Issuu on Google+

PUBLICACIÓN TRIMESTRAL No. 23

Ácidos Grasos Esenciales en Dermatología Veterinaria.

Examen dermatológico. Cortesía:MVZ Carlos Lorenzana Virbac®

INTRODUCCIÓN Los ácidos grasos esenciales son ácidos grasos poli insaturados derivados de los ácidos grasos esenciales padres, el cis ácido linoléico (serie n6) y el ácido alfa linolénico (serie n3). Estos compuestos son importantes en el mantenimiento de la función de la barrera epidérmica, como componente de las membranas celulares y como precursores de prostaglandinas, leucotrienos y otras sustancias involucradas en modular el proceso inflamatorio particularmente a nivel cutáneo.

MVZ. Luis Carlos Lorenzana Castro Asesor técnico División Animales de Compañía Laboratorios Virbac México S.A. de C.V.


¿Sabía usted que...?

...Los ácidos grasos...

son importantes en el mantenimiento de la función de la barrera epidérmica.

Virbac, reconociendo el papel de los Ácidos Grasos Esenciales (AGES) en el campo de la Dermatología, lanza al mercado Megaderm®, un potente suplemento nutricional que provee los mejores AGES de las familias Omega 6 y Omega 3. Megaderm® está formulado en la relación ideal 5:1 de Omega 6 con respecto a Omega 3, relación recomendada por Dermatólogos Veterinarios. Además viene en sobres individuales, con la dosis diaria adecuada. Puede ser usado en situaciones de tratamiento como son alergias y desórdenes queratoseborréicos, así como para mantenimiento y cuidado de la piel y el pelo.

Ácidos Grasos Esenciales.

Los ácidos grasos son biomoléculas orgánicas de naturaleza lipídica, formados por una larga cadena hidrocarbonada con un grupo metilo en un extremo y en el otro un grupo carboxilo. La nomenclatura científica incluye un nombre que está compuesto de 2 partes; una en letras que indica el número de átomos de carbono y el número de dobles ligaduras y otra identificación denominada fórmula numérica. En esta se indica el número de átomos de carbono, seguido por el número de dobles ligaduras y al final la ubicación de la primera doble ligadura a partir del grupo metilo.

Los ácidos grasos se clasifican en tres distintas familias (Omega 3,6,9). La clasificación se basa en la proximidad de la doble ligadura al grupo metilo. La serie 3 y 6 no pueden ser sintetizados por los mamíferos, por esta razón son llamados Ácidos Grasos Esenciales (AGES). Son esenciales para la vida, por lo que deben ser suplementados en la dieta. Los AGES más importantes son:

2

Omega 3

Derivados del ácido alfa linolénico, los más importantes son el Ácido Eicosapentaenoico (EPA) y el Ácido Docosahexaenoico (DHA), estos generalmente se encuentran en aceites de pescado.

Omega 6

Derivados del cis ácido linoléico, los más importantes son el Ácido Linoléico (LA) y el Ácido Gama Linolénico (GLA), estos generalmente se encuentran en aceites vegetales.

Publicación Trimestral de Actualización Científica y Tecnológica No.23 Realizado por VIRBAC MÉXICO S.A. de C.V.

División Animales de Compañía


Los ácidos grasos son procesados dentro del cuerpo mediante una serie de cadenas de reacciones que involucran elongaciones y desaturaciones secuenciales. El proceso depende de la actividad de diversos cofactores, vitaminas A,E, piridoxina, biotina y algunos minerales.

Estos compuestos son críticos para el mantenimiento de la homeostasis cutánea en perros y gatos. En términos generales poseen cuatro funciones principales: •Se incorporan a la estructura de la membrana celular, proporcionando flexibilidad y permeabilidad. •Modulan el proceso inflamatorio cutáneo. •Mantienen la adecuada permeabilidad de la barrera cutánea (especialmente los Omega 6) •Participan en el metabolismo y transporte del colesterol

Finalidad de la suplementación dietaria con AGES.

Los metabolitos resultantes de las transformaciones pueden ser prostaglandinas y leucotrienos, bajo la acción de las enzimas lipooxigenasa y ciclooxigenasa. Estos es deseable para mejorar la producción de las series 1 y 3 de prostaglandinas que tienen propiedades antiinflamatorias y antialérgicas en detrimento de la serie 2 de prostaglandina y leucotrienos, los cuales son proinflamatorios. La adecuada suplementación de Omega 6 y Omega 3 puede influenciar las rutas metabólicas de los ácidos grasos poli insaturados a favor de mediadores anti-inflamatorios en detrimento de los mediadores proinflamatorios.

