Issuu on Google+

Núm. 29 Enero 2014

El recuerdo de Mandela La fuerza de la fotografía La navidad de los pobres Fotógrafo del mes: Alberto Rodríguez Barbero ...y nuestras colaboraciones habituales


PROMOTOR José Luis Cuendia, “Guendy” DIRECTOR Francisco Trinidad COLABORADORES Eugenio R. Meco, Pepe Haro Castaño, Ma Bernarda Ballesteros, Carlos Flaqué Monllonch, Glyn Griffits, Ricardo González “Completu”, Salvatore Grillo, Javier Madroñero, Narciso del Río, Juanjo Gallardo, Monchu Calvo, Antonio Ramón Ferrera, Cristina Capracci, Gustavo Velázquez, Cora Coronel, Justín del Barrio, Arturo de las Liras, Juan José Alonso, Ilona Gogh, Jan Puerta, Albino Suárez, Gloria Soriano, Ildefonso Robledo, José Manuel Gonzalo, José Mª Ruilópez DIRECTOR DE FOTOGRAFÍA José Luis Cuendia DIRECTORA DE COMUNICACIÓN Lola González DISEÑO y MAQUETACIÓN Francisco Trinidad www.moldeandolaluz.com Reservados todos los derechos de reproducción total o parcial tanto del texto como de las imágenes. Las imágenes están protegidas por las leyes de copyright internacionales. Para cualquier consulta o sugerencia contacte con nuestro correo electrónico info@moldeandolaluz.com

Moldeando la Luz es miembro de la Royal Photographic Society

2 - Luz y Tinta

presentación

Un año más en el kiosco Todos quienes hacemos revista Luz y Tinta, desde la coordinación, la dirección, maquetación, así como todos los escritores y moldeadores de la luz que aportan sus fotos, queremos agradecer a todos y cada uno de los que nos leen cada mes por el apoyo y cariño que hemos ido recibiendo durante todo el año 2013. Es más que evidente, y no nos importa ser reiterativos, que sin ustedes, nuestros lectores, nada de esto tendría sentido. Del mismo modo sin la estimable y desinteresada labor de todos los que mes a mes aportan su grano de arena a través de sus trabajos, tampoco la revista sería una realidad. Luz y Tinta es algo más que una revista, tiene muchas vidas, es la continuidad de nuestra red social Moldeando la luz, un lugar donde todos tienen cabida, siempre y cuando tengan algo que aportar sobre el mundo la fotografía, sus experiencias, los viajes, el arte y el diseño fotográfico y, si tienen un mínimo sentido del humor, mejor que mejor. Este año que termina ha sido uno que nos ha proporcionado grandes satisfacciones y una de las mayores nos la han dado las actividades que se desarrollan en nuestra red social, así como el especial con la recopilación de las mejores fotos del año anterior. No estamos parados, pues seguimos trabajando en nuevos proyectos, algunos de ellos ya los hemos ido adelantado en el número anterior. También es bien cierto que nuestra sociedad de la que todos formamos parte no está pasando por sus mejores momentos, algunas veces las claves para el debate de cómo entender esta crisis, las hemos intentado reflejar en nuestras páginas, del mismo modo que algunos moldeadores con sus imágenes. Luz y Tinta nació con la intención de no transgredir a nadie en la medida de lo posible, no siempre se consigue; que conste que sigue siendo nuestro propósito, pero también es cierto que a nuestra manera y dentro del campo de la fotografía intentamos también como finalidad generar un pensamiento crítico de carácter colectivo en el seno de nuestra comunidad fotográfica, intentando a través de las imágenes denunciar las injusticias de la época que nos ha tocado vivir, e intentar con ello y en la medida de nuestras posibilidades caminar hacia una sociedad más justa, más humana y por supuesto más libre; en definitiva, un lugar donde nos podamos encontrar cómodos. Nos gustaría que nuestra revista forme parte de un espacio que, aunque sea virtual, nos permita respirar en libertad. Por eso en abril organizaremos otro encuentro real, en Asturias, que siga la estela de los ya celebrados en Sietes y en Madrid y sirva para afianzar los lazos de la amistad real a través del permanente contacto virtual. Estamos convencidos de que el 2014 será un año que nos deparará interesantes números, excelentes portadas, estupendas fotografías y geniales textos, con los que nos gustaría hacerles un poco más felices a todos, poder acompañarles y hacerles más corta esta larga travesía de una gran estafa llamada crisis. Te invitamos, desde ya, a que lo digas con imágenes si lo sientes como nosotros. La fotografía, al igual que decía Gabriel Celaya de la poesía, también es un arma cargada de futuro. Salud y feliz año para todos.

José Luis Cuendia, “Guendy”


Año IV.- Núm. 29 - Enero 2014

sumario

4 7 20 22 26 34 38 47 48 51 52 53

Fotógrafo del mes. Alberto Rodríguez Barbero Francisco Trinidad...............................................

Sudáfrica: el recuerdo de Mandela José Luis Cuendia, “Guendy”.................................

Fotografía de portada: Svetlava El pasado 28 de diciembre, siguiendo la muy acrisolada tradición española de gastar bromas en el Día de los Inocentes, nuestra red social Moldeando la luz vivió un auténtico clamor de solidaridad y de estupefacción. Estupefacción porque se anunciaba la inmediata desaparición tanto de Moldeando como de Luz y Tinta, cuando nunca antes se había apuntado tal posibilidad; y sobre todo solidaridad porque muchos de los comentarios de quienes en ese momento creyeron la noticia como verdadera iban en el sentido de lamentar la pérdida y, si fuera posible, ayudar para que no ocurriera. Quienes más destacaron en este sentido fueron los compañeros rusos, totalmente ajenos a nuestra tradición, que ellos celebran en primavera. Es, pues, de agradecer la consideración que se tiene tanto a la red como a la revista y sobre todo los comentarios en apoyo de que no se cumplieran los malos presagios que auguraba la broma. Dentro de estas actitudes, Svetlava publicaba la foto que hoy traemos a nuestra portada bajo el título de “la mala noticia del día”. Una foto magnífica, que resume la sorpresa que la inocentada causaba, pero que sobre todo nos revela a una fotógrafa de auténtica raza, cuyos retratos y paisajes tienen una magia especial: la magia del trabajo bien hecho, de la edición cuidadísima y de la delizadeza en la presentación que consiguen que sus fotos no pasen desapercibidas. No en vano varias de sus fotografías han sido destacadas en Moldeando: entre ellas, ésta que hoy ocupa nuestra portada como reconocimiento a una trayectoria y a una actitud.

De color a blanco y negro Eugenio R. Meco............................................

Días de ilusión Ildefonso Robledo Casanova, “ ANTIQVA”........

La sensualidad hiperdimensional de Giuliano Bekor Carlos Flaqué Monllonch............................... De la vida de lo inanimado Javier Madroñero.......................................... La navidad de los pobres Jan Puerta....................................................

La fuerza de la fotografía Ricardo González, “Completu”........................ El ángel caído Gloria Soriano.............................................

De lumbre y primavera F.T...............................................................

Efecto alto contraste Antonio Ramón Ferrera.................................. Como el primer día Justín del Barrio............................................

Luz y Tinta - 3


Fotógrafo del mes de Enero

moderno: una buena cámara Canon y el posterior proceso de sus tomas en una de las últimas versiones de Photoshop. A partir de ahí, se abren todas las posibilidades a la magia de la fotografía en estado puro. El trabajo de Rodríguez Barbero suele presentarlo a través de series temáticas que permiten agrupar fotografías con el mismo estilo a la vez que marcar un camino en cuyos meandros expresivos se concentra gran parte de sus mundo de sugerencias. Especialmente a través del retrato.

Está claro que Alberto Rodríguesz Barbero procede del mundo de las artes plásticas. Y no puede negarlo. Aunque quisiera negarlo o disimularlo sus fotos lo delatarían. Son las suyas fotografías en las que se cuida —se ensaya, podría decirse— la composición y en las que se miman los detalles, la ambientación, el escenario… como si se tratase de una

4 - Luz y Tinta

escena teatral. Como si se persiguiera trascender lo cotidiano, incluso lo histórico, para acercarnos a una visión muy personal del mundo circundante en la que prima la capacidad de sugerencia. No extraña, pues, que sus dos primeras series de entrada en Moldeando se acercaran a un momento histórico con el bagaje fotográfico más


Las dos primeras, y por lo tanto sorprendentes, series con que Alberto abrió su camino en Moldeando la luz fueran una sobre la colonia Güell de Santa Coloma de Cervelló, Barcelona, y otra sobre la Primera Feria Steampunk de Barcelona celebrada a partir del 28 de septiembre en la Estación del Norte de Barcelona y dentro del marco del evento europeo EuroSteamCon 2013. Este evento reunía a aficionados y profesionales del medio, que en una página web describen de manera sugerente: “es una mezcla de elementos de la estética victoriana con la fantasía y la ciencia ficción, creando así invenciones y maravillas tecnológicas que nunca tuvieron lugar, como barcos voladores, arañas gigantes que funcionan a vapor, gafas

inverosímiles y corsés alucinantes, que combinan con cañones portátiles, pistolas aturdidoras o complejos intercomunicadores que recuerdan poderosamente a maquinas de escribir de bolsillo.” Este mundo retro, con la máquina de vapor como protagonista, a medias entre Julio Verne e Isaac Asimov, le brindó a Alberto Rodríguez Barbero lo que pudiéramos considerar la horma de su zapato: retratos magníficos, en poses muy estudiadas, con los que consigue rescatar toda la fuerza del retrato a través de escenas (composiciones) muy estudiadas con las que consigue superar lo que pudiera parecer una excentricidad —pasto de frikis, que diríamos castizamente— para adentrarse en un acercamiento muy personal a la fotografía.

