Page 1

CONTEMPORANEIDAD EN LA PROVINCIA Artes Plásticas en Santander 1960 – 1979

Andrés Leonardo Caballero Piza

1

Programa Departamental de Estímulos a la Creación y Producción Artística en Santander


En la portada: Paisaje de Óscar Rodríguez Naranjo


CONTEMPORANEIDAD EN LA PROVINCIA Artes Plásticas en Santander 1960 – 1979 Andrés Leonardo Caballero Piza

Gobernación de Santander Secretaría de Cultura y Turismo Programa Departamental de Estímulos a la Creación y Producción Artística en Santander Beca Área de Literatura Modalidad Ensayo


Richard Alfonso Aguilar Villa

Gobernador de Santander Luz Mery Hernández López

Secretaría de Cultura y Turismo Orlando Acevedo Pinzón

Coordinador de Cultura CONTEMPORANEIDAD EN LA PROVINCIA Artes Plásticas en Santander 1960 – 1979 © Andrés Leonardo Caballero Piza © Gobernación de Santander, República de Colombia, 2015. ISBN: 978-958-46-7514-9 Material impreso de distribución gratuita y sin valor comercial. Queda prohibida su reproducción total o parcial con ánimo de lucro. Publicación con fines académicos, pedagógicos y culturales. Corrección de estilo y redacción Jesús Leonardo Quijano Orduz


Contenido A modo de introducción (8) I. Una breve revisión del arte contemporáneo (14) II. Pintura: Academicismo y Tradición (20) III. Nacionales y Regionales (46) Jaime Ardila (62) Esperanza Barroso (63) Máximo Flórez (65) Beatriz González (67) Antonio Grass (70) Jorge Mantilla Caballero (73) Orlando Morales (76) Omar Obando (78) María Victoria Porras (80) Raquel Ramírez (83) Saturnino Ramírez (85) Gustavo Sorzano (87)

Estudiar el arte de las regiones (90) Fuentes y Bibliografía (94)


Especial agradecimiento a la Maestra Lucrecia Piedrahita Orrego y a la Profesora Ivonne Suรกrez Pinzรณn.

PRร“LOGO

6


Para el año de 1980, ya habían transcurrido dos décadas

institucional de que otros artistas de la “provincia” tuviesen algún

desde que se anunciara el bochornoso resultado del Primer

tipo de visibilidad nacional en los circuitos tradicionalmente

concurso de pintura y escultura Domingo Moreno Otero (1960),

reservados a los productores radicados en los centros artísticos

llevado a cabo en Bucaramanga con el fin de celebrar los logros de

colombianos.

la plástica local; pero que, paradójicamente, terminaría dejando en

Precisamente, es este énfasis en el arte regional, lo que le da

evidencia –tal como en su momento lo señalaron los jurados,

sentido

Eugenio Barney Cabrera, Francisco Gil Tovar y Luis Ángel Rengifo–

al

amplio

arco

histórico

que

recorre

el

texto

Contemporaneidad en la provincia: Artes Plásticas en Santander 1960-1979 –ganador de la modalidad de Ensayo del Programa Departamental de Estímulos a la Producción y Creación Artística

la baja calidad conceptual, técnica y creativa de los artistas que se presentaron a dicho certamen. Vergüenza que, gracias al poder de la contingencia, fue olvidándose al ritmo de toda una serie de

(2015), de la Gobernación de Santander. Un texto cuya estructura

experimentos, polémicas, luchas y tomas de posición respecto a lo

se articula desde una mirada macro-histórica, interesada en

que implicaba hacer arte a contraluz de la denominada

inscribir el arte santandereano en el contexto de las artes plásticas

“generación de maestros” – Segundo Agelvis, Óscar Rodríguez

y visuales nacionales e internacionales, y otra micro-histórica,

Naranjo, Humberto Delgado y Carlos Gómez Castro, por

orientada a llevar a cabo una relación de los artistas más relevantes

mencionar solo a los más conocidos– y que, en palabras del

de este periodo, con sus respectivos soportes documentales y

historiador, Andrés Leonardo Caballero Piza, habría de culminar

archivísticos –como le corresponde a un historiador egresado de

cuando la artista bumanguesa, Esperanza Barroso, recibiera una de

la Universidad Industrial de Santander.

las menciones de honor por su Dibujo I, en el XXVIII Salón Nacional

de Artes Visuales (1980) –mejor conocido hoy en día como Salón Nacional de Artistas. Un reconocimiento que, en términos

Sin embargo –y he aquí una de las razones por las que este texto

simbólicos, representó no solo la transición y consolidación del

también se insinúa una mirada que excede esta tensión dialéctica

“arte

en su carácter anecdótico, trufado de detalles y datos curiosos, que

contemporáneo”

en

Santander,

sino

la

excede las restricciones historiográficas más academicistas–

posibilidad 7


hace de este ensayo una fuente imponderable de información para quienes deseen transitar el desértico ámbito de la historia del arte santandereana. Un territorio de investigación que, a excepción del estudio titulado Recodos de aventura, realizado por Lucila González Aranda, Beatriz González Aranda y Marina González de Cala, para la publicación seriada Colombia, país de regiones (1998), y uno que otro artículo y catálogo desperdigados por ahí, se ha caracterizado por la ausencia de lecturas y revisiones críticas de los procesos artísticos regionales durante los sesenta y setenta, y su posterior incidencia histórica en el arte producido desde 1980 hasta la fecha. Un terreno que ojalá comience a fertilizarse –esto tan solo es un desiderátum– para comenzar a verdear con pululantes estudios monográficos, artículos, ensayos y proyectos de investigación, que, en su osadía interpretativa, logren proyectar la idiosincrasia del arte santandereano hacia otros ámbitos culturales en los que pueda apreciarse su diferencia estética –en el sentido más amplio de la palabra.

Martín Alonso Camargo Flórez Filósofo y Magíster en Semiótica

8


A MODO DE INTRODUCCIÓN

9


En 1725 se creó el Salón de París organizado por la

la promoción de los artistas plásticos, presentando obras bajo

Academia de Bellas Artes de Francia, momento en la historia del

su propio concepto sin verse limitados por un encargo. No

arte que ofreció la posibilidad para que algunos artistas

obstante, este salón funcionaría hasta 1945, realizado

mostraran las creaciones que surgían de sus propios intereses

anualmente, cuando el gobierno del General Gustavo Rojas

y no de lo demandado por los mecenas, hecho que escandalizó

Pinillas clausuró el evento. En 1957, con un nuevo gobierno y

a la clase burguesa; pero, de la misma manera, dio pie para que

contexto político, el evento fue reanudado y promovido por

los artistas visuales de la época pudieran mostrar su obra “no

Colcultura.

comercial” y asimismo esta fuera visitada por un público general. El evento siguió realizándose y paralelamente otras

La reapertura de este evento en la década de 1960 motivó la

instituciones crearon nuevos espacios, lo cual repercutió en el

creación de nuevos espacios, evidenció la necesidad que

surgimiento de curadores y críticos de arte que cimentaron un

transcurría en el arte y los artistas de la época, influidos por la

ambiente artístico, legitimando y sepultando artistas.

última etapa de las vanguardias artísticas y la llegada del conocido arte contemporáneo. Estos hechos generaron

Aunque en la historia del arte colombiano han existido

exposiciones

exposiciones de tal índole, solo a partir de1940 se creó un

universidades e instituciones culturales, bienales y salones de

evento a nivel nacional que convocase abiertamente a los

arte realizados principalmente en Bogotá. Allí se estableció un

artistas del país: el Salón Nacional de Artistas, un espacio que

centro para los nóveles artistas, extendido también a ciudades

por excelencia y tradición en las artes plásticas de Colombia ha

como Cali y Medellín, contando con la curaduría de eruditos en

sido el diagnóstico de lo que se teje en el arte nacional,

el tema: críticos e historiadores del arte, nacionales y

realizándose de manera anual, bienal o trienal. Fue a mediados

extranjeros.

del siglo XX cuando el Estado comenzó a destinar recursos para 10

paralelas

en

el

país,

organizadas

por


La década de 1960 significó una revolución en las artes plásticas

desde mediados de la década de 1970, luego de que un grupo

de Occidente. En Colombia los artistas contaban con nuevos

de artistas consolidaran este nuevo arte en la capital

espacios para la presentación de sus procesos e inquietudes

santandereana, creando espacios para su propósito. Entonces,

plásticas personales, realidad palpable en la escena bogotana,

es necesario comprender el contexto de las artes visuales de la

mientras que en las capitales de “provincia” se debatía sobre el

época, abordando las necesidades de los nuevos escenarios del

abstraccionismo de mediados de siglo e imperaban las

arte para así conocer la respuesta de estos artistas, quienes al

composiciones costumbristas. Las obras de los grandes

igual que sus colegas de otras regiones, debieron buscar la

maestros de comienzos de siglo eran apreciadas por su valor

visibilidad de su obra en el centro.

histórico y cultural, mientras que la nueva generación de artistas debía apostarle a la innovación que el arte

El Salón Nacional y las bienales organizadas en Cali y Medellín

contemporáneo permitía, respondiendo a esa revolución

contaron con personalidades que legitimaron o posicionaron a

artístico-cultural. Los artistas de la época contaban con los

estos artistas dentro del arte contemporáneo, destacándose en

escenarios de la capital para exponer un trabajo artístico que

estos

representara sus inquietudes creativas, dadas las condiciones

santandereanos. Estos espacios abrieron las puertas a otros

de las demás regiones para dar acogida a este nuevo arte.

eventos,

escenarios

la

participación

aventurándose

con

de

algunos

propuestas

artistas

distantes

al

tradicionalismo pictórico instituido en la región. Por consiguiente, para identificar a un grupo de artistas que tienen en común su lugar de origen, es necesario contar con su

Los recientes salones de arte buscaban nuevas expresiones

participación en dichos escenarios, ya que estos eran los

plásticas, los cuales junto a la renovación de concepciones

espacios

artistas

estéticas, repercutieron en la búsqueda de nuevas mentes que

contemporáneos, posibilidades que en Bucaramanga se dieron

apostaran por este arte. Los jóvenes de la época se aventuraron

que

les

permitían

actuar

como

11


en este lenguaje, con el fin de impactar en el escenario plástico

luego de una década logró adentrarse en la esfera del arte

nacional y posiblemente en la órbita mundial. Artistas de todas

bumangués, reveló los intereses plásticos del artista sin

las regiones, inicialmente radicados en Bogotá, comenzaron a

sujetarse al gusto del comprador. La trayectoria y proyección

construir este nuevo momento para las artes plásticas en

de estos creadores valuaron su obra, más allá de ser una pintura

Colombia, onda que venía acompañada de la naciente crítica

o

de arte en el país, impulsada inicialmente por Casimiro Eiger y

academicistas.

escultura

con

determinadas

calidades

técnicas

y

Marta Traba, en compañía de los ya conocidos historiadores del arte colombiano Gil Tovar y Germán Rubiano. Sumado a ello,

En Santander, luego de una tradición academicista donde se

los coleccionistas de arte y sus círculos también fueron

destacaron a nivel nacional pintores como Segundo Agelvis y

protagonistas en este renacimiento como sostén económico de

Oscar Rodríguez Naranjo, Bucaramanga realizó su primer

este arte novel, evidenciándose la influencia e interés en los

concurso abierto de artes plásticas a comienzos de 1960, sin

nuevos lenguajes visuales que traía la pos-vanguardia.

embargo, el Jurado Calificador del Concurso de Pintura y Escultura Domingo Moreno Otero, no concedió ningún premio

El cambio ocurrido con la llegada de los años sesenta respondió

y el concurso fue declarado desierto, ya que no cumplió con las

a un distanciamiento de las propuestas costumbristas, estilos

condiciones y expectativas del jurado, conformado por

protagonistas en los escasos espacios de exhibición en las

personalidades del arte nacional. Este resultado alertó a la

ciudades de provincia, bodegones y paisajes que destacaban

ciudad, advirtiendo la necesidad de un giro para que el talento

las riquezas locales en conjunto con retratos familiares, géneros

regional sobresaliera en otras esferas del arte, proceso que no

del arte aún presentes en espacios privados de la ciudad; con la

se vio consumado hasta 1980, cuandto la dibujante Esperanza

diferencia de que actualmente tales propuestas responden a

Barroso logró el premio de su categoría en el Salón Nacional de

una necesidad decorativa, mientras que el nuevo arte, el cual

Artistas, comprendiendo en este texto lo acontecido durante 12


dos décadas de arte contemporáneo santandereano, veinte

de la nueva visión plástica y visual atendida por los artistas

años que dan cuenta de las inquietudes plásticas de los artistas

colombianos desde 1960. El segundo apartado presenta un

oriundos de la región, en búsqueda de un posicionamiento en

bosquejo de la situación del arte en Bucaramanga durante las

la esfera del arte contemporáneo.

dos décadas de este estudio, 1960 y 1970, para tener una visión global del contexto artístico-cultural en la ciudad. Finalmente,

Desde Santander, así como de otras regiones del país,

el tercer apartado identifica a los artistas santandereanos que,

emergieron artistas que entre la investigación conceptual y la

con continua presencia en los escenarios artísticos nacionales,

experimentación

respondieron

técnica

lograron

figurar

en

diferentes

al

llamado

del

arte

contemporáneo

y

escenarios artísticos, la década de 1960 presentó una nueva

posibilitaron la comprensión de sus intereses como noveles

mirada de las artes plásticas, era el momento de presentar un

creadores. Los artistas mencionados son solo algunos de los

arte renovado, el cual migraba desde la reapertura del Salón

protagonistas de la época, otros nombres no son abordados

Nacional de Artistas en 1957 y el abstraccionismo propuesto a

debido a su intermitente participación en los escenarios

mitad del siglo XX que cerró un ciclo de la historia del arte

nacionales o su aparición a finales de la década.

colombiano. Este estudio relata un fragmento de la historia del arte santandereano, dividido en tres capítulos. En primer lugar y para comprender los intereses del arte a partir del a década de 1960, se realiza una aproximación a los “requisitos” establecidos por la crítica del arte nacional e internacional para el recibimiento de estas propuestas, se trata de una presentación 13


14


I. UNA BREVE REVISIÓN DEL ARTE CONTEMPORÁNEO1

Posmodernismo y Arte de la Identidad. En: Conceptos del Arte Moderno. Comp.

1

La presente revisión de la esfera global del arte se basó en los siguientes materiales bibliográficos: ARACIL, A. y RODRÍGUEZ, D. La lección de las vanguardias y las nuevas propuestas y Entre la muerte del arte y el arte moderno. En: El siglo XX. Entre la muerte del arte y el arte moderno, Istmo, 1998. HOBSBAWN, Eric. La Muerte de la Vanguardia: las artes después de 1950. En: Historia del siglo XX. Barcelona: A.m. Graphic, 2001. REED, Christopher.

Nikos Stangos. Barcelona: Ediciones Destino 2002. p. 271-294. LUCIE-SMITH, Edward. Arte Latinoamericano del siglo XX. Barcelona: Ediciones Destino. 1994. 215p. MORAIS, Federico. Las artes plásticas en la América Latina: del trance a lo transitorio. La Habana: Ediciones Casa de las Américas. 1990. 121p. 15


Comprendiendo la revolución de las artes plásticas en la década de 1960

apostó a este nuevo arte, siendo una plaza de intercambios con

Después de 1940 el avance tecnológico permitió la difusión del

1960 se diera el inesperado giro en las artes. Las diversas

América y la plataforma para los artistas europeos, realizando diversos eventos que abrieron el camino para que después de posibilidades de hacer y pensar el arte identificaron a los

arte, la reproducción impresa permitió su accesibilidad y

artistas

masificación, así como la expansión de la televisión permitió el

después

de

los

años

cincuenta,

y

de

estas

experimentaciones resultaban auténticas piezas maestras.

movimiento de las imágenes proyectadas desde los Estados Unidos. En la segunda mitad del siglo XX la llegada de la pos-

Este modo de crear se fue posicionando en la década de 1960,

vanguardia se tradujo al arte contemporáneo, pasándose de

los artistas, transeúntes entre Nueva York y Londres, emplearon

una época de ismos en el arte a hablarse del pos-modernismo, es decir, el lenguaje individual propuesto por cada artista.

nuevos materiales y medios para su expresión plástica, que

Nueva York tomó especial interés en la consolidación del arte

calidades estéticas y poéticas a elementos antes ignorados: la

tuvieron como resultado nuevas tendencias y otorgaron publicidad y los medios masivos también influenciaron el

contemporáneo, su euforia económica le arrebató el título de

enfoque de los nuevos artistas. La vida cotidiana permeó a los

capital mundial del arte a Paris, Europa ya no era el centro y era

jóvenes creadores quienes transformaron sus vivencias en las

el momento de que artistas y curadores europeos comenzaran

otras formas del arte, alejándose de una representación por la

a dialogar con Norteamérica. Las galerías neoyorkinas

representación, de lo cual nacieron movimientos como el Pop

recibieron el apoyo de sus ciudadanos, visionaron a los nuevos

Art. Las artes plásticas acogieron a la performance y el

artistas, los cuales se posicionaron en las décadas posteriores,

happening como respuesta a una necesidad de interacción con

y patrocinaron a estos nóveles creadores y la nueva dirección

el público, la creatividad traspasó el lienzo evadiendo una

que tomaban las artes plásticas. En Europa, solo Londres le 16


representación relista, donde el espacio estaba dado para que

Mientras lo anterior acontecía en el universo angloparlante,

el artista plasmara su cosmovisión y la reinterpretación de su

desde 1951 en el hemisferio sur se realizaba la Bienal de Arte

contexto.

de São Paulo, la cual contó con la participación de artistas europeos y estadounidenses: América Latina también formaba

En cuanto a la década de 1970, estuvo marcada por un

parte de este cambio, con propuestas que mostraban la

movimiento posmodernista, el cual se encargó de teorizar el

transición y el fin de las vanguardias, donde el Pop Art

nuevo arte de una manera pluralista y no bajo categorías que

compartía el escenario con obras expresionistas, abstractas y

lo encajasen en determinadas tendencias o ideas generales. El

surrealistas.

posmodernismo, establecido finalmente en 1979, abogó por la individualización y teorización particular de la obra de arte y su

Las bienales y la reciente crítica de arte latinoamericano, con

creador, oponiéndose a los parámetros establecidos para

especial apogeo después de la década de 1950, permitieron a

identificar una nueva corriente artística, velando por una

los artistas nutrir su pensamiento y, por ende, sus producciones

autonomía de la creatividad que era resultado del proceso de

plásticas. La crítica aportó elementos teorizantes a la plástica

las décadas anteriores. El fin de las vanguardias implicaba el

latinoamericana, guiando a los artistas hacia la creación e

reconocimiento de la diversidad de lenguajes en el arte, sin

innovación

suprimir la identidad que cada artista planteaba en sus piezas.

generando nuevas formas y temáticas. Cada país de América

El artista se expresaba por medio del arte como miembro de

Latina vivenció de manera diferente el giro dado a las artes

una comunidad, como ciudadano, era su modo de pensar y esta

plásticas.

voz no buscaba generalizarse ni encajar dentro de algún colectivo.

17

artística,

desatendiendo

el

academicismo

y


El lugar de las Artes Plásticas en

Estos nuevos espacios contaban con la visión del arte

Colombia2

contemporáneo, buscando así nuevos nombres para la

Desde mediados del Siglo XIX el Museo Nacional de Colombia

panorama, como ciudad-centro para iniciarse en el arte

exhibición y difusión de su obra. Bogotá se visibilizaba en ese contemporáneo, al contar con los espacios mencionados y de

funcionó como espacio expositivo en Bogotá, con la exhibición

universidades que ofrecían formación profesional en arte. La

de artistas de renombre y otros objetos históricos, y la

década de 1960 presentó un aumento significativo en cuánto a

realización del Salón Nacional de Artistas en este Recinto. En

espacios para las creaciones plásticas de la nueva generación y,

1957 la Biblioteca Luis Ángel Arango abrió su sala de

por tradición, el Salón Nacional se sostuvo como referente clave

exposiciones en la capital, y ya en 1963 se había inaugurado el

para visualizar la plástica nacional, ya que en él se presentaban

primer Festival de Artes de Cali y el Museo de Arte Moderno de

artistas de todas las regiones.

