Issuu on Google+

Hangten Revista de longboard Número 3 - Enero 2014

Urkiza•Toral•Azores•Muguerza•Dzo•Dyer•Uroz•Quillas•Vidalong


En este 2014 nueva web de Hangten... 2 H angten • E nero 2014


www.revistahangten.com E nero 2014 • H angten 3


Sumario Portada: Damien Marly, fotografía de Silox Sumario y contraportada: fotografías de Oskar Escribano

08. El loggin ha salvado mi surf

56. Tablas, tablas y más tablas

12. Una vida pasada por agua

58. Entrevista: Iván Uroz

20. Islas Azores, Europeo por selecciones

68. Visual II

28. Visual I

82. El accesorio indispensable

40. (auto)Entrevista: Ibon Muguerza

88. Técnica long: Colocación en la ola

46. DZO, improvisando en el shaperoom

90. Vidalong

50. Ilustralong: Sandra Moncusí

102. Surf Log Kulture

52. Entrevista: Mason Dyer

106. Salida...

http://www.revistahangten.com hangtenrevistalongboard@gmail.com https://twitter.com/hangtenrevista 4 H angten • E nero 2014

https://www.facebook.com/hangtenrevistalongboard


E nero 2014 • H angten 5


Editorial

B

ueno, al fin estamos aquí con el tercer número, sabemos que nos hemos dilatado en el tiempo, pero Hangten no es una revista al uso, para nosotros el tiempo es relativo y no entendemos de calendarios ni fechas, tratamos de hacer las cosas con cariño y calma, por eso os pedimos paciencia. Este tercer número es de lo más variado: hablaremos de quillas, de un personaje californiano en auge, tendremos nuestra sección de tablas repleta de caramelos muy apetecibles, contaremos con un bonito relato salido de la pluma de Alvaro Urquiza, también tendremos una historia de superación y de amor por la vida y el longboard. Os hablaremos del campeonato europeo por equipos que se celebró en las Islas Azores a través de la figura de uno de los españoles miembros del

6 H angten • E nero 2014

equipo, hablaremos con un entusiasta de la fotografía, Manuel Toral. Y, por último, y entre otras muchas más cosas, tendremos al hombre más influyente, locuaz y enamorado del longboard de la costa malagueña que conocemos: Iván Uroz. Para finalizar deciros que Hangten está muy viva, con ganas de crecer con todos nuestros lectores y colaboradores y de seguir aportando nuestro granito de arena. Estad atentos a las sorpresas que os iremos desgranando a lo largo de los meses venideros, y sabéis que tenéis nuestro facebook, twitter y correo electrónico para cualquier cosa que queráis contarnos. Os deseamos desde el equipo de la revista, un gran año 2014 lleno de olas, de bonitos tablones y de salud para disfrutar de todo ello•


E nero 2014 • H angten 7


El Logging ha salvado mi surf Textos y Fotografías : A lvaro U rkiza

S

i el surf salvó mi vida, ahora el Logging ha salvado mi surf. A principios de los años 80 del siglo pasado, como muchos jóvenes de la cornisa cantábrica y Canarias, conseguí mi primera tabla y me inicié ilusionado en el mundo del surf. Con el Sancheski bajo los pies leía Surfer Magazines antiguos y flipaba con los reportajes de viajes exóticos llenos de aventura y descubrimiento, con las fotos de olas perfectas, con la onda ecológica y mística, con los bikinis de los anuncios... Los guiris llegaban a Mundaka y otros points en sus combis clásicas, nómadas sonrientes y relajados, surfeaban como dioses y compartían sus experiencias con aquellos renacuajos que nos acercábamos a curiosear su fascinante modo de vida. Poco a poco comenzamos a descubrir la costa, a mejorar en las olas, a crear un espíritu de comunidad, a dormir en la playa en nuestros viejos cacharros que compramos en cuanto tuvimos la edad para el carnet. A escaparnos a Portugal o Marruecos en odiseas que siempre recordaremos por ingenuas y valientes para esas épocas. Seguíamos la estela de pioneros anteriores que nos habían inculcado el privilegio casi confidencial de ser surfistas y toda una filosofía alrededor de ello. Las pocas tiendas de surf que existían o se iban abriendo, 8 H angten • E nero 2014

los talleres de tablas y la playa misma eran lugares de reunión e intercambio de noticias, cotilleos y risas. En el agua éramos pocos aún. La industria masiva y los medios no nos hacían caso, mucha gente desconocía que en España se podía practicar el deporte ese de las olas. Éramos un poco ‘bichos raros’, tildados, quizá con razón, de porretas y pasotas, no de deportistas o gente a la moda. Eran tiempos difíciles socialmente, de crisis económica y mucha droga dura, de juventud perdida; y algunos cayeron en el camino. A otros, como a mí, el surf nos salvó la vida. No creo que necesariamente esos tiempos fueran mejores, que los que tuvimos la suerte de iniciarnos entonces seamos más ‘auténticos’ o mejores surfers que los de ahora, no busco culpables ni pretendo dar lecciones, solamente me gustaría exponer mi punto de vista y que se entiendan un poco más las sensaciones e historia de los que hemos visto (y contribuido a veces) a la evolución de este mundo. Pronto, a principios de los 90, el número de tiendas de surf creció, las marcas comenzaron a convertirse en ‘grandes marcas’, aparecieron las primeras factorías de


tablas importantes y las revistas de surf españolas en un mundo, recordémoslo, en el que aún no existía internet. El tour internacional se profesionalizó al extremo llegando a un nivel en el deporte y en la difusión del mismo nunca visto antes. La primera Era Slater. El boom fue grande y en pocos años el surf era una realidad dentro del panorama nacional: furgos surferas en los parkings, jóvenes y no tan jóvenes paseando sus tablas, picos petados, muchas tiendas, fiestas y campeonatos pasaron a formar parte del escenario común a todos, incluidos los no surfistas. En el 2000, con internet y películas como ‘Le llaman bodri’ la cosa cambió todavía más. Explosión de moda, nuevos surfistas, a miles, enamorados de una imagen y un modo de vida más superficial y egoísta que el sistema consumista les vendía, escuelas y surfcamps a veces abusivos y que no enseñaban ningún principio de comportamiento en el agua o noción ecológica, localismos cerrados, peleas en el agua, ruedas pinchadas, insultos, saltadas por doquier, postureo extremo por las calles, marquismo textil, marcas ajenas al surf (desde bancos a coches, licores alcohólicos o lavavajillas) utilizando la imagen ahora atractiva del surfer para vender su productos, previsiones y páginas que indicaban a cualquiera cómo llegar a los sitios

sin explorar o buscar, competitividad como estímulo principal, más profesionalidad, entrenadores, sponsors, más negocio y menos romanticismo, solidaridad, ecología o compañerismo. Masificación en el agua.

Durante esos años el panorama del surf cambió inevitable y drásticamente para los que habíamos empezado parecía que mil años luz atrás. Los lugares que surfeaba compartiendo con un puñado de amigos, a los que nos costaba llegar una hora por carreteras secundarias, ahora estaban llenos de gente que los encontraba por internet y había llegado en 15 minutos por la nueva autopista. Tenías que pagar por aparcar en un asfaltazo colocado sobre la campa para que se llenase de gente apiñada en sus coches y furgos. Gente que dejaba el lugar sucio y destrozado por el excesivo tráfico y la falta de conciencia ecológica, tantísima gente que en el agua surgían roces, negatividad y malas ondas. Saludos los justos y nada de contar dónde está la mejor ola, no sea que se te llene de buitres. Surf a cara perro. E nero 2014 • H angten 9


Ante la perspectiva triste del panorama, cuando ser surfista había pasado de significar algo de lo que me sentía orgulloso a algo que casi me avergonzaba, cuando el momento sagrado del deslizamiento se había convertido en un estresante ‘espero que no haya mucha peña en el agua’, busqué en lugares lejanos, Indonesia, América, África, aislarme y reencontrar el espíritu puro del deporte. Y lo conseguí, eso sí, siempre perseguido de cerca por el desarrollo imparable que cambiaba de nuevo las cosas hasta en las pequeñas comunidades de países en desarrollo. Y volví a la península con un panorama surfista que conocéis: todo lo anterior elevado al cubo. El longboard no representaba entonces una mejoría frente a lo descrito: los longboarders eran veteranos cansados de pelear en el agua y que usaban el mayor volumen de sus tablas para buitrear y había un campeonato mundial de long paralelo al de surf en tabla corta con las mismas características comerciales y de motivación. 10 H angten • E nero 2014


Entonces un señor, Joel Tudor, rescata el espíritu del surf original, arrastra en su impulso a unos cuantos y se extiende el contagio... nace el Logging. ¡Qué revolución! En España el Logging está creciendo desde hace algunos años, una comunidad nueva con pequeñas marcas artesanales de ropa, tablas, neoprenos, skates, quillas... una comunidad que reivindica valores antisistema hoy en día como la solidaridad y el compañerismo antes que la competitividad y el egoísmo, el disfrutar en el agua juntos antes que la masificación agresiva, compartir tablas y olas, usar longs de poliéster o madera con una sola quilla y más de 9 pies sin invento a ser posible, ser limpios en los lugares que visitamos, expandir esta filosofía auténtica por encima de la moda vacía y las circunstancias actuales. Y aunque es muy difícil aislarse en el ‘purismo’ frente a la realidad, se está consiguiendo poco a poco que más gente disfrute del deporte y su modo de vida sin caer en la onda del consumismo individualista y superficial, sin más valores que el autosatisfacerse, ser más que los demás, aparentarlo al menos y ganar por encima de todo. Festivales como el Burrifornia, el Noserider de Costasurf, el Malpica Longboard Classic y otros se han convertido en citas de esta nueva tribu sonriente y pacífica, ecológica, familiar, abierta, amistosa y positiva que con su onda ha conseguido que me vuelva a sentir orgulloso de ser surfista en la península y en la vida. Si el surf salvó mi vida, ahora el Logging ha salvado mi surf. ¡Gracias!•

E nero 2014 • H angten 11


Fotografía : R oberto Tolín

12 H angten • E nero 2014


Una vida pasada por

AGUA Textos y Fotografías : M anuel Toral

Seguramente pueda resultar curioso el título, pero creo que teniendo relación conmigo y desarrollándose en un escenario como es Asturias, puede ser muy adecuado. Cuando desde Hangten contactaron conmigo -gracias Silos- para que colaborara con un artículo pensé que me habían metido en un lío, ya que después del éxito de los primeros números, cualquiera se presentaba ante semejante desafío, pero la conversación fue poco a poco centrando la forma de la colaboración y tocó final cuando el bueno de Silos dio con el hilo argumental que a mi más me podía motivar y no es otro que contar mis sensaciones cuando hago fotos en el agua. Simple ¿verdad?, tal vez, ya veremos como lo desarrollamos... No obstante era la primera vez que alguien tenía inquietud por saber algo que no fuera sobre mis fotos, mis proyectos, mis rendimientos como atleta, etc... simplemente mis sentimientos, mis sensaciones, mis experiencias...

E nero 2014 • H angten 13


P

ues aquí es cuando empieza toda esta historia ligada al agua y ligada a Asturies; en primer lugar, tras un paso rápido (afortunadamente) por el fútbol sala en el colegio, cuando todos los niños se animaban a continuar con el fútbol en hierba, yo me apunté a piragüismo y durante unos pocos años pude acumular sensaciones inolvidables. Todavía hoy en día asocio la expresión glassy a un evocador recuerdo de hará ya 20 años, cuando iba en mi piragua por la ría de Villaviciosa en un día totalmente ausente de aire y la proa -parte delantera de la embarcación- cortaba el fluido más parecido a aceite que he visto en mi vida, la soledad, la tranquilidad, las aves como compañía e incluso algún

14 H angten • E nero 2014

cormorán que competía conmigo con su velocidad de buceo, rellenaban un marco paisajístico increíble, que fue mi primer contacto directo, vital e inolvidable con la naturaleza. Posteriormente comencé mi paso por el atletismo como lanzador, y mi dedicación además del nivel de exigencia de entrenamientos y competiciones podría parecer que me empujarían a separarme de la naturaleza pero fue la época en la que descubrí la fotografía y rápidamente recalé en una especialidad que tenía muy cerca de mí: los Ríos. Con sus cascadas, sus rápidos y su increíble ecosistema en general, fueron unos cuantos años enganchado a ellos.


Pero llegó un día que me compré un teleobjetivo y decidí pasarme por Rodiles con mi novia y unos cachorrinos para dar un paseo, y ahí estaba un buen amigo, Pablin. Charlamos un poco, él se metió a surfear y como yo tenía mi nuevo ‘juguete’ decidí tirarle alguna foto. Desde ese momento, sin darme cuenta, pasaron años y años de playas, de olas, de viajes, de encuentros y desencuentros, de pedreros, de experiencias, de festivales, de mil vivencias, en fin... seguro que ya os podéis hacer una idea.

para hacer fotos desde el agua, ahí llegó mi verdadera perdición y fue cuando adopté el rol más acuático de mi vida. Siempre fui una persona expeditiva y activa, dentro de mis capacidades, una persona a la que le gusta ser participe de alguna manera de lo que le apasiona y en esta ocasión no iba a ser menos. Fue cuando realmente empezó mi época de contacto más directo con el elemento que me ha acompañado toda una vida: El agua.

