Page 1

Nยบ 18 junio 2019

MARINA

PINO ORTEGA El rincรณn del sabio ESPECIAL

EL PINO TE AYUDA


SALUDA

Mi función cómo represente de familiares de los residentes es apoyar y orientar a todo aquel familiar que lo necesite y ayudarle a solucionar incidencias que nos podemos encontrar. Mi llegada al Centro Sociosanitario El Pino fue un 15 de abril del 2009, ya que mi madre, Asunción, reside en él. El comienzo en el centro fue complicado, como todos los inicios, pero con el paso del tiempo y gracias a la aportación de las ideas del personal, se ven mejoras, plasmadas en las actividades y los diferentes proyectos que se llevan a cabo. Al principio el CSS El Pino era una más de tantas residencias de mayores que hay en la isla, pero hay que destacar que se han producido cambios significativos, tanto a nivel de espacios como de actividades, dándole al centro más vida y alegría. Como ejemplo de espacios tenemos el invernadero de la 2ª planta, que aporta un rincón de paz y tranquilidad y hace que, dentro de un edificio urbano, tengamos un espacio de naturaleza, imprescindible para aquellos mayores que no pueden salir a la calle. Ahora esperamos con anhelo la reforma de la terraza de la 3ª planta, para tener allí también un espacio de distensión al aire libre.

Todo ello es posible gracias al gran equipo que hay en el centro, en todos los departamentos, pues se unen con un mismo fin: nuestros mayores.

Es muy importante la labor asistencial que realiza todo el quipo sanitario, ya que nuestros mayores son cada vez más dependientes y necesitan de más ayuda en algún momento del día y algunos durante todo el tiempo. Los ves realizar su trabajo con el mayor cariño y profesionalidad del mundo.

Mª Antonia González Díaz Represente de familiares de residentes del CSS El Pino. Con el paso de los años la familia del CSS El Pino ha ido aumentando. Y me refiero a familia porque se crea una relación entre familiares, amigos, residentes y profesionales que cuidamos de nuestros mayores. Tanto es así que muchos de nosotros mantenemos una participación activa en el centro, ya sea de manera puntual o continuada en las distintas actividades que se realizan, para que sea un centro vivo y participativo.

En cuanto a las actividades que se realizan en el centro, han ido evolucionado a mejor, adaptándose a los residentes y siempre buscando el bienestar del mayor. Al ser un centro en el que se trabaja con una filosofía “Centrada en la persona”, los residentes hacen las actividades que siempre les han gustado, adaptándose a ellos los profesionales. Ejemplo de ellos son las celebraciones de las fiestas importantes como Carnaval, Día de Canarias, festividad del Pino y Navidad. En estas actividades se refleja un cachito de cada fiesta y estando en los jardines del Pino sentimos que nos trasladamos a diferentes mercadillos o incluso a los mismos Carnavales de Las Palmas u otro lugar de la Isla.

Todos estamos aquí por y para ellos, por lo que tenemos que ir de la mano. Escucha a Rosa Rubio. Captura este código QR con tu Smartphone.


SUMARIO Día de Canarias en el CSS El Pino

2

Saluda: Mª Antonia González Díaz

3

18

Qué significa el CSS El Pino para los alumnos voluntarios del colegio Claret, el IES Politécnico y el colegio Teresianas.

24

Voluntariado en el CSS El Pino: Iniciativas Humanas y voluntarios “la Caixa”

25

Talleres de supervivencia emocional. Mila Lorenzo

En portada. Juego “¿Quién es quién?”

5

CSS El Pino antes y después: una historia de éxito. Alejandro López

6

26

Formación en soporte vital básico y soporte vital avanzado. Gabriela Agostini

Envejecimiento exitoso. Javier Rodríguez y Teresa Usieto

8

27

CSS El Pino plató de cine. Francisco Couto

Historia Chrome de Mª Luisa Marrero. Francisco Couto

10

28

Feliz Navidad en el CSS El Pino. Carmen Sueiro

Neuropsicología clínica al final de la vida. Noemí Ramírez

11

29

Departamento de terapia ocupacional

Salidas y excursiones. Carlos Vega

12

30

Taller de hábitos saludables en las mini-residencias de salud mental del CSS El Pino. Sara Arribas

Carnaval, Carnaval… Carnaval… te queremos. Antonia Adame

13

32

El voluntario: Juan Adolfo Álvarez

CSS El Pino: centro social de vida en Las Palmas de Gran Canaria. Francisco Couto

14

33

El rincón del sabio: Marina Pino Ortega

Embajadas del CSS El Pino. Alejandro López

16

34

La residente: Carmen González

Experiencia en prácticas. Belén Yánez

17

35

La empleada: Eva Montesdeoca

EQUIPO Cuéntanos tu idea a través de los buzones de sugerencias disponibles en cada planta o por email: revistacsselpino@grupoicot.es

Directora y redactora: Diana Jorge

Fotografía, diseño y maquetación: Ibán López. Aguaviva diseño y comunicación.

Coordinadora: Carmen Sueiro

Edición Grupo ICOT Impresión Gráficas Abemak


Juego ¿Quién es quién? Los protagonistas de estas fotos ya han crecido mucho… ¿Sabes quiénes son? En el próximo número saldrá la solución. PISTAS • Es usuaria del CED2. • Le encanta pasar el tiempo libre en Valleseco. • Cuando hay una fiesta es la primera en participar. • Le gusta ayudar a los demás (tanto a otros usuarios como a los gerocultores).

en portada Marina Pino Ortega es nuestra sabia en este número y quien protagoniza la portada en esta ocasión. En la página 33 pueden conocerla un poco mejor y, para los más jóvenes, sobre todo para las mujeres, dedica un poco de la sabiduría que da la experiencia.

PISTAS: • Tiene apellidos argentinos. • Trabajó bastante tiempo en la planta 4. • Es muy trabajadora, simpática y agradable. • Tiene los ojos azules.

Fotografía de portada: Ibán López (Aguaviva diseño y comunicación).

PISTAS: • • • •

Tiene 83 años. Es muy risueño. Procede de La Isleta. Fue entrenador de boxeo y practicó vela latina.

Centro Sociosanitario El Pino Avenida Juan XXIII, nº 13 35004, Las Palmas de G.C. Tel.: 928 292 545 | Fax: 928 246 240 www.grupoicot.es síguenos en: /grupoicot

@grupoicot

Para participar, envíanos tu foto de la infancia o juventud a dinamizacion2.elpino@grupoicot.es o pide ayuda en recepción. Solución juego revista nº 17: De arriba a abajo: Ana Benítez (gerocultora) - José Vicente Ramírez (residente) – Alejandro López (director del CSS El Pino). CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA 5


CSS El Pino

antes y después: una historia de éxito “

El desarrollo del CSS El Pino en los últimos 10 años de gestión viene marcado sin lugar a dudas por una evolución y una revolución en la forma de entender los cuidados a las personas en situación de dependencia. Es la muestra palpable y visible de que se pueden gestionar las cosas mejor con el mismo dinero. Para ello es necesario un equipo humano comprometido y creativo, empezando por la alta dirección de la empresa, que es de donde debe partir la filosofía que se pretende llevar a cabo en la asistencia. Esto implica asumir unos riesgos desde el punto de vista empresarial, apostando por un modelo novedoso, en el que nos adentramos en terrenos absolutamente desconocidos e intransitados previamente. Se trata asimismo de un modelo que no es el más confortable siempre para el profesional ni para los gestores y que requiere de flexibilidad y búsqueda de soluciones alternativas, tanto desde las instituciones públicas como de las privadas.

6

CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA

Libertad y dignidad frente a paternalismo y ausencia de autonomía. Hasta el final de la vida. Ya no vale otra cosa.

Alejandro López CDirector del CSS el Pino

Hemos desarrollado programas tan necesarios y vanguardistas como: • Programa de cuidados sin sujeciones, siendo el primer centro certificado como libre de sujeciones físicas y químicas por una entidad independiente (CEAFA). • Programa integral de cuidados al final de la vida. • Programa de cuidados con estimulación emocional. • Programa de abordaje emocional de la demencia (planta 11). • Programa de apoyo a las familias: talleres de supervivencia emocional. • Programa de actividades de ocio y ocupación del tiempo libre, con la celebración de excursiones y de las fiestas más emblemáticas de la comunidad. • Programa intergeneracional “En primera persona”. • Programa de voluntariado. • Programa de formación continua de los profesionales.


El modelo creado en El Pino debe ser irreversible; al igual que nadie admitiría un recorte de derechos democráticos en ningún ámbito civil, es inconcebible volver a la antigua forma de cuidar, con sujeciones físicas, químicas, ambientales y psicológicas. Por ello pensamos que la red asistencial pública a la dependencia debe continuar por esta senda, tanto en los centros de gestión propia como en las diferentes licitaciones que las Administraciones saquen a concurso público. Nuestra experiencia en El Pino demuestra que es posible hacerlo y además con unos recursos limitados. Dentro del sector sociosanitario orientado a las personas mayores dependientes y a la salud mental, el Grupo ICOT apuesta decididamente por la innovación, en alineación con los nuevos paradigmas asistenciales centrados en la persona y los cuidados con dignidad. Estos modelos reciben el nombre genérico de “Atención centrada en la persona” y sitúan la dignidad como punto de partida (Martínez Rodríguez, 2011).