Bogotá MAMBO, también en la misma década se realizaron las Bienales de Coltejer en Medellín. En 1966 se reinauguró el

La visibilidad del arte después de la segunda mitad del Siglo XX

Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá.

fue posible gracias a las instituciones promotoras del nuevo ROJAS, Carolina. Las Artes Plásticas 2° parte. En: Revista Credencial Historia. Edición 206. Bogotá: 2007. URL: [http://www.lablaa.org/blaavirtual/revistas/ credencial/febrero2007/artes2.htm]. RUBIANO CABALLERO, Germán . El dibujo en Colombia: de Vásquez de Arce y Ceballos a los artistas de hoy. Santa Fe de Bogotá: Editorial Planeta, 1997. 248p. GIL TOVAR, Francisco. El arte colombiano. Bogotá: Plaza & Janés, 1985. 191p. GONZÁLEZ. Beatriz. Actitudes transgresoras de una década. En: Sin título 1966-1968. Luis Caballero. Bogotá: Museo Nacional de Bogotá, 1997. pp. 29-40.

2

Para la profundización del contexto de las artes plásticas en Colombia durante las décadas de 1960 y 1970 recomiendo la siguiente bibliografía especializada en el tema: ARANGO RESTREPO, Clemencia. El grabado en Colombia: años sesenta y setenta. Bogotá: Ministerio de Cultura, 2004. Vol. 7. BARNEY CABRERA, Eugenio. Historia del Arte Colombiano. Barcelona: Salvat Editores S.A. 1983. Volúmenes XI y XII. LONDOÑO VÉLEZ, Santiago. Breve historia de la pintura en Colombia. Bogotá: Fondo de Cultura Económica, 2005. LONDOÑO VÉLEZ, Santiago. Arte colombiano: 3.500 años de historia. Bogotá: Villegas Editores, Banco de la República, 2001. 415p. 172p. MARTÍNEZ 18


arte, pues su comercialización siguió fuertemente influenciada

La representación de la figura humana fue protagonista en las

por las tendencias costumbristas y academicistas. Los salones

técnicas bidimensionales. Los artistas abordaron el cuerpo

realizaron convocatorias abiertas, donde el joven artista, sin una

desde lo profano, lo religioso, lo erótico y lo violento, teniendo

trayectoria consolidada, podía exhibirse en esos espacios y así

en cuenta que durante la época persistió la abstracción y el

comenzar su promisoria carrera. El Gobierno Nacional y otras

expresionismo de la década anterior. La pregunta por el ser

instituciones financiadas por el sector privado asumieron esta

humano y las sensaciones de ambos géneros se materializaron

tarea y los intercambios culturales de la época sucedieron

a través de la representación del cuerpo bajo diferentes

gracias a los artistas que realizaron cursos de arte en el exterior

lenguajes pictóricos y dibujísticos planteados por cada artista,

y los curadores que venían del extranjero, así como de artistas

algunos se apropiaron de fotografías y escenas trágicas

internacionales que se radicaron en el país.

halladas en la prensa para inspirar su creación, realizando una reflexión crítica acorde a la situación nacional. La vida urbana y

En conjunto estas experiencias aportaron a la construcción de

nocturna también fue retratada por algunos pintores,

un nuevo concepto para las artes plásticas, donde ningún estilo

develando la ciudad en sus diferentes facetas.

predominó sobre otro, pero un arte político y social resaltó como posibilidad temática. El Pop Art se dio en algunos artistas,

Exponer una idea o concepto, a través del arte, significó para el

influenciando el rumbo de la pintura colombiana; en 1970 el

artista nutrirse de sus experiencias y contemplar una

arte conceptual llegó a los espacios colombianos, trayendo

investigación conceptual, aprovechando el uso de distintos

consigo nuevas técnicas y materiales para la producción

materiales para la realización de su obra. En las décadas de 1960

artística.

y 1970 el arte constituía un giro hacia el uso de nuevos medios, donde el avance tecnológico fue parte de este proceso. En cuanto a la escultura, cabe señalar que en 1959 esta técnica no 19


pasaba por su mejor momento: en el XII Salón de Artistas Colombianos

3

reconocida como categoría independiente en el Salón

el premio de esta categoría fue declarado

Nacional.

desierto, evidenciándose la madurez del dibujo y la pintura

Este fue el contexto que marcó las artes plásticas y visuales

sobre la representación tridimensional, desde el punto de vista

durante las décadas de 1960 y 1970, en cuyas consecuencias se

de los calificadores del salón.

ubica la creación de los Salones Regionales de Artistas en 1976, organizados a manera de preámbulo del Salón Nacional.

La serigrafía también comenzaba a posicionarse en Colombia,

También en 1976 el Salón Nacional de Artistas se vio en la

debido a su reproductibilidad, permitiendo una imagen seriada

necesitad de rebautizarse como Salón Nacional de Artes

para la difusión de propaganda contestataria, que fue

Visuales, dado el florecimiento de las nuevas tendencias y

distribuida en las diferentes esferas sociales. El grabado acudió

técnicas plásticas que eran acogidas por los artistas.

a la plástica colombiana con un sentido crítico y político, donde las guerras y revoluciones de la época marcaron el contexto mundial que inspiró su uso. El hipismo y otros movimientos culturales, junto a la izquierda política, se valieron de este recurso artístico para la expansión de sus ideales. Los exponentes del grabado se habían formado en el exterior, e impartieron sus conocimientos en los talleres de las universidades bogotanas, logrando que la serigrafía fuese

3

Medellín, Carlos. En el XII Salón de Artistas Colombianos. En: El Tiempo, 20 de septiembre de 1959. Véase también: Acta de Premiación del jurado calificador

de XII Salón de Artistas Colombianos. Disponible en: 50 Años Salón Nacional de Artistas. Bogotá: Colcultura, 1990 p. 319. 20


II. PINTURA: ACADEMICISMO Y TRADICIÓN

21


Segundo Agelvis

Segundo Agelvis

Cocina del rancho (1942)

Estoraques (1941)

Ă“leo sobre lienzo

Ă“leo sobre lienzo

19x25.5 cm.

93x120 cm.

22


Óscar Rodríguez Naranjo Paisaje (1958) Óleo sobre madera

Humberto Delgado Chiquilla con manzanas (1963) Óleo sobre lienzo 75x60 cm. 23


De igual modo, es importante el empleo de la historia oral, memorias materializadas en entrevistas con algunos actores de Este apartado esboza un acercamiento a los eventos

la época, donde los artistas Esperanza Barroso, Raquel Ramírez

relacionados con la promoción de las artes plásticas en

y Jorge Mantilla Caballero, revivieron por medio de su voz

Bucaramanga, capital del departamento y sede de la Academia

algunas

de Bellas Artes de Santander Las exposiciones de pintura y la

especialmente en la década de 1970. El gestor cultural Carlos

educación artística en la ciudad son los ejes principales de este

Prada Hernández también dio importantes datos sobre los

apartado.

artistas de las décadas anteriores. Estos relatos de vida, como

de

las

experiencias

artísticas

de

la

ciudad,

artistas y estudiantes de la Academia, aportaron a la La prensa escrita es protagonista en el registro de este proceso,

investigación la visión que ellos tenían sobre Bucaramanga, una

la contextualización de los problemas artísticos y culturales de

ciudad en continua lucha por el establecimiento de un arte

Santander se conservan en las páginas de Vanguardia Liberal,

contemporáneo y menos tradicional.

acervo que preserva, a manera de reportajes, parte de la memoria artística de la ciudad, ya que las instituciones locales

Antes de iniciar este apartado, es importante aclarar el empleo

encargadas de la gestión cultural no conservan otros

de la palabra “provincia”, en este caso, para referirse a las

documentos de la época. Las Notas del Día, La Página Literaria

regiones en Colombia y el arte, o los artistas que no provenían

y La Vanguardia Dominical, son secciones del periódico que

del centro. En noviembre de 1974, cuando la artista

permiten rescatar las visiones de la década, donde se

santandereana Beatriz González se encontraba en un exitoso

anunciaban

momento de su carrera como pintora, triunfando en los círculos

los

distinguidos

eventos

artísticos

y

se

entrevistaban a los artistas del momento.

nacionales del arte y logrando la atención de la crítica

24


contemporánea, Marta Traba4 realizó una reseña sobre su obra,

naciente Museo de Arte Moderno de Bucaramanga MAMB,

donde lo curioso fue su catalogación como “una joven artista

como “un museo de provincia pero no provinciano”6; con tal

de provincia”, en referencia a 1966, cuando se iniciaba en el arte

expresión, la provincia podría ser una noción o idea que

contemporáneo graduada de la Universidad de los Andes en

delimita al centro de la región, los pintores provincianos serían

Bogotá. Años después, en 1988, Beatriz González, cuenta con

aquellos que no atendieron los lineamientos que se establecían

una muestra individual donde se publicó un libro con el mismo

en el centro y siguieron actuando desde sus regiones, el hecho

título de la exposición: “Beatriz González. Una pintora de

de no haber nacido en una gran ciudad era un determinante

5

provincia” .

para ser catalogado equívocamente como “provinciano”. Desde esa descripción, podría decirse que Santander tuvo pintores de

Desde su “condición” como santandereana, una joven oriunda

provincia, y otros provincianos.

de Bucaramanga radicada en Bogotá fue identificada como alguien de la provincia que no atendió los lineamientos del arte

En este capítulo se realiza un bosquejo de lo que acontecía en

de su región, entendiéndose el término como una palabra

la provincia mientras en Bogotá se cimentaba un fuerte

despreciativa para diferenciar la provincia del centro y, al mismo

movimiento artístico y contemporáneo, se presenta el contexto

tiempo, para establecer un distanciamiento entre lo que se hace

de la región para posteriormente saber cómo los artistas

en el centro y lo que acontece en la provincia o la periferia. En

disidentes de este contexto se destacaron en las otras esferas

1989, Lucila González, hermana de la artista, catalogó al

del arte.

TRABA, MARTA. Beatriz González. En: En: Revista Eco N° 169. Bogotá, Noviembre 1974. P. 65-73. Disponible en: [http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-10784544].

5

4

PONCE DE LEÓN, CAROLINA Y OTROS. Beatriz González, una pintora de provincia. Bogotá, Carlos Valencia Editores, 1988. 6 López Barbosa, Fernando. El sexto MAM. Ramírez Villamizar. En: Revista Arte em Colombia. No. 40. Mayo 1989. 116-117. 25


¿Provincia de pintores o pintores de provincia?: exposiciones de arte en Bucaramanga (1960-1972)

La llamada Generación de Maestros7, que guio las artes

Durante la década de 1960 diferentes exposiciones de arte se

Bucaramanga a mediados de la década de 1940, proyectando

plásticas de Santander en la década de 1960, estuvo conformada por los pintores Segundo Agelvis, Óscar Rodríguez Naranjo

y

Humberto

Delgado,

quienes

regresaron

a

desde ese entonces las técnicas aprendidas en Europa

realizaron en la ciudad, tanto de artistas locales como

cimentados sobre el realismo pictórico de la escuela de

internacionales, así como la exhibición de litografías de obras

Barbizon, corriente que antecedió al movimiento impresionista.

de arte internacional. Las exposiciones de arte se caracterizaron por la presencia de un arte costumbrista y académico, que se

Carlos Prada Hernández8 confirma que este grupo de artistas

desarrollaba en la ciudad desde comienzos del siglo XX,

costumbristas trajo a Bucaramanga la tradición pictórica

proceso plástico que influenció la tradición pictórica de los

europea de finales del siglo XIX, donde a pesar de darse el

futuros artistas santandereanos, puesto que estos maestros

movimiento

figuraron como docentes de la Academia de Bellas Artes de

vanguardista,

sobrevivieron

escuelas

academicistas que le apostaban al realismo pictórico francés

Santander, impartiendo el estilo sembrado desde décadas

desde la representación del paisaje, el bodegón y el retrato, la

anteriores. Las posibilidades para el recibimiento de un arte

llegada de los locales con estudios en el antiguo continente

contemporáneo en Bucaramanga estaban truncadas por el

hizo creer en su propuesta. Para dar un ejemplo, Humberto

camino de la educación. Centro de Investigación y Educación Popular. Cultura: Recodos de aventura. 1900-1950 Generación De Maestros. En: Colombia país de regiones. Santafé de Bogotá: CINEP: Colciencias, 1998. Tomo 2. Disponible en: [http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/geografia/region2 /cap5.htm] 7

8

ENTREVISTA con Carlos Prada Hernández, Director del Museo de Arte Religioso de Girón y Artistas Plástico. Bucaramanga, 8 de marzo de 2011.

26


Delgado9 había estudiado en la Real Academia de Bellas Artes

Casi dos decenios después de la llegada de estos maestros a

de San Fernando, Madrid, presentando en Bucaramanga obras

Bucaramanga, se realizó el Concurso de Pintura y Escultura

que mostraban su fuerte inclinación hacía una pintura

Domingo Moreno Otero, cuya premiación se realizó los

costumbrista con pinceladas interesadas en el propio realismo

primeros días de enero de 1960, este concurso fue organizado

pictórico.

por la Dirección de Extensión Cultural del Departamento. El evento se realizó en homenaje al santandereano Domingo

Al presentar pinturas literales, es decir, propuestas pictóricas

Moreno Otero, un sobresaliente pintor académico con

cuyo mensaje no requería una relectura a profundidad y su

reconocimiento nacional en la primera mitad del siglo XX.

contenido era directo y decorativo, la sociedad bumanguesa apoyó a estos artistas, posiblemente por la credibilidad que

La premiación contó con jurados que conocían la plástica

otorgaban sus estudios y las habilidades técnicas que

colombiana y el concepto que caracterizaba al naciente arte

demostraban,

establecimiento

contemporáneo. La banca calificadora estuvo conformada por:

económico en los círculos sociales de la ciudad, e impidieron

Eugenio Barney, quien a su vez era jurado del Salón Nacional,

que experimentaciones e innovaciones pictóricas se dieran en

el historiador de arte Francisco Gil Tovar y el artista Luis Ángel

el panorama artístico local. Este grupo encontró en el gusto

Rengifo, estos nombres conformaron el trío que examinó las

santandereano su sostenimiento económico, la representación

obras santandereanas. Esta fue la impresión dejada por el

del paisaje y escenas tradicionalistas imposibilitaron el

jurado sobre las obras expuestas en el evento:

apoyo

que

significó

su

posicionamiento de nuevas expresiones plásticas, señala Jorge Mantilla Caballero10. 9

10

Un pintor consagrado a su arte: el maestro Humberto Delgado. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (19 mayo 1961) p. 6. Sección Notas del Día.

ENTREVISTA con Jorge Mantilla Caballero, Artista Plástico. Girón, 31 de enero de 2011. 27


d) El jurado considera oportuno advertir que el nivel hallado en el conjunto expuesto no es suficientemente satisfactorio en lo que se refiere a conceptos artísticos, capacidad creativa y calidades pictóricas […]11

respondía a los lineamientos de la generación antecesora, mientras que el jurado calificador, personalidades del arte colombiano de la época, presenciaba los procesos del arte en la capital y esperaban propuestas plásticas que enriquecieran el panorama artístico contemporáneo. La habilidad técnica de los

El proceso artístico de la ciudad no respondió a los intereses de

artistas santandereanos carecía del concepto exigido por el arte

los evaluadores. El concepto dado por el jurado evidenció la

contemporáneo, una prueba de ello es una fotografía de Dolly

brecha existente entre el arte ejecutado en Bogotá y el

Hernández publicada en la prensa junto a sus pinturas12, donde

producido en las regiones, de manera que el único premio del

se alcanza a visualizar el protagonismo del paisaje.

concurso fue divido en tres menciones. La pintora Dolly Hernández ganó dos de las tres menciones otorgadas, y la otra

Si los organizadores del concurso buscaban en la experiencia

mención fue lograda por Jesús Niño Botía, quien ya contaba

de tan selecto jurado una evaluación de las artes plásticas del

con una participación en el XII Salón de Artistas Colombianos

departamento, el veredicto no fue el esperado. El concepto de

en 1959. Las menciones entregadas fueron cedidas a piezas

los calificadores debió alertar a los artistas y gestores de la

pictóricas, ninguna escultura resaltó en la muestra.

ciudad, manifestando la necesidad de renovar el arte que durante

El concepto con que los evaluadores juzgaron a los artistas del

años

había

predominado

en

Bucaramanga

y

preparando a los artistas locales para su figuración en la esfera

concurso pintura y escultura reveló el vacío comunicativo

nacional del arte.

existente entre la capital y las regiones, la pintura en Santander

FOTO RECORD, “Cuadros Premiados”, en Vanguardia Liberal, Bucaramanga, 14 de febrero de 1960.

11

12

Acta del Jurado Calificador del Concurso de Pintura Domingo Moreno Otero. Revista de Santander, abril 1960 N° 15, p. 179-180. 28


Un mes después del escandaloso resultado se realizó una “mesa

en el marco del Primer Festival de la Frontera. En este concurso

13

redonda” para tratar las problemáticas del arte actual , cuya

de arte resultaron ganadores Mario Álvarez Camargo, Antonio

cabeza eran los jurados del evento, este fue el espacio propicio

Grass y Dolly Hernández 16. El evento bi-departamental se

para conversar sobre el panorama artístico nacional, como

realizó en Cúcuta, lanzado con una convocatoria abierta para

alternativa para dialogar sobre el arte contemporáneo. Sin

dar a conocer los valores artísticos de la cultura santandereana.

embargo, el anterior no fue el único evento de tal carácter

Aunque no existe un registro visual de las obras presentadas,

realizado en la década, la visita de otras personalidades generó

los nombres ganadores sugieren de nuevo la presencia del

espacios similares: charlas y conferencias sobre la historia del

tradicionalismo pictórico, a excepción de la propuesta de

14

de la ciudad fueron tema de

Antonio Grass, artista radicado fuera del departamento y cuya

discusión, comentándose sobre las exposiciones de arte en la

obra artística, planteada desde una revisión del arte

ciudad y las posibilidades de formación artística.

precolombino, ya contaba con resonancia nacional.

Entre otros concursos de arte regional se destaca la muestra

En 1963 se inauguró en el Banco de la Republica de

arte y los problemas artísticos

15

Exposición de Pintura de los dos Santanderes , abierta por el

Bucaramanga una exposición titulada La primera anual de

Gobierno Seccional del Norte, inaugurada el 15 de julio de 1961 Mesa Redonda en la Casa de Bolívar. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (4, feb., 1960) p. 6, Sección Notas del día. 14 Cabe señalar que en 1964 la destacada crítica de arte Martha Traba visitó Bucaramanga, en el marco de la Semana Universitaria organizada por la Universidad Industrial de Santander, donde dio una conferencia titulada Problemas del Arte Latinoamericano Contemporáneo. Diferentes mesas redondas se realizaron en la ciudad durante la década de 1960, con el fin de tratar temas artísticos y culturales. Esta tarde, conferencia de Martha Traba,

quien llega hoy a Bucaramanga. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (2, sep., 1965). p. 1. Culturales (y otras). En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (5, feb.,

13

1969); p. 11. 15 Primera exposición de pintura de los Santanderes habrá en Cúcuta. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (3, jun., 1961). p. 1 y 3. 16 Santandereanos ganadores de los tres premios de pintura. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (20, jul., 1961) p. 6, Sección Notas del día. 29


decir lisonjeramente que en esta exposición no hay mamarrachos. De algo han servido las presentaciones que se hicieron anteriormente de pintores de otras ciudades y otras escuelas18.

pintores santandereanos17, donde se presentaron algunas obras de Segundo Agelvis, Óscar Rodríguez Naranjo, Humberto Delgado, Dolly Hernández, Mario Álvarez, Mario Hernández y Antonio Grass, entre otros nombres que ya figuraban en el plano local de las artes. La exposición de 1963 presentó la obra

Este fragmento, proveniente de una columna escrita por Juan

de nombres conocidos y de otros artistas con trayectoria

de la Fuente en Vanguardia Liberal, claramente mostró su

nacional, pintores cuyo estilo ya estaba instaurado en la esfera

posición frente a los procesos del arte local. De la Fuente estaba

artística bumanguesa. Nuevos espacios para el arte surgían en

en contraposición de cualquier proceso que permitiera la

la ciudad, sin embargo, estos representaban a un grupo

experimentación pictórica, prefiriendo un estilo clásico sobre

reconocido y no daban oportunidad a los jóvenes artistas, aun

nuevas propuestas, su voz impresa influenciaría en el concepto

después del inesperado resultado en el Concurso de Pintura y

artístico de los lectores y la imposibilidad de que un nuevo arte

Escultura Domingo Moreno Otero. En todo caso, los

fuera recibido por el círculo bumangués. También es claro que

comentarios de la prensa frente a la exposición de 1963 fueron

algunos nombres se debatían en el abstraccionismo, estilo que

positivos:

a nivel nacional ya estaba terminando su ciclo; no obstante, estos artistas no tomaron este camino y escogieron atender el

Hay que advertir que se revela perfectamente el avance de las escuelas modernas, salidas ya del abstraccionismo, a la cual trataron de pertenecer muchos de los que allí exponen en esta vez, demostrando su origen en el clasicismo. Habría que

gusto por el paisaje y el bodegón.

