Page 1

P A N D R A M A GYMNASISTA DE 1 9 5 B

N째. 7 - MARZO 1959

SAN MIGUEL DE TUCUMAN


Conmemoración del 10°. Aniversario del Gymnasium Uno de los actos realizados para celebrar el décimo aniversario de la fundación de nuestro colegio. *• cumplió en el local del Gymnasium, con la presencia de profesores, alumnos. y familiares. En osla oportunidad pronunció un discurso el profesor Eduardo Astuditlo. cuyas palabras fueron las siguientes: "Insensiblemente ha transcurrido el tiempo y hoy nos toma casi de sorpresa esta realidad de diez años vividos intensamente. Quizá por ello el tiempo se nos ha escurrí do asi. tan de pronto, y nos sorprende esta conmemoración como el cumpleaños del niño que pide ya pantalones largos. Surgió el Gymnasium en nuestro ambiente tucumano por una real necesidad de superar aspectos negativos que todavía aquejan a nuestra enseñanza media. Se quiso abrir una brecha en nuestro rutinario o r d e n a miento educativo, para sustituir la escuela tradicional, Ucsvitalizada y fría por la escuela plena de sentido vital, estimuladora de aptitudes originales en nuestros jóvenes y alentadora de las más preciadas virtudes que el hombre como individuo integrante de un grupo social, debe desarrollar. En suma: humanizar la escuela. Y en esa tarea estamos". Agregó: "Aún no esta cumplido enteramente el esfuerzo que debemos realizar para llei:ar a la meta. Todos estamos interesados de que en esta casa se ofrezcan las mejores posibilidades para la educación de los jóvenes alumnos y tenemos conciencia de que estamos respirando una atmósfera de reno-

2

vación en lo que atañe a nuestro campo de labor; pero no se nos escapa que recién estamos en camino y que lo hecho no es suficiente. Aún obran múltiples factores que conspiran par.*, que nuestro ensayo no al-

GALERÍA DE PROFESORES

canee el resultado que ün helamos". "Tenemos que sumar nuestro empeño, nuestras energías, con el convencimien lo de que estamos bien encaminados. Debemos corregir posibles desviaciones y aceptar. con ánimo de superación, la crítica bien intencionada". Destacó a c o n tinuación que el éxito depende muy especialmente de una amplia y estrecha colaboración por parte de las autoridades universitarias, de los padres y de los cx-alumnos. "Pero adema» —agre r o en esta unidad de propósi-

tos que llamamos Gymnasium. concierne a le* padres, fuera de la coopcrrc'ón arriba mencionada, otrv tipo de colaboración no mMMM importante y estimable: Su acercamiento al colegio pa ra que el contacto con las autoridades de l<i cas? y con los profesores, traigan aparejados una mayo»- comprensión y entendimiento de la personalidad de nuestros alumnos, facilitando así. de una manera muy eficaz, la solución de múltiples pro problemas que en este orden de cosas puetían suscitarse . . . "El Gymnasium siempre ha tenido abiertas sus puertas para los padres o encargados d e los alumnos. Muchos han apreciado el justo v a l o r de este acerca miento. Deseamos que ahora sea el propio alumno quien Invite a su padre., para que esta actitud amistosa y de inestimable importancia para la educación, no se postergue por mas tiempo. A propósito de esta relación viva integrada por padres, alumnos, profesores, que se vincula muy estrechamente con la manera de actuar en la vida de la comunidad gymnasista. considero convenien t e expresar con claridad. para conocimiento de todos el criterio pedagógico que en esta materia sustenta mos.

Se comunica a lo« interesados, estudiantes y en ¿enera 1 a los Jóvenes, que la revista Chasqui acepta colaboraciones literarias o, que de un modo u otro, se encuentren ligadas a los p r o b l e m a s del estudiante-


Ch

¡ rt.SQUI

R E V I S T A J U V E N I L EDITADA »0R LOS ALUMNOS D a GYMNASIUM UNIVERSITARIO

Redacción > Administración 25 d« Mayo £21 CUERPO

DE

Tclft. 15375-20629

REDACCIÓN

ÉVfRARCO C MARIS diteilor

GERÓNIMO CÁRDENAS secretario de redacción

JUAN A TOVAR lARRUCEA EDUARDO MARTIN rccjcrores

JUAN JOSÉ JIMÉNEZ djnujtfltf N* 7

MARZO 1959

A

SAN MIGUEL DE TUCUMAN

modo de Editorial

CHASQUI reaparece. Para nosotros ello tiene un particular significado. Tras un largo silencio, retornamos a' ejercicio de este periodismo en el que se perfilan pensamientos y voluntades juveniles y el fundamental concepto del dialogo, que sin lugar a dudas cimenta el sentido democrático y de progreso de cualquier idea social o cultural. Decíamos ayer que el CHASQUI fue el mensajero, el que trasmitía la noticia, el delegado casi legendario de los Incas. Ahora lo repetimos y con el mismo espíritu estamos nuevamente aquí, presentes. En la pausa han fructificado .sentimientos, han crecido —a veces con premura— inquietudes y anhelos gymnasiales lo que significa decir, de vitalidad y pureza permanentes, con total maduración algunos, otros desgajados- De cualquier modo, siempre, nuestro colegio, continúa haciéndose, completándose, en la búsqueda de un necesario perfeccionamiento. Hacemos una vocación del diálogo. Pero pensamos que el mismo debe estar abierto a las expresiones del mayor número posible, de quienes comparten en alguna manera esta vocación. Por ello invitamos a hacer uso de esta tribuna a los estudiantes secundarios de todos los colegios de nuestra provincia, a quienes sentimos a nuestro lado en muchos aspectos, y muy especialmente, en la esencial profesión de estudiantes.

"Creemos que es valioso en la formación d e nuestros jóvenes, el que vivan la experiencia de la libertad sin que el orden y la jerarquía se desnaturalicen en ningún momento. Creemos que es fundamental e indispensable ene aspecto en la formación del futuro hombre libre y responsable a la vez. £1 sen-

tido de la responsabilidad no puede nacer jamás en un ambiente de sumisión y coación. La norma a la que nuestro Joven debe ajustar su conducta, más que impuesta por el sometimiento debe ser aceptada por la persuasión; por la comprensión de que una actitud Inconveniente lesiona, no los

intereses de las autoridades, sino los de la comunidad toda, lo que entorpece U convivencia y estaría en abierta contradicción con un ideal de vida que debe trascender del ámbito escolar a la nación entera. Esto creemos que debe ser el principio básico del que debe arrancar la renovación de la educación en nuestras aulas secundarias. En consecuencia, en la comunidad gymnasista no puede ni debe reinar la desconfianza entre los miembros que la integran. Antes al contrario, la consideración, la simpatía y el respeto mutuo ha de llevarnos a desarrollar cualidades y virtudes propias de una vida digna, honrada y honesta. Esto se encuadra perfectamente en una educación humanista en el sentido mi* cabal del término. No escapará al buen discernimiento de Uds. que la vida dentro del colegio tal c o m o la concebimos, de ninguna manera puede ni d e b e confundirse con un dejar hacer a cada uno lo que se le ocurra. Una vida así, libre y responsable a la vez, trae aparejadas obliL'acioncs que el individuo mismo debe imponerse, que nacen del seno de la comunidad como necesidad de equilibrio y d e orden que surge de la relación amistosa y del respeto que todos so dispensan fraternalmente, sin que se la sienta como una compulsión externa. Se comprenderá que esto contribuye a desarrollar aptitudes para la disciplina y el orden sin mutilaciones de la personalidad. Hay en todo ello motivo suficiente para que nuestros alumnos estén orgullosos de pertenecer a la comunidad gymnasista y al mismo tiempo se sientan con las obligaciones que tal modo de vida trae aparejada»'*.