Luz y Tinta - 5


Otro tanto consigue con la serie de la colonia Güell, donde de nuevo vemos que no son fotos tomadas al azar, sino creaciones escénicas que nos ponen en contacto con el ambiente de la colonia y con distintos ‘personajes’ que trabajaron en la colonia diseñada por Gaudí, que tan honda huella dejara en el perfil urbano de Barcelona y otros ámbitos de la provincia. Como en el caso de la Steampunk son retratos —individuales y de grupo— generalmente de exterior, pero no robados, sino muy trabajados en cuanto a la escenificación del momento fotográfico. Pero no se agota en estos dos momentos la apuesta fotográfica de Alberto Rodríguez Barbero, que va entregando diversas series temáticas —con algunos bodegones con una luz increíble mostrados con diversas técnicas— en una variedad que si al principio sorprende finalmente nos revela la profundidad de su autor. El hecho, además, de que trabaje y nos muestre sus fotos en series permite descubrir a un fotógrafo en constante indagación, consciente de lo que busca en cada caso y sometido a la dura férula de una planificación consciente que nada deja al azar, que nada deja al albur de la casualidad o a la eventualidad de luces y de sombras más o menos propicias. El suyo es un camino decidido, planificado, a favor del arte.

Francisco Trinidad

X EDICIÓN DE LOS ENCUENTROS FOTOGRÁFICOS DE GIJÓN (NUEVOS TALENTOS 2014) La Asociación Encuentros Fotográficos de Gijón abre una nueva convocatoria de Nuevos Talentos. Este es un proyecto anual que intenta generar una cultura fotográfica por medio del encuentro y las conferencias de los autores invitados, potenciando una mayor difusión e intercambio de la fotografía española actual. Entre sus objetivos figura el de difundir y apoyar a los fotógrafos/as invitándoles a participar con una exposición y proyección de su obra. Para ello se contará con el visionado de los trabajos en colaboración con algunos de los reputados fotógrafos que han sido invitados a este evento en cualquiera de sus ediciones. Podrá presentarse cualquier imagen en formato digital para facilitar el visionado del porfolio al jurado, y facilitar a los participantes el coste de producción a la presentación de trabajos. Toda la información en: http://www.encuentrosfotograficosgijon.com/

6 - Luz y Tinta


El día 5 de Diciembre de 2013 quedará marcado para siempre como el día en que murió Nelson Mandela. Ante un acontecimiento como este y si has tenido alguna experiencia de tu vida en Sudáfrica es inevitable que regresen a tu mente algunos de aquellos momentos. Al llegar a este país notas que se respira en todos los ambientes la “Mandelamanía”, su ícono está presente en todas las partes y se explota hasta la saciedad como se hiciera con el de otro revolucionario Ernesto Guevara, el “Che” Guevara, pues está presente en los bares, en los hoteles, en la

grandes superficies comerciales, y en muchos casos rayando la frivolidad. Durante el mes que pasamos en Suráfrica la logística del viaje fue realizada por “Eyes on Africa” empresa gestionada por un matrimonio argentino que, como muchos de sus compatriotas, se tuvieron que ir de su país con motivo de la rebelión militar liderada por el almirante Emilio Eduardo Massera y la posterior junta militar que presidiría el general de brigada Jorge Rafael Videla. Los trabajadores de esta empresa, al menos con lo que he tenido el gusto de contactar allí, también eran argentinos.

Marcos, el guía que nos acompañaría hasta el Cabo de Buena Esperanza, era una gran persona, al menos esa es la sensación que nos dio a los cuatro amigos que emprendimos nuestra particular aventura africana. Marcos llevaba viviendo en Ciudad del Cabo desde 1976, había adoptado un hijo africano y estaba muy involucrado en las organizaciones que defendían los derechos humanos, y había participado activamente con el ANC que alzaría a Mandela como ganador de las elecciones de Abril de 1994, el año emblemático de la nueva Sudáfrica, con la gran victoria electoral

Luz y Tinta - 7


del ANC, la creación del Gobierno de Unidad Nacional y con ello la envestidura de Mandela en la Presidencia del gobierno de Sudáfrica. Marcos nos comentaba que el gran logro de Mandela fue unir a todas las tribus de Sudáfrica: bosquianos, Batúes Bushman, Khoi, Xhosas, Zulúes, Nguni, Venda, Lemba, Shandaan-Tsonga, Kohoisan, Boer... Mandela procede de la tribu de los Xhosas. Durante siglos las tribus no han hecho más que matarse entre ellos. Es muy difícil entender Sudáfrica si no se entienden su historia y sus gentes, en un país donde se hablan once idiomas oficiales distintos: afrikaans, inglés, ndebele, sesotho, sesotho sa leboa o del norte, setsuanavenda, tsonga, suazi, shosa y zulú, este último el más hablado por los nativos en la intimidad del hogar. Pero es que la riqueza idiomática va más allá, se reconoce al menos la existencia en el país de nueve idiomas no oficiales como el fabagao, joi, san, nama, lobedu, ndebele del norte, fuci, lengua de signos y tamil.

8 - Luz y Tinta

Las guerras entre ellos le venían muy bien al gobierno de la raza minoritaria, los afrikáneres o bóeres, grupo étnico de origen neerlandés. Marcos se siente defraudado con lo que vino después de la victoria del ANC, prefiere quedarse con el Mandela hombre, el que luchó por la libertad de su pueblo y por la justicia, por la lucha contra la discriminación, hombre que como principios se negaba a aceptar la injusticia. Pues no solo fue encarcelado como preso político, también fue encarcelado por su conciencia. Comprendió mejor que nadie que la exclusión de los grupos destruye el tejido social de un país, generando políticas de desigualdades. Es evidente que el movimiento universal de derechos humanos tiene una deuda de gratitud con Nelson Mandela. Y es que todos los que le hemos admirado debemos proseguir su lucha, aunque no estemos muy de acuerdo con muchas de las cosas que se hicieron y que piensa que hubieran sido mejorables. Me pone un ejemplo según él significativo: Lo que ocurrió

en Sudáfrica es algo parecido a lo que pasó en España con el franquismo o en Chile con el pinochetismo, se trataba de regímenes que tenían sus días contados y que buscaban desesperadamente una salida no traumática en el que todo quedara “atado y bien atado”. Sudáfrica necesitaba de una figura que liderara una transición donde no hubiera un baño de sangre blanca. Pero, y me pregunta, ¿quiénes siguen teniendo las verdaderas riendas del poder? Los problemas se van acentuando y el capitalismo, al igual que en todo el mundo, es voraz e incapaz de mostrar un mínimo de justicia social, y repartir algo entre los demás. Mandela no terminó de rescatar a sus país de las desigualdades sociales. Sí es cierto que posibilitó que ellas decrecieran sensiblemente al encontrar en el escenario de la democracia un marco digno y dinámico para cambiarlo. Pero todos sabemos también las dificultades de las democracias y los poderes fácticos que habitan en ella.


Con motivo del Mundial de Fútbol de 2010, que acabría ganando España, el metro de superfice llegó a Soweto (izquierda). Abajo, un rincón de Soweto.

Y sobre todo, Marcos se siente muy triste con la figura del Mandela Superstar, al que acuden todos para hacerse la foto, políticos de todo signo, actores y el mundo de la farándula, pues la forma en que lo exhiben parece en ocasiones cuando menos una frivolidad. A Marcos también le preocupaba la hipocresía del imperialismo que intenta adueñarse y transfigurar a todos aquellos combatientes, que lograron capturar los corazones de los oprimidos en marcas comerciales. También se siente incómodo con las imágenes de Mandela en las camisetas hechas por empresas y que las hacen sus trabajadores en las condiciones indignas que tanto denunció. Son las empresas que hoy ganan a sus espaldas millones, a cuenta de la figura de la persona que odiaron tanto. Coincidimos en ello y nos tememos que le ocurra lo mismo que le pasó a Che Guevara, cuando convirtieron su imagen en una marca comercial en vez de un icono mundial de militancia que se enfrentó a

los fusiles del imperialismo. Con esa sonrisa que dibuja la esperanza en las caras de aquellos que sueñan con un porvenir mejor, sería muy triste que con el paso del tiempo le ocurra a Mandela lo que le ocurrió a otros como Mahatma Ghandi, que solo se convirtieron en los títulos de algunos libros de historia. Le digo a Marcos que para mi Ghandi es algo más que el título de un libro de historia, y aquí no nos ponemos de acuerdo. Nelson Mandela, el líder de los derechos humanos, Premio Nobel y primer presidente africano negro de Sudáfrica, fallecía el 5 de Diciembre del pasado año, tenía 95 años, llevaba ya tiempo gravemente enfermo, hospitalizado en varias ocasiones; desde el último verano su vida era todo menos predecible. Nacido en el seno de una familia tribal real de los Xhonas, Mandela se convirtió en abogado y se trasladó a Johannesburgo, donde se involucró en la política y comenzó a trabajar para poner fin a la opresión racial que existía en su país. Al principio, como

Luz y Tinta - 9


10 - Luz y Tinta


Luz y Tinta - 11


A la derecha, el Soccer City, estadio de fútbol ubicado de Johannesburgo que fue sede de algunos partidos de la Copa Mundial de Fútbol de 2010, entre ellos el partido inaugural y la final. Abajo, rostros sudafricanos.