Así mismo, se trata de paradigmas que implican una serie de características y valores irrenunciables para los centros gestionados por el Grupo ICOT: „„ „„ „„ „„ „„ „„ „„

Atención integral centrada en la persona. Libres de sujeciones (físicas, farmacológicas y familiares: triple descontención). Uso de la tecnología al servicio de romper barreras para la accesibilidad. Centros sociales de vida. Ecológicos. Que ayudan al conocimiento científico. Con respeto al patrimonio inmaterial y cultural de nuestras islas.

Nuestro objetivo fundamental es la promoción de la autonomía personal y la prevención de la dependencia, ofreciendo unos cuidados dignos, con respeto a la individualidad de las personas aún en situaciones de extrema dependencia física y/o psíquica.

• Programa de investigación y divulgación con la organización. Entre otras, las Jornadas Sociosanitarias año tras año, o el I curso de actualización en terapia ocupacional en el 2018, además de diversas comunicaciones en congresos y jornadas científicas, como las XI Jornadas del Consorcio de Neuropsicología Clínica (CNC), donde la comunicación “Neuropsicología clínica al final de la vida”, desarrollada por nuestra neuropsicóloga clínica Noemí Ramírez, fue distinguida con un premio a la mejor comunicación.

Ahora es necesaria una expansión y generalización del modelo. SABEMOS CÓMO HACERLO.

CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA 7


Envejecimiento exitoso

Aumentar los años de vida libres de discapacidad es uno de los principales objetivos de la geriatría. Javier Rodríguez y Teresa Usieto Médicos geriatras del CSS El Pino La geriatría nace a partir de la falta de interés por los problemas de los pacientes ancianos que, por su edad avanzada, eran con frecuencia falsamente etiquetados de incurables. Muchas veces estos pacientes eran rechazados de los programas de tratamiento médico o rehabilitador, de tal manera que permanecían de por vida en las antiguamente llamadas salas de crónicos de los hospitales. A partir del trabajo de Marjorie Warren (Londres 1897-1960) y su interés por estos pacientes, nace en Inglaterra el primer servicio de geriatría en el West Middlesex Hospital en 1935, donde observaron que muchos de estos pacientes padecían procesos rehabilitables. En 1946, el servicio nacional de salud inglés crea la especialidad de geriatría, iniciando un estilo de asistencia al anciano que se extenderá por todo el mundo.

La geriatría se ocupa de los aspectos clínicos, preventivos y sociales de la enfermedad en el anciano. Su principal objetivo es prevenir y superar la pérdida de autonomía, a la cual estas personas son especialmente susceptibles.

“ 8

CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA

Los fines particulares de esta especialidad son: • El desarrollo de un sistema, a todos los niveles, que atienda las múltiples alteraciones y los problemas médico-legales de los ancianos; problemas que, de forma aguda, presentan como rasgos comunes la pérdida de su independencia física o social. • La organización de una asistencia prolongada a los ancianos que la necesiten. • La movilización de todos los recursos para integrar en la comunidad el mayor número de ancianos posible. • La docencia y la formación continuada de sus propios especialistas y del personal relacionado con dicha especialidad. A medida que pasan los años, aumenta la prevalencia de enfermedades y discapacidad. Sin embargo, también es cierto que muchas personas llegarán a edades avanzadas de la vida con buen estado de salud. No es posible predecir la salud de un individuo en función únicamente de la edad. No hay que confundir la geriatría con la gerontología, que es la ciencia básica que estudia el envejecimiento de los seres vivos. El envejecimiento es una situación biológica normal que se produce dentro de un proceso dinámico, progresivo, irreversible, complejo y variado, que difiere en la forma en cómo afecta a las


distintas personas e incluso a los diferentes órganos. Comienza después de la madurez y conlleva un descenso gradual de las distintas funciones biológicas, terminando con el fallecimiento. Se produce por un proceso acumulativo de interacciones entre las distintas influencias a lo largo de la vida: el ambiente, herencia, las características culturales, la dieta, el ejercicio, las enfermedades previas…

Aunque la implicación activa en la vida diaria toma varias formas, las dos más importantes son, las relaciones interpersonales y la actividad productiva. Las relaciones interpersonales incluyen los contactos e intercambios con otras personas: intercambio de información, soporte emocional y asistencia directa. Una actividad es productiva si crea valor social, tanto si es reembolsada como si no.

El problema del envejecimiento de la población tiene un matiz claramente peyorativo, para referirse a un fenómeno de carácter demográfico que en buena medida es el fruto de los éxitos económicos, sociales y sanitarios que han conseguido alargar la vida de las personas. Con nuestro propio éxito se ha generado otro problema: el incremento de las demandas asistenciales de los ancianos.

Todas las medidas de promoción de la salud y prevención serían las responsables de un envejecimiento exitoso en las esferas de la salud, pero todas ellas necesitarán que se logren cambios de conducta en la forma de pensar y de actuar de la persona que envejece. Estos cambios en la persona deben ir obligatoriamente acompañados de importantes cambios en la sociedad para evitar que el envejecimiento no provoque una imagen peyorativa, con ausencia de valor social, sino una imagen de reconocida utilidad para la sociedad de la que son una parte importante.

La duración de la vida está alterando el equilibrio entre los años vividos por un individuo con ganancias económicas netas, y el período en que solamente consume, alargado por el mayor número de años vividos, donde se intensifican los gastos para cubrir las nuevas necesidades asistenciales. La esperanza de vida se ha elevado, creándose un “envejecimiento del envejecimiento”, incrementándose así cada vez más la proporción del grupo de edad más avanzado con respecto al conjunto de la población envejecida.

A una persona de 65 años aún le puede quedar un 22% de su vida por vivir y cada vez es más importante cómo van a vivirse estos años, tanto desde el punto de vista social como de la salud.

El envejecimiento demográfico de un país no conlleva únicamente aspectos negativos. Con frecuencia se ve a los ancianos como personas tristes, enfermas y con discapacidad. Esta falsa concepción que proviene de las generaciones del pasado está lejos de la realidad actual.

La gran mayoría de los sexagenarios goza de buen estado de salud y constituyen una generación que llega a la vejez en mejores condiciones sanitarias y socioeconómicas. Muchos siguen cuidando y ayudando a sus familiares y constituyen un grupo de ciudadanos activos y entusiastas.

La dependencia y el sufrimiento es lo que más preocupa a las personas mayores que siguen viviendo más años. Ambas cosas son la base para poder tener una adecuada calidad de vida. La vejez exitosa o saludable incluye tres componentes principales: • Baja probabilidad de padecer enfermedad y discapacidad. • Elevada capacidad funcional física y cognitiva. • Mantenimiento de una vida activa en la sociedad. CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA 9


Historia Chrome

de Dña. Mª Luisa Marrero Navarro (Susa) Francisco Couto Coordinador técnico asistencial del CSS El Pino Dña. Mª Luisa Marrero Navarro, o Susa, que es como le gusta que le llamen, nació un 2 de junio de 1930 en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Tiene los estudios primarios, como era normal en aquella época, pues era muy complicado estudiar. Su padre se llamaba Fernando y su madre Luisa. Susa trabajó de cocinera en casa de un médico durante 36 años y llegó a tener 3 hijos, pero uno de ellos falleció de pequeño, a los 4 meses de nacido, debido a una meningitis.

Ella siempre ha sido una persona sociable, siendo lo más importante para ella su familia y el poder pasarlo bien, sin olvidar una buena compañía y una conversación amena y agradable.

De sus aficiones destacar el humor, siempre estaba dispuesta a contar algún chiste o hacer una broma. Le gustaba ir al centro de pensionistas en el que participaba; allí jugaba a las cartas (ronda), pintaba y cosía. Otras de sus aficiones eran el bingo y la música,

10 CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA

en especial la canaria junto a los boleros, siendo su cantante favorito Pepe Benavente. Le gustaba mucho viajar y visitó la Península en varias ocasiones. Susa, que siempre fue una mujer divertida y sociable, después de enfermar y tener que amputarle una pierna, comenzó a aislarse y a relacionarse menos, llegando a ser por momentos una mujer solitaria. Lo importante para ella en el centro es estar rodeada de personas y de música para poder seguir siendo la Susa que fue toda la vida, aunque en algunas ocasiones, como nos pasa a todos, se oscurece.

¿Qué son las Historias Chrome? El término “Chrome” hace referencia a los criterios científicos y médicos mediante los que se determina cuál tiene que ser la prescripción adecuada de fármacos, siempre en función del momento y del estadio de la enfermedad de cada residente.


Neuropsicología clínica

al final de la vida

Noemí Ramírez Psicóloga del CSS El Pino, experta en neuropsicología clínica.

¿Qué hacer al final de la vida? BRINDAR CUIDADOS PALIATIVOS PARA EVITAR EL SUFRIMIENTO Y LA AGONÍA. No escogemos entre la vida o la muerte, sino entre morir de una manera o de otra. Debido a que la muerte es, siempre y en todos los casos, inevitable. Este fue el caso del recientemente fallecido D. Miguel Santiago, residente de la planta 7 y esposo de Dña. Olga Suárez. El trabajo realizado entre la familia y el equipo al final de su vida, tuvo como resultado una muerte serena y sin distrés. Sus últimos días estuvo controlado clínicamente, arropado por su familia y el personal del centro. En su habitación no faltó bebida caliente, un gesto amable y asientos cómodos para sobrellevar la espera. “No hubiera estado mejor en mi casa, ni en un hospital” dice Olga, con un hilo de voz emotivo fruto del agradecimiento, mientras pasea por las Alcaravaneras y recibe la llamada de seguimiento del duelo de la neuropsicóloga.

