está ciego del todo. ¡Qué confianza hemos de poner en Nuestro Señor que quiere poner en marcha la HOAC a base de despojos! Roguemos y esperemos confiadamente que bien pronto saldremos de la oscura tiniebla. Las «habladurías» sobre el «Boletín» son contradictorias. Yo ya he entregado el original para el nº de febrero, que supongo será el «canto del cisne» y tendrá 32 págs. Las probabilidades son que en la reorganización de la Comisión Nacional yo ya no dirigiré más el «B.» ni seguramente tampoco tendré ningún cargo. Como el «pecado comunitario» no es bastante grave para justificar que también me quiten la enseña, podré seguir trabajando para la HOAC desde abajo, que es donde me corresponde, y para lo que me parece que tengo vocación y aptitudes. El lunes que viene, si Dios quiere, llegaré a Barcelona a las tres menos cuarto, iré a su casa a tomar café, pues ya saldré comido de Vilanova. ¿Ha pensado en alguna «charlita» en el Seminario? Aún no me he enfrentado nunca con los seminaristas de Barcelona, y supongo que debe ser el único —de los importantes— con el que no he tenido contacto. También me veré con el P. Vilacreus para hacer una escapada a Sarriá. ¡Hasta mañana! Recuerdos a todos. Bien suyo, filialmente Rovirosa

10


HOAC-Comisión Permanente

Evangelizar y evangelificar Predicar el Evangelio y realizar el Evangelio Ambos conceptos indispensables conjuntamente - En la A.C.O. los obreros hemos de «dar a conocer» Cristo a los otros obreros, pero ante jornales miserables no podemos limitarnos a recitar párrafos de las Encíclicas, etc. * * *

Se plantea la posibilidad de que el Apostolado Obrero se organice como movimiento especializado de Acción Católica con entidad propia, al lado de las cuatro «ramas» tradicionales: los hombres, las mujeres, los jóvenes y las jóvenes. Madrid, 1 de junio de 1950. Año Santo Sr. Miquel Casals Vic Muy querido hermano en Xto.: Lamento mucho que haya habido algunas confusiones respecto al Cursillo interdiocesano de Catalunya y Baleares. No hace falta que os diga lo que a mí me gustaría hacerlo entre vosotros, pero hay algunas circunstancias que me parece que reclaman que se haga en Barcelona. Se quieren poner en marcha las diócesis de Girona, Urgell, Lleida, Tortosa y Tarragona, que hasta ahora están a la expectativa; como -gracias a Dios- Barcelona ya camina, se quiere hacer en Barcelona una cosa grandiosa, a fin de empujar a los retrasados. Se quiere que asistan seminaristas de todas las diócesis, y eso hace suponer (Catalunya y Baleares) un mí11


Cuadernos

9

nimo de 150 cursillistas. El acto de la tarde (público) se quiere que cada día tenga resonancia, y tal como está actualmente Barcelona se llenaría cada día el paraninfo del Seminario. El Cursillo lo dará el Consiliario Nacional con un servidor. Ya nos veremos en la Semana Nacional, donde este año parece que se planteará (antes ya lo habrán hecho los Consiliarios) el problema que se denomina de la quinta Rama, en el sentido de que el Apostolado Obrero tenga una personalidad dentro de la A. C. parecida a la de las Ramas, pero sería mixta; ya que, por ejemplo, los Centros Parroquiales, con un solo Consiliario y una sola Junta, agruparían hombres, mujeres, chicos y chicas, que formarían cuatro «secciones». La cosa parece que se presenta bastante bien. La pelea en la Semana de Consiliarios parece que será fuerte, y estoy seguro que los de Vic no serán de los «mirones». Un abrazo muy fuerte a todos los OAC vicenses…. Querido hermano, ¡hasta mañana! Rovirosa

La HOAC está viviendo un momento delicado. El semanario ¡Tú!, que ha llegado a editar 45.000 ejemplares, fiel a su línea reivindicativa informaba sobre los conflictos en el transporte público de Barcelona, que desembocan en huelga general, extendiéndose las huelgas al País Vasco y a Madrid. El gobierno presiona a la jerarquía eclesiástica, que, tras cinco años de defensa constante de la publicación, se ve forzada a que esta haya de someterse a la censura gubernativa. La HOAC no acepta esta condición y suspende la publicación. Madrid, 3 de abril de 1951 Rdo. Sr. Josep Ricart. Pbro. Barcelona Muy querido padre: Comprendo demasiado bien la angustia de su última carta. 12


HOAC-Comisión Permanente

Es en momentos como estos en los que se ve la total (enciclopédica, diría) debilidad nuestra. Ninguno sabemos qué hemos de hacer ni cómo reaccionar. La única cosa que todos sabemos hacer es decir: «¡¡NO!!» al que insinúe la más mínima acción. Y bien, padre mío, es menester hacer una Encuesta. La Encuesta de la HOAC. Y lo primero que uno ve es que no tenemos dirigentes (ni con sotana ni con chaqueta). Después de cinco años de esforzarnos y de autosugestionarnos, estamos así. ¿Causas? Creo que los propagandistas hemos errado el camino. Hemos buscado afanosamente operarios para la viña del Señor, cuando lo que se nos había mandado, en primer lugar, era pedirle al Señor que Él los enviara. Yo he de confesar mi culpa: por cada semana pasada «buscando» operarios, no he pasado un minuto «pidiéndolos». Puede ser que algún moralista me haría «distingos» (para tranquilizarme) entre lo explícito y lo implícito, y puede que tuviera razón. Pero lo cierto es que (por lo que se ve) todos los propagandistas de la HOAC —en más o en menos— todos padecemos del mismo mal. Esto por una parte, como una primera pieza estropeada en un mecanismo que da gusto mientras está parado. Pero hay otra, también dentro de mí, que no funciona. ¿Cuál es el móvil (último, profundo) de mi propaganda? Unas veces será: salvar almas y lo cierto es que nadie me ha mandado (ni me puede mandar) salvar almas. Otras veces será: hacer crecer la HOAC, como expresión del Cuerpo Místico, pero eso tampoco me lo ha mandado nadie que lo haga externamente. En el «Diálogo» de Santa Catalina (y en todo el Evangelio) Nuestro Señor me dice que la viña que yo he de trabajar es la de mi interior, pero no en un sentido egoísta como parece que entienden muchos «vividores» interiores, sino en cultivar dentro del corazón el Mandamiento Nuevo. Esto, padre mío, esto, me parece que es el «Reino de Dios y su Justicia», y si yo quisiera a los obreros, a los seminaristas y a los curas con un amor que fuese solamente como el que la madre me tenía (aún estando tan lejos del Amor que Dios me tiene) estoy seguro de que nadie se resistiría… Pero, en lugar de eso, ¿qué hacemos? Sucedáneos y más sucedáneos… Y la cosa no marcha, ni marchará, porque no puede marchar… ¡si antes no nos convertimos al cristianismo de Cristo! Todo esto que acabo de escribir… ¡qué bonito es!, ¡qué bien se explica y se escribe! Pero no sirve para nada predicarlo y escribirlo (más bien es contraproducente) si el que lo dice o lo escribe no lo vive. Es así, padre mío, Sí, sí. No, 13