Gandhi, Mandela decidió luchar contra el apartheid en Sudáfrica a través de medios no violentos. Pero, frustrado y amargado, posteriormente ayudó a fundar un grupo militante armado y dirigió al menos que se sepa una campaña de bombardeos contra el gobierno en 1961. Fue detenido un año después, declarado culpable y condenado a cadena perpetua. Por ello, en este aspecto no existe comparación, por mucho que intentemos encontrar similitudes, entre Mandela y Gandhi. El primero fue mucho más grande en la política en relación con los esenciales objetivos de su pueblo. Mandela es Madiba, que es el título de honor, una señal de cariño y respeto, pues honra el título otorgado por el consejo de ancianos de su tribu, en señal de una vida honorable y gloriosa. Así que Madiba y punto. Es incuestionable que ha muerto el personaje más popular en el mundo en los últimos años. Los gobernantes de las naciones más importantes del mundo salieron a reconocer los méritos de este anciano sonriente, todos coincidieron en valorar sus justas lu-

12 - Luz y Tinta

chas y todos sus aportes y esfuerzos por lograr un mundo mejor, tan evidente como que no se pueden negar verdades tan incuestionables. Nadie en su sano juicio y en honor a la verdad universal puede negar la grandeza de Nelson Mandela y sobre todo su lucha victoriosa contra el ignominioso régimen conocido

como el Apartheid. Es innegable que Mandela en la cárcel y sus ideas de libertad y lucha en la calle, fueron mucha lucha, mucho pueblo y mucha opinión mundial en contra del Apartheid. Mandela tiene bien merecido el Premio Nobel de la Paz que se le otorgo en 1993, como luchador so-


cial, como político, como ideólogo y como humanista. Su espíritu de lucha, su vocación de servicio a los demás, la razón, el símbolo y la prueba de que las cosas pueden cambiar si nos lo proponemos, la mayor parte de sus objetivos los consiguió porque estaba conectado con las gentes en las mismas

bases y trataba con igualdad a todo el mundo. Hoy su legado es la dignidad y el respeto. Ayudar a los demás. Aunque las cosas no nos vayan bien, hay que seguir adelante. No deja de ser un arte sacar lo mejor de cada mala situación. Ser humilde por lo que se es y no por lo que uno tiene. Con su

forma de hacer las cosas dejó una lección histórica para todos los políticos: tratar con sus enemigos en vez de confrontarlos. Luchó por la paz, la buscó y al final la consiguió. Es increíble lo que este hombre pudo hacer desde la cárcel a través de sus 27 años de prisión, pues su

Luz y Tinta - 13


14 - Luz y Tinta


Luz y Tinta - 15


La casa de Mandela en Soweto. ayuda fue fundamental para negociar el fin del Apartheid. Es fundamental leer al novelista surafricano Zakes Mda en uno de sus escritos de hace unos días y con motivo de la muerte de Mandela, pues para entender sus aspiraciones frustradas hay que conocer antes las contradicciones del propio Mandela, un revolucionario inspirado en el marxismo y al mismo tiempo un líder tribal de tendencias un tanto aristocráticas. Al leer a Zakes se me venían a la cabeza las palabras que un día escuche a Marcos desde la Table Mountain with gulls, a las afueras de la Ciudad del Cabo mientras desde de allí divisábamos la cárcel de Robben Island donde Mandela pasó 18 de los 27 años que estuvo encarcelado. “La reconciliación política suponía garantizar a la élite económica (blanca) del país que sus títulos de propiedad sobre empresas y viviendas serían respetados, pero también se prometió que el apartheid económico tocaría a su fin. Si ocurrió algo así fue en la cúpula económica, no en su base. Muchas empresas aceptaron que debían incluir a negros en puestos de dirección y hacer negocios con empresarios negros, una nueva clase privilegiada

16 - Luz y Tinta

integrada en buena parte por dirigentes del CNA”. Era una tarde de primeros de noviembre, la temperatura era ideal, el lugar estaba lleno de parejas de jóvenes blancos y negros que hacían picnic en un área de descanso, cosa impensable no hace muchos años. Mientras, divisamos la isla de Robben, Marcos nos comentó que, si teníamos interés en visitar la cárcel, salía un ferry del puerto, pero decidimos quedarnos con el recuerdo de la vista de la isla desde las montañas. De camino a la ciudad pensé: “Lo encarcelaron para silenciarlo, y quienes lo hicieron lograron que su voz, y sus escritos cada vez se escucharan y se leyeran más”. Personalmente creo que son más las luces que las sombras que rodean al líder Mandela, su nombre hoy ha quedado asociado a la capacidad de los pueblos para superar sus pasados. Mandela entendió la democracia en su país como una ganancia escalonada ante la gran cantidad de problemas e injusticias impuestas en su país por la dictadura arbitraria de los blancos, sus aportaciones fueron fundamentales para la abolición del racismo, el fue el conductor que inicio a su país en el viaje social que


La habitación del matrimonio Mandela. va del siglo XVII hasta el siglo XX. Si analizamos la historia con la perspectiva que ésta nos brinda llegaremos a la conclusión de que, sin los pasos de Mandela, el viaje que luego emprendió Sudáfrica, aún saturada de vacilaciones y problemas como estuvo, no hubiera sido posible. Antonio Saramago decía: Somos la memoria que tenemos y la responsabilidad que asumimos, sin memoria no existimos y sin responsabilidad quizá no merezcamos existir. De la misma manera en el pensamiento de este hombre excepcional confluyen y se vertebran la memoria como deber imprescindible y el perdón como gesto indispensable. Él era consciente de que no había más herramienta para alcanzar la paz que disolver el sectarismo y neutralizar el profundo odio sembrado. Cuando conoces Sudáfrica comprendes muchas cosas y otras te desbordan por completo. El filosofo, sociólogo y catedrático francés nacido en Argelia lo señaló perfectamente: “Sudáfrica es muchos mundos. En ella convergen varios continentes. Comunidades tan diversas como las integradas por cristianos de distinta orientación, judíos, musulmanes e hindúes. Occidente implantó allí su cultura y,

como parte de ella, su crueldad. La trama de creencias africanas que atraviesa ese escenario humano se enhebra con todo lo recibido y preserva al unísono su especificidad y su enorme influencia. “Mandela —anota Nair— bebió de las fuentes de todas estas culturas mezcladas y, en su calvario de prisionero de por vida, las transformó en una feliz síntesis universalista, en un camino de reencuentro entre seres que, para vivir juntos, debían tenderse la mano.” La manera de actuar de Mandela sorprendió hasta a los más cercanos. Alcanzó la victoria ganando las elecciones con una contundete mayoría absoluta, pero una vez alcanzado el poder no aspiró a perpetuarse en él. Se negó a homologar la investidura presidencial a su persona. Él sabía perfectamente que su pueblo lo idealizaba y lo veneraba con plétoras casi religiosas, pero inmediatamente desbarató la tentación demagógica favorecida por ese magnetismo. Así pues, finalizado su único mandato, se retiro de la política. Es evidente que esa postura personal ayudando a la transición entre el pasado y el porvenir fortaleció el sistema republicano de su país. Tendió sólidos puentes entre los sudafricanos mediante la

Luz y Tinta - 17


Mujer emocionada ante la casa de Mandela

abolición del Apartheid, y nos brindó una prueba de que el hombre no tiene por qué estar condenado a perderse en la barbarie. En un mundo en crisis, con ausencia de liderazgos políticos de altura ante los desafíos de nuestra época, es un ejemplo y su luz es cegadora y abrumadora “A odiar se aprende –escribió-. Y si es posible aprender a odiar también es posible aprender a amar”. El mundo necesita de hombres así, que con su impronta irrumpan en el presente dotados de una comprensión muy superior a la naturaleza de nuestros conflictos. Así que cuando nos abandonan en cierta medida nos sentimos huérfanos todos, es como si se apagara en parte la luz que en su día iluminó el camino. Qué falta tiene el mundo de Mandelas. Su muerte y las ceremonias fúnebres en su honor con presencia de los mandatarios de casi todo el mundo, sirvieron para poner de relieve una vez más los cinismos y las hipocresías de los dirigentes mundiales. Obama, Camerón, Hollande, Merkel, Putin, R.Castro, esos, los responsables de tantas guerras y muertes en el mundo, llegaron a Johannesburgo para manifestar que Mandela era un símbolo de la libertad, la que durante tanto tiempo le negaron mientras eran cómplices del Apartheid, Inglaterra y USA sobremanera. Cuando Obama visitó la cárcel donde estuvo preso Nelsol Mandela dijo: “El mundo agradece a los héroes de Robben Island, quienes nos recuerdan que no hay grilletes o celdas que puedan igualar la fuerza del espíritu humano”. Por qué no pregunta a los presos de Guantánamo si las celdas y los grilletes igualan o no la fuerza del espíritu humano. Porque ellos sí saben de eso. Todos aplaudieron a Mandela, incluso sus enemigos, pero ¿cuántos de los allí presentes en aquel multitudinario y mega funeral son sus seguidores? Homenajear al difunto no se hace mediante cartas de condolencias o viajes a Sudáfrica para hacerse fotos con el cadáver del fallecido para luego utilizarlas en sus campañas electorales. Homenajear a Mandela cosiste en luchar, y proteger su gran legado histórico. Todos

18 - Luz y Tinta

los palmeros allí reunidos alabaron su figura y obra pero ninguno de ellos predicará ni pondrá sus obras y ejemplos en práctica. Por ello, no creo ni en sus solidaridades, ni en la proposiciónes de diálogo de un león hambriento, ni en el llamado a la paz de un zorro cazando a quien quiere convertir en su víctima. Por eso no creo en los falsos sentimientos ni en las palabras hipócritas de los gobernantes allí reunidos. De todos los ríos de tinta con motivo de la muerte de Mandela solo creo en las acertadas palabras del Papa Francisco I, quien dijo: “Rezo porque el ejemplo del fallecido presidente inspire a generaciones de sudafricanos para que ubiquen la justicia y el bien común a la cabeza de sus aspiraciones políticas”, aunque el mismo Mandela o Madiba haya dicho, un día, lo siguiente: “Estoy seguro de que si voy al cielo me dirán, ¿quién eres? Yo diré: Bueno, soy Madiba. ¿De Qunu? Yo diré: Sí. Entonces ellos me dirán: ¿Cómo pretendes entrar aquí con todos tus pecados? Me dirán: Márchate, por favor, llama a las puertas del infierno, puede que allí te acepten”. Ese era mi Nelson Mandela. Por todo ello, ante todo el circo organizado en torno a su homenaje me quedo con la anécdota del falso intérprete de lengua de signos. Con aquel semblante tan serio, trajeado como un pincel, con el nudo de su corbata bien hecho y con su acreditación oficial al cuello y al lado de Obama, cuyo discurso interpretó vete tú a saber cómo, ya que ninguno de los sordomudos del mundo lo entendió. Esa es Sudáfrica. La de los mismos que aprovecharon la presencia de Desmond Tutu en el homenaje a Mandela para desvalijar su casa. Al día siguiente realizamos el viaje a Johannesburgo, nuestro anfitrión sería el hijo de nuestros íntimos amigos Jesús y Amalia con los que realizamos el viaje juntos. Enrique, su hijo, estaba trabajando en practicas a través de la Embajada Española y del Ministerio de Asuntos Exteriores en Johannesburgo, luego él se uniría a nuestra aventura por Botswana, Namibia, Zambia y Zimbabwe, pero antes, y ya en Johannesburgo era imprescindible visitar