Aunque realmente el problema definitivo vino cuando vi que con mis propios medios podía construir una carcasa

E nero 2014 • H angten 15


16 H angten • E nero 2014


Actualmente me dedico un poco más a la fotografía de olas, pero cuando coincide una buena sesión de bodysurf en Rodiles no me cuesta nada meter la carcasa también aunque pierda la oportunidad de coger unas olas con el cuerpo, algo que verdaderamente me apasiona. Como todos podéis intuir, uno pasa la vida pegado a las páginas de previsiones y de meteorología para poder concretar cuándo será esa próxima sesión de fotos de olas. Días antes de esas marejadas de dirección noroeste y con viento sur, también me pongo nervioso, también visualizo esas preciosas ondas convirtiéndose en paredes que finalmente me van a cobijar en su interior durante esos gloriosos instantes, en los que colocas la carcasa en el lugar ideal y pulsas el disparador buscando una vez más esa foto, ese instante que refleje lo mejor posible esos momentos que ya son recuerdos, ¡pero qué recuerdos! Me gusta llegar con tiempo a la playa, para poder preparar el equipo, para poder observar bien los picos que menos corriente tengan y ver cómo están de gente. Seguramente ese que tenga peor pinta, pero que esté más solitario será con el que comparta un par de horas de patos, de labios rompiendo encima de mí y demás situaciones que bien conocéis todos. Yo soy de los que no paran en el agua, siempre buscando el buen lugar, siempre buscando esa ‘derechina’ que tiene tan buena pinta viéndola de lado desde el agua, pero que al final cuando llegas era más o menos como donde estabas, ¿a qué te suena, eh?. También podría decirse que soy muy expresivo en lo que dura mi sesión de fotos en el agua: grito cuando veo que viene una buena, cuando te cierran tres delante de la cara también levanto los brazos y digo ‘tranquilos todos, que ya me la como yo’, también cuando pasa un buen tubo al salir nuevamente a la superficie y recordar automáticamente lo que acabo de ver, salgo con un ‘¡¡¡¡BUENAAAAA!!!!’ En fin que se podría decir que me diferencio en pocas cosas de lo que un surfista vive. Tal vez no disfrute de la sensación del deslizamiento, pero para eso tengo los días de mala luz y buenas olas que entro con mí plano para cogerlas con el cuerpo. Quizás la diferencia esté en que tengo que comerme más marrones que los surfistas que esperan la serie, tengo que estar mucho más cerca de la zona de impacto para ubicarme bien y poder hacer las fotos. Pero aún así la conexión con el mar, con las olas, con el entorno, con el medio... es realmente genial y lo compensa con creces. E nero 2014 • H angten 17


Y no se puede olvidar también a los surfistas con los que trabas amistad, ya que ver cómo alguien se coloca bien para entrar a un tubo y tú también estas correctamente en tu lugar para recoger el momento mientras va deslizándose dentro de la ‘habitación verde’, se trata de unos instantes en los que estás compartiendo un momento mágico, eres parte de ello, guardando esa imagen para el recuerdo de ambos, pero mimetizándote con la pared de la ola de forma que estás disfrutando y dejas disfrutar perfectamente. No viví muchos de esos momentos, pero los vividos me los guardo con mucho cariño. Otra cosa que me puede diferenciar un poco del modus operandi de un surfista de tabla, ya sea larga o corta, es que ciertas condiciones me favorecen e incluso las busco. Cuando para ellos son días poco deseables, creo que aquí estaría más cerca de los amigos corcheros y son esos días cerrones que la playa va en barra, no necesariamente por un tamaño descomunal, sino por las condiciones de fondos, de marea, etc... para mí es otro gran momento y sé de buena tinta que a los corcheros también les puede llegar a gustar (si no hay nada mejor cerca, claro). Esos días que no sabes muy bien si llevar aletas o no, por la poca profundidad y la fuerza de las olas, pero lo que no se te olvida, seguro, es el invento para sujetar bien la carcasa, ya que los revolcones pueden ser importantes. 18 H angten • E nero 2014


Recuerdo días en Rodiles de estar en la orilla con el agua por debajo de las rodillas cuando la ola recogía y cuando esta acababa rompiendo, estirar el brazo hacía arriba para colocar la carcasa y no tocar el techo de la ola, son momentos intensos, son momentos vitales, cuando ves que una ola viene y es más grande de lo habitual, te pilla mal colocado para ese tamaño, echas a correr hacía dentro, dirección a la ola y justo cuando el labio está a medio metro de machacar esos escasos 50 cm que hay de profundidad, te tiras en plancha y ¡¡te colaste!!... ufffff... al pasar la ola y salir nuevamente a la superficie, ya imagináis lo que digo ¿verdad? Sí, recurro a ese ‘¡¡BUENAAAAA!!’. Son días para tener cuidado y conocer bien las corrientes que te llevan hacía dentro, ya que si te arrastra puedes estar en una situación comprometida para salir ¿A quién no le pasó?, ¿eh?, pero por eso casi siempre la aletas van atadas a la cintura, por si las

moscas. Aún así son días que me gustan, luchas contra un enemigo infinitamente superior, que se empeña en machacarte contra el fondo, pero una vez más lo puedes esquivar, aunque lo peor es la confianza que te lleva al despiste y acabas aterrizando a los pies de alguien que va paseando por la orilla tranquilamente, no sería ni la primera vez, ni seguramente la última. Aunque realmente, cuando llegas al coche abres la carcasa y echas un vistazo a lo hecho, te das cuenta que esto te gusta, te reconforta, que estás totalmente destrozado después de la batalla, pero que los resultados, por esta vez, van a merecer la pena. Aquí no hay locales, aquí no hay saltadas, aquí no hay secretos, aquí no hay malas caras, aquí no hay amenazas, aquí no hay egos, aquí no hay modas, aquí no hay tonterías, aquí no hay pegatinas, aquí no hay sponsor, aquí no hay preferencia, aquí no hay competencia, aquí no hay... más que alegrías•

E nero 2014 • H angten 19


Islas

Azores

Entrevista a Alberto Fernández, participante del Europeo por selecciones.

Textos : H angten | Fotografías : FES

20 H angten • E nero 2014


A

zores, un conjunto perfecto de islas volcánicas, con clima suave y agua templada típico de zonas subtropicales se ha convertido en poco tiempo y, junto con Canarias y Madeira, en destinos turísticos ideales para pasar unos días alejados del frío invierno europeo y disfrutar del surf. Con la celebración del Campeonato de Europa ISA 2013 en las Islas Azores, quisimos aprovechar para dar a conocer de primera mano la zona. Las islas Azores son un grupo de nueve islas portuguesas situadas en medio del océano Atlántico, a unos 1.500 km de Lisboa, y forman parte de la Macaronesia, con una población que va desde 435 habitantes en su isla más pequeña a los 130.100 en la más grande, que es la de Sao Miguel. Hasta hace bien poco que se empezó a realizar un campeonato del circuito mundial WQS poco se sabía del surf en las Islas Azores por parte de la comunidad surfera mundial, pero evidentemente por su situación geográfica es fácil pensar que su potencial es enorme. El campeonato de Europa por selecciones difiere mucho a lo que casi todos entendemos como un campeonato de surf. Aquí se compite en equipo, cada uno en su categoría pero al final todos los de tu país suman puntos para llegar al resultado final, que es el verdaderamente importante. Eso hace que la unión y confraternización entre los integrantes de los equipos sea muy fuerte y el ambiente que se vive sea muy bonito y colorido. El resultado final para España fue un segundo puesto, pero lo que realmente nos llamó la atención fue la sonada participación del andaluz Alberto Fernández, que entró en la final con gente como Ben Skinner y Remi Arauzo, tops mundiales en este deporte. Así que nos pusimos en contacto con él para que nos contase su experiencia personal en Azores. Alberto, nació en Sevilla hace 20 años, actualmente estudia Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y como todos los sevillanos que hacen surf le toca moverse para coger olas, suele surfear por la costa portuguesa del Algarve y por la zona de Cádiz y Huelva. Su playa favorita se encuentra en el Algarve, es la playa de Bordeira, un arenal grande y orientado al norte que recibe muy bien el mar. E nero 2014 • H angten 21


Al ser de Sevilla te mueves mucho para surfear. Estas acostumbrado a moverte a campeonatos y a pillar olas pero seguramente no a sitios como el europeo de este año ¿Cúal fue tu primera impresión al llegar a Las Azores?

Después de un largo viaje, 5 horas de coche hasta Lisboa y 2 horas y algo de avión, llegamos un poco cansados. La temperatura de la isla era espectacular, tanto del agua como del ambiente. Surfeamos con traje de primavera o incluso a pelo! Nos alojábamos en unos apartamentos cerca de la playa donde hicimos muy buenas migas con el team de Jersey, donde convivimos con ellos durante toda nuestra estancia.

22 H angten • E nero 2014

¿Qué tal las islas en cuanto su gente, el sitio, la comida...? ¿Mucha diferencia con lo de casa?

Dado que nos encontrábamos en una isla, el plato que predominaba era el pescado. Pudimos disfrutar de este plato cocinado de todas las maneras posibles. La verdad que no había comido tanto pescado en la vida ¡y estaba espectacular! El sitio donde se realizó el campeonato se encontraba a unos veinte minutos de Santa Bárbara, un lugar llamado Ribeira Grande, donde también se encontraban nuestros apartamentos. Un pueblo pequeñito pesquero, con muy buena gente y una espectacular comida. La zona es asombrosa, un paisaje natural increíblemente bonito, cráteres de volcanes convertidos


en lagos, termas, acantilados inmensos, muchísima vegetación… La gran mayoría de los campeonatos tienen otro formato, compites individualmente, mientras que en estos campeonatos de la ISA se compite en equipo y el ambiente es totalmente diferente. Tú ya tuviste la ocasión en el pasado europeo de Irlanda de competir en un formato por equipos, este ha sido la segunda vez. ¿Cómo es la experiencia de competir con la selección española en un evento como este? Ha sido una de las mejores experiencias de mi vida, conseguimos formar un gran equipo en el que todos

estábamos muy unidos y nos apoyábamos mutuamente. Todos los días teníamos que realizar unas actividades previas y posteriores a la competición que nos serían de gran ayuda para estar al 100% en manga. Nada más levantarte una pequeña activación y ya después a desayunar y para la playa. Tras todo el día en la playa al llegar a los apartamentos realizábamos una sesión de estiramientos y una reunión para preparar las mangas del día siguiente. Creo que estos pequeños detalles más el apoyo de todo el mundo fue lo que me ayudó a meterme en la gran final.

E nero 2014 • H angten 23


24 H angten • E nero 2014


La manera de puntuar el longboard en estos campeonatos ISA, ponderando mรกs el estilo moderno al clรกsico, beneficiรณ a Alberto, que se mueve como pez en el agua en olas con potencia donde los giros fuertes son muy vistosos y esto le proporcionรณ muy buenas puntuaciones.

E nero 2014 โ€ข H angten 25


Te estas tomando en serio el longboard en su faceta competitiva, entrenando muy duro, también te sacaste el carnet y te compraste una furgoneta para moverte a surfear lo más posible, eso al final da sus frutos. A nivel personal en el ámbito competitivo cuéntanos tu experiencia en la categoría de long y que se siente al entrar en la gran final de un europeo. Fue un campeonato duro la verdad, comencé pasando rondas por el cuadro principal, las olas los primeros días no acompañaron mucho, olas pequeñas y muy movido. En semis del cuadro principal no encontré

26 H angten • E nero 2014

mis olas y quede eliminado por los dos franceses Jeremy y Remy Arauzo. Ahí comenzó para mí un nuevo campeonato, donde ya no podría haber fallos y el camino para la final sería más largo. Yo confiaba en mi mismo, llevaba preparando este campeonato más de tres meses y me encontraba en buena forma y con muchas ganas. Solo quedaba mirar hacia delante y pensar en manga a manga. Conseguí llegar a la final de repesca, que para mí eso fue ya un gran logro, estaba entre los 6 primeros de Europa pero había que pelear para meterse en la final, esta manga me tocó con un francés, un inglés y un marroquí.