3


LA ENSEÑANZA MEDIA EN LA VIDA DE UN INSTITUTO ESPAÑOL J. Antonia Tovar Lamiera El objeto de citas Unes* es dar a conocer a los lectores las pequcnai diíerrnrt— que existen entre la vida de un Instituto BSpattol y la del Gymnasium. No son muchas" desde luefo. pero hay varias que deben ser señala Me refiero concreta mente al Instituto Nacional do Enseñanza Media Fray Luis de León, de Salamanca, pues es el único que conozco b*en. s lo largo de cinco años de experiencias. Es un enorme y vetusto edlAcio que alber f a bajo su techo a casi 20*0 alumnos y alumnas en *us dos secciones, masculina y femenina. En el m a n a n varios profesores de probada sabiduría, durante seis o siete horas al día A el asistimos aun alumnos a lo largo de todo el curso, seis días a la semana- Unos con el animo de aprender, otros con el de charlar un rato con los companeros de curso sobre fútbol o sobre el lanzamiento de alguno de los satélites artificiales que en esta época tanto abundan. En la actualidad, la enseñanza Media en España está compuesta de seis cursos, seguidos por uno pre-unircrsitar»o. que una voz aprobado da derecho a entrar en la universidad El titulo de bachiller se obtiene al terminar el O» año. Las partes mas difíciles de este bachillerato se encuentran concentradas en l o s cursos lt. 4» y O*, en los q u r hay que rendir tres exámenes. El Ingreso, consistente en un pequeño resumen d e lo estudiado en la enseñanza primarla, que realiza el *

alumno ante* de ingresar en el primer ano. y la* reválidas elemental y superior, que resumen lo aprendido e n lu» anos I o . 2». J» y •», y lo aprendido entre el 49 y •" Yo be pasado el Ingreso y la reválida de 4© y puedo asegurar que estas pruebas no son tan difíciles como su solemnidad hace parecer a ios alumnos que van a rendirlas. Al llegar al 5» arto, la M sehanza se bifurca en dos ro mas la de ciencias y las de

letras Cada alumno pued.* elegir libremente, de las dos, la que se oriente hacia su futura carrera Los mu chachoi que eligen letras, se ven libres de las matemáticas, fuuca y química, para dedicarse intensamente a las asigna.turas que convienen a »u estudio. Los que eligen las ciencias, es decir, la mayoría pierden de vista el latín y el griego El resto de las asignaturas es común para las dos seccione i El curso se extiende desde el • de octubre, hasta el 20 de mayo interrumpido por las vacaciones intermedias de Navidad y Semana Santa que en total suman unos 45 dias- Desde luego bu vacaciones son bastante largas, pero hay que tener en cuenta que las clases se con-

ALFILERAZOS .Salud, compañero gymnasísta' Después de largos anos en que no podía aguijonearte a causa de que no se publicaba nuestra revista "Chasqui", y que por medio del cual y o "el Gran Tabanito", puedo hacer uso de mi peligroso aguí ¿on, vuelvo a ti. ¿Se acuerdan, muchachos, cuando, podíamos realizar nuestras semanales reuniones del club en un cómodo "lugsr propio" que nos hacia tcnlu* coa ana ciarla dignidad? En un bu«n dia, de la noche a la mañana, ya no contábamos con "eso" Ahora tenemos que realizar nuestras acostumbradas reuniones en Cualquier aula del colegio Nuestro armario tiene que estar custodiado por un curso del ciclo superior. Es necesario que ¡as autoridades de nuestro Gymnasium ñor. dote lo má* pronto posible de un lugar que presente alguna segundad para que allí levantemos nuestra sede Otra cosa que ocupa -ni* pensamientos constantemen te y rn especial en los días lluviosos, es el "campo de deporte i (lo llamo asi por oírlo continuamente de esa forma, pero que a mi parecer es sencillamente un lago cuando llueve Debido a esto presentar* una moción para que habiliten alli un lugar para ir a remar ;Ya que está, que sirva para algo)). No es que no agradezca a la Universidad por «se cam po. Lo que pasa us que me indigna que gasten una cantidad de dinero para construir una cosa defectuosamente Encima de U mala nivelación de la cancha no tenemos siquiera aros de basquet para lugar a ese deporte Rueño, después de esta pequeña cantidad de aguij< que ho inoculado en tí, me despido hasta La próxima. TABANITO


linúnn. incluso los sábados. desde las 9 de la mañana hasta las 13.13 y desde la* 18 hasta las 18 horas. El estudio de las asignaturas en España se asemeja bastante al de aquí, excepto en lo que respecta a la intensidad. Allí las mulcmaiicas se aprende con una mayor velocidad que en Argentina, aunque no tan » fondo. I-as ciencias naturales, que reúnen a la biología, geología, botánica, anatomía y zoología, son más elementales que en el Gymnasíum. excepto la geología y mineralogía, que en los programas de este colegio no figuran. La física y la química mucho mas genérale* qiíe en mi nuevo c o l e g i o se aprenden desde el 3* afto al *P. Los idiomas pueden ser libremente elegidos entre el francés, el ingles, el alemán y el Italiano. En el campo de la filosofía, los estudios son bastante leves y clcnw-ntalcs. por estar únicamente en el programa de 60 año. El resto de las materias tienen parecida extensión que sus semejantes de aquí, historia y geografía universal, latín, educación física, dibujo, etc. También hay algunas de carácter nacional tales como religión, formación del espíritu nacional, etc. que *e aprenden en todos los años del bachillerato El Instituto como centro de actividad de los alumnos, formando clubes, revistas y otras organizaciones diversas, no «tiste casi. Únicamente ae m a n i f i e s t a es ta faceta en los deportes, con representantes en todos ellos y en varias categorías. La causa de esto es. probablemente, el elevado número d e alumnos que reúne cada curso, que varia desde los 60 harta los 120, cifras muy elevadas considerando que no $c disgregan en varios divisiones como en la

Una Noche Cualquiera Por HÉROE Esto ocurre en una noche cualquiera, durante la cena. Toda mí familia -se halla reunida ante una mesa, cubierta d« riquísimos alimentosPapá, mumú, mi hermano mayor, mi hermamta también mayor y yo el nenito de la casa. Suena el teléfono. . . Yo: ¿Hola? (Me contesta una voz femenina). Ella: ¿Con quién hablo* (Yo muy cortés doy mi nombre; me había impresionado su voz tan celestial? ¿Esta Cebra? Yo : El Zoológico todavía no i r hA trasladado aquí. (Siento un nilencio sepulcral al otro l;ido de la linea; luego unos murmullos). Ella: Perdón, no es ese c! nombre: es Celia.

Yo: (Con cierta molestia. pues creía que era alguna de mis admiradoras desconocidas) ¡Ah: Celia, *>, es mi h e r m a n a . ¿De parte de quién? Ella; Dígale que es Teresa. Yo: (Dejo el tubo sobre la mesita) Celia; es una amiga tuya; Teresa. Celia: (Tudn desconcertada) ;Hola; un m u c h a c h o . . .

mayoría de los colegios, sino que permanecen en una sola clase bajo la dirección de un solo profesor en cada materia. Por lo tanto, las clases no resultan tan serias, y a la ve/ tan cordiales como las que aquí gozamos. l*oh profesores se limitan solamente a explicar sus lecciones, sin prestar colaboración alguna, salvo las de tipo científico, ni alumno que la necesite, Quiza se pueda pensar que entre 120 muchachos, se pueden hacer cosas mejores, pero hay que considerar que entre estos 120 ha y gran diversidad de opiniones, de caracteres y de ideas, que hacen imposible reunirlos a lodos bajo la autoridad del curso. Todos se resume en que el Instituto ea sólo un cen-

tro de enseñanza, al que ac asiste únicamente para oir las explicaciones del profesor, puesto que como es natural, no abundan mucho las exposiciones orales por parle de los alumnos, a fin d e prepararse para un examen final ijue ptrnula acercarse un poco más a la Universidad, o Escuela Técnica q u e ayude a seguir la carrera que se ha pensado. En mi opinión, el Instituto español debe dar como aqui una mayor importancia al alumno ya que ésto ayuda y anima mucho. También se podría fomentar las organizaciones que lleven a los alumnos a una mejor comprensión entre ellos mismos, e incluso entre el alumnado .y el profesor, lo que beneficiarla mucho la tianza media española.

Itueiio . .

—Pareciera que se produce un vacio al otro lado de la linea. Celia: Sí. ¿Quién habla?... ¿Gustavo?... ¡Ah: si. Gustavo. Cómo esta .. —Y así sigue la charla por unos minutos. Luego mi hermana cuelga y se sienta nuevamente en la mesa. Pobre


chica; para qué se habrá sentado, inmediatamente llovió un cuestionario de preguntas relacionadas al llamado telefónico. Yo fui el primero. Yo: ¿No se llama Teresa la chica con que hablaste? Celia: Si. Yo: ¿Y cómo la llamaste Gustavo luego? (En esos momentos no me gustaría estar ^n el pellejo de mi hermanita). Celia: Bueno, es q u e . . . no s é . . . es que llamó por un muchacho ¿sabes? (No fué necesaria ya mi actuación para que saltaran mis familiares), Aníbal: (No se confunda con el grandioso general romano, pues de éste mi hermano no tenía nada, excepto el nombre, que si supiera el gran Aníbal quien lleva el nombre de él. creo que se hubiera dedicado a la filosofía para saber cuál es la causa de que un tipo tan fuerte como un palillo tuviera un nombre que recuerda « los grandes de las guerras antiguas, sin bombitas raras, ni aparatos tenebrosos, que harían envidiar a Leonardo Da Vinci, si también viviera; Pero menos mal que ellos ya no p u e d e n ver cosas tan crueles como ésas). ¿Gustavo cuanto se llama? —Me ofuscó la manera con que le preguntó eso; tenía ganas de decirle que aprenda de mi un poco do diplomacia, pero lo dejé pasar. Celia: Gustavo Rodríguez. Papá: (Papá tenía, di-sgraci adámente, unas ideas raras en mente). Te podría haber buscado un muchacho que tenga un apellido menos común. ;No me gusta! Celia: Pero es q u e . . . Papá: Nuda de peros. —Mi hermana estaba evidentemente en un aprieto terrible, y yo su querido hermano, traté de sacarla.

