Issuu on Google+

1


EDITORIAL Llegamos a la edición Nro 12 de Glass Onion y no es poca cosa. Un año haciéndonos compañía mutuamente con la banda de sonido más maravillosa que alguna vez se haya escuchado en éste pedazo de tierra que deambula por el universo, o a través de él. Pero las frases alusivas las dejo para el próximo editorial, porque si bien ésta es la doceava entrega de nuestra revista, el Nro aniversario será el del mes que viene, el que saldrá en el mes de julio, así que mejor me dedico a contarles que tenemos en éste, una edición que se las trae. Lo que si quisiera comentarles es que a partir de éste ejemplar les presentamos un cambio estético significativo en la revista, que irán descubriendo a medida que avancen en la lectura. Nuevo logo, nuevos encabezados, una forma diferente de presentar algunos de ellos y algunas sorpresas más. No modifica demasiado en cuanto al contenido, pero siempre viene bien cambiar de look de vez en cuando. Obviamente, han visto la tapa de Glass Onion y ya saben que trataremos un tema que ha sido muchas veces indagado, pero pocas se ha desarrollado en profundidad, y es la relación de The Beatles con el deporte más popular del mundo, el fútbol, en coincidencia con el desarrollo de la Copa del Mundo de la FIFA (el “Mundial” para los argentinos) y como es nuestra costumbre, no nos vamos a quedar simplemente con entregarles una lista de datos. Vamos más allá, investigando, interpretando y hasta deduciendo cosas para entender profundamente que colores palpitaban en los corazones de John, Paul, George y Ringo (y algunos más), así como también las diferentes ocasiones en las que coquetearon con la redonda. Mientras trabajábamos en el armado de ésta edición, se encendieron las alarmas de nuestra redacción ante la noticia de que nuestro querido Paul McCartney había sufrido un percance de salud en Japón que lo obligó a suspender algunos shows (se enterarán más de ésto en nuestra sección de Noticias), pero como ahora sabemos que se está recuperando vamos a entregarles un completísimo informe de uno de los sucesos más bizarros de la epopeya beatle: el mito de la supuesta muerte del Sir en los 60’s. Hubiese sido de mal gusto publicarlo si su condición actual era desfavorable. Como ya me extendí demasiado y mi espacio tiene un límite, quiero contarles que el resto de las notas no tiene desperdicio; el lado psicodélico de John, los sucesos que llevaron a Ringo a escribir una de sus canciones fundamentales, una entrevista a George por el lanzamiento de Cloud Nine, el LP norteamericano Magical Mystery Tour o la película Lennon Naked.. También es interesante saber sobre otros artistas, como Little Richard, Vini Poncia y nuestra recomendación de nuevas bandas, del 2000 para acá. Como les dije, un ejemplar bien cargado, como para esperar el próximo con ganas de seguir disfrutando de The Beatles y de Glass Onion. Pasión de multitudes. Martin Editor Principal

Beatles F.C. Dos grandes exponentes de la ciudad de Liverpool. El fútbol y The Beatles. Dos caminos que se miran de reojo y que alguna vez se cruzan. Todo aquí. Pag 16

Paul is Dead ¿Mito o realidad? ¿Delirio o encubrimiento? Conocé todo sobre el origen de ésta bizarra historia sobre la supuesta muerte de Paul McCartney en pleno auge beatle.

John en el cielo con diamantes La influencia del LSD hizo que de su cerebro salieran las más alucinógenas y psicodélicas imágenes plasmadas en las canciones de la banda. Este es el periodo hippie de Lennon.

Octopus’s Garden Pag 22

Decepcionado por el clima reinante en las sesiones del White Album, Ringo se retira para esconder su cabeza bajo el mar y emerge con un/a de sus mejores canciones. Pag 04

Además… With A Little Help From My Friends: Vini Poncia Rock N’ Roll Music: Little Richard Photograph Disco Del Mes: Magical Mystery Tour Act Naturally: Lennon Naked It Was Fifty Years Ago This Month: Junio ‘64 Only A Northern Song: Bandas Nuevas Ask Me Why: George Harrison, Creem 1987 (Parte 1) In Their Own Words: Tratar Con Cuidado I Read The News Today, Oh Boy

Editor: Martín Castro (@beatlemartin); Supervisión y Corrección: Maria Dellavalle (@PiniDellavalle); Diseño y Artistica: Martín Castro (@beatlemartin); Coordinación y Diagramación: Federico B. (@fedexlg); Redactores: Martín Castro (@beatlemartin), Federico B. (@fedexlg), Maximiliano Seijas (@DoctorWho088), Javier Cuenca (@HelterSkelter75), Milo Cuenca (@Milowalrus), Maria Dellavalle (@PiniDellavalle), Sofia Rodriguez (@Pitbullina) 2


Two Virgins

EDITORIAL

John y Yoko, la pareja

Trataré de ser breve porque no quiero entretenerlos demasiado ya que hay mucho material interesante para disfrutar en éste número de Glass Onion. Pero antes de detallar algunas de las notas quisiera comentarles que ya estamos preparándonos para lo que será el acontecimiento del año en materia beatle: la visita de Sir Paul a nuestro continente una vez más. En el próximo número encontraran una cobertura exclusiva de los shows que dé en los países latinoamericanos a los que llevará su Out There Tour. Pero volvamos al presente, donde les traemos una extensa nota sobre la relación de John Lennon y Yoko Ono en el periodo beatle, cómo se conocieron y cómo se desarrolló ésta unión que ha despertado tantos amores y odios. Además les ofrecemos una nota donde les contamos simultáneamente todo lo que aconteció con el asunto de los derechos de las canciones de Lennon y McCartney, y sobre las colaboraciones entre Paul y Michael Jackson. Además tenemos la historia detrás de Blue Jay Way, la canción de George en Magical Mystery Tour y el reciente reconocimiento por parte del director David Lynch a Ringo Starr.

menos esperada y más revolucionaria. Sus aventuras en los '60. Pag. 10

Macca & Jacko Crónica de una traición anunciada. Los pormenores del caso Northern Songs. Pag. 22

Freda Kelly La fan más cercana a The Beatles sale de las sombras. La historia de la secretaria de la banda.

Pag. 16

Shea Stadium

Encontraran muchas otras notas interesantes. Con solo nombrar a Stuart Sutcliffe, Freda Kelly y Carl Perkins se pueden dar una idea. Y si a eso le sumamos info sobre uno de los más grandes conciertos jamás ofrecidos por The Beatles, creo que la oferta es más que satisfactoria.

El nacimiento de los conciertos de estadio. El show más grande de los Fab. Pag. 6

Pasen y vean. Glass Onion abre sus puertas.

Stuart Sutcliffe El Beatle perdido que dejó el pincel y se colgó un bajo. Todo sobre su trágico final. Pag. 14

Martin Editor Principal

George: Blue Jay Way – Pag 04 Rock N’ Roll Music: Carl Perkins – Pag 08 There Are Places I’ll Remember: Kinfaus – Pag 09 Ringo: Ringo & David Lynch – Pag 17 This Song: Paul McCartney - Flaming Pie – Pag 18 It Was Fifty Years Ago This Month: Abril ‘64 – Pag 21 Act Naturally: I Am Sam – Pag 26 Lanzamiento: Paul McCartney – Off The Ground – Pag 28 Photograph – Pag 29 In Their Own Words: Rey De Corazones Rotos – Pag 30 I Read The News Today, Oh Boy – Pag 32 Editor: @beatlemartin; Supervisión y Corrección: @pinidellavalle; Diseño y Artística: @beatlemartin, @the_beatless, Coordinación y Diagramación: @fedexlg; Redactores: @beatlemartin, @Danbus10, @fedexlg, @HelterSkelter75, @nicothecapo2, @PiniDellavalle, @Pitbullina

3


The Beatles tiene, según se conoce, unas 309 canciones como banda. Si buscamos cuántas de éstas acreditan a Ringo como compositor, el número se achica a 13, es decir el 4,2% de la discografía. Pero esto incluye canciones firmadas por más de uno. Si hilamos un poco más fino y buscamos composiciones sólo de Ringo, el número se reduce a 3 (lo cual representa el 1%): la nunca finalizada Taking a trip to Carolina (perteneciente a las sesiones de Get Back), de la cual solo podemos escuchar unos segundos dentro de Fly On The Wall en el Let It Be… Naked; Don't pass me by, del Álbum Blanco; y la que hoy nos compete, la simpática Octopus's garden, de Abbey Road. El 22 de agosto de 1968, durante la primera toma de Back In The USSR de las sesiones del Álbum Blanco, Paul no estaba a gusto con el trabajo que realizaba Ringo para la canción y discutieron bastante fuerte. Tras esto, Ringo se levanta y se va anunciando que dejaba el grupo. Días después empezó sus vacaciones y el destino elegido para ir con Maureen fue Cerdeña. Ya allí, fue invitado por su amigo, el comediante inglés Peter Sellers, a pasear y descansar en su yate. Durante estas jornadas, Sellers ordenó para almorzar milanesas de pescado, pero recibió pulpo, alimento que Ringo nunca había probado. Aquí hay dos versiones circulando sobre lo que realmente ocurrió: la primera dice que Ringo rechazó el plato abiertamente, dado que, conociendo lo delicadísimo que es su sistema digestivo, tenía miedo que le cayera mal o lo envenenase. La segunda dice que lo probó y que, si bien le desconfió un poco al principio, le resulto gomoso pero agradable, y con sabor similar al pollo. Lo que sí se sabe a ciencia cierta es que luego de ese almuerzo, el capitán del barco invitó a Ringo a la cubierta y le mostró en el agua cristalina a esos pulpos. Le contó cómo ellos viajan sobre el fondo marino recogiendo todo tipo de piedras y objetos brillantes y que con estos armaban algo así como jardines inmensos para ellos. Diría Ringo para el Anthology:

"Me quedé en la cubierta con el capitán y hablamos sobre los pulpos. Me dijo que se cuelgan en sus cuevas y que recorren todo el fondo del mar para encontrar piedras brillantes, latas y botellas para poner en frente de sus cuevas, formando un jardín. Lo encontré fabuloso, porque en ese momento yo también quería estar en el fondo del mar. Más tarde me puse la guitarra y escribí la canción."

4


A Ringo le gustó tanto la historia que, tiempo después, diría que lo que hacían esos pulpos era una de las cosas más felices que hubiera escuchado y que esto lo motivó a escribir la canción. El 5 de septiembre, Ringo regresa a la banda (donde encuentra su batería cubierta de flores) y no sería hasta el siguiente álbum cuando se empezara a trabajar en la canción. Durante enero de 1969, en las sesiones Get Back, la empezó a esbozar con algo de ayuda de George, quien entendió las dificultades de Ringo para llevar material nuevo (algo que a él le pasaba constantemente tras quedar opacado por John y Paul). George se sentó junto a Ringo y juntos empezaron a trabajar en la idea en el piano. La primer toma real se realizó el 26 de abril de 1969 y, para ésta, Ringo armó una guía vocal, la cual puede escucharse en al Anthology 3. Se registraron 32 tomas hasta quedar satisfechos con la canción, registrándose la última el 17 de julio de 1969, que fue finalizada al día siguiente cuando se agregaron una pista de voz secundaria hecha por George y Paul y una nueva línea de bajo. La atmósfera general fue genialmente lograda, usando técnicas de audio como limitadores y compresores, además de que Ringo logró los efectos de burbujas utilizando sorbetes en un vaso de leche. Luego George ideó la intro a base de guitarra y batería, algo muy aplaudido por la crítica. Los acordes utilizados fueron mayormente simples, lejos de la complejidad que venía caracterizando a The Beatles en los años anteriores. Esto, sumado a la letra, hizo que muchos la consideraran una canción infantil a la par de las que ya habían escrito sus compañeros anteriormente como All together now, The continuing story of Bungalow Bill y la mismísima Yellow submarine. En palabras de George, allá por 1969:

Road, precisamente la número 5. Es sabido que George colaboró bastante para construir en el tema, pero fue finalmente acreditado solo a Ringo para que, al igual que los demás, deje plasmado su aporte individual claramente en Abbey Road, donde cada uno pudo explotar al máximo. Fue versionada en numerosas ocasiones por Plaza Sésamo, primero en el Ed Sullivan Show en 1970 y posteriormente en el programa de The Muppets. También fue utilizada en varias ocasiones por Oasis, como frases para sus canciones Whatever (en sus shows en vivo), Take me away y The masterplan. En 2006 fue incluida una versión remixada en Love, combinándola principalmente con Good night, Polythene Pam y Sun king. La idea del jardín aún sigue en la cabeza de Ringo, hace unos meses salió a la venta un libro para niños escrito por él explorando un poco más la idea de su canción de Abbey Road. También incluye un disco relatando los eventos, y una nueva toma de la canción.