la casa donde vivió Nelson Mandela en Soweto. Siempre había oído hablar de ese lugar como de un barrio pobre, cuando en realidad es un área urbana donde residen más de un millón de personas, y con motivo del Mundial de Futbol se comunicó a través del metro urbano de superficie con Johannesburgo. Allí en Vilakazi St, Orlando West en el número 8115 vivía Nelsón Mandela con su esposa Winnie Madikizela cuando le condenaron a cadena perpetua. Se casaron en 1958 y se divorciaron en 1996. Mandela publi-


có cartas conmovedoras que le había escrito a ella desde la cárcel de la Isla de Robben y que se pueden leer en su autobiografía. Winnie se había acostumbrado a tener a su marido encerrado en la cárcel, dicen que mostró siempre poco interés por la vida familiar, lo cual no detuvo sus relaciones amorosas con su amante, al que doblaba en edad. En 1996 durante el juicio de divorcio de ambos, Mandela sufriría la humillación de ver recogida en los medios de comunicación su inexis-

tente vida conyugal y el romance de su esposa con su joven amante. Winnie ya había sido condenada junto a varios miembros de su temida guardia pretoriana conocida en Soweto popularmente como “Mandela Club de Fútbol” a seis años de cárcel. Pocos metros calle abajo está la casa donde vivió durante muchos años otro premio Nobel de la Paz, el religioso Desmond Tutu, del que se ha hablado muy poco y al que no se puede obviar el papel que junto a Mandela jugó en la lucha para ter-

minar con el Apartheid, pues su presencia y actuación fueron también fundamentales. Así que Soweto es el lugar del planeta que más premios Nobel de la Paz tiene por metro cuadrado. Hoy Desmond Tutu ya no vive en Soweto, se mudó a Milnerton en Ciudad del Cabo, y es allí donde le desvalijaron su vivienda cuando el exarzobispo asistía a los funerales de Mandela en Johannesburgo. Esa es la Sudáfrica que yo conocí.

José Luis Cuendia, “Guendy” Luz y Tinta - 19


Abrimos nuestra imagen en Photoshop y, una vez que la tengamos ,duplicamos la capa. Con la capa duplicada seleccionada vamos a “filtro-otro-paso alto” y aquí, según la fotografía de que se trate, le aplica-

20 - Luz y Tinta


remos diferente cantidad de pixeles. En mi caso le apliqué 4,7 pixeles. En el modo fusión la ponemos en “superponer” y acoplamos la imagen, de este modo vamos a conseguir enfocar un poco más la foto. A continuación vamos a “imagen-modo-ajustes-blanco y negro”. En blanco y negro y con el ajuste preestablecido a medida le apliqué en rojos 122%, en amarillos 70%, en verdes 19%, cíanes 143%, azules 197% y magentas 58%. Estas cifras serán también distintas según la fotografía. Seguidamente elegimos “imagen-brillo/

contraste” y aplicamos en brillo 40 y en contraste 80. Duplicamos esta capa y vamos a “filtro-galería de filtros-distorsionar-resplandor difuso” y aplicamos en granulado 0, cantidad de resplandor 2 y cantidad de claridad 10 y damos a ok. A esta capa le aplicamos una máscara de capa y con la paleta de color en color negro elegimos un pincel suave con una opacidad del 40% y flujo 40% y vamos pasando el pincel por las zonas que están más oscuras para acentuarlas más. Una vez terminado acoplamos imagen, y esta nueva imagen la vol-

vemos a duplicar y le aplicamos la fusión en modo trama y bajamos la opacidad a un 60%. Combinamos las capas y la nueva capa la volvemos a duplicar y le damos un desenfoque gaussiano de 7 pixeles en “filtro-desenfoque-desenfoque gaussiano”. La ponemos en modo fusión “superponer” y le bajamos la opacidad a la capa hasta el 40%, y terminamos acoplando imagen para conseguir el resultado final.

Eugenio R. Meco Luz y Tinta - 21


22 - Luz y Tinta


por Ildefonso Robledo Casanova, “ ANTIQVA” Luz y Tinta - 23


DĂ­as de i

24 - Luz y Tinta


ilusión Desde hace algunos años se viene consolidando en muchas ciudades y pueblos la idea de organizar “Mercados Medievales”, que son bien recibidos por la gente, deseosa de disfrutar de unos momentos de alegría. Aquí, en Córdoba, es costumbre que se realicen el último fin de semana de enero en la Plaza de la Corredera y su entorno, uno de los espacios en los que florece el ambiente festivo de la ciudad, ya que allí se celebran los carnavales y todo tipo de conciertos y actuaciones. Uno, amante de todo aquello que suponga que la ilusión reine en las calles, acude todos los años a la Plaza de la Corredera deseoso de captar con la cámara esos momentos que revestidos de magia se brindan a los espectadores. En esta ocasión comparto con vosotros varias fotografías con las que intenté atrapar algunos de esos instantes, ya sea el retrato de una joven de aspecto nórdico que lucía un soberbio flequillo rojo y portaba una gaita; un danzarín derviche que iluminaba a las gentes con sus bailes de locura; una mujer con vestimenta de bruja, quizás hija de la Medusa Gorgona, a la que le robé el alma cuando hacía un llamativo mohín, o una muchacha que entre saltos de vértigo quedó atrapada en la imagen justo en el momento en que estaba envolviendo con su aro de ilusión, durante un instante fugaz, el cuerpo de un asombrado niño.

Ildefonso Robledo Casanova, “ ANTIQVA”

Luz y Tinta - 25


26 - Luz y Tinta


La sensualidad hiperdimensional de Giuliano Bekor Giuliano Bekor (Los Ángeles, E.E.U.U.) es un impresionante y polifacético fotógrafo de moda con un amplísimo portafolio que incluye algunas de las principales marcas de la industria, retratos de famosos o trabajos para diferentes campañas publicitarias, como la realizada junto a la cantante Bebe para el mundial de fútbol. Para él una fotografía es una imagen que nace dentro del artista y se traslada a la realidad externa bajo

la composición de luz, color, espacio, forma y tiempo. Como buen artista, primero esboza las ideas en papel y luego procede a usar la cámara. Gracias a este proceso de brainstorming, bocetaje y registro, llega a un arte final perfecto.  Para Bekor el cuerpo humano es su fuente de inspiración, especialmente cuando se halla desnudo y libre de improntas sociales y de la hipocresía de las personas. El cuerpo

Luz y Tinta - 27


A través de su estudio gráfico es posible generar imágenes con distintos significados según las coyunturas que lo envuelven.

es un compendio de geografía y de todas las ciencias. A través de su estudio gráfico es posible generar imágenes con distintos significados según las coyunturas que lo envuelven. Extremidades, torsos, músculos, huesos, pieles, todos ellos van emergiendo como el tallado de una piedra brillante y flexible que se dobla y se tuerce. Sus colecciones demuestran esta precisión y esculpido, son una galería abierta del alma humana, grabada bajo las formas asumidas de lo físico y lo salvaje. A ello hay que sumarle lo animal, étnico y sexual que, juntamente con los contrastes extremos, se unen con polarizaciones de blanco y negro fundidas entre colores tremendamente saturados. Luces suaves y duras finalizan la pincelada innovadora que enaltecen las texturas vaporosas y las oscuras sensaciones táctiles. Giuliano Bekor es un mago de las ideas. Cada exposición es una transformación de sí mismo, de sus modelos, de todo lo que le envuelve. Sus trabajos son intensos y profundos, marcan la tensión eterna entre lo fugaz y lo permanente, entre lo masculino y lo femenino, lo heroico y

28 - Luz y Tinta

lo cobarde, lo descarado y lo vergonzoso, todo ellos eternos dilemas de la filosofía y la psicología humanas. Estamos ante un profesional de la fotografía de vanguardia, que trabaja bajo una incansable creatividad aplicada también en su faceta más comercial pero exquisita cuando trasciende a lo más experimental. Como fotógrafo para clientes mueve firmas de diversos sectores que el mismo clasifica como Entertainment (ELLE, Bazaar, Genlux, Parade, IO Donna, Prestige, FHM, Kurv…), Beauty (Elisabeth Arden, Chanel…), Womens’s Fashion y Men`s Fashion (colecciones de las más grandes firmas de moda), Adversinting (Martini, Bench, Merchant, Bebe, Bacardi, Grey Goose, Teno, Lugano, Rock & Republic, Hello Kitty, IPhone...) Todos sus trabajos muestran el máximo esplendor de su talento manifestando encuadres, perspectivas y escenificaciones muy originales. Sin lugar a dudas es un maestro en el manejo de las ideas y su conceptualización, del color, la iluminación y los atrezzos. En su línea más innovadora, llamada Fine Art, las colecciones adquieren dimensiones de una belleza y origi-


Luz y Tinta - 29


nalidad sin precedentes, llegando a extremos que precisan su propia clasificación y análisis. Dentro de este inmenso conglomerado Bekor define sus fantasías gráficas. En Modernismo utiliza la perforación Op-Art y el puntillismo sobre el cuerpo desnudo de sus modelos. La estructura dérmica se descompone en formas circulares que ondulan desde la simpleza hasta una mayor complejidad, jugando con los límites del blanco y negro hasta alcanzar la multiplicidad cromática de patrones repetitivos y diversos, núcleos que, a modo de psicología gestaltiana, llegan a convertirse en estados celulares puramente esenciales y abstractos. Con Emulsion el mundo de Bekor se sumerge bajo el agua y las substancias aceitosas, generando una química colorista y calidoscópica imposible de ser detectado dentro de los cánones normales de visualización normalizada. Son formas transformadas, que explosionan, se deshacen y desvinculan de su estado químico inicial para invadir el rostro humano. Cada imagen representa un tramo de tiempo, una congelación del espacio en las coordenadas de los sueños. Pastillas flotantes, líquidos dinámicos que trazan rutas formales entre los surcos dérmicos, des-