La mar subió, y era la hora de pelear. Antes de empezar el mar no paraba de bombear, comenzó la manga y el mar de repente se paró, pero estaba tranquilo porque teníamos veinticinco minutos de manga. Cuando me doy cuenta habían pasado 15 minutos y no había pillado ninguna, estaba esperando una bomba que no llegaba y los demás habían pillado alguna buena a media agua. Ya me puse un poco nervioso porque veía que el tiempo pasaba y no pillaba nada. A falta de cinco minutos conseguí pillar una buena izquierda y remonte rapidísimo ya que no tenía tiempo y necesitaba al menos otra ola buena para poder pasar, la megafonía no se escuchaba, por lo cual no sabía las puntuaciones de mi ola ni lo que

necesitaba. Y a falta de 10 segundos, justo con el bocinazo para terminar la manga conseguí pillar otra ola. Llegó la hora de salir y no sabía cómo había acabado todo, hasta que llegando a la orilla el speaker comenzó a decir las últimas notas y conseguí meterme en la gran final por los pelos y en el último minuto, fue un momento para recordar que se me pusieron todos los pelos de punta y no me lo creía. Iba a participar en una final con Ben Skinner, Remy Arauzo y Jeremy, una final de nivel altísimo con gente que corre el circuito mundial. Conseguí sobrepasar mi objetivo y fue una de las mejores experiencias de mi vida y que no olvidaré•

vaderetrosurfboards@hotmail.com E nero 2014 • H angten 27


Fotografía: Yago Baz 28 H angten • E nero 2014


Visual I

E nero 2014 • H angten 29


Fotografía: Nando Bares 30 H angten • E nero 2014


E nero 2014 • H angten 31


Fotografía: Octavio Mazza de Luca 32 H angten • E nero 2014


E nero 2014 • H angten 33


Fotografía: Ferru Sopeña 34 H angten • E nero 2014


E nero 2014 • H angten 35


Fotografía: Darío Martínez 36 H angten • E nero 2014


E nero 2014 • H angten 37


Fotografía: Suso Ben 38 H angten • E nero 2014


E nero 2014 • H angten 39


Ibon ENTREVISTA

(auto)

Muguerza Textos : I bon M uguerza | Fotografías : G aby A imat

40 H angten • E nero 2014


Autoretrato de I bon M uguerza

E nero 2014 • H angten 41


M

e presento. Hola, me llamo Ibon. Actualmente resido en Zarautz, buen sitio para practicar mi deporte favorito, el longboard, pero soy de origen Tolosarra. O sea, que me he tenido que pasar unos cuantos inviernos de mi adolescencia pidiendo a mis padres que me llevasen a Zarautz; he practicado todo tipo de deportes de temporada entera, pero quizás por eso, mi pasión y mi deseo ha sido siempre deslizarme sobre el agua. Me inicié en el surf cuando todavía era un mocoso. Ahí iba con mi ‘Paipo’ amarillo y verde, tan fino como el papel, pero que no me cabía bajo el brazo, como si fuera el Ibon Amatriain, al cual lo idolatraba y seguro que tendría martirizado porque vivía en el portal de al lado. El haber tenido esa casa de verano es algo que no había apreciado tanto como ahora, me paro a pensar y lo agradezco más que nunca. El porqué de esto lo entenderéis y lo explicaré más adelante. Crecí y pasé por diferentes deportes. En todos era igual de malo y aunque lo pasaba bien, me frustraba tener que mejorar. Pero en el surf era diferente, practicarlo me llenaba por completo. ¿Sufrir? Claro que sufría, de frío, cansancio, y de alguna que otra discusión. ¿Miedo? ¡también! y mucho, sobre todo esos pocos días de invierno en los que entraba al agua sin casi mirar las olas por culpa de mi prisa, y cuando me encontraba dentro y me venía esa serie gorda que no había visto por culpa de mi ansia, ¡no veas si pasaba miedo! Siempre he querido mantener mi vida en un entorno cercano al mar. Es como si me pidiera estar con él, una conexión irrompible que siempre me ha aportado salud, felicidad, tranquilidad y nerviosismo a la vez, amistad…Y el hecho de depender de él por completo para practicar esa necesidad que me come por dentro, es algo que todavía lo hace más especial. Los deportes de deslizamiento, como el skate, el descenso, las motos o el asfalto siempre me habían atraído, y los practicaba. Las motos no eran lo mío, pero me gustaba verlas. Mira por dónde que ahora no las puedo ni ver (con todo el respeto del mundo hacia las personas que conducen una moto), siempre se me repite la misma imagen, ¡y no veas cuando me adelantan en la carretera a toda velocidad! Esto viene, de que un día me monté en una de ellas, de pasajero, el trayecto era corto, bonito y fácil, pero nos despistamos. Deslicé y deslicé. Desperté con aquella imagen espantosa. Todavía lo recuerdo como si fuera ayer, con 21 añitos, despidiéndome desde la moto con un simple ‘Agur eta bihararte’ (Adiós y hasta mañana). ¡¡Pues casi no llegué ni a la mañana siguiente!! Aquí dejo correr un tupido velo, ya que lo malo, como a todo el mundo, no me suele gustar contar. ¡Me gusta reír! 42 H angten • E nero 2014


‘Crecí y pasé por diferentes deportes. En todos era igual de malo y aunque lo pasaba bien, me frustraba tener que mejorar. Pero en el surf era diferente, practicarlo me llenaba por completo.‘

E nero 2014 • H angten 43


Ahora, casi podría volver a presentarme. El cambio en mi persona, tanto físico como psíquico, ha sido tal que me considero completamente diferente. Mi vida ha cambiado mucho desde entonces. Han pasado casi 9 años ya. Tengo 30 años y soy una persona discapacitada física. Tengo una hemiplejia en la extremidad derecha, la cual hace que no pueda mover el brazo desde la altura del hombro ni sentirlo en su totalidad. Tiene gracia, he tenido que aprender a hacer todo con mi mano izquierda, y a pesar de todo, considero que hay cosas que hago muchísimo mejor que antes, y cuando tengo que hacerlas, casi como que me siento mejor. Un volver a empezar… un renacer… Me rompí el plexo braquial por completo, todos los nervios a la altura de la nuca, junto a la médula. Y yo en el momento, pensando que sólo me había roto el brazo. Ahora bien, ya me lo había roto antes, y esta vez no dolía de la misma manera. Era una lesión completamente desconocida para mí, la cual me sigue entrañando todavía grandes secretos. Aunque, poco a poco, la voy conociendo más. Todavía acudo a la ayuda de los profesionales para seguir intentando recuperar la movilidad, ya que aún, nadie se ha atrevido a decirme que pare de hacerlo. Hasta aquí está todo bien, me gusta seguir con ese intento de

44 H angten • E nero 2014

rehabilitación de mi miembro, pues así conozco gente, entablo relaciones y eso me encanta; y lo haré siempre. El problema viene cuando aparece lo innombrable. En mi lesión, al estar los nervios afectados, hay un ingrediente especial que no me gusta nada: El Dolor. Todavía sigue doliéndome igual, haga lo que haga. Es como un demonio que aparece y desaparece cuando menos te lo esperas, que le da igual la frecuencia, la constancia. Sin embargo, pienso que es ese el componente que me ha faltado siempre para conseguir persistencia, constancia y durabilidad. Es el que me hace querer siempre más y más. También sé que esto sólo me pasa con lo que más me gusta. Luego, si me gusta, me entretiene y si no me gusta, me aburre y entonces, me duele. Además, tengo y he buscado ayuda profesional para ello, pero últimamente nada funciona, sólo la unión de mi mente con mi cuerpo en movimiento. Así, llego a encontrar esas sensaciones de miedo, frustración y vértigo que hacen que salga mi propio yo. Y de repente, ese pequeño punzón fantasma, ¡desaparece! He conseguido hacer tantas cosas… las cuales pensaba que nunca las haría, que me da la sensación, por momentos, de no tener ninguna limitación física. Con ayuda de la familia (amor), los amigos dispuestos a ayudar (amistad de verdad) y ese ingrediente especial e


innombrable que me transforma, hace que consiga cosas que en la vida me hubiera imaginado. Y considero que me queda mucha gente que conocer y a la vez aprender de ella para así poder llegar más lejos. ¡Tengo la misma capacidad que cuando tenía los dos brazos bien! ¡Hasta conseguí aprobar los exámenes de la universidad con la izquierda! El resultado de mi manera de ver las cosas hace que mis objetivos para el futuro no sean muy a largo plazo (ya me di cuenta un día de que podían cambiar las cosas en un instante…), así voy alternando de deportes que me enseña diferente gente y así mantengo mi mente todavía más entretenida. Mi objetivo primordial, es buscar trabajo y curar ese dolor, pero creo que en este momento soy otro más en la lista de espera, todo llegará. Mi objetivo deportivo es otro, he picoteado mucho en competición, y ¡me gusta! Encima consigo buenos resultados, así que quien sabe, el longboard es mi pasión por ahora. También practico el slackline (que todos conoceréis como cuerda floja), y tengo una línea a 30 metros de altura que la última vez se me resistió. ¡Joder, hay que hacerla! Todo esto vuelvo a repetir que sólo podría ser con ayuda de grandes amigos (y grandes personas también). También hemos producido un cortometraje que habla sobre mi limitación y el deporte. Con ayuda de ‘TheOutBoundFamily’ media, productora Zarautztarra, hemos conseguido hacer algo muy bonito que anda pululando por festivales de cortometrajes de surf y todo lo que podemos abarcar.

Mucha gente se cuestiona si debería hacerlo o no. Sé, que sólo me queda una mano útil, y que mañana mismo podría pasarme cualquier cosa practicando eso que más me gusta. Pero la combinación de mi limitación con el deporte, y sobre todo con el longboard, son el equilibrio perfecto. Deslizarse sobre el agua, mientras mantienes el equilibrio y estás en contacto con el medio... ¡Es la ostia! Me siento bien y quiero hacerlo siempre que pueda. ¿Hasta cuándo? Hasta cuando el tiempo me lo permita. Querer es poder. Me llamo Ibon y sufro el dolor del miembro fantasma. Me gusta sentir la naturaleza, deslizarme, el equilibrio y el agua•

E nero 2014 • H angten 45


Textos y Fotografías : C husma

Improvisando en el shaperoom Creo que si hay algo común a todos los shapers, es el amor por las tablas de surf. Un claro ejemplo es el compañero de profesión, y me enorgullece decir también amigo, Sergio González, creador de Sublime Surf Machines, de sobra conocido tanto por su trabajo como shaper, glasser y restaurador de tablas, a quien esta revista le ha dedicado un artículo en su primer número. Recuerdo verle en la puerta de su taller mirarme fijamente y decirme ‘¿Qué hacemos tú y yo dedicándonos a esto?’. Este artículo pretende dar una respuesta a esa pregunta. 46 H angten • E nero 2014


T

odo empezó hace unos años, en el Cosmic Children, donde una noche de juerga y copas surgió la idea de hacer algo juntos, una de esas ideas locas fruto del alcohol. Como es lógico se acabó la noche, la fiesta y con ella la idea, que se quedó en el baúl de las cosas por hacer. Luego en Festival de Salinas de aquel mismo año, volvimos a encontrarnos y a retomar la idea. Esta vez la concretamos y le dimos forma, sería un ejercicio de improvisación, igual que cuando un músico de jazz toca los primeros acordes de una canción y a partir de ahí los otros improvisan el resto de la melodía, cada uno cortaría el outline de una tabla y nos las intercambiaríamos sin decirnos nada sobre el resto del diseño para que el otro terminara la tabla que creía que encajaba en aquella forma. Este era un proyecto conjunto, así que las tablas que nacieran de él no podían ser ni una Sublime ni una Chusma, el carácter híbrido de ambas debía ir reflejado en el nombre, después de muchas vueltas y búsquedas en internet encontré el nombre de Dzo (se lee tso, como tsunami) que es el cruce de un yak y una vaca, era corto, sonoro y a ambos nos gusto, así nació una marca que hoy en día ha hecho la friolera de 3 tablas. ¿Hay algo más exclusivo?. Unos meses después nos volvimos a reunir, yo llevaba algo similar a un huevo de 5’ 10” x 21” x 2 ¾”, con un rocker bastante plano, Sergio me sorprendió con un 6’ 2” x 20 ¼” x 2 ¾” de volumen adelantado, al verlo me pregunte si podía cambiarle la cola, a lo que me respondió ‘tu haz la tabla que quieras’ después de pasarnos la tarde hablando, de todo menos de aquellas tablas, cada uno se volvió para su taller, en el camino de vuelta yo no paraba de imaginarme que tabla podría encajar en aquellas formas. Muchas fueron las ideas que me vinieron a la mente, lo primero fue un bonzer, como era de esperar de un enamorado de este diseño, pero quería hacer algo diferente a lo que solía hacer. En mi cabeza estaba rondando la idea de hacer un twifin parecido a los de Mark Richards, sobre todo desde un viaje a Costa Rica que me compré uno y me encantó esa fluidez y facilidad de giro, pero simplemente copiar un diseño no es lo mío, quería añadirle algo propio. Tal vez el único reproche que le podía hacer al twinfin era que en ola fuerte no era la tabla más fiable del mundo, así que me centre en solucionar eso sin que la tabla perdiese su fluidez. Empecé por cortar la cola y dejar la tabla en 5’ 11” de longitud, luego añadí un wing elevado y una cola de golondrina para estrecharla y darle un poco más de agarre, por último decidí que además de las quillas típicas de un twinfin llevaría un par de estabilizadores de bonzer, dejando así una configuración similar a un twizer. En cuanto al laminado opté por una resina tintada roja en toda la tabla con un chorretón de diferentes tonos de rojo en la zona del cóncavo de salida, las quillas en madera laminada, un puente de fibra y acabado brillo, como no podía ser de otra forma. E nero 2014 • H angten 47


Este trabajo nos lo tomamos con mucha calma, pasaron meses, en los huecos que encontrábamos entre tabla y tabla para trabajar en aquel proyecto. Así que casi un año después de aquella loca idea nos reunimos para probar nuestras creaciones, Sergio se presentó con una tabla muy vistosa, como no podía ser de otra forma, era un precioso quad de quillas fijas, había afilado un poco el nose y el tail, el bottom terminaba en un doble cóncavo digno de un bonzer con unos cantos modernos. El trabajo de laminado era espectacular, los 2/3 traseros de la tabla eran en resina translúcida de color turquesa y el nose a rayas de muchos colores, desde luego la tabla era de las que destacaba en cualquier parte. Metimos las tablas en la furgo y nos dirigimos a Xagó, tanto Sergio como yo nos habíamos aguantado las ganas de estrenar las tablas hasta reunirnos, nos esperaba un baño que pondría a prueba ambas tablas, había olas de algo más de un ‘paisano’ de altura y con empuje, la verdad es que fue un baño divertido, cada uno entró con su tabla y luego nos las intercambiamos. 48 H angten • E nero 2014

