Page 1

Hangten Longboard Magazine Julio AĂąo 2017

Sri Lanka-Andrea Coleman-Mi primera vez en Europa


Visual #01 2 Hangten Magazine

6


Foto: Wax Videos Fotos Rider: Rafita

6 Hangten Magazine 3


Indice:

4 Hangten Magazine

6

6 Editorial.

18 Marcos Paladino

44 Mi lugar en el fin del mundo.

14 Equipo.

30 Wayne Lynch.

62 Ilustralong.


74 Sri Lanka.

128 Long live the pig.

154 Tablas que nos gustan.

102 Mi primera vez en Europa.

138 Andrea Coleman.

156 Cierre.

Foto: Andrea Coleman Rider: Kevins kvarna

6 Hangten Magazine 5


Foto: Fellipe Ditadi 6 Hangten Magazine

6

Rider: Pedro Seventy


Editorial

Foto: Silox Hangten

Hacer un número de Hangten es un trabajo arduo, cuadrar fotos y artículos, muchos emails, conversaciones, todo un puzzle donde no siempre encajan las piezas cuando queremos, suerte que tenemos unos colaboradores estupendos, gracias a los cuales “Existimos” sin los fotógrafos y articulistas, no se rellenarían las páginas de nuestra revista y por tanto no podríamos aportar nuestro granito de arena al mundo del longboard y el retrosurf. Llegados a este punto después de casi cinco años de HANGTEN, creo que nos hemos hecho un hueco importante en el panorama longboarder, tanto en nuestro país como fuera de nuestras fronteras, prueba de ello los artículos firmados por nuestros amigos Japoneses Jumbo y Sasao, el articulo estupendo sobre Sri Lanka de nuestro amigo italiano Iván Trovalusci y las fotos de los californianos Andrea Coleman y Marcus Paladino. Aunque no nos olvidamos de la gente de aquí, paradojas de la vida nos es mas difícil, conseguir material de nuestro país que foráneo, no sabemos muy bien a que se debe, pero es un problema que es recurrente, quiero recordar que nuestra revista es completamente gratuita, editada y maquetada lo mas profesional posible, pero por gente “Amateur” que tenemos nuestros trabajos y profesiones, que editamos esta revista por pasión y por la falta absoluta hace años de una revista, que solo hablara de retrosurfing, de lo que nos gusta; por ello nuestra falta de periodicidad, salimos con la revista cuando creemos que esta “REDONDA” y no nos ponemos fechas ni un número máximo de páginas, este nuevo número nos salió bastante “OBESO” pero en mi modesta opinión tiene una fotos brutales y unos artículos que nos harán aprender mucha cultura del surfing.

Foto: Silox Hangten

6 Hangten Magazine 7


Visual #02 8 Hangten Magazine

6


Foto: Juan José Sevillano Rider: José Diego Gutiérrez

6 Hangten Magazine 9


10 Hangten Magazine

6


6 Hangten Magazine 11


Visual #03 12 Hangten Magazine

6


Foto: XuĂŠ Gil Rider: Diogo Appleton

6 Hangten Magazine 13


Equipo: Redacción • Fernando García. • Miki Astorga.

Diseño y Maquetación • Iván Silox. • Fernando García.

Fotografía • Iván Silox.

Colaboradores: Textos:

Fotógrafos: • Miki Astorga.

• Kazuyoshi Sasao.

• Miki Astorga.

• Wax videos.

• Essence Moments

• Fernando García.

• Juan José Sevillano.

• Meike Reijerman.

• Jesús Busto.

• Andrea Coleman.

• Adele Bongiorni.

• Doggystyle Surfoards

• Xué Gil.

• Mausjaus.

• Joáo Bracourt.

• Iván Trovalusci.

• Fellipe Ditadi.

• Hideki Jumbo Sakakibara.

• Marcos Paladino.

• Pepe Birra.

• Jesús Busto.

Ilustralong:

• Iván Trovalusci.

• Mausjaus.

14 Hangten Magazine

6


Síguenos En: facebook.com/hangtenrevistalongboard/

Hangtenrevista Instagram

Hangtenrevistalongboard@gmail.com

www.revistahangten.com

Foto: João Bracourt

Foto : Fellipe Ditadi Rider portada: Karina Rozunko

Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos en esta publicación sin previa autorización por escrito. Las opiniones y artículos son responsabilidad del autor.

6 Hangten Magazine 15


Visual #04 46 Hangten Magazine 16

6


Foto: Marcos Paladino Rider: Andy Jones

47 10 6 Hangten Magazine 17


Portafolio: 46 Hangten Magazine 18

6


Marco Paladino 47 10 6 Hangten Magazine 19


46 Hangten Magazine 20

6


47 10 6 Hangten Magazine 21


46 Hangten Magazine 22

6


47 10 6 Hangten Magazine 23


46 Hangten Magazine 24

6


47 10 6 Hangten Magazine 25


46 Hangten Magazine 26

6


47 10 6 Hangten Magazine 27


Visual #05 28 Hangten Magazine

6


Foto: Meike Reijerman Rider: Pablo Gonzรกlez "Teja"

HangtenMagazine Magazine109 10 29 6 6Hangten


Wayne Lynch:

El mesĂ­as de la Shortboard Revolution Por Doggystyle Surfboards

30 Hangten Magazine

6


Los últimos años de los ’60 supusieron un antes y un después en el mundo del surf. Los diseños cambiaban a un ritmo vertiginoso y no necesariamente siguiendo un desarrollo “lógico” o “científico” sino siguiendo una serie de teorías basadas en ideas, sensaciones y sueños. En contraposición a la estabilidad en los diseños de las tablas de la década de los ’50 y principios y mediados de los ’60, los últimos años de esta década fueron testigos de la mayor variación en diseño que jamás se había visto y volvería a ver en la industria del surf. Una de las más notorias características de esta época fue el cambio en el estilo a la hora de surfear. Este cambio de estilo hizo que se pasase de “simplemente” elegir la línea y seguirla mientras se intentaba hacer una serie de maniobras sobre la tabla (tales como el “cross stepping”, “cheater fives”, “hang fives”, “hang tens” y todas sus variaciones) a hacer maniobras sobre la ola, haciendo uso de la tabla y sus complejas características, para alcanzar el tan deseado “involvement”. La obsesión por este término, acuñado por Nat Young y Bob McTavish para describir un estilo de surf más activo que buscaba colocar al surfista lo más cerca posible del “curl” (o rompiente) de la ola, sería lo que llevaría a una ruptura con las ideas clásicas relacionadas con el diseño de las tablas. Así, se pasó, en un abrir y cerrar de ojos, de llevar tablones pesados de más de 10’ a llevar tablones con un diseño más progresivo (aunque aún clásico a nuestros ojos del s.XXI) de alrededor de 9’ y 9’6”. Un buen ejemplo de este tipo de tabla y, posiblemente, el más famoso sería la tabla conocida como Magic Sam, empleada por Nat Young en el campeonato mundial de surf de 1966. En otro abrir y cerrar de ojos, de esos tablones “progresivos” se pasaría a tablas consideradas por aquel entonces radicalmente cortas cuyas longitudes caían normalmente dentro del rango de los 6’6” y los 8’0, no resultando nada raro tampoco encontrarse con diseños más atrevidos como la Jackson Egg, diseñada por los ya mencionados padres del término “involvement” y cuya longitud era de tan solo 5’5”. Esta época se conocería como “The Shortboard Revolution” y uno de sus protagonistas más influyentes sería nuestro “elegido” para este artículo: Wayne Lynch.

6 Hangten Magazine 31


La difusión de Witzig: el verdadero culpable: En 1967, el cineasta Paul Witzig dejó patente en su película “The Hot Generation” lo anteriormente descrito sobre el movimiento “involvement” y los brotes del “Shortboard Revolution” de la mano de surfistas como Russel Hughes, Kevin Brennan, Midget Farrelly, Bobby Brown y, ¿cómo no?, Nat Young y Bob McTavish.

