Page 1

A FONDO

A FONDO

Miquel Jaume Pérez, el inicio de una saga de emprendedores Ray Charles, Paco de Lucía, Oscar Peterson, Ricky Martin, Joe Cocker, Estopa, Manolo García, Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, Alejandro Sanz y Woody Allen, han sido algunos de los artistas con los han trabajado.

Miquel Jaume Pérez es un hombre hecho a sí mismo. Emprendedor, dinámico y extrovertido. Su fructífera trayectoria empresarial, de más de treinta años, está marcada por destacadas iniciativas que han marcado un antes y un después en el sector de la industria musical en las Islas Baleares. Trabajador incansable, dotado de una increíble motivación, inició su andadura empresarial con el mítico Club de Jazz y Café Teatro de Palma denominado Trui Espectáculos. Una iniciativa que ha ido tomando forma con el tiempo, pasándose en 2009 ha denominarse Grup Trui. Un conglomerado de empresas, presididas por este mallorquín, que abarcan los sectores de animación y espectáculos; organización de ferias; congresos y eventos; luz y sonido y grandes conciertos y actos culturales. Un camino que comenzó a andar junto a su esposa, que le ha seguido acompañando a la largo de estas tres décadas, y que ahora comparte también con sus hijos Miquel y Lorenzo Jaume. Hoy, aquel pequeño negocio se ha convertido en una importante empresa de más de cien trabajadores que ha gestionado a más de 2.000 artistas. Su historia empresarial comenzó con un pequeño café, ¿cómo lo ha conseguido? Inicialmente, con tenacidad, esfuerzo, constancia, iniciativa, capacidad de riesgo, el apoyo incondicional de mi esposa y un poco de suerte. Después, cuando el negocio fue aumentando de dimensiones, fue vital contar con un buen equipo de colaboradores.

Y así empezó a andar Trui Espectáculos… Y un gran abanico de artistas. Fue en 1979 cuando la empresa, con el nombre de Trui Espectáculos, dio sus primeros pasos en la organización de conciertos en Mallorca. Desde el principio, contó con un elenco de grandes artistas: Ray Charles, Paco de Lucía, Al-di Meola, John Mc Laughin, Oscar Peterson, Ella Fitzgerald, BB. King, Stephane Grapelli, Chick Corea, Lionel Hampton, Dixie Gillepsie, Dester Gordon, C. Beket; hasta la actualidad, con Ricky Martin, Alan Parson, Joe Cocker, Estopa, Manolo García, Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, Ana Belén, Alejandro Sanz, Simply Red, Deep Purple, Woody Allen. En total, hemos gestionado a más de 2.000 artistas, sin olvidar a nuestras estrellas locales como Xesc Forteza y Tomeu Penya,

entre otros. Era un trabajo muy personal e individual, pero la voluntad de dar un servicio más amplio que pudiera suplir las carencias que había en el sector de servicios artísticos, musicales, de eventos, etc., dio pie a ensanchar la misión inicial con la creación y absorción de diferentes empresas especializadas para dar respuesta a la creciente demanda de los clientes en el sector institucional, turístico y de particulares, para todo lo relacionado con eventos, celebraciones y acciones de promoción.

Y en 2009 se crea el Grup Trui. Es en 2009, se crea el Grup TRUI con el objetivo de dar un paso más en la innovación, la calidad y el servicio en todos aquellos servicios relativos a la industria musical y la organización de eventos. El volumen y nivel de profesionalización alcanzado permitía integrar en un solo staff la gestión, coor-

dad y de servicio para el cliente. En la actualidad, Grup TRUI cuenta con la máxima clasificación empresarial y ha realizado los procesos de certificación de calidad (ISO 9001) y medioambientales (ISO 14001).

¿Cuál es la filosofía de la empresa? Debo confesarlo, no nos gusta ejercer como proveedores, sin más. Preferimos estar al lado de nuestros clientes, ser sus más fieles colaboradores: solucionando problemas, aportando satisfacciones, consiguiendo resultados. Sin intermediarios ni pasos innecesarios. Nuestra misión es la de aportar un servicio integral y personalizado para el diseño, desarrollo, implantación y seguimiento de cualquier tipo de evento; público o privado; ya sea institucional, empresarial o particular. Siempre orientados a conseguir la máxima satisfacción del cliente. Para ello, nos apoyamos en un equipo altamente profesionalizado y motivado; unas instalaciones propias con capacidad para dar la respuesta necesaria a cada necesidad, y con un servicio las 24 horas del día.