La de Sergio entraba muy bien en la ola y era muy fiable, la configuración quad le daba una buena estabilidad y hacía que la maniobra fuera sencilla. Mi twinzer era un poco más loco, seguía teniendo esa fluidez del twinfin pero con un poco más de agarre. Nos pasamos un par de horas en el agua y ambos salimos con una sonrisa comentando lo que nos habían parecido las tablas. Luego nos despedimos y cada uno se llevó su tabla. ¿Qué hacemos dedicándonos a esto? Pues divertirnos, crear, experimentar, porque si no viviéramos de esto seguiríamos haciendo tablas por el puro placer de hacerlas. Tal vez esa sea la respuesta a la pregunta de Sergio, o no, al final es solo la historia de dos personas que crean algo juntas por el puro disfrute de hacerlo y eso creo que se merece ser contado. A día de hoy la tabla de Sergio está en paradero desconocido, alguien la robó de un coche en Gijón, si la veis poneros en contacto con nosotros, porque más allá del valor propio de esta tabla es especial para nosotros en más de un sentido•


E nero 2014 • H angten 49


50 H angten • E nero 2014


IlustraLong #3 por Sandra MoncusĂ­

E nero 2014 • H angten 51


Mason Dyer Textos y Fotografías : J orge H unt

Este pasado verano nuestro amigo y colaborador Jorge Hunt estuvo por California y entre surfear y trabajar tuvo tiempo de conocer gente interesante de la esfera surfera californiana. Uno de estos personajes es Mason Dyer, creador de la marca Dyer Brand, un joven shaper nacido en la costa Este y establecido desde hace unos años en San Diego. Desde hace un par de años ya se están viendo tablas de Mason por España, la primera creemos que la trajo Dieguito de Jerez unos años atrás en uno de sus viajes y que acabó en manos de Iñaki Polanco de Bilbao y desde entonces alguna más llegó a nuestro país, entre ellas la que aparece en esta entrevista y que se trajo Jorge en este viaje. 52 H angten • E nero 2014


¿Qué hace Mason Dyer en un día normal?

Me levanto a las 6:30-7:00 de la mañana, saco a Bowie (mi Gran Danés) a pasear y a que vaya al baño, darle de comer, preparar la furgo para ir a trabajar, vengo al taller y shapeo prácticamente todo el día, también trabajo en diseños, contestar emails y suelo salir del taller a las 18h-19h y si puedo surfear una horita lo hago, si no hay olas voy a casa y trabajo en el garaje con mi coche. O sea que sueles surfear por la tarde a última hora…

En verano a última hora, pero en invierno puesto que los días son más cortos, suelo surfear pronto por la mañana y entrar a currar más tarde. ¿Cuántas tablas puedes llegar a hacer al mes, más o menos?

Suelo hacer 5 a la semana, con lo cual llego a hacer entre 20 y 25 al mes. ¿Has estado en Europa alguna vez?

He estado en Inglaterra, de viaje con el colegio, nada más. En realidad tenía que haber ido a España a estudiar durante un semestre de mi carrera universitaria, pero eso hubiera significado 6 meses más haciendo la carrera y a mis padres no les hizo demasiada gracia por el tema económico, con lo cual, no llegué a ir. ¿Y qué me dices de un viaje de trabajo/surf como los que hace Ryan Lovelace que suele ir a Italia y Francia a shapear? ¿Harías lo mismo si te invitaran? ¡¡Por supuesto!! Poder trabajar en el extranjero y poder ver esos países sería una pasada.

¿Hasta dónde quieres llegar con tu marca de ropa? ¿Es simplemente un extra o algo más?

No, no, en realidad la ropa es lo que más me interesa. Obviamente me encanta hacer tablas, me apasiona, pero hay un límite de tablas que puedas hacer. La marca de ropa es algo en lo que quiero crecer, pero ahora mismo estoy tanteando y viendo cómo funciona y qué resultados da. Brian Bent (United50) me mencionó el otro día en Francia que habías formado un club de surf junto con él y JJ Wessel. ¿Me puedes hablar un poco en que consiste?

¡Sí, claro! Somos Brian Bent, JJ Wessel y amigos que surfean siempre en SANO (San Onofre) como Jordan Slaba, Connor Mcnot... etc. Estábamos todos juntos y pensamos: ‘Estaría bien hacer un club de surf todos

juntos’, siempre hablábamos de los clubs de los viejos tiempos en los 60 y nos daba envidia. Además como todos somos cristianos estamos más unidos por nuestra Fé. ¿Cuánto te ha influenciado Brian Bent?

Brian Bent ha sido una de las personas que más me ha influenciado, sin lugar a duda. Yo crecí en el Este de los Estado Unidos y yo surfeada mucho con tablas cortas, mi padre sí que era más tradicional surfeando e intentaba influenciarme, pero yo solo quería hacer aéreos y esas chorradas, ya sabes, ir a competiciones... ufff... estaba muy metido en competiciones, me gustaba.... Pero, cuando me mudé a la costa Oeste para empezar mi carrera Universitaria, empecé a surfear en Sunset Cliffs, que era donde en realidad el Fish fue inventado/creado y me di cuenta de que las olas aquí eran muy diferentes. Siempre depende de los picos, y aquí hay picos donde son mejores para un Longboard clásico, luego hay otras olas que son para eggs (Huevos) o para un fish. Los thrusters no funcionan igual de bien aquí que en Delaware (Costa Este), las olas en Delaware son más pequeñas, pero tienen mucha más fuerza, más rápidas, de fondo de arena, con lo cual.... pasé a surfear con un fish, luego con un egg y un verano tuve a un noserider muy bueno de compañero de habitación llamado Jack Lozy. Ese verano, puesto que las olas fueron muy pequeñas, me decía mi compañero Jack: ‘Tío, prueba surfear con un longboard’ y lo probé y me enganchó. Con lo cual solo llevo surfeando con longboard unos años. En España se sigue con la vena competitiva y no tenemos esa cultura del surf que hay en este país (USA), hay ciertos sitios en los que es difícil surfear con Longboard y quizás no esté bien visto. ¿Por qué crees que pasa esto? ¿Pasa aquí también? Bueno, aquí hay sitios en los que pasa lo mismo. Hay lugares en los que si hay una ola por encima de la cintura sí que te pueden llamar la atención y mirarte mal. Yo creo que es por dos razones: Una porque hay gente que no le gusta ver cosas diferentes, si de repente ven algo diferente les da rabia y quieren que te vayas. Y la otra razón es simplemente porque con un longboard coges muchas más olas, porque obviamente tienes más tabla, pero si eres un tío respetuoso y no vas al pico principal y no abusas (como la mayoría de gente que conozco yo), no suele haber problema. A mí también me da rabia cuando entro con un egg pequeño y está grande de olas y veo que un tío se pone el primero en el pico y no para de coger olas pienso: ‘Que idiota’ jajajaja... bueno, por eso creo. E nero 2014 • H angten 53


¿Por qué crees que poco a poco te van conociendo más en países como España y Japón?

Yo creo que lo que más me ha ayudado ha sido el hecho de haber trabajado con Mitch Abshere en Captain Fin durante casi 5 años, con lo cual, estoy seguro que esto ha ayudado muchísimo. Luego también, siempre he intentado hacer cosas distintas y originales con mis tablas, esto ha ayudado a llamar un poco la atención jeje. En España se critica mucho el no llevar invento, en muchos sitios está prohibido (en Francia por ejemplo) y muchas veces no se sabe explicar el por qué uno no quiere llevar invento. ¿Tú que dirías, cómo respondes a esa pregunta? Lo curioso es que me pasó hace un mes estando en Japón. No hay reglas allí respecto a llevar invento, pero todo el mundo lo lleva. Si no llevas invento no lo entienden y simplemente digo: ‘No me gusta llevar invento”. Por ejemplo, me cuesta vender mis propias tablas porque se me olvida poner el agujero para el invento. El invento es como seguridad y todo empezó para la gente que está aprendiendo y no saben cómo agarrar la tabla, puesto que pasan demasiadas cosas nuevas. Está claro que todo es por una buena causa, pero personalmente yo creo que es una tontería, de donde yo vengo (Costa Este), si surfeas sin invento te arrestan con lo cual yo siempre tenía esperanzas de no perder la tabla. Si se te escapa te la confiscan y te ponen una multa de $200. Pero en California nada que ver, aquí no pasa nada nunca. En Japón me vino un tío y me dijo, ‘Ponle invento a tu tabla’ y le dije ‘no tengo agujero en la tabla para invento’ ‘¿Y por qué no?’ me decía, ‘pues porque no’ jajajaja... si es que es horrible que se te enrolle el invento, se engancha, es horrible, esta es la principal razón. Si está muy muy grande, en realidad, no me gusta estar enganchado a mi tabla, con lo cual, tampoco me gusta. Nunca llevo invento vamos. ¿Cómo es que Dyer Brand no está haciendo quillas? ¿Es porque sería competir con tus amigos de Captain Fin?

Mmmm... sí, bueno, Mitch siempre ha sido súper bueno conmigo. Para Captain Fin tengo mi modelo de longboard, ahora tengo una plantilla para 2+1 y para un single fin. Lo llegué a pensar, el hacer quillas, porque es muy fácil dar una plantilla de quilla y que te la hagan, pero sinceramente, hay tantas quillas ahí fuera como Greenough y... mmm... bueno Greenough más bien jajajajaja (muchas risas), si es que no hace falta hacerlas. 54 H angten • E nero 2014

La verdad es que está muy de moda hacer quillas y hay mercado la verdad, está muy de moda. Sí, sí, en realidad la mayoría de mis tablas, llevan quillas que hago yo mismo, pero es que llevan tanto trabajo, es absurdo hacer quillas hechas por mí y cobrar poco por ello. ¿Con quién te gusta surfear? ¿Con quién estas más cómodo en el agua?

Con amigos sin duda, bueno, en realidad la número uno es mi mujer, y el número dos mi padre, tiene casi 60 años y cuando está en el agua siempre está emocionado y va como loco. Siempre que coge una ola da algún grito de alegría jeje. ¿Vive aquí en California?

No, vive en el Este, pero viene mucho a echarme un cable con Dyer Brand. Pero sí, estar con amigos es lo mejor. Hay veces que si veo que no hay nadie conocido en el agua, ni entro. Bueno, ya vamos acabando. ¿Cuál es tu Spot preferido?

Sin duda Sunset Cliffs en San Diego. Mi ola preferida, seguro. ¿Y spot deseado?

Siempre he querido ir a Bali, me parece precioso y como si fuera la Meca. En Japón he surfeado olas increíbles. Sin duda mis mejores tubos han sido en Japón. He estado en Costa Rica donde hay muy buenas olas, Puerto Rico, Hawaii, pero en realidad no pagaría por volver a Hawaii a surfear, prefiero ir a surfear donde haya menos gente. ¿Cuándo vienes a España?

Buaaa... ¡¡Tengo muchas ganas!! ¡Espero que pronto! Quiero ir a Francia a shapear un poco, hacer lo mismo en España y bajar a Marruecos. Aunque me han dicho que es peligroso, ¿no? Pues no he estado, pero me dicen que es muy tranquilo y seguro. Conozco gente de Cádiz que surfea en San Diego y me dicen que Marruecos es increíble y muy seguro, pero otros que fueron allí lo pasaron muy mal. Será como aquí México. ¿México lo ves peligroso?

Muy peligroso, hace 8 años que no voy, pero si tienes intención de bajar a México, no lo hagas, es súper peligroso. En el 95% de los casos te pondrán multas


Sí, sí, ¡¡baja constantemente!! Es curioso, hace poco vi la furgoneta de Cyrus aparcada al lado de mi casa, donde el vecino, porque es un artesano y carpintero increíble y le hizo el techo de la furgo (como habitáculo para dormir) y fui a donde su furgoneta (porque sé que duerme ahí) y me puse a dar golpes como un loco gritando ‘¡Despierta! Sal de ahí ahora mismo, ¡verás que paliza te doy!’ Y me viene el vecino y me dice ‘¿Qué haces?, le estoy construyendo lo de arriba, Cyrus no está en la furgo’ Jajajajajaja, fue gracioso. Jajaja, bueno Mason, muchísimas gracias por tu tiempo. Ya tengo ganas de probar este ‘Jetson’ que me has hecho en San Onofre y Malibú, y por supuesto tengo mucha curiosidad de ver cómo funciona en mis spots preferidos del norte de España.

Gracias a vosotros y a ver si voy pronto a España. ¡Verás como disfrutas con esta tabla! Sin duda Mason Dyer es una persona encantadora, educada y transparente. Me hubiera encantado haberme quedado todo el día hablando con él porque se aprende mucho y sin duda tiene mucho que contar. Cuesta creer que tenga tan solo 25 años y que haya podido adquirir tantos conocimientos. Pero es que en California hay mucha cultura, mucho respeto, mucha curiosidad por la historia del surf y además, esta gente lo lleva en la sangre•

la jetson de jorge : tabla inspirada en los llamados ‘ malibu chips ’ de los

50

¿ALGUIEN

HA VISTO A

LARRY? MR. GEE BEAUMONT

Un best-seller de Los Angeles Times

IM

PRO

«Hasta la fecha, la historia de la enigmática leyenda del surf tan sólo había sido narrada dentro del agua, pero con esta obra, David Rensin capta a la perfección la esencia de este carismático renegado.» Vanity Fair

VISAND

O

«Una biografía extensa e incomparable. Dora al desnudo. Un retrato que deja sin aliento.»

