Page 1

Serie Espacios Públicos Urbanos

La Dimensión Humana en el Espacio Público Recomendaciones para el Análisis y el Diseño

Gehl


MINVU Referente del Proyecto

Responsable Equipo

Con la contribución de

Pablo Contrucci Lira, Jefe División Desarrollo Urbano (DDU) Marcelo Longas, Jefe Departamento Obras Urbanas, DDU Emelyn De los Ríos Bravo, Encargada Nacional Programa Espacios Públicos, DDU Claudia Elgueta, Ingeniera Programa Espacios Públicos, DDU Andrea Fuentes, Arquitecta Programa Espacios Públicos, DDU María Mónica Herrera, Coordinadora Minvu-PNUD, DDU Andrés Cárdenas y Gonzalo López Vives Laura Rodriguez, Geógrafa Cristóbal Zolezzi, Economista

PNUD Referente del Proyecto

Silvia Rucks, Representante Residente del PNUD en Chile Osvaldo Larrañaga, Oficial de Programa Michael Granadillo, Coordinador PNUD

Gehl Referente del Proyecto

Responsable Gerente del Proyecto Equipo

Agradecimientos

Helle Søholt, CEO, Arquitecta MAA Ola Gustafsson, Team Lead, Arquitecto SAR / MSA Blaine Merker, Team Lead, Paisajista ASLA Ghigo DiTommaso, Doctor Arquitecto Mayra Madriz, Urbanista Maki Kawaguchi, Arquitecta Celsa Dockstader, Diseñadora Tyler Jones, Diseñador Pablo Alfaro, Arquitecto Francisca Peñafiel, Arquitecta Macarena Ruiz (Profesora Arquitecta Universidad Central), Rodrigo Aguilar (Subdirector Académico Escuela Arquitectura USACH), Martín Soulier (Coordinador BID), Sebastián Lew (Coordinador BID), Oscar Ladrón de Guevara (Arquitecto Espacios Públicos, Serviu RM), Paulina Morales (Paisajista Espacios Públicos, Serviu RM), Maria Loreto Urzua (Arquitecta Espacios Públicos, Serviu RM), Michel Pae (Arquitecto Seremi Minvu Región de Atacama), Andrea Rojas (Arquitecta Seremi Minvu Región), Metropolitana), Daniella Umaña (Arquitecta Seremi Minvu Región Metropolitana), Adolfo Quiroz (Ingeniero Seremi Minvu Región De los Ríos), Ángel Carrillo (Arquitecto Seremi Minvu Región de Magallanes), Luis Hidalgo (Arquitecto SERVIU Región de Tarapacá), Jessica Zuñiga y Carlos Delgado (SERVIU Región de Valparaíso), Paulina Prado (Arquitecta SERVIU Región Metropolitano), Pablo Morán (Jefe Departamento Gestión Territorial, Minvu), Francisca Cofré (Constructor Civil Programa Barrios, Minvu), Manuel Gonzalez (Arquitecto Encargado Nacional Ciclovías, Minvu), Ricardo Gazitua (Arquitecto Encargado Nacional Construcción Parques, Minvu), Felipe Van Kleveren), (Arquitecto Encargado Nacional Conservación Parques, Minvu), Rodrigo Araya (Arquitecto Departamento Gestión Territorial, Minvu), Flavia Clarc (Arquitecta Departamento Gestión Territorial, Minvu), Camila Ramirez (Arquitecta Departamento Gestión Territorial, Minvu), Karen Saavedra (Arquitecta Departamento Gestión Territorial, Minvu), Marisol Brito (Encargada Nacional Pequeñas Localidades, Minvu), Loreto Torres (Arquitecta Encargada Patrimonio, Minvu), Ricardo Leñam (Arquitecto División Desarrollo Urbano, Minvu), Nathaly Norambuena (Departamento Planificación, Minvu), Macarena Parra (Arquitecto, Depto. de Tecnologías de la Construcción, Minvu), Rodrigo Hernandez (Arquitecto Programa Campamentos, Minvu), Fabián Montt (Arquitecto Comisión Estudios Habitacionales, Minvu), Humberto Zamorano (Economista Consultora Pulso S.A.), Jenisse Faune (Encargada Espacios Públicos, MIDESO), Maricarmen Tapia (Arquitecta División Desarrollo Urbano, Minvu),Paula Lopez (Abogada DIJUR, Minvu), Carolina Ramirez (Comisión Estudios Habitacionales, Minvu)


Serie Espacios Públicos Urbanos

La Dimensión Humana en el Espacio Público Recomendaciones para el Análisis y el Diseño

Gehl


Hace aproximadamente 15 años nace el Programa de Espacios Públicos en el Ministerio de Vivienda y Urbanismo con el sueño de recuperar las áreas urbanas emblemáticas de nuestras ciudades. Hoy el Programa se ha transformado en una de las fuentes de financiamiento más importantes para que los Municipios logren recuperar sus áreas deterioradas. Si bien el Programa de Espacios Públicos ha crecido mucho presupuestariamente durante este tiempo, consiguiendo llegar a más de 200 comunas de Chile, sus ambiciones no se han quedado donde mismo: generar más lugares para que podamos disfrutar de la vida pública de la ciudad, sentirnos protegidos, y ser más felices. Para abordar los futuros desafíos del programa hemos decidido analizar el trabajo realizado hasta ahora y encontrar nuevas herramientas para mejorar aún más sus resultados y llegar a más territorios. En Gehl encontramos un gran aliado, que ha sabido inspirarnos y guiarnos en esta importante tarea. El trabajo que comenzó el año 2015 en el Taller de Diagnóstico Regional de Espacios Públicos, es hoy la Guía “La Dimensión Humana en el Espacio Público: Herramientas de Diagnóstico y Diseño”, gracias a la participación de un gran equipo de profesionales que ha representado las aspiraciones y ambiciones de todos los actores involucrados en la elaboración de los proyectos de espacios públicos: Municipios, Seremi, SERVIU, Minvu y Universidades.

La Guía es en agradecimiento al trabajo realizado por todos ustedes: disfrutémoslo, compartámoslo y transfórmenoslo en un documento vivo. Emelyn De los Ríos Bravos Encargada Programa de Espacios Públicos, DDU, Minvu

iv


Los espacios públicos de una ciudad son la esencia de la vida en comunidad, y constituyen un hábitat que todo ciudadano tiene derecho a ocupar y usar, respetando el derecho de sus semejantes. Sin embargo, las infinitas facetas de la condición humana, los múltiples y diversos factores físicos, económicos y sociales que condicionan el espacio urbano, transforman a los espacios públicos de una ciudad, quizás en la ecuación más compleja que los planificadores, diseñadores, constructores y gobernantes deban resolver.

Una de las mayores preocupaciones que se tiene hoy día en el MINVU es mejorar sustancialmente lo que se está haciendo en materia de espacios públicos. Toda la problemática confluye en un factor que es determinante para el éxito en las intervenciones: la concepción y diseño de la intervención a realizar. Por ello el trabajo que se presenta a continuación responde a la elaboración de una metodología para abordar el concepto y diseño de las intervenciones en el espacio público, la cual fundamentalmente se basa en el estudio del comportamiento de los usuarios en dicho lugar, además del análisis de las condiciones físicas y ambientales del entorno. Con este documento se espera iniciar una nueva era y un nuevo ciclo en el mejoramiento de los espacios públicos, donde los proyectos que se construyan respondan efectivamente a las necesidades de los usuarios, al uso mayoritario que los ciudadanos le otorgan a estos espacios y a intervenciones cuyos costos de inversión y mantención puedan ser financiados. Marcelo Longás Uranga Jefe Departamento Obras Urbanas, DDU, Minvu

v


Foto: Manuel Venegas vi


Los líderes de las ciudades de América Latina están presenciando un gran interés en el Diseño Enfocado en las Personas. Se dan cuenta de que los principales desafíos que enfrentan actualmente sus ciudades, desde una mayor demanda de transporte y el aumento de la desigualdad hasta cambios radicales en la tecnología y cambios demográficos, tienen algo en común: ¡Personas!

Colocar a las personas en el centro de la gobernanza requiere una forma más constructiva y significativa de colaboración entre los ciudadanos, los tomadores de decisiones, las organizaciones cívicas y los intereses del sector privado, así como una buena coordinación entre los programas nacionales, regionales y locales. Para ayudar a asegurar una colaboración mutuamente beneficiosa entre estos intereses se necesitan principios sólidos para el diseño urbano, que pongan a las personas en el centro del proceso, y desafíen el statu quo con la ambición de hacer que los entornos urbanos sean más habitables para todos. Desde Ciudad de México hasta Bogotá, Sao Paulo y Buenos Aires, abundan los éxitos. Chile está liderando este cambio de paradigma, encabezando un ciclo de inversión en el ámbito público sin precedentes. Con un país tan grande y diverso como Chile, esperamos que este documento ayude a líderes y ciudadanos a construir sobre aquellos valores comunes para invitar a la gente a hacer un buen uso de los espacios públicos de la ciudad. Con este documento, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) están poniendo a su alcance las herramientas fundamentales del Diseño Enfocado en las Personas, empoderando a las personas e instituciones para maximizar el impacto de sus inversiones y crear así lugares amados por sus usuarios. Ha sido un placer colaborar en este proyecto con el ambicioso, visionario y apasionadamente comprometido personal del MINVU, y estamos deseando ver este manual en manos de las muchasw personas que trabajan día a día para hacer que las ciudades chilenas sean más animadas, seguras, sostenibles, saludables y equitativas. Jeff Risom Director Ejecutivo, Gehl USA

vii


viii


Prefacio El Programa de Espacios Públicos de la División de Desarrollo Urbano (DDU) del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU) del Gobierno de Chile, un programa que financia proyectos de recuperación de espacios públicos en áreas urbanas consolidadas en deterioro a lo largo de todo el territorio del país, está impulsando una nueva manera de entender y diseñar los espacios públicos de Chile. Entre los compromisos que se han tomado, la DDU ha decidido incluir la redacción de una Guía de Recomendaciones de Diseño para Espacios Públicos, una publicación que busca ofrecer un sistema de referencias fundamentales para los funcionarios públicos y los profesionales que abordan proyectos en el ámbito del programa. Interesada en generar un documento que pudiera realmente cambiar nuestra percepción sobre el espacio público, direccionando la mirada hacia las necesidades reales de la gente, la DDU ha decidido establecer una colaboración con Gehl, una organización internacional formada por expertos de diseño y ciencias sociales que desde hace más de 15 años ha ayudado a ciudades de todo el mundo a ser más sustentables, solidarias, sanas, seguras, y vitales, a través de una metodología de investigación y diseño que pone a las personas al centro del proceso. Gracias al apoyo y patrocinio del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Chile, la DDU ha podido contar con el trabajo de Gehl a lo largo de todo el proceso de creación de la guía. El documento no pretende abordar en detalle todos los conocimientos para el análisis y el diseño de los espacios públicos urbanos, pero sí tiene la ambición de otorgar las herramientas necesarias para una comprensión profunda de la “dimensión humana” en esos espacios, detallando cómo la misma puede - quizás deba - informar nuestra manera de estudiar e intervenir en los espacios públicos que queremos transformar.

ix


¿A quién se dirige este documento? A todos los actores en el proceso de transformación y mejora del espacio público en Chile. A los funcionarios de las municipalidades, los gobiernos regionales, y el MINVU. Además, a todas las personas que tienen interés en entender cómo se concibe, planea, diseña, e implementa un espacio público a la escala humana.

¿Cuáles son sus objetivos? Ofrecer herramientas para mejorar el proceso con el cual se seleccionan, planean, diseñan, e implementan los proyectos de espacio público en Chile. Indicar de manera simple y accesible a todos cómo asegurarse que los espacios que se están creando son espacios a la escala humana.

¿Por qué se necesita? El país está viviendo una fase de grande inversión en los proyectos para el espacio público. Hoy más que nunca se necesitan herramientas simples y claras para ayudar los profesionales involucrados en la creación de espacios que responden a las reales necesidades de nuestras comunidades.

x


Cambiando el Paradigma El contenido de este documento está basado en un nuevo paradigma de diseño urbano. Un paradigma que pone al centro del proceso de creación de los espacios las necesidades y los deseos de las personas.

El Proyecto

El Proceso

Del Diseño Tradicional:

Al Diseño Basado en las Personas:

"Top Down"

"Top Down" y "Bottom Up"

Linear

Iterativo e Incremental

De implementación lenta y cíclica

De implementación rápida y continua

Enfocado en pocas grandes intervenciones

Enfocado en muchas pequeñas intervenciones

Basado en principios formales

Basados en la necesidades de la gente

A escala monumental

A escala humana

Monofuncional

Multifuncional

Immutable

Flexible

xi


Tabla de Contenidos

Primera Parte

La Dimensión Humana en el Espacio Público 00

01

02

03

Prólogo Modernización, Motorización en Chile El Derecho a la Vida Pública El Cambio de Rumbo

p. xv p. xvi p. xix

Creando Ciudades para la Gente: Áreas de actuación

p. 23

Ciudades Chilenas para la Gente Cinco ámbitos de actuación A. Preservación del Patrimonio B. Movilidad Sustentable C. Equidad y Diversidad D. Diseño Urbano a la Escala Humana E. Fomento Económico y Cultural

p. 24 p. 26 p. 28 p. 30 p. 32 p. 34 p. 36

La Especificidad del Contexto Chileno

p. 39

La Diversidad del País y del Paisaje Los elementos del sistema del espacio público en Chile

p. 40

Seis pasos para transformar el espacio público

p. 69

xii

p. xiv

1. Investigar 2. Envisionar 3. Estrategizar 4. Diseñar 5. Implementar 6. Evaluar

p. 42

p. 72 p. 74 p. 76 p. 78 p. 80 p. 82


Segunda Parte

Herramienta Para el Análisis y el Diseño Del análisis a la definición del proyecto

p. 86

Preguntas Orientadoras Observando la vida pública Observando la calidad del espacio público Escuchando a las personas

p. 88 p. 90 p. 98 p. 106

Del diseño a la evaluación

A. Biofilia y Genus Loci B. Accesibilidad y Circulación C. Seguridad e Inclusion D. Espacio y Confort E. Comercio y Recreo

Casos de Estudio Santiago Camina Puerto Varas

p. 115

01

02

p. 118 p. 124 p. 130 p. 136 p. 142

p. 149

03

p. 150 p. 156

xiii


La segregaciรณn de los espacios que la motorizaciรณn masiva ha impuesto se traduce a menudo en segregaciรณn social

xiv


Prólogo

Modernización, Motorización en Chile El siglo XX se ha caracterizado por un crecimiento de las poblaciones urbanas sin precedentes. La respuesta a este crecimiento ha sido un ciclo de inversiones en infraestructura y edificación igualmente imponente. Sin embargo, las soluciones que el planeamiento y el diseño urbano han ofrecido para responder a los grandes desafíos impuestos por este crecimiento raramente han estado a la altura de los discursos con los cuales habían sido anunciados. Si nos enfocamos en sus impactos sobre el espacio público, por ejemplo, no podemos dejar de observar que muy a menudo las grandes intervenciones que han transformado las ciudades del siglo XX han acabado deteriorando la calidad de los tejidos urbanos preexistentes, o creando nuevos hechos urbanos caracterizados por un espacio público de calidad muy baja.

"Los procesos de modernización y motorización han progresivamente deteriorado la vida pública de nuestras ciudades."

La segregación de las funciones (residencia, trabajo, comercio, ocio) y la sustitución de tipologías tradicionales por otras supuestamente mejores (conjuntos habitacionales de gran escala, parques empresariales, torres exentas) han ido perjudicando los sistemas del espacio público de casi todas las ciudades del país, y consecuentemente el equilibrio en el cual siempre se ha basado el desarrollo de su vida pública. Por otra parte, el deseo de ofrecer autonomía y más oportunidades de movilidad a todos los ciudadanos a través del automóvil, junto con la incapacidad de contener la presión de la industria automotriz, ha generado una verdadera invasión de las ciudades por los automóviles y la consecuente necesidad de imponer sistemas de autopistas de gran escala sobre una trama urbana que no puede sostenerlas. El resultado es un consecutivo deterioro dramático del hábitat humano en la urbe. En su manifestación más extrema, la modernización y motorización ha causado verdadera pérdida del “alma de la ciudad”.

Foto: Manuel Venegas

xv


Prólogo

El Derecho a la Vida Pública "Hoy más que nunca, necesitamos ejercer el derecho a la vida pública en su plenitud."

El punto de partida de la nueva visión que aquí se plantea es la clara definición del innegable derecho de todos los ciudadanos a una vida pública de calidad. Es en la vida pública que se materializan nuestra dimensión social y nuestras aspiraciones cívicas y culturales. Nuestras ciudades deben ser capaces de brindarnos el derecho de vernos los unos a los otros, a reunirnos, celebrar, protestar, o simplemente disfrutar juntos del espacio urbano y de nuestras vidas. La plataforma donde todos estos derechos toman lugar en la ciudad, es el espacio público. Sin embargo, la condición sine qua non para poder ejercer el derecho a la vida pública en plenitud es que el espacio público sea de calidad. Así, podemos afirmar que todo ciudadano tiene un fundamental derecho al espacio público de calidad y que las instituciones tienen el deber de otorgar y defender esta calidad. Para esto, es necesario proveer una serie de condiciones espaciales que permitan al espacio público enaltecer la vida que acoge: espacios flexibles y atractivos para las personas, donde el confort, la protección y el disfrute estén siempre presentes, bien conectados con la energía y vitalidad de la ciudad, donde el cuidado por la escala humana se evidencia en cada detalle.

xvi

Foto: Manuel Venegas


Una vida pĂşblica de calidad mejora la vida de cada individuo y alienta la fuerza de nuestras instituciones democrĂĄticas

xvii


Estamos caminando juntos hacia "Ciudades para la Gente"

xviii


Prólogo

El Cambio de Rumbo Después de décadas de planificación urbana caracterizada por un alejamiento de las exigencias fundamentales de la dimensión humana, estamos presenciando un retorno al ‘urbanismo a medida de las personas’. Se trata de un cambio de rumbo que quiere reparar los daños causados por una visión de ciudad meramente funcionalista, que ha respondido al crecimiento demográfico y económico y a las presiones del mercado a través de intervenciones que han ido progresivamente enajenando al individuo de su propio entorno.

"Los espacios públicos pueden y deben volver a representar el alma de la vida cívica, social y cultural de nuestras ciudades."

En este comienzo del siglo XXI observamos cómo un renovado interés por las formas urbanas a escala humana nos está ayudando a crear ciudades más vitales, sanas, seguras, y sostenibles. De manera cada vez más unánime entendemos el valor de tejidos urbanos de trama fina, densos y continuos, caracterizados por usos diversos durante todo el día y todos los días; de calles caminables y pedaleables y de espacios urbanos vertebrados por un sistema de transporte masivo limpio y eficiente; de espacios públicos de calidad que fomenten el recreo, el descanso y la interacción social. Un diseño urbano a la medida de las personas nos ayuda también a alentar la participación de todos los miembros de nuestras comunidades en la vida social, económica y cultural de la ciudad. El diseño urbano de calidad contribuye no solamente a crear una ciudad más vital, sana, segura, y sostenible, sino también a realizar una visión de urbe democrática, abierta, y solidaria. El espacio público ocupa un papel fundamental dentro de este programa. Desde las grandes plazas del centro, lugares de la memoria histórica de la ciudad, nodos de transporte público, epicentros culturales, y ágoras políticas, hasta los pasajes más pequeños de las zonas más periféricas, espacios de descanso, juego, e interacción, los lugares públicos pueden y deben volver a representar el alma de la vida cívica, social y cultural de nuestras ciudades. Foto: Manuel Venegas

xix


Parte Primera La Dimensión Humana en el Espacio Público En la primera parte del documento se definen las características fundamentales de las "ciudades para la gente," los caracteres del contexto chileno a tener en cuenta a la hora de abordar proyectos de espacio público, y el proceso que permite una transformación incremental y orgánica del espacio urbano.

xx


01 Creando Ciudades para la Gente: Ámbitos de actuación 02 La Especificidad del Contexto Chileno 03 Seis pasos para transformar el espacio público xxi


01 Foto: 22 Teodoro Fernandez

Ciudades Chilenas para la Gente


Creando Ciudades para la Gente: Ámbitos de actuación Este capítulo describe la visión de ciudad que compartimos. Se definen los atributos más importantes de la ciudad que queremos y los ámbitos fundamentales en los cuales focalizar nuestros esfuerzos para alcanzar esa visión.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

23


Ciudades Chilenas para la Gente “La ciudad que queremos es un lugar hecho a medida de quien lo habita. Un lugar que es capaz de responder a las necesidades y los deseos de sus habitantes, otorgando derechos y oportunidades.”

¿Qué tipo de ciudades queremos construir? Antes de empezar a trabajar para transformar nuestras ciudades, necesitamos definir de manera clara la visión que guía nuestro quehacer. ¿Qué tipo de ciudades queremos construir? La ciudad que queremos es un lugar hecho a medida de quien lo habita. Un lugar que es capaz de responder a las necesidades y los deseos de sus habitantes, otorgando derechos y oportunidades. Ciudades seguras, sanas, sustentables, solidarias y vitales. Ciudades para la gente.

