Issuu on Google+

HACOAJ Mayo 2013 • Nº 1399 • Sivan 5773 • ODVZ GYWF

Identidad Fuerza Pertenencia

ESPÍRITU MACABEO


E D I T O R I A L

ESPIRITU MACABEO ¿Qué queremos decir

cuando hablamos del espíritu macabeo? Se trata de dar forma a un concepto muy profundo, ligado a la experiencia personal y a la vez colectiva, a la pertenencia a un espacio que va más allá de lo físico, y que nos liga con nuestra historia: la que nos precedió, la que protagonizamos día a día y la que siempre está por venir. El espíritu macabeo, a través del deporte, está directamente asociado a la construcción de un judaísmo ligado a la existencia del Estado de Israel. El movimiento macabeo es parte sustancial del ideario sionista y también con su accionar. Israel, su esencia, su mensaje y su realidad, es lo que representamos cada vez que competimos y entrenamos, cada vez que salimos a la cancha, de la disciplina que sea, en el espacio que sea. El Club Náutico Hacoaj es la materialización de ese espíritu. Desde nuestros colores, azul y blanco, nuestro mismo nombre en hebreo, “La Fuerza”, y especialmente, desde los valores y contenidos que venimos elaborando, transmitiendo y forjando desde hace más de 77 años: esfuerzo máximo, solidaridad dentro y fuera del espacio competitivo-deportivo, respeto total por el rival ocasional y por las reglas del juego, entrega, ansias de crecimiento permanente, transmisión y educación de nuestros chicos. El protagonismo y liderazgo de Hacoaj en los ámbitos macabeos es una construcción que proviene desde esos primeros tiempos y que se sostiene día a día. Cada cuatro años, en ocasión de las Macabeadas Mundiales en Israel, ese impulso se ve fortalecido y renovado. Y una vez más, la delegación argentina, que aunará el celeste y blanco de su pertenencia argentina con el azul y blanco judío, sionista e israelí, estará formada en gran proporción por deportistas de Hacoaj. A todos estos hombres y mujeres de Hacoaj y de Argentina, nuestro máximo apoyo, y el deseo de que se transformen, una vez más, en transmisores y, especialmente, en fortalecedores del espíritu macabeo.

Identidad Fuerza Pertenencia 3


5

CLUB NÁUTICO HACOAJ Se­de Ca­pi­tal Av. Es­ta­do de Is­rael 4156 (1185), Ciu­dad Au­tó­no­ma de Bue­nos Ai­res Tel. 4863-2121. Fax 4862-3643 Se­de Ti­gre “Roberto Maliar” Luis Gar­cía 943 (1648),

8

Ti­gre, Prov. de Bue­nos Ai­res Tel. 4749-0520. Fax 4749-4693 Se­de Club de Cam­po Ha­coaj Ti­gre Ru­ta 27 Nº 4002 y Tos­ca­ne­lli (1648), Rin­cón de Mil­berg, Ti­gre,

SUMARIO

13 3

Prov. de Bue­nos Ai­res Tel. 4749-7443. Fax 4749-7440 Se­de Is­la Río Sar­mien­to Nº 20, Ti­gre,

Edi­to­rial

18

Prov. de Bue­nos Ai­res Tel. 4728-0164

Staff De­par­ta­men­to de Co­mu­ni­ca­cio­nes Co­mi­sión: Eze­quiel As­qui­na­si (Se­cre­ta­rio)

4 Sumario

Di­rec­tor: Ga­briel Ro­zen­zon

5

Un día intenso e inolvidable

8

Un ejemplo para todos

Diseño y Dia­gra­ma­ción: Isabel Castillo Notas: Pablo Yafe Cie­rre de edi­ción: viernes 10/5/2013 Las opi­nio­nes ver­ti­das en las no­tas fir­ma­ das y por los en­tre­vis­ta­dos no ex­pre­san ne­ ce­sa­ria­men­te pos­tu­ras u opi­nio­nes ins­ti­tu­ cio­na­les. La Ins­ti­tu­ción no es res­pon­sa­ble por el con­te­ni­do de los avi­sos pu­bli­ci­ta­rios.