El uso terapéutico de los AGES abarca tres apartados: -Modulación del proceso inflamatorio en perros atópicos. -Auxiliares en el tratamiento de desórdenes queratoseborréicos. -Mantenimiento de una piel y pelo saludable.

Efecto antiinflamatorio Controlando los niveles relativos de Omega 6 y Omega 3 en la dieta, puede modificarse el desarrollo de mediadores inflamatorios derivados de la cascada del ácido araquidónico (AA).

Cascada de la inflamación El daño a la membrana celular, resultado del rascado o de mecanismos alérgicos, resulta en la liberación del ácido araquidónico. Este último es convertido vía la ruta ciclooxigenasa en prostaglandina proinflamatoria (pe Prostaglandina E2, PGE2). Si este es procesado por la ruta de la 5 Lipooxigensa se convierte en leucotrienos inflamatorios como el leucotrieno B4 (LTB4).

Inflamación cutánea Cortesía: MVZ Carlos Lorenzana - Virbac

El mecanismo postulado para el control de la inflamación por los AGES además de la inhibición del metabolismo del AA, se relaciona además con los productos de su metabolismo.

Ruta Omega 6 El GLA; administrado directamente u obtenido mediante el metabolismo del LA, es rápidamente convertido a ácido dihomogamalinolenico (DGLA). El DGLA compite con el AA como sustrato para la 5 lipooxigenasa y la enzima ciclooxigenasa, en lugar de eicosanoides proinflamatorios derivados del AA, la degradación del

3


¿Sabía usted que...?

...Las AGES ayudan ...

proveyendo un alivio sintomático.

DGLA lleva a un incremento en la PGE1 y en el ácido 15 hidroxieicosatetraenoico (15-HETE) que posee propiedades anti-inflamatorias. Por otra parte, la PGE1 inhibe aún más la liberación del AA de las membranas celulares, mientras que el 15 HETE bloquea la producción de LTB4.

Ruta Omega 3 También puede alterar el metabolismo de los eicosanoides derivados del AA. Por lo tanto el EPA suplementado compite con el AA como sustrato para las enzimas 5 lipooxigenasa y cicloooxigenasa. El EPA es por tanto transformado hacia PG3, LTB5 y el ácido hidroxieicosapentaenoico (15-HEPE), metabolitos que muestran propiedades antiinflamatorias y pueden suprimir la síntesis de LTB4.

Inhibición de la actividad de la inmunidad celular y secreción de citoquinas. La PGE1 producida a partir del DGLA por los mecanismos ya descritos estimula a los linfocitos T supresores e inhibe la degranulación de mastocitos. Por esta vía, regula la respuesta a la Ig E. En síntesis limita las reacciones de hipersensibilidad tipo 1. Además de afectar la producción de leucotrienos y prostaglandinas los AGES también tienen numerosas propiedades inmunomoduladoras adicionales. Se informó que son capaces de inducir una disminución en la síntesis de citoquinas proinflamatorias como son el Factor de Necrosis Tumoral, Interleucina 1 e Interleucina 6 así como la Interleucina 12, además de la activación y proliferación de Linfocitos T. También puede afectar la expresión de las moléculas de adhesión celular.

4

Corrección de los defectos lipídicos epidérmicos. Las investigaciones sugieren que los perros con Dermatitis Atópica exhiben lípidos epidérmicos anormales, como en el caso de los pacientes humanos. El estrato córneo, la capa externa inerte de la epidermis que aisla al organismo del mundo externo, está organizado como una pared de ladrillos. Los ladrillos son las células cornificadas muertas (corneocitos) y el cemento entre ellos está compuesto por un complejo de esfingolípidos llamados ceramidas, organizado en lamelas. Estos lípidos epidérmicos juegan un papel destacado en el mantenimiento de la cohesión de la barrera epidérmica. La composición de la lamela lipídica extracelular es influenciada por los AGES provenientes de la dieta. El LA es un componente de la ceramida 1, se requiere para el mantenimiento de la barrera epidérmica. Su deficiencia compromete a la barrera, lo que resulta en pérdida de agua transepidermal, defectos en la queratinización y descamación cutánea. El LA administrado vía oral es incorporado mediante el proceso de extrusión de los queratinocitos, hacia las ceramidas del estrato córneo. Se cree que esta integración contribuye a la restauración de la integridad cutánea y el mantenimiento de una efectiva barrera epidérmica. El mejoramiento de la función de la barrera puede ser importante en reducir la exposición percutánea a los alérgenos y toxinas microbianas derivadas de la flora cutánea. En resumen, el LA es un componente esencial de la película superficial lipídica, la cual protege la piel de daños externos químicos, físicos y microbiológicos. La administración de altas dosis de LA por lo tanto tienen el potencial para modular los signos clínicos asociados con una barrera epidérmica anormal.