El Centro Sociosanitario El Pino cuenta con un Plan de Atención Integral en Demencia Avanzada para saber identificar los signos clínicos de enfermedad terminal y asesorar a las familias en el acompañamiento al final de la vida.

¿Qué NO se debe hacer al final de la vida? ALARGAR LA VIDA A TODA COSTA. En la disfagia grave el uso de sondas no aumenta la supervivencia, ni previene la aspiración, y en muchos casos requiere medidas de contención física. La gastrostomía aumenta la mortalidad y su indicación suele ser por petición de la familia y no por beneficio del paciente.

Este trabajo fue premiado por el Consorcio de Neuropsicología Clínica, en sus jornadas celebradas este año en Barcelona. Asistieron Noemí Ramírez, neuropsicóloga, y Moneiba Vega, terapeuta ocupacional.

Nacemos, crecemos, algunos nos reproducimos, todos moriremos. Hasta el día de nuestra muerte, otras muertes sucederán antes. ¿Qué implica la muerte? La separación definitiva. Nos quedamos sin más encuentros para ver, tocar, oler, sentir, oír, CUIDAR a nuestro ser querido. ¿Cómo lo afrontamos?

Miguel nos enseñó que, si creamos una relación terapéutica con la familia de sincronía emocional y somos capaces de hablar el mismo idioma, la vida no se alarga y la separación definitiva llega. Con satisfacción profesional por un trabajo realizado, desde el compromiso ético y la firme apuesta por los cuidados dignos, sin riesgo de duelo patológico para su familia. “Lo echo tanto de menos, para mí fue un privilegio cuidarle y no una carga”, dice su esposa. Para nosotros también lo fue, gracias por elegir el CSS El Pino.

Captura este código QR con tu móvil para ver el vídeo:

CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA 11


Excursiones Carlos Pablo Vega Técnico de animación sociocultural

Los residentes y usuarios de centros de día han disfrutado este año de variadas y numerosas excursiones. A finales del 2018 visitaron a la Virgen del Pino en Teror y pudieron apreciar su manto desde muy cerca. Luego bajaron a la costa para pasear por la avenida de Las Canteras, haciendo la ineludible visita anual al Belén de arena. Para cerrar el año, allá por diciembre, disfrutamos de una salida al Mesón de Arucas, donde celebramos nuestro almuerzo anual con una partida de bingo y posterior baile. En esta actividad, siempre tan divertida, compartimos, además de la comida, buenos momentos de ocio, reforzando lazos de amistad y dando la bienvenida a los recién llegados. Otra de las experiencias más emocionantes que no podemos olvidar fue la visita a la granja de Los Olivos en Telde, donde pasamos una mañana muy agradable, en contacto cercano con ovejas, cabras, vacas y aves de corral. Esta salida funcionó como actividad de reminiscencia para algunos mayores, que nos contaban como ese era parte de su trabajo diario en el cuidado de los animales, y como el cariño que te ofrecen se asemeja a muy pocos. Esto se manifestó claramente cuando los trabajadores de la granja nos acercaron un baifito de muy pocos meses y un conejito que pudimos acariciar y sacarnos con él una foto. La visita al Acuario Poema del Mar sirvió de contacto esta vez con una fauna marina no tan cercana para ellos. Vimos especies tan inusuales como el pez tigre, originario del río Congo, pirañas negras, rayas de agua dulce y peces de la envergadura de tiburones, hasta los más pequeños como el pez payaso y los caballitos de mar, esto dejaba boquiabiertos tanto a los visitantes como a los acompañantes.

Estas salidas siempre resultan muy positivas para los mayores. Rompemos con la monotonía y conocemos lugares nuevos. Tienen, asimismo, beneficios para la salud física, pues favorecemos los desplazamientos a pie. Y a nivel mental les reconforta, les da ánimos y favorecen la autoestima.

12 CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA


Taller de hábitos saludables En las mini-residencias de salud mental del CSS El Pino Sara Arribas Terapeuta ocupacional del CSS El Pino.

importancia de mantener algún hábito saludable en particular y, posteriormente, se finaliza el taller con alguna actividad dinámica, buscando la participación de todos los usuarios.

¿En qué consiste el taller de hábitos saludables?

¿Qué podemos aportar nosotros?

En el taller de hábitos saludables se pretende trabajar, por un lado, la importancia de las actividades de la vida diaria, y por otro, la importancia de llevar a cabo unos hábitos de vida saludable.

A través del taller los usuarios nos hacen llegar las dificultades que encuentran en el día a día relacionado con los hábitos de vida saludable y con las actividades de la vida diaria. Así mismo, a través del taller los usuarios se ayudan mutuamente al compartir entre ellos las dificultades que encuentran en el día a día y cómo las afrontan.

Dentro de los hábitos de vida saludable se incide en la importancia de llevar a cabo todas aquellas actividades relacionadas con la salud, como la alimentación, el ejercicio físico, las relaciones sociales y el consumo de drogas, con el fin de mejorar la calidad de vida y la salud de los usuarios. Por otro lado, en relación a las actividades de la vida diría, se trabajan especialmente aquellas actividades relacionadas con el aseo y el arreglo personal, como la importancia de ducharse a diario, realzar el lavado de dientes, así como mantener una adecuada vestimenta. También abarcamos la realización de tareas de mantenimiento del hogar, como hacer la cama. Desde este taller nos enfocamos más en la importancia de establecer unos hábitos y rutinas en la vida de los usuarios, y no tanto en cómo realizar las actividades de la vida diaria, ya que es donde se encuentran más dificultades. El taller se realiza de manera grupal en las salas de actividades de las plantas 8 y 10, todos los lunes de 10:45 a 11:30. Solemos comenzar con una explicación de la importancia de realizar alguna de las tareas relacionadas con las actividades de la vida diaria o la

¿Qué nos aporta el taller? En este taller se dan pautas y estrategias a los usuarios sobre los hábitos de vida saludables y sobre la importancia de llevar a cabo las actividades de la vida diaria, especialmente con aquellas relacionadas con el arreglo y la higiene personal, con el fin de establecer unos hábitos y rutinas que les ayuden a mejorar la calidad de vida, la autonomía y la satisfacción personal. El objetivo final de este taller es que estas pautas se trasfieran a la vida diaria de todos los usuarios y se conviertan en unos hábitos propios. CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA 13


a d u y a e t o n El Pi

CSS El Pino: centro social de vida en Las Palmas de Gran Canaria Si echamos la mirada atrás en nuestra memoria, la imagen que se nos evoca de los geriátricos de antes es, cuanto menos, inquietante. Palabras como oscuridad, silencio, tristeza, olvido, dolor… forman parte del recuerdo colectivo de muchas personas sobre el final de la vida de nuestros seres queridos, de tal forma que incluso hoy, en la actualidad, con una realidad diametralmente opuesta, las familias y los futuros residentes sufren con el hecho de ingresar en un centro de mayores. Gran parte del cambio que se produce actualmente se debe a la implementación del modelo de Atención Centrada en la Persona, que da protagonismo a los seres humanos que componen un centro: a las familias, a los trabajadores y, como actores principales, a los residentes; con acciones determinantes como la humanización del proceso de tránsito a la muerte y los cuidados dignos, o la intervención integral multidisciplinar centrada en cada persona que conlleva la retirada de sujeciones físicas y químicas con la consiguiente ponderación de los tratamientos no farmacológicos. 14 CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA

Por todo ello, el Grupo ICOT, en su modelo de gestión de centros y, concretamente, en el CSS El Pino como pilar y marco de referencia de otros centros a nivel insular y estatal, se establece como un centro social de vida, en donde la construcción de la dinámica social para el desarrollo de una convivencia armónica promulga la práctica de valores como el respeto, la amabilidad, el sacrificio, la tolerancia, la comunicación, la empatía, etc.

Francisco Couto Coordinador técnico asistencial del CSS El Pino


El voluntariado, representado por la ONG Iniciativas Humanas, implicada en numerosas acciones directas en diferentes plantas y con talleres consolidados como el taller de costura, la “Cuarta y amigos” o la celebración de los cumpleaños en compañía de la Acción social de la Caixa.

Los proyectos intergeneracionales, como “En primera persona”, con colegios como el Claret o las Teresianas e institutos como el Politécnico, donde se realizan actividades de forma transversal y significativa, tanto para la vida diaria de los residentes como para el desarrollo de contenidos educativos de los menores en sus aulas.

Actuaciones y celebraciones con artistas de diferente índole como músicas/os, actrices y actores, pintoras/es, fotógrafos/ as, escritoras y escritores, artesanas/os, deportistas, magas/ os, etc. que, de forma altruista, eligen este centro para dar lo mejor de sí mismos, robando sonrisas y complicidad.

El CSS El Pino también acoge diferentes centros de formación como universidades o institutos de formación profesional que optan por este centro para formar y desarrollar a nuevos profesionales, de la misma forma el centro también es elegido y solicitado para la realización de investigaciones o divulgaciones científicas.

La atención que reciben los residentes y usuarios del Centro por parte de todos/ as los profesionales que trabajan en El Pino es seña de identidad del desarrollo laboral y humano. Se fundamenta en el cuidado emocional y en el desarrollo de terapias no farmacológicas, que garantizan los cuidados dignos al final de la vida. Es por esto por lo que el CSS El Pino también se define como un centro social de vida.