Ciudades Seguras Sentirse seguro en nuestra propia comunidad es necesidad primaria del vivir urbano. En las ciudades de Chile, como en las de todos los países, la seguridad está amenazada por dos factores: la violencia relacionada al crimen contra la propiedad, y la circulación descontrolada de los vehículos motorizados. En las ciudades para la gente la violencia se previene manteniendo los espacios público concurridos y animado 18 horas al día y se renegocia de manera radical la relación entre las personas y los vehículos motorizados regresando los espacios a las personas.

Ciudades Sanas Poder vivir en un ambiente salubre es igualmente capital. En las ciudades de Chile, como en las de todos los países, la contaminación atmosférica, es el principal enemigo de la salud pública, y causa miles de víctimas cada año. La tasa de diabetes y obesidad de Chile está entre las más altas de América y del mundo, y aún más altas en los centros urbanos debido a la falta entornos caminable y ciclables. En las ciudades para la gente los modos de transporte primarios son el caminar, ir en bicicleta, y el transporte público, favoreciendo un estilo de vida activa y un aire limpio.

24

Ciudades Chilenas para la Gente


Segura

Vital Ciudades Sustentables

Ciudad para la Gente

Sana

Si no construimos ciudades sostenibles nuestras ciudades no tendrán futuro. Para reducir nuestra huella ecológica necesitamos cambiar la manera de construir las urbes, Sustentable Solidaria reduciendo radicalmente la cantidad de energía que requiere su funcionamiento. Las ciudades para la gente son densas y bien conectadas a través de infraestructuras modernas y eficientes para Las atributos primarios de la un el transporte público, la bicicleta y el peatón, favoreciendo ciudad para la gente. un estilo de vida sostenible.

Una Ciudad Solidaria Una de las características fundamentales de las ciudades es la de ser lugar de intercambio de recursos y de colaboración entre los residentes. Una ciudad que permite a sus ciudadanos ayudarse mutuamente no es solamente más justa, sino también más resiliente. Por el contrario, una ciudad individualista es una ciudad débil, donde el ensimismamiento y aislación de sus habitantes la condenan al deterioro. Las ciudades para la gente cuentan con espacios públicos de calidad abiertos e inclusivos, donde todos los miembros se reconocen como parte de una sola comunidad que comparte valores y recursos.

Una Ciudad Vital No basta con tener ciudades seguras, sana, sustentables, y solidarias. Sabemos que los centros urbanos tienen que vibrar de energía, ser animados y vitales. Es en las ciudades para la gente esta energía se desata y revela en las calles y en todos sus lugares públicos, verdaderos escenarios de la vida pública.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

25


Cinco ámbitos de actuación

Para crear Ciudades Para la Gente tenemos que intervenir simultáneamente en cinco ámbitos de actuación.

¿Cómo podemos construir ciudades para la gente? ¿Cómo podemos construir ciudades seguras, sanas, sustentables, solidarias y vitales? Para alcanzar este objetivo tenemos que intervenir simultáneamente en distintos ámbitos. Nosotros sugerimos trabajar en cinco áreas de acción. A Preservación del Patrimonio Tenemos que saber reconocer y defender las funciones ecológicas del territorio en el cual nuestras ciudades se inscriben. Tenemos también que saber identificar y proteger los hechos urbanos que tiene un valor histórico. B Movilidad Sustentable Tenemos que cambiar el paradigma de la movilidad urbana. Combatir la progresiva invasión del automóvil y otorgar soluciones más sustentables y amigables para las personas. C Equidad y Diversidad Tenemos que asegurar que nuestras ciudades no segreguen ningún grupo o individuo y no mantengan sus recursos fuera del alcance de ninguno de sus residentes. Tenemos que asegurar que la ciudad sea un lugar que celebre la diversidad social y cultural que siempre ha caracterizado la condición urbana. D Diseño Urbano a la Escala Humana Tenemos que entender y respetar el tejido urbano y sus características morfológicas. Prestaremos especial atención a la necesidad de diseñar espacios a la escala humana. E Fomento Económico y Cultural Fomentaremos las actividades económicas, culturales y recreativas que son la fuente de la vida de la ciudad.

26

Ciudades Chilenas para la Gente


A B C D E

Preservación del Patrimonio Movilidad Sustentable Equidad y Diversidad Diseño Urbano a la Escala Humana Fomento Económico y Cultural

La Dimensión Humana en el Espacio Público

27


A. Preservación del Patrimonio No podremos construir el futuro de nuestra ciudades si no sabemos reconocer y preservar sus patrimonio.

El Patrimonio Ecológico La planificación y el diseño de nuestra ciudades tiene que basarse en el entendimiento fundamental que los hechos urbanos son parte de los sistemas ecológicos del territorio. Todo desarrollo se tendrá que integrar con los sistemas naturales del lugar, preservando y nutriendo sus funciones ecológicas.

El Patrimonio Arquitectónico y Paisajístico

Ciudad y Naturaleza Cualquier operación de transformación urbana tiene que partir de la preservación de su patrimonio ecológico, arquitectónico-paisajístico, y cultural.

28

Cualquier operación de transformación del entorno urbano tiene que partir de la preservación de los valores arquitectónicos y paisajísticos que se manifiestan el lugar. El patrimonio arquitectónico y paisajístico no está formado simplemente por los elementos tangibles, como edificios y vegetación, sino también por las vistas, trama del tejido urbano, la escala y las dimensiones de los espacios abiertos.

El Patrimonio Cultural Muchas veces, los valores culturales asociados a los lugares públicos escapan la noción de patrimonio en su significado estricto. Lo que tiene valor par los que viven el lugar es también patrimonio, y por lo tanto se tendrá que preservar.

Ciudades Chilenas para la Gente


Integración de los Procesos Urbanos y Naturales

o re s E c o l ó g i c o s

ct

ltu

ón

Cu

ico

es

i

te

r

al

ce s o s N a t u r a l e s

sP ais a jístico s

Pro

Va lo r

ce s o s U r b a n o s Pro

Va l

es re Va l o

sA

u rq

Preservación del Patrimonio Ecologico, Arquitectónico y Paisajístico, y Cultural Los sistemas naturales y sus funciones ecológicas, los rasgos del paisaje y las características de la arquitectura histórica, los caracteres tipológicos y los usos tradicionales de los espacios forman el conjunto del patrimonio a preservar. La Dimensión Humana en el Espacio Público

29


B. Movilidad Sustentable El siglo XXI está construyendo un nuevo paradigma para el transporte urbano: una movilidad limpia y eficiente, que fomenta un estilo de vida activas para todos los ciudadanos. El espacio que ocupan 60 personas en colectivo, a pie, en bicicleta, en auto.

Un Taburete de Tres Patas: Infraestructura para el Peatón, la Bicicleta, el Transporte Público El nuevo paradigma se basa en tres elementos fundamentales, cada uno no suficiente pero necesario para que el sistema se rija, como un taburete a tres patas: una trama urbana que favorece la caminabilidad y un entorno para el peatón de calidad, una infraestructura para la bicicleta segura y completa que permita de moverse en todas área de la ciudad de manera fluida y continua, y un sistema de transporte público de alta capacidad, eficiencia, rapidez y bajo impacto ambiental.

Cuestiones de Espacio En su estado actual, la mayoría de nuestras ciudades tienen una gran desproporción en la asignación del espacio a los distintos modos de transporte. El vehículo motorizado particular domina el espacio, cada erosionando lo que es el espacio para el peatón, el ciclista, y el usuario del transporte público. La situación alcanza niveles paradójicos, ya que el coche necesita muchísimo más espacio para desplazar a las personas, y a pesar de eso se le da casi siempre la prioridad. Ha llegado el momento de reordenar nuestras prioridades, dándole al peatón, al ciclista y a los usuarios del autobús el espacio que se merecen, para ahorrar metros cuadrados y liberar nuestro espacio urbano de la congestión.

30

Ciudades Chilenas para la Gente


La Movilidad en el Siglo XXI La Movilidad en el Siglo XX

La Movilidad en el Siglo XXI

Seguridad Para Todos En nuestras ciudades hemos dejado las personas expuestas a los riesgos del tráfico vehicular. A través del diseño y la políticas urbanas tememos primero de todo asegurar absoluta seguridad a todas las personas que usan el espacio público. La Dimensión Humana en el Espacio Público

31


C. Equidad y Diversidad El espacio público debe ser diversos y equitable para que todos se sientan representados, y puedan disfrutarlos.

Espacio Público para Todos

Espacios para todos Si solo personas de tu mismo grupo social se sientan en el banco donde te gusta sentarte, algo está fallando. ¿Son tus espacios publicos favoritos realmente diversos y equitables?

32

Espacios públicos exitosos siempre reflejan la diversidad de los entornos urbanos en que se encuentran. Espacios públicos que no son diversos son la señal de una urbe segregada, donde cada área es ensimismada y sirve solo un grupo social, o bien de una urbe donde los espacios públicos son fuera de alcance de algunos grupos sociales. En espacios públicos exitosos todos pueden acceder libremente y fácilmente, y todos se sienten bienvenidos en todos momentos. En eso se generan oportunidades de conocer a quienes es distinto de nosotros, superando prejuicios y estableciendo una conexión emotiva entre todos los miembros de la comunidad.

Espacio Público de Todos El espacio público es también un espacio de recursos compartidos. Eso nos ofrece oportunidades para de ejercer el derecho al esparcimiento, al descanso, al juego, y la interacción social. Ciudades que no ofrecen espacios de calidad, capaces de apoyar estas actividades, empobrecen progresivamente su capital social. Para que los espacios públicos de nuestras ciudades puedan alcanzar nuestras metas no es suficiente trabajar en la en la calidad de los espacios. Es igualmente importante trabajar en su distribución. El derecho al espacio público será garantizado sólo si todos los ciudadanos, independientemente de la condición socioeconómica, tendrán acceso fácil y rápido a espacios públicos de distintos tamaños y función. Ciudades Chilenas para la Gente


Queremos Espacios Publicos Equitativos y Diversos

DIVE

R SIDA D

E Q U I DA D Equidad y Diversidad siempre han sido características fundamentales del espacio público En espacio público todo es de todos y todos podrán expresar libremente propia individualidad.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

33


D. Diseño Urbano a la Escala Humana Después de décadas de olvido, la características físicas y psíquicas de los individuos vuelven a convertirse en el punto de partida para cualquier discurso sobre el espacio urbano. El Bípedo en la Ciudad Después de haber diseñado nuestras ciudades a medida de nuestros automóviles, regresamos a crear ciudades para el ser humano: bípedo erecto, de poco más de un metro y medio de altura, que se mueve en el espacio de manera unidireccional y lineal a una velocidad promedio de 1 metro por segundo. Tenemos que recordar siempre que el punto de vista - en el sentido más literal del término - del usuario del espacio urbano está relacionado a las características físicas del ser humano anteriormente mencionadas. Si la tradición del movimiento moderno nos has enseñado a mirar la ciudad desde arriba, como aparece en un gran plan maestro y una gran maqueta, queremos regresar a ver la ciudad a la altura de los ojos. Proxémica y Distancias Sociales Las personas siempre buscan máximo confort psicofísico, e intentan establecer con los otros usuarios del espacios un nivel de proximidad que corresponde al nivel de intimidad que quieren establecer con ellos.

34

Los Sentidos en el Espacio Público La esterilidad de mucho paisaje urbano contemporáneo ha también perjudicado la riqueza de estímulos para todos los sentidos que han caracterizado el espacio urbano a lo largo de su historia. Por esta razón es especialmente importante repensar la interfaz entre el espacio público y los espacios semipúblicos y privados donde suelen presentarse el mayor número de oportunidades para generar esos estímulos.

Ciudades Chilenas para la Gente


La Ciudad a la Altura de los Ojos

72°

la velocidad al caminar 5 km/h

4 segundos

4 segundos

4 segundos

La Ciudad a 4 km/hora Si la preponderancia de la infraestructura del automóvil nos ha empujado a adaptar el paisaje urbano a la velocidad de los coches, queremos regresar a un paisaje urbano que se puede disfrutar a 4 km por hora. La Dimensión Humana en el Espacio Público

35


E. Fomento Económico y Cultural Los espacios públicos que construiremos fomentarán el desarrollo económico y la cultura de la ciudad

Relación entre Vida Pública y Desarrollo Económico Sabemos que hay una relación directa entre integración social y desarrollo económico. Al crear una ciudad sociable, estamos fortaleciendo el capital social de la ciudad, del cual depende, a largo plazo, el desarrollo del capital económico. Invertir en espacio público significa invertir en desarrollo económico.

Relación entre Vida Pública y Actividad Comercial

Plazas Epicentros de Cultura Una plaza exitosa, siempre es también un centro cultural al aire libre.

Entre espacio público y comercio hay una relación de simbiosis. Un buen espacio público beneficia a la actividad comercial del entorno. La calidad del espacio público tiene un alto impacto en la actividad comercial del área. Invertir en espacio público significa entonces invertir en la actividad comercial.

Espacio Público Lugar de Cultura y Civismo El espacio público es el lugar de la dimensión cívica por excelencia; espacio de la dimensión colectiva, la identidad ciudadana, y la manifestación política. También es el lugar de la memoria de la comunidad, de la representación de la tradición y de la expresión de la cultura. Invertir en espacio público significa fortalecer el civismo y enriquecer la cultura de la ciudad.

36

Ciudades Chilenas para la Gente


La vida cívica, cultural, económica y recreativa de la ciudad se conectan en el espacio público

La Vida Cultural La Vida Civica

Arte Tradición

Entretemimento

Politica

Juego

Participación

Deporte Comercios

La Vida Recreativa

La Vida Economica

Sistemas de espacios públicos exitosos Los sistemas de espacios publico urbano exitosos ofrecen oportunidad para el desarrollo de todas la facetas de la vida de la ciudad. La Dimensión Humana en el Espacio Público

37


02 38

Ciudades Chilenas para la Gente


La Especificidad del Contexto Chileno En este capítulo se trata de las condiciones únicas del contexto chileno: su diversidad fisiográfica, económica, y cultural; los caracteres tipológicos recurrentes de los espacios público del país.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

39


La Diversidad del País y del Paisaje "La inmensa diversidad del país y del paisaje no puede dejar de reflejarse en el carácteres del espacio público."

Diversidad Fisiográficas y Ecológica Los rasgos geomorfológicos del país - la gran cadena montañosa de Los Andes, la depresión intermedia, la cordillera de la costa, y las planicies costeras - y las variaciones climáticas impuestas por la gama de latitudes a lo largo de las cuales se extiende su territorio generan la profunda diferenciación y caracterización de los paisajes y los ecosistemas de Chile: los desiertos, los matorrales, las estepas, los bosques, y los glaciares Patagónicos. A lo largo de los siglos, las sociedades han ido modelando estos pasajes para satisfacer sus necesidades y deseos. Y si bien el territorio urbano, cada vez más extenso, ha sido un importante motor de desarrollo económico para la gente de Chile, ha ido apagando poco a poco la magnífica riqueza ecológica de su entorno. Los espacios públicos de nuestras ciudades pueden y deben ser oportunidades para restaurar y reconectar entre sí los ecosistemas que en esos territorios antes se gestaban y devolver a los habitantes sus riquezas: el canto de las aves, el murmurar de la brisa entre los árboles, la tenacidad de la luz, los colores y aromas de las flores.

Diversidad Cultural y Económica Con la excepción de algunos centros urbanos mayores, en Chile, las estructuras productivas regionales son fuertemente marcadas por la disponibilidad de recursos naturales: la macrozona norte es fuertemente influenciada por la gran minería extractiva, la zona centro tiene vocación agroindustrial, la zona sur se caracteriza por las actividades forestales

40

La Especificidad del Contexto Chileno


y acuícolas. Estas actividades inciden en los patrones demográficos y económicos de los centros urbanos y se reflejan en las características de sus espacios públicos. A nivel local, la relación entre economía y espacio público resulta evidente: es posible identificar el grado de vitalidad y dinamismo económico de un área o sector al constatar patrones e intensidad de usos, ocupación comercial del suelo, conservación de infraestructura urbana, y valor del suelo y renta de inmuebles. Otras manifestaciones de la diversidad de actividades económicas que se expresan en una simbiosis con su entorno urbano responden a aquellas localidades que tienen una fuerte vocación turística, y con ello la localización de empresas que prestan servicios a los visitantes. Actualmente diversos esfuerzos están siendo orientados hacia una mayor diversificación económica para lograr apaciguar la alta dependencia económica en los recursos naturales, y están apuntando a una mayor participación de actividades económicas basadas en el conocimiento, lo que nos exige preguntarnos sobre las características de los nuevos bienes y servicios que se esperan que entreguen las ciudades, y entre ellos sus espacios públicos, vinculando nuevos mecanismos de gobernanza público-privada, como también propiciando condiciones para la construcción de ecosistemas urbanos innovadores, atracción de talentos y capital humano avanzado. Para eso, necesitamos espacios públicos que sean flexibles e integradores para adecuarse a estas nuevas demandas.

Diversidad Las regiones de Chile están caracterizadas por una diversidad fisiográfica,y ecológica unica. La Dimensión Humana en el Espacio Público

41


Los elementos del sistema del espacio pĂşblico en Chile

42

La Calle

Pasajes

Escaleras y Zig Zags

Paseos

Alamedas

Plazas de Armas

Plazas de Barrios

Plazas Nuevas

Miradores

Parques Urbanos

Parques Lineales

Bordes Costeros

La Especificidad del Contexto Chileno


La Calle

Pasajes

Escaleras y Zig Zags

Paseos

Alamedas

Plazas de Armas

Plazas de Barrios

Plazas Nuevas

Miradores

Parques Urbanos

Parques Lineales

Bordes Costeros

La Dimensión Humana en el Espacio Público

43


La Calle Si entendemos un lugar como la unión indivisible entre el espacio y la vida, y la ciudad como un sistema de lugares donde la vida y la infraestructura se entrelazan, la calle es el lugar urbano primario. La calle es el andamiaje de la vida pública de la ciudad. Como estructura, la calle direcciona vectores de movimiento, de vida y de infraestructura que establecen límites espaciales claros, pero ambiguos y cambiantes en términos de uso, entre el ámbito público y el privado. Esta condición de frontera de la calle es clave para entender su funcionamiento: la calle es un límite entre lo público y lo privado, pero es también un umbral que crea sinergias e intercambios entre ambas esferas. Su carácter es tener todos los caracteres posibles. La diversidad es su atributo principal. Sus bordes son más bien ecotonos, una zona de transición entre grados de privacidad y tipos de actividad opuestos. Las actividades que aloja una calle son múltiples, fluctuando en un amplio rango entre lo individual y lo colectivo y entre el movimiento y la estancia. Los límites de este rango los marcan la vida y los usos, cuando una calle deja de ser calle y se convierte en tan sólo un camino.

La Vida

44

El Espacio

La Especificidad del Contexto Chileno


Calle Lastarria, Santiago Quizás el mejor ejemplo de una calle de usos mixtos en Santiago, Lastarria presenta todos los atributos de una calle para las personas. Anchos de calzada y vereda apropiados, una altura de edificación razonable, bordes activos y reductores de velocidad para un tránsito controlado crean una experiencia agradable a toda prueba.

Calle Rosas, Santiago Una gran muestra de cómo recuperar una calle para las personas, en este caso, para los ciclistas. La creación de una ciclovía de un ancho generoso ha reconquistado este eje de tránsito, limitando el tráfico vehicular para permitir el uso de medios de transporte más amigables para los peatones.

Calle Serrano, Valparaiso Un buen ejemplo de cómo recuperar un barrio a través de intervenciones en el espacio público. Restringiendo el ancho destinado a los vehículos y eliminando los estacionamientos a nivel de la calle para ampliar las veredas, la calle Serrano sólo necesita reactivar sus bordes para crear un lugar vibrante de actividad.

Calle Antonio Varas, Puerto Montt Su multiplicidad de usos y la alta intensidad de sus bordes hacen de la calle Antonio Varas un lugar con un potencial altísimo para transformarse en la gran espina dorsal de Puerto Montt. Mínimas intervenciones que entreguen anchos de vereda más generosos podrían hacer de esta calle un gran espacio para la gente.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

45


Pasajes El pasaje es una de las tipologías más comunes en Chile, sin embargo es también una de las más entrañables. Su escala humana y su estructura, hacen del pasaje uno de los lugares primordiales de la vida de barrio y el espacio de juego por excelencia. Sus bordes se configuran con los antejardines de las viviendas, creando una gradiente de niveles de privacidad entre el ámbito público y el espacio privado. Tanto las viviendas como el pasaje se benefician mutuamente de las interacciones y flujos transversales que permean entre el interior y el exterior, aumentando los ojos en la calle y la percepción de seguridad. Los niños utilizan el espacio alargado para inventar juegos donde aprenden a interactuar social y espacialmente, habitando y activando el espacio público. El carácter irreductible de un pasaje hace que la diferencia entre un pasaje activo y uno inactivo dependa más de la composición de sus bordes que del espacio del pasaje en sí. Cuidar las relaciones de vistas entre interior y exterior es clave, como también proporcionar estacionamientos adecuados que no reduzcan el espacio para permitir el juego y la interacción entre los vecinos. De esta manera cuidamos el lugar donde aprendemos a vivir la vida pública.