10 Efemérides 13

Una vida de Macabeadas

16

Ascenso al Kilimanjaro: Parte II hacoaj@hacoaj.org.ar

18

Israel, con el Tanaj en la mano

www.hacoaj.org.ar Club Náutico Hacoaj Sitio Oficial

21

@hacoaj

Esto pasa en Hacoaj 4


Iom Haatzmaut en Hacoaj

Un día intenso e inolvidable 5

CENTENARES DE CHICOS JUGANDO, CANTANDO Y GRITANDO POR HACOAJ, UNA NUTRIDA DOBLE FILA DE DEPORTISTAS DE NUESTRO CLUB PORTANDO LAS BANDERAS DE ARGENTINA, FACCMA Y HACOAJ, UNA COPA DORADA E INMENSA, BANDERAS, MÚSICA, EMOCIÓN… EL SÁBADO 4 DE MAYO CELEBRAMOS DE MANERA MUY ESPECIAL IOM HAATZMAUT, EL 65º ANIVERSARIO DE LA INDEPENDENCIA DEL ESTADO DE ISRAEL, Y VIVIMOS EN NUESTRA SEDE TIGRE ROBERTO MALIAR MOMENTOS DEFINITIVAMENTE INTENSOS, DE ESOS QUE QUEDAN EN LA MEMORIA Y QUE HACEN A ESE SENTIR TAN ESPECIAL QUE SIGNIFICA SER PORTADORES DEL ESPÍRITU MACABEO.


las Olimpíadas Hacoaj y la presentación-agasajo de los deportistas de nuestro Club, integrantes de la Delegación Argentina a la 19ª Macabeada Mundial, que se disputará en Israel a partir del

próximo 18 de julio. Las Olimpíadas congregaron, a lo largo de 4 semanas, a nuestros socios de 4 a 12 años en distintas instancias recreativas y competitivas, en las que se midieron dos equipos: el Azul y el Blanco, que resultó ganador por un estrecho margen. Pero, más allá de los resultados, lo importante fue que se cumplieron los objetivos: jugar, divertirse, vivir plenamente lo que significa Hacoaj y generar identidad con nuestro mar-

IDENTIDAD

E

se día fueron las finales de la primera etapa de

co de pertenencia. Las Olimpíadas, que sabemos que

Identidad con nuestro marco de pertenencia

se convertirán en una de las tradiciones de Hacoaj, seguirán en una segunda etapa cuyo cierre coincidirá con el festejo del Día de la Primavera. La presentación de los deportistas de Hacoaj estuvo enmarcada por la ovación. Las palabras dirigidas a ellos por el Vicepresidente 1º Víctor Vaisman, dejaron 6


PERTENENCIA

La Macabeada es el objetivo máximo al que aspira un deportista judío

muy en claro lo que significa participar en una Macabeada, especialmente a nivel mundial, en Israel: “…

la Macabeada es el objetivo máximo al que aspira un deportista judío, es el momento en que, como judíos,

compartimos con nuestros hermanos de todo el mundo en Israel; es una gran competencia deportiva, pero es mucho más que eso. Por eso les pido que disfruten,

que vivan intensamente cada momento, especialmen­ te las ceremonias de apertura y clausura, que den lo mejor de sí en cada competencia y en cada momento

que vivan en Israel, y que demuestren ese plus que significa ser de Hacoaj, que se resume en una sola palabra: actitud.”

El día finalizó, como corresponde a toda gran celebra-

ción, con un gran espectáculo de música y humor, con

la banda klezmer “Tiembla el Mohel” y la actuación de Gerardo Freideles. n

7

Yakir Maccabi

En ocasión de la presentación de la Delegación Argentina a las Macabeadas en Israel, Hacoaj homenajeó a sus dirigentes que, en las últimas ediciones, fueron honrados con el premio Yakir Maccabi, como reconocimiento a su actuación y compromiso, por parte de la Unión Macabi Mundial. Se trata de Juan Ofman, José Burstein Z”L (estuvieron presentes su esposa e hijos) y Víctor Vaisman, quien recibirá el galardón en julio próximo, en Israel.


UN EJEMPLO PARA TODOS Por Pablo Yafe

COMO SI EL PASO DE LOS AÑOS FUESE SOLO UNA FANTASÍA Y COMO SI UN NIÑO INTERIOR LE INSUFLASE TODO EL VIGOR DEL MUNDO, BERNARDO BLUMENKRANZ, SOCIO HISTÓRICO DE HACOAJ, SE LLEVÓ TRES MEDALLAS DE ORO EN EL CAMPEONATO SUDAMERICANO DE REMO MASTER EN CHILE, NADA MÁS Y NADA MENOS QUE A LOS 80 AÑOS.

…se subió

a un bote recién por primera vez a los 50 años...

