Page 1


Gabriel

Rivera

ARQUITECTO

006 / PERFILES

L

os lápices, pinceles y hojas de papel crearon en él, desde siempre, una fascinación por las formas y los colores. Su indiscutible creatividad y el permanente contacto con el diseño y la construcción -por la carrera de su padre-, definieron a corta edad la función y misión a la que sentía estar destinado. Gabriel Rivera Molina, se ha ganado el respeto y aprecio de clientes y colegas arquitectos, al haber concebido y desarrollado deslumbrantes obras que son el más puro reflejo de su lema de vida: “disfruta lo que haces”. Siente hoy la misma pasión que sintió hace más de 10 años, cuando tuvo su primer acercamiento, en la Universidad San Francisco de Quito, a este mundo de planos, diseño, estructuras y sueños.

Tranquilo, sociable, perfeccionista… encuentra en cada proyecto una oportunidad de aprendizaje y de superación; entiende a la arquitectura como el resultado de un proceso de investigación y de reflexión que pretende mejorar la calidad de vida del ser humano. Admira a algunos de los más grandes y emblemáticos de esta profesión como Mies Van der Rohe o Le Corbusier; en base a ello, se aventura uno a imaginar cómo percibe Gabriel Rivera a la arquitectura: una experiencia para los sentidos, armonía como resultado de un correcto análisis, equilibrio entre funcionalidad y forma...Una arquitectura para vivirla. Basta visitar su obra y sentir su “sello personal” para confirmarlo. En el 2009 decide formar “Gabriel Rivera Arquitectos”, estudio que surge como el resultado de un arduo trabajo de preparación académica y personal, en el que se involucraron un grupo de jóvenes visionarios y emprendedores que colaboran con el arquitecto y que buscan crear obras únicas e irrepetibles. Sobrepasar las expectativas de sus clientes y materializar sueños y anhelos, se ha convertido en el eje movilizador de su día a día.


008 / PERFILES


Estudió Arquitectura en la Universidad San Francisco de Quito y en el año 2006 obtuvo el premio Medalla de Oro al mejor proyecto de fin de carrera, por el proyecto “Centro de Biología Marina – Simbiosis entre Arquitectura y Naturaleza” en Galápagos, el mismo que propone una arquitectura que evolucione, que sea respetuosa con el medio ambiente, energéticamente sustentable y que conviva armoniosamente con la naturaleza.

“El juego sabio, correcto y magnífico de los volúmenes bajo la luz” Son los términos con los que Le Corbusier define a la arquitectura y éstos a su vez definen perfectamente el proyecto que Rivera se encuentra diseñando en la actualidad, uno de los más importantes de su carrera: la Casa – Estudio GR. Una vista privilegiada al valle de Cumbayá y hermosos árboles de algarrobo que rodean al lote de 1.000 m² ubicado en Nayón, muy cerca de Quito, son los elementos que han servido de inspiración para el diseño de la obra.

Patio central casa (íntimo) Patio posterior estudio (público) Estudio Sala - Comedor Cocina Sala familiar Dormitorios Dormitorio máster Servicios Parqueadero Acceso estudio Acceso casa

Grandes losas de hormigón a modo de follaje, cubren, conectan y protegen la Casa - Estudio de lo externo y crean amplios y versátiles espacios interiores que permiten al usuario vivirlos de maneras diferentes. Por la noche el vidrio de los amplios ventanales desaparece, la estructura se vuelve invisible y mágicamente se sienten flotar estas grandes losas de hormigón; en el día, el vidrio refleja el entorno, la casa se integra al paisaje y se vuelve parte de él. El proyecto está conformado por dos patios, alrededor de los cuales se implanta la Casa – Estudio. El patio central (íntimo), al cual se abre la vivienda y el patio posterior (público) con el cual se integra el estudio, fórmula que permite relacionar a los ambientes entre sí y gozar a su vez de total independencia. Rivera conseguirá a través de esta obra, materializar el sueño de todo arquitecto, trabajar y vivir en su propia Casa - Estudio.


“Mi sello personal son una serie de experiencias y emociones que se sienten al visitar cada una de las obras, resultado de un proceso consciente de anĂĄlisisâ€?


Formando Arquitectos Con una extraordinaria habilidad para explicar engorrosos conceptos en lenguaje accesible, Rivera asegura que la arquitectura es la mezcla perfecta entre ciencia y arte y debe ser comprendida o admirada, dependiendo de quien la mire.