Beneficios asociados con la terapia de AGES en la Dermatitis Alérgica. Contribución al mejoramiento de los signos clínicos Los AGES ayudan proveyendo un alivio sintomático. Un buen suplemento de AGES debe mejorar los problemas relacionados a la inflamación (pe eritema, prurito), así como mantener la integridad de la piel y la calidad del pelo (evitar la descamación, dar brillo, etc.). En muchos estudios se informó que varios suplementos de AGES redujeron la severidad en la calificación de la puntuación clínica de los signos de un 17 hasta un 57%: La eficacia es variable de acuerdo a la composición del suplemento y, por un suplemento determinado entre individuos. En general los AGES ayudan a mejorar la condición clínica de los pacientes, pero no son completamente efectivos por sí solos. Algunos estudios clínicos sugieren que entre un 10 a un 40 % de los perros atópicos pueden mejorar a un nivel en donde no se requieran otros anti inflamatorios. No se puede predecir la respuesta de cualquier perro atópico a la suplementación de AGES. En muchos casos los AGES están prescritos además de otras medidas terapéuticas como parte de un plan de manejo integral de la enfermedad.

Actividad sinérgica y efecto economizador. La combinación de AGES con antiinflamatorios tradicionales o antihistamínicos proveen eficacia sinérgica y permiten disminuir las dosis de ambos agentes. Debido a que la administración a largo plazo de los glucocorticoides puede inducir efectos secundarios, usar la dosis efectiva menor posible para el control de los signos es siempre un objetivo importante en el manejo de los perros atópicos. Diversos estudios demostraron que las dosis de esteroides pueden disminuirse significativamente (arriba de un 50%) en la mayoría de los perros con dermatitis atópica. Un estudio ciego que evaluó sobre 12 semanas el efecto asociado con esteroides de un aceite comercial que combina aceite de borraja (GLA) y de pescado (EPA+DHA) comparado con placebo en 60 perros con DAC. Al final de la prueba una alta reducción del prurito

fue corroborado en los perros tratados con AGES y la dosis media de prednisolona fue significativamente menor en perros que recibieron AGES comparados con los que fueron tratados con placebo. En la combinación de AGES con antihistamínicos también se demostró que hay una mejoría significativa de los signos clínicos asociados con la enfermedad atópica. Varios estudios demostraron que existe un periodo de tiempo antes de que se establezca el efecto terapéutico completo de la suplementación de AGES. En algunas ocasiones se requieren de 8 a 16 semanas de la suplementación de AGES para alcanzar el pico de eficacia. En la práctica, los AGES son usados principalmente como una medida adjunta a otras medidas antipruríticas. Cada caso es diferente, una terapia combinada es la clave del éxito. (Didier Carlotti).

Otras indicaciones de los AGES Algunos ácidos grasos (GLA, EPA) pueden servir como valiosos componentes de las membranas celulares en la capa profunda de la epidermis (parte viva), otros como el LA son particularmente importantes en la capa cornificada externa como componentes de los lípidos intercelulares controlando las funciones de permeabilidad del agua. Globalmente son responsables del lustre del pelo normal y la humectación cutánea. La ingesta de AGES varía dependiendo de la alimentación, si es con alimento comercial o hecho en casa, la suplementación específica puede ser necesaria en algunos estados fisiológicos o de enfermedad.

Desorden queratoceborreico asociado a DAPP. Cortesía: MVZ Carlos Lorenzana - Virbac

5


Nuevo Megaderm

®

Suplemento de ácidos grasos esenciales, para perros y gatos.