30 - Luz y Tinta

enfoques gaussianos, ondulaciones, gorgoteos, burbujas, soplos de color, toda una amalgama psicodélica que provoca un clímax casi sexual. Submersion nos conduce a la profundidad de los abismos húmedos, al cosmos oceánico. Es una ensoñación que flota en el tiempo, donde el espacio no es accesible al humano. Son caras burbujeantes que se dinamizan como perlas hirvientes, latiendo melancolías como las sirenas de la nada acuática. Octopussy está inspirado en la famosa película de James Bond. En esta colección se funden los mundos de humanos y cefalópodos. Para vincular ambas especies vivas en una sola ello, Bekor se asocia con la famosa pintora corporal Joanne Gair, y ambos construyen una gráfica corporal que combina varias técnicas: la pintura, la fotografía, la proyección y el control intencionado de la luz y el color. La finalidad es crear una atmósfera extraña que desarrolle formas y texturas dando la sensación de estar viendo criaturas cefalopóidicas. Es un juego perverso de erótica lasciva que deambula entre la realidad y la fantasía puramente visuales. Desnudos cubiertos de ventosas, sumergidas entre múltiples tonalidades, puro cosmos animal que edifican y devora

la imaginación bajo las entrañas de una hipnosis ocular octópoda. Echoes escapa de la humanización, del cuerpo y del rostro puramente humano, para penetrar en una esfera totalmente distinta, la eléctrica sensualidad de las materias orgánicas. Se trata de una vorágine flotante de flores y restos inconcretos que nadan majestuosos entre aceites y agua, entre colores disueltos y vibraciones indefinidas, diseñando senderos hacia una visión calidoscópica de provocación y rapto sexual. En Metamorphosis se define la vida como una constante transformación, física y emocional. El ser humano siempre está sujeto a los cambios, es un camino hacia la perfección y Bekor teje esta historia con aguja e hilo de oro. Para ello el artista usa combinados: gran dosis de negro y aplicación posterior del color, una relación casi sexual que excita los sentidos y engendra tensión extrema. El fetichismo naturista se sintetiza como la forma sublime de la mariposa, el eterno símbolo lepidóptero que refleja la constante transformación de la existencia. Color máximo, textura y total conversión del negro como fondo (origen de la vida) a la completa ausencia. El color es la penetración que conforma la metamorfosis definitiva. Wild Horses es el culto a la bravura, al narcisismo, a lo instintivamente salvaje e inteligente, todo ello cristalizado en la figura del hombre como metáfora de fuerza y nobleza. Es una clara fusión entre lo equino y lo antropomórfico, remarcando el contraste del músculo y la fibra de la carne. La luz facilita el relieve de la textura y el volumen es una ondulación infinita de belleza sublime al hombre. Es puro blanco y negro con sus propios excesos, junto a los elementos externos de pinturas y proyección. Los caballos salvajes de Bekor se arremolinan entre sí bajo para fraguar una iconografía lumínica que recuerda a una zoomorfosis mítica griega. Other es otra historia, es una regresión al más puro estado de lo tri-


Luz y Tinta - 31


Sus fotografías evocan dramas y sensualidad, mundos en colisión y fusión, pura teoría de los contrarios fusionada para establecer el equilibrio en un universo dominado por el caos y la imperfección.

bal, donde la vida existe sin la máscara de la postmodernidad. No hay alienación del ser. Todo es esencial, lejano al desarrollo y a la técnica. Como rasgo protector, el ser se cubre el alma, fuente de las vergüenzas y de las caídas.. Es la ocultación de lo indeseable, de la pasión baja que caracteriza a las sociedades modernas. Mascarización, pinturas corporales, brillo extremo, objetos primigenios. La posición de la figura masculina se transmuta en expresión orgiástica del drama. Son los componentes arquitectónicos que sostienen una estructura diferente e inclasificable. Mirage es una compleja visión que intenta absorber e integrar la luz dentro del objeto y reflejarlo en el paisaje, como si fuera un espejo global de integridad. Posee varios temas donde se utilizan distintos elementos: cráneos de animales, barro árido, pieles primigenias, máscaras teatrales, burbujas de aislación futurista, emblemas étnicos, mimetismo terrenal, artilugios de esgrima o flora seca. El cuerpo se integra con todo ello en la brillante superficie dérmica del negro sobre fondos áridos y blanco cuarteado. Es un juego sucio y puro de supervivencia. Sculpt es culto al cuerpo masculino, bajo una perspectiva de corte clásica y sensual, rozando una erótica

32 - Luz y Tinta

fina y envuelta entre un componente corporal oscurecido, máximo relevante humano de la oposición a la luz. Es un proyecto que ensalza la belleza de la máquina, el engranaje perfecto que aúna resistencia, potencia, fuerza y equilibrio, casi siguiendo los parámetros estéticos de los artistas del futurismo vanguardista del siglo XX. Bekor contrasta el brillo extremo con los valores que definen la perfección del cuerpo: la musculación de lo masculino y la delicadeza de la feminidad. Por su parte Contender abarca el esfuerzo del hombre en la superación de sus propios límites. Deportes, lucha, retos, posiciones casi fetales, regresión a lo maternal, marcan el inicio del gran ímpetu por conquistar la vida. Es un compendio de figuras atléticas como símbolo de lo humano, héroes modernos reflejados en paisajes limpios donde el protagonismo es la propia existencia del triunfo y la soledad. Fetish hunde sus raíces y significados en la inmensidad del erotismo del hombre y sus fetiches. Es mordaz mensaje con un fuerte componente psicológico donde la forma corporal es por sí misma pura poesía y blasfemia según para qué mentes. Este amor extremo hacia los objetos sexualizados los convierte en ritual de

culto. Detallismo, primeros planos, luz cenital o lateral, con el fin de textualizar radicalmente las formas y los brillos. Worn representa una pugna entre lo desgastado y lo bello. Bekor parte de que la vida en una cuerda tendida entre dos extremos y que la mantienen bajo un tenso equilibrio. Ésta empieza a ceder cuando en ella se asienta parte de la realidad o del objeto/sujeto. Entonces el tiempo empieza su avance y lo sostenido inicia su deterioro hacia su muerte. Ello significa que las cosas y las personas están presas de un tiempo que va corrompiendo lo externo pero mantiene la “esencia joven” a pesar de la sequedad y agrietamiento de lo corpóreo y externo. Es una metáfora hegeliana, una dialéctica opuesta entre lo vivo - producto de su nacimiento y fin - y lo que avanza o retrocede cambiando de estadios, dejando a su paso siempre la belleza como clímax sublime de perfección artística. Odissey es la dimensión mítica y legendaria de los guerreros griegos o espartanos. Las formas herculinas bañadas en oro, símbolo de la divinidad y de la riqueza, de la conducción y la fortaleza eternas. Son figuras que parecen estatuas vivas, que glorifican la grandeza de las conquistas y la gloria de la Humanidad. Pero en su más remota psique esconden el drama de los tiempos inmemoriales. Oro sobre fondo negro para acentuar el contraste y la luminosidad de la potencia histórica del hombre pero inmovilismo metálico que refleja la frialdad de los sentimientos y la parálisis de la vida.


Wild Cats es la fusión de la feminidad como felino, salvaje y espiritual, una mezcla explosiva de sensualidad agresiva, inteligencia y sensibilidad sutil que matiza sensaciones minimales en los sentidos. Wild Adobe en cambio recoge una visión antropomórfica y zoomórfica de las figuras a fin de fusionar plásticamente lo humano y lo animal remarcando ciertos atributos físicos, psíquicos y de belleza. Proyecciones animales sobre la piel masculina y femenina, posterior composición de las poses sobre fondo negro con el fin de formar periferias vivas que asemejen animales salvajes. Wild Below agrupa lo humanamente corpóreo con proyecciones marinas o subacuáticas de variados elementos como texturas, gotas de agua, peces, flora y restantes elementos que habitan bajo los mares. Es un mundo donde la humedad latente explosiona y se convierte en el símbolo de la creación: la vida se inició en el medio acuático. Elephants es un proyecto que está todavía en construcción y por tanto aun no es visible en la web del artista. Sin embargo, como su nombre indica, establece una relación de belleza, fuerza y volumen humano con los valores centrados en la gran masa de los elefantes como mamíferos proboscídeos. Coronet, es una

parodia de lo masculino hacia la feminidad, mostrando que la belleza y fuerza masculinas deben contener parte de femenino para lograr ser un elemento cercano a la perfección global de la vida. Finalmente Revolt es una inmersión al movimiento y una parálisis del mismo en el mundo del ciclismo. Todo ello es visto desde diferentes ángulos y congelaciones de terrenos donde los fondos son la Nada blanca y el objeto el Todo flotante. El aire es como un estado de flotación permanente. El contraste añade oposición y centra la mirada en la acción que se representa. Visto esto podemos decir que Giuliano Bekor es pura moda, vanguardia elevada al cubo y una celebridad que combina la comercialidad con la magia de las bellas artes combinadas. Gracias a ello consigue forjar una arquitectura diferencial única en su diverso estilo. Su innato compromiso en la profesión y en su completa entrega a mejorar cada vez más sus propios retos, le conducen a perseguir técnicas innovadoras y a desarrollar una habilidad experimental en la profesión. Sus fotografías evocan dramas y sensualidad, mundos en colisión y fusión, pura teoría de los contrarios fusionada para establecer el equilibrio en un universo dominado por el

caos y la imperfección. No contento con producir imágenes simplemente preciosas, profundiza para descubrir sus inherentes vulnerabilidades y fortaleza. Penetra en dimensiones que otros no pueden vislumbrar. Su dominio de las técnicas y la voluntad de incorporar elementos impredecibles, intensifican aún más sus emociones estéticamente atractivas y técnicamente revolucionarias. Con él todos los sujetos se transforman en iconos eternos y míticos ya que a través de su lente genera un cosmos gráfico globalmente perfecto.