Una pizca de innovación, otra de juventud y una buena dosis de experiencia caracterizan la arquitectura de Rivera, quien quisiera ser recordado por futuras generaciones como un referente de sensibilidad, trabajo y sobre todo de buena arquitectura; aquellas a las que hoy educa, como un día lo hicieron con él, para soñar en grande, luchar con el corazón y alcanzar con humildad. Gabriel Rivera es la prueba más fehaciente de que el verdadero éxito en la vida se logra cuando uno disfruta lo que hace.

011 / PERFILES

Una imperante necesidad por compartir conocimientos y experiencias con quienes se enfrentarán en poco a un mundo profesional competitivo, lo llevó a incursionar en el complejo y gratificante mundo de la docencia. A pesar de tener pocos meses en las aulas, se desenvuelve con naturalidad y espontaneidad, se siente a gusto ¡y se nota!.


Casa Guayllabamba Un imponente árbol de aguacate da la más cálida y deslumbrante bienvenida a quienes la visitan; para quienes la habitan, se ha convertido, más allá de su hogar, en una obra que rinde culto a la naturaleza que la ha acogido.

012 / PERFILES

Este proyecto fue diseñado para una pareja de personas mayores, que decidieron abandonar la jungla de concreto y retirarse a un lugar en donde el tiempo corre lento y la vida se vive a plenitud. La construcción de 220 m2, está organizada en una sola planta que se integra al jardín y que respeta todos los elementos naturales originales del lote. La sala, comedor y cocina por un lado, y por otro lado los dormitorios, están ubicados en la fachada frontal, con el objetivo de que se relacionen directamente con el árbol de aguacate, concepto que solo pudo concebirse en una mente sin limitaciones, propositiva e integradora. Una estructura de hormigón armado, paredes blancas, persianas metálicas, un deck de madera, amplios ventanales, hermosos jardines… estética en su máxima expresión. Gabriel Rivera considera a Casa Guayllabamba como un importante logro en su carrera profesional, ya que refleja su visión y trabajo; este proyecto es a lo que Rivera define como “arquitectura con alma”.


“Cada lugar, cada contexto, cada necesidad, nos permite crear una obra única e irrepetible, sin embargo, en Gabriel Rivera Arquitectos, buscamos que todos nuestros proyectos guarden un “sello característico”


“Hacer un trabajo muy respetuoso con el contexto y con el lugar, nos da como resultado una arquitectura atemporal�


015 / PERFILES


016 / PERFILES


017 / PERFILES


018 / PERFILES

Rivera dedica un exhaustivo proceso de investigación para cada proyecto analizando aspectos como la ubicación, orientación, topografía, asoleamiento, vegetación, contexto, ordenanzas, de este proceso nace el espíritu del proyecto.


Coral del Peñón

020 / PERFILES

Un lote en forma de abanico en lo alto de una prominente masa natural de arcilla confinada a alta presión, con una espectacular vista de ciento ochenta grados al Océano Pacífico, fue la inspiración para este majestuoso proyecto. El buen diseño, la investigación y la creatividad se han traducido en un imponente conjunto vacacional de departamentos que se despliegan sutilmente en el paisaje, tal como un coral lo hace dentro del agua. Una barra de seis pisos de altura que se desarrolla horizontalmente, y que a modo de terrazas, va creando una serie de espacios llenos y vacíos, brinda a quienes la habitan, un ambiente de seguridad tranquilidad y confort.


“Para mí la arquitectura es la mezcla perfecta entre ciencia y arte. Arquitectura que no tiene parte de ciencia o investigación, es solamente escultura”


025 / PERFILES

Cada departamento cuenta, de acuerdo al piso en que se encuentra, con grandes aperturas que logran una perspectiva distinta, pero siempre maravillosa de la playa de Same, dentro del Club Casablanca – Esmeraldas, en donde se emplaza la obra. La piscina principal, ubicada en el punto más cercano al mar, es el enlace directo entre la construcción y la naturaleza circundante. Su efecto “sin fin”, crea una relación visual que lleva al proyecto a sentirse parte del entorno. Coral del Peñón brinda cátedra de buena arquitectura, y es un proyecto que, como bien lo dice su creador, “logra a través de la vista, una comunión y una reconciliación del hombre con la naturaleza”.

INHAUS 2014 GR Arquitectos  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you