E

l pasado 23 y 24 de marzo se efectuó en la Laguna San Pedro Chica, Concepción, Chile, el Campeonato Sudamericano de Remo Master. Sobre aguas transparentes, hogar de centenares de cisnes de cuello negro, participaron más de 400 veteranos. Bernardo logró la cima del podio en tres categorías: Doble par master I (75 - 79 años), Doble par master H (70 - 74 años) y Cuádruple par master I (esta última por abandono del rival). Es llamativo pensar que Bernardo se subió a un bote recién por primera vez a los 50 años, a partir de lo cual comenzó un nuevo romance con el agua del río. La suma de un disciplinado entrenamiento, el deseo de ganar y un conocimiento especializado en electro e hidrodinámica, lo llevaron rápidamente a conseguir títulos en remo. Tan solo tres años después de su debut tardío logró participar de una competencia internacional en Europa. Hoy, después de treinta años en el agua, sostiene que se encuentra más entusiasmado con el remo que cuando comenzó. ¿La clave? Una alimentación natural, mucho entrenamiento, una vida ordenada y, por sobre todas las cosas, el apoyo incondicional de su familia. No obstante, Bernardo tiene 8

un arma secreta. Hace algunos años, para no tener que ir hasta el río cada vez que quería entrenar, decidió construir un simulador de remo con sus propias manos. Con sus conocimientos en la física de la disciplina logró emular prácticamente todos los movimientos y experiencias sensitivas del remo. Se llama Rowing Simulator Danmark y lo tiene en su casa, cada vez que quiere salir a remar un poco. Está todo muy claro que para Bernardo, parte de la energía con la que se enfrenta a la corriente y a la edad, sale de su deseo de demostrarle a los jóvenes que siempre es un buen momento para empezar a remar. Trata constantemente de transmitir la caballerosidad e integridad con la que puede ser vivido este deporte. Sostiene que no hay medalla que pueda llegar a compararse con el hecho de saber que algunos de los niños que hace décadas fueron sus timoneles, hoy son grandes e importantes remeros. Con mucho orgullo, desde Hacoaj, felicitamos a Bernardo Blumenkranz por su voluntad, sacrificio y, por supuesto, por las medallas. Deseamos que pueda continuar inspirando a su generación y a las siguientes para acercarse a un deporte tan bello como lo es el remo. n


10


11


ENTREVISTA A

Marcelo Katz

Una vida de Macabeadas Por Pablo Yafe

SI ALGUIEN TODAVÍA DUDA DE LOS FRUTOS QUE PUEDEN GENERAR EL SACRIFICIO, EL COMPROMISO Y LA DEDICACIÓN EN EL DEPORTE, AQUÍ TIENE LA POSIBILIDAD DE LEER LA ENTREVISTA QUE LE REALIZAMOS A MARCELO KATZ. SOCIO E ÍCONO DEPORTIVO DE NUESTRO CLUB, DISFRUTA DE HABER PARTICIPADO DE ALREDEDOR DE UNA DOCENA DE MACABEADAS, ENTRE MUNDIALES Y PANAMERICANAS; DESDE DIFERENTES ROLES Y CON UN ABULTADO MEDALLERO. SIEMPRE REPRESENTANDO A LA ARGENTINA Y -POR SUPUESTO, DESDE EL CORAZÓN- TAMBIÉN A HACOAJ. 13


Las ganas, la motivación, eso es lo más lindo ¿Cuál fue tu primera Macabeada? Fue en 1983. Todavía no existían las Macabeadas Juveniles y yo jugaba en la primera de fútbol con solo dieciocho años. Fue muy duro porque en ese entonces había un equipo nada más y viajaban solo dieciocho jugadores. Era una cosa muy desgastante. De todos modos, para mí fue como tocar el cielo con las manos, formar parte del único equipo de Argentina que la representara en las Macabeadas. De hecho, el principal motivo por el cual quiero viajar este año, y tuve la confirmación de Faccma, es porque se cierra un ciclo deportivo de treinta años de historia con las Macabeadas. ¿Cuáles son las primeras imágenes que tenés registradas de tu experiencia en Macabeadas? Es la imagen del camino emprendiéndose. Es lo que uno más tiene que valorar: el camino de la preselección, el camino a conocer gente nueva, las sensaciones por saber que un amigo se queda fuera del equipo y vos adentro o viceversa; el esfuerzo por ser seleccionado, las ganas, la motivación, eso es lo más lindo. Porque, en definitiva, viajar es el postre, pero el verdadero aprendizaje está en el camino. Y estando ya en las Macabeadas, no hay nada igual a la ceremonia inaugural. ¿Cómo la describirías? Ponerse el uniforme oficial para ir al estadio; escuchar el murmullo de la gente que está esperando a que ingresen los deportistas para saltar de alegría y des-