El CSS El Pino se convierte en escenario principal de la ciudad, donde confluyen multitud de agentes sociales externos que favorecen el desarrollo de actividades como:

CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA 15


a d u y a e t o n i El P EMBAJADAS DEL CSS El Pino Dentro del programa “El Pino te ayuda”, consistente en la apertura del centro a la sociedad civil y al fomento de la participación social de nuestros residentes, ponemos en marcha las embajadas del CSS El Pino. Por el momento abriremos tres de estas embajadas: • Colegio Claret: primaria y bachillerato • IES Politécnico • Colegio Teresiano Se trata de tres centros educativos con los que hemos desarrollado una intensa cooperación en los programas intergeneracionales, realizando una integración entre nuestros residentes y usuarios y los alumnos de dichos centros, tanto aquí, en El Pino, como en sus instalaciones. Con el valor simbólico de estas embajadas, queremos sellar esta cooperación de manera permanente y poner la “bandera” de la integración fuera de las paredes del centro, permitiendo que nuestros residentes y usuarios se sientan miembros útiles de nuestra sociedad, aportando conocimiento y sabiduría a las nuevas generaciones en este caso.

Las embajadas contarán con una mesa informativa dentro de estos centros para que los alumnos, sus familias y el profesorado se puedan informar de las actividades y recursos que pueden compartir con nosotros.

Alejandro López Director del CSS el Pino

Asimismo, se realizarán reuniones periódicas entre representantes de ambos recursos para la coordinación de las actividades a realizar.

Formalizamos así lo que es ya una realidad desde hace muchos años de gestión: la inserción del centro en la sociedad y su contribución a enriquecer el legado cultural de nuestras islas.

Cassandra Rodríguez

Profesora de geografía e historia en el IES Politécnico. Coordinadora del proyecto de aprendizaje servicio “Memorias del 36”. •

¿Qué significa el CSS El Pino para ti? Como vecina de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, significa un lugar en el que se cuidan y miman a nuestros mayores, en el que se les trata como merecen y se hace todo lo posible porque estén bien, ya sea tanto a nivel físico como cognitivo o psicológico. Como profesora, es el lugar que permite que dos grupos sociales muy potentes, como son los jóvenes y los mayores, puedan interactuar y enriquecerse mutuamente. ¿Qué sientes que aportas al CSS El Pino? A través de este proyecto intentamos paliar una situación que cada vez es más común, como es la de la soledad no deseada de nuestros mayores. Con muy poco podemos hacer mucho por los que tenemos cerca. ¿Qué sientes que te aporta el CSS El Pino? Me aporta una enorme satisfacción. Por un lado, cuando los alumnos me preguntan que cuándo nos toca volver a ir o me dicen lo bien que lo han pasado de vuelta al instituto; por otro, cuando veo las caras de los mayores cada vez que llegamos o cuando te dicen que las vacaciones de Carnavales o Semana Santa han sido demasiado largas.

16 CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA


EXPERIENCIA EN PRÁCTICAS: Belén Yánez Alumna en prácticas de trabajo social

Asimismo, se encuentran multitud de alumnos/as desarrollando su periodo de prácticas en esta institución, desde el ámbito de integración social, técnicos de animación sociocultural, psicología y auxiliares. Cada una de estas disciplinas colaboran en las diferentes funciones, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas del centro. •

Integración social: acompañan y realizan actividades con y para las personas mayores, con el objetivo de mejorar la autonomía, haciéndoles partícipes de la sociedad, teniendo en cuenta los gustos y capacidades de cada persona, adoptando el rol de familia para alegrarles cada día que pasan en el centro.

Técnicos de animación sociocultural: realizan actividades de ocio y tiempo libre para mejorar la reminiscencia y la capacidad motriz de las personas del centro, ayudando a la persona mayor a mantener niveles óptimos de funcionamiento dentro de sus limitaciones.

Psicología: realiza pases de planta, seguimiento de los residentes y usuarios/as del centro, acude a reuniones del equipo multidisciplinar para valorar las novedades, problemas de conducta y agitaciones de los individuos del centro, cuestionándose así el motivo de estas y proponiendo soluciones.

Trabajo social: como alumna en prácticas observo cómo la figura del trabajador social es el profesional de referencia para las familias; por ello, desde este ámbito se trata de favorecer la integración y participación de las personas desde

su ingreso al centro, creando así un vínculo de confianza donde se promueven los recursos necesarios para mejorar la calidad de vida de los individuos, activando así la resiliencia. Y todo es gracias a la coordinación de todas estas profesiones, que se funden para conseguir resultados eficaces con las personas mayores, empatizando con las diferentes realidades.

De esta experiencia, mis compañeros/as y yo nos quedamos con la satisfacción de poder desarrollar el trabajo en equipo por y para el bienestar de cada persona. Del mismo modo, ofrecemos y recibimos mucho cariño de las personas mayores, escuchamos sus historias de vida, considerando así que sus testimonios tienen un valor fundamental con los que se puede obtener una reflexión enriquecedora, dado que proporcionan diversas perspectivas, sirviendo ello como crecimiento personal y profesional.

Actualmente realizo las prácticas de trabajo social en el Centro Sociosanitario El Pino, uno de los centros sociosanitarios públicos más importantes de Gran Canaria, que ofrece alojamiento y atención especializada a personas de alto requerimiento y que destaca por la atención centrada en la persona que ofrece a sus mayores, primando la libertad y dignidad.

Por ello, aprendemos a valorar los pequeños detalles, desde una caricia, una sonrisa y unos simples buenos días, siendo así cada vez más conscientes de que las personas mayores, a pesar de contar con diversas patologías, pueden ser también muy felices. Por eso nos cuestionamos de qué manera la sociedad debe integrar y tratar a los mayores. En definitiva, estamos seguros de que siguiendo esta línea de atención, todos/as tendremos unos cuidados dignos hasta el final.

CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA 17


a d u y a e t o n i P El

Adrián Rodríguez

Alumno del IES Politécnico y voluntario del CSS El Pino •

• •

¿Qué significa el CSS El Pino para ti? Es una enorme satisfacción, ya que estamos ayudando a que los mayores pasen un momento entretenido en el que puedan charlar, recordar momentos de juventud, o que simplemente estés acompañados un rato. ¿Qué sientes que aportas al CSS El Pino? Entretenimiento, diversión, distracción, traerles a la memoria buenos recuerdos que les aparte un poco de la rutina. ¿Qué sientes que te aporta el CSS El Pino? Siento que, dentro de mis posibilidades, estoy ayudando a alguien, por lo que me aporta bienestar. Hace que quiera disfrutar de la vida, ya que pasa muy rápido.

18 CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA


Yaiza Lozano

Alumna del IES Politécnico y voluntario del CSS El Pino •

¿Qué significa el CSS El Pino para ti? Una oportunidad para devolver a nuestros mayores todo lo que nos han dado y lo que han hecho por nosotros. ¿Qué sientes que aportas al CSS El Pino? Alegría y compañía. Intento que se sientan bien y que pasen un buen rato, aunque ellos me aportan mucho más, sin lugar a dudas. ¿Qué sientes que te aporta el CSS El Pino? Conectar con una parte muy importante de nuestra sociedad de la que los jóvenes estamos muy alejados últimamente. Además, me permite ver la realidad desde otra perspectiva ya que con el paso del tiempo hemos ido conociéndonos más y compartiendo ideas sobre diferentes temas. Pero lo que más destacaría es que gracias a este proyecto he conocido a personas maravillosas a las que nunca olvidaré.

• •

Carla Ramos

Alumna del IES Politécnico y voluntario del CSS El Pino • • •

¿Qué significa el CSS El Pino para ti? Un lugar formado por personas heterogéneas que te aceptan y agradecen tus pequeños actos, sin ellos ser conscientes de lo que nos aportan a nosotros. ¿Qué sientes que aportas al CSS El Pino? Distracción y alegría. Que puedan salir por un rato de la rutina, pero en realidad casi nada, en comparación con lo que nos aportan ellos. ¿Qué sientes que te aporta el CSS El Pino? Es una vía de escape mediante la cual, independientemente de los problemas que tengas, encuentras paz y alegría, tanto por parte de los cuidadores como de los mayores.

Sara Ortega

Alumna del IES Politécnico y voluntario del CSS El Pino • • •

¿Qué significa el CSS El Pino para ti? Hacer algo importante para la sociedad y ayudar a nuestros mayores, jugando a las cartas, al dominó, etc. ¿Qué sientes que aportas al CSS El Pino? Mucha compañía, ya que algunos mayores se sienten solos o es que directamente lo están, ya que apenas reciben visitas. ¿Qué sientes que te aporta el CSS El Pino? Felicidad, la felicidad que te genera el ayudar a alguien de manera altruista.

Marlene Brandon

Alumna del IES Politécnico y voluntario del CSS El Pino •

• •

¿Qué significa el CSS El Pino para ti? Me hace sentir útil e importante al poder ayudar a los demás. Nos permite intercambiar recuerdos e historias y, además, se crean momentos que serán inolvidables, seguro. También nos ayuda a aprender de ellos y de los consejos que nos dan. ¿Qué sientes que aportas al CSS El Pino? Con mi juventud y mis tremendas ganas de colaborar siento que puedo aportarles alegría y ganas de vivir. ¿Qué sientes que te aporta el CSS El Pino? Me aporta muchas cosas: motivación para colaborar y ayudar a los demás, así como felicidad, al hacerme sentir útil y valorada por lo que hago. También ha hecho que deje de temer por llegar a la vejez, ya que he aprendido a aceptarla como parte natural de la vida y también he aprendido que ser mayor no tiene porqué ser sinónimo de tristeza o aburrimiento.

CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA 19


a d u y a e t o n i El P Nuhazet Rodríguez

Alumno del IES Politécnico y voluntario del CSS El Pino • •

¿Qué significa el CSS El Pino para ti? Ha significado una parte muy importante de mi enseñanza, sobre todo en la parte personal y no académica, ya que me ha hecho crecer como persona. ¿Qué sientes que aportas al CSS El Pino? Creo que, tanto mis compañeros como yo, somos un soplo de aire fresco que ayuda a nuestros mayores a romper con la rutina a través de distintas actividades, juegos, fiestas, etc. lo que nos ha permitido conectar con ellos, compartir historias, puntos de vista, etc. ¿Qué sientes que te aporta el CSS El Pino? Hace que me olvide de lo malo, que perciba claramente lo bueno de la vida. Me ha abierto los ojos para que afronte los problemas con optimismo y me ha fortalecido mentalmente.

Inma Gómez

Terapeuta ocupacional del CSS El Pino • • • • • •

¿Qué significa el CSS El Pino para ti? Es un centro que aporta más vida, estabilidad y confort al residente que aquí se encuentra y que cuenta con un equipo maravilloso y profesional que lo hace posible. ¿Qué sientes que aportas al CSS El Pino? Mi papel en El Pino es dar mayor calidad de vida y fomentar la autonomía en personas que tienen limitaciones, ya sea física o cognitivamente. Intento que se sientan como en casa. ¿Qué sientes que te aporta el CSS El Pino? Me aporta experiencia, me hace ser más empática y, sobre todo, me hace crecer como persona, en el día a día. ¿Qué sientes que aportan los mayores a los niños? Experiencia, sabiduría y alegría. ¿Qué les aportan los niños a nuestros mayores? A ellos les hace sentirse más útiles. ¿Qué significan estas actividades para ti? Es como una terapia para ellos porque son personas de muy diferente edad y eso es muy enriquecedor.

Helen Riera

Alumna del colegio Teresianas •

¿Qué significa el CSS El Pino para ti? Para mí, este centro significa compromiso y cariño. Significa compartir amor y experiencias, sentir la amabilidad y el cuidado de los ancianos.

¿Qué sientes que aportas al CSS El Pino? Yo siento que aporto mi entusiasmo, mi felicidad y juventud. Me gusta aportar mi escucha, ya que a muchos les gusta contar sus experiencias y hablar de ello.

¿Qué sientes que te aporta el CSS El Pino? Para mi este centro ha sido una de las experiencias que más me ha aportado valores, como la sensibilidad, la conexión y la conciencia. Me siento muy agradecida de poder haber vivido esto, ya que al fin y al cabo les terminamos cogiendo cariño.

20 CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA


Rafael García

Alumno del colegio Teresianas •

¿Qué significa el CSS El Pino para ti? Hasta hace unos pocos meses, el CSS El Pino para mí no era más que un simple nombre, pero ahora que ya he terminado mi voluntariado diría que es una mezcla agridulce de sentimientos y emociones que hace que te abra los ojos hacia la realidad que viven las personas en esa fase tan preciosa de la vida como es la vejez. ¿Qué sientes que aportas al CSS El Pino? Lo que tratamos de aportar a las personas con los voluntariados es un cambio de rutina, una persona con la que se sientan cómodos y compartan sus cosas semanales, un rato para jugar a las cartas divertirse y reírse, escuchar las historias tan interesantes que te cuentan... sencillamente, es una experiencia alucinante de la cual no somos conscientes del bien que les hace a tantas personas en el centro. ¿Qué sientes que te aporta el CSS El Pino? El centro me ha aportado muchísimas cosas muy positivas que me llevo como aprendizaje en mi mochila de experiencias y que jamás olvidaré. He conocido a personas estupendas, tanto como internos como personal del centro, solo cabe felicitar a todas las personas por crear un ambiente tan positivo y acogedor.

Jorge Beltrán

Profesor de religión de secundaria y bachillerato del colegio Teresianas. • • •

¿Qué significa el CSS El Pino para ti? Para mí, como educador, es un centro de referencia en cuanto a la salud y la atención a personas dependientes. Es un placer poder colaborar con ellos y realizar el voluntariado en sus instalaciones. ¿Qué sientes que aportas al CSS El Pino? Los/as alumnos/as que asisten al Pino creo que aportan su alegría, su juventud y sus ganas de estar con las personas, de compartir tiempo con ellas, de escucharlas. ¿Qué sientes que te aporta el CSS El Pino? Ante todo, nos aporta una oportunidad única para vivir de primera mano cómo cuidar y atender a personas dependientes respetando su dignidad, libertad y fomentando su autonomía. Y esta es una experiencia muy valiosa que las personas que asisten al Centro pueden vivir.

Carla Cejudo

Alumna del colegio Teresianas •

¿Qué significa el CSS El Pino para ti? El ir al pino los viernes, a parte de ir a pasar el rato con los ancianos, me lo paso super bien y al principio pensé que no, pero ahora es una experiencia en mi vida que no la voy a olvidar, sobre todo el primer día, que salí llorando porque vi una realidad que no conocía y ese día me dejó marcada. ¿Qué sientes que aportas al CSS El Pino? Cuando voy siento que aporto alegría, sobre todo cuando ponen la música para que ellos bailen y se ríen montón y con bailar dos canciones se quedan contentos. Y pueden tener alzheimer pero se saben todas las canciones. Sobre todo me siento especial con dos señoras que les cogí mucho cariño desde el primer día y conectamos super bien, con ellas es con las que me siento realmente feliz y siento que les aporto cosas y ellas a mí porque cuando me cuenta sus cosas o bailo con una de ellas (porque la otra está en silla de ruedas) o le gasto bromas, me llena por dentro el ver cómo se ríen y me dicen boberías como “eres una brujita” o cosas así. ¿Qué sientes que te aporta el CSS El Pino? De esta experiencia lo que me llevo es el recuerdo de esas señoras porque cuando voy me hace ilusión por estar con ellas y me recuerdan a mi abuela con los gestos de cogerme la mano o guiñarme el ojo y las cosas que me dicen.

CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA 21


a d u y a e t o n i P El Paula Pérez

Alumna del colegio Teresianas •

¿Qué significa el CSS El Pino para ti? El CSS El Pino me parece un lugar increíble en el cual podemos aprender a comprender y empatizar con diferentes tipos de personas que conocemos fuera de nuestro entorno habitual. Además, me siento cómoda con los asistentes y los residentes de aquel sitio, y de gran ayuda al comprobar que cada vez que voy a hacer el voluntariado las personas se alegran de vernos por hacerles compañía y nos agradecen la visita semanal.

¿Qué sientes que aportas al CSS El Pino? Siento que puedo aligerar la estancia de los pacientes allí porque, como me han comentado algunos de ellos, la rutina les aburre un poco, pero con las personas que hacen el voluntariado se sienten contentas por romper ese constante hábito. También me gusta pensar que puedo aportar un granito de arena ayudando con las personas a los enfermeros de allí.

¿Qué sientes que te aporta el CSS El Pino? Creo que me aporta un gran sentido de la humanidad al saber que, pasando un mínimo de dos horas semanales con ellos, se sienten menos solos y aburridos. Sin duda alguna, cada día es un sin fin de aprendizaje sobre las experiencias que nos cuenta cada uno de ellos una vez tenemos un mínimo de confianza, la mínima como para saludarnos cada día con dos besos y un abrazo.

Lía Ojeda

Alumna del colegio Teresianas •

¿Qué significa el CSS El Pino para ti? Es un sitio en el cual me siento feliz ayudando a los demás, a quienes lo necesitan.

¿Qué sientes que aportas al CSS El Pino? Aporto ayuda, felicidad, generosidad, apoyo e ilusión.

¿Qué sientes que te aporta el CSS El Pino? Creo que me ayuda a crecer como persona y a valorar lo afortunados que somos.

Alicia Jiménez

Alumna de 1º de bachillerato del colegio Claret •

¿Qué significa el CSS El Pino para ti? Un lugar donde nos encontramos con las personas más venerables de nuestra sociedad; los ancianos. Es un sitio muy especial para interaccionar con personas de las que podemos aprender muchísimo.

¿Qué sientes que aportas al CSS El Pino? Aporto ilusión, ganas y una mano para el que necesite una ayuda. Es lo que siempre estaré dispuesta a hacer, echar una mano y transmitir que siempre podrán contar conmigo.

¿Qué sientes que te aporta el CSS El Pino? Me aporta momentos en los que me olvido de mi vida personal y me entrego al máximo en intentar que los residentes tengan un rato diferente, divertido y ameno.

22 CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA


Raquel López

Alumna de 1º de bachillerato del colegio Claret •

¿Qué significa el CSS El Pino para ti? Para mí el CSS El Pino es un lugar donde desconectar y donde vivir una experiencia única de entrega y amor hacia los demás.

¿Qué sientes que aportas al CSS El Pino? Siento que cuando voy al centro, independientemente de cómo haya sido mi día, muestro a los demás la mejor versión de mí misma.

¿Qué sientes que te aporta el CSS El Pino? Me aporta la satisfacción de saber que estoy haciendo el día de alguien un poquito mejor, y es que, aunque tenga que invertir algo de tiempo, en este caso, sin duda alguna vale la pena.

Laura Cruz

Alumna de 2º de bachillerato del colegio Claret •

¿Qué significa el CSS El Pino para ti? Un lugar donde podemos ayudar a todos los residentes y ellos a nosotros.