♫ I’d like to be under the sea… ♫ Federico B. Argentina

"Esta es la mejor canción de Ringo. A pesar de que era su segunda creación, esta vez logró algo precioso. Ringo ya estaba aburrido de sólo tocar batería, así que se llevó a su casa un piano aunque sólo conocía tres acordes. Lo mismo que sabía de la guitarra. Pero con eso creó una canción notable, aunque sonara como algo infantil. La letra es magnífica, tiene metáforas muy llamativas, ya sabes, cuando dice ‘mi cabeza descansa en el fondo del mar’ o ‘vamos a eestar resguardados debajo de la tormenta’ son realmente geniales. En ellas esconde su sentir emocional, esa tormenta interna que lo tiene mal, pero que encuentra la tranquilidad en ese lugar bajo el mar. Aunque él no se dio cuenta, escribió una canción cósmica." Octopus’s garden fue considerada seriamente para lo que sería Let It Be durante largo tiempo, pero finalmente se optó por usarla como pista para Abbey

George y Ringo ensayando en el sintetizador Moog, durante las sesiones de Octopus’s Garden

5


No caben dudas de que uno de los artistas que más ha influido en Paul McCartney es Little Richard, con sus alaridos y su voz a punto de quebrarse que podemos escuchar no solo en los covers que la banda hizo de Richard (como Long tall Sally o el medley de Kansas City junto al Hey hey hey hey escrito por el pianista), si no en varias de sus propias composiciones como Can’t buy me love, She’s a woman o I’m down. McCartney también adoptó sus famosos “Uuuuuuh!” en falseto, apreciables en Twist and shout, I saw her standing there, She loves you y tantos otros. Cuentan que Little Richard fue un favorito desde los primeros días y que su imitación data del inicio mismo de su aprendizaje. Alguna vez comentó Jim McCartney, el padre de Paul, que cuando los muchachos tocaron junto a Richard y por fin pudo verlo en escena, logró comprender lo buena que era la imitación que hacía su hijo. Richard Wayne Penniman nació el 5 de diciembre de 1932 en Macon, Georgia. Su padre se dedicaba al negocio del whisky y tenía una destilería ilegal. Era un hombre recio que muy pronto se cansó de las actitudes de su tercer hijo; en más de una ocasión lo vio vestido con la ropa de su madre y con modales amanerados. Richard sufría mucho porque si bien era consciente de su condición homosexual, o bisexual en todo caso, también era muy religioso y eso le causaba un gran remordimiento. Desde muy pequeño su madre le hizo tomar lecciones de piano y la música que se escuchaba en la casa, además del tradicional góspel, era de artistas como Bing Crosby o Ella Fitzgerald. A los 13 años abandonó el hogar debido a la pésima relación con su padre y comenzó a tocar en diferentes lugares -muchos de ellos de mala reputación- y fue formándose como artista, hasta que en 1951 gana un concurso que le permite grabar un par de discos simples que no tuvieron ninguna repercusión. Sin embargo Richard siguió esforzándose hasta que en 1955 publicó su canción más conocida y uno de los estandartes del rock, “Tutti frutti”. La grabación fue casual, ya que en medio de una sesión que no estaba dando frutos, Richard comenzó a tocar y cantar ésta canción, que venía improvisando en sus shows, pero con una letra muy explícita para la época y que fue cambiada junto al productor Roberte Bumps

Blackwell. Lo que desconocían en la compañía es que Tutti frutti, en el argot homosexual, significa “Gay”. Un guiño del artista más excéntrico y extrovertido de la primera etapa del rock and roll. Los éxitos siguieron con Long tall Sally, Jenny Jenny o Good Golly Miss Molly y lo llevaron a posicionarse como uno de los grandes de la escena rockera. El propio Richard se autodenominaba como el “arquitecto del rock” y afirmaba que no se lo consideraba el rey solo por su color de piel. Esto obviamente no ocurría con Elvis. Sin embargo, durante una gira por Australia en 1957 y luego de salvarse de un accidente aéreo cuando un motor se incendió en pleno vuelo, decidió que Dios le había dado otra oportunidad y que debía trabajar para Él. Abandonó la música y se hizo Ministro Pentecostal, pero además cambió su imagen andrógina por una mucho más sobria, dejó las drogas y tomó una decisión muy controvertida; renunció a su homosexualidad. Se dice que recibió muchas presiones, tanto de parte de la comunidad negra como de la iglesia. En 1962 volvió a la música. Fue convencido para hacer una gira por Inglaterra junto a Sam Cooke. Richard insistió en que sólo tocaría góspel y canciones religiosas, pero al ver como Cooke enloquecía al público con su música no pudo resistirse y volvió con todo. Desempolvó sus viejos clásicos ante una audiencia extasiada. Más tarde viajó a Alemania y durante sus presentaciones en el Star-Club de Hamburgo se cruzó con una ignota banda de ingleses que se hacían llamar The Beatles y quedó muy impresionado. Tiempo después, en octubre de ése mismo año, encabezó un espectáculo producido por Brian Epstein en el Tower Ballroom, en New Brighton, Wallasey y volvió a actuar junto a los Fab. La carrera de Richard continuó con altibajos y se convirtió en una celebridad en sí, adorado por las generaciones siguientes, aunque recientemente, con más de 80 años de edad, ha declarado que había decidido retirarse de la música por estar agotado y sin nada más que dar. Junto a Chuck Berry y Jerry Lee Lewis son los únicos sobrevivientes de la primer camada del rock n’ roll. Martín Castro Argentina

6


7


Nuestro relativo del mes no es precisamente conocido por estar relacionado The Beatles sino con otra banda de muchísimo renombre, pero no por eso podemos pasarlo por alto, ya que unos años antes de que eso suceda fue casi fundamental durante la época dorada de la carrera solista de Ringo. Hoy hablaremos de Vini Poncia. Vincent Poncia nació el 29 de abril de 1942 en East Coast, Estados Unidos. En 1960 formó parte de The Videls, un grupo con quienes tuvo un hit de título Mr. Lonely. Poco después, fue parte de un grupo musical llamado Tradewinds, que luego paso a llamarse The Innocence y con ellos sólo lanzó un disco –homónimo- del cual el único single, llamado “New York is a Lonely Town”, alcanzó el puesto #36 de Billboard en 1966. Por esos años también trabajaba en dupla con Peter Anders, amigo desde la infancia, con quien escribió canciones para grupos relacionados con Phil Spector como The Ronnettes, Bobbie

Bloom y The Crystals. En 1968, Poncia, Anders y Frankie Meluso fundaron el sello MAP (Meluso Anders Poncia) con el que sólo se grabaron 16 álbumes antes de que la compañía se disuelva en 1970. En 1969 salió a la venta el álbum The Anders & Poncia Album que contenía versiones de todos los temas de su autoría y fuera producido por Richard Perry. Ya a comienzos de los ’70, Poncia comenzó a trabajar con Ringo Starr para casi todos los álbumes solistas que el exbeatle lanzó en la década. El primer álbum donde hizo su aporte fue el exitoso Ringo de 1973. Poncia participó en guitarras para Photograph, You're sixteen, Six o'Clock y You and me (babe), y compartió créditos de composición de Oh my, my y Devil woman. Vale recordar que Oh my, my fue un single muy exitoso, alcanzando el puesto número 5 en Billboard. Para el siguiente álbum de Ringo, Goodnight Vienna, Poncia participo como asistente de producción y fue coescritor de Oo-Wee y All by myself, además de otras participaciones como músico. Considerando que en esta última participó John Lennon, puede decirse que Poncia trabajó al menos una vez con cada uno de los cuatro exBeatles. En 1976 llegó Ringo's Rotogravure, para el cual co-escribió con Ringo Cryin y Lady Gaye. Para 1977, la carrera musical de Ringo estaba en franca caída y, pese a eso, se intensificó su amistad. El siguiente disco de Starr fue Ringo the 4th y la colaboración de los amigos fue mucho mayor, habiendo co-escrito 6 de las 10 canciones, incluyendo el primer single, Wings. El disco fue un gran fracaso comercial y para la crítica. Al año siguiente, Poncia tomaría el rol de productor del último álbum de la década para Ringo, Bad boy. Este fue un álbum esencialmente de rock, lleno de covers, sin invitados y con sólo dos nuevas canciones escritas por la dupla: Who needs a heart y Old time revolvin’. El resultado fue otro fracaso, tras lo cual Ringo abandonó la música unos años y Vini empezó a buscar otros rumbos. Por este entonces, Poncia escribió canciones para Jackie DeShannon, Martha Reeves, Tommy James y Leo Sayer. De este último, el single You make me feel like dancing, escrito por Vini, llegó al puesto número 1 en los charts. Además, trabajó como productor de los discos de la cantante Melissa Manchester, pero en verdad su trabajo junto a Ringo fue lo que llegó a oídos del por ése entonces baterista de Kiss, Peter Criss, quien (al igual que sus compañeros de banda) estaba lanzando su primer álbum solista. Se contactó con Poncia para que trabajara junto a él y lo ayude con el álbum. Pese a que el disco fue el más criticado de los cuatro que salieron en simultáneo (uno por cada integrante de Kiss), Poncia se las arregló para que,

Vini Poncia y Ringo Starr

8


gracias al pedido de Criss, fuera contratado por la banda como productor para el siguiente disco. Así fue como con la producción y colaboración de Poncia, Kiss lanzó al mercado Dynasty, el cual incluyó uno de los más grandes éxitos de la banda y de la música en general, el himno I was made for loving you, el cual partió de un demo con intenciones y Poncia lo modeló en lo que finalmente fue. Así y todo, el aporte de Poncia no fue realmente productivo para la banda, la cual comenzó a perder popularidad rápidamente. Trabajó una vez más con Kiss para su siguiente álbum, Unmasked, pero fue despedido poco después, ya que fue un completo fracaso. Hoy día, Vini aún es recordado por ser el productor que hizo perder la esencia de Kiss, llevándolos del heavy al pop/rock mainstream. En 1982 volvió a trabajar junto a Peter Criss en su segundo álbum solitario, Let me rock you, el cual fue otro gran fracaso comercial. En los siguientes años de los ’80, colaboró con Tycoon para su álbum Turn out the lights, produjo la canción Road of the gypsy de Adrenalin, trabajó con Ellen Folley y para algunas bandas del under estadounidense. Durante 1989, fue contactado nuevamente por la formación vigente por ese entonces de Kiss, junto con quienes fue acreditado por 5 de las canciones del álbum Hot in the shade. Diría Gene Simmons: “Finalmente trajimos a Vini Poncia de

nuevo, pero lo usamos más como co-escritor y no le dejamos asumir el control porque sabíamos que no queríamos otro Dynasty. Esperábamos intentar recapturar parte de la espontaneidad que originalmente tenía Kiss (…).”

Vini Poncia con Gene Simmons y Paul Stanley

De estas sesiones, Paul Stanley también declararía algunas anécdotas junto a Vini:

“Vini y yo estábamos sentados arrojando ideas. En un momento dijo algo como ‘sabes Gene, algo me dice que el amor a veces es como una bofetada en la cara’. Inmediatamente salté y quise componer una canción basada en esa idea."

Luego de esto, Poncia se habría retirado definitivamente del mundo de la música. Poco se sabe de él en los ’90 y ‘00’s. En 2011 creó su perfil en Facebook, donde sube públicamente algunas fotos personales. Ha subido algunas fotos de sus años junto a Ringo (una con George Harrison incluso) y otras junto a los miembros de Kiss. En 2012, Ringo Starr lanzó el álbum Ringo 2012, del cual su primer single fue una reversión del tema escrito en 1977 junto a Vini titulado Wings. En motivo a dicho acontecimiento, desde su página de Facebook Vini declaró:

"New Cd from Ringo ‘2012’. Single Wings written by yours truly and Richard Starkey”.

Federico B. Argentina Vini Poncia con George Harrison

9


10


11


No descubro nada al hablar sobre lo importante que es el fútbol para Inglaterra. Sin ir más lejos, los británicos son considerados los padres del balompié. Desde mediados del siglo XIX comenzaron a darle forma al fútbol tal y como lo conocemos hoy en día, más allá de que los primeros antecedentes de éste deporte daten de finales de la Edad Media. Además de Londres, que por naturaleza acapara la atención en cualquier actividad, una plaza muy importante en lo que se refiere al juego y a los aficionados es sin dudas la ciudad portuaria de Liverpool, donde se encuentran dos de los equipos más populares; el Liverpool FC y el Everton FC, ambos situados en la zona del Merseyside. La ciudad de Liverpool vive y respira fútbol; las familias suelen identificarse con uno u otro equipo y son muy fieles, y por lo general son muy apasionados. Entonces, ¿por qué si nacieron y vivieron inmersos en un ambiente tan futbolero, ninguno de los integrantes de The Beatles demostró un interés especial por el deporte rey? Aunque la pregunta no es del todo exacta, ya que descubriremos algunas relaciones de los muchachos con el balón, se puede decir que están bastante lejos de otros rockeros como Rod Stewart o los hermanos Gallagher, verdaderos fanáticos de éste deporte. Cualquiera que haya pateado alguna vez una pelota sabe que el amor por el fútbol se adquiere a muy temprana

edad, jugando a muerte en la canchita del barrio, en la calle o en el patio del colegio. Es muy raro que alguien empiece a jugar “de grande”. Por eso creo oportuno fijarnos en la infancia de los Fab y lo que nos cuenta Paul quizás sirva para entender un poco la postura de los cuatro.

"Me gustaba jugar al fútbol en la calle, pero en el momento en que se puso un poco más formal, me di cuenta de que no era muy bueno. Eso te deja fuera del equipo cuando siempre hay chicos más grandes o mejores que uno. Y así es como pasó con los demás Beatles. Ninguno de nosotros era muy bueno deportivamente. Me gusta ver el fútbol en la tele, voy a algún partido de vez en cuando, pero no soy un gran fan".

Es una respuesta bastante sencilla y razonable para entender por qué no les gustaba jugarlo, pero ¿qué pasa con su condición de hinchas o aficionados? Al primero que podemos descartar es a George Harrison. Alguna vez se le preguntó a que equipo de la ciudad apoyaba y dio una respuesta muy típica de él, aunque bastante evasiva: “Hay tres equipos en Liverpool y yo prefiero al otro”. De hecho existe un tercer equipo en Liverpool, el Tranmere Rovers, que juega en una división inferior del fútbol inglés y que vive a la sombra de los dos gigantes de la ciudad, pero lo más probable es que George no lo supiera y haya respondido de ésa manera para evitar comprometerse. Sin embargo se sabe que su hijo Dhani es

12


un ferviente hincha de los Reds. En cambio lo de George siempre fueron los autos y por ello pasó toda una temporada, a fines de los 70’s, siguiendo cada Gran Premio de Fórmula 1 alrededor del mundo y trabó amistad con los pilotos más reconocidos de la época. Curiosamente, los dos beatles más emparentados con el fútbol son los que no quedaron en la formación legendaria: Pete Best es un fanático del Everton y Stuart Sutcliffe lo era del Liverpool. Además, Neil Aspinall, el road manager de la banda en sus inicios y presidente de Apple hasta poco antes de su muerte, visitaba con frecuencia Anfield para alentar al Liverpool, hasta que la banda y toda su comitiva se mudó a Londres. Un caso desconcertante sin dudas es el de Ringo Starr. A comienzos de los años 2000, el autor Andy Thompson preparaba un libro sobre el Liverpool FC y estaba entrevistando a jugadores y aficionados ilustres, por eso contactó al baterista para hacerle algunas preguntas, pero se llevó una gran sorpresa.