VALENCIA, Víctor. La primera anual de pintores santandereanos. En: Vanguardia Liberal. Bucaramanga (21, abr., 1963) p. 6. Sección Notas del Día.

DE LA FUENTE, Juan. En el Salón de Pintura. En: Vanguardia Liberal. Bucaramanga (29, abr., 1963). p. 6. Sección Notas del Día.

17

18

30


Las exposiciones, sin duda, eran un punto positivo para el

aventuraban a las nuevas propuestas visuales, tratándose

desarrollo artístico de la ciudad, especialmente cuando se

entonces de dos grupos aislados.

19

trataba de muestras de arte moderno , incluyendo obras de artistas nacionales. Un arte distante al propuesto por los locales

Este apoyo a la generación de maestros también se vio

era bienvenido en las salas de la ciudad cuando venía de afuera,

reflejado en la revista Muestras de Arte Santandereano21, la cual

dándoles una oportunidad a estas obras de arte cuando la

circuló en la década de 1960 y mostró en sus páginas obras de

trayectoria de un artista nacional otorgaba tales méritos,

Mario Hernández, Humberto Delgado, Segundo Agelvis y

posibilidades que un artista sumergido en otro contexto no

Rodríguez Naranjo, entre otros. La revista, que respaldaba los

tendría al poco peso de su trayectoria. Las obras de Segundo

intereses que buscaba la sociedad bumanguesa en la pintura,

Agelvis y Óscar Rodríguez Naranjo seguían siendo las más

era dirigida por Juan de la Fuente, la misma personalidad que

reconocidas por la sociedad bumanguesa, la representación

escribía en Vanguardia Liberal, con lo cual se evidencia la

pictórica de paisajes naturales y arquitectónicos retrataron la

existencia de un monopolio de los canales de difusión artística.

imagen del departamento, manteniendo así su vigencia artística en los espacios de exposición. En este punto, es pertinente

Otra facción de la prensa mostró cómo los nuevos artistas, que

20

señalar que, según Jorge Mantilla Caballero , no existía una

quisieron figurar en la esfera local del arte, no eran llamados ni

relación de colegas entre quienes propagaban una pintura

aceptados para exponer con el grupo de artistas reconocidos.

costumbrista, que contaba con el apoyo local, y los que se

Para ejemplificar tal situación puede referenciarse el caso de

Exposición de pintura moderna se abre hoy en el Profesionales. En: Vanguardia Liberal. Bucaramanga (8, ago., 1961) p. 6. Sección Notas del Día. En

20

19

ENTREVISTA con Jorge Mantilla Caballero, Artista Plástico. Girón, 31 de enero de 2011. 21 Muestras de Arte Santandereano. Bucaramanga: Ediciones Candilejas, 19641967.

esta muestra participaron artistas como: Jorge Valencia, Álvaro Herrán, Miguel Cárdena y Luciano Jaramillo, el primero expresionista y los siguientes abstraccionistas. 31


Abelardo Poveda, un artista rechazado en la exposición del

En

1964

se

realizó 23

Banco de la República en 1963:

Santandereanos ,

el

donde

Concurso el

Anual

maestro

de

Segundo

Pintores Agelvis

participaría con su característico estilo costumbrista. Mario Hace meses que no hemos vuelto a saber nada de las actividades del pintor metaforista Abelardo Poveda. En la reciente exposición de pintura santandereana que se realizó en el Banco de la República, no fue admitido por las “capillas” que se formaron en torno a ese evento, y él, en gesto de rebeldía, hizo su propia exposición en el Parque Santander22.

Álvarez tituló su obra “Tema para un concurso”, sugiriendo con ello una propuesta irónica para refrescar la predecible temática de los artistas santandereanos. El título que utilizó Mario Álvarez

artista

sin

trayectoria

que

los

artistas

un encargo. En todo caso, los pintores reconocidos hicieron presencia en los concursos abiertos, imposibilitando la entrada de nuevos nombres.

joven no podía figurar con los “maestros”, se evidencia la un

manera,

espacio de experimentación, ya que la obra no era producto de

Republica, siendo esta causal de su rechazo. Si bien un nombre que

alguna

tradicional que exigía la sociedad bumanguesa, siendo este un

pictórica diferenciada de las expuestas en el Banco de la

de

de

santandereanos estaban sujetos al gusto de la pintura

La expresión “pintor metaforista” sugiere una propuesta

imposibilidad

develó,

ni

El ambiente artístico-cultural de Santander en la década de

reconocimientos pudiese florecer con una propuesta diferente

1960 excluyó el nuevo arte de la región. Los artistas que

en el círculo local.

pudieron mostrar nuevas propuestas venían de la tradición academicista y contaban con trayectoria local, lo cual llevó a la convivencia de una pintura costumbrista con pinceladas de

22

Columnilla Cultural. En: Vanguardia Liberal. Bucaramanga (2, jun. 1963). p. 6.

23

Un éxito la inauguración del Salón Anual de Pintores Santandereanos. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (14, abr., 1964), p. 1 y 3.

Sección Notas del Día. 32


abstraccionismo24, movimiento de la modernidad precedente al

Jorge Mantilla Caballero25 expuso su obra en la sala de

arte contemporáneo.

exposiciones de la institución recién egresado en 1969, desde allí, gracias a la cooperación existente con Estados Unidos, el

Un ambiente sin formación de públicos ni curadurías

artista ganó una beca para realizar estudios de arte en Winston

especializadas entregó a Santander exposiciones de arte

Salem (Carolina del Norte), enriqueciendo su producción

sumergidas en la intuición y desconfianza a los nuevos

plástica y acercándose a comienzos de la década de 1970 a los

nombres, prevaleciendo la firma del artista sobre el contenido

procesos del arte contemporáneo en Norteamérica. Hacer arte

de

que

en Bucaramanga y mostrarlo a un público artísticamente

promovieron las exposiciones de arte, como el Centro Colombo

conservador fueron los obstáculos que debieron vencer los

Americano, la Galería Glotman, la Universidad Industrial de

jóvenes artistas santandereanos.

la

obra.

Cabe

mencionar

otras

instituciones

Santander, el Hotel Bucarica, y la Alianza Colombo Francesa, así como en los diferentes clubes de la ciudad se realizaban

Comenzada la década de 1972 Vanguardia Liberal26 presentó

muestras que incluían la venta de las piezas exhibidas.

un balance sobre los artistas

santandereanos de la década

de 1960. Dicho informe resaltó la obra de los ya mencionados Aunque la trayectoria de un artista garantizaba su inclusión en

pintores santandereanos y otros nombres radicados fuera de la

el círculo local, cabe señalar que algunas instituciones se

ciudad. Esta nota de prensa destacó a Mario Hernández Prada,

mostraron abiertas a los nuevos talentos egresados de la

en aquel momento maestro y director de la Academia de Bellas

Academia de Bellas Artes. En el Centro Colombo Americano,

Artes, quien entregó al escenario local una pintura abstracta y PINTO BARAJAS, Eugenio. Treinta y Cinco Pintores Santandereanos. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (1, sep., 1972). p. 2B y 10B.

24

26

VALENCIA, Víctor. II Salón Anual y Concurso de Pintores Santandereanos. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (21, abr., 1964) p. 7. 25 Exposición Pictórica. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (1, oct., 1968); p.9. 33


futurista, fruto de su participación en el VII Salón de Artistas

informe Luis Alberto Acuña, Antonio Grass y Beatriz González

Colombianos a finales de la década de 1940. La publicación lo

apenas fueron nombrados, mostrándose una favorabilidad por

resaltó como uno de los pocos artistas que apostaron, desde

la ya comprendida Generación de Maestros y sus discípulos.

aquella época, por una propuesta alejada del paisajismo o el

Estos tres artistas ya habían establecido un lenguaje propio en

impresionismo,

a pesar de haberse formado bajo el

el panorama del arte contemporáneo en Colombia en la década

costumbrismo impartido por su maestro Óscar Rodríguez

de 1960 y contaban con estudios de arte fuera del

Naranjo.

departamento, Mantilla Caballero fue el único joven artista mencionado en el reportaje y cuya trayectoria se cimentaba a

A pesar de la existencia de una pintura abstracta en

comienzos en la década de 1970.

Bucaramanga, la selección de artistas costumbristas en las exposiciones de arte sugieren que esta no fue recibida de la

La prensa destacó la obra de los artistas locales sobre aquellos

mejor manera por parte del público santandereano, y la

establecidos en Bogotá, no mostró un interés por apoyar otros

posición lograda por Mario Hernández se dio gracias a las

procesos del arte además de los acostumbrados, menos los

credenciales obtenidas al participar en el Salón Nacional de

acontecidos fuera de Bucaramanga, existía entonces una

Artistas.

desconfianza frente a las nuevas propuestas pictóricas, lo cual pone de manifiesto la prevalencia de un arte cuya lectura fuese

Mientras que algunos artistas santandereanos hicieron su

literal. Si bien este grupo de pintores podía sostenerse

trayectoria artística en la capital del departamento, existió una

decorando para los bumangueses, los artistas con nuevas

generación de jóvenes artistas que abandonaron la región para

propuestas abandonaron el departamento ya que la ciudad no

cimentar su carrera en otras ciudades. Beatriz González estudió

contaba con una crítica que reconociera la importancia de sus

Bellas Artes en la Universidad de los Andes en Bogotá. En el

inquietudes plásticas. La poca credibilidad de la región en los 34


jóvenes artistas se vio reflejada en una entrevista que el artista

en el exterior para tener reconocimiento de su obra. Un

Guillermo Spinoza le concedió a Vanguardia Liberal:

fragmento de la entrevista realizada a Vidal expone:

Martha Patricia Valdivieso: ¿A qué atribuye el hecho de ser poco conocido en Bucaramanga? Guillermo Spinoza: Ciertamente cuando hace 13 años que salí de Bucaramanga, hasta ahora me estaba iniciando en el arte y nadie creía en mí. Hasta cierto punto es una reacción lógica del comprador o del crítico. Mi surgimiento lo produjo el entusiasmo que el pueblo antioqueño puso a mi obra. Desde ese momento empecé a viajar por todo el país y por el extranjero en busca de nuevos horizontes27.

Edith de Fonseca: Usted cree que en nuestro medio los pintores tienen alguna ayuda? Augusto Vidal: El apoyo es prácticamente nulo, tiene que haber venido del exterior y tener éxito para que aquí se le ayude. EF: Piensa sacar su colección de aquí y llevarla a alguna parte? AV: Carezco de medios. Creo que el Colombo está haciendo gestiones para hacer una especie de intercambio con los otros Colombos del país28.

La visita de Spinoza, quien llamó la atención de los medios,

Las instituciones que apoyaban el arte contemporáneo, o al

afirmó con su testimonio que para darse a conocer en el medio

menos nuevas expresiones plásticas, no se encontraban en

artístico bumangués, a través de exposiciones, había que contar

Bucaramanga, algunas instituciones de la ciudad comenzaban

con experiencia que no se podía adquirir en la misma ciudad.

a

Otro artista que figuró en la prensa fue Augusto Vidal, quien

interinstitucionales. Esta situación evidencia la importancia de

aseveró que el problema de exponer en Bucaramanga radicaba

los salones de arte y de exposiciones en cualquier lugar donde

en la inexperiencia del novel artista, había que tener estudios

un artista quiera su visibilidad, pues permite concebir su obra

VALDIVIESO, Martha Patricia. Spinoza, un pintor libre en un mundo libre. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (4, abr., 1973) p. 7, Sección Notas del día.

28

realizar

esta

labor

por

medio

de

intercambios

FONSECA, Edith de. Pinto por amor. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (29, sep., 1972). p. 9. Sección Notas del Día.

27

35


desde un punto diferente a la estricta dependencia con

de Bellas Artes, ya que este edificio entregaría a la ciudadanía

respecto de la venta de obras comerciales, lo cual los convierte

un estímulo para el fomento cultural. Allí se ubicarían las

en espacios de experimentación.

oficinas de Extensión Cultural, la Academia de Bellas Artes y la Escuela de Música, un lugar que albergase diferentes

Es importante aclarar que los lugares donde se realizaron las

manifestaciones artísticas, en el predio también se realizarían

exposiciones de arte no se dedicaban exclusivamente a este fin,

exposiciones de arte para no tener que recurrir a los espacios

eran instituciones que en sus instalaciones contaban con un

de otras instituciones. En 1966, la prensa ya había reportado las

espacio para la exhibición de piezas artísticas. Por ello, se abre

actividades de fomento que llevaría a cabo la oficina de

un paréntesis para señalar los intentos que, desde 1964, se

Extensión Cultural, y reseñó que el proyecto del Palacio

realizaron en Bucaramanga para la creación de un Palacio de

efectivamente

Bellas Artes29, un proyecto convertido en una obra de papel que

económicos31.

estaba

paralizado

a

falta

de

recursos

Discontinuidades: bosquejo de la educación artística en Santander (1960-1973)

jamás se llevó a cabo por falta de presupuesto y estímulos económicos gubernamentales. En 1967 Carmen de Gómez Mejía, ex directora de la Extensión Cultural del Departamento, expresó por medio de una

Las exposiciones de arte en Bucaramanga dan cuenta de un

entrevista en la Revista de Santander30 la necesidad del Palacio

exclusivo movimiento artístico que promovía a un distinguido

29

31

Aprobado auxilio en la cámara para Palacio de Bellas Artes. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (23, oct., 1964); p. 11. 30 LAGOS CASTRO, Antonio. Bucaramanga necesita con urgencia su moderno Palacio de Bellas Artes. En: Revista de Santander, marzo 1967 N° 18. p. 93 – 101.

Grandes proyectos desarrollará este año Divulgación Cultural. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (23, ene., 1966); p. 1 y 7.

36


grupo de pintores, mientras que la escultura estuvo destinada

Antonio Grass referenció de la siguiente manera la Academia

a la realización de bustos y monumentos de personalidades

de Bellas Artes de Santander, donde inició sus estudios en arte:

históricas. Algunos de los maestros expositores en la ciudad La Escuela de Bellas Artes de Santander, donde me inicié en arte, ha tenido muchos nombres, conceptos y periodos de esplendor y decadencia y ha estado cerrada varias veces como en este momento- por diferentes razones. La escuela es muy antigua, viene desde el siglo pasado y por ella han desfilado los que cuentan en arte en Santander. Algunos artistas se iniciaban allí, continuaban en la Escuela Nacional de Bogotá y terminaban en Europa. España, Francia, Italia, fueron los países preferidos. Luego regresaban a enseñar en ella. Todos estos conocimientos y experiencias de la Academia europea, se fueron acumulando y resumiendo en un alumno aventajadísimo que luego fue profesor: El pintor Mario Álvarez Camargo. Cuando esta escuela me recibió, en el año 59, tuve también la fortuna de ser alumno de Mario. Fue él mi primer maestro de dibujo y pintura, me transmitió

eran integrantes de la planta docente de la Academia de Bellas 32

Artes de Santander , adscrita a la Dirección de Extensión Cultural del Departamento, institución que durante décadas formó a los artistas radicados en la capital santandereana. Hacia 1960 la Academia reanudó sus labores de formación con las cátedras de pintura, modelado, escultura, anatomía e historia del arte33. La ya mencionada paisajista Dolly Hernández integraba la planta docente, mientras que Carlos Gómez Castro, reconocido escultor de próceres, dirigía las clases de modelado y escultura. La presencia de estos docentes confirma la orientación artística y académica que tendrían los estudiantes de la institución.

32

La Academia de Bellas Artes recibió diversos nombres durante su funcionamiento. Fue conocida a través de la prensa en la década de 1960 como la Academia de Bellas Artes de Santander o Academia de Bellas Artes de Bucaramanga. Luego a finales de la década de 1960 se conoció como la Fundación de Bellas Artes, Instituto Santandereano de Cultura, INSAC, y

finalmente, en 1972 tomó el nombre de Dirección de Cultura Artística de Santander, DICAS. 33 Inicia labores la Academia de Pintura de Santander. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (11, mar., 1960); p. 6. 37


los conocimientos de este cosmos. El maestro Carlos Gómez Castro me inició en la escultura. Lo que Mario me enseñó podría recogerse en el “Tratado de Pintura” de Leonardo Da Vinci y hasta en las “Cartas a Theo” de Van Gogh; el bagaje que había recuperado Europa después de la antigüedad, en arte, es lo que me llega a través de Mario. Esos conocimientos llamados hoy despectivamente académicos, por “quienes no saben ni de dónde vienen ni para dónde van” como dice mi madre Edelmira, la otra maestra34.

intereses plásticos y visuales, lograron por medio de becas de estudio en Estados Unidos complementar su formación, así como también se radicaron en Bogotá para adentrarse en la esfera nacional del arte. Por otro lado, la situación económica de la Academia no era favorable para el desempeño artístico de la institución. El frecuente cierre de sus instalaciones35 a falta de un presupuesto para la infraestructura, materiales de trabajo y planta docente,

La academia estaba formando pintores académicos y no artistas

eran una situación constante y por ello no resultaba

que le apostasen al arte contemporáneo, desvinculada de los

sorprendente la suspensión de las actividades académicas.

procesos del arte colombiano, a pesar de que en el relato de

Mario Álvarez36, profesor de la institución educativa, entendía

Grass se dé cierta valoración al aprendizaje y dominio de la

que la escuela requería más recursos para la positiva educación

técnica por parte de sus maestros. Antonio Grass y otros

de los alumnos, además señaló que sin un presupuesto

artistas, como Jorge Mantilla Caballero y Máximo Flórez,

destinado a la contratación profesores especializados en una

iniciaron sus estudios de arte en esa institución de educación

técnica y sin dinero para adquirir materiales de trabajo, era

no formal, sin embargo, al no encontrar apoyo en relación a sus

preferible otorgar becas de estudio fuera del departamento,

34

36

Antonio Grass. Génesis. Primera Década de los 60. Sala de Exposiciones Vanguardia Liberal. Bucaramanga. 1992. 35 Desconcierto por el cierre de la Academia de Bellas Artes En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (26, nov., 1960); p.2.

Se organiza o se cierra la Escuela de Bellas Artes. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (6, oct., 1960); p. 6, Sección Notas del Día.

38


para que así el alumno se educara en mejores condiciones,

La Asamblea Departamental38 era el órgano que destinaba los

evitándose el desperdicio de ese dinero en una Academia

presupuestos a la Academia de Bellas Artes y a las escuelas de

donde la calidad de sus maestros y la precariedad de sus

Música y Teatro, también adscritas a la Dirección de Extensión

herramientas y recursos no eran suficientes para atender la

Cultural del Departamento, la cual no contaba con un

demanda.

presupuesto independiente para el real desarrollo de las escuelas a cargo. Sumado a ello, también hay que señalar que

Si alguien en Santander se interesaba en la formación artística,

la Academia no contaba con instalaciones propias, desde 1959

debía acudir a los métodos autodidactas y buscar en otros

se había planeado la construcción de un edificio dedicado a la

espacios las posibilidades para adquirir el conocimiento

educación artística, el cual quedó como un proyecto de papel

artístico. El poco espacio dado a los artistas en la prensa, para

de la misma manera que el Palacio de Bellas Artes 39. En 1963 la

conocer su opinión frente a la situación de la Academia,

Academia reanudó sus actividades, realizándose un concurso

demuestra la necesidad de un lugar para denunciar y solucionar

de pintura y literatura40.

la problemática: los docentes y estudiantes eran conscientes de la crisis que atravesaba la institución y la poca atención que los

En 1967 fue suprimida la Oficina de Extensión Cultural del

37

entes gubernamentales prestaban sobre ella .