David Rensin

Todo por un puñado de olas perfectas Miki Dora, el enfant terrible del surf

P

ocas veces calificativos tan dispares han recaído en una única persona a lo largo de su vida: Da Cat, El Caballero Negro, El Rey de Malibú, El Chico

Fiasco, El Albóndiga, El Gitano de Malibú... Pero aun así, seguramente ninguno

de ellos pudo concentrar toda la esencia del impenetrable Miki Dora, ese gitano supersónico condenado por sí mismo a vagar eternamente por el mundo en

MIKI DORA DECÍA QUE NO TRAGABA A LOS SURFISTAS PORQUE EN SU MAYORÍA ERAN UNOS CABEZAS HUECAS QUE NO HABÍAN ABIERTO UN LIBRO EN SU VIDA. NOS TEMEMOS QUE DORA VA A ACABAR TENIENDO RAZÓN... Surfer Magazine

busca de olas perfectas, en busca de su paraíso perdido.

Más allá de sus peripecias delictivas y de su huida del FBI durante años, la historia de Miki Dora es un lamento descarnado por ese paraíso perdido, cualquiera que

sea éste: el hogar, la patria, la familia, un puñado de olas solitarias o una inocencia

«Mucho más que un simple día de playa.» Los Angeles Times Book Review

de la que Miki Dora tuvo que desprenderse demasiado pronto.

Esta es su historia, contada por cientos de personas que de una manera u otra, formaron parte de su vida. Solitario, rebelde, proscrito, errante, leyenda.

QUÍTALE LA RAZÓN A DORA COMPRANDO ALGUNO DE NUESTROS FLAMANTES LIBROS DE SURF EN «Un libro maravilloso. Ama a Dora u ódialo, pero la brillante visión de Rensin del mito nunca te dejará indiferente.»

Buzz Bissinger, autor de Friday Night Lights

WWW.THEFISHBONEPROJECT.COM 18/06/13 11:10

dic_2013.indd 1

David Rensin

David Rensin © Suzie Peterson

Mr. Gee Beaumont es un tipo raro y solitario, surfista mediocre, músico decadente, mal pintor y, a la vista está, peor escritor. El típico hombre del Renacimiento. Tras desperdiciar la mayor parte de su vida haciendo estupideces, y después de casi cuarenta años, finalmente, el muchacho ha encontrado el tiempo y las ganas para perpetrar esta primera novela. Y eso sin mencionar el valor de sus incautos editores a la hora de publicarla. El Sr. Beaumont merodea por Barcelona y sus alrededores, y aunque parezca imposible, no tiene familia, hipoteca ni ex mujeres a las que pagar una pensión digna. Parafraseando a un famoso escritor, podría decirse que el Sr. Beaumont es, sin lugar a dudas, un hombre libre mal retribuido. Y en su caso, muy, pero que muy mal retribuido. Con la suerte que tiene para estas cosas, el Sr. Beaumont está convencido de que este libro no hará otra cosa que engrandecer su miseria todavía más. Por favor, no le llevemos la contraria, y hagan el favor de devolver este libro a la estantería de la librería donde lo han encontrado.

Todo por un puñado de olas perfectas

BEAUMONT

SEGUIMOS

D. Rensin

os razonables, No tienen por ni más inverosís de una mítica ectores de cine ial se cruzaran e y desdichada

Otro que baja mucho es Cyrus Sutton, ¿no?

¿ALGUIEN HA VISTO A LARRY?

os setenta que ue desapareció écada. Durante hasta que años as. Si no fuera a podría haber

y tienes un 5% de posibilidades a que te arruines la vida, así de peligroso es. Da igual que hables español. No merece la pena, de veras. JJ Wessell va a Baja California muchísimo y siempre dice ‘Nunca he tenido ningún problema’, pero cuando pase, ya es demasiado tarde, ¿no?

Miki Dora

el enfant terrible del surf

Todo por un puñado thefishboneproject de olas perfectas

David Rensin es autor, entr otros quince libros, del best seller de Los Angeles Times, Mailroom: Hollywood Histo from the Bottom Up, y cola asiduamente en revistas co Playboy, Rolling Stone o Esq Actualmente, vive con su fa en Ventura, California.

www.thefishboneproject

VENGA, NO SEAS RANCIO… punyado_olas_cub_rosa.indd 1

13/12/13 09:59

E nero 2014 • H angten 55


Flama

Tablas, tablas y más tablas

Banger

Modelo Dorada. Tabla 99% orgánica, sin laminar, realizada exclusivamente con madera de paulownia. Inspirada en las tablas de transición de 1968/1969, pero manteniendo los principios básicos de los longboards ‘high performance’ de 67/68. Rema como un 9’ y suaviza el ride como nada que hayas surfeado antes. Diseño y shape de Montjuich Surfboards. Disponible en  7’10” x 22 1/2” x 3” y 7’2” x 21 13/16” x  2 13/16”. Cantos 60/40, suave belly bajo el nose a vee en el tail. Quilla de 9” 100% de bambú.

Banger

TANUU noserider model. Medida 9´5 x... Foam: Just Foam custom (Made in Usa). Triple stringer cedro rojo. Shaper: Dan Costa. Serie limitada Banger x Retromovement. Glass: Resin panels sobre fibra volan. Acabado espejo. Peso: 13 kg. Fabricación artesanal. Este noserider surge de la estrecha colaboración entre Dan Costa y Banger. Sus líneas clásicas unidas a su peso extra, hacen de esta unidad un noserider puro que invita al surfista a sacarlo los días especiales. La conjunción de cóncavos, rockers y cantos hacen que el deslizamiento de este sea muy especial.

MASTER Model. Medidas: 9´2 x... Foam: Just Foam custom (Made in USA). Stringer media pulgada pegado con pegamento turquesa. Shaper: Dan Costa. Glass: Cantos pigmentados en negro. Tela insertada en el deck. Fibra 6+6oz en deck y 6+4oz en bottom. Acabado en lijado unidireccional. Peso: 7 kg. Fabricación artesanal. En Banger hemos hecho un hueco al longboard con más sello personal de Dan Costa. El MASTER model, conocido por su capacidad para hacer noseriding y maniobrabilidad, es accesible a todos los públicos. Desde un nivel medio que quiere evolucionar al surf clásico, como para un longboarder experimentado que lo acepta en su quiver como tabla de invierno. 

56 H angten • E nero 2014


Del Mar DelMar 5.10 single fin, cantos 50/50 mucho rocker en la cola para facilitar la remada, resina tintada, tabla para olas potentes. Shape y glass by Dani Alvite.

Chumsa Medidas 9’ 4” x 23” x 3 1/8”, un belly vee suave del nose al tail, sin ningún cóncavo ni por arriba ni por abajo, mucho volumen y la parte más ancha retrasada para poder ganar velocidad sin necesidad de irse a la punta. Para rematar una quilla fija en madera alistonada y laminada, además de un puente de fibra para el invento.

Iron Mountain IAGO MODEL, tabla adaptada a un niño de 11 años. Medidas 8’10”x22”x2 3/4”, cantos 50x50 , cóncavo en forma de lágrima para facilitar el noseriding. Este es el segundo long que le hago así que me adapte a las mejoras conseguidas durante todo este tiempo, mejoró notablemente su noseride y su seguridad a la hora de fluir en la ola, así que fácil cantos 50x50 mucho más finos que el long anterior, un cóncavo en forma de lagrima y un outline con más forma de noseride. E nero 2014 • H angten 57


Fotografía : David R uiz

58 H angten • E nero 2014


Iván Uroz Entrevista

Textos : H angten

Lo primero de todo es dejar patente mi emoción por la revista Hangten y  que ya os he trasladado. Gracias por darme la oportunidad de escribir y por vuestro currazo en nombre de los que flipamos viendo fotacas a doble página; hacedla en papel que vais a mi ‘Hall of fame’ junto con las Glide. Mi nombre es Iván Uroz, alias Sikorsky de toda la vida y vivo en Fuengirola, Málaga. Llevo surfeando 14 años, y 14 años enamorado del longboard, del deslizamiento y de la facilidad para coger olas que nadie quería coger. Soy un apóstol del tablón, y un defensor de la familia tablonera.  Intento llevar una vida cercana al mar, que como a muchos, me llama sin hacer ruido e intento poder surfear el máximo de veces, para ser un niño jugando con olas, sin más. Quizás por el mar escogido, no tenga olas todos los días, pero bueno, mientras, hago algo por la vida. Pero sobre todo soy tablonero ante todo y por encima de todas las marcas, sectas, campeonatos y asociaciones nefastas que intenten quitarle el rollito chabacano y de parking  al tablón para convertirlo en algo comercial o  sectario  o instagramero o demasiado dogmático como una iglesia, porque tampoco es para tanto. La inquisición ya nos jodió bastante.

E nero 2014 • H angten 59


¿Qué tal se lleva compaginar tu pasión por el mar y las olas con vivir en un sitio que no siempre hay olas, muchos kilómetros y viajes? ¿Dónde os movéis cuando no hay olas?

Luchando mucho, haciendo muchos kilómetros y estando preparado cuando hay olas. Lo de la lucha es inherente a un padre de familia numerosa, los kilómetros y el tiempo es inherente a los surferos. Ser surfero es hacer kilómetros. Ayer domingo nos hicimos un viaje de 250 kms a Cádiz para surfear un cuarto de metro baboso. Como tu bien comentas vivimos en Málaga, un lugar muy soso para el surf. Un mar efímero, caprichoso, especial y que como ayer mismo describió un amigo cordobés, (Manolo de la Espada, cantautor y agrosurfero) es un mar para vivir sin esperar nada de él. ¿Qué te viene una sesión? Pues aprovecharla. Pero para el surf, está el Atlántico.   Digamos que elegí hace 14 años mi camino. Basado en mis sensaciones y en la sabiduría que quisieron compartir tan gratuitamente conmigo veteranos tan ilustres como  Ignacio Solís o ‘9’, o ‘Q’, o Uribe en aquél foro tan mítico de Surfobsession. Aprender, aprender y aprender. Seedling, Tudor, Dora, pero sin dejarme encasillar por ser o dejar de ser más o menos clásico. Con una sola ortodoxia: surfear, aunque no sea el punto de marea, o entre más o menos viento. Como buen mediterráneo, al agua ahora que hay olas.   Creo que jugabas al baloncesto a nivel casi profesional. ¿Cómo termina alguien en el long después de jugar a un deporte de masas? ¿Cómo fueron tus inicios?  Bueno, profesional no he sido nunca, he jugado a buen nivel y sigo disfrutando del noble arte del basket, mi otra gran pasión.

De pequeño había tenido relaciones con las tablas, corchos y demás, pero en la edad de comenzar, andaba envuelto en el baloncesto. Mientras mis amigos se iban de viaje, yo entrenaba. Ya mayorcito, un verano me fui al Norte a hacer piragüismo y senderismo, y en un hotel ofrecían los cursos de surf, así que me apunté a unas clases. Me cogí algunas olas en Somo y en una de ellas, vi la tabla encima de la ola, la espuma, la arena, el olor, las formas... fue una bomba en mi cerebro, una sensación total. Hasta hoy puedo sentir eso cuando hago un bottom.   Comencé a surfear  casi a solas en picos no frecuentados o con olas más fofas, no te digo nombres porque ahora hay locales en todos esos picos y se podrían ofender, pero seguro que los sabéis, sobre todo uno al que no quiero ni ir por lo asqueado que me quedo cuando ese paraíso está atestado de gente, escuelas y eso. Pero es la 60 H angten • E nero 2014

Fotografía : David R uiz

vida, me pasa un poco como a Dora. Pero es un tópico y no me gusta perder el tiempo repitiendo los mismos debates que  mantengo con  colegas desde  que comencé en esto.    También me metía en  días en los que a nadie se le ocurría meterse al agua, tobilleros, pero guapos. Antes tenía más tiempo... Comencé pensando que el surf era un deporte individual y con el tiempo me doy cada vez más cuenta de que pertenezco a un grupo muy especial, una fraternidad por encima de banderas, fronteras, ideologías, y tonterías; he conocido y conozco a personas increíbles, historias curiosas, y tener en común una afición tan rara, te permite conocer personajes raros, lo que me parece apasionante. Me encanta disfrutar, me encanta estar vestido de gilipollas con un neopreno negro como una malla pegada al cuerpo jugando en el agua con una tablita, me encantan los pequeños detalles, me encanta ver a mis colegas disfrutando en el agua, me encanta ver a alguien en una ola, me encanta un cutback redondo, me encanta


ver a Lance Carson girar, me encanta ver a Tudor andar, me encanta ver la sonrisa de Mikel Urigoitia en el agua, me encanta escuchar historias de surfaris, me encanta ver un buen bottom, me encanta el cachondeo, me encanta ver atardeceres con el mar glassy y un amigo en el agua, me parto en el agua y fuera de ella, me encanta acordarme de los que no están y dedicarles una ola, me encanta ver fluir, me encanta un giro de drop knee, me encanta el olor a cera, me encanta la arena fría, me encanta la Isleta del Moro, me encanta la Sagres, Ponta Ruiva, y Peniche, me encanta la carretera, los madrugones, el Pelayo, nací en Cabopino, el Puerto, la Perla, el Bote, Peñata, la Duna y el Faro, me encanta estar en el mar. Lo que no me gusta no te lo digo no vaya a ser que se ofenda nadie. Mejor dejarlo guardado y así no molesta, no creo que nadie se merezca ser nombrado negativamente en esta revista de longboard, como así ha sido en el número anterior. Sea o no verdad, no creo que este sea el foro adecuado para solucionar riñas personales, porque aquella es una riña personal desaforada. El que lo entienda que se lo aplique, eso no estuvo bien, es algo negativo. Cuando en el norte ya se surfeaba hacía años por allí debía ser otra película ¿No? 