Pero tendrían que pasar dos años para que Witzig sacase su nueva película: “Evolution”, para que el mundo entero hiciese eco de un joven de diecisiete años que pronto sería conocido por ser el primer y verdadero maestro de la tabla corta: Wayne Lynch… 32 Hangten Magazine

6


Haciendo uso de al menos siete variaciones de la misma tabla (lo cual, a su vez, demuestra la velocidad de cambio en los diseños de la época) y de un estilo fluido y ágil el joven Lynch conseguiwría “dejar en la sombra” a los co-protagonistas del wfilm, Nat Young, Ted Spencer y George Greenough, para centrar todas las miradas en las nuevas maniobras y estilo de las que hacía alarde quien sería denominado por Reno Abellira como “la encarnación del Futuro del surf ” y, por el público general, como “el inventor del surfing vertical”. ¿PERO QUÉ TENÍA DE ESPECIAL ESTA TABLA Y DE QUÉ MANER A SIRVIÓ PAR A MARCAR LA DIFERENCIA EN ESTA ÉPOCA TAN CONVULSA DE NUESTRA HISTORIA? Analicémosla para ver si sacamos algo en claro…

Foto rara, sacada de la página de McTavish, en la que se ve la verticalidad que Wayne Lynch conseguía con su nueva tabla.

6 Hangten Magazine 33


34 Hangten Magazine

6


La tabla: Para empezar con buen pie, en primer lugar, habría que darle nombre a la tabla y aunque parezca de lo más tonto, en esta ocasión, no resulta muy fácil debido a que, según dónde se mire, recibe un nombre u otro: Evolution o Involvement… Para no marear demasiado, lo dejaré claro desde un principio… El modelo del que versa este artículo es el modelo Evolution de John Arnold, shapeado y surfeado por Wayne Lynch en la película de 1969 “Evolution”. ¿Sencillo verdad? Pues la verdad es que no… El caso es que en 1969 Wayne Lynch protagonizó otra película llamada “Involvement”, y si a eso le sumas el hecho de que el estilo de surf que predominaba en esta época era el estilo “involvement” y que algún que otro maquetista la lío en según qué revistas poniendo la palabra “Involvement” sobre imágenes de Wayne Lynch sujetando una tabla modelo “Evolution” tienes la receta ideal para generar una enorme confusión entre todos aquellos entusiastas que se dejan maravillar por los cutbacks infinitos de Lynch. Pero la prueba irrefutable de cómo se llama la tabla no nos la podría dar otro más que el propio Wayne Lynch… Hace unos pocos años y con motivo del cuarenta aniversario de la película, el póster y la tabla “Evolution”; Rob Dunn, en colaboración con Wayne Lynch, sacó una serie limitada de tres modelos de tablas que, en su época, uso Wayne Lynch. La primera serie de réplicas correspondían al modelo “Evolution”, de las cuales se fabricaron cuarenta unidades firmadas que hacían homenaje a la película y tabla(s) de 1969. La segunda serie correspondía al modelo “Involvement”, para lo cual se fabricaron cincuenta unidades firmadas de este modelo que rendía homenaje a la tabla usada en la película homónima (la cual, además, se acompañaba con un póster firmado de la película). Finalmente, en último lugar y para cerrar el círculo, se hicieron cien unidades firmadas de un 9’6” Wayne Lynch Gun Special Edition que hace que pongas una sonrisa de oreja a oreja y te quede cara de tonto con tan solo mirarla… Así, queda claro que la tabla de la que estamos hablamos es la John Arnold Evolution de Wayne Lynch, replicada hace unos pocos años por el propio Lynch con motivo del 40 aniversario de la película. ¡Por cierto! Si queréis alguna de las réplicas antes mencionadas, sus precios, en subasta inicial, rondaban los 4000 dólares australianos (unos 2850€ - sin contar los gastos de envío)… ¿Quién sabe ahora por cuánto andarán…?

6 Hangten Magazine 35


Pero la magia y chispa del Evolution model no viene de su nombre sino de su shape; un shape único, llamativo y sentenciador. En primer lugar, si nos paramos a observar el outline de la tabla podemos ver como se asemeja a un tablón tipo “pig” pero en miniatura y con una curvatura muy particular: redondeada y suave del widepoint hacia el tail, y más recta del widepoint hacia el nose. Estas líneas hacen que la Evolution posea unas caderas, colocada estratégicamente entre los pies del surfista, que permiten unos giros más cerrados que lo que era de costumbre en la época pero sin perder la suavidad y fluidez en los mismos. Por otro lado, posee un nose bastante más estrecho de lo “normal”, reduciendo notablemente la posibilidad de clavar el canto en el tercio delantero de la tabla a la hora de realizar los giros que ahora comenzaban a ser posibles. Centrándonos en la parte trasera de la tabla, el tail, siempre constante en las distintas variaciones de este modelo, corresponde a un round tail. Frente al square tail tradicional el round tail ofrece más agarre/tracción; lo cual resulta muy adecuado para olas grandes, rápidas y huecas. Además, este tipo de tail, unido al ancho de la zona trasera de la tabla, resulta más versátil que un pin o round-pin puesto que ofrece una mayor superficie de planeo, lo cual, a su vez, genera mayor velocidad y favorece que la tabla sea más “suelta y ligera” - facilitando así los “cutbacks” y, más deliciosos aún, “roundhouse cutbacks” tan típicos de Lynch. Así, haciendo el cómputo total de todas estas características, tenemos un tail con buena tracción y planeo que, además, facilita el hacer giros cerrados y suaves. Algo que, hasta ahora, era poco común en las tablas de la época. 36 Hangten Magazine

6


Dejando ya el outline a un lado toca centrarse en los cantos. Dada la época en la que esta tabla se creó no es de extrañar que el tipo de canto que se emplease en su diseño fuese del tipo 50/50; en particular, estaríamos hablando de unos cantos 50/50 afilados (o pinched). La posición del ápice de este tipo de canto permite una transición mucho más natural al tipo de bottom que esta tabla posee (el cual analizaremos un poco más adelante), lo cual, además, tiene una repercusión positiva en cómo se maniobra la tabla. Por su parte, el hecho de que los cantos sean afilados (pinched) hace que sean más fáciles de hundir en el agua, lo cual, una vez más, mejorara la maniobrabilidad de la tabla; por no hablar de su tendencia a “agarrar” más la pared de la ola. Pero todo ello no iba a ser positivo, alguna contraprestación tenía que haber y ésta vendría en la forma de perdida de velocidad. Al estar la tabla más hundida en el agua, es decir, al tener menor capacidad de planeo inicial, la aceleración de la misma se ve reducida; lo cual puede resultar perjudicial a la hora de salir de maniobras. Es por ello que, con la intención de combatir este efecto, hay un elemento de los cantos que resulta muy especial para la época y que hace a esta tabla moverse de manera mucho más viva y enérgica frente a otras tablas de la época… Si nos paramos a analizar imágenes del tercio trasero de la tabla se puede ver de manera bastante evidente como el canto 50/50 empieza a convertirse en un canto bajo, aproximándose más a un canto tipo 60/40 moderno pero, desde luego, sin el tuck o dureza de las tablas que nos podemos encontrar en cualquier tienda hoy en día. ¿Pero qué supone que el canto tienda a bajar en el tercio trasero? El canto 50/50 es un canto muy neutral que hace que la tabla “se hunda”, mientras se mantiene en una teórica posición horizontal, un tanto más que un canto bajo el cual, dado que su ápice está más bajo, tiende a hacer que la tabla se mantenga un poco más elevada respecto a la línea del agua en comparación con un canto tipo 50/50; lo cual, a su vez, hace que, donde el canto esté más bajo, la tabla planee mejor. Es decir, se consigue que el tercio trasero de la tabla (la más involucrada y susceptible de hundirse durante las maniobras) tienda a planear más y, a su vez, se aumenta la velocidad de salida al completar una maniobra – aumentando además la velocidad inicial de la misma. Como es de suponer las características de los cantos de esta tabla tienen una repercusión enorme en la maniobrabilidad de la misma y, de esta manera, en el curso de la historia del surf a través de los diseños que gobernarían la Shortboard Revolution y los, aún por llegar, años ’70.

