__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1


Presentación Aprovechando la llegada del verano, hemos decidido que este número sea monográfico, dedicado a dar a conocer a un fotógrafo de una excepcional calidad, que aúna una especial sensibilidad ante el paisaje y un excepcional conocimiento técnico y manejo de la luz. Unido ello a los paisajes en que se mueve, de una singular belleza y de un acusado exotismo para los ojos occidentales, estamos ante una serie de fotografías que justifican con creces la decisión de publicar este ejemplar de Luz y Tinta dedicado a un solo fotógrafo que merece la pena conocer. Aunque las fotos hablan por sí solas —es todo un regalo para la vista pasar una a una y sumergirse en ese universo de sensaciones que transmiten— las acompañamos de unos pocos y breves textos que las complementan, en especial su curriculum, totalmente impresionante, que colocamos en las páginas finales como refrendo de cuanto puede verse en las dotos de este pintor fotográfico, Azim Khan Ronnie. Hemos preferido no agrupar temáticamente las fotos y dejarlas en la misma colocación en que se nos envían para acentuar ese sensación azarosa que transmite el conjunto, que es la misma impresión en que se hacen las fotos, saltando de una en una, de un escenario a otro, dejando que la vida respire por todos los poros de la realidad y rescatando la belleza que se desprende de cada una de ellas.

PROMOTOR y DIRECTOR DE FOTOGRAFÍA: José Luis Cuendia, «Guendy» DIRECCIÓN, DISEÑO Y MAQUETACIÓN: Francisco Trinidad DIRECTORA DE COMUNICACIÓN: Lola González Reservados todos los derechos de reproducción total o parcial tanto del texto como de las imágenes. Las imágenes están protegidas por las leyes de copyright internacionales. Para cualquier consulta o sugerencia contacte con nuestro correo electrónico

2

info@moldeandolaluz.com moldeandolaluz.com


Azim Khan Ronnie

La magia de esta danza de colores Un buen día del mes pasado el moldeador de la luz y buen amigo Enrique Pidal, me pasó un enlace a fotos de Azim Khan Ronnie. Aún no sé si era una indirecta para otro nuevo viaje, esta vez a Bangladesh, o se trataba de compartir el arte de este joven fotógrafo bangladeshí. Después de ver las fotos y la agradable sensación que me despertaron lo comenté con otro amigo, el vietnamita Saravut, que se que es conocedor del lugar donde están tomadas la mayoría de las fotos. Así pues, se lo comenté a Francisco Trinidad, y comenzaron las gestiones para poder realizar un especial sobre su trabajo; Saravut fue el puente entre Luz y Tinta y Azim.

3


Todos los que estamos bendecidos con el sentido de la vista podemos ver, pero estoy seguro que, si viajamos a Bangadesh, al final del viaje, volveremos a contemplar las fotos de Azin Khan Ronnie y nos diremos, ¿porque no hemos sido capaces de ver esto nosotros? Pues no será tarea fácil encontrarse con esas maravillas y componer de una manera equilibrada y armónica estos maravillosos parajes. Evidentemente sus fotos atraen la máxima atención, a pesar de que sus composiciones son de lo más sencillo, nos impactan porque se limitan a una sola idea o un tema y están realizadas con mucha elegancia. Las composiciones así de potentes son muy diferentes a las que puedan realizar los viajeros aficionados a la fotografía, que en su prisa por hacer la toma, terminan con demasiados puntos de interés diferentes y, en algunos casos, les falta un interés único. La consiguiente falta de dirección y la confusión distraen el ojo del espectador, que se ve obligado a buscar la satisfacción visual en otra parte, cosa que para nada ocurre con las fotos de este joven artista. Otro de los aspectos creativos que maravillan al espectador al contemplar las fotos de Azim, son sus composiciones aéreas, sobre todo en las plantaciones y regiones agrícolas. La fuerza de sus líneas es impresionante, y es evidente que no hay otra oportunidad mejor de conseguir composiciones de línea que en estos campos agrícolas desde posiciones elevadas. Drones, helicópteros, camiones con cestas elevadoras a más de 30 metros de altura. Desde el suelo, es imposible mirar estos campos de chiles rojos, donde millones de guindillas rodean a las trabajadoras, las composiciones de mercados flotantes, los trabajadores desplegando cientos de metros de tela roja brillante recién teñida a través del campo como parte del proceso de creación del batik tradicional, esta es una técnica donde se utiliza la cera para crear patrones deslumbrantes a gran escala. La cera evita que el tinte penetre en el área donde se coloca, lo que permite a los trabajadores crear diseños multicolores increíblemente complejos. Luego empapan el paño en una emulsión moribunda antes de enrollar los paños grandes de algodón, seda o lana al sol para que se sequen, también es un regalo para los ojos ver las telas multicolores secándose al sol y el procesamiento del arroz en las amplias llanuras, o la paleta de colores que produce la elaboración de la salsa de soja. El maravilloso espectáculo visual de las trabajadoras vietnamitas sentadas y rodeadas de cientos de miles de varillas de incienso. Los haces del bambú se colocan en el suelo en los días soleados para secarlos y hacer los palitos de incienso, primero se divide el bambú en dos, se limpia y se espolvorea y luego un tercio del palito se tiñe de rojo, morado o amarillo. Para secarlos, los palos se colocan en el suelo o al costado de la carretera durante aproximadamente un día. Después de que se hayan secado, los palos se recogen y se colocan en manojos de unos diez y

4


se sujetan entre sí. Luego se venden en las provincias, pues la gente usa incienso en todas las actividades de adoración, de esto pude documentarme en mi viaje hace dos años a Vietnam. Lo dicho, la magia de esta danza de colores solo se puede disfrutar en su plenitud descendiendo desde las alturas, de esta manera se puede contemplar en todo su esplendor. Con frecuencia la gran cantidad de naranja que aparece en algunas de sus fotografías impide añadirle más calor. Evidentemente esa es la fuerza del naranja, pues simboliza el calor, el sol, pero también el estilo de vida saludable, de los de piel bronceada, zumo de naranja y vitamina C. El próximo fin de semana viajaré a La Alcarria, a los campos de Brihuega, con mi mujer Marta y con mi amigo Maylin, nuestra intención es retratar los campos en floración de lavanda, si nos sale algo presentable puede que se publique en el número de septiembre. Si fuera así, ruego no hacer comparaciones con esta maravilla de campos pigmentados que hoy nos regala Azin Khan Ronnie. La comparación puede resultar odiosa si se hace. Pero lo que si puedo asegurar, es que en nuestras mentes estarán las imágenes creativas de diseño, color, armonía y composición de este joven maestro y artista de Bangadesh a la hora de hacer nuestros disparos sobre los campos color azul-violeta de lavanda. José Luis Cuendia, “Guendy”