6

Yo: c Es ese muchacho que conocí en la fiesta de Uds.? Celia: Si, es ése. Yo: Pero si es u n buen muchacho. Aníbal: Entonces está bien. Puedes ir trayéndolo a casa para que se acostumbre a papá y n« tiemble al pedirle la mano. -—Nuevamente me o£usqué por la grandiosidad de lo

¿Intercolegiales? El campeonato lntercolcRial, que siempre se realizó con «i fin de mantener los vínculos de confraternidad entre los estudiantes secundarios de nuestra provincia, fué en el año 1938 un torneo en el que algunos colegios, faltos de la más elemental moral deportiva, fueron únicamente a ganar. Y así vimos hechos vergonzosos e indianos de personas civilizadas, tales como ese partido de básquet en el que los simpatizantes de los contendores terminaron en una furiosa pedrea, sin que la presencia de profesores de ése y otros establecimientos educacionales, sirvieran d e freno a sus vandálicas acciones. Ante estas acciones las autoridades d e 1 campeonato dieron por finalizadas las competiciones. Kstas confrontaciones ganarán más el día en que el estudiante comprenda que no es un héroe aquel que so escuda en ei número, para arrojar un proyectil hacia Su ocasional adversario. Es de esperar que en las competiciones venideras, el estudiantado sepa corresponder a la ardua labor de los profesores d e educación física que están encargados de la organización de estos certámenesEduardo Martín

que había dicho mi muy digno hermano. Yo: Pero si todavía no tiene veinte años, ¿cómo quieres que se case? Después se cansa del matrimonio y ahí vienen los problemas. Mamá: Aníbal: tu hermano tiene razón. Celia: Pero es que é l . . . Aníbal: Pero yo ya no te aguanto más, la casa es chica y no tengo lugar para estudiar; siempre me molestas. Yo: ¿Dónde pones lodo lo q u e estudias? ¿Lo amontonas en las habitaciones o en tu hermoso cráneo? Aníbal: Mira, no me empieces a reñir. Celia: Pero es que é l . . . Pana; (Que siempre apoyaba a mi hermano, le dio la razón). Si, Celia, puedes ir trayéndolo a casa, no importa que tenga un nombre tan vulgar, además tú ya estás t-n edad de casarte porque unos años más y quedas soltera. Celia: Pero es que él quería , . Aníbal: Nada de que quería. Tú lo traes lo más pronto posible; unos minutos pue den ser fatales. YO: (Completamente enojado y levantando la voz a lodo lo que daba). ¿Pero es que no la van a dpjar hablar a esta pobre chicn? ¡Vean ya tiene lágrimas en los ojos! Papá: ¿Ciué es esto de levantar la voz oslando yo presente, mocoso impertinente? ¡quedas suspendido por una semana! —Yo por supuesto acaté en silencio el fallo draconiano de nú padre. Celia: Lo que yo quiero decir, desde hace una hora, y Uds. no me dejan, es que n i siquiera es novio mió; y que me habló para pedirme unos apuntes de la Facultad.


EL CINE EN RELIEVE Explicaremos primero cómo es que vemos en tres dimensiones. La respuesta es muy simple: cada ojo ve de su lado un poca más que de otro. Supongamos que observamos tin cilindro; el ojo derecho verá de su lado un poco más que el izquierdo, y viceversa. Ello hace que no sólo veamos su alto y ancho sino también nos p r r m ile apreciar la profundidad. En fotografía resulla fácil imitar este efecto tomando fotos de un objeto con dos objetivos separados por la distancia entre los ojos; luego bastará observar cada foto con un ojo. P I T O no es aplicable al cine, puesto que e s t e sistema sólo serviría para un espectador colocando frente a el un tabique entre los ojos que separase las dos pantallas, Edison creó u n dispositivo precursor del cine —el kincloscopio— con el cual lograba el mismo efecto. Consistía éste en dos cintas con dibujos animados, yuxtaponiendo de modo que cada ojo contemplara su imagen. CICLOESTEREOSCOPIO La p r i m e ra experiencia para adaptar la visión estereoscópica (en relieve) al cine fue emprendida por Lumiérc. En 1806 el francés Berthier había i d e a d o el mencionado dispositivo, llevado a la práctica por el físico norteamericano Eíves. Perfeccionado, el Ciclo-estereoscopio consiste en pantallas situadas en el interior de tambores enrejados; la convergencia de los rayos de luz de los respectivos proyectores, produce imágenes en relieve por si solas. Empleado en el cine de aficionados este procedimiento se aplica con una cámara d e doble objetivo que impresio-

na una película con dos imágenes estereoscópicas, una al lado de otra. No es de gran calidad Ja visión obtenida. y es por eso que se ha tratado de perfeccionar más los sistemas d e cine tridimensional. SISTEMA» ESTEREOSCÓPICOS Según parece, el procedimiento general consiste necesariamente en filmar dos películas con un par de objetivos a la distancia entre los ojos, y proyectarlas luego sobre una misma pantalla. Pero se requiere que difieran en algo y puedan ser individualizadas por c a d a ojo mediante un filtro. El primer intento • rtuvo a cargo de la Metro Goldwyn Mayer íMGM), con dos películas proyectadas una en rojo y otra en azul, (sobre la misma pan! illa, por supuesto) que se apreciaban en relieve mediante gafas con ambos colores. Este sistema — Audioscopix-- presenta el inconveniente d e no poder filmarse en colores. Para lograr esto último. se recurrió a la polarización. Este método consistí: en filmar dos películas por separado al proyectarse ambos films s o b r e una sola pantalla, cada uno con u n filtro polarizante vertical y horizontal, respectivamente, observando con gafas provisljis di- los mismos respectivos filtros, cada uno de ellos, impedirá el paso d e la luz que no esté polarizada en su sentido (así. el filtro polarizante vertical no permitirá la percepción d e la luz polarizada horizontalmente, y viceversa!. En consecuencia rada ojo observará una imasen diferente y se logrará el efecto de relieve. Los filtros pueden estar h e c h os con turmalina

JUANC. CEBALLOS IUAN A. T O V A R per» la heragatita tiene mayor difusión comercial, habiendo sido descubierta por el inglés Ilcragat y adaptada a este fin por Bernauer d e [a casa Zeisa I Kon. Industrializado por Edwin Sand (EU) para los establecimientos "Polaroid'", e s t e sistema fue inventado por Millón y Julián Gunzburg y construido por Friend Baker t o d o s de Estados Unidos. Fue adoptado por Warner Bros con ul nombre de Visión Natural; la primera película que se filmó con él fue "El Diablo Bwana" — un desastre cinematográfico y un éxito de taquilla—También lo utilizó la United Artists y la Paramount con su Para visión con la cual filmo "La Mansión de San« a r c c". Posteriormente la Warner filmó también "Museo de Cera", "La Carga Fatal", "El fantasma de la Rué Morgue", etc. OTROS SISTEMAS i-i aparición del cine tridimensional ha determinado una gran cantidad de patentes d e otros sistemas estereí »scopieos. como Richardson Camera Co. Morroscope. Metroscopix. Zeiss I Kon, etc. El penúltimo —similar al Audioseopix— p r e s e n t a una proyección de color rojo y otro verde superpuestos, habiendo sido filmadas con dos objetivos que super pom-n sus imágenes en el mismo fotograma. Con anteojos con cristales de cada color puede apreciarse el relieve. Como su similar, este sistema no puede filmarse en colores; además produce dolor de cabeza. También en la Unión Soviética existen varios siste-

7


mas. Uno de ellos —Ivanov — consistí en dos proyecciones, compuestas por imágenes alternada» en c a d a cinta. Al pasar a doble velocidad, el espectador, que está provisto de gafas obturadores ve sólo una d e las imágenes por vez; el sistema se basa en la persistencia de imágenes en la retina. Otro sistema es el de la "Grilla"; la pantalla tiene delante un sucesión de tiras verticales, de modo que la luz de uno de los proyectores vaya a caer justamente sobre la sombra de la grilla contra la pantalla, y en consecuencia para cada ojo del espillador queda oculta una de las proyecciones. Como eaüa proyector p o s e e también una grilla, al sacar la de la pantalla se verla una continuidad de bandas de una imagen alternadas con las de la otra. CINERAMA Este sistema en realidad no produce u n a sensación efectiva de relieve, sino una psicológica d e prufundidnd. Se utili/.a una pantalla curva y el "sonido estereofónico" (varias bandas de altavoces). Introducido en 1952 a la industria cinematográfica, el Cinerama fue ensillado er 19'7 con once proyectores sincronizados, ocupando 185 grados di- anchura y 85 grados de altura en pantalla plana; actualmente se usa una- pronunciadamente combada que mide 19,5m por 7m proyectando con tres máquinas sincronizadas en 140 g r a d o s de ancho y 45 de alto, visión normal del hombre. El cine rama no necesita anteojos; en 1955 fue adoptado en Europa y poco más de un año ha, en Buenos Aires. CINEMASCOPE Sustituyó al Cinerama; en principio fue c r e a d o por Henri Creücn (1930), y per-