10 6 Hangten Magazine 37


Dos elementos del diseño de una tabla de surf que guardan una íntima relación con los cantos y a su vez con la maniobrabilidad de la tabla son el deck y el bottom. Atendiendo en primer lugar a la parte superior de la tabla nos encontramos con un domed deck. Este tipo de deck, caracterizado por una curva continua, o casi continua, de canto a canto, da lugar a una forma convexa que reduce notablemente el volumen final de la tabla, lo cual, en última instancia, facilita también la maniobrabilidad de la misma. Por su parte, al analizar el bottom vemos que se caracteriza por tener un belly suave durante la primera mitad para pasar a un belly-vee bastante marcado que se mantiene hasta el final. Este tipo de bottom lleva, al igual que el dommed deck, a una transición muy natural a los cantos de tipo 50/50 pero además facilita enormemente la maniobrabilidad de la tabla. El bottom tipo belly permite un balanceo suave con poco esfuerzo mientras que el belly-vee cumple una función similar pero más notoria, rápida y agresiva. Este conjunto de características aumenta la sensibilidad de la tabla, permitiendo realizar las maniobras hasta entonces nunca imaginadas con las que Wayne Lynch y los demás mi e mbro s d el Hot G e ne rati on cambi ar í an el estilo tradicional de surf en busca de nuevas fronteras aún sin descubrir en la pared de la ola. Pero hablar del bottom sin mencionar el rocker de la tabla sería un despropósito (más aún en una tabla como esta). Siguiendo la tónica general de la época, el rocker (tanto de entrada como de salida) es suave. El mínimo rocker de entrada facilita la remada y la entrada temprana en la ola mientras que el suave rocker de salida permite una velocidad mayor. Pero es justamente esta última característica la que, en cambio, reduce notablemente la maniobrabilidad de la tabla. Es aquí donde, con la intención de contrarrestar este “efecto negativo”, entra en juego el contorno del bottom. Gracias al ya mencionado belly a belly-vee nos encontramos ante una tabla con un stringer y deck rockers muy similares en forma, casi idénticos, donde la mayor diferencia radica en el ligerísimo nose y tail kick del primero; pero cuyo rail rocker dista bastante del bottom rocker. Esta disparidad entre rockers hace que el rocker en el canto sea mayor al del stringer y se encuentre a una altura superior del mismo; facilitando, como ya se explicó antes, la maniobrabilidad de la tabla.

38 Hangten Magazine

6


Por último, toca hablar de un elemento muy importante en cuanto al funcionamiento último de cualquier tabla: la quilla. Al hablar de esta época tan errática del mundo del surf y pensar en quillas hay un nombre que destaca de manera exagerada ante todos los demás: George Greenough, el padre de la quilla moderna. Como no podía ser de otra manera la tabla Evolution llevaba una quilla tipo Greenough con una “ratio de aspecto” 2 alto y un gran nivel de flex que, según fuese el caso, oscilaba entre las 12” y 14”. La elección de este tipo de quilla es de suma importancia puesto que, frente a la quilla tradicional “tipo D”, permitía una maniobrabilidad mucho más ágil además de proporcionar un extra de “empuje” al terminar las maniobras, evitando así la perdida de aceleración durante la finalización de las mismas. Gracias a esto las maniobras se podían encadenar de manera mucho más fluida y, por ello, se pudo empezar a descubrir zonas de la ola que antes eran desconocidas.

6 Hangten Magazine 39


CONCLUSION: Como bien es sabido, esta época de nuestra historia “surfística” está repleta de innovaciones, alteraciones y demás bizarradas. De todas las extravagantes ideas que surgieron y se probaron en el agua solo algunas probaron ser realmente revolucionarias y solo una pequeña selección de éstas llegó a suponer un verdadero antes y después en el diseño de las tablas de surf. Una de estas tablas es la John Arnold Evolution de Wayne Lynch, una tabla única que cambiaría de manera definitiva la manera en la que los surfistas mirarían a las olas, abriendo a su vez fronteras nunca antes soñadas… Para conocer un poco más esta tabla y el surfing de esta época recomiendo Encarecidamente el ver la trilogía de Paul Witzig compuesta por las siguientes películas: “The Hot Generation” (1967), “Evolution” (1969) y “Sea of Joy” (1971). Seguro que no te decepcionarán… Y para ver una película biográfica de Wayne Lynch no hay nada como la película Uncharted Waters (2013) de Craig Griffen – la verás y te entrarán ganas de coger la tabla y perderte por allí haciendo nada más que buscar buenas olas…

ACLARACIONES: 1 El hecho de tener un menor planeo inicial (diseño típico de un displacement hull) hace que, desde una posición en parado, la tabla tenga poca aceleración pero ello no significa que la velocidad final de la tabla sea menor que la de un semi o plannning hull. Debido al diseño del displacement hull, al ir la velocidad en aumento la tabla tenderá a elevarse respecto al nivel del agua; por ende, una menor superficie de la tabla estará sumergida dentro del agua, reduciendo así la fricción de la misma y aumentando cada vez más la velocidad hasta llegar al punto de desplazamiento máximo y así a la velocidad máxima de la tabla. 2 A la hora de hablar del ratio de aspecto de una quilla nos referimos a la relación proporcional existente entre su altura y ancho. Así, una quilla “tipo D” clásica con 10” de profundidad y 8” de base tendría un ratio de aspecto de 1.25 mientras que una quilla “tipo Greenough” de finales de los años ’60 con una profundidad de 13.5” y una base de 8” tendría un ratio de aspecto de 1.69. Esto, unido a otros elementos como el “rake” y el área total de la quilla, hace que una quilla se comporte de una y otra manera, resultando más adecuada para según qué olas y según qué maniobras.

40 Hangten Magazine

6


10 6 Hangten Magazine 41


Visual #06 42 Hangten Magazine

6


Foto: Miki Astorga Rider: Alberto De Mario

10 6 Hangten Magazine 43


Mi lugar en el Fin del Mundo Texto y fotos por JesĂşs Busto

44 Hangten Magazine

6


10 6 Hangten Magazine 45


46 Hangten Magazine

6


10 6 Hangten Magazine 47


Aunque Finisterre solo haya uno en Galicia, la verdad es que muchos otros lugares de nuestra costa se ajustarían perfectamente a la definición de “Fin de la Tierra”. El ser punto final y no de paso, y el vivir de cara al Océano, nos une con otros pueblos de la Europa Atlántica, regiones con las que compartimos múltiples referencias históricas y etnológicas, marcadas por nuestra particular localización geográfica. Durante siglos, gallegos, irlandeses, escoceses y bretones fuimos considerados como los últimos seres de la Tierra, y eso, sin duda, ha marcado nuestro particular carácter. El ser “los últimos” ha supuesto históricamente un cierto aislamiento. Para llegar hasta aquí había que venir expresamente, y tanto nuestra orografía complicada, como nuestro clima, generalmente lluvioso, tampoco se lo pusieron fácil al visitante. Y aunque nos pueda parecer que con la mejora de las comunicaciones ese aislamiento es cosa del pasado, la realidad es que en cierto modo continua siendo así.

48 Hangten Magazine

6


10 6 Hangten Magazine 49


50 Hangten Magazine

6


De las consecuencias de esta posición geográfica apartada tampoco ha sido ajena nuestra breve historia como surfistas. Muy pocos fueron, por ejemplo, los australianos y americanos que en sus viajes a través de Europa, y en el trayecto Francia - España - Portugal - Marruecos, buscaron olas en la costa gallega durante los años sesenta y setenta. Los pocos que lo intentaron, y que se adentraron en nuestra tierra, debieron de caer fácilmente en la desesperación, sobre todo si su viaje coincidió durante los meses de invierno: perdidos en nuestra red de carreteras y caminos imposibles, rodeados durante semanas por una intensa humedad, circulando a través de una costa llena de salientes y entrantes, con kilómetros y kilómetros inaccesibles e insurfeables, solo las mentes más fuertes fueron capaces de soportarlo y no pasaron de largo. Por los escasos testimonios que nos han quedado, pocas fueron las ocasiones en las que nuestros visitantes entraron en contacto con los surfistas locales. Y esta falta de comunicación fue sin duda clave para que aquí llegase todo un poco más tarde, y para que el surf se desarrollase en Galicia de un modo más lento.

10 6 Hangten Magazine 51


52 Hangten Magazine

6


Pero el estar en una esquina, aislados, también tiene sus ventajas. Vivir cerca del punto en el que el Cantábrico se encuentra con el Atlántico, y en donde la costa gira hacia el Sur tras varios cientos de kilómetros mirando al Norte, nos permite disfrutar de numerosas playas con diferentes orientaciones. Y todo ello en muy pocos kilómetros de costa. A esta variedad, llena de cabos, ensenadas, puntas, salientes, bajos y playas, se unen las rías, creando un conjunto único en el que rompen olas de muy variadas características y formas, y en donde se puede afirmar con seguridad que, si dispones de tiempo, podrás surfear todos los días del año en condiciones de mar ordenado. Es curioso que en el lugar en donde vivo, esta abundancia de olas nos ha llevado a la mayoría de los surfistas a apenas desplazarnos más allá de unos pocos kilómetros para surfear, y que el ir hasta una playa a más de 30 kilómetros de nuestra casa casi lo descartemos por considerarlo un destino demasiado lejano. Tal vez este modo tan particular de comportarnos tenga algo que ver con la dispersión poblacional tan propia de Galicia, y que se manifiesta en las más de 32.000 aldeas que se diseminan por nuestro territorio, y que entre otras razones tiene su explicación en la gran cantidad de recursos, principalmente agrarios, disponibles en nuestra tierra. Puede que lo que como pueblo nos ha llevado a crear esta particularidad demográfica, esté también tras la manera con la que nos relacionamos con las olas: la variedad de rompientes puede que nos haya llevado, a cada uno de nosotros, a crear su propio microcosmos formado por una serie de playas a las que siempre acudimos, y otras a las que prácticamente ignoramos, aunque las tengamos al lado y den también unas olas magníficas.