“Entrevisté a Ringo hace un par de años para un libro sobre el Liverpool FC, ¡sólo para descubrir que era un fan del Arsenal! Su padrastro era de Londres y al parecer llevaba al pequeño Ritchie a Anfield o a Goodison Park cada vez que los Gunners jugaban en la ciudad. Habiendo dicho esto, él está bastante bien informado sobre los Reds en estos días y sus dos hijos tienen boletos para toda la temporada en Anfield”.

Sin embargo en los 60’s, cuando Hunter Davies escribió la biografía autorizada de la banda y entrevistó a Harry Graves, el padrastro de Ringo, éste recordó que cuando Ritchie sufrió la segunda gran enfermedad durante su infancia y estuvo internado a los 13 años, le escribió una carta a Tom Whittaker, el entonces director técnico del Arsenal diciéndole que sería un gran gesto que visitara en el hospital a uno de los hinchas más fanáticos de su equipo. La visita no se produjo, pero según Graves, Whittaker le escribió una hermosa carta a Ringo que lo puso muy contento. Cuando el baterista fue consultado por Davies dijo no recordar la anécdota ni que alguna vez hubiese apoyado al Arsenal. Nuevas contradicciones sobre el tema. O quizás haya sido obra de Brian Epstein, que se negaba a que los muchachos se expresaran en cuanto a preferencias que podrían hacer que una parte del público se les pusiera en contra. Los casos de John y Paul son los que presentan más testimonios encontrados. Alguna vez Pete Best afirmó que ambos eran Toffees, es decir hinchas del Everton, pero hay otros testimonios que hablan de los sueños del niño John Lennon de convertirse en jugador de los Reds. Además, Alfred -el padre de John- era un gran admirador del Liverpool. También existe un hecho curioso que nunca fue comprobado fehacientemente y que involucra a Lennon. Según el periodista y conductor radial argentino Bobby Flores, existe una entrevista que él mismo vio en Londres y que data del año 1967 donde John dice que no le interesa el fútbol, pero un instante más tarde,recuerda que estaba pronta a jugarse la final de la Copa Intercontinental de clubes de ése año y pregunta:

el inmediatamente desafía “Ah, Racing. Soy de Racing entonces”. El motivo de ésa afirmación no es otro que manifestar la rivalidad que existió desde siempre entre ingleses y escoceses. Si bien no hay registros que avalen ésta anécdota, es sin dudas una respuesta muy Lennon y que además demostraría que al menos tendría un mínimo de interés en el asunto, ya que habría estado al tanto de que había una final importante por disputarse. En cuanto a Paul, que también fue considerado Red o Toffee en diversas ocasiones, tenemos la respuesta más concreta ya que él mismo se encargó de darla:

“Este es el asunto: mi padre nació en Everton, mi familia es oficialmente del Everton, por lo que si se enfrentan en un derby o un final de la Copa entre los dos, yo tendría que apoyar al Everton. Pero después de una actuación en el Wembley Arena hice amistad con Kenny Dalglish, que había estado en el concierto y pensé' ¿Sabes qué? Voy a apoyar a los dos porque ambos son de Liverpool y yo no tengo esa cosa de católico contra protestante’. Son dos grandes equipos. Pero al momento de la verdad, soy del Everton". No es extraña esa postura en alguien como Paul, tan diplomático en muchos aspectos de su vida. Pero a la vez es entendible desde el punto de vista de que refuerza su postura de “no fan” del fútbol. La siguiente pregunta que se plantea, luego de conocer las preferencias de cada uno, es ¿Podemos encontrar referencias o hechos relacionados con el fútbol en la obra de The Beatles? Más de lo que imaginarían.

“¿Cómo se llama ése equipo que va a jugar contra el Celtic?”. Le contestan que es el Racing Club de Argentina y

13


Si bien la relación más fuerte que podemos encontrar entre el fútbol y la música, en éste caso con el Liverpool, es que su hinchada, denominada The Kop, adoptó una canción de Gerry and The Pacemakers llamada You’ll never walk alone como himno que se mantiene hasta nuestro días, también es sabido que se cantaba canciones de los Fab Four en Anfield. Existe un video de 1964 donde miles de personas entonan She loves you en el entretiempo de un partido. Dentro del trabajo de la banda, las primeras referencias que podemos encontrar están en la película Help! de 1965. En una de las escenas en los Alpes, se ve a los cuatro con bufandas rojas y blancas, muy similares a las usadas por la afición del Liverpool. En otra, en las Bahamas, cuando John se disfraza de Ringo para embaucar a los secuestradores, imita sus gestos en una cancha de beisbol, pero lo hace jugando con un balón de fútbol. La siguiente referencia es mucho más concreta. Luego de tener definida la idea para la portada de Sgt Pepper’s Lonely Hearts Club Band, se les pidió a los cuatro que eligieran a figuras que quisieran tener en la multitud que los acompañaría en la histórica foto. Neil Aspinall recordó en el libro Anthology:

“Recuerdo que estaba en el estudio y todos preguntaban ¿A quién quieren en la portada? Hubo un montón de sugerencias curiosas. John no paraba de hablar sobre Albert Stubbins y nadie sabía quién era”.

Stubbins fue un centro delantero del Liverpool muy admirado por Alfred Lennon, que jugó entre 1946 y 1953, año de su retiro. Fue un goleador nato, terminando su actividad con un promedio de un gol cada dos partidos, algo extraordinario. Además, en su temporada debut con los Reds, sus goles llevaron a que el club ganara el campeonato inglés luego de 21 años.Antes de que Sgt Pepper’s saliera a la calle, Stubbins recibió una copia del disco junto a un telegrama de Paul que decía “Bien hecho Albert. Por todos esos gloriosos años de fútbol”. Se dice que Paul propuso a Dixie Dean, otro impresionante delantero, pero identificado con el Everton donde brilló durante la mayor parte de su carrera y donde consiguió convertirse en el máximo artillero del fútbol inglés de la historia. Finalmente no quedó en la selección para la tapa del álbum. Solo unos meses después, la banda se subía al micro pintado con un diseño psicodélico para filmar su película para televisión Magical Mystery Tour y en varias tomas puede verse una pelota. Finalmente juegan con el balón, aunque es uno distinto, en la secuencia de Blue Jay Way, donde demuestran sus (nulos) dotes con la esférica. John, que se hacía el payaso simulando tocar el cello en el fondo de la escena se salva del ridículo que hacen George, Paul y Ringo corriendo y pasándose la pelota… ¡¡¡con las manos!!! El 18 de mayo de 1968 se jugó la final de la FA Cup en el estadio de Wembley y Paul McCartney asistió junto aun primo para ver a su Everton querido que se disputaba el trofeo contra el West Bromwich Albion, que finalmente se quedaría con el título gracias a un gol de Jeff Astle a los 3 minutos del tiempo extra. Esta final tuvo la particularidad de haber sido la primera en ser transmitida en vivo y a color en Inglaterra.

Albert Stubbins, en la portada del Sgt Peppers

14


Sin embargo, poco tiempo después, el 28 de julio del mismo año, durante una sesión de fotos junto a sus compañeros de banda a la cual se denominó Mad Day Out, se lo ve a McCartney con una capa y una roseta que decía Liverpool FC. Una vez más, Paul yendo contra la regla sagrada de la tribuna. Pocos días antes se había estrenado el film de animación Yellow Submarine y bien temprano en la película durante la secuencia de Eleanor Rigby puede verse a dos equipos enfrentados, uno vestido de rojo y otro de azul. No hace falta decir que equipos eran. En septiembre de 1968 la banda se encontraba en Abbey Road, grabando una de las canciones que formaría parte de su próximo álbum llamado The Beatles pero conocido mundialmente como el White Album. Esta canción era Glass Onion y Lennon llevaba adelante la sesión con Chris Thomas, el joven ingeniero de grabación promovido temporalmente al puesto de productor ante la ausencia de George Martin que se había tomado unas vacaciones. Al regresar, Martin se encontró un gran trabajo, pero le desagrado mucho el final. John había decidió incorporar unos efectos de sonido, como el de un cristal rompiéndose junto a la voz de Kenneth Wolstenholme, el comentarista de la BBC, diciendo “It’s a goal”, un extracto sacado de la transmisión de la final de la Copa del Mundo de 1966 disputada justamente en Inglaterra. En lugar de ése extraño final, Big George decidió incorporar un arreglo de cuerdas, pero el final original podemos escucharlo en el álbum Anthology 3 de 1996. Durante las sesiones de Get back (rebautizas luego como Let it be), los cuatro beatles más el tecladista Billy Preston comienzan a improvisar una secuencia de acordes sobre los cuales John canta lo primero que se le viene a la mente.

Paul McCartney con la roseta del Liverpool FC en la sesión fotográfica “Mad Day Out”

La canción finalmente quedó en el álbum y se llamó Dig it. En un momento nombra a varias personalidades, entre ellas B.B. King y Doris Day. El último en mencionar es Matt Busby, un jugador que comenzó su carrera en 1928 en el Manchester United y que en la temporada 1935/36 pasó al Liverpool donde jugó hasta retirarse en 1939. A partir de 1945 dirigió al United hasta 1969 cuando lo dejó por una temporada y volvió en el torneo 1970/71.

Equipos “Rojo” y “Azul” en Yellow Submarine

15


Finalmente, en el último álbum del grupo llamado Abbey Road de 1969, la canción que abre el disco, Come together, describe a un personaje pintoresco y en la segunda estrofa John habla de que “tiene los dedos de los pies apretados por el fútbol”. ¿Será que el calzado deportivo le quedaba chico? Pero la relación con el fútbol sigue en los discos recopilatorios de la banda salidos en 1973 llamados 19621966 y 1967-1970, pero conocidos por los colores de sus portadas: el Red Album y el Blue Album. Nuevos guiños a los equipos de la ciudad natal del cuarteto. Quizás la más evidente, pero a la vez menos indagada de todas las referencias se encuentra en la portada de Walls and bridges, el álbum de Lennon de 1974, donde se ve un dibujo hecho por un John de 11 años en junio de 1952, según el mismo se encargó de registrar en su obra y al que tituló muy convenientemente “Football”.

OK, es una imagen de fútbol. ¿Pero alguien se preguntó cuál es la historia detrás de ése dibujo? Basándonos en la fecha del dibujo podemos deducir que Lennon lo realizó luego de ver en televisión, o más probablemente en fotos, la final de la FA Cup de 1952, disputada el sábado 3 de mayo entre el Arsenal y el Newcastle United, que se impuso por 1 a 0 con gol del chileno Jorge Robledo a falta de 6 minutos para cumplir el tiempo reglamentario. Este fue el último partido que pudo haber visto John antes de realizar su obra. Pero no sólo debemos tomar en cuenta la coincidencia cronológica a la hora de afirmar lo anterior. Haciendo un examen minucioso del dibujo podemos notar que el equipo de camiseta roja (Arsenal) tiene un escudo blanco en el lado izquierdo superior el pecho, un detalle que no se le escapó a John, ya que el equipo londinense no lo utilizó en toda la temporada 1951/52, pero sí lo hizo en aquella final, tal vez como una especie de marca por lo especial del encuentro. Para terminar de confirmar el asunto, existen fotografías de aquél partido que, combinándolas, no difieren mucho de la escena dibujada por John en la que se ve a un jugador del Newcastle con el Nro 9, el número que lo persiguió a John durante toda su vida (ver Glass Onion Nro 11). El jugador que utilizó ése número en aquél juego fue Jackie Melburn, el segundo goleador histórico del Newcastle con 200 goles. Es posible que el joven Lennon haya sido más fanático del fútbol de lo que creemos por haber dibujado con tanto detalle un partido entre dos equipos que no eran de Liverpool. O quizás sólo quiso dibujar algo y se topó con ésas fotos. Nunca lo sabremos. Para ir finalizando sería oportuno hacer un rápido repaso por los coqueteos de Paul con la pelota en su carrera solista. Para empezar podemos citar el clip de Mary had a little lamb perteneciente al especial de televisión James Paul McCartney de 1973, donde Paul y los músicos de Wings corren detrás de un balón torpemente. Según Linda McCartney, cuando se encontraban a bordo de un bote en el Caribe en 1977, realizando las excéntricas grabaciones para el álbum London Town, Paul propuso un descanso e intentó sintonizar con su radio la final de la FA Cup de ése año entre el Liverpool y el Manchester United. Por éste motivo algunos lo consideran un Red, pero es justo decir que se trataba de un choque entre dos poderosos equipos que podrían acaparar la atención de cualquier espectador neutral. Otra referencia en su obra, aunque no lo involucra directamente, es en el video clip de Pipes of peace de 1983, donde Paul personifica a los Generales de ambos bandos, el inglés y el alemán, durante la Primera Guerra Mundial. En la famosa tregua de Navidad de 1914 se dice que los soldados salieron de sus trincheras, intercambiaron cigarrillos y whisky, y hasta jugaron al fútbol. Todo eso fue recreado en el video clip, aunque a Paul no se lo ve jugando. La siguiente ocasión es verdaderamente trágica, aunque habría otra peor. En 1985 un incendio en el estadio del Bradford dejó un saldo de 56 muertos y Paul se unió a varios músicos para grabar You’ll never walk alone, aquél

Posibles fotos en las que basó John su obra y comparación.