La Vida

46

El Espacio

La Especificidad del Contexto Chileno


Pasaje Farley, Valparaíso La serie de intervenciones para rehabilitar los espacios públicos del Cerro Artillería son un ejemplo de cómo realizar un proyecto de remodelación respetuoso con el Patrimonio y con los vecinos del lugar. El pasaje Farley demuestra cómo una intervención sensible con la historia y con la topografía, puede ayudar a revitalizar un barrio completo.

Cités, Santiago Centro Los cités del centro de Santiago son una clara muestra de cómo un antiguo modelo de vivienda urbana puede seguir manteniéndose vigente, por el valor que se le da al espacio colectivo entre las viviendas. En un ancho mínimo, el espacio del pasaje se transforma en una extensión de la vivienda, un lugar para compartir con los vecinos.

Pasaje Galería Drugstore, Santiago El pasaje Drugstore presenta una configuración que admite usos múltiples cuando no es usado por los autos. El exterior semi cubierto se vuelve un espacio activo integrando las terrazas de los restaurantes y ferias temporales que se benefician de la sombra en verano.

Pasaje La Recova, La Serena Un espacio peatonal con un alto potencial por ser un borde comercial muy activo y con un alto tránsito de personas. Su principal rol es ser un espacio de conexión entre un importante paradero de transporte y el centro histórico. El desafío se encuentra en cómo transformarlo en un lugar seguro durante la noche.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

47


Escaleras y Zig Zags Una escalera en el espacio público es, además de un elemento que nos permite salvar un desnivel, un espacio de juego en la ciudad. Su configuración posibilita relaciones inesperadas de vistas y de movimiento que desafían la idea tradicional de una calle. Su carácter exclusivamente peatonal se ve acentuado por un trazado que responde más a la topografía que a la ingeniería vial. Sus bordes, generalmente de vivienda, abren sus vanos y accesos a estos espacios íntimos usándolos como una extensión del interior, generando vistas cruzadas entre los espacios privados y públicos. Los flujos en las escaleras son lentos, permitiendo vistas próximas en el ascenso, y vistas lejanas en el descenso. Así mismo, esta velocidad lenta facilita las interacciones entre las personas que ocupan estos recorridos y los vecinos del barrio. El juego siempre está presente, subir y bajar una escalera es un ejercicio importante, como también los niños usan los escalones para inventar distintos pasatiempos, o simplemente para sentarse y mirar. Estos usos hacen necesario proveer los descansos con lugares para permanecer, con buena iluminación e incorporando vegetación para crear nuevas invitaciones para usar el espacio público. Así una escalera puede ayudar a desdibujar los límites de propiedad, transformándola en un lugar público que los vecinos sientan como propio.

La Vida

48

El Espacio

La Especificidad del Contexto Chileno


Zig Zag Calle Lastra, Coquimbo El zig zag de la calle Lastra es una tipología peatonal muy particular, que no existe en otras ciudades de Chile. Su potencial de transformarse en un jardín para el barrio al mismo tiempo que un conector peatonal activo entre los cerros y el plan, ameritan una restauración más cuidadosa de este patrimonio urbano.

Pasaje Bavestrello, Valparaíso El pasaje Bavestrello está a medio camino entre ser una simple escalera, un pasaje abierto y un cité cerrado. Como tal, es un espacio semi-público, compartido entre los vecinos del pasaje y los transeúntes y turistas de Valparaíso. Esperamos que esas rejas se mantengan siempre abiertas!

Foro U. de Concepción, Concepción El foro es un verdadero espacio cívico. En su configuración simple se resumen varios atributos de un gran espacio público para las personas. Ser flexible, abierto, con una agenda programática activa y con bordes blandos y bien arborizados. En resumen, un espacio urbano ejemplar.

Escalera Plaza Principal de Ayquina, Calama Esta escalera tiene la capacidad de incluir programas que va más allá de la pura función de circulación para la que fue diseñada. Esta plaza se convierte en uno de los elementos principales del espacio público de la ciudad al ser ocupada por teatros y eventos religiosos.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

49


Paseos Un paseo es un lugar para “pasear,” en el más amplio sentido del término. Ya sea por distracción o por necesidad, dejando pasar el tiempo o apurados porque vamos tarde, el paseo es el lugar donde podemos caminar seguros. Su carácter peatonal es reforzado por la vitalidad y porosidad de sus bordes blandos, donde los zócalos de los edificios se abren hacia la calle para contribuir a la vida pública. Esta retroalimentación entre el paseo y la planta baja de los edificios, potencia al mismo tiempo los flujos lineales en el centro y la creación de zonas de estar en los bordes del espacio público. La flexibilidad de este espacio lineal permite la coexistencia de múltiples actividades, desde caminar al trabajo, vitrinear y parar a comer, hasta ver un show callejero o simplemente sentarse a ver a la gente pasar. El paseo es también un lugar para quedarse. Una explanada libre de obstáculos, con una dotación uniforme de lugares para sentarse a la sombra y buena iluminación que active el lugar de noche, son las claves para invitar a la gente a permanecer. Al fin y al cabo, un buen paseo es una plaza extendida.

La Vida

50

El Espacio

La Especificidad del Contexto Chileno


Paseo Baquedano, Iquique Una intervención patrimonial hecha con cuidado. El Paseo Baquedano devolvió a las personas un espacio con mucha flexibilidad de usos que protege el patrimonio arquitectónico y la historia de Iquique. El desafío está en lograr activar y revitalizar sus bordes.

Paseo Toconao, San Pedro de Atacama Un ejemplo de cómo intervenir en pueblos rurales de alto valor patrimonial. Un sencillo pavimento de piedra permite resistir el alto flujo de personas y crear la alfombra que soporta una diversidad de usos en sus bordes. Sin embargo, extender los usos de las fachadas hacia afuera aún es necesario.

Paseo Bulnes, Santiago Sin duda, la calle con el mejor ADN de paseo público de Santiago. El Paseo Bulnes es al mismo tiempo, un espacio cívico y un paseo activo para la gente. Sus fantásticos árboles, su anchos peatonales bien dimensionados y unos bordes con un potencial altísimo están a la espera de una activación programática más apropiada para los nuevos ciudadanos.

Paseo Horn, Coyhaique Una prueba de que un buen paseo peatonal puede funcionar hasta en los climas más duros. El paseo Horn es un acierto urbano al conectar la Plaza de Armas con una de las esquinas más vitales del centro. Una programación más intensiva de la explanada y la consolidación de galerías techadas en sus bordes podrían ayudarle a consolidarse aún más.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

51


Alamedas Si bien su origen como tipología rural es meramente funcional (los álamos normalmente se utilizaban para delimitar terrenos), en la ciudad las Alamedas son mucho más que los principales corredores de transporte, creando largos paseos urbanos para las personas. Una buena Alameda proporciona una diversidad de usos y funciones en sus bordes, que reflejan la identidad de los barrios que atraviesa. Los flujos son lineales y muestran una gran variedad de velocidades, activados por la variedad programática de su perímetro y por la intensidad del corredor de transporte público. En su andén central en cambio, las velocidades son bastante bajas, siendo principalmente utilizado como paseo y como lugar de estar. Actualmente las actividades que se dan en una Alameda han superado su rol como arteria vehicular y paseo, transformándose en lugares representativos de la vida pública y cívica, acogiendo grandes eventos y manifestaciones colectivas. Aceras generosas en su perímetro, que permitan una mezcla de usos entre un lugar funcional para ir de compras y esperar el autobús, anchos de calzadas coherentes con el tránsito y una buena provisión de espacios verdes en su centro que sean capaces de atraer a las personas a caminar seguras, pueden devolver a las Alamedas la escala humana que los vehículos le arrebataron.

La Vida

El Espacio

52

La Especificidad del Contexto Chileno


Alameda M. Antonio Matta, Copiapó La Alameda de Copiapó con su estructura de monumentales pimientos y su uso como feria libre es un modelo a seguir para ciudades de escala intermedia en Chile. Las Alamedas no sólo pueden ser ejes de transporte, sino también espacios verdes de usos múltiples que atraigan a las personas.

Avenida Aguirre, La Serena La Avenida Aguirre es más que una Alameda, es una plaza longitudinal y un museo al aire libre. Su amplio espacio peatonal permite que los serenenses recorran el largo completo de más de 2 kilómetros entre el centro de la ciudad y el Faro.

Alameda Manso de Velasco, Curicó Por el estado de sus majestuosos árboles y el tratamiento de su explanada central, la Alameda de Curicó es un espacio ejemplar. El cuidado y el respeto con el que se han mantenido los plátanos orientales para crear un largo paseo en sombra para los curicanos, debería ser un ejemplo a seguir en todo Chile. Será un desafío lograr mantener esta continuidad de árboles en toda su extensión.

Alameda B. O’ Higgins, Santiago Un espacio público de gran valor simbólico y cívico. La Alameda de Santiago ha cambiado para transformarse no sólo en un eje de transporte público, sino también en el espacio cívico de las grandes demostraciones ciudadanas del país. Su desafío está en lograr conciliar su alto tránsito con su intenso uso peatonal, devolviéndole su antiguo esplendor de paseo contínuo.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

53


Plazas de Armas Una Plaza de Armas es, espacialmente hablando, un vacío en la trama de la ciudad, pero desde la perspectiva de la gente es un corazón lleno, vibrante de actividades y oportunidades para permanecer. Las importantes funciones cívicas y simbólicas de una plaza de armas, se nutren de unos bordes bien definidos con edificios públicos capaces de atraer una gran diversidad de personas desde distintas áreas de la ciudad. A nivel de primer piso, bordes más duros se alternan con bordes permeables activos que agregan vitalidad a la calle, llevando la energía del interior de los edificios hacia el exterior. Estos bordes son reforzados por conexiones robustas a calles o paseos peatonales que permiten un flujo constante de personas en el perímetro, mientras que el vacío de la plaza permite atraviesos y atajos en todas direcciones que activan su centro. La Plaza de Armas ha sido históricamente flexible. Desde mercados de abastos, fiestas religiosas, y conciertos al aire libre en el orfeón, hasta simples juegos de niños en la pileta, su estructura debe ser pensada para posibilitar y enaltecer la vida pública del corazón de la ciudad. Una balanceada distribución de vegetación y asientos sobre una explanada que resista el tiempo y los usos, proporcionan los espacios necesarios para transformar la Plaza de Armas en el gran lugar público de la ciudad, donde día a día se reflejan la vida y la diversidad de todos sus habitantes.

La Vida

El Espacio

54

La Especificidad del Contexto Chileno


Plaza de Armas, Santiago Un proyecto acertado a los usos y al tiempo entregó a la plaza una vitalidad y flexibilidad que antes no tenía. La Plaza de Armas es al mismo tiempo un atajo para los transeúntes del centro y un lugar para quedarse, para jugar un partido de ajedrez, escuchar una prédica, o simplemente sentarse en una larga banca compartida bajo la buena sombra de un árbol. Cosas que toda buena plaza debería permitir.

Plaza de Armas, La Serena La Plaza de Armas de La Serena es uno de los espacios urbanos más queridos por los serenenses. Un centro claro junto con una buena arborización y extensas superficies de pasto logran atraer a los locales y a turistas. Una intensa programación nocturna en verano hace de este espacio un lugar especialmente activo y seguro en las noches.

Plaza de Armas, Puerto Varas Una plaza de un tamaño discreto, pero con una fuerte intensidad de usos durante todo el día. La plaza de Puerto Varas integra a adultos y niños que vienen acá a disfrutar del sol de la tarde. Esta plaza es un lugar donde las familias y los grupos de amigos se sienten seguros, un lugar para quedarse.

Plaza de Armas, Curicó Un ejemplo de cómo diseñar una buena plaza. Cuidar los árboles y permitir que crezcan, crear bordes peatonales generosos, disponer bancas continuas bajo la sombra de los árboles, suena como una receta antigua que sin embargo pocos logran hacer bien. Esta sí que es Plaza de Armas!

La Dimensión Humana en el Espacio Público

55


Plazas Urbanas Una plaza urbana es un espacio público que por su ubicación en la trama urbana y por su cercanía a programas relevantes, tiene un rol jerárquico en la vida pública de la ciudad. Sus bordes alojan programas urbanos importantes y bien conectados al espacio público, que refuerzan su rol como un gran atractor social. Por esta razón, las plazas urbanas generalmente están muy bien conectadas a las redes de transporte público, generando nodos o puntos de transbordo. La intensidad de flujos de tráfico y de peatones en este tipo de plazas es muy alta, generando islas de permanencia protegidas entre una matriz de recorridos muy marcados. Las actividades en una plaza urbana se nutren principalmente del programa ancla que alojan y de la cercanía a nodos importantes de la red de transporte. Estos programas hacen de las plazas urbanas importantes puntos de encuentro y espera en la ciudad. Sin embargo, por su emplazamiento y valor cívico, también acogen eventos de escala urbana capaces de atraer gente desde todos los rincones de la ciudad. Por eso la configuración de la plaza debe ser lo suficientemente flexible para permitir este amplio rango de usos, desde la calma de la espera individual, hasta la intensidad de las expresiones colectivas. Una plaza urbana es el reflejo construído de la ‘civitas.’

La Vida

El Espacio

56

La Especificidad del Contexto Chileno


Plaza Italia, Santiago Plaza Italia es mucho más que la simple intersección de las importantes avenidas que la conforman, es el centro urbano simbólico y ciudadano del país. Su potente vocación cívica la transforma en el lugar ideal para las demostraciones más importantes del sentir cívico de la gente.

Explanada Tribunales, Santiago Un buen ejemplo de renovación urbana, la explanada abre el atrio de los Tribunales de Justicia para todas las personas. Este nuevo lugar para estar cambiará el carácter de calle Compañía como un mero lugar de paso.

Plaza de la Constitución, Santiago La Plaza de la Constitución cumple una función doble, primero es el espacio simbólico del Estado de Chile, pero además es un agradable lugar para estar, para miles de personas que van día a día a trabajar al centro de Santiago. La efectividad de su trazado y la calidad de sus bordes arborizados es difícil de superar.

Plaza de la Victoria, Valparaíso Como bien reza la canción, la Plaza de la Victoria es efectivamente un centro social. En una geografía dibujada por cerros y quebradas el valor de un gran espacio horizontal con gran cantidad de asientos y buenos árboles centenarios es irrebatible. La gran diversidad demográfica que usa esta plaza día a día es una prueba de ello.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

57


Miradores Un mirador es un hito urbano inesperado, un momento urbano y geográfico que permite relacionarnos con la gran escala del paisaje. Un buen mirador es como una silla, necesita un buen respaldo para que nos sintamos cómodos y queramos permanecer. Por esto, su borde posterior debe ser blando, o al menos brindar una cierta porosidad visual que nos haga sentir seguros. El borde que enfrenta a las vistas puede funcionar aun cuando no se encuentre totalmente despejado. Ciertos elementos a distancias intermedias como pérgolas o árboles, pueden ayudar a medir el espacio e invitarnos a permanecer. Por otra parte, la escala del mirador en sí es importante, donde un amplio rango de configuraciones de escala pequeña e intermedia crea miradores exitosos para usos diversos. Los miradores de Valparaíso son un gran ejemplo del estrecho vínculo entre forma, escala y actividad. Si bien la actividad principal de un mirador es simplemente “mirar,” podemos encontrar aquí una gran diversidad de vida pública. Miradores alargados son más propicios para usos lineales como ferias artesanales o sentarse en un café, mientras que formas más cuadradas son mejores para jugar o celebrar fiestas. Proveer asientos y sombra es importante para crear una escala más íntima en estos lugares. Un mirador hace evidente que en un buen espacio público la diferencia entre forma y vida no existe.

La Vida

El Espacio

58

La Especificidad del Contexto Chileno


Paseo 21 de Mayo, Valparaíso El Paseo 21 de Mayo tiene todos los ingredientes de un gran espacio para la gente. Una escala justa, buena arborización, conexiones fluidas con el barrio y con el transporte público (ascensores) y un programa activo de comercio que le da sentido al paseo y que aumenta la percepción de seguridad son las claves en el que es quizás el mejor mirador de Valparaíso.

Paseo Gervasoni, Valparaíso Valparaíso es en esencia una ciudad de escala humana. De todos sus miradores y paseos, quizás el que mejor refleja este hecho es el Paseo Gervasoni. Un ancho peatonal bien medido, bordes blandos que son permeables hacia la calle y buenas conexiones con pasajes y un ascensor activan este pequeño, pero gran espacio público.

Zócalos Turísticos, Constitución Cómo reconstruir un borde costero de manera simple, pero otorgando además un valor agregado para los maulinos? El sistema de miradores del zócalo turístico configura pequeños espacios de escala humana para la contemplación de uno de los mayores bienes de Constitución: su paisaje.

Miradores Cerro Santa Lucía, Santiago El Cerro Santa Lucía tiene uno de los sistemas de paseos y miradores más elaborados de Chile. La variedad de escalas y recorridos, junto con el cuidado en el uso de los materiales y la vegetación son la estampa de uno de los espacios públicos más queridos por los santiaguinos.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

59


Parques Urbanos Los parques urbanos son los grandes condensadores sociales del país. Su escala y ubicación en la ciudad los transforma en eficaces atractores de personas, alojando una gran diversidad demográfica. Los bordes de un parque urbano son importantes espacios de transición con la ciudad, donde la gran masa verde se encuentra con avenidas de uso intenso y programas de mayor escala. Crear una comunicación fluida entre el interior del parque y sus bordes crea sinergias que activan tanto la ciudad como el espacio verde. Los flujos transversales son importantes, ya que el parque permite tomar atajos para acortar las distancias entre barrios distintos. En el interior los senderos se bifurcan y multiplican en todas direcciones, rodeando grandes áreas de descanso y conectando puntos de interés. La gran extensión del parque urbano permite que en él convivan usos de escala y carácter radicalmente distintos, tales como deportes, ocio, juego, eventos cívicos y festivales de todo tipo. El diseño debe ser lo suficientemente flexible para integrar todos estos usos, cuidando proveer zonas densas en follaje, alternadas con explanadas verdes abiertas para el juego e importantes elementos de agua para la recreación. Un parque es nuestra oportunidad en la ciudad para interactuar con el paisaje.

La Vida

El Espacio

60

La Especificidad del Contexto Chileno


Parque Metropolitano, Santiago Que un cerro isla sea además un exitoso parque urbano no es algo común. El Cerro San Cristóbal es el hito más importante de la ciudad, un verdadero espacio verde que democratiza el acceso a espacios públicos para todos los santiaguinos.

Parque de la Infancia, Santiago Un ejemplo exitoso de cómo abrir de manera creativa el Cerro San Cristóbal hacia las comunas que más lo necesitan. El Parque de la Infancia integra a una gran diversidad demográfica, atrayendo a grandes y chicos a una ladera de juegos muy activa donde las personas se sienten seguras.

Parque Inés de Suárez, Santiago El Parque Inés de Suárez tuvo desde su concepción un objetivo simple: recrear la vida de los patios de las casas de Providencia. El paso del tiempo ha probado que su propósito inicial se cumplió cabalmente, la gente de Providencia se ha apropiado de este ‘interior urbano’ con la confianza de quien se siente en su propia casa. Este parque cambió el paradigma de cómo diseñar parques públicos en Chile.

Parque Quinta Normal, Santiago La Quinta es uno de los espacios patrimoniales claves en la creación de los proyectos de paisaje y espacio público de Chile. Su remodelación fue diseñada con el cuidado que amerita un espacio así de relevante, potenciando sus valores existentes pero incluyendo nuevos usos relacionados con el agua y el juego, que la llenan de vitalidad y de una nueva energía. Gracias a este parque, el Patrimonio y la idea del paisaje en Chile se renuevan.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

61


Parques Lineales Un parque lineal es un conector verde en la ciudad. Su área influencia se extiende a través de distintos barrios, incorporando diversidad y actividad a lo largo de la línea. Por su extensión y configuración, sus bordes blandos varían en actividad y programa, alternando zonas de mayor intensidad comercial en primer piso con zonas de menor actividad donde priman las viviendas. Sin embargo, es importante mantener una relación de permeabilidad entre los edificios y el parque, permitiendo accesos directos y relaciones visuales transversales entre el espacio público y privado. Los flujos en el parque son principalmente lineales, relegando a los vehículos al perímetro para crear en su centro zonas exclusivas para los peatones. De esta manera el parque logra integrar diversos modos de transporte como la bicicleta y la caminata, junto con múltiples actividades deportivas y zonas de estar. Ciclovías, pistas para trotar y paseos arbolados con buena iluminación son buffers apropiados para los bordes de un parque. En el centro, áreas de velocidad lenta y zonas de estar con juegos infantiles y elementos de agua pueden combinarse con diversos programas ancla para atraer actividades al parque. La intensidad de la vida pública en un parque lineal depende de la provisión de estos nodos de actividad y de la fluidez con que estos se conectan entre sí.