10 6 Hangten Magazine 53


54 Hangten Magazine

6


En mi caso ese microcosmos tiene su centro en la playa de Doniños, y no se extiende, salvo en contadas ocasiones, mucho más allá de los 8 kilómetros de costa que hay entre las playas de Doniños y San Jorge. Para otros, estoy seguro que esta unidad la conforman binomios como Esmelle-Ponzos, Campelo-Valdoviño o incluso Pantín-Villarrube. En invierno es distinto, y ese radio se ha de ampliar por necesidad un poco más, pero tampoco mucho: hacia el Norte, hasta la costa de Lugo; hacia el Sur, no más allá de la ría de Betanzos. Asumo esta excepción estacional para poder seguir disfrutando de buenas olas cuando los temporales convierten nuestras playas habituales en insurfeables. Solo en este caso, el hacer unos cuantos kilómetros en coche, está justificado. Hoy que está tan valorado viajar, este planteamiento puede parecer un tanto fuera de lugar, pero muchas veces pienso también en que para conocer realmente un lugar, y disfrutar plenamente de él, la clave está en persistir, en permanecer en él. Y no vale sólo con unos días, o incluso unos meses. Hace falta más tiempo. Y eso es lo que hago. Y aunque en nuestras playas los fondos sean de arena, y estén por tanto en continuo movimiento y sujetos a cambios constantes, es posible, a base de observar y surfear una y otra vez en estas olas, llegar a entender sus rompientes, sus corrientes, y sacarles todo el partido que nos pueden dar. Evidentemente exige atención, y en ocasiones supone un esfuerzo, pero la recompensa en forma de buenos baños, con aún poca gente en el agua, vale la pena. Ese “permanecer” te lleva también a conocer las leyendas, historias y particularidades del lugar en el que vives, lo que no solo te hace disfrutar más de ese lugar, sino que crea también un sentimiento de pertenencia muy profundo. Tras este poder de atracción estoy seguro que se encuentra la capacidad que en da en Galicia de que un lugar acumule múltiples valores. El tramo de costa entre Doniños y San Jorge no solo suma varias rompientes excelentes que funcionan con casi cualquier condición de viento. Aquí puedes encontrar también vestigios de nuestro pasado celta, historias y restos de numerosos naufragios, un castillo protagonista del desembarco, frustrado, de más de 15.000 ingleses en el año 1800, historias de héroes como la de Adolfo Ros, un pinar que es el paraíso de los aficionados al atletismo, un faro, plantas endémicas, caballos salvajes, un lago que esconde entre otros misterios una ciudad hundida, dragones que te llevan hasta las Islas Gabeiras, …

10 6 Hangten Magazine 55


56 Hangten Magazine

6


10 6 Hangten Magazine 57


No solo se trata por tanto de la calidad de las olas que surfeamos, sino también de todo lo que las rodea, y que hacen de éste un lugar único. Sé que en otros lugares, y más cuando buena parte de tu vida gira entorno al surf, todo sería más fácil. Muchas veces desearíamos poder darle la espalda a la intensa humedad, a los días en los que no vemos el sol, o a las mañana que llueve en horizontal. Pero posiblemente el haber sido capaces de adaptarnos a este entorno, de soportarlo, nos ha llevado a que el sentimiento hacia este lugar en el que vivimos sea si cabe más profundo.

58 Hangten Magazine

6


Todo estos pensamientos pasan por mi mente cuando desde casa salgo corriendo para ir a coger unas olas. La textura del agua en el lago me da una pista de la dirección e intensidad del viento. Antes de salir he visto romper las olas, lo que me ayuda a elegir la tabla adecuada. Desde hace un tiempo a mis tablas habituales se ha unido un longboard que me ha proporcionado excelentes días de surf. Mientras cruzo el pinar dejó a un lado la croa y buena parte de la historia de este lugar. Llegó al pie de la batería y desde allí veo romper un día más las olas en Doniños. Aunque la remontada no sea la más cómoda, sé que me decantaré por el pico del medio de la playa. Desde lo alto adivino la fuerza y la dirección de las corrientes y observo romper las series. Esto me ayudará a elegir el mejor sitio por el que entrar, y el que también emplearé después para remontar Me fijo también en cuál será el mejor punto en donde situarme para coger las olas. Ya en la orilla observo el horizonte intentando adivinar la llegada de una serie que me pueda dificultar la remontada. Entro en el agua, me lanzo sobre mi tabla, y remo con fuerza. Tras pasar las espumas rotas de la orilla llego a un canal despejado que me lleva hasta las olas. Mientras espero a que llegue la primera observo el mar y la costa que me rodea. Alejado de la orilla posiblemente éste, y sólo éste, sea el sitio en el que me encuentre más cómodo del mundo.

Mi lugar en el Fin del Mundo.

10 6 Hangten Magazine 59


Visual #07 60 Hangten Magazine

6


Foto: Essence Moments Rider: Tello Otazua

10 6 Hangten Magazine 61


Artista invitado:

"MAUSJAUS"

Ilustralong 62 Hangten Magazine

6


"KNOST"

10 6 Hangten Magazine 63


"CHEATON"

Javier Mayor Casas, Gijón (1977).

Arquitecto y profesor en ESO, Bachillerato y Grado de Arquitectura de Interiores.

¿Cómo empezaste a dibujar? Siempre me ha gustado mucho dibujar, desde pequeño. Me relaja, y al mismo tiempo me ayuda a sacar cosas de dentro. Por mi profesión sigo muy ligado al dibujo, y siempre suelo tener papel y lápiz a mano.

¿Y cuándo empezaste a interesarte por el surfing y mezclarlo con el dibujo? Mi contacto con el mundo del surf fue muy tardío. Había probado windsurf, vela, bodyboard, pero el surfing no lo había probado nunca, y eso que me llamaba mucho la atención. Creo que fue con 31 años o por ahí cuando empecé. Sabía que me iba a gustar, y tras probar dos espumas con la tabla de un amigo no tuve duda en hacerme con una tabla.

64 Hangten Magazine

6


"DONAVON" 10 6 Hangten Magazine 65


66 Hangten Magazine

6


"UN BAĂ‘IN" 10 6 Hangten Magazine 67


Tras los tres primeros meses en los que, a pesar de no tener ni idea, estaba ya enganchadísimo, empecé a tener molestias en la espalda. Me detectaron una hernia lumbar que me tuvo apartado unos seis meses. Fue justo en un momento en el que estaba todo emocionado con el surfing, disfrutaba muchísimo a pesar de no tener ni idea. En ese tiempo apartado del mar creo que fue cuando, inconscientemente, empecé a hacer garabatos en todos los papeles o márgenes de planos que pasaban por mis manos. Algunos eran de imágenes o recuerdos que quedaron grabados en mi cabeza tras esas primeras experiencias, y otros dibujos estaban inspirados en imágenes o vídeos que veía por aquél entonces. Cuando me recuperé fue como empezar de cero otra vez, y aún recuerdo el gritillo que solté cuando cogí de nuevo la primera ola. Después de un tiempo volví a recaer por la misma lesión, y estuve de nuevo apartado del agua unos cuantos meses. Otra vez volví a garabatear todo lo que caía en mis manos. Podía ser cualquier tema, pero lo que me salía del cuerpo era dibujar sobre surfing. Me tenía completamente hipnotizado. No sé cómo explicarlo, pero tiene algo que me engancha más que los demás deportes o aficiones. Quien lea esto supongo que sabrá perfectamente a lo que me refiero. A partir de esta segunda vez empecé a cuidarme más la espalda y he podido disfrutar del surfing de forma más continuada. Son muchas las veces que me pregunto por qué no habré empezado antes, pero también creo que ahora valoro mucho cada oportunidad que tengo para ir al agua y mis muy pequeños progresos. Como en su momento fui el último de mis amigos en iniciarse en el surf, empecé a escribirles una especie de diario contando mis avances y anécdotas. Para no perder estos recuerdos acabé haciendo un blog donde iba narrándoles cada baño. Y ahí fue donde en su día empecé a compartir algún dibujo. 68 Hangten Magazine

6


"NIQUI" 10 6 Hangten Magazine 69


"REFLEJOS"

Interesante ¿Y cómo eran esos primeros dibujos? Eran muy básicos, garabatos en los planos que tenía a mano, pero parecía que les gustaban. Fue en esa época cuando un primo de mi mujer, profesor de Bellas Artes, me animó a que sacase a la luz mis dibujos, que los tenía que mostrar, y así fue como empezó un poco todo lo de “MausJaus”.