atar una fiesta gigante… Eso ya no se puede explicar. Compartir con tus compañeros de ruta esa previa es genial, valorás cada paso que te llevó hasta ahí y es una gran emoción. Nosotros, particularmente, siempre tenemos un momento en el que nos sacamos fotos con quienes somos de Hacoaj. Es como que hay una mística por compartir esa identidad más específica que es el Club. En mi caso, toda mi vida jugué en Hacoaj, cosa que hace que lo sienta de una forma muy personal. ¿Cómo les fue en aquella primera participación? En 1983 ganamos la medalla de bronce. Fue una sensación agridulce, porque Argentina, en un panamericano, tiene que llegar a una final, pero nosotros perdimos justamente la semifinal con Estados Unidos y obtuvimos el tercer puesto. La realidad es que en cualquier lugar del mundo se valora una medalla, pero nosotros nos quedamos con ganas de más. Ahí, en San Pablo, viví mi primera Macabeada. ¿Cuántas en total? Doce, entre panamericanas y mundiales. Y también estuvieron los de Sydney, que prácticamente fueron mundiales por la cantidad de países que participaron. Ahí fui como técnico de la primera de fútbol. Fue algo espectacular e impecable, con la suerte de también haber ganado la medalla de oro. Después de tantas Macabeadas 14

¿hay algo del efecto que se va perdiendo o siguen todas las sensaciones vigentes? Nada se pierde. Al que le gustan las Macabeadas siempre quiere ir. Cada vez es diferente, hay nuevas anécdotas y hay tradiciones que ganan valor. Por ejemplo, yo sé que cada vez que voy me está esperando la delegación de Brasil para que intercambiemos las camisetas. Recuerdo, también, las del 2001 que fueron muy especiales. Nos encontrábamos en el peor momento de la Segunda Intifada, donde de los siete mil atletas que suelen presentarse, solo asistieron dos mil. Fue una vivencia increíble. Estábamos completamente cuidados, había guardias por todos lados, no había un solo turista en todo el país y los hoteles estaban desolados. Pero nosotros, los atletas la pasábamos bárbaro, sintiéndonos muy seguros y contenidos. Fue muy importante que se presente ante nosotros el entonces Primer Ministro, Ariel Sharon, para agradecernos por haberle dicho “No” al terrorismo. ¿Qué huellas y aprendizajes deja una participación en las Macabeadas? Ir a una Macabeada puede tener un efecto más permanente que cualquier actividad recreativa sobre la identidad judía que se pueda llegar a hacer en Buenos Aires. He llegado a estar en un desfile inaugural, último en la fila, donde quien se encontraba detrás mío era nada más y nada menos que Mark Spitz, uno de los más grandes atletas de todos


Deja muy en claro la

importancia fundamental que tiene Israel para todos los judíos del mundo. los tiempos. Y no me lo olvido más. Pensaba: “si este monstruo está acá, es por algo”. En relación a la identidad judía, estar ahí deja muy en claro la importancia fundamental que tiene Israel para todos los judíos del mundo. Por otro lado, todo lo que tiene que ver con la conexión entre las personas: En el desfile saltás y bailás con bolivianos, australianos, canadienses, nadie es ajeno. No se trata de una medalla, se trata de vivirlo, de haber estado ahí. ¿Cómo transmitías esos valores en tus equipos como técnico? Cuando dirigía, yo les decía esto mismo a los chicos: “Acá no vienen los mejores nada más. Acá hay otras cosas además del talento deportivo”. He llegado a dejar mejores jugadores de los que llevé en Argentina, para llevar a gente más comprometida con el grupo. Ojo, no llevé a gente que no supiera jugar al fútbol, eran todos buenos, pero siempre llevé quienes yo consideraba que debían viajar como personas a las Macabeadas y no solo como futbolistas. ¿Qué esperás para las Macabeadas de este año? Espero pasarla bien, con un grupo de gente que empezó conmigo hace 30 años. Y si la pasamos bien, vamos a ganar. Si fuéramos a ganar a costa de nuestro placer, ni me plantearía la posibilidad de ir. Es un lindo grupo veterano que tiene muchas Macabeadas encima. Más allá de la rivalidad que suele unir a todos durante el año por jugar en clubes diferentes, todo eso se acaba o se transforma cuando empieza la Macabeada. Y después, uno termina llevándose a sus mejores amigos de esa experiencia. ¿Algún mensaje para los socios del Club? Que podamos juntos consolidar la identidad de Hacoaj, que es lo que hace al Club. Aquellos que la tenemos muy arraigada debemos hacer el esfuerzo por transmitirla y lograr que aquellos que no saben lo que es desde Hacoaj, llegar a una Macabeada, describírselos lo suficientemente bien como para solo puedan soñar con algún día poder participar de una. n