Cuadernos

9

no. Los moralistas y los «tranquilizadores» pueden decir muchas cosas, todas mejor dichas las unas que las otras, pero lo que nuestros ojos ven ¡ES ESTO! Acabemos la encuesta: ACTUAR. ¿Qué hay que hacer? No veo ninguna otra salida que la «conversión» al cristianismo de Cristo. Como los niños que van a la escuela, cuando han «pasado» un libro, y ya lo saben, les dan otro, nosotros ya hemos pasado el cristianismo aburguesado y cerebral, de vida interior egoísta, y es menester que nos decidamos a algo más difícil, pero más auténtico: VIVIR INTERIORMENTE EL MANDAMIENTO NUEVO. ¿Cómo se hace eso? Me parece que no hay que preguntárselo a ningún vivo que se ha de morir, sino a los vivos que viven eternamente. ¿Verdad? Perdóneme estas expansiones. De todo corazón, es bien suyo Rovirosa

La suspensión del ¡Tú! supuso una cierta crisis. La actividad de los militantes estaba muy centrada en el semanario, en su difusión. Pero lo que en principio se vivió como pérdida fue ocasión de que en adelante el mayor esfuerzo de la HOAC se dirigiera a la formación de militantes. Los «Cursillos Nocturnos» —tras duras jornadas de trabajo— fueron herramienta insustituible para iniciarse en la «Encuesta», como método de afrontar la realidad social de modo responsable y cristiano. Enseguida se dio el paso al «Plan Cíclico». Madrid, 26 de noviembre de 1951 Rdo. Josep Ricart. Pbro. Barcelona Mi muy querido padre: Tiene razón en todo lo que dice. Lo que pasa es que no la tiene toda. La HOAC no tiene por misión HACER COSAS, sino HACER HOMBRES que hagan cosas. Mientras estos hombres no estén ¿de qué serviría hacer nada? Y cuando estos hombres estén, las cosas se harán solas. 14


HOAC-Comisión Permanente

La tarea que la HOAC tiene delante es la de cambiar una mentalidad… ¡de arriba a abajo! Y eso es tarea larga, dura y paciente. Si miramos a dónde vamos, aún estamos lejos, pero si miramos de dónde venimos, también se ha hecho camino; mucho más del que yo me hubiera atrevido a soñar. En los primeros años todo era lucha por si la HOAC ha de ser así o asá; todo el mundo se creía con derecho de decir su opinión. Mientras la HOAC iba HACIENDO.Ahora ya hemos llegado a un tiempo en que la personalidad de la HOAC se ha impuesto, y ya no se oyen voces dándonos consejos, sino que todos los que se acercan es para informarse; se nos pide que vayamos a explicar lo que es la HOAC. Ahora, me parece, ya viene el tiempo del crecimiento. Los Seminarios también están ya maduros e irán dando sin interrupción sacerdotes OAC. Cada vez veo más claro el dedo de Dios que nos conduce. Se está haciendo un nuevo plan de Cursillos Nocturnos, ya que hemos llegado a la conclusión de que el éxito de los que yo he dado hasta ahora constituye precisamente su fracaso. La cosa es clara: yo daba Cursillos Nocturnos con la finalidad de que entre los asistentes saliesen propagandistas que también dieses Cursillos Nocturnos. Y han salido tan pocos que sobran dedos de una mano para contarlos. ¿Por qué ocurre esto? Por lo que le decía del éxito. El ser tan concurridos los Cursillos que yo daba, espantaba a los posibles candidatos a Director de Cursillo Nocturno; nadie se veía con fuerzas de intentar siquiera la primera prueba. Por eso, los Cursillos Noct. de 1º y 2º Grado se darán ahora en Madrid casi sin interrupción (semana sí, semana no) a seis militantes, acompañados cada uno por su Consiliario, para poner en relación el Método de Encuesta y los Equipos, y con D. Eugenio. A esto le podríamos llamar: trabajo en profundidad. Para hacer trabajo en extensión se prepara una plan de Asambleas Diocesanas de la HOAC en las diócesis (casi todas) que hasta ahora no la han hecho. A base de planes y propagandistas de la Comisión Nacional removiendo la diócesis durante una semana. Ahora la HOAC ya interesa a todo el mundo y estas Asambleas pueden ser un «punto de arranque» en muchos lugares. Todo eso, sin embargo, no son más que proyectos. La HOAC marcha, Mosen Ricart, a pesar de todos nosotros, que, tiene toda la razón, lo hacemos tan mal como podemos. Pero se ve que tenemos bue15


Cuadernos

9

na voluntad, y Nuestro Señor pone lo que falta, si no, no se explica… Por lo demás, me parece que, desde que el mundo es mundo, nunca ha habido ninguna empresa tan entusiasmante como esta… De todo corazón, bien suyo Rovirosa ¡Hasta mañana!