5


Desde Dhaka, El premiado fotógrafo Azim Khan Ronnie nos habla sobre su trabajo de hoy y de mañana, y lo que lo inspira en la fotografía aérea. —¿Cómo llegaste a la fotografía aérea? —En mi viaje fotográfico, todavía intento capturar algo único. Empecé a fotografiar con macro. Me encanta ver la belleza invisible que no podemos ver a simple vista. Entonces, es por eso que uso muchos tipos diferentes de fotografía todos los días. Como fotografía aérea, fotografía macro, fotografía submarina. Mientras tanto, trato de capturar un escenario desde el cielo cuando tengo la oportunidad de volar con un helicóptero. Esa vez el dron no estaba disponible. Hace apenas dos años compré un dron para fotografía. Desde arriba, todo se ve diferente, una perspectiva diferente, una vista diferente, eso fue tan increíble para mí. —¿Cómo eliges tus sujetos y cómo preparas tus fotografías? —Elijo mi tema de otra manera. A veces utilizo Google Earth para encontrar los temas que deseo. A veces obtengo fotos increíbles después de volar mi dron, eso es algo que no deseaba. La mayor parte del tiempo

6


Azim Khan Ronnie estaba esperando mis merecidas fotos. Para el momento y la composición perfectos, fui al mismo lugar varias veces. Algunas de tus fotos son muy gráficas, en cuanto a color y composición, mientras que otras parecen cuestionarnos sobre fenómenos grupales. ¿Puede iluminarnos sobre la dinámica de estas dos dimensiones en su trabajo? Me encantan las fotos dinámicas y coloridas que nos dan paz y felicidad. No quiero tomar fotos que nos entristezcan. Y siempre trato de representar positivamente a mi país a nivel internacional. Me encantan las fotos dinámicas y coloridas que nos dan paz y felicidad. No quiero tomar fotos que nos entristezcan. —¿Tiene una fotografía aérea o una serie de la que esté especialmente orgulloso? —Sí, por supuesto. Tengo algunas fotografías que no tienen otros fotógrafos. Mi foto El campamento de refugiados más grande del mundo tomada con un dron creó una gran conciencia internacional sobre la crisis de refugiados en Bangladesh. Muchos líderes mundiales intentan tomar medidas para resolver este uno de los principales problemas mundiales después de exhibir y publicar esta fotografía a nivel internacional. Entonces, estoy muy orgulloso de esta fotografía. —¿Qué artistas te influyen en tu trabajo como fotógrafo aéreo? —Varios fotógrafos me influyen para trabajar como fotógrafo aéreo. Uno de ellos es Florian Ledoux , un gran fotógrafo aéreo. Tiene muchos fotógrafos únicos sobre los efectos del cambio climático y los problemas ambientales. Nos da para preocuparnos y pensar seriamente sobre el cambio climático. Otro fotógrafo muy talentoso, Khánh Phan de Vietnam, también me influyó para trabajar como fotógrafo aéreo. Siempre amé su trabajo. Muy interesante y sorprendente. Verdaderamente genial. —¿Cuál es el lugar que sueñas con fotografiar desde el cielo y adónde aún no has tenido la oportunidad de ir? —El lugar de mi sueño de fotografiar desde el cielo en Islandia. Además, planeo ir a la región ártica para fotografías únicas desde el cielo. Espero que este año vaya allí para tomar fotografías aéreas. —¿Cuál es tu próximo proyecto fotográfico? —Mi próximo proyecto fotográfico trata sobre el cambio climático y la contaminación ambiental.