Desórdenes queratoseborréicos. En los desórdenes queratoseborréicos, la epidermis, en la capa más profunda, exhibe un rápido recambio y diferenciación incompleta. La extrusión de los lípidos está alterada. El grosor epidérmico aumenta (hiperqueratosis), la descamación resulta de la alteración en la adhesión de los corneocitos y la secreción sebácea puede estar incrementada. En perros con seborrea, se encontró que en su piel hay incremento del ácido oléico y una disminución en el LA. El LA se incorpora en el cemento lipídico intercelular y juega un papel importante en restaurar la integridad del estrato córneo y disminuir la pérdida de agua transepidérmica. La corrección de los defectos del estrato córneo disminuye a su vez la necesidad de las células basales en las capas internas de la epidermis. El GLA es un componente estructural de los fosfolípidos de la membrana celular para el mantenimiento de la fluidez de la membrana. La suplementación de GLA ayuda a mantener la integridad funcional de los queratinocitos en la epidermis viva y promueve su maduración normal (diferenciación). La suplementación con una potente fuente de LA puede normalizar el perfil de los ácidos grasos y mejorar los signos clínicos de seborrea.

Mantenimiento de una piel y pelo sanos. La piel es muy susceptible a la deficiencia de AGES la cual lleva a una pobre calidad en la piel y el pelo, incluso se puede presentar una severa descamación, hiperproliferación epidérmica, deterioro en la función de la barrera epidérmica y falla en la cicatrización en las heridas. Con dietas pobres en LA, la piel se presenta seca, casposa y con pobre calidad en el pelo, el cual se ve seco y sin brillo. Subsecuentemente, la piel se vuelve prurítica, grasosa y susceptible a la infección, puede desarrollarse además descamación y la liquenificación de la piel. Los efectos detrimentales de la deprivación de AGES sobre el metabolismo dérmico y epidérmico llevan a una pérdida transepidermal de agua e incremento del recambio epidérmico, hipertrofia de la glándula sebácea, hiperqueratosis ductual e incremento en la viscosidad del sebo, pobre cicatrización y debilidad de los capilares cutáneos. La suplementación dietaria de rutina con AGES ha sido ampliamente reconocida como un método para mejorar la condición de la piel y el pelo o puede ser usado como una medida preventiva para mantener la adecuada función de la barrera epidérmica y una óptima condición del pelo en animales sanos. 6


Adecuada relación Omega 6 (ω6) : Omega 3 (ω3)

Dosis y relación requerida en la suplementación de AGES. Dosis Total. El efecto clínico de la suplementación de AGES es dosis dependiente. Siguiendo las recomendaciones de médicos nutriólogos, la dosis total diaria requerida de AGES es de 200 mg/kg. Con esta dosis se cubren los requerimientos basales, independientemente del tipo de dieta y sin correr el riesgo de sobredosificar. Con esta dosis se puede paliar cualquier deficiencia en los animales afectados, siempre y cuando se proporcione tanto Omega 6 como Omega 3.

Naturaleza y Balance de los AGES Dado que el objetivo de la suplementación de AGES es tanto disminuir el proceso inflamatorio, así como corregir las anormalidades estructurales en la piel. Los AGES deben actuar a diferentes niveles, por lo que se debe asegurar su correcta suplementación. De acuerdo a las necesidades y a los mecanismos de acción de diferentes AGES se requiere aportar los siguientes compuestos en específico.

Los AGES son procesados en el cuerpo a través de cadenas de reacciones que involucran desaturación secuencial y elongación. Las dos series de AGES (ω6 y ω3) tienen distintas rutas metabólicas, porque sus metabolitos no pueden cambiar de una vía a la otra. Sin embargo, las dos vías están interrelacionadas cercanamente ya que compiten por el mismo sistema enzimático desaturasa.