Jesús Mairal es un joven hoacista que ve en Rovirosa casi un padre. Este le anima y orienta al tiempo que le exige. En el Boletín de la HOAC se publican mensualmente las encuestas que los militantes han de responder en sus equipos y luego enviar a la Comisión Nacional, que a su vez las reunirá y trabajará como expresión de los planteamientos de una comunidad que avanza. Madrid, 10 de Marzo de 1952 Sr. D. Jesús Mairal Huesca. Mi muy estimado hermano en Xto.: Tengo a la vista tu carta del 28 de Enero; Torres me ha enseñado tu última, y también tengo a la vista… que no mandaste las Encuestas de Enero. El servicio de Cristo, hermano, no puede hacerse a favor del dinero, del poder, de la influencia, de los halagos y ayudas, de los éxitos deslumbrantes… sino contra todas esas cosas. Desgraciadamente son muchos los que creen que se puede hermanar el cristianismo con la comodidad, y un número muy grandes están seguros de haberlo conseguido. Ninguno de estos puede ser instrumento para extender «el Reino». La contrariedad y la contradicción son el mejor regalo de Dios… cuando se va, con corazón limpio, únicamente tras la mayor gloria de Dios. 16


HOAC-Comisión Permanente

Cuando no hallamos donde descansar, pues todo y todos son hostiles, o no nos comprenden, entonces estamos en muy buenas condiciones para estar seguros de que vamos con Dios si permanecemos fieles, o de que nos impulsaba (más o menos) la «mandanga», si desertamos. Dios prueba a cada uno según la tarea a que le destina. Tu prueba es dura, pero me parece que te ha dado un par de «muletas» (para sostenerte y andar) estupendas, en las personas de D. Antonio y de tu novia. Aguanta firme, creyendo contra toda evidencia, y esperando contra toda desesperación. Solamente te pido que, con toda tranquilidad de ánimo, hagas una Encuesta con D. Antonio para daros cuenta de los verdaderos éxitos y fracasos de la HOAC en Huesca, y estoy seguro de que los verdaderos éxitos (éxitos a los Ojos de Dios) son consecuencia de aparentes fracasos de planes y previsiones vuestras, mientras que los aparentes éxitos de lo que se planeó con gran «vista» y «mano izquierda» es lo que, poco a poco, ha conducido al estado actual. Ahora bien, ahí tenéis lo fundamental para vencer: tenéis un equipo formado por D. Antonio, tú y tu novia. Si a esto unís algunos enfermos y religiosas (por ejemplo, aquellas donde celebramos la hora santa), podréis tardar un poco más, o un poco menos, pero no podéis fracasar si sois fieles, ya que vuestro fracaso representaría el fracaso del Evangelio. Imagínate que los que han «descampado» hubieran permanecido, con su flojera, su desgana, su nulo espíritu de sacrificio… ¿a qué victorias hubierais podido aspirar con un ejército merengue así, si Dios no podía luchar a través de ellos? Me parece que todavía crees demasiado en los hombres, y los hombres te fallarán siempre que te apoyes en ellos… Somos demasiado blandos… El buen hoacista no cree más que en Dios, ni descansa más que en Dios, ni pone su confianza y su amor más que en Dios. Y todo lo que no es Dios solamente puede apreciarlo si lo mira a través de Dios. Si miras a tu novia teniendo a Cristo interpuesto entre los dos, la verás con una luz y claridad angélicas, pero si Cristo desaparece y la miras sin Él, será casi seguro que tu mirada será turbia. Así la HOAC (o la JOAC) mírala con los Ojos de Cristo… cuando subía al Calvario con una Cruz so17


Cuadernos

9

bre los hombros. Entonces… ¿te atreverás a quejarte? ¿No verás que te han escogido para la aventura más gloriosa del mundo, tan parecida a la Suya? Un respetuoso saludo al querido Don Antonio (¿encontró la custodia?). Mis mejores afectos a tu novia, de la que conservo la foto. ¡Hasta mañana, en el Altar! Tuyo Rovirosa

Respuesta a Jaume Guitart que ha sido invitado a colaborar en la Comisión Nacional y duda ante la decisión que ha de tomar. Madrid, Día de Corpus de 1952 Sr. D. Jaume Guitart Mahón Muy querido hermano en Xto.: Contesto a tu última carta, despues de haberla «pensado». Me parece que tu posible venida a Madrid has de enfocarla como un asunto entre tú y Nuestro Señor. De verdad creo que se trata de un salto en el vacío. Si vienes a servir a Cristo, ven a servir a Cristo. Si te colocas, en la Comisión Nacional casi no te podremos aprovechar para nada: las salidas de Madrid (que es lo que interesa) ya no te serán posibles. Si confías en mí, yo te defraudaré. Si confías en cualquier persona, te defraudará. Si confías en ti mismo, fracasarás. Si te fías de Nuestro Señor, tiene el éxito asegurado… ¡con una hermosa cruz! Si vienes a Madrid con todos lo cabos atados… ¡estás perdido! Por todo eso te repito que esta «papeleta» has de resolverla con Cristo. No se trata de una nueva orientación en tu vida, sino de hacer «fuego nuevo». Algo parecido a que te metieras fraile. No hay término medio. Esperando tropezar con Anás y Caifás, y que Herodes y Pilatos te crucifiquen. No me atrevo a ofrecerte nada más. Ciertamente, esto no es ningún buen negocio. Ciertamente, esto es una animalada. Pero siempre ha sido así. 18


HOAC-Comisión Permanente

Estamos entrando en los tiempos heróicos de la HOAC, y es necesaria una entrega total a Cristo. Yo no puedo hacerte ningún programa de los caminos que Nuestro Señor te hará andar; pero tú ya eres mayorcito y —en términos generales— te los puedes imaginar. Ahora bien: en Menorca también faltan operarios que trabajen la viña del Señor, y tu tarea ahí puede ser interesantísima. Con toda la libertad de hijo de Dios, tú, y solamente tú (después de hacer una buena Encuesta con Cristo), has de tomar una determinación. Yo pido —hace tiempo— a Nuestro Señor que me envíe alguien que haga «Equipo» conmigo. Muchas veces he sospechado que tú eres «el enviado». Pero sistemáticamente van fallando todos los que yo «esperaba». Lo que es necesario, hermano, no es hacer tal o cual cosa, sino hacer la voluntad de Dios. No sé si estas líneas te darán las precisiones que me pedías en la tuya; en todo caso, son la expresión de mi convencimiento. Con abrazos a todos los queridos OAC de Menorca, se te despide ¡Hasta el Altar, mañana por la mañana! Tuyo Rovirosa

