Issuu on Google+

PUBLICACIÓN TRIMESTRAL No. 25

Enfermedades metabólicas de los bovinos

Vacas con desplazamiento de abomaso. Cortesía MVZ Fernando Iñiguez / Virbac®

En los establos lecheros y en los corrales de engorda, la digestión de los bovinos es forzada al máximo y se somete a los animales a un estrés constante. En estas condiciones los procesos metabólicos exigen un manejo perfecto de la alimentación. Cuando se rompe el equilibrio entre el aporte nutricional de la dieta y los requerimientos del animal o se sobrepasan los límites fisiológicos, los animales desarrollan alteraciones metabólicas que deben ser detectadas y corregidas a tiempo.

MVZ. Fernando Iñiguez Asesor técnico en Bovinos de Leche Laboratorios Virbac México S.A. de C.V.


Vacas con calificación de condición corporal de 4 ó 5.

Las alteraciones del metabolismo ocasionan enfermedades cuyos signos son detectados por el granjero, ya que los animales dejan de comer, no ganan peso, no producen leche y si no se atienden pueden morir al paso de unos cuantos días.

• Hipocalcemia o fiebre de leche. • Cetosis. • Hígado graso. • Síndrome de la vaca gorda. • Atonías intestinales. • Éstasis digestivas. • Indigestión. • Acidosis ruminal. • Timpanismo. • Desplazamiento del abomaso.

Las enfermedades metabólicas más comunes son:

Las enfermedades metabólicas se presentan en vacas lecheras alimentadas en exceso durante la preñez, que acumulan demasiada grasa corporal, con calificación de condición corporal superior a 4.0 y que pasan por un estrés nutricional en los meses previos al parto. El sobre acondicionamiento de la vaca se suma a un reducido volumen gastrointestinal y poco apetito.

Vaca en decúbito, signo característico de algunas enfermedades metabólicas.

Cetosis El bajo consumo de alimento durante las dos semanas previas al parto, induce la presentación de la cetosis. Se pueden percibir signos de cetosis entre los 4 y 12 días después del parto cuando los niveles de cuerpos cetónicos en sangre aumentan hasta 40 ó 100 mg/dl. Los niveles normales en sangre son de 10 mg/dl. En leche 3 mg/dl es normal. En casos de cetosis puede aumentar hasta 40 mg. Además de la identificación de altos niveles de cuerpos cetónicos en leche o sangre, es importante observar a los animales en busca de signos clínicos como ubre sin llenar y pérdida de apetito.

2

Publicación Trimestral de Actualización Científica y Tecnológica No.25

Realizado por VIRBAC MÉXICO S.A. de C.V.

División Bovinos de Leche


Hígado graso severo. Las vacas que padecen este síndrome mueren frecuentemente.

Hígado graso

Tratamiento

El término de hígado graso es utilizado para describir los hígados que contienen lípidos visibles en el parénquima.

Se aplica un tratamiento similar a las vacas con cetosis y a las vacas con hígado graso. De acuerdo con el grado de severidad de cada caso se pueden utilizar algunos o todos los siguientes recursos terapéuticos:

La excesiva acumulación de grasa en el hígado de las vacas lecheras, es el resultado de una gran movilización de grasa desde los depósitos del cuerpo hacia este órgano, debido a las grandes demandas energéticas de la lactancia. Las remociones de grasa se inician antes del parto debido a los cambios hormonales que preparan el parto y se aumentan después del parto. La gran demanda de energía obliga a la vaca a utilizar el almacenamiento corporal. Prácticamente todas las vacas muestran acumulación de grasa en el hígado entre la primera y la cuarta semanas post parto, periodo en el que están en mayor déficit de energía. Se convierte en un problema cuando las cantidades excesivas de moléculas de grasa circulante infiltran el hígado, interrumpiendo muchas funciones metabólicas claves, como la gluconeogénesis y la destoxificación del amoniaco a través de la síntesis de urea. En casos muy graves hay considerable pérdida de peso y de tejido subcutáneo adiposo. En el citoplasma de los hepatocitos hay acumulación de triglicéridos con alteraciones en la estructura y la función hepática, lo cual produce hipoglucemia, oxidación y acetonemia, que se manifiestan como depresión y anorexia. Pueden aparecer signos nerviosos si se desarrolla la encefalopatía hepática. Si la funcionalidad hepática está tan disminuida que no hay respuesta a la terapia, se presenta cetonuria grave, debilidad, dolor, posición de decúbito y muerte.