Además de proveer las cantidades adecuadas de AGES, se debe cuidar en la suplementación, la relación ω6:ω3, que es muy importante para favorecer el metabolismo de una vía o de la otra. De hecho la relación ω6: ω3 parece ser el factor determinante para la correcta inhibición de la biosíntesis de los eicosanoides pro inflamatorios del AA. En general los sistemas enzimáticos tienen mayor afinidad por los AGES con el mayor número de dobles enlaces. Por tanto los AGES Omega 3 tienden a ser metabolizados preferentemente sobre la serie de Omega 6. Se alcanza un efecto metabólico con cantidades menores de Omega 3 que de Omega 6 ( pe relación ω6: ω3 = 5:1). Diversos estudios que evaluaron la producción de eicosanoides y activación de neutrófilos en piel canina han demostrado que la relación ω6: ω3 que van de 5 a 10 : 1 son las mejores para reducir la formación de LTB4 e incrementar la formación de LTB5 con actividad antiinflamatoria en la piel. Diversos estudios clínicos elaborados en perros con Atopia alimentados con dietas que presentan una relación ω6: ω3 de 5: 1 disminuyeron hasta un 50% del prurito en los animales estudiados. Un cambio en la composición dietaria de los AGES en un grupo de 18 perros atópicos de 18:1 a 5:1 en la relación ω6: ω3 fue asociado con la habilidad para controlar el prurito en 44% de los sujetos después de tres semanas. Basado en los datos disponibles hasta la fecha, la combinación de ácidos grasos que presentan ω6: ω3 de 5:1 parce ser la más óptima. En términos de ingredientes útiles, una fórmula óptima debe contar con el siguiente balance: ω6: ω3=(LA+GLA): (EPA+ DHA) = 5:1

7


Nuevo Megaderm

®

Auxiliar en el tratamiento de problemas de piel. Mejora la condición de la piel y el pelo.

Megaderm® contiene una formulación líquida, estable, concentrada y pura de AGES. La fórmula incluye cuatro AGES útiles en el mantenimiento de la integridad de la piel y modulación de la inflamación

ω6: LA + GLA ω3: EPA + DHA La fuente de Omega 6 son aceites vegetales: aceite de onagra y de girasol. Estos dos aceites son ricos en LA. El aceite de onagra también contiene altas cantidades de GLA El origen de los Omega 3 son aceites de peces de mares fríos (sardinas). Estos aceites fueron cuidadosamente seleccionados para cumplir dos objetivos complementarios: - Producir todos los AGES necesarios - Limitar el suplemento de ácidos grasos indeseables. Los aceites seleccionados se encuentran entre los más pobres en cantidad de ácido oleico (Omega 9) y contienen niveles muy bajos de alfa LA (Omega 3 padre)

Adecuada cantidad y balance de AGES Megaderm® cuenta con la relación óptima ω6: ω3=

(LA+GLA): (EPA+ DHA) = 5:1. Si se utiliza de acuerdo a las recomendaciones de la etiqueta provee los requerimientos diarios específicos de AGES (200/Kg/d para un perro) recomendado por nutriólogos. Sobre la base de mg/kg de la ingesta de AGES, Megaderm® es una de las fórmulas más concentradas disponibles en el mercado veterinario.

Debido a la calidad y cantidad de AGES ingeridos cuando se usa Megaderm®, los efectos benéficos son poco influenciados por la variación de la dieta basal del animal. La fórmula de Megaderm® asegura el adecuado soporte sin importar lo rica o deficiente que la dieta sea.

Antioxidantes y cofactores

Los AGES así como la Vitamina A, son componentes lipídicos que son muy susceptibles a la alteración por simple oxidación a temperatura ambientes: para una eficacia óptima y seguridad es muy importante preservar estos agentes desde la elaboración del producto hasta su ingestión y que actúe en el cuerpo. La vitamina E es un antioxidante natural, que conserva los ácidos grasos esenciales y a la vitamina A en el cuerpo. Su forma sintética debe de ser hidrolizada en el cuerpo antes de que pueda desempeñar su función biológica. Por esa razón, es también esencial agregar a la formulación factores antioxígeno autorizados, como butilhidroxianisol (BHA). La presencia de antioxidantes en la fórmula, como la vitamina E y el BHA, asegura la óptima preservación de los ácidos grasos esenciales de la fabricación hasta su uso metabólico. Además, las vitaminas E y A son cofactores en las reacciones en cascada de eicosanoides, promueven la producción de agentes anti-inflamatorios PG1 y PG3 a partir de los AGES, e inhiben la producción de PG2 pro-inflamatorias y leucotrienos a partir del AA. La vitamina A también contribuye a la preservación de la integridad piel mediante el control de de la queratogénesis y la secreción sebácea.

Componentes en MEGADERM®

Contenido (/ml MEGADERM®)

Omega-6 Ácido Linoléico (LA) Ácido Gamma-linoleico (GLA)

364 mg/ml 7.6 mg/ml

Omega-3 Ácido Eicosapentaenoico (EPA) Ácido Docosahexaenoico (DHA)

41.6 mg/ml 25.20 mg/ml

Co-factores Vitamina A Vitamina E 8

114.8 IU/ml 3.8 IU/ml


Estudio de eficacia y tolerancia de Megaderm® La eficacia y el perfil de tolerancia de Megaderm® se investigó en dos estudios clínicos independientes en perros con dermatitis atópica.