19


Cuadernos

9

Continuación de la carta anterior. Alude a las dificultades de echar a andar el Plan Cíclico. (El Dr. Bonet es Secretario de la Junta Técnica de Acción Católica, desconfía de los planteamientos de la HOAC; el Cardenal Primado —Mons. Enrique Plá i Deniel— siempre la ha apoyado; Mons. Vizcarra es el Obispo Consiliario de la Acción Católica). Visión positiva, superadora de la crisis tras la suspensión del ¡Tú!. Insistencia a la confianza en la Providencia. Madrid, 28 de junio de 1952 Sr. Jaume Guitart Mahón Muy querido hermano en Xto.: Muchas gracias por tu carta (con felicitación) del 23 del corriente. Quiero decirte algo sobre un punto de tu carta, que me parece que te hace sombra, y no te deja ver con claridad ciertos aspectos de la HOAC. Me refiero a la relación que te parece que hay entre las palabras y la actitud del Dr. Bonet y la orientación que el «Plan Cíclico» quiere dar a la HOAC. Lo cierto es que el Dr. Bonet no sabe nada del «Plan»; los que lo han visto y aprobado «ad experimentum» son el Cardenal y el Obispo Mons. Vizcarra. ¿A que no te lo esperabas? En segundo lugar, por su propia naturaleza, el «¡Tú!» era un INSTRUMENTO al servicio de los militantes, y en esa medida tenía sentido su existencia. Pero me parece que se había producido una inversión de valores, como pasa con el capitalismo (que ha convertido a los hombres en instrumentos del capital); los militantes se habían convertido en instrumentos del «¡Tú!». ¿Tu crees que eso es apostólico? Mis palabras de la carta anterior se referían a un estado de ánimo y no a nada concreto. A una actitud de confianza en la Providencia. Los que se casan hacen muchos cálculos y toman un montón de precauciones; estoy seguro de que después del primer año de matrimonio todo pasa diferente de lo que habían previsto y calculado. Por eso me parece que lo único necesario es ir limpio de corazón a fracasar por Cristo, para acompañarlo al Calvario… y a la Resurrección. La resurrección no es el premio al fracaso, sino el premio a la fidelidad manifestada 20


HOAC-Comisión Permanente

en la prueba del fracaso. Mirado así, ¿no ves los fracasos como el gran don de Dios a sus apóstoles? No tengas por tanto miedo de los fracasos; pero ten gran miedo de la infidelidad… Mi buen hermano: hace pocos días leía esto: la actitud propia de los que se aman no es mirarse el uno al otro, sino el mirar los dos al mismo lugar. De todo corazón, se te despide ¡Hasta el Altar, mañana por la mañana! Tuyo Rovirosa

Convergencia entre el apostolado del mundo industrial y del mundo campesino. Madrid, 6 de septiembre de 1955 Sr. D. Jesús Mairal Huesca Mi querido Jesús: Llevo desde hace un mes y medio tu carta en el bolsillo, sin atreverme a contestarla. Pero ya no puedo demorarlo más. Allá va. Yo antes creía que lo de la vocación era una cosa puramente personal, pero D. Tomás me ha hecho ver que es una resultante de lo personal y de lo externo; por lo mismo que yo soy: yo y mis circunstancias, como diría Ortega. Dios está llamándonos por dentro con voces que rarísimamente son rotundas; lo suficiente sin embargo para que tengamos una seguridad moral; pero el mismo Dios nos está llamando desde fuera con todo «lo que pasa» a nuestro alrededor. Conjugar estas voces de dentro con las de fuera, me parece que es la tarea principal de quien se proponga, ante todo, seguir el Plan de Dios, para que se haga Su Voluntad y no la de uno. 21


Cuadernos

9

Positivamente Dios se opone (con los hechos) a que se desarrolle una HOAC industrial en esa Diócesis fundamentalmente agrícola. Tú eres el testigo más cualificado para esta afirmación. Dios te lleva también, sin tu quererlo, de la ciudad al campo. ¿Qué consecuencia sacar de todo ello? Ahí va lo que pienso: Lanzarte a la HOAC en ambiente agrario, sin cambiar el nombre ni nada. Donde los adherentes sean trabajadores mezclados, o donde sólo sean campesinos; es igual. Nosotros estamos para actuar sobre personas para que se decidan a luchar por el Reino de Dios; lo demás son cuentos. Claro está que el ritmo no puede ser el mismo; en verano no tendrás tiempo para nada, pero en invierno te sobrará tiempo para todo. Los campesinos son los más necesitados de jefes, por una parte, y son la principal fuerza por otra. Piénsalo bien. A mi entender esta solución no viola tu vocación, antes quizá pueda servir para consolidar tu Equipo familiar, que es el fundamental. Del 16 al 23 de octubre se celebrarán en Lérida unos Ejercicios Apostólicos de 1º Grado, que los dirigiremos D. Tomás y yo. Si pudiérais mandar uno (o dos) párrocos rurales, cada uno con dos o tres «rebeldes», creo que podría ser un buen punto de partida para todo lo que acabo de decirte. Vuelvo a decirte que lo penséis bien, tú y D. Antonio. Asistirán principalmente de las Diócesis de Lérida, Urgel y Solsona, con sacerdotes y obreros del campo y de la ciudad. Es muy fácil que me equivoque en todo esto que te digo; pero no puedo evitar sentir en mi interior una seguridad de que este es el gran camino: obreros de la ciudad y del campo unidos, en apretado abrazo, en una sola tarea y un solo deseo. Pero esto no se puede decir antes de hacerlo, sino que es indispensable hacerlo antes de decirlo. Y hacerlo de la única forma que se hacen estas cosas: haciéndolas. Hoy son varios los Centros de la HOAC integrados exclusivamente por campesinos, y nadie protesta, antes al contrario: están encantados. El caso es no hablar de si son esto o aquello. Son trabajadores que quieren luchar por Cristo y basta. Es posible que con tanto tardar esta carta llegue tarde. No lo sé; lo único que sé es que Dios hace y sabe lo que quiere. Un abrazo muy fuerte a todos. ¡Hasta mañana, en el Altar! Rovirosa.