La Vida

El Espacio

62

La Especificidad del Contexto Chileno


Parque Bicentenario, Santiago El Parque Bicentenario recreó una antigua manera en que los santiaguinos se relacionaban con el río: paseando por los Tajamares. La clave del éxito de este parque se basa en el cuidado con el que se disenaron sus bordes con la calle, una cuidadosa y estudiada manera mover a las personas a lo largo de un paseo, para bajar a la gran explanada geográfica del margen del río.

Parque Bustamante, Santiago Sorprende que a pesar de ser un parque tan antiguo, el Parque Bustamante haya sido concebido con ideas tan contemporáneas. Reconvertir el trazado de las antiguas líneas de ferrocarril en un extenso parque urbano que integra dos comunas es una decisión radical, pero que claramente rinde frutos en el tiempo. El parque es ahora uno de los lugares más deseados para vivir en Santiago.

Parque Forestal, Santiago Otra idea radical pero exitosa dio origen a uno de los mejores espacios verdes de Santiago. Al transformar un antiguo basural en un parque para los santiaguinos, Vicuna Mackenna estaba generando la estructura y el corazón de vitalidad para todo el centro histórico. Su increíble flexibilidad de usos y su carácter de paseo urbano son sus principales atributos.

Parque Kaukari, Copiapó A pesar de ser un parque muy nuevo y sólo encontrarse parcialmente ejecutado, el Kaukari augura buenos tiempos para un nuevo Copiapó. La idea es simple, reestablecer el vínculo que los copiapinos antiguamente tuvieron con el río. Si bien, sólo hay agua unos pocos días cada varios años, el parque logrará crear el borde activo que la ciudad necesita: una nueva costanera verde en el desierto.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

63


Plaza de Barrios Una plaza de barrio es el corazón del vecindario. Su carácter de centro vecinal abierto se beneficia de una estructura espacial simple que genera una gran complejidad y diversidad de relaciones sociales. Sus bordes en primer piso mezclan funciones comerciales activas y permeables con usos de vivienda más blandos, cuidando una clara relación visual y funcional con la plaza. Los flujos perimetrales son lentos, activando los programas y creando zonas de estar en los bordes. En el centro, atraviesos despejados se entremezclan con zonas de juego y áreas verdes en sombra, para permitir múltiples actividades de permanencia. Una buena arborización, suelos blandos, bancos y otros elementos para sentarse, junto con áreas de pasto para poder recostarse son claves para crear las invitaciones necesarias para permanecer. Juegos, ferias vecinales, deportes al aire libre y conversaciones informales toman lugar en estos espacios, atrayendo a personas de todas las edades y condiciones sociales a cualquier hora del día. Esta mezcla social es la esencia de una plaza de barrio, ya que al reflejar la diversidad y facilitar la interacción entre vecinos, la plaza el lugar donde construimos la identidad del barrio.

La Vida

El Espacio

64

La Especificidad del Contexto Chileno


Plaza Huemul, Santiago Una plaza que a pesar de estar dividida en dos por una calle, tiene el ADN de una gran plaza vecinal. Ubicada en un barrio con la densidad justa, la Plaza Huemul goza de la activación programática suficiente para ser un corazón vibrante y el lugar más querido por los vecinos del Barrio Huemul.

Plaza Yungay, Santiago La “Plaza del Roto chileno” es mucho más que sólo una pequena plaza de barrio. Es un condensador social, un polo de atracción y una pieza fundamental del patrimonio cultural del Barrio Yungay. Las diversas fiestas ciudadanas, ferias y eventos culturales que aquí toman lugar son una prueba del espacio público como un generador de equidad social.

Plaza Brasil, Santiago La Plaza Brasil es el gran “patio de juegos” de Santiago Poniente. Su carácter recreativo y la gran diversidad demográfica que acoge día a día son potenciados por la densidad y el carácter residencial de un barrio histórico bien consolidado. Ver tantos ninos jugando en esta plaza es un signo de la buena salud de este lugar público.

Plaza Bogotá, Santiago Otro ejemplo de una buena plaza de barrio como el corazón de un barrio consolidado. La Plaza Bogotá se beneficia de buenos bordes blandos con una buena relación de llenos y vacíos y programas activos en sus fachadas, sumado a una buena y constante programación de eventos para la comunidad en su foro central.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

65


Costaneras Las costaneras son bordes urbanos lineales de escala geográfica donde la ciudad y la gente se encuentran con el agua. Ya en los tajamares del Mapocho, una infraestructura hidráulica rotunda era al mismo tiempo un mirador urbano y un paseo lineal para “tomar el fresco.” Sin embargo, la configuración de estos bordes ha cambiado en el tiempo. Actualmente las costaneras varían en permeabilidad, creando a veces límites drásticos con los frentes de agua, y otras veces bordes más blandos que permiten descender y acceder a la playa o al río. Los recorridos son lineales y paralelos a la línea de costa, donde se distribuyen zonas de estar y programas de uso activo, generalmente asociados a las zonas de acceso al agua. La escala de estos bordes permiten una gran variedad de usos y actividades, todas relacionadas con “el paseo.” La inclusión del automóvil en la configuración de una costanera es un desafío. Es importante cuidar anchos de calzada y velocidades discretas que permitan mantener una relación estrecha entre el borde de la ciudad y el borde de agua. Para esto, es necesario integrar otros modos de transporte, jerarquizando siempre a los peatones y ciclistas. De esta manera creamos costaneras que no sólo integran a la urbe y a la geografía, sino también a la gran diversidad social de la ciudad.

La Vida

El Espacio

66

La Especificidad del Contexto Chileno


Terraza de Cartagena La costanera de Cartagena tiene el nombre muy bien puesto, es más bien una terraza. Como una buena terraza, tiene unas dimensiones de acuerdo a las personas que la ocupan, tiene un borde muy activo con programas apropiados y vibrantes día y noche, y un frente que es un balcón urbano y geográfico memorable. Para disfrutar esta terraza no se necesita mucho, sólo ir, caminar y ver pasar el tiempo.

Costanera de Valdivia El Río Calle Calle es el hecho geográfico más importante de Valdivia, por ende su costanera es el hecho urbano más relevante de la ciudad. La continuidad y variedad programática de este gran espacio urbano son sus principales valores, atrayendo tanto a turistas como a locales.

Costanera de Puerto Varas Si bien aún falta tomar ciertas decisiones importantes para configurar el recorrido a lo largo de la costanera de Puerto Varas, el espacio del muelle es muy destacable. Su pequeña escala, su buena provisión de lugares para estar y sus innegables cualidades como mirador geográfico lo hacen un claro ejemplo a seguir a la hora de diseñar frentes costeros.

Costanera de Caleta Tortel Caleta Tortel es un lugar donde la escala humana aparece en cada una de sus construcciones y espacios públicos. Su costanera o “muelle” por supuesto también luce esta cualidad única y es una demostración de que el costo no es el principal factor decisivo de un ámbito público exitoso, sino el cuidado en poner a las personas primero en el diseño.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

67


03 68

Seis pasos para transformar el espacio pĂşblico


Seis pasos para transformar el espacio público Esta sección sintetiza el proceso de gestión del espacio público, ilustrando oportunidades para insertar las cinco líneas de acción dentro del proceso de planificación, ejecución y evaluación de proyectos.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

69


Seis pasos para transformar el espacio público "El espacio público no puede trabajarse aisladamente de su contexto. Cada parque, cada plaza, y cada calle debe concebirse como componente de un sistema, que en conjunto satisfacen las necesidades de los ciudadanos."

Analizar la calidad y el nivel de acceso a espacios públicos en el Municipio

70

Seis pasos para transformar el espacio público

A fin de reconocer el papel que juegan los diferentes componentes del espacio y la medida en la que están sirviendo a la comunidad, es necesario analizar su función a escala Municipal. Los tres primeros pasos del proceso corresponden con el análisis de la calidad del espacio público en la comuna, la definición de una visión a largo plazo y el desarrollo de una estrategia para alcanzar esa visión a través de intervenciones urbanas incrementales. El resultado de la estrategia es un conjunto limitado de proyectos que se desarrollan en las fases subsiguientes.

Concebir y ejecutar proyectos centrados en las personas Los siguientes tres pasos se aplican a la escala de cada proyecto, comenzando con el desarrollo del diseño, siguiendo con la implementación de la obra y culminando con la evaluación del proyecto construido en función de la satisfacción de los ciudadanos. Los resultados de la evaluación del proyecto proveen una base objetiva para refinar el proyecto, y a la vez son un insumo para la estrategia Municipal.


1 Investigar

5

2

Implementar

Envisionar

4

3

Diseñar

Estrategar

Planificación

ión de proyec c u c tos e j E

6 Evaluar

Este diagrama conceptual condensa el proceso de gestión del espacio público. Cada uno de los pasos genera oportunidades para poner a los ciudadanos al centro de las decisiones. La Dimensión Humana en el Espacio Público

71


Investigar

1

El proceso se inicia con el análisis de condiciones existentes, complementando métodos tradicionales con herramientas para medir la vida y el espacio público, documentando los flujos de la vida diaria, y escuchando a los ciudadanos. Observar la Vida Pública y el Espacio Público

Mapeo de actores El mapa de actores es una técnica que permite identificar a las personas y organizaciones cuyas perspectivas puedan fortalecer el análisis de condiciones actuales.

72

Observar, medir y documentar la vida pública es el punto de partida para humanizar el entorno urbano. Prestando atención a los flujos de personas, los sitios en los que se detienen y las actividades que realizan podemos revelar preferencias y patrones de uso locales. El enfoque analítico en la vida pública orienta los proyectos hacia sus usuarios, orientando los proyectos hacia los ritmos de la vida diaria. Estos métodos, descritos en el capítulo x, complementan los estudios de base, ofreciendo una perspectiva humana y experiencial del espacio público.

Escuchar a las personas Los ciudadanos son expertos en su entorno, su perspectiva permite validar suposiciones y refinar ideas. Actividades que acerquen al equipo de diseño a los ciudadanos, involucrándolos en el análisis del espacio, aseguran que el proyecto responda a las prioridades locales. Para escuchar a las personas se pueden realizar talleres, entrevistas, encuestas, grupos de enfoque, encuestas a través de medios sociales, entre otros métodos. Municipalidades innovadoras han tenido éxito llevando la consulta a las calles, instalando kioscos de participación en espacios públicos y facilitando el acceso de la información a los ciudadanos.

Seis pasos para transformar el espacio público


Cuadros Exhaustivos La información recabada a través de los métodos descritos anteriormente, debe organizarse y sintetizarse para convertirla en un instrumento para la acción. Más allá de lograr una descripción estática de las condiciones, el objetivo de la investigación es contar con una base de evidencias para las decisiones y prioridades que se tomen. En la medida posible, las actuaciones sobre el espacio público, deben estar fundamentadas en condiciones reales y observables, validadas por los ciudadanos y dirigidas a resolver deficiencias identificadas durante el análisis.

Analizar la vida y el espacio público La segunda parte de este documento describe una serie de métodos cuantitativos y cualitativos para analizar la vida pública y medir la calidad del espacio público existente.

De los Hechos a una Historia Sobre el Lugar A fin de facilitar la comunicación de conclusiones del análisis a los ciudadanos, es conveniente entrelazar los datos a través de una historia que conecte el pasado del lugar, hilando los hechos a través de cadenas causales, indicando los factores subyacentes que dieron a lugar a la condición actual. Tanto el pasado lejano, como la historia reciente tienen el poder de contextualizar las condiciones actuales, abriendo oportunidades para el desarrollo de la visión a largo plazo. La Dimensión Humana en el Espacio Público

73


Envisionar Envisionar es el proceso articular aspiraciones, definiendo las obras necesarias para alcanzarlas, a través de un proceso que incluya a los diferentes actores de la sociedad.

2

Desafíos

Oportunidades

Social

Espacial

1

1

2

2

3

3

4

4

1

1

2

2

3

3

4

4

Reconocer lo que es, para definir lo que puede ser La visión de sistema del espacio parte del análisis de condiciones actuales, con un resumen de las oportunidades y fortalezas existentes en términos de los valores naturales, patrimoniales, sociales y culturales. La visión a futuro debe tener raíces en la identidad, historia y recursos autóctonos del lugar, reconociendo su historia, legado y carácter regional.

Los problemas a solucionar

Análisis de oportunidades y desafíos Una matriz sencilla puede documentar las oportunidades y desafíos tanto espaciales como sociales a las que está respondiendo la visión del espacio público. Este diagrama permite enfocar esfuerzos y orientar las acciones hacia un número limitado de factores.

La visión para el espacio público también debe expresar de manera concisa cuáles son los problemas que se quieren resolver a través de la intervención en el espacio público. Para algunas comunas las mejoras en el espacio público responden a condiciones de segregación socio-económica o aislamiento espacial, para otras el reto puede ser la conservación de recursos naturales, o la preservación del patrimonio arquitectónico como estrategia para estimular el turismo. Los problemas a solucionar deben ser temas intersectoriales, que tengan impacto y sean relevantes para el municipio.

74

Seis pasos para transformar el espacio público


Coordinación entre agencias de gobierno El espacio público es un recurso transversal, impactado por las políticas de desarrollo económico, planes ambientales, planes de transporte, planes de vivienda, etc. Es importante que la visión de espacio público sea trabajada en conjunto y sea compartida con las diferentes instancias de gobierno.

Capital humano, el recurso social El ámbito público, compete mucho más que sus características espaciales. La calidad del espacio público está firmemente entrelazada con la actividad humana que se lleva a cabo en los espacios. La visión de espacio público para una comuna debe hacer referencia a los recursos cívicos, las organizaciones y los actores locales que pueden ayudar a llenar de vida los espacios. Escuelas, organizaciones vecinales y grupos de la sociedad civil pueden ser parte de la visión, no solo como participantes en el proceso deliberativo, pero como posibles agentes y actores en el cambio.

La visión debe incluir una lista de posibles proyectos, incluyendo obras de recuperación, mantenimiento y gestión, que permitan avanzar hacia la visión establecida. Esta lista de proyectos debe considerar el amplio rango de tipologías de espacios existentes, diferentes escalas de proyectos, y diferentes niveles de intensidad de uso.

La consulta ciudadana Ejercicios de consulta ciudadana, permiten revelar posibles ideas para proyectos desde la perspectiva de los ciudadanos. Estas consultas pueden realizarse a través de comités que representen a diferentes sectores de la sociedad o directamente con encuestas o actividades participativas en espacios públicos.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

75

Identificar proyectos que avancen la visión


Estrategizar

3

No todos los proyectos pueden ser ejecutados al mismo tiempo. Una vez definida la visión, el equipo debe realizar un ejercicio de priorización a fin de determinar qué obras deben tomar precedencia y como financiar su ejecución. Un ejercicio de priorización Existen diferentes mecanismos para priorizar proyectos y extraer el mayor valor de los recursos existentes: Algunas municipalidades desarrollan herramientas cuantitativas, asignando un puntaje a cada posible proyecto según la medida con la que cumplen con criterios establecidos. Otras municipalidades realizan la priorización a través de la deliberación entre representantes de las instancias públicas y la sociedad civil.

Presupuesto participativo El presupuesto participativo es un conjunto de mecanismos que permiten que los ciudadanos influyan, a través de la deliberación, el acuerdo y el voto popular en la asignación de una parte del presupuesto para obras que ellos consideren importantes. Incorporar esta herramienta dentro del proceso de priorización, aproxima a los ciudadanos al gobierno y aumenta la transparencia de la administración.

Basado en valores compartidos

76

Seis pasos para transformar el espacio público

A fin de unificar los criterios bajo los cuales se evalúen los proyectos en el espacio público, conviene articular los valores que deben guiarlos. Una manera tangible de facilitar esta discusión es examinar las cinco líneas de acción determinando cuales son los principios más relevantes a trabajar en el contexto local. Independientemente del método que se utilice, es vital que haya transparencia en el proceso de selección de proyectos, evitando que esta decisión sea arbitraria o dominada por intereses particulares.


F C

D

G

E

B A

H

Apoyo Popular Viabilidad Economica Criterios de Equidad

Prioridad

Proyectos

Inmediata

E

C

Mediano

G

H

B

D

Largo

A

F

Criterios de equidad La priorización puede tomar en cuenta factores pragmáticos tales como la facilidad de implementar el proyecto, o visibilidad de la obra, sin embargo estos factores deben ser balanceado con principios de justicia social, intentando que los beneficios del espacio público sean distribuidos de manera equitativa, maximizando el alcance de la inversión pública al servicio de la mayor parte de los ciudadanos, especialmente aquellos que tradicionalmente han sido menos servidos. En terminos practicos, esto significa asegurar una distribución geográfica balanceada de proyectos, intentando garantizar acceso a espacios de calidad para todos los ciudadanos. La Dimensión Humana en el Espacio Público

Priorización de proyectos El resultado de la priorización es una lista jerarquizada de proyectos, identificando si son de prioridad inmediata o de largo o mediano plazo.

77


Diseñar

4

El diseño de espacios públicos de debe basarse en valores en los que predomine la sensibilidad hacia el usuario, las transformaciones graduales y la flexibilidad. Diseño Basado en las Evidencias Este principio consiste en tomar decisiones a partir de criterios objetivos, apoyados por datos e investigaciones sobre el efecto de la arquitectura en los usuarios. Los proyectos concebidos bajo orientación, le dan prioridad a la funcionalidad y confort de los usuarios, sobre la expresión estética. Los usuarios son parte del proceso, expresando sus preferencias a través del uso y demostraciones in-situ. El diseñador está interesado en aprender cómo funciona el proyecto en práctica, por encima de las abstracciones estilísticas.

Patrones de uso Observar cómo las personas aprovechan los espacios ofrece claves para nuevos diseños.

Los usuarios, no los arquitectos son los expertos El espacio público debe ser acogedor y legible para todos los ciudadanos. Lamentablemente, en muchos casos los diseños están gobernados por respuesta a criterios estilísticos ajenos a las necesidades y prioridades de los usuarios. Para enfrentar esta tendencia es necesario un proceso en el cual el diseñador esté al servicio de los ciudadanos.

El Diseño Incremental El diseño incremental permite la transformación gradual en el espacio público a través de una secuencia de intervenciones ligeras de bajo costo, que progresivamente van siendo sustituidas por componentes de mayor durabilidad. En el proceso de diseño tradicional la obra no se ejecuta hasta que todos los detalles hayan sido especificados. Una vez culminada esta etapa, hay pocas oportunidades para hacer ajustes o 78

Seis pasos para transformar el espacio público


Me d i r 0238

P

r

ro

na

ba

r

R e fi

Medir, Probar, y Refinar Las intervenciones ligeras y graduales permiten que los usuarios accedan a mejoras en el espacio en menos tiempo y menor costo que un proyecto convencional. El diseño incremental se ha vuelto una herramienta útil para la recuperación de espacios sub-utilizados y sitios eriazos.

corregir el trazado original. Como consecuencia, se ejecutan obras de alto costo que con frecuencia fallan en alcanzar los objetivos deseados. El diseño incremental ofrece múltiples oportunidades para someter a prueba el proyecto, exponiéndolo al público de forma liviana a través de intervenciones con pintura, o elementos prefabricados de menor costo que pueden ser sustituidos por componentes de mayor calidad una vez que el diseño haya sido validado.

Diseñar para la flexibilidad Uno de los criterios de un espacio público exitoso es la medida en la cual puede cumplir diferentes funciones, usos y programas a diferentes horas del dia y fechas del año. Un espacio público flexible tiene la capacidad de ser adaptado para alojar programas y actividades de diferentes niveles de intensidad. Para diseñarlos se deben considerar el uso del espacio por individuos, parejas, familias, y grupos de diferente tamaño. Muchas ciudades chilenas cuentan con una Plaza de Armas estructurada de manera tradicional formada por espacios verdes, superficies duras y bancos. Este diseño permite que el espacio sea aprovechado tanto en eventos especiales como en el día a día. La Dimensión Humana en el Espacio Público

Diseños Flexibles El dejar ciertas áreas del espacio equipadas con elementos móviles permite que estas puedan ser ocupadas a lo largo del año por diferentes actividades de grupo como juegos, ferias, conciertos o eventos. 79


Implementar

5

La implementación del proyecto no se limita a la construcción de obras civiles, incluye actividades de mantenimiento y eventos los cuales pueden ser fortalecidos con la participación de la sociedad civil.

Apalancando recursos humanos y financieros La buena gestión del espacio público requiere orquestar las contribuciones financieras o de esfuerzo humano que diferentes grupos de la comunidad puedan hacer a la construcción, mantenimiento y programación del espacio.

erzo Esfu

$ Programación Mantenimiento Construcción

Miembros de la comunidad

Dueños de Negocios

Gobierno Liderazgo

Colaboración y participación de actores urbanos La implementación de proyectos de mejora del espacio público tradicionalmente ha sido concebida como una actividad realizada unilateralmente por agencias gubernamentales, sin vincular a otros actores urbanos tales como asociaciones de vecinos, organizaciones de la sociedad civil o asociaciones de comerciantes. Involucrar a estos actores genera oportunidades de apalancar la inversión pública con el esfuerzo, la creatividad y los recursos disponibles en la sociedad civil. Incorporar un mural hecho por los vecinos o la provisión de plantas por parte de un negocio local acercan el proyecto a la comunidad y fortalece la relación entre los espacios y las comunidades.