Bueno, Cueto estaba por Asturias en el 62 dándole al armazón de madera, tenían olas y surfistas dando vueltas por ahí, Biarritz estaba al lado, era de esperar que alguno se echara al mar.   ¿Pero en el Mediterráneo? Aquí no había influencias de ningún tipo. Ni olas, ni revistas, ni extranjeros que

vinieran a surfear nuestras olas. Pepe Almoguera en 1970 lo inventó aquí siendo un adolescente y además de crear sus propias tablas, también de armazón hueco  (Acacias), impulsó el surf local junto con otros pioneros malagueños, y fundaron en 1973 el primer club de surf del Mediterráneo español –el Málaga Surfing Club– que luego desapareció y que nosotros en 2006 retomamos con el mismo nombre de casualidad.   He visto fotos, y por ahí en mi ex-blog las publiqué (sikositio). Tenemos una historia, tenemos fotos, tenemos pioneros, tenemos movimiento. Posteriormente hemos contactado con estos pioneros y a través de la gala anual del surf malagueño que organizamos los amigos del club, intentamos poner en contacto a estos con los grumetes, y los pros de hoy día, para que sepan de dónde vienen y a qué grupo pertenecen.   Hoy día hay muchísimos surferos, hay que luchar para que se atengan a las normas, que los monitores de las escuelas mantengan un diálogo con los usuales del pico y que los superos entiendan que deben estar fuera del triángulo del pico, de los picos donde pueden estar y que la gente no sea agoniosa.

‘Comencé pensando que el surf era un deporte individual y con el tiempo me doy cada vez más cuenta de que pertenezco a un grupo muy especial, una fraternidad por encima de banderas, fronteras, ideologías y tonterías’

E nero 2014 • H angten 61


62 H angten • E nero 2014


¿Qué tablas tienes? ¿Qué tablas te gustaría tener?

Ahora ando con un Bing Gold Standar 9’6’’ que va de lujo, un 9’8’’ Classic Pig de Bing, un 7’2’’ Beatnik huevo, una 6’7’’ Bing Good Karma, y las muevo bastante. Es el quiver que más me está durando. Han pasado por mis manos epoxys, bonzers, hulls, simmons, trifins, padels y noseriders. Procuro probar todo lo que pasa por mis manos, por eso siempre estoy inquieto e intentando rascar tablas por aquí o por allá, (aparte de las que me tocan en los sorteos de Salinas) Tengo bastantes tablas, para cada momento. Comencé hace mucho con mi amigo Mañas, de Native, con el que aprendí mucho de surf (aún recuerdo esas idas y venidas a Cádiz hablando de shapes) y desarrollamos algunos tablones: ‘la Pepona’, ‘El Chato’, ‘El Cabopino Expres’, pero también alterné con las obras de arte de Edu Echeverria- Zips, he tenido y tengo tablas cortas para alternar un poco. Tengo hasta un padel para pasear en verano con los niños, ver los fondos y estar en el mar. Nunca para surfear en un pico ocupado por surferos. Me gusta el jamón pata negra, pero porque he desarrollado tacto y ya casi afino con lo que quiero, no hablo desde el interés, sino desde el aprecio, por tanto no soy objetivo y pido perdón si se me olvida alguien, no me debo a nada ni a nadie y puedo decirlo a los cuatro vientos, mis afinidades son las que son en base a experiencias personales. Hace tiempo decidí sacar el interés pecuniario del templo de mi surf. Me considero un cateto, voy muy a barruntos, como las vacas, soy capaz de apreciar muy poco los cambios de una tabla a otra y por tanto  tengo muy en alta estima a otros buenos surferos que sí saben apreciar cada cambio de quilla, cada canto, cada cóncavo, pero también me chana un poco escuchar conversaciones de gente que poco o nada surfean y que sientan cátedra acerca de cómo funciona un carcavo o cómo te ayuda un fitfoiler a controlar el giro en olas cantopédicas y quedarse tan panchos. Aún recuerdo cómo decíamos que con una quilla D era imposible maniobrar en Salinas, (todos los del parking del festi de Salinas, grandes expertos nosotros, y que tire la primera piedra el que no lo dijera) y cuando vimos a Knost meter esos girazos nos callamos. A modo de moraleja, cuando más te las das de algo, viene alguien y te cierra la boca. Sólo hay que ser lo suficientemente humilde como para cerrarla y darte cuenta de que no sabes más que nadie. Por eso me río mucho de mí mismo cuando hablo de lo que siento con una tabla, parezco Valdano. Fotografía : David R uiz E nero 2014 • H angten 63


Procuro tener presente el surf vivido y tengo un Hall of fame en mi escalera con mis fotos preferidas junto a un fish de los primeros tiempos de Montjuich Surfboards de Didac con una historia muy bonita entre sus quillas y una Bear 9’2’’, mi primer tablón, que me abrió desde que la conocí un mundo de alegría. A mí y a muchos que la probaron y se iniciaron al long gracias a ella. Eres uno de los precursores del longboard y del surfing en general en tu zona. ¿Cómo ves el movimiento del long en Andalucía y en Málaga en particular?

Por aquí el surf es como siempre, hay alguno que se lanza y hace algún campeonato, pero es muy complicado con el Mediterráneo.  He acabado muy quemado de las sinergias encontradas en esto de organizar cosas. Cuando me dedicaba al basket organizaba torneos, campus, etc. Pero en el surf es muy distinto y no se puede hacer casi nada. Cuando no son los locales, son los de las tiendas, o las marcas, y cuando no, es el mediterráneo o la demarcación de costas del ministerio de fomento o el de medio ambiente, o el obispo. Ya acabé quemado de eso, y me sirvió para detectar quién es quién en este mundillo. El nivel cada día es más alto, lógicamente. Tenemos a Miguelito, mi gran aprendiz, al que pringué en esto del longboard, y que hoy día me da clases particulares cada vez que me ve. Andaluces que andan muy bien,    los hay en Cádiz, en Almería y Málaga, que conforman un grupo muy bueno y unido, esta proliferación de loggers ha provocado la existencia de clubes o asociaciones como nuestro Málaga Surfing Club o el Trafalgar Longboard Club, con los que tenemos pendiente alguna movida por ahí. Llevo muchos años viviendo la escena tablonera, conjuntamente con otros que ahora han pasado a segunda fila y a los que respeto y respetaré siempre. También he visto venir a muchos advenedizos. He promulgado a los cuatro vientos las bondades del tablón y de hecho me arrepiento muchas veces de ser tan bocón. Cuando todos andaban yendo y viniendo aguantando las críticas por ir en tablón, recuerdo que se creó el Asturias longboardsurfclub y allí que nos apuntamos todos. La ACL con dos o tres pruebas, año tras año, esa asociación de humo, conseguía unir en parkings y en el agua a cientos de gañanes tabloneros. No sólo en Salinas, sino en Los Locos, o en los buenos tiempos hasta en Cádiz. Ahora la cosa es distinta y es muy interesada, hay fuertes disensiones, por más que algunos me digan que es puro soul montar un festival y tal, en mi experiencia, montar algo es a base de pasta, y para mí las transacciones económicas están más que justificadas con tal de hacer 64 H angten • E nero 2014

un rato agradable a los de la hermandad tablonera. Vamos, que si alguien organiza algo y quiere cobrar un dinerito, yo le pago, pero que lo haga él. Pero por favor que no se me intenten pintar de free, o de soul, o de loggin. Recuerdo que el término loggin salía en la peli Seedling allá por el 2000… y de ahí ya bebíamos unos cuantos en el 2001. Y antes de estos loggers actuales, ¿Cuántos había amantes del surf, que llevaban longboard y mamaban esto mucho antes que ninguno de nosotros, y llevaban tres quillas? Ahora nadie aprecia quién es quién, ni se acuerda de dónde viene. Me refiero a aquellos que teníamos que atravesar un parking con un tarugo colgado, aguantando miradas que te lanzaban silenciosamente dardos del tipo: ‘menudo tarugo, pureta, necesita eso para coger olas’ y que se quedaban mirando bizcos intentando entender porqué te ibas a la punta. Ahora el loggin (clásico) es el rey (cosa que me encanta), pero creo que se está creando una ortodoxia a mi modo de ver que está involucionando en extremos casi separatistas. Si a alguien le gusta surfear con una tabla de tres quillas o con un invento ¿Por qué debe ser excluido? Por la misma reflexión, los hubo que protestaron que Del Pero ganara el año pasado Salinas porque no era clásico. ¿Pórque no hacía artisteo barroco del de Knost?, Del Pero surfea con tablón como Dios, ¿Es qué no lo han visto surfear de espaldas o trazar una línea? ¿Qué no ha hecho un ataúd? Por favor. Como dijo el profeta Tudor, que sí que le ha visto el color del Money a esto, ‘abrid las mentes’, y como dicen mis queridos Nacho y Luis de la oficina de hechos: ‘Surfea con el corazón, viajen mucho, surfeen más y no tomen mucha cerveza que luego no se puede surfear por la mañana. Y luego de estar haciendo esto durante mucho tiempo, levante usted la voz para explicarnos qué es o qué no es buen surf clásico’. Seamos humildes que aún no se ha creado la cátedra del buen loggin. Internet y Youtube nos dan el conocimiento teórico, pero en esto hay un poco de experiencia, un poco de punto de vista personal y un mucho de escuchar.   Knost, Tudor y Maikelnayt surfean clásico imitando a surfers como Dora o Corky C, pero han descubierto un nicho de mercado fino, que es el del surf clásico y lo van a hacer mundial. Lo están explotando para vivir del rollito.  Muy digno, surfean bien y me caen bien, pero no deja de ser el mismo mercado en el que Billabong saca colecciones de Greg Noll o Andy Davis  u  O’Neill apuesta por los Long John. Si Dora viniera, a más de uno se le caería la cara de vergüenza, pero es que Dora, como personaje la verdad es que no me va a dar ejemplo, parecía un poco desastre, solo lo de la FUCK THE  SURF INDUSTRY me inquieta un poco, otra cosa es verlo en el agua.


Fotografía : E nrique Cano

‘Surfeen con el corazón, viajen mucho, surfeen más y no tomen mucha cerveza que luego no se puede surfear por la mañana. Y luego de estar haciendo esto durante mucho tiempo, levante usted la voz para explicarnos qué es o qué no es buen surf clásico.’

E nero 2014 • H angten 65


Fotografías : I ván U roz | hall of fame

Eres de los que nunca fallas en el festi de Salinas. ¿Qué opinión te merece el festi? ¿Qué te pareció este año?

Cuando terminaba el Festival de este año, desarraigado y triste, andaba con Mikel Urigoitia por el parking vacío, animándonos a traer a la peña a la entrega de trofeos. Hablábamos con el padre de Elliot Dudley y mirando donde estaba el escenario recordaba en silencio las noches que pasábamos en aquél mismo parking con todos los que iban de todas partes a disfrutar esa convivencia. Cómo nos lo pasábamos haciendo el capullo y éramos muy originales. Este año no tuve camiseta, pero al pasar por un escenario mojado vi una camiseta abandonada y mojada por la lluvia. La recogí y me dije: ‘Si no me cabe, la guardaré de recuerdo de lo que fue el Festival de Salinas’. Al lavarla me di cuenta de que me está perfecta y me sienta genial. Mi historia con Salinas no puede ser más idílica. No quiero que desaparezca la romería. Es el surfari que respeto siempre y se ha colado en mi calendario por muchas razones, pero sobre todo porque hay olas y porque siempre he sido recibido con los brazos abiertos por los Asturianos. Siempre. Allí he podido ver que en este mundo 66 H angten • E nero 2014

hay otras personas que tienen tus mismas inquietudes y les gusta lo mismo que a ti. Y tengo familia, más auténtica y más querida que algunos de los que llevan mi apellido. Allí he llevado a los que quiero, porque me gusta lo bueno y he querido compartirlo y os puedo decir que algunos me han agradecido de corazón que los haya llevado allí, a mis amigos del club que me quieren como a un hermano (Quiero desde aquí mandar un abrazo muy especial a JJ Siles, hacedor del Málaga surfing club y currante en la sombra). Pero a todo el mundo le gusta lo bueno y al final se pervierte un poco la idea mística, y va todo dios. Y se termina idealizando el pasado. Quiero aclarar que no soy nadie dentro de la organización del Festi de Salinas y que lo que hago lo hago gratis, tengo razones para pensar que el dinero prostituye. Y hablando de prostituir, sé que muchos piensan que Salinas está prostituido. A mí me da igual que la organización meta marcas, lo quiera hacer grande, lo haga comercial, me da igual todo. Hay olas y hay amigos. Hacer una reunión tiene sus costes, y lo sé, por eso lo que hacen los festivales es tan acojonante, hay mucho trabajo y muchas penas detrás de cada movida. Y que sepa todo el mundo que lo bueno al final se hace masivo y se termina por prostituir.