22


HOAC-Comisión Permanente

Josep Insa es seminarista muy próximo a su ordenación sacerdotal. (Sin fecha en la copia de que disponemos) Sr. Josep Insa Tortosa Queridísimo hermano y futuro padre en Xto.: Como todas, tu última carta me ha dado una gran alegría. La alegría de estos tiempos, cuando se ve que las higueras ya brotan y se paladean los higos que vendrán en agosto… Tienes toda la razón sobre que contestar como es debido a tus preguntas exigiría largos tratados… que, de breves, casi no servirían para nada. Además, de cosas de estas no andamos escasos, ¡gracias a Dios! Para tema del 1º de Mayo yo te propongo otro, que te dará menos trabajo para estudiar pero te dará más que pensar, que eso, en último término, es lo propio del hombre. El tema es el siguiente: La gran dificultad para el contacto de un sacerdote y un obrero es llegar a establecer el diálogo sobre el tema religioso. Pues resulta que el obrero (o el campesino, es igual) sólo sabe hablar en el lenguaje habitual de la vida ordinaria, y el cura (por estas tierras) sólo sabe hablar el lenguaje eclesiástico. Y para que los dos se entiendan es necesario, en primer lugar, que hablen un lenguaje común. En caso contrario se llega necesariamente a un diálogo de sordos: ¿Qué, vas a pescar? No, voy a pescar. Ah, creía que ibas a pescar… Para resolver esta dificultad hay dos caminos: 1.º Que el obrero llegue a hablar el lenguaje escolástico. Eso es lo que intentan hacer (con el pintoresquismo de todos conocido) esos seres estrambóticos que se llaman ratas de sacristía. 2.º  Que el cura vuelva a aprender el lenguaje ordinario. 23


Cuadernos

9

A mí, personalmente, me parece que esta segunda es la solución más oportuna. Sobre todo, pensando que el Nuevo Testamento (y particularmente San Pablo) pueden ayudarle a reencontrar el lenguaje perdido. Eso, me parece, es lo que hay que hacer. La dificultad está en contestar la siguiente pregunta: ¿cómo hay que hacerlo? La solución me parece que no es sencilla. Y, en todo caso, no soy yo quien pueda encontrarla, sino vosotros. Se trata de decir las mismas cosas de otra manera. Se trata de llegar a explicar la procesión de las Divinas personas a vuestra madre, de tal manera que lo entienda. Entonces todo estará resuelto. Por tanto, creo que podríais hacer, para el 1º de Mayo, un ejercicio de traducción muy interesante. Por ejemplo, traducir al lenguaje de la calle la noción de gracia santificante. U otro tema vital para el cristiano, como el de la pobreza evangélica (o espíritu de pobreza); o precisar inteligiblemente lo que es el Reino de Dios, etc., etc. Cuando un trabajador ha entendido estas cosas entrar a la Iglesia católica no les cuesta nada. Con mis mejores saludos a los queridos compañeros «esperanza de la Patria», se despide ¡Hasta mañana en el Altar! Bien tuyo. Rovirosa

Carta circular que envía en agosto de 1957. Mi accidente ocurrió el día 22 de junio, y tuvo una primera fase, que duró 24 horas, de grandes dolores. Se amputó el pie y se dieron los puntos en la herida. La segunda fase ha durado hasta primeros de agosto, esperando que la herida dejara de exudar y se cicatrizara completamente. En esta segunda fase he tenido que estar casi constantemente tumbado, con un calor insoportable, debilitado por el raqui y por la pérdida de sangre y sobre todo, por el calor y la inacción; he perdido mucho peso. 24


HOAC-Comisión Permanente

Ciertamente, he tenido mucho tiempo para pensar, para meditar, para rezar, para contestar cartas, pero… estaba en un estado de prostración que no me permitía hacer casi nada de estas cosas. El 10 de agosto, empieza la tercer fase, que durará hasta que puedan ponerme un pie ortopédico, y dicen que durará de tres a cuatro meses, hasta que el muñón esté bien consolidado. Salí del horno de Madrid y estoy en el Monasterio de El Paular, en plena Sierra de Guadarrama. En los pocos días que estoy aquí, he notado una recuperación en el apetito y en la vitalidad, aunque estoy todavía flojísimo. He empezado a andar algo, apoyando la rodilla de la pierna mutilada en una silla, y así hago ligeros desplazamientos; todavía estoy muy débil para apoyarme en las muletas, pero espero que pronto podré empezar. Doy gracias a Dios por este accidente por muchos aspectos, uno de los cuales es el gran número de cartas y testimonios de afecto que he recibido de todas partes. Esta comunidad de corazones, unidos en el Corazón de Cristo, que durante tantos años se ha querido crear, es una realidad y esto llena mi corazón de gozo. Yo hubiera deseado contestar extensamente cada carta, y sin retraso; pero ello no me es posible. Para no demorar más, no tengo más remedio que emplear este sistema de copias a máquina, que espero me sabréis perdonar en atención al estado en que me encuentro, (muy bien atendido en todos los aspectos, pero con una gran flojera y debilidad que mejoran muy lentamente).