TÍTULOS DE MARCELO KATZ EN MACABEADAS 1983 - MACABEADA PANAMERICANA BRASIL  MEDALLA DE BRONCE   - FÚTBOL CAMPO 1985   MACABEADA MUNDIAL - 4TO PUESTO 1989 - MACABEADA MUNDIAL - MEDALLA DE PLATA 1995 - MACABEADA PANAMERICANA – BUENOS AIRES - MEDALLA DE ORO 1999 - MACABEADA PANAMERICANA  MEXICO MEDALLA DE ORO   2001 - MACABEADA MUNDIAL - MEDALLA DE ORO   2003 - MACABEADA PANAMERICANA CHILE - MEDALLA DE ORO -  ABANDERADO DE LA DELEGACION ARGENTINA 2005 - MACABEADA MUNDIAL - MEDALLA DE ORO 2006 - MACABEADA DE SYDNEY COMO TÉCNICO - MEDALLA DE ORO 2007 - MACABEADA PANAMERICANA BUENOS AIRES COMO TÉCNICO - MEDALLA DE ORO 2007 - MACABEADA PANAMERICANA BUENOS AIRES - MEDALLA BRONCE - TRIATLÓN OLIMPICO CATEGORIA MAS 39 2009 - MACABEADA MUNDIAL COMO TÉCNICO MEDALLA DE ORO 2009 - MACABEADA MUNDIAL DIPLOMA  OLIMPICO - PARTICIPACION EN TRIATLÓN OLÍMPICO 2011 - MACABEADA PANAMERICANA BRASIL MEDALLA BRONCE. - PREMIO FAIR PLAY EN LAS TRES MACABEADAS DIRIGIDAS COMO TÉCNICO. - SELECCIONADO PARA MACABEADAS MUNDIAL 2013 ISRAEL.


Ascenso al Kilimanjaro SEGUNDA PARTE

Una

aventura inolvidable

Compartimos la 2º parte de esta gran aventura que lleva al extremo la capacidad de quienes la encaran.

Por Daniel Sabat n n n Ya era medianoche. Hasta ese momento, la caminata había sido una broma, si la comparamos con lo que nos esperaba. El guía nos había dicho que era un día muy importante, ya que sólo tendríamos una única oportunidad de hacer cumbre. Después de tomar un té con unas galletitas dulces encendimos las linternas de cabeza y emprendimos la subida. La temperatura inicial era de 0º C, e iría bajando rápidamente. Además un fuerte viento complicaba todo. Como era lógico no se veía nada más que una fila india de lucecitas que su-

bían por el empinado. Una hermosa luna y un cielo estrellado nos escoltaban todo el tiempo. Los guías nos venían animando, como en todos los días anteriores. La travesía no empezó de la mejor manera: a partir de los 4.800 metros de altura empezaron los problemas: fuertes vientos, Ari apunado y yo con sueño. Íbamos tan lento que parecíamos astronautas en la luna: ¡Cómo me pesaban las piernas! A las tres de la mañana alcanzamos una plataforma y, enseguida, las rampas donde pasaríamos las próximas horas en silencio, por la asfixia que inflingía hablar a esa altura. 16

Pasamos un momento muy difícil con Ari, sintiéndose muy mal (vómitos, jaqueca), lo que provoco en varias oportunidades tener que decidir si seguir o volver. Yo decía “volver”, Ari “seguir”. Finalmente seguimos. A las cuatro de la madrugada ya habíamos superado los 5.100 metros de altitud y una hora más tarde, alrededor de otros 250 metros. El guía no quería darnos ningún tipo de dato concreto. A las seis de la mañana, con casi 5.500 metros ascendidos, el dolor de cabeza continuaba y el corazón latía a toda velocidad. Cada diez o quince pasos debíamos parar para


…el sol salió por el horizonte y nos sentamos a contemplarlo. Era bellísimo…”

Yo decía “volver”, Ari “seguir”. Finalmente seguimos.

estabilizarnos. Sentíamos como si unas manos invisibles provenientes del suelo me agarraban de los tobillos. Sólo restaban tres horas para llegar al Stella Point (punto anterior a la cima) y de repente, el sol salió por el horizonte y nos sentamos en las rocas en una pequeña parada para contemplarlo. Era bellísimo lo que estamos viviendo. 7.00 AM: “¡Don’t sleep!”, le exclama el guía a Ari, que estaba parado, apoyado en los bastones. La tentación de abandonar era muy fuerte. Los últimos cien metros de desnivel habían sido un calvario. Llegamos al Stella Point (5.735 metros) al borde mismo del cráter, nos llevamos una gran alegría, ya que tendríamos el diploma de ascenso. El guía nos llamó para hacernos una foto los tres juntos e insistió para que emprendamos la bajada rápidamente. Zimba estaba obsesionado con el tiempo: -“Cinco minutos para las fotos y hay que iniciar el descenso cuanto antes”. -“Pero ¿por qué?” -preguntaba yo.“Quiero decir: amaneció sobre África y estamos presenciando el milagro desde