¿Y de dónde viene el seudónimo de MAUSJAUS? El nombre “MausJaus” es un juego de palabras. Toda la vida mis amigos me han llamado “rata” (o cualquiera de sus derivados), y por otra parte soy admirador de la escuela de la BauHaus. El “maus” de ratón y el “jaus” de casa, así como suena. Hay gente que ya me llama “maus”. El año pasado, un australiano me preguntaba qué significaba “MausJaus”, y cuando se lo dije me explicó que “MausJaus” en inglés se lee o suena como “Mojo” o “Moyo”, que es algo así como tener buen estilo, a lo Austin Powers, y que era un buen juego de palabras para algo relacionado con el surfing. Así que desde entonces me gusta más todavía este nombre. Decidí usar seudónimo porque en ese momento en que empecé a mostrar los dibujos en redes sociales preferí que no se supiese quién era. No surfeo bien, y por aquél entonces peor todavía, y no quería que identificasen a “ese que no tiene ni idea” con aquellos dibujos. 70 Hangten Magazine

6


"HANGFIVE"

Ahora que ya quitaste esa vergüenza a base de buen arte y oficio, ¿Qué muestras en tus cuadros y que influencias tienes? La verdad es que ya me da igual, no me importa que se sepa quién soy. En los cuadros intento plasmar sensaciones que he vivido, o imágenes que veo en vídeos o fotos. Intento no ceñirme a una técnica. Aunque hay muchos artistas que me encantan, no intento imitar ningún estilo, y al mismo tiempo no quiero tener un estilo propio. Tampoco busco gustar. Aunque suene egoísta, los dibujos los hago para que me gusten a mí, y está comprobado que haciéndolo de esta manera siempre acaba también gustando a otros. No es el objetivo, pero me gusta y me anima a seguir.

¿Y a dónde quieres llegar con tu arte? No sé hacia dónde voy, ni qué es lo siguiente que haré, simplemente voy haciendo las cosas según surgen y van evolucionando y progresando por si solas.

¿ Llegará el día que pruebes un tablón o una tabla clásica? Y ya que esto es para Hangten, revista de longboard, tengo que decir que, aunque no he probado todavía un tablón, hay bastante temática tablonera en mis dibujos. Tiene un punto de relax y tranquilidad que me gusta mucho. Ahora sólo me queda comprobar si sobre un tablón también se adquiere esa tranquilidad. 10 6 Hangten Magazine 71


Visual #08 72 Hangten Magazine

6


Foto: JoĂŁo Bracourt Rider: Margaux Aramond Tuco

10 6 Hangten Magazine 73


EL VIAJE SE VIVE TRE

74 Hangten Magazine

6


ES VECES: SRI LANKA Texto y fotos: Ivรกn Trovalusci e Adele Bongiorni

6 Hangten Magazine 75


We have designed this journey by establishing a relationship between mind and destination. Many and many hours of travel to get to this paradise where the oriental perfume has remained impregnated in our melancholy of homecoming. A perfect blend of fun, carefree, culture, nature, curiosity, insanity, passion for the sea, surfing, ocean and finally photography. Each one has its own ...

76 Hangten Magazine

6


6 Hangten Magazine 77


78 Hangten Magazine

6


6 Hangten Magazine 79


80 Hangten Magazine

6


6 Hangten Magazine 81


A company of about fifteen people amalgamate fairly well between them! The search for the best spot was, of course, the mission at every dawn at every sunset. All time!!! Mahadia, Mirissa, Midigama, the most viewed and beaten spots, back and forth starter for the crazy road of Sri Lanka. Surfing under the sun, in the rain, windy and perfect, 2 meters from the first days up to 80 cm super fun of the last day .. Anyway Always waves !!

82 Hangten Magazine

6


Then ... then there are the locals! Their lost look, their ignorant expression about our comfort, the shy smile of the children who are watching you astonished! Ohh .. Their memory will bring you to the house immortalized by a photo, in a hug or in a simple re-sent smile. Do you think that they too will have dreams ... with who will share them ?? You wonder if they will or will multiply them. Who knows!! You, come home different, richer!

6 Hangten Magazine 83


84 Hangten Magazine

6


The diversion, distraction, fantasy, fashion changes, food, love and landscape. We have a bit like the air we breathe. Entering for a while in the reality of another country, another population, is like entering and living in a dream for a while. And who does not want to dream .... wThe trip lives three times: how much you dream, when you live it, when you remember it.

6 Hangten Magazine 85


86 Hangten Magazine

6


6 Hangten Magazine 87


:

es

e

e r h

t s e

p

e h T

i r t

"

88 Hangten Magazine

6

liv

tim

w o h

m

h c u

u o y

dr


r e b

n e h

e

n e h

u o y

liv

u o y

" . t i

em

m

re

w , it

,w

m a e

r

6 Hangten Magazine 89


90 Hangten Magazine

6


6 Hangten Magazine 91


92 Hangten Magazine

6


6 Hangten Magazine 93


94 Hangten Magazine

6


6 Hangten Magazine 95


Hemos diseñado este viaje estableciendo una relación entre la mente y el destino. Muchas y muchas horas de viaje para llegar a este paraíso donde el perfume oriental ha permanecido impregnado en nuestra mente y cuerpo de regreso a casa. Una combinación perfecta de diversión, despreocupación, cultura, naturaleza, curiosidad, locura, pasión por el mar, surf, océano y finalmente fotografía.

96 Hangten Magazine

6


Cada uno tiene su propia idea de viaje. Quince personas se fundieron bastante bien entre ellos en este viaje! La búsqueda del mejor lugar era, por supuesto, la misión en cada amanecer, en cada puesta de sol. ¡¡¡Todo el tiempo!!! Mahadia, Mirissa, Midigama, los puntos más vistos,visitados y surfeados , de idas y venidas de la playa por las “locas” carreteras de Sri Lanka.

6 Hangten Magazine 97


Surf bajo el sol, en la lluvia, ventoso y perfecto, de los 2 metros de los primeros días hasta 80 cm súper divertido del último día .. pero todos los días olas!. Entonces ahí están esos lugareños! Su mirada perdida, pero limpia, la tímida sonrisa de los niños que te miran asombrados! ¿Crees que ellos también tendrán sueños ... con quién los compartirán? . ¡¡Quién sabe!! Tú, volverás a casa diferente, el viaje os cambiará. Entrar por un tiempo en la realidad de otro país, otras gentes, es como entrar y vivir en un sueño por un tiempo. Y quien no quiere soñar ... El viaje vive tres veces: cuánto lo sueñas, cuando lo vives y cuando lo recuerdas. 98 Hangten Magazine

6


6 Hangten Magazine 99


Visual #09 100 Hangten Magazine

6


Foto: Ivรกn Trovalusci Riders: Lola Mignot-Karina Rozunko

6

Hangten Magazine 101


Mi primera vez en Europa Por: Hideki Jumbo Sakakibara. Fotografia :Kazuyoshi Sasao.