Jose Insa, recién ordenado sacerdote, llega a su primer destino. Rovirosa le anima a ver campo de actuación en cualquier lugar y a actuar con la libertad que da el amor a Cristo. 8 de octubre de 1957 Rdo. Sr. D. José Insa Amposta Mi querido Padre: Con gran alegría (como siempre) he recibido tu carta del sábado. Ya estás llegando a donde ibas durante doce años. Bendito sea Dios. Amén. 25


Cuadernos

9

Voy a fijarme solamente en un párrafo de tu carta; el que dice: De momento no puedo hacer nada con los hombres. De momento puedes hacer algo con un hombre, todo un hombre: San Pablo. Relee a San Pablo y fíjate en su doctrina sobre la esclavitud de la ley y la libertad del amor. A tí la ley te obliga a cuidarte de las niñas y a observar un reglamento (otra ley), y en esto te hallas en plena zona de esclavitud. Estoy por decirte que lo mismo te pasaría si te hubieran encargado de la HOAC. Esto no es malo (¡qué va a serlo!) pero estamos todavía en la zona de la esclavitud, o del temor, o de la atricción, como más te guste, que es un primer paso (no matar, no robar, obedecer a los superiores, etc.). Pero, SI QUIERES, puedes entrar en la zona de la libertad, en la que ya no necesitas reglamentos, ni órdenes de los superiores; lo único que necesitas es amar a los hombres viendo en ellos a Xto. ¿Los amas así? ¿Quién puede impedirte hacerte amigo de un obrero socialista de Amposta? ¿Ni a quién tienes que pedirle permiso para veros en tu casa o en la suya? ¿No te ordenaron sacerdote para llevar a Xto. a los hombres, y a los hombres a Xto.? Quizá en este mismo momento en tu mente aparece la pregunta: ¿Y qué haré con este hombre? Si fuera así, ¡malo!; ello sería señal de que necesitas el látigo del reglamento y el imperativo de la ley. ¿Qué harás con este hombre? ¡Lo que Dios quiera y tu fidelidad le consienta! Cuando los hombres fabricamos reglamentos y leyes, le estamos pisando el terreno a Dios; al querernos hacer pasar por el aro a nosotros mismos, inconscientemente pretendemos ponerle límites a la Providencia…, que donde hay reglamentos y leyes parece que ya no le dejamos nada que hacer. Claro está que los reglamentos y las leyes son necesarios a nuestra naturaleza pecadora, pero la ascesis cristiana no consiste en otra cosa que en necesitar cada vez menos reglamentos y leyes, para entrar progresivamente en la zona de la libertad de los hijos de Dios, que es la zona del puro amor en Xto. que no admite ni reglamentos ni leyes. Tú tienes ahora, al principio de tu sacerdocio, una oportunidad para hacer esta experiencia.Con las niñas, guíate por los reglamentos y los preceptos de los superiores, y no perdones esfuerzo ni sacrificio para cumplirlos y hacerlos cumplir. Y observa, observa… Con los adultos (los que han pasado el servicio militar) déjate guiar solamente por el Amor de Xto. Y observa, observa… No les digas ni el nombre de la HOAC (que sí es fruto de un reglamento y una ley). Primero y siempre el Amor de Xto. que se manifiesta, no en la limos26


HOAC-Comisión Permanente

na en cualquiera de sus formas (la limosna en cualquiera de sus formas y tal como se practica, rarísimamente es Caridad cristiana, ya que ésta exige DAR previamente al «otro» toda la dignidad de Xto. y ponerse interiormente a sus pies: repasa este paréntesis a la luz de tu teología, y te explicarás los fracasos ininterrumpidos que la extensión del Reino de Dios experimenta en nuestra Patria; los «limosneros» dan de todo, menos dignidad, que es lo primero y fundamental) sino en la amistad con todas las exigencias humanas que esta palabra lleva consigo. Cuando seáis amigos, el hablar de Xto. será una necesidad, y se recibirán tus palabras como recibe la lluvia la tierra sedienta. No olvides que sobrenatural significa, exactamente: sobre-natural. Y el amor de Caridad sólo puede existir donde hay un cimiento de amistad natural. La nada no puede elevarse a ninguna parte, ni siquiera al plano de Dios. Cuando tu amigo ame a Xto. y a su Iglesia en plenitud, entonces ya puedes hablarle de la HOAC sin peligro de capillismos, pues no la verá como un reglamento, o una ley, sino como la morada en que el Padre le sitúa para liberarse y liberar a otros. Esto lo puedes hacer con cualquier adulto que el Señor te ponga por delante, y no necesitas ni permisos ni autorizaciones; te sobra con tu ordenación. Cuando tengas tres o cuatro adultos con este espíritu, entonces será el momento de pensar en «legalizarlos» y seguramente que no surgirá ninguna dificultad. Pero si antes que nada te preocupas de la legalidad y de los reglamentos, cuando todo esté perfectamente legalizado te encontrarás en las manos solamente apariencias y ficciones legales; total ¡NADA! ¿No es acaso esto lo que vemos a nuestro alrededor? Busca, pues, primero que nada, el Amor del Reino de Dios y su Justicia, y las leyes y los reglamentos se te darán por añadidura. Y, además, BUENOS. Otra cosa quiero también indicarte. Me parece (y a lo mejor es un falso testimonio) que muchos nuevos sacerdotes, cuando caen en un primer destino, se plantean la situación así: ¿Qué puedo hacer yo aquí? Y, ¡claro está!, no pueden hacer otra cosa que entretenerse con niños, niñas y algunas mujeres. No quiero decir que haya que despreciar a los niños ni a las mujeres, sino que la atención principal ha de centrarse en los hombres adultos de la Iglesia discente… tal como practicó y nos enseñó Xto. Ahora bien, me parece que la buena manera de plantearse su situación ante el primer destino es (para el nuevo sacerdote) ésta: ¿Qué no puede hacer Xto. aquí, a través de mi fidelidad a Sus Gracias? ¿Qué te parece? ¿Puede alguno blasfemar 27


Cuadernos

9

diciendo que: no se puede hacer nada y tumbarse a la bartola de la maldita rutina, que tantos estragos causa en el Cuerpo Místico? Y basta de tabarra. Dentro de ocho o diez días iré a Montserrat donde estaré seguramente hasta fin de año. ¿No podrías hacer una escapada de un par de días a la sombra de la Moreneta? Te espero allí, y mientras tanto, te manda un abrazo descomunal Bien tuyo Rovirosa