la cumbre del Kilimanjaro. ¿Qué apuro hay? Ya ni siquiera me duele la cabeza. Me gustaría ir al fondo del cráter y tocar el glaciar, confirmar que es una muralla de hielo y no un decorado de Hollywood”. Pero Zimba me advirtió de las pocas naves que me quedaban a pesar de creerme dueño de la Armada Invencible. Veinte minutos después llegué a la conclusión de que el guía tenía razón, que el trabajo estaba a medio hacer y que yo estaba sufriendo una especie de narcosis de nitrógeno. Había que bajar. Rápido. Con Ari nos abrazamos muy contentos y emprendimos una veloz bajada por unas laderas llenas de piedras. Con la rápida bajada abandonamos la zona de nieve y fuimos entrando en calor y recuperando oxígeno. Después de varias paradas, por fin llegamos a Barafu Camp, allí tuvimos una hora de descanso antes de reunirnos para tomar algo y bajar de nuevo hasta Mweka Camp (3.068 metros). Este último era un campamento enorme y allí nuestras carpas estaban instaladas, como se podía, entre la vegetación. Pero no importaba: ¡era nuestra última 17

noche durmiendo mal en la montaña! Al día siguiente habría ducha y cama con sabanitas limpias en Nairobi (Kenya). Llegó el último día y como no podía ser de otro modo en África, la fiesta, los cantos y bailes no faltaron. Gastón, el cocinero, dirigió el coro. Volvimos a la selva y por suerte, como durante toda la semana, no llovió. Se notaba ya el relajo, superado el objetivo que nos había llevado hasta allí. En pequeños grupos, con animada charla, fuimos bajando casi sin darnos cuenta, o sí, que las piernas ya se resentían bastante de la paliza de los dos días anteriores. Tres colobos, los monos más elegantes del reino animal, me espiaban desde las ramas de gigantescas coníferas como diciendo “chau” o “hasta la próxima”. Llegamos a Mweka Gate y recibimos nuestros diplomas de ascensión al “Kili”. Una vez cumplidos los trámites, fuimos camino a Moshi. Todo lo vivido quedará en nuestras retinas y memoria. El relato apenas si da un indicio de lo realmente experimentamos en el Kilimanjaro. ¡Gracias Ari por compartirlo con tu viejo! n


VICKY LUDMER

Israel, con el

Tanaj en la

mano Por Pablo Yafe

¿Cómo empezó esta aventura? En agosto del año pasado, mientras estaba trabajando en mi computadora, aparece en la pantalla uno de esos pop ups  que por lo general cualquiera cierra sin miramientos. Pero llegué a leer que éste decía: “Concurso Internacional de Tanaj para Adultos del Ministerio de

EN DICIEMBRE PASADO, VICKY LUDMER, SOCIA DEL HACOAJ DE TODA LA VIDA, FUE SELECCIONADA PARA PARTICIPAR DE JIDON INTERNACIONAL DE TANAJ PARA ADULTOS (CONCURSO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE EL TANAJ EN SU TOTALIDAD) EN ISRAEL. LO QUE COMENZÓ COMO UN PEQUEÑO CARTEL EN EL MARGEN INFERIOR DE LA PANTALLA DE SU COMPUTADORA, TERMINÓ SIENDO UNA EXPERIENCIA QUE JAMÁS OLVIDARÁ, LLENA DE APRENDIZAJE E INTERCAMBIO. Educación de Israel”. Se trataba de una competencia de preguntas y respuestas sobre Tanaj, un tema que siempre me apasionó muchísimo y que nunca dejé de estudiar. Supuestamente se trataba de una trivia por Internet que se llevaría a cabo en octubre. Por la vorágine de la vida diaria no tuve tiempo leer 18

nada y me dije:  “bueno, ya fue”.  Pero cuando se acercaba la fecha del examen me llamaron por teléfono de la organización de la competencia para decirme que había algunos datos míos que me había olvidado de completar. Contesté que no era que me había olvidado, sino que simplemente había decidido no par-


Cuanto más disfrutaba del hermoso vínculo que teníamos entre todos, más vacío y absurdo me parecía el contexto político interno de nuestra comunidad.