Monoterapia: eficacia de Megaderm® para reducir los síntomas clínicos de la dermatitis atópica en el perro y el cambio en el perfil sanguíneo de los ácidos grasos. Este estudio clínico, a doble ciego, controlado con placebo (Campbell et al., 2005) demostró que la suplementación con Megaderm® 1 a 2 veces la dosis de la etiqueta es efectivo para disminuir el prurito en perros atópicos.

Materiales y métodos: Este estudio fue realizado por la Dra. Karen Campbell, Diplomado ECVA, Profesor y Jefe de Sección, Especialidad de Medicina de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Illinois, EE.UU.. Un estudio aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo, cruzado, se llevó a cabo para evaluar la eficacia de la suplementación Megaderm® en la reducción de los signos de la dermatitis atópica canina (DAC).

Los sujetos fueron asignados al azar a dos grupos de tratamiento:

Administración del producto:

La dosis de ambos productos: 5-20 ml de acuerdo al peso. Todos los perros fueron bañados concomitantemente una vez cada dos semanas con Hexadene (champú de clorhexidina al 3%). El eritema, la excoriación y la liquenificación se calificaron en 12 sitios diferentes que abarcan toda la superficie corporal, para calcular un total en la puntuación de las lesiones (Indice lesional en dermatitis atópica canina, LICAD). El prurito fue evaluado en seis zonas del cuerpo, generando un total para la puntuación de prurito (PICAD).

9


Resultados: Un total de 23 perros completaron el estudio. 10 perros recibieron inicialmente Megaderm® (producto de prueba), seguido por el aceite de oliva (placebo) y 13 perros recibieron inicialmente el aceite de oliva seguido por Megaderm®. Índice Lesional durante el período de estudio.

Cambios en el perfil sanguíneo de los ácidos grasos esenciales. La suplementación Megaderm® disminuyó el porcentaje de ácidos grasos Omega -6 pro-inflamatorios en la sangre de los perros tratados en comparación con con los perros del grupo de control. En la semana 8, la concentración sérica de LA, un componente principal del cemento intercelular de lípidos epidérmicos (AGE clave de la barrera de la piel), se incrementó en el grupo de Megaderm® en comparación con el placebo. Los cambios en los perfiles sanguíneos de los ácidos grasos son marcadores de la biodisponibilidad de los ingredientes ingeridos por vía oral. Conclusión.

* El LICAD se redujo significativamente en la semana 8 tanto en los grupos Megaderm® (55,2%) y placebo (28,8%). ●Una tendencia hacia una mayor mejoría de las lesiones fue evidente en la semana 8 de la suplementación con Megaderm®, en comparación con el placebo. Índice prurítico durante el estudio:

Una disminución significativa del prurito asociado con DAC se registró después de 8 semanas de suplementación, solamente con Megaderm®.. Megaderm® redujo significativamente el índice PICAD en comparación con el placebo (P <0,05).

10

En este estudio, Megaderm® demostró su eficacia en la mejora de los signos clínicos de la DAC en los perros y los efectos positivos en los niveles de AGES en los fluidos corporales de los animales de prueba.


Megaderm

®

Para uso en perros y gatos de cualquier edad. Auxiliar en el control de seborrea seca, piel maltratada, atopia, prurito y en dermatosis causadas por deficiencias de ácidos grasos esenciales.

Efectos sinérgicos de los ácidos Omega 6 y Omega 3= Doble papel, estructural y funcional para cada familia.