8

EXPRESIÓN DE ANHELOS Aníbal Villa Segura

lino de los aspectos de la formación gymnasista, que en estos .últimos tiempos ha sido muy descuidado, es la participación, por parte del alumnado, en la vida cultural de la ciudad. En el tipo de enseñanza que se da en el Gymnasium, la labor de los profesores nu termina en las puertas del establecimiento, al contrario. es ahí donde empieza la tarea, es ahí donde se debíorientar al alumno ayudándole a aplicar y ampliar los conocimientos adquiridos en esta casa. Al respecto, me gustaría hacer algunas sugerencias: últimamente h a n visitado Tucumán. interesantes figuras literarias y científicas de nuestro país y del extranjero, han dado conferencias y los alumnos del Gymnasium, no intervinieron en esas manifestaciones culturales; algunos nos hemos enterado por conversaciones con los profesores, pero, en verdad, no hubo una invitación o aviso por parte de las autoridades del establecimiento.

La orquesta sinfónica de la Universidad Nacional de Tucumán dio conciertos en el teatro San Martín, sin que el alumnado haya tenido fácil acceso a una de las principales expresiones artísticas de nuestra ciudad. A l g o que seguramente tendrá mucha aceptación entre nosotros, es la participación en todas las actividades que desarrollen las compañías de teatro experimental que llegan a esta, ya que con frecuencia la Universidad propicia y apoya muchas de sus funciones. Creo que debiera ser preocupación de las autoridades del colegio lograr que todo su alumnado esté presente en dichos actos. En fin, la tarea en este campo es inmensa, pero por desgracia -—como ya he dicho— ha sido descuidada. Esperemos que en los años venideros surjan en los alumnos iguales inquietudes; inquietudes que deben y tienen que ser encauzadas, por parte de los profesores y autoridades de nuestro colegio.

feccionado p o r Hourdiaux. £1 Cinemascope se f i l m a con dos Untes en la misma máquina, una c ó n c a v a y otra convexa. Al filmarse, se graba en el fotograma una imagen comprimida. Cuando se proyecta con las mismas lentes, el resultado es a ¡a inversa y la imagen se ve ensanchada. E s t o requiere una pantalla más ancha que la normal. El sistema produce una sensación de relieve bastante buena m e j o r a d a con el "sonido estereofónico". La 20lh Century Fox lo

patentó en 1952. pero este sistema fue luego usado por las demás compañías. La primera película filmada en CinemaScopc fue "El Manto Sagrado", a partir de la cual la calidad de la proyección ha ido decayendo paulatinmcnte. En realidad, el cine en relieve está destinado a ir imponiéndose poco a poco, pero cabe hacer una pregunta: ¿Es posible que ante los adelantos técnicos del mismo, siga s i e n d o por siempre, realmente un arte?


NACE UNA FEDERACIÓN

oficial di- sófibol, siendo virecampeón el e q u i p o de Gymnasium.

El softbo] ha trascendido el estrecho marco, aunque fructífero, en el que hasta ahora se había desenvuelto. La actividad desarrollada por nuestros gymnasistas en este sentido se amplía y se vierte ahora, a su vez. en la flamante Federación Tucuma na de Sóftobl y Béisbol recientemente creada, en donde, desde l u e g o , nosotros aportaremos t o d o micslro entusiasmo y experiencia a! lado de los otros equipos que integran la nueva organización. Son doce las entidades que se afiliaron a esta Federa ción: Industrial. T é c n i c o . Normal. Nacional, Comercio y Oymnasium (lodos colegios secundarios); Venezuela (estudiantes universitarios venezolanos), Eudef (Escuela Universitaria de Educación Física), Uturungos (estudiantes de Arquitectura), Seniors (profesores de Educación Física), La Polvo y Los Gauchos. En una asamblea realizada el 15 de octubre, con la presencia de los delegados de estos equipos, en el Departamento de Educación Física, se dispuso elegir a los que desempeñarían los cargos en el consejo directivo provisional, resultando electos, como presidente el profesor Osmar Mendoza; como vicepresidente, Pedro Tosenno: secretarlo. Luis Hernán* dez; tciorero, Luis Montinl; protesorero. Oreste Arlatti; y c o m o vocales. Eduardo Lciva, Nicolás Leí va, Jorge Wuscovi y Estela B. de Gu chea.

OTKO CAMPEONATO Posteriormente estn Federación organizo otro campeonato de sóltbol en el que participaron los yn n o m b n rios t-f i ulpos y otros que recluí se afiliaban.

CAMPEONATO ••ORGANIZACIÓN" Como primera medida, la Federación auspició lu organización de un campeonato del sóítbol por parte de los

estudiantes universitario:, de. Educación Física (Eudef). El torneo que se denomi nó Primer Campeonato "<'rganlzaclon" de Sófibol «c llevó a cabo en ti "diamante' oel D c p a r l amonto de

Momento en que el profesor l e n a de Somois balea la pelota lanzad* por el p i l c h e García del equipo del Gymnastum.

Educación Física y se desarrolló en cuatro rondas por simple cüminación. Al equipo de Eudef le t'>eó IJI gloria del triunfa ¡t! Manar al nuestro por 7 entradas contra 5, clasificándose nsf el primer campeón

Se formaron dos ealegorías: A y B. El campeonato se decidió en la A por doble eliminación y en la B por simple eliminación. En tu categoría A ganó el eq:<ipo de Venezuela y en la R la Escuela Konual.

MODIFICACIONES ESTATUTARIAS Durante el año pasado hubo algunas modificaciones de interés en nuestros estatutos. Una de ellas se llevó a cabo a mediados dei período, y fué incorporar los delegado* de curso a la comisión directiva (se tomó esta medida para aclarar la situación de de los primeros con respecto o esta última). En la asamblea ordinaria se tomaron importantes decisiones, cuales fueron de abolir los cargos de viceprc-

Bidente, vocales 2? y 3*> y la subcomisión de higiene, dada su ínfima necesidad dentro del club. Se decidió, asimismo, que en adelante el presidente sea reemplazado por el vocal restante, y exista un encargado de botiquín en lugar del presidente de subcomisión. Cabe acotar la menguadisima asistencia a estas asambleas por parte de los asociados, lo que decepciona y apaga el espíritu de trabajo.

9


EXPEDICIÓN DEL GYMNASIUM Uh 1) Participantes: Cárdenas. Jiménez y Vallejo. de 4^ año; Juárez, Fcrrcira y Símerman, de 3er. año; Vega. Schegg y Ual Porto, de 2 o año; Dulout y Rush de 1er. año; Castellanos y L e i l e s, di» 6"? Erado; Turpo, de 1er, año .de la Escuela de Agricultura. Además nos acompaña Jaime Femenias de Fecha Viernes 26

Horario

la A.T.A. Todos a las órdenes del Prof. Grau. profesor del Gymnasium y presidente de A.T.A. 2) Objetivos: Cerro "El Negrito", en las Cumbres Calchnqw'es. (4500 m. sn. m.) por la ruta de Tari del Valle. 3) Cuadro de marcha de la ascensión. Altura sobro el nivel del mar

11.40 12.17 12.30 13 00 13.45 15.58 16.30

3 040 3.140 3.240 3.300 3.430 3.500 3.000

m m. m. m. m. m. m.

7.35 8.01 8.17 8.46 9.10 9.36 9.40 10.40 11.00 11.10 11.22

3.600 3.800 3.850 4.000 4.060 4.140 4.200 4.300 4 335 4.380 4 500

m. mm. nv m. m. m. m. m. m. m.

Sábado 27

CUMBRE

a

Cumbres Calch 4) Orografía de la zona visitada. La parte mont¡iñ<>s;i de Tucumán comprende tres zonas o sistemas principales longitudinales, separados por dos grandes valles, el de Santa María y el del Río Salí. La s i e r r a más occidental, situada al poniente del valle de Santa María, es la sierra del Cajón (o de Quilmes), con alturas hasta de 5.000 m. Es ta era perfectamente visible desde la cumbre del Cerro Negrito. El espacio que media entre la gran cuenca del Valle de Santa María con el Campo d e Pozuelos (o del Arenal) más al Sud, de un lado, y del valle del Río Salí, del otro, está ocupado por la masa principal d e las Sierras Tueumanas.