Carlos Flaqué Monllonch

Web autor: http://giulianobekor.com Videos (detrás de las cámaras de Guiliano Bekor: sesión de Martini y Fashion Magazine): http://www.youtube.com/watch?v=Rq1kjXbyI3Y&feature=share&list=PL30D4F8DE29B3B375&index=1 http://www.youtube.com/ watch?v=mJCJ-pcq7K8&list=PL30D4F8DE29B3B375

Luz y Tinta - 33


34 - Luz y Tinta


Foto 1

Las representaciones de los seres humanos pueden llegar a transmitir iguales sensaciones que las que sentiríamos con los seres de carne y hueso.

Desde el principio de los tiempos se ha querido captar la vida, la expresiva humanidad de nuestra especie utilizando diversos materiales, barro, piedra, madera, etc., consiguiendo resultados más o menos agraciados dependiendo del artista que, con todo su empeño y habilidad, emprendía esa ardua tarea de “retratar” con sus manos y utensilios al modelo. Lo inanimado (in = sin, anima = alma) convertirlo en algo con alma, con vida. Hoy quiero presentar una serie de fotografías en las que los protagonistas no son seres humanos de carne y hueso. Realmente son representaciones de ellos. Creo que lo han conseguido los que a continuación les muestro. El primero es un busto de Santa Claus o San Nicolás, que encontré en un escaparate en fechas navideñas hace unos años. El artista después de esculpir el rostro, lo aderezó con una hermosa y poblada barba blanca (foto 1). Desde lo alto de varias fachadas en Florencia, nos miran unos personajes esculpidos con una gran maestría por artistas de siglos atrás; muestran expresiones y “vida” propias (fotos 2 y 3).

Escalofriante efecto nos produce en nuestro ánimo la representación en cera de una pobre mujer “tratada” por la inquisición con las herramientas de la época, la crudeza y dureza del procedimiento para conseguir la confesión, nos demuestra como se las gastaban los “torquemadas” italianos. Tomé la fotografía a la entrada del museo de la tortura de San Gimignano (foto 4). Por último, y cambiando de tercio emocional, las maniquís, esas reproducciones de mujeres ideales, realizadas con distintos materiales, que luego son vestidas para la ocasión, para mostrar bellos trajes y tocados, si los sabemos retratar, nos pueden dar unas sensaciones anímicas que normalmente solo nos las podrían provocar féminas reales, así podemos pasar del sensual y erótico escote de Caperucita Roja (foto 5), al misterioso atractivo de la oscura dama que observa desde detrás del escaparate a los viandantes de la urbe (foto 6). A mi manera de ver, las representaciones de los seres humanos pueden llegar a transmitir iguales sensaciones que las que sentiríamos con los seres de carne y hueso, ya que a fin de cuentas el que siente eres tú, y eso lo puedes hacer siempre que seas sensible y con suficiente amplitud de miras como para permitírtelo. Siempre somos nosotros mismos los que nos autocensuramos sobre lo que debemos pensar, sentir o hacer.

Luz y Tinta - 35


Foto 2 Foto 2 Foto 4

Foto 5

36 - Luz y Tinta


Foto 6

Serie de fotografías en las que los protagonistas no son seres humanos de carne y hueso. Realmente son representaciones de ellos.

Una canción del grupo Los Canarios (que recomiendo buscar, ver y oír en YouTube), titulada Free yourself, en su última estrofa dice: Gentes Gentes del este y del oeste Gentes del norte y del sur Blancos, negros, amarillos y cobrizos Libera tu cuerpo libera tu mente libera tu alma Libera tu mente, pero sobre todo libérate a ti mismo.

Javier Madroñero

Parece ser que las compactas de gama baja —esas que rondan los 100 euros y todo el mundo lleva en su bolsillo— están perdiendo cuota de mercado y están amenadas de desaparición ante el avance imparable de los smartphones, que cada vez dan pasos más decididos en el campo de la fotografía casera. No extraña, pues, que, dando un paso más, Nokia haya presentado el primer smartphone que será capaz de ofrecer captura en formato RAW. Se trata del Nokia Lumia 1520, un dispositivo a medio camino entre un teléfono y una tablet con sistema operativo Windows Phone 8 que tiene una pantalla de 6 pulgadas con cristal Gorilla Glass 2, tecnología Clear Black y una resolución Full HD de 1.920 x 1.080 píxeles. El terminal lo moverá un potente procesador Qualcomm Snapdragon 800 de cuatro núcleos a 2,2 GHz. En cuanto a la cámara, usa la tecnología PureView y tiene un sensor de imagen de 20 megapíxeles y un objetivo ZEISS con estabilización óptica de imagen. Cuenta con un almacenamiento interno de 32 GB y ranura para tarjetas de memoria micro SD de hasta 64 GB. Además, será capaz de capturar vídeos en calidad Full HD y a 30 fotogramas por segundo. Parece ser asi mismo queGoogle se mueve en una dirección similar para los dispositivos Nexus y Samsung ya confirmó en octubre pasado que trabaja también en móviles de 64 bits para 2014. Toda una revolución, pues, que pondrá al alcance de los smartphone fotografía de cierta calidad con la facilidad de la inmediatez que la comunicación móvil aporta.

Luz y Tinta - 37


Tiene un desorden de ideas en su cabeza. Pero a pesar de ello, es de conversación fácil. Vive gracias a la caridad de unos pocos que le dan unas monedas a cambio de tener parte de su jardín bien cuidado. De retirar las hojas que caen de los frondosos “plátanos” que hay en la ciudad donde reside. Con cruzar solo cuatro palabras con él, uno es consciente que detrás de su apariencia, se esconde una historia donde no anidó la pobreza y el nivel cultural no era precisamente vinculante a la persona que ahora vemos. Sin duda, tuvo y de ello retuvo. Aunque no lo comparte con todos.

Sufre una enfermedad que todos podemos llegar a padecer. Raúl tiene un grado de esquizofrenia que si pudiera medicarse, bien podría hacer una vida normal. Pero no dispone de medios económicos para comprar los medicamentos que necesita a diario. El sistema de salud no establece la gratuidad de los medicamentos. Ayer lunes, me encontré casualmente con Raúl en la calle. Me pidió que le hiciese una fotografía. Estábamos delante de una entidad bancaria, así que sacó tres monedas de cien pesos del bolsillo de sus “tejanos”. Posó, como quien entra a depositar sus ahorros. Aparentando ser la persona normal que casi todos le niegan. Tras los cristales, el guarda de seguridad no nos quitaba el ojo de encima, mientras se acariciaba su corbata reluciente de normalidad

38 - Luz y Tinta


Si hay algo que no cesa en el mundo es la pobreza y esta se nos muestra de la manera más cruda muy cerca de nuestro ámbito cotidiano. Es gente que termina por parecer invisible, ya que están frente a nosotros, pero llega un momento que son parte del paisaje casi como si fuesen parte del mobiliario urbano de una ciudad. Triste realidad la que viven. El problema social de los inadaptados o de aquellas personas que por algún u otro motivo han terminado siendo parte de la calle es de difícil solución. Algo que parece simple termina por ser más complejo de lo que

podemos llegar a entender, simplemente porque aun no nos ha tocado vivir y pensar como ellos. Esto último hace completamente imposible un ápice de comprensión por nuestra parte. La vida de las cinco personas representadas en estas fotografías, son parecidas. Lo tuvieron casi todo y un buen día despertaron sin nada. Sé que parece imposible que esto pueda ser real, pero lo es. Ellos lo vivieron en sus carnes y su día a día es mera supervivencia. He pasado muchas horas hablando con personajes como los que presento en este artículo. Los respeto. Incluso diría, que siento cierta

admiración por ellos. Es imposible resumir en un artículo de dos páginas completas el número de imágenes que uno va acumulando día a día. Sus palabras, dan para escribir más de un volumen de vivencias increíbles. Si me permiten ustedes que leen este articulo una pequeña recomendación, yo les diría que si ven alguno de ellos pidiendo en la calle, una moneda, no olviden que ellos, hace un tiempo, estaban viendo las cosas del mismo lado en que se encuentran ustedes ahora. Mañana, ya veremos.

Jan Puerta

La navidad de los pobres

Luz y Tinta - 39


Su nombre no importa según me dice. Tiene que leda la gente. A pesar de todo, la vida le ha pe Pide unas monedas para comer.

La imagen encierra el triste simbolismo de un mendrugo de pan alimentando la soledad, del que hizo de la calle… su única salida. El entorno frio y hostil, lo ampara de tan manera que lo hace sentir más pequeño de lo que realmente es.

40 - Luz y Tinta


e 85 años. No tiene ninguna pensión y vive de lo ermitido ver cosas hermosas e inimaginables.

El domingo 30 de Marzo, recibía la noticia de la muerte de Rigoberto Calderón Araya. Para muchos, el nombre no les dirá nada. Para otros, era un loco más de esos que cada día pueblan más la calle. “Rigo” siempre tenía una sonrisa en su semblante. Con un vaso de plástico, o cualquier recipiente posible, pedía unas monedas. No hacía mal a nadie. Murió de una terrible enfermedad cuyo nombre ya asusta por sí sola. Cirrosis hepática.