¿Quiénes son sus clientes? Tenemos tres grandes segmentos de clientes: Instituciones, empresas y particulares, cada uno con características muy diferentes. Lo cual comporta utilizar estrategias diferentes. Las Instituciones, normalmente, son clientes de volumen y trabajan por concurso. Pueden o, mejor dicho, podían, antes de la crisis, generar un volumen importante de actividad que repercutía positivamente en la economía balear. Las empresas son clientes selectivos que buscan el servicio, la calidad y la excelencia. Y los particulares son personas o asociaciones que persiguen poder contar con un buen servicio integral, de forma puntual, en las mejores condiciones.

“En 1979 Trui Espectáculos dio sus primeros pasos en la organización de conciertos en Mallorca”

Miquel Jaume (Miki), Lorenzo Jaume y Miquel Jaume. 56 Gran Empresa

dinación y desarrollo de la empresa, aplicando la misma filosofía: obtener sinergias en la utilización de la planta industrial y componentes; acometer mayores inversiones en I+D, nuevos materiales y tecnología. Y todo ello, para traducirlo en una mayor capacidad de respuesta, de garantía de cali-

¿Les está afectando la crisis? De una forma importante, sin duda. No somos ninguna excepción. El mercado también consume menos este tipo de actividades. Aunque hay diferencias notables en el comportamiento de unos clientes u otros. Por ejemGran Empresa 57


A FONDO

A FONDO

plo, las empresas y particulares toman la decisión de compra en función de parámetros comerciales (servicio, calidad, precio) y es previsible cual será el resultado. En el caso de las Instituciones, en la coyuntura actual, el proceso es más complejo y situaciones que objetivamente deberían tener un determinado tipo de respuesta, a veces, tienen otra, con todas las consecuencias que luego puede esto acarrear y con la indefensión con que uno se encuentra al no disponer de mecanismos ágiles para poder llegar a una conclusión.

pio informe de la Sindicatura recoge que durante el pasado ejercicio se continuaron observando irregularidades en los concursos. A lo que debería añadirse la práctica, aún en vigor, de contratar servicios de forma fragmentada para eludir el concurso.

Y todo esto, ¿en qué se puede traducir? De forma inmediata en una pérdida de actividad local, de competitividad, de puestos de trabajo, de servicio. A medio plazo, puede comportar la destrucción de parte del tejido empresarial; y a largo plazo, puede significar acabar en una situación de dependencia absoluta de empresas de fuera y acabar siendo los “peones” del lugar, sin capacidad de decisión.

¿Podría explicarnos más detalladamente el caso de las Instituciones? En los concursos públicos, los que convoca la Administración para contratar servicios a partir de un determinado importe, se valoran, de las empresas licitadoras, aspectos administrativos -dimensión, capacidad, solvencia, recursos, avales, etc.- aspectos técnicos -proyecto, materiales, ejecución, servicio, etc.- y, lógicamente, el precio. Cada uno de estos parámetros es objeto de una valoración y la mejor puntuación global obtenida es la que determina la adjudicación del contrato al licitador. Los criterios de valoración, en principio, obedecen siempre, o deberían, a criterios objetivos; pero, en ocasiones, se toman decisiones que, aparentemente, parecen responder a lo contrario.

¿No ve claro entonces el escenario que se plantea?

necesidad de subcontratar más del 60% aceptado legalmente. El concurso contemplaba también la obligatoriedad de contratar a un determinado gabinete de arquitectos para la realización del diseño del Stand y al que se le debía abonar por este trabajo la cantidad de 350.000€. Trui fue excluido porque su puntuación global fue inferior, debido a que la valoración obtenida en diferentes apartados técnicos fue “0” puntos. ¿Cómo es posible que una empresa, proveedora durante más de 10 años, que ha logrado la satisfacción de sus clientes y que cada año incorpora mejoras, obtenga “0” puntos en aquello en lo que es su especialidad?

“Preferimos estar al lado de nuestros clientes, ser sus más fieles colaboradores” Se lo ilustraré con un ejemplo. Trui hace más de quince años que se dedica al montaje de Ferias, y ha sido proveedor de Ibatur, para el montaje de las Ferias Internacionales de Turismo, durante el Gobierno del Primer Pacte, el del PP, el actual, con satisfacción de resultados con todos, y habiendo conseguido hasta algún galardón en la ITB de Berlín. Trui se presentó también, el pasado año, al concurso para la construcción de los stands de 2010. El concurso se adjudicó a una empresa catalana, de mucha menos dimensión, con una oferta más cara, con aspectos técnicos que eran meras declaraciones de intenciones y con 58 Gran Empresa

Y recurrió la decisión… Lógicamente, recurrimos la decisión, solicitamos la suspensión cautelar, presentamos un contencioso administrativo… Pero la justicia española no se distingue por su agilidad en la tramitación de este tipo de asuntos. Hoy, nueve meses después, no tenemos aún respuesta y las Ferias ya se han celebrado. Como comprenderá, situaciones como ésta provocan un daño enorme a las empresas y a la comunidad.