16


himno del Liverpool, con el que se recaudó mucho dinero que fue destinado a las familias de las víctimas. zAl año siguiente Macca asistió a una nueva final de FA Cup,ésta vez entre los dos equipos de su ciudad, con victoria roja por 3 a 1. El Everton se había puesto en ventaja con gol de Gary Lineker a los 27 min de juego, pero el Liverpool con 2 goles de Ian Rush y uno de Craig Johnston dieron vuelta el marcador. El 15 de abril de 1989 la tragedia volvió a cobrarse vidas en un estadio de fútbol. Esta vez fue en el estadio del Sheffield FC donde se disputaba una de las semifinales de la FA Cup entre el Liverpool y el Nottingham Forest. La cantidad de hinchas del Liverpool sobrepasaba la capacidad de las tribunas y la policía en la afueras del estadio, superada por la presión de la gente, permitió que ingresaran causando la muerte por asfixia y aplastamiento contra el alambrado de 96 personas. En ésta ocasión fue cuando más cerca se estuvo de una reunión beatle entre Paul, George y Ringo. Se decía que incorporarían a Julian Lennon para reemplazar a su padre y grabar algo que ayudara a los familiares de los fallecidos, pero al mismo tiempo salió a la luz la noticia de que McCartney había renegociado su contrato con EMI y que le daba más ganancias por sobre sus compañeros, cosa que enfureció a George y en menor medida a Ringo, por lo que nunca se llevó a cabo. Sin embargo Paul se unió a Gerry Marsden, Holly Johnson y el grupo de Liverpool The Christinas, junto

al productor Stock Aitken Waterman para grabar una nueva versión de Ferry Cross the Mersey, otro de los clásicos de los Pacemakers y así contribuir con los damnificados. Una referencia muy sutil la podemos encontrar en la canción We got married, del álbum Flowers in the dirt de 1989, donde Paul habla de “marcar goles para el otro equipo” en su narración sobre su matrimonio, refiriéndose a su cambió de bando (de soltero a casado). Algunas de las últimas referencias futbolísticas de McCartney tienen que ver con Uruguay. Durante su primera visita al país, en abril de 2012, el Liverpool Fútbol Club (el uruguayo) lo hizo Socio de Honor y le entregó su carnet. Previo a su segundo show en el Estadio Centenario, el 19 de abril de 2014, el Sir fue entrevistado virtualmente por Luis Suarez, delantero del Liverpool (el inglés) y de la selección uruguaya (Suarez fue filmado haciendo todas las preguntas y Paul las respondió posteriormente). El motivo fue la inminente actuación del músico en la tierra del jugador y el próximo choque de las selecciones de ambos en la fase de grupos de la Copa del Mundo Brasil 2014. Para finalizar, en el reciente video clip de Appreciate, la canción de su último álbum hasta la fecha, New, puede verse a un niño haciendo malabares con un balón. Como vimos, no son pocas las referencias para una banda a la que no le interesaba demasiado el fútbol, ¿no?

Carnet de Socio de Honor obsequiado a Paul de parte del Liverpool F.C. de Uruguay.

Martín Castro Argentina

17


18


La foto corresponde al tour que Roy Orbison realizó por las islas Británicas entre mayo y junio de 1963 y cuyos teloneros fueron The Beatles y Gerry and The Pacemakers. Roy se hizo amigo de los muchachos, sobre todo de Lennon (quien -se dice- le sugirió que saliera a escena con los anteojos negros con aumento que tenía al haberse olvidado los comunes en el hotel, dando así un salto

enorme en su imagen) y particularmente de Harrison, con el que nunca perdió el contacto y 24 años después formarían la superbanda The Traveling Wilburys. Cabe destacar que un año más tarde, en plena Beatlemania, donde los Fab dominaban todos los charts, Orbison metió un Nº 1 con Oh, pretty woman. Los maestros saben. Javier Cuenca Argentina

19


De acuerdo a su mercado, Capitol siempre lanzó discos diferentes a los que The Beatles lanzaban en Inglaterra, como pudimos observar recientemente en la retrospectiva caja titulada “The U.S. Box” (2013). Esta situación se regularizó de Sgt Peppers hasta Let It Be con la excepción de Magical Mystery Tour, que salió bajo el formato de doble EP (esto es, dos discos de 7 pulgadas con tres temas cada uno) para el Reino Unido en diciembre de 1967 y la versión LP (la que nos concierne), que fue editada en los Estados Unidos el 27 de noviembre de ése mismo año. Entonces, Magical Mystery Tour (LP) se transforma y deja los 6 temas del telefilm exclusivamente en su lado A y presenta 5 temas aparentemente “sueltos” para el lado B. Magical (el tema) abre Magical (el disco) a pura fanfarria e invitaciones de todo tipo, casi siguiendo el clima dekermese que asomaba en algunas canciones de Sgt. Pepper’s como Mr Kite. Luego, entre acústicas y flautas, se abre paso The fool on the hill, la ensoñación bucólica de McCartney que es uno de los (dos) puntos altos del disco acerca de aquellos diferentes señalados por la sociedad, que en los dorados sixties comenzaban a ser más visibles aún. Como anticlímax llega Flying, el único tema firmado por Lennon/McCartney/Harrison/Starkey ya que, según Paul, se trataba de una “no canción”, es decir, apenas algo cercano a una improvisación. El único aporte de Harrison para este disco es la enigmática Blue Jay Way, surgida a partir del extravío de Derek Taylor en el área de las Hollywood Hills. Your Mother Should Know fue escrita especialmente para la película, más precisamente para la escena de la gran escalinata, que necesitaba algo del estilo del vaudeville, casi una especialidad de McCartney. Para cerrar el lado A llega el gran tema por el que –según palabras del autor – The Beatles serán recordados por los próximos 100 años: I am the walrus, que marca el zénit de la era psicodélica de los Fab, el punto más alto. Todo aquello que habían comenzado a construir desde Rubber Soul aquí se manifiesta de manera sublime: la enorme capacidad lírica de Lennon se funde con la solvencia musical del resto para simplemente hacer historia. El lado B comienza con Hello, goodbye, que fue el lado A de I Am The Walrus y es una gran canción con la marca registrada de Macca: letra optimista y un bajo juguetón que llega a destacarse entre todo el resto de la instrumentación. A continuación llega el gran monumento de la era psicodélica de The Beatles: Strawberry Fields forever, que había salido como single en febrero de 1967 pero que en la versión LP de MMT aparece estratégicamente como banda dos del lado B. ¿Que decir sobre este tema que no se haya dicho ya? Solo que, gracias a la mirada marketinera estadounidense, la gente que no pudo tener el single tenía los dos lados en este LP, porque Penny Lane también está aquí y su efectividad pop engalana Magical de la misma manera que Hello, goodbye es un muestrario de todo lo que The Beatles (vía Paul) nos pueden ofrecer en tres minutos de un modo económico e inteligente, ya que, lo sabemos, The Beatles no dejaban nada librado al azar. Para terminar, hay otro simple y nuevamente invertido; éste es el tándem utilizado para presentar primero Baby you’re a rich man que originalmente apareció como lado B de All you need is love, que salió poco después del lanzamiento de Sgt Pepper’s Lonely Hearts Club Band, en julio de 1967. Finalmente debe apuntarse que en cuanto a una edición inglesa en LP de Magical Mystery Tour, debió esperar hasta noviembre de 1976 cuando se unificó el catálogo, que tomó como base la discografía británica (EMI / Parlophone, en detrimento de los lanzamientos de Capitol Records) y le sumó este LP y que vieron su edición en formato Compact Disc en 1987.

20

Javier Cuenca Argentina


Hace un tiempo que vi este pseudodocumental que fue emitido por la BBC en el año 2010 pero hace unos días volví a echar un ojo para poder redactar esta nota, procurando ser lo más objetivo posible. Hoy, con un conocimiento algo más nutrido en cuanto a la historia de The Beatles, puedo hacer una crítica más precisa de los hechos ocurridos y mostrados en este film. Hay que partir de la base de que desde el inicio de la película hay una nota del director que nos previene diciendo: “El siguiente drama está basado en hechos reales, algunas escenas han sido inventadas por el escritor”. El escritor es Robert Jones y ya con esa advertencia podemos adivinar fácilmente hacia donde se dirige el guión de Lennon Naked. El actor que personifica a John Lennon es Christopher Eccleston, conocido por su participación en la popular serie Doctor Who y su más reciente intervención fue en Thor: The Dark World. No tengo nada en contra él, pero me hubiera gustado que fuese interpretado por alguien más parecido físicamente a Lennon. El ponerse unos lentes redondos y una peluca no te convierten en John. La película trata de la supuesta vida de Lennon entre 1964 y 1971. Desde sus comienzos en The Betles, cuando conoció a Yoko Ono -interpretada por Naoko Mori-, cuando dejó a su esposa y cambió toda su vida por ella, y su vida musical después de The Beatles. Mucho trata sobre su manera de ser, su manera de pensar, hasta su manera de actuar en los diferentes momentos de su vida. Aparentemente, a este personaje se le quiso dar una imagen de chico malo, sin alma, para presentarnos su lado más humano pero que, lamentablemente, pierde peso con

el transcurso de los minutos. Bueno aquí hay que resaltar que él (el verdadero Lennon) tenía un sentido del humor sarcástico que lo hacía resaltar inevitablemente dentro y fuera de los Fab Four pero, ¿dónde quedó el encanto pícaro de L ennon? Pues se quedó en algún lado porque aquí no está. Una cosa es ser sarcástico y otra muy diferente ser mala persona, cínico. No creo que John llegara a odiar tanto a su ex esposa, su padre y a Julian (su hijo) como se muestra en algunas de las escenas. Los actores que interpretan a los demás Beatles parecen parodias descuidadas de ellos, me quedo sin palabras, epítetos e incluso eufemismos. No es de extrañar que al propio Paul McCartney le ofendan películas como ésta. Uno de los puntos fuertes y que me gustó mucho fueron las canciones que se escuchan a lo largo del film, entre ellas Mother, God, Look at me y una canción de Yoko Ono, Remember love… Eh, bueno, esta no tanto. La ambientación de los lugares donde se desarrolla la trama por momentos llega a convencer, al igual que el Rolls Royce Phantom V es muy parecido al original (me queda la duda si en realidad será el auténtico). Esto le da valor a la obra, pero no mucho. En resumen, creo que con un poco más de imaginación e investigación podría haber presentado esta película de una manera más justa, más equilibrada, para que gane trascendencia entre los fanáticos. Este es el tipo de película que no te importa haber visto, pero no vale la pena el esfuerzo de buscar. A mi criterio ¡John Lennon era más que esto! Pero uno no tiene la última palabra: el que desee mirar esta obra puede buscarla y sacar sus propias conclusiones, está disponible en YouTube. Milo Cuenca Ecuador

21


El consumo de drogas recreativas por parte de The Beatles comenzó muy temprano en su carrera, mientras estaban en Hamburgo. Esta práctica era muy común entre los músicos para afrontar las largas jornadas consecutivas de presentaciones y viajes. El primer contacto con el LSD, sin embargo, sucedió en 1965, en una cena a la que asistieron John y George con sus esposas cuando su dentista lo colocó en sus bebidas sin decirles. Después de este episodio el consumo se volvió algo normal ya que era una forma de escape de toda la locura de las giras y la sobreexposición. No solo veían cosas nuevas sino que instalaba en ellos una sensación de falsa confianza. John, que siempre buscaba experiencias nuevas, fue el que más consumió. Las experiencias o “viajes” bajo la influencia de ésta droga dieron a John toda una nueva perspectiva sobre el significado de la vida. Es evidente que esto generó un cambio de rumbo en la música de Lennon y lo transformó como compositor. El LSD marcó una notoria influencia en la música de los años ‘60 y, por supuesto, fueron The Beatles quienes guiaron este camino. Sus efectos son alucinaciones, sinestesia y percepción distorsionada del tiempo. Más allá de las canciones que hacen referencia directa a los viajes, en la música de la banda hay

22


una transformación hacia sonidos y voces distorsionadas y letras aparentemente sin coherencia y de contenido abstracto. Lo empezamos a ver en la canción Tomorrow never knows, fruto del LSD y de un libro que estaba leyendo John, “La experiencia psicodélica” de Timothy Leery, basado en “El libro tibetano de la muerte”. Además de la letra, contiene efectos (como una guitarra reproducida al revés) que le dan el toque psicodélico. La intención de John era que sonara como si estuviésemos escuchando al Dalai Lama cantando desde la cima de una montaña, efecto imposible de lograr, pero se buscó lograr una sensación similar con la voz distorsionada usando el parlante giratorio Leslie de un órgano Hammond. Fascinado por el resultado de este experimento, John quiso llevarlo un paso más allá y sugirió cantar colgado del techo cabeza abajo a un micrófono en una sala vacía y que alguien lo empujara para girar en torno a él; algo que nunca se llegó a hacer y que ningún técnico pudo hacerle entender por qué no se conseguiría el mismo efecto. También en Revolver podemos escuchar She said, she said, que está relacionada a una experiencia específica de John mientras consumía LSD en una fiesta de Hollywood. Sentado en el jardín, se le acercó el actor Peter Fonda y le dijo que después de haber consumido ácido, realmente sabía cómo era estar muerto. Tiempo después John utilizó ésto para la canción: “Ella dijo sé cómo es estar muerto, se cómo es estar triste y me está haciendo sentir como si nunca hubiese nacido”. En Sergeant Pepper’s Lonely Hearts Club Band podemos seguir escuchando las influencias. Lucy in the sky with diamonds describe un paisaje surrealista y fue mitificada como una referencia abierta al LSD. Se decía que el título de la canción estaba formado a propósito por estas iniciales, lo cual fue desmentido por el propio John alegando que fue una coincidencia y que en realidad se inspiró en un dibujo de su hijo Julian. En ése momento la vestimenta de toda la banda se caracterizaba por ser de colores brillantes y extravagante, y John lo llevo hasta el punto de tunear su Rolls Royce al estilo psicodélico. En lo personal, el consumo de LSD llevó a John a distanciarse lentamente de su esposa, lo que se volvió notorio con el viaje a Bangor, para asistir a un seminario del Maharishi Mahesh Yogi, en el que Cynthia fue dejada atrás. En 1970 John habló abiertamente sobre su experiencia con la droga. Contó sus primeras veces y declaró haber tenido cientos de viajes, quizás mil; en un consumo que se extendió por varios años. “Recibí el mensaje de que debía destruir mi ego y lo hice” -dijo en una entrevista“Lentamente me estaba recuperando en la época del Maharishi. Poco a poco, en un período de dos años, había