80

Seis pasos para transformar el espacio público


Colaboración con las comunidades El involucrar a las comunidades en la ejecución de los proyectos ayuda a aumentar el sentido de pertenencia e identificación con los espacios. El arte público, como componente del espacio, es una excelente herramienta para lograrlo.

Eventos y programas son parte del proyecto Más allá de la inauguración, la implementación de un proyecto de espacio público se deben considerar las actividades y programas que van a incentivar el aprovechamiento del espacio por parte de los ciudadanos. Eventos deportivos, conciertos, juegos infantiles o ferias ayudan a que los residentes exploren el rango de posibilidades ofrecidas por el espacio. Estos eventos pueden ser promovidos por asociaciones culturales o comerciales, bajo un esquema de permisos coordinado por la municipalidad.

El reto de la mantención La separación de las responsabilidades entre equipos de diseño, equipos de construcción y equipos de mantenimiento conlleva a que a menudo se tomen decisiones poco prácticas con respecto a materiales, vegetación y mobiliario. Todo proyecto debe asumir criterios de longevidad y mantención, considerando dentro de su costo el personal y las acciones necesarias para conservar la calidad de sus componentes. La selección de materiales debe reflejar la vida útil asumida para el proyecto. Intervenciones ligeras o temporales deben asumir el retiro o reemplazo de sus componentes al cabo del tiempo para el cual fueron diseñadas. La Dimensión Humana en el Espacio Público

Organizaciones de la sociedad civil (Foto: Andres Saldivia) Chile cuenta con numerosas organizaciones de la sociedad civil con experiencia en involucrar a los ciudadanos de manera participativa en los proyectos de espacio público. El involucrar a las comunidades en la ejecución de los proyectos ayuda a aumentar el sentido de pertenencia e identificación con los espacios. El arte público, como componente del espacio, es una excelente herramienta para lograrlo. 81


Evaluar

6

La evaluación permite cerrar la brecha que con frecuencia existe entre las intenciones de los diseñadores y la realidad del comportamiento humano. Los estudios de post-ocupación son esenciales a fin de extraer las lecciones aprendidas e incorporarlas en futuros proyectos, contribuyendo a un proceso de aprendizaje constante. Evaluar el uso del espacio, para mejorarlo Una vez implementado el proyecto, la evaluación de su uso permite determinar en qué medida fueron logradas los objetivos que guiaron el diseño y el grado de apropiación del espacio por diferentes grupos de ciudadanos. La evaluación revela qué componentes del proyecto lograron atraer las actividades proyectadas para el espacio, cuáles son los patrones de uso, que grupos están aprovechando el espacio, y cuáles son los aspectos que pueden ser mejorados.

Encuestas en el espacio Breves encuestas a los usuarios del espacio complementan las mediciones de uso y ofrecen la oportunidad de incorporar las perspectivas de los usuarios dentro de la evaluación.

Observando y escuchando a las personas

82

Seis pasos para transformar el espacio público

Es la ciudadanía quien determina el grado de éxito de un proyecto de espacio público, es por esto que para evaluar el espacio hay que documentar quien lo visita, que actividades se realizan en el espacio, y que tan acogedor es, desde la perspectiva de los usuarios. Para evaluar el espacio público se aplican los métodos descritos en la parte X de este documento, a fin de documentar el impacto del proyecto y revelar oportunidades para refinarlo.


Visión Estratégica

Piloto

Transformación Urbana

ar fin Re

Piloto

ar fin Re

Piloto

Piloto

Tiempo

Refinar con base en las evidencias Para humanizar los espacios públicos necesario desarrollar mecanismos que permitan incorporar las observaciones y ajustar los proyectos gradualmente a través de pequeñas intervenciones. Las correcciones y ajustes permiten acercar paulatinamente los proyectos hacia la visión que persiguen. Uno de los mecanismos que facilita el proceso de ajustes es la implementación de intervenciones ligeras o proyectos pilotos, que generen oportunidades de validar componentes físicos o programáticos propuestos para el proyecto.

Alcanzar la visión a través de pasos incrementales La evaluación, como componente del proceso de diseño incremental permite hacer correcciones graduales, permitiendo que la ciudad se acerque gradualmente a su visión para el espacio público.

Un espacio público no es un monumento Un monumento es una obra inmutable, cuyo valor yace en su significado simbólico y carácter conmemorativo o ceremonial. Una vez establecido, el monumento no cambia, y se nutre de su estabilidad mientras transcurren los años. El espacio público, por contraste, debe ser concebido como algo fluido, cambiable, flexible que responde a las necesidades de los ciudadanos. Los espacios públicos de calidad tienen la vitalidad de un organismo vivo, adaptándose a los ritmos de la vida diaria, a los cambios de clima y al paso del tiempo.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

83


Segunda Parte Herramientas Para el Análisis y el Diseño La segunda parte de la guía amplía las ideas expuestas en capítulo 03, ofreciendo herramientas concretas para el análisis, el diseño y la evaluación de espacios público. También se incluyen, en el tercero aparatdo , ejemplos ilustrativos de cómo los procesos y principios descritos en la guia han sido puestos.

84


01 Del análisis a la definición del proyecto 02 Del diseño a la evaluación 03 Casos de Estudio 85


Del análisis a la definición del proyecto Los estudios de base son un componente esencial dentro de la planificación de espacios públicos, ofreciendo un diagnóstico general de las condiciones del espacio público incluyendo características ambientales, estructura urbana, capacidades financieras e institucionales para administrarlos y los niveles de oferta y demanda para el espacio, con base en las características demográficas de la población. Esta sección ofrece un conjunto de métodos que complementan las herramientas de los estudios de base, ofreciendo un acercamiento a la experiencia de las personas en el espacio público. Los métodos aquí descritos se pueden llevar por el personal de la municipalidad, apoyado por voluntarios, sin requerir equipos o instrumentos técnicos especializados. A través de la observación directa, estos métodos permiten documentar de manera sistemática la vida pública y la calidad de los espacios públicos.

86

Del análisis a la definición del proyecto


01

1 Investigar

3

ala Munic i p a Esc l

2 Envisionar

Estrategizar

La Dimensión Humana en el Espacio Público

Asegurar una distribución equitativa de espacios públicos de calidad. 87


Preguntas Orientadoras Para recibir las respuestas correctas, hay que hacer las preguntas correctas. Lamentablemente, con frecuencia los estudios de base son dominados por tecnicismos y premisas obsoletas, pasando por alto lo fundamental: Factores que aseguran el confort y que contribuyen a mejorar la experiencia humana en los espacios. A fin de combatir esa tendencia es recomendable que dentro de la formulación del alcance de los estudios de base se consideren preguntas que permitan enfocar el análisis hacia las cinco líneas de acción. Aquí se incluyen ejemplos de preguntas orientadoras, basadas en las cinco líneas de acción. Estas preguntas pueden ser adaptadas a las prioridades de cada municipalidad.

88

A

Preservación del Patrimonio

B

Movilidad Sustentable

C

Equidad y Diversidad

D

Diseño Urbano a la escala humana

E

Fomento Económico y Cultural

Del análisis a la definición del proyecto


1. Identifica los valores paisajísticos y ecológicos de relevancia para el espacio público. ¿En qué condición se encuentran estos valores?

2. ¿Qué tan visibles y tangibles son estos valores? ¿Qué tanto pueden ser usados o aprovechados por los ciudadanos?

3. ¿Qué oportunidades existen para valorizarlos a través de la inversión en el espacio público?

1. Identifica los principales puntos de interés en el Municipio ¿Qué tan accesibles son para peatones, ciclistas y usuarios de transporte público?

2. ¿Cuáles son las principales calles comerciales? ¿Existen conflictos entre peatones y autos en ellas?

3. ¿Qué porcentaje de la población puede acceder a un espacio público de calidad a pie? ¿Cuál es la cobertura y calidad de las ciclo rutas?

1. Identifica los principales espacios públicos en el Municipio. ¿Existe un balance de género entre sus usuarios a diferentes horas del día? ¿Corresponde la proporción de niños y adultos mayores con la población?

2. Identifica las poblaciones de minorías en el Municipio. ¿De qué manera participan o estan representadas en el espacio público?

3. ¿Existe segregación socioeconómica en el Municipio? ¿Hay espacios de calidad que alojen a personas de diferentes niveles socioeconómicos? ¿Qué espacios sirven como 'bisagra social'?

1. Identifica los espacios públicos más populares en el municipio. ¿Cuáles son las características físicas que los vuelven acogedores?

2. Identifica las barreras urbanas o espacios públicos subutilizados. ¿Cuáles son las características físicas que los vuelven inhóspitos?

3. Identifica las calles en el barrio con 'escala humana'. ¿Cómo es la experiencia peatonal en estos espacios comparada con calles de alto volumen vehicular?

1. ¿Está satisfecha la demanda de espacios para jugar y hacer deporte? ¿Existen espacios de calidad para alojar eventos culturales, comerciales y cívicos de diferentes escalas?

2. ¿Que programas o eventos culturales , o comerciales se realizan en los espacios públicos? ¿Quién los convoca? ¿Quién participa en ellos?

3. ¿Qué tipo de actividades atraen o retienen a las personas en los espacios públicos de tu Municipio?

La Dimensión Humana en el Espacio Público

89


Observando la vida pública Tenemos que contar a las personas, para que las personas cuenten. Las mediciones de vida pública permiten enfocar la atención en los ciudadanos, poniendo a los usuarios de los espacios al centro de las discusiones sobre políticas urbanas.

Los registros de vida pública se subdividen en dos tipos de mediciones: Conteos de personas en movimiento, lo cual incluye a peatones y ciclistas, y conteos de personas que permanecen en los espacios.

Los registros de peatones son particularmente útiles para calles comerciales, en donde con frecuencia se encuentran conflictos entre los peatones y la circulación vehicular.

Registros de personas en movimiento Históricamente las ciudades han contados con registros detallados de los niveles de tráfico vehicular en sus calles. Estos datos son utilizados para justificar inversiones y proyectos que agilizan el transporte motorizado. Hoy en día, las ciudades innovadoras y sustentables, complementan sus bases de datos con conteos de peatones y ciclistas, ofreciendo una mirada más completa y sensible a la diversidad de usos que se alojan en las calles. Los conteos de peatones y ciclistas ofrecen una imagen detallada del nivel de uso de las calles o los espacios públicos, revelando los patrones de uso a diferentes horas del día, y la distribución por edad y género de las personas que circulan.

90

Del análisis a la definición del proyecto


0238

Registros de permanencia El registro de actividades estacionarias es una operación de mapeo y conteo que nos entrega una imagen detallada de los usos de los espacios. A través del registro descubrimos cuántas personas se entretienen en un espacio cada hora, cuáles partes de los espacios ocupan y cuales no, cuales son las actividades que desempeñan, en que posturas se detienen (de pie, sentadas, acostadas). El registro de edad y género es una operación de conteo que nos entrega una imagen detallada de quienes son las personas que están utilizando los espacios públicos. Nos da la distribución por edad y sexo de los usuarios del espacio.

Los registros de vida pública pueden realizarse con métodos sencillos y de bajo costo con el apoyo de voluntarios. Las siguientes páginas resumen algunos de los métodos disponibles para realizar estos registros.

El registro de permanencia por actividad permite documentar la proporción de personas que eligen quedarse en el espacio y las actividades que los atraen al lugar. La Dimensión Humana en el Espacio Público

91


Conteo Simple de Peatones 1

Ocupa tu posición Ve al lugar designado en el mapa y párate al borde de la calle o espacio, de espaldas a una pared u otro elemento fijo. Visualiza una línea imaginaria desde tu posición hasta el lado opuesto de la calle. Esta línea debe ser perpendicular al flujo de peatones que vayas a contar. Asegúrate de que tu vista cubre esta línea completa y está libre de obstrucciones.

No olvides el reloj Para realizar el conteo de peatones no hace falta más que un reloj y una planilla para tomar notas. Cuentan como peatones: –– Bebés cargados o niños en coches –– Personas en patines o skateboard –– Personas trotando, haciendo ejercicio –– Personas en sillas de ruedas cuentan como peatones No cuentan como peatones: –– Ciclistas –– Personas que estén detenidas en el espacio, por ejemplo esperando transporte público

92

2

Cuenta las personas que crucen la línea por 10 minutos Con la ayuda de un contador manual cuenta a cada persona que cruce la línea imaginaria por 10 minutos exactos. Cuenta a todos los peatones, en ambas direcciones y en ambos lados de la calle.

3

Anota el total y cualquier evento inusual Al finalizar los 10 minutos, escribe el total en la planilla. Este número será multiplicado por 6 para estimar el número de peatones por hora. Toma nota de eventos inusuales que estén alterando el resultado del conteo, como por ejemplo una manifestación.

4

Repite este proceso cada hora El conteo de peatones se repite por 10 minutos cada hora, durante el tiempo de la encuesta.

Del análisis a la definición del proyecto


Conteo Simple de Ciclistas 1

Ocupa tu posición Ve al lugar designado en el mapa y párate al borde de la calle o espacio, de espaldas a una pared u otro elemento fijo. Visualiza una línea imaginaria desde tu posición hasta el lado opuesto de la calle. Esta línea debe ser perpendicular al flujo de ciclistas que vayas a contar. Asegúrate de que tu vista cubre esta línea completa y está libre de obstrucciones.

2

Cuenta los ciclistas que crucen la línea Con la ayuda de un contador manual cuenta a cada ciclista que cruza la línea imaginaria. Cuenta por 10 minutos en zonas con flujo regular de ciclistas. Esta cifra será multiplicada por 6 para estimar el total por hora.

3

Cuenta por una hora en zonas con bajo flujo de ciclistas Cuenta a todos los ciclistas, en ambas direcciones y en ambos lados de la calle.

4

Anota el total y cualquier evento inusual Al finalizar el período de tiempo, escribe el total en la planilla. Toma nota de eventos inusuales que estén alterando el resultado del conteo, como por ejemplo un evento deportivo.

5

Repite este proceso cada hora

En zonas de bajo flujo de ciclistas, extiende el período En zonas de bajo flujo de ciclistas, el conteo puede extenderse a 30 minutos. Cuentan como ciclistas: –– Personas que esten conduciendo una bicicleta –– Personas que sean llevadas como pasajeros en una bicicleta, por ejemplo niños –– Personas que usen la bicicleta para transportar carga No cuentan como ciclistas: –– Personas que vayan a pie, rodando una bicicleta sin montarla

El conteo de ciclistas se repite por 10 minutos cada hora, durante el tiempo de la encuesta.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

93


Conteo por edad y genero Hombres

Mujeres

1

Ve al lugar designado en el mapa y párate al borde de la Ve al lugar designado en el mapa y párate al borde de la calle o espacio, de espaldas a una pared u otro elemento fijo. Visualiza una línea imaginaria desde tu posición hasta el lado opuesto de la calle. Esta línea debe ser perpendicular al flujo de peatones que vayas a contar. Asegúrate de que tu vista cubre esta línea completa y está libre de obstrucciones.

0-6 7 - 14 15 - 29 30 - 44 45 - 59 60 - 74 75 + Quienes usan el espacio El conteo por edad y género permite documentar qué grupos de la población están representados en los espacios públicos. Notas: –– En zonas de flujo moderado (entre 20 - 50 personas por minuto) se recomienda realizar el conteo por 10 minutos. –– En zonas de mayor flujo puede ser difícil contar a cada persona por lo que se puede escoger de manera aleatoria a una de cada 3 o 5 personas que pasan. –– En zonas de bajo flujo peatonal se recomienda extender el tiempo de conteo hasta que se cuenten por lo menos 100 personas.

94

Ocupa tu posición

2

Estima la edad y género de cada persona que cruce la linea Estima la edad y género de cada persona que cruce la línea y coloca una marca en la categoría correspondiente. Es crucial que las personas que sean registradas sean una muestra representativa de los usuarios del lugar, por ese motivo el tiempo de medición debe adaptarse al flujo de personas presentes. A fin de evitar influir en los resultados se recomienda basar el estimado en la observación y no interactuar o preguntarle la edad a las personas.

3

Suma el total de personas por categoría y toma nota de cualquier evento inusual Al finalizar el período de tiempo, escribe el total en la planilla. Toma nota de eventos inusuales que puedan haber alterado la muestra.

Del análisis a la definición del proyecto


Trazado de Sendas

Analizando intersecciones El trazado de sendas puede ser utilizado para revelar problemas en el diseño de intersecciones, en las cuales las personas tiendan a cruzar fuera del área designada.

1

Escoge un punto cómodo que ofrezca una vista sin obstrucciones del espacio a analizar En espacios despejados, puede ser un banco o columna al borde del espacio. Si se tiene acceso a un balcón o ventana cercana, la observación puede realizarse desde allí.

2

Dibuja líneas en un plano, que sigan el trazado de las personas que recorren el espacio Es útil contar con un mapa simple que contenga los bordes del espacio o calle y que localice los principales elementos de mobiliario. El trazado no tiene que ser exacto, pero sí debe mostrar los principales puntos de acceso y sendas recorridas por las personas que circulan en el espacio. El tiempo de observación debe extenderse hasta que las tendencias de movimiento predominantes puedan ser identificadas.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

Notas: Con el paso del tiempo, las personas dejan huellas en el espacio que muestran cuales son sus rutas preferidas. Estas huellas pueden encontrarse en la forma de sendas informales en el pasto, huellas en la nieve, mobiliario relocalizado, o cercas que han sido removidas. Presta atención a estas adaptaciones que los ciudadanos hayan realizado pues son evidencia de sus preferencias.

95


Mapa de Actividades 1

Determina la ruta que vas a seguir para recorrer el espacio Para realizar este mapa se recomienda caminar y recorrer el espacio entero mirando hacia adelante, sin devolverte o repetir zonas.

2

Analizando intersecciones El mapa de actividades permite documentar la cantidad y ubicación de personas que permanecen en el espacio público, y las actividades que están realizando. Excluye de las observaciones a las personas que estén: –– Transitando a pie o en cualquier otro modo –– Esperando que cambie la luz del semáforocuenten por lo menos 100 personas.

Toma nota de las personas que permanecen en el espacio Recorre la ruta establecida tomando nota de las personas que permanecen en el espacio. El número de personas fluctúa a medida que realices el sondeo, por lo cual es importante que te mantengas en movimiento y sólo cuentes a las personas que están al momento que estés pasando por el espacio. No hay que regresar y tomar nota de actividades que ocurran antes o después de que pases.

3

Utiliza los siguientes símbolos para marcar en el mapa las ubicación y actividades que se están realizando Marca en el mapa la ubicación y el número de personas que estén realizando cada tipo de actividad. Toma nota de personas que estén en el espacio realizando actividades que no puedan ser clasificadas bajo las categorías propuestas.

4

Anota el total y cualquier evento inusual Al finalizar el recorrido suma el total de personas en cada categoría y toma nota de cualquier actividad inusual que pueda estar alterando los resultados.

96

Del análisis a la definición del proyecto


Símbolo Actividad T

Incluye a personas que esten:

Esperando transporte

Esperando transporte público o taxis

Comercial

Vendiendo o comprando bebidas, comidas o productos.

Cultural

Tocando música, actores, grupos de danza u otros artistas que estén realizando presentaciones públicas y también a las personas que estén en la audiencia.

Física

Haciendo ejercicio o realizando algún tipo de deporte. Excluye a personas que estén atravesando el espacio trotando o en bicicleta sin permanecer en él.

*

Cívica

Trabajando en funciones de seguridad, mantenimiento o limpieza

o

Niños jugando

Jugando con o sin equipamientos para ello.

X

De pie general

Esperando de pie, no asociadas a ninguna de las categorías anteriores

Xb

Sentado en banco - general

Sentadas en mobiliario público, no asociadas a ninguna de las categorías anteriores

Xs

Sentado en asiento secundario - general

Sentadas en el piso, escaleras u otros elementos no diseñados para ese fin y que no esten asociadas a ninguna de las categorías anteriores

+

Acostado - general

Acostadas en el espacio, no asociadas con ninguna de las categorías anteriores

Clasificando las actividades Estos símbolos corresponden con actividades típicamente encontradas en espacios públicos. Esta herramienta puede ser adaptada para incluir categorías relevantes al contexto local.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

97


Observando la calidad del espacio público Documentar la calidad del espacio de manera sistemática permite monitorear sus cambios y aprovechar de manera eficiente los recursos destinados al mantenimiento.

El espacio público como salón Cuando un amigo nos recibe en su sala, tenemos la oportunidad de apreciar la atención que se ha puesto en aumentar el confort humano. Alfombras, muebles cómodos, iluminación delicada y vistas agradables contribuyen a crear un espacio cómodo y ameno para compartir. De la misma manera, podemos concebir el espacio público como la sala de todos. La calidad de pavimentos, la actividad de los bordes, y la distribución del mobiliario -entre otros factores- contribuyen a que el espacio sea acogedor.

Los espacios deben invitar a permanecer en ellos. 98

Del análisis a la definición del proyecto


Relación del espacio con su entorno Las herramientas incluidas en este capítulo son aplicables a calles específicas o espacios confinados, pero tan importante como la calidad del espacio en sí es su ubicación y facilidad de acceso. Espacios públicos ubicados en lugares remotos o de difícil acceso, tienen menor éxito que espacios ubicados en lugares donde la gente los necesita. Asegurar la ubicación y acceso adecuado es fundamental para garantizar la calidad del espacio.