D. Tomás Malagón es Consiliario Nacional de la HOAC desde 1953. Junto con Rovirosa diseñan el «Plan Cíclico» de formación de la HOAC. Tras el cese de Rovirosa en la Comisión Nacional se verá él también víctima de sospechas y denuncias. Montserrat, 31 de diciembre de 1957 Don Tomás Malagón Mi muy querido Don Tomás: Recibí su afectuosa carta de 23 del cte. cuando ya echaba verdaderamente de menos su comunicación. No me dice V. R. gran cosa, solamente que han pasado muchas cosas, no me dice cuáles, pero algo me ha llegado por otros conductos. Claro está que lo hecho ya no puede removerse y hay que apechugar con ello, pero sigo creyendo que yo estaba en lo cierto al indicar la conveniencia de quietud y silencio. Y si insisto, no es por reconvenir (que lo detesto) sino por creer que todavía puede servir. Tenga V. R. en cuenta (hay que ser objetivos) que de V. R. para arriba no tiene V. R. defensores, sino lo contrario; al revés de lo que les pasa a los otros. Antes beneficiaba V. R. del papel de víctima, pero ahora serán ellos los que se beneficiarán de esto. Cualquier cosa que haga o escriba se utilizará contra V. R. Si hace un Cursillo en Carabanchel, le saldrá una denuncia por donde menos podría esperarse: por 28


HOAC-Comisión Permanente

parte de las monjas y se utilizará frenéticamente; si escribe a Don Vicente, se sacarán copias (no se sabe dónde) y le comprometerán. Repito, sin embargo, que todavía está a tiempo si es capaz de guardar quietud y silencio… una temporada, hablando solamente de cosas espirituales, como me decía a mí. No haga planes ahora; no haga ningún plan. Deje que los haga Él, y sométase, seguro del triunfo. Esto es lo sobrenatural, clarísimo; pero en el orden natural es lo mismo, ya que, si hace V. R. cualquier plan, ¿con quién cuenta adicto a su persona para arrostrar todas las consecuencias, fuera de este pobre inválido que está fuera de la circulación? Vea, vea objetivamente con quiénes y hasta dónde puede contar con los que están a su alrededor. El Señor lo deja a V. R. sólo para que no tenga más salida y apoyo que Él. A mí esto no me disgusta en sí, sino todo lo contrario, porque la victoria será clamorosa. Lo que me hace sufrir es el temor de que su temperamento le traicione, y domine a su dialéctica. Esta es mi súplica constante: la fidelidad. Esfuércese, por un vez, en desdoblarse, y piense en lo que le aconsejaría a Tomás Malagón si le viniera a pedir consejo a V. R. Perdóneme, Don Tomás. Este no es (ni debe ser) mi tono habitual con V. R. pero le quiero demasiado para no saltar la barrera. Sepa solamente que si se deja dominar por el temperamento y le vienen mal dadas, a su lado tendrá siempre al pobre Rovirosa, abrazado a V. R. y compartiendo su suerte. Mis mejores recuerdos y afectos a su madre; reciba un abrazo muy fuerte, fortísimo de Rovirosa

¡Hasta mañana, en el Altar! Montserrat, 28 de febrero de 1958 Don Tomás Malagón Mi muy querido Don Tomás: Una gran alegría he recibido con su carta, por lo que me dice sobre la perspectiva que ve acerca de la valorización del Bautismo. Precisamente yo no estaba 29


Cuadernos

9

contento de mí mismo porque a pesar de lo que usted me escribió a cerca de esto, yo he seguido en ello, y he de decirle que, en los que he «tocado», produce una especie de deslumbramiento. Un caso notable es un capuchino de Barcelona cursillista de Manresa, cuya última carta le incluyo  3 . Otro caso es una señora de Barcelona (que mañana subirá a verme), a quien Dios ha tocado de una manera impresionante. Otro caso es el P. Voillaume, quien ha estado la semana pasada en Monserrat para hablar conmigo de esto, y está empeñado en que en Mayo vaya a París, donde preparará una «rencontre» para estos temas. En mi anterior le ofrecía escribirle largamente en mi próxima, y pensaba hablarle de los planes para el Plan Cíclico en Montserrat, pero esto, en todo caso, quedará para más adelante. Ya hablaremos verbalmente de esto. Dentro de ocho días, si Dios quiere, saldré para San Sebastián para que el ortopédico me tome las medidas, y de allí iré a Madrid, donde espero estar el 12 ó el 13 de marzo. Después veremos.

 3 

  El texto de la carta es el siguiente:

Barcelona, 10-1-58 D. Guillermo Rovirosa Montserrat Querido Rovirosa en Cristo: No quiero que se sienta obligado a contestarme. Aunque sus cartas me han hecho mucho bien, comprendo que tiene otro trabajo, y demasiado, que contestar cartas como esta. En serio ¿eh? Pero no quiero esperar más tiempo para decirle el doble resultado de la conversación del pasado día 3. El primer resultado ha sido que, desde ese día estoy viviendo, minuto a minuto, como nunca me había pasado, el misterio del Santo Bautismo, con plena conciencia. Puede que resulte gracioso oír esta confesión de un sacerdote… Pero, es así. Usted no me dijo nada nuevo, pero yo me sentí inundado de gracia, de convicción, de un deseo irresistible de vivir la gracia bautismal con una plena conciencia y con todas las consecuencias. Puedo decirle que el recuerdo de mi Bautismo me ha dado una gran fortaleza y confianza y una alegría inexpresable. El segundo resultado ha sido que me he decidido a llevar a la práctica este año, «opportune et importune», una campaña destinada a dar a conocer y estimar el Bautismo y a sugerir las responsabilidades personales y sociales que pesan sobre los bautizados. Le agradezco infinitamente su buena acogida y le pido que me tenga en cuenta en su oración, como yo le tengo en la mía. ¡HASTA MAÑANA Y HASTA SIEMPRE!

