Page 1

La vida que pasa. Se pasan las horas, los días, se va la vida y tú sigues pensando en lo que no fue, en lo que pudo ser. ¿Y que si hubiera sido? Mientras la vida pasa, te pasa gritando, silbando, te hace señales, y solo ves lo que quieres ver, lo que no fue. La esperanza está a la puerta, grita a tu oído, te dice en un susurro: "Deja ya el lamento, toma la vida con alegría, deja lo pasado. Delante de ti, pasando, como jugando, lo que puedes alcanzar, levantate y tomalo, pero no te apresures, ese es el obstáculo del necio, anda con cuidado, deja que tu corazón se alegre en cada momento" Dice el necio en su corazón: "Tengo que vivir, solo tengo esta vida" y se apresura en su camino, sembrando soledad, llevando silencio. Mira a su lado, jala a su amada, la besa y después la deja, mientras por dentro se queja. Nunca es suficiente, siempre hay algo más, otra cosa. La sombra de lo que tiene, es todo lo que ve, y su vida se va entre sombras, pensamientos fugases, vagos y prestados, buscando… algo… "un día lo encontrare, dice". Desde el silencio grita la sabiduría, desde la puerta de tu casa, sentada a las gradas, mirando lo que pasa. Clama a voz en cuello, su voz se pierde entre los gritos de alborotos, alegría o mejor... alboroto, una lagrima, un quejido, todo sigue igual, y su voz se perdió, entre las miradas anhelantes de los niños curiosos, que no entienden su voz, que anhelan lo diferente. No es en el mucho hacer, no es de quien se apresura, ellos… ¿Quiénes? ¿Quizás nosotros? No, los que aun huyen, los que andan presos, con cadenas en sus cuellos, llevan la marca de la bestia, en sus frentes, todos ellos, no es de ellos esta carrera. Pero… podría ser. Y aquí está la sabiduría, cuando ves, ¿Para qué ves? ¿Para ti mismo? Si andas entre ciegos, ¿Qué harás? La verdad y la sabiduría se encontraron, levantaron sus brazos, formaron una cruz, y ahí quedo crucificado el amor. El que veía, el que amaba, el que vivía, murió, quedo solo, y ciego, por un momento. Para llevar a todos a la luz, para dar la vista a todos, para traer la vida. ¿Y cuál es el resumen de esta palabrería? Deja que la luz de Cristo llene tu vida, se libre, se feliz, ama a tu prójimo, y sigue al autor de la vida, este es el sentido de la vida. Henry Padilla Londoño.

La vida que pasa.  

Pensamiento acerca de la vida.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you