Departamento, sin embargo, esto no significó el cierre de la Academia de Bellas Artes, la cual siguió en funcionamiento sin una entidad que la respaldase. Junto a las escuelas de Música y

39

37

El artista y su obra, una entrevista con Mario Álvarez Camargo. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (25, feb., 1961); p.6, Sección Notas del día. 38 La Educación Artística en Santander. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (17, ene., 1961) p. 4.

La Escuela de Bellas Artes será una realidad en breve. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (21, oct., 1966); p. 1 y 3. 40 Concursos de pintura y literatura habrá a fines de año. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (17, abr., 1963); p. 1 39


Teatro estas instituciones quedaron huérfanas y aisladas frente

el dinero para el desarrollo de las actividades y la Academia no

a su representación departamental. La clausura de la Oficina de

ofrecía todos los recursos43. Clases como la de cerámica fueron

Extensión Cultural evidenció el claro desinterés gubernamental

negadas a los estudiantes, pues el presupuesto no permitió la

por el fomento artístico, los interesados por una formación

compra de hornos para tal asignatura44.

artística conocían la situación de la Academia y sabían que allí no encontrarían lo que buscaban, el mayor anhelo de los

El gobierno nunca aportó un aceptable incentivo para que los

41

interesados en el arte era estudiar en Bogotá .

alumnos pudiesen crecer en su formación como artistas desde la región; en cambio, instituciones privadas como el Centro

Era difícil dar grandes pasos en el arte con maestros que,

Colombo Americano ofrecieron, de alguna forma, un espacio

42

trabajando con un bajo salario , se motivasen a seguir los

para conocer sobre arte: una biblioteca que traía revistas y

procesos de cada estudiante. Mantilla Caballero, quien estudió

libros desde Estados Unidos que se convirtió en una de las

en la Academia en la segunda mitad de la década de 1960,

escasas maneras de acceder a la pos-vanguardia45.

cuenta que la situación era tan precaria que a veces los mismos estudiantes se veían en la necesidad de hurtar a sus

Una vez desaparecida la Oficina de Extensión Cultural, en 1967,

compañeros los materiales de trabajo cuando no contaban con

el nombre de Academia de Bellas Artes mudó a Fundación de

Carmen Ortíz Sánchez, Vocación innata hacia el color. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (10, ene., 1962); p. 6, Sección Notas del Día. 42 Escuela de Bellas Artes. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (7, oct., 1960); p. 4. La Academia de Bellas Arte afronta graves problemas, Bucaramanga. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (11, oct., 1960); p. 5. 43 ENTREVISTA con Jorge Mantilla Caballero, Artista Plástico. Girón, 13 de julio de 2011.

44

41

Sobreaguar en 1970 por recorte de presupuesto a las escuelas de Pintura y Música de Santander. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (9, ene., 1970). p. 7, Sección Notas del día. 45 ENTREVISTA con Jorge Mantilla Caballero, Artista Plástico. Girón, 31 de enero de 2011.

40


Bellas Artes46 y luego a Instituto de Santandereano de Cultura

contratar una planta profesoral que no estaba dedicada al arte

INSAC, preocupándose la institución de manera independiente

y entregada a la formación de los artistas 48.

por su reorganización y buen funcionamiento y esperando tanto el patrocinio gubernamental como del sector privado

Un programa profesional que se encargase continuamente de

para la promoción artística y cultural. El destino de la Academia

una educación artística de calidad no existió en Bucaramanga.

dependió de la suerte de un inestable presupuesto y tuvo que

Los intentos de la Academia por formar en artes plásticas se

adaptarse a las diferentes situaciones económicas que debía

vieron frustrados al no contar con el presupuesto necesario

enfrentar.

para mantener las instalaciones, los materiales de trabajo y una planta

profesoral.

No

obstante,

otras

instituciones,

En 1972 la Asamblea Departamental, mediante la Ordenanza Nº

provenientes del sector privado, ofrecieron cursos orientados a

1 del 20 de noviembre de 1972 47, creó la Dirección de Cultura

la creación artística, los cuales estuvieron encaminados

Artística de Santander DICAS, la cual se encargó de promover

principalmente a la formación de pintores y decoradores. En

el arte y brindar educación artística a los santandereanos

Bucaramanga existió un curso profesional en Arte y Decoración

interesados en una formación plástica. Sin embargo, las

hacia 1963 dictado en la Universidad Femenina de Santander 49,

problemáticas de una educación de calidad nunca terminaron;

posteriormente, en 1967, distintos maestros y egresados de la

en 1973 fue despedido el director del DICAS por incompetencia

Academia de Bellas Artes de Santander dictaron cursos de

académica, dejando constancia del descuido gubernamental al 46

48

El Centro de Bellas Artes para todos: nos dice Luisa Emma de Romero. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (6,mar., 1969); p. 7, Sección Notas del día 47 REPUBLICA DE COLOMBIA. Gobernación de Santander. Asamblea Departamental. Ordenanza Nº 1 de 1972 (Noviembre 20).

Desde enero paralizado el Instituto Santandereano de Cultura En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (13, ene., 1973). p. 1 y 3. 49 En la mañana de hoy se inaugura la Universidad Femenina de Santander. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (4, mar., 1963). p. 1. Nueva Facultad creó ITAE en Bucaramanga. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (6, oct., 1972); p. 1 y 3. 41


extensión sobre Historia del arte, dibujo y pintura en la

nacional le hizo repensar la planta docente del DICAS,

50

Universidad Industrial de Santander .

contratando jóvenes artistas con propuestas innovadoras que aportasen a la formación de un nuevo momento de las artes

El fin de la tradición: Jorge Mantilla Caballero y el Grupo Bucaramanga (19731980)

plásticas en Santander, distanciándose de la formación clasicista que había caracterizado a la ciudad. La experiencia de Mantilla Caballero, al haber realizado estudios de arte en Estados Unidos, llevó a que se diera un nuevo

Constituido el DICAS, Jorge Mantilla Caballero inició sus labores

enfoque a la formación artística de la Academia, un enfoque

como maestro de la institución en la sección de artes plásticas,

que amplió las posibilidades de experimentación en clase y la

donde el artista se enfrentaría a una Academia aparentemente

bienvenida a las propuestas de artistas interesados en otros

renovada que buscaba que los artistas, desde la provincia,

procesos del arte. De ese modo, se preparó para la figuración

presenciaran los escenarios nacionales51 para hacer de la

en los nuevos espacios del arte nacional. En 1973 Mantilla

institución un lugar propicio de formación y conocimiento

Caballero, luego de ganar campo en la esfera nacional,

plástico contemporáneo. Su vinculación a la Academia se dio

presentó una exposición junto a Máximo Flórez53, otro artista

gracias a que otra artista y gestora, también recién llegada de

local que había complementado sus estudios de arte en el Taller

Bogotá, Luz Clemencia Arenas del Pino 52, fue nombrada

de Grabado de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá.

directora de la institución y cuyo contacto con la esfera del arte 50

Cursos de Extensión Cultural en la UIS. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga

52

ARENAS DEL PINO, Luz Clemencia. Conversación telefónica. Bucaramanga. 3 de julio de 2015. 53 Tres artistas unen obras y esfuerzos En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (30, ago. 1973). p. 9, Sección Notas del día.

(26 ene., 1967); p. 5, Sección Notas del día.

Jóvenes valores condenados a desaparecer? En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga (2, jul., 1973) p. 8, Sección Notas del día. 51

42


El reconocimiento nacional alcanzado por Mantilla Caballero

Esperanza Barroso y Raquel Ramírez, expusieron un arte

logró abrir las puertas del escenario local y entregar, junto a

novedoso frente al desarrollado en décadas anteriores,

Máximo

arte

presentándolo junto a sus maestros, Jorge Mantilla Caballero y

contemporáneo que presentaba una propuesta distante del

Máximo Flórez, quienes de esta manera demostraron que se

fuerte academicismo y costumbrismo pictórico de la década

podían hacer propuestas renovadoras en el arte desde una

anterior.

ciudad habituada a la pintura tradicional.

A un año de la llegada de Mantilla Caballero a la Academia, se

En 1977 el naciente colectivo presentó la muestra Bucaramanga

gestaron en Bucaramanga salones dedicados a la presentación

ARTE77, que además entregó nuevos nombres: Omar Obando,

Flórez,

una

auténtica

exposición

de

54

de los jóvenes artistas santandereanos . En 1976, una

Orlando Morales y Luis Francisco Santos Pico. ARTE77 contó

exposición realizada con el patrocinio del DICAS, la Cámara de

con el apoyo de la Universidad Cooperativa INDESCO, quien

Comercio de Bucaramanga y la Licorera Santander, presentó a

conformó un comité cultural para la muestra realizada en

los cuatro artistas que desde Santander se proyectaban en los

Bucaramanga; posteriormente, esta exposición se exhibió en la

escenarios artísticos nacionales, quienes apenas comenzaban

Galería El Circo en Bogotá. Rodolfo Charria, reseñó la

su carrera artística con presencia en Bogotá. Esta muestra

exposición:

55

colectiva se tituló Cuatro Artistas , allí dos estudiantes, 54

En 1980 la Cámara de Comercio de Bucaramanga realizó una exposición colectiva del grupo Bucaramanga, presentando en su catálogo las hojas de vida de los artistas, donde se resaltó su participación en salones orientados precisamente a la exhibición de nuevos y jóvenes artistas, como el Salón de Pintores Jóvenes, organizado por el Club Profesionales, donde participó Raquel Ramírez. Como ya se dijo, dichas instituciones no conservan los catálogos y por

eso tienen especial interés las hojas de vida de los artistas para conocer las exposiciones dirigidas a los jóvenes artistas que se realizaron en la ciudad. En: Grupo Bucaramanga. Cámara de Comercio de Bucaramanga, 1980. 55 Cuatro Artistas. Exposición Colectiva. Bucaramanga: Dirección de Cultura Artística de Santander, 1976. 43


En el arte actual colombiano va creciendo la necesidad de unificar los fenómenos tales como la inquietud de gentes por expresar una forma cualquiera de pensar respecto del medio en que su vida desarrollan. En caso como éste la rotura del establecimiento histórico refuerza la necesidad y obliga la unidad para encontrar una salida lógica y coherente a las ideas personales y de grupo. Como respuesta a la restricciones impuestas por el medio los artistas se ven obligados a agruparse no en base a similitudes de concepción plásticas, sino más bien a mecanismos que les permitan llegar a un público con un tanto escéptico sin tener que convertirse en un fenómeno exótico56.

visibilidad en la ciudad, sin experiencia en la esfera plástica local, era difícil consolidar espacios para los jóvenes artistas. Por otra parte, la década de 1970 significó la conformación de un colectivo artístico conformado por egresados de la escuela local, estableciéndose en la ciudad como grupo que funcionaba en razón a la indiferencia que el departamento y Colcultura mostraba en relación con los artistas de la región. Al respecto la artista Raquel Ramírez cuenta que: En cuanto a los grupos formados en aquel entonces es bien sabido por todos y según lo manifestado por el maestro Mantilla Caballero, fueron gestionados y financiados por él. Es cierto, se trataba más de su propia pelea, que de la pelea en conjunto, de cualquier forma, era un grupo y se trabajó en grupo y cada cual hizo lo suyo con errores y aciertos, y obviamente cuando él quiso, lo deshizo. La batalla se libró contra Colcultura Central y Colcultura Regional (sobra decir que no les hizo mella alguna)57.

Charria mostró a este grupo de artistas como una colectividad reunida para dar a conocer el naciente arte contemporáneo de la ciudad. Bajo el nombre de El Grupo Bucaramanga, se dieron a conocer en la esfera nacional los integrantes del colectivo, un mutuo apoyo entre artistas que consolidó su práctica en la esfera local y nacional. El trabajo como conjunto artístico evidenció la necesidad de actuar en grupo para lograr la CHARRIA, Rodolfo. Bucaramanga ARTE77. En: Bucaramanga ARTE77. Bucaramanga: Universidad Cooperativa UCI, 1977. 56

57

RAMÍREZ, Raquel. <vegadelalira@hotmail.com>. Continuación. [En línea]. 7 de agosto de 2011. 44


Al referirse a Colcultura Regional, Ramírez hace referencia al ya

artistas fueron reconocidos por la creatividad, talento y pericia

mencionado hecho de que desde 1976 el Salón Nacional de

conceptual frente al planteamiento de sus obras.

Artistas había comenzado a realizar una primera selección departamental para quienes quisieran exponer en Bogotá, lo

Sin la presencia de Jorge Mantilla Caballero en las cátedras del

cual posibilitó que desde la región se presentaran las

DICAS, la pintura no habría trascendido del paisaje y el

propuestas

nacional

bodegón, habría sido necesario esperar a que otro maestro

seleccionaba para la muestra central, significó otro espacio para

influenciara los procesos plásticos de Bucaramanga para

el recibimiento de nuevas propuestas de arte, esta vez desde la

encontrar un auténtico arte santandereano en la esfera local y

periferia para el centro.

nacional. Los artistas santandereanos que entregaron este

que

posteriormente

un

curador

renacer pictórico y conceptual en la capital del departamento Después de dos décadas de un proceso plástico planteado a

fueron Esperanza Barroso, Máximo Flórez, Orlando Morales,

partir de una pintura tradicional, el cierre de la década de 1970

Omar Obando, Raquel Ramírez, Luis Francisco Santos Pico y

significó el esplendor de los artistas que, desde Santander,

Carlos Silva, reunidos por última vez en una exposición

presentaron con éxito su propuesta en los escenarios

realizada por la Cámara de Comercio en 198058. Los artistas

nacionales del arte. En 1978, gracias a la gestión de Jorge

contaron con un espacio propio y en sala no ocurrió un diálogo

Mantilla Caballero, el Grupo Bucaramanga expuso en Bogotá

forzado entre la pintura tradicional y el nuevo arte de concepto.

en la Galería Belarca, desde el plano local consiguieron un reconocimiento como colectivo en el centro y estos jóvenes

58

Grupo Bucaramanga. Cámara de Comercio de Bucaramanga, 1980. 45


46


III. NACIONALES Y REGIONALES. Artistas Plรกsticos Santandereanos en el Salรณn Nacional

47


En 1957, reabierto el Salón Nacional de Artistas en su

momentos o generaciones de artistas santandereanos en la

décima versión, los creadores interesados en participar de la

esfera nacional del arte:

muestra tuvieron la posibilidad de encontrar una convocatoria de temática abierta y sin restricciones curatoriales, oportunidad

El primer momento sucede en la década de 1960, cuando solo

para darse a conocer frente a la crítica nacional con propuestas

dos artistas santandereanos lograron figurar continuamente en

de su interés. Después de la creación de los Salones Regionales

los escenarios bogotanos, se trata de Beatriz González y

de Artistas, en 1976, como preámbulo al Salón Nacional, la

Antonio Grass, cuya obra continuó activa en la década

presencia de las regiones se destacó en las muestras

posterior, siendo su despegue la participación en el Salón

posteriores, permitiendo que los artistas departamentales

Nacional de 1964. Una característica de estos artistas es que

crearan y se exhibieran desde la provincia.

ambos estaban radicados en Bogotá, lo cual amplió sus posibilidades de figuración en la capital y otras ciudades, a

Este apartado realiza un acercamiento a la obra de los artistas

diferencia de los artistas santandereanos que seguían

plásticos y visuales de Santander que le apostaron al arte

trabajando desde la región.

contemporáneo durante las décadas de 1960 y 1970, quienes lograron participar en el Salón Nacional de Artistas e hicieron

La segunda generación de artistas se da en la década de 1970,

presencia en otros escenarios importantes del arte colombiano,

se trata del trabajo artístico de Jorge Mantilla Caballero,

lo cual se refleja en sus hojas de vida artística consignadas al

Máximo Flórez, Gustavo Sorzano, Saturnino Ramírez, María

final de cada reseña biográfica. Antes de conocer a estos

Victoria Porras y Jaime Ardila. Algunos de estos artistas habían

artistas, es importante aclarar que, durante los veinte años

estudiado en Bucaramanga y posteriormente realizaron

comprendidos en este estudio, se pueden identificar tres

estudios de arte fuera de la ciudad, otros se formaron directamente en la capital e incluso en el exterior, actuando de 48


nuevo desde Bogotá y otros centros artísticos, no propiamente

algunos integrantes del Grupo Bucaramanga, sobresalieron en

desde Bucaramanga. Se trata de nuevos nombres que en los

diversos salones de arte solo hacia finales de la década de 1970,

años setenta compartieron el escenario con Beatriz González y

a saber: Augusto Vidal (Bucaramanga, 1950), Francisco Santos

Antonio Grass.

Pico (Piedecuesta, 1952) y Carlos Silva Prada (Bucaramanga, 1947), pintores y acuarelistas cuya biografía no se profundiza

En 1976, con la creación de los Salones Regionales de Artistas,

ya que su presencia a finales de la década, en el Salón Regional,

se

arte

es el inicio de su trayectoria artística. Igualmente, a finales de la

santandereano, ya que una muestra a nivel interdepartamental

década se encuentra Luis Ernesto Parra (Bucaramanga, 1926),

permitió la visibilización de otros artistas que, sin tener

reconocido

contacto en Bogotá, estaban distanciados de la tradición

tridimensionales, quien con una mención en el Salón Nacional

pictórica regional y le apostaban a nuevas propuestas para

de 1978 abre su trayectoria artística para ser comprendida en

figurar en el arte contemporáneo, el Salón Regional funcionaba

el decenio posterior.

da

un

tercer

momento

generacional

en

el

por

sus

collages,

dioramas

y

ensambles

como preámbulo al Salón Nacional. Específicamente, podría hablarse del Grupo Bucaramanga, colectivo artístico donde se

La importancia del Salón Nacional, como punto de despegue y

destacaron Esperanza Barroso, Raquel Ramírez, Orlando

espacio de visibilización de los artistas colombianos, radica en

Morales y Omar Obando, exhibiendo en compañía de sus

el peso que la crítica nacional dio al evento: Martha Traba59

maestros, Mantilla Caballero y Máximo Flórez, quienes, como

determinó al programa como un “termómetro infalible” para el

se expresó previamente, favorecieron el giro artístico en

diagnóstico de la plástica nacional, mientras que Gloria Zea lo

Santander y la llegada del nuevo arte a la región. Otros artistas, TRABA, Marta. Presentación del Catálogo. XVII Salón de Artistas Nacionales. Bogotá: Museo Nacional, 1965. 59

49


consideró como el evento más importante para las artes

exposición que no contaban con la trayectoria del Salón

plásticas del país:

Nacional pero que consiguieron un lugar en la historia del arte

El Salón Nacional es sin lugar a dudas, el evento más importante de nuestras artes plásticas. […] En primer lugar, proporciona a los artistas un vehículo coherente de expresión, un lugar donde sus ideas, sus concepciones estéticas, llegan a un amplio rodeadas de sus circunstancias epocales y de otras concepciones y visiones coetáneas. En segundo lugar, proporciona al público de nuestro país la ocasión de entrar en contacto con los creadores de su tiempo, de conocer sus inquietudes y su pensamiento, de gozar, […] de contemplar, sus manifestaciones intelectuales. […] El Instituto Colombiano de Cultura estudió profundamente estas circunstancias y creyó sano para el arte nacional abrir las puertas del salón a todas las ideas, a todos los planteamientos y, especialmente, a todos los artistas. […] Como en los años anteriores el salón viajará por las principales ciudades del país. […]60.

colombiano.

esos

eventos

sobresalen

la

Bienal

Panamericana de Artes Gráficas realizada en el Museo La Tertulia de Cali, la Bienal de Pintura Coltejer realizada en Medellín y otros salones de artes plásticas organizados por las Universidades de la capital y recientes instituciones bogotanas dedicadas a la promoción cultural, espacios que, de igual modo, contaron con la participación de los artistas santandereanos. Los nombres presentados a continuación se organizaron en orden alfabético, presentando al final de cada biografía un recuento cronológico de sus exposiciones y reconocimientos para comprender la trayectoria de cada artista y, de igual manera, los espacios disponibles a nivel regional y nacional para la figuración de estos artistas.