7


8


Azim Khan Ronnie

9


10


Azim Khan Ronnie

11


12


Azim Khan Ronnie

13


14


Azim Khan Ronnie

15


16


Azim Khan Ronnie

17


18


Azim Khan Ronnie

19


20


Azim Khan Ronnie

21


22


Azim Khan Ronnie

23


24


Azim Khan Ronnie

25


26


Azim Khan Ronnie

27


28


Azim Khan Ronnie

29


30


Azim Khan Ronnie

31


32


Azim Khan Ronnie

33


34


Azim Khan Ronnie

35


36


Azim Khan Ronnie

37


38


Azim Khan Ronnie

39


40


Azim Khan Ronnie

41


42


Azim Khan Ronnie

43


44


Azim Khan Ronnie

45


46


Azim Khan Ronnie

47


48


Azim Khan Ronnie

49


50


Azim Khan Ronnie

51


52


Azim Khan Ronnie

53


54


Azim Khan Ronnie

55


56


Azim Khan Ronnie

57


58


Azim Khan Ronnie

59


60


Azim Khan Ronnie

61


62


Azim Khan Ronnie

63


64


Azim Khan Ronnie

65


66


Azim Khan Ronnie

67


68


Azim Khan Ronnie

69


70


Azim Khan Ronnie

71


72


Azim Khan Ronnie

73


74


Azim Khan Ronnie

75


76


Azim Khan Ronnie

77


78


Azim Khan Ronnie

79


80


Azim Khan Ronnie

81


82


Azim Khan Ronnie

83


84


Azim Khan Ronnie

85


86


Azim Khan Ronnie

87


88


Azim Khan Ronnie

89


90


Azim Khan Ronnie

91


92


Azim Khan Ronnie

93


94


Azim Khan Ronnie

95


96


Azim Khan Ronnie

97


98


Azim Khan Ronnie

99


100


Azim Khan Ronnie

101


102


Azim Khan Ronnie

103


104


Azim Khan Ronnie

105


106


Azim Khan Ronnie

107


108


Azim Khan Ronnie

109


110


Azim Khan Ronnie

111


112


Azim Khan Ronnie

113


114


Azim Khan Ronnie

115


116


Azim Khan Ronnie

117


118


Azim Khan Ronnie

119


120


Azim Khan Ronnie

121


122


Azim Khan Ronnie

123


124


Azim Khan Ronnie

125


126


Azim Khan Ronnie

127


128


Azim Khan Ronnie

129


130


Azim Khan Ronnie

131


132


Azim Khan Ronnie

133


134


Azim Khan Ronnie

135


136


Azim Khan Ronnie

137


138


Azim Khan Ronnie

139


140


Azim Khan Ronnie

141


142


Azim Khan Ronnie

143


144


Azim Khan Ronnie

145


146


Azim Khan Ronnie

147


148


Azim Khan Ronnie

149


150


Azim Khan Ronnie

151


152


Azim Khan Ronnie

153


154


Azim Khan Ronnie

155


156


Azim Khan Ronnie

157


158


Azim Khan Ronnie

159


160


Azim Khan Ronnie

161


162


Azim Khan Ronnie

163


164


Azim Khan Ronnie

165


166


Azim Khan Ronnie

167


168


Azim Khan Ronnie

169


170


Azim Khan Ronnie

171


172


Azim Khan Ronnie

173


174


Azim Khan Ronnie

175


176


Azim Khan Ronnie

177


178


Azim Khan Ronnie

179


180


Azim Khan Ronnie

181


182


Azim Khan Ronnie

183


184


Azim Khan Ronnie

185


186


Azim Khan Ronnie

187


188


Azim Khan Ronnie

189


190


Azim Khan Ronnie

191


192


Azim Khan Ronnie

193


194


Azim Khan Ronnie

195


196


Azim Khan Ronnie

197


198


Azim Khan Ronnie

199


200


Azim Khan Ronnie

201


202


Azim Khan Ronnie

203


204


Azim Khan Ronnie

205


206


Azim Khan Ronnie

207


208


Azim Khan Ronnie

209


210


Azim Khan Ronnie

211


212


Azim Khan Ronnie

213


214


Azim Khan Ronnie

215


216


Azim Khan Ronnie

217


218


Azim Khan Ronnie

219


220


Azim Khan Ronnie

221


222


Azim Khan Ronnie

223


224


Azim Khan Ronnie

225


226


Azim Khan Ronnie

227


228


Azim Khan Ronnie

229


230


Azim Khan Ronnie

231


232


Azim Khan Ronnie

233


234


Azim Khan Ronnie

235


236


Azim Khan Ronnie

237


238


Azim Khan Ronnie

239


240


Azim Khan Ronnie

241


242


Azim Khan Ronnie

243


244


Azim Khan Ronnie

245


246


Azim Khan Ronnie

247


248


Azim Khan Ronnie

249


250


Azim Khan Ronnie

251


252


Azim Khan Ronnie

253


254


Azim Khan Ronnie

255


256


Azim Khan Ronnie

257


258


Azim Khan Ronnie

259


260


Azim Khan Ronnie

261


262


Azim Khan Ronnie

263


264


Azim Khan Ronnie

265


266


Azim Khan Ronnie

267


268


Azim Khan Ronnie

269


270


Azim Khan Ronnie

271


272


Azim Khan Ronnie

273


274


Azim Khan Ronnie

275


276


Azim Khan Ronnie

277


278


Azim Khan Ronnie

279


280


Azim Khan Ronnie

281


282


Azim Khan Ronnie

Sinfonía de colores Cuando oí repicar mi móvil y vi en la pantalla, iluminado de ilusión como siempre, el nombre de Paco Trinidad, supuse que se trataría, como suele suceder en los últimos tiempos, para explicarme algo de las fotos de Nadima que vengo comentando desde hace unos números. Pero no. En esta ocasión se trataba de otro encargo. Bueno, seré más exacto, de otra sugerencia. Me habló de un fotógrafo del que no había oído nada hasta el presente, de su curriculum —impresionante, recalcaba— y de sus fotos, que, a través de sus palabras emocionadas, comencé a ver proyectadas en la pantalla interior de esa imaginación fotográfica que, desde que acepté el reto de Luz y Tinta, se acentúa en mi día tras día. Luego me pidió que escribiera un breve texto para acompañar aquellas fotos de que me hablaba impresionado y me mandó una carpeta con todas ellas. Y mi sorpresa fue doble. Había creído que se trataría de diez o doce fotos, acaso veinte, como en el caso de Nadima, y me encontré con casi 300. En ese momento, me asusté: si dedico —pensé— medio minuto a ver reposadamente cada foto estaré más de dos horas en el análisis. La segunda sorpresa fueron las propias fotos. No sé el tiempo que estuve pasando foto a foto, una y otra vez, arriba y abajo, quizás dos horas, acaso más. Lo cierto es que terminé en una borrachera de color, en una embriaguez de sensaciones, en un éxtasis en que, adormecidos los sentidos, solo vibraban en mi interior una serie de sensaciones entre las que predominaba el color. “Sinfonía de colores”, pensé entonces en titular esta nota. Quizás porque en Occidente estamos acostumbrados a una serie de colores que enmarcan nuestro paisaje de una manera bastante uniforme: verde de árboles y prados, azul y blanco del cielo, ocre de la tierra…, colores que en estas fotos de Azim Khan Ronnie tomaban un rumbo distinto. Se trata, por supuesto, de otros horizontes, otra cultura, otro espacio vital, otras formas de cultivo y… otros colores, lógicamente. El rojo, el amarillo, el violeta que pespuntea algunos cultivos rompe el esquema visual de los campos de cultivo occidentales e instaura una manera de mirar alrededor que sorprende y que el fotógrafo ha sabido reflejar de forma magnífica, con un

283


estilo personal muy depurado. Quizás en esta sinfonía de colores influya la dosis de exotismo que se les supone a los países orientales, de costumbres e historias tan alejadas de las nuestras, o quizás influya “la melodía de otros horizontes”, que dijo el poeta, melodía lejana envuelta en colores distintos y en sensaciones también distintas. A quien, como en mi caso, contempla estas fotos desde la estupefacción y desde la ignorancia técnica —confieso sin rubor que no sé manejar una cámara réflex—, le llaman la atención otros dos detalles: las fotos aéreas que captan toda la belleza del paisaje desde una posición privilegiada y las fotos de multitudes en contraste con rostros solitarios, algunos en blanco en negro, otros envueltos en polvos holi, técnica que he visto en alguna ocasión en las fotos de Guendy en esta misma revista y que subrayan la posibilidad de enfrentar la realidad del cuerpo humano desde otra óptica, a sabiendas de que es un momento artificial, es decir, puro arte. Y finalmente, para resumir el aluvión de sensaciones que estas fotos me han producido, yo creo que llaman la atención no por ser exóticas, ni por acumular esta sinfonía de colores que vengo resaltando, ni siquiera por la perfección técnica con que están conseguidas. Todo esto, creo, es accesorio. Lo importante es que estas fotos revelan a un artista, un alma sensible, que enfrenta la realidad con una cámara fotográfica, como podía haberlo hecho con una caja de acuarelas o de óleo, incluso, si me apuran, simplemente desde el corazón de las palabras, en versos sonoros y sensibles como las hojas de otoño, como la fruta madura, como el viento que susurra en la madrugada y, sin ponernos cursis, como la luz que se cuela cada mañana a través de nuestras persianas entornadas. Claudio Serrano

284


Azim Khan Ronnie

285


286


Azim Khan Ronnie

287


288


Azim Khan Ronnie

289


290


Azim Khan Ronnie

291


292


Azim Khan Ronnie

293


294


Azim Khan Ronnie

País: Bangladesh Nacimiento: 1986

Azim Khan Ronnie nació en Dhaka y se crió en Bogra, Bangladesh. Tiene una pasión absoluta por la fotografía y la fotografía ha sido su pasión. Como fotógrafo, su objetivo fundamental es capturar los momentos de la vida y darles significado haciéndolos estáticos en el tiempo. Le encanta viajar y estar en diferentes lugares, conocer gente nueva y disfrutar de la experiencia que ofrece la fotografía, que consiste en capturar los momentos hermosos e inspiradores de la Tierra. También le encanta experimentar con su fotografía. Trabaja en un canal de noticias como camarógrafo senior en Bangladesh. Más de 15 años lleva Azim Khan Ronnie trabajando en TV Channel de espaldas a la cámara. Por eso adquirió muchos conocimientos fotográficos. Completó el curso básico del Pathshala South Asian Media Institute. Ha participado en muchos concursos de fotografía nacionales e internacionales y hasta ahora ha más de 300 muchos premios de fotografía nacionales e internacionales: HIPA Merit Medal Award 2018, Andrei Stenin Press Photo Contest Winner, SIENA International Photography Award 2019, Dos premios del concurso de fotografía Drone. 2019, Premio Asahi Shimbun de Japón, Imágenes de Agora ganadoras, premios al mérito ganados de los prestigiosos All About Photo Awards 2020, 2º premio de HERITAGE para el concurso de fotografía de viajes PLANET EARTH® 2018, Ganador del Concurso de fotografía de vida silvestre de la BBC 2017, Ganó el 1er premio en el Concurso global de fotografía de agua y agricultura Securing Water for Food 2017, Medalla de bronce FIAP del 15o Concurso de fotografía internacional del Rotary Club de Adana. Ganador del 3er lugar del concurso internacional de fotografía Wiki Loves Monuments 2017 organizado por Wikipedia. PSS - Dr. Gibson Hill Memorial Gold Medal (Best of Section) de Singapore International Photography Awards (SIPA) 2017, Ganador del primer premio del concurso de fotografía COMPAS 2017, Ganador del primer premio de 35AWARDS 2016 Rusia,