L ) parte ms alta de " L a Vallejo, Turpe, Dulout, Rush, Jiménez, Cárdena* y Simcrmjn. íondo el Cerro Negrito Í4500 —TTT.1II1

En

el

Quek-

fondo i* distingo el valle de Tal y el Cerro

Mi


JIVERSITARIO I as aquíes - Tucumán AJ este del valle del Río Salí están las Sierras de Medina, de Candelaria y de Burruyacu. Se puede hablar pues de tres sistemas: occidental, central y oriental. Las Cumbres Calehaquios están situadas en el sistema central, A corta distancia de la ciudad de Tucumán si' eleva, como primera cadena, la Sierra de San Javier (1.800 m. snm.l. Al oeste de ella se extiende el valle de San Javier. En el mismo ritmo alternante siguen las otras elevaciones más occidentales (Loma Montuosa, Periquillo, Alto del Garabatal. Alto de Ajofaina, Alto de la Lagunilla), y los valles longitudinales (de Itaco, de SiambOn,, de la Hoyada, de Anfama), hasta llegar propiamente al corla del Barón" (4000 m.s.n.m. (. En el « t e a del "Infiernillo" 13060 m.s.n.m.i o r (4000 m,s,n.mj.

Campamento en "Las C u c a s " .

don de las Cumbres Calchaquíes. Subdivididas y ramificadas en forma de abanico (entre ellas las Cumbres de Tafi), rematan hacia el Sur, en el llano, al pie de la sección central de las Sierras del Aconquija. y hacia el sudeste frente a las puntas australes de las sierras ubicadas más al norte. En estas cumbres calchaquíes ha conservado sobre gratules extensiones un antiguo relieve suave, el que da a la zona encumbrada el carácter de

:3600

m.s.n.m.».

una altiplanicie, verdadera franja fronteriza del arra tucumana. El plano ondulado es coronado por series de mayores elevaciones; Cerro Pelado. Altos de Lara. Cumbres de Amaicha. Alto de la Nieve, El Negrito, el Alazán y otros, de 3.500 hasta los 4.700 m. snm., con bajos valles entre ellos y con algunas lagunas en depresiones poco profundas. (Tomado de las obras de Franz Kuhn y Guillermo Itohmeder: "Estudio Fisiográfico de

Esteros helados en la hondonada del "Tembladeral" Zona de Puna.

(4200

m.s.n.m.L


cumán". de Dolores Gómez O mil, i-;. B. de Santamarina y Guillermo Rohmcder. U. N. T. 1946). PANTALIAZOS DE U EXCURSIÓN En la cumbre, Duloul encontró un mensaje dejado por su hermano, también andinista, el año anterior; el mensaje sólo podía ser retirado por Rolando y era la condición "sine qun non" para convertirlo en u n buen cultor del deporte de la montana.

Manchas de m e e

« !j

iiUái

las Sierras do Tucumán" y "Bosquejo Fis i «geográfico de Tucumán", publicadas por el Instituto de Estudios Geográficos, de la Facultad de Filosofía y Letras U.N.T.. 1943 y 1945 respectivamente. 5> Clima y precipitación^ de la región. Flora. Los estudios realizados en el valle de Tafi nos permiten clasificar esta región como poseyendo un clima de montaña, templado, moníónico moderado. Monzónitio. porque las precipitaciones caen en proporción d e 1:20 en verano, en relación con la conocida circulación atmosférica general sobre Sud América; moderado, porque hay también lluvias en invierno, de origen no-monzónico: templado, porque se encuentra fuera d e los subtrópicos propiamente dichos y las temperaturas son propiamente de climas templados; forma de montaña, porque va acompañado por fenómenos de a'turn, como ser menor presión, anublamicnto en relación con el relieve, vientos locales frecuentes y otros. Las cumbres calchaquícs presentan una vegetación de gramíneas distanciadas, de matas corlas, en parte con la tendencia a formar coji-

12

del

Tembladeral"

42501

nes y anillos. Por ejemplo. los cojines de yarela, que se puede utilizar como leña de combustible, pues no hay otro tipo de vegetación que dé madera mas consistente Las caídas de pedrisco (piedra) y de nieve son frecuentes en verano y en invierno (a nosotros nos sorprendió una c o r t a granizada); los c a m b i o s de temperatura bruscos y considerables, con medias de temperatura que se e n c u e n t r a n bajo los 10* C. (Síntesis hecha de la obra; "Tres contribuciones a la climatogeografía de Tu-

Cumbre

• El señor Día/, puestero de la Qucrbada del Barón, se vio "invadido" por una turba de chicos y grandes que miraban todo. Muy atento sirvió e! asado, conversó con ellos y aprovechó para librarse de toda una colección d e astas de ciervos, "hondas de guatos" y demás artificios "lipicos" de la zona. Menos mal que nuestros muchachos no se trajeron el rancho, el arroyo y las cabras. . . o por lo menos la "silla de los suplicios", a la cual ataron a Leites, Dal Porto y Sfmerman, aunque fuera para hacerla arreglar. . . • Jorge Leites parecía surtidor,

un

del " N e g r i t o " 14500 m . u v m . , Juirex. Vallejo, Ruth. Dulout y Simcrman i c protegen del f u t r t e viento.


OBSERVACIONES G E N E R A L E S SOBRE LA EXCURSIÓN AL C E R R O N E G R I T O El itinerario previsto para esta excursión era el siguiente: ruta nacional N° 38 hasta Acheral. De ahí se tomaría la ruta provincial que va hacia Tafí del Valle y que une la ruta nacional mencionada con la ruta N? 40 (nacional), ya en los valles calchaquíes. La ruta provincial debía remontarse hasta el K m . 83 (puesto caminero de Vialidad Provincial) desde donde se iniciaría la marcha a pie hasta tomar la Quebrada el Barón, e instalar en ella sobre los 3.C00 m. snm. el campamento base que serviría d e punto do partida p a r a escalar el C e r r o Negrito (4.500 ni. snm.)- El itinerario previsto pudo cumsc completamente. No tenemos noticias d e que otras excursiones, organizadas por colegios secundarios, hayan alcanzado los objetivos conseguidos por la nuestra. Hemos elegido el Cerro Negrito, por representar su ascensión el tipo d e excursión d e andinismo tfpiea d e nuestra zona, es decir: 1) r e quiere marchas con el equipo sobre la espalda con mochilas adecuadas (cargadas con 15 a 20 kgs.); 2) tiene problemas derivados d e la especial conformación topográfica d e sus estribaciones, q u e se traducen en una mayor acentuación d e la " p u na"' al aproximarse a los 4,000 m. snm.; 3) p e r m i t e u n a observación casi completa d e todo el sistema orográfico, d e la fauna y de la flora d e Tucumán, si tenemos en cuenta q u e la r u t a d e acceso, contando la p a r t e d e eamino carretero, comienza a subir los 500 m. snm. Se permitió la inscripción di* todos los alumnos q u e pudieron reunir el equipo adecuado y q u e aceptaron la re-

Z o n a de Tafí d e l

Valle

CUMBRES CALCHAQUÍES

Prof. N. A GRAU

visación médica. El Dr- Leites revisó a cada uno de los participantes d e la excursión y los autorizó a participar en la misma. De ahí que no hubiera uniformidad en la edad de lns integrantes pues fueron alumnos d e 6 ' grado hasta 49 año, solamente se hizo relación d e los participantes di* 6v grado y 1er. año; e n t r e los que se conocían eomij más aptos y habían participado en más excursiones d e sus cursos respectivos. Debido a esto el número resultó un tanto elevado: p e r 0 como casi todos los integrantes se mantuvieron en los límites d e la corrección y d e la obediencia, el n ú m e r o d e 14 integrantes no conspiró, sino levantó el clima d e camaradería y entusiasmo d e la excursión en general. A RÉGIMEN La alimentación fué seleccionada d e modo q u e no perjudicara la efectividad d e cada excursionista y teniendo en cuenta muy especialmente el hecho de que, por falta d e aclimatación, las digestiones se hacen lentas y difíciles. Fruta viva y seca, café, té y mate. Leche, dulce, queso y salame. Sopa concentrada y harina d e arvejas. Caramelos. Las cantidades previstas alcanzaron perfectamente y sólo sobró u n poco (Je pan y queso. Las carpas fueron previstas de

modo que pudiesen albergar a 3 excursionistas por cada una do ellas. La Asociación Tucumana d e Andinismo facilitó las carpas q u e faltaban como así el equipo d e cocina necesario. Un veterano andinista d e la A.T.A., el señor J a i m e Femcnías (con experiencia en las montañas d e l Himalaya y d e los Andes), se ofreció para acompañar a la expedición del Gymnasium. Su colaboración fué d e u n gran valor pues quedó a cargo del grupo q u e permaneció en el campamento el día d e la ascensión, a p a r t e d e la ayuda q u e su experiencia significó en todo momento para nosotros. Suplió la falta d e otro p r o fesor que siempre debería acompañar a este tipo d e excursiones. CINCO EN LA CUMBRE Cinco d e los 14 integrantes d e la excursión llegaron a la c u m b r e . Esto debe ser dicho sin el más mínimo desmedro para los q u e no llegaron. En andinismo vale mucho m á s que en otro deporte la experiencia d e la montaña, q u e la conquista misma d e la cumbre, porque esa experiencia significa u n a vivencia completa d e l compañerismo, del esfuerzo q u e se realiza y de la naturaleza c u y o contacto se alcanza. Además do.esto se puede hacer cumbre, o la puede hacer un compañero. Cada participante significa u n a posibilidad m á s d e "hacer cumb r e ' ' , y en ese sentido su colaboración es valiosa- P e r o n o es necesario q u e la posibilidad esa se cumpla, y este "no cumplimiento" es válido —como en este caso concreto— en los 2 3 de las veces. H a y q u e agregar q u e