ticipar. Para mi sorpresa, quien me hablaba me insistió vehementemente en que “debía” participar. Al estudiar Torá y meterme en ese mundo tan místico, aprendí a escuchar este tipo de señales. Así que sin decirle nada a nadie, agarré mi Tanaj y me puse a leer.   ¿Era difícil el examen? Muy difícil. En primer lugar, porque todas las preguntas estaban vinculadas a la literalidad del texto: “¿Qué le dijo tal a tal en tal momento? ¿Qué ciudad cayó después de tal guerra? Además, gran parte de las preguntas se referían a las partes menos conocidas del Tanaj, como Samuel y Reyes.   ¿Cómo reaccionaste cuando te enteraste de que habías sido seleccionada? No lo podía creer. Ahí empezó toda una locura que me excedía completamente. Tenía que armar y organizar el viaje a Israel en cuestión de días. Lo pensé un rato y decidí dejarme llevar. Sentía

que cosas como esas no pasan todos los días, quizás una sola vez en la vida, y que debía aprovechar la oportunidad.   ¿Fue lo que esperabas? Y mucho más. Fue una experiencia increíble. Conformamos un grupo de 24 participantes que habían quedado calificados entre otras 325 personas de todo el mundo que habían contestado la trivia. Obviamente, por el tema de la competencia, la mayoría de los 24 eran ortodoxos. También había cinco mujeres. Era un grupo hermoso: gente de Israel, Argentina, India, Alemania, Sudáfrica, Panamá, Francia, Canadá, Chile, Georgia (ex URRS), Uruguay, Brasil, Colombia, Italia, España, Estados Unidos, Alemania y Rusia.   ¿Se sentían mucho las diferencias? Para nada, esa fue la magia de este viaje. El respeto, el aprendizaje y la convivencia estuvieron presentes en todo momento, enriqueciendo la experiencia. La idea era que la final de la competen-

19

)

cia fuera el 12/12/12, esto tenia que ver con que las 12 tribus era la línea conceptual rectora que atravesaría todo el certamen. Y mi sensación era que nosotros éramos eso: Am Israel (el Pueblo de Israel), con todos los elementos de los que siempre estuvo compuesto.   ¿Cómo siguió la competencia? Había una segunda ronda de eliminación, esta vez, de preguntas escritas. La siguiente ronda era televisadas. De hecho, la última ronda de preguntas del certamen la hizo nada más y nada menos que el Primer Ministro, Netanyahu. Yo quedé eliminada en la ronda escrita. Baruj HaShem porque no tenía nada de ganas de aparecer en la tele (risas). Parte de la magia de esto fue que hacía mas de treinta años que no se celebraba la edición internacional para adultos del certamen. Y uno de los miembros de nuestro grupo había participado en aquella última edición, , lo que fue muy emocionante.  


)

La experiencia de pasear por Jerusalem con un Tanaj en la mano y con alguien que te va explicando que aquello que estás leyendo ocurrió ahí donde estás parada, no tiene desperdicio. Vicky con Guideon Sa´ar, Ministro de Educación de Israel en el momento del Jidón y actual Ministro del Interior.

¿Qué más hicieron en el viaje? De todo. Hubo muchos paseos y clases organizadas solo para nosotros. La experiencia de pasear por Jerusalem con un Tanaj en la mano y con alguien que te va explicando que aquello que estás leyendo ocurrió ahí donde estás parada, no tiene desperdicio. Hicimos lo mismo en el Desierto de Iehuda, pero sobre unos cuatriciclos que manejábamos nosotros, fue divertidísimo. Entramos en unas excavaciones que aparentemente son muy recientes y que acreditan el descubrimiento de la Ciudad de David. Era todo muy intenso y muy emocionante. También teníamos clases hermosas, donde ejercitábamos preguntas y respuestas con métodos muy lúdicos. Por supuesto que el día del examen era un día de mucha seriedad y era, de hecho, mucho más difícil que la trivia. Si bien no gané, tuve un dignísimo 50 por ciento de respuestas correctas.   ¿Quién ganó? Un israelí . que había ganado la edición nacional del certamen, así que tenía mucho sentido que haya ganado este también. Yo diría que es casi imposible que no lo gane un israelí, cuando hay israelíes participando. Simplemente porque la dinámica del examen es consistente con la metodología habitual de estudio del Tanaj en Israel, y porque quienes se presentan a estos concur-

sos en Israel son personas que dedican prácticamente su vida al estudio de la Tora. Así que para mí, haber tenido la posibilidad solo de estar y participar fue más que un privilegio.   ¿En qué pensabas cuando veías toda la convivencia que se generaba entre personas de diferentes denominaciones religiosas? Cuanto más disfrutaba del hermoso vínculo que teníamos entre todos, más vacío y absurdo me parecía el contexto político interno de nuestra comunidad. Después de estar en el medio del desierto con mis compañeros y prender las velas de Jánuka todos juntos y cantar las mismas canciones (quizás con alguna diferencia en alguna melodía, pero que rápidamente era salvada y seguíamos todos juntos) y celebrar, me cuesta creer el nivel de discriminación interna que se vive en la Comunidad Judía Argentina. Nosotros somos esto: heterogeneidad; en el desierto no existía esta ortodoxia que hoy se instala. Éramos las doce tribus, cada una con sus características. El nivel de respeto y apertura que yo experimenté en Israel fue el más grande tesoro que me llevo del viaje. Todavía hoy seguimos en contacto entre muchos de los que viajamos. Fue una experiencia increíble, desde lo humano, lo académico y lo espiritual.   20