295


Ganador del segundo premio del cuarto concurso de fotografía para estudiantes , organizado por Global Photography, China, Ganador del Gran Premio del Concurso de Fotografía Endless Summer de Skylum, Ganador del Premio de Plata del Concurso de Fotografía MARUMI dos veces de Japón, Ganador de la Mención de Honor de IPA-The International Photo Awards. Ganador del premio Gold Medal en el San Francisco Bay International Photo Show. Ganador del gran premio del Festival de fotografía de Chania, Grecia. Los premios de VOUBS son: 1er premio en mejor paisaje, 1er premio en mejor estilo de vida, 1er premio en mejor fotografía de viaje, 1er premio en mejor fotografía de ojos, 1er premio en mejor fotografía de mascota, 1er premio en mejor fotografía reflectante, 1er premio en mejor flor Foto, 1er premio en mejor fotografía de Amanecer / Atardecer, 1er premio en mejor fotografía de primavera, 1er premio en mejor fotografía de viajes 2018, 1er premio en mejor fotografía de personas, 1er premio en mejor fotografía de cascada, 1er premio en mejor fotografía de bebé. Finalista HIPA 2018, Finalista 15 ° concurso anual de fotografía Smithsonian, Finalista Siena International Photography Awards 2017 y 2018, Finalista dotART Urban 2017 photo Awards, Ganador por hora del Concurso de fotografía CBRE Urban Photographer of the Year 2018, Ganador del jurado experto en diversidad de paisajes de Photocrowd, Ganó la medalla Bursa PhotoFest por el concurso Fotografías ganadoras del premio especial del Festival Internacional de Fotografía de Bursa, Turquía, Ganador del 1er premio del concurso We Said Go Travel Photo 2018, Ganador del gran premio en el Festival de fotografía de Chania, Grecia. Primer premio en la categoría de Vida Social en el Ikei Photo Contest, España, 2019. Premio al Mejor Fotógrafo Urbano CBRE del Año 2016, Una de sus fotografías ha sido seleccionada para el Almanaque Internacionalista 2019 y muchos más. Ganador del 1er premio del concurso We Said Go Travel Photo 2018,

Sus fotografías se publicaron en más de 200 periódicos y revistas internacionales de EE.UU, Suiza, Francia, Reino Unido, Rusia, Corea, Irán, China y muchos periódicos y revistas nacionales e internacionales incluyen The Times, The Sun, The Guardian, Daily Mirror, The Telegraph, Daily Mail, New Atlas, BBC Wildlife Magazine. , Revista National Geographic, Revista Smithsonian, Revista F-Stop (también foto de portada), Revista Edge of Humanity, Periódico suizo Blickamabend, Periódico francés (LaDépêche, 20 minutos), Revista francesa Le Figaro, Le Parisien, Revista View en Alemania, en China CCTV, Global Times, Beijing Television (BTV), revista rusa Вокруг света (una de las revistas populares más antiguas del mundo), GEO Magazine, The People, Popular news magazine Newsweek, SangSaeng Magazine, Corea, Canon (Francia, Reino Unido, Europa), Politiko, Iconstyle en Tirana, Albania, The Week Junior, etc.

Apuntes: Secado de incienso “Los trabajadores vietnamitas se sientan rodeados de miles de varillas de incienso en Quang Phu Cau, una aldea en Hanoi, Vietnam, donde las varillas se han hecho tradicionalmente durante cientos de años. El incienso juega un papel importante en la vida espiritual de los vietnamitas. La gente usa incienso en todas las actividades de adoración. Los haces de bambú se colocan en el suelo en los días soleados para secarlos. Para hacer las varitas de incienso, primero se divide el bambú

296


Azim Khan Ronnie en dos, se limpia y se espolvorea y luego se colorea un tercio de la varilla de color rojo, morado o amarillo. Para secarlos, los palos se colocan en el suelo o al costado de la carretera durante aproximadamente un día. Después de que se hayan secado, los palos se recogen y se colocan en manojos de unos diez y se sujetan entre sí. Luego se venden en las provincias “. Las telas. Los trabajadores secan miles de metros de telas de colores brillantes al sol. Todo un pueblo se dedica a teñir y secar el algodón antes de llevarlo al mercado para su venta. Los Trenes. Miles de viajeros y viajeros intentan encontrar un lugar en el tren, y muchos recurren a pararse en el techo y aferrarse al frente. Sin asientos y sin muchos trenes, la gente se ve obligada a recurrir a agarrarse del exterior y pararse en el techo para poder llegar a casa. Pude captar el peligroso hacinamiento cuando la gente trataba de abordar los trenes en Tongi, Bangladesh. Entre 8.000 y 10.000 personas intentaban encontrar algún espacio posible para abordar los trenes todos los días. Los mercados. Una gran cantidad de hilsa llega a Fisheryghat en Chittagong, Bangladesh. El mercado de pescado de Chittagong es el mercado mayorista más grande de Hilsha en Bangladesh. Localmente conocido como Ilish, el pez ha sido designado como el pez nacional de Bangladesh. Hilsa, siempre un manjar especial en un hogar bengalí, se prepara de muchas formas diferentes. Se encuentra en la Bahía de Bengala y Padma, Jamuna, Meghna, Karnafully y otros ríos costeros de Bangladesh. Las huertas flotantes. Huerta flotante tradicional Los agricultores cultivan sus cosechas en huertas largas y delgadas que flotan en un río. Los jardines suben y bajan con las crecientes aguas de los ríos cercanos, que restringen el tiempo en que se pueden cultivar los cultivos y hacen de la tierra un bien preciado para los residentes locales. El área en Pirojpur, Bangladesh, que cubre 400 hectáreas, muestra la extraordinaria variedad de cultivos que incluyen frijoles, remolacha, calabazas, quingombó, berenjena, pepino, amaranto rojo, calabazas, nabos, coliflores, cúrcuma y chiles. Festival de la pesca. El festival de la pesca es uno de los antiguos festivales tradicionales de Bangladesh. Cientos de lugareños, pescadores, participan en este festival de forma espontánea con herramientas de pesca hechas de bambú, en el agua hasta las rodillas olvidando sus aflicciones del verano y animando con sus compañeros cuando atrapan peces con su trampa. El festival del pescado generalmente tiene lugar a fines del invierno cuando el agua de la zona de tierras bajas comenzó a secarse y las tierras de cultivo aún no están preparadas para cosechar nuevos cultivos en las regiones ribereñas del país. Así que personas de todas las edades, sentadas en casa o anhelando una aventura, participan en el festival mientras cientos de personas disfrutaron del evento. La gente local está capturando muchos tipos diferentes de peces en estanques, picos, lagos, etc. Las inundaciones son causa del cambio climático. Bangladesh es una tierra de muchos ríos. Es muy propenso a las inundaciones debido a que está situado en el delta del río Brahmaputra (también conocido como el delta del Ganges) y los numerosos distritos que desembocan en la bahía de Bengala. Bangladesh se enfrenta al problema de las inundaciones casi todos los años. Las inundaciones del monzón del año 2020 tienen un impacto general en la región norte, noreste y sureste de Bangladesh. Las inundaciones han afectado a 21 distritos de Bangladesh con un impacto de moderado a severo en 16 distritos. Se