Las dimensiones del espacio, y la vitalidad de sus bordes son uno de los principales factores de calidad.

La relación entre la calidad del espacio y la vida pública La calidad del espacio público tiene una relación interdependiente con la vida pública. Espacios amenos y agradables atraen a las personas a ellos, al mismo, tiempo la presencia y variedad de personas en el espacio contribuye a la calidad del espacio, aumentando la percepción de seguridad y creando oportunidades para la sociabilidad.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

99


Análisis de la Cota Cero 1

Torna tu atención hacia los pavimentos del espacio a analizar Observa el área, los materiales utilizados, el estado de mantenimiento y su funcionalidad.

Aceras anchas y en buen estado Aceras con condición regular Aceras angostas, inexistentes o deterioradas El diagrama muestra la irregularidad e insuficiencia de la infraestructura peatonal.

2

Basado en tu percepción, responde las siguientes preguntas: A. ¿En que estado de mantenimiento se encuentran los pavimentos? –– Accesible: Los pavimentos están en excelente estado de manutención, existen rampas que permiten el acceso y desplazamiento seguro de personas con discapacidad en todo el espacio. –– Funcional: Los pavimentos están en general en buen estado de manutención, pero no son accesibles para discapacitados. –– Deteriorado: Los pavimentos sufren cierto grado de deterioro, que afecta pero no impide completamente la utilización del espacio. –– Inutilizable: Los pavimentos están en un nivel de deterioro tan alto que presentan un riesgo para la seguridad de los usuarios. B. ¿Qué tan apropiada es la cantidad de espacio relativo a su nivel de uso y su contexto? –– Sub utilizado: El espacio aparenta estar subutilizado. A pesar de ser amplio y tener potencial para recibir a más personas, son pocas las personas que lo transitan o que permanecen en él. –– Adecuado: El espacio aparenta tener el área adecuada para su nivel de uso habitual. –– Sobre-utilizado: El espacio aparenta estar sobreutilizado. El número de personas que ocupan el espacio excede el límite de confort.

100

Del análisis a la definición del proyecto


A: ¿En qué estado de mantenimiento se encuentran los pavimentos?

B: ¿Qué tan apropiada es la cantidad de espacio relativo a su nivel de uso y su contexto?

Accesible

Sub utilizado

Funcional

Adecuado

Deteriorado

Sobre-utilizado

Inutilizable

La Dimensión Humana en el Espacio Público

101


La expresión ‘borde blando’ es usada en este contexto para designar el grado de permeabilidad del borde de un espacio. Espacios o calles con ‘bordes blandos’ son aquellos que están enmarcados por fachadas angostas y variadas con entradas frecuentes y ventanas que permitan observar las actividades que se realizan en planta baja. Consecuentemente, espacios con ‘bordes duros’ están definidos por muros o cercas que bloquean el acceso y la conexión visual.

1

Torna tu atención hacia los bordes del espacio a analizar Observa el grado de transparencia que ofrecen, su grado de actividad y su variedad.

2

Basado en tu percepción, clasifica el tipo de fachada y anótalo en el mapa con el color correspondiente En el caso de calles, camina a lo largo del sector a analizar, asignando un valor para cada una de las cuadras. Para plazas, parques o espacios confinados asigna un valor para cada uno de los bordes que delimitan el espacio.

102

Del análisis a la definición del proyecto

Mapping attractivity of ground floor frontages (D)

Los bordes blandos contribuyen con la vitalidad urbana Espacios en los cuales la actividad del interior de los edificios se extiende al exterior, tienden a tener una mayor vitalidad que espacios delimitados con muros ciegos.

Example of hand drawn survey of street frontages from Sydney Australia

Buscando bordes blandos


A. Estimulante Formado por pequeñas fachadas angostas (15-20 puertas por cada 100 metros) –– Borde con carácter y cambios de relieve –– Variedad en las funciones, incluyendo comercio y acceso público –– Las funciones del edificio son visibles o incluso se extienden al exterior. B. Regular Fachadas amplias (6-15 puertas por cada 100 metros) –– Borde con poco carácter o detalles de interés –– Algunos usos pasivos o cerrados –– Cierta conexión visual con el exterior

C. Ciego Muro monótono con pocas o ninguna puertas (0-2 puertas por cada 100 m) –– No hay variación de funciones –– Unidades ciegas o pasivas –– Fachadas uniformes sin interés visual

D. Vacío Estacionamientos o sitios eriazos

La Dimensión Humana en el Espacio Público

103


Criterios de calidad Estos doce criterios resumen de manera intuitiva y fácil de comunicar, los factores que contribuyen con la calidad de un espacio público.

La experiencia vale más que lo estético Vale la pena resaltar que sólo uno, de los doce criterios, concierne la estética del espacio. La funcionalidad del espacio, sus dimensiones, confort climático y actividades tienen un mayor peso en la experiencia de los visitantes que las características formales típicamente priorizados por muchos arquitectos. La forma del espacio debe someterse al confort y actividades humanas, no la inversa.

1

Torna tu atención hacia el espacio a analizar Observa el espacio en su totalidad y analízalo asumiendo la perspectiva de sus usuarios. Toma en cuenta todos tus sentidos, no sólo la vista.

2

Evalúa el espacio de acuerdo a cada uno de los factores Utilizando una planilla, evalúa la calidad del espacio bajo cada uno de los factores.

3

Compara tus notas con las observaciones de otros Esta es una evaluación subjetiva, por lo que pueden encontrarse diferentes perspectivas entre diferentes evaluadores del mismo espacio.

104

Del análisis a la definición del proyecto


Nombre:

El espacio no cumple con este criterio

Lugar:

El espacio cumple con el criterio a medias

Fecha:

El espacio cumple con este criterio

Protección Protección del tráfico motorizado

Protección del crimen y la violencia

Protección de experiencias sensoriales desagradables

–– Protección para peatones y ciclistas –– Acceso directo y seguro –– Cruces seguros –– Tráfico de baja velocidad

–– Espacio urbano activo –– Vigilancia pasiva –– Diversidad de funciones –– Iluminación adecuada y atractiva

–– Protección del sol, la lluvia, viento, y otros elementos climáticos –– Protección del frío o el calor –– Bajos niveles de ruído –– Bajo nível de contaminación o aromas desagradables

Opotunidades para caminar y andar en bicicleta

Oportunidades para pararse y estar

Oportunidades para sentarse

–– Espacio para caminar libre de obstáculos –– Pavimentos en buen estado –– Accesibilidad universal –– Distancias adecuadas, proximidad a otras amenidades

–– Espacios para estar de pie –– Objetos para apoyarse o recostarse

–– Zonas para sentarse orientadas hacia vistas agradables, o para mirar a las personas –– Variedad en el tipo de asientos, incluyendo bancos cómodos con respaldares

Oportunidades para ver

Oportunidades para hablar y escuchar

Oportunidades para jugar y hacer ejercicio

Confort

–– Vistas agradables –– Pocas obstrucciones –– Iluminación nocturna

–– Bajos niveles de ruido –– Disposición de asientos públicos que inviten a la conversación

–– Elementos que incentiven la actividad física, ejercicio o el juego –– Actividades culturales o comerciales que animen el espacio

Placer Dimensionado a la escala humana

Oportunidades para disfrutar del clima y la naturaleza

Cualidades estéticas + experiencias sensoriales positivas

–– Espacio con dimensiones apropiadas para su nivel de uso cotidiano. –– Distancias apropiadas entre los elementos. –– Mobiliario y elementos arquitectónicos proporcionados a escalas adecuadas y cómodas para el cuerpo humano.

–– Orientación que permita aprovechar el sol, la sombra, brisas y otros aspectos positivos del clima. –– Árboles y vegetación apropiada para la región.

–– Buen diseño, materiales y detalles. –– Buenas vistas, orientación apropiada –– Experiencias sensoriales agradables, naturaleza, plantas.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

105


Escuchando a las personas Los beneficios de involucrar a los ciudadanos en los procesos de diseño incluyen una mayor confianza hacia las instituciones, más apoyo para las iniciativas y un mayor sentido de pertenencia.

La participación efectiva fortalece el proceso de diseño En las últimas décadas, ha habido un cambio cultural en la práctica del urbanismo, con el reconocimiento de la importancia que la participación ciudadana debe tener en los procesos de diseño. Hoy en día se reconoce que la participación es necesaria para asegurar que los proyectos reflejen las prioridades de los ciudadanos y que contribuyan a la creación de ciudades seguras y sustentables.

Construyendo comunidades La creación o recuperación del espacio público genera una oportunidad singular para fortalecer los nexos entre residentes, y desarrollar las capacidades asociativas de los vecinos. Un proceso de diseño participativo acerca a la ciudadanía de manera constructiva a las instituciones y sus representantes, aumentando la credibilidad de las instituciones y contribuyendo a una mayor transparencia en la gestión pública.

Las jornadas de participación en espacios públicos permiten incluir las perspectivas de grupos de todas las edades. 106

Del análisis a la definición del proyecto


La participación requiere experiencia A pesar de la importancia de la participación, aún falta mucho por aprender sobre estos procesos. Las personas responsables de llevar a cabo la estrategia de participación deben estar adecuadamente capacitadas y contar con las destrezas necesarias para facilitar la comunicación efectiva entre diversos actores.

Un dialogo incluyente La participación debe ser un intercambio de ideas, canalizadas a través de un proceso transparente que permita fortalecer la propuesta con una variedad de perspectivas. Los mejores procesos combinan una serie de métodos, herramientas y formatos de participación con el fin de incluir las posiciones de un rango de grupos, que sean representativos de la diversidad de usuarios del espacio público.

Preguntas sencillas y subjetivas permiten expandir el diálogo y crear una base de valores compartidos entre diferentes actores.

Los ciudadanos aprecian la oportunidad de compartir su posición sobre los proyectos en el entorno público. La Dimensión Humana en el Espacio Público

107


Talleres Los talleres ofrecen una oportunidad para presentar avances y explorar -en grupo- posibles opciones para diferentes componentes del proyecto. Los talleres permiten que los ciudadanos sean co-creadores en el proceso de diseño.

Claves para un taller exitoso:

Ilustrar con ejemplos Fotos de proyectos relevantes y otros referentes visuales facilitan el diálogo entre personas que tengan diferente grado de conocimiento sobre el diseño.

108

1

Convocatoria atractiva: Hacer un esfuerzo en comunicar los objetivos del eventos en términos positivos y relevantes para los asistentes. Alojar el evento en un lugar de fácil acceso, en un horario conveniente.

2

Ambiente estimulante: Preparar el espacio con materiales que describan el proyecto, referentes visuales, y otros datos útiles. Utilizar lenguaje sencillo y gráficos intuitivos que puedan ser comprendidos por personas de diferente nivel educacional.

3

Contextualizar el proyecto: De manera breve, exponer los antecedentes del proyecto, sus objetivos y limitaciones.

4

Actividades interactivas: Ofrecer oportunidades para expresar sus prioridades a través de un rango de métodos. Generar el espacio para que los asistentes puedan dialogar, escribir, dibujar, votar, mapear, seleccionar, o priorizar ideas. Canalizar los ejercicios para que las opciones se mantengan dentro de los rangos viables para el proyecto.

5

Próximos pasos: Cerrar el evento ofreciendo detalles sobre cómo mantenerse informado y activo en el proyecto.

Del análisis a la definición del proyecto


Mapas El mapeo participativo permite obtener información sobre cómo la percepción de los residentes sobre diferentes características de su barrio. Trabajo en grupo El trabajo en grupo expande las oportunidades para dialogar y consensuar entre diferentes miembros de la comunidad. La Dimensión Humana en el Espacio Público

109


Entrevistas Las entrevistas permiten explorar en detalle las perspectivas de actores específicos de la comunidad.

Claves para entrevistas exitosas:

Usuarios del espacio Realizar las entrevistas a grupos de personas que estén en el espacio permite identificar tendencias entre los diferentes tipos de usuarios y las razones que los llevan al espacio. Ejemplos de preguntas para entrevistas –– ¿Qué es lo que más te gusta de este espacio? –– ¿Qué piensas que es necesario para que el proyecto sea exitoso? –– ¿Cómo podemos hacer que las personas se sientan más cómodas aquí? –– ¿Qué mensaje le quieres enviar al equipo de diseño?

1

Definir la lista de personas a entrevistar: Las personas a entrevistar deben representar un amplio rango de puntos de vista, haciendo énfasis en aquellos grupos que tradicionalmente no están representados en los procesos de diseño público.

2

Entrevistas en el espacio público: En la medida posible, es recomendable realizar la entrevista en el espacio en donde se va a realizar el proyecto, o cerca de él. Estar presente en el espacio permite referenciar elementos específicos de la experiencia en el espacio o su estructura física.

3

Preguntas abiertas: Preguntas abiertas y subjetivas tienden a ofrecer respuestas de mayor interés que las preguntas factuales o cerradas.

Todas las perspectivas Artesanos, vendedores, y otras personas que trabajan en el espacio público cuentan con valiosa información sobre los ritmos de los espacios y los retos que presentan. 110

Del análisis a la definición del proyecto


Encuestas Las encuestas permiten obtener datos cuantitativos sobre las opiniones de los ciudadanos al respecto.

Ejemplos de preguntas para encuestas –– ¿En qué comuna vive usted? –– ¿Qué modo de transporte utilizó para llegar aquí? –– En una escala del 1 al 5, ¿Qué tan seguro se siente usted en este espacio? –– En una escala del 1 al 5, ¿Que tan cómodo encuentra el mobiliario en este espacio?

Claves para encuestas exitosas: 1

Muestras representativas: Para que la muestra sea representativa, los respondientes a la encuesta deben ser seleccionados de manera aleatoria, evitando parcializar los resultados hacia ciertos sectores.

2

Encuestas en el espacio público: Las encuestas realizadas en los espacios públicos tienen un alcance mayor que los talleres, al facilitar el contacto con un amplio rango de usuarios, con un menor grado de esfuerzo.

3

Contextualizar el proyecto: Antes de realizar las preguntas, es importante ofrecer los antecedentes y objetivos del proyecto para que las personas puedan responder de manera informada.

4

Preguntas específicas: Dado que el objetivo de las encuestas es agregar la información, es importante que las respuestas puedan ser categorizadas objetivamente.

12. ¿Cómo llegaste (marca todas las

13. ¿Por qué viniste (marca todas las

nario este cuestio completar Gracias por acio de juego. Tus esp ictamente sobre este serán estr respuestas les. ncia fide con

os? cio de jueg te este espa descubris 1. Como

ente ¿qué 2. Generalm barrio?

Fecha: Clima:

las preguntas responde . Por favor do de niños acompaña

o Seguro o Neutral o Inseguro

este sientes en seguro te

o Seguro o Neutral o Inseguro

o? oría. de tu grup es parte en cada categ 4. ¿Quién número de personas (Escribe el tu también) Inclúyete

anec eas perm tiempo plan 5. ¿Cuánto ect" hoy? "Play Proj os s de 5 minut o Meno minutos o 5 - 10 minutos o 10 – 30 30 minutos o Más de

Quizás

o Hombre o Mujer o Otro

ente

Absolutam

o 0-6 o 7-14 o 15-19 o 20-30 o 31-40 o 41-64 o 65+

ente

Absolutam

ente Absolutam

3. Cúal es el ingreso

ntrado o se han enco o aquí? tus niños alguien nuev 10. ¿Tú o ado con interactu

que 11. ¿Sientes ad? comunid

y Project" este "Pla

Por favor escriba:

Neutral

Absolutamente

más te gusta de

este proyecto?

o $10 - 15K o $15 - 25K o $25 - 35K o $35 - 50K o $50 - 75K o $75 - 100K o $100 - 150K o $150- 200K o $200K or more Página 2 de 2

4. ¿Por cuánto tiempo

has vivido en este

barrio?

5. ¿Dónde vives? o Por favor anota tu

zip code:

6. Cúal es el idioma principal que se habla en tu hogar? anual en tu hogar?

roommates, a menos que

o $0 - 10K

No cosa en la #8 ¿quétus niños que ron ondíste 'Si' 9. Si resp ntaron o aprendie ? experime o para ellos fuera nuev

o Si mos de llegar o No seguro / acaba o No estoy

No

16. ¿Qué es lo que

o Estoy de visita o Menos de 1 año o 1 a 4 años o 5 a 10 años o Más de 10 años

2. ¿Qué edad tienes?

s una a tus niño nuevo? le ha dado ntar algo Project" o experime 8. ¿"Play aprender chance de Neutral

o Si, muy a menudo o Si, a veces o No, Nunca

15. ¿Es probabl e que vuelvas a visitar este proyecto?

Preguntas Demog ráficas Tus respuestas son estríctament e confidenciales.

1. Te identificas como

idad de do la cant ha aumenta s hoy? Project" tus niño 7. ¿"Play juego de tiempo de

bebés ___ (0-2) eños niños pequ ___ (3-6) res ) niños mayo ___ (7-10 scentes 4) pre adole ___ (11-1 es 9) adolescent ___ (15-1 /s ___ Padre o/s _______ ___ Amig a/o ________ mera/o - Niñer a:_______ Enfer ___ de la famili miembros ___ Otros er en este

Página 1

Neutral

No

tan ente ¿qué 3. Generalm ect"? "Play Proj

te si estás

6-9 sólamen

que esto ¿era claro tus niños que estaba bien s aquí con o o de 6. Si está cio de jueg era un espa ? jugar aquí No

aquí hoy?

14. ¿Es este un lugar por el que usualmente pasas?

que correspondan)

o Sólamente pasaba y lo vi o Vine por "Play Everywhere Project" / traje a los niños jugar a o Iba camino a otro lugar / Tenía otras cosas que hacer cerca (escuela, trabajo, guardería, hacer las compras) o Otro (por favor escribe):

Ubicación:

tes en este ro te sien tan segu

aquí hoy?

que correspondan)

o Caminando o En Bicicleta o En Autobus o Coche Privado o Taxi/coche compartid o o Otro (por favor escribe):

(no incluye envíen taxes conjuntam ente)

o Inglés o Español o Otro (por favor escribe):

7. Te identificas como? correspondan)

(marca todas las

que

o Blanco o Afromericano o Indigena Norteame ricano o Nativo de Alaska o Asiático (incluyend o el subcontinente de la India) o Nativo Hawaiano o Islandés del Pacífico o Oriente Medio o Norte de Africa o Hispánico, Latino o Origen Español o Otra Raza o Etnicidad (escriba):

ta a tu represen

o Si o No seguro o No estoy

de 2

La Dimensión Humana en el Espacio Público

111


Cómo procesar los datos Organizar las fichas Las planillas utilizadas para levantar datos sobre la vida pública deben estar adecuadamente identificadas con la fecha, lugar, horas del día en las que se realizaron las encuestas y el nombre de la persona que realizó la encuesta en caso de que exista algo que clarificar. En la medida posible, se recomienda verificar que los identificadores están incluidos y que la información es legible antes de finalizar la jornada.

Digitalizar la información Una vez organizadas las planillas, los datos deben ser digitalizados para que puedan ser analizados y referenciados a futuro. En esta fase es importante establecer los protocolos bajo los cuales la información va a ser categorizada, a fin de facilitar las comparaciones entre diferentes espacios, y para que los datos puedan ser usados para medir el impacto de los proyectos y las intervenciones.

Analizar los resultados El análisis de datos consiste en explorar los datos recolectados con el fin de encontrar patrones o tendencias sobre el uso de los espacios públicos. Durante la fase de análisis es importante tener presente las preguntas orientadoras o hipótesis que se identificaron al inicio de la fase de investigación.

Desarrollar la base de datos Con el paso del tiempo, la información recabada va a permitir que el equipo Municipal desarrolle una base de datos sobre vida pública y espacio público, que le facilitara la gestión eficiente de estos recursos y el monitoreo del impacto de diferentes tipos de intervenciones y su resultado, desarrollando la capacidad local para administrar el espacio público de tal manera que verdaderamente mejore la calidad de vida de los ciudadanos.