destruido mi ego. No me creía capaz de hacer nada. Simplemente era nada. Era mierda.” Luego de esto, con la ayuda de Derek Taylor (oficial de prensa de Apple Records) y de Yoko, volvió a recuperar su confianza, haciéndole ver las canciones que había escrito. Abandonó su consumo por esto y por causa de malos viajes (los efectos de LSD pueden variar mucho de vez en vez y un mal viaje puede estar caracterizado por sensaciones de paranoia, terror, miedo real a morir, etc.) Para John el LSD no afecto demasiado su música. Según sus palabras, se trataba de un espejo, no de un milagro. “Era más como una cosa visual y una terapia, verte a ti mismo un poco. Hizo todo eso, pero no escribió la música. Yo escribo la música en las circunstancias en que me encuentro, ya sea bajo los efectos del ácido o del agua.” Más allá de las declaraciones de John, es evidente que el LSD tuvo consecuencias tanto en su persona como en su música, aunque sea de manera indirecta. Por ejemplo, la primera vez que escucharon a Ravi Shankar fue en una fiesta de LSD, lo que eventualmente los llevó a incorporar sonidos de corte hindú y colaborar con Ravi. En aquel entonces, para los occidentales, la música hindú y el ácido iban de la mano ya que muchos de los que lo consumían buscaban una iluminación espiritual que encontraban én esta cultura. Además de Tomorrow never knows y She said, she said, podemos citar muchas otras canciones que de una u otra forma pueden considerarse psicodélicas, como Day Tripper, A day in the life, I’m only sleeping, Strawberry fields forever, Only a northern song y I am the walrus. Incluso, puestas bajo análisis, hay quienes encuentran referencias al LSD -sin ser canciones psicodélicas- en canciones anteriores como Help! (La frase “Ayúdame a poner mis pies de nuevo en la tierra” podría significar “estoy volando, estoy viajando, no estoy consciente, por eso no tengo los pies en la tierra”; “Mi independencia parece desvanecerse en la neblina” se puede interpretar como la pérdida del ego; y así se puede seguir leyendo varias líneas de la canción encontrando otras connotaciones). Desde los 20 años John consume todo tipo de drogas como consecuencia de la vida ajetreada como músico. Comenzó con píldoras para mantener la energía, siguió con marihuana y LSD. Heroína fue otra sustancia que utilizó y fue una de las peores. Para el año de su muerte había dejado atrás la mayoría de estas costumbres, excepto fumarse algún porro de vez en cuando. Quizás el ácido no era quien escribía las canciones, como dice John, pero sin duda la historia del The Beatles hubiese sido muy distinta sin su influencia. Sofía Rodríguez Uruguay

23


Simón Fuga De funk y jazz, de eso se trata Simón Fuga. Cinco músicos argentinos que según lo que expresan en su página oficial se mueven “entre un mínimo orden establecido y un máximo de libertad permitida”. Con dos discos instrumentales en su haber (que pueden bajarse gratis desde la misma página) y un nutrido puñados de singles los Fuga sortean con locura y precisión los miles de momentos que atraviesan los temas. Quienes decidan escuchar esto deberán por pasar de alto los nombres de los temas que son juegos, chistes o sin sentidos en discos cargados de una profesionalidad que ya casi no existe.

Django Django Los escoceses sólo editaron un disco en 2012 pero es ya uno de los clásicos del nuevo milenio. Filtraron lo mejor de la electrónica con lo mejor del pop de guitarras y a ésa -ya- seductora mezcla incorporaron un poco de percusión. El resultado es un álbum de 13 temas que se meten en las entrañas del pop. No sé sabe nada del futuro de la banda o sobre si algunos de sus integrantes está grabando algo nuevo, pero el disco debut de Django es irresistible.

Titus Andronicus Los comandados por Patrick Stickles están en el mundo de la música desde 2005. Hasta la actualidad llevan editados tres discos (el cuarto será editado en algún momento de éste año) de una mezcla de punk/rock con elementos pop pero la particularidad de la banda es su capacidad para crear temas de entre 8 y 14 minutos de largo, algo bastante particular para el género. Sus discos suelen tener algún hilo conductor y por lo general los temas suelen ser una continuación del otro, en algunos casos a nivel musical y en otros al nivel de la letra (que también suelen ser extensas).

24


St. Vincent Annie Clark acaba de editar un disco a principios de éste 2014 y su música procede de una interesante mezcla de varias de sus influencias. Si escuchamos su primer disco podemos encontrar un estilo que podría ser tranquilamente el de Regina Spector (otra cantante que recomiendo enérgicamente) pero Vincent es más que su primer disco. Su obsesión por las cuerdas y las máquinas la llevo a recorrer un camino distinto en cada uno de sus cuatros álbumes. Sus gustos giran alrededor del pop y el rock trabajado con electrónica. También editó un disco junto a David Byrne (ex Talking Heads).

Él mató a un policía motorizado La banda de La Plata ya está consagrada desde hace varios años tanto en Argentina como en España pero es una gran oportunidad para comentar que esta banda con un nombre tan extraño es de lo mejor que ha salido de la escena under en los últimos 10 años. Impulsados por el bajo de su cantante, Santiago Motorizado (todos los integrantes tienen seudónimos) y su particular voz, Él Mató toma la influencia de bandas como Sonic Youth o Pixies y las utiliza para crear una especie de Noise Rock filtrado con momentosMaximiliano Seijas de Space Rock. Argentina

Vampire Weekend Otra banda consagrada pero esta vez del centro de New York. Debutó en 2008 con un disco que tenía una fuerte impronta de ritmos festivos e influenciados por la percusión africana (escuchar A-Punk) y un buen uso de los sintetizadores por parte de su principal compositor Rostam Batmanglij. Vampire Weekend basa su potencial tanto en Batmanglij como en Ezra Koening, su cantante y la otra pata compositiva del cuarteto, que completan en la potente y solida base, los Chris (Baio en bajo y Thomson en batería). Con ya tres discos los Vampire Weekend maduraron y mutaron su estilo sin perder nada de frescura y ganar mucho de madurez musical

Maximiliano Seijas Argentina

25


26


muerto: nuevas pruebas salen a la luz”. Allí, Fred LaBour y

La música está llena de mitos y teorías conspirativas. Bueno, no la música sino sus intérpretes: mainstream o under, solistas o bandas, clásicos o temporales, siempre hubieron historias que circularon entre los fanáticos y los no tanto. El boca en boca, la charla entre fans, los diarios y la radio han hecho eco de estos mitos a lo largo del tiempo, pero fue el fenómeno de Internet el que hizo explotar, finalmente, esta costumbre, porque hablar es gratis, lugares hay de sobra y siempre hay un interlocutor aburrido o crédulo del otro lado. Hay una doble vía para que una historia se mitifique: algunas anécdotas que inicialmente fueron ciertas terminan degenerándose con el tiempo; pero otras comenzaron como falaces y terminaron siendo tomadas por certeras e, incluso, recopiladas en blogs, investigaciones y hasta libros. De The Beatles se ha dicho mucho: desde que Yoko Ono era bruja hasta que… Paul McCartney está muerto. Entre los grupos de fanáticos se han tomado varias posturas: darle demasiada repercusión al tema, tomarlo como un tópico más de discusión o, directamente, prohibir su mención. Como se metieron tantas manos en la masa, es difícil hablar con precisión de fechas y eventos; en cada lugar donde esto se menciona, los datos cambian. Pero en algo están todos de acuerdo: los otros tres integrantes de la banda se esforzaron en esconder “pistas” a lo largo de la discografía posterior a la muerte de Paul para que los verdaderos seguidores sepan qué fue lo que pasó con el querido bajista del cuarteto. La leyenda urbana nació el 17 de septiembre de 1969. El Times-Delphic, periódico de la Universidad de Drake en Des Moines (Iowa) publicó una nota escrita por Tim Harper bajo el título “¿Está muerto el beatle Paul McCartney?”. Pronto el rumor comenzó a tomar mayor protagonismo y Harper pudo hablar con los medios. Rápidamente desmintió el asunto: “Era sólo una broma.

John Gray desarrollaron minuciosamente las pruebas que creían haber encontrado examinando la portada de Abbey Road. De a poco, el fenómeno iba tomando forma. Ruby Yonge, un disc jockey neoyorkino, habló al aire sobre la presunta muerte de McCa el 21 de octubre de ése año. Si bien fue despedido y la emisión se suspendió, la radio en la que trabajaba (WABC) se escuchó a lo largo de 38 estados norteamericanos, generando múltiples repercusiones en los medios internacionales. Pronto se conformó una sociedad, la “Paul McCartney’s Dead Society” de la Universidad Hofstra, cuyo presidente, Louis Yager, afirmaba que no podían haber dudas respecto a este hecho. La prensa menos crédula, sin embargo, se encargó de desmentir todo: al día siguiente, el 22 de octubre, la agencia de noticias United Press publicó una nota negándolo todo y ése mismo día, Paul junto a su esposa, la recién nacida Mary, Heather (la hija de Linda) y su perra Martha viajaron para recluirse en High Park, su granja escocesa, con la intención de bajar un poco su perfil público, pero ajeno a lo que se estaba gestando al otro lado del océano. Sin embargo atendió el llamado de Peter Brown solicitándole una declaración que calmara a los más escépticos. McCartney eligió utilizar una frase de Mark Twain: “Los rumores de mi muerte han sido extremadamente exagerados”. Como era de esperarse, esto no bastó para satisfacer a la prensa amarilla por lo que el día 24 accedió a hablar con Chris Drake, un periodista de la BBC y poco después la revista Life envió por su cuenta a un equipo de periodistas que se aparecieron sin previo aviso en la propiedad de Paul y golpearon su puerta. McCartney, enfurecido, los echó e incluso les lanzó agua con una cubeta. Todo el incidente fue registrado por la cámara del fotógrafo

Cuando escribí la historia sabía que no era cierta”. De hecho, ni siquiera era

fanático de la banda y según él, no tenía ni un disco. A los pocos días, el 23 de ése mes, el periódico Northern Star, del campus de la Universidad del Norte de Illinois, publicó una nueva nota llamada “Pistas

apuntan a la posible muerte de un beatle”.

El domingo 12 de octubre, Russ Gibb estaba emitiendo su programa semanal en la FM WKNR de Dearborn (Michigan, Estados Unidos) cuando un estudiante de la Universidad del Este, que se hizo conocer como Tom Zarski, lo llamó por teléfono para comunicarle que Paul McCartney había muerto y que si quería verificarlo, debía reproducir Revolution 9 al revés. Gibb lo hizo y creyó escuchar la frase “turn me on, dead man”. A los dos días, el Michigan Daily publicó un artículo escrito por dos alumnos de la misma universidad: “McCartney está

27


Terence Spencer. Minutos más tarde, Paul recapacitó sobre sus actos y se dio cuenta de que ésa no era una imagen que quería dar de sí mismo, así que se subió a su jeep y logró alcanzar a los enviados. Les propuso un trato; ellos le entregaban el rollo de la cámara y a cambio el posaría junto a su familia (presentando en sociedad a la bebé

después, cuando John, George y Ringo salieron de los estudios de grabación, fueron interceptados por una camioneta negra del MI5 conducida por un tal Maxwell, quien les contó del accidente y les pidió que identifiquen el cuerpo. Una vez que Lennon lo reconoció, fueron llevados a una casa segura y secreta, donde Maxwell realizó varios llamados telefónicos. Se amenazó a los tres (¡de muerte!) para que no hagan pública esta situación, dado que temían una ola de suicidios considerando la histeria que despertaba la Beatlemanía entre los jóvenes. The Beatles no podía disolverse, entonces había que encontrar un nuevo Paul. Se realizó un “concurso de dobles” y el ganador fue William “Billy” Campbell, un oficial de policía de Ontario, Canadá, quien –a pesar de su increíble parecido- tuvo que someterse a varias operaciones quirúrgicas para ser realmente idéntico. Le retocaron el labio superior (lo que le dejó una pequeña cicatriz) y le retocaron las cejas. El único problema era que Campbell era diestro, pero con sólo simular en los videos era suficiente; la banda ya no tocaba en vivo.

Mary) y les concedería una entrevista, que fue publicada el 7 de noviembre con una nota de cuatro páginas donde Paul refutaba las pistas y se lamentaba por quienes propagaban este rumor (Ver fragmento en página 39). Allí diría:

“Es todo muy estúpido. Agarré esa placa de O.P.D en Canadá. Era una placa de policía. Quizás significa Departamento de Policía de Ontario o algo así. Estaba usando una flor negra porque se les acabaron las rojas. Es John, no yo, el que está vestido de negro en la portada y el interior de Magical Mystery Tour. En Abbey Road estábamos usando nuestras ropas comunes. Estaba caminando descalzo porque era un día caluroso. El Volkswagen sólo estaba ahí.” Pero lo que llama la atención es que allí mismo Paul afirma: “The Beatle thing is over” (el asunto de The Beatles está terminado) y nadie lo notó. Tal vez todos estaban demasiado enceguecidos con el rumor de su muerte. Hacia fines de año, el “tío Russ” volvió a la carga junto a dos colegas cuando inició un nuevo programa radial en la WKNR, Complot Beatle, donde dedicaban una hora entera al rumor. El magazine fue retransmitido durante años en la misma frecuencia. No tiene mucho sentido enumerar las presuntas referencias incluidas en las canciones, las portadas y los interiores de los discos sin un soporte audiovisual: todo se entiende mejor si disponemos de las imágenes y los audios. Por eso recomiendo a quienes estén interesados que busquen videos y podcasts en internet donde se reproducen los fragmentos musicales (al derecho y al revés), y se focaliza sobre las pistas visuales. Sin embargo, detallaré algunos de los principales pilares en torno a este suceso y, en algunos casos, aclararé por qué no es veraz.

Por qué es mentira: las sesiones de grabación de Sgt Pepper’s comenzaron luego del 20 de noviembre de ése año, y Paul estaba de vacaciones con Jane Asher por Francia y Kenia... Además, ¿qué gobierno amenazaría de muerte a tres de las personas más populares del mundo?