13


r n n w c ú n momento se e x i l i ó u n i k í u c r z o mayor que el mediana meo («• n o r m a l . Posiblemente más de 10 de Nw participantes de la i-xi'urs:«.n podrían haber Uceado ii la c u m b r e e n ca*o di* ha bérsclo exigido. Hubiera *l¡¡nificado una dosis mayor de síntoma* de apunamiento »m que esto *i«mí!cara nu'i u n peligro para I.. integridad física de Ion mismo*. N o se q u i s o i'xítílr este esfuerzo suplementario, por considerarse que. por las razone* ant e r i o r m e n t e apuntadas, DO tenia sentido hacerlo. A l mismo tiempo, para dcste r r a r la idea de "competed' que estimamos c o m p I c tu mente nociva en este dc-

porUi

ENEMIGO: -I PERSONA

PROPIA

Quien va a la montaría tiene u n solo adversario que vencer; es su propia p e r w n a finca y espiritual. Kisica mente el i n d i v i d u o d e b e adaptara- a un nuevo redimen que rc4|uicrc una « " " plictdad semejante u la naturaleza a la cual He a p r o x i ma. A l e j a r de si todo v i c i o o apetito a n t i n a t u r a l ; cont r o l estricto de todo lo innecesario. E s p i r i l u a l m e n l e e l Individuo debe e n t r a r en una nueva corriente de sociabilidad hacía e l compañero que le precede o le sigue. vinculado a el p*»r el esfuerzo y la taren común. d e n t r o de u n marco de esfuerzo que no es el cotidiano. Hay que •"aguantar" n los " o t r o s " y a u n saber ayudarlos, aunque la cabeza duela, zumben los oídos, sangre la nariz o pese la mochila. Por eso e l andinismo ••descubre" n i hoWbfft que sab«* ser amigo o qt»' sabe ser realmente hombre, como asi sus cualidades o sus virios- Podríamos deciic n consecuencia que es una escuela de sociabilidad. En «ate aentido creemos que l o han entendido los integran-

14

tes de la excursión, quienes tanto en l o j momentos d e l esfuerzo, como en las horas de descanso, COI! bromas y chanzas, supieron manifestar un elevado sentido del compañerismo. TRABAJO

DIVIDIDO

Se llevo a cabo una cN-ctiva división del t r a b a j o tan t o en la organización como en el desarrollo de la excursión Va I le jo se encargo de los croquis y mapas de la Zona Sfmerinan y Rush consultaron m a t e r i a l bibliográ fien a través de las publicaciones de la Universidad Na cíonal d> Tucumán para d< c u b r i r las condiciones neográficas, f j u n a , f l o r a y c l i ma de la región a visitarse; F e r r c i r a y Rush participaron en el logro del material fotográfico de la r e g l ó n : Cárdenas se encargo d e l equipo y de Ins provisiones. Los demás" colaboraron e n la medido en que fueron re-i dos. D u r a n t e el desarrollo de la excursión se t r a b a j o con a l t í m e t r o , b r ú j u l a y mapas. N o pudieron realizarse los croquis y mediciones previstas desde la c u m b r e por e l fuerte v i r a t n que imposibil i t ó toda acción en este sentido

OBJETIVO Por lo expuesto a lo largo de rata» observaciones se deduce que los objetivos de una excursión como la rcahr.ida por nuestro* alumnos d e l Oyninnsium Universitario a las cumbres calchaq u i e i son m ú l t i p l e . De ellas t a l vea la mas importante consista en alcanzar un aofl tacto humano que es muy d i f í c i l de materializar simplemente a través de la labor nteramente áulica. Tres dias de convivir, de compart i r la labor común de la excursión, ayudan en t a l forma a l m u t u o conocimiento, a la m u t u a comprensión, que U l

vez - y no seria arriesgar demasiado ni a f i r m a r l o — s * c o n s i g a n resultados más completos que los que se c o r - l í a n n .1 |fl l.u .,. <;. pjg. a » de labor escolar, teniend o como intermediaria la mera asignatura d e l progra m a . Este contacto humano ayuda a desnudar las aliñas y e l csfuer7o a realizar las ayuda a fortalecer

Artículo 28 Ka podemos d e j a r de con lid» i a r . e n este p r i m e r número de la "segunda época" d. C H A S Q U I , el problema planteado a l estudiantado democrático argentino por e l intento de reglamentar e l art 28 d e l decreto-ley 6.41)3. C o n simultánea conciencia d e l i N l i g r o que una reglamentación de la enseñanza superior privada creaba en nuestro país, estudiantes secundarios y universitarios se lanzaron a la calle para expresar su protesta y hacer saber ul pueblo e l significado de una legislación como la de la educación privada, que desconoce el pensamient o de los hombres de Mayo, de Moreno. Rivadavia y Echeverría, y de q u i e n e s conformaron, como Sarmiento, los cimientos de la educación nacional estatal, sin d i v i s i ó n de conciencias, n i política, n i religiosa, ní racial y — p a r t i c u l a r m e t U a — sin diferenciaciones econó micas. En T u c u m á n . e l estudiantado secundario se exprés;" generosa y valientemente y m denuncia no pudo ser acallada n i por la violencia b r u t a l y g r a t u i t a , como la u t i lizada e l 2 de octubre. Demostró asi e l estudiante t u cumano. u n gran sentido de responsabilidad e n la lucha por la defensa de los valore» m i s sanos de nuestra c u l tura.


EL CAMPAMENTO GYMNAS T^n^, El Campamento Gymnas 1958 se llevó a cabo en el Valle de Las Estancias, Prov. de Catamarca, a 8 km. de la villa veraniega el Alto de las Juntas. Fueron dos los bulliciosos contingentes que arribaron al lugar para pasar una corla pero fructífera temporada. El primero de ellos, constituido por los alumnos del Ciclo Preparatorio y el Primer Año A. que contó con la dirección de los profesores Néstor Grau, Augusto Paz y Germán Torrens, y la colaboración de un reducido grupo de "intrusos" del Cielo Superior, permaneció siete días, mientras que el segundo, formado p o r los alumnos de ios Ciclos Básico y Superior, bajo la tutela de los profesores Aldo Mercado y Pedro González, gozó d e sus beneficios du rantc diez dias. LA UBICACIÓN: Sobre una pequeña explanada, a corla distancia del río Chacras, rodeados de lomadas de escasa vegetación, y teniendo como marco las nevadas cumbres de las Sierras del Aconquija, donde el Clavillo imponente, c o m o tranquilo coloso, contemplaba a estos osados que venían a romper el silencio de la naturaleza, levantamos el campamento. En los primeros dias todo eni actividad. Las carpas se erigían ante el esfuerzo de sus futuros moradores; algunos árboles caían estrepitosamente por los firmes ha chazos q u e le propinaban sus vencedores; un grupo a la orilla del río, trabajal>a eon un poco de jabón y arena tratando que los utensilios brillaran ante la firme mirada del sol.