Me gustaría seguir viendo a la gente, seguir quedándome afónico porque no dejo de hablar con amigos, hacer kilómetros, beberme algunas frescas en Salinas, en San Vicente, en Burriana, en Cádiz o donde sea. Quiero dar las gracias a mis amigos del club por aguantarme y apoyarme, a mis hermanos tabloneros por sus enseñanzas y abrazos.   Y sobre todo quiero que quede claro que mi mujer, Carmen es la mujer más maravillosa del mundo. Ella y sólo ella es la que me aguanta los levantes y ponientes, los platos y on shores y me permite seguir en ello. Espero surfear hasta reventar en el agua algún día rodeado de mis tres maravillosos hijos• Fotografía : S ilox

E nero 2014 • H angten 67


68 H angten • E nero 2014

FotografĂ­a: Silox Rider: Mikel Urigoitia


Visual II

E nero 2014 • H angten 69


70 H angten • E nero 2014

Fotografía: Jairo Díaz Rider: Coke Makaha


E nero 2014 • H angten 71


72 H angten • E nero 2014

FotografĂ­a: Jorge Besnard Rider: Mou


E nero 2014 • H angten 73


74 H angten • E nero 2014

FotografĂ­a: Dani Miguel Rider: Deconocido


E nero 2014 • H angten 75


76 H angten • E nero 2014

FotografĂ­a: Yago Baz Rider: Nestor Forcelledo


E nero 2014 • H angten 77


78 H angten • E nero 2014

Fotografía: Silox Rider: Dani Alvite


E nero 2014 • H angten 79


80 H angten • E nero 2014

Fotografía: Nelson Díaz Rider: Dani Fisher


E nero 2014 • H angten 81


82 H angten • E nero 2014


El accesorio indispensable Textos : P epe N eyra | I lustraciones y Fotografías : H angten

D

esde que alguien decidió ponerle un timón fijo a su tabla y se percató de la direccionalidad que aquel ‘injerto’ proporcionaba a su surfing, han sido infinitos los intentos por encontrar el santo grial de las quillas. Ese santo grial se ha traducido en la acertada elección de la correcta quilla en la correcta tabla para el correcto surfing. Muchos de nosotros hemos obviado en muchas ocasiones lo que llevamos puesto bajo la tabla, cómo lo llevamos puesto y en qué posición. Todos esos factores son los que nos permitirán sacar un mayor rendimiento a nuestro material y a nuestro surfing, que es lo que realmente importa. Me piden que os cuente mi punto de vista de este tema, y son tantos los factores, circunstancias y detalles que definen la relación del trío surfer-surfing, tabla y quillas, que se hace imposible dar una respuesta concreta. Hay surfers alucinantes que han ido probando y probando ajenos a la teoría y han dado con quillas que para ellos son mágicas. Por el contrario otros, basan su elección en formas ya probadas sólidamente y con ella se quedan. E incluso algunos no saben ni lo que llevan, pero practican un surfing brutal. Por suerte hay de todo en la playa y yo solo puedo daros mi humilde punto de vista. Cada uno surfea con lo que quiera… ¡Faltaría más! E nero 2014 • H angten 83


Cuando nos planteamos qué tabla, quilla y demás compramos, imagino que existe un planteamiento previo del surfing que queremos practicar. En nuestro mercado nacional y en la red ya está a nuestra disposición la más variopinta variedad de tablas, quillas y demás accesorios… es normal desorientarse. Quizás lo que más nos importa a nosotros sea el longboarding en todas sus variantes e interpretaciones. Desde el performance, hasta el más old school. Y con ese punto de partida lo primero que se define son las tablas que usamos.

Perfomance longboard Canto duro atrás, menos volumen, menos ancho y mucho menos peso. Estas tablas deben girar canteando en un palmo de ola, lo cual condiciona sus cantos, su rocker trasero y sobre todo sus quillas. Prácticamente la totalidad de ellas (sin contar las trifin tipo shortboards) llevan 1+2, lo que significa tres quillas, una principal y dos estabilizadores. Es importante que la principal no tenga demasiada superficie en la base para no penalizar el giro. Es por esta razón por la que la mayoría de modelos para competición llevan un Cutaway, un recorte en el outline restando superficie a la base sin penalizar al resto de la quilla.

Quilla tipo Cutaway

Standard longboard Estos modelos normalmente tienen el canto duro o algo marcado en la cola (algunos modelos más orientados al retro van con cantos 50/50 aún así manteniéndose relativamente polivalentes) anchos en torno a 23 pulgadas, más generosos en volumen que los performance y con menos rocker. La mayoría de ellos están pensados para ser surfeados en dos configuraciones tanto en 1+2 como en single. ¡Y aquí ya se abre un tremendo abanico de posibilidades! Algunos de estos tablones están pensados para intentar ser la panacea del longboard. Y aún no consiguiendo lo imposible, algunos de ellos permiten un surfing agresivo por la mañana y noseriding tranquilo por tarde. Simplificando la historia hablaremos de tres shapes o templates de quillas para uso en single en nuestros tablones. Serán esas tres en las tallas adecuadas las que nos permitirán exprimir nuestros tablones o midlenghs. 84 H angten • E nero 2014

Quilla tipo Dolphin


Tipo Dolphin, aquí está la polivalencia. En su correcta talla este tipo de quilla permite desde un surfing agresivo (siempre hablando desde un estilo retro), permitiendo hacer giros canteando la tabla, cutbacks y casi de todo, hasta un noseriding clásico sin problema. Algunas tienen algo de flex, otras ninguno… eso ya lo dicta el feeling del surfista. Tipo Pivot y Noserider, como su propio nombre indica, estas están pensadas para girar maximizando el efecto pivote o el noseriding. En función de su template están más orientadas a maximizar uno de sus efectos. Al igual que las tablas performance, las que llevan este tipo de quillas también giran en un palmo, pero mientras que las primeras trazan el giro mediante una curva muy cerrada clavando el canto de la tabla en la ola, las segundas hacen a la tabla pivotar sobre la quilla.

Quilla tipo Noserider

Tienden a ser muy ‘rectas’ y poco estables en los giros amplios y está claro que tienden a ser muy usadas en un surfing más clásico. La posición que decidamos para nuestra quilla siempre cambiará su funcionamiento a iguales condiciones de surfing, pero en este tipo de quilla eso se nota en mayor manera.

Quilla tipo Pivot

Classic longboard Aquí todo queda claro, y pese a experimentos y demás historias raras, a cada tablón le corresponde su quilla. A un pig no le va una dolphin flex, es surfeable, pero pierde todo el surfing que lo hace característico. A un noserider puro le va una nosering-pivot, y así seguiríamos pasando por modelos realmente comprometidos con su funcionalidad por sus shapes (guns, step decks, etc).   En este apartado podríamos hablar de otro estilo de quillas muy propias de pigs y noseriders:   D-fin y otras de gran superficie, llamadas así por su forma en ‘D’, poseen una gran superficie, la base es excesivamente ancha para usarla en tablas relativamente poco maniobrables si no se está muy habituado a su uso y se ve relegada a tablas más propias para un surfing muy old school.

Quilla tipo D-fin

E nero 2014 • H angten 85


Tras esta clasificación tan genérica como me ha sido posible existe un sinfín de combinaciones: número de quillas en una tabla, tamaño, forma, perfil, flexión, materiales, etc. Cada una con su funcionamiento y prestaciones propias. Es un arduo trabajo poder clasificarlas todas, e igualmente no sería correcto decir que alguna no funciona, todo lo define el surfista y su surfing... y a algunos nos va lo raro. Ya hemos hablado por encima sobre las quillas, ahora hablemos de como las ponemos en la tabla: Cajetín o Glass On  

cajetín Muchos sistemas desmontables han surgido desde que inventaron el susodicho ‘timón’, solo uno ha llegado a nuestros días de una manera popular y generalizada: el US-BOX Standard. ¡El mítico cajetín para la quilla! Con amigos y enemigos, con multitud de fabricantes, con pros y contras… pero es lo que hay y sospecho que nos acompañará mucho tiempo.   Desde el foam con el que se fabrica la tabla hasta llegar al agua con ella acontecen infinidad de pasos, en los que casi en su totalidad, y en algunos casos en toda ella, la producción es artesanal. El proceso de instalación del cajetín siempre lo es. Su profundidad de instalación, su posterior lijado y el fabricante del cajetín son claves para la correcta instalación de la quilla y la durabilidad del conjunto quilla-cajetín. Ni que decir tiene que no se puede hablar de cuales son mejores o peores, pues donde algunos tienen pros, otros tienen contras y viceversa. Los cajetines poseen unas cotas o dimensiones internas muy estudiadas que difieren sutil pero suficientemente entre los diferentes fabricantes para dificultar el correcto ajuste de algunas marcas de quillas.

Unos lo fabrican con un plástico de fácil lijado pero poca adherencia a la resina, otros pegan las piezas por ultra frecuencia y el cajetín no presenta todas sus aristas y planos rectos... Su correcta instalación es sin duda la clave.

Muy Breves consejos para que tu quilla y cajetín vivan un largo romance.   Que el tornillo y vástago de la quilla sean de un material inoxidable es importante. El óxido puede llegar a impedir extraer la quilla (o forzarla demasiado) y la corrosión en el agujero pasante para el tornillo puede deteriorarlo pudiendo llegar a perder la quilla.   Si te ves obligado a desmontar la quilla, siempre intenta que no haya arena o salitre entre la quilla y el cajetín, intenta cambiarla sin estresar demasiado el cajetín (5 golpecitos a la quilla tras baños y baños para desmontarla hacen que el cajetín pueda despegarse o dañarse con el paso del tiempo). Y siempre que detectes una holgura soluciónala rápidamente (poniendo una lámina de plástico-acetato o lo que se te ocurra entre la quilla y la caja). Una vez con holgura, esta va aumentando rápidamente y el golpeteo constante en el agua hace que se despegue rápidamente; a la larga la única solución en un futuro será un trasplante de cajetín.

86 H angten • E nero 2014


glass on Otros prefieren quillas glaseadas o fijas. Su feeling se transmite a lo largo de toda la tabla y francamente se sienten diferentes. Sin duda poseen dos grandes inconvenientes: Por un lado hace falta un señor vehículo para llevártelos a la playa. Por otro lado… donde este puesta la quilla… ahí se queda, no hay posibilidad de desplazarla ni de cambiar su forma, shape o template. Más vale que quien la glasseó ahí supiese muy bien que quilla usar y donde ponerla.

Hasta aquí a llegado una muy, pero que muy breve introducción a la tipología existente en quillas. Debe quedar claro que todo esto es una mera opinión personal con el único objetivo de orientar. Debe ser el surfista el que saque sus conclusiones finales dictaminando así sus necesidades. He huido de tecnicismos, medidas, materiales y demás para hacerlo lo más digerible posible. No tengáis reparos en preguntar lo que necesitéis conocer•  

E nero 2014 • H angten 87


TéCNICA LONG Por Ricardo Fernández | Escuela de Surf Marejada

COLOCACIóN EN LA OLA. La colocación en la ola no es una maniobra en sí, pero su buena realización va a ser clave para poder realizar cualquier maniobra, o incluso para poder surfear la ola de principio a fin de la misma. Tenemos tres posibles colocaciones en la pared de una ola, la parte baja, la parte media y la alta. En función de dónde nos coloquemos conseguiremos unas cosas u otras.

Parte Baja: Es la parte que siempre

deberemos evitar si queremos desarrollar un buen surf, es llamada la zona de confort, en la cual tenemos la sensación de dominar mejor la tabla, pero en realidad esto no es así, ya que estamos perdiendo todo el potencial de la ola, no generamos más velocidad que esta, por lo que si aparece una sección más rápida lo más normal es que perdamos la pared o esta nos cierre. En esta zona ni obtenemos la velocidad suficiente para realizar maniobras ni agarre para realizar un noseride.

Parte Media:

Colocando la tabla en esta zona de la ola vamos a conseguir más velocidad y agarre que en la parte baja, en esta zona de la pared la velocidad hace que podamos pasar las secciones más fácilmente y comenzar a realizar pequeñas maniobras y cross step, si alternamos la zona baja y media con continuos sube y baja por la pared iremos adquiriendo más velocidad, lo cual nos facilitará las transiciones entre maniobras o secciones, incluso en olas con pared podremos hacer algún noseride.