297


pronosticó que el pico más alto de las inundaciones estaría en el punto de Bahadurabad, con un 71% de probabilidad de inundaciones altas. Se preveía que el pico de la inundación llegaría el 18 de julio de 2020. Hasta el 22 de julio de 2020, 102 upazila y 654 sindicatos se han visto inundados por las inundaciones, que afectaron a 3,3 millones de personas y dejaron a 7.31.958 personas empapadas. 93 personas ya han perdido la vida, en su mayoría como resultado de que el ahogamiento es la principal causa de muerte y 41 niños murieron por ahogamiento desde el 30 de junio de 2020. Los campos de maíz se sumergen en el agua después de que una inundación mortal devastó el área. Agricultores que intentan rescatar todo lo que pueden de los campos destruidos por el desastre anual. Miles de hectáreas de campos de maíz quedaron inundadas por la inundación en Sariakandi, Bogura, Bangladesh. En Bogura, Bangladesh, el agua de la inundación ha dañado cultivos por valor de alrededor de 83 millones de rupias Tk (£ 8 millones) en la temporada actual. De esto, la cantidad de daños en Sariakandi upazila es de alrededor de Tk68 crore (£ 6,4 millones), mientras que la cantidad combinada de daños es de Tk15 crore (£ 1,4 millones) en Sonatala y Dhunat. Los funcionarios de extensión agrícola del distrito y otros funcionarios de agricultura proporcionaron la información después de conversar con los agricultores locales que se vieron afectados por la inundación. En esta temporada, al menos 50.000 personas se han visto anegadas solo en Sariakandi upazila. Cientos de fábricas de ladrillos parecen haber desaparecido casi por completo bajo el agua tras las graves inundaciones. Los edificios se cubrieron de agua tres días después de fuertes lluvias después de que un río cercano rompiera sus orillas. Los trabajadores pudieron salvar miles de ladrillos, pero muchos se perdieron a causa de la inundación de 20 pies de profundidad. Las fábricas de ladrillos inundadas tomadas en Amin Bazar cerca de su casa en Dhaka, Bangladesh. Cada año en Bangladesh se inundan aproximadamente 26.000 kilómetros cuadrados (10.000 millas cuadradas) (alrededor del 18% del país), matando a más de 5.000 personas y destruyendo más de siete millones de hogares. Bangladesh se enfrenta a este problema casi todos los años. Las inundaciones costeras, combinadas con el estallido de las orillas de los ríos, son comunes y afectan gravemente el paisaje y la sociedad de Bangladesh. El 80% de Bangladesh es [llanura aluvial] y tiene una extensa costa marítima, lo que hace que la nación corra un gran riesgo de sufrir daños generalizados periódicos. Mientras se construyen defensas más permanentes, reforzadas con hormigón armado, muchos terraplenes están compuestos exclusivamente de tierra y césped y hechos por agricultores locales. Las inundaciones ocurren normalmente durante la temporada de monzones de junio a septiembre. Una enorme avalancha de agua procedente de las aguas arriba y las lluvias monzónicas inundaron recientemente los distritos del norte y noreste de Bangladesh. Anteriormente, durante la última semana de junio de 2020, BDRCS, basándose en el pronóstico, activó su Protocolo de Acción Temprana (EAP) para apoyar a 3.800 hogares en tres distritos que tienen más del 25 por ciento de los bienes del hogar dañados. Después de mostrar una leve mejoría la semana pasada, la situación de las inundaciones se ha vuelto a deteriorar debido a que los principales ríos del país fluyen por encima del nivel de peligro. Según el pronóstico actual, esta inundación tiene un 50% de posibilidades de atravesar 1 en 10 años. Procesamiento de la soja. La aldea de Cu Da en Hanoi, Vietnam, produce salsa de soja desde su fundación hace más de 400 años. En el pasado, cada hogar local almacenaba varios frascos de salsa de soja para usar durante todo el año. Hoy en día, la salsa de soja se elabora no solo para uso propio de los aldeanos, sino para venderla fuera del pueblo. La salsa de soja está hecha de arroz glutinoso, sal, soja y agua. La salsa queda más deliciosa si se hace con agua de lluvia. El arroz debe ser Nep cai hoa vang , una variedad especial de arroz glutinoso de alta calidad y sabor especial que se cultiva principalmente en las provincias del delta norte y de la región central. El arroz glutinoso cocido se fermenta durante varios días en una cámara de

298


Azim Khan Ronnie incubación. Después de 6 días, el koji de arroz, que se asemeja a un pastel suave de lentejas verdes, se traslada a un tanque de sal. Se vende en grandes supermercados de provincias y ciudades de todo el país y se exporta a otros países asiáticos. Donde termina la ciudad y comienzan los barcos. Las 500 enormes embarcaciones que se utilizan para transportar ladrillos, arena y otros bienes, se están construyendo o están atracadas para trabajos de mantenimiento en Dhaka, Bangladesh. Los constructores navales de Bangladesh comenzaron a exportar sus barcos a otros países en 2009, y desde entonces se ha convertido en un comercio creciente en la zona. Secado de tejidos. Cientos de metros de algodón rojo brillante recién teñido se extienden para secar al sol. Las fotografías aéreas muestran a los trabajadores desplegando numerosos tramos enormes de tela a través de campos verdes en el distrito de Narsingdi de Bangladesh. Con algunas tiras de algodón que se acercan a los 500 pies de largo, los trabajadores pueden cubrir 100 hectáreas con la tela. Oración de Eid. La mayor congregación de Eid-ul-Fitr del sur de Asia se celebró en Gor-e-Shahid Boro Math, Dinajpur, Bangladesh. Según la afirmación de los organizadores, más de 600.000 devotos participaron en esta congregación de Eid. Las oraciones comenzaron a las 8:30 am con devotos provenientes de diferentes partes de la región. Eid-ul-Fitr es una fiesta musulmana de felicidad que se celebra en todo el mundo. El campo de refugiados más grande del mundo. Miles de casas improvisadas en el campo de refugiados más grande del mundo se capturan en esta increíble fotografía aérea. La variedad de casas rojas, verdes y blancas, que albergan a más de 1.000.000 de refugiados. Recolección de chiles rojos. Se cosechan miles de chiles rojos brillantes bajo el sol ardiente antes de ser clasificados y listos para ser entregados a las empresas de especias en Sariakandi, Bogura, Bangladesh. Más de 2.000 personas trabajan en casi 100 granjas de chiles en Bogura, Bangladesh, para suministrar chiles a las empresas locales de especias para que los utilicen en sus recetas. Los chiles son una parte importante de la cocina bengalí popular en Bangladesh y se utilizan como parte de una combinación de especias para varios platos de carne, como pollo y ternera. Fábrica de ladrillos. La impresionante escala de la industria de fabricación de ladrillos de Bangladesh se captura en estas fotos que muestran cómo se acumulan en miles mientras los procesos de fabricación causan estragos en el medio ambiente circundante. Se estima que un millón de personas producen la asombrosa cantidad de decenas de miles de millones de ladrillos cada año en 7.000 hornos separados en Dhaka, Bangladesh. En la capital de Dhaka, la contaminación de las fábricas de ladrillos y las plantas de teñido hace que el agua del río Turag se vuelva verde con algas cada vez más. Los hornos de ladrillos son el principal contaminante del aire en el país, particularmente durante la estación seca, cuando se fabrican la mayoría de los ladrillos, lo que hace que la calidad del aire de esta metrópoli sea gravemente insalubre.