Para estimular la actividad del hígado, las funciones digestivas y el apetito. Aplicar 1 ml de Hepatonic® por cada 10 ó 20 kg de peso corporal. Para estimular el apetito y favorecer el funcionamiento del sistema nervioso. Aplicar 10 ml de Complejo B. Las vacas con cetosis presentan hipoglucemia, de manera que la aplicación de 250-500 ml de solución de dextrosa al 50% restituye los niveles de glucosa en sangre. El efecto es rápido pero de corta duración. Se recomienda aplicar solo una dosis ya que el abuso de este recurso puede causar parálisis gastrointestinal, mayor producción de orina por los riñones y pérdida de minerales necesarios para la función de órganos y músculos. Además se produce un engaño al centro del apetito situado en la base del cerebro, el cual interpreta que no necesita comer. La inhibición del apetito en una etapa en que la vaca necesita aumentar su ingestión de materia seca, agrava el déficit energético y favorece también la presentación de desplazamiento del abomaso.

Las vacas con desplazamiento de abomaso, no comen, pierden condición corporal, no producen leche y si no se tratan oportunamente, se mueren.

3


Hepatonic

®

ES EL MEJOR ALIADO EN LA CONVALECENCIA DE SUS ANIMALES.

Después de la aplicación del suero glucosado se recomienda el Propilenglicol vía oral, 300 gr el primer día y 150 gr/día por 4 días para mantener los niveles normales de glucosa en la sangre. Para estimular la gluconeogénesis y aumentar los niveles de glucosa en sangre se aplican 10mg de Dexametazona vía intramuscular. Los aspectos negativos de este recurso terapéutico es que se utilizan las reservas internas de proteínas especialmente. Debe limitarse a una sola aplicación, ya que si se usa excesivamente puede causar inmunodepresión. Para controlar el dolor y producir en la vaca una sensación de bienestar de manera que se arrime a comer y a beber agua. Megludyne® 10-15 ml. Las vacas con cetosis presentan anorexia o un consumo selectivo de alimentos que afecta el funcionamiento del rumen. Ruminal Plus® puede ayudar a recuperar el apetito y el equilibrio de la flora del rumen. Se recomiendan 3 sobres el primer día, después un sobre diario hasta la corrección del problema. A las vacas que presentan cetosis pero traen la ubre llena y se arriman al comedero cuando se sirve alimento fresco, solo se les aplica una dosis de Hepatonic® para estimular el apetito y la función del sistema digestivo. En casos leves esto es suficiente para corregir el problema. Cuando la infiltración grasa es muy severa la respuesta al tratamiento suele ser pobre o nula, por lo cual se recomienda la vigilancia constante de las raciones y la detección oportuna de signos que nos permita la atención adecuada de las vacas antes de que sea demasiado tarde. 4

Hipocalcemia En casos de vacas caídas por hipocalcemia, la aplicación de calcio oral o intravenoso debe limitarse a un máximo de tres aplicaciones. Una cada día. Cuando la vaca se trata a tiempo una aplicación es suficiente. Otro recurso terapéutico muy importante en este caso es la aplicación parenteral de Phospho 20®, el cual favorece la remoción del calcio depositado en los tejidos de la vaca hacia el torrente sanguíneo, aliviando la hipocalcemia. Con esto las aplicaciones de calcio de pueden reducir a una sola vez. Las inyecciones estratégicas de fósforo orgánico reducen considerablemente los problemas metabólicos como la cetosis y la hipocalcemia y se favorece también el proceso de parto, la expulsión de la placenta, la involución uterina, la actividad ovárica y la fertilidad. Aplicaciones estratégicas de fósforo orgánico: > 30 días antes del parto. > 08 días antes del parto. > 30 días después del parto. La administración de fósforo inyectable tiene también un efecto positivo sobre la digestión y la absorción de los nutrientes. Después de la inyección los niveles sanguíneos de fósforo se elevan rápidamente, las glándulas salivales toman fósforo de la sangre y elevan la concentración de los fosfatos en la saliva, los cuales, participan en el control del pH en el rumen con los siguientes beneficios: • Mejora la digestión de la fibra y la proteína de la dieta. • Se mantiene la tasa de renovación de la flora. • Aumenta la síntesis de proteína bacteriana. • Favorece también la absorción del fósforo de la dieta. •Mejora el porcentaje de absorción de las vitaminas liposolubles. La saliva contiene entre 600 y 800 mg por litro de fosfatos. Una reducción en la cantidad de fosfatos en la saliva afecta la digestión y la absorción de nutrientes, debido a que se reduce la producción de biomasa y la actividad celulolítica.