Luz y Tinta - 41


42 - Luz y Tinta


Los últimos días de noviembre cumplió su deseo de conocer Casu un amigo que propiciaron las redes sociales, y del que me honro en su amistad. Natural de lo más profundo de la Ponga vertical, fue nacido en la aldea de Biamon, afincándose luego en Viboli. Me devolvió la breve visita que le hice hace poco tiempo a su tierra, y donde manifestó el deseo de conocer mi concejo al que seguía por las fotos y comentarios que cuelgo en ocasiones en internet. Debo decir que era reacio a intervenir en ese complicado mundo, donde lo que tú opinas o las fotos que cuelgas son vistas y opinadas de uno a otro confín del planeta. Sin embargo, manejándote con prevención y haciendo caso solo a lo aprovechable, se te abre un amplio universo donde conoces a gente realmente váalida, que te puede aportar muchos conocimientos, a la vez que ellos se valen de los tuyos. Esto es lo que me sucedió con Octavio Hortal. Había leído sus poemas y muchos de ellos eran realmente buenos. La temática rural abundaba en gran parte de lo escrito, así como un precioso lenguaje de los sentimientos humanos. Porque Octavio, aparte de pastor, es poeta. Y tengo que decir que, a pesar de no tener estudios superiores, más que los que aprendió en la humilde escuela de la desterrada aldea beyusca, es un mago con las palabras. Profundo conocedor de la vida rural de los pastores, porque ello fue durante bastantes años su vida, el trabajo que desempeñó por peñas y riscos con sus cabras, cobijándose en cuevas y rediles, y compartiendo con lobos, soles y pedriscos, las soledades de las peñas de los Beyos. Esa vida nunca le amedrantó en los tempranos años de su adolescencia. Es más, la lleva en un altar dentro de sí, cuando por amor a una mocina cambió las montañas por el mar de estos últimos años. Quizás sea precisamente el amor lo único que pueda

Luz y Tinta - 43


Uno de los poemas de Octavio

Naci cuando florecen los tilos Allá al pie de la peña brava Donde anidan los mirlos Allá donde la niebla resbala Donde retozaban los cabritillos Allá donde crecen el cerro y la argaña Donde los brezos se ven floridos Asomando por entre la nieve blanca Allá donde hay ríos con molinos Y fuentes de agua, cristalina y clara...

ser capaz de remover lo que tú crees inamovible, y te arranque de una tierra que la llevas grabada para siempre en el corazón, pero a la que cada vez es más difícil extraerle sus frutos y vivir de ella. En Caso se empapó de paisaje, se asentó en mi casa de Bueres, a la que conocía por tantas fotos que ya le resultaba familiar el paisaje. Como sé que le gusta contar historias de “monte”, le preparé una velada en un bar de Soto de Caso, donde convoqué a vecinos y amigos, muchos y muchas seguidores como yo de las redes donde publica. Y el bar se llenó expectante para escuchar a Octavio,

44 - Luz y Tinta

buen orador, por cierto. La conferencia, por sorprendente que parezca, verso, sobre el uso del “turullu”* en la comunicación entre pastores. Como lo llevaba preparado para ello, explicó mediante sonidos lo que quería decir cuando se insuflaba aire en el extremo del cuerno de cabra, y las diferentes tesituras que se conseguían con solo modificar la posición de los labios. Huelga decir que el público, mayoritariamente ganadero, nunca había pensado que aquel humilde

* “Turullu”: cuerno de cabra por donde se sopla emitiendo sonido.

instrumento podudiera ser capaz de comunicar tantas cosas. Fue una grata experiencia que se acompañó al día siguiente con una visita a uno de los lugares de referencia del Parque de Redes, como es la majada de Brañagallones. Todos nos fijamos en la mirada incrédula de aquel hombre acostumbrado a la fragosidad de sus montañas, contemplando la soberbia belleza de nuestra vega por excelencia. Allí, ajenos a todos, pastaban vacas y caballos, que nuestro amigo acarició como si de viejos amigos se tratasen. Se habló con los pastores, cómo no, de vacas, de pueblos, de abandono… Y como colofón que de alguna manera rompía la armonía de tanta belleza, vimos el apesadumbrado gesto de un pastor que venía de identificar los restos de un ternero al que habían comido los lobos en la majada de Merecueria. Esta escena es la que tenían que vivir tantos que abogan por el crecimiento indiscriminado de estos animales. Dejando aparte el valor económico de lo perdido, es la impotencia que sienten ante un enemigo para el que no tienen armas con que luchar. Esta es mi opinión que no pretendo que sea compartida, pero en la que creo. Quizás cuando no se vive de cerca se pueda pensar de forma contraria. Esperemos que las cosas se resuelvan si no a gusto de todos, sí de la mayor parte. Después de este mal trago, compartimos empanada y el agua más rica del mundo en una de las fuentes de aquellos hermosos parajes.

Monchu Calvo


La fuerza de la fotografía

Foto 1 Algunos prefieren los paisajes, otros las plantas, los animales, pueblos, ciudades, etc.; y en este tipo de ocasiones han de prevalecer los encuadres, brillos, colores y resto que se nos presenta para cada ocasión. Son fotos muy relajadas, tranquilas, sin sudores. Quienes prefieren las instantáneas de modelos, tienen que barajar además las poses, las vestimentas y,

si es con foto Coll, estudio, exteriores; y si el cliente quiere además su book, papel, CDs. Son momentos ya preparados de antemano. Cuando la fotografía es de un deporte, vemos que después de una brazada en el agua llega la siguiente y después las restantes, conociendo que para la salida dan un pistoletazo que nos alerta. Este sistema de tomar las fotos nos vale para casi todas

las categorías. Incluso en deportes como judo, por ejemplo, que nos parece muy rápido, sabemos que un ipón, que es de lo mas espectacular, lleva un vuelo de altura del contrincante y ese momento por el aire para la fotografía es muy largo y nos sobra velocidad. Ahora si quieres poner a prueba con tus aptitudes y dejarte de chorradas, y de aquello de “soy el mejor

Luz y Tinta - 45


porque gané un concurso o porque hice mil libros, o porque gano mil y mil al mes “, date una vuelta por una velada de boxeo y verás lo que es la rapidez de cada momento. Siempre hablando con el mayor de los respetos de quien ganó un concurso, hizo libros o gana sus miles al mes. Recordemos que el ojo nos transmite la sensación de un segundo después que ya pasó este espacio a través de las neuronas y nos lo devuelve al dedo sobre el cuerpo de la máquina, para después moverlo y disparar. Estos deportistas son tan sumamente rápidos, que ya hecha la fotografía, la cara del contrincante sigue deformada por el impacto del puño y el guante está tan lejos de ese sitio que da la sensación de que él no ha sido. Quienes estamos debajo de las cuerdas y encima de la lona, no podemos usar flash, así que mucha ISO, mucha apertura de diafragma y mucha velocidad; pero cuidado con que en ese momento estés en el ángulo ideal, que no se ponga el árbitro delante, no tengas el cristal de la lente manchada del sudor y del agua que se echan, que no estemos a la altura

46 - Luz y Tinta

de una de las cuerdas, que no ocurra la secuencia justo por encima de tu esquina, que cuando ocurra no se venga hacia nosotros..., y suma y sigue con los inconvenientes añadidos. Como se puede ir viendo, mis comentarios se circunscriben a la pura fotografía, sin puntillismos hacia si es mal deporte o bueno; ahí ya no entro en esta edición. Supongamos que imaginariamente entramos a uno de estos eventos, con nuestra cámara habitual, y suele ser nocturno, a las 22:00 horas en invierno. Entramos por unos pasillos muy iluminados y, al entrar al espacio donde se encuentra el ring, están los focos principales apagados y hay escasas luces para que se vayan acomodando los espectadores. De momento colocamos el flash, por lo que pueda venir y elegimos un objetivo acorde a lo que vemos. Nada, dos fotos y no podemos hacer nada más hasta que no empiece el espectáculo, así que innovaremos ideas y nos meteremos por los pasillos de los vestuarios, a ver si conseguimos colarnos en alguno.

Luces fluorescentes y focos con tonos amarillentos, pero no pasa nada, llevamos flash. Algún pose de ellos, y que si otra foto colocándose los protectores de manos, otra foto mientras hacen calentamientos y se aplican linimentos, que se pongan todos juntos y otra foto y así vamos entrando en precalentamientos. Y además estamos disfrutando, porque hasta aquí, son paradas y preparadas. ¡ Venga, nos vamos hacia el cuadrilátero ! Como todavía no han entrado en el recinto de las cuerdas, tenemos dispuesto el flash. Llega el primero y han apagado totalmente todas las luces, ponen música muy alta y cuando está llegando uno de los protagonistas hacia ti, ¡zasss ¡, resulta que enchufan el cañón de humos y te fastidian la primera foto. ¡Empezamos bien! Quitas flash, se encienden todos los focos superiores encima de las lonas y vemos una luz más fuerte que otras, una amarillenta y otras azuladas. Es el momento en que empeza-


Foto 3

Foto 2 mos hablar solos y a cambiar todos los parámetros de nuestra cámara. Ya estamos preparados y ahora que se nos pone delante, justo en nuestra esquina el señor arbitro de las narices, por no decir otra cosa. Te cambias y está el entrenador de uno de los boxeadores a un lado de la esquina y al otro la silla, el agua, la escalera... y ves que enfrente lo mismo pero con el contrincante. Ja,ja,ja…. Y en cada lateral hay un juez debajo al que no podemos quitarle la vista y en una línea de ellas los tres jueces restantes, junto con el medico y el director del evento. Ja,ja,ja…. Parecemos un pato mareado dentro de una jaula de zorros. Como ya decía antes, solo hablo de fotografía y expongo tres ejemplos: Foto 3.- Golpe de impacto en el justo momento. Foto 2.- Golpe donde uno de los púgiles efectúa el movimiento de caída por el aire sin apenas tocar la lona. Foto 1.- El boxeador de calzón rojo parece que espera lo que le va a llegar, pero esto es solo un efecto, ya que ya le había llegado.