• Cómo, cuándo y dónde: Durante la madrugada del miércoles 9 de noviembre de 1966 The Beatles, en medio de las grabaciones de Sergeant Pepper’s Lonely Hearts Club Band, Paul y John tuvieron una fuerte discusión. McCartney salió del estudio muy enojado, se subió a su Aston Martin y comenzó a manejar a alta velocidad por las calles londinenses, húmedas por una copiosa lluvia nocturna. En el camino se encontró a una chica llamada Rita (algunos dicen que era una desconocida; otros aseguran que era su pareja). Aquí se abren dos vertientes: una dice que el accidente sucedió por distraerse mirándola y por eso chocó; otra, que se ofreció a llevarla y, distraído, no prestó atención a que el semáforo había cambiado de color y chocó contra un camión. Rita salió ilesa del accidente pero para él fue fatal: murió decapitado a eso de las cinco de la mañana. Los más morbosos aseguran que su rostro fue encontrado desfigurado y sin dientes, lo que impidió el reconocimiento por sus registros dentales. Pocas horas

Supuesto William Campbell

Rubber Soul, Yesterday and Today y Revolver

Algunos creyentes de esta teoría sostienen que hay pistas ocultas en las letras y portadas de estos álbumes, pero desarrollarlas sería una pérdida de tiempo porque… ¿no falleció en noviembre de 1966? ¡Esos discos ya habían salido! Rubber Soul se lanzó en diciembre del año anterior, Yesterday and Today se publicó el 20 de junio de 1966 y Revolver se grabó entre abril y junio de ese año y salió al mercado en agosto.

28


• Sgt Pepper’s Lonely Hearts Club Band Es el primer disco que se editó luego de la presunta fecha de muerte de Paul. Este álbum está realmente plagado de referencias según los creyentes del mito. Para enumerar algunas, diré que el Sargento Pimienta y Billy Shears, según el mito, son la misma persona, Billy Campbell –lo de Sargento, quizás, tiene que ver con que era policía- y su banda militar vendría a presentarlo formalmente a la sociedad con bombos y platillos. Cada una de las figuras allí presentes se congregaron alrededor de la tumba de Paul en su funeral y la portada es una fotografía del momento. En la fotografía puede verse una pequeña figura de Shiva, la diosa hindú de la destrucción, que señala a Billy con una mano y a la estatua de cera de Paul con la otra. McCartney es el único que está de frente a la cámara (nuevamente con la palma de una mano abierta sobre su cabeza), mientras que los otros tres aparecen de costado, mostrando tres dimensiones. Siendo más detallistas, algunos sostienen que el adorno de flores amarillas simula ser un bajo Höfner (el que usaba Paul) pero sólo con tres cuerdas, y que si lo miramos detenidamente, parece que dice “Paul?”. También puede verse un Aston Martin (en teoría, el auto que manejaba Paul el día del accidente) sobre el regazo de una muñeca ensangrentada. Como dato anecdótico, aquí comenzaron a usar bigotes los cuatro Beatles. Acorde al mito, Billy los necesitaba para tapar la cicatriz de la operación quirúrgica a la que se había sometido y los tres restantes lo emularon para que no sea tan evidente. Finalmente nombraré una de las pistas más rebuscadas de todas pero también la más divertida de comprobar. El bombo tiene la inscripción del nombre del álbum. Si colocamos un espejo en la mitad de la frase “lonely hearts” puede leerse (si uno se concentra) algo extraño: I ONE I X ^ HE DIE. Siguiendo el formato de escritura de las fechas para los británicos, I y ONE forman un 11, mientras que IX es un 9 en número romanos. Así 11/9 sería nuestro nueve de noviembre. Otros sostienen, sin embargo, que son tres uno (cada uno de los tres Beatles) y una x, simbolizando que el cuarto no está. De He Die creo que no hay mucho que explicar. Curiosamente, el símbolo del medio parece ser una flecha que señala a Paul. Luego viene el análisis de la contraportada: Paul de espaldas (¿es un impostor?) con la frase “without you” (sin ti) saliéndole de la cabeza. George, por otro lado, señala con un dedo la frase de She’s leaving home “Wednesday morning at five o’clock” (la mañana del miércoles a las 5 en punto): día y hora en la que Paul habría muerto, la madrugada del miércoles 9. Las letras tienen múltiples mensajes: la introd ucción de William, múltiples frases en Good morning, good morning

Mano sobre Paul

Shiva y detalle de las manos

Bombo: “1 ONE 1 X HE ^ DIE”

Muñeca con el Aston Martin

Supuesto Bajo Hofner, y detalle de “Paul?”

(“nada que hacer para salvar su vida”, “y ahora estás solo, estás en la calle”, “gente corriendo alrededor”, “son las 5”, “mirando las faldas, empiezas a coquetear”…), pero la canción que más referencias tiene en el álbum es, sin dudas, A day in the life con la siguiente estrofa: “Se voló la

Detalles de la contraportada: Cabeza de Paul (Without You) y Mano de George (five o’clock)

cabeza en un coche / No se dio cuenta de que el semáforo había cambiado / Una multitud de gente se arremolinó para mirar / Habían visto su cara antes”.

29


• Magical Mystery Tour También podríamos llamar a esta sección “el misterio de la morsa negra”. Este animal suele simbolizar en múltiples culturas a la muerte. Aunque desde la banda se ha dicho que los disfraces se eligieron casi al azar, no bastó para satisfacer la curiosidad de los fanáticos. ¿Quién es la morsa? Al mirar el interior del disco, una fotografía muestra que la morsa está tocando el piano y el hipopótamo está a cargo del bajo, así que la morsa sería John. Aunque poco después él nos diría otra cosa. Sigamos por la portada. El nombre de la banda está escrito con estrellas. Si se da vuelta la portada, parecen definirse los siguientes números: 5371438. Por otro lado, si la colocamos frente a un espejo, estos parecen ser “2317438”. De cualquier manera, se dice que ambos eran números de teléfono y que se obtenían extrañas respuestas del otro lado: si llamabas a uno, te atendían de una funeraria; si discabas el otro, una extraña voz te decía “you are getting closer” (te estás acercando). Las fotografías del booklet tienen más connotaciones, pero la que mayor curiosidad dio fue una en la que Paul está tomando una varita con la mano derecha siendo zurdo (¡vamos, que todos usamos las dos manos!). En otra fotografía se ve a Paul descalzo y sus zapatos a un lado, cerca de la batería cuya inscripción parece decir “love the 3 beatles”. Y pronto veremos una captura del video de Your mother should know, donde Paul es el único que lleva un clavel negro en la solapa (las otras tres flores son rojas). En tres fotos del booklet nos encontramos con palmas sobre la cabeza de Paul (¡ya van cinco!). Los mensajes en las canciones comienzan a ponerse cada vez más oscuros. En I am the walrus comienza la saga de “la morsa” que continuará en el próximo disco. Aquí Lennon asegura que la morsa es él. Hacia el final de la canción se escuchan fragmentos de King Lear de Shakespeare: “Bury me, bury me, bury my body. Oh,

dead. We love you, yeah, yeah, yeah”, en realidad está citando a Yesterday y a She loves you.

5371438 y 2317438 en la portada

Paul con varita en la mano derecha

Zapatos de Paul y “Love The 3 Beatles” en la batería

untimely death. What? Is he dead?” (Entiérrame, entiérrame, entierra mi cuerpo. Oh, muerte inesperada. ¿Qué? ¿Está muerto?). Después de escuchar esto, se

pusieron muy detallistas y escucharon la canción al revés. Algunas cosas pueden escucharse con gran claridad: al escuchar los gritos de marcha casi inentendibles pero en reverso, se escucha “Ah, ah, Paul is dead”. El hombre que parece leer las noticias (donde se escucha un extraño “rest you”, descansa), al revés dice "Paul is dead, his head off lies

with his spirit" (Paul está muerto. Su cabeza descansa junto a su espíritu). Por último, cuando Lennon dice “Sitting in an English garden waiting for the sun”, en reverso se entiende “Worst of all, he's in the dark chills. Remember, this please” ("Lo peor de todo, él está en lo oscuro y frío. Recuérdalo por favor").

Para resumir, hablaré sólo de dos canciones más: Strawberry Fields forever donde hacia el final se escucha un susurro de Lennon. Para los que creen en el mito, dijo “I burried Paul” (enterré a Paul). Para los detractores, dice “cranberry sauce” (salsa de arándanos), pero en realidad, acorde a Derek Taylor, es John diciendo “I’m very borred” (estoy muy aburrido). Y, finalmente, en All you need is love, mientras se cree que Lennon dice hacia el final “Yes, he’s

Detalle de los claveles en Your Mother Should Know.

30


• The Beatles – White Album Algunas teorías hablan de las fotos del poster, pero no tienen demasiada credibilidad, así que pasamos directo al análisis de las canciones. En Glass onion –canción que le da nombre a nuestra revista- primero nos chocamos con el título. ¿Qué será una cebolla de vidrio? Algunos dicen que es, en la jerga, un ataúd con tapa de cristal. Siguiendo con el misterio de la morsa, aquí John nos dirá que, a pesar de habernos dicho que era él, en realidad era Paul. Literalmente, dice: Les hablé de la morsa y yo / Sabes que

• Yellow submarine: Lo más fuerte que puede encontrarse en él es su portada: por un lado, nuevamente una palma abierta sobre la cabeza de Paul; por otro, se muestra al “submarino/ataúd” enterrado bajo una montaña de “cielo azul y pasto verde”, como recitaba la canción homónima, aunque haya sido escrita antes del suceso. Las otras dos canciones que pueden aportar algo aquí son Only a northern song, donde George habla de la ausencia de Paul (Si crees que la

armonía / es algo confusa y fuera de tono / Tienes razón, allí no hay nadie) y All toghether now, donde, en teoría, al escuchar el estribillo al revés vuelve a aparecer la frase “I burried Paul”.

somos muy íntimos / Aquí tienen otra pista / La morsa era Paul. Sobre While my guitar gently weeps solo se dice que

fue la manifestación de lamento más pura de George; los “oh” del final, en realidad, serían “Paul” (si uno escucha lo que quiere escuchar). Hacia el final de I’m so tired, Lennon murmura unas palabras casi inaudibles. En realidad, dice “Monsieur, Monsieur, let’s have another one”. Aquellos que no lo entendieron, simplemente pusieron el disco al revés y creyeron escuchar “Paul is dead. Miss him, miss him” (Paul

está muerto, lo extrañamos).

Con Don’t pass me by llegó el turno de Ringo de despedir a su amigo. La frase que más se acerca al mito es, sin dudas, “estuviste en un accidente de autos y perdiste tu

cabello”.

Pero para quien busca cosas, ¿qué mejor que un rejunte de sonidos extraños? ¡He aquí Revolution 9 para satisfacer el morbo! Más allá de los ruidos de accidente (bocinazos, choques de auto, vidrios rotos), la gracia de la canción aparece cuando se la reproduce al revés: allí se escuchan múltiples mensajes, como “Turn me on, dead man” (enciéndeme, hombre muerto) al escuchar “number nine”, o “where’s my Paul?” cuando se escucha la parte en la que un grupo de manifestantes dicen a la vez “Block that kick”. A pesar de que muchos dicen que escuchándola normalmente la canción no tiene letra, sí la tiene y muy clara. Muchos de los audios que se usaron en la mezcla eran conversaciones o frases, generalmente de John y George. Algunas de ellas se han tomado como parte del mito diciendo que en realidad se referían al estado de ánimo de Paul durante el accidente o a la reacción de los demás al enterarse: “In my broken chair, my wings are

Portada de Yellow Submarine y detalle de la mano.

• Let it be Paul, como siempre, se destaca en la portada: mientras todos tienen fondo blanco y están de perfil, él está de frente con un fondo rojo. ¿Pista? No lo creo, pero otros sí. Vamos con las letras: en Let it be, la madre María -Mary era realmente el nombre de la madre de Paul- se para frente a él en su hora de oscuridad (“In my hour of darkness she is standing right in front of me”). Además, se dice que al escuchar la frase let it be al revés, se escucha “he bled” (se desangró). Recordando que aquel miércoles 9 había llovido, algunos dicen que The long and winding road habla de ese momento en las frases “La noche turbia y con

broken and so is my hair. I’m not in the mood for whirling” (en mi silla rota, mis alas están rotas y también mi pelo. No estoy de humor para dar vueltas) y “Who could tell what he was saying? His voice was low and his eye was high and his eyed were closed” (¿quién puede decir qué estaba diciendo? Su voz estaba baja y su ¿ojo? estaba alto y sus ojos estaban cerrados).

viento que la lluvia se llevó / Ha dejado un charco de lágrimas llorando todo el día”.

Finalmente, se dice que escuchando eestribillo de Get Back al revés se oye “I need

some wheels, help me, help me”, algo así como una

Una de las fotos del poster del White Album.

metáfora del accidente.

31


• Abbey Road: Último disco de la banda, último álbum con pistas. Con muchas pistas. Gracias a este álbum, como ya se dijo, comenzaron a correr fuertemente los rumores sobre el accidente de McCa, así que algo de evidente tendría que tener. Por empezar, la portada está llena de referencias: Paul está descalzo y de traje; es el único que está dando un paso con el pie contrario a los demás y tiene los ojos cerrados (y sostiene un cigarrillo con la mano derecha, aunque los fumadores suelen fumar con ambas manos). La vestimenta de los cuatro dice mucho también: la teoría es que es una procesión fúnebre donde John, vestido totalmente de blanco es el sacerdote, Ringo, con su traje negro representa al empleado de la casa fúnebre y George, con sus jeans gastados es quien lo va a enterrar, el sepulturero. Respecto al resto de la portada, comencemos con el Volkswagen estacionado. La matrícula es 28 IF (If en inglés significa si, en el sentido de que si no hubiera muerto, tendría 28 años pero a la hora de editarse el álbum, Paul tenía 27, aunque los que apoyan ésta teoría incluyen los meses de embarazo de su madre para llegar a ésta cifra). LMW, el resto de la chapa patente, fue interpretado como Linda McCartney Weeps o widow, de una u otra forma (llora o es viuda), a la fecha del accidente Paul aún no conocía a Linda. Igualmente, el auto no fue puesto en forma voluntaria; solía estar estacionado ahí. Por otro lado, puede verse que un auto maneja directo hacia Paul ¿o se aleja? En la contraportada del disco nos encontramos con una muchacha con un vestido azul. Para encajar esto al mito, se ha dicho que es Rita, la joven que ocasionó el accidente. Hay algunas otras referencias pero son demasiado rebuscadas incluso para tomarlas en serio. Mejor vamos con las canciones. Come together menciona el pelo hasta las rodillas y los dedos de mono, dos reacciones que suelen tener los cuerpos luego de morir, dado que la piel se encoje por deshidratación. A su vez, dice “uno y uno y uno son tres”, otro de los pilares del mito. You never give me your money cuenta del uno al siete. Los que están muy aburridos denotaron que la suma de esos números da 28, volviendo a la matrícula del auto y la edad de Paul. Ya en Sun King la referencia es más rebuscada: el Rey Sol fue Luis XIV de Francia. En la novela “El Vizconde de Bragelonne” de Alejandro Dumas, los mosqueteros quieren remplazar al Rey Luis XIV por Felipe, su hermano gemelo separado al nacer, una especie de referencia al reemplazo de Paul por William, un “hermano gemelo” que vino a reemplazarlo. Finalmente, en She came in through the bathroom window, a cargo de la voz de Paul, él dice: “Así que dejé el

Portada de Abbey Road

Auto que “se acerca” a Paul

Patente del Volkswagen

departamento de policía y me conseguí un trabajo fijo”. Como Billy Campbell en teoría era policía, tuvo que abandonar la fuerza para unirse a esta banda.