30


HOAC-Comisión Permanente

Repito mi alegría de verle animoso y contento. Esto es divertidísimo, ¿verdad? Con mis mejores afectos y recuerdos para su madre y un abrazo universal para usted se le despide ¡Hasta mañana en el Altar! Suyo Rovirosa

El P. Ignasi es monje benedictino en el Monasterio del Paular (Segovia). En este Monasterio se había recuperado Rovirosa después de la amputación de su pie tras el accidente sufrido en 1957. Rovirosa muestra una gran confianza hacia el P. Ignasi con quien ha dialogado ampliamente sobre el Bautismo como fuente y fundamento de la vida cristiana y sobre la Providencia que permite entrever el «humor» de Dios. Barcelona, 28 de marzo de 1961 P. Ignasi Muy querido P. Ignasi: Hace ya tiempo que recibí su tan efusiva carta de «Feliz Navidad». ¡Y se la contesto de cara a la «Feliz Pascua»! ¡Ya está bién…! Y bien; mire cómo ha ido todo esto: mi intención era volver a Madrid a primeros de Noviembre, pero la «mala pata» hizo amagos, con alternativas, hasta que a finales de Enero no hubo más remedio que hacer una nueva amputación, unos cinco cm. más arriba (ya que más abajo no era posible). Me la hizo el Dr. Canals. El caso es que la cicatrización no ha ido a la velocidad que se preveía, y después de estar un mes en la Clínica, salí para ir al piso (Avda. Repca. Argentina, 2) donde estoy desde hace más de un mes, y donde cada día viene el Dr. Canals a hacerme la cura y de momento no se ve el final. Tenga en cuenta que he tenido que renunciar a subir a Montserrat por Semana Santa y la hago aquí en el piso «en espíritu», sin Misa y sin nada, pues no puedo salir… 31


Cuadernos

9

Pero todo tiene su embrujo cuando se ve venido y «amasado» por la mano de Dios. Usted de eso ya sabe mucho. Todos los planes y todos los proyectos…¡al cuerno! El Biscúter muerto de risa en Madrid. El COPIN empantanado por mi parte, aunque tengo la impresión de que ya marcha sólo. Todo es maravilloso. No dependo de nada ni de nadie. No tengo a mi cargo nada ni a nadie. Estoy casi en la «zona de la libertad», atento cada día únicamente a ver qué es lo que N.S. dispone, porque yo quiero hacer la Obra de Dios y no mi obra. Estoy contento; muy contento. Cada día estoy recogiendo más elementos para intentar hacer un inicio de «Tratado del Humor de Dios», que estoy seguro que ha de ser divertidísimo. El resumen es este: toda la Ascética consiste en reír con N.S. Esto no parece propio de ser escrito por Semana Santa; pero escúcheme: ¿Se puede imaginar una humorada más grande que la Redención? ¿Y el «funcionamiento» de la Providencia? Adiós, estimado P. Ignasi. Creo que (al menos) estaré en Barcelona todo el mes de abril. Bien vuestro, en Xto. y la Moreneta Rovirosa

Rovirosa alude a la Editorial ZYX, proyecto de un grupo de militantes de la HOAC para difundir cultura social y obrera especialmente en ambientes populares. Lo buscan a él y lo nombran presidente. Poco después de la presentación de su libro, primero de la editorial, Rovirosa muere en Madrid el 27 de febrero de 1964. Montserrat, 7 de noviembre de 1963 Sr. D. Xavier García Vilanova Querido Xavier: Recibí tu carta, y con ella el gran gozo de saber que Badía ya ha cumplido. Si Dios quiere, estaré de vuelta en Montserrat en los últimos días del actual Nov. y estaré allí hasta Año Nuevo, en que volveré a Madrid. Los 32


HOAC-Comisión Permanente

planes de la nueva Editorial me han entusiasmado, y creo que la cosa puede funcionar. Hago tanteos con el Almanaque, sin ningún compromiso, naturalmente. Ya hablaremos si subes a M. en diciembre. Es posible que yo me acerque hasta Vilanova con el Biscúter, pero no es seguro, pues depende de muchas cosas. Acabo de entregar el original del primer Cuaderno de la nueva Editora, titulado «¿De quién es la Empresa?», que es una Glosa de la Noticia 23. Yo estimo que es algo trascendental, capaz de modificar todas las perspectivas. Ya oiremos hablar. He de ir con pies de plomo, pues ahora mismo (cuando más alegre me veía) se me ha hecho una llaguita en el muslo y estoy inmóvil en el piso hasta que haya caído la costra. Una cosa es el espíritu y otra la materia. ¡Qué le vamos a hacer! Un abrazo bien fuerte del pobre Rovirosa ¡Hasta mañana en el Altar!

33


HOAC-Comisión Permanente

Títulos publicados

«Cuadernos Rovirosa» n  Cuaderno Rovirosa n.º 1: La vivencia de la triple comunión. n  Cuaderno Rovirosa n.º 2: Dialogando con Rovirosa. n  Cuaderno Rovirosa n.º 3: La vivencia de la mística. n  Cuaderno Rovirosa n.º 4: La cercanía al mundo obrero y del trabajo. n  Cuaderno Rovirosa n.º 5: La vivencia de la Iglesia. n  Cuaderno Rovirosa n.º 6: Derechos y justicia. n  Cuaderno Rovirosa n.º 7: La virtud de escuchar. n  Cuaderno Rovirosa n.º 8: Testimonios. n  Cuaderno Rovirosa n.º 9: Cartas. En www.edicioneshoac.es puedes acceder a los cuadernos de Guillermo Rovirosa.

35


Profile for Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC)

Cuaderno nº 9: Cartas  

Presentamos aquí una pequeña selección de cartas que Rovirosa escribe a amigos y colaboradores. Aluden a situaciones personales, a trabajos...

Cuaderno nº 9: Cartas  

Presentamos aquí una pequeña selección de cartas que Rovirosa escribe a amigos y colaboradores. Aluden a situaciones personales, a trabajos...

Profile for hoac
Advertisement