102 Hangten Magazine

6


20数年前に初めて島国である日本から 海を渡り異国の地に旅立った。 向かっ た先はアメリカ、ロスからサンフランシ スコ、ラスベガス、バンクーバーをめぐ りハワイへとたどり着いた。 そこで乗 ったワイキキの美しい波が忘れられず、 世界各国への旅を始めた。 ハワイ、バ リ、オーストラリア、カリフォルニアと サーフィンのメインストリームを追いか け、自らのスタイルへと昇華させていっ た。 そしてその目はまだ見ぬ新しい世 界へと向けられ、日本と同様にサーフィ ンが盛んなヨーロッパの大地へと足を踏 み入れることになった。 そこには母国 日本以上に発達したサーフカルチャーが あり、歴史的な国々から発信されるプロ ダクトのデザインは目を見張るものがあ った。スタイルも様々でログからスラス ター、ツイン、シングル、まで道具にこ だわらず波と戯れている姿が印象的であ った。スペインでは各州で異なる文化が あり、誇り高き国民たちは旅人にとても 親切で、どこに行っても我々を手厚くも てなしてくれた。 食も波もどれを取っ てもすべてが素晴らしくパーフェクトな 時間を過ごすことができた。 改めてス ペインのみんなに感謝の気持ちを伝えた い。

6

Hangten Magazine 103


La primera vez que viajé fuera de Japón y sus islas fue hace 20 años. EL destino fue Estados Unidos. Los Ángeles, San Francisco, Las Vegas, Vancouver (Canadá) y las islas Hawaianas. No podré olvidar lo increíbles que fueron las olas en Hawaii. Siempre he intentado perseguir la corriente principal de la cultura surf allá donde he estado, Hawaii, California, Australia, Indonesia, lo que me ha ayudado mucho en la evolución de mi estilo de surfing personal, con pinceladas de sitios de todo el mundo. Después de este trip, comencé a pensar en mis próximos destinos lejos de estos países. Mi mirada se centró en un nuevo mundo que nunca había visto, era el histórico continente de Europa. Sabía que allí había muy buenos surfers, shapers y olas. Pero una vez allí, pude comprobar que estaba en lo cierto, además pude ver como hay muchos surfistas que, con mucho estilo, surfean todo tipo de tablas, singles, twinfins, midleghts, logs… Estaba asombrado por la enorme cultura surfer que allí había con nuevos diseños y calidades de tablas sorprendentes. Mi viaje me llevó por varios países alrededor de Europa.

104 Hangten Magazine

6


Toda descripción que haga se quedará corta en las maravillosas vivencias que en esos países pasé, una experiencia que me hacer regresar año tras año:

6

Hangten Magazine 105


106 Hangten Magazine

6


6

Hangten Magazine 107


España: Son muchas las corrientes de surf que hay aquí, distintas pero complementarias. En el agua pude sentir que los surfers españoles irradian orgullo y pasión. Además son muy generosos con los turistas como yo, siempre hay alguien dispuesto a ayudarte de forma desinteresada. La comida española, las olas y todo lo vivido allí han hecho una experiencia maravillosa. Realmente guardo un gran aprecio de esta tierra y sus gentes.

108 Hangten Magazine

6


6

Hangten Magazine 109


It was a first time that I had traveled from islands country Japan to the other country 20 years ago. The destination was LA, San Francisco, Las Vegas, Vancouver and Hawaii islands. I could not forget and really fascinated the waves in Hawaii. And then I started my trip to the other country. I was chasing the main stream surf culture in Hawaii, California, Australia and Indonesia. That experiences made me for style evolution. After that my eyes looked into the new world that I have never seen. It was a historical continent �Europe�. There were many stylish surfers, shapers, waves and cultures in that land. Also the land had some marvelous surf products, especially those designs were really amazing. The european surfers had an individually style, they played slaster, single, twin, log and sup with their local breaks.

110 Hangten Magazine

6


6

Hangten Magazine 111


112 Hangten Magazine

6


-Spain- There are several cultures in each state. Spanish people have a pride and a passion. They were very kind to tourists, wherever they helped and treated us. Spanish foods, waves and the other things that we experienced were so wonderful. We had a great time to spent in beautiful country Spain. I really appriciate it.

6

Hangten Magazine 113


114 Hangten Magazine

6


6

Hangten Magazine 115


116 Hangten Magazine

6


6

Hangten Magazine 117


Recuerdo la primera vez que vi Jumbo y Sasao en el parking de la playa. Yo le estaba dejando uno de mis tablones a Sasao, mientras no salía de mi asombro por tener a dos visitantes Japoneses, que habían hecho un alto en Asturias durante su viaje por Europa, para conocer a los miembros de esta humilde revista, Hangten. Más tarde en el agua quedé sorprendido por el alto nivel de Jumbo. Sin decirle nada especial sobre la playa, se colocó al entrar en el lugar exacto de la rompiente, donde únicamente con una leve remada ya estaba pillando la ola y remontando por la corriente. Sasao, además de fotógrafo profesional también se desenvolvía bastante bien sobre la tabla, con mucho estilo adaptándose rápidamente a este tipo de ola.

Como buenos anfitriones, al finalizar el baño, juntamos nuestras mesas a la vera de las furgonetas y dis tortilla de patata y del embutido, sin rechazar ni uno de los culetes de sidra que se les ofrecieron. Se Japón cada uno va por su cuenta y es impensable este tipo de reuniones ‘post-surfing’, de la cual tom

Pese a la diferencia cultural, congeniamos rápidamente ya que son personas afables y muy humilde que ya es tradición su visita anual, esperándoles cada año con los brazos abiertos y sabiendo que van a ser Culturalmente nos separa un abismo, pero el surfing es capaz de unirnos. Por: Miki Astorga.

118 Hangten Magazine

6


sfrutamos introduciendo a nuestros nuevos amigos en la gastronomía local, quedando prendados de la les notaba fascinados por la familiaridad que tenemos los amigos de la playa. Nos contaron que en maron buena nota para introducirla a su vuelta a casa.

es. Del primer saludo sin contacto físico, a los abrazos en la despedida. Tal fue el grado de conexión r unos días intensos en diversión, explicaciones, spanglish, surfing… siendo ya, nuestra familia Japonesa.

6

Hangten Magazine 119


120 Hangten Magazine

6


6

Hangten Magazine 121


I am remembering the first time I met Jumbo and Sasao at the beach car park. I was lending one of my Europe to meet the staff of this humble magazine called Hangten.

Later we were in the sea I was surprised about the high surf level of Jumbo. Without telling him anything Sasao who is a professional photographer, showed us a stylish surf with the longboard.

As a good hosts, after the surf session we put together our vans and we enjoyed eating tipical Spanish foo

They also showed surprised about the familiarity we have between the beach friends. We told us that in Ja We had a high cultural difference, we get on we'll easily though. I remember the first regards with no contact, but visit knowing that their are going to be some good days with them here. They are our Japan family. Culturally separate us an abyss, but surfing is able to unite us. 122 Hangten Magazine

6


longboards to Sasao while I was amazed to have two Japan visitors, who had stopped their trip around

g, he put in the perfect place to catch the wave with no effort, and take the best place to come back again.

od like Spanish omelette and sausages. They don't refused any glass of cider. We hope they enjoyed a lot.

apan is strange that way to met after a surf session. However they are going to export that way of meeting. at the farewell time we spend a long time hugging. That was great. We enjoyed a lot so it is tradition their anual

6

Hangten Magazine 123


124 Hangten Magazine

6


Contacto: 657 287 627

bangersurfboards@gmail.com

6

Hangten Magazine 125


Visual #10 126 Hangten Magazine

6


Foto: Fellipe Ditadi Rider: ChloĂŠ Calmon

6

Hangten Magazine 127


LONG LIVE THE “PIG” Texto y fotos: Pepe Birra

El Pig es una tabla que está en boca de muchos, pero pocos tienen idea de la naturaleza de un Pig y cuales son sus virtudes. A día de hoy, una tablón con el punto más ancho retrasado y Pig servido… ¡¡¡Pues no señores!!! Un Pig ha de cumplir una serie de características para que cumpla su función de Pig. Suelen presentarse relecturas del Pig a partir de relecturas de una plantilla, libres interpretaciones, Pigs mutantes. Por eso en estas lineas me gustaría aclarar muchas cosas del diseño del Pig, su historia y de como se comporta y se surfea en las olas. Hablar del Pig sin hablar de su creador, el grandioso maestro legendario shaper y surfer Dale “Hawk” Velzy, sería un pecado mortal. Apuntar que el personaje de Bear de la película “El Gran Miércoles” esta inspirado en él, casi al dedillo diría yo. Velzy nacido en 1927 y criado en Hermosa Beach (California), fue hijo de mecánico y nieto de carpintero. Comenzó a practicar surf en 1936 a la edad de 10 años, y empezó a shapear al año siguiente gracias a que su abuelo era un carpintero artesano fuera de serie que le enseñó a tallar la madera. Pronto estaba haciendo tablas de surf de madera de balsa laminadas, para él y sus amigos bajo el muelle de Hermosa.