Bibliografía - ABBA C., VERCELLI A., MUZIO E., INGRANATA F., RAVIRI G., MUSSA P.P., 2004 : “EFA supplementation in different-stage atopic dogs fed on a controlled diet” . 19th ESVD-ECVD Annual Congress, 155. - BOND R., 2001: “Essential fatty acids in dermatology”. BSAVA Congress 2001, 259-261. - BOND R., LLOYD D.H., 1992: “A double-blind comparison of olive oil and a combination of evening primrose oil and fish oil in the management of canine atopy”. Vet. Record, December 12, 1992, 558-560. - BOND R., LLOYD D.H., 1994: “Combined treatment with concentrated essential fatty acids and prednisolone in the management of canine atopy”. Vet. Record, January 8, 1994, 30-32. - BOUDREAU M.D., CHANMUGAM P.S., HART S.B., LEE S.H., HWANG D., 1991: “Lack of dose response by dietary n-3 fatty acids at a constant ration of n-3 to n-6 fatty acids in suppressing eicosanoid biosynthesis from arachidonic acid”. Am J Clin Nutr, 1991, 54, 111-117. - BRENT L. D., BAUER J.E., 2002: “Metabolism of dietary essential fatty acids and their conversion to long-chain polyunsatured metabolites”. JAVMA, Vol 220, N°11, June 1, 2002, 1621-1626. - CARLOTTI DNC, 2001: “Long term management of canine atopic dermatitis”. WSAVA Congress, Vancouver, 2001. - CAMPBELL K., MARDINI A., REME CA., JASMIN P., ELFASSY O., RADECKI S., GOODMAN F.: “Efficacy of an essential fatty acid supplement to reduce clinical signs of atopic dermatitis in dogs and to change serum fatty acid levels: a double-blinded placebo-controlled crossover study”. Proceedings 20th Annual ESVD-ECVD Congress, Chalkidiki, Greece, Sept 2005, p197.

11


Publicación Trimestral de Actualización Científica y Tecnológica para Médicos Veterinarios.

