Page 1

Mi oraci贸n y mi anhelo Henry Padilla Londo帽o


Me ha hecho bien estar a tu lado, tú has sido bueno conmigo. Recuerdo las veces que creí caer al abismo, cuando no veía a donde llegaría, y en mi soberbia creía tener la razón y que tú y la vida me habíais tratado injustamente. Mi corazón se ha ido calmando, y poco a poco he encontrado paz para mi alma. Tu compañía calma mi tempestad y saca mi torpeza, me trae calma, paz. Tanto daño y dolor por mi causa. Tantas palabras hirientes, actitudes malas, tanta maldad salió de mí y daño a otros. Pero tú no me dejaste, aun en mi torpeza, cuando tropezaba con mi propia sombra, aun entonces tú creíste en mí, y no soltaste, me ataste a tu corazón con cordeles de amor, y perdonaste mi pecado. Castigaste mi soberbia con tu vara, y me pusiste bajo el trillo, pero no tanto como para dañarme, sino lo suficiente para sacar de mí la torpeza y soberbia, Gracias Señor.


Eres mi buen amigo, mi Santo amigo. Estar a tu lado me hace mejor, me levanta a niveles que nunca había conocido. Lo que mas aprecio ahora, es que te veo a mi lado a cada instante, que ahora soy consiente de tu ayuda a cada momento, que ahora quiero vivir solo a tu lado y para ti. He conocido la paz y la confianza como nunca antes lo hubiera imaginado. Señor mío, dame que ande todos los días de mi vida contigo, que te agrade y un día cuando tú me llames, me vaya para siempre contigo. Este ha sido el propósito de mi vida ahora, no hay otro. Me estás enseñando a dejar cada vez más los anhelos de mi carne, y vivir a cada momento de acuerdo con tu Palabra, y esto me hace mucho bien. Rey mío, he aquí al que has rescatado de la nada, del pecado y lo sacaste a tu hermosa luz. Úsame para hacer de acuerdo con tu voluntad, Dios bueno, Te amo Señor. Gracias. Henry Padilla Londoño

Mi oracion y mi anhelo.  

Mi oracion y mi anhelo.