88 H angten • E nero 2014


Parte Alta:

Esta es la zona que siempre deberíamos buscar, es la zona más crítica de la ola, y por tanto la más complicada de conseguir, nos requiere tensión en las piernas y constante concentración, pero en ella tendremos la posibilidad de conseguir la velocidad suficiente para realizar cualquier maniobra o de tener un buen agarre para realizar un buen noseride. Toda buena maniobra parte de la parte alta de la ola, así en la bajada se consigue la mayor velocidad posible y facilitará el giro, así mismo el canto interior de la tabla podrá introducirse mejor en la ola y tendremos el agarre extra necesario para hacer un hang five o hang ten. Para mejorar nuestra posición en la ola, podemos o bien alargar el bottom hasta la mitad de la pared manteniendo la presión en la parte trasera de la tabla hasta alcanzar la altura deseada o ir presionando en el canto interior hasta situarnos en la zona de la ola que queramos. De esta manera podremos posicionarnos en la parte alta de la ola•

E nero 2014 • H angten 89


Vidalong Textos : O skar E scribano | Fotografías : S ilox , S uso B en y O skar E scribano

S

oy un recién llegado al mundo del long. Mi relación con el mundo del deslizamiento elegante se inició no hace más de dos años. Hasta entonces era corchero, seguramente por que mis amigos lo eran y tenía la falsa creencia de que el bodyboard era más sencillo que surfear, gran error, ya que para darle al bodyboard como hay que darle hace falta algo más que lanzarse en un take-off sin la preocupación de tener que ponerse de pies. Años más tarde, decidí probar con una tabla con volumen para aquellos días en los que no había muchas olas. Resulta curioso lo relativo que puede llegar a ser el volumen, un 6’1”x 19 3/4” x 2 5/8” puede ser una buena tabla de verano para un tío acostumbrado a estar 4 horas en el agua en un Rodiles grande y hueco. Desde luego, para alguien que busca divertirse cogiendo olitas de playa cuando no está para corcho, no. Aun así no me puedo quejar, esa tabla me sirvió para coger alguna ola y sentir por unos breves instantes que volaba sobre el agua mientras veía el fondo pasar rápidamente bajo mis pies. ¡Qué sensación! ¡Y qué pocas veces logré sentirla con aquella tabla! Fue entonces cuando dos buenos amigos tabloneros me dieron la oportunidad de volver a sentir aquella sensación, sembraron (seguramente sabiendo lo que se hacían) la semilla del long dentro mí al prestarme un 9’2”. Aquello solo se podía expresar con una palabra: fluir. Remar una ola de no más de medio metro, sentir como desliza el tablón a cada remada, lanzarse y encajarse rápidamente en la pared de la ola que se te va abriendo delante tuyo y dejarse llevar, fluir… unos van a la punta, otros prefieren quedarse en trim y sentir como el tablón sube y baja por la pared, volver a la espuma y vuelta a empezar. Esa era la sensación que sin saberlo estaba buscando con la primera tabla, el deslizamiento elegante. En cierta ocasión leí que las tablas de más de siete pies son tablas con alma, son tablas que aceleran solas, que tienen peso, inercia, que te llevan… alma. Para mí, el tablón tiene un poco de todo eso y algo más. Quedé irremediablemente enganchado al tablón, al deslizamiento, a la inercia… pero poco a poco me he dado cuenta de que hay otro aspecto del longboard que hace que su mundo sea tan atrayente para mí… la familia tablonera. Quizá fue que no estuve en sitio adecuado y en el momento adecuado, pero hay una cosa que es segura, hasta la fecha no había sentido esa unión tan fuerte entre personas girando en torno a algo que me llena tanto como es coger olas. Gracias a esa unión he podido llevar a mi familia al parking de la playa, a quedadas, a festivales… ahora forman parte de un mundo que hasta entonces para ellos acababa en un ‘Me voy a la playa, en dos o tres horas estoy de vuelta’. Ahora no, ahora el mundo del surf está metido de lleno en mi casa, respiramos longboard, sentimos longboard, vivimos longboard. A esto hay que sumarle la cantidad de amigos que he ido conociendo en estos dos años, gente maja de todos los lados de la península, a la cual te alegras de ver cuatro o cinco veces al año en los diferentes festivales y eventos que van apareciendo a lo largo del calendario: El Noserider Costasurf, Malpica Longboard Classics, El Festi de Salinas, Burriana, Ondalonga… y en los cuales te presentas sin importar mucho las predicciones, eso es lo de menos, apareces porque sabes que te vas a encontrar con buena gente y vas a vivir experiencias irrepetibles. Para mí esa es la magia del longboard y de la vidalong: su gente. Sirva esta pequeña recopilación de fotos de todos los eventos a los que hemos asistido durante este año para expresar nuestra gratitud a todos y cada uno de los que formamos esta gran familia. ¡Y que dure muchos años más!•

90 H angten • E nero 2014


Vid

alon

g

E nero 2014 • H angten 91


92 H angten • E nero 2014


Vid

alon

g

E nero 2014 • H angten 93


94 H angten • E nero 2014


Vid

alon

g

E nero 2014 • H angten 95


96 H angten • E nero 2014


Vid

alon

g

E nero 2014 • H angten 97


98 H angten • E nero 2014


Vid

alon

g

E nero 2014 • H angten 99


100 H angten • E nero 2014


Vid

alon

g

E nero 2014 • H angten 101


Surf Log Kulture Textos y Fotografías : P epe B irra ‘Capitan S urfocker ’

Mi obsesión por el stepdeck y la Greg Noll ‘Da Cat’

M

i obsesión por el stepdeck viene como siempre condicionada por el rey rebelde del surf: Miki Dora/Da Cat y su habilidad para manejarse en la tabla como si fuera una prolongación de su propio cuerpo.

En mi quiver tengo una Font del Gat de Montjuich Surfboards. Tiene un step (escalón) tanto en el tail (pin) como en el nose (bien marcado). Es plana, gordita en el medio y con un buen rocker en el nose. Está inspirada en la Greg Noll Da Cat de 1967 y la Gordie Lizard de finales del mismo año. Esta tabla funciona cojonudamente con olas desde dos palmos hasta más de dos metros. No es una tabla para hotdoggin’ extremo, es una tabla para el glide, para correr, meter giros solo pensándolo. Fluir, caminar a la punta, aguantar allí, acelerando a buena velocidad, y nada más retroceder ya está girando. Brutal su flow. Como a todas las tablas, hay que hacerse a ella y entenderla. Como lo hacía el maestro ‘Da Cat’. Miki Dora no era un obsesionado del noseride y eso que estaba considerado por la revista Surfer en el apartado ‘Toes on the Nose’ como el tercer mejor noserider de la época. Sus tablas no abusaban de nose anchos a diferencia de Nuuhiwa, Corky Carroll o Mickey Muñoz. Para el caballero negro el buscar la punta no era para lucirse, sino para conseguir velocidad. A Miki le encantaba la velocidad, pero sin perder el control, maniobrabilidad y agilidad. Le encantaban los giros y que su tabla tuviera una reacción casi instintiva frente a las adversidades que pudiera encontrar en la ola mientras surfeaba. Se cuenta de él, que su tabla simplemente era como una prolongación de su cuerpo. Hay gran variedad de vídeos donde se puede ver a Dora esquivar una legión de ‘gremmies’ y ‘kooks’ sobre la ola de Malibú y adelantarlos a todos y pasar el primero. ¿Cómo conseguía esto? Primero, su habilidad innata, su maestría como ‘master surfer’ y luego su montura: Greg Noll Da Cat (modelo stepdeck).

102 H angten • E nero 2014


¿Qué es el stepdeck? Nos lo explica Didac de Montjuich Surfboards: ‘En 1966, se popularizó el concepto stepdeck. Consistía en un shape donde una buena parte del volumen del nose en el deck se eliminaba creando una tabla con una apariencia de cuchara. Eliminando volumen del nose, se eliminaba también peso, con lo cual los giros se podían ejecutar con mayor agilidad. El tenue grosor en el nose bajo el peso del surfer, flexaba modificando el rocker momentáneamente. El rocker se volvía más plano, incrementando la velocidad, para volver a su curvatura original cuando el rider volvía hacia el tail. La vuelta de tuerca final fue cuando este cambio repentino de volumen también fue aplicado en la cola, para mejorar el flex del rocker. El origen del concepto stepdeck se puede trazar en los experimentos de hidrodinámica que realizó Bob Simmons en los años 40 y principios de los 50. Fue en 1965 cuando Reynolds Yater aplicó el concepto cuchara a una tabla de época. La firma Harbour lanzó el modelo ‘Cheater’, siendo uno de los stepdecks más populares. Bing, Greek y otras marcas lanzaron sus respectivas versiones del concepto. El problema más frecuente de estas tablas, era que la repentina caída de grosor dispuesta de forma perpendicular al nervio, ofrecía un punto de debilidad susceptible de roturas por fuerte impacto. Greg Noll encontró una solución al respecto. En el modelo ‘Da Cat’, a la pronunciada cuchara se le añadía una cuña que rompía con el punto de debilidad.’

E nero 2014 • H angten 103


Dora quería una tabla fina, pero sin perder remada para agarrar la ola mucho antes que los demás y Greg Noll se la hizo. Dejándole un grosor de 3’¾ en la zona media de la tabla, donde se rema. Luego aplicando el stepdeck delante para proporcionarle agilidad, y en el tail para mayor facilidad de giro. Junto al template laidback de la gran quilla Da Cat, el gitano de Malibú era el rey de los turns potentes, sin perder el control en el nose. La tabla nace en el 66 como square tail y un stepdeck bien marcado en el nose. El modelo de 1967 tenía canales que recorrían el bottom de la tabla, que soltaría un chorro de espuma tras ella simulando una lancha motora. Se ve algunos vídeos de Miki adelantando a gente posicionándose delante y haciendo que dicho chorro de espuma los desestabilice y se caigan. Más tarde centraron los canales sólo al final del bottom. Este tablón tuvo la campaña publicitaria más grande de todas las tablas de la época, y batió récords de ventas. En 1992 Greg Noll hizo una edición especial en madera de balsa firmadas por los Noll y Dora -250 tablas- que hoy en día son piezas de alta colección, al igual que la Black Cat, modelo laminado completamente en negro con una suave línea roja que le da la vuelta en el deck. Dejaron de fabricarse porque el negro se comía la cera que no veas y del sol empezaron a deslaminarse’• Medidas de algunos modelos Da Cat: 1966: 9’3’’ punta: 16’’ ¾ ancho: 22’’ ¼ cola: 15’’ ¾ grosor 3’’ ¾ Square tail. 1966-1967: 9’8’’ punta: 17’’ ancho: 22’’ ½ cola: 16’’ grosor: 3’’ ½ Square y Pin tail. 1967-1968: 8’11”- 9’8” punta: 17’’ ancho: 21’’ cola: 15’’ grosor: 2’’ 7/8 o 3’’- 3’’ ½ Pin tail y algún Square.

E stas son las quillas Da Cat que se utilizaban en 1966-1967 104 H angten • E nero 2014


Colaboradores Jairo Díaz https://www.facebook.com/shootwaves

Nando Bares/ZiggyAction http://www.ziggyaction.com/ Sandra Moncusí http://www.sandramoncusi.com Ivan Silos https://www.facebook.com/pages/Silox-Photolong/446516922035951 Manuel Toral http://www.semeyadetoral.com Jorge Hunt http://huntfilm.tumblr.com/ Roberto tolin http://www.robertotolin.com Nelson díaz http://freshesttime.blogspot.com.es/ Pepe Birra http://capitansurfocker.wordpress.com/ Ricardo Fernandez http://www.escuelamarejada.com/ Gaby Aimat https://www.facebook.com/Gabiaaymatphotography Chusma http://chusmasurfboards.blogspot.com.es/ Pepe Neyra https://www.facebook.com/neyrafins Ferru Sopeña http://shootingwaves.wix.com/ferrusopena Daviz Ruiz http://madaruva.wix.com/photographmdavidruiz Enrique Cano https://www.facebook.com/enrique.c.pascual?fref=ts Octavio Mazza de Luca https://www.facebook.com/desdelagua.photosurf Yago Baz http://jahgoyelsurf.blogspot.com.es/ Jorge Besnard https://www.facebook.com/jorge.besnard Oskar Escribano https://www.behance.net/oskare Alvaro Urkiza http://alvarourkiza.com/ Dani Miguel http://www.danimiquel.com/ FES http://www.fesurf.net/ Suso Ben http://susoben.com/ Ibon Muguerza Darío Martinez

se ubie h o n o. ero o trabaj m ú r n dos e st r terce e sin vu ias a to a, e t s l c tr E b posi ás, gra era u o n o d i n m s ie vez a ma o s, b Una e de un tras fot abéis u h s los q con vue textos te a es s n a o r t m bie s r vue r fo v i st a con do a da de la re a o ayud númer r e c r te . gten olas Ha n e na s u b ¡Y cias! ¡Gra todos! pa r a E nero 2014 • H angten 105


Silox 106 H angten • E nero 2014


Salida... El 2013 ha sido para Hangten el año de su nacimiento, confiemos que este 2014 sea el año de su consolidación. Durante este año ya pasado hemos sido testigos de muchos eventos y reuniones más o menos organizadas, el Cosmic Children, Surfsolidario, Malpica con su quedada y su festival, Costasurf, Festival de Salinas, Quasimoto de Burriana, Ondalonga… Por el camino hemos conocido un montón de gente de todos los rincones del territorio nacional, innumerables anécdotas, historias y situaciones que nos hemos encontrado a lo largo de estos 365 días.También hemos descubierto nuevos lugares y olas: Burriana en el Mediterráneo que tan buenas sesiones ha dado este Otoño, la ola del Pedrido y su ‘Ondalonga’ con sus ondulaciones infinitas, Tapia de Casariego y su bahía, las olas Gaditanas con sus playas increíbles y su dulce clima y un montón de sitios más... Nuestros deseos para este 2014 que comienza no serán seguramente muy diferentes a los vuestros. Viajar, descubrir nuevos lugares, continuar conociento gente, tener la oportunidad de surfear nuevas olas, reencontrarnos con viejos amigos y hacer nuevos y por supuesto poder aportar nuestra visión del mundo del longboard nacional desde la páginas de Hangten. ¡Esperamos poder encontraos por el camino! Nos vemos en algún surfari, festival o playa…

E nero 2014 • H angten 107


108 H angten • E nero 2014


Hangten_n3