Cabe señalar que otros eventos también favorecieron la visibilidad de los jóvenes artistas, nacientes espacios de

60

Entre

25 Salón Nacional de Artes Visuales. Instituto Colombiano de Cultura, 1975.

p. 3. 50


Jaime Ardila

Delegada conservadora con cubilete de cartón y aretes (1976) Fotografía en blanco y negro 23.5x35 cm

Higuerona y Cauchón de Florencia (1973) Fotografía 27x24 cm 51


Esperanza Barroso

Carlos (1976) Dibujo a lรกpiz 70x50 cm

Dibujo I (1980) Dibujo a lรกpiz 50x70 cm 52


Máximo Flórez

Colgada de Guayos (1978) Pintura al óleo 180x130 cm

Serie Tierra caliente (1977) Serigrafía 50x35 cm 53


Beatriz González

África adiós (1968) Pintura al óleo 120x100 cm

África adiós (1975) Serigrafía sobre papel 50x50 cm

54


Antonio Grass

Carta escudo (1975) Pintura mixta sobre tela 139x120 cm

Para el Jefe Calarcรก (1965) Pintura mixta sobre tela 120x130 cm 55


Jorge Mantilla Caballero

Díptico A título propio (1978)

Serie Municipio (1975)

Pintura al óleo 170x200 cm

Pintura técnica mixta

56


Orlando Morales

Figuras Geométricas (1977) Dibujo a lápiz 68x91 cm

Construcción Dieciocho (1978) Dibujo a lápiz 80x100 cm

57


Omar Obando

Forma y color en torno a un haz de luz (1980) FotografĂ­a 48x31 cm

Desnudo 1 (1978) FotografĂ­a en blanco y negro 16x24 cm

58


María Victoria Porras

Título desconocido (1966)

Serie Ramajes del Hombre (1971)

Escultura en acrílico y metal

Serigrafía 47x57cm 59


Raquel Ramírez

Serie Biográfica (1978)

Serie Séptimo Penal (1980)

Pintura acrílica 55x43 cm.

Pintura acrílica 100x70 cm. 60


Saturnino RamĂ­rez Serie Las prostitutas (1972) Pintura acrĂ­lica sobre papel y madera 65x50 cm.

61


Gustavo Sorzano

Serie Partitura mentales (1971)

Ambiente A, B y C (1970)

Afiche 50x70 cm

Ensamble - instalaciรณn 62


Jaime Ardila

movimiento de la naturaleza, potencializado la vitalidad de la planta captada en diversos ángulos fotográficos.

(Bucaramanga, 1942) Arquitecto de la Universidad de Los

Andes,

Bogotá.

Años después, la participación de este fotógrafo en el Salón

Paralelamente a sus estudios universitarios, se formó como

Nacional de 1978 dio cuenta de un giro conceptual, donde,

autodidacta mientras investigaba sobre el trabajo fotográfico

influenciado por las representaciones del Pop Art, se mostró

de los artistas estadounidenses Ansel Adams, Minor White y

interesado en retratar a ciudadanos y personalidades dedicadas

Edward Eston, dedicados a capturar el paisaje y la arquitectura,

a la expresión política conservadora, satirizando con el título de

reconocidos en la primera mitad del siglo XX. Ardila

sus obras a las figuras representadas. La sociedad colombiana

complementó su formación con estudios de fotografía en 1971,

fue retratada por Ardila en sus momentos de euforia nacional,

proponiendo nuevos ángulos para la captura de escenas

ironizando las campañas políticas cuando la clase alta

sociales y la naturaleza.

colombiana era participe.

Jaime Ardila se dio a conocer en el Salón Nacional de 1973,

Sus

evidenciando su inclinación por el registro de la naturaleza.

modelos

fueron

inocentes

figuras,

ciudadanos

inconscientes de la capacidad artística del fotógrafo. Su obra,

Entre sus fotografías se destacan “Higuerona de Florencia” y

“Señora con anteojos oscuros y botón electoral”, con la cual

“Cauchón de Florencia, Santander”, las cuales demostraron el

ganó una Mención Especial en el XXVII Salón Nacional de

interés por retratar las especies naturales de la región, con un

Artistas, se burló de los colombianos participes de ciertas

enfoque en contrapicado que de esa manera resaltó la fuerza

campañas electorales, ridiculizando los adornos que llevaban

de una planta sostenida desde sus raíces. Ardila entregó a la

los adeptos a una corriente política, deteniendo con su lente a

fotografía colombiana imágenes que indagaban sobre el

mujeres de rostro fino y elegante indumentaria. El trabajo 63


1979

encaminado por Ardila consistió en la captura de estos festivos cuerpos anónimos.

Trayectoria artística y reconocimientos: 1973

1975

1976 1978

XXIV Salón Nacional de Artistas. Museo Nacional, Bogotá. Estudiante Invitado al Taller de Fotografía de Ansel Adams. Yosemite, California, EE.UU. Sala Mendoza. Caracas, Venezuela. Galería Monte Ávila. Bogotá. Museo de Arte. Universidad Nacional de Colombia, Bogotá. Taller 5. Bogotá. Centro de Arte Actual. Pereira. Asunto público. Galería de la Oficina. Medellín. Cámara de Comercio. Bucaramanga. Imágenes, mensaje de América Latina. Centre Culturel Municipal de Villeparisis. Francia. Primera muestra de Fotografía Latinoamericana Contemporánea. Museo de Arte Moderno. México D.F. Mención Especial. XXVII Salón Nacional de Artes Visuales. Museo Nacional. Bogotá. Fotografía Colombiana. Museo de Arte La Tertulia. Cali.

Fotografía Colombiana. Centro de Arte Actual, Pereira. Venecia 79, la fotografía, tendencias y maestros del siglo XX. Venecia, Italia. Muestra de Fotografía Latinoamericana. Arles, Francia. Fotolio de paisaje colombiano. Museo de Arte Moderno, Bogotá. Premio en el Primer Concurso Internacional de Fotografía. Centro de Artes Integrados. A.V.C. Caracas, Venezuela.

Esperanza Barroso (Bucaramanga, 1956) Integrante del Grupo Bucaramanga, formada en arte por la Dirección de Cultura Artística de Santander DICAS a mediados de la década de 1970. Desde la región, y bajo la orientación de Jorge Mantilla Caballero, se distinguió del colectivo artístico por sus reconocidos dibujos hiperrealistas, los cuales, más allá de una representación por la representación, contenían retratos psicológicos de imágenes masculinas que eran idealizadas a partir de la memoria fotográfica de la artista. Barroso planteó desde el lápiz figuras imaginadas que surgían de su propia cotidianidad, diseñando a la figura humana como seres que, a 64


través de su estética, indumentaria y ornamentos, permitían

técnica de la artista, los hizo ver como si se tratara del dibujo

descubrir el detrás de la figura dibujada, una narración escrita

de un modelo en vivo o como si se valiera de la fotografía. Su

con los trazos del gráfico y el carboncillo.

dibujo requirió de coherencia para no caer en una representación surrealista. Sobre su obra “Carlos” la artista

Pero aparte de su atractivo formal, sus obras hacen referencia a una situación en la que el individuo ha perdido su identidad para integrarse a la masa anónima de la sociedad contemporánea que ha generalizado un concepto impersonal que prescinde del rostro y los rasgos de sus integrantes61.

comentó: No pinto, dibujo. Mi único medio de expresión es la figura humana. No improviso, planifico. No critico, investigo. Utilizo el mínimo de elementos buscando el máximo de posibilidades. Veo, reflexiono, -ejecuto- “CARLOS”, razón social de un individuo cualquiera, con ayer, hoy y mañana. “CARLOS”, temática sin fondo, con sólo una figura y sus escasas pertenencias: chaqueta, camiseta, correa y cerebro. “CARLOS” rostro individualizado de una multitud cualquiera62.

En 1974, Barroso debutó en Bucaramanga en la exposición Cuatro Artistas, dos años después participó en el Salón Nacional de 1976, en ese momento sus dibujos hiperrealistas comenzaron

a

posicionarse

en

la

esfera

del

arte

contemporáneo. La obra de esta artista puede resumirse como un trabajo delicado y minucioso que se refleja en la calidad

El estilo de Barroso quizá podría camuflarse con el de otros

técnica de sus dibujos. Cada proporción y trazo son estudiados

hiperrealistas de la época, sin embargo, su dibujo se caracterizó

con delicadeza para generar en el espectador una imagen

por sus representaciones alucinadas e imaginadas, extraídas de

creada, inexistente en la vida real, la cual, gracias a la habilidad 61

62

MARCELES DACONTE, Eduardo. La integración de un núcleo artístico: el Grupo Bucaramanga. En: Grupo Bucaramanga. Bucaramanga: Cámara de Comercio, 1980.

Cuatro Artistas. Exposición Colectiva. Bucaramanga: Dirección de Cultura

Artística de Santander., 1976. 65


los recuerdos mentales de la artista. En 1980 la artista ganó una Mención Nacional en el XXVIII Salón Nacional.

1978

Trayectoria artística y reconocimientos: 1974

1975 1976

1977

Dirección de Cultura Artística de Santander. Bucaramanga. Salón de Pintores Jóvenes. Bucaramanga. Tercera mención. Dirección de Cultura Artística de Santander. Bucaramanga. Segunda mención. Salón de Pintores Jóvenes. Bucaramanga. Club Miramar e Infantas. Barrancabermeja. I Salón de Pintores Santandereanos. Bucaramanga. Salón de Pintura Cades. Cámara de Comercio. Bucaramanga. 4 Artistas. Cámara de Comercio. Bucaramanga. XXVI Salón Nacional de Artes Visuales. Bogotá. Primera mención. Salón de Pintura Cades. Cámara de Comercio. Bucaramanga. Muestra Colectiva de Artes Visuales. Universidad Cooperativa Indesco UCI. Bucaramanga. II Salón Nacional de Art Joven. La Tertulia. Cali. Bucaramanga Arte77. Universidad Cooperativa Indesco UCI. Bucaramanga.

1980

Bucaramanga Arte77. Galería El Circo. Bogotá. Miniaturas. Galería Imaginaria. Bogotá. Foto Series. Galería Arca de Noé. Bucaramanga. Paisajes. Galería Arca de Noé. Bucaramanga. Miniaturas. Beer House. Bucaramanga. Grupo Bucaramanga. Galería Belarca. Bogotá. XXVIII Salón Nacional de Artes Visuales. Bogotá. Mención de dibujo. XXVIII Salón Nacional de Artes Visuales. Bogotá.

Máximo Flórez (San Joaquín, 1951) Docente de la Dirección de Cultura Artística de Santander, fue uno de los artistas líderes del Grupo Bucaramanga. Realizó su formación en la Academia de Bellas Artes de Santander, posteriormente estudió grabado en los talleres de la Universidad Nacional de Colombia donde se contactó con el movimiento artístico de la capital. Muy joven, a comienzos de la década 1970, expuso en algunas instituciones locales como el Centro Colombo Americano y el Banco de la República, visibilizando su obra en la esfera local. 66


En un primer momento, la obra de Máximo Flórez se destacó

por la cuestión formal de la pintura y el grabado, retomando las

por una indagación auto-existencialista, empleando el grabado

vanguardias de la primera mitad del siglo XX, como el orfismo,

para abordar la pregunta por el ser humano, develando su

el suprematismo y el geometrismo abstracto, para encontrar

cosmovisión y posición frente al porqué del ser artista. En 1975,

desde esas formas la renovación de su propuesta pictórica,

Flórez participó en el XXV Salón Nacional con su obra “A dónde

interesado en una exploración puramente técnica por la forma

van los peces”, evidenciando una preocupación frente a su rol

y el color.

social al imaginar posibles respuestas a sencillas cuestiones

Trayectoria artística y reconocimientos:

humanas, por más excéntricas que parecieran.

1970 En la siguiente versión del Salón presentó su obra “De la caída

1971

al vuelo”, un grabado donde se recreó como un personaje sin rostro, cuestionando su propia identidad como artista contemporáneo. Esta necesidad de aislamiento y reflexión tocó la corriente surrealista en la forma que representaba sus

1972

pensamientos oníricos. El autorretrato fue protagonista en las composiciones de Máximo Flórez, expresó su condición como artista resultado de las vivencias en el medio, no temió al

1973

mostrar su cosmovisión.

1975

A finales de la década de 1970 la obra de Máximo Flórez presentó un giro del figurativismo a la abstracción, interesado 67

Alianza Colombo Francesa. Bucaramanga. Colección de Pintores Santandereanos. Bucaramanga. Centro Colombo Americano. Bucaramanga. Salón de Pintores Santandereanos. Banco de la República. Bucaramanga. Pinturas. Banco de la República. Bogotá. Sala de Exposiciones Banco de la República. Bucaramanga. Mención de honor. Festival Universitario. Universidad Industrial de Santander. Bucaramanga. Centro Colombo Americano. Bucaramanga. Museo Capilla de los Dolores. Bucaramanga. Primer premio. Salón Regional de Fotografía. Banco de la República. Galería La Rebeca. Bogotá.


1976

1977

1978

1979 1980

XXV Salón de Artes Visuales. Museo Nacional. Bogotá. Tercer premio. Primer Salón Regional de Artes Visuales Colcultura. Bucaramanga. XXVI Salón de Artes Visuales. Museo Nacional. Bogotá. Galería Arca de Noé. Bucaramanga. Arte77. Galería El Circo. Bogotá. III Bienal del Valparaíso. Chile. Galería Belarca. Bogotá. XXVII Salón Nacional de Artes Visuales. Museo Nacional. Bogotá. Galería Belarca. Bogotá. XIV Grand Prix International d’art Contemporain de Monte Carlo. Francia. Sala de Exposiciones Cámara de Comercio. Bucaramanga. Galería de Arte de Bucaramanga. Galería Cóndor. Barranquilla. Primer premio. Tercer Salón de Artes Visuales Colcultura. Bucaramanga. Galería Skandia. Bogotá. Galería Primera. Bucaramanga.

Beatriz González (Bucaramanga, 1938) Graduada como Maestra en Pintura por la Universidad de los Andes en 1962. Su trayectoria artística comenzó luego de exponer la serie de “Encajeras” en el Museo de Arte Moderno de Bogotá MAMBO en 1964, gracias al contacto que estableció con Marta Traba, siendo esta su profesora de teoría e historia del arte en la universidad y directora del Museo. González, inspirada en las obras de Johannes Vermeer (pintor flamenco del siglo XVII), participó el mismo año en el IV Festival de Artes de Cali, donde ganó el Premio de Pintoras por la presentación de una obra de su serie de “Encajeras”, la cual a través de colores planos y la abstracción de la figura femenina, proponía una nueva figuración e interpretación de las pinturas que había tomado como referente. En los inicios de su carrera, el óleo fue uno de los pigmentos predilectos por la artista, posteriormente comenzó a emplear la pintura de esmalte, aprovechando la materialidad y acabados característicos que le ofrecían sus colores, acercándose así a la estética planteada por la pintura del Pop Art. Estas obras fueron 68


resultado de la apropiación de fotografías encontradas en la

relación entre lo representado y el elemento usado como

prensa, la cuales significaron un nuevo periodo en su pintura,

soporte pictórico. El estilo de Beatriz González se trasladó a

vitalizando las crónicas rojas y burlándose de la farándula

objetos tridimensionales que desde la pintura abordaron el

nacional en la medida que alteraba con su paleta los tonos

espacio escultórico, interviniendo desde camas, mesas y sillas,

reales de la imagen apropiada. La propuesta “Los Suicidas del

hasta cunas y cortinas de baño, como su obra “Boticelli Wash

Sisga” se convirtió en una de las obras más representativas en

and Wear”, donde retoma la interpretación de obras clave en la

la historia de la pintura en Colombia, ya que esta pieza fue

historia del arte, esta vez realizada sobre objetos que

merecedora del Premio de Pintura del Salón Nacional de 1965,

establecen directa relación con la obra apropiada.

entregado a un joven talento. Desde este momento la artista Beatriz González confiesa tener una visión prejuiciada sobre la historia del arte. A toda hora, en todas partes, la artista asocia sus experiencias visuales con cuadros famosos. A partir de un objeto cualquiera, a partir de la textura de una madera o de la forma de un mueble, surge la asociación estética63

estableció su estilo, colores planos y una paleta cromática destacada por su diversidad tonal, trabajando a partir de las siluetas y segmentos que identificaba en cada imagen para aplicar el color y reconocer sus personajes. A inicios de la década de 1970, la artista continuó variando en sus materiales para la representación de imágenes apropiadas,

Trayectoria artística y reconocimientos:

por ello, es en este momento cuando comienza a pintar sobre

1964

otras superficies, alejándose del lienzo y empleando muebles y otros objetos como soporte pictórico, estableciendo una RUBIANO CABALLERO, Germán. Beatriz González o la historia del arte en Sesquilé. En: Arte en Colombia. Bogotá. Abril-Junio. Nº. 4. 1977. p. 14. 63

69

Encajeras. Museo de Arte Moderno de Bogotá.


1965

1967

1968

1969 1970

Premio especial. Salón de Pintoras. Festival Internacional de Artes. Museo La Tertulia. Cali. XVI Salón de Artistas Colom bianos. Museo Nacional. Bogotá. Mención. Primer Salón lntercol de Pintura Joven. Bogotá. XVII Salón de Artistas Colombianos. Museo Nacional. Bogotá. Museo La Tertulia. Cali. Segundo premio especial de pintura. XVII Salón de Artistas Nacionales. Bogotá. Galería de Arte Ervico. Medellín. Museo de Arte Moderno. Bogotá. XIX Salón de Artistas Colombianos. Museo Nacional. Bogotá. Segundo premio compartido. XIX Salón de Artistas Nacionales. Bogotá. Primera Bienal Iberoamericana de Coltejer. Medellín. Galería Ud. Bogotá. Los que son. Galería Martha Traba. Bogotá. Premio. Salón austral y colombiano de grabado. Cali. Exposición Panamericana de Artes Gráficas. Museo La Tertulia. Cali. Galería Belarca. Bogotá.

1971 1972 1973

1974

1975

1976

70

XXI Salón de Artistas Nacionales. Museo Nacional. Bogotá. Premio. Exposición conmemorativa de los 20 años de Icetex. Bogotá. XI Bienal de São Paulo. São Paulo, Brasil. Segunda Bienal Coltejer. Medellín. Coltejer. Tercera Bienal de Arte Coltejer. Medellín. Galería Ciudad Solar. Cali. Segunda Bienal Americana de Artes Gráficas. Museo La Tertulia. Cali. Exposición con Luis Caballero. Museo de Arte Moderno. Bogotá. Segundo Salón Delima Medellín. Galería de la Oficina. Medellín. Galería Belarca. Bogotá. Museo de Arte. Universidad Nacional de Colombia. Bogotá. Vive la France. Centro de Arte Actual. Pereira. XXV Salón Nacional de Artes Visuales. Museo Nacional. Bogotá. Retrospectiva un inventario. Museo de Arte Moderno La Tertulia. XXVI Salón Nacional de Artes Visuales. Museo Nacional. Bogotá.


1977 1978

Tercera Bienal de Artes Gráficas. Museo La Tertulia. Cali. Exposición con Álvaro Barrios. MAMBO. 10 metros de Renoir. XXXVIII Bienal de Venecia. Venecia, Italia. Los telones de Beatriz González. Museo de Arte. Universidad Nacional de Colombia. Bogotá.