299


Hay alrededor de 12.000 empresas de fabricación de ladrillos en Bangladesh. La mayoría de los hornos de ladrillos funcionan en la estación seca, cuando la contaminación también es alta. Generalmente, se requieren medio millón de toneladas de arcilla para hacer un millón de ladrillos que provienen del suelo fértil o de la capa superior del suelo. La impresionante escala de la industria de fabricación de ladrillos de Bangladesh se captura en una foto que los muestra amontonándose en miles mientras los procesos de fabricación causan estragos en el medio ambiente circundante. Se estima que un millón de personas producen la asombrosa cantidad de decenas de miles de millones de ladrillos cada año en 7.000 hornos separados. Los hornos de ladrillos son el principal contaminante del aire en el país, particularmente durante la estación seca, cuando se fabrican la mayoría de los ladrillos, lo que hace que la calidad del aire de esta metrópoli sea gravemente insalubre. En la capital de Dhaka, la contaminación de las fábricas de ladrillos y las plantas de teñido hace que el agua del río Turag se vuelva verde con algas cada vez más. El humo negro del campo de ladrillos envuelve el ambiente. El mundo moderno utiliza hormigón, láminas de aluminio, plásticos, acero y materiales metálicos para la construcción de edificios de varios pisos, mientras que Bangladesh depende de los ladrillos para la construcción. Estos ladrillos están hechos del suelo que es un elemento importante de la naturaleza y, en la mayoría de los casos, se extrae de la tierra agrícola. Los propietarios de los hornos de ladrillos obligaron al agricultor a excavar la tierra fértil de la capa superior, que es muy importante para el cultivo. Aunque la quema de leña en hornos de ladrillos está legalmente prohibida, se queman leña, carbón vegetal, fueloil e incluso neumáticos usados. Una vez más, se requieren casi un millón de ladrillos para que se quemen 20 toneladas de carbón. En nuestro país, la plantación de árboles es una especie de movimiento social, pero no estamos obteniendo ningún beneficio debido a la gran quema de madera del bosque. La quema de madera y carbón adicionales conduce a la producción de polvo, monóxido de carbono, azufre y óxidos de nitrógeno que contaminan la atmósfera. Los niveles de contaminación son tan altos que los árboles cercanos también están muriendo. La vista visual ha disminuido debido al polvo. Aunque Dhaka quedó en segundo lugar peor en el país, la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2018 dijo que Dhaka era la tercera peor ciudad del mundo en términos de contaminación del aire, detrás de Delhi y El Cairo. La exposición continua al aire de mala calidad puede causar enfermedades cardíacas, cáncer de pulmón, enfermedades pulmonares obstructivas crónicas e infecciones respiratorias, incluida la neumonía. También podría causar un accidente cerebrovascular, según la OMS. El organismo de salud de la ONU estima que 37.000 bangladesíes mueren cada año debido a la contaminación del aire, y la edad promedio de las víctimas es de solo 38 años. Barcos de madera y vida. Cientos de barcos de madera están dispuestos en forma de flor, listos para llevar a los trabajadores de las afueras a sus puestos de trabajo en el centro de la ciudad. Los enormes grupos de barcos en la capital de Bangladesh, Dhaka, que es la tercera ciudad más densamente poblada del mundo, hogar de 17 millones de personas. Las fotografías fueron tomadas en la zona de Sadarghat, a orillas del río Buriganga, que se utiliza como ruta a la ciudad de Dhaka para millones de trabajadores. Los barcos se agruparon en grupos, con entre 20 y 200 barcos en cada uno de los grupos. Las sandias. Los trabajadores descargando las sandías.

300


Azim Khan Ronnie La fotografía de insectos. Si los humanos se extinguieran mañana, no le pasarían demasiadas cosas al planeta, pero la extinción de los insectos podría ser catastrófica. Muchos insectos son considerados plagas por los humanos. Sin embargo, los insectos también son muy importantes por numerosas razones. Los insectos se pueden encontrar en todos los entornos de la Tierra. Si bien unos pocos insectos selectos, como la polilla del oso lanudo ártico, viven en el duro clima ártico, la mayoría de los insectos se encuentran en los trópicos cálidos y húmedos. Los insectos se han adaptado a una amplia gama de hábitats, encontrando con éxito su propio nicho, porque comen casi cualquier sustancia que tenga valor nutricional. Los insectos son componentes cruciales de muchos ecosistemas, donde desempeñan muchas funciones importantes. Airean el suelo, polinizan las flores y controlan las plagas de insectos y plantas. Muchos insectos, especialmente los escarabajos, son carroñeros y se alimentan de animales muertos y árboles caídos. Puede parecerle repugnante, pero los insectos son una fuente importante de alimento en muchos lugares del mundo. Los grillos, las hormigas, los saltamontes y otros insectos son alimentos tradicionales en algunas partes de América Latina, África y Asia. Hay 1.400 millones de insectos por persona en este planeta y los necesitamos (casi) todos. Si los humanos se extinguieran mañana, no le pasarían demasiadas cosas al planeta, pero la extinción de los insectos podría ser catastrófica. Los insectos también se han utilizado en medicina. En el pasado, las larvas de mosca (gusanos) se usaban para tratar heridas para prevenir o detener la gangrena. La gangrena es causada por la infección de la carne muerta. Los gusanos solo comen carne muerta, por lo que cuando se colocan sobre la carne muerta de humanos, realmente limpian la herida y pueden prevenir la infección. Algunos hospitales todavía utilizan este tipo de tratamiento. Los barcos de madera tradicionales de Dhaka. Los hilos de botes de madera están dispuestos en forma de flores, listos para llevar a los trabajadores desde las afueras hasta sus puestos de trabajo en el centro de la ciudad. Los enormes grupos de barcos en la capital de Bangladesh, Dhaka, que es la tercera ciudad más densamente poblada del mundo, hogar de 17 millones de personas. Las fotografías fueron tomadas en la zona de Sadarghat, a orillas del río Buriganga, que se utiliza como ruta a la ciudad de Dhaka para millones de trabajadores. Los barcos descansan en paz porque muchas personas están en cuarentena con su familia en un apartamento en Dhaka, Bangladesh. Cientos de botes de madera se abren en abanico alrededor de sus amarres en patrones que se asemejan a flores. Los barcos, decorados con coloridas alfombras estampadas, están listos para transportar a los trabajadores de las afueras de la ciudad a sus puestos de trabajo en el centro. Participación de la mujer en la fuerza laboral. La participación de las mujeres en la fuerza laboral se ha multiplicado con el tiempo en Bangladesh. En comparación con el 4 por ciento en 1974, la participación femenina en la fuerza laboral ha aumentado al 40 por ciento en 2020. Este cambio es mucho más rápido que el crecimiento de la participación masculina en la fuerza laboral, que aumentó al 81,9 por ciento en 2020 desde el 80,4 por ciento en 1974. Curiosamente, la mano de obra La participación de la fuerza entre las mujeres rurales es mucho mayor (42 por ciento) que las mujeres urbanas (38 por ciento). Las mujeres en la fuerza laboral han estado a la vanguardia del reciente y exitoso crecimiento económico de Bangladesh. Una limitación cultural importante al empleo de las mujeres fuera del hogar ha sido la tradición del purdah. Prevalente en la sociedad rural de Bangladesh, se refiere vagamente al secuestro de mujeres del mundo masculino fuera del entorno