112

Del análisis a la definición del proyecto


Santiagode Age & Gender Autumn 2016 Registro Edad y Género Weekday 12 May Miércoles 12 de Mayo Ahumada Paseo Ahumada

Santiago Stationary Autumn 7 AM 8 2016 9 10 Weekday 12 May Ahumada

11

12

13

14

15

16

Santiagode Stationary Registro ActividadAutumn 2016 Weekday 1212 Mayde Mayo Miércoles Ahumada Paseo Ahumada 32

5

32

5

23

23

65

65

77

77

83

83

134

134

65

65

9

11

12

13

14

15

25.9%

121 128 140

17

83

83

18

19

2016 7 Santiago AM 8 9 Pedestrian 11 12 13 14Autumn 15 16 17 18

19

Conteo de peatones Miércoles 12 de Mayo Weekday 12 May Paseo Ahumada Ahumada Promedio: 5724 Hourly average: 5724por hora 2352

3366

7716

6456

6834

4734

8682

8310

19

0.0%

121 128 140

16

18

50.7%

80

5568

4740

5700

6432

5478

W

54.4%

M

11.3%

65+

63.5%

31-64

19.3%

20-30

2.1%

15-19

1.7%

07-14

2.1%

00-06

20

De pie Standing Esperando transporte Waiting Transport Sentado en Banco Bench Seating

0.0%

Sentado Cafe Seatingen Cafe

2.8%

Secondary Asiento Seating secundario

0.0%

Bring Your_Own_Seating Asiento traído

0.0%

Lying Down Acostado

0.0%

Children Niños Playing jugando

19.1%

AVERAGE

7 AM 8

17

45.6%

Commercial ActividadActivity comercial

1.4%

Cultural Activity Actividad cultural

0.0%

Physical Activity

Actividad física

3762

14,000 12,000 10,000 8,000 6,000 4,000 2,000 0

7 AM

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

La Dimensión Humana en el Espacio Público

PSPL Diagramas que muestran el análisis de una investigación del Paseo Ahumada el 12 de Mayo. 113


6

del proye a l a c cto Es

02

Evaluar

5

Implementar

4 Diseñar

114 Manuel Venegas Foto:

Del análisis a la definición del proyecto


Del diseño a la evaluación En este capítulo se formulan 80 simples recomendaciones de diseño, organizadas de acuerdo a las áreas de acción identificadas en el primer capítulo de la primera parte de la guía.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

115


5 ámbitos de actuación y 80 recomendaciones de diseño A las cinco áreas de accíon identificadas a la escala urbana corresponden cinco ámbitos de actuación a la escala del espacio público a intervenir.

A

Biofilia y Genus Loci

B

Accesibilidad y Circulación

C

Seguridad e Inclusión

D

Espacio y Confort

E

Comercio y Recreo

116

Del diseño a la evaluación


Biofilia

Genus Loci

1. Atendiendo al Paisaje Primario 2. Conexión con los Sistemas Naturales 3. Procesos Ecológicos Íntegros y Diversos 4. Procesos Ecológicos Visible 5. Los Colores de las Tierras de Chile 6. Diseñar con el Agua 7. Vegetación Autoctona 8. Diseñar para la fauna

1. Alineación con los Hechos Geográficos 2. Reforzando la Trama Histórica 3. Respetando las Tipologías 4. Preservando los Elementos Arquitectónicos 5. Elección de Materiales Apropiados al Lugar 6. Valorizando el Patrimonio 7. Evocar la memoria de los usos, eventos y personas 8. Apreciación Local

Accesibilidad

Circulación

1. Multimodalidad 2. Integración entre Transporte Público y Espacio Público 3. Accesos Directos para los Peatones y las Bicis 4. Capacidad de las superficies para personas y bicicletas 5. Barreras Arquitectónicas 6. Estacionamiento de bicicletas 7. Servicios Básicos 8. Baños Públicos

1. Legibilidad 2. Buscando las Sendas urbanas 3. Diferenciación de las Áreas para la Circulación y los Espacios para la Estancia 4. Calles de Convivencia 5. Protección del Tráfico 6. Cruces Seguros 7. Mitigación de la Velocidad de los Vehículos Motorizados

Seguridad

Inclusión

1. Evitar calles ciegas en la trama urbana 2. Ósmosis de Actividad 3. Ojos en las Calles 4. Iluminación a la Escala de las Personas 5. Presencia Cívica Amigable 6. Vecinos Unidos e Informados 7. Espacio Vivos y Activos 18 horas al Día 8. Espacios cuidados

1. Mezclando y no Segregando 2. Diseñar para todas las edades 3. Diseñar para las distintas identidades de género 4. Diseñar para todos los grupos sociales 5. Espacios Almas del Barrio/Ciudad 6. Espacios Bisagra social 7. Diversidad Cultural en el Programa de Actividades 8. Diversos Grados de Privacidad

Espacio

Confort

1. La Escala Pequeña 2. Bordes Blandos 3. Bordes Conectados 4. Subdividir gran espacios en subespacios 5. Solo, en pareja, con amigos 6. Evitar bruscos cambios de niveles 7. Publico/Semipúblico/SemiPrivado/Privado

1. Cobijo Contra la Intemperie 2. Aprovechar de los Aspectos Positivos del Clima 3. Estimular la Vista 4. Estimular el Oído 5. Estimular el Olfato 6. Estimular el Tacto 7. Espacios para estar parado 8. Espacios para Sentarse

Comercio

Recreo

1. Ecología de Comercios 2. El Ritmo de las Fachadas Activas 3. Comercios Que se Esparcen en la Calle 4. Los Kioscos, Cafés, y “Tiendas de la Esquinas” 5. Mercados 6. Mercados de Calle y Ferias 7. Gastronomía Callejera 8. Organizar el comercio informal

1. Multifuncionalidad 2. Espacio para el juego 3. Espacio para el deporte y ejercicio 4. Cultura, Civismo y Tradición 5. Descanso 6. Sociabilidad 7. Espacios para la Reflexión y la Contemplación 8. Coordinación de actividades por actores de administración y las organizaciones cívicas

La Dimensión Humana en el Espacio Público

117


A. Biofilía A01

Atendiendo al Paisaje Primario Los espacios públicos son inalienable del bioma en el cual se encuentran inscritos. Cada proyecto debe concebirse como una adaptación del paisaje primario del área a los requisitos específicos del lugar.

A02

Conexión con los Sistemas Naturales Todos espacios públicos benefician de una conexión ecológica directa con los sistemas naturales del entorno. Los proyectos intentarán establecer corredores ecológicos que conectan con los otros espacios públicos próximos y con los sistemas naturales del contexto urbano.

A03

Procesos Ecológicos Íntegros y Diversos En los proyectos de espacios públicos, el paisajismo nunca apuntará a la creación de una imagen estática, sino a la creación de procesos ecológicos íntegros, sanos, diversos y resilientes.

A04

Procesos Ecológicos Visibles Proceso ecológicos visibles e intelegibles favorecen la vinculación emocional de los miembros de la comunidad con los espacios. En lo posible, el proyecto debe tratar de evidenciar los procesos ecológicos del lugar.

118

Del diseño a la evaluación


A05

Los Colores de las Tierras de Chile La gran diversidad de los paisajes de Chile representan un patrimonio de variedad cromática que puede, y quizás debe, quedar representado en los proyectos de espacio público. La elección de los materiales y de la vegetación es una oportunidad para celebrar los colores de la tierra de Chile.

A06

Diseñar con el Agua El agua es un elemento de proyecto de grande potencial, sin embargo raramente está aprovechado como podría. El agua ofrece herramientas para la mejora de las condiciones climáticas en el verano, aumentando la humedad y bajando la temperatura y favorece el juego y la convivialidad y en espacio público.

A07

Vegetación Autoctona La vegetación autóctona de la zona próspera con un auxilio mínimo de irrigación y jardinería. Además, al evocar la historia ecológica y cultural del lugar, brinda importantes valores culturales e identitarios. Los proyectos favorezcan la presencia vegetación autóctona y de otras especies que aunque no autóctonas hacen parte de la tradición horticultural local y se adaptan bien a las condiciones geográficas locales.

A08

Diseñar para la fauna Al escoger la vegetación, siempre se consideran las implicaciones que esa tiene en definir la fauna del lugar. El proyecto siempre considerará la vegetación como parte de un sistema que incluye especies del reino animal fomentando la creación de paisajes con faunas diversas, entendiendo la apreciación que los usuarios tienen por las especies más carismáticas como mariposas, o los pájaros cantores.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

119


A. Genus Loci A09

Alineación con los Hechos Geográficos La relación visual con elementos geográficos próximos y lejanos favorece la orientación en el espacio urbano y otorga importantes valores simbólicos e identitarios a los lugares públicos. Cada vez que sea posible, el proyecto establecerá una conexión visual con los hechos geográficos del entorno. La posición de los elementos arquitectónicos pueden contribuir en enmarcar vistas y fortalecer la conexión con los elementos del paisaje.

A10

Reforzando la Trama Histórica Las tramas históricas de las ciudades de Chile son una parte importante de su patrimonio histórico y arquitectónico. Los proyectos de espacio público no tienen solo que respetarlas, sino pueden contribuir a reforzar su legibilidad y revelar su presencia. Cada proyecto de espacio público es una oportunidad para reafirmar las calidades inherentes del tejido urbano.

A11

Respetando las Tipologías La calidad de un espacio público depende en gran parte de su relación con los edificios que lo rodean. La transformación de edificios históricos próximos a un espacio público tiene siempre consecuencias. La altura de los edificios, la dimensión y ritmo de sus ventanas, y la permeabilidad de sus plantas bajas influyen sobre la vida del espacio y cambios de estas características se considerarán con el debido escrúpulo.

A12

Preservando los Elementos Arquitectónicos Los elementos arquitectónicos que han caracterizado un espacio a lo largo de su historia constituyen una parte integrante de la identidad del lugar y si suprimido acaban perjudicando la conexión funcional y emocional entre el lugar y sus usuarios. Cada vez que se pueda, el proyecto contemplará la restauración de los elementos arquitectónicos que conllevan valor morfológico o patrimonial.

120

Del diseño a la evaluación


A13

Elección de Materiales Apropiados al Lugar La elección de los materiales del proyecto tendrá que ser vinculada al contexto en el cual el espacio se inscribe. Áreas de patrimonios se prestan más al uso de pavimentaciones y elementos arquitectónicos hechos con materiales naturales.

A14

Valorizando el Patrimonio Cada proyecto de espacio público es una oportunidad para resaltar el patrimonio histórico y arquitectónico del lugar. El proyecto de espacio público puede ir acompañado por una estrategia para poner en valor edificaciones patrimoniales o monumentos de significado simbólico. La iluminación, placas y señalética pueden ayudar a resaltar estos elementos.

A15

Evocar la memoria de los usos, eventos y personas Más allá de los elementos físicos y tangibles, los espacios públicos deben sus valores a los elementos intangibles que ido generado su identidad: la memoria de los usos, los acontecimientos que han marcado su historia y las personas que lo han habitado y animado. Los proyectos tendrán que comprender a fondo esta identidad, garantizando que toda transformación sea respetuosa de la misma.

A16

Apreciación Local Para poder ser exitosos, un espacio público necesita ser amado y cuidado por sus usuarios. Los proyectos tendrán que favorecer las condiciones para que los usuarios puedan establecer una conexión con el lugar.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

121


Alineación con los Hechos Geográficos

A01

A12

A08

Atendiendo al Paisaje Primario

Preservando los Elementos Arquitectónicos

Diseñar para la fauna

A03

Procesos Ecológicos Íntegros y Diversos

122 Evocar la memoria de los usos, eventos y personas

A15

A09


Procesos Ecológicos Visibles

A14

A04

Valorizando el Patrimonio

Respetando las Tipologías

Reforzando la Trama Histórica

A10 A07

A13

Vegetación Autoctona

Elección de Materiales Apropiados al Lugar Apreciación Local

A06

A05

A11

Los Colores de las Tierras de Chile

A16

Diseñar con el Agua

Conexión con los Sistemas Naturales

A02

123


B. Accesibilidad B01

Multimodalidad Los proyectos darán prioridad a los modos de transporte activos y sustentables: la viabilidad peatonal, las bicicletas, y el transporte público. En líneas generales se favorecerá una fruición multimodal del espacio urbano, contrastando el dominio del coche, y devolviendo al vehículo motorizado particular un papel compatible con los otros modos.

B02

Integración entre Transporte Público y Espacio Público Los proyectos de espacio público y la planificación del transporte público se desarrollarán siempre de manera integrada. Los proyectos tendrán en cuenta como está pensado el acceso al lugar con del transporte público yvv diseñará cuidadosamente la interfaz entre el sistema de transporte y el espacio, convirtiendo la espera y la fruición del transporte público en una experiencia segura, cómoda y agradable.

B03

Accesos Directos para los Peatones y las Bicis Todos proyectos proveerán un fácil acceso al espacio a los peatones y ciclistas que circulan en el entorno. Los accesos tendrán que ser fácilmente identificables, seguros, cómodos, y los más directos posibles.

B04

Capacidad de las superficies para personas y bicicletas Todos proyectos aseguraron suficiente superficie para la fluida circulación de peatones y bicicletas. Para estimar la superficie que se necesita, no se consideran los flujos habituales al momento de la definición proyecto, sino se efectuará una proyección de los flujos que se prevén tras las mejoras introducidas por el proyecto.

124

Del diseño a la evaluación


B05

Barreras Arquitectónicas Todos proyectos apuntarán a la eliminación de las barreras arquitectónicas preexistentes y crearán espacios de accesibilidad universal. Todas barreras (escalones o desniveles) vendrán siempre acompañadas por rutas de accesibilidad universal alternativas cómodas y discretas.

B06

Estacionamiento de bicicletas Todos los espacios que se pueden acceder con bicicletas contemplarán estacionamiento para bicis amplios y cómodos, en número suficiente a satisfacer del todo la demanda.

B07

Servicios Básicos Buenos espacios públicos contemplan todos los servicios básicos. Los proyectos incluyeran asientos, iluminación, basureros, fuentes públicas, señalética, etc.

B08

Baños Públicos Todos espacios públicos caracterizados por grandes flujos de usuarios proveerán servicios de banõs públicos.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

125


B. Circulación B09

Legibilidad En todo proyecto de espacio público es importante que los usuarios puedan orientarse facilmente y navegar el espacio. El proyecto debe mantener líneas visuales claras que permitan que las personas sepan hacia donde se dirigen y los destinos que los rodean.

B10

Buscando las Sendas urbanas Las“sendas urbanas,” son trazas que indican las trayectorias a lo largo de la cual los usuarios prefieren desplazarse cuando circulan en el espacio. Los proyectos deben saber identificar las sendas urbanas del espacio y en el definir los patrones de circulación a fin de respetar y fortalecer las tendencias naturales de circulación peatonal.

B11

Diferenciación de las Áreas para la Circulación y los Espacios para la Estancia En zonas de alto flujo es importante definir, cuales son las áreas designadas para circulación, y en donde se incentiva la permanencia. Esta definición puede lograrse a través de diferentes tipos de pavimentos o a través de la organización del mobiliario.

B12

Calles de Convivencia Las calles de convivencia son espacios donde todos los modos (peatones, bicicletas, vehículos motorizados públicos y privados) circulan en el mismo espacio sin necesidad de segregación. Cuando las circunstancias lo permitan y si se podrá mantener las apropiadas condición de seguridad y confort, los proyectos podrán favorecer la presencia de espacios compartidos.

126

Del diseño a la evaluación


B13

Protección del Tráfico Todos proyectos de espacio públicos tendrán que garantizar la seguridad de los usuarios más vulnerables, minimizando la exposición al tráfico en alta vélocidad. Es importante que se logre la protección influyendo en el tránsito vehicular, minimizando el uso de barreras o elementos que obstaculicen la circulación peatonal.

B14

Cruces Seguros En espacios públicos adjacentes a calles con alto flujo vehicular es necesario generar cruces peatonales distintivos que le den mayor visibilidad a las personas y que alerten a los conductores sobre la necesidad de conducir con precaución.

B15

Mitigación de la Velocidad de los Vehículos Motorizados Proyectos de espacios públicos que incluyan tramos de ejes viales deben incluir estrategias para reducir la vélocidad vehicular.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

127


B07

Servicios Básicos

Legibilidad

Integración entre Transporte Público y Espacio Público B08

Baños Públicos

Diferenciación de las Áreas para la Circulación y los Espacios para la Estancia

B04

Capacidad de las superficies para personas y bicicletas

B13

B05

128

B11

Protección del Tráfico

B10 Barreras Arquitectónicas

Buscando las Sendas urbanas

B09

B02


Multimodalidad B03

B01

Accesos Directos para los Peatones y las Bicis

Bike parking B15

MitigaciĂłn de la Velocidad de los VehĂ­culos Motorizados B12

B14

B06

Espacios Compartidos

Cruces Seguros

129


C. Seguridad C01

Evitar Calles Ciegas en la trama Urbana En el espacio público, los caminos sin salida proporcionan una sensación de inseguridad. Esa sensación corresponde a una vulnerabilidad real de cara a cualquier fuente de peligro se presente entre nosotros y el único camino a través del cual se puede evacuar el lugar. Se recomienda de evitar cada vez que se pueda la creación de cul de sac en la trama urbana.

C02

Ósmosis de Actividad Si la vida de los edificios no permea en el espacio público exterior, es probable que éste genere condiciones desolación o inseguridad. Los proyectos urbanos deben favorecer una ósmosis de actividad entre el espacio interior de los edificios y espacio exterior, evitando muros continuos sin aberturas, vallas o barreras.

C03

Ojos en las Calles Espacios públicos aislados visualmente de su contexto generan una mayor percepción de inseguridad que aquellos integrados a su entorno. Los proyectos urbanos deben fomentar la presencia de “ojos en la calle” facilitando la regulación social del espacio por parte de los vecinos.

C04

Iluminación a la Escala de las Personas Los proyectos de espacio público deben incluir una estrategia de iluminación balanceada que contribuya con la calidad paisajística del espacio. Es conveniente utilizar luminarias con valores y tonos lumínicos apropiados, evitando los contrastes entre zonas excesivamente iluminadas y espacios oscuros.

130

Del diseño a la evaluación


C05

Presencia Cívica Amigable Cuando necesaria, la protección de los espacios públicos por parte de las instituciones civiles resulta más exitosa si llevada a cabo por oficiales públicos que los vecinos reconocen como miembros de la comunidad. Compatiblemente con las condiciones del lugar, se establecerá una presencia cívica alternativa a la presencia policial, capaz de ofrecer protección pero también atención e información.

C06

Vecinos Unidos e Informados Los espacios públicos requieren un rol activo de los miembros de la comunidad que lo usan. A través de incentivos y otras formas de apoyo, se favorecerá la creación de organizaciones ciudadanas que se ocupan de la gestión y programación de los espacios públicos que sirven el barrio y el municipio.

C07

Espacio Vivos y Activos 18 horas al Día Considerando la correlación entre actividad y seguridad en el espacio público, es importante mantener los espacios activos a todo lo largo del día y -- si posible y apropiado al lugar -- en las primeras horas de la noche. Al definir el conjunto de actividades que se desarrollarán en los espacios públicos y en los espacios a esos adyacentes siempre se debe tomar en cuenta la necesidad de crear un espacios activos 18 horas al día.

C08

Espacios cuidados Es científicamente comprobado que espacios bien cuidados fomentan el comportamiento respetuoso de sus usuarios. Un alto estándar de mantenimiento demuestra que las instituciones públicas están comprometidas con la misión de proveer espacios públicos de calidad e influirá en cómo los miembros de la comunidad tratarán aquel espacio. Todos los proyectos de espacios públicos incluirán un plan para su mantenimiento. La Dimensión Humana en el Espacio Público

131


C. Inclusión C09

Mezclando y no Segregando Los proyectos alentarán la integración social solapando en el mismo espacio funciones que atraen a distintos grupos de la comunidad.

C10

Diseñar para todas las edades Para contrastar la segregación social en las ciudades es importante crear lugares que puedan servir como bisagras sociales. Lugares que favorezcan a miembros que habitan partes de la ciudad adyacente para encontrarse y compartir el mismo espacio.

C11

Diseñar para las distintas identidades de género Es importante que dentro de la programación de los espacios públicos se consideren el tipo de actividades atractivas para niños y niñas, hombres y mujeres. Un espacio en el que hay un balance de género entre los usuarios es percibido como más seguro e incluyente, que un espacio orientado a una sóla identidad.

C12

Diseñar para todos los grupos sociales Por definición, el espacio público es el espacio de todos. Ningún individuo o grupo debe sentirse excluído. En comunidades en donde se manifiesten condiciones de segregación socioeconómica, es importante desarrollar estrategias y programas para fomentar la convivencia e integración de diferentes sectores.

132

Del diseño a la evaluación


C13

Espacios Almas del Barrio/Ciudad Para favorecer la integración social es importante crear lugares públicos que puedan servir como almas de la vida pública del barrio. Lugares donde todos se sientan bienvenidos e invitados a tomar parte de la vida de la comunidad.

C14

Espacios Bisagra social Para contrastar la segregación social en las ciudades es importante crear lugares que puedan servir como bisagras sociales. Lugares que favorezcan a miembros que habitan partes de la ciudad adyacentes de encontrarse y compartir el mismo espacio.

C15

Diversidad Cultural en el Programa de Actividades La programación de las actividades en los espacios públicos siempre deberá reflejar la diversidad cultural de la comunidad.