Ricardo González, “Completu”

Luz y Tinta - 47


48 - Luz y Tinta


“Otra vez esos excrementos de paloma. Tengo la boca llena. Es el peor suplicio del destierro. Qué fuerte ese sol. Me duelen los ojos de tanto mirar al cielo. Y esos pasos…Y esa voz… Click-clack, click-clack… A este fotógrafo le tengo realmente fascinado. Si no fuera por esta admiración, a buenas horas seguiría yo de esta pose sufriendo tanto escarnio. Estos pájaros no respetan nada. Tengo el ojo reventado a picotazos, y las alas pesadísimas... Que será ese gran bullicio de abajo. Hace siglos que me lo pregunto. Debería sacudirme la mierda, plegar las alas y bajar del pedestal.”

Según avanzaba el día y la noche, la idea fue tomando más fuerza. Antes del amanecer y de la hora del alivio de las aves, el ángel descendió para observar de cerca a los hombres. Hacía tiempos inmemorables que había sido expulsado del paraíso. Desde entonces estaba allí, en un lugar entre el cielo y la tierra, mal llamado infierno. Triunfando. El magnetismo de su gesto aterrado y su soberbia belleza lo hacían diferente. Así había sido siempre. Orgulloso y distinto. Por eso el poder lo excluyó. Por eso hubo quien se movilizó contra tal injusticia, defendiéndolo como a una víctima. Pero víctima o no, el

ángel caído, que se aburría, quiso vivir como un humano. Dio un salto a mortal y desentumeció su cuerpo. En posición erguida, sin salir de su Retiro, por las avenidas de Cuba y Uruguay, encaminó los primeros pasos. Los siguientes lo llevaron a la puerta de una iglesia. Se fijó en un hombre que le pareció devoto y decidió seguirle. No con ánimo de tentarle, eso era leyenda, sino más bien de instruirse sobre cosas de la vida. “Estos dedos en garra del pie derecho me están matando. Me falta apoyo. Menos mal que vamos despacio. ¿A dónde irá esa gente tan deprisa? Qué gusto, ya piso mejor, el gordo lo

Luz y Tinta - 49


50 - Luz y Tinta


De lumbre y primavera

tengo menos agarrotado. Al fondo se ve una plaza. Qué grande, qué bulliciosa. Tiene un tráfico infernal. No hay ni una paloma. Ganas me dan de quedarme. Pero qué digo, donde está mi devoto. Ah, por ahí va, cabizbajo. Ahora gira a la derecha. Está aligerando el paso. ¿A dónde iremos? ¡Qué correcaminos! Otra plaza. También es grande, casi campo abierto, pero le falta glamour. Huele a paro. Llevamos horas andando, sin detenernos... Vaya, si antes me quejo, antes hacemos cola… ¡Qué larga! Se enrosca como una serpiente. No se le ve la cabeza, pero me temo que ha tragado algo que la ha hecho reventar. Será indignación. Aquí parece que nadie está dispuesto a que lo contraten por menos jornal. Miento, mi hombre sí, pero le han cortado el paso. No puede llegar hasta los jefes. La cosa está que arde. Esto me gusta. ¡Oh, no! Este meapilas se escapa del tumulto. No lo entiendo. Y ahora estos barrios de muerte. Qué horror de jardines. Son escombreras. Y venga a andar, y andar, y más andar. ¿Será esto la vida? Por fin parece que hemos llegado a alguna parte: la casa de los gemidos. Bien se oye el de una mujer. O se oía, porque con el portazo que ha dado al entrar, y el repentino ataque de tos, se ha hecho un gran silencio. Una suerte que no tengamos que subir escaleras. Pero al menos, podríamos ir a alguna otra parte que no fuera la cocina. En este cuchitril nada se cuece. Ya bebió agua, pero ahí sigue, rígido, como un guardia a las puertas de un palacio, mirando por los cristales. Es cansino verlo plantado como un pasmarote.”

Un hombre enjuto y descamisado cruzó como un rayo por delante de la ventana. Esa descarga puso fin a la vigía. Una mujer rolliza entró en la cocina y le increpó. Él se disculpó por no haber encontrado trabajo. Nada dijo del dolor de cuernos, justa penitencia de un mea culpa. El ángel caído, espantado de vida tan arrastrada, sacó sus alas y voló hasta la peana de su destierro. Llegó justo a tiempo de que el fotógrafo no notara su ausencia. Volvieron las palomas, el aburrimiento… Aún hizo alguna otra incursión en lo terrenal. Paseó por calles pobladas de hombres estatuas, que sólo se movían cuando alguna moneda tintineaba a sus pies. Descubrió que ser de piedra no es un escándalo. Hay corazones más duros que una roca. Le pareció que los hombres obviaban lo diferente, ya fuera por discreción, o por evitar situaciones comprometidas. Él pasaba inadvertido entre la multitud. Echaba en falta los halagos. Convencido de que entre los mortales había muchos más caídos y excluidos de los que desde el paraíso se pudieran imaginar, no quiso mezclarse con tanta chusma. Armado de soberbia regresó a su podio. Con la boca abierta, cegado por el cielo, permanece mirando hacia arriba, desinteresado para siempre del infierno de la tierra.

Gloria Soriano

…Y sentí que la vida, mi vida, nacía entre sus muslos, que el calor sonrosado de su piel me subía como espuma y que todo alrededor era de fuego. Ella notó mi presión —aquella intriga de pasión que crecía a su contacto— y se retiró con una sonrisa, un breve beso, una protesta… Yo insistí en el acercamiento, busqué sus senos bajo la blusa, dejé que mi mano cabalgara su pubis y que mis labios le buscaran un escalofrío. Suspiró. Luego fue todo lumbre y primavera. Sus labios se abrieron, su lengua me hizo sentir que la humedad puede ser delirio, temblor y sacudida. Después, cuando mis dedos alcanzaron sus pezones y ella dejó que sus músculos se relajaran, noté su mano que me recorría la espalda y su boca que se abría como una flor caliente de sol y tibia de madrugada. A partir de ahí, el mundo a nuestro alrededor dejó de existir: se apagó el canto del jilguero en el jardín, se oscureció la luz del mediodía, se perdió en su lejanía el tráfico y sentimos que todo nos pertenecía y que se acumulaba como un elemento más de nuestras sensaciones: sus nalgas en mis muslos, su incipiente sudor en mi sudor desbocado y sobre todo aquella sensación de que el placer de nuestros sexos —ya en contacto sin alivio— era algo más que una cabalgada y mucho más que un galope de cuerpos que se buscan. Era sobre todo la promesa de tardes enteras y de noches enteras buscándonos y hallándonos en el rincón preciso de dos cuerpos, dos incendios quizás enfebrecidos.

F.T.

Luz y Tinta - 51


De las muchas y eficaces técnicas que existen, hoy les voy a enseñar cómo lograr un bonito efecto “Alto Contraste” de nuestras fotografías. Como todos mis tutoriales procuro que sean lo más comprensible y fácil de realizar para que, posteriormente, no tengan problema en ponerlo en práctica.

Editada

Original

CONTROL + O y escojan la fotografía que deseen. Pulsen dos veces (2) el combinado de tecla CONTROL + J, para realizar dos copias de la imagen. Sitúense en la primera de las capas, “Capa Copia 1”, y aplíquenle este filtro: FILTRO > Otro > Paso Alto: pongan 15px de Radio. Ahora cambien el modo de fusión de esta Capa de Normal a LUZ LINEAL.

CONTROL + J para duplicar esta Capa y seguidamente desenfocarla: FILTRO > DESENFOCAR > Desenfoque Gaussiano: pongan un valor de 5px de Radio. Ahora colóquense en la Capa 1 (es la que se encuentra encima de la de capa Fondo) y aplíquenle un poco de Ruido: FILTRO > RUIDO > Añadir Ruido: 8%. CONTROL + L para activar la herramienta NIVELES y arrastren, primeramente, el triangulito oscuro hacia la derecha para acentuar un poco más los tonos oscuros. A continuación clic en el triangulito de color blanco y arrástrenlo hacia la izquierda para que los blancos sean más brillantes. Para finalizar este efecto realicen este último paso: FILTRO > CORRECCIÓN DE LENTE: clic en la pestaña VIÑETA y pongan en la opción CANTIDAD -100 y +25 en Punto Medio…y vean el cambio que ha dado la imagen.

Antonio Ramón Ferrera

52 - Luz y Tinta


Sea quien sea el que llama, sal de entre tus gasas blancas y ábrele la puerta ya. Deja esos tus gritos envueltos en papel de silencios y que ocultan misterios en el cristal empañado, vaho que te atrapa sobre la blanca frialdad, muros de oscuro amanecer sin abrazos, cuerpo ávido, suspirando por el contacto de otro cuerpo deslizándose por el terraplén de un sueño. ¿Son paredes de laberintos o son remos pesados para moverlos los que te detienen? Rehén de tu propia caja de cristal, de un mar cargado de olas y naufragios, olor de algas, no busques la barca en las solitarias y mojadas rocas, ni busques vuelos de cometas entre nubes. Tampoco sigas a esas gaviotas, (son sólo plumas que vuelan) tratando de acercarse a la arena. Sal, y pon tus alas a secar al sol. Que nadie oiga el rechinar de tus dientes,

que no le salpique la sangre de tus pulmones cuando tosas. Sal de tu palacio donde estás encerrada, Y que no te deja oír las pisadas en la calle junto a tu puerta Deja que el viento se roce contra tu cristal: que deshaga tus gritos, que abra tus labios secos, que llene la mesa de pan, que libere tu corazón de amarres. A lo lejos, ¿no ves que hay luces en la ciudad? Todo se está alzando: se escuchan canciones, coros de voces flotando como hielos que se derriten, sombras que se disipan y auguran mañanas nuevas… ¡Qué cerca pero cuánto tardan…! ¡Cuánto dura a veces la sombra de la noche! Pero es la hora. Levántate y sal, abre la puerta a quien sea que llama. Abre de par en par las palmas de tus manos para el mensajero de tu nacimiento.

Justín del Barrio

Luz y Tinta - 53


Foto: Carlos Gianoli

TambiĂŠn pudier

54 - Luz y Tinta


Foto: Miquel Estrada Ferrer

ron ser portada

Luz y Tinta - 55


56 - Luz y Tinta


Luzytinta 29