- DAVENPORT GM., REINHART GA., 2000: “Overview: the impact of nutrition on skin and hair coat”. Recent advances in canine and feline nutrition, Vol.3, 2000, 3-21. - GROUX D., BENSIGNOR E., 2003: “Bonne utilisation des acides gras essentials”. Edition speciale Action Vétérinaire, June 2003. - HORROBIN D., DOBBIN S., REYNOLDS B., 1988: “n-3 and n-6 fatty acids (EFAs) and the skin“. Advances in Veterinary Dermatology, Vol.1, 475. - INMAN A.O., OLIVRY T., DUNSTON S.M., MONTERO-RIVIERE N.A., GATTO H. “Electron microscopic observations of the stratum corneum intercellular lipids in normal and atopic dogs”. Vet. Pathol. 38, 720-723. - CAMPBELL K.L. ET AL. 1992: “Effects of oral sunflower oil on serum and cutaneous fatty acid concentration profiles in seborrheic dogs.” Vet. Dermatol. 3, 29. - CAMPBELL K.L., KIRKWOOD A.R. 1993: “Effect of topical oils on transepidermal water loss in dogs with seborrhea sicca.” In: Ihrke PJ, et al. Eds: Advances in Veterinary Dermatology, Pergamon Press, New York, pp. 157 - LLOYD D. H., THOMSETT L. R. 1989: “Essential fatty acid supplementation in the treatment of canine atopy. A preliminary study.” Vet. Dermatol.1, 41-44. - LLOYD D.H. 1989: “Essential Fatty Acids and skin disease.” J. Small Anim. Pract. 30, 207-12. - LLOYD D.H., 2000: “Essential fatty acids and the skin: Ten years of progress”. Rila Publications Ltd, CPD Veterinary Medicine, 2000, Vol. 2 N°3, 85-90. - LLOYD D.H., 2003: “EFAs in the management of skin disorders”. Advances in the use of nutraceuticals for companion animal care, VetPlussymposium, May 2003, Warwikshire, UK. - MARSH K.A., RUEDISUELI F.L., COE S.L., WATSON T.D.G., 2000: “Effects of zinc and linoleic acid supplementation on the skin and coat quality of dogs receiving a complete and balanced diet”. Vet. Dermatol. 11, 277-284. - MILLER W.H., 1989: “Fatty acid supplements as anti-inflammatory agents”. In Kirk RW (ed): Current veterinary therapy X. 1989, 563-565. - MILLER W.H., SCOTT D.W., WELLINGTON J.R., 1992: “Treatment of dogs with hip arthritis with a fatty acid supplement”. Canine Practice, Nov/Dec 1992, Vol.17, N°6, 6-8. - MUELLER RS., FIESELER KV., FETTMAN M., ROSYCHUK RAW., BETTENAY SV., ZABEL S., GREENWALT T., 2003: “Theeffect of omega-3 fatty acids on canine atopic dermatitis. A double blinded, placebo-controlled study”. 18th ESVD-ECVD Annual Congress,Nice, France, 254. - NESBITT G. AND ACKERMAN L.: Dermatología canina y felina: diagnóstico y tratamiento. Intermédica, Argentina, 2001. - OGILVIE G.K. 2003: “Nutrition and Cancer: New keys for cure and control”. 28th WSAVA congress, Bangkok, Thailand, 2003, 498-501. - OLIVRY Th., MARSELLA R., HILLIER A., 2001: “The ACVD task force on canine atopic dermatitis: are essential fatty acids effective?”. The American College of Veterinar Dermatology- Task force on canine atopic dermatitis. Vet. Immunol. Immunopathol., 81 (2001) 347-362. - OLIVRY Th., 2005: “An update on the pharmacotherapy of canine atopic dermatitis”. 20th Annual Congress of the ESVD-ECVD, Chalkidiki Greece, 2005Continuing education program, 32-38. - PARADIS M., LEMAY S., SCOTT D., 1991: “The efficacy of clemastine, a fatty acid-containing product, and the combination of both products in the managemenr of canine pruritus”. Vet. Dermatol., 1991, 2: 17-20. - PAPICH M.G., 1997: “Drugs for pruritus and inflammatory skin conditions”. Proceedings 13th AAVD/ACVD Meeting, 1997, 49-56. - PESTILI DE ALMEIDA E.M., PICHE C., SIROIS J., DORE M., 2001: “Expression of cyclo-oxigenase-2 in naturally occurring squamous cell carcinoma in dogs” J. Histochem. Cytochem. 2001, 49: 867-875 - REINHART G., DAVENPORT G.M., 2000: “Omega-3 fatty acids and inflammation management”. 4th World Congress of Veterinary Dermatology, San Francisco, CA, USA, Iams Symposium, August 30, 2000, 31-34. - REME C.A., LLOYD D.H., BURROWS A., HEINEKING-EHLERS M., SCHUTZ W., STECHMANN K., IWASAKI T.: “Anti-allergic shampoo and oral essential fatty acid combination therapy to relieve signs of atopic dermatitis in dogs: a blinded, prednisolone-controlled trial”. Proceedings 20th Annual ESVD-ECVD Congress, Chalkidiki, Greece, Sept 2005, p182. - ROSYCHUK R.A.W., SCOTT-FIESELER K., 2000: “Nutritional management of canine atopy in 47 dogs: a retrospective study”. 4th World Congress of Veterinary Dermatology, San Francisco, CA, USA, Iams Symposium, August 30, 2000, 28-30. - ROUDEBUSH P., BLOOM P.B., JEWELL D.J., 1997: “Consumption of essential fatty acids in selected commercial dog foods compared to dietery supplementation”. Proceedings of 13th AAVD/ACVD Meeting, 1997, 10-11. - SAEVIK B., BERGVALL K., HOLM BR., et al., 2004: “A randomised, controlled study to evaluate the steroid sparing effect of essential fatty acid supplementation in the treatment of canine atopic dermatitis”. Vet. Dermatol. 2004; 15: 137-145. - SCOTT D.W., MILLER W.H., REINHART G.A. et al., 1996: “Effect of an omega-3/ omega-6 fatty acid-containing commercial lamb and rice diet on pruritus in atopic dogs: results of a single-blinded-study”. Can. J. Vet. Res., 1996, 61: 145-53. - SCOTT D.W., MILLER W.H. & GRIFFIN C.E., 2000: Dermatologic Therapy - In Muller & Kirk’s Small Animal Dermatology, 2000, 6th ed., WB Saunders, Philadelphia, 207-210. - SEARS B., 2005: “Silent inflammation”. Nutraceuticals World, May 2005, 38-45. - STURE G.H., LLOYD D.H., 1995: “Canine atopic disease: therapeutic use of an evening primrose oil and fish oil combination”. Vet. Record, August 12, 1995, 169-170. - VAUGHN D.M., REINHART G.A., SWAIM S.F. et al., 1994: “Evaluation of effects of dietary n-6 to n-3 fatty acid ratios on leukotriene synthesis in dog skin and neutrophils”.Vet. Dermatol., Vol.5, N°4, 163-173. - WOLTER R., 1995: “Dermatose et alimentation chez les carnivores”. Recueil de Médecine Vétérinaire d’Alfort, January 1995, 17-27.

VIRBAC MÉXICO, S.A. DE C.V. Lote 30, Manzana I Parque Industrial Guadalajara El Salto Jalisco C.P 45690 www.virbac.com.mx Tel (01.33) 50.00.25.00 Fax (01.33) 50.00.25.15


Virbac al dia no.23 final