__MAIN_TEXT__

Page 1

Edición 103. Circulación: 6000

USD 3,50

103 Quito

Casa Tacuri o de los algarrobos

Arquitectura Premio al Ornato 2019

Hotel Proper Santa Mónica

Entre la modernidad y la nostalgia

Guayaquil Vista y paisaje, protagonistas

Diseño

Exquisitez de lo natural


En Quito

Esta casa le pertenece a los árboles. Desde esa concienciación, el humano que la habita y que la diseñó partió para construir una obra que se mereció el Premio al Ornato 2019. Por: Paulina Terán. Fotos: bicubik

Tacuri

O la casa de los algarrobos 20

21


En Quito

“E Gabriel Rivera, arquitecto del proyecto.

22

llos ya estaban aquí mucho antes que nosotros. Así que pensé: Por qué no hacer una casa entre esos espacios vacíos” recuerda Gabriel Rivera de Gabriel Rivera Arquitectos, quien diseñó la casa, para habitarla después. Este año, obtuvo el primer lugar el la categoría Nuevas Edificaciones Destinadas a la Vivienda Unifamiliar, en el Premio al Ornato “Ciudad de Quito”. Está ubicada en la zona de Tacuri, en Nayón, un lugar intermedio, que se encuentra privilegiadamente ubicado a diez minutos de la capital y, en donde, sin embargo, ya se respira una vibra campestre. “Yo viví en Nayón desde los dieciocho años. Luego viví en Quito y siempre quise volver a Nayón. A este lote lo busqué durante años; cuando lo vi por primera vez me impresionó ver que estaba repleto de árboles de algarrobo” relata. El terreno sobre el que se construyó tiene una pendiente positiva, lo cual facilitó la distribución de los niveles, desde un sentido lógico. Así, los parqueaderos se mantuvieron en el nivel inferior y la vivienda, como tal, se ubicó en un nivel superior. “La casa tiene tres volúmenes. El primero, que da a la calle, está destinado al área social y el dormitorio máster. El segundo, perpendicular, en la planta alta, es un volumen de descanso en donde se encuentra la sala de televisión. Y el tercer volumen está destinado a una especie de estudio, el mismo que cierra una especie de C, con una pared lateral que divide la casa con la del vecino y además delimita el patio central” explica Gabriel. Esta última área de la casa, el patio, es precisamente la mejor lograda, en su opinión. “La tipología con

“Para respetar a un arbolito que estaba ahí, hicimos un hueco en la loza y el árbol creció por ahí. Ver cómo este tronco atraviesa la loza y ver, desde el dormitorio, cómo siguió creciendo, hasta hacerse enorme, hace de este un espacio sumamente especial” dice Gabriel.

23


En Quito

Casi todas las fachadas son de vidrio. La idea era que no hubiera límites demasiado específicos. Esto nos permitió delimitar la casa desde una idea un poco ambigua, lo cual resulta muy interesante.

Este año, la casa obtuvo el primer lugar el la categoría Nuevas Edificaciones Destinadas a la Vivienda Unifamiliar, en el Premio al Ornato “Ciudad de Quito”.

24

la que llegamos es una reinterpretación del patio central típico de las viviendas del Centro Histórico de Quito” observa Gabriel. Otra de las áreas más sorprendentes se encuentra justo en la articulación del volumen frontal y el volumen de descanso. Ahí está la cocina y hay una pequeña salita exterior. “Para respetar a un arbolito que estaba ahí, hicimos un hueco en la loza y el árbol creció por ahí. Ver cómo este tronco atraviesa la loza y ver, desde el dormitorio, cómo siguió creciendo, hasta hacerse enorme, hace de este un espacio sumamente especial” dice Gabriel. Dos aspectos a destacar en esta construcción son el uso de materiales y la coherencia arquitectónica con la que fue levantada. En cuanto a los materiales, fueron pensados para apoyar la arquitectura; se escogieron aqeullos que ayudaran a entender mejor el proyecto. Entre ellos, están el hormigón visto, en todas las lozas; unas columnas metálicas redondas, que son tubos reciclados y que permiten que el recorrido por la casa sea más fluido (además de tener cierta relación o similitud con la forma de los árboles) y, finalmente el vidrio. “Casi todas las fachadas son de vidrio. La idea era que no hubiera límites demasiado específicos. Esto nos permitió delimitar la casa desde una idea un poco ambigua, lo cual resulta muy interesante. También incluimos teca. Con eso forramos todos los volúmenes de servicio” cuenta Gabriel, llevándonos al siguiente punto notable de la casa: su coherencia. “No necesitas ver el plano para entender. Además de estos elementos de teca que señalan los servicios, tienes otras cosas que cumplen también las

25


En Quito

Dos aspectos a destacar en esta construcción son el uso de materiales y la coherencia arquitectónica con la que fue levantada.

funciones de señalar espacios, como el piso de mármol travertino: en el primer volumen tiene un sentido, en el segundo otro y en el tercero otro. Además, toda la casa fue modulada. No hay un retazo ni desperdicio. Esto también nos permitió que todas las puertas de vidrio puedan correrse y apilarse dejando el espacio abierto, lo cual también es muy interesante” explica el arquitecto. En cuanto al diseño interior, estuvo a cargo de Gabriel y su esposa y se puede decir que es un diseño que parte de los afectos y que ha sido un proceso que se tomaron con calma y que han ido disfrutando enormemente. “Es como un pequeño museo en

26

donde vas poniendo, poco a poco, piezas que han sido importantes, piezas que tienen una historia para nosotros, así como otras que hemos ido coleccionando en viajes” cuenta. El mueble que mejor expresa la carga emocional del diseño interior es un gran librero que Gabriel heredó de su tío abuelo, el escritor ecuatoriano Vinicio León Mancheno. El mueble como tal, así como los libros que lo ocupan son muy antiguos y son verdaderos tesoros para él”. Y con esta carga emocional y todas las sensibilidades que provoca, se cierra el recorrido por una casa a la que verdaderamente podría describirse como mágica, fluida y, definitivamente, magistral.

27

Profile for Gabriel Rivera Arquitectos

Casas 103 Gabriel Rivera Arquitectos  

Casas 103 Gabriel Rivera Arquitectos  

Advertisement