128 Hangten Magazine

6


6

Hangten Magazine 129


Después de trabajar de adolescente en la marina mercante, pasada la segunda guerra mundial, volvió a la playa convirtiéndose en el macho alfa del grupito de surfers que rondaban Malibú y otras playas del alrededor. Su mayoría de edad sobre unos jovencillos Miki Dora, Dewey weber o Terry Tracy, más su planta de tipo duro tatuado, amante de los hot-rods y las motos grasientas -siendo perteneciente a la banda motera de gamberros los “Boozefighters”- también amaba los caballos y el estilo cowboy. Y encima su surf era la Ostia. Está considerado por muchas fuentes como probablemente el primer surfista en hacer un “Hang Ten”, e incuestionable mente el primero en decorar una tabla de surf con un par de bragas de encaje negro con resina. ¡Lo tenía todo para tener a los jóvenes holgazanes de la playa hipnotizados! Velzy era habitual de Malibú y conducía con su Ford Mercuy por toda la costa para surfear y como sabía que Quigg, Simmons y Kivlin eran los shapers de las playas del norte de Los Angeles, se fue más cerca de casa por la zona de South Bay, que incluía Hermosa, Redondo, Manhattan y Palos Verdes. Su primer shape room lo montó en 1949 bajo el muelle de Manhattan Beach. Descalzo y medio desnudo con unos caballetes y las herramientas de carpintero de su abuelo. Trabajó allí hasta que los funcionarios de la ciudad notaron que las virutas de madera volaban por la playa y le cerraron el negocio. 130 Hangten Magazine

6


Inmediatamente después alquiló una pequeña tienda justo al pie del muelle. Tenía un logotipo que ponía "Surfboards by Velzy" de dos tonos y a los veintidós años, se convirtió en propietario de la primera planta de fabricación de tablas y tienda de surf de la historia. Desde el principio, el negocio era bueno. Siempre había al menos una o dos tablas que hacer, y en una buena semana él y un laminador contratado pusieron en marcha hasta diez. El alquiler de la tienda era de 45$ y cada tabla la vendían a 55$. La tienda no llamaba la atención. Si no lo sabías no pensabas que era una tienda de surf. Sin carteles ni parafernalia, pues Velzy siempre fue un gran evasor de impuestos. No pagaba ni al ayuntamiento, ni impuestos de negocio, ni contratos legales ni nada de eso. Todo para su bolsillo. En 1952, después de poner su negocio en espera durante un año para vivir en Hawai, Velzy abrió una segunda tienda en un frente a la playa justo al sur de Malibú Pier. Se hizo con un cepillo eléctrico accionado por cadenas que le hizo shapear mucho mas rápido

la madera de balsa y también un artesano de la madera hawaiano diseñó una máquina para él con la que hacer los rockers que le hacía adelantar mucha faena y crear una mayor producción. En 1954, Velzy cerró la operación de Malibu y abrió una tienda en Venice, más cercana a la base de clientes, con su nuevo socio y su compañero Dudley "Hap" Jacobs.

6

Hangten Magazine 131


Velzy había estado haciendo tablas Malibú chips de Quigg durante casi cinco años con la plantilla de contorno más recta en la cola hizo que el tablero estuviera rígido y difícil de girar. Se cuenta que un día el glasser de Velzy por equivocación glaseó la quilla skeg en el nose de una tabla. ¡Decidieron dejarlo así y a ver qué pasaba! Diversas fuentes señalan que el primero en probarlo fue Mickey Muñoz. Para sorpresa de todos, el tablero fue fácil de girar y no perdía el control. Más importante aún, era bueno en el nose y todavía era rápido. Hasta ese momento se creía que el extremo trasero de una tabla necesitaba líneas rectas para mantener la velocidad. Este supuesto "accidente" arroja luz sobre el hecho de que las curvas no impiden la velocidad, sino que pueden realzarla dejándonos colocar las tablas precisamente en la mejor parte de la onda que genera la mayor potencia (que es igual a la velocidad). El conjunto de líneas no daban un buen aspecto al tablón, pero la maniobrabilidad gustó mucho y el ¡Pig nació!

132 Hangten Magazine

6


Basic design elements of a Pig:

Typical Dimensions: nose: 15 1/2" 5" por detrás del centro = 21" tail = 16" tail block 5 1/2" Largo 9' to 10' D o Skeg Fin a 1 1/2" de el final de el tail. 10" de profundidad por 10" base rocker 3" in the tail 3" in the nose Grosor = 1 5/8' nose , 3" in the mass, 1 3/4" tail

Primary design elements: El nose mas estrecho que el tail La zona mas ancha del tablón a 3' o 5" de la zona centro o mitad de la tabla La Skeg Fin Situada justo en el Tail Low rocker Flat (semi) Bottom y Deck 60-40 piched rails o 50/50 piched en toda la tabla

El aumento de la curva de contorno en la cola permite una mayor, incluso radical, maniobrabilidad. La velocidad de ajuste no se ve afectada. La cola ancha avanza más rápido a velocidades más lentas. La cola ancha estabiliza la nariz y la curva añadida ayuda a sostener la cola, lo que abre la puerta para el Noseriding En general, el diseño de Cerdo es más adecuado para las olas pequeñas. Debido a la cola ancha el tablero realmente gira bien en velocidades más lentas, y planea sobre la pared rápidamente. Se presta bien a los giros radicales y recorta en pequeñas olas

6

Hangten Magazine 133


Mientras la mayoría de surfistas con sus chips en Malibú cogían la ola a toda leche desde Point al Cove desde el inicio al final, Velzy y su pandilla la hacían durar una eternidad girando hacia el rizo, caminando hacia adelante estilo Hotdogging, ofreciendo esporádicas maniobras y volviendo atrás para recuperar la fuerza del rizo y encarando la pared otra vez, así conseguían exprimir la ola al máximo concentrando la diversión en el curl. En el verano de 1955, el Pig era el tablero más caliente en la costa, y la tienda de Velzy-Jacobs en Venice tomaba hasta treinta pedidos a la semana. El tablero Simmons estaba obsoleto. El chip estaba en camino de ello. Los Pigs iban a ser tan comunes que el nombre mismo desaparecería, en 1957, una tabla de surf americana era un Pig por defecto. Muchas marcas se habían subido al carro del Pig y empezaron la variaciones personales de cada uno frente al pig original: Cantos mas llenos y menos afilados para facilitar una fácil salida del canto en la pared de la ola pequeña y babosa, facilitando los giros sin tener que pisar fuerte atrás, belly bottoms de nose a tail para facilitar el equilibrio, y anchos y grosores mucho más voluminosos con los foams de poliuretano de lo que permitía los originales de Velzy en madera de balsa glaseada.

A principios de los 50's la prioridad era ir recto corriendo la ola y conseguir una buena velocidad en el trim. El diseño Pig de finales de los 50's introdujo lo que ahora consideramos como la época dorada del surf de tabla larga. Todo lo que asociamos ahora

mismo

como maniobras de longboard clásico: los giros navajeros, drop knee turns, el noseriding, las locuras del hotdogging y el cutback. ¡Todo con estilo supremo, por supuesto! Todo Empezó a partir de la Aparición de el Pig.

134 Hangten Magazine

6


Las mayores imágenes de surf de las generaciones posmodernas vienen a nosotros por los maestros montando cerdos: el arco Kemp Aaberg en Rincón, los reductos radicales de rodilla de Dewey y Phil, Miki subiendo y cayendo en The Bu, las vueltas inferiores de Johnny Fain, el Espontaneo de Mickey Muñoz, Phil colgando diez, Nuuhiwa en Huntington, Lance Carson en Malibú…

Conclusiones del Capitán Surfocker: El Pig fue un diseño cuyo mayor valor fue la facilidad de giro en ola pequeña y mediana, su evolución en la segunda mitad de los 60's por el diseño que Gordon Woods hizo a Nat Young a partir de una plantilla de Pig Velzy en el 66 con el que ganó el campeonato del mundo, volvió a traer el interés en los giros y cutbacks y en 1968 Wayne Lynch padre del surf vertical revolucionaría el estilo con su Evolution de 8 pies cuya plantilla es un pig tambien. A día de hoy hay fabricantes de estilo retro que hacen Pigs mas parecidos a sus inicios: rockers planos, belly bottom de punta a punta, cantos 50/50 o 60/40 según el grosor de la tabla más llenos o más afilados y quillazas Skeg glaseadas en la misma cola como ha de ser. Otros crean sus libres interpretaciones a partir de la plantilla: grandes loggers como Alex Knost o Jared Mell, sus logs tienen lineas marcadas de Pig para facilitar esos giros navajeros. El Pig funciona muy bien en el noseriding, pero ha diferencia del noseride que permite más facilidad durante el recorrido de la ola, en el Pig has de dominar el punto idóneo y momento de la ola, si lo estás te darás unos paseos en el nose brutales. Pero como decíamos la belleza del Pig reside en los giros pivotados atrás, y la velocidad en el trim exprimiendo la ola casi al final y saliendo con un fácil kick out. Recomiendo seguir el blog “Surf a Pig” (http://surfapig.blogspot.com.es/) del gran master de la fiebre de el Pig en la actualidad Mike Black, que ha sido alguien fundamental para elaborar este artículo. En España puedes encontrar shapers como Didac de Montjuich Surfboards que entre sus modelos tiene un Pig 100% al estilo old school, y tambien shapers con sus adaptaciones del pig que seguro que van muy bien. En cuanto a surfistas siempre que podáis ver surfear al gran Joan Medina con su Pig Retro movement no os lo perdáis: puro espectáculo logginero PIG!!! El Pig la Tabla ideal para el Hot Dogging!!!! LONG LIVE THE “PIG”

6

Hangten Magazine 135


Visual #11 136 Hangten Magazine

6


Foto: Silox Hangten Rider: Niko GarcĂ­a

6

Hangten Magazine 137


Andrea Coleman "Siempre quiero cruzar los límites buscando nuevos ángulos y nuevas imágenes diferentes al resto"

138 Hangten Magazine

6


6

Hangten Magazine 139


Andrea Coleman's photos are a window from where Californian Surfing that we admire. It is a pleasure to share her work and her generosity in Hangte we can follow with detail the logger scene in the American west

140 Hangten Magazine

6


we can view the

en. Thanks to her coast.