C16

Diversos Grados de Privacidad Para invitar a todos los usuarios, el ámbito público debe ofrecer un gradiente desde espacios semi públicos hasta espacios privados, especialmente a los bordes de los edificios y los espacios abiertos. Esto permitirá a algunas personas a participar pasivamente en la vida pública a través de la observación de la gente, mientras que otras pueden desear estar en el centro de la actividad. Crear umbrales para pausar y encontrar otros dentro el gradiente entre público y privado. La Dimensión Humana en el Espacio Público

133


C13

Espacios Almas del Barrio/Ciudad

C03

C02

C05

Ósmosis de Actividad

Presencia Cívica Amigable

Ojos en las Calles

C16

Diversos Grados de Privacidad

C15

Diversidad Cultural en el Programa de Actividades C11

Diseñar para las distintas identidades de género

Vecinos Unidos e Informados

134 Diseñar para todas las edades

C10

C06


C04

Iluminación a la Escala de las Personas Espacios Bisagra social

Evitar Cul de Sac en la trama Urbana C12

C09 C07

C01

Espacios cuidados

Diseñar para todos los grupos sociales

C14

C08

Mezclando y no Segregando

Espacio Vivos y Activos 18 horas al Día

135


D. Espacio D01

La Escala Pequeña Sabemos que nuestras ciudades necesitan, más que cualquier otra cosa, espacios públicos a la escala humana. Espacios recogidos y cobijados desde la intemperie, que se pueden abarcar con los sentidos y cuya escala pequeña facilite la socialización con los otros miembros de la comunidad. A la hora de considerar la situación de nuevos espacio públicos en la trama urbana se favorecerá un sistema amplio de pequeños espacios públicos difusos en la trama urbana.

D02

Bordes Blandos El éxito de un espacio público depende en gran medida de las características de su perímetro. Todos los espacios públicos se benefician de ‘bordes blandos,’ bordes porosos y permeables con umbrales frecuentes, pronunciados, y variados, articulados por las presencias de terrazas, nichos, porches, pérgolas y cualquier otro elemento arquitectónico que pueda favorecer el flujo de actividades entre el interior y el exterior de los edificios.

D03

Bordes Conectados Igualmente crítica para la creación de un buen espacio público es la conexión entre los bordes del espacio y su centro. Si no hay obstrucciones entre los bordes y el centro, la vida y la actividad podrá fluir libremente en todo los espacios. Diversamente, si algo divide los bordes (ej.: la calzada de una calle con tráfico intenso) a pesar de tener bordes blandos y activos, el espacio se quedará inactivo en su centro.

D04

Subdividir gran espacios en subespacios Cuando se diseñan espacios públicos de gran extensión se recomienda introducir subespacios donde se vuelva a establecer la escala humana. Dichos espacios podrán ser caracterizados por las funciones que ahí se desempeñan, o per las condiciones microclimáticas que ahí se favorecen.

136

Del diseño a la evaluación


D05

Solo, en pareja, con amigos El espacio público debe ofrecer un rango de opciones para individuos o grupos de diferente tamaño. Se deben considerar las necesidades de personas que quieran disfrutar del espacio en soledad, en pareja, en grupos íntimos, o en congregaciones de mayor escala.

D06

Evitar bruscos cambios de niveles Los cambios de nivel tienen consecuencias tanto en la accesibilidad como en la conexión visual entre diferentes áreas. En general se deben evitar los cambios de niveles bruscos a menos que no sean justificados por específicas características topográficas del lugar. Cuando estén presentes, siempre se introducirán recorridos de accesibilidad universal alternativos.

D07

Publico/Semipúblico/SemiPrivado/Privado La conexión de espacios con distinto grado de privacidad favorecerá una ecología de usos pujante. Se favorecerá la creación de conexiones directas entre espacios públicos, espacios públicos de acceso restringidos (museos, teatros, centros culturales, etc.), espacios privados pero de acceso públicos (galería de arte, restaurantes) y espacios privados.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

137


D. Confort D09

Cobijo Contra la Intemperie El diseño del espacio debe intentar mitigar los aspectos negativos del clima, determinando como mejor cobijar los usuarios de la lluvia (o nieve), del vientos, y del sol. Cuando necesario se incluirán pérgolas y pantallas para maximizar la protección y contribuir a la creación de un microclima favorable. Igualmente, cuando necesario se incluirán fuentes para bajar la temperatura del aire y subir su humedad, como corredores arbóreos.

D10

Aprovechar de los Aspectos Positivos del Clima Las características de los espacios deben favorecer el aprovechamiento de los aspectos positivos del clima, contribuyendo a la creación de un microclima favorable. Un estudio rmicroclimático puede ayudar a definir como mejor orientar a los usuarios a las brisas en los días calurosos y a la radiación solar en los días fríos a través de la situación de los lugares designados para el desarrollo de las actividades estáticas.

D11

Estimular la Vista La gran mayoría de los estímulos que percibimos en el espacio urbano son relacionados con el sentido de la vista, por lo cual éste tiene una gran importancia. Cuando nos movemos en el espacio de la ciudad nuestros ojos perciben sobre todo lo que pasa a la altura de los ojos. Todos diseños tendrán que enfocarse en la experiencia de espacio a nivel de la calle.

D12

Estimular el Oído Muchos centros urbanos padecen un alto nivel de contaminación acústica. Los proyectos en el espacio público deben prestar atención el entorno acústico y mitiguerán el impacto de los ruidos con protecciones o la creación de otros paisajes acústicos.

138

Del diseño a la evaluación


D13

Estimular el Olfato Los proyectos de espacio público no deben olvidarse del sentido del olfato, que genera algunas de las memorias más vivida de nuestra experiencia. Tendremos que proteger los espacios de los olores desagradables y podemos introducir aromas con la selección de vegetación específica.

D14

Estimular el Tacto Se debe dar mucha atención al sentido del tacto en la experiencia del espacio público. Cada material reacciona de manera diferente al frio y al calor, generando una sensación de confort mayor si bien escogido por el microclima en el cual se aplica. Las texturas de los materiales son igualmente importantes y tendrán que ser seleccionadas atentamente.

D15

Espacios para estar parado Cuando estamos parados en el espacio público, tendemos a buscar la protección o la sujeción de un elemento arquitectónico. Raramente nos quedamos parados en el centro de un gran espacio vacío. Cuando diseñamos un espacio, tendremos que prestar mucha atención a la calidad de los lugares para desarrollar actividades estáticas de pies.

D16

Espacios para Sentarse Sentarse en un espacio público de calidad representa una de las experiencia de máximo confort. Los diseños deben prestar mucha atención a la colocación de los asientos de cara al microclima, la sensación de protección y las vistas. Igual importancia se dará a la ergonomía de los asientos, favoreciendo la sensación que los espacios públicos son salas de estar públicas.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

139


D07

D10

Publico/SemipĂşblico/SemiPrivado/Privado

Aprovechar de los Aspectos Positivos del Clima D16

Espacios para Sentarse D01 D09

Solo, en pareja, con amigos

D05

D13

140

Cobijo Contra la Intemperie

Estimular el Olfato

La Escala PequeĂąa


D11

D04

Estimular la Vista

Subdividir gran espacios en subespacios Espacios para estar parado

D15 Bordes Blandos

Estimular el Tacto

D06

D02

D14

Evitar bruscos cambios de niveles

D03

Bordes Conectados

141


E. Comercio E01

Ecología de Comercios Comercios y espacios públicos establecen entre sí una relación de simbiosis. Los espacios públicos se benefician de un perímetro activado por los comercios, y los comercios benefician de la proximidad de espacios públicos donde es seguro y agradable caminar y pasar tiempo. Una ecología equilibrada de comercios diversos vgenera espacios públicos que se mantienen activos y seguros.

E02

El Ritmo de las Fachadas Activas El ritmo de las fachadas activadas por los comercios influye en gran medida en la experiencia de quien se encuentra en el espacio. Una parcelación de los comercios menuda, que genera fachadas con escaparates esbeltos y diversos contribuye en la definición de la escala humana y estimula la mente y los sentidos de quien camina a su largo.

E03

Comercios Que se Esparcen en la Calle Las características de las fachadas activadas por los comercios también tienen gran importancia. Los espacios públicos se benefician de comercios que se esparcen en la calle, exponiendo la mercancía al exterior, y de establecimientos de restauración que se expanden al exterior.

E04

Los Kioscos, Cafés, y “Tiendas de la Esquinas” Otro importante complemento para la activación de los espacios son los kioscos. Por encontrarse en lugares privilegiados de observación, por ser llevados por personas que conocen bien el lugar y su comunidad, o simplemente por estar abierto a lo largo de todo el día, se convierten en lugares de pacífica vigilancia además que de pequeñas anclas sociales para el lugar.

142

Del diseño a la evaluación


E05

Mercados Un mercado, abierto hacia los espacios de alrededor, es un grand foco de vida pública. Su vitalidad se propaga alrededor, animando todos espacios públicos en su proximidad. Los proyectos de regeneración del espacio urbano deben considerar el potencial de este tipo de uso, aprovechando cuando se pueda de los beneficios que pueden aportar al espacio público.

E06

Mercados de Calle y Ferias Los mercados de calles y las ferias proveen a la activación de los espacios públicos de manera rápida y eficaz y se prestan muy bien para compensar la falta de activación en los lugares que no tienen bordes “blandos” y activos.

E07

Gastronomía Callejera Los servicios de restauración son siempre poderosos activadores del espacio público. Si están bien organizados y regulados, los puestos de comida callejeros pueden ofrecen un sistema flexible y adaptable para responder a la demanda de restauración en los espacios, animar las calles y las plazas en las distintas horas del día y hacer comunidad.

E08

Organizar a el comercio informal El comercio ambulante, siempre y cuando este organizado de manera adecuada, puede contribuir con la vitalidad del espacio público, y mejorar la percepción de seguridad. Pequeños comerciantes con ventas de bebidas, alimentos o artesanías pueden asistir a que las personas permanezcan en los espacios públicos por mayor tiempo, animando el espacio.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

143


E. Recreo E09

Multifuncionalidad Espacios públicos siempre otorgan invitaciones para desarrollar actividades de recreo variadas. La diversidad de la oferta atrae a personas de distintas edades y distintos grupo sociales, incrementando la diversidad de los usuarios del espacio.

E10

Espacio para el juego Uno de los roles fundamentales de los espacios públicos es la de proveer espacio para el juego de los niños. Cada nuevo proyecto es una oportunidad para introducir invitaciones al juego. Especialmente exitosos serán los elementos de mobiliario urbano, fuentes y esculturas que integran elementos que invitan los niños (y los adultos) al juego.

E11

Espacio para el deporte y ejercicio Igualmente importante es recordar el papel del espacio público como lugar preferencial para el ejercicio al aire libre y el deporte. Compatiblemente con la tipología del espacio que se está diseñando, se deben explorar oportunidades para equipamientos que incentiven la actividad física.

E12

Cultura, Civismo y Tradición Los lugares públicos son entre los lugares más apropiados al desarrollo de actividades que valorizan la cultura y la tradición. A la hora de diseñar un espacio se deben examinar las oportunidades para alojar eventos culturales tradicionales o de vanguardia.

144

Del diseño a la evaluación


E13

Descanso Cada vez que el lugar se preste, se puede favorecer el uso del espacio para el descanso. Se generen las condiciones para que los espacios inviten a los usuarios a una pausa. Se identifiquen los puntos específicos dentro del espacio para colocar bancos y otros elementos para sentarse y estirarse, de manera que tengan condiciones microclimáticas ideales, y sean orientados hacia la vista del paisaje, de la ciudad, y de la gente.

E14

Sociabilidad Se debe incentivar el diseño de espacios que generen oportunidades para conversación y la sociabilidad. A través de la disposición y forma del mobiliario, y la distancia entre los asientos pueden lograrse espacios que conduzcan a la interacción social. En contextos apropiados, la introducción de mesas públicas, puede generar nuevas oportunidades para actividades sociales.

E15

Espacios para la Reflexión y la Contemplación No todos los espacios públicos tienen la vocación de ser espacios de sociabilidad. Sobretodo en las grandes ciudades, se aprecian también espacios públicos que ofrecen refugio de la multitud y que inviten a la contemplación del paisaje y a la reflexión. Si un lugar manifiesta esta vocación por sus características intrínsecas y por la presencia de una demanda de espacios de este tipo, se trabajará para que esa se realice.

E16

Coordinación de actividades por actores de administración y las organizaciones cívicas Un buen mobiliario urbano y buenos equipamientos para el juego y el deporte no son suficientes de por sí en garantizar el desarrollo de actividades de recreo de calidad. También se requerirá que las administraciones locales y las organizaciones cívicas mantengan un rol activo en la organización y coordinación de las actividades.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

145


E05

E01 E03

Mercados

EcologĂ­a de Comercios

Comercios Que se Esparcen en la Calle E02

Descanso

El Ritmo de las Fachadas Activas

E13

Sociabilidad

E14

Espacio para el juego E08

Organizar a los vendedores informales

E09

146

Multifuncionalidad

E10


E16

E04

Los Kioscos, Cafés, y “Tiendas de la Esquinas”

E06

Mercados de Calle y Ferias

E07

Gastronomía Callejera

Coordinación de actividades por actores de administración y las organizaciones cívicas

E11

Espacio para el deporte y ejercicio

Espacios para la Reflexión y la Contemplación

E12

Cultura, Civismo y Tradición

E15

147


03 148

Del diseĂąo a la evaluaciĂłn


Casos de Estudio En este último apartado se incluyen una serie de ejemplos prácticos de algunas de las cuestiones que se han tratado en la guía, con una especial atención para proyectos pilotos de bajo coste y alto impacto.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

149


s piloto dio tu de es caso

#1

Santiago Camina

Seguridad peatonal Las mediciones de vida pública fueron usadas para documentar el comportamiento de los peatones en intersecciones de alto riesgo.

El proyecto Santiago Camina es una iniciativa del Gobierno Regional de Santiago que coordina las acciones de diferentes actores urbanos con el fin de mejorar el espacio público en el entorno de las estaciones intermodales, para que los ciudadanos - a pie- sean prioridad dentro de los proyectos de transporte. El proyecto abarcó un estudio de las condiciones para peatones en el entorno de las estaciones, recomendaciones para el diseño de estos espacios y la implementación de intervenciones urbanas piloto, para mejorar la seguridad y el confort peatonal.

150

Casos de Estudio


Claves para el éxito Investigar

1

La Intendencia, en colaboración con las escuelas de arquitectura de 4 universidades, realizó encuestas sobre el uso del espacio público en el entorno de dos estaciones. Estas encuestas revelaron que en el entorno de la estación Cal y Canto, más de 37,000 personas al día circulaban por intersecciones con bajas condiciones de accesibilidad. También se evidenció que cerca de 90% de las personas cruzan la calle fuera del área designada para acceder a la estación La Cisterna. Los datos sobre seguridad y confort peatonal, ofrecieron la base para justificar las mejoras. condiciones de accesibilidad. También se evidenció que cerca de 90% de las personas cruzan la calle fuera del área designada para acceder a la estación La Cisterna. Los datos sobre seguridad y confort peatonal, ofrecieron la base para justificar las mejoras.

Diseñar

4

El equipo de la Intendencia facilitó la coordinación entre múltiples instancias de gobierno que estaban realizando otras obras en el sector.

Implementar

5

La implementación se llevó a cabo en coordinación con otros proyectos en el sector, aprovechando la oportunidad para apalancar las intervenciones con recursos de transporte. Durante el lanzamiento de la intervención se le dio visibilidad a los comerciantes del sector, organizando un evento gastronómico. La Dimensión Humana en el Espacio Público

151


Caso de Estudio 1: Santiago Camina 6 estrategias que humanizan las calles

1

PROTECTI ON

FROM TRA

FFIC

3

2

DIREC T ACCE

SAFE CROSSINGS

SS

15

juguetes

Proteger a persona las s del tráfico

Para tener calles más seguras y amigables lo primero es reducir la velocidad de los vehículos y crear las distancias de separación necesarias entre autos y peatones.

Demarcar cruces legibles

Un cruce conveniente es un lugar con una demarcación visible y con la infraestructura necesaria para que sea cómodo para todos.

5

4

PLEASA

NT ATM

OSPHERE

INVITATIONS TO STAY

Promove r la identidad local

Para que la gente quiera permanecer en el espacio público es importante crear un lugar cómodo y de fácil acceso, con un microclima agradable y con una programación activa que atraiga a las personas.

Para crear una identidad de barrio, es importante destacar el patrimonio y la cultura local, además de hacer visible a todas las personas la vida del barrio.

152

Casos de Estudio

T E A T R O

Ofrece r acceso s directo s Para trazar cruces peatonales más efectivos es necesario formalizar los atajos que toman las personas para llegar de un punto a otro.

6 TION OF PERCEP

Superponer funciones

La Moda

SAFETY

la Mejorar e nd percepció d segurida

Para que una calle sea percibida por los peatones como más segura, los principales factores a considerar son la iluminación, la activación programática y el mantenimiento.


Propuesta de intervencion ligera

Priorizando a los peatones La propuesta de diseño propuso extender el cruce peatonal y ensanchar la isla para facilitar la circulación en un sector con un amplio número de peatones.

Activar los espacios En respuesta a la percepción de inseguridad en el sector, la propuesta de intervención consideró conceptos para eventos que activaran el espacio en las noches, tales como una feria nocturna. La Dimensión Humana en el Espacio Público

153


Caso de Estudio 1: Santiago Camina

Antes y Después

Después

3

2

1

Antes

1. Rampas anchas para mejorar la accesibilidad 2. Cruce con patrón distintivo 3. Cruce alineado con el flujo peatonal.

154

Casos de Estudio


Prioridad Peatonal El pasaje Drugstore presenta una configuración que admite usos múltiples cuando no es usado por los autos. Después

3

1 2

1. Eliminar obstáculos en zonas de alto volumen peatonal 2. Balancear superficies duras con permeables

Antes

3. Orientar el mobiliario para aprovechar las vistas.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

155


s piloto dio tu de es caso

#2

Puerto Varas

Diseno participativo La intervención se diseñó en conjunto con residentes y comerciantes de la zona.

El centro de la escénica ciudad de Puerto Varas atrae a miles de visitantes diariamente lo cual crea congestión y presión sobre sus espacios públicos. Respondiendo a la demanda de diversificar la oferta de actividades, la Municipalidad realizó un proyecto piloto que consiste en transformar una calle usada principalmente como estacionamiento en un espacio que aloje eventos y actividades para niños y jóvenes.

156

Casos de Estudio


Claves para el éxito Investigar

1

Durante la fase de investigación se realizaron entrevistas a usuarios de los espacios públicos. Estas entrevistas revelaron la demanda latente de espacios para niños pequeños y jóvenes. Antes de crear el espacio, el centro carecía de un espacio donde niños pequeños pudieran correr y jugar sin exponerse al tráfico.

Diseñar

4

Uno de los mayores logros del proyecto fue el proceso participativo de diseño en el cual participaron vecinos del sector. El proyecto piloto fue creado con componentes móviles de menor costo, financiados en parte por los comerciantes del sector, quienes vieron en el proyecto la oportunidad de atraer una mayor cantidad de personas a sus negocios.

Implementar

5

La participación de la comunidad ha sido un componente constante en este proyecto. La implementación del proyecto se hizo con la labor de vecinos y miembros del equipo de la Municipalidad. El ejercicio de crear algo tangible juntos estrechó la relación entre los ciudadanos y el departamento de planeación que llevó adelante el proyecto.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

157


Caso de Estudio 2: Puerto Varas Escuchando a los jóvenes

Las entrevistas a los usuarios de espacios públicos, pueden complementar las observaciones y ofrecer diferentes perspectivas. Habitantes del espacio Los jóvenes, con frecuencia son uno de los grupos con más interés en el espacio público. Es vital incluirlos en los procesos de participación.

"En Puerto Varas valen más los turistas que los ciudadanos... Necesitamos más lugares y eventos para los jóvenes" Marcelo, Constanza, Javiera, Maite, Paola e Ignacia

"Hace falta más actividades recreativas, como Zumba en la calle techada."

"Queremos que haya más lugares de comida para la gente que no tiene tanto dinero "

"Falta un ciclovía en la Costanera "

Bruno y Jorge

Marcelo y Constanza

Isidora y José

158

Casos de Estudio


Intervención Piloto en Puerto Varas

1 2 1

3

G

2

3

De estacionamiento a zona de juegos La propuesta de intervenciones ligeras incluye mejoras a los cruces peatonales y la conversión de una calle ciega como zona para eventos y juegos

Espacio resguardado El remate de la calle pudo ser aprovechado sin impactar la circulación vehicular en el centro. Los negocios que rodean la calle ganaron una mayor visibilidad, y los padres de niños pequeños aprovechan la seguridad ofrecida por la calle ciega. La Dimensión Humana en el Espacio Público

159


Caso de Estudio 2: Puerto Varas

Antes y Despues Después

3

2

1

1. A fin de experimentar con el piloto rápidamente la Municipalidad reutilizó materiales existentes.

Antes

2. Los materos están hechos con cámaras de alcantarillados donadas por una empresa de construcción, las cuales fueron pulidas y terminadas con vitrificado de hormigón. 3. La plataforma en madera inicial fue donada por los comerciantes, y luego reemplazada por otra de mayor tamaño, una vez se comprobó el interés de los ciudadanos en usar el espacio. 160

Casos de Estudio


Después

2

1

1. La Municipalidad desarrolló un programa de eventos públicos incluyendo para activar el espacio con actividades culturales durante los fines de semana.

Antes

2. El piloto ha servido para determinar los programas y la configuración de mobiliario más útil para el espacio. A largo plazo, el Municipio planea reemplazar los elementos temporales con mobiliario permanente de mayor calidad.

La Dimensión Humana en el Espacio Público

161


MINVU – la Dimension Humana  
MINVU – la Dimension Humana