¿Qué sientes que aportas al CSS El Pino? Alegría, respeto y atención con la gente que está allí.

¿Qué sientes que te aporta el CSS El Pino? Me ayuda a saber de los demás, que te cuenten todo lo que viven y que te traten como si les hubieses visto desde siempre, aportándome alegría y esperanza.

P. Martín Areta

Misionero claretiano y profesor del colegio Claret ¿Qué significa el CSS El Pino para ti? Es un lugar de encuentro, un espacio abierto, una casa en la que recuerdo que Dios habla entre los más pequeños. ¿Qué sientes que aportas al CSS El Pino? Coordinando el voluntariado de alumnos de primero de bachillerato del Colegio Claret, me siento un instrumento que favorece el contacto entre nuestro cole y el CSS El Pino, el encuentro cariñoso entre generaciones jóvenes y mayores, que tanto se necesitan mutuamente. ¿Qué sientes que te aporta el CSS El Pino? Me ayuda a salir de las prisas y a centrarme en lo importante: las personas. Comparto risas, juegos, me ejercito en la escucha y, sobre todo, comparto un trocito de vida.

CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA 23


a d u y a e t o n i El P Voluntariado en el CSS El Pino

Iniciativas Humanas Desde el año 2006 la Asociación Iniciativas Humanas realiza una labor de voluntariado y acompañamiento en el Centro Sociosanitario El Pino. Los voluntarios se centran en acompañar a personas concretas de diferentes plantas, apoyando al personal del centro en diversas actividades. Los voluntarios de Iniciativas Humanas acuden varios días de la semana, tanto por la mañana como por la tarde, y dan apoyo en distintos talleres, como el de costura y manualidades, acompañan a los mayores al “buchito de café”, participan en la fiesta de Carnaval mediante la elaboración de disfraces y cada mes celebran los cumpleaños de los mayores que cumplen ese mes. En esta última actividad, menores voluntarios de la Fundación IDEO participan en la animación de la fiesta, contribuyendo a generar un ambiente más entrañable. Igualmente, en ese saber “perder el tiempo” con las personas que sufren soledad, grupos de voluntarias cantan y bailan canciones típicas canarias para alegrar y animar a las señoras y señores mayores a participar, creando ilusión en personas cuya semana es muy triste porque nadie les visita.

¡Gracias a todos los voluntarios de Iniciativas Humanas por contribuir al bienestar y a la felicidad de tantas personas mayores!

Voluntarios “la Caixa”

La celebración de los cumpleaños mensuales en el Centro Sociosanitario El Pino es, sin duda, la actividad “estrella”, estable y continua en el tiempo, de la delegación en Las Palmas de Gran Canaria en el área de personas mayores, por el número de participantes y por la finalidad de la misma: celebrar la vida y el paso del tiempo con alegría.

24 CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA

La asociación de voluntarios de “la Caixa” la conforman personas que consideran necesaria la labor solidaria y la ayuda a aquellos colectivos de la sociedad que se encuentran en una situación desfavorable. Voluntarios “la Caixa” nació en el 2005 y ofrece a empleados, jubilados de la entidad, familiares, amigos de éstos y a clientes, poder participar y responder a las inquietudes solidarias de modo organizado. Con el objetivo de generar impacto social positivo, y respetando el entorno, nuestro ámbito de actuación se centra en cuatro grandes áreas: salud y personas mayores, pobreza infantil y exclusión social, empleabilidad e inserción laboral y educación financiera. Las sensaciones de los voluntarios involucrados en la actividad son gratificantes y refuerzan el compromiso de los mismos con los derechos humanos, la paz y la dignidad de las personas, convencidos de que aportando su tiempo y ayuda, podrán conseguir una sociedad más justa e igualitaria para todos.


Talleres de SUPERVIVENCIA EMOCIONAL Mila Lorenzo Psicóloga del CSS El Pino El cuidador de un ser humano es como la luz de un faro capaz de romper la oscuridad y ofrecer esperanza en la tempestad más violenta. El miedo a no poder, la soledad del anonimato, la pérdida de los esquemas habituales de vida, el cansancio físico y psicológico, la impotencia, la sensación de abandono, la rabia y la ira que ocasionan la enfermedad impuesta, son sólo algunas de las emociones que aparecen mientras cuidamos de otro ser humano. A veces caemos derrotados y vencidos, nos vemos llorando a solas sin esperanza en un nuevo día. TIENES UNA LUZ ESPECIAL ¿AÚN NO TE HAS DADO CUENTA? VEN A NUESTROS TALLERES Y DESCUBRE QUÉ TIPO DE FARO ERES

bien y a tiempo ante imprevistos, atender a un gran número de personas inmersas en sus propios vómitos emocionales, mientras intentamos realizar un cuidado con excelencia. Cuando el agotamiento físico y psicológico confluyen, regresamos a casa sin fuerzas para una interacción saludable con nuestras familias. Cuando bajamos la guardia y olvidamos el proceso de entrada y salida al trabajo, cuando afanados en cuidar a los demás nos olvidamos de nosotros mismos, pagamos un precio emocional y físico muy alto: la depresión, el duelo patológico vital o las ideas de suicidio como forma de descanso, entre otras cosas… simplemente llegamos una noche y no deseamos que llegue mañana. Este es el estado de supervivencia emocional. No hablamos de cierta tristeza o estrés sino de profundas sacudidas emocionales que se cronifican a medida que transcurre la enfermedad de la persona a la que cuidamos. Ante la indefensión aprendida en una carrera de fondo impuesta por la vida, sin motivos para vivir, aún nos queda el aprendizaje de estrategias sencillas que ocasionan una sensación de mejora inmediata y que tienen la finalidad de hacernos llegar a mañana. El objetivo es sustituir las emociones destructivas por emociones constructivas, desde la psicología positiva y la neurociencia afectiva. A partir de ahí encontrar nuestras capacidades y potencialidades, despertar la felicidad instintiva y fortalecernos progresivamente, hasta que perdemos la culpabilidad por volver a vivir y aceptar el derecho a cuidar desde la satisfacción y no desde el sacrificio.

“ En nuestro centro trabajamos con el dolor físico y emocional, en muchas ocasiones con el tránsito la muerte y el duelo. El deterioro cognitivo y la demencia traen consigo sorpresa y desorden cotidianos, que echan abajo la planificación del trabajo y la consecución cuantificable de los objetivos. Las personas a las que cuidamos necesitan de nosotros serenidad, protección, equilibrio, salud y amor. Entregar todas estas cosas en un entorno de enfermedad física y mental, acompañadas generalmente de alteraciones de la conducta, de la percepción o del pensamiento, es sencillamente agotador. Cada uno de nosotros debe poder entrar y salir de este ambiente cada día y mostrar un eterno autocontrol de lo que uno piensa, dice o hace para no aumentar el dolor, el daño en las personas de nuestro entorno. Intentamos que el Centro sea una continuación del hogar, pero sin la flexibilidad en la expresión de las emociones que conlleva la vida en casa. Nuestros cuidados exigen reaccionar

El Centro Sociosanitario El Pino ofrece a todo su personal, familiares, cuidadores y alumnos en prácticas un taller para recuperar fuerzas, para entrenar y descubrir nuestras emociones, recuperar nuestro derecho a sentirnos bien mientras cuidamos.

CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA 25


Formación en soporte vital básico y soporte vital avanzado Gabriela Agostini Coordinadora de enfermería del CSS El Pino Durante todos estos años, el Grupo ICOT ha prestado especial atención a la innovación y la formación en materia sociosanitaria. Cada cierto tiempo ha organizado formaciones sobre soporte vital básico y soporte vital avanzado, y en el CSS El Pino se ha realizado este año. Durante las dos primeras semanas de abril se han impartido cursos de soporte vital básico y soporte vital avanzado (en adelante SVB y SVA) dirigidos a gerocultores, enfermeros y todo el personal médico. Además, también se ha invitado al resto de personal de otros departamentos (como terapeutas ocupacionales, limpieza, mantenimiento, fisioterapia…) ya que creemos en la importancia de estos cursos.

Las situaciones que provocan las paradas cardiorrespiratorias son: sobredosis por drogas (sustancias psicotrópicas, fármacos, etc.), sangrado excesivo, ahogamiento, infección en torrente sanguíneo, lesiones y accidentes, ataque cardíaco o ritmo cardíaco anormal, líquido en pulmones o que comprima el corazón. En el adulto, la mayoría de las veces son de origen cardiaco: muerte súbita o infarto agudo de miocardio debido a malos hábitos: fumar, alcohol y drogas, colesterol, sedentarismo y obesidad; mientras que en el niño son de origen pulmonar: por obstrucción de la vía aérea.

Es importante identificar lo antes posible el origen de la parada para una mejor RCP, y es importante conocer la cadena de supervivencia en una parada para que ésta sea eficaz:

Cadena de supervivencia de la ACE de la American Heart Association para adultos.

Los cursos han sido impartidos por la Escuela de Servicios Sanitarios y Sociales de Canarias (ESSSCAN) y han permitido que el personal se recicle. Antes se modificaba el protocolo de actuación ante una parada cada 4 años, según las recomendaciones de la AHA (American Heart Association) y la ERC (Eurpean Resuscitation Council), pero desde hace pocos años se han dado cuenta de que si hay una modificación del protocolo que mejora la actuación del profesional, no se debe esperar 4 años, por lo que prácticamente cada año se están recogiendo nuevas recomendaciones y modificaciones y, por ello, el profesional debe estar continuamente formándose y practicando.