LA LABOR DEL DÍA: Luego todo este trajinar fue mermando p a u l a tinamente para dar lugar a una labor puramente recreativa y ujrmativa. Se realizaron visitas a lugares cercanos, especialmente a las villas de Alto la Junta, Aconquija y Alamito. A mediodía y a la tarde, antes de almorzar o cuando el sol declinaba, el río. de cristalinas aguas, nos brindaba la oportunidad de refrescar nuestros fatigados cuerpos. Por la noche, luego de la cena, nos reuníamos todos alrededor de un amable fogón. Entonces los componentes de cada carpa demostraban sus aptitudes, yu sea para canlar, contar cuentos o provocar la hilaridad de los presentes con alguna salida ingeniosa. Cuando la noche echaba su negro manto sobre el valle, nos retirábamos a dormir; pero no siempre esto era posible debido a que, algunas veces. alguien se ponía a ensayar algunas espantosas canciones hnstn que era apagada por una lluvia de proyectiles de lodo tipo o la autoritaria llamada al orden del guardia. DESENCUENTRO: Mas no todo fue alegría. Dos días anles de retornar a la ciudad el profesor Mer c a d o decidió realizar una excursión al Morro d e Narváez. Salimos temprano y luego de vencer todas las dificultades que la escarpa da montaña nos oponía llegamos, por grupos separados, a la cumbre. Teníamos orden de reunimos t o d o s allí para retornar j u n t o s , pero un grupo, haciendo caso omiso de este mandato, se s e p a r ó del contingentepara buscar agua que escaseaba en el lugar. Nadie se percató de ello y partimos

de vuelta al campamenlo. Una vez allí observamos que faltaban siete de los compon e n t e s de la expedición. Pronto la noche desdibujó el paisaje y ya toda esperanza de encontrarlos quedó anulada momentáneamente. Nos fuimos a dormir, mas pocos fueron los que pudieron hacerlo. Al día siguiente, con gran alivio, los vimos venir por la senda, para recibir el merecido sermón del profesor. EL REGRESO: Llegó por último el día fijado para la vuelta. Todo el campamento volvió a lomar el matiz de los primeros días. Caían las carpas, se preparaba el equipaje, se desmantelaba el campamento para que una larga caravana transportara los elementos hasta el camino y los cargara sobre los vehículos. En poco t i e m p o todo volvió a su ritmo habitual, y el silencio, corlado a voces por el mugido de algún vacuno o el bramido de los pesados camiones que recorren el camino, nuevamente envolvió el valle en toda su extensión. No sin nostalgia volvíamos la vista para contemplarlo por última vc2. Ahora nos parecía más bello aún, pero nuestra mente no tardó en abandonarlo ante el imponente paisaje tucumano. Todo era ya solamente un bello recuerdo. UNA FINALIDAD: Este campamento ayudó a reencontrarnos con aquellos que ya eran nuestros amigos e incorporar n u e v o s nombres a nuestra lisia de amistades; es decir que ha servido para estrechar aún más los vínculos que mantienen unida a esta gran Familia Gymnasista. Esto, de

15


por si, ya os una finalidad, un objeto del campamento que se ha logrado cumplir en una forma casi perfecta. Digo casi porque [altaron en él los profesores. Solamente dos de ellos vimos durante la estadía de-1 segundo contingente. Un s e m a n a después de instalado el campamento, el profesor González tenia que volver a la ciudad dejando al profesor Mercado como único responsable. Quiero sensurar aquí a todos aquellos profesores que habiéndolo prometido no visitaron ni siquiera el campemento. CONVIVENCIA CON PROFESORES: Un mérito que mas se ha tenido en c u e n t a siempr." * que hablamos del G y m r a sium ha sido el alto grado de convivencia a que se ha llegado entre profesores y alumnos pero hace a l g ú n tiempo que estamos observando que ese ha sido un mérito logrado y perdicio. Antes veíamos en el profesor a un amigo, a un compañero que siempre trata bamos de respetar, pero ahora lo observamos, coda vez más nítidamente, como un extraño con quien toda relación termina una vez que su clase ha finalizado. Es necesario que los profesores traten, como lo trat a r e mos nosotros también, de que una coso como ésta que contribuyo en alto grado a hacer la fama y orgullo del Gymnasium no sea sólo un recuerdo sino una realidad. ¿Y qué mejor que los campamentos para llevar a cabo este propósito? Esperemos que esta actividad, que renació en nuestro medio en el año 1956. perdure; para ello debemos brindar todo nuestro apoyo posible e incluso la difundamos para que así también otros logren el beneficio que nos prodiga.

16

Cuatro preguntas al Profesor

JESUALDO I* ¿Es usted partidario de la Universidad privada? Soy partidario del monopolio educativo por paite del Estado, siempre que el Kstatado sostenga una educación anli-dogmátieu. Dejar en mano:: de particulares •—inicre sa.ios en deformar los cimientos de ¡a ciencia, de la \ •-ruad o la moral— u n instrumento de tal naturaleza, me parece un retroceso político hasta los lien.pos en que la educación no era considerada más que una fun ción de orden moral delegada al confesionario por los Estados controlados por la Iglesia, que actuaba como un poder dentro de otro. Pero los tiempos han cambiado. El mundo, por impulso de los ciencias, ha a p e r a d o las etapas (le sujección infantil y ha avanzado en forma asombrosa por el camino de las transformaciones. Las dos terceras partes de lo tierra pobladas por más de mil millones de seres, han barrido ya de sus procesos esa tutela oscurantista, y emer gen. con toda dignidad, hacia una nueva vida. Seguir atados al confesionario en la época de los "sputnik" no me parece más que una aberración o una cobardía. Y eso es también verdad en • ste conflicto que se ha planteado entre ustedes, Y como las fuerzas reaccionarias empujan las crecientes conquistas progresistas hacia el fo so, el secreto está en conservar c-l instrumento educativo siempre vigente, en función de los necesidades que reclama la sociedad. A menudo, la cristalización dfl dichos organismos, la limi-

tación de su función, la falta de eficacia de sus cometidos, incitan a los descontentos, de esta situación SO aprovechan las fuerzas reaccionarias para confundir al pueble sobre <*1 valor y la >¡. itión de las instituciones oficiales, y tratar de sacar tajada : en su beneficio. Eso es tai ibién un poco lo que ha p ; ado en vuestro paísEs p o i h l e que vuestra UniVQHld id (ella en especial. •tinque me parece que más de ur i institución de edueaciói dn vuestro país, adolece ?el m i s m o mal), no tnarcl • al compás do las exi genci; -Í sociales, y ofrezca di nía ado blanco a los exigente De eso es necesario preca erse. La preocupación del • -indiantado debe ser enton es tratar de mantener sus i .stituciones culturales al dí¡ en cuanto órganos de capac ¡ación nacional, y montar g .ardía, respaldado por el pu blo. en defensa de las conqi slas que se vayan lo grand-> en tales terrenos.

2* «El estudiantado Uruguay» lomó, como el nuestro, participación activa en los si -esos políticos del paí»? Sí. toma en aquellos que fundr :iieutalmente le preocupa, como sucede también entre ustedes, que eso es lo que 'reo debo entender de la presunta. Así. paralelonicnt al conflicto que vivían ustedes aquí con el di1- nía "'laica-Ubre" (me cuesta a< ui emplear este término " ibre". porque me pare c n ís corréelo el término '-dogmática" o " r e l i g i o s a " que s el que responde a la v e r d : d ) . en el Uruguay, la


Universidad s o s t e nía una huelga "por tiempo indeterminado 1 ' en proeura do la sanción de su ley orgánica. con toma de sus respectivos c e n t r o s por profesores y alumnos y rectorado. El conflicto fué creciendo e incor porando numerosos sectorr* públicos, y la intervención de estudiantes de partidor de izquierda en la dirección del movimiento, llevó finalmente a la unidad de estudiantes y obreros (con una mesa directiva común), que se enfrento con paros y dos mítines (uno de los cuales sobrepasó las cien mil personas) al gobierno, q u e no tuvo más remedio que aprobai ia ley. Esta unidad obre ro-ejtudiantil fué una prueba más, demostrativa de que el viejo proverbio de "la unión hace la fuerza", es la única verdadera y efectiva arma que n» falla nunca en la defensa d e una causa. Además, un ejemplo de (rente común de las fuerz;-s progresistas, que deja abierta grandes perspectivas de lucha política futuro. En otros aspectos d e )n vida institucional, el estudiantado se lia movido en general, en defensa de las causas sociales que ha entendido jnsias tanto en el orden interno como en el internacional.