Una de las miles de comparaciones que circulan en la Web.

32


• Otras referencias:

• Entonces, ¿qué hay de cierto en todo esto?

Algunos han encontrado múltiples referencias por fuera de los discos: los videos promocionales, los cambios físicos de Paul a lo largo de los años (¡y se han esmerado mucho en eso!) y hasta cambios en los rangos vocales. Por ejemplo, el doctor Henry Truby, de la Universidad de Miami, aseguraba que la voz de Paul en Yesterday (1965) no podía ser la misma que la de Hey Jude (1968). Se ha llegado a hablar de un tercer impostor, Phil Ackrill, un músico que solía tocar en The Diplomats Band, donde conoció y se hizo amigo de Denny Laine y ese sería el motivo por el cual Paul luego lo introdujo en Wings. Esta corriente suele llamar a Ackrill “Faul”. También hay cruces entre ambas creencias, sugiriendo que Paul al principio fue reemplazado por William y luego por Phil. Quizás la referencia más cercana al propio McCartney haya sido la que su compañero de fórmula se encargó de inmortalizar en su canción How do you sleep, del álbum Imagine. Allí, aún enojado tras la separación y por recientes entredichos entre ambos, junto a muchos otros ataques hacia Paul, John Lennon escribió: “Esos idiotas

Bueno, Paul sí tuvo un accidente, aunque no en su Aston Martin sino en motocicleta. El resultado de ese accidente fue que se partió un diente y se lastimó el labio y una de sus cejas. Las consecuencias físicas pueden verse en fotografías de la época y en los videos promocionales de Rain y Paperback writer. Y es por eso que comenzó a usar bigote: para tapar la cicatriz. Esta historia, ya desmitificada, tuvo múltiples referencias en la cultura popular. Una de ellas, quizás la más renombrada, fue la inclusión por parte de DC en el número 222 de Batman, en el cual se intenta averiguar la falsa identidad de “Saul”, un miembro de la banda The Olivier Twists que, curiosamente, vestían bastante similar a nuestros Beatles en la etapa de Sergeant Pepper’s. Al principio, Paul luchó y renegó contra toda esta historia hasta que se comenzó a tomársela en chiste. En 1993 publicó un álbum en directo llamado Paul is Live y le dedicó su portada al mito. En ella se lo puede ver en el mismo lugar donde se tomó la foto de Abbey Road pero paseando a su perro (se dice que es nieta/o de Martha), esta vez, con zapatos. Incluyó también un Volkswagen, pero ahora la matrícula ya no era “28 if” sino “51 is”, en referencia a su edad. Queda claro, como dijo Ringo en una entrevista sobre esto en 1970, que todo esto "it's a load of old crap".

tenían razón cuando dijeron que habías muerto”.

Como todo esto no fue suficiente, en los ’80 resurgió todo con el arresto de Paul McCartney en Japón por posesión de marihuana. En un periódico se dijo que las huellas dactilares que le tomaron no coincidían con las anteriores cuando ingresó al país por primera vez. El último respiro que tuvo este mito fue con el boom generado por un audio comúnmente llamado “El último testamento de George Harrison”, donde una voz –que clama ser nuestro Dark Horse- cuenta ya sin miedos por estar próximo a la muerte, cómo los obligaron a mentir sobre la muerte de Paul.

María Dellavalle Argentina

Otra de las miles de comparaciones que circulan en la Web.

Portada de Paul Is Live (1993) y detalle de la patente.

33


34


Junio 1964 Entre el 1 y el 3 de junio The Beatles graban tomas de Matchbox, I'll cry instead, Slow down, I'll be back, Any time at all, Things we said today, No reply y You know what to do, entre algunas otras. El 2 de junio se vendieron 5 millones de acciones de la Comsat (Communications Satellite Corporation) a 20 dólares cada una. Se vendieron todas de inmediato. El 3, Ringo cae enfermo, con el agravante de que ya estaba por empezar el primer Tour Mundial de The Beatles. Ese mismo día se recluta y une a la banda a Jimmie Nicol como reemplazo temporal y al día siguiente se presentan en Copenhague, Dinamarca. Mientras tanto en los estudios se siguen mezclando canciones del siguiente E.P. Long Tall Sally.

ese entonces líder del Congreso Nacional Africano) en la cárcel de la Isla Robben. Ese mismo día y el siguiente The Beatles se presentaron en Australia aún con Jimmie Nicol, y el 14 vuelve a sumarse Ringo a la banda (antes de lo cual da una conferencia) y continúan las presentaciones. Al día siguiente Jimmie Nicol volvería a Inglaterra. El 15 nace la actriz estadounidense Courteney Cox (conocida por su papel de Monica en Friends), y el futbolista danés Michael Laudrup. El 18 se estrena la película Argentina Aconcagua (Rescate Heroico). El 20 de junio The Beatles hace su última presentación en Australia y parten hacia Nueva Zelanda, un día después España gana el Campeonato de Futbol Europeo al derrotar a la Unión Soviética por 2 a 1 y nace el cantante argentino/estadounidense Kevin Johansen. El 22 en Exeter, New Ha mpshire, nace Dan Brown, escritor estadounidense, famoso por los Best Sellers de la saga a la cual pertenece "El Código Da Vinci". Ese mismo día comienzan las presentaciones de The Beatles en Nueva Zelanda. Del 23 al 25 en Suazilandia se celebran las primeras elecciones dem ocráticas. Ese mismo 25, el Papa Pablo VI condena la píldora anticonceptiva oral. También en Sudamérica y África pudo verse un eclipse lunar. El 26 sale a la venta en Estados Unidos el álbum A Hard Day's Night (Original Movie Soundtrack), mientras la banda continuó dando shows en Nueva Zelanda hasta el 28, día en el que vuelan a Australia para dar dos shows más el 29 y 30 cerran do así un muy movido mes. Federico B.

El día 6 los Rolling Stones hacen su primera aparición por TV norteamericana en "The Hollywood Palace". Ese mismo día y el anterior los Beatles se presentaron en Holanda. El 7 de junio los Beatles viajaron a través de los canales de Ámsterdam, y luego partieron hacia Hong Kong, donde se presentaron el día 9. El 10 de junio The Rolling Stones finaliz an las sesiones de su álbum 12x5 en los Chess Studios de Chicago, Al día siguiente en Colonia, Alemania, un militar ataca con un lanzallamas a estudiantes y maestros de una escuela primaria, matando a 10 de ellos e hiriendo a otros 21. También ese día, el 11, nacen Jean Alesi, piloto francés de Fórmula 1 y Carlos Barragán, periodista argentino. El 12 de junio el gobierno sudafricano condena a cadena perpetua a Nelson Mandela (por

Argentina

35


En ésta nueva sección les traeremos varios de los reportajes que les han realizado a The Beatles, ya sea como banda o como individuos, tanto durante el período de actividad del grupo como en épocas posteriores. Lo interesante de estas charlas es que muchas veces aportan datos que con el paso del tiempo fueron quedando en el olvido, por lo que nos daremos a la tarea de traducir lo más fielmente posible entrevistas completas y realizando las aclaraciones que creamos necesarias para entender el contexto y por que dijeron lo que dijeron. En ésta primera entrega, que será divida en dos partes por lo extensa de la entrevista, queremos compartir con ustedes una nota que George Harrison dio con motivo del inminente lanzamiento de su álbum de 1987, Cloud nine. En ésta edición George nos habla del disco y de quiénes participaron en él, de parte de su trabajo pasado, de la actualidad musical y de cierto sector del ambiente que realmente detesta.

George Harrison fue entrevistado por la revista norteamericana CREEM en 1987 y dicha entrevista se publicó en dos ediciones consecutivas, correspondientes a los números de diciembre de 1987 y enero de 1988. Las preguntas fueron realizadas por los editores de la publicación, John Kordosh y Bill Holdship.

"Dice que la ausencia hace crecer el cariño, pero no sé si será verdad" Introducción por Creem En un sillón de la oficina de Warner Bros, Bill Holdship y yo escuchábamos el primer álbum de George Harrison en más de 5 años, Cloud Nine.

“Exprimí mi cerebro por un título, tratando de pensar en algo que no tuviera uno de los títulos de las canciones en él”, dijo Harrison más

tarde. (No lo logró; la canción con ése nombre es la que abre el álbum). “Se llamó Fab por media hora”, agregó. Cuando el disco estaba aún masterizándose, había un par de copias en cassette disponibles, para ser escuchadas estrictamente sólo dentro de Warner Bros, quienes distribuyen al propio sello de Harrison, Dark Horse Records. Cloud Nine podría ser el mejor álbum de Harrison desde su All Things Must Pass de 1971 (Nota del Trad: en verdad es de 1970), su primer y más exitosa ofrenda post Beatles. Está condimentado por canciones de rock de un tiempo rápido (“Devil’s radio”, con una línea vocal hecha por Bob Dylan [sic], “Fish on the sand” y la que parece ser el primer simple del álbum,

“Got my mind set on you”) y algunas letras divertidas (“When we was fab” recuerda el tiempo “cuando el

impuesto sobre la renta era todo lo que teníamos” y voces de fondo cantando “Fabuloso!” y “¡Escucha!”).

En general, no es la clase de cosas que uno espera de George Harrison. Desde mediados de los 70, Harrison editó sólo tres álbumes, ninguno de ellos vendió particularmente bien u obtuvo un gran reconocimiento por parte de la prensa. Harrison estuvo involucrado en conducir autos de carrera, la jardinería y haciendo películas –su compañía cinematográfica, Handmade Films, produjo Withnail And I, Shanghai Surprise, Monty Python At The Hollywood Bowl y otras– y Harrison pudo haber sido fá cilmente percibido como un desertor del negocio de la música. Pero el nuevo álbum –inspirado, dijo Harrison, por estar con el humor adecuado para el material que ha estado “demeando” hace tiempo, y por la vinculación con el coproductor Jeff Lynne (de la ELO)– podría cambiar eso. A lo largo de la entrevista, Harrison

36

estaba muy relajado y de buen humor, fumando sus cigarrillos franceses Gitanes y tomando té. Aunque gran parte de lo que dijo aquí, particularmente acerca de que The Beatles fueron estafados, quizás suene vengativo, pero fue dicho de buen


modo. Harrison habló sobre su nuevo álbum y sobre su trabajo en los últimos años, así como de la venta de The Beatles en 1987… en particular, la demanda de The Beatles contra Capitol-EMI por el uso comercial de los masters de la banda, la reunión de The Beatles con Elvis Presley (y su propia segunda reunión, años más tarde), las experiencias de The Beatles con el LSD, impresiones sobre Sean Penn y Madonna y la vida después de la muerte.

“¿Entonces qué clase de lectores tiene CREEM?” preguntó George Harrison. “¿No son sólo Ginger Baker, Jack Bruce y Eric Clapton, no?” (Nota del Trad: se refiere a Cream, por su similitud con el nombre de la revista). Esperamos que no, pero uno nunca sabe. ¿Quiénes son algunos de los que tocaron en el nuevo álbum? Bien, en batería tenemos a Ringo y Jim Keltner, y Ray Cooper toca en una canción—Ray solía tocar percusión con Elton John. Él trabajó para nuestra compañía, Handmade Films. Ringo toca en alrededor de cuatro canciones. ¿Toca en "When We Was Fab"? Oh, si. Es decir, antes de escribirla, o cuando me senté a escribirla, pensé

"Esta va a empezar con Ringo contando ‘Uno, dos, DUHtabumb, DUHtabumb’". Esa era la intro en mi cabeza; ése era el tempo que siempre tuvo.