26 CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA

Los eslabones de la nueva cadena de supervivencia de la ACE de la American Heart Association para adultos son los siguientes: 1. Reconocimiento inmediato del paro cardiaco y activación del sistema de respuesta de emergencias. 2. RCP precoz con énfasis en las compresiones torácicas. 3. Desfibrilación rápida. 4. Soporte vital avanzado efectivo. 5. Cuidados integrados posparo cardiaco.

Gracias a esta formación, estamos a un paso de ser acreditados como CENTRO CARDIOPROTEGIDO.

Hay que tener en cuenta que, además de los casi 220 residentes y usuarios que hay en el centro, somos más de 300 trabajadores, a lo que hay que sumar los familiares, alumnado, voluntariado… es decir, que con tal cantidad de personas conviviendo a diario en el centro, pensamos que es vital que estemos formados para atender una urgencia en un momento dado.


CSS El Pino plató de cine El 22 de abril nuestro centro se convirtió en plató del rodaje de la película Red Avispa (Wasp Network). Desde las seis de la mañana, un equipo compuesto por más de 80 personas transformó varios lugares del Centro en escenarios de la película, que está ambientada en el Miami de los años ochenta. Está dirigida por Olivier Assayas y protagonizada por Penélope Cruz, Gael García Bernal, Wagner Moura, Leonardo Sbaraglia y Edgar Ramírez. Concretamente, Penélope Cruz rodó varias secuencias en el CSS El Pino, en las que además participaron algunos residentes, que se mostraron encantados de colaborar y de conocer a la actriz, con la que estuvieron un buen rato dialogando.


Feliz Navidad en el CSS El Pino Carmen Sueiro TASOC del CSS El Pino

La Navidad en el Centro Sociosanitario El Pino comenzó oficialmente con el encendido del árbol de Navidad y la inauguración del precioso Belén que realizó, como cada año y de forma voluntaria, el belenista Carmelo Sánchez. ¡Muchas gracias Carmelo por tu colaboración año tras año! Domingo Montesdeoca, director general del Grupo ICOT, dedico unas palabras a los residentes, usuarios y empleados que estuvieron en el acto. Alejandro López, director del Centro Sociosanitario El Pino cortó la cinta roja del Belén con la ayuda de un residente. También estuvo presente Blanca Méndez, gerente del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria del Cabildo de Gran Canaria. La nota musical estuvo a cargo del alumnado del colegio Claret, que cantaron un villancico. Ya de lleno en la Navidad, el alumnado del IES Politécnico nos preparó una gala navideña en la que transmitieron mucha alegría y positivismo. Entre las estupendas y diversas actuaciones que nos brindaron, pudimos visionar el video musical que elaboraron con algunos de nuestros mayores. Esta es una actividad que se enmarca dentro del proyecto aprendizaje-servicio “Memorias del 36” en que participa el alumnado del IES Politécnico. Desde aquí, agradecer a los alumnos y alumnas de los cursos BACSO1A y BACSH1B por estos maravillosos momentos que les han hecho pasar a nuestros residentes en unas fechas tan especiales. La visita de los Reyes Magos fue muy emotiva, como siempre, y con ella finalizamos una feliz Navidad en el CSS El Pino.

Muchas gracias a todas las personas que han colaborado y han hecho posible que residentes, usuarios y familiares hayan disfrutado de unas Navidades muy especiales.

Vídeo musical navideño protagonizado por el alumnado del IES Politécnico y usuarios del Centro Sociosanitario El Pino.

Facebook: Para ver el vídeo captura este código QR con tu smartphone:

Youtube: Para ver el vídeo captura este código QR con tu smartphone:

28 CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA


Departamento de

terapia ocupacional El equipo de terapeutas ocupacionales del Centro Sociosanitario El Pino está formado por Santiago Olmedo (planta 2), Ismael Ruano (planta 3), Inmaculada Gómez (planta 4), Moneyba Vega (plantas 6 y 7), Juan Pérez (planta 8), Sara Arribas (planta 10) y Alba Acosta (planta 11).

Los abordajes utilizados por los terapeutas ocupacionales serán distintos en función de las necesidades, dificultades y objetivos a alcanzar:

Nuestro objetivo consiste en promocionar un envejecimiento saludable y una mejor adaptación en la enfermedad mental crónica.

• • •

La terapia ocupacional se ocupa de la promoción de la salud y el bienestar a través de la ocupación. El principal objetivo de la terapia ocupacional es capacitar a las personas para participar en las actividades de la vida diaria. Los terapeutas ocupacionales logran este resultado mediante la intervención con los individuos para realizar aquellas tareas que optimizarán su capacidad para participar, fomentar la participación o mediante la modificación del entorno para que éste refuerce dicha participación. El terapeuta ocupacional, como profesional sanitario, puede ejercer en distintos ámbitos de actuación, incluidos hospitales, centros de salud, domicilios particulares, lugares de trabajo, escuelas, centros de menores y residencias de ancianos. Los cambios físicos, psicológicos y sociales atribuibles a la vejez pueden incidir en la capacidad de realizar las ocupaciones diarias y esto puede impactar en la calidad de vida. Cuando las actividades de la vida diaria (AVD’s) se ven afectadas por ciertas limitaciones como: sensoriales, físicas, emocionales, cognitivas, mentales, el terapeuta ocupacional es el profesional responsable de conseguir y fomentar la independencia y autonomía de los usuarios, logrando así una mayor calidad de vida.

• •

Reeducación y entrenamiento en la realización de las AVD. Entrenamiento en el uso de adaptaciones y productos de apoyo. Modificación del entorno. Rehabilitación física. Ocio y tiempo libre.

Estas actividades son muy variadas y dependerán de los intereses de la persona y del análisis previo de la actividad realizado por el terapeuta ocupacional, para adecuar la misma a las necesidades de la persona. El terapeuta ocupacional trabaja con y desde la cotidianidad, para mejorar las dificultades en el día a día de personas que lo necesitan. Dentro del CSS El Pino los objetivos establecidos son: 1. 2. 3. 4.

Optimizar y gestionar recursos materiales. Mejorar/ mantener/ fomentar la independencia y la autonomía. Cohesionar/ organizar la actividad asistencial de cada planta. Innovación y proyección social corporativa y de la disciplina. Desarrollo profesional del terapeuta.

La ocupación es salud, integración, diversión, autonomía, libertad, recreación, dignidad y fortaleza. ¡Envejece ocupado!

CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA 29


Carnaval,Carnaval… Carnaval…te queremos Antonia Adame Periodista y community manager En el Centro Sociosanitario El Pino no nos perdemos ninguna fiesta… ¡y lo celebramos todo, o casi todo! Este año en Carnaval no paramos: gala de la reina, música carnavalera y, por supuesto, ¡no íbamos a fallar con la fiesta de Los Indianos! No sabemos si será el mejor Carnaval de Gran Canaria, pero sí el más especial.

Muchas gracias a los usuarios, residentes, familiares, voluntarios y el magnífico equipo del Grupo ICOT en el CSS El Pino, que hacen posible que estas fiestas salgan adelante.

Gala de Carnaval Un año más elegimos a la Reina y Rey del Carnaval del Centro Sociosanitario El Pino. También se eligieron la dama y el caballero y los mejores disfraces de grupo, todo valorado por nuestro estricto jurado: Ángel (familiar) Mª Carmen (residente), Margarita (voluntaria), Lita (cocina) y un alumno del IES Politécnico. 30 CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA

Como en toda gala que se precie, la rivalidad fue máxima y los jueces lo tuvieron muy complicado para deliberar, ¡los disfraces eran espectaculares! Qué bien lo pasamos, no creemos que en el Sambodromo de Brazil disfruten más el Carnaval que nosotros. • • • • • •

Reina del Carnaval 2018: Eugenia Valerón, residente planta 7. Rey del Carnaval: Leonardo, residente planta 10. 1ª Dama del Carnaval: Inmaculada Padrón, usuaria CED 2. 1º Caballero: Orlando, residente planta 8. 1º Premio de grupo: “El Parchís”, usuarios CED 11. 2º Premio de grupo: “El Edén y sus elixires… ¡Qué rico huele cuando huele bien!”, residentes planta 2.

Los Indianos Los residentes, usuarios, familiares y equipo del centro nos vestimos de blanco para recibir a “la Negra Tomasa” al ritmo de la gran verbena de Rayco y su teclado. ¡Lo pasamos en grande!

Entierro de la sardina A este acto no faltó nadie, asistieron la Reina y el Rey del Carnaval y, por supuesto, las viudas ataviadas de riguroso luto, todos quisieron despedirse del Carnaval como es debido.


CENTROSOCIOSANITARIO SOCIOSANITARIOEL ELPINO PINO--LA LAREVISTA REVISTA 31 31 CENTRO


Los voluntarios de Iniciativas Humanas en el CSS El Pino

Este voluntario, que tiene tres hijos y cuatro nietos, acude todos los martes por la mañana a este centro sociosanitario El Pino. Lleva viniendo desde hace unos tres años, con la alegría de acompañar a las personas mayores que aquí residen, sobre todo en la sexta planta. Sobre ello nos comenta que su esposa, Cristina Serra Yourieff, también voluntaria de Iniciativas Humanas, le animó a participar una vez que había logrado la deseada jubilación.