I was born and raised in Victoria, Australia in the surfing community of Torquay, Bells Beach. Surrounded by the surf culture that I have grown to love. Born to travel and explore I purchased a round the world ticket at 21 and never looked back. Twenty years later and I still haven’t made it back home. I currently live inw San Clemente California with my husband and 3 boys. We live only 5 mins from San Onofre the Longboard breeding ground for true style originals. I am so lucky that  I  get to photograph these future longboard legends. It’s a passion that I have travelled all around the world to capture. Honored that I get to pen my experiences and shoot for Pacific Longboard Magazine. Photography is something that allows me to spend time with my boys.  They surf I shoot.   Always looking for the next adventure and searching for the next swell and perfect image. I want to push the boundaries and produce images that are rare and stunning to look at.  So grateful for outlets like Hang Ten Magazine that gives photographers like myself a place to show the world our work.  With all the print magazines heavily focusing on the shortboard world its rare to find Longboard specific media. My hope that the long boarding culture will grow with the  help from my images and your passion for it. Thank you for sharing my work.  Andrea Coleman

6

Hangten Magazine 141


142 Hangten Magazine

6


6

Hangten Magazine 143


144 Hangten Magazine

6


6

Hangten Magazine 145


146 Hangten Magazine

6


6

Hangten Magazine 147


Las fotografĂ­as que Andrea nos cede, son una ventana al surfi que tanto admiramos. Es un verdadero placer compartir en H y generosidad. Gracias a ella podemos seguir al detalle la es Costa Oeste Americana.

148 Hangten Magazine

6


ing Californiano Hangten su trabajo scena logger de la Nací y crecí en Victoria, Australia, en la comunidad surfera de Torquay, Bells Beach. Rodeada por la cultura surf, empecé a amarla. Siento que nací para viajar y explorar, compré un billete para dar la vuelta al mundo con 21 años y nunca volví. Veinte años después aún no he vuelto a casa. Actualmente vivo en San Clemente, California con mi marido y mis tres hijos. Vivimos a solo 5 minutos de San Onofre, cuna del auténtico y verdadero estilo. Tengo mucha suerte de poder fotografiar a menudo a leyendas del longboard. Es una pasión y viajo alrededor del mundo para poder fotografiarlos. Estoy muy orgullosa de que mis experiencias y fotografías hayan sido plasmadas en la revista Pacific Longboard. También para mi, la fotografía es algo que me ayuda a pasar tiempo con mis hijos. Ellos surfean, yo les fotografío. Siempre estamos queriendo la siguiente aventura en la buscar los mejores swells y las mejores fotos. Siempre quiero cruzar los límites buscando nuevos ángulos y nuevas imágenes diferentes al resto. Estoy muy agradecida grafías y les dan la oportunidad a fotógrafos como yo, la oportunidad de mostrar su trabajo. Siendo raro encontrar un medio que sea exclusivo de longboard ya que la mayoría de publicaciones se centran casi exclusivamente en tabla corta. Mi deseo es que la cultura longboarder siga creciendo con la ayuda de mis fotos y de mi pasión por ello.  Muchas gracias por compartir mi trabajo. Andrea Coleman

6

Hangten Magazine 149


150 Hangten Magazine

6


6

Hangten Magazine 151


152 Hangten Magazine

6


6

Hangten Magazine 153


Tablas que nos gustan

Midlenght 7.5 x 21 1/2 x 2 1/2 . Vee de alante atrás.  Foam arctic, resina tintada y resin panel en el deck. Una tabla muy versátil que te podrá salvar los días más pequeños pero que sacará todo su potencial cuando lleguen los momentos de verdadero power. Sin duda una buenísima elección.

NEOPIG 9’4x23”x3” Long a medio camino entre los pig clásicos y hulls modernos, hacen que esta tabla sea un poco más técnica a la hora de surfearla pero sin dejar de lado todas las ventajas de un long, inercia, facilidad de remada y disfrute. B ot t o m b elly vee a ve e con un cóncavo ba jo el n os e, un poco m á s l a r g o d e l o ha b it ua l qu e a y u d a a a lt e ra r m e nos la linea del bottom, cantos 50/50 afilados y el ancho máximo retrasado como es característico en los pig. Laminado en fibra de 6 oz 2 capas en el deck y una en el bottom más parches en la zona central y inserción del box, las 3 almas que lleva hace de este long una tabla excepcionalmente dura.

WHALE SURFBOARDS modelo III Medidas:9´4´´X23” 1/2 X 3”. Cantos 50/50 bottom belly con cóncavo muy suave que se alarga ocupando casi dos tercios de la tabla. Shapeada a mano por Miguel Rico Suarez fruto de un foam 9’5’’ Noseride. Stringer de 166mm. Laminado por Rodrigo Lopez con resina tintada translucida con 4oz mas refuerzos de 4+4oz cruzados en el deck y 4+4oz en el bottom con refuerzo en la caja. Acabado brillo en el deck y mate en el bottom.

154 Hangten Magazine

6


Style Glider 9’6 Esta tabla es un puro artefacto de deslizamiento. Funciona en condiciones mínimas y especialmente bien cuando las olas suben en tamaño y fuerza. Puede ser usado en single o 2+1. Todos los procesos de fabricación son artesanales de mano de Dan Costa. Resina pigmentada y acabado sanded. Peso entre 7-9 kg. Independientemente de su estética de olas grandes, es una tabla versátil y puede disfrutarse desde un nivel básico-medio de surfing hasta avanzado.

Lechón II en su versión midlength. Normalmente lo recomiendo entre 7' y 8', cantos 60/40, configuración bonzer 3 o 5. Esta tabla es ideal para disfrutar de las olas de verano, surfeando sin problemas olas hasta la altura del surfista, está diseñada para extraer la máxima aceleración de la ola, para los que buscan algo diferente al long y no estén obsesionados con irse al nose.

Construcción en resina de poliéster.‘Single’ Box. Medidas: 9’2” x 22” ½ x 2” 5/8 Fabricación desde 9’0’’ a 9’6’’Glass: 6+6 oz. deck/single 6 oz.bottom. Todas las tablas TomaGoma se realizan bajo encargo, tienen un tiempo de entrega de 4 semanas aproximadamente, son totalmente artesanales y personalizables con diferentes colores, acabados y diseños. Rogamos os pongáis en contacto con nosotros para la elección de tu tabla.

6

Hangten Magazine 155


“SINGLE FIN” Otra revista que adjuntamos a nuestra biblioteca particular, un número que nos ha costado sacar adelante, pero que gracias a todos nuestros colaboradores y a vuestro aliento, se ha hecho realidad, para todos nuestro agradecimiento. Seguiremos luchando en este mundillo del surf, donde nos sentimos un poco “SINGLE FIN”, los raros de la playa, seguimos siendo tres amigos que tienen una ilusión, hablar del surfing que nos gusta y nos entusiasma, no somos profesionales de esto, ni pretendemos vivir de “hangten”, pero intentaremos hacerlo lo mejor que sabemos, pese a la poca ayuda de la industria, seguiremos siendo los “SINGLE FIN” del surfing. 156 Hangten Magazine

6


Foto: Fellipe Ditadi Rider: ChloĂŠ Calmon

6

Hangten Magazine 157


Hangten Longboard Magazine N6  

Sri Lanka-Andrea Coleman-Mi primera vez en Europa