¿Ha sido esto un hecho puntual? Desgraciadamente no. Ha habido otros concursos en los que presuntamente se han dado situaciones, no quiero decir que no se ajustaran a la legislación, pero que eran como mínimo incoherentes. Piense que nuestra empresa, fiel a su objetivo de prestar el mejor servicio, ha hecho inversiones muy importantes para dar una respuesta a la medida de las Instituciones. En estos momentos, contamos además de la sede central, con ocho almacenes. Si luego, por razones subjetivas, los concursos acaban adjudicándose a empresas foráneas, el daño causado es enorme, no sólo a Trui sino a la economía balear, ya que estas decisiones comportan destrucción de puestos de trabajo, menos actividad, menos tributación, etc. No ponemos en duda que las valoraciones se realicen desde la más estricta legalidad y según los criterios de los pliegos, pero quizás son éstos los que debieran revisarse. Es un sinsentido que se tomen decisiones que favorezcan la destrucción del tejido empresarial balear, cuando en otras comunidades equivalentes como Canarias, desde hace años, se están tomando medidas en sentido contrario. Y lo más preocupante es que no se tomen medidas cuándo hasta el pro-

En los términos en que se construye, no. A mi modesto entender, estamos ante un problema de “calidad”. Nos han explicado, por activa y por pasiva, que la causa de todos los males que nos afectan es la crisis mundial. Y que ésta afecta a todos los países, como si fuera algo sobre lo que no podemos incidir. Pero fíjese usted, España tiene una tasa de paro del 20%, en línea con los países más débiles de la Unión Europea (Estonia, Letonia, Lituania); en Francia el paro es del 9%, en Alemania del 7%, en Holanda del 4%, y a los cuales también les afecta la crisis.

Todos los expertos coinciden en subrayar que para solventar los problemas es indispensable acometer la reforma laboral, la financiera, la energética, la de la Administración , la educativa, la de la justicia… podríamos enumerar varias cosas más. Y todo esto ya se decía en 1994. Desde entonces, ha gobernado ocho años el PP y ocho años el PSOE, y continúa pendiente lo mismo… Yo me pregunto si no será que el verdadero problema no está en el problema, si no en quiénes deben resolverlo. En los países europeos, los parlamentarios acostumbran a ser personas con los mejores expedientes académicos, formados en universidades de prestigio, y con relevantes expedientes y Currículos. En España, recientemente, se ha llegado ha presentar como un mérito que personas sin ningún tipo de formación ocupen cargos en la Administración. Por eso le decía que creo que es un problema de calidad. De calidad humana, política y profesional. En estos momentos es indispensable y urgentísimo anteponer la eficiencia a cualquier otra cosa. Alguien debería entender que el objetivo no es justificar, ni excusar, sino solucionar.

Ya en junio de 2009 definimos un plan de contingencia para afrontar la crisis, que se continuaba negando. Hemos tenido que ajustar la plantilla a la nueva situación del mercado, racionalizar procesos, establecer mecanismos de coordinación y mejora y, todo ello, manteniéndonos fieles a nuestro Plan Estratégico de Innovación y Diversificación. La crisis puede encerrar también oportunidades de crecimiento y mejora, siempre que se hagan los deberes cuando deben hacerse. Pero, claro está, no basta que nosotros hagamos lo adecuado si a nivel público no se toman las medidas necesarias para facilitar que se active la demanda, que fluya el crédito, que se estimule la inversión, que la administración cancele la enorme deuda

“La crisis nos está afectando, nuestro mercado no es ninguna excepción”

En este escenario, ¿qué medidas han tomado ustedes para afrontar el futuro?

pendiente que aún mantiene con sus proveedores, nosotros entre ellos. En definitiva, es necesario que se cree el marco idóneo para que los esfuerzos se dirijan a cuestiones productivas que creen riqueza y contengan el gasto. Y llegados a este punto me pregunto: ¿Los empresarios, las patronales y la sociedad civil, no tienen nada que decir? ¿A quién corresponde ahora recoger el testigo?

Gran Empresa 59

Entrevista a Miquel Jaume  

Entrevista realizada a Miquel Jaume por María Pineda Lázaro.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you