Vacas alimentadas con dietas altas en contenido de granos.

Vacas con laminitis, obsérvese la dificultad para caminar debido al dolor.

Acidosis ruminal

Hepatonic®

En los rumiantes, el aprovechamiento del alimento requiere de un proceso previo de fermentación, el cual, se lleva a cabo en el área pre gástrica (rumen y retículo).

En la fisiopatología de la enfermedad, así como en el proceso de recuperación, el sistema digestivo y en especial el hígado desempeña un papel muy importante. El tratamiento debe ser encaminado a solucionar la causa original, pero una vez hecho esto, es necesario aplicar un medicamento que ayude a normalizar las funciones digestivas y reducir el tiempo de recuperación.

Los cambios de alimentación de forraje a grano o la administración de raciones con altos contenidos de granos, aportan una gran cantidad de carbohidratos solubles de fácil fermentación. En estas condiciones las bacterias que utilizan el ácido láctico disminuyen y se desarrolla la acidosis ruminal. La alteración del PH en el rumen, modifica el patrón de fermentación de los alimentos, de manera que la producción de ácidos grasos volátiles se ve alterada. Esto se traduce en una disminución sustancial en el aprovechamiento de los nutrientes. La acidosis ruminal provoca lisis bacteriana y liberación de toxinas que al pasar a la sangre estimulan la producción de altas concentraciones de histamina, lo cual causa severos daños en el corion de las pezuñas (laminitis). La acidosis ruminal provoca también la formación de lesiones ulcerosas en la mucosa del rumen, a través de las cuales, los microorganismos patógenos pasan a la circulación sanguínea y establecen focos de infección en el hígado, se forman abscesos que pueden drenar hacia la vena cava posterior y provocar peritonitis y casos severos de neumonía con muerte súbita por hemorragia masiva pulmonar (neumonía trombo embólica). Otras alteraciones que tienen su origen en la acidosis ruminal son la acidosis metabólica, la producción de leche ácida y el timpanismo crónico.

Hepatonic® es un estimulante digestivo y desintoxicante que incrementa las secreciones digestivas, provee una fuente de energía y produce un efecto protector del hígado. Cada ml de Hepatonic® contiene 50 mg de Ácido genabílico y 250 mg de Sorbitol. El Ácido genabílico (Menbutone) es un fuerte estimulante de los procesos de secreción en el hígado, el páncreas y las glándulas de la mucosa gástrica e intestinal. Es Colerético y Colagogo. Duplica la secreción y expulsión de bilis. Quintuplica las secreción de jugos gástricos y pancreáticos. Estimula la producción de saliva. Tiene acción desintoxicante. Favorece el transito intestinal y la asimilación de los alimentos. La excreción del Ácido genabílico sucede dentro de las 24 horas siguientes a su administración. La mayor parte es eliminada por vía renal. El Sorbitol administrado por vía parenteral tiene una marcada acción diurética con incremento en la excreción de NaCl y agua. Estimula la secreción de las hormonas digestivas del duodeno (Colecistoquinina y pancreocimina) y acelera el tránsito intestinal. Se transforma progresivamente en glicógeno, provoca una curva de hiperglicemia y finalmente se aprovecha como fuente de energía. 5


Hepatonic

®

Por su efecto diurético y desintoxicante es de gran ayuda en el tratamiento de intoxicaciones digestivas y enfermedades endotóxicas agudas o crónicas.

Indicaciones terapéuticas de Hepatonic®

Evaluación clínica de Hepatonic® (G. Muscat, Niza 1978)

Por su efecto hepatoprotector, estimulante del apetito y desintoxicante se recomienda para el tratamiento de apoyo en animales convalecientes, sobre todo en aquellos sometidos a tratamientos prolongados. Por su efecto diurético y desintoxicante es de gran ayuda en el tratamiento de intoxicaciones digestivas y enfermedades endotóxicas agudas o crónicas, como es el caso de la mastitis ambiental endotóxica. La dosis de Hepatonic® para los bovinos es 1 ml por cada 10 a 20 kg de peso corporal, vía intramuscular y puede repetirse a las 24 horas. Se pueden observar algunos efectos secundarios como lagrimeo o heces de color oscuro. Hepatonic® está contraindicado cuando hay obstrucción de las vías biliares. 6

No recuperados

Por su efecto estimulante de la secreción glandular salival, gástrica, duodenal, hepática y pancreática es útil en el tratamiento de indigestión, dispepsias, atonías intestinales, éstasis digestivas, coprostasia, constipación, insuficiencias biliares y pancreáticas, acidosis ruminal y timpanismo. También para el tratamiento de apoyo en casos de cetosis, hígado graso y síndrome de la vaca gorda.