Bucaramanga, consiguió mostrar su producción artística en Estados Unidos a mediados de la década de 1960. En 1965, Antonio Grass participó en el XVII Salón Nacional de Artistas, su propuesta, basada en el uso de formas precolombinas, se tituló “Escudo para un hombre triste”, donde combinó la pintura con el intaglio, un trabajo que se remontaba

Antonio Grass

al quehacer manual y artesanal materializado en una pieza

(Oiba, 1937)

bidimensional que fue merecedora del Tercer Premio Especial

Inició su formación artística en la Academia de Bellas Artes de

de Pintura. Grass también participó en el Salón Nacional de

Santander a finales de la década de 1950, posteriormente se

1966 y de 1969, insistiendo en el carácter formal de la estética

radicó en Bogotá y en 1964 realizó estudios en historia del arte

precolombina. En 1967 alcanzó cierto reconocimiento por la

con Marta Traba y técnicas de diseño gráfico con David

prensa bumanguesa, mostrándolo como un artista que desafió

Consuegra en la Universidad de los Andes. Grass siempre tuvo

la tradición pictórica regional65 y que, con su estilo, logró

claro que si quería posicionarse con su propuesta artística debía

impactar la esfera nacional del arte, a pesar del favorecimiento

radicarse en Bogotá64, pues concebía a la capital como el lugar

y promoción de la pintura costumbrista en la prensa local. Grass

propicio para nutrirse de todas las artes, encontrando en ella

continuó trabajando activamente en otros escenarios del arte

una educación artística acorde a sus intereses técnicos y

nacional en la década de 1970.

conceptuales. Por medio del Centro Colombo Americano de ARMENTA ARZUZA, Tita. Reportaje a Antonio Grass, pintor santandereano. En: Vanguardia Liberal. Bucaramanga (5, ju., 1964): Sección Literatura y Arte. p.9.

Empieza Una nueva génesis, la pintura de Antonio Grass. En: Vanguardia Liberal, Bucaramanga. (8, dic., 1967). Sección Página Literaria. p.5.

64

65

71


La obra de Grass se constituyó en una indagación que despega

de los imaginarios sagrados del contexto indígena, ya que los

de la motivación personal, un trabajo investigativo sobre la

títulos empleados por sus obras entretejían dicha relación.

cultura material precolombina es clara influencia para su La obra de Antonio Grass es sin duda un ejemplo pertinente puesto que en ella se hizo manifiesta desde el primer momento la respuesta emocionada del artista a la sensibilidad característica de nuestra herencia prehispánica visual (a sus símbolos, sus formas, sus colores) al mismo tiempo que se hacía evidente su interés por explorar la vigencia de esta sensibilidad mediante el uso de elementos y la consideración de posibilidades inapelablemente actuales entre ellos, la calidad misma del acrílico, y el concepto de grafiti extraído de las superficies descascaradas y arenosas de los muros metropolitanos.66

producción plástica. Sin escabullirse de la inspiración de las culturas

aborígenes

colombianas,

su

trabajo

presentó

diferentes variaciones formales, inspirado en las figuras representadas por los primeros habitantes del territorio nacional, llevando a la esfera del renaciente arte colombiano un trabajo sigilosamente indigenista que reivindicó la importancia de la cultura visual prehispánica. Grass exploró diversas formas precolombinas a través de la pintura, el dibujo y la talla, apropiándose de símbolos religiosos para dar su propio sentido o interpretación y materializándolos

Antonio Grass puede reconocerse como un artista que desafió

en escudos, tondos y relieves. Por medio de su estilo y

el costumbrismo de la provincia en la temprana década de

escapando de la representación de la figura humana, Grass

1960, además se destacó como investigador de la cultura visual

otorgó a sus piezas artísticas un sentido mitológico como si se

prehispánica, sobresaliendo como un artista que, formado en la

tratase de objetos de culto; así, creó sus obras de arte a partir

región, logró inserirse en la esfera del arte colombiano, guiado

SERRANO, Eduardo. Sín título. En: Como trabaja un pintor: Antonio Grass. Bogotá: Museo de Arte Moderno, 1979. 66

72


1965

por sus intereses personales y no por parámetros academicistas de la tradición pictórica regional.

1966

Trayectoria artística y reconocimientos: 1961 1962 1963

1964

1967

Primer premio en pintura. Salón de los dos Santanderes. Cúcuta. Centro Colombo Americano. Bucaramanga y Barranquilla. Comunity Center. Winston Salem N.C, Estados Unidos. Gertz Gallery. New York, Estados Unidos. Universidad Industrial de Santander. Bucaramanga. Salón Cultural Banco de la República. Bucaramanga. Galería Colseguros. Bogotá. Facultad de Sociología. Universidad Nacional. Bogotá. Museo La Tertulia. Cali. Primer Salón Bolivariano de Pintura. Cali. Salón de Octubre. Fundación Universidad de América. Bogotá. Museo de Arte Contemporáneo. Bogotá. Tributo de los artistas colombianos a Dante Alighieri. Bogotá. Primer premio en pintura. Salón de Pintores Santandereanos. Bucaramanga.

1969

1970

1971

1972

73

XVII Salón de Artistas Nacionales. Museo Nacional. Bogotá. Tercer premio especial de pintura. XVIII Salón de Artistas Nacionales. Museo Nacional. Bogotá. Salón Cultural Banco de la República. Bucaramanga. Universidad Jorge Tadeo Lozano. Bogotá. Centro Colombo Americano. Bogotá. Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. Bogotá. Instituto Colombo Italiano. Bogotá. XX Salón de Artistas Nacionales. Museo Nacional. Bogotá. Salón de Grabado. Instituto Colombiano de Cultura. Bogotá. XXI Salón de Artistas Nacionales. Museo Nacional. Bogotá. Grabadores y Dibujantes de Colombia. Biblioteca Luis Ángel Arango. Bogotá. Primera Bienal Americana de Artes Gráficas. Museo La Tertulia. Cali. Biblioteca Luis Ángel Arango. Bogotá. Galería de Arte Moderno. Bogotá. Salón Cultural Banco de la República. Bucaramanga. Salón de la Independencia. Quito. Ecuador.


1973

1974 1975

1977

1978

Segunda Bienal Americana de Artes Gráficas. Museo La Tertulia. Cali. Universidad Jorge Tadeo Lozano. Bogotá. Galería Escala. Bogotá. Centro Colombo Americano. Bogotá, Cartagena y Manizales. Taller Educativo Exposur. Cali. Museo de la ciudad. Cúcuta. Grabadores y dibujantes colombianos. Biblioteca Luis Ángel Arango. Bogotá. Segunda Bienal de Libros de Arte. Jerusalén. Israel. XXIV Salón Nacional de Artistas. Museo Nacional. Bogotá. Primer y cuarto premio. Concurso de Carteles para el Dante. Instituto Colombo Italiano. Bogotá. Segunda Bienal de Grabado. Bulgaria. XXV Salón Nacional de Artes Visuales. Museo Nacional. Bogotá. Taller Cinco. Centro de Diseño. Bogotá. Galería Finale. Medellín. Arte Joven de Colombia. Caracas. Pintura de este siglo. Casa de las Américas. La Habana, Cuba. Universidad Jorge Tadeo Lozano. Bogotá.

1978

1979

Galería Quintero. Barranquilla. Sociedad de Amigos del Arte. Pereira. Cámara de Comercio. Cali. Representación de Colombia. Primera Bienal Latinoamericana. San Pablo. Brasil. Bolsa Viajera. Patrocinada por ICETEX. Europa. Tres meses. Animales mitológicos. Museo de Arte Moderno. Bogotá. Bienal de Grabado Latinoamericano. San Juan, Puerto Rico. Cómo trabaja un pintor. Museo de Arte Moderno. Bogotá. Hombres Expectantes. Centro Colombo Americano. Bogotá.

Jorge Mantilla Caballero (Bucaramanga, 1946) Aunque se denomina así mismo como autodidacta, terminó sus estudios en la Academia de Bellas Artes de Santander en 1968 y, posteriormente, ganó una Beca por parte del Centro Colombo Americano de Bucaramanga para estudiar cursos de arte en Winston Salem, Estados Unidos. Como ya se ha 74


mencionado, este artista no se destacó únicamente por su

anatómico, en combinación con el título otorgado a sus obras,

presencia en los escenarios del arte nacional, también por su

hacía una referencia simbólica al contexto político-social de la

labor como docente en la Dirección de Cultura Artística de

época, planteando una figuración realista.

Santander DICAS y en la generación de artistas conformada para

su

posterior

figuración

en

la

escena

del

El cuerpo del condenado espera el ataque y el pintor se sirve de las manos para crear una imagen que describe y sintetice los itinerarios del miedo. Una imagen que pueda incluir los trances expresionistas, de la desesperación, hasta el desvarío. En todos estos gestos hay pues una suerte de frenética intensidad. La mano crispada, desatentada, ciega, ejemplifica la dignidad natural que se ignora y se ultraja67.

arte

contemporáneo local y nacional. En 1970, cuando regresó de Norteamérica, participó por primera vez en el Salón Nacional de 1970, su obra “Frágil”, un ensamble enmarcado bajo la estética y recursos del Arte Povera, denunció el tráfico de partes humanas, producto del desmembramiento de cuerpos en consecuencia de la violencia

Después del ensamblaje “Frágil”, Mantilla Caballero se

generada por el narcotráfico en Colombia. Desde su primera

especializó en la pintura, empleándola de nuevo como vehículo

propuesta visual, presentada en un Salón Nacional, mostró la

de denuncia política, los nombres dados a sus obras hicieron

tendencia por un arte político, cuestionando la persecución y la

referencia a los titulares de prensa, llamando la atención del

violencia en sus obras. Subsiguientemente, se dedicó a la

sector estatal a través sus composiciones anatómicas inspiradas

pintura, cuyas composiciones pictóricas denunciaron el terror y

en el amarillismo mediático. Para dar un ejemplo, su serie

la intimidación a través de la representación de la figura

pictórica “Dados de baja” hizo tal referencia remitiéndose a las

humana en una posición de torsión y escorzo, cuyo estudio

escenas violentas del país. Sus obras abogaron por el derecho

RIVERO, Mario. Artistas Plásticos de Colombia. Bogotá: Stamato Editores, 1982. p. 240. 67

75


1974

a la libre expresión y el rechazo al uso del poder por parte de los opresores, mediante la representación de cuerpos que denotan fuerza y resistencia. Mantilla habló por quienes no tenían voz, aprovechando la técnica aprendida en la academia para enfatizarla en otro tipo de composiciones.

Trayectoria artística y reconocimientos: 1967

1968 1970 1971 1972 1973

1975

Banco de la República. Bucaramanga. Primer Premio. Salón de Artistas Santandereanos. Bucaramanga. Dibujos en Winston Salem Centro Colombo Americano. Bucaramanga. XXI Salón de Artistas Nacionales. Bogotá. I Salón de Artistas Santandereanos. Bucaramanga. South and Bank Hartford. Conn. USA Pinturas. Art and Grafts Festival. Harford. USA. Retrospectiva. Banco de la República. Bucaramanga. Pinturas. Club Profesionales. Bucaramanga. Pinturas y Grabados. Academia Underwood. Bucaramanga. Pasteles y Grabados. Instituto Santandereano de Cultura.

1976

1976

1977 76

Homenaje Impresionista. Capilla de los Dolores. Bucaramanga. Salón de Artistas Santandereanos. Capilla de los Dolores. Bucaramanga. Pintores Santandereanos. Club de Profesionales. Bucaramanga. Artistas Jóvenes. Cámara de Comercio. Bucaramanga. Galería Escala. Bogotá. XXV Salón de Artistas Nacionales. Bogotá. Salón Regional de la Zona Nororiental de Bucaramanga. Bucaramanga. Salón de Agosto. Museo de Arte Contemporáneo del Minuto de Dios. Bogotá. Primer Premio. Salón de Artistas Club de Profesionales. Bucaramanga. Segundo Premio. I Salón Regional de Artes Visuales. Zona Nororiental. Bucaramanga. Mención de Honor Salón Internacional de Agosto. MAC. Bogotá Pintores de Caballete. Museo de la Universidad Nacional. Bogotá. Galería Escala. Bogotá. Galería Quintero. Barranquilla


1978

Museo de Arte Contemporáneo Minuto de Dios. Bogotá. La plástica colombiana en el siglo XX. Casa de las Américas. La Habana. Cuba. Festival Internacional de Canes sur Mer .Castillo de Grimaldi. Francia. Los Novísimos. Museo de Arte Contemporáneo Minuto de Dios. Bogotá. 90 años El Espectador. Galería Arte Independencia. Bogotá. Panorama Artístico Colombiano. El Callejón. Bogotá. Exposición Inaugural. Galería Imaginaria. Bogotá. Portafolio de Grabados. Cartón de Colombia. Salón de Arte Joven. Museo La Tertulia. Cali. Paleta de oro. IX Festival Internacional de Pintura. Canes sur Mer. Francia. Segundo Premio. Salón Internacional de Agosto. Museo de Arte Contemporáneo. Bogotá. Salón I Aniversario Galeria Fray Angélico. Bogotá. Galería de Arte. Bucaramanga. Galería de Arte El Callejó. Bogotá. Testimonio Gráfico de 6 Artistas Nacionales. Carpeta Gráfica. Galería Quintero. Barranquilla. Instalación Conceptual. Bucaramanga.

1980

Dibujos. Grabados. Galería Ect. Panamá. Mención de honor. Salón de Arte de Fuego. Bogotá. Galería Gaceta II. Sala de Arte. Cali. Galería Finale. Medellín.

Orlando Morales (Socorro, 1948) Luego de iniciarse en el arte como autodidacta, continuó sus estudios a comienzos de la década de 1970 en la Dirección de Cultura Artística de Santander DICAS, alumno de Mantilla Caballero e integrante del Grupo Bucaramanga. Morales es un dibujante autodidacta que ha permanecido fiel a una concepción artística estructurada alrededor de construcciones geométricas que enfatizan las líneas rectas y los ángulos de todas las denominaciones. El valor de esta obra radica en su rigurosidad intelectual y en las ilimitadas combinaciones de las figuras que dan la impresión de volúmenes en el espacio. Mucho más intrincadas que sus primeras construcciones, Morales parece disfrutar en su

77


empeño de yuxtaponer, combinar, entrelazar e integrar las piezas de un rompecabezas de un silogismo abstracto68.

maquinación automática, conseguía configurar una estructura

Orlando Morales exploró el Op Art, un estilo de las artes

Aunque en la plástica santandereana no sobresalieron artistas

tridimensional con posibilidades de figuración en la realidad.

visuales apoyado en la creación de ilusiones ópticas. Este

dedicados a creación de piezas tridimensionales durante las

artista, por medio del dibujo y en combinación con el arte

décadas

geométrico, vinculó dicho movimiento a los escenarios del arte

1960

y

1970,

Morales

otorgó

calidades

tridimensionales a sus figuras, sobredimensionando la técnica

nacional. Desde su oficio como dibujante, distanciado de una

del dibujo para la presentación de lo intangible. Sus

representación de la figura humana, planteó composiciones

“Construcciones”, títulos de sus obras, le llevaron a ser

que partían de exploraciones tridimensionales imaginadas en el

reconocido internacionalmente con un premio de dibujo en

papel, una interpretación arquitectónica y espacial de las

Barcelona hacia 1978, que reconoció su capacidad de repensar

formas diseñadas.

la realidad metálica y estructural, con un sutil toque surrealista, como el aporte de este artista al arte contemporáneo. Su

Su destreza en el dibujo tradicional le permitió trabajar luces y

habilidad creativa se acentuaba cuando lograba concebir

sombras con grafitos que le bastaron para generar sus

diferentes estructuras y variaciones de una misma figura,

estructuras irreales, logradas de la mente del artista con determinada lógica y coherencia,

de

la cual,

empleando los mismos elementos y examinando la posibilidad

desde una

tridimensional de las formas geométricas en una sencilla hoja de papel.

68

MARCELES DACONTE, Eduardo. La integración de un núcleo artístico: el Grupo Bucaramanga. En: Grupo Bucaramanga. Bucaramanga: Cámara de Comercio, 1980. 78


Trayectoria artística y reconocimientos 1968 1977

1978

1979

1980

II Bienal Iberoamericana de Arte. Museo Carrillo Gil. México DF. XXVIII Salón Nacional de Artes Visuales. Cúcuta.

Universidad del Cauca. Popayán. I Salón Regional de Artes Visuales. Bucaramanga Galería Arca de Noé. Bucaramanga. Nuevos Nombres en la Plástica. MAC. Bogotá. XI Salón de Agosto. Museo de Arte Contemporáneo. Bogotá. Galería de la Oficina. Medellín. I Encuentro Nacional de Bellas Artes. Museo Universidad Nacional. Bogotá. Galería Belarca. Bogotá XXVII Salón Nacional de Artes Visuales. Museo Nacional. Bogotá. Bienal Iberoamericana de Pintura. Museo Carrillo Gil. México DF. Premio internacional de dibujo. Barcelona. España Primer premio. Salón Regional de Artes Visuales. Cúcuta. Sociedad Colombiana de Arquitectos. Bucaramanga. Galería Belarca. Bogotá. X Salón de Arte Joven. Museo de Antioquia. Medellín. IV Bienal Internacional de Arte. Valparaíso. Chile. Sala de Exposiciones Avianca. Bogotá.

Omar Obando (Socorro, 1946) Artista integrante del grupo Bucaramanga, su trabajo transitó entre la fotografía documental y la fotografía experimental. Ingresó a la Dirección de Cultura Artística de Santander DICAS en la década de 1970, donde conocería a Jorge Mantilla Caballero. Antes de iniciarse en la fotografía, Obando ya era conocido como dibujante. A través de su trabajo como documentador gráfico, la Licorera de Santander le otorgó el patrocinio para la publicación de un libro titulado “Socorro” a un fotógrafo aficionado que alternaba su trabajo como reportero visual interviniendo otras fotografías llevadas a la esfera del arte contemporáneo, las cuales tomaron interés en la transfiguración del cuerpo humano, jugando con la luz y la repetición de la imagen para conseguir composiciones surrealistas. De esa forma, se constituye como 79


Trayectoria artística y reconocimientos

el único de los fotógrafos experimentales de la región. Obando capturaba sus composiciones realistas modificándolas con

1965 1966

barridos fotográficos, un juego entre la clonación, el juego de secuencias y la distorsión de la figura humana. En 1976 participó en el XXVI Salón Nacional, mostrando a la figura humana en un ambiente sádico e intervenido con el efecto de repetición, donde además de recrear el escenario para su propuesta, también lo modificaba luego del disparo

1967

fotográfico, jugando con el movimiento de la imagen impresa,

1971

insistiendo en la transformación de la anatomía humana dentro de la captura fotográfica.

1975

Experimentando en la técnica del montaje fotográfico, Obando logra multiplicar las imágenes de una mujer sensual tendida sobre una silla, como un rito esotérico que incluye la presencia de un gallo y las convulsiones rítmicas de una danza. La luz ha sido instrumental para sacar el mejor provecho del color y las insinuantes formas de su modelo69.

1976

69

MARCELES DACONTE, Eduardo. La integración de un núcleo artístico: el Grupo Bucaramanga. En: Grupo Bucaramanga. Bucaramanga: Cámara de Comercio, 1980. 80

Salón Orquídea Hotel Bucarica. Bucaramanga. Primer Salón de Artistas Santandereanos. Galería Glottmann. Bucaramanga. Segundo premio. I Salón de Artistas Santandereanos. Bucaramanga. Segundo premio. I Salón de Arte Joven Club de Profesionales. Bucaramanga. Segundo Salón Artistas Santandereanos. Galería Glottmann. 3 Artistas Santandereanos. Sala Banco de la República. Bucaramanga. I Salón de Arte Joven. Club de Profesionales. Bucaramanga. I Salón Nacional de Fotografía. Alianza Colombo Francesa. Barranquilla. I Salón Santandereano de Fotografía. Bucaramanga. Primer Premio. I Salón Santandereano de Fotografía. Bucaramanga. Concurso ANDI sobre Girón (Fotografía). Bucaramanga.