3* ¿Qué objetivos debe primar en la organización de la enseñanza secundaria? y 4» ¿La Mimftllllu secundaria debe ser obligatoria para los futuros universitarios, maestros, técnicos, artistas? Quiero entender la pregunta en el sentido del concepto, porque en cuanto a su organización tiene poco sentido. Pienso que las instituc i o n e s se "organizan' 1 en función de tal "concepto", por lo menos esto es lo racional- En ese • sentido, creo que la enseñanza (prefiero

COMISIÓN DIRECTIVA PARA EL AÑO 1959 Después de elegir cada curso sus delegados para el año 1959, con la presencia de su casi totalidad (ausentes 69 grado A, iv B y «9 año de entonces), y bajo la presidencia de Luciano Buia tti, se realizó, i( fines del pasado período lectivo, u n a reunión con el objeto de de signar la comisión directiva del Club Colegial Gymnas para el presente ano. Resultaron asi electos: en cargo de presidente, Juan Carlos Ceballo* ;flv año); vocal. Rodolfo L'amandona (4? año); secretarin ¿ neral. J u a n José Jiménez (5* año); secretario de actas, Everardo Maris (5v año); tesorero, Gerónimo Carden» '.5° ario); y protesorero. Jt-ree Scanavinn (3er. año). La nuevji cemmiÓD directiva eligió presidentes de sub comisiones para que comenzaran a dc-sarrol larse en sus respectivos cargos, durante las vacaciones, siendo designado en la de deportes, Rodolfo Fernández; excursionismo, Fernando Juárez; extensión cultural, Rodolfo Camandonn; fiestas. G u s t a v o Moris; prensa y propaganda, Everardo Maris; teatro. Juan J. Jiméne? y encargado de botiquín, Fernando Koch.

enseñanza a escuela) secundaria debe ser de preparación básica., general, obligatoria e ineludible (con lo cual ya contestamos la segunda pregunta?, y que DO

rolo capacite al estudiante pura ingresar al profesionalismo (sin la cual no puede hacerlo, como se comprende), que es la función exclusiva que cumple en la actualidad, sino que le dote de una preparación útil, con visos de practicidad en muchos aspectos, que le faculte para moverse en la vida con un mínimo caudal de conocimiento y experiencias que le asegure un mínimo de éxilo.Y una enseñanza secundaria así entendida no es la que priva en nuestro continente por cierto. Toda esta rama de la educación es una continuidad de ia primaria en función del ingreso posterior a las diversas facultades de preparación profesional. De este modo no sirve más que para ese cometido. Sus programas son *te tipo intelectivo esencialmente, y más de carácter formativn, como debieran ser. lo son informativos. Una d e las razones de la crisis de la educación en nuestros países capitalistas, es no h a b e r s e planteado con claridad los objetivos de la función de esta etapa d e la educación, que deja librada a las contingencias del azar el destino del egresado de primaria —que no ha de seguir *1 pro • fcsionallsmo— y que no encuentra continuidad lógica y necesaria en su preparación forma ti va para el futuro. Desde luego q u e plantearse una rama secundaria para que sirva a tales circunstancias, como ustedes comprenderán, es materia harto delicada y compleja, y exige un cambio radical de programas, métodos e instrumentales; amén d e una preparación especial del profesorado de esta rama, para servir a sus objetivos, que. a su vez. han d e ser claramente especificados; es decir, supone una reforma con todas las b a r b a s . . .

17


K) Gobernador de una de las provincias de la India Mahometana.

TELEGRILLAS A

cu

Horizontal»

L) De marfil.

A) Conjunto de seras.

6 c C

B) Mineral capaz de atraer Cuerpos metálicos, como el hierro, etc.

r

O

D

Q

1

H

r

I J

C~" F " S~" B" 9

K L

p

a ft

1 U -

— i —

F) Articulo determinativo, plural.

r~~7! !» C»'"' Ph ¡1

^* .J

O > Abreviatura d e anónimo.

\H

A 7*

* el

D) Palabra de origen escoces. SigniMca familia; se usa también para indi car un grupo dentro de una tribu. E) Quiebra, pérdida o daño recibido.

Fl

P W~

s T U V

tfi

C ^

n O

r

Mango de un hacha, pico.

^

Di

LJ

CUADRO A

H) Pronombre vo, mase.

demostrati-

I) Camino público e n t r e dos filas de casas. J ) Acción de trepar.

M) Extremo inferior y más grueso de la e n t e n a . (marítimo). N) Que contiena en sf tres cosas distintas, ternario. O) Inflexión, d e 1 presente del verbo ser. P) Allegado o pariente del Papa. Ql Sueldo diario del soldado. R> Acción de Mentir. S) Departamento de Francia. 6280 fc. cuadrados. Capital Auch. T) Contracción. U) Titubear. V) Participio pasivo del yervo ir. W) Diptongo usado sólo en una palabra castellana.

INSTRUCCIONES Como en los crucigramas comunes, llene con la palabra correspondiente a cada definición las l í n e a s horizontales del cuadro A. Traslade lu'.'go al cuadro R cada letra dt? la palabra obtenida, a la casilla que lleva el mismi» número. Al mismo tiempo completada una palabra en el cuadro B. por deducción, podrá trasladar al cuadro A, guiado por las pequeñas letras colocadas al lado de los números, y que corresponden a las letras antepuestas a la definición. La columna señalada c o n un triángulo en el cuadro A, completada

18

CUADRO B

y leída de arriba abajo, indicará el nombre de un escritor y el titulo de una de

sus obras. En el euadro B se leerá un párrafo completo de la obra.


J-A P%1HtAveta

e*t

Z,

n,

itiiian

Los ¡Uníate*... IAU letras nos golpean, no¡ queman, »™ lastiman las página». Noticias que trajeron hoy lo» diarios. Hoy, ron la mañana. "Los guardianes del orden dispararon ayer" "Vn grupo de estudiantes recibía sus balas" •'l.a policía disparó sus orinas, sus ametraüa[doras" " ilnchn* cayeron" "La polieia cargó" '' Hay herido*, muertos, no se sabe'' "Muchos presos, vapuleado*" '' La justicia investigará, in vestigará..." Pero muchos anotaron en las caücs su sangre la conoce ya la tierra, unas no rieron nuix el día, otros no pudieron seguir su- marcha solos. "La polieia estuvo allí para guardar el onlcn" Me ol'idaria de leer... Lectura tan amarga, larga » sin respiro. Así fué hace dos anos, asi «o* amaneció un

en Asi Asi Asi Así, Asi Asi Así

[día de junio, Guatemala. faf en Colombia, en Chite i n Cuba, en Panantí, *** Caracas, I'cr\ igual, como estas noticias, m a m nta sangre. ha sido y desde muchos años. ha sido en toda nuestra A marica. cuando" la vas protestó y limpia llenó la

{calle. Asi durante la historia, en las dictaduras, en las oprasiones, m tas represiones. A"i, *ni*1ra igual sanan; ha sido derramada por lo» mf.(!*<..,_ Asi ha sido. Así son el informe, las noticias. (Basta los funcionarios hablan igual, dieen las mismas cosas. Como que en otro mundo a ¡os esbirros les ensenaron las palabras). Así hemos comenzado a vivir, Xuesiro corazón en las manos, en la boca,

en

lia cabeía. Asi liemos recibido todo. T ha sido entonces nuestro eamnar sin pasos al encuentro de los que han caído. Kn las noches que nos abandonó ••! sueño pensamos en los ave fueron presos, en los que sacaron de las fronteras. Xuestro dolor acompañó a la familia, a la novia, a la hermana, al amigot al omptjñera. Creímos ver mas estrellas cada ver que nos quitaron estudiantes. Con su ejemplo se agigantó nuestra esperanza. Aprendimos más.

L t yetílii

^^4^

71. oto

Pero como así, no perdonaremos nunoa a quienes nos tos quitaron da nuestras fitas, . -Vanea! Y han de nuevo... floy ha sido aquí. Cierro tos ojos. en Tucumán. KM una de sos calles rectas, en uno de las esquinas en que todi> r* más claro, en que se miran ¡os carros, •~n donde está cérea el campo, lo verde, la primavera. Kn una de las calles en que los muchachos pasan todos los dios. En una da la» caites, en una ssquina donde esperan a reces una amiga. Kn una calle que a veces recibió sus risas. Era una calle corriente. más o menos cono todas. Dice» que alegre citando pasaban los muchachos. /Hasta ayir nada más, hasta ayer). Kn una calle, y <n esa esquina. Al mediodía, aurr. ftMMttr

se llenó

todo

de sus

toces,

sus \su

gritos, himno.

Kn la misma calle... ;Ahi pesadilla de sables, animales, cáseos, rayas da ametralladoras, disparos, batas. ¡Ahí que todo farra pesadilla. Pero robre el a*fafto, contra fas paredes de los {edificios, subre la calle, ya cayeron muchos. Moverán las paredes m>r los agujeros de Jos \impactos. Habrrmo» dispués que la calle quedó muda, hoy que le t/i/i/tm/ii sus toces. \'a* duele lanío. A los caldos los sentimos hermano*. Lts de otros lado* de America, los sentimos [camo h'Tmanos. ¿Qué es sisa nuestra común lucha* Esto nvt duele tanta. ¿Por qué será la mejor sangre, siempre la que [jtp derramet Que quede la esperanza, la flo* fianza. 1" por cada caído se levanten cientos. Por el que ya no ció la luz, vn dfa tenga el [triunfo... Por los que cayeron seguir

ajelante,

que

en brotos de sus con

ellos

compañeros,

nos tomará

otro [dio.

Seguir adelan'e la marcha por los que na pudieron seguirla. ¡ Estamos ¡"dignadas! OritamOs con ustedes, tO que está ™ sus labio*. Esto .-hermanos! nos ha dolido tanto,

RODUIGO ASTURIAS

19

Chasqui 07  

Chasqui 07

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you