«Al principio me mostraba reacio, pero como estaba cerca de mi domicilio me animé a dar los primeros pasos para comprobar cómo funcionaba esta institución. Lo cierto es que le he cogido un gran cariño a las personas se encuentran aquí, quienes muestran su agradecimiento por estas visitas periódicas, siendo yo el que recibe el mejor afecto, que se refleja en sus rostros». Juan Adolfo comparte todos los martes estas visitas con otros compañeros como Juan Ruiz Socorro, Andrés Suárez Suárez, Miguel Perera Hernández y Juan Francisco Fonte Ojeda, integrados también en la ONG Iniciativas Humanas. «Pasamos unas dos horas muy agradables en amigable charla con los residentes y cuando nos damos cuenta se pasa el tiempo sin ninguna queja. La verdad es que estoy muy satisfecho por el trato que recibo, no solo de los residentes en El Pino sino también de su personal, deseando que llegue cada martes para acudir a acompañarlos». En su vida profesional este voluntario ha sido perito agrícola, iniciándose en el servicio fitosanitario en el año 1966, para pasar luego al servicio técnico de parques y jardines del ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, siendo jefe del mismo a partir de 1969. «Teníamos la oficina en el cercano Parque Doramas, dentro de la zona destinada al parque zoológico que existía en aquella época. Me contrató el alcalde Don José Ramírez Bethencourt, y de concejal de parques y jardines estaba Don Fernando Giménez Navarro. Esto me permitió dedicarme a mi profesión con plena dedicación, suponiendo para mí una gran satisfacción ir ampliando las superficies ajardinadas de esta población, que iba creciendo de una forma espectacular, no solo en la ciudad baja sino también en la alta».

Juan Adolfo Álvarez Marrero Voluntario de la ONG Iniciativas Humanas en el CSS El Pino

32 CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA

Su presencia en El Pino nos empuja a todos y, como anécdota, en sus primeras visitas se encontró como residente a Juan Castellano, hermano de otro perito agrícola llamado Santiago, que tuvo de compañero en el servicio fitosanitario. «Fue como si volviera a los años mozos de estudiante, por los recuerdos que rememoramos, produciéndose una gran amistad con la visita semanal, recordando al viejo compañero». Terminamos el diálogo con la invitación que nos hace Juan Adolfo para que se animen otras personas a ser voluntarios de Iniciativas Humanas, sobre todo jóvenes y personas mayores jubiladas: «Aquí renace la amistad y se ayuda a que los residentes no estén solos. Vale la pena emplear dos horas semanales de tu tiempo para acompañar a los residentes, así que ¡anímense!».


El rincón del

Sabio Marina Pino Ortega

Me llamo Marina Ida Pino Ortega, pero me conocen por Marina. Nací en Matanza, Cuba, hace 76 años. Más tarde me trasladé a España con mi marido y mi suegro. En concreto a Bilbao, en 1968, con 31 años y luego a Las Palmas de Gran Canaria en 1970 por motivos políticos. Durante mi infancia me gustaba jugar a las muñecas hechas con botellas de coca cola, ya que no había dinero para comprarlas.

Estudié enfermería, fui ayudante de mi padre en quirófano, que fue uno de los mejores cirujanos de aquellos momentos.

Posteriormente, ya en Bilbao y luego en Canarias, me busqué la vida como agente comercial. Más adelante, a los 40, tuve a mi hijo Carlos, que actualmente tiene 40 años y del que me siento orgullosísima junto a mi maravilloso marido. Llevamos 50 años casados. Uno de los acontecimientos más importante de mi vida fue tener a mi hijo, después de varias complicaciones durante el embarazo. Otro de los mejores momentos pasados en mi vida fue cuando mi hijo Carlos se graduó y más tarde sacó el cum laude y pudo dedicarse a lo que tanto le gustaba, ser doctor.

Mi ejemplo a seguir fue mi padre, él siempre me decía «prefiero ser abuelo de un nieto que no tenga padre a no ser abuelo». Esos valores fueron traspasados a mi hijo. Entre mis aficiones se encuentra el tenis, pintar y el golf, entre otros. Ahora no puedo bailar, pero me gustan todas las fiestas. Oigo un tambor o cualquier otro instrumento y me vuelvo loca. Me encanta viajar, a los 25 años de casada fui a Italia, a Venecia, para celebrar mi boda de plata, ese fue mi viaje favorito. Actualmente visito el centro de día de El Pino, donde me gustan mucho las actividades, estoy encantada con el fisioterapeuta que tengo y admiro mucho a las chicas que trabajan aquí, por el gran trabajo que hacen cada día. Además, he aprendido a convivir con distintos tipos de personas, me he enriquecido y he logrado ser mejor persona durante el tiempo que llevo en el centro de día. Finalmente, a los jóvenes de hoy en día les diría:

«Miren la vida con realidad, no con ensoñación. Hay que estudiar lo que sea, las mujeres deben ganar su propio dinero para no depender de un hombre. Es decir, que las mujeres adquieran medios para la libertad económica».

CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA 33


La residente Nací en Las Palmas de Gran Canaria, el 8 de diciembre de 1938. Soy la mayor y única mujer de los hijos del matrimonio entre mis padres, Pedro y Salvadora. Mis dos hermanos se llaman Pedro y Cándido. Durante mi infancia vivía en Las Canteras y cuando iba al colegio recuerdo que había una profesora que se llamaba Angustia, pero angustias las que pasábamos nosotros cuando íbamos caminando hacia la escuela.

Lo que más me apasionaba era nadar. Aprendí yo sola, nadaba en Julio Navarro y era la mejor de mi quinta. Les ganaba a todos e incluso recuerdo ganar a la hermana de Alfredo Kraus.

Mi padre trabajaba en los almacenes, mientras que mi madre era ama de casa. Yo nunca trabajé, solo me dediqué a nadar. Cuando era pequeña, mis tíos tenían un barco, yo me iba con ellos y cuando llegábamos al mar me tiraba al agua y nadaba todo el rato. En mi edad adulta solía ir con mis amigas a bailar al círculo mercantil y, además, todos los días que podía me iba a la playa. Un día fui al mercado del puerto a comprar y ahí conocí a mi marido Antonio, que se volvió loco al verme. Ese mismo año, a los 6 meses de estar juntos, nos casamos. En ese entonces, él tenía 33 años y yo tan solo 21. Mi marido fue militar de la marina, por lo que tuvimos que irnos a vivir al Sahara, pero no fuimos solos, sino que también vinieron mis dos hermanos pequeños.

Carmen González Pérez

34 CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA

Un tiempo más tarde, Antonio y yo tuvimos 3 hijos. La única mujer se llama María del Carmen y dos hombres que se llaman Javier y Pedro. A día de hoy vivo en el CSS El Pino, aunque mi hija viene mucho a visitarme y siempre que llega salimos a dar un paseo. «Muchas gracias hija, por la buena compostura que siempre tienes conmigo».


La empleada

Eva Montesdeoca En un principio comencé en la planta 3ª con los mayores con demencia, una planta que me aportó mucho. Todo el equipo, desde enfermería con Yurena de León y Fran Fortes, Carlos Gómez como terapeuta y qué decir de las gerocultoras: Yéssica Cabrera, Isabel del Rosario, Caty García, y que me perdonen las que dejo atrás, pero me parecía más justo nombrar a aquellas personas que marcaron una etapa importante de mi vida y que más que compañeros se convirtieron en familia. Llegar a esa planta con ms compañeros y mis abuelitos, a los que adoraba, era como llegar a casa. Tengo una hija de 17 años que ha ido más de una vez al Pino y que recuerda siempre con cariño como todos los abuelitos se acercaban a abrazarla y mimarla. Actualmente vivo en pareja y es una persona maravillosa, admira mi labor y mi trabajo y eso me enorgullece.

Ahora hace ya unos cuantos años que estoy en la planta 4ª (alto requerimiento), donde los abuelos necesitan mayores cuidados físicos, ya que están más delicados.

Qué decir del equipo de la 4ª planta, que son grandes profesionales, contando siempre con mis dos grandes compañeras Carolina Rodríguez y Aida Gaudioso, que se desviven para que los mayores estén cómodos y cuidados, y que dentro de sus dolencias estén lo mejor posible. Ahí entra el trabajo que desempeño día a día, desde el aseo personal hasta la comida, el descanso y todo lo que necesiten en la vida diaria. Me considero una persona tranquila, amable, empática e intento todos los días tener siempre una actitud positiva ante cualquier problema, con una sonrisa. Me encanta viajar y hacer cosas diferentes, como digo yo siempre “trastiando”. En mi tiempo libre procuro disfrutar siempre con mi familia: playa, campo y, como no, rutas en moto. Me gusta la música y, sobre todo, siempre necesito estar en paz y tranquila.

Y poco más… me queda decir que me siento orgullosísima de pertenecer al CSS El Pino, y que dure muchos años más. Esta soy yo, una trabajadora con mucha vocación, y ahí estaré, en la 4ª planta, por mucho tiempo.

¡Hola a todos! Mi nombre es Eva Montesdeoca López, tengo 45 años y vivo en San Juan, barrio emblemático de Las Palmas de Gran Canaria. Empecé a trabajar en el CSS El Pino cuando reabrió sus puertas como centro sociosanitario después de muchos años cerrado.

Gracias por esta oportunidad de que me conozcan un poco más. Un abrazo.

CENTRO SOCIOSANITARIO EL PINO - LA REVISTA 35


Profile for Grupo ICOT

Revista CSS El Pino nº 18  

Centro Sociosanitario El Pino - La revista - Número 18 - mayo 2019

Revista CSS El Pino nº 18  

Centro Sociosanitario El Pino - La revista - Número 18 - mayo 2019

Profile for grupoicot
Advertisement