1977

1978

Primera Mención. Concurso ANDI Sobre Girón. Bucaramanga. Salón Autorretratos. Museo Arte Contemporáneo. Bogotá. Bucaramanga Arte77. Galería El Circo. Bogotá. Ambientes. Galería Escala. Bogotá. Salón Universidad Indesco. Bucaramanga. XI Salón Internacional de Agosto. Museo de Arte Contemporáneo. Bogotá. I Salón Fotografía Ecológica. Metales y Equipos. Bogotá. Bucaramanga Arte77. Universidad Indesco. Bucaramanga. Nuevos Nombres de la Plástica Nacional. Museo de Arte Contemporáneo. Bogotá. XXVII Salón Nacional de Artes Visuales. Museo Nacional. Bogotá. VII Salón Artes del Fuego. Museo de Arte Contemporáneo. Bogotá. Salas de la Cultura de la Caja de Ahorros de Navarra. España. XVI Premi Internacional de Dibuiv Joan Miró. Barcelona. España.

1980

Primera mención. II Salón Regional de Artes Visuales. Colcultura. Cúcuta. Nominación. XVII Premio Internacional de Dibuix Joan Miró. Barcelona. España. XXVIII Salón Nacional de Artes Visuales. Museo Nacional. Bogotá. Salón Internacional de Agosto. Museo de Arte Contemporáneo. Bogotá. Grupo Bucaramanga. Cámara de Comercio de Bucaramanga. Bolsa. III Salón Regional de Artes Visuales. Empresa Licorera de Santander. Bucaramanga.

María Victoria Porras (Barrancabermeja, 1947) Estudió Bellas Artes en la Universidad Nacional de Colombia. También realizó talleres de Técnicas Plásticas en la Escuela del Museo de Bellas Artes de Boston y de Grabado en Saint Martin’s School of Art de Londres, este último estudio gracias a una beca del gobierno nacional en 1970. Antes de graduarse de la universidad ya contaba con una destacable trayectoria artística en Bogotá, exponiendo en los salones de Arte Joven del Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá. 81


Porras presentó a la plástica colombiana una obra que se

Sus obras se relacionaban con la intervención de la mano

alejaba de la representación de la figura humana, pero que, sin

obrera para la consecución de gigantes industriales y

embargo, abordaba desde esa figuración una reflexión en torno

arquitectónicos, lo que demostraba una comprensión poética

al hombre y condición social. La representación de estructuras

del actuar del ser humano sobre el desarrollo urbanístico. Su

metálicas e industriales, a través de técnicas gráficas, hacía clara

serigrafía “Ramajes del Hombre”, por ejemplo, dio muestra de

referencia a la acción del hombre sobre ellas a través de los

las características humanas que podían otorgarse al soporte

títulos de sus obras, creando una propuesta artística que

estructural metálico de un edificio, Porras sobresaldría en su

conservaba características constructivistas desde el dibujo, el

habilidad como dibujante arquitectónica.

grabado y la pintura. El manejo de la perspectiva y la calidad de sus trazos resaltaron María Victoria Porras ha elaborado grabados, dibujos y esculturas. En los primeros, el tema fundamental es la estructura, la máquina, la conexión. En estos trabajos hay dos cosas importantes: diseño puro y clara referencia al espacio tridimensional. Los dibujos de objetos en el espacio llevaron a concepciones tridimensionales reales. En éstas, sin embargo, la referencia humana se hizo indispensable para establecer escalas y distancias. Una figura a lo Trova acompaña entonces las piezas escultórica hechas en metal y materias plásticas70.

las estructuras metálicas e industriales que la artista capturaba. En el dibujo, Porras entregó un carácter melancólico a las estructuras representadas, mientras que en la serigrafía y la pintura se valió de los tonos y efectos cromáticos para la acentuación de luces y sombras, los cuales colaboraban con el carácter escultórico de la figura representada, además de la perspectiva aplicada a sus composiciones. La propuesta de Porras circuló en la bidimensionalidad, cuyas calidades técnicas

70

RUBIANO CABALLERO, Germán. Panorama Actual. En: Historia del Arte Colombiano. Salvat Editores 1986. p.. 1679 82


1971

le beneficiaron en la exploración de otros materiales para la composición piezas escultóricas.

Trayectoria artística y reconocimientos 1966 1967 1968

1970

Galería Colseguros. Bogotá. I Salón Joven de Artes Plásticas. Museo de Arte Contemporáneo. Bogotá. Exposición de Arte Joven. Colombo Americano. Bogotá. II Salón Nacional de Arte Joven. Museo de Arte Contemporáneo. Bogotá. Exposición Panamericana de Artes Gráficas. Museo La Tertulia. Cali. Mención. Exposición Panamericana de Artes Gráficas. Cali. Dibujantes Jóvenes de Colombia. Sala Gregorio Vásquez. Bogotá. I Bienal de Grabado Latinoamericano. San Juan de Puerto Rico. IV Salón Nacional de Artistas. Museo de Arte Contemporáneo. Bogotá. Exposición de Grabados. Cambridge Art Gallery. Boston.

1972

1973 1974 83

Primera Bienal Americana Artes Gráficas. Museo La Tertulia. Cali. Grabadores y dibujantes de Colombia. Biblioteca Luis Ángel Arango. Bogotá. Exposición Colectiva de Grabados. Cambridge. Art Gallery. Boston. Salón de Independencia Latinoamericana. Casa de la Cultura Ecuatoriana. Quito. Tercera Bienal De Arte Coltejer. Medellín. Tercera Bienal Británica Internacional de Grabado. Bradfort. Inglaterra. Cartwright Hall. Bradford City Art Gallery and Museum. Inglaterra. Tercera Exposición Internacional de Diseños Originales. Museo de Arte Moderno. Rijeka, Yugoslavia. XXIII Salón de Artistas Nacionales. Museo Nacional, Bogotá. Galería Belarca. Bogotá. Primer Salón Nacional de Artes Plásticas. Universidad Jorge Tadeo Lozano. Bogotá. Segunda Bienal Americana de Artes Graficas. Museo La Tertulia. Cali. Cuarta Bienal Británica Internacional de Grabado. Bradfort. Inglaterra.


1975

1976

1977 1978 1979

Primer Salón de Artes Plásticas Acopex. Museo Nacional. Bogotá. Galería Lamont. Exeter. New Hampshire. Boston Hispano Arte Contemporáneo. City Hall. Boston. Exposición El Estudio. Brookline. Grabados y Dibujos. Centro para el avance de los Estudios Visuales. Instituto Tecnológico de Massachusetts Galería Handschin. Bassel. Suiza Asociación de Ingenieros. San Cristóbal, Venezuela Sala Eugenio Mendoza. Caracas Galería Hess. Boston.

anecdóticos. La artista concibió la pintura acrílica como un diario personal, sin temor a consignar su intimidad en los lienzos que serían expuestos al público, sirviendo el ejercicio pictórico como terapia para liberarse de sus vivencias y preocupaciones, envueltas en atmósferas y colores dislocados de la realidad, reinterpretando de esta manera sus experiencias personales. Su lenguaje se caracterizó por emplear el acrílico de manera posterizada para dar un toque pop al estilo pictórico desarrollado, acercándose así a la estética del cómic. Para Ramírez, hombre y mujer realizan sus tareas cotidianas o rutinarias, pero siempre habrá una pausa para preguntarse por

Raquel Ramírez

el destino y cuestionarse en la propia existencia.

(Bucaramanga, 1954) También integrante del Grupo Bucaramanga, a mediados de la

Raquel Ramírez participó en el Salón Nacional de 1976 con una

década de 1970 realizó sus estudios de arte en la Dirección de

pintura de la serie “Condición”, título que hizo clara referencia

Cultura Artística de Santander DICAS, bajo la orientación de

a una cuestión existencialista. En el Salón Nacional de 1978 se

Jorge Mantilla Caballero.

presentó con una pintura donde caricaturizó un percance con la Ley, ridiculizando la justicia colombiana y burlándose de los

Ramírez planteó una obra intimista, autorretratando su vida cotidiana

para

conceptualizar

su

propuesta

protagonistas, la serie se tituló “Séptimo Penal”.

pictórica,

Las pinturas de Raquel Ramírez, por otra parte, han sido siempre manifestaciones de inconformidad personal y crítica

pintándose en diversas circunstancias del hogar y otros sucesos 84


social, a su modo. Han tenido también una característica única en Colombia su inclinación por las imágenes visuales en un contexto teatral. Aunque en el pasado ella era el centro del cuadro en auto-retratos que indicaban sus diferentes estados de ánimo, en sus acrílicos actuales se ha ampliado la composición para incluir a otros “personajes” de su repertorio71.

IV Abril Artístico. Universidad de Antioquia. Medellín Galería Escala. Muestra Individual. Bogotá. XXVI Salón Nacional de Artes Visuales. Bogotá. Nuevos Nombres en la Plástica Nacional. MAC. Bogotá. Cuarenta Mujeres Artistas. MAC. Bogotá. Salón de Arte Joven. Medellín. Mención especial I Salón Regional de Artes Visuales.

Trayectoria artística y reconocimientos 1973

Bucaramanga. 1977

Instituto Santandereano de Cultura. Bucaramanga.

Miniaturas. Galería Imaginaria. Bogotá.

Salón de Pintores Jóvenes. Club de Profesionales.

Autorretratos. MAC. Bogotá.

Bucaramanga. 1974

Bucaramanga Arte77. UCI. Bucaramanga.

Museo Capilla de los Dolores. Bucaramanga.

Galería Arca de Noé. Bucaramanga.

Instituto Santandereano de Cultura. Bucaramanga. Salón

de

Pintores

Jóvenes.

Club

Galería Fray Angélico. Muestra individual. Bogotá.

Profesionales.

1978

Bucaramanga. 1975

Galería Belarca. Grupo Bucaramanga. Bogotá. Salón de Agosto. MAC. Bogotá.

Club Miramar e Infantas. Barrancabermeja.

Galería Arte. Muestra Colectiva Anual. Bucaramanga.

Instituto Santandereano de Cultura. Bucaramanga. 1976

Bucaramanga Arte77. Galería El Circo. Bogotá.

Fotoseries. Galería Arca de Noé. Bucaramanga.

Cámara de Comercio. Cinco Artistas. Bucaramanga.

71

MARCELES DACONTE, Eduardo. La integración de un núcleo artístico: el Grupo Bucaramanga. En: Grupo Bucaramanga. Bucaramanga: Cámara de Comercio, 1980. 85


Paisajes. Galería Arca de Noé. Bucaramanga.

representando prostitutas y otras mujeres por medio de un

1979

Parvulario. Galería Arte. Bucaramanga.

característico estilo derivado del expresionismo Dicho estilo

1980

Open House Eight. Miami. USA.

gozaba de diferentes tonos usados para realizar sus retratos, la

XXVIII Salón Nacional de Artes Visuales. Bogotá.

pintura fue su lenguaje particular. En los años setenta Saturnino recrea unos bares silenciosos y lúgubres. El color matizado con primacía de tonos tierra y ocres, la atmósfera liviana y la luz que baña a unos personajes casi bruñidos, comunican una intensa sensación de desesperanza. Parecen hombres detenidos en el tiempo, sin posibilidad de redención72.

Saturnino Ramírez (Socorro, 1946) Estudió Bellas Artes en la Universidad Nacional de Colombia, graduado en 1970. Su trabajo visual, destacado desde cuando era estudiante universitario, le abrió las puertas para trabajar como profesor de Expresión en el programa de Arquitectura, en

La obra de Saturnino Ramírez investigó dos formas en un

la sede Medellín de su alma máter, ciudad donde fortaleció y

mismo lugar, el cuerpo femenino y los perfiles masculinos en

cimentó su trayectoria plástica. En 1973 fue becado por el

escenarios oscuros. La carga expresiva de sus pinturas reveló

gobierno para estudiar en París.

continuamente las motivaciones del artista por representar su cotidianidad. La diversidad hallada en los bares, lugares donde

Su debut en el escenario nacional fue en 1970, participando de

Ramírez pasaba la mayor parte de su tiempo, inspiró su obra.

diferentes eventos plásticos de la capital, entre ellos el Salón

Diferentes espacios arquitectónicos fueron representados por

Nacional y la Exposición Panamericana de Artes Gráficas de Cali, JARAMILLO, Carmen María. Saturnino Ramírez Pintor de lo urbano. En: Arte: Revista de Arte y Cultura. Museo de Arte Moderno de Bogotá, 1987. Edición 2, 72

II Trimestre. pp. 31-33. 86


1973

él, a la par que diversos personajes y variadas mujeres concurrían y trabajaban en el lugar. La pintura fue su desahogo, llevando al arte algo culturalmente concebido como profano y marginal: la vida nocturna, las prostitutas, el billar y las apuestas en bares y cantinas. El artista no temió en representar lo que sucedía en esos lugares, llevando a los escenarios plásticos su intimidad.

1974 1975

Trayectoria artística y reconocimientos

1976

1970

1971 1972

Exposición Panamericana de Artes Gráficas. La Tertulia. Cali. XXI Salón Nacional de Artistas Nacionales. Museo Nacional. Bogotá. Cuarto Salón Nacional de Artistas. Museo de Arte Contemporáneo. Bogotá. Primera Bienal de Artes Gráficas. Museo de Arte Moderno La Tertulia. Cali. Primer Salón Nacional de Artes Plásticas. Universidad Jorge Tadeo Lozano. Bogotá. Pintura. Galería la Oficina. Premio especial Instituto Colombiano de Cultura. III Bienal Coltejer.

1977 1979 1980

87

XXIV Salón de Artistas Nacionales. Museo Nacional. Bogotá. III Bienal de Arte. Centro Coltejer. Medellín. Pinturas y Dibujos. Galería El Callejón. Bogotá. Segunda Bienal Americana Artes Gráficas. Museo de Arte Moderno La Tertulia. Cali. Cuatro Dibujantes Jóvenes. Galería Belarca. Bogotá. Primer Salón de Artes Plásticas Acopex. Museo Nacional. Bogotá. Artistas Colombianos. Casa de Las Américas. Habana. Cuba. Tercera Bienal Americana de Artes Gráficas. Museo de Arte Moderno La Tertulia. Cali. Los novísimos Colombianos. Museo de Arte Contemporáneo. Caracas. Pinturas y Dibujos. Galería Aberbach Fine Art. Nueva York. Pinturas y Dibujos. Galería Garcés Velásquez. Bogotá. Jóvenes Artistas Latinoamericanos. Alcaldía de París. Francia.


conceptual para el campo de las artes plásticas en Colombia.

Sus infinitas variaciones de "La Gioconda" con paisaje o sin paisaje son la mejor prueba de su talento y de su enorme capacidad para combinar ideas artísticas (con alguna influencia de Diñe y Larry Rivers) con conceptos de diseño gráfico: multiplicidad de imágenes, colores y grafismos inspirados en los libros de niños con indicaciones para cortar, armar y colorear73

Activo en la década de 1970, Sorzano estuvo presente en casi

La obra de Sorzano varió entre una propuesta relacional y,

todas las versiones del Salón Nacional de los años setenta, con

posteriormente, en la apropiación de icónicas obras de arte. La

variedad de propuestas que demostraban su experimentación

instalación y el happening caracterizaron los inicios de su

artística cotidiana. Este artista conoció la pos-vanguardia de

carrera artística, creando ambientes que fueron catalogados

primera mano gracias a la educación recibida en Norteamérica,

dentro de la técnica mixta, procurando descontextualizar al

puesto que como estudiante universitario organizaba eventos

público del espacio expositivo mediante el uso de recursos

de música electrónica y de experimentos musicales que

multimedia. Sorzano ganó una mención de honor en el Salón

conceptualizaría para demostrarlos como obras de arte. Al

Nacional de 1971, con una pieza titulada “Caja Musical”, que

regresar a Colombia se estableció en Bogotá y fue profesor de

proponía proyectos de una interacción directa entre el público

Diseño en la Facultad de Arquitectura y Arte Publicitario de la

y la obra. El otro momento de su propuesta consistió en la

Universidad Javeriana.

apropiación de iconos del arte, haciendo homenajes, entre

Gustavo Sorzano (Bucaramanga, 1944) Publicista de la Universidad de Cornell, Estados Unidos, graduado en 1969, se trata del único de los artistas santandereanos dedicado a una propuesta vehementemente

otros, a su coterránea Beatriz González, así como la

RUBIANO, Germán. Sorzano, siete partituras mentales. Museo de Arte de la Universidad Nacional, plegable, sin fecha 73

88


presentación de diversas variaciones de la “Mona Lisa”, valiéndose de técnicas como el collage para resignificar las imágenes intervenidas, por medio de los medios digitales e impresos.

Trayectoria artística y exposiciones 1965 1970 1971

1972 1975

1976 1978

Baker Gallery. Miami. Florida. XXI Salón de Artistas Nacionales. Museo Nacional. Bogotá. XXII Salón de Artistas Nacionales. Museo Nacional. Bogotá. Primera Bienal Americana de Artes Gráficas. Museo de Arte Moderno La Tertulia. Cali. Mención de Honor. XXII Salón de Artistas Nacionales. Museo Nacional. Bogotá. Primer Salón Nacional de Artes Plásticas. Universidad Jorge Tadeo Lozano, Bogotá. XXV Salón Nacional de Artes Visuales. Museo Nacional. Bogotá. Tercer Salón de Lima. Galería La Oficina. Medellín. XXVI Salón Nacional de Artes Visuales. Museo Nacional. Bogotá. XXVII Salón Nacional de Artes Visuales. Museo Nacional. Bogotá.

89


90


ESTUDIAR EL ARTE DE LAS REGIONES

91


En 1976, con la apertura de los Salones Regionales de

Atlántico, Bolívar, Magdalena y la Intendencia de San Andrés y

Artistas, surgió un nuevo término que dividió en dos la historia

Providencia), Nororiental (Donde fue incluido el Departamento

del arte realizado en Colombia hasta ese momento: “las

de Santander junto al de Norte de Santander, la Intendencia de

regiones”, definición que englobó a aquel arte que no era

Arauca

realizado en Bogotá, es decir, el arte producido en la provincia.