¿Contame de tu vínculo con Hacoaj? Nací en el Club. Mis abuelos son de la primera época. Iban a otro club hasta que comenzó el remo en Hacoaj. Mi mamá se hizo socia aproximadamente a los 16 y mi papá se asoció cuando se casó con mi mamá. Mis hijos tienen sus raíces en el Club también. Nunca fui deportista, pero siempre activé desde lo social y lo político en Hacoaj. Integré la Comisión de Juventud a mis 17 años y desde entonces, nunca dejé de formar parte. Me peleo, discuto, tironeo, pero el Club es el Club.   ¿Qué le querrías decir a los socios a partir de tu experiencia en el Jidón de Tanaj? Yo no soy ortodoxa y creo que muchas veces hay una fantasía popular que cree que solo el ortodoxo tiene acceso a nuestras fuentes. Me parece una pena que bajo la bandera de no ser ortodoxos o “religiosos”, se desaproveche el caudal incalculable del patrimonio que tenemos dentro del judaísmo. Un patrimonio que no requiere formalidades u ortodoxia, sino de fuentes hermosas que son absolutamente transmisibles a grandes y chicos. Me encantaría advertir que esta es una posibilidad para todos. n


E S T O P A S A E N H A C O A J

¿TODAVÍA NO ACTUALIZASTE TUS DATOS Y LOS DE TU FAMILIA? Ingresá a www.hacoaj.org.ar hacé click en el botón “Actualizá tus datos” y completá el formulario.

Es muy importante para vos y para Hacoaj Además… con los datos actualizados recibirás importantes beneficios.

Campaña de Actualización de Datos En el marco de las mejoras en sistemas informáticos y gestión al socio que estamos realizando, el Club ha lanzado una campaña de actualización de datos. La misma es de vital importancia por lo cual, solicitamos tengan a bien completar los formularios correspondientes, los cuales podrán encontrar en las administraciones, en Punto de Atención al Socio y en las casillas de tenis y de golf. También pueden hacerlo a través de nuestra página web: www.hacoaj.org.ar

Continúa en la próxima página

21


Nuevas canchas de fútbol y vestuarios en la Sede CCHT En los últimos meses se realizó una importante inversión en la Sede CCHT, desarrollando un nuevo complejo de canchas de fútbol. Los fondos fueron aportados por los vecinos de la sede CCHT, la subcomisión de fútbol y la Tesorería del Club. El pasado domingo 11 de mayo se comenzó a jugar en la nueva cancha Nº4 y próximamente se habilitarán las canchas Nº5 y Nº6, junto con los nuevos vestuarios deportivos, aledaños a

las mismas. Esta importante obra nos permite brindar una mejor infraestructura para el desarrollo de nuestra actividad futbolística federada, formativa y recreativa.

Obra Salón Juegos Sociales Pese a los inconvenientes que atrasaron significativamente la obra del nuevo salón de Juegos Sociales la misma se encuentra reactivada y en su etapa final. Aplicando el adelanto recibido del aporte del canon de Marinas H estaremos finalizando esta

AVISOS PROFESIONALES Y SERVICIOS

Apren­da a usar su com­pu­ta­do­ra

Pro­ce­sa­do­res de tex­to • Pla­ni­llas de cál­cu­lo Ba­ses de da­tos • In­ter­net • Cla­ses in­di­vi­dua­les o gru­pa­les en su do­mi­ci­lio, con­sul­to­rio o em­pre­sa.

LI­LIA­NA MAR­GU­LIS 4953-9171

VENDO COCHERA

TORRE JAI Contacto: kobradk@hotmail.com

22

obra con nuevo mobiliario, sistema de climatización central por conductos, y un rediseño de todo su aspecto. Lamentamos los atrasos ocasionados por cuestiones propias de la obra y sabemos que pronto estaremos todos disfrutando de la misma.

Campaña de Socios Yo Elijo Hacoaj El pasado 30 de abril finalizó la campaña de socios Yo Elijo Hacoaj con un resultado de más de 200 nuevos socios que ya se integraron a la vida del Club. A todos ellos les damos la bienvenida.



Revista Hacoaj Mayo 2013