Recuperados

Debido a que incrementa la secreción de enzimas, se recomienda para estimular el apetito y las funciones digestivas.

Tratados

Para el tratamiento de trastornos gastrointestinales ocasionados por cambios de alimentación o dieta.

Bloqueo hepático y estreñimiento

96

96

0

Inapetencia y eritema cutáneo

51

51

0

2

2

0

Dx. CERDOS

VACAS Cetosis

BECERROS Retraso en el crecimiento e inapetencia

182 164

18

Bloqueo hepático y astenia

202 187

15

43

41

2

120

96

24

696 637

59

Estreñimiento y timpanismo

BORREGOS Inapetencia y sin recuperación post. a Tx. fasciolasis

Total tratados Literatura consultada:

1.- D. García, Alternativas terapéuticas en ganado lechero 2006 Ed. Acd S.A. de C.V. 2.- G.Muscat, Clinical evaluation of Hepatonic – inyectable solution, Virbac Laboratories, France, 1978. 3.- Menbutone summary report EMEA/MRL/106/96-FINAL, June 1996. 4.- VADE-MECUM du Vétérinaire de H. Mollereau, Ch. Porcher, E Nicolas, 1978.


"/5&4

%&416c4

Convalecencia corta... Productividad inmediata.

Hepatonic

ÂŽ

Por su efecto clĂ­nico es un coadyuvante en el tratamiento de: indigestiĂłn, estreĂąimiento, acidosis ruminal y timpanismo.

Hepatonic

ÂŽ

Por su efecto diurĂŠtico y desintoxicante es una excelente alternativa en casos de intoxicaciĂłn alimentaria, sistĂŠmica y mastitis endotĂłxica.

Hepatonic

ÂŽ

Por su efecto hepatoprotector, estimulante del apetito y desintoxicante, reduce el tiempo de convalecencia posterior a tratamientos prolongados.

Hepatonic

ÂŽ

Incrementa la secreciĂłn de enzimas digestivas por lo que produce un excelente estĂ­mulo de apetito.

w w w. v ir b a c . c o m . m x

7


Publicación Trimestral de Actualización Científica y Tecnológica para Médicos Veterinarios.

El mejor aliado en la convalecencia de tus animales. Fórmula: Cada 1 ml contiene: Ácido Genabílico.....................................50 mg Sorbitol.................................................250 mg Excipiente c.b.p..........................................1 ml Descripción: Hepatonic® es un estimulante y desintoxicante digestivo, a base de ácido Genabílico y sorbitol, que actúa incrementando las secreciones digestivas, provee una fuente de energía y produce un efecto protector del hígado. Indicaciones: Como estimulante del apetito y de las funciones del sistema digestivo posterior a cualquier transtorno gastrointestinal, cambios de alimentación o dieta. Durante estados de convalecencia, sobre todo en animales con tratamientos prolongados. Como coadyuvante en intoxicaciones digestivas y endotóxicas agudas y crónicas en todas las especies y durante el tratamiento de la mastitis endotóxica (Ambiental). Como coadyuvante en casos de cetosis y problemas metabólicos como hipocalcemia, hígado graso y síndrome de la vaca gorda. Dosis: Bovinos

1 ml por cada 10 a 20 kg de peso. I.M.

Equinos

1 ml por cada 10 a 20 kg de peso. I.V.

Ovinos

1 ml por cada 10 kg de peso. I.M.

Caprinos y porcinos

1 ml por cada 10 kg de peso. I.M.

Caninos y felinos

1-2 ml. I.M.

*Puede repetirse la dosis a las 24 horas.

Reg. S.A.G.A.R.P.A. Q-0042-145

Si requiere de información adicional consulte al Departamento Técnico CONSULTE AL MEDICO VETERINARIO.

VIRBAC MÉXICO, S.A. DE C.V. Lote 30, Manzana I Parque Industrial Guadalajara El Salto Jalisco C.P 45690 www.virbac.com.mx Tel (01.33) 50.00.25.00 Fax (01.33) 50.00.25.15


Virbac Al Día 25