301


familiar. Las grandes variaciones en las implicaciones efectivas del purdah son evidentes para las mujeres en Bangladesh, en parte según la ubicación geográfica y el nivel socioeconómico. La participación de las mujeres en la fuerza laboral se ha multiplicado con el tiempo en Bangladesh. En comparación con el 4 por ciento en 1974, la participación femenina en la fuerza laboral ha aumentado al 40 por ciento en 2020. Este cambio es mucho más rápido que el crecimiento de la participación masculina en la fuerza laboral, que aumentó a 81,9 por ciento en 2020 desde 80,4 por ciento en 1974. Oración del viernes realizada con distanciamiento social. La oración del viernes se llevó a cabo con distanciamiento social en la mezquita Baitul Mukarram en Dhaka, Bangladesh. El gobierno permite las oraciones comunitarias en las mezquitas. Bangladesh levanta las restricciones a las oraciones de la mezquita a medida que se suaviza el cierre. Los devotos deben mantener el distanciamiento social y seguir 12 pautas de salud. Después de un cierre de más de un mes debido a la pandemia de coronavirus, el gobierno ha decidido reabrir mezquitas en todo el país para que todos ofrezcan oraciones comunitarias. La decisión se tomó en un momento en que la pandemia de Covid-19 se está extendiendo rápidamente en el país. En el último orden, se menciona que, en el caso de las oraciones en las mezquitas, las personas deben mantener un distanciamiento social de al menos 3 pies. Todas las mezquitas deben desinfectarse antes de cada oración, y debe haber un espacio entre dos publicaciones seriadas. Alrededor de 268.000 mezquitas en todo el país celebraron la congregación Jummah de acuerdo con las pautas de salud y seguridad del gobierno, según la Fundación Islámica. Trabajadores de arroz. Millones de granos de arroz se colocan para secar en un molino mientras los trabajadores los cepillan con hojas al sol. Los hombres y mujeres trabajan ocho horas al día en el calor hirviendo, asegurándose de que el arroz no se queme mientras se seca después de hervido, rastrillándolo regularmente y luego barriéndolo en cientos de filas. Estos agricultores pasan horas bajo el sol abrasador agitando el arroz con los pies para que se seque uniformemente, formando patrones intrincados mientras caminan. Decenas de agricultores trabajan en kilómetros de campos de arroz, volteando regularmente los granos de arroz para que se sequen uniformemente al sol. También tienen la tarea de crear caminos por los que caminar, formando bonitos patrones en los campos. El arroz es el cultivo básico en Bangladesh. El arroz cosechado contiene 22 a 28% (base húmeda) de contenido de humedad que debe secarse adecuadamente para reducir las pérdidas poscosecha. Los hombres y mujeres trabajan ocho horas al día en el calor hirviendo, asegurándose de que el arroz no se queme mientras se seca después de hervido, rastrillándolo regularmente y luego barriéndolo en cientos de filas. El secado es el proceso que reduce el contenido de humedad del grano a un nivel seguro para el almacenamiento. El secado es la operación más crítica después de la cosecha de arroz.

302


Azim Khan Ronnie La vida en la basura. Mujeres y niños tamizan montañas de basura en busca de cualquier cosa reutilizable o reciclable que puedan vender, aunque les hará ganar menos de £ 3 al día. Cientos de personas se reúnen cada mañana en el vertedero, donde se vierten diariamente un promedio de 6.000 toneladas de residuos sólidos. Los trabajadores revisan el área de 40 hectáreas y las montañas de basura, que pueden alcanzar los 100 pies (30 m) de altura, en busca de cualquier cosa que se pueda vender. Alrededor de 300 personas van al vertedero en Matuail, Demra, en Dhaka, Bangladesh, para recolectar cualquier cosa de valor de venta como metal, plástico, polietileno, papel y juguetes viejos. A pesar de esto, hay un gran grupo de personas en Dhaka (la capital de Bangladesh) que se ganan la vida recolectando y vendiendo ‘Bhangari’ (trozos de basura rotos). Como parte del esfuerzo de Dhaka City Corporation para mantener la ciudad limpia, la basura se lleva todos los días al vertedero Matuail cerca de Jatrabari. En un momento, la revista Forbes publicó un informe que etiquetaba a Dhaka como la segunda ciudad más sucia del mundo, no solo por los vertederos de la ciudad, sino también por la falta de manejo de basura, aire contaminado, instalaciones médicas, saneamiento y transmisión de enfermedades que prevalecen en esta enorme metrópoli. Los niños desafían las llamas mientras tamizan a través de montones de basura ardiendo, desesperados por encontrar artículos para vender. Los jóvenes afectados por la pobreza escalan montañas de basura de 200 pies de altura, agarrando artículos aún en llamas con la esperanza de que luego puedan venderse en un mercado local. Fotos impactantes muestran a niños de tan solo 12 años cazando en un vertedero de 40 hectáreas en Bangladesh, mientras los montones de basura continúan ardiendo. Lamentablemente, incluso hay niños que no tienen otra opción que intentar ganarse la vida buscando artículos de la basura que puedan vender. Bogura - La tierra de los chiles rojos. Miles de chiles rojos brillantes se cosechan al sol antes de ser clasificados y listos para ser entregados a las empresas de especias en Sariakandi, Bogura, Bangladesh. Más de 2.000 mujeres trabajan en casi 100 granjas de chiles en Bogura, Bangladesh, para suministrar chiles a las empresas locales de especias para que los utilicen en sus recetas. Los chiles son una parte importante de la cocina bengalí popular en Bangladesh y se utilizan como parte de una combinación de especias para varios platos de carne, como pollo y ternera. Las trabajadoras se separan del chile de baja calidad al sol en Sariakandi de Bogura, Bangladesh. En Bangladesh, los agricultores de Bogura esperan una producción excelente de chile cada año. El chile creció bien porque hubo un clima favorable durante toda la temporada, y los agricultores recibieron el asesoramiento adecuado sobre el cultivo del chile por parte de los funcionarios del departamento de agricultura. Como Bogura es conocido por producir chiles rojos picantes de calidad. A lo largo de los años, los fabricantes de especias obtuvieron una buena base de consumidores, particularmente en los vecindarios urbanos donde las mujeres trabajadoras y también las amas de casa que manejan familias sin ayuda doméstica encuentran más fácil comprar una bolsita de pimiento rojo que picar chiles en casa. Además, la cosecha se produce durante la temporada de invierno desde mediados de noviembre hasta mediados de enero y durante la temporada de lluvias desde mediados de abril hasta mediados de julio.