(Departamentos de Antioquia, Caldas y Chocó) y Central del Sur

Desde ese momento, el gobierno central, que disponía de los

(Departamentos de Risaralda, Quindío, Tolima, Huila y la

recursos económicos de Colcultura, determinó a las regiones

Intendencia del Caquetá), división orientada más por unas

como un lugar donde su proceso artístico estaba de alguna

coordenadas geográficas que por un esfuerzo de comprender

manera desligado de la capital, ciudad en que se realizaba el

su contexto cultural. Actualmente, Santander pertenece a la

Salón Nacional de Artistas. De ese modo, buscaba ser más

Zona Oriente junto al departamento de Norte de Santander y

incluyente para comprender lo que se hacía en la provincia,

el vecino Estado Táchira, Venezuela.

como una selección preliminar y preámbulo para la muestra

En todo caso, esta repartición permite comprender que, para el

nacional, como ya se ha mencionado en repetidas ocasiones.

estudio del arte colombiano, no solo basta con compilar la

y

la

Comisaria

del

Vichada),

Noroccidental

biografía de los artistas y hacer una historia del arte a partir de Para ese entonces el Instituto Colombiano de Cultura

los artistas, también es indispensable comprender la situación

Colcultura dividió a Colombia en seis regiones: Suroccidental

artístico-cultural de cada región o departamento, ya que ello

(Departamentos del Valle, Cauca y Nariño, junto a las

permite conocer el proceso recorrido para llegar al arte

Intendencias del Amazonas, Putumayo y Vaupés), Central

contemporáneo y, por lo tanto, las circunstancias en que estos

(Departamentos de Boyacá, Cundinamarca y Meta incluyendo

artistas desafiaron su contexto cultural; un arte que, sin duda

también la Intendencia de Casanare y la Comisaría de Guainía),

alguna, deja entrever al artista en sus mejores facetas, sin

Norte (Departamentos de Sucre, Cesar, Córdoba, Guajira,

limitantes comerciales o culturales. Sin embargo, hay que 92


aclarar que la llegada del arte contemporáneo no significa el fin

llegada de los Regionales, reafirmándose el centro o la capital

del academicismo y otras tendencias artísticas más decorativas

como eje fundamental para el crecimiento artístico en

que conceptuales, al contrario, son círculos independientes que

Colombia, cuyos intercambios con la provincia, los cuales

conviven en las mismas ciudades.

ocurrían cuando los artistas regresaban a sus regiones, aunque no siempre se llevaban a cabo, propiciaron el surgimiento de

La historia del arte recopilada en este ensayo es una pieza del

nuevos artistas. Por consiguiente, no hay que ignorar la

rompecabezas del devenir en el arte colombiano, por lo menos

importancia de Bogotá para el desarrollo del arte nacional, ya

en lo que compete a las décadas de 1960 y 1970, siendo un

que hasta hoy en día diversas son las posibilidades artísticas y

ejemplo de caso frente a otros procesos del arte ocurridos en

culturales que la capital ofrece para la formación de las

el país para la llegada del arte contemporáneo. Este proceso se

generaciones venideras en relación con las de la provincia,

daría más rápido en unas regiones que en otras, y en algunas

término acuñado en la época para definir aquel territorio

aún se está dando. Cali, Medellín y Barranquilla fueron ciudades

existente fuera del perímetro bogotano.

que después de mediados de los años sesenta lograron marchar al paso de Bogotá, no obstante, los principales eventos

Como la moda, los procesos en el arte son cambiantes y, del

siguieron organizándose en la capital, lo cual evidencia una

mismo modo, sucede en los artistas y la llegada de nuevos

centralización del ambiente artístico-cultural colombiano.

medios y materiales para la expresión plástica y visual. Los

Sumado a ello, se encuentra el poder que la crítica y una élite

artistas también exploran otras propuestas y nuevos nombres

curatorial poseía para privilegiar a un selecto grupo de artistas.

surgen en cada una de las ciudades colombianas, lo cual comprueba que estudiar el arte en Colombia, principalmente

Los artistas santandereanos que quisieron figurar en la escena

desde las regiones, es una tarea que requiere continuidad para

de las artes plásticas debieron actuar desde el centro hasta la

un eficaz rastreo de su rumbo en el territorio nacional. Pero esta 93


tarea afronta también otros desafíos, ya que la mayoría de las capitales departamentales no cuentan con un acervo histórico que reúna una documentación específica para la reconstrucción de esta memoria, siendo de gran importancia la historia oral y las publicaciones periódicas que prestaron atención a los movimientos de cada provincia. Para concluir, es pertinente concretar que el surgimiento de una nueva generación de artistas santandereanos puede resumirse en tres etapas: un primer momento donde el costumbrismo y la pintura academicista invaden exclusivamente los espacios expositivos de la ciudad, un segundo momento donde artistas oriundos de la región se escabullen del tradicionalismo pictórico y con éxito logran figurar en la esfera nacional del arte desde el centro, y un tercer momento, entendido como el retorno de algunos artistas de la región que, mediante sus experiencias, apoyan el desarrollo de las artes plásticas del departamento y así apuntan desde la provincia a los escenarios del arte contemporáneo, justo cuando se da la apertura de los Salones Regionales.

94


FUENTES Y BIBLIOGRAFÍA

95


CATÁLOGOS DE EXPOSICIONES

Beatriz González, Biografía. Bogotá: Alonso Garcés Galería. Disponible

1° Salón de Arte Joven. Museo de Arte Contemporáneo Minuto de

en: [http://www.alonsogarcesgaleria.com/BGonzalez.htm].

Dios, 1967.

22 Artistas Contemporáneos. Bogotá: Museo de Arte Contemporáneo,

Bolívar Nueva Imagen. Bogotá: Museo Nacional, 1978. Bucaramanga ARTE77. En: Bucaramanga ARTE77. Bucaramanga:

1979.

Universidad Cooperativa UCI, 1977.

25 Salón Nacional de Artes Visuales. Instituto Colombiano de Cultura,

Cómo trabaja un pintor, Antonio Grass. Bogotá: Museo de Arte

1975.

Contemporáneo, 1979.

3 Abril Artístico. Universidad de Antioquia Medellín: Museo

Cuarto Salón Nacional de Artistas. Fundación Museo de Arte

Universitario, 1974.

Contemporáneo Minuto de Dios, 1970.

36 Obras. Barraquilla: Banco de la República, 1979. 80 Años en Bellas Artes Universidad Nacional de Colombia. Museo

Cuatro Artistas. Exposición Colectiva. Bucaramanga: Dirección de

Nacional, 1967.

El Arte en Antioquia y le década de los setentas. Medellín: Museo de

Acuña. Bogotá: Biblioteca Luis Ángel Arango, 1977. Antonio Grass Diez Años de Pintura 1965-1975. Bogotá: Biblioteca Luis

Arte Moderno de Medellín, 1980.

Ángel Arango, 1975.

Fondo Cultural Cafetero, 1979.

Artistas Santandereanos de la década de 1960. Bucaramanga: Banco de la República, Museo de Arte moderno, 1991. 35p.

El Siglo XX y la Pintura en Colombia. Bogotá: Museo Nacional, 1963. Escuela de Arte de Bogotá PROMOCIÓN 74. Museo de Arte

Artistas Santandereanos de la década de 1970. Bucaramanga: Banco

Contemporáneo MAC Minuto de Dios, 1974.

de la República, Museo de Arte moderno, 1992. 49p.

Beatriz González Serigrafías. Bucaramanga: Sociedad Colombiana de

Galería Belarca. Bogotá, 1979. Grupo Bucaramanga. Bucaramanga: Cámara de Comercio, 1980. Guía Oficial. Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá, 1969. I Bienal Americana de Artes Gráficas. Cali: Museo de Arte Moderno La

Arquitectos, 1978.

Tertulia, 1971.

Cultura Artística de Santander, 1976.

El paisaje colombiano en la colección del Banco Cafetero. Ibagué:

Beatriz González Diez Metros de Renoir. Bogotá: Galería Garcés Velásquez, 1978.

I Bienal Iberoamericana de Pintura Coltejer. Medellín: Coltejer, 1968. 96


I Bienal Internacional de Arte Joven. Fundación Museo de Arte

Primitivistas Colombianos. Bogotá: Museo Nacional de Colombia,

Contemporáneo Minuto de Dios, 1970.

1975.

I Salón de Artes Plástica de Acopex. Museo Nacional, 1975. II Bienal Americana de Artes Gráficas. Cali: Cartón de Colombia, 1973. II Bienal de Arte Coltejer. Medellín: Coltejer, 1971. II Salón Delima. Galería La Oficina Medellín, 197? III Bienal Americana de Artes Gráficas. Cali: Museo de Arte Moderno La

Quinto Salón Nacional de Artistas. Bogotá: Minuto de Dios, 1971. Ramírez – Rocca. Medellín: Museo de Zea, 1971. Sorzano, siete partituras mentales. Museo de Arte de la Universidad

Tertulia, 1976.

de Dios, 1975.

III Bienal de Arte Coltejer. Medellín: Coltejer, 1972. III Salón Delima. Medellín: Galería de la Oficina, 1975. Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá. Centro Colombo

Salón de Agosto. Bogotá: Museo de Arte Contemporáneo El Minuto

Americano de Bogotá, 1968.

de Dios, 1977.

Nuevos Nombres en la Plástica Nacional. Bogotá: Museo de Arte

Salón de Agosto. Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá MAC El

Contemporáneo El Minuto de Dios, 1975.

Minuto de Dios, 1974.

Obras Recientes Luis Alberto Acuña. Ecopetrol, 1969. Pintura Ingenua. Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá Minuto de

Salón Latinoamericano de Artes Plásticas. Tunja: Museo de Arte

Dios, 1974.

Segundo Salón Joven. Museo de Arte Contemporáneo Minuto de Dios,

Presentación del Libro: Beatriz González, Una pintora de provincia.

1968.

Bogotá: Galería Garcés Velásquez, 1988.

Sesquicentenario del Congreso de la Gran Colombia. Cúcuta: Museo

Primer Salón Nacional De Artes Plásticas Jorge Tadeo Lozano. Bogotá:

de Arte Contemporáneo de Bogotá, 1971.

Universidad Jorge Tadeo Lozano, 1972.

Tercera exposición Circulo Colombiano de Reporteros Gráficos.

Primer Salón Nacional de Artes Plásticas. Bogotá: Museo de Arte

Bogotá: Museo Nacional, 1962.

Contemporáneo, 1980.

V Abril Artístico. Medellín: Museo Universitario Universidad de

Nacional, plegable, sin fecha.

Salón de Agosto. Bogotá: Museo de Arte Contemporáneo El Minuto

de Dios, 1976.

Salón de Agosto. Bogotá: Museo de Arte Contemporáneo El Minuto

Contemporáneo de Bogotá, 1974.

Antioquia, 1976. 97


VI Banquete Del Millón. Museo de Arte Contemporáneo Minuto de

BARROSO, Esperanza. Ejecutivo (detalle), 1978. Dibujo.

Dios, 1966.

BARROSO, Esperanza. Hombre 1, 1976. Dibujo.

XVII Salón de Artistas Nacionales. Bogotá: Museo Nacional, 1965. XVIII Salón de Artistas Nacionales. Biblioteca Luis Ángel Arango, 1966. XX Salón de Artistas Nacionales. Biblioteca Universidad de Antioquia,

CAMARGO, Mario Álvarez. Playa, 1967.

1969.

FLÓREZ, Máximo. De la caída al vuelo, 1976. Grabado.

XX Salón de Artistas Nacionales. Bogotá: Biblioteca Luis Ángel Arango,

FLÓREZ, Máximo. Serie de los sueños, 1977. Grabado en metal.

1959

GONZÁLEZ, Beatriz. África Adiós, 1968. Óleo.

XXI Salón de Artistas Nacional. Instituto Colombiano de Cultura, 1971. XXIV Salón Nacional de Artistas. Instituto Colombiano de Cultura,

GONZÁLEZ, Beatriz. Apuntes para la Historia Extensa de Colombia.

1973.

GONZÁLEZ, Beatriz. Jackeline Oasis, 1975. Serigrafía sobre papel.

XXV Salón Nacional de Artes Visuales. Medellín: Museo Universitario

GONZÁLEZ, Beatriz. La última mesa, 1970. Esmalte sobre lámina de

Universidad de Antioquia, 1975.

metal ensamblada en mueble metálico.

XXVII Salón Nacional de Artes Visuales. Bogotá: Instituto Colombiano

GONZÁLEZ, Beatriz. Naturaleza casi muerta, 1971. Esmalte sobre

de Cultura, 1979.

lámina de metal ensamblada en mueble.

XXVII Salón Nacional de Artes Visuales. Bogotá: Instituto Colombiano

GRASS, Antonio. Carta escudo, 1975. Pintura, técnica mixta sobre

de Cultura, 1980.

lienzo.

DELGADO, Humberto. Chiquilla con manzanas, 1963. Óleo. FLÓREZ, Máximo. Colgada de Guayos (Detalle), 1978. Óleo.

Tomo II, 1967. Esmalte sobre lámina de metal.

GRASS, Antonio. Círculo mágico para detener un genocidio, 1974.

OBRAS DE ARTE

Pintura, técnica mixta.

AGELVIS, Segundo. Estoraques, 1941. Óleo.

GRASS, Antonio. Escudo para un hombre triste, 1965. Pintura, técnica

AGELVIS, Segundo. Villa de Girón. 1970. Óleo.

mixta.

ARDILA, Jaime. Señora con anteojos oscuros y botón electoral, 1978.

GRASS, Antonio. Pintura, 1966. Pintura, técnica mixta.

Fotografía.

GRASS, Antonio. Sin título, 1970. Pintura, técnica mixta, ensamblaje en madera.

BARROSO, Esperanza. Carlos, 1976. Dibujo. 98


MANTILLA CABALLERO, Jorge. A título propio (Detalle), 1978. Óleo.

RAMÍREZ, Saturnino. Sin título, 1975. Dibujo a tinta.

MANTILLA CABALLERO, Jorge. Dados de baja, 1976. Óleo.

RODRÍGUEZ NARANJO, Óscar. Río Manco, 1957. Óleo.

MANTILLA CABALLERO, Jorge. De cuerpo presente, 1978. Óleo.

SORZANO,

MANTILLA CABALLERO, Jorge. Frágil, 1970. Ensamblaje.

Colombia,1978. Mixta.

MANTILLA CABALLERO, Jorge. Municipio (Detalle) 1975. Óleo.

SORZANO, Gustavo. Caja musical, 1971. Escultura en movimiento.

MORALES, Orlando. Figuras Geométricas, 1977. Dibujo.

SORZANO, Gustavo. Paisaje de la Serie Partituras Mentales, 1971.

MORALES, Orlando. Construcción 17, 1978. Dibujo.

Afiche.

OBANDO, Omar. De la figura y las formas mis recintos mentales, 1978.

SORZANO, Gustavo. Ambiente (detalle), 1970. Ensamble.

Gustavo.

Apendix

para

la

Historia

Extensa

de

Fotografía. OBANDO, Omar. Forma y color en torno a un haz de luz, 1980.

PERIÓDICOS Y REVISTAS

Fotografía.

Muestras de Arte Santandereano. Bucaramanga: Ediciones Candilejas,

PORRAS, María Victoria. Mecánica quieta y vuelta (Detalle), 1971.

1964-1967.

Dibujo.

Revista Arte en Colombia. 1976 – 1980. Revista Humanidades UIS. Universidad Industrial de Santander, 1970. Revista de Santander. Bucaramanga, 1960-1967. Vanguardia Liberal, Bucaramanga, 1960-1980.

PORRAS, María Victoria. Metales para una soledad, 1975. Acrílico y lápiz. PORRAS, María Victoria. Ramajes del hombre (Detalle), 1971. Serigrafía. PORRAS, María Victoria. Título desconocido, 1966. Dibujo.

ENTREVISTAS

RAMÍREZ, Raquel. Condición, 1976. Acrílico.

ARENAS

RAMÍREZ, Raquel. Séptimo Penal, 1980. Acrílico.

Bucaramanga. 3 de julio de 2015.

RAMÍREZ, Raquel. Serie biográfica (Detalle), 1978. Acrílico.

PRADA HERNÁNDEZ, Carlos. Entrevista. Bucaramanga, 8 de marzo de

RAMÍREZ, Saturnino. Mujer Nº 4, 1973. Dibujo.

2011.

RAMÍREZ, Saturnino. Las Prostitutas (Detalle), 1972. Óleo.

MANTILLA CABALLERO, Jorge. Entrevista. Girón, 31 de enero de 2011.

RAMÍREZ, Saturnino. Prostitutas, 1972. Óleo.

DEL

PINO,

Luz

Clemencia.

Conversación

telefónica.

MANTILLA CABALLERO, Jorge. Entrevista. Girón, 13 de julio de 2011. 99


BARROSO, Esperanza. Entrevista. Bucaramanga 10 de agosto de 2011.

CABALLERO

PIZA,

Andrés

Leonardo.

“En

Busca

del

Arte

RAMÍREZ, Raquel. <vegadelalira@hotmail.com>. Respuesta. [En línea].

Contemporáneo: Exposiciones de Arte en Bucaramanga 1960-1979”.

7 de agosto de 2011.

En: Anuario de Historia Regional y de las Fronteras, Vol 17, No 2 (2012).

RAMÍREZ, Raquel. <vegadelalira@hotmail.com>. Continuación. [En

Bucaramanga, Universidad Industrial de Santander.

línea]. 7 de agosto de 2011.

GALLO RONDÓN, Betty. Santander y su plástica. Bucaramanga: Extra Impresores 1990. 314p.

BIBLIOGRAFÍA ESPECÍFICA

GIL TOVAR, Francisco. El arte colombiano. Bogotá: Plaza & Janés, 1985.

ARACIL, A. y RODRÍGUEZ, D. El siglo XX. Entre la muerte del arte y el

191p.

arte moderno. Madrid: Istmo, 1998.

GRASS, Antonio. Investigaciones Sobre Diseño Prehispánico. Bogotá

ARANGO RESTREPO, Clemencia. El grabado en Colombia: años sesenta

Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, 1983.

y setenta. Bogotá: Ministerio de Cultura, 2004. Vol. 7.

LONDOÑO VÉLEZ, Santiago. Arte colombiano: 3.500 años de historia.

ARANGO RESTREPO, Sofía Stella. Estética de la modernidad y artes

Bogotá: Villegas Editores, Banco de la República, 2001. 415p.

plásticas en Antioquia. Medellín: Editorial Universidad del Antioquia,

LONDOÑO VÉLEZ, Santiago. Breve historia de la pintura en Colombia.

2002. 373p.

Bogotá: Fondo de Cultura Económica, 2005. 172p.

BARNEY CABRERA, Eugenio. (Dir.) Historia del Arte Colombiano.

LUCIE-SMITH, Edward. Arte Latinoamericano del siglo XX. Barcelona:

Tomos XI y XII. Bogotá: Salvat Editores 1983.

Ediciones Destino. 1994. 215p.

BARRAGÁN, Laura. Iglesia católica, arte y secularización en Colombia

MARTÍNEZ ROJAS, Carolina. Las Artes Plásticas 2° parte. En: Revista

en las décadas 1960 y 1970. Bogotá: Ediciones Uniandes: Ceso, 2004.

Credencial

56p.

[http://www.lablaa.org/blaavirtual/revistas/credencial/febrero2007/art

BARRIOS, Álvaro. Orígenes del Arte Conceptual en Colombia (1968-

es2.htm]

1978). Bogotá: Alcaldía Mayor, 1999.

MORAIS, Federico. Las artes plásticas en la América Latina: del trance

BASTIDAS PEÑA, Eduardo. Forma y Color de Colombia: Directorio Arte

a lo transitorio. La Habana: Ediciones Casa de las Américas. 1990. 121p.

y Artistas de Colombia. Bogotá: Editorial Ártico, 1988.

ORTEGA RICAURTE, Carmen. Diccionario de Artistas en Colombia.

CROW, Thomas. El esplendor de los sesenta. Madrid: Akal, 2001.

Historia.

Edición

Bogotá: Eds. Tercer Mundo, 1965 100

206.

Bogotá:

2007.

URL:


PIEDRAHITA ORREGO, Lucrecia. Artes Plásticas en Antioquia 1950 – 2005 De la esfera global al ámbito local zonas del arte siglo XX–XXI. En: Artes Plásticas en Antioquia. Medellín: IDEA, 2006. PRIETO SOTO, Eugenio. Artes Plásticas en Antioquía. Medellín: IDEA, 2006. Cd-rom Multimedia. RIVERO, Mario. Artistas plásticos de Colombia: los de ayer y los de hoy. Bogotá: Stamato Editores, 1982. RUBIANO CABALLERO, Germán. Panorama Actual. En: BARNEY CABRERA, Eugenio, dir. Historia del Arte Colombiano. Salvat Editores 1986. Volumen VI. RUBIANO CABALLERO, Germán. El dibujo en Colombia: de Vásquez de Arce y Ceballos a los artistas de hoy. Santa Fe de Bogotá: Editorial Planeta, 1997. 248p. SERRANO, Eduardo. Un lustro visual. Bogotá : s.n., s.f. SIN AUTOR. 40 ejercicios para la memoria estética de Santander siglo XX. Máximo Flóres (Prólogo). Bucaramanga: Septum Ediciones, 2002.

El uso de las imágenes en el presente texto está sujeto al Artículo 32 de la Ley Número 23 de 1982:

STANGOS, Nikos. (Comp.). Conceptos del Arte Moderno. Barcelona: Ediciones Destino S.A. 2000. 424p.

“Es permitido utilizar obras literarias o artísticas o parte de ellas, a título de ilustración en obras destinadas a la enseñanza, por medio de publicaciones, emisiones de radiodifusión o grabaciones sonoras o visuales, dentro de los límites justificados por el fin propuesto, o comunicar con propósitos de enseñanza la obra radiodifundida para fines escolares, educativos, universitarios y de formación profesional sin fines de lucro, con la obligación de mencionar el nombre del autor y el título de las obras así utilizadas”.

VILLEGAS, Benjamín. Beatriz González. Bogotá: Sociedad Bolívar, 2005.

101


ISBN: 978-958-46-7514-9 102

Profile for Historia del Arte Santandereano

Contemporaneidad en la Provincia: Artes Plásticas en Santander 1960 - 1979  

Precisamente, es este énfasis en el arte regional, lo que le da sentido al amplio arco histórico que recorre el texto Contemporaneidad en la...

Contemporaneidad en la Provincia: Artes Plásticas en Santander 1960 - 1979  

Precisamente, es este énfasis en el arte regional, lo que le da sentido al amplio arco histórico que recorre el texto Contemporaneidad en la...