¿Alguna vez pensaste en incluir risas al final de la canción? (lo cual recuerda vagamente al final de "Within You Without You") No, pero tenemos ésas pequeñas cosas de la radio y los sitars (risas). ¿No es suficiente? ¿Quiénes más tocan? Todas las partes de vientos fueron tocadas por Jim Horn. Ése es su verdadero nombre, Jim Horn (Nota del Trad: Horn en inglés se refiere a cierto instrumento de viento). Él tocó todas ésas cosas tipo Duane Eddy, y en realidad él hizo dos discos conmigo en 1974 (Dark Horse y Extra Texture). Él es muy conocido, uno de los mejores saxofonistas en el país. Es brillante. Hizo un par de álbumes como solista con Shelter Records a principios de los 70 y ahora se vino a Los Angeles desde Nashville. Un montón de músicos vinieron aquí porque hay mucho trabajo. Eric Clapton toca en cuatro pistas; Estoy seguro de que puedes escucharlo. Eric tiene el solo del final en "That’s what it takes," toca en "Devil’s radio," "Wreck of the Hesperus," y en la canción que nombra al álbum. Elton John toca el piano eléctrico en "Cloud nine"—y toca el piano en "Devil’s radio" y, creo, en "Wreck of the Hesperus" también. Para completar la lista de gente que participó, Gary Wright tocó los teclados, el piano, en una canción llamada "Just for today," que es una canción que escribí a partir de un folleto de Alcohólicos Anónimos. ¿Conoces ésos panfletos que les dan a

los alcohólicos, que dice que traten de vivir ése día, solo por hoy? Y también toca en "When we was fab". Todas las demás cosas: el bajo es de Jeff, teclados, Oberheim, es todo de Jeff, y las guitarras son mías y de Jeff. Todas las cositas que aparecen, como autoharps, son también mías y de Jeff, y también hicimos todos los coros. ¿Qué motivó "Devil’s radio"? Tenía que pasar por una pequeña iglesia para llevar a mi hijo a la escuela y ellos tenían una pequeña pizarra—sólo un pequeño cartel fuera de la iglesia—diciendo, "Chismes: La

radio del diablo... No seas un transmisor". Eso es todo. Así que

pensé, es buena, es una canción, y la escribí yendo a uno de los conciertos de Eurythmics. Pasé bastante tiempo con Dave Stewart, chequeando su show en vivo— ¿Cómo se llama ésa girad?—Revenge. The Revenge Tour estaba llegando a Inglaterra y asistí a un par de shows y pensé, "Si, puedo hacerlo. Puedo escribirla". Así que escribí un par de canciones de rock. ¿Cómo fue que nos enteramos que Paul McCartney y Julian Lennon también iban a participar en éste álbum? ¿Sabes lo que estaba pasando? Ringo hizo un álbum, o estaba haciendo un álbum, Paul estaba yendo al estudio e iba a comenzar a hacer un álbum, pero entonces decidió que no lo quería hacer—y creo que andaba por ahí, diciendo que todos estábamos haciendo un álbum. La gente pensaba que significaba que todos estábamos haciendo un álbum juntos, pero todos estábamos haciéndolos por separado, aunque Ringo tocó en el mío. ¿Crees que éste álbum se va a vender? Eso espero; No lo sé. Los de Warner parecen estar contentos con él y, hasta ahora, a la gente que conocí en las entrevistas parece haberles gustado. Warner, creo, va a hacer lo mejor para obtener las ventas que normalmente tienen con un álbum que ellos consideran digno. Todo lo que puedo hacer es aportar lo mío y esperar que lo pasen en la radio.

37


¿Crees que todas éstas cosas del 20mo aniversario… Creo que eso puede ayudar. Podría ayudar mucho, realmente, ya que las estaciones de radio podrían estar interesadas, con todas esas cosas dando vueltas, de escuchar que está pasando ahora. Además por el hecho de que no he hecho un álbum en varios años. Dicen que la ausencia hace crecer el cariño; No sé si será verdad (risas). ¿Atravesaste un período donde te estabas aburriendo o amargando? En "Blood From A Clone" (del álbum de 1981 “Somewhere in England”)... Si, harto. Amo "Blood from a clone." Es una gran canción, pero nunca pude comprender las letras después de la línea que dice "oom-pahpah/Frank Zappa".

"Ellos dicen que les gustas, pero conociendo el mercado, podría no ir bien, es demasiado relajado... Necesitas algo de oom-pah-pah, nada como Frank Zappa, y no la New Wave, ellos no tocan ésa basura... Tratan de golpear tu cabeza en una pared de ladrillos, dura como una piedra... No tienen tiempo para la música, ellos quieren la sangre de un clon". "Save the world" (del mismo álbum) es, creo, una canción muy graciosa. Lo es, ¿no? Es decir, es seria y divertida al mismo tiempo. Claro, con ésa línea en la que dices que vas a salvar a las ballenas. Si, Greenpeace recibió su merecido. Pero "Blood from a clone," siendo la primer canción del álbum, salta a la vista. Si, porque estaba todo eso que me venían diciendo: "Bien, nos gusta,

pero no podemos encontrar el simple". Y entonces otra gente decía, "Mira, ahora las estaciones de radio están hacienda encuestas en la calle para averiguar que debe tener un éxito y decidieron que debe ser una canción sobre un amor ganado o perdido dirigido a un público de 14 a 20 años". Y dije, "Mierda, ¿Qué oportunidad me van a dar?" Así que

de todos modos, me senté a escribir ésa canción solo para sacarme algunas frustraciones. Y hay cosas en ella como "No tiene sentido, puras

en nuestras conciencias. Y significa que el lado de hacer dinero parece tener su conciencia dirigida al mercado de 10 a 18 años.

¿Qué hay de ésa línea que parece referirse a The Beatles? Si, recuerdo la línea después de… (Hace una pausa). Oh! "A donde nos

¿No crees que en Estados Unidos se esté convirtiendo en algo escalofriante? Creo que es lo mismo en todos lados. Solo que se nota más en Estados Unidos porque es un país más grande.

libras y peniques... Son tan intensos, demasiado, que me asombran".

llevará todo esto, pensé que nos habíamos librado de lo mundano, al parecer me equivoco de nuevo".

¿Entonces ésa era una referencia hacia The Beatles? No, solo que en general, nos habíamos librado de toda ésa música de mierda y ése período de mierda. Pero veo que me equivoqué otra vez. Hoy más que nunca. Tú lo dijiste. (risas). ¿Piensas que es verdad? Hay una gran muestra de la basura que es muy popular ahora y dentro de eso, siempre hay algo bueno. Pero realmente no escucho demasiado; Nunca lo hago. No tengo tiempo— estas hacienda tu propia música o escuchas lo que hacen los demás. Pero lo escucho cuando vengo a Los Angeles y miro MTV (risas) y suena como–Hice esto mismo en una entrevista con HBO y no quiero pasarme de la raya porque, básicamente, estoy feliz con todo y cada uno tiene derecho de ser lo que quiere ser. Gandhi dijo "Crea y preserva la imagen de tu elección", entonces si querés ser Spinal Tap, la mejor suerte para tí. Pero hay un montón de Spinal Tap por ahí quienes obviamente no vieron la película, y quién quiera que sea, hay un enorme guitarrista fantasma con su gran guitarra que toca el solo en cada uno de sus discos. Pero me preguntó si yo hubiese estado en The Beatles si no me sentiría culpable por... ¿Haber creado eso? Nosotros no lo creamos. Elvis, Chuck Berry y Eddie Cochran nunca se sintieron culpables por haber creado a The Beatles. No, está todo bien, es solo que el problema no está en la música, está

38

Estuve mirando ésa película acerca del nacimiento de The Beatles, ésa película de Dick Clark... ¿Dick Clark? Otra vez él no. Te lo voy a decir, no sé qué piensan los norteamericanos de él, pero desde el punto de vista de The Beatles, Dick Clark—No sé si alguna vez hizo algo con su propio talento. Sabes, todo lo que hace es mandarte cartas: "¿Puedo

tener un clip tuyo hacienda esto? ¿Puedo tener un clip tuyo haciendo lo otro? Estoy haciendo otra película sobre ti y la historia de esto y aquello, y tú estas en ella y te voy a dar dos dólares si me dejas tenerte". Llegas al punto de decir, "Carajo, Dick, piensa tus propias ideas, no vas a conseguir nada más de nuestra mierda. Haz tus propios filmes y no jodas a otra gente." Sabes, es un tarado. Parecería que el rock ’n’ roll ha hecho más por él que él por el rock ’n’ roll. Absolutamente. Es decir, ¿Quién es él? ¿Y viste ésos álbumes que están saliendo con todos ésos grandes éxitos del rock ’n’ roll en ellos y su cara en la portada? Yo estaría avergonzado si fuese él. Él es una especie de conglomerado en sí mismo. Él y Ed Sullivan. Ed Sullivan ha estado muerto por 19 años pero él sigue por ahí haciendo esas Producciones Ed Sullivan. "Por favor, ¿Podemos tener

otro clip tuyo hacienda esto? Te vamos a pagar dos dólares". Sabes, que se vaya a la mierda.

Ustedes no tienen el control... Lo tenemos. Tenemos control sobre ello, y algunas veces hay buenos programas. En Inglaterra, la BBC sacó un programa llamado “Rock ’N’ Roll Years”, una cosa semanal de 30 minutos, y está hecho con muy buen


gusto. Tomaron viejos rollos de películas, algunas actuaciones–una semana es sobre 1957, la siguiente es ’58, ’59, todos los 60. Van por los 70 ahora, pero está hecho con mucho cuidado. Ves todas las cosas que pasaron en pocas palabras; está todo comprimido... un montón de cosas históricas e imágenes de archivo, y no hay comentarios arriba. Hay un poco de charla si son pedazos sueltos de imágenes y en 30 minutos te da una sensación real de lo que sucedió ése año. Eso es bueno, algo inteligente, y cuando te preguntan “¿Podes tener un clip tuyo hacienda esto y aquello?” Te inclinas por decir si. Pero cuando viene toda esa otra gente que son como buitres, que acumulan todos ésos video clips de éstas otras personas y los vende alrededor del mundo, eso es codicia y no es algo artístico. Es sólo un gran negocio. Pero nosotros recibimos solicitudes todo el tiempo; no tiene fin. ¿Cómo pueden supervisar todo eso? Para eso es para lo que Apple continua en el negocio; tratando con abogados e intentando detener a la gente que hace éstas cosas—o dándoles licencia a la gente que quiere hacer cosas correctamente si tienen la decencia de pedirlo. Traducción por Martín Castro Argentina

39


40


Tratar Con Cuidado He sido golpeado y maltratado Me han desechado y fui derribado Tú eres lo mejor que alguna vez pude encontrar Trátame con cuidado. Reputaciones cambiantes Situaciones tolerables Nena, eres adorable Trátame con cuidado. Estoy tan cansado de ser un solitario Aún tengo amor para dar ¿Por qué no me demuestras que realmente te importa? Todos tienen alguien en quién apoyarse Acerca tu cuerpo al mío y sueña. He sido engañado y tomado por tonto Me han robado y ridiculizado En guarderías y escuelas nocturnas Trátame con cuidado. He estado atrapado en aeropuertos, aterrorizado Enviado a reuniones, hipnotizado Sobreexpuesto, comercializado Trátame con cuidado. Estoy tan cansado de ser un solitario Aún tengo amor para dar ¿Por qué no me demuestras que realmente te importa? Todos tienen alguien en quién apoyarse Acerca tu cuerpo al mío y sueña. He estado tenso y hecho un lío Pero lo arreglaré yo mismo, supongo Oh, el dulce aroma del éxito Trátame con cuidado.

41


Finalmente y luego de varios días de incertidumbre, Paul McCartney ha sido dado de alta y abandonó Japón en la tarde del lunes 26 de mayo. El día 15 arribó a la capital nipona para una serie de conciertos en Tokio y otro en Osaka, además de uno posterior en Corea del Sur, pero un virus lo afectó apenas aterrizó, por lo que tuvo que ser internado y sometido a tratamiento médico, y por supuesto, tuvo que suspender los conciertos programados en Asia por recomendación de los doctores que le aconsejaron un reposo total. McCartney se manifestó decepcionado por tener que suspender sus shows, pero a la vez muy gratificado ante la inmensa repercusión de lo sucedido entre sus fans, que le enviaron todo tipo de mensajes deseándole una pronta recuperación y muchísimas muestras de cariño. Entre los todos los conciertos, uno era especial por tratarse de la primera vez que Paul actuaria en el Budokan, donde se presentó junto a The Beatles en 1966. Si bien los médicos han considerado que se recuperó lo suficiente como para poder volar, le han dicho que debe seguir con el reposo en forma particular. Habrá que ver qué sucede con el tramo estadounidense de su gira Out There que comienza el 14 de junio en Texas.

Se ha subastado una guitarra que perteneció a George Harrison y se pagó por ella la friolera suma de 657 mil dólares, en una subasta organizada por la casa Julien’s Auction, de New York. El instrumento fue adquirido por Harrison en 1963, en la tienda de instrumentos musicales Fenton’s Music, en Mount Vernon, cuando visitó a su hermana Louise en los Estados Unidos. Ella se había casado y mudado a un pequeño pueblo llamado Benton, en Illinois, y allí fue donde George pasó unos días, previo a la primer visita oficial de la banda al continente americano. S e trata de una Rickenbacker, la misma marca que venía usando John desde los días de Hamburgo, pero un modelo 425, que el guitarrista utilizó en la grabación de I want to hold your hand y en unas pocas apariciones públicas, como el famoso programa de TV inglés Ready, Steady, Go! y la gira de la banda por Suecia. Luego Harrison se le regaló a George Peckham de los Fourmost, otro grupo de Liverpool, con la condición de que no le hiciera modificaciones.

Ha sido lanzado un tráiler para promocionar el comienzo del tour por Norteamérica de Ringo Starr y su All Starr Band, que comenzará el 6 de junio en el Casino Rama, en Canadá y tiene previsto finalizar el 19 de julio en el Greek Theatre de Los Angeles, con una gran cantidad de presentaciones en el medio. La formación de su banda es la misma con la que ha venido actuando últimamente; Steve Lukather y Todd Rudgreen en guitarras, Richard Page en bajo, Gregg Rolie en teclados y Greg Bissonette en batería, aunque en algunas ocasiones se les suma Mark Rivera en saxo, percusión y varios instrumentos más.

42


El próximo 1 de junio, en el marco de una gala solidaria en tributo a John Lennon, se presentará The Quarrymen, el primer grupo que formara John en su adolescencia y que desembocaría en The Beatles. En la actual formación están varios miembros originales, como Colin Hanton, Rod Davis, Len Garry y John “Duff” Lowe. En ésta ocasión serán presentados por Julia Baird, la hermana de Lennon, y serán cabeza de cartel de un espectáculo con fines benéficos organizados por la agrupación Acordes por la Paz, a favor de Médicos sin Fronteras en el Auditorio de Galicia, en Santiago de Compostela, La Coruña, España.

Ya es conocida la noticia de que A hard day’s night, la primera película de The Beatles, volverá a ser exhibida en los cines en el mes de julio de éste año, con motivo de conmemorar los 50 años de su estreno. La cinta fue restaurada digitalmente por Janus Films y la banda de sonido fue remezclada y remasterizada por Giles Martin, el hijo de George Martin, el legendario productor de la banda en casi toda su obra. Así mismo, a fines del mismo mes saldrá a la venta en formato DVD y Blu-ray.

Martin Castro Argentina

43


¡¡Edición Aniversario!! 44


Glass Onion - Número 12