303


El árbol inusual. Las inusuales raíces de un árbol de 500 años parecen crear una arboleda entera de árboles espeluznantes. Las raíces verticales del árbol de Banyan se extienden hacia abajo desde una altura de hasta 30 pies, con el árbol principal elevándose por encima de él. El árbol único, el único de su tipo en el bosque circundante, en Dhamrai, Dhaka, Bangladesh. El árbol que parece un ‘monstruo’ estirando sus brazos, es un lugar favorito para jugar para los niños locales. Shaitta es un pueblo en la Unión de Jadavpur de Dhamrai upazila en el distrito de Dhaka. Hace unos 500 años, los antepasados ​​de la dinastía Devidas de este pueblo plantaron una palmera y un baniano uno al lado del otro. El árbol tiende a crecer con el tiempo. Hay muchos mitos sobre los dos árboles. Se dice que según la idea convencional, el árbol pakur se considera masculino y el árbol bot se considera femenino y están casados ​​según la religión tradicional. Desde entonces, el árbol se conoce como marido y mujer. También es de conocimiento común que si alguien corta una rama de un árbol por cualquier motivo, se enferma. Posteriormente es liberado con pujo. Entonces nadie corta las ramas del árbol. Como resultado, dos ramas del árbol han brotado y se han extendido por alrededor de 5 bighas de tierra. Los hindúes locales consideran que los dos árboles son deidades. Han puesto el templo a la sombra debajo de un árbol a un lado. También hay un molino de presión al lado del templo. Las raíces de los dos árboles se han fusionado de tal manera que ya no están separadas. Los dos árboles deben identificarse mirando las hojas. ¡Las hojas que son verdes son las del árbol bot, y las hojas que se vuelven verdes después de ser coloreadas son las hojas de la palmera! Y el templo establecido es el templo de Kali. Cada año, el primer día de Boishakh, se organizan varias ceremonias debajo del árbol. Debido a la prevalencia de varios eventos fantasmales, ¡nadie suele pasar debajo del árbol por la noche! Como no existe la tradición de cortar las ramas del árbol, si es necesario ensanchar el camino estrecho debajo del árbol, el presidente local debe doblar un poco el camino para que no haya que cortar las ramas. Elaboración tradicional de cuajada. Estos panaderos cocinan cuajada tradicional de Bangladesh alrededor de fogatas de la misma manera que se han hecho durante miles de años. Usan cúpulas gigantes hechas de bambú para cubrir el horno y ayudar a aislar el calor mientras la cuajada se cocina durante 12 horas. Este método ancestral, aunque no es el más eficaz, lo han mantenido vivo los panaderos de Sherpur, cerca de Bogura, Bangladesh. La cuajada se prepara en woks antes de verterla en ollas alrededor de las fogatas para cocinar. Obreros o artesanos elaboran cuajada a partir de leche líquida de proceso. Esta cuajada elabora con leche de vaca. La leche es el elemento principal para hacer esta cuajada. Después de 4-5 horas de leche hervida, agregan azúcar en esta leche. Todos los días necesitan un mínimo de 600 litros de leche para hacer esta cuajada. En algún momento fueron más de 1000 litros cuando reciben más pedidos para cualquier ocasión, como programa de matrimonio, festival religioso, programa de cumpleaños, festival musulmán Eid, etc. Hace miles de años que el requesón tradicional ‘Bogura’r Doi’ (Bogura Curds) es muy famoso en Bangladesh también en el mundo por sus increíbles pruebas y sabores. Los países donde se elaboran las cuajadas más populares. Se llama Bogura’r Doi (Cuajada de Bogura). Miles de personas participan en la fabricación de cuajada. Cientos de fábricas de cuajada están aquí.

304


Azim Khan Ronnie Miles de años han estado utilizando este método tradicional. Esta ciudad de Bogura tiene 3500 años. Bogra es considerada la ciudad más antigua de Bengala, que data del reinado del gran emperador Ashoka, que gobernó la India desde el 268 al 232 a. C. Es hora de que estos artesanos empiecen a hacer cuajada y dulces para el emperador Ashoka. La congregación musulmana más grande. Miles de viajeros y viajeros tratan de encontrar un lugar en el tren, y muchos recurren a pararse en el techo y agarrarse al frente. Sin asientos y sin muchos trenes, la gente se ve obligada a recurrir a agarrarse del exterior y pararse en el techo para poder llegar a casa. Pude captar el peligroso hacinamiento cuando la gente trataba de abordar los trenes en Tongi, Bangladesh. Entre 8.000 y 10.000 personas intentaban encontrar algún espacio posible para abordar los trenes. La gente salta de un tren a otro en la congregación global. Durante Bishwa Ijtema, la gente salta de un tren a otro con riesgo de vida para volver a casa. El Bishwa Ijtema se lleva a cabo todos los años y millones de personas viajan para orar a lo largo del río Turag en Tongi, Bangladesh. Es la segunda congregación musulmana más grande del mundo después del Santo Hajj en La Meca, la ciudad más sagrada para los musulmanes. El evento es una reunión de oración de tres días, durante la cual los devotos realizan oraciones diarias mientras escuchan a los eruditos recitar. Rezando con fuego. Los evangélicos asisten a la oración con incienso encendido y lámparas de aceite ligero antes de interrumpir el ayuno durante un festival religioso llamado Rakher Upobash o Kartik Brati en Narayanganj, Bangladesh. Los bengalíes de la fe hindú en Bangladesh se sientan en oración celebrando el santo hindú Baba Lokenath del siglo XVIII con una oración de ‘Rakher Upobas’ y un día de ayuno Cada año, miles de devotos hindúes se reúnen frente al templo Shri Shri Lokenath Brahmachari Ashram para el Kartik Brati o Festival religioso Rakher Upobash en Narayanganj, Bangladesh. Los fieles se sientan frente a la luz de las velas (llamado localmente como Prodip) y absorben en oración. Lokenath Brahmachari, llamado Baba Lokenath, fue un santo y filósofo hindú del siglo XVIII en Bengala. Los adoradores hindúes ayunan y rezan sinceramente a los dioses por sus favores durante el ritual tradicional llamado Kartik Brati o Rakher Upobash. Los devotos de Lokenath Brahmachari oran con luz para salvar a sus familiares y seres queridos del cólera y la enfermedad de la viruela.

305


Profile for Moldeando la luz

Luz y Tinta nº 114 ESPECIAL  

Luz y Tinta es la revista de la red social de fotografía Moldeando la luz. Este número especial está dedicado a Azim Khan Ronnie

Luz y Tinta nº 114 ESPECIAL  

Luz y Tinta es la revista de la red social de fotografía Moldeando la luz. Este número especial está dedicado a Azim Khan